Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
Alianza del pacífico
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Alianza del pacífico

  • 193 views
Published

 

Published in News & Politics
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
193
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5

Actions

Shares
Downloads
3
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Alianza del Pacífico: Resurrección del ALCALa cumbre en Cali del tío ObamaLos presidentes neoliberales comprometidos con Washington enrevivir el ALCA mediante la Alianza del Pacífico: Enrique Peña Nietode México; Juan Manuel Santos de Colombia; Sebastián Piñera deChile; y Ollanta Humala del Perú.CRONICÓN.NET / MIRADAS AL SURLa derecha latinoamericana con el directo auspicio de Washingtonbusca resucitar el malhadado proyecto del ALCA que no es más que laactualización de la neocolonial Doctrina Monroe: "América para los(norte) americanos". A nivel europeo tiene el respaldo decidido delneofranquista mandatario español Mariano Rajoy, prácticamenteahogado por la profunda corrupción del Partido Popular, del cual es sumáximo dirigente.Cuatro países de América Latina, caracterizados por el impulsodecidido a los tratados de libre comercio (Chile, Colombia, México yPerú) quieren hacer una alianza que compita con Mercosur y el ALBA,y constituirse de esta manera en un bloque que determine laorientación de Unasur y la Comunidad de Estados Latinoamericanos yCaribeños, Celac, o por lo menos que les haga contrapeso. Elgobierno neoliberal y pro estadounidense de Juan Manuel Santosviene apoyado fuertemente este proceso. Por ello este 23 de mayo serealiza en Cali la cumbre de la Alianza del Pacífico que buscaprofundizar los TLC ya firmados, interferir en los procesos deintegración autónoma de Latinoamérica e insertar a la región en elcontexto del libre comercio liderado por Estados Unidos. No se puede
  • 2. olvidar que en el caso de Colombia, el TLC firmado con EstadosUnidos, en un solo año de implementación, ha traído grandescalamidades al empleo y la producción nacionales.RECONQUISTA DE LA INFLUENCIA PERDIDASe trata, como bien afirma el politólogo argentino Atilio Boron, deuna maniobra político-económica de Washington para "lanzarse delleno a la reconquista de su influencia perdida", tras la derrota en2005 en Mar del Plata de su gran proyecto estratégico del Área deLibre Comercio de las Américas (ALCA). Su propósito fundamental esel de "avanzar progresivamente en el objetivo de alcanzar la librecirculación de bienes, servicios, capitales y personas entre susmiembros. En otras palabras, construir una suerte de corredorcontrainsurgente o reaccionario para contrabalancear el influjo deizquierda, radical o moderada, sobre la vertiente del Atlántico".AVANCE NEOCONSERVADOREmiliano Guido de Miradas al Sur de Buenos Aires entrevistó a losespecialistas argentinos Diana Tussie, Leandro Morgenfeld y LorenaSoler sobre los efectos de la consolidación de la Alianza del Pacífico. Acontinuación el análisis periodístico:La ciudad de Cali no sólo es la capital de la salsa colombiana;además, la esquina de América brilla en el radar de la economíaglobal y del narcotráfico. Su puerto de Buenaventura es la únicaconexión comercial del país caribeño con el Océano Pacífico. Estelugar estratégico hizo que el influyente diario financiero The FinancialTimes ubicara a Cali en el top ten mundial de las ciudades másatractivas para la inversión extranjera directa. Paralelamente, el Valledel Cauca, departamento del cual es su capital tiene como voz demando a los carteles narco más heavies de Colombia ya que ahípavimentaron la principal ruta narco que los conecta con la demandanorteamericana. En definitiva, Cali podrá ser cualquier cosa menosuna ciudad desabrida. Y, precisamente, en esa urbe plena decurvilíneas morenas salseras, negocios sin barreras arancelarias yfuerte tráfico de cocaína, confluirán el 23 de mayo todos los Jefes deEstado de los gobiernos conservadores de la región para reimpulsarun bloque comercial que está a contramano de herramientasintrarregional como el Mercosur, la Unasur o la Celac.
  • 3. Hasta el momento,nueve mandatarios confirmaron que darán elpresente en la cumbre del bloque librecambista denominado Alianzadel Pacífico: el anfitrión Juan Manuel Santos, el chileno SebastiánPiñera, el mexicano Enrique Peña Nieto y el peruano Ollanta Humala(los cuatro socios plenos), más la costarricense Laura Chinchilla y elpanameño Ricardo Martinelli, aspirantes a sumarse al bloque.También viajarán hasta Cali, en calidad de observadores, el primerministro de Canadá, Stephen Harper; el presidente del Gobiernoespañol, Mariano Rajoy; y el presidente de Guatemala, Otto PérezMolina, junto a delegados de Australia, Japón, Nueva Zelanda yUruguay. No hace falta tener un postgrado en ciencia política paraobservar cuál es el común denominador ideológico de los presidentesque promoverán en Cali una convergencia económica sudamericanamás volcada al libre comercio y en sintonía con el programa deapertura aduanera que propone la Casa Blanca.Por otro lado, si bien la Alianza del Pacífico ya cuenta con dos años devida, el encuentro en Colombia supone que será el grado cero de unbloque comercial y político que va por todo y que aspira a opacar enel corto plazo a mesas regionales de otro color político como laUnasur o la Celac. En ese sentido, la oficialista revista Semana deColombia advirtió que "el principal reto de la cumbre de Cali es crearuna plataforma económica y comercial de proyección al mundo,especialmente a la región del Asia-Pacífico. En ese sentido, lospresidentes de los Congresos de los países miembro ya firmaron enBogotá el acuerdo constitutivo un Parlamento común que tendrácomo misión desarrollar el marco legislativo de esta integracióneconómica". En definitiva, la Alianza del Pacífico va creciendo detamaño y a la luz de noticias regionales como la victoria del PartidoColorado en Paraguay, el buen desempeño electoral de la oposiciónantichavista y ciertas tensiones productivas en el Mercosur como elretiro de la minera brasileña Vale de Argentina, sus miembrosfundadores están dando a entender que ya no ponen tantos porotos aun proceso de integración regional claramente hegemonizado por el
  • 4. triángulo Brasil, Argentina y Venezuela. Tres miradas, tresperspectivas.Miradas al Sur consultó a tres especialistas del proceso de integraciónde primera línea como Diana Tussie -Directora del Área de RelacionesInternacionales de Flacso Argentina, profesora del Instituto delServicio Exterior de la Nación y autora del reciente libro Nación yregión en América del Sur. Los actores nacionales y la economíapolítica de la integración sudamericana-, Lorena Soler -Investigadoradel Conicet y responsable de la recomendable investigación titulada"Paraguay, la larga invención del golpe"- y Leandro Morgenfeld -docente de la UBA y autor del libro Relaciones peligrosas- Argentina yEstados Unidos- para contar con un análisis que contemple todas lasimplicancias geopolíticas del relanzamiento de la Alianza del Pacífico.En principio, Diana Tussie observa que "básicamente se trata de unbloque aperturista por la red de Tratados de Libre Comercio quetienen no sólo con los Estados Unidos sino también con la UniónEuropea. Claro, se trata de países que, en su momento, fueron todospro-ALCA pero su vínculo con Washington no es su único interés.Geopolíticamente, se están planteando contrapesar el modeloMercosur y rebatir el liderazgo que tienen Brasil y Venezuela endeterminados capítulos comerciales. Luego, hay muchas firmas deprimer nivel como la aerolínea LAN, la empresa de servicios Cencosud(Supermercados Disco, tiendas Easy) o la red de shoppings Falabellaque promocionan la Alianza del Pacífico porque son corporacionesligadas a la distribución de mercaderías y, por lo tanto, necesitanmayor logística de conectividad comercial y mayor apertura comercialhacia la zona del Pacífico".Por otro lado, Leandro Morgenfeld escribió días atrás uninteresantísimo artículo en su blog personal vecinos en conflictodonde sintetiza con precisión cuál es el contexto regional en la que selanza la cumbre de Cali: "Luego del fracaso que resultó paraWashington la Cumbre de las Américas realizada en Cartagena enabril de 2012 (allí la agenda caliente -Cuba, Malvinas, droga,inmigración- fue impuesta por los países latinoamericanos, a pesar delas presiones del Departamento de Estado), Obama pretenderecuperar la iniciativa en las relaciones interamericanas, detener elavance de potencias extrarregionales (fundamentalmente China,socio comercial y financiero privilegiado para Argentina, Brasil yVenezuela) y limitar las aspiraciones de Dilma Rousseff detransformarse en vocera de América del Sur. Por eso, la Alianza delPacífico es fundamental para el reposicionamiento de Washington enla región. A través de la misma, se pretende atraer a los paísesdisconformes del Mercosur, como Uruguay y Paraguay, y reintroducirpolíticas neoliberales que tanta resistencia popular generaron en lasúltimas dos décadas".
  • 5. El comentario de Morgenfeld, en cuanto a la intención del bloque delPacífico de horadar el eslabón débil del Mercosur, es ampliado porLorena Soler cuando específica que: "El presidente Horacio Cartes,como buen empresario, sabe que es necesario reingresar al Mercosury así lo expresó. Por ahora, más de la mitad del flujo comercial serealiza con ese bloque. Sin embargo, estará en el Mercosur y,especialmente, en Brasil y Argentina alentar políticas de desarrollocon Paraguay para lograr que Asunción no sea un mero proveedor decommodities y reducir así los posibles márgenes de conectividad deCartes con los Tratados de Libre Comercio. En fin, la región necesitaque Paraguay se mantenga en los márgenes del Mercosur y para ellodeberán trabajar en conjunto. También para convencer al vecino paísde la necesidad de que Venezuela forme parte del bloque. Si noestaremos ante un nuevo armado político de la derechalatinoamericana que ya cuenta con Sebastián Piñera en Chile, JuanManuel Santos en Colombia, Enrique Peña Nieto en México y unHenrique Capriles inquieto, que no se irá a la casa a esperar tranquilolas próximas elecciones venezolanas".Sin embargo, la profesora Diana Tussie aclara que: "No creo que laactual tensión productiva del Mercosur aliente la Alianza del Pacífico.Yo creo que es un bloque con su propia dinámica, lo que no quieredecir que los países disconformes de la Cuenca del Plata comoUruguay no lo usen como una ventana para expresar su malestar.Además, Brasil ya está analizando sumarse a la Alianza como paísobservador porque, literalmente, no se va a dejar robar el Mercosur.En definitiva, considero que en el corto plazo el bloque del Pacífico es,simbólicamente, importante pero no sé cuanto efecto puede tener amediano plazo. Por el momento, ellos se plantean comerciar muchomás con el mundo, la integración de sus Bolsas de Comercio, haymucha confluencia empresaria y poco convergencia en políticamigratoria; todo lo contrario del Mercosur, que es un bloque másintrarregional".Por último, Morfenfeld advierte que: "La Casa Blanca impulsa tambiénla Alianza Trans-Pacífico (actualmente participan Canadá, México,Perú, Chile, Australia y Asia pero sin China) porque mira con recelo laexpansión y la competencia de Pekín (los principales desplieguesmilitares del Pentágono se realizan actualmente en el Pacífico). LaATP cumple el doble objetivo de intentar contener la expansióneconómica china y a la vez lograr una suerte de ALCA remozado quecontrarreste la influencia que supo tener la integración alternativaimpulsada desde Caracas por el eje bolivariano. Ambas iniciativas, laAlianza del Pacífico y la Alianza Trans-Pacífico son complementarias yfuncionales a los intereses de la Casa Blanca en América latina".Volviendo al tablero del Cono Sur, Lorena Soler remarca que"estamos en presencia de un cambio neoconservador, de nuevo tipo,
  • 6. al cual no sabemos muy bien como analizar. Nuestras categorías hanquedado viejas o, en rigor, zombies como dice el sociólogo alemánUlrich Beck. Hemos estudiado más las nuevas izquierdas y sus tandiversas expresiones en los gobiernos de la región y tan poco lasnuevas derechas. En esa dirección, el triunfo arrasador de HoracioCartes expresa algo más que el regreso del Partido Colorado al podery forma parte de las novedades que aportan nuevos fenómenospolíticos de derecha mediante el acceso directo de las nuevasburguesías al poder, pues antes lo hacían bajo representantespartidarios.Mayo de 2013.