Acumulación por desposesión

536 views

Published on

Published in: News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
536
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
204
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Acumulación por desposesión

  1. 1. Acumulación por Desposesión: La Mina de OroPueblo Viejo de Barrick y Goldcorp en laRepública DominicanaCotuí. Sánchez Ramírez, República DominicanaAbril 2012El proyecto minero Pueblo Viejo de las compañías canadienses Barricky Goldcorp, cual se estima empezará a producir en julio del 2012, esconsiderado “la mayor inversión extranjera hecha en RepúblicaDominicana (RD), de 3,500 millones de dólares.” (1)Mientras los sectores financieros del país lo consideran una bendicióneconómica, las poblaciones locales, ambientalistas, y gruposprogresistas, se oponen al proyecto industrial debido a los dañossociales que ya ha causado al igual que la posibilidad de desatar undesastre ambiental irreversible en la isla caribeña de Española.
  2. 2. Durante el mes de abril, 2012, MiMundo.org documentó el impactoque Pueblo Viejo ha tenido a nivel local y nacional. Utilizando GoogleEarth, MiMundo.org preparó este mapa de la región identificando lascomunidades afectadas, el área ocupada por el dique de colas ElLlagal, al igual que otros puntos de referencia que serán citadosdurante el fotorreportaje.Nota: Los puntos cardinales en el mapa se localizan: Norte a Sur deizquierda a derecha, y Oriente a Occidente de arriba abajo.Pueblo Viejo: De Rosario Mining a Barrick-Goldcorp
  3. 3. “La primera concesión comercial para la explotación de Pueblo Viejo laobtuvo la New York and Honduras Rosario Mining Company en 1972.Le permitía explotar a cielo abierto oro, plata, zinc y cobre de 752hectáreas cercanas a la ciudad de Cotuí.” La subsidiaria local, RosarioDominicana S. A. explotó Pueblo Viejo de 1975 a 1999. “Se puedeconsiderar que las operaciones de la Rosario Dominicana fuerondesastrosas en términos ambientales, sociales y financieros. Almenos cuatro ríos de la zona se contaminaron con DAM [DrenajeÁcido Minero] y con descargas de las presas de colas, una de lascuales se desbordó en 1979 durante el huracán David, y más de 600familias fueron desplazadas.” (2)Foto: El proyecto Pueblo Viejo visto dirección noreste desde el Cerrodel Chivo.
  4. 4. “Además, el interés de la empresa por hacer beneficios a corto plazollevó a una falta de planificación estratégica, centrándose en laextracción de la capa superior de los óxidos, que constituían solo unapequeña parte de las reservas minerales. Cuando los óxidossuperiores se agotaron, la compañía se vio sin la tecnología paraexplotar el resto de los minerales, los sulfuros. Incapaz de hacer lainversión de capital y desfavorecida por el bajo precio de los metalespreciosos, la mina cerró permanentemente en 1999, dejando undesastre ambiental cuyo costo de reparación fue estimado entre 100y 200 millones de dólares en 2001.” (3)Foto: El tajo a cielo abierto, en su mayoría como lo dejó la RosarioDominicana. Vista norte desde el Cerro del Chivo.
  5. 5. Sin llevar a cabo ningún tipo de reparación ambiental, la compañíacanadiense Placer Dome es otorgada una nueva licencia para explotarPueblo Viejo en 2003. Tres años más tarde, la minera más grande delmundo, la canadiense Barrick Gold, adquiere a Placer Dome. Duranteese mismo año, en el 2006, la tercera compañía minera en el mundo,y también canadiense, Goldcorp, adquiere el 40 por ciento de PuebloViejo. Barrick se mantiene como única operadora del proyecto através de su subsidiaria local Pueblo Viejo Dominicana Corporation(PVDC). “Al pasar a manos de la Barrick, el proyecto tomó un mayoralcance y de una inversión de 336 millones de dólares prevista porPlacer Dome pasó a una aproximada de 3.5 mil millones de dólares.”(4)Foto: Tanques para el proceso de Carbón en Lixiviación (CIL, eninglés) donde los metales son separados de la roca utilizando cianuro.Vista al oriente desde el Cerro del Chivo.
  6. 6. Natalio Gálvez Santo, 17, de La Cerca, monta su caballo sobre elCerro del Chivo. Mirando al sur-sureste desde el Cerro del Chivo, elinmenso dique de colas El Llagal se encuentra casi completobordeado al norte por la carretera número 17.Acechados: La comunidad de La Cerca
  7. 7. Por generaciones, las comunidades de La Cerca y Las Lagunas hancrecido al borde de la carretera número 17 que conecta Maimón yCotuí. Hoy, las dos comunidades se encuentran sofocadas por el tajoprincipal de Pueblo Viejo al norte, y por el dique de colas El Llagal alsur.Foto: Esta imagen es de sur a norte desde el punto denominado Vista2 en el mapa. La sección oriental de La Cerca se ve claramentedebajo del tajo principal y el complejo industrial.Una opuesta vista de norte a sur, mirando desde el Cerro del Chivo,demuestra aún más la vulnerable posición de la sección oriental de lacomunidad de La Cerca debido a su cercanía al dique de colas ElLlagal. “Ya en mayo de 2011 decenas de familias de comunidadesaledañas y miles de trabajadores de PVDC tuvieron que serdesalojados temporalmente ante el riesgo de colapso de la presa [ElLlagal] debido a la cantidad récord de lluvias que registró el lugar. Enese caso el riesgo era que el agua de la presa barriera poblados ysembradíos, pero una vez la presa se llene con los relaves y efluentesde la mina, serían sustancias tóxicas las que estarían en riesgo dedesbordarse.” (5)
  8. 8. Los comunitarios de La Cerca temen seriamente perder susterritorios, ya sea por un accidente industrial o por el acechoterritorial que ejerce la mina de Pueblo Viejo contra las comunidadescolindantes con el proyecto.Las comunidades locales, con casi 30 años de experiencias negativasy conflictivas en cuanto a los procesos extractivos debido al caso de
  9. 9. la Rosario Dominicana, están muy conscientes de que esta nuevareactivación megaminera no les resolverá sus necesidadesprimordiales. “Después de 24 años de operación minera, 5.5 millonesde onzas (Moz) de oro y 24.4 Moz de plata producida, la pobreza y eldesempleo siguen siendo altos en las comunidades de losalrededores, muchas de las cuales carecen de agua potable, energíaeléctrica y sistemas de alcantarillado, y tienen bajos niveles dealfabetización.” (6)Foto: Niño en el sector oriental de La Cerca.Rosamaría Belén, residente de la sección oriental de La Cerca, cargauna cubeta con agua llenada en un pozo comunitario.
  10. 10. Residente del sector oriental de La Cerca recoge ropa seca de untecho de lámina.Vista desde un techo de la sección oriental de La Cerca y con el diquede colas El Llagal al fondo.
  11. 11. A pesar de las constantes explosiones, excavaciones y maquinaria enuso, los residentes de La Cerca se niegan a vender sus territorios.Juliana Guzman, referente comunitario en La Cerca, declara: “Mifamilia ya fue desalojada una vez [durante la época de la RosarioDominicana], cuando yo era más joven. Aquella comunidad ya niexiste. Soy demasiado grande para volver a mudarme. Esta es mitierra, y aquí me quedaré.”
  12. 12. Antia Ferrera Lasala, de La Cerca, limpia arroz, el grano básico delpaís.Las familias de Cotuí dependen principalmente de la producción decacao. Históricamente, los árboles de las comunidades aledañas a
  13. 13. Pueblo Viejo han sido altamente fértiles ya que producen mazorcasde cacao todo el año.Juan Toribio (izquierda) y Ludovino Fernández, residentes de LaCerca y miembros de la Asociación de Productores de Cacao delDepartamento de Sánchez Ramírez en Cotuí, reclaman que laproducción de cacao ha disminuido continuamente en los últimosaños por contaminación de la mina.
  14. 14. Ludovino Fernández levanta mazorcas de cacao podridas.Comunitarios de La Cerca aseguran que la cosecha de cacao se hareducido constantemente en los últimos años debido a lacontaminación causada por excesos de polvo que crea el proyectoPueblo Viejo situado al otro lado del cerro.
  15. 15. Como suele ocurrir en comunidades colindantes a proyectosindustriales mineros en todo el mundo, las constantes detonaciones,perforaciones de túneles, e incesante tráfico pesado, causan fisuras yrajaduras en las estructuras comunitarias.
  16. 16. Una severa rajada divide el muro central de la pequeña casa deTomasina Dislagómez en la sección occidental de La Cerca.
  17. 17. La sede de la Asociación de Productores de Cacao de la ProvinciaSánchez Ramírez, Cotuí, ha sufrido serios daños.
  18. 18. Conflictos Intra-comunitarios: Aldea Las LagunasAl igual que La Cerca, la comunidad de Las Lagunas se encuentra enlas orillas de la carretera 17, sitiada por el complejo principal dePueblo Viejo al norte y el dique de colas El Llagal al sur. El nombre dela comunidad, que se dividió de La Cerca hace unas décadas,proviene de su proximidad a los antiguos diques de colas, o lagunastóxicas, que dejó Rosario Dominicana.Foto: Antiguos diques de colas de la Rosario Dominicana. Vista alOriente desde el Cerro del Chivo.
  19. 19. Gonzalo Yepes Martínez, de Las Lagunas, y miembro de la Asociaciónde Productores de Cacao, se opone al proyecto minero ya que temepor la salud de su familia y el bienestar económico y general de laregión. Según Yepes Martínez, la docena de familias que viven en lacomunidad de Las Lagunas son todos familiares. Sin embargo, se hancreado serios conflictos comunitarios, y por ende familiares, ya quealgunos trabajan para PVDC o se benefician mínimamente porcomedores que han establecido para los trabajadores de la mina.Debido a las dificultades, Yepes Martínez se ha trasladado a vivir enCotuí.
  20. 20. Una comunitaria de Las Lagunas cuelga ropa a orillas de la carretera.La construcción de El Llagal se lleva a cabo tan solo a unos 200metros por detrás de las casas. Muchas estructuras en Las Lagunashan sido dañadas, pero acceso a fotografiar es restringido.Mentiras y Conflictos de Tierra: La Comunidad de El NuevoLlagal
  21. 21. La construcción del dique del colas El Llagal requirió elreasentamiento de cientos de familias que habitaban las antiguascomunidades de El Llagal, Fátima y Los Cacaos. La nueva comunidad,una urbanización llamada El Nuevo Llagal, fue creada a 9 km dedistancia en las afueras de la ciudad de Maimón.José Agustín Gálvez, Presidente del Comité de Vecinos del NuevoLlagal, declara: “Hemos tenido serios problemas con la Barrick desdeque nos desalojaron en el 2008 de nuestras comunidades. Nosprometieron trabajos y tierra, incluso terrenos con árboles de cacao,¡pero no han cumplido nada! Aquí parece más bonito, pero la realidades que ahora no tenemos empleo ni tierra que trabajar. Estamosdesesperados. ¿Que podemos hacer para sobrevivir?”Comunitarios del Nuevo Llagal también se encuentran sumamentedisgustados ya que se vieron forzados a vender tus tareas (medidaequivalente a 628.86 metros cuadrados) al gobierno dominicano porRD $8,600 (o US $200). Mientras este último le vendió los mismosterrenos a la Barrick por US $28,000. (7)
  22. 22. Genaro Aquino Correa, alcalde del Nuevo Llagal, comenta: “Nuestralucha es clara: queremos que la compañía cumpla con sus promesas.Queremos que nos pague lo que nos debe y que nos de tierra igualde buena que la que teníamos. Esa fue su promesa.”Por medio de marchas y denuncias, la comunidad de El Nuevo Llagalha sido la que más ha levantado la voz contra Barrick, Goldcorp yPVDC. Debido a su resistencia, la comunidad ha sido blanco derepresión. Desde fines de abril, 2012, una brigada militar altamentearmada ha ocupado el centro comunitario del Nuevo Llagal, lo que seanaliza como una clara intimidación que además limita que loscomunitarios se reúnan. (8)
  23. 23. Impacto Regional y Nacional de Pueblo ViejoQuince kilómetros al norte de la mina, cerca del parque central de laciudad de Cotuí, un graffiti firmado por el Frente Amplio de LuchaPopular (FALPO), lee: “No Barrick.”
  24. 24. Un claro argumento a nivel nacional contra el proyecto Pueblo Viejose basa en su proximidad a la colosal presa de Hatillo. Con un áreade 22 km cuadrados, la presa es una de las más importantes fuentesde agua dulce para el país. La presa es vital en la irrigación de losextensos arrozales del Valle del Cibao, grano básico de consumo en elpaís, al igual que otros cultivos de consumo nacional y deexportación.El impresionante Río Yuna alimenta la Presa de Hatillo entre lasciudades de Maimón y Cotuí. Considerado el río más caudaloso de laisla, el Yuna mide 120 km de largo y sale nuevamente de la presa deHatillo hacia el fértil Valle del Cibao Oriental.Un accidente industrial o derrame en el dique de colas El Llagal,contaminaría rápidamente el Yuna, causando un desastre ambientalen gran parte del país imposible de controlar. (9)
  25. 25. “La compañía asegura que se rige por los más altos estándares deseguridad, pero experiencias pasadas muestran que los fallos enpresas de colas ocurren en países con mayor tradición deorganización, disciplina y monitoreo que República Dominicana, y encompañías mineras que también aseguran seguir las mejoresprácticas. Más aún, al menos un ingeniero dominicano ha dadodeclaraciones públicas de que la presa de El Llagal tiene graves fallastécnicas.” (10)Foto: Panorama del dique de colas El Llagal desde Vista 2.
  26. 26. Vendedores de fruta en Cotuí compran piñas provenientes de lascomunidades vecinas del proyecto Pueblo Viejo.Domingo Abreu, director de la Asamblea Nacional Ambiental (ANA),da una charla en una escuela de Cotuí sobre los riesgos de laindustria minera a cielo abierto.La diapositiva declara: “No al Cianuro, No al Suicidio.” A pesar devivir en Santo Domingo, Abreu y colaboradores del ANA proveencharlas constantemente en todo el país sobre los impactos de laminería.
  27. 27. El conocido empresario Ignacio Joga llevó una campaña Presidencialpara los comicios de mayo 2012 bajo una consigna anti-minera: “ElPueblo Demanda: Fuera Barrick Gold!” A pesar de que su postulaciónpara Presidente con el Partido de los Dominicanos (PDD) fracasó, laplataforma anti-minera demuestra que el tema es uno que atraeatención a nivel nacional.Otro graffiti en Cotuí lee: “No Barrick Gold!”
  28. 28. Desposesión, Acumulación, y Resistencia“Al centro de las actividades de la industria minera está ladesposesión. Al igual que otras industrias en el sector de los recursosnaturales, las inversiones mineras en la mayoría de los casossimplemente no pueden proceder sin que una comunidad – a menudoindígena – sea despojada de su tierra, sus recursos naturales y suforma de vida.” (11)Foto: Pedro Ignacio Guzman, vecino de La Cerca, mira el dique decolas El Llagal desde Vista 2.
  29. 29. “La minería de oro en particular suele tener mayor impacto ambientalque cualquier otro tipo de minería, y las compañías mineras de orocargan con una penosa trayectoria de contaminación y destrucción dereservas naturales en sus operaciones alrededor del mundo.” (12)Foto: Odalisi Toribio, 19, de La Cerca, con su bebé Marisol de 3meses.
  30. 30. “Ya que solo un 11 por ciento del oro [a nivel mundial] se usa confines industriales, el resto siento utilizado para joyería o inversiones,la minería de oro puede considerarse como una actividadinnecesaria.” (13)Foto: Apolinar Guzman (izquierda), productor de cacao de La Cerca,desayuna en casa de su cuñada Mercedes Suárez Gálvez.“Alrededor de 100 millones de personas han sido expulsadas de sustierras en los últimos cien años debido a proyectos mineros, amenudo recibiendo compensaciones mínimas o siendo sujetos deviolencia.” (14)Foto: Flora Ovalle, residente en la sección oriental de La Cerca,recoge ropa frente a su casa.
  31. 31. “’Hacia un mejor equilibrio’, el reporte final de la Revisión deIndustrias Extractivas (una evaluación independiente llevada a cabopor el Banco Mundial en 2001) reconoció que, contrario a losargumentos del Banco Mundial, con frecuencia la inversión en elsector minero ha constituido una mayor amenaza para los pobres y elmedio ambiente, y ha estado asociada a violaciones de derechoshumanos y conflictos civiles.” (15)Foto: Marcelino Gálvez Suárez, 17, se para frente a su casa en LaCerca.
  32. 32. “El presente proyecto minero de Pueblo Viejo responde a lasnecesidades del capitalismo transnacional, encarnado en lascorporaciones multinacionales, y puede ser entendido como unejemplo de la permanente acumulación por desposesión, según loentiende David Harvey, que caracteriza el desarrollo capitalista.” (16)Foto: Casa en la sección oriental de La Cerca adornada con unabandera de la República Dominicana y parte del Llagal al fondo.
  33. 33. “Solo la lucha de las masas de pobres, trabajadores y pueblosindígenas de América Latina detendrán las prácticas predatorias delas compañías mineras canadienses.” (34)Foto: Pedro Ignacio Guzman (al centro con camisa roja) coordina laconstrucción de una nueva casa en la sección oriental de La Cerca. Apesar del evidente acecho territorial por la compañía canadiense, losresidentes de La Cerca continúan resistiendo el despojo al continuarcon sus vidas diarias, incluyendo la construcción de nuevas casas.“Esta es nuestra tierra, y aquí nos quedaremos” dice Guzman.Juan Toribio Marte, 49, de La Cerca, ayuda trenzar el cabello de suhija Maribel. Toribio Marte trabajó para la sección de RenovaciónAmbiental de PVDC del 2005 al 2011. “Después de trabajar variosaños en la mina,” declara Toribio Marte, “vi que vale más luchar porla comunidad que darles servicio a ellos que son extranjeros. Noquiero que nada le pase a mi familia ni a los vecinos, que no sufranenfermedades. Es un gran peligro lo que hacen ellos allá arriba.”
  34. 34. Ludovino Fernández, de La Cerca, declara: “Un hombre hambriento,desesperado, es una fiera. Aquí, la gente se va a levantar.”Este fotorreportaje fue realizado con el apoyo de Mining Watch Canada, ProtestBarrick, y Derechos en Acción (Rights Action).El colectivo Salva Tierra, la Asamblea Nacional Ambiental (ANA), y variosestudiantes de laUASD en Cotuí, colaboraron con importante información y apoyologístico en el país.English version click here.1 Rodríguez Grullón, Virginia Antares. Tras el Oro de Pueblo Viejo: Del Colonialismoal Neoliberalismo. Un análisis crítico del mayor proyecto minero dominicano.Academia de Ciencias de República Dominicana, 2012. P. 15.2 Ibid. P. 27.3 Ibid. Pp. 27-8.4 Ibid. P. 28.5 Ibid. P. 38.6 Ibid. P. 27.7 Díaz, Wellington. “Campesinos de Cotuí vuelven a reclamar pago tierras dondefunciona Barrick.” Hoy. Diciembre 6, 2011.http://www.hoy.com.do/el-pais/2011/12/6/404778/Campesinos-de-Cotui-vuelven-a-reclamar-pago-tierras-donde-funciona-Barrick8 http://www.accionverde.com/2012/04/24/militares-ocupan-local-comunal-en-el-nuevo-llagal/http://www.accionverde.com/2012/04/24/militares-ocupan-local-comunal-en-el-nuevo-llagal/9 Op. Cit. Rodríguez Grullón. P. 10.10 Ibid. Pp. 37-8.
  35. 35. 11 Gordon, Todd, & Webber, Jeffrey. “Imperialism and Resistance: Canadian miningcompanies in Latin America”. Third World Quarterly. Vol 29. 2008. Pp. 67-8.12 Op. Cit. Rodríguez Grullón. P. 15.13 Ibid. P. 16.14 Madeley, John. Big Business, Poor Peoples: The Impact of TransnationalCorporations on the Worlds Poor. Zed Books; Londres. 1999.15 Op. Cit. Rodríguez Grullón. P. 21.16 Ibid. P. 16.17 Op. Cit. Gordon & Webber. P. 64.

×