Maravillosos juguetes de los 80 90

808 views

Published on

Maravillosos juguetes de los años 80 y 90.

Published in: Entertainment & Humor
1 Comment
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
808
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
1
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Maravillosos juguetes de los 80 90

  1. 1. Día 12/05/2012 - 12.09h abc.es teresa ródenas teresarodenas / madrid Aquellos maravillosos juguetes de los 80 y 90 Eran los juguetes con los que todo tirarse como un chicle... Y lo mejor es que no man- niño soñaba en los 80 y 90. ¿Cuál era tu chaba (o eso le decías tú a tus padres). Y hablando favorito? de cosas pegajosas que atraían toda clase de pelusas, las manos locas eran otro artilugio, carne de patio N o hace tanto tiempo, pero su recuerdo nos de colegio, idóneo para fastidiar al compañero, a hace sonreír con nostalgia y nos recuerda la profesora o pegarlo en el techo indefinidamente. hasta cómo olían aquellas reliquias que al- macenábamos en nuestro cuatro. Y no hablamos de esos rústicos juguetes de cartón, cuerda y latón con los que se entretuvieron nuestros padres (que Personajes del «Quién merecen capítulo aparte), sino de esos juegos que es quién» creíamos modernos e innovadores y que ahora nos parecen... nos siguen pareciendo maravillosos. He «¿Tiene gafas? ¿Lleva aquí una pequeña muestra de los juguetes que todo sombrero?», decía el niño tuvo, vio o anheló alguna vez en los 80 y 90: anuncio de otro de los juegos más populares «Simon». La cosa empezaba muy bien. «Es fácil», de los 90, el «Quién es quién». El sombrero de Claire, pensabas tú, confiado... Pero cuando aquel artilugio las gafas de Sam o el pelo rubio de Anita podían empezaba emitir a secuencias cada vez más largas convertirse en la clave de una victoria magistral. de colores y sonidos que eras incapaz de repetir, Y podíamos estar horas subiendo y bajando las una de dos, o te cansabas y lo apagabas o volvías ventanitas de esos simpáticos personajes de nariz a empezar tomándote el reto como algo personal. gorda, ojos pequeños, barba o bigote. Seguro quehttp://www.abc.es/20120512/sociedad/abci-juguetes-201205101818.html Eso si no era la hora de la siesta y venía tu madre a todos teníamos un favorito... quitártelo por el follón que armaba la maquinita... En los 70 nacía un prodigio de juguete que en los 80 seguiría causando furor entre los pequeños afi- cionados al cine. Hablamos del mítico Cinexin, un Blandiblub proyector «Super 8». Qué poder te daba eso de pasar hacia delante, detrás o parar la película, que, por Blandiblub. Nunca cierto, se vendía aparte. «Cine sin fin», rezaba el un moco verde había anuncio, un poquito exagerado, todo hay que decirlo. sido tan deseado. Pero, ¿quién no lo tocó alguna vez? Esa sensación al manipular ese adorable y viscoso ma- Micronova terial que acababa atrayendo las pelusas de toda la casa, era el sueño de todo niño. Y ese olor, que seguro Y si nos ponemos a que aún muchos recuerdan y esa capacidad de es- pensar en los vendi- Love this PDF? Add it to your Reading List! 4 joliprint.com/mag Page 1
  2. 2. Día 12/05/2012 - 12.09h abc.es Aquellos maravillosos juguetes de los 80 y 90 dísimos Micronova, Ceranova, Alfanova y demás llamaría después «Twister») o lo difícil que resultaba «novas» hoy caeríamos en la cuenta de lo que tenía- hacer algo decente en el dichoso «Telesketch», el mos entre manos a tan tierna edad. Bisturíes, que- «Hundir la flota», el «Tragabolas», «Operación»... madores y tijeras que hoy en día serían impensables en el cuarto de juegos de cualquier niño. Pero qué La lista es larga y seguro que tú también tenías un chulada, eso de poder ver bichos en el microscopio, favorito. ¿Lo recuerdas? hacer tus propias velas (no era nada fácil) o man- char la colcha de tus padres de arcilla para intentar hacer un jarrón. Saco de la risa En la categoría de ju- guetes tontos podría- mos citar el «Muelle loco» o el «Saco de la risa». El primero, podía hacerte desesperar a ti (al perseguirlo por una escalera) o al que estuviese a tu lado (el ruidito podía llegar a incordiar). El segundo acabaría des- colorido sobre tu cama sin fuerzas para reír de las veces que lo habías estrujado. Y también la menos sofisticada pero exitosa cámara de fotos de broma, aquella en la que al hacer la foto salía un muñeco bastante malogrado. No había feria en la que nohttp://www.abc.es/20120512/sociedad/abci-juguetes-201205101818.html vendiesen esta reliquia. Magia Borrás Los «Juegos Reuni- dos» no podía faltar en cualquier casa, aunque si lo que querías era «quedarte con los amigos», lo que tenías que sacar era el «Magia Borrás» para dejarles con la boca abierta con alguno de sus trucos. También inolvidables, las tardes de verano en la piscina jugando a la «Bola loca», las risas y coscorrones jugando al «Enredos» (que se Love this PDF? Add it to your Reading List! 4 joliprint.com/mag Page 2

×