CALLE ALEGRIA:Nº 1.- LA ALBOREÁNº 3.- NO NI NÁNº 5.- YA SOMOS BASTANTESNº 7.- PARTIDO ANDALUCISTANº 9.- B.S.N. GIRALT LAPO...
SILVIA Sánchez Benítez es profesio-nal de la comunicación audiovisualy corporativa. Organizadora de eventosexpositivos. Es...
«La Feria es un lugar de conviven-cia y de tolerancia en la que todo elmundo acude para compartir algo»MANUEL Casado Trigo...
Caseta«Los Faraones del Guadaíra»Caseta «El Cónclave»5
6Caseta«El Revuelo»Caseta«Los del Pastorcito»
7CORRÍA el año 1947. La Feria deAlcalá se celebraba en el recintodel castillo, en torno a la Ermitadel Águila. Un emplazam...
8Comonúmerofuerte,IgnacioCaballero,seise de la Catedral que me recomendóa una chiquilla del Tardón, Marujita Díaz.La contr...
9Caseta«El submarinoamarillo»Caseta«Los Ochenteros»
ANTES de abordar el presentedocumento, objeto de nues-tro artículo, recordemos quehace tres años se celebraba el 800aniver...
(con 10 sedes), y la del Reino del Perú(con 7 sedes). Por último, en las IndiasOrientales existía la de Santo Tomás en suC...
Ministro General, y las labores deapostolado y misión, sobre todo enultramar.No discutimos, en fin, que estadesleal compet...
de gastos del regidor que supervisó laconstrucción, don Antonio de Coria.13¡Qué diferencia de criterios entre aque-llos ca...
La siguiente referencia se centra enFray Antonio del Castillo, nuestro Priorfranciscano alcalareño, sobre el que sedice qu...
reparos, y sustento de nuestros Religiosos,que los tienen a su cargo.23Otras funciones que debía cumplir nues-tro Comisari...
Fue adoptada desde el Conciliode Letrán, presidido por el papaInocencio III, en 1215. El Pontífice,después de describir la...
Caseta «La Jarana»Caseta «El Jarrito»17
18Caseta «Ducal»Caseta «La Fuente del Piojo»
LA idea no es mía.Además, he tenidoque discutir tanto y aveces tan agriamente con suautor, que ganas me handado de mandarl...
del Fillo, de la Andonda y más! ¿Y deJoaquín el de la Paula? Ese mismo que,por cierto, sigue sin tener una calle enAlcalá,...
21Caseta «Un puñao de Güena Gente»Caseta «Los del metro de mas»
22Caseta«Los Espumosos»Caseta«Los Gitanitos»
23Caseta «La mitad más uno»Caseta «La última y nos vamos»
EN EL MUSEO DE CÁDIZDON José Marina Bocanegra, eraSecretario del Ayuntamiento deAlcalá de Guadaíra en la décadade los cinc...
unas pinturas para el retablo del Santo.Fue entonces cuando le puse en antece-dentes y facilité tanto la foto como elartíc...
Desconozco la fecha exacta delfallecimiento de Doña Mª del RosarioPurcell. La única esquela mortuoria quehe localizado apa...
hasta que fue vendida a comienzos delsiglo XX. Esta información la aporta elpropio profesor Angulo20que dicehaberla recibi...
28
SU primo Pepe y su hermanaPilar me lanzan el guante concariño, y yo lo veo en el suelo,de reojo, con pesadumbre, con la mi...
30Caseta«El Rincón deBenarosa»Caseta«El Realaje»
EL gran pintor Emilio SánchezPerrier nació el 15 de octubre de1855 en la ciudad de la Giralda,Sevilla. De muy joven ingres...
32contemporáneos más distinguidos y unagloria de España.Eugenio Sedano, en su obra Estudiode Estudios, escribe sobre nuest...
1985, fue adjudicado en la cantidad de25.000 dólares. En la misma casa, cele-brada el 17 de octubre de 1991 se adju-dicó l...
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv

1,194 views
980 views

Published on

Escaparate de Feria 2013
Alcalá de Guadaíra
DeguadairaTv

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,194
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Escaparate feria 2013 Alcalá de Guadaíra - DeGuadairaTv

  1. 1. CALLE ALEGRIA:Nº 1.- LA ALBOREÁNº 3.- NO NI NÁNº 5.- YA SOMOS BASTANTESNº 7.- PARTIDO ANDALUCISTANº 9.- B.S.N. GIRALT LAPORTA, S.A.Nº 11.- ESTRELLA SAN AGUSTÍNNº 13 -15.- LO QUE NOS FALTABANº 17.- PEÑA CULTURAL BÉTICA"MANUEL ESPINA"CALLE BULERIANº 1.- LA PRIMERA A LA IZQUIERDANº 2.- AMIGOS DEL MOLINETENº 3.- CUCHARÁ Y PASO ATRÁSNº 4.- LOS GITANITOSNº 5.- EL REALAJENº 6.- LOS DEL METRO DE MÁSNº 7.- HASTA LA CORCHANº 8.- AMIGOS DEL DUCALCALLE SEGUIRIYANº 1.- LOS FARAONES DEL GUADAÍRANº 3.- PARTIDO POPULARNº 5.- LA FUENTE DEL PIOJONº 7.- LA NUESTRANº 11.- FÚTBOL SALA ALCALÁNº 13 -15.- CASA EXTREMADURA"ALGUADAÍRA"Nº 17.- LOS ESPUMOSOSNº 19.- LA CANALLANº 21.- EL RINCÓN DE BENAROSACALLE SOLEÁNº 1 - 4.- CLUB DE TENIS OROMANANº 2.- A. D. JUANCANº 6.- LOS 17 Y UNO MÁSNº 8.- PON PON PONNº 10.- TÓ ER MUNDO ES GÜENONº 12.- -------Nº 14.- SEMOS LOS QUE ESTAMOSCALLE TARANTANº 1.- P.S.O.E. ALCALÁ DE GRA.Nº 2.- ANDALAUCENº 4.- EL ARREBUJONº 6.- LA JARANANº 8.- LA BUENAS GENTESCALLE MARTINETENº 1.- LOS COMPADRESNº 2.- ARTE Y COMPÁSNº 3.- HDAD. SAN MATEO EVANGELISTANº 4.- LA MITAD MÁS UNONº 5.- PÁ NOJOTROSNº 6 - 8.- AA.VV. LOS PANADEROSNº 7.- LOS BARRIGONESNº 9.- LA MÁS GUAYNº 10.- LA SALEROSANº 11.- UN PUÑAO DE GÜENA GENTENº 12.- PEÑA C.D. EL CASTILLONº 13.- EL REVUELONº 14.- EL JARRITONº 15.- LOS DEL PASTORCITONº 17.- LOS DEL CUCHARÓNNº 19.- LA ALMAZARANº 23.- LOS PIES REONDOSNº 25.- LOS BUENOS AMIGOSNº 27.- LA ESQUINA DEL PEREJILPlano de Feria de Alcalá de Guadaíra 2013CALLE FANDANGONº 1.- Y TODO VA BIEEEÉNNº 3.- COTO DE CATANº 5.- HDAD. NTRA. SRA. DEL ROCÍONº 7.- HARANANº 7-A.- LOS DE ANCA DETRÁNº 9.- LA CHUMBERANº 11.- AL ALBANIÑOS PERDIDOSPOLICÍA NACIONALPOLICÍA LOCALPROTECCIÓN CIVILBOMBEROSCALLE MALAGUEÑANº 2-A.- LOS MAUROS Y SUS AMIGOSNº 2-B.- CLUB DE LUCHA CRISTÓBALDE MONROYNº 4.- PARTIDO COMUNISTA ANDALUZNº 6.- AL COMPÁSNº 8.- FUNDACIÓN DE CARNAVALNº 10.- CÍRCULO ALCALÁNº 12.- EL CAJULNº 14.- AMIGOS DE LA RADIOCALLE MEDIA GRANAINANº 1A.- AMIGOS DE LAS FIESTASNº 1B.- AQUÍ NO HAY QUIEN VEVANº 2-4.- NOS DA IGUALNº 8.- PEÑA CULTURAL FLAMENCAALCALÁCALLE PETENERANº 1.- ASOCIACIÓN REYES SILOSNº 3.- EL SUBMARINO AMARILLONº 3A.- LOS OCHENTEROSNº 5.- NTRA. SRA. DE LA LUZNº 7.- LOS PUYAS Y ALGUNOS MÁSNº 9.- DE MOMENTO… NO SABEMOSNº 11.- LA ÚLTIMA Y NOS VAMOSNº 13.- EL CÓNCLAVE2
  2. 2. SILVIA Sánchez Benítez es profesio-nal de la comunicación audiovisualy corporativa. Organizadora de eventosexpositivos. Es Licenciada en BellasArtes, obteniendo entre otras meciones:Premio del «XXV Concurso Nacionalde Pintura» de Alcalá de Guadaíra(1996), Primera finalista del «III PremioNacional de Pintura» de Caja Rural deSevilla (1996), y Premio «VII Concursode Proyectos Empresariales» en Alcaláde Guadaíra (2007). Participa en exposi-ciones de arte como artista en diversasprovincias de Sevilla.Este año es la autora del cartel denuestra Feria de Alcalá de Guadaíra,expresando en la presentacion del mismo:El cartel está inspirado en el de"«Fiestas de Primavera. Semana Santay Feria» de Sevilla, de José GarcíaRamos (1912). No se trata de un intentode recuperación de ningún tiempo pasa-do, no es una versión, ni un impulsonostálgico, sino un ejercicio de admira-ción y homenaje en el que he tratado desustraer lo «esencial» a mis ojos, estoes; el protagonismo de la mujer y loselementos iconográficos dotados deidentidad.Como en el cartel de García Ramos,la mujer está sentada sobre una edifica-ción (quizá sea esta la única semejanzaformal con el cartel) pero es una mujerde nuestro siglo. Ella es musa, eje y pro-tagonista, y se erige en el contexto comoun gran monumento. He querido darleese tratamiento porque es así como veohoy la feria, con la mujer como herede-ra de la fiesta, luciendo traje y su nuevorespeto y posición social, de ahí que nose muestre jocosa sino soberana.Los elementos iconográficos tam-bién son aquí señas de identidad; elalbero de nuestra tierra, el azul de nues-tro río y de nuestra bandera, y nuestrocastillo. La tipografía que he seleccio-nado, con aire modernista, es elegante ydelicada.Eliminado cualquier ruido o ele-mento superfluo, he tratado que la sen-cillez y la limpieza de la imagen haganprevalecer las tres cosas importantesque quería decir; feria, mujer, Alcalá deGuadaíra.Con su obra atraerá a los miles dealcalareños al Recinto Ferial de San Juanpara el disfrute de la misma.SILVIA SÁNCHEZ BENÍTEZ:AUTORA DEL CARTEL DE FERIAApesar de las difíciles circunstancias económi-cas y sociales que vivimos, la feria nos llegacomo una vivencia necesaria.Necesaria porque es también un trabajo paramuchas familias, una manera deganarse la vida que esperan todo elaño y que entre todos debemos com-prender y apoyar. Pero no sólo poresto, la feria es esencialmente unespacio de encuentro, relación y con-vivencia entre personas. Y es preci-samente en momentos de dificultad,en situaciones desfavorables, cuandomayor bien nos hace el sentir la cer-canía y el apoyo de los demás, elestar juntos, compartiendo lo que en ese momentotengamos, y sintiéndonos parte de un colectivoque nos acoge, nos arropa y nos fortalece.Hagamos todos un esfuerzo por los demás,pero hagámoslo también por ganarle todos unosminutos a la vida… Unos minutos de convivencia,de encuentro y de diversión. Todos lo necesita-mos.Feliz feria a todos,FELIZ FERIA A TODOSAntonio Gutiérrez Limones3
  3. 3. «La Feria es un lugar de conviven-cia y de tolerancia en la que todo elmundo acude para compartir algo»MANUEL Casado Trigo es el encar-gado de realizar el anuncio dela Feria de Alcalá de Guadaíra.Lleva el título de pregonero y tiene laalta responsabilidad de realizar la invita-ción oficial para propios y extraños aadentrarse durante cuatro días en unterritorio en el que la alegría es obligaday compartir lo mucho o lo poco, la mate-rial y lo espiritual es una forma de vida.Manuel Casado conoce bien el pañosobre el que disertará en el escenario dela Caseta Municipal. Sus credencialespara esta función son inmejorables. Paraempezar es de Alcalá, por familia, porvivencias y por devoción. Desde siem-pre ha estado involucrado en sus fiestasy sus celebraciones. Dispuesto a ayudara engrandecer todo lo que tenga que vercon su pueblo. Prueba de ello fue su tra-bajo en la exitosa puesta en marcha delTeatro Auditorio Riberas del Guadaíra,a través de su empresa de gestión cultu-ral Bisemol.Manuel sabe de cante y de pellizcos.Su madre ha hecho de su hogar un lugaren el que la música siempre ha estadopresente y se ha vivido como la formanatural de expresarse. Fini Trigo, la niñaque quiso ser artista, que vibraba alescuchar a Marisol o a Marifé de Triana,sembró en su hogar una semilla que hadado fruto en sus hijos. Sus tres varonesdestacan en la materia. Alfonso esactualmente el director del musical «LosMiserables» que está en escena en Londres.Su hermano Antonio, profesor en elciclo de sonido del Instituto TiernoGalván, ha pedido una excedencia pre-cisamente para marcharse a Londres conAlfonso e intentar su sueño de vivir dela música. Y Manuel ha paseado por elmundo llevando las sevillanas de su tie-rra por bandera, con el pasaporte de sugrupo Atalaje. Un grupo de flamenco,pero sobre todo de amigos que surgiódel Coro de la Hermandad del Rocío yque llegó a grabar varios discos y a actuaren importantes escenarios. Así que desevillanas, otra pieza fundamental de laFeria, Manuel va más que sobrado.En cuestiones de Feria, podemosdecir que tiene una licenciatura y unmáster. Acumula vivencias y recuerdos.Entre ellos enmarca de forma especiallos momentos de juerga en La Fuentedel Piojo, con «Coqui», a la que tanto seechará de menos en la Feria de este año.Porque la Feria de Manuel, es la Feriade día, la que comienza a la hora delalmuerzo y se extiende hasta que el cuer-po aguante.Pero sobre todo es un enamorado dela Feria de Alcalá. Una Feria de la que legusta el marco con el fondo de los pinosde Oromana o su «espíritu abierto, conlas casetas dispuestas a acoger a todo elque se acerca». Una fiesta de la quetambién alaba el buen gusto y el cuida-do que se pone en el exorno de las case-tas. Una Feria en la que Manuel Casadositúa el momento perfecto para encon-trarse con los amigos y sobre todo conlos que están fuera y acuden estos díasfieles a la idiosincrasia alcalareña. Unacelebración a la que el pregonero definecomo «lugar de convivencia, de tole-rancia y en el que todo el mundo acudepara compartir algo, es una fiesta quetiene sus valores propios». Y en la queadvierte la fortaleza de una tradición quese impone a las circunstancias puntuales,«vamos adaptándonos como en otrasmuchas cosas de la vida, no debemos dedejar de ir a la Feria por la situación decrisis, porque hay muchas formas devivirla», afirma. Aunque a veces la adap-tación sea volver a la tradición, redefi-niéndola. En este sentido, el pregoneroformula una propuesta que no puede sermás alcalareña, «¿por qué no recuperarla celebración en el Águila con la orga-nización de una «velá» alrededor delSantuario en agosto y con los cultos y laprocesión a la Patrona, como elementocentral?».Con los mimbres que atesora el pre-gonero, seguro que compondrá una piezadel gusto de la gente de Alcalá. Unaobra dividida en once pasajes literariosen los que repasa las cosas que definena su ciudad con emociones que se trans-miten en forma de versos y que ilumina-rán el espíritu feriante de los asistentes.Por supuesto, no faltará una parte musi-cal y una sorpresa que seguro emociona-rá a los asistentes.4MANUEL CASADO TRIGO.PREGONERO DE LA FERIA 2013Alberto MalladoPeriodista de ABCDirector de www.guadairainformacion.com
  4. 4. Caseta«Los Faraones del Guadaíra»Caseta «El Cónclave»5
  5. 5. 6Caseta«El Revuelo»Caseta«Los del Pastorcito»
  6. 6. 7CORRÍA el año 1947. La Feria deAlcalá se celebraba en el recintodel castillo, en torno a la Ermitadel Águila. Un emplazamiento inmejo-rable, que pronto se quedaría pequeño.Mirador para todo el paisaje alcalareño.Nuestro cronista, don Fernando de losRios, ojos azules y voz jupiterina, lo cali-ficó como «Feria en el cielo». La calledel Infierno, ocupaba la explanada baja,con seis o siete atracciones. No podíanvenir las grandes, ni los circos, porqueno cabían por el Arco. Pero resultabadeliciosa, manejable, muy calurosa de día,pero había relente de noche. En Agosto.Un grupo de jóvenes que habíamospuesto en escena la comedia Papeles deMuñoz Seca, con fines benéficos y granéxito de público, tuvo la peregrina ideade instalar una caseta en la Feria. Entonces,todas eran institucionales: ElAyuntamiento,Educación y Descanso, Nuevo Casino,Peña Sevillista, Peña Bética, y Hermandadde Labradores, así que lo nuestro erainédito.La primera particularidad estaría enel baile, pues siendo todos de AcciónCatólica, el Cardenal Segura, la declaróincompatible con el baile moderno,«agarrado», no así con el regional o flo-klórico. Muchos no compartíamos estecriterio, pero aceptamos disciplinadamen-te, mas bien como un reto «¿Habría otramanera de divertirse?».Y la enorme dificultad de que noteníamos dinero: estudiantes, empleadosmeritorios, aprendices de obreros. Perohabía juventud y ganas. El sitio nos lodió el Ayuntamiento,entre dos grandescasetas. La estructura de hierro, nos laprestaron unos colegas de Mairena; elfrente y los toldos, de la Feria de Sevilla,por amistad; el exorno de guirnaldas yflores quedó a cargo de «las niñas» -nuestras hermanas, novias y amigas- cuyopapel regaló Enrique Rodríguez, ellas lasconfeccionaron y nosotros, las colgamos,junto con la instalación eléctrica aportadapor Pepe Castro y Joselito Bonilla; el mos-trador, los hermanos Troncoso; el albero,un sobrante de la vía pública. Nuestrasmanos de estudiantes tenían ampollas declavar la piqueta en el durísimo alberodel Águila, para cimentar la caseta, lo quehacía reir a los trabajadores. El tabladopara los artistas lo puso el maestro Palacios,que solo pidió una gratificación para susalbañiles.Contratamos una megafonía en Sevilla,al precio de ochenta pesetas diarias, hacien-do un reparto a escote. La animación dela caseta correría a cargo de las niñas,especialmente Regla Cirera, Anita Pinto,Concha y Salud Vega, Lola Romero,nuestras artistas teatrales, que bailabansevillanas incansablemente, acompañadaspor Carlos Núñez Moreno de Guerra, yalguna intervención voluntaria y desin-teresada del Platero de Alcalá.Vino un grupo de gitanitos, de nomás de diez años, presentado por JuanBarcelona, que interpretaban graciosa-mente el baile de sus mayores. Caché: lavoluntad. Se ganaron la simpatía de todos.Aún conservo la amistad de algunos.Los verdaderos aficionados al cante y albaile, nos consideraban como un oasis,dentro de la monotonía de las demás case-tas, con orquestas y animadores. Para lassevillanas, alquilamos un pianillo enSevilla, que traje en el tren de los pana-deros y se quedó los tres días; tocabacon las manos, con los codos y con lacabeza, siempre protestando por habertenido que subir la Cuesta tirando delartefacto, aunque le recordábamos que tresde nosotros íbamos detrás empujando.Menos mal que el regreso lo facilitóAlfonso Tobalo, con su camión.Nuestro«barman»fueAntonioVillagrán,un prodigio de optimismo, que vino condos camareros y confesó haber ganadoalgo, pero que ni en la guerra había tra-bajado tanto como en nuestra Caseta.Nadie la sabía mejor que nosotros queéramos porteros, empresarios, palmeros,obreros y clientes, todo al mismo tiem-po.Caseta de Feria «PAPELES». Año 1947.Caseta «PAPELES».Antonio, El Platero, y a la guitarra, Carlos Núñez Moreno de Guerra.RECUERDOS DE LA FERIALA CASETA «PAPELES»
  7. 7. 8Comonúmerofuerte,IgnacioCaballero,seise de la Catedral que me recomendóa una chiquilla del Tardón, Marujita Díaz.La contratamos en setenta y cinco pesetasdiarias, una miseria comparada con lasmil pesetas diarias que pagaba Educacióny Descanso a Antonio Machín y otrasmil a la orquesta. Nuestra Marujita vinoen el tren, con su madre, como es natu-ral. Se soltó la melena, hasta la cintura,cantó y bailó lo que quiso: bulerías, ale-grías, soleares. Nos hizo reir con la dis-locación de sus ojos; nos emocionó can-tando «Banderita, tu eres roja..». La Feriase despobló a nuestro favor. Exito total.Con el dinero del primer día, se cortó lamelena y trajo una permanente abisinia.Le reñimos todos, pero no se alteró: Tresnoches de delirio.Su presencia, estimulaba. Entraronrecitadores voluntarios, Nicolás Carreterotoreaba de salón y ponía banderillas teó-ricas; un señor desconocido, pidió auto-rización para darnos una charla sobrelos peligros de la bomba atómica. Un talCurilla, hacía imitaciones. Era en verdaduna Caseta diferente, aunque a vecesnuestra modesta megafonía, basada en un«picú», era avasallada por la gran poten-cia de los altavoces de las casetas veci-nas. Entonces no se medían los decibelios,pero teníamos que salir a suplicarles quebajaran un poco el volumen.El domingo de Feria no se abría por-que estábamos todos en la Procesión dela Virgen del Águila, pero al retorno nosquedábamos hasta el amanecer, ayudan-do a la familia Chacón a encender el fuegopara los calentitos. Alguna madre joven,nos acompañaba muy gustosamente. Elinvento funcionó. Animación constante,como se esperaba de la edad de los socios,todos jóvenes y de vacaciones. Había otramanera de divertirse.No me quiero acordar de las cuentas.Nuestros ingresos eran 50 socios a 40 pts,y 50 los transeuntes, (un solo día) a 25pts. Cuando pagamos la electricidad cal-culada y el alquiler de sillas y veladores,quedó un déficit que pagamos a escotelos varones; las niñas, no.Todavía nos quedaba una sorpresa.Acabada la Feria, vino el Sr. Font, repre-sentante de la Sociedad de Autores, conuna carta del Gobernador Civil, recla-mándonos 800 pesetas por la música delpianillo y por las canciones interpreta-das por Marujita.Terminamos en el Cuartelde la Guardia Civil.El desmonte de la caseta, fue igual-mente rápido y con voluntarios. Pusimosunas cartas de gratitud, pero a los trans-portistas había que pagarles. Otro escote.Lógicamente, acordamos no ponerlamas. Pero al año siguiente, volvimos amontarla, con el nombre de «RUTAS»,y el subtítulo Caseta de la Prensa, por-que teníamos un periódico (clandestino,pero periódico) y así repetimos variosaños. Cosas de los jóvenes. La Feria enel Cielo y «las niñas» se lo merecían.Sirvan estas líneas de cariñoso recuer-do, para los mencionados, los olvidadosy los que están disfrutando de una mere-cida y real Feria en los cielos.Primera fila arriba y de izquierda a derecha: Antonio Díaz, Juan Cano, Eduardo Hermosín, Juan Gutiérrez, Rafael La Casa,Manuel del Molino, Eduardo Bulnes, dos camareros, Mateo Hermosín, Manuel del Trigo y Pepe Castaños.Segunda fila: Consuelo La Casa, Elvira Casado, Pedro La Casa, Juan Mª Alvertos, Antonio Vals, Sra. de Figueredo,Marujita Díaz, Vicente Romero, Ángeles Moreno, Enrique Rodríguez, Montoya, Celestino Martín y Rafael Rodríguez.Tercera fila: Conchita Casado, Mª del Carmen Trigo, Concha Bulnes, Lola Ramos, Beatriz Figueredo,Mª de los Santos Alvertos, Carmen Castaños y María de los Santos. Cuarta fila: Lola Trigo, Encarnita, Lola Romero,Concha Trigo, Esperanza Figueredo, Mª del Águila Alvertos y Emilia Granados.Vicente Romero Muñoz
  8. 8. 9Caseta«El submarinoamarillo»Caseta«Los Ochenteros»
  9. 9. ANTES de abordar el presentedocumento, objeto de nues-tro artículo, recordemos quehace tres años se celebraba el 800aniversario de la fundación, en 1209,de la Primera Orden de San Franciscode Asís (1182-1226), cuya rama másnumerosa fue la de los Franciscanosde la Observancia, «Ordo FratrumMinorum» (Orden de los HermanosMenores).Término éste de «Menores»que adoptaron como sinónimo de«humildad».Tomando como base y apoyo nues-tros documentos, originales e inédi-tos, vamos a comentar algunos capí-tulos de la historia franciscana, paraencuadrarla, como debe ser, en sumarco temporal, institucional y reli-gioso. Sólo, así, entenderemos todosmejor los entresijos de las tres órde-nes religiosas fundadas por el seráficoFrancisco.Para ello haremos un breve reco-rrido por sus «Estatutos», y su con-tinuada renovación a lo largo, yhasta el siglo XVII; hablaremos dela constitución de las dos grandesFamilias de la Observancia; estudiare-mos el desarrollo de las órdenes francis-canas; y, finalmente, siguiendo nuestrasfuentes, comentaremos la vinculaciónde la Orden con Alcalá, y desglosare-mos su contenido y su excelente simbo-logía. Hagamos, pues, un poco de histo-ria.En cuanto a los Estatutos de laObservancia diremos que los más anti-guos son los acordados en Narbona, entiempos de San Buenaventura (1257).Más tarde, aquellos capítulos fueronreducidos a doce, en la Congregación dePerpiñán, en 1331. En España, concreta-mente,[…] en Barcelona, en el año de laRedención de 1451, en el convento deSanta María de Jesús, se juntaron en uno,con la autoridad del papa Gregorio IV, ydespués, Nicolás V, los Estatutos, tantoApostólicos como los de la Orden, abre-viándose en nueve capítulos.1Ya, hasta 1532, no se volvieron arevisar los Estatutos, pero en 1549 laCongregación de Burgos determinó quelos citados Estatutos de la ciudad condal[…] se redujesen a un breve compendio,cosa que no se hizo hasta el CapítuloGeneral de Salamanca, en 1553, donde lasdos Familias, Cismontana y Ultramontana,acordaron su publicación, previa autori-zación del papa Julio III (1550-1555).Con todo, en el Capítulo de Valladolid,en 1565, la Familia Cismontana retomólos Estatutos de Barcelona, dejando sinvigor los salmantinos.Andando el tiempo, siendo MinistroGeneral el notable Padre Fray FranciscoGonzaga, se reunió […] en la ciudadimperial de Toledo, en el convento deSan Juan de los Reyes, en la fiesta dePentecostés, en 1583, el CapítuloGeneral, que modificó los Estatutossiguiendo la recomendación delConcilio de Trento.2En 1606 se cele-bró, allí mismo, otro Capítulo, perolas decisiones se aplazaron para elde Salamanca, en 1618. Cuando llegóel momento de los acuerdos, lasdisensiones fueron tantas y tan fuer-tes que se volvieron a posponer loscapítulos.Por fin en 1621, en el conventode San Francisco, de Segovia, se logra-ron puntualizar las últimas modifica-ciones. En los Estatutos se incluyeronlos decretos pontificios, se sujetabana la censura de la Iglesia, y, final-mente, […] se exhortaba a todos losreligiosos, sin excepción de Familias,a su recibimiento y observancia.3Como vemos, hasta casi doce modi-ficaciones sufrieron los Estatutosfranciscanos, que, como veremos des-pués, no lograron unificar del todolas tendencias religiosas dentro de laOrden.En este sentido, ello dio lugar a laexistencia de dos grandes Familias oVicaríasindependientes:laCismontana y laUltramontana, ya citadas. Con respectoa la primera, se extendía por tres países:España, Francia y Alemania, repartida en68 vicarías provinciales. Como no es elcaso enumerarlas todas, aquí, sólo cita-remos su distribución en la Península,que es el siguiente: Castilla, Aragón,Santiago de Compostela, Portugal, la dela Concepción, Andalucía, Burgos, la delos Ángeles, la de la Piedad Descalzos,la de San Gabriel Descalzos, Cartagena,la de los Algarbes (sic), Mallorca, la deSan Miguel, Cantabria, Canaria, Cerdeña,Valencia, Cataluña, la de la RábidaDescalzos, la de San José Descalzos, lade San Antonio Descalzos, la de SanJuan Bautista Descalzos, Granada y SanPablo Descalzos.4Asimismo, en las Indias Occidentalesfiguraban las provincias de Nueva EspañaTESTIMONIOS DE NUESTRO PASADO HISTÓRICOTRES DOCUMENTOS SOBRE LA ORDEN FRANCISCANAY SU VINCULACIÓN CON ALCALÁ1. Estatutos Generales de Barcelona para la Familia Cismontana de la Regular Observancia de N.P. San Francisco. Toledo, 1583, en casa de PeroLópez de Haro, editor, impresor y librero.2. Estatutos Generales de Barcelona. En Madrid, Imprenta Real, por Tomás Iunti, impresor del Rey Nuestro Señor. Año 1622.3. Estatutos Generales de Segovia, ídem, ibídem.4. Los franciscanos Descalzos pertenecían a los Hermanos Menores de la Estricta Observancia (O.F.M.D.), y eran conventuales reformados que propugnaban el rigor y la austeridad conventual. Su fundación fue en Granada, en 1495, debida a Juan de Guadalupe (Nota del autor).Ilustración de San Francisco de Asís,en la portada de los Estatutos de Barcelona.México, por Pedro Ochatre, editor, 1585.Señalaste, Señor a tu siervo Franciscocon los signos de nuestra Redención.10
  10. 10. (con 10 sedes), y la del Reino del Perú(con 7 sedes). Por último, en las IndiasOrientales existía la de Santo Tomás en suCustodia de la Madre de Dios, en Malaca.ConrespectoalaFamiliaUltramontana,ésta se extendía por otras tres naciones:Lombardía (con 11 sedes), la del PequeñoReino (con 9) y la Ultramontana (con 14),repartidas en otras tantas 35 vicarías pro-vinciales.Como decíamos, de la Primera Ordende San Francisco nacieron otras tres, lasmismas que profesan la Regla de los cita-dos Frailes Menores, pero cada una consus constituciones o Estatutos, y su MinistroGeneral. No podía ser de otra manera, ala vista de lo expuesto sobre los Estatutos.Y, sin duda, fue así porque aquellaRegla primitiva no escrita, suscitó entrelos miembros de la Orden diferentesmodos de interpretación, y provocó lapugna entre vivir en la absoluta pobreza,predicación y mendicancia, y la institu-cionalización en comunidades conventua-les. Ello obligó a su fundador a ponerlapor escrito, en 1221, y, posteriormente,a ser corregida, supervisada y sanciona-da por el papa Honorio III (1223) en subula Solet Annuere («Lo que se suelepermitir»). Con ello se solucionaron partede los conflictos internos de la Orden,pero sólo en parte, como veremos alrepasar la evolución de las tres tenden-cias religiosas franciscanas.En primer lugar, en esta evolución,digamos que los Franciscanos Conventualesson el tronco original de la Orden del quebrotaron después diferentes reformas. Ya,en 5 de abril de 1250 el papa InocencioIV declaró «conventuales» sus iglesias,concediéndoles la misma prerrogativa quea las Colegiatas. Los frailes, sin embargo,no recibieron esta denominación hastala segunda mitad del siglo XIV, para dis-tinguirlos de los que se retiraban a loseremitorios, -muy pocos, por cierto-, enbusca de la mejor «observancia» de laRegla.Los Franciscanos Conventuales vivíanen «Comunidad», en los grandes con-ventos de las ciudades, dedicados a lapredicación, la enseñanza y la imparti-ción de los sacramentos. El manteni-miento de estos edificios no permitía laobservancia de la pobreza absoluta, perolos Papas, interesados en mantener losbeneficios pastorales que aportaban a laIglesia, ayudaron con privilegios y decla-raciones, la observancia de la Regla.A ello se opusieron los «Espirituales»observantes, partidarios de una pobrezamás radical, sin intervenciones pontifi-cias. El asunto se fue enconando, hastaque el papa Juan XXII (1317-1318) loscondenó, nada menos que por herejes.En esta misma línea, pero con actitudesmás conservadoras y ortodoxas, nacie-ron los Hermanos Menores Observanteso de la Regular Observancia.Dicha Reforma surgió en Italia en1368, creada por el beato Fray PaoluccioTrinci de Foligno.5Las reformas obser-vantes se fueron expandiendo rápidamen-te por Italia, Francia, España y Portugal.Unos cincuenta años más tarde, fueronreconocidas por el Concilio de Constanzaen 23 de septiembre de1415, por laConstituciónApostólica «Supplicationibuspersonarum» («Para las rogativas de laspersonas»). En 1446, el papa Eugenio IV,por las bulas Vinea Domini («La viñadel Señor») y Ut sacra («Para las cosassagradas»), en 1431 y 1446, respectiva-mente, separó la Observancia de losConventuales o Claustrales, y la trans-formó en una Orden dentro de la Orden.ElascensoimparabledelosObservantes,gracias a su buen gobierno y a su ejemplode vida, consiguió la radical supresión delos Conventuales. Pero también al apoyode los Reyes Católicos, a principios delsiglo XVI y, posteriormente, con Felipe II,en 1568. Tantos favores conllevaron elabandono de los eremitorios y la vueltaa los estudios, fundamentales para su apos-tolado popular, caritativo, social y misio-nero.Hasta tal punto fue creciendo suinfluencia y poder que se apropiaron delsigillum (sello) de la Orden, y de susconventos. En este caso, porque preferíanla ocupación a la edificación de otros nue-vos. Todo, desde luego, con tremendoslitigios, que hoy, con todo lo que sabe-mos de la Iglesia, ya no nos sorprenden.Dado este ambiente de discordia, tuvoque intervenir el papa León X, quien porla bula Ite vos («Id vosotros») de 29 demayo de 1517, terminó de romper la esca-sa unidad de las dos tendencias. Es el casode que concedía a los Hermanos Menoresde la Regular Observancia (O.F.M., Ordende los Hermanos Menores) la primacíajurídica de la Orden y el título de HermanosMenores a los Observantes, y a su MinistroGeneral el título de «Minister GeneralisTotius Ordinis Minorum» («MinistroGeneral de todos los Hermanos Menores»),como podemos observar en el documentoque presentamos. Prerrogativas que antesdisfrutaban los franciscanos Conventuales.Desde entonces, la Observancia sededicó al estudio y la construcción degrandes conventos e iglesias, sin mayo-res escrúpulos de conciencia. Actitudesmuy diferentes a las de sus comienzosen pequeños conventitos y eremitorios.No es de extrañar que, a los pocos años(1532) se segregaran de ellos los FrailesMenores Reformados de la EstrictaObservancia, los Recoletos (aunque másde hecho que de derecho) y los FrailesMenores Capuchinos.Esta tercera Familia, nació, lógica-mente, del tronco de los HermanosMenores Observantes, porque era inevi-table que alguien, desde dentro, reivin-dicase el derecho de observar la Regla ala letra, con todo su rigor. La poderosaFamilia Observante trató de evitarlointentando reabsorberlos, pero, al no con-seguirlo, los persiguió, durante los pri-meros años.Gracias a la protección de la sobrinadel papa Clemente VII, doña CatalinaCybo, duquesa de Camerino, éste lesconcedió la bula Religionis celus («Elcelo de la religión») en 3 de julio de1528, con lo que oficialmente se fundóla Familia Capuchina. Finalmente, elpapa Pablo V, en 1619, les concedió lafacultad de disponer de Ministro Generalpropio, con plena autonomía. La Ordenmendicante de los Capuchinos ha veni-do siempre representando la línea másrígida y austera, y, por el modo de traba-jar y de vivir, son conocidos como los«frailes del pueblo».Desde entonces, aunque con menortensión, existieron las disensiones yareferidas, hasta que llegó la reunifica-ción durante el papado de León XIII. En4 de octubre de 1897, exactamente, consu bula «Felicitate quadam» («Con cier-ta felicidad»), se puso fin a la divisiónsecular de la Familia Observante. Noobstante, para hacer frente a los últimosflecos políticos y nacionales de aquelcélebre acuerdo, fue precisa la interven-ción de Pio XII, en 1940.Después de tantos años, el resultadofue que, salvo los Capuchinos, que logra-ron conquistar y mantener su indepen-dencia, las otras Familias franciscanasreformadas siguieron formando parte dela Familia Observante. En este sentido,siguen compartiendo con ella un mismo5. Los que consolidaron la Reforma fueron: San Bernardino de Siena, San Juan de Capistrano, San Jaime de la Marca y FrayAlberto de Sarteano (Nota deAutor).
  11. 11. Ministro General, y las labores deapostolado y misión, sobre todo enultramar.No discutimos, en fin, que estadesleal competencia histórica entrelas distintas tendencias religiosas,que brotaron del primitivo troncodel seráfico San Francisco, tuvie-ran un mismo y buen fin, pero losmedios, en forma de continuadosenfrentamientos y litispendencias,no se justifican en modo alguno. Yes que la Iglesia ha olvidado -yolvida, con frecuencia- aquello dedar buen ejemplo. Hasta aquí, unabreve, pero necesaria reseña, de lasramas religiosas que surgieron de laprimitiva Orden de San Francisco.Llegados a este punto, es elmomento de recordar la vincula-ción histórica de la Orden francis-cana con Alcalá. Digamos, pues,que, ya, hacia el último tercio delsiglo XV, la presencia de frailesfranciscanos se constata en nues-tro término. Y no antes.6El ceno-bio elegido se edificó a las afuerasde nuestra villa, en el lugar dondehoy está la «Hacienda de losÁngeles», a 2,5 km de la población. Elconvento se llamó de «San Francisco»,y por su ubicación, se conocía como «elde los Ángeles Viejos».En dicho monasterio habitaron, enprincipio, los frailes Claustrales hastabien entrado el siglo XVI, pero no tuvie-ron Casa dentro de nuestro pueblo, aun-que pernoctaron muchas veces en casas«particulares y dignas», cuando sus tareasde apostolado o de predicación se alar-gaban.7Después, a partir de 1537, con laexpulsión de los Claustrales, fueron losObservantes los que vivieron en dichoconvento.Desde entonces, la primera posibili-dad documentada para que la Orden seestableciera en Alcalá, es de 1543. Setrata de una donación de un prócer sevi-llano, de la collación de Santa MaríaMagdalena, don Luis de Monsalve, quedonaba un solar,[…] en la collación de Santiago queha por linderos, de una parte, casa solarque solía ser de Diego Santero, e deotra parte e por delante, las calles delRey, e porque el dicho solar cae en elsitio e compás donde se á de pasar eldicho monasterio de los Ángeles, de dondehasta agora está, porque tenga el dichomonasterio aquella largura que se requie-ra para poder fezer el dicho monasterio,es mi voluntad de fazer donación, &,[…].8Un segundo intento se dio en 1554.Se trató de un intercambio del solar cita-do, […] frontero de la puerta de la igle-sia de ese monasterio, pasado el cami-no, por otro que el cabildo alcalareño,[…] tiene dado sitio para la edifica-ción del convento, y tiene necesidad delsolar sobredicho para poder hazer porél el camino y vereda, porque las capi-llas que agora se han de edificar estre-chan el dicho camino, &, […]. 9El trueque lo autorizó el MinistroProvincialdelaProvinciadeAndalucía,Fray Pedro de Azpeitia, al reveren-do Padre Guardián y frailes del con-vento de Ntra. Sra. de los Ángelesde Alcalá de Guadaíra. En carta fir-mada y sellada con el sello mayor desu oficio, desde el convento de SantaMaría de las Veredas, de Utrera, dalicencia para que se haga la dichadonación e intercambio,[…] porque no estorben la edi-ficación de las dichas capillas, acausa que se le impide el camino,& […].10( 3ª)De este documento queremoscomentar el sello. Éste se creó en1499, cuando la Provincia Béticase independizó de la de Castilla,porque anteriormente, desde 1260,con San Buenaventura, la CustodiaHispalense pertenecía al CapítuloGeneral de Narbona.El Ministro General de entonces,Fray Francisco de Gonzaga dejóconstancia de su fundación, y aña-dió el sello mayor, cuya leyendaes: «Sigillum Minister ProvinciaeBethici» («Sello del Ministro de laProvincia de la Bética»). Dentro, su ico-nografía muestra la imagen del Salvadoratado a la columna y dos flagelos a suspies. En la parte superior, el famososímbolo de la «Tau» (T), y, en el extre-mo inferior, una granada, porque laBética pertenecía a Granada, cabecerade la Provincia.11Tuvieron que pasar once años paraque los frailes de los Ángeles se asentarandefinitivamente en Alcalá. Fue en 1565.Aquel convento se construyó en un solarcedido por el concejo alcalareño, en laque sería calle de San Francisco, dentrode una bella y frondosa huerta, junto alrío, mirando a la ermita de San Roque ySan Ginés.Asimismo, el concejo costeó su edi-ficación, convirtiéndose en el principalmecenas y patrono de la Orden12. De todasformas las obras no se acabaron hasta1587 y 1589, según consta en el Memorial6. Nos referimos a que no estamos de acuerdo que fuera fundado por Fernando III (1248)«bajo la advocación de los Ángeles», según afirma Ortiz de Zúñigaen sus Anales eclesiásticos y seculares de la ciudad de Sevilla (1246-1671). Imprenta Real, Madrid, 1795, I, 144 (Corregidos e ilustrados por don Antoniode Espinosa y Cárcel); ni que lo hiciese el propio San Francisco, que murió en 1226 (Nota de Autor).7. APS. Rodrigo de Mairena. Leg. 1534, 5.10.1534, s/f. Francisco Hermoso. Leg. 1541, 10.8.1541, s/f.8. APS. Perafán de Ribera. Leg. 1543, 3, martes, 7.1543, s/f. La donación la recibió el Padre Fray Juan de la Cruz, solicitador del convento, y en sunombre. Se firmó en la Santa Iglesia Catedral de Sevilla, ante el escribano público García de León.9. APS. Juan Moreno Delicado. Leg. 1554, 9.10.1554, s/f.10. APS. Ídem, ibídem.11. Creo que la sede de la Orden se encuentra en Sevilla, en el convento de San Antonio de Padua, calle de San Vicente, 91.12. Véase mi artículo: «El monasterio de Ntra. Sra. de los Ángeles». Revista Escaparate. Feria, 1998, 54-55. Coincidimos en esto con el P. Flores,en sus Memorias, y con Pedro León Serrano en su Compendio.Documento de donación de un solar a la Orden,por don Luis de Monsalve. APS, 1543.12
  12. 12. de gastos del regidor que supervisó laconstrucción, don Antonio de Coria.13¡Qué diferencia de criterios entre aque-llos capitulares y los de nuestro tiempo!Aquéllos edificando; los de nuestro tiem-po, destruyendo aquel hermoso monu-mento de estilo Bajo Renacimiento, paralevantar, en 1968, la «excelsa maravilla»de la Torre de pisos de San Francisco (dela que dejaron, al menos, sólo el nom-bre, para recuerdo de su conciencia).De modo que, durante más de cuatrosiglos, los frailes de la Observancia delos Hermanos Menores de San Francisco,desarrollaron en nuestra villa una laborde apostolado social, espiritual y mate-rial digna de ser recordada. Así lo hemospodido comprobar en los documentoscitados, y en numerosas citas de Protocolos,Actas Capitulares y otros Archivos, cuyarelación excede de este artículo.No obstante, hemos seleccionado untercer documento, que por su peculiari-dad y su simbología iconográfica, loconvierte en uno de los más representa-tivos de la vinculación y relación de laObservancia con Alcalá.Como se puede leer se trata de unnombramiento hecho por el Padre FrayAlonso Salizanes, Ministro General delos frailes Menores de toda la Orden deNuestro Padres Señor San Francisco, alPadre FrayAntonio del Castillo, PredicadorApostólico, a la sazón, Prior del conven-to de San Francisco, de Alcalá.La carta del Sindicato de Jerusalén vadirigida, como era preceptivo, al Provincialy Juez ejecutor de la Santa Hermandadde nuestra villa, don Francisco Núñezde Prado y Bohórquez,[…] persona de los hijosdalgo, quiengozaba de voz y voto, asiento y lugar juntoal alcalde en el cabildo, donde podía entrarcon espada al cinto y vara alta de justicia.14Era la Hermandad una especie depolicía rural, dada la inseguridad reinan-te, y, además, un órgano judicial durísi-mo que actuaba en consonancia con laSanta Cruzada y la Santa Inquisición;las tres «santas» que las malas lenguasde la época (siglo XVII) decían quetenían destruida España.15En la primera parte del documentose hace mención a que,[…] están a cargo de nuestra SantaReligión los sacrosantos lugares deJerusalén, donde Nuestro Señor Iesucristo,Dios y Hombre verdadero encarnó, nacióy vivió, y muriendo en Cruz, obró losmisterios de la Redempción (sic) de elgénero humano, & […].16(4ª)Después de esta declaración de losprincipios o dogmas de la Iglesia, seña-la el texto que dichos Santos Lugaresestán a su cuidado,[…] de más de quatrocientos y sesen-ta años a esta parte, en medio de la poten-cia de tantos enemigos: turcos, moros,cismáticos y hebreos…y sin tener bienesen la tierra, pagando excesivos tribu-tos…y hospedando a los peregrinos, quede toda la Cristiandad van a venerarlos,& […].17Vista general del Convento de San Francisco de Alcalá de Guadaíra,derruido en la década de los sesenta del siglo XX. Foto: Enrique Rodríguez OjedaLicencia del Provincial de la Orden al convento de los Ángeles de Alcalápara hacer la donación del solar. APS, 1554.13. AHMAG. Ac. Cap. 1.11.1587 y 9.7.1589.14. APS. Francisco Marín. Leg. 1635-1636. En 2.1.1636, f. 491r-v. ya ocupaba el cargo.15. Grandeza y miseria de Andalucía. Edición, introducción y notas de Pedro Herrera Puga. Granada, 1981.16. Archivo Hospital de la Caridad. (AHC). Papeles de la Observancia Franciscana (O.F.M.) del siglo XVI. «Carta del Sindicato de Jerusalén»,expedida en el Convento de San Francisco de Madrid, a 20 de diciembre de 1637. Sig. SHC/A-021-48.17. Ídem, ibídem.13
  13. 13. La siguiente referencia se centra enFray Antonio del Castillo, nuestro Priorfranciscano alcalareño, sobre el que sedice que su nombramiento se debe por-que es[…] persona en quien concurren todaslas buenas partes de Religión, pruden-cia, fidelidad, exemplo, y doctrina paratan santo ministerio, & […].18No se piense que estas virtudes seredactaban de oficio en el documento.El proceso de selección era tan estrictocomo inquisitivo. Además de estas cua-lidades, eran requisitos previos exclu-yentes, entre otros, los siguientes: habernacido de matrimonio legítimo, tener másde 30 años, y tener aprobación de vida ycostumbres. Eran inhábiles para el ofi-cio, para el que se nombraba,[…] ser descendiente, dentro del cuar-to grado, de judíos, moros o de herejes,cuyos huesos o estatuas hubieran sidoquemados, conforme a los EstatutosApostólicos de los papas Paulo IV yGregorio XIII.19Toda esta investigación sobre la per-sona designada, estaba sometida[…] a inquisición jurídica de su lina-je, dos meses antes de ser nombrado enel Capítulo o Congregación.20Pero no sólo los religiosos destina-dos a Tierra Santa, como Fray Antonio,debían llevar una vida con muestras desantidad y virtud, para que allí dieranbuen ejemplo de la Fe, sino que, además,[…] debían tener la aprobación enletras, y estar experimentados en nego-cios, para satisfacer a la obligación desu oficio y cargo.21Al Padre Fray Antonio del Castillo -continúaeltexto-selenombrabaComisario,Procurador General y Síndico Apostólicode la Familia Cismontana, en virtud detodo lo dicho, y de los BrevesApostólicos,[…] de nuestro santísimo Padre MartinoPapa V, de catorce de enero (segundo añode su Pontificado), confirmado por nues-tro santísimo Padre Paulo Papa V, de queen esta parte usamos, & […].22En consecuencia, era éste un cargode grandísima responsabilidad, para elque nuestro ilustre franciscano recibióplena facultad, para la administración delos Santos Lugares. El nombramiento erapara tres años, prorrogable a otro más,pero ya no podía ser elegido hasta pasa-dos dieciséis años (aunque podía serVicario o Vicecomisario).Dentro de sus atribuciones, nuestrodocumento especifica la principal, queera la de nombrar Síndicos Apostólicos,para la recaudación de las limosnas,[…] en quien entren las limosnas,mandas de testamentos, situaciones yotras qualesquier, para que las puedanhaber, recibir y cobrar en nombre de laSanta Sede Apostólica…para ayuda (delos Santos Lugares) a su conservación yCarta de Sindicato de Jerusalén. AHC, 1637.18. Ídem, ibídem.19. Estatutos Generales de Barcelona, op. cit.: «De las elecciones e instituciones de los oficios», VII, 61-82.20. Ídem, ibídem.21. Ídem, ibídem.22. AHC. «Papeles…», op. cit., ídem, ibídem. Recordemos lo dicho sobre las dos Familias franciscanas. Martín V (1417-1431) y Paulo V (1605-1621),según el Liber Pontificalis o el Anuario Pontificio.14
  14. 14. reparos, y sustento de nuestros Religiosos,que los tienen a su cargo.23Otras funciones que debía cumplir nues-tro Comisario General son las siguientes:- enviar las limosnas al Síndico Generalde la nación (en este caso, que reside enla villa de Madrid).- llevar un libro de registro dondeasienten las limosnas que reciba de TierraSanta, con los gastos de portes y recogida.- remitir las limosnas a Venecia yMesina, y desde allí, a Jerusalén.- ser avisados del envío de las limos-nas, para que se manden juntas.- llevar al Capítulo General los librosde cuentas de las limosnas, en el que losCustodios, contabilizarán la suma de todaslas limosnas de su provincia.Por otra parte, el Comisario Generaltenía facultad de designar un sustituto oVicecomisario, que realizara susmismas funciones. También a éstese le obligaba a llevar un registrode las limosnas, especificandocantidades, y si eran espontáneaso perpetuas, anotándose en unlibro diferente, en este último caso,seguidas del nombre del donante.Una segunda función delVicecomisario consistía en tomarla cuenta a los Síndicos cada seismeses, y hacerlo delante del párro-co principal de cada parroquia olugar. En el mismo plazo debíaenviar las citadas limosnas alComisario o Procurador Generalde la nación, y si había algúnimpedimento, se entregarían enel convento más cercano.24Como podemos comprobartodo estaba estrictamente contro-lado, en cuanto a la percepciónde los dineros. Además, se impo-nían penas de excomunión mayor«latae sententiae ipso facto incu-rrenda» («sentencia mayor en elacto a los que incurran») a los quede cualquier forma defraudaren,porque las limosnas son[…] para la conservación,restauración, socorro de los SantosLugares, aumento del culto divino, queen ellos se sirve…y también para el sus-tento y necesidades de los frailes nues-tros que allí viven, y de los peregrinosque se hospedan en sus conventos.25Sin embargo, se consideraba lícitoproveer a los Comisarios, Procuradores,Vicecomisarios y compañeros religiosos,de las limosnas recaudadas, para sus nece-sidades,[…] pero con moderación, atendien-do a la pobreza que profesan.26El cuerpo final del documento hacealusión, precisamente, a que el trabajo yel santo ministerio encomendado a nues-tro Comisario franciscano alcalareño noestaba remunerado,[…] ya que no podemos gratificaren lo temporal, recibimos a V.M. a nues-tra Hermandad, y a toda su familia, a laparticipación en vida y en muerte detodos los bienes espirituales, misas y ofi-cios divinos, meditaciones, confesiones,ayunos, vigilias y penitencias a DiosNuestro Señor aceptas, que por su mise-ricordia ayuda a hazer a los Religiososy Religiosas de toda nuestra SagradaOrden, & […].27Por último, nos queda por comentarde nuestro artículo la parte más llamati-va, representada por toda una completí-sima iconografía de la Orden Seráfica,simbolizada en cuatro representaciones.Inmaculada: Es conocida la devo-ción a la Inmaculada Concepción que laOrden Seráfica le profesó, contribuyen-do a su arraigo y extensión por todo elmundo. Tanto es, así, que se denomina-ban «frailes de la Inmaculada». La ima-gen se presenta sobre la media luna cre-ciente, como señora del Universo,tocada con corona real y, porcimera, las doce simbólicas estre-llas. Al pie, el anagrama concep-cionista «Ave María».En otra tipografía, que adjun-tamos, aparece una Inmaculadasemejante, aunque no coronada,presidiendo a la gran FamiliaCismontana, con alusión al dogmade la Concepción, «Bajo la cató-lica augustísima protección delrey Felipe IV».28Precisamente,desde 1644, este rey declaró«fiesta de guardar» el día de laInmaculada. Anteriormente, elpapa Sixto IV, en 1483, habíaextendido dicha fiesta por todo elOccidente.29(5ª)Escudo: Dentro del campo,rodeándolo, la cuerda que ceñíael hábito de los frailes. En el can-tón superior izquierdo, el emble-ma común de todos los francisca-nos, que comprende: la «Tau»,más que cruz, que adoptó SanFrancisco, como señal de con-versión, penitencia y pertenenciaa la Iglesia de Cristo; hasta talpunto que firmaba sus cartas coneste símbolo.3023. Ídem, ibídem.24. Estatutos de los Frailes Recoletos: «Estatutos generales para los Lugares de Tierra Santa», IV, 106-107.25. Ídem, ibídem.26. Ídem, ibídem.27. AHC. «Papeles…», op. cit., ídem, ibídem. Recordemos lo dicho sobre las dos Familias franciscanas. Martín V (1417-1431) y Paulo V (1605-1621),según el Liber Pontificalis o el Anuario Pontificio.28. Biblioteca de la Universidad de Granada. Sig. BHR/A-016-248. 1649.29. Ninguna de las quince pinturas de la Inmaculada, repartidas por las iglesias de Sevilla, coinciden con la iconografía de la que presenta nuestrodocumento (Nota de Autor).30. La «Tau» es la última letra del alfabeto hebreo y la decimonovena del griego. La Tau la utilizó en el hábito, por primera vez, San Antonio Abad,como distintivo cristiano. (Nota de Autor).Ilustración de la Familia Cismontana. BibliotecaUniversidad de Granada, 1649.15
  15. 15. Fue adoptada desde el Conciliode Letrán, presidido por el papaInocencio III, en 1215. El Pontífice,después de describir la triste situa-ción de los Santos Lugares, profa-nados por sarracenos, y los escán-dalos que desacreditaban a la Iglesia,evocó el pasaje de Ezequiel (9, 3-6),y dirigiéndose a los presentes, entrelos que se encontraba San Francisco,como Ministro General de la Orden,les dijo:[…] habéis de castigar impla-cablemente a cuantos no estánseñalados con la Tau propiciatoria,y se obstinen en deshonrar laCristiandad, &.31El Papa señaló como portantesde la Tau a tres grupos: los que sealistaran en las Cruzadas; los queluchasen contra la herejía; y lospecadores que quisieran reformarsu vida. En cuanto a los «Dos bra-zos cruzados con llagas en las pal-mas», representan a todos losHermanos Menores de la Orden.32En el cantón superior derecho,«Cinco ramos o racimos» que sig-nifican las llagas de la crucifixión:las dos de las manos, la del pecho enel centro por la lanzada, y las dos delos pies. Este mismo escudo aparece enel monasterio de Bidaurreta, de monjasClarisasFranciscanas,enOñate(Guipúzcoa),pero superado por una corona de espinas(símbolo de la Pasión), y flanqueado acada lado por dos ángeles tenantes.33En punta, o parte inferior central,escudo de la «Cruz de Jerusalén» (tam-bién representada en la parte izquierdadel retablo de la basílica de Asís). Estacruz es la de los Cruzados y el símbolodel Reino de Jerusalén. Es una cruzgriega, rodeada de otras cuatro, igualespero más pequeñas, situadas en cadauno de los cuadrantes (o brazos), querepresentan a los cuatro evangelistas o,según otras teorías, los cuatro puntoscardinales por donde se difundió el men-saje de Jesucristo. Las cinco cruces, enconjunto, significan las cinco llagas dela crucifixión.En la parte superior derecha encon-tramos la representación más antigua, yúnica, de la Ermita del Calvario, de la«Ermita de San Roque y San Ginés», uneremitorio fundado en el siglo XVI,dedicado a la devoción de San Roque,protector de las epidemias, y a SanGinés de la Jara, otro eremita -olvidadode la tradición alcalareña-, protector dela vendimia según unos, y de la produc-ción y el trabajo, según otros. En primerplano, un monje franciscano, seguramen-te «San Roque», eremita contemplandoun crucifijo, insinuando la relación de laErmita con la Orden Tercera de SanFrancisco, pues el santo había perteneci-do a dicha Orden (rama laica que viviósegún la espitualidad franciscana). Alfondo, la Ermita, igual que la vemoshoy, con otro «Penitente recostado»junto a una ideal representación del«Puente». Ermita, San Roque y Puente:una trilogía heráldica y religiosa desiglos, que ha venido marcando unagran parcela de nuestra historia. De ahí,la representación simbólica de Alcalá.Sello: El documento se cierra, al pie,con un sello ovalado símbolo, general-mente, de una orden religiosa.Corresponde al sello del «MinistroGeneral de toda la Orden de losHermanos Menores», que así rezasu leyenda. En el interior, (arriba)el Espíritu Santo inspira y derramasobre los Apóstoles su sabiduría, enforma de lenguas de fuego; en elcentro Jesucristo; en el extremoinferior, San Francisco.El documento, pues, es unaespléndida síntesis de la Ordenfranciscana, que nos da todas lasclaves simbólicas de su origen, suspostulados, su evolución y sus acti-vidades conventuales y mendican-tes. Estos tres escudos en uno, a mime sugieren el misterio de laTrinidad, y el conjunto de la icono-grafía del documento, una síntesisde los dogmas de la Iglesia.A la vista de los documentosexpuestos, la Orden de San Franciscotuvo, por consiguiente, una granvinculación con nuestro pueblo,dejando una gran huella entre losalcalareños de su tiempo, gracias asu labor espiritual y mendicante.Tanto fue así que, incluso, la festi-vidad de Santa María de los Ángeles(celebrada el 2 de agosto) fue el ori-gen de la Feria que ahora disfrutamos,celebrándose en su honor a ella hace unaextensa referencia nuestro escritor delSiglo de Oro, don Cristóbal de Monroy,en su comedia famosa El encanto porlos celos y Fuente de la Judía. después,se llamó de Santa María del Castillo; mástarde, Virgen de Agosto; y, finalmente,Virgen del Águila, que recogió unabellísima tradición religiosa, insertándo-la en la más profunda costumbre religio-sa y festiva del pueblo.Porque, en definitiva, no hay devo-ción sin diversión -y viceversa- en lavida de los pueblos. Sobre todo en nues-tra barroca Andalucía. Esperemos que elhistórico lema de «Paz y Bien» de laSeráfica Orden nos proteja a todos, enestos tiempos tan difíciles, en los que la«hermana» pobreza franciscana es hués-ped permanente en muchos hogares.31. Hace referencia a que los israelitas utilizaban este símbolo en los dinteles de sus puertas, durante la Pascua, para librarse del Ángel Exterminador(Nota de Autor).32. En el retablo de la capilla de la basílica de San Francisco de Asís, parte derecha, está representada la Tau-Cruz (Nota de Autor).33. Fundado en 1510 por Don Juan López de Lazárraga, tesorero y contador de los Reyes Católicos, y su mujer Doña Juana de Gamboa. (Nota de Autor).José Luis Pérez MorenoDoctor en HistoriaPremio Nacional de Historia e Investigación«San Francisco». Dibujo a color. Lápiz sobre papel.José Guerra Ventero (+). En su memoria.16
  16. 16. Caseta «La Jarana»Caseta «El Jarrito»17
  17. 17. 18Caseta «Ducal»Caseta «La Fuente del Piojo»
  18. 18. LA idea no es mía.Además, he tenidoque discutir tanto y aveces tan agriamente con suautor, que ganas me handado de mandarlo todo apaseo. Pero, por fin, una tardede la primavera, quizás muysimilar a aquella en queMerceditas cambió de color,mi amigo Ramón NúñezVaces lo hizo de parecer.Mi persistente esfuerzo nohabía sido en vano. De mane-ra que quedé encargado deplasmar por escrito la ideaque mi segoviano y tercoamigo había tenido. En rea-lidad, de hacer lo que pudie-ra.Pero he de aclarar algúnextremo más. No es que yono tema al ridículo, pero misentido de la amistad, o delcompañerismo, me lo hacedespreciar en ocasiones. Yésta es una de ellas: vale queyo lo haga, pero no consen-tiré, si de mí depende, quemi amigo el segoviano incu-rra en él. De modo que puededecirse que escribo el pre-sente texto por solidaridadno exenta de sacrificio.Entremos en materia. Ramón queríaescribir sobre Antonio Mairena, ahora queen septiembre se cumplirán treinta añosde su fallecimiento. ¡En buen lío se ibaa meter! ¡Escribir sobre Antonio Mairena!Nada menos. No es que yo pueda hacerlobien, pero, como ya he dicho, lo que nopodía consentir es que alguna o muchagente se riera de este segoviano metidoa exégeta de tan alta figura. Que lo hagande mí, vale que sea. (Hay que reconocerque lo que escribió sobre Juan Talega nolo hizo mal del todo).Pero, ¿qué decir de Antonio Mairenaque no se haya dicho ya y que ademásno falte a la verdad, esa que casi siem-pre es relativa? ¿Que ha sido el cantaormás completo y enciclopédico de la his-toria del cante? ¿Que gracias a su empe-ño y facultades el gran público -no sé sicabe utilizar esa expresión en el mundodel flamenco- pudo conocer formas can-taoras casi perdidas o limitadas a exiguasminorías? ¿Que su aportación a la crea-ción y desarrollo de los festivales fueimportantísima? ¿Que gracias a él y aotros pocos el cante gitano pasó a sermejor considerado en la sociedad? Puessí, todo eso es cierto, e incluso segura-mente más cosas que mi incapacidad meimpide reflejar. Bueno, y que cantabamejor que bien.Pero, todo hay que decirlo, ha habi-do gente que no ha considerado favora-blemente esas aportaciones, al menosdel todo. Se trata de aficionados quetodavía soñaban o sueñan con el canteen las casas de Triana, en las cuevas y enlas gañanías, es decir, con la máximapureza, con lo prístino. Pero el curso dela historia es, para bien y para mal,imparable e irreversible. Y ni el hacer deAntonio Mairena ni el de otros que noeran de su cuerda fue lo que determinóla realidad que acabó imponiéndose afinales de los años sesenta. La mutaciónen las formas de vida (vivienda, alimen-tación, oficios, comodidades, el cocheen la puerta, la más absoluta comerciali-zación, la televisión, artifi-ciosidad a tope y tantascosas que impuso la «revo-lución» tecnológica) es loque cambió la realidad delas formas y del fondo delflamenco, lo mismo que detodo lo demás. Es verdadque para mal e irremediable-mente, pero... Así que menosmal que por lo menos, enaquel tránsito trágico y defi-nitivo, hubo un AntonioMairena y algunos y algu-nas más, últimos represen-tantes de una época quefenecía. Gracias a los prodi-gios de la técnica podemosgozar de esos prodigios delarte.Hay algo que es necesariodestacar: queAntonio Mairenafue el mayor aficionado alcante que se haya conocido.Rectifico: los habrá habidoiguales, pero no más. Estaúltima quizás sea una de susfacultades -yo creo que lamás esencial- menos cono-cidas o valoradas. PorqueAntonio Cruz García no selevantaba, sino el último, deuna reunión flamenca, ni deja-ba de escuchar a alguien, ni concedíaimportancia al tiempo salvo para emple-arlo en el flamenco. Se ha dicho que esadedicación la ejercía para sacar prove-cho, para aprehender cada matiz, cadatonalidad y faceta. Pues claro, nada másnatural, pero demostración irrefutablede su profunda e inagotable afición. Yocreo que era el capitán Nemo del fla-menco, sumergido por siempre en elmar del cante y del baile para cumplir supropósito de que en el mundo terrestreese Arte tuviese el lugar que merecía.Tarea en la que cualquiera hubiera fra-casado, no sólo él. Y me remito a lo delcurso de la historia.A mí me parece que hacer elogios esinnecesario. Hacerlo de tal o cual can-taor correspondía cuando no existíanmedios de grabación y era la tradiciónoral la que ignoraba a unos y hacíainmarcesibles a otros. Por ejemplo,¡cuántas cosas se han dicho de Frasco elColorao, de Juaniquí, de Cagancho, deJoaquín la Cherna, de Tomás el Nitri,19YA SON TREINTA AÑOSAntonio Cruz García, «Antonio Mairena».
  19. 19. del Fillo, de la Andonda y más! ¿Y deJoaquín el de la Paula? Ese mismo que,por cierto, sigue sin tener una calle enAlcalá, su pueblo (aunque la tuvo en losaños setenta). Sí la tiene, y grande,Antonio Mairena, desde poco despuésde su partida, en merecida gratitud.Tampoco tiene calle con su nombreManolito el de María. ¡Increíble perocierto! Pero, ¿qué más da?, el cante ysus hombres y mujeres no están en azu-lejos y placas, aunque no es de negarque lo merezcan, sino en el corazón dequienes tienen la facultad -porque esuna facultad, muchas veces dolorosa,que no está concedida a cualquiera- deapreciar el arte que de ellos ha brotado.Si los elogios son innecesarios, lascomparaciones resultan absurdas. ¿Cómoy a cuento de qué hacerlo entre AntonioMairena y cualquier otro cantaor quehaya logrado celebridad, antes, durantey después de él? ¿Compararemos laaceituna con la pera? ¿El coco con lamanzana? ¿El aguacate con la nuez?Claro que no, cada fruto tiene su saborúnico, su textura diferenciada. Y cadauno nos aporta una sensación de placerdistinta.Pero, claro, hay a quien no le gustanlas nueces; a otros, las manzanas; exis-ten los que no resisten ni que les mien-ten las aceitunas. «Hay gente pa tó»,decía Rafael el Gallo (yo apostillaría ami tocayo y hermano en la alopecia:«menos pa lo que tiene que haber»). Yome cuento entre los que no les gustatodo (tengo un amigo que dice que a míno me gusta nada, o casi). Sin embargo,o no obstante, jamás dejo de reconocerque tal o cual cantaor canta o cantabamuy bien, aunque a mí «no me ponga».Hay de todo, sí. Sé de gente quetiene la más completa colección de dis-cos de flamenco: en ella se contienentodos los cantaores de los más variadosestilos e idiosincrasias. Los más aleja-dos de unos como estos de los otros. Esgente a la que le gusta eso: todo detodos. Me alegro por ellos, aunque meresulta difícil creerlo. De hecho, hayactualmente algún cantaor-cantante quetiene tantas facultades que es capaz decantar por, o imitar a, la mayoría de losmás conocidos de la historia. Sí, perocomo el muchacho transmite menos queun cable de cartón, ¿de qué vale tantopoderío?La obra de Antonio Mairena produjosus epígonos. Unos más afortunadosque otros, como es natural. Al lado deexcelentes seguidores hubo y hay imita-dores que aunque se llevaran cada día desu vida escuchándole no lograrían otracosa que aburrir y desesperar al oyente(aunque las tragaéras del gran públicoresultan increíbles). Lo mismo pasa conla pléyade de imitadores de otro celebé-rrimo cantaor, aunque en este caso noconozco ningún excelente seguidor, y símuchísimos de los otros, hasta el punto deque cierto día, en un bar que ya no existe,uno que estaba cantando-imitando a esecelebérrimo de cuyo nombre no meacuerdo ahora, hizo que una lagartijacayera al suelo, muerta, y dos o tres gri-llos salieran de sus escondites, despavo-ridos.Con todo lo referente a AntonioCruz García pasa lo que con todo: o sees o no se es, se vale o no se vale.Muchos de ustedes conocerán aquellode Antonio Chacón, cuando alguien lepreguntó que por qué siempre se hacíaacompañar de cierto individuo que nihacía palmas, ni decía nunca óle y casini hablaba. «Porque sabe escuchar», fuela respuesta del maestro. Lección quedeberían aprender muchos, antes que lade escucharse. Pero hay que perder laesperanza en su logro: aquí todo el mundonace sabiendo.Ya no me quedan más recursos paraseguir refiriéndome a Antonio Mairena.No sé si lo que digo a continuación esuna procacidad, o un reflejo de ciertoorgullo, pero el caso es que un día deverano, estando yo, con mis diecinueveaños a cuestas, en un bar que visitaba adiario, llegó Manuel García Fernández,«El Poeta de Alcalá», acompañado oacompañando a Antonio Mairena.Manuel, como yo ya surtía en asuntosdel cante, me presentó al astro, o alrevés, más bien. La mirada de Antonio,mientras nos dábamos la mano, hizo queme pusiera más encarnado que el toma-te más maduro que pueda acabar en ungazpacho.Palabras, palabras. Lo que hay quehacer es escuchar. Para los noveles esdifícil en este mundo tan trepidante y ala vez tan estancado. Para los ya experi-mentados también, porque el bote sifó-nico en que nos vemos sumidos no nosdeja «ni atrás ni alante».Así que, del amplio conjunto de gra-baciones (discográficas y no) que hayrecogidas en internet, les propongo dos,aunque podrían ser cincuenta. Para losnoveles puede que sean reveladoras;para los experimentados, o que crean serlo,dos ocasiones para romperse la camisa(las hayan escuchado ya o no). Una es dePerrate de Utrera en el primer Gazpachode Morón (Perrate de Utrera & Diegodel Gastor - Soleá - 1963). La otra es deAntonio Mairena (Antonio Mairena -bulerías - 1963), conseguida en el mismofestival. Para qué hablar más. Se podrí-an decir muchas más palabras, sesudasfrases y elementos definitorios. Lo quetiene que hacer el interesado es escu-char. Que no, pues adiós, muy buenas.20Rafael Rodríguez GonzálezJoaquín el de la Paula y Manolito el de María,ambos siguen sin tener una calle en Alcalá, en su pueblo.
  20. 20. 21Caseta «Un puñao de Güena Gente»Caseta «Los del metro de mas»
  21. 21. 22Caseta«Los Espumosos»Caseta«Los Gitanitos»
  22. 22. 23Caseta «La mitad más uno»Caseta «La última y nos vamos»
  23. 23. EN EL MUSEO DE CÁDIZDON José Marina Bocanegra, eraSecretario del Ayuntamiento deAlcalá de Guadaíra en la décadade los cincuenta del pasado siglo. Cadaaño, disfrutaba de sus vacaciones en Cádizdonde gozaba de buenas amistades, entreellas, la del director de Museo de BellasArtes quien en alguna ocasión debió co-mentarle que entre los fondos del museo,se encontraba una pintura antigua deAlcalá, en concreto, una tabla medievalde San Bartolomé a tamaño natural, conuna inscripción en la parte trasera dondepodía leerse: «Iglesia de Santa María delAguila. Alcala de Guadaira».Don José visitó el Museo y contem-pló la tabla dando cuenta de ello a mipadre que le animó a escribir una rese-ña. Recabó la información necesaria yredactó un artículo que bajo el título:«San Bartolomé», fue publicado en laRevista de Feria de 1955, acompañadode fotografía en blanco y negro de buenacalidad. Escribió que la tabla medía 2´14metros de alta por 0´56 de ancha y esta-ba en depósito particular, es decir queno pertenecía a los fondos de públicosdel Museo. Afirmaba que perteneció a laiglesia de Santa María del Águila, al pri-mitivo retablo de la Virgen, aunque pien-sa, que originariamente pudo procederde la iglesia de San Miguel de Alcaládonde hubo una cofradía en honor delSanto. Luego cita a algunos especialistasafirmando que existen referencias en Post:«Historia de la Pintura Española», enMayer: «Maestros de la escuela Sevillana»;y del Profesor Angulo Íñiguez, en unartículo publicado en «Archivos Españolesdel Arte», quien encuentra analogías entreesta tabla y la pintura de la Natividad,que existía también en el altar de laVirgen, atribuida a Juan Sánchez deCastro. Es posible que esta informaciónla recibiese del propio Museo, aunqueera un hombre culto y buen aficionado ala pintura.En marzo de 1957, don José Marinase marchó definitivamente de Alcalá portraslado al Ministerio de la Gobernaciónen Madrid como Inspector-Asesor deCorporaciones Locales. En la Revista deFeria de aquel año, hay un testimoniográfico del homenaje de despedida quela corporación municipal le ofreció en elHotel Oromana por el importante ascen-so en su carera profesional.TESTIMONIOSLas hermanas Antonia y ManuelaRebollo Azaín trabajaron entre los años50 y 70 del pasado siglo en la TintoreríaLarios de Sevilla. Solteras, tenían sudomicilio en la sevillana plaza de Zurbarán.Mantuvieron una larga amistad con mitía, María del Águila Romero Muñoz,hermana de mi padre, y persona muyconocida en Alcalá como directora de lacoral de la Hermandad de Jesús Nazareno.En diversas ocasiones comentaronque una amiga viuda, adinerada y debuena posición, residente en el sevillanobarrio del Porvenir, tenía en su casa unatabla antigua, con la pintura de un santoa tamaño natural, en cuyo reverso cons-taba que pertenecía a la iglesia de SantaMaría del Águila de Alcalá. Antonia,Manuela y Mª del Águila fallecieron enlos años 80, y nunca fue tiempo de com-probar aquel comentario.También interesado por ella, a prin-cipios del siglo actual, Antonio GarcíaMora, Profesor de Historia de EnseñanzaSecundaria, contactó con el Museo deBellas Artes de Cádiz, confirmando quela tabla no se encontraba depositada, aun-que tampoco recibió información sobrelos propietarios. La investigación habíaquedado en punto muerto.NUEVAS PISTASComo es sabido, en la cabecera de lanave de la epístola del Santuario, estánlos restos originales de una interesantepintura mural que representa a San Mateoy Santiago. A efectos de facilitar la inter-pretación a las personas que la observan,la Hermandad me encargó redactar untexto explicativo, y buscando materialpara su elaboración, recordé las similitu-des que el profesor don Enrique Valdiviesoencontraba entre estas y las de San Isidorodel Campo en Sevilla, ahora atribuidaspor la profesora Doña Rosario Marchena,al maestro Nicolás Gómez1, ilustrador yreconocido pintor medieval. Presuponiendola semejanza entre ambas, me puse encontacto con ella para oír su opinióncientífica.En los primeros cambios de impre-siones y tras descartar la autoría del reco-nocido maestro, la profesora me pregun-tó si en la iglesia de Santa María delÁguila había existido una Hermandadde San Bartolomé, pues en uno de susúltimos trabajos había localizado unareferencia al contrato de ejecución de24¿QUÉ PASÓ CON LA TABLA DE SAN BARTOLOMÉ?1. MARCHENA HIDALGO, ROSARIO: Nicolás Gómez. Miniaturista, pintor e ilustrador de libros del siglo XV. Diputación de Sevilla, colección«Arte Hispalense», número 81. Sevilla 2007.Tabla medieval de San Bartolomé depositadaen el Museo de Bellas Artes de Cádiz.
  24. 24. unas pinturas para el retablo del Santo.Fue entonces cuando le puse en antece-dentes y facilité tanto la foto como elartículo publicado en 1955 por don JoséMarina. La Profesora Marchena obtuvodel Museo de Bellas Artes de Cádizinformación sobre los propietarios. Habíasido depositada en 1931 por don JulioVarela Vázquez, y retirada en 1959 porsu viuda Doña María del Rosario PurcellLlamas.EL MATRIMONIOVARELA PURCELLEn el primer rastreo telemático, pudeconfirmar que ambos habían fallecido,lo que ya presuponía, pero también cons-taté que no tenían descendencia, pues noaparecía ningún español con esos apelli-dos. Los datos localizados sobre amboscónyuges fueron reveladores pero insu-ficientes.Don Julio Ángel Varela Vázquez eranatural de Cádiz. Fue Almirante de laArmada Española y Ministro interino dela Marina2en la II República, entre el 27de enero y el 12 de febrero de 1932.Además del Boletín Oficial del Estado,así consta también en el DiccionarioBiográfico de los Ministros Españoles(PB97-1148-C02-01).Su brillante carrera militar desempe-ñada en el primer tercio del siglo pasa-do, estuvo premiada por la concesión deimportantes reconocimientos oficiales.En 1927, siendo capitán de fragata,mediante despacho de 1 de junio, el ReyAlfonso XIII le otorgó la Cruz deSegunda Clase del Mérito Naval3condistintivo blanco y pasador con lema«Industria Naval Militar»; y en 1932, elPresidente de la República le concedióen despacho de 22 de marzo, la GranCruz del Mérito Naval4. Al mes siguien-te pasó a la situación de reserva5con elempleo de «Contralmirante Honorario»,según acuerdo del Consejo de Ministrosde fecha 5 de julio.Finalizada su etapa militar pasó a lavida política ingresando en el PartidoRadical Republicano de Lerroux, preci-samente durante una de los periodosmás convulsos de la historia de España.Aparece en las listas de candidatos enlas elecciones municipales de Sanlúcarde Barrameda y Puerto Serrano. El 2 defebrero de 1935 fue nombrado Presidentedel Comité Provincial de Cádiz del PartidoRepublicano Radical con el refrendo expre-so del propioAlejandro Lerroux. La GuerraCivil le debió coger en el desempeño deeste cargo.No he localizado información sobreactividades políticas durante la dictadu-ra de Franco, es posible que su talantedemocrático le hiciese permanecer apar-tado de la vida pública o bien que fueseexpresamente excluido por el Régimena causa de sus antecedentes políticos. Suesquela mortuoria publicada en ABC deSevilla6indica que falleció el 16 de agos-to de 1955, cuando mantenía su condi-ción de Contralmirante de la Armada.Estaba residiendo en Sevilla, calle Progreso,número 25, Chalet Ntra. Sra. de Fátima7,y tras el funeral en la parroquia de SanSebastián del barrio del Porvenir, su fére-tro fue trasladado a Cádiz donde recibiócristiana sepultura. Ruegan una oraciónsu director espiritual, desconsolada espo-sa, madre política, sobrinos, sobrinos polí-ticos, primos y demás parientes y afec-tos, pero no aparecen hijos, lo que corro-bora que el matrimonio no los tuvo.Tras enviudar, Doña Rosario Purcellmantuvo una posición social distinguidaen la sociedad sevillana. Consta que en1959, retiró del Museo Provincial deBellas Artes de Cádiz la tabla de SanBartolomé. Debió ser aquella viuda adi-nerada, a decir de las hermanas Antoniay Manuela Rebollo Azaín, que residíaen el barrio del Porvenir, donde ellashabían visto la pintura y leído la inscrip-ción.En ABC, edición de Andalucía, sec-ción «Ecos de Sociedad», localizamosalgunas referencias sobre viajes, comosu regreso desde Madrid en octubre de1957 acompañada de Doña Rosario Merryde Rivero-Dávila8; viaje a Roma en juniode 1958 acompaña nuevamente por DoñaRosario Merry, y del General Merry,Conde de Benomar9; o su marcha a LaCoruña en octubre del mismo año dondeconsta como «Maruja Purcell, viuda deVarela»10.Don José Marina Bocanegra.Esquela2. Consta el nombramiento y cese en los Boletines Oficiales del Estado de 30 de enero y 23 de febrero de 1932.3. ABC (Madrid). Jueves 2 de junio de 1927. Página 17.4. ABC (Madrid). Miércoles 23 de marzo de Edición de la mañana 1932. Página 19.5. ABC (Madrid). Miércoles 6 de julio de 1932. Edición de la mañana. Página 17.6. ABC número 16.217 de 16 de agosto de 1955. Edición de Andalucía, página 26.7. El Inmueble fue vendido y derribado. Su lugar lo ocupa un bloque de pisos.8. ABC (Edición Andalucía). Jueves 31 de octubre de 1957.9. ABC (Edición Andalucía). Martes 3 de junio de 1958.10. ABC (Edición Andalucía). Martes 7 de octubre de 1958.25
  25. 25. Desconozco la fecha exacta delfallecimiento de Doña Mª del RosarioPurcell. La única esquela mortuoria quehe localizado aparece el del lunes 8 defebrero de 1988 en ABC de Sevilla porencargo de la Hermandad de los Javieres11,constando como hermana y Camaristade la Virgen. La esquela convoca a unaMisa al día siguiente, en la parroquia deÓmnium Sanctorum, ante los devotostitulares.He consultado recientemente a laHermandad, en concreto a Maruja Vilches,hermana mayor, quien me informó queademás fue nombrada «Camarera deHonor». Hablé también con su cónyugeJosé Márquez, pero tampoco me aportódatos significativos.La pista del matrimonio Varela Purcellllegó a vía muerta cuando nos fue impo-sible localizar a sus familiares y com-probar que el chalet Nuestra Señora deFátima había sido derribado y sustituidopor un moderno edificio de pisos.ESTUDIO DE LAPROFESORA MARCHENABajo el título de: «Las Pinturasde Santa María del Águila deAlcalá de Guadaíra», la profesoraDoña Rosario Marchena Hidalgo,titular de Historia del Arte de laFacultad de Geografía e Historia,Universidad de Sevilla, publicó en2011 un artículo donde además delanálisis estilístico aportó dos noticiasde sumo interés; de un lado, el con-trato de ejecución, y de otro, el estu-dio del reconocido profesor Angulo12que en 1943 examinó la tabla cuandoestabadepositadaenelMuseodeCádiz.Describe la profesora Marchenaque San Bartolomé «de cuerpo ente-ro, está representado de tres cuartos,con dos cuchillos en su mano izquier-da, símbolo de su martirio, mientrasque con la derecha sujeta un libro querepresenta la epístola que se le atribuyey una anilla de la que cuelga la cadenaque mantiene el diablo a sus pies, segúnla iconografía tradicional. El fondo dela tabla lo ocupa una cuadrícula en laque se alojan flores de cuatro pétalos yel pavimento es ajedrezado en blanco,negro y rojizo. Sobre la túnica oscuracon cenefa en cuello y puños, un mantoblanco de brocado bordeado tambiénpor grecas… …El nimbo de oro dice…BARTHOLOMEAEUS APOSTOLUS ORAPRO (NOBIS)"13.Leemos en el mismo trabajo que elcontrato de ejecución había sido locali-zado por don José Gestoso y Pérez14en elantiguoArchivo de Protocolos Notariales15.Mediante carta de pago con fecha 7 demarzo de 1508, los pintores Gonzalo Díazy Nicolás Calvo, vecinos de la parroquiadel Salvador de Sevilla, reconocen haberrecibido 8.000 maravedíes de FranciscoSánchez, prioste de la cofradía de SanBartolomé de Alcalá de Guadaíra comoparte del pago del retablo que estabanrealizando para la referida Hermandad,cuyo contrato de ejecución había sidofirmado ante la escribanía alcalareña dePedro del Castillo.LA COFRADÍA DE SAN BARTOLOMÉEN LA IGLESIA DE SAN MIGUELEn el siglo XVI, había en Alcalá dosHermandades de San Bartolomé, una másantigua y de mayor riqueza con sede en laparroquia de San Miguel, y otra en Santiago.El padre Flores16testimonia que enla cabecera de la nave colateral de laepístola de la iglesia de San Miguel, seencuentra la capilla de San Bartolomé conrótulo donde consta fundada en 1429 porAlonso Sánchez Oreja e Isabel González,y afirma que la cofradía era tan antigua,o aún más que la capilla. En San Miguelhabía cuatro altares documentados:El mayor, dedicado al santo arcán-gel titular, el del Santo Cristo cruci-ficado, San Bartolomé y Santa Ana.Los informes de los visitadores refie-ren que los altares eran de buenas pin-turas17; por contra, en la iglesia deSantiago el altar de San Bartolomé selimitaba a una hornacina muy pobreen la pared con la iconografía delSanto.La iglesia de San Miguel quedóarruinada en la primera mitad delsiglo XIX. Ocupada por las tropasfrancesas en 1808, el edificio resul-tó muy dañado18, y aunque fue rea-bierta al culto algunos años des-pués, en 1842 quedó definitivamen-te cerrada por desplome de la navecentral19. Es muy posible que a con-secuencia de todo ello la tabla deSan Bartolomé fuera trasladada a laiglesia de Santa María del Águila, yallí permaneció cerca de 100 añosRestos ruinosos de la capilla de San Bartolomé en laiglesia de San Miguel. Fue fundada en 1429 por AlonsoSánchez Oreja e Isabel González. Al fondo se observael arco que acogía el retablo.11. Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de las Almas, María Santísima de Gracia y Amparo, y San Francisco Javier. Iglesia del ÓmniumSanctórum. Sevilla.12. ANGULO ÍÑIGUEZ, DIEGO: «San Bartolomé de escuela sevillana de fines del siglo XV, expuesto temporalmente en el museo de Cádiz".Archivo Español de Arte, Madrid: Instituto Diego Velázquez, 1946. 19(75), pgn 243.13. MARCHENA HIDALGO, ROSARIO: "Las Pinturas de Santa María del Águila de Alcalá de Guadaíra". Archivo Hispalense. Número 285-287.Diputación de Sevilla 2011.14. GESTOSO Y PÉREZ, JOSÉ: Ensayo de un diccionario de los artífices que florecieron en Sevilla desde el siglo XIII al XVIII inclusive. Sevilla:Andalucía 1889-1908. T.III, p.100.15. Hoy Archivo Histórico Provincial de Sevilla. Libro II de Francisco Segura. Signatura 2.179.16. DE FLORES LEANDRO JOSÉ: Memorias Históricas de la Villa de Alcalá de Guadaira. Sevilla 1833/34.17. ROMERO GUTIÉRREZ, VICENTE: «La iglesia de San Miguel». Escaparate. Feria 2001.18. Catálogo Histórico Artístico de Sevilla y su Provincial. Hernández Díaz, Sancho Corbacho y Collantes de Terán. Año 1941.19. Diccionario Geográfico Histórico y Estadístico de España y sus posesiones de Ultramar. Pascual Madoz. Año 1846.26
  26. 26. hasta que fue vendida a comienzos delsiglo XX. Esta información la aporta elpropio profesor Angulo20que dicehaberla recibido directamente de per-sonas vinculadas al Santuario. Quizásesta venta pudiera estar relacionadacon las importantes obras que laHermandad de la Virgen del Águilahubo de realizar entre 1910 y 1911,como medio de financiarlas, sinembargo no hay referencias en elamplio y bien documentado archivode la Hermandad.Fuera como fuese, la tabla fuevendida y adquirida por un tercero,posiblemente el contraalmirante donJulio Ángel Varela Vázquez quien ladepositó en 1931 en el Museo de BellasArtes de Cádiz. Paradójicamente esteexpolio salvó a la tabla de la irremisi-ble destrucción de 1936, pues dehaber permanecido en el Santuariohubiese quedado reducida a cenizas.LOCALIZACIÓNTeníamos perdidas gran parte delas ilusiones porque el intenso rastreoa la familia Varela Purcell resultabainfructuoso. Habían transcurrido 25años desde el fallecimiento de DoñaRosario y del matrimonio no queda-ban herederos directos. Para colmo,habían vencido unos depósitos en elbanco a plazo fijo y los fondos fuerona parar al tesoro público, ya que nin-gún heredero los reclamó.La única esperanza era que las fotospublicadas por la profesora Marchenaen su artículo de Archivo Hispalense,con amplia repercusión en los mediosespecializados, diese sus frutos.El pasado 17 de abril, el correoelectrónico de la profesora Marchenaregistraba una entrada sorprendente. Loremitía la firma «Z. Sierra-Antigüedadesy Decoración» con domicilio en Madrid,calle Lagasca 36, local 1. Informabaque la tabla de San Bartolomé seencontraba expuesta para la venta ensu local comercial, informando: «Lapieza se encuentra en perfectas con-diciones, fue recientemente restaura-da para reparar algunas perdidas yconsolidar policromía. Conservamosinforme de la restauración. La obrafue adquirida el pasado año en unacolección particular de Córdoba».Visionadas las fotos, la profesoraDoña Rosario Marchena constató que setrataba de la tabla original y no deuna falsificación. Advertía, al ver elreverso de la pintura, que se habíaintentado borrar la inscripción dandoademás una capa de aparejo -estopa yyeso- sobre toda la superficie algoinusual y extraño. También advirtióque se había eliminado la inscripciónde la aureola, posiblemente para difi-cultar su identificación, lo que habíaperjudicado el fondo de la pintura.Posiblemente la Sra. Purcell tuvonecesidad de venderla y el compradorintervino la trasera borrando la ins-cripción por razones obvias.Según ello, desde la salida deAlcalá, la tabla sufrió al menos dosintervenciones. Una de Manuel Lucena,«Restaurador de Cuadros antiguos dela Catedral de Sevilla», según constaen el dorso, que pudo ser casi a lamisma vez de su compraventa, y otrareciente de la firma: «I & R», cuyoescueto informe de restauración fir-mado el pasado 13 de enero porRafael Romero Asenjo indica que«Estructuralmente la obra se hamantenido intacta desde su ejecu-ción, mantiene por el reverso sus tra-vesaños originales y el recubrimientode estopa y yeso. No muestra signosde ataque biológico ni de alteracio-nes por antiguas restauraciones……no presenta barridos ni alteracio-nes de antiguas limpiezas», lo que enalgunas partes de la pintura resultacontradictorio.Este capítulo se cierra con los38.000 €. que el anticuario desea per-cibir por la venta de esta tabla. Quedaen manos de las instituciones andalu-zas y alcalareñas decidir si se inicianlas gestiones para que esta antigua ysignificativa obra del patrimonioartístico alcalareño, regrese a dondenunca debió haber salido, ahora quese cumplen 505 años desde que en1508 fuese pintada por los maestrosGonzalo Díaz y Nicolás Calvo.27Estado actual de la tabla según se encuentraa la venta en un anticuario de Madrid.Vicente Romero GutiçerrezAcadémico Correspondiente de laReal Academia Sevillana delas Buenas Letras20. ANGULO ÍÑIGUEZ, DIEGO. Obra citada
  27. 27. 28
  28. 28. SU primo Pepe y su hermanaPilar me lanzan el guante concariño, y yo lo veo en el suelo,de reojo, con pesadumbre, con la mismaque constato una vez más que llegamostarde al abrazo con demasiada frecuen-cia, convertimos en infinitos los kiló-metros y recordamos a las personaspero no sus números de teléfono por-que vamos siempre deprisa al mismositio de siempre. Entre el honor y eldesconcierto, acepto el reto de escribiren pasado de la mejor voz de informa-tivos que ha dado la radio sevillana.Debido a una enfermedad repenti-na, el pasado mes de abril nos dijoadiós el periodista alcalareño AntonioOrdóñez, amigo y compañero en RadioGuadaíra, aquella que fue radio conIsa Mateo, Jorge Pinto, Juan Jiménez,Antonio Sánchez, Juan Fuentes, Corderoo Florencio Ordóñez, entre otros muchosy buenos que llegaron para aprender yse fueron para seguir aprendiendo.Antonio fue un maestro coetáneo enquien me fijé porque donde yo poníaempeño él derrochaba talento. Cualquieraque fuese el género o la temática, noti-cia, reportaje, deportes... desplegabauna redacción ágil y certera, rematadapor una locución impropia de sujuventud, acento andaluz culto, pausa-da y perfecta modulación, de modoque salida de su boca la actualidadlocal parecía de agenda nacional.Comenzó su andadura en RadioSevilla junto al Maestro Araujo, prime-ro en la redacción de deportes y luegodestacado en informativos de la CadenaSer, en Sevilla y Huelva. Posteriormentetrabajó en la oficina del Portavoz delGobierno de la Junta de Andalucía conel ex consejero Gaspar Zarrías y mástarde cambió de rumbo profesionalpara volver a la radio, a su medio, eneste caso a Canal Sur como presenta-dor y productor de programas.Semanas antes de su marcha miamiga y periodista Mercedes Vega mecuenta que se lo encontró en los estu-dios de Canal Sur y que le preguntópor mi, que si seguía informando detemas alcalareños podría contar quehabía terminado y defendido con éxitosu tesis doctoral El derecho de la pro-tección de datos personales y los mediosde comunicación, conducida desde eldepartamento de Periodismo II de laFacultad de Comunicación de laUniversidad de Sevilla. Por ello, elperiodista y abogado ha sido distin-guido por el consejo consultivo de laAgencia Española de Protección deDatos con el premio de investigaciónen la modalidad de trabajos originalese inéditos, y cuyo acto de entrega tuvolugar el pasado 26 de abril en Madridya sin Antonio entre nosotros.Era tenaz, brillante y con un admi-rable afán de superación. Todos estosaños de comunicación institucional yperiodismo radiofónico los había simul-taneado con la carrera de Derecho, de laque se licenció en 1997, y el trabajo deinvestigación sobre un tema novedosoy oportuno como el de la protecciónde datos y el tan anhelado derecho alolvido en la red. Esa es la raza de lospioneros, de quienes son capaces dellegar hasta donde antes nadie ni quisoni pudo. Porque a Antonio lo fácil leaburría y se trazaba desafíos que yatenía construidos en su mente.Me gusta pensar que no se fue defi-nitivamente, que se ha marchado porun tiempo como esos miles de jóvenestalentosos que hacen las maletas paraencontrar fuera lo que aquí se les niega,el justo reconocimiento a duros años depreparación profesional. El Dr. Ordóñeznos deja un gran legado. De un lado latesis doctoral que habrá de convertirseen manual de trabajo académico paralas generaciones venideras tanto deperiodistas como de letrados, empeñoen el que nos afanaremos familiares yamigos. También, nos impartió esalección magistral con la que indica elcamino del esfuerzo como el más direc-to al premio del conocimiento y deaspirar a ser mejores personas.29LA LECCIÓN DEL DR. ORDÓÑEZFco. Javier Maestre CaballeroAntonio Ordóñez Martínezescaparate@movistar.es 609 344 567
  29. 29. 30Caseta«El Rincón deBenarosa»Caseta«El Realaje»
  30. 30. EL gran pintor Emilio SánchezPerrier nació el 15 de octubre de1855 en la ciudad de la Giralda,Sevilla. De muy joven ingresó en la Escuelade Bellas Artes de su ciudad, teniendocomo maestros a Joaquín DomínguezBécquer, Manuel Barrón y Carrillo,Manuel Wssel de Guimbarda y EduardoCano de la Peña. También comparte sutiempo ayudando al padre en la relojeríade la calle Sierpes, aunque esta tarea noera de su agrado.Entre otras recibió las siguientes con-decoraciones y distinciones:- Medalla de Oro de la Exposiciónde Cádiz, 1879.- Mención Honorífica en el Salón deParís, 1886.- Segunda Medalla en la ExposiciónUniversal de París, 1889.- Medalla de segunda clase en Madrid,con la obra titulada «Febrero», hoy, en elMuseo de Arte Moderno de Cataluña conel nº 2278, donde existe otro paisaje deAlcalá de Guadaíra, con el nº 2279, quefue adquirido en la Exposición de BellasArtes de Barcelona de 1891.- Comendador de la Orden de Isabella Católica.-Académico Honorario de laAcademiade BellasArtes de Santa Isabel de Hungríade Sevilla.- Miembro de la Sociedad Nacionalde Bellas Artes de Francia.Tras pasar una temporada en Alcalá,toda su producción se la llevaba a París,donde con los trabajos de allí realizados,eran vendidos a su marchante George A.Lucas. Así actuaba todos los años.Sus bellísimas obras eran muy soli-citadas, tanto en Francia como en Inglaterray Estados Unidos, obteniendo unos bene-ficios económicos muy considerables.La última obra que sabemos que rea-lizó fue la titulada «Triana» en 1907, yque formó parte del álbum entregado en1908 a la Reina Victoria Eugenia por laReal Maestranza de Caballería de Sevilla.Este álbum contiene, además, obras deVillegas, Luis Jiménez Aranda, Alpériz,Virgilio Mattoni, Conde de Aguiar,Sánchez Perrier, José García Ramos,López Cabrera, García y Rodríguez yGonzalo Bilbao (orden dentro del álbum).Toda su vida fue un verdadero éxito.Dice José Cascales, en su libro LasBellas Artes de Sevilla, Toledo, 1929:…que reproduce la naturaleza sobre ellienzo, con tal exactitud, que los arroyosde sus paisajes tienen la transparencia yel verdadero movimiento de las aguas, yhasta parece que se oye el murmullo queproducen al serpentear entre las floressilvestres que adornan las orillas; losárboles figuran mecerse a impulso delviento que pone en revolución las hojasde sus ramas; las yerbas del prado nopueden ser más verdaderas, y el cieloque pinta en un hermoso día de sol, estan diáfano y azul como el de la patriaque lo vió nacer. Emilio Sánchez Perrieres, para terminar, uno de los paisajistasRío Guadaíra con San Roque al fondo. Sánchez Perrier. Óleo sobre lienzo. 48 x 65 cm.31ALCALÁ EN BUENOS AIRES (III)
  31. 31. 32contemporáneos más distinguidos y unagloria de España.Eugenio Sedano, en su obra Estudiode Estudios, escribe sobre nuestro pin-tor: Honra de la moderna escuela pictó-rica, Sánchez Perrier es artista de cuer-po entero, merecedor de los elogios quela crítica sabe tributarle y digno de laadmiración de los aficionados. Ante lospaisajes de este maestro, el ánimo seextasía pensando en los misteriososencantos de la campiña, enervase el sis-tema nervioso como si, en efecto, losojos se recrearan en la corriente delarroyuelo, que juguetón serpentea; lacabeza siente suaves desvanecimientosporque el horizonte la lleva tras sus líneaslejanas.No opinaba igual Bernardino dePantorba, que en su obra El Paisaje y lospaisajistas españoles, relata: Pocos pai-sajistas de categoría ha dado la regiónandaluza, ninguno sobresaliente. El másnotable (ya que no el más conocido lofue García y Rodríguez) parécenosEmilio Sánchez Perrier.Tristemente, el día 13 de septiembrede 1907 fallecía en los Baños Viejos deAlhama de Granada como consecuenciade la tuberculosis, a la edad de 52 años;tardando varios días en poder realizarsesu enterramiento, por no localizar a susfamiliares, puesto que sus padres habíanfallecidos y su estado civil era soltero.Visitado el Cementerio Municipal dedicha localidad, y dado la falta de fami-liares, su tumba ha desaparecido.Como este resumen se titula «Alcaláen Buenos Aires», es digno mencionarque hasta su fallecimiento y a pesar desu triunfo en Europa y Estados Unidos,en Buenos Aires por mediación del mar-chante ARTAL, sólo había presentadouna obra en el año 1905. En junio de1907, y a través del Sr. Artal, en suExposición nº XVIII presentó tres óleosdenominados: «Molino de San Juan»,«Paisaje de Alcalá» y «Alrededores deSevilla». No logró vender ninguno deellos, volviendo al Catálogo de laExposición XIX celebrada en abril de1908.El cuadro «Molino de San Juan» (46x 27 cm.) en una subasta celebrada enNueva York, el día 30 de octubre deEstudio de árbol. Sánchez Perrier. Dibujo sobre papel. 24 x 33 cm.Arboleda.Sánchez Perrier.Grisalla sobre papel.44 x 27 cm.Portada del CatálogoPortada del Catálogo
  32. 32. 1985, fue adjudicado en la cantidad de25.000 dólares. En la misma casa, cele-brada el 17 de octubre de 1991 se adju-dicó la obra «Curso del río de Alcalá»(36 x 55 cm.) en 29.700 dólares. El pro-pio Sr. Artal disfrutaba en su domiciliode un paisaje de Sánchez Terrier. Aún, apesar de la crisis actual, en el mes deenero de 2013, en la sala de subastasAnsorena de Madrid, se ha adjudicadouna obra llamada «Ribera de Guillena»(19 x 35 cm.) por la cntidad de 26.000 €,más gastos.Más importante fue la intervencióndel pintor y marchante José Pinelo enBuenos Aires; en el Catálogo de la VIIExposición de Pintura Española, cele-brada en el salón de C/. Florida 112 elaño 1908, presentó 41 obras, de las queal menos nueve de ellas quedan perfec-tamente identificadas de Alcalá. En laVIII Exposición en 1909, organizadapor el Sr. Pinelo y celebrada en el salónCosta en C/. Florida 163, también enBuenosAires, vuelve a presentar 37 obrasde Sánchez Perrier, de las que ochocorresponden a Alcalá. Merece citar laIXExposiciónde1910enelsalónL´Aiglonen C/. Florida 654, presentando 16 obras,ninguna de ellas de Alcalá.Hemos podido comprobar que fue-ron 111 obras de Emilio Sánchez Perrier,las que se presentaron en Buenos Aires.Aquellas que no se vendieron, Pinelo lasexpuso en Río de Janeiro, Uruguay, Cuba,etc.Después de lo narrado, comprobamosla gran dispersión de la obra de nuestropintor.Como en anteriores ediciones de lapublicación Escaparate, volvemos a darla bienvenida a esta obras que supone-mos han llegado desde tan lejos parapoderlas disfrutar en su tierra.Continuara…Molino del Algarrobo. Sánchez Perrier. Óleo sobre tabla. 21 x 32 cm.Mª Carmen Pareja33

×