Your SlideShare is downloading. ×
59 La oración del Señor: "Padre Nuestro"
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

59 La oración del Señor: "Padre Nuestro"

2,985
views

Published on

Published in: Spiritual

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
2,985
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
66
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide
  • Transcript

    • 1. La oración del Señor: “Padre Nuestro" 59 GRECO, El La agonía en el huerto c. 1590 Toledo Museum of Art, Toledo, Ohio
    • 2. Compendio del Catecismo
      • 578. ¿Cuál es el origen de la oración del Padre nuestro ?
      • 2759-2760 2773
      • Jesús nos enseñó esta insustituible oración cristiana, el Padre nuestro , un día en el que un discípulo, al verle orar, le rogó: «Maestro, enséñanos a orar» ( Lc 11, 1). La tradición litúrgica de la Iglesia siempre ha usado el texto de San Mateo (6, 9-13).
    • 3. Introducción
      • Después de haber orado Jesús a su Padre celestial, uno los discípulos se le acercó y le dijo:
        • " Señor, enséñanos a orar, como Juan enseñó a sus discípulos " (Lc 11,1)
      • Entonces les enseñó el Padrenuestro (Cf. Mt 6, 9-13).
      • El Padrenuestro ha de ser nuestra oración preferida, puesto que nos la ha enseñado el mismo Dios.
      BELLINI, Giovanni Agonía en el huerto (detail) c. 1459 National Gallery, Londres
    • 4. Ideas principales
    • 5. 1. El Padrenuestro, principal oración cristiana
      • La oración fundamental del cristiano es el Padrenuestro, que los Apóstoles aprendieron de labios de Jesús. Por eso se la conoce también como "oración dominical", porque viene del Señor.
      • Se trata de la oración más perfecta de todas, siendo la oración por excelencia de la Iglesia.
      GOODALL, Frederick (1822-1904) Él ya sabía que tenía a Dios como Padre Colección privada
    • 6. 2. Jesucristo nos enseñó el Padrenuestro
      • Jesucristo mismo nos enseñó las palabras con las que debemos dirigirnos a nuestro Padre del cielo. Es, sin duda, la oración que más agrada a Dios.
      • Debemos rezarlo con atención y devoción, dándonos cuenta de lo que decimos y logrando que el corazón se identifique con las peticiones que pronunciamos con la boca.
      RODRIGUEZ DE SILVA Y VELASQUEZ, Diego La cena en Emaús 1620 Metropolitan Museum of Art New York, USA
    • 7. 3. Contenido del Padrenuestro
      • El Padrenuestro consta de una invocación inicial y de siete peticiones:
        • Invocación inicial: Padre nuestro, que estás en el cielo .
        • 1.ª petición: Santificado sea tu Nombre .
        • 2.ª petición: Venga a nosotros tu reino .
        • 3.ª petición: Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo .
        • 4.ª petición: Danos hoy nuestro pan de cada día .
        • 5.ª petición: Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
        • 6.ª petición: No nos dejes caer en la tentación.
        • 7.ª petición: Y líbranos del mal .
      • Para confirmar las peticiones decimos: A mén .
      WEST COPE, Charles Florence Cope dando gracias en la cena Colección privada
    • 8. 4. Rezar con devoción el Padrenuestro
      • Siendo el Padrenuestro una oración tan bella y que tanto agrada a Dios, debemos procurar rezarlo con especial atención.
      • No podemos hacerlo maquinalmente repitiendo palabras sólo con la boca, sino poniendo la inteligencia y el corazón, es decir, con atención y devoción.
      WOOD, Christopher Mujer bretona en oración Southampton City Art Gallery Hampshire, UK
    • 9. Propósitos de vida cristiana
    • 10. Un propósito para avanzar
      • Repasa, para saberlos muy bien, el Padrenuestro y el Avemaría.
      • Pon atención y devoción en la oración vocal, especialmente al rezar el Padrenuestro y el Avemaría.
      • Medita alguna vez el Padrenuestro y el Avemaría para comprender mejor lo que rezas.

    ×