Cómo Moverse a oscuras.
                                              ¿De qué colores está hecho el mundo?
               ...
los actores como si fueran maniquíes. Los coloca en parejas. Poco a poco los
actores salen de su letargo y comienzan a bai...
único que no hizo nada”, claro esto yo no se si es verdad, el otro cuento fue de un
solo tipo, pero la persona no me supo ...
2.- Huir. Anotaciones sobre cómo mirar.
Sentado mira a la mujer sentada a su lado, en algún momento de la escena
prende un...
de nada, sino pregúntales a los tipos esos que lees tú, de qué les sirvió escribir tanta
basura para luego ser aprendida m...
pequeños como las proles de las ratas, llorando todo el día, pidiendo, siempre
pidiendo, algunas veces comida, en otras su...
abuso". Ella piensa "que el Gobierno Nacional debería tomar cartas en el asunto y
sancionar a todos aquellos que estén inc...
3.- Estar. De cómo quedarse parado sin abrir los ojos.
Suena Die moritat von Mackie Messer de Slut, los actores juegan al ...
Hombre: ¿Estado civil?
Jeanet: soltera
Hombre: ¿Nombre y apellido?
Jeanet: Jeanet Kamil
Hombre: tiene dos minutos, colóque...
Jeanet: no.
Hombre: sigamos, su cartera tiene una marca identificativa que demuestra
claramente la dirección de su residen...
Hombre del periódico: La costumbre de verlo todo siempre de la misma manera,
eso conlleva inmediatamente a producir el pen...
Hombre del periódico: Siempre queda una marca de hostilidad en todo sentimiento
que va destinado a las personas que uno pu...
Jeanet: tanto tiempo así, ¿Y cuando volviste?
Hombre 1: mucho antes de lo que te imaginas, primero, primero que todo, fui ...
Hombre del periódico: Jeanet, tenemos una sorpresa para ti, porque aquí todos
salen a-to-ni-tos, claro que si, y tu no ser...
1. El hombre 1 da un paso al frente. El hombre del periódico se voltea y le hace
señas al hombre 1 para que se ponga al la...
tratando de escupirle la cara porque el baño estaba sucio… esos momentos son los
que me hacen recordar mis pastillas y me ...
hasta anaranjado para luego pasar de esa escala a un claroscuro entre el gris y el
negro total, entonces caí en cuenta que...
raza. Ojo no es una imposición de ningún sistema, simplemente fuimos creados así.
Y para comprender eso no necesitas devol...
sabrán, es que la humanidad se conforma de seres únicos y aunque suene
paradójico no de todos, Armour dice que…
Hombre del...
Mujer: ¿Disculpe?
Hombre: si antes había visto a la persona que agredió a esta mujer
Mujer: ¿Antes? Lo vi ese día y se que...
Mujer: ¿Estaba usted presente en el nacimiento de Gea, y mucho después cuando
broto Urano y Ponto?
Jeanet: ¿Disculpe? No e...
Mujer: ¿Entonces?
Hombre: mira mosquita muerta –refiriéndose a Jeanet- ¿Qué paso con el tipo?
Jeanet: ¿Qué tipo?
Hombre: ¿...
rápido y luego de tantos años lo vi y con esa mirada me escupió adentro y desde
entonces no he vuelto ha estar limpia, no ...
Los actores están parados en el escenario, luego de la foto, cada uno se sienta
en una de las sillas como estatuas, el Hom...
asunto que solo aprenderemos a cultivar cierta decencia cuando nos ocurra algo
similar –ríe-…que gracioso hablar… pero cua...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Moverseaoscuras2006

502 views
432 views

Published on

Escrita por Daniel Dannery

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
502
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Moverseaoscuras2006

  1. 1. Cómo Moverse a oscuras. ¿De qué colores está hecho el mundo? Daniel Dannery. Con la colaboración de Yazel Parra y Alí Rondón Mayo, 2006 Personajes: Jeanet Hombre 1 Hombre del periódico Hombre Mujer Escenografía: 5 sillas –que a lo largo de la obra le darán vida a todos lo ambientes de la escenografía- 1 cubo –que estará a lo largo de la obra colocado en el medio del escenario- 0.- De cómo se mira en la oscuridad Cinco actores en escena. Todos los actores están vestidos de Flux. Mientras el público entra a sala suena: “Amapola” de Flavius E. Los actores están parados en el escenario en forma de fichas de ajedrez como estatuas, los 5 actores tienen una cinta negra amarrada a la altura de los ojos. 0.0.- Primeros pasos a oscuras Cuando termina de entrar el público empieza a sonar la canción Die Moritat Von Mackie Messer cantada por Ute Lemper. El hombre del periódico toma a 1
  2. 2. los actores como si fueran maniquíes. Los coloca en parejas. Poco a poco los actores salen de su letargo y comienzan a bailar. 1.- Conversaciones de café. Al finalizar de bailar se sientan la pareja compuesta por Hombre y Mujer en todo el centro del proscenio, se colocan dos sillas en el medio, los dos simulando una mesa. El hombre del periódico se sienta en su cubo, toma un periódico y comienza a leer, los 2 actores restantes salen de la escena. Hombre: …es que comprendo que ese tipo de cosas pueda hacérsele difícil a cualquiera, la verdad es que recordar puede resultarles a los demás un dolor de cabeza, pero yo no suelo complicarme la vida con eso. Mujer: yo no estoy tan segura de que las cosas sean así, a veces hacemos que estamos recordando y no recordamos nada, por salir del paso. Hombre: no, no, nada que ver, si uno quiere salir del paso con una persona, ni siquiera hace el esfuerzo de recordar, en mi caso ya tengo una respuesta predeterminada para ese tipo de preguntas. Mujer: no te creo, es imposible que esas cosas pasen. Hombre: ¿Imposible?...como se nota que no sales a la calle….ya lo tengo listo. Toma nota: “cinco puntos de sutura… Mujer: ¿Cinco?... Hombre: si vale, cinco, apunta que luego me cuesta recordar. Mujer: muy bien, “cinco puntos de sutura…” ¿qué mas? Hombre: bueno según me comento este amigo que te dije, “no hubo ningún problema luego”. Mujer: ¿Ningún problema? ¿Estás seguro? A mi me parece que una cosa como esa no se olvida tan fácil. Hombre: que si mujer, tu anota que luego me encargo yo…”en este caso en particular fueron tres los hombres, dos de ellos procedieron y uno trataba de calmarla, supuestamente al tipo le dio un ataque de moral y al final de todo fue el 2
  3. 3. único que no hizo nada”, claro esto yo no se si es verdad, el otro cuento fue de un solo tipo, pero la persona no me supo explicar muy bien cómo fue el asunto. Mujer: ¿Estás seguro que no te estaba mintiendo? Hombre: que si mujer, ¿Quién podría mentir cuando se trata de asuntos tan delicados? Mujer: he escuchado casos… ¿Te conté que yo conocí a alguien? Hombre: ese no me interesa, más bien me da rabia. Mujer: ¿Pero de qué hablas? Hombre: hablo, simplemente hablo, qué más quieres que haga. Mujer: podrías guardarte el comentario, que conozco a la persona. Hombre: gran vaina… ¿Qué te estaba diciendo?...es increíble yo todavía no lo creo ¿cinco puntos de sutura? Mujer: cinco…puntos…de…sutura…toda una barbaridad...es algo inconcebible, a lo mejor y te contaron mal, la gente siempre suele equivocarse… Hombre: no me interesa, anota: “tarde como golpe de seis, ya estaba empezando a oscurecer, la mujer iba saliendo de…de… “¿Cómo se llama el lugar? ¿No recuerdas? Mujer: si no sabes tú, qué quieres que te diga. Hombre: coño vale, lo mínimo que podrías hacer es ayudarme a recordar Mujer: lo siento pero tengo una respuesta predeterminada para este tipo de situaciones. Hombre: no seas ridícula…espera borra. Mujer: ¿Qué paso? Hombre: hay algo que puse, que me parece que no es así. Mujer: déjame leer: “tarde como golpe de seis… Hombre: eso mismo cámbialo, ya estaba oscuro así que debían de ser entre las 8 o 9 de la noche. Mujer: muy bien entonces sería: Tarde entre las 8 ó 9 de la noche, la mujer iba saliendo de…” ¿recordaste? Hombre: si…anota: “la mujer iba saliendo de…” Hombre del periódico: ¡SILENCIO! 3
  4. 4. 2.- Huir. Anotaciones sobre cómo mirar. Sentado mira a la mujer sentada a su lado, en algún momento de la escena prende un cigarrillo. Hombre 1: El todo es la suma matemática de muchas cosas, y la lógica logarítmica de ese análisis me demuestra que el día en que naciste cuando eras una especie de algo, por alguna razón, no estabas incluida dentro de ese todo, así que eres… cómo decirlo…absolutamente nada. Un pedazo de algo… menos que eso, un hilo deshilachado en el pantalón de algún indigente, y eso te deja menos posibilidades de ser algo por que no todos usan pantalón… por decirlo de alguna manera, no eres ni la bacteria más microscópica parasitada en una gota de agua, y esas no son güebonadas filosóficas como las que andabas leyendo cuando aparentabas ser un ser humano, no, nada que ver. (pausa) Entierra de una vez por todas a esos tipos que murieron por nada…ese fue tu error, estar creyendo en muertos… claro con tu librito debajo del brazo, los lentecitos de pasta y una actitud digamos que un poco intelectual…por eso estás aquí, como llorando, humillada, ¿ahora sí no crees en ninguno de esos tipos?...(pausa). Me retracto, empieza a creer en ellos, posiblemente te den alguna respuesta desde el sagrado sepulcro…en cuanto a mí no esperes mucha de mi ayuda, ya tú estás, cómo decirlo: eliminada… eres una hoja de papel grasosa, de esas que parecen que se puede ver algo a través de ellas y por más que intentas mirar y mirar para saber qué esta pasando del otro lado, no consigues detallar ni el más mínimo rastro de que hay una pared visible ante cualquier vista…lamentable pero es así…yo no me hecho la culpa de nada, nadie te manda a ser la mosquita muerta que eras, meneándote por la calle con cualquier basura pre-existencialista, y de noche… (pausa) Hay que ser bien pendejo en esta vida para ser mujer, y no te estoy echando la culpa a ti, sino a la vida que te jugo semejante vaina, mala hora en que viniste a nacer. A ti tenían que haberte matado desde el principio, pero los padres siempre con sus basuras moralistas, sus ideales y toda esa paja que a fin de cuentas no sirve 4
  5. 5. de nada, sino pregúntales a los tipos esos que lees tú, de qué les sirvió escribir tanta basura para luego ser aprendida mecanizadamente en el cerebro de algún adolescente que trata de levantarse a la profesora de literatura…(pausa). De verdad que no lo siento, más bien me alegra, me llena de dicha… lo único que me molesta es el hecho de haberte dejado viva, respirando, todavía con una mísera esperanza de que vas a poder disfrutar de los años que te quedan, y aprovecho para decirte que no son muchos, te hago el favor para que no te ilusiones y seas rápida y concisa la próxima vez que se te ocurra salir de tu casa con un libro debajo del brazo, eso lo llamamos aquí, presa fácil…(pausa) Coño, pensando en amor…no algo que sea más relevante…, como si no hubiesen cosas mas importantes en que pensar y hablar ¿Cuántas veces hemos hablado de amor? y nunca nos damos cuenta que siempre terminamos hablando de lo mismo…lo paradójico del asunto es que pareciese que estamos abordando siempre el mismo tema de maneras distintas, que no entendiéramos la poca coherencia existente dentro de la conversación, que estamos teniendo una especie de porqué a la hora de hablar de semejantes estupideces y resulta que nunca estamos hablando de nada…¿y tú?, pensando, jugando a que eres una especie de libro abierto que cualquiera puede consultar, ¿Quién te dijo a ti que así se hace la vida? Jorungando palabras, que a fin de cuenta no sirven de nada, grábate en lo poco de cerebro que te queda, que las acciones son lo importante, y que si no fuese por lo que te pasó, que claramente es una acción, no estarías aquí con esa cara de imbécil, llena de ojeras y de bolsas y con la vulva hecha mierda…claro eso ya no importa, ¿Ahora tienen relevancia otras cosas no?, quéjate, que eso es lo único que has sabido hacer desde que naciste. El hombre 1 se voltea, da la espalda al público, Jeanet queda frente al público Jeanet: A veces hay cosas que no tienen explicación, donde nos sentimos bañados en gelatina como una buena sobremesa, el cuchillo y el tenedor y alguno que otro individuo con la servilleta a la altura del cuello. Trato de imaginar a los niños, ¿Qué me dices de los niños?, muchas veces repugnantes, mal olientes, pegajosos, 5
  6. 6. pequeños como las proles de las ratas, llorando todo el día, pidiendo, siempre pidiendo, algunas veces comida, en otras sueño y vida, inmersos en su propio olor, ellos son nada para el que los mira desde lejos envidiosos de no poder tenerlo entre sus manos, y tu me dices que yo menos que eso, ellos imploran sufrimiento, el mismo que causa el dolor del parto, ingratos de ser una parte de la carne, culpables del hinchamiento de los pies por el sobrepeso, y en el momento de la sagrada consagración arrancan la matriz adherido a ella de la misma manera como está la uña pegada a la carne… Hombre del periódico: ¡cállate! Jeanet: el vientre inflado, que a veces ni se puede llegar la mano hasta el sexo para poder palpar la huella de lo que tú llamas fue una acción…maldita sea la hora en que tuve que salir corriendo desesperada con la “Gaya Ciencia” debajo del brazo… página 110…pensando en lo más absurdo de los posibles valores de los que está compuesta la vida…recitando para mecanizar de memoria como cualquier adolescente alguna pregunta estúpida de un muerto “¿Cómo se formó la lógica en la cabeza del hombre?” y yo tratando de buscar respuesta a lo que claramente dentro de los valores no la tiene… verdaderas acciones humanas que supuestamente dictaminan la libre voluntad del hombre para cometer algo. Hombre del periódico: ¡cállate! Jeanet: y tú me dices a mi sin el mas mínimo pudor, que es lo lógico estar con la entrepierna irritada, eso si fue una verdadera acción, no te lo puedo negar, pero mi voluntad para estar medio anestesiada, con un imbécil viéndome la vagina dilatada fue mayor, mi voluntad de aguantar el llanto cuando la “Gaya Ciencia” cayó a la altura de mi mano izquierda con la página 110 abierta de par en par preguntándome el maldito libro a mi, a mi, ¿Cómo se formaba la lógica en la cabeza de hombre? Mientras tratabas de abrirme las piernas, y yo te pateaba, te pateaba como si fuese un animal, como si yo fuese la misma clase de animal que tú…hasta que no pude más, y el dolor, el maldito dolor que me provocaba, no me daba respuesta de que tan lógico era ese momento. Hombre del Periódico: ¡Cállate!, escucha, Esta señora se encuentra cursando estudios de algo y aseguró que efectivamente "sí lo están haciendo y eso es un 6
  7. 7. abuso". Ella piensa "que el Gobierno Nacional debería tomar cartas en el asunto y sancionar a todos aquellos que estén incurriendo en tal irregularidad”. Mujer: “Creo que deberían tomar cartas en el asunto". Hombre del periódico: replicó ella, que no era posible que semejante barbaridad estuviese ocurriendo, pidiendo de antemano, Autonomía, integridad y seguridad: capacidad de tomar decisiones autónomas sobre la propia vida dentro del contexto de la ética personal y social; y capacidad de control y disfrute del cuerpo, libre de tortura, manipulación y violencia. Mujer: “Capacidad de control y disfrute del cuerpo, libre de tortura manipulación y violencia”. Hombre del periódico: Privacidad, Equidad, Placer, Expresión, Libre asociación, Toma de decisiones libres y responsables, Información basada en el conocimiento, Educación y Atención de la salud. Ella replica que deberíamos salir a la calle con todos los gastos pagos. Mujer:…Equidad, Placer, Expresión, Libre asociación, Toma de decisiones libres y responsables, Información basada en el conocimiento, Educación y Atención de la salud…deberíamos salir a la calle con todos los gastos pagos. Hombre del periódico: Sugirió la señora con notable disgusto… ¿Qué te parece? No era mejor que te la encontraras antes que te sucediera todo lo que te paso, es como irónico ¿no?, tu vida es una gran ironía, que desgracia que siempre ocurran este tipo de cosas que aparentemente dentro de los limites de la realidad no son más que normales, es como acostumbrarse, nos acostumbramos a todo, ahí esta, tan sencillo como el todo, esa es la razón, así que deja de buscarle las cinco patas al gato y acostúmbrate a vivir, siempre hay un antes y un después, a nadie le importa lo que te haya ocurrido a ti, eres como una de las tantas cucarachas que habitan en un restaurante, matan a una y todos se hacen la vista gorda hasta que por fin logran exterminarlas a todas, y ya estamos acostumbrados a este tipo de situaciones, ve el lado positivo. Total a lo no que no nos importa, nunca le damos importancia. 7
  8. 8. 3.- Estar. De cómo quedarse parado sin abrir los ojos. Suena Die moritat von Mackie Messer de Slut, los actores juegan al ajedrez. Jeanet es un peón que busca escapar. Se acomodan las sillas –dos como simulando una puerta, y dos una al lado de otra Voz en off Hombre: Asociación Mundial dile no a la vida, “no importa como comenzó nuestra vida, enfócate en acabarla”, buenas tardes ¿En qué le podemos ayudar? Jeanet: disculpe, me equivoque de número Mujer: Gracias por llamar a servicios de atención a la victima, para localizar los programas de servicios de atención a victimas más cercano a usted, marque la tecla o haga “clic” donde aparece: programas locales de servicios de atención a victimas. En muchos programas de servicios de atención a victimas hay una promotora o consejera –piense más bien en ella como una amiga- que habla su idioma, y en todos los programas de servicios de atención a victimas, hay personas que quieren brindarle su ayuda. Recuerde que ser victima de algo es porque se le ha agredido a usted y no se tiene que sentir culpable de nada. Servicios de atención a victimas le ofrece confidencialidad, haga de su secreto nuestro problema. Sí usted ha sido victima de un crimen en el presente o en el pasado o si conoce a una víctima, obtenga ayuda por medio de nosotros. Mantenga presente los siguientes datos: Voz en off Hombre: no se bañe, limpie, cambie de ropa, y si en el momento del crimen quedo sin zapatos no se los vuelva a poner, trate de no ir al baño, lavarse, ni dañar evidencia. Trabajamos para ayudarle a usted, y no olvide que nosotros somos igual de victimas. Jeanet se sienta, al lado del hombre. Hombre: ¿Edad? Jeanet: 24 años 8
  9. 9. Hombre: ¿Estado civil? Jeanet: soltera Hombre: ¿Nombre y apellido? Jeanet: Jeanet Kamil Hombre: tiene dos minutos, colóquese el papel a la altura del pecho, diga su nombre, su edad y los detalles exactos del acontecimiento. Jeanet: Jeanet Kamil, 24 años, fui victima… Hombre: bien, bien, perfecto… Tratemos de armar el crimen, una calle a media luz, con claras señales que paso algo, no se sabe exactamente qué, pero paso algo, medias, una cartera abierta de par en par en una de las esquinas de la calle, y un libro sin procedencia. Identificación con foto reciente, fecha de nacimiento, estado civil, las tarjetas de crédito, los números de algún que otro amigo que tenía desde hace tiempo, una hoja con una raya de pinturas de labios y el mensaje ilegible, que al ponerle atención dejaba leer “llámame” ¿Y el número?, ¿Dónde está el número? ¿Acaso usted propició la situación?...hable, hable… Jeanet: no. Hombre: sigamos, por lo que puedo notar, no existen señales de violencia, no veo hematomas, sus ropas no están rasgadas y su pasividad me confunde, esta serie de fenómenos intrínsicos me llevan a dudar de la veracidad de su testimonio ¿Seguro que no invento nada? Jeanet: no. Hombre: sigamos, en el momento del crimen de acuerdo a su testimonio, a las facultades mentales productos del postrauma y las descripciones confusas e ilógicas de cómo se llevo el acto del cual usted fue victima me lleva a pensar en una pregunta que espero me responda con sinceridad ¿Estaba usted presente? Jeanet: si. Hombre: sigamos, me resulta extraño que en el lugar del crimen solo se le encontró a usted sin claras evidencias de que hubo y/o existiese otra persona a la que fácilmente pudo haber mantenido en la escena del crimen por un tiempo estimado hasta que llegara la ayuda posible, ante tal situación podría responderme esta pregunta ¿Es usted esquizofrénica? 9
  10. 10. Jeanet: no. Hombre: sigamos, su cartera tiene una marca identificativa que demuestra claramente la dirección de su residencia, esta información concuerda definitivamente con el lugar de los hechos, tal reseña me confunde un poco ya que tanto una como la otra son el mismo lugar y esta serie de acontecimientos pocas veces son hechas dentro de los limites residenciales de la victima, claramente esta situación me lleva a preguntarle ¿Vivía usted cerca de donde se ejecuto el crimen? Jeanet: si. Hombre: sigamos, debido a la belleza conservada de la victima después del crimen, las evidencias pertenecientes a su persona, su pasividad y control ante la situación, claras señales de que el agresor huyo sin dificultad y lugar de los hechos cercanos a su residencia me lleva a preguntarle ¿Conocía usted a su agresor? Jeanet: si. Intervención.- Todos lo actores se quedan paralizados como estatuas, comienza sonar un trozo de Mack the Knife de Marianne Faithful. Entre cada texto van recobrando la movilidad. Hombre 1: la capacidad de discernir entre lo que verdaderamente es un pedazo de carne y un objeto, no va más allá de pensar en la relación que claramente tiene lo uno con lo otro. Hombre del periódico: indudablemente un pedazo de carne se destroza llevado por una descomposición de la racionalidad donde el animal y el hombre están en desacuerdo. Hombre: en ese momento ya uno no se detiene a pensar en lo que verdaderamente le da vida a un pedazo de carne, sino que lo iguala por razones digamos que de practicidad a lo que obviamente es un objeto. Hombre 1: de más está decir que no existe relación alguna entre un pedazo de carne y un objeto, porque la experiencia me ha llevado a la clara verdad, que un pedazo de carne y un objeto son la misma cosa. 10
  11. 11. Hombre del periódico: La costumbre de verlo todo siempre de la misma manera, eso conlleva inmediatamente a producir el pensamiento más lucido en la vida de un hombre. Hombre 1: espontáneamente en ese proceso nos damos cuenta de que ese instante es el libido mas primitivo que un hombre racional puede llegar a desarrollar. 3.5.- Estar. Segunda Parte: Tratar, pero no poder. Suena otro trozo de Mack the Knife de Marianne Faithful, los actores se mueven por el espacio, se colocan dos sillas, una en cada esquina del proscenio. Hombre: ¿Qué es el poder?, creo que absolutamente nadie puede responder eso, todos pensaran lo mismo, pues el poder es el poder, ¿Qué otra relevancia puede tener? Justo en este momento yo tengo el poder, el poder de estar parado aquí, diciendo cualquier sandez con la estúpida idea de saber que muchos de ustedes me escucharan y hasta creerán lo que digo, pues sí, tengo poder sobre cada uno de ustedes. Si, si, no pongan esa cara, ríanse, que cuando bien pueda lograr quitarles esa sonrisa estúpida de la boca, sabrán bien de lo que hablo, porque yo si tengo una respuesta para esa pregunta, “poder” es hacer que lloren cuando pudieron haber vivido tranquilamente…poder es lograr quitarles esa maldita sonrisa de sus rostros. Poder es quitar vida, y manipularla al antojo, es tener entre las manos el miedo de otra persona y mostrárselo, que fácil es tener poder y truncar cualquier camino, es que pienso en ello y resulta tan satisfactorio, piensen en la ridícula ésta, no me resulta difícil pensar en lo que pudo haber sentido, aquel escalofrió pasional de la penetración sin permiso, perdida en un llanto casi silente y sin emoción, allí inerte, como muerta, posiblemente con unas ganas desesperadas de salir corriendo y con el cuerpo reacio a cumplir con sus deseos, de no responder a ninguna orden formulada por su cerebro, sintiéndose la peor de las basuras, sintiéndose nada, porque el poder es capaz de hacer que ni nosotros mismos nos podamos sentir. 11
  12. 12. Hombre del periódico: Siempre queda una marca de hostilidad en todo sentimiento que va destinado a las personas que uno puede querer, la naturaleza de esas situaciones influyen en como van destinados los mensajes trasmitidos a cualquier receptor, tal hecho implica que la moralidad tajante de cualquier ser humano queda destinada a ser el cursor de cualquier reloj de pulso, de cualquier ser humano que te puedas encontrar en la calle, algún conocido de años que pensabas no volverías a ver, inexplicablemente ese momento te produce los más ásperos recuerdos, de un pasado que supuestamente había quedado en la lejanía. Como comprenderás, los instantes de los cuales están compuestos los recuerdos, no sirven para reconstruir lo que tu pensabas podrían ser los momentos más felices de un futuro planificado para las comodidades de tu vida, explícate a ti misma porqué y para qué, estás arrinconada en lo que a nadie le suele dar importancia. El Hombre 1 y Jeanet se van acercando lentamente hasta encontrarse. Jeanet: siempre pensé que te buscaría, que mi destino era buscarte, que algún día en mi búsqueda te encontraría y sería feliz, nunca imagine que tú me ibas a encontrar a mi, que mis delirios y mis fantasías iban a ser tumbadas por alguien que soñaba cosas tan distintas a las que yo sueño, y que tendría que ser así, tan cercano a mi. Hombre 1: así tenía que ser, cuando por fin te hallé, te vi saliendo y ese instante en el que caminabas con pasos torpes, entrecortados; los mismos pasos que tanto aborrecí durante años, y con ese ligero movimiento de brazos, que para mi era la vida… y hasta el libro que llevabas debajo del brazo me indicaba que para ti era importante, que lo cuidabas con temor a que se cayera y se maltratara. Jeanet: ¿Lo recuerdas? Hombre 1: cómo olvidar ese momento, si era todo lo que deseaba, luego me di cuenta que todas la noches a la misma hora, como si fuera una foto fija que quiere ser recordada en el tiempo, caminabas, bueno hacías el intento, porque para mí tú estabas simplemente allí, ni una brisa perturbaba tu cuerpo, eras sólo tú, la calle y yo viéndote desde lejos. 12
  13. 13. Jeanet: tanto tiempo así, ¿Y cuando volviste? Hombre 1: mucho antes de lo que te imaginas, primero, primero que todo, fui a preguntar por ti. Suena 50 face of de Lali Puna, los actores empiezan a bailar y se van alineando, excepto el hombre del periódico, hacen una coreografía que simularía las coreografías de los programas de concursos televisivos. Cuando termina el baile suena Mack the knife de Jazz Club, como dando introducción al animador en este caso el hombre del periódico, se para y pasa por el medio del resto de los personajes, el resto de los personajes aplauden, hacen bulla. El hombre del periódico se para con una máscara puesta y empieza a animar lo que seria una sátira de algún programa televisivo, como invitada especial Jeanet. Los demás actores se alinean como si fueran sospechosos –posiblemente tengan números en sus pechos- el animador la hace escoger entre alguno de ellos. El elegido por Jeanet será el Hombre 1. Hombre del periódico: Muy Buenas Noches… sean todos bienvenidos a su programa numero uno de la televisión, donde encontraran sorpresas, vaya que si, muchas sorpresas, es que este, amigos es un programa realmente sor-pre-si-vo, claro que si…además de todas las cantidades de premios que tenemos para ustedes, estamos aquí para librarlos de ese tedio, aburrimiento, cansancio, flojera y demás… porque aquí señoras y señores pensamos en ustedes, y los libraremos de alguna manera u otra de ese sitio nauseabundo como lo es, la calle –sorpresa de los invitados. El hombre del periódico simula que le esta hablando a una cámara de televisión- aquí, acércate, más, más… aquí… aquí se lo damos absolutamente todo…y bueno para no salirnos del tiempo que corre tan des-ca-be-lla-da-men-te, vamos con la primera sorpresa….tú niña ven acá, -señala a Jeanet- cuéntame ¿Cual es tu nombre? Jeanet: Jeanet 13
  14. 14. Hombre del periódico: Jeanet, tenemos una sorpresa para ti, porque aquí todos salen a-to-ni-tos, claro que si, y tu no serás la única sorprendida, en unos minutos habrá sorpresas para todos ustedes… ¿Cuéntanos Jeanet que te trae por aquí? Jeanet: anoche mientras iba caminando pensaba… Hombre del periódico: excelente…sano ejercicio corazón…bueno ya que vemos que tus motivaciones son tan variadas no me queda otra que revelar la sorpresa que tenemos para ti… ¿Estás preparada? Jeanet: bueno. Hombre del periódico: cómo no va a estarlo… ¿ustedes lo están? –refiriéndose al publico que no responde- bueno cómo no van a estarlo si este es su programa numero uno en sorpresas…acércate Jeanet, dime ¿Qué es lo que siempre has soñado? –Jeanet se queda pensando- Hombre del periódico: ¿Estás segura? Siento que te leo la mente…algo me dice que desvarías un poco a la hora de elegir entre tus pensamientos, que no estás absolutamente clara, que tienes miedo, que posiblemente no quieres estar aquí… ¿Estoy en lo cierto Jeanet? –Jeanet no responde y mira al suelo- Hombre del periódico: eso no es un problema Jeanet, porque justamente hoy y aquí vamos a hacer que esos sueños…que no están muy claros… se hagan realidad, estamos aquí para ayudarte a elegir, esa es nuestra función y te pido que no creas en más nada, ¿preparada? Jeanet: -afirma con la cabeza- Hombre del periódico: detrás de ti tienes tres posibilidades, cada una de ellas es – por decirlo de alguna manera- una solución, piensa en ellas como una serie de puertas que te darán la entrada a lo que tu llamas “salvación”, cada una de esas entradas es posiblemente una ilusión de que todo puede estar mejor, tienes que tomar en cuenta que todas son totalmente distintas, tu eliges…tienes pocos segundos para escoger que sueño quieres que te hagamos realidad. Jeanet se voltea mira a las tres personas detrás de ella cada uno tiene una media de mujer puesta en la cabeza, el hombre del periódico le dice algo al oído, Jeanet lo ve como confiada en el y elige al que en este caso es el Hombre 14
  15. 15. 1. El hombre 1 da un paso al frente. El hombre del periódico se voltea y le hace señas al hombre 1 para que se ponga al lado de Jeanet. Hombre del periódico: lamentablemente el tiempo se nos ha acabado, pero no dejen de vernos la próxima vez en este, -como si le hablara a una cámara de televisión-… acércate, más, más, vamos, aquí… su programa número uno en sorpresas…claro que si –aplausos falsos-. Jeanet camina con el hombre 1 hacia donde esta colocado el cubo, este se quita la media de mujer de la cabeza poco a poco, cuando llegan Jeanet se sienta encima del cubo y el resto de los actores se le van acercando poco a poco le empiezan a quitar la ropa. En esta escena suena Dont think de Lali Puna paralelo a esto suena las siguientes voces en off. Hombre 1: ¿Te gustan tus sueños? Hombre: estamos aquí para hacerlos realidad. Mujer: no tienes que elegir. Hombre del periódico: nosotros elegiremos por ti. Jeanet camina hacia el publico con paso muy lento, el resto de los actores la señala con el dedo, llega al proscenio. Jeanet: me muero de la risa ¿Qué puedo hacer? Me da risa, antes me imaginaba gorda, deprimida con un potecito en la cartera lleno de pastillas, como mi madre – pausa- pastillas… me acostaba, cerraba los ojos y las veía tan lindas, coloridas como son ellas, a veces me llegaba el recuerdo de unas color morado, pero esas simplemente estaban en mi cabeza y eran mucho mas difíciles de tragar, por eso desde ese momento comencé a preferir las que eran más pequeñas, que aunque no son nada fuera de lo común, eran las mejores a la hora de un ataque de ansiedad… igual que como hacia mi madre, cuando mi padre la perseguía por toda la casa 15
  16. 16. tratando de escupirle la cara porque el baño estaba sucio… esos momentos son los que me hacen recordar mis pastillas y me dan ganas de reír. (Suenan aplausos y risas falsas) 4.- La ayuda. Indicaciones para poder ver. Uno de los actores pone a Jeanet de espaldas al público, le quita la ropa desgarrada y la viste con un traje nuevo. Mujer: Prefiero quedarme callada, siempre es mejor así, si no que lo diga la gente que me conoce, es preferible callar antes de decir cualquier cosa y salgas perdiendo, bien lo dice la ley “todo lo que digas podrá ser usado en tu contra” ¿O será que veo demasiadas películas malas?, lo cierto es… que no me gusta meterme en la vida de los demás, que sería un atropello andar preguntándole a la gente qué es aquello que los mortifica en la vida… ¡hurgando en la privacidad!, yo por eso nunca le cuento a nadie las cosas que me pasan, es sólo un secreto más que guardar, total los hombres y las mujeres a veces estamos nadando en secretos, y nunca nos ahogamos… ¡mala suerte! Digo yo, pero siempre habrán cosas mejores, si no fuese porque pienso así, ya mi matrimonio habría acabado, ¿Entonces?... es preferible mantener los huecos del cuerpo bien cerrados, no hay que abrirlos demasiado, a veces duele…bueno…. a mi me duelen. Se colocan tres sillas simulando una cama en la cual Jeanet se sienta. La Mujer se sienta a su lado y saca una libreta de anotaciones, empieza a escribir, tiene lentes de lectura puestos. Jeanet: Ayer cuando veía el cielo trate de saber si lo que estaba viendo era real, si el azul era azul, si las nubes blancas eran blancas, el piso en el cual estaba parada existía en verdad, y nunca llegué a una respuesta clara, pensé que en ese momento el cielo era azul porque si así tenía que ser y luego al atardecer sería rosado, tal vez 16
  17. 17. hasta anaranjado para luego pasar de esa escala a un claroscuro entre el gris y el negro total, entonces caí en cuenta que era inútil preguntar sobre los colores por que siempre van a ser distintos, por que el azul de ayer a esa hora en que lo vi, no iba a ser el mismo azul de hoy… frené en mi meditación ya casi absurda y pensé en el piso que sí seguiría siendo el mismo, pero que sólo influiría en él, el color, lo mismo que ocurre con el universo, pero el universo siempre esta ahí, y yo me he visto al pasar de los años crecer un poco más… y luego seré tan arrugada como el pliegue de los dedos, y sentí que yo no era igual, que el color no influía en mi, que tampoco estaba siempre en un mismo lugar, que simplemente estoy y a más nadie le importa eso, pero luego como si no hubiese pasado nada iba a desaparecer. Mujer: Ya veo, uhmmm qué te puedo decir, digamos que tu vida es un tiempo perdido. Jeanet: Yo no sufro de ataques de temporalidad, sólo pregunto porqué existen esos cambios que sólo a los que seguimos esa idea nos afecta, no he logrado tomar al tiempo entre mis manos y mantenerlo encerrado por diez segundos. Mujer: ¿10 segundos? Estás conciente de lo que estas diciendo… 10 segundos es demasiado para ti… ¿Quieres que te dé un ejemplo de que es así? –Pasan diez segundos-…ya… listo… te das cuenta, eres menos que eso. Veamos, no creo que la cabeza te dé para tanto o piensas que vas a adquirir el resplandor de la conciencia sólo por que el universo te de 10 segundos a ti ¿Qué eres tú… la lucidísima fulana? Jeanet: pero fueron 10 segundos, estoy segura de que ese fue el tiempo y es el tiempo que necesito. Mujer: ¿10 segundos de qué? Creo que estas mal voy a medicarte… Jeanet: no, yo no necesito nada, sino regresar el tiempo. Mujer: ayyy…Jeanet, Jeanet, Jeanet ¿Cómo puedo hacer que comprendas? ¿Ah? ¿Te sirven las metáforas? Yo sé que el mundo es una desgracia, eso es algo que indudablemente ya esta dicho, pero mírale el lado positivo, todos somos iguales, y eso es lo que nos hace poder convivir y sino lo crees sal a la calle; claro si te queda un poco de coraje, y date cuenta que el resto de las personas que están a tu alrededor son igual de primitivas que el tipo ese que te hizo lo que te hizo, es así, o vas a decir: ¡ay que primitivos que son! ¡Qué desgracia!. Tú perteneces a la misma 17
  18. 18. raza. Ojo no es una imposición de ningún sistema, simplemente fuimos creados así. Y para comprender eso no necesitas devolver el tiempo ¿Segura que estás bien? Jeanet: ¿Qué tiene que ver la evolución con tratar de devolver el tiempo? Mujer: Jeanet sólo tienes que pedírmelo que no tendré ningún problema en hacerlo, tú sabes que ya llevas tiempo en estas, y no noto mejorías, y ahora que te pasa lo que te pasó, te pones peor, no hay necesidad, si tú lo quieres yo puedo hacerte el favor de quitarte la vida, ya que no lo hizo el otro. Jeanet: ¿La vida? ¿De qué vida me estás hablando? Ayer cuando veía el cielo trate de saber si lo que estaba viendo era real, y no fue así. Mujer: ya creo saberlo todo, tu problema inicial Jeanet es que ves demasiada vida en las cosas. Tienes que aprender, que el piso es solo el piso y esta hecho para ser el piso, para más nada, no puedes confesarle a la puerta rota de tu cuarto tanta estupideces, por el simple hecho de que nunca te va a responder, tienes una carencia de racionalidad que no te permite comunicarte de la manera como nos comunicamos todos. 5.- El desvarío. De cómo quedarse a oscuras. Empieza a sonar un extracto de Mack the knife de Frank Sinatra, se colocan las sillas tres simulando un escritorio y una en medio de este. Hombre: Buenas noches, tenemos entre nosotros lo que muchos podrían catalogar como un equivoco, una mentira, falsedad, inexactitud, equivocación, descuido, falta, falla, desacierto, engaño, despropósito, defección, incorrección, omisión, aberración, defecto, alucinamiento, sofisma, errata, dislate, pifia, yerro, error, en fin lo que muchos podrían catalogar como un Quid pro quo. Tenemos aquí una micro historia, quizás mediante el tiempo que estemos podremos determinar no a cabalidad pero si digamos que unas sobras de lo que podría empezar siendo el estudio de la razón humana, posiblemente si llegamos a verlo desde cierta distancia global la historia de la humanidad más que ser una historia de la humanidad…y me tomo el atrevimiento de citar a Richard Armour para explicar lo que seguramente muchos de ustedes 18
  19. 19. sabrán, es que la humanidad se conforma de seres únicos y aunque suene paradójico no de todos, Armour dice que… Hombre del Periódico (R.A.): “Algunos nacen estupidos, otros alcanzan el estado de estupidez, y hay individuos, a quienes, la estupidez se les adhiere. Pero la mayoría son estupidos…y ese es el resultado de un duro esfuerzo personal.” Hombre: Como entenderán estamos viviendo una era donde la particularidad se hace notoria. La historia de la humanidad se simplifica en lo que vendría a ser la historia de la estupidez, y mi querida amiga aquí presente es un vivo ejemplo de ello, si la llegamos a apreciar estéticamente, cosa que se nos puede dificultar, podríamos decir que es integralmente más que un error fraccionado en diversos momentos. Pongamos el caso de cada una de las partes de su cuerpo y observemos con detalle…todo un error… y si buscamos un testigo que trate de aclararnos esta situación seguramente nos dirá que es exactamente eso, un error. Mujer-testigo-fanático-religiosa: San Mateo escribió la palabra de Jesús, y el señor dijo: “lo que os digo en tinieblas, decidlo en la luz, y lo que oís al oído predicadlo desde los terrados”. Hombre: ¿Usted estuvo presente cuando esta mujer –refiriéndose a Jeanet- fue agredida? Mujer: hermano, Jesús lo sabe todo y lo oye todo y con sus ojos lo ve todo. Hombre: estamos claros en eso señora, no niego la palabra de Jesús ¿Pero vio usted lo que le paso a esta mujer? Mujer: yo soy aliada de Jesús y veo lo que él ve. Hombre: ¿Entonces si lo vio? Mujer: ¿Es incapaz de comprender la palabra de Jesús? Hombre: -ya bastante irritado- muy bien señora, cuéntenos que fue lo que vio. Mujer: vi a un hombre poseído por el demonio, enajenado y llevado al extremo por las fuerzas del mal…niña tranquilízate, San Mateo escribió la palabra de Jesús y el señor dijo: “y no temáis a los que matan el cuerpo, más el alma no pueden matar. Temed antes a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno”. Hombre: ¿Señora usted conocía o había visto antes al hombre que agredió a esta mujer? 19
  20. 20. Mujer: ¿Disculpe? Hombre: si antes había visto a la persona que agredió a esta mujer Mujer: ¿Antes? Lo vi ese día y se que la mano de Jesús se posara sobre él. Hombre: si señora, pero ¿Antes? ¡ANTES! Mujer: San Mateo escribió a palabra de Jesús y el señor dijo: “Y los enemigos del hombre serán los de su casa”. Hombre: muchas gracias señora, puede retirarse. Mujer: San Mateo escribió la palabra de Jesús… Hombre: señora por favor, ya puede irse Mujer: y el señor dijo… Hombre: señora retírese. Mujer: “Y los… Hombre: ¡SEGURIDAD! Mujer: ¡Hereje!... -se llevan a la mujer- Hombre: ¿En que iba? Ah bueno si…aja, la cuestión está en que si buscamos un testigo –creíble- que trate de aclararnos esta situación seguramente nos dirá que ésta mujer a mi lado es exactamente eso… un error producto de una determinación enloquecida de pecados capitales dentro de una especie de espacio-tiempo donde se puede descubrir mediante la recolección de cada una de sus partes, que evidentemente se puede perder el tiempo tratando de analizar a fondo todo su cuerpo. Se colocan dos sillas simulando una mesa y una en medio donde estará sentada Jeanet. Hombre: ¿Fecha y hora del principio? Jeanet: ¿Fecha? Pero si fue hoy mismo, ¿La hora?... no la recuerdo. 20
  21. 21. Mujer: ¿Estaba usted presente en el nacimiento de Gea, y mucho después cuando broto Urano y Ponto? Jeanet: ¿Disculpe? No entiendo a que se refiere Hombre: respóndale a la oficial: ¿Estaba usted presente en el nacimiento de Gea, y mucho después cuando broto Urano y Ponto? Jeanet: creo que no. Mujer: ¿Qué sabe usted del caso Cronos de aquel delito en que le fue entregada una supuesta piedra –de aspecto sospechoso- a una tal Rea? Jeanet: ¿Qué se yo de quien?... ¿Qué piedra?...no, no, era un hombre, claramente de aspecto sospechoso, aunque no lo era tanto, y ¡claro que era un hombre! ¿Cómo no voy a saberlo? Hombre: cuidadito, cuidadito, aquí no se permite estar gritando y haciendo bulla este lugar hay que respetarlo ¿No sé si está al tanto del caso Lamia? Su carácter me hace pensar mal ¿Tiene o ha tenido hijos? Jeanet: ¡pero de que me esta hablando? Mujer: ¡que te calmes vale! Jeanet: ¿Tengo acaso cara de tener hijos? ¿O de que los tuve? Me ve acaso con un biberón debajo del brazo…y yo no he lamido a nadie Hombre: claramente esto es un 3-4-50 y 9 Mujer: ¿3-4-50 y 9?¿Estás seguro? Hombre: mírala bien y dime lo contrario –los dos le dan vueltas a Jeanet mientras esta sentada, cuando dejan de mirarla se apartan y hablan- Mujer: estoy un poco dudosa, ¿No crees que te estas precipitando a los hechos? Hombre: ¿No te parece que es como parecida a Casandra, esa claramente fue un 3-4-50 y 9? Lo que yo espero de verdad es que sufra el mismo final de la susodicha, no quiero tanto papeleo Mujer: a mi más bien se me parece al caso Ainé, yo creo que es un 40-50 y 8, los de central andan buscando hasta la fecha a ese desgraciado Ollum. ¿Y todo me hace pensar en porque no lo han encontrado? ¿Acaso ya encontraron a tu supuesto 3-4-50 y 9? Hombre: no. 21
  22. 22. Mujer: ¿Entonces? Hombre: mira mosquita muerta –refiriéndose a Jeanet- ¿Qué paso con el tipo? Jeanet: ¿Qué tipo? Hombre: ¿Cómo qué que tipo? ¿Quién más va a ser? Jeanet: no se, él se fue. Hombre: con que se fue, fíjate tú… que propicio –a la mujer- te lo dije un 3-4-50 y 9, donde lo pongas. El hombre y la Mujer se vuelven a la esquina donde habían hablado con anterioridad, esta vez no se dicen nada, se quedan viendo fijamente el horizonte y bostezan. Luego de unos segundos se dan cuenta que Jeanet sigue sentada. Mujer: bueno chica, ¿Qué haces aquí todavía? Ya hace rato que termínanos contigo, vamos retírese ciudadana, y para la próxima traiga cedula de identidad sellada y certificada. 6.- Foto de Familia. Todos lo actores están a su alrededor ella tiene una cinta negra sobre los ojos, sostenida con una de sus manos mientras habla. Jeanet: certifique: mi nacimiento fue truncado, eso me han hecho pensar desde que nací, ¿La hora?...no la recuerdo, se que fue de madrugada o es lo que creo, de igual manera importa poco, ¿El día? Nadie en mi casa se preocupó por decírmelo, entonces la gran mayoría del tiempo la pasaba pensando que era la única persona en el mundo que no había soplado una vela y a partir de ahí seguí caminando distraída, siempre con la mirada baja ¿Tendrá eso alguna definición o explicación?, nunca se me quitó la mala manía de arrastrarme a oscuras cuando escapaba del cuarto de mi padre, mis intentos fallidos de fuga hicieron que mi padre tomara la decisión de que mis hermanos me criaran. Aún a gatas nunca levante la mirada para ver los rostros de las personas que me alimentaban –sólo eso-, casi pasé la vida moviéndome a oscuras y justo el día en que decidí levantar la mirada para corroborar de qué colores estaba hecho el mundo, me di cuenta que el tiempo pasa demasiado 22
  23. 23. rápido y luego de tantos años lo vi y con esa mirada me escupió adentro y desde entonces no he vuelto ha estar limpia, no dijo nada, no hacía falta, yo sabía lo que iba a pasar, busque la manera de evitarlo, pero créanme que no la hubo, para cuando me di cuenta tenías sus manos en mi y yo de tanto asco no me podía mover, lo juro, la sangre me estaba ensuciando el alma, la misma sangre que corre dentro de mi y me pasaban tantas cosas por la mente: que era una pesadilla y estaba por despertar, que estas cosas no le pasan a uno, sólo a los otros, que yo no lo merecía, que alguien iba a venir a ayudarme, que estaba a sólo a unos segundos de mi casa, que debí haber caminado más rápido, que tenía que haber escogido la otra calle esta vez. Pero luego por momentos no sentía más que mis lágrimas goteando por mi cara y un poco por el resto del cuerpo. Hombre: somos 5 cinco las personas que conforman mi familia. Mujer: mi madre murió al tenerla, y siempre le echamos la culpa de su muerte Hombre 1: ¿Mi odio?, ¿Mi odio? ¿De qué están hablando? Hombre: luego de la muerte de mi madre, mi padre simplemente se quedaba todos los días leyendo el periódico –aparece el hombre del periódico y se coloca en el proscenio en una posición- Mujer: mis otros tres hermanos tomaron caminos distintos al pasar los años, mi hermano más querido –aparece el hombre- murió cuando tenía 12 años. Jeanet: mi hermana se fue de la casa apenas pudo –aparece la mujer y se coloca al lado del hombre del periódico- y más nunca supe de ella, Hombre 1: ¿Mi odio? ¿Qué razón tiene? ¿Quieren que les diga la verdad? Uno no odia a la gente porque lo piensa, es simplemente algo que nace desde adentro, uno odia y ya… ¡cállate!, ¡no me mires más! ¿Por qué me tienes que seguir a todas partes? ¿Será que no puedo tener privacidad en esta maldita casa? ¡Un día de estos me las vas a pagar!...el odio es algo que nace desde adentro y no tiene explicación ¿Conocen el amor? Es algo totalmente parecido, es que de igual manera mataríamos por amor ¿No lo creen?... ¿Ni odio? ¿De qué están hablando? Jeanet: y mi hermano mayor, era el que más quería, y el que en un momento después de por fin arriesgarme a mirar pude lograr verle a los ojos –aparece el hombre 1- mi hermano mayor… no sé que le hice a mi hermano mayor. 23
  24. 24. Los actores están parados en el escenario, luego de la foto, cada uno se sienta en una de las sillas como estatuas, el Hombre del periódico, lee un periódico imaginario. Hombre: ¿Cuáles son los sueños más recurrentes?, ¿el de poder vivir la vida ilusionado?, ¿El pensar que todo en algún momento va a cambiar? Jeanet: Mis sueños…a pesar de todo sigo pensando en cumplir con ellos (Pausa) ¡No jamás lo había visto!... (Pausa)… ¿Tiene relevancia?...Si me lave ¿Cuál es el problema?... (Pausa)…es necesario andar acaso toda la vida con el sudor ajeno Mujer: No necesariamente, así son las cosas. Jeanet: ¿Y entonces cuál es el sentido de vivir si no puedo preguntar? Hombre: Mañana cuando despiertes, trata de no recordar. Mujer: Es preferible. Jeanet: ¿Y huir? Hombre: No, simplemente estar. Mujer: Y caminar y que alguien te pregunte hacía donde vas. Jeanet: ¿Y eso importa? Hombre: ¿5 puntos de sutura, lo puedes creer? Mujer: doy gracias porque no me pasó a mí. Jeanet: mis sueños, mis preguntas, mi familia, mi vida ¿Tiene entonces eso alguna importancia sino puedo ser capaz de mirarla a lo ojos? Hombre del periódico: ¡SILENCIO! Los actores toman las sillas y las ponen de espaldas al público, estos señalan en diversas direcciones, mientras el hombre del periódico lee un artículo imaginario. Hombre del periódico: Escucha…éstos señores declaran que está pasando algo pero no saben exactamente que… indudablemente se está haciendo y eso es un error grandísimo, se dice que es un atropello a la moral publica ¿Qué como es posible, que ese tipo de cosas pasen? Que absolutamente nadie toma cartas en el 24
  25. 25. asunto que solo aprenderemos a cultivar cierta decencia cuando nos ocurra algo similar –ríe-…que gracioso hablar… pero cuantas veces tengo que decir que la palabras no dicen nada, que están para ahogarse en la saliva, llenarnos de palabras es como llenarnos la boca de comida y masticar, masticar, masticar, sin pensar que todo pudo haber sido mas fácil, que es ejemplar tomar solo un trozo pequeño que quepa perfectamente en la entrada de la boca para que pueda ser degustado, -saca un pedazo de pan y come- pero como se disfrutan más las comidas que las palabras… grábate en lo poco de cerebro que te queda, que las acciones son lo importante y que claramente comer es una acción, y que las palabras al igual que el viento vienen y van pero las acciones se recuerdan y no hay manera de borrar un recuerdo, y que si no fuera porque paso lo que paso, no estaríamos aquí, tirando palabras. El hombre del periódico sigue leyendo su periódico imaginario, se voltea el Hombre, luego la Mujer, seguido el Hombre 1 y por ultimo Jeanet, vuelven a las posiciones originales del principio. Suena O malandro de Chico Buarque, grito silencioso de los actores. La luz se difumina. Oscuridad total Última fecha de modificación Martes 8 de Agosto de 2006. 25

×