Implantacion De Establecimientos Penitenciarios

  • 9,184 views
Uploaded on

RECOMENDACIONES PARA LA CONSTRUCCIÓN DE FUTUROS ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS Si bien los nuevos Establecimientos Penitenciarios Federales poseen un alto grado de compromiso en lo que se refiere a …

RECOMENDACIONES PARA LA CONSTRUCCIÓN DE FUTUROS ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS Si bien los nuevos Establecimientos Penitenciarios Federales poseen un alto grado de compromiso en lo que se refiere a las condiciones que se le deben brindar a los internos en cuanto a su alojamiento y tratamiento y hacia el personal del Servicio Penitenciario Federal en su quehacer diario, todavía es posible lograr una mejora sustancial en lo referido a la gestión ambiental con respecto al medio en el que se implantan y su relación con la comunidad vecina.

More in: Technology
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
No Downloads

Views

Total Views
9,184
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2

Actions

Shares
Downloads
141
Comments
1
Likes
1

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS RECOMENDACIONES PARA LA CONSTRUCCIÓN DE FUTUROS ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS y EVALUACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL DEL COMPLEJO PENITENCIARIO FEDERAL I (C.P.F. I - EZEIZA – PROVINCIA DE BUENOS AIRES) DEL SERVICIO PENITENCIARIO FEDERAL COMO CASO TESTIGO. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS AÑO 2008
  • 2. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS ÍNDICE PRÓLOGO 3 CAPITULO 1. OBJETIVOS 4 CAPITULO 2. EVOLUCIÓN DE LA ARQUITECTURA PENITENCIARIA 6 2.1. CAMBIOS DE PATRONES EN LA ARQUITECTURA PENITENCIARIA 6 2.2. ARQUITECTURA PENITENCIARIA DEL ESTADO NACIONAL 8 2.3. PAUTAS DE SUSTENTABILIDAD LOGRADAS 8 CAPITULO 3. IMPLANTACIÓN DE UN ESTABLECIMIENTO 10 3.1. TIPOS DE ESTABLECIMIENTOS 10 3.2. VARIABLES DE IMPLANTACIÓN 13 3.2.1. VARIABLES A TENER EN CUENTA 13 3.2.2. IMPLANTACIÓN HISTÓRICA DE ESTABLECIMIENTOS FEDERALES EN EL PAÍS 15 3.2.3. RELACIONES CON LA COMUNIDAD VECINA 17 3.3. UN CASO REAL: EL COMPLEJO PENITENCIARIO FEDERAL I (EZEIZA) 20 CAPITULO 4. RECOMENDACIONES 24 4.1. IMPLANTACIÓN: MATRIZ DE FACTORES A TENER EN CUENTA PARA LA ELECCIÓN DEL TERRENO 24 4.2. RECOMENDACIONES AL DISEÑO ARQUITECTÓNICO 27 4.3. RECOMENDACIONES SOBRE EL USO RACIONAL DE ENERGÍA 30 4.4. RECOMENDACIONES PARA LA EDUCACIÓN AMBIENTAL DE LA POBLACIÓN DE LA UNIDAD 32 4.5. RECOMENDACIONES SOBRE TRATAMIENTO DE RESIDUOS 35 4.6. RECOMENDACIONES SOBRE EL USO DEL AGUA 38 CAPITULO 5. PLAN DE GESTIÓN AMBIENTAL 41 5.1. PLAN DE MEDIDAS DE MITIGACIÓN, REPARACIÓN Y COMPENSACIÓN 43 5.1.1. Administración del Plan 43 5.1.2. Objeto del plan 43 5.1.3. Comité asesor o consultor 44 5.1.4. Programa de evaluación 44 5.1.5. Estrategias de mitigación 44 5.1.6. Dirección, control y coordinación 44 5.1.7. Comunicación y alarmas 45 5.1.8. Operaciones y procedimientos 45 5.2. MONITOREO AMBIENTAL 45 CAPITULO 6. CONSIDERACIONES FINALES 48 6.1. BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA 48 ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 2 de 49
  • 3. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS PRÓLOGO Este es un tema especial, sensible tal vez, poco abordado por la sociedad en general, pero que merece tanto o más atención que cualquier otro. De mi trabajo de los últimos años en el rubro de la arquitectura penitenciaria aprendí muchas cosas que tienen que ver con mi carrera profesional, con lo técnico; pero también y principalmente (y lo recalco así porque para mí fue algo nuevo y motivador) lo social que se vive en ese lado del mundo que son las cárceles. De allí surgió la idea de emprender este trabajo. Cuando uno habla de cárceles con terceros, la primera impresión que se revela es la de rechazo, de aprensión, y reconozco que en algún momento a mí me pasaba lo mismo. Ni hablar de lo que uno puede sentir caminando por los pasillos de algún establecimiento de este tipo por primera vez. Pero las ideas cambian cuando uno las empieza a recorrer, a conocer; cuando uno comienza a tratar, a compartir con el personal que allí trabaja e incluso con algunos internos. Cuanto uno más conoce, más tranquilo se siente y esto permite ver la realidad de otro modo y comprenderla mejor. Miles de vidas transcurren dentro de las cárceles y muchos podrán decir de los internos “y… algo habrán hecho para estar allí…” pero nunca tenemos que olvidarnos que son personas, que la gran mayoría de ellos pueden resocializarse y que el fundamento de nuestra ley expresado en la Constitución Nacional en su Art. 18 dice “…Las cárceles de la Nación serán sanas y limpias, para seguridad y no para castigo de los reos detenidos en ellas…”. Y ni hablar de la otra parte, la de miles de personas que trabajan en ellas y que merecen y deben tener lugares de trabajo aptos, dignos y seguros. Por todo esto, por todos ellos, valga este trabajo. Ojala que el mismo, en manos de las autoridades que tienen poder de decisión, contribuya aunque sea un poco, a lograr que los futuros establecimientos penitenciarios sean más humanos, menos institucionalizados y aporten positivamente al medio físico y social (intra y extra muros) en el que se insertan. PD: Este es un resumen del trabajo original de investigación. Espero que la obligada eliminación de ítems por la extensión solicitada en las Bases no haya perjudicado la comprensión total del tema. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 3 de 49
  • 4. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS CAPITULO 1. OBJETIVOS Si bien los nuevos Establecimientos Penitenciarios Federales poseen un alto grado de compromiso en lo que se refiere a las condiciones que se le deben brindar a los internos en cuanto a su alojamiento y tratamiento y hacia el personal del Servicio Penitenciario Federal en su quehacer diario, todavía es posible lograr una mejora sustancial en lo referido a la gestión ambiental con respecto al medio en el que se implantan y su relación con la comunidad vecina. Por lo tanto este trabajo desea lograr los siguientes objetivos: • Lograr una plena integración de los Establecimientos a su lugar de implantación y sobre todo con la sociedad que la rodea: “quitar imagen de miedo y marginalidad”. • Realizar una correcta elección de la zona urbana, periurbana o rural en donde se implantará el Establecimiento teniendo en cuenta todos los factores necesarios. • Lograr que las interrelaciones con la sociedad vecina sean positivas y dentro del ámbito de “buenos vecinos”. • Permitir que la arquitectura del Establecimiento tenga una imagen de inclusión con respecto al área que la rodea. • Generar cambios de conducta y mejoras en los procesos sociales de adaptación al medioambiente de los habitantes de los Establecimientos Penitenciarios (personal del Servicio Penitenciario Federal e internos) • En relación a los residuos sólidos urbanos y peligrosos (de act. industriales y hospitalarios) • En relación al tratamiento de los líquidos cloacales. • En relación al cuidado del consumo del agua, gas y electricidad. • Incorporar planes de educación para internos y personal y de seguimiento de gestiones. • Realizar recomendaciones aplicables a los proyectos y Pliegos de Licitaciones para lograr que los futuros Establecimientos Penitenciarios reviertan los impactos negativos que provocan en sus lugares de implantación y potencien los positivos. • Dar lineamientos de criterio para identificar, evaluar y seleccionar sitios de implantación. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 4 de 49
  • 5. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS • Realizar recomendaciones en pos de que los futuros proyectos tengan incorporado desde el inicio del mismo hasta la concreción de la obra, la cuestión ambiental en todos sus ámbitos. • Incorporar en los Pliegos de Licitación la normativa ambiental aplicable para la correcta ejecución de la obra. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 5 de 49
  • 6. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS CAPITULO 2. EVOLUCIÓN DE LA ARQUITECTURA PENITENCIARIA 2.1. CAMBIOS DE PATRONES EN LA ARQUITECTURA PENITENCIARIA Orígenes La arquitectura penitenciaria surge como consecuencia de la generalización de las medidas penales privativas de la libertad que se produce hacia comienzos del siglo XIX, y su evolución se encuentra íntimamente ligada a las ideas penales del momento. Con anterioridad a ese período existe la cárcel, institución orientada a retener al reo y asegurar su presencia ante el juez y en la ejecución de su sentencia. Arquitectónicamente la cárcel se encontraba casi siempre comprendida dentro de una estructura mayor generalmente destinada a fines muy distintos: castillos, fortalezas, palacios, murallas, torres y otras construcciones las tuvieron en su interior, donde en buena parte fue subterránea. La seguridad, sobre todo para evitar la fuga del reo, fue su característica principal y excluyente. AVANCES A partir de este momento surgen tres antecedentes arquitectónicos que más adelante constituirán tipologías edilicias definidas, que son los más relevantes en función a los aportes que realizaron. El primero es la Casa de Corrección de San Miguel en Roma proyectado por el arquitecto Carlos Fontana, por iniciativa del Papa Clemente XI. El edificio, concebido como una nave eclesial, tuvo a cada lado tres niveles de celdas individuales. Cada celda contaba con servicio sanitario y desde allí los internados podían seguir los oficios religiosos que se celebraban en el altar ubicado en uno de los extremos de la nave. Ésta, a su vez, era utilizada durante el día para la realización de tareas bajo la supervisión de los encargados. La nave fue coronada con una bóveda de cañón corrido y se encontraba iluminada cenitalmente; El segundo es la Maison de Force, en Gante (Bélgica) con patios radiados desde uno central, antecedente de lo que será el partido radial que fue proyectado por los jesuitas Malfaison y Klukman Y el tercero el proyecto del jurisconsulto inglés Jeremías Bentham, el famoso panóptico. Que nunca fue construido como tal, pero tuvo una gran influencia –más teórica que práctica- en el desarrollo de la arquitectura de cárceles y prisiones. El ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 6 de 49
  • 7. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS edificio creado consistía en un volumen cilíndrico en cuyo perímetro se ubicaban las celdas, cuyo frente interno era enrejado permitiendo ver su interior desde el lugar del gobernador ubicado en el centro, conformando así el principio de inspección central. La arquitectura penitenciaria en la primera mitad del s. XX El proyecto de la prisión departamental de Fresnes-les-Rungins en las afueras de París produjo un cambio en el paradigma arquitectónico. Este edificio de partido paralelo, proyectado por el arquitecto francés Henri Poussin y habilitado en 1898, se convirtió en el nuevo modelo a seguir, especialmente desde que a comienzos del siglo XX el arquitecto norteamericano Alfred Hopkins se transformara en su principal difusor, pasando a ser la tipología dominante a lo largo de casi todo el siglo. El partido paralelo, de mayor flexibilidad a la hora de incorporar los cambios que se fueron desarrollando en la penología, permitió a los establecimientos penitenciarios mejorar las condiciones higiénicas, proveer mayores espacios para programas y permitir una mayor movilidad de la población penal en su interior. El diseño durante la posguerra Hacia mediados de siglo comienzan a realizarse algunas experiencias arquitectónicas buscando una mejor prestación de los edificios penitenciarios en orden a mejorar las posibilidades de tratamiento y de reinserción exitosa de los internos. La introducción del principio del pequeño grupo y la descentralización de la gestión penitenciaria se contaron entre las innovaciones adoptadas, las que fueron acompañadas de un abandono del “estilo prisión”, característica de las arquitecturas anteriores. Estos avances siguieron a la difusión, por parte de las Naciones Unidas, de las Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos. En este período puede identificarse una mayor diversificación y especialización en el diseño de establecimientos correccionales, como así también una mayor preocupación por la estética, particularmente la exterior, de los edificios carcelarios. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 7 de 49
  • 8. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS Las innovaciones de fines del siglo XX Ya en el último cuarto de siglo se introdujeron los conceptos y experiencias derivados de la psicología ambiental junto con el empleo de técnicas de prevención del delito a través del diseño y una mayor integración de los planteos urbanos, en reemplazo del edificio único, elementos éstos que van a producir un nuevo cambio en el paradigma cuyo resultado fueron las cárceles de “nueva generación”, las que tuvieron su origen en Norteamérica y de allí fueron extendiéndose hacia otros países. (1) 2.2. ARQUITECTURA PENITENCIARIA DEL ESTADO NACIONAL La arquitectura penitenciaria argentina se puede ordenar de la siguiente forma: la de los proyectos (1820-1860), la del predominio del partido radial (1860-1910), la de supremacía del partido paralelo (1910-1993) y la de nuevas tipologías. Penitenciaría de Bs. As. Colonia Penal de Santa Rosa CPF II Marcos Paz 2.3. PAUTAS DE SUSTENTABILIDAD LOGRADAS De acuerdo a lo mencionado en los dos puntos anteriores, se puede observar que los Establecimientos Penitenciarios, a lo largo de la historia y tanto en el ámbito nacional como internacional, fueron incorporando pautas de sustentabilidad principalmente desde el punto de vista social de los internos. Los primeros, que solo eran calabozos que en el mejor de los casos tenían alguna ventilación natural y lo único prioritario era que el preso no se escape, pasando por el gran avance de incorporar el concepto de intimidad con la celda individual y la posterior colocación del artefacto sanitario dentro de ella. Luego llegó el tiempo de incorporar a lo largo del día actividades para que los internos realicen, primeramente religiosas y luego de trabajo. A mediados del siglo XIX y de la mano de uno de sus pioneros Don Manuel Montesinos, gobernador del Presidio de Valencia, España, se comienza a estructurar una nueva disciplina desde variadas formaciones, experiencias y puntos de vista: el régimen correccional. Sin olvidarse de los logros mencionados en los párrafos anteriores, y en algunos casos hasta profundizados, esta nueva línea de visión revela ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 8 de 49
  • 9. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS la necesidad de “premiar” al interno a medida que avanza su pena y éste demuestra que está logrando avances y mejoras en su tratamiento y sociabilidad. Estas ideas son parte importante de las actuales leyes en la materia. (2) La noción de tratamiento está en la base y preside el desarrollo de la moderna ciencia penitenciaria. Aunque su existencia es anterior, se reafirma, arraiga y desarrolla en la posguerra. En las “Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos” se afirma como principio rector en la Regla 1 (3) que “El fin y la justificación de las penas y medidas privativas de libertad son, en definitiva, proteger a la sociedad contra el delito” y en la Regla 58 “Sólo se alcanzará ese fin si se aprovecha el período de privación de libertad para lograr, en lo posible, que el delincuente una vez liberado no solamente quiera respetar la ley y proveer a sus necesidades, sino también que sea capaz de hacerlo.” La fórmula ideal consistiría en una óptima compatibilización entre esas dos ideas. (4) En las últimas décadas, y apoyado en parte por los procesos de implementación de derechos humanos, el trabajo comenzó a ser complementado con la educación tanto general como técnica con el objetivo de lograr una mejor reinserción social. Al mismo tiempo se le dio más importancia a las visitas de contacto e íntimas de familiares como modo de contención del interno. Igual importancia obtienen las actividades recreativas y deportivas. Desde el punto de vista proyectual, recién en el último siglo comenzaron a aparecer las ideas de una arquitectura menos institucionalizada, más abierta a los espacios verdes y con un sentido económico, principalmente desde el punto de vista del mantenimiento. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 9 de 49
  • 10. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS CAPITULO 3. IMPLANTACIÓN DE UN ESTABLECIMIENTO 3.1. TIPOS DE ESTABLECIMIENTOS Para abordar este tema, es imprescindible realizar diferentes clasificaciones de los mismos ya que existen variadas opciones para tipificarlos. Desde el punto de vista procesal de los internos alojados, los Establecimientos se dividen en dos grupos: • Las cárceles, que alojan a los internos procesados. O sea, a los internos que se encuentran a la espera o durante el proceso judicial. • Los penales, que alojan a los internos condenados. Personas que ya tienen sentencia firme a través de un juicio culminado. Esto se debe a que todas las normas y recomendaciones nacionales e internacionales coinciden en que los detenidos en prisión preventiva deben estar separados de los que están cumpliendo condena. La Ley Nº 24.660 lo explicita en su Art. 179. Estos principios también exigen la individualización del tratamiento. Por lo tanto conviene que los grupos sean distribuidos en establecimientos distintos donde cada grupo puede recibir el tratamiento acorde a su necesidad. La misma normativa indica que la clasificación es fundamental para separar a los reclusos, con el fin de que los que por su pasado criminal o mala disposición, no ejerzan una influencia nociva sobre los compañeros de detención. Lo mismo que repartir internos en grupos afines a fin de facilitar el tratamiento encaminado a su readaptación social. En base a esto, existe otra clasificación que corresponde a la Progresividad del Régimen Penitenciario y que tiene que ver con el período o fase en que se encuentra el interno o a la clasificación que se le asigna al ingresar al sistema. Esta clasificación se corresponde con la “libertad” que tiene el interno dentro del establecimiento y hasta donde puede movilizarse. Pueden ser: • Instituciones cerradas de alta seguridad y máxima seguridad. • Instituciones semiabiertas. • Instituciones abiertas. Otros institutos especiales: • Hospitales penitenciarios. • Psiquiátricos. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 10 de 49
  • 11. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS • Tratamiento de adicciones. En cuanto a la población que se encuentra alojada la aplicación de la ley requiere que los establecimientos se encuentren organizados de tal forma que se encuentren separados varones y mujeres, al igual que adultos y jóvenes, por lo tanto, las opciones son las siguientes: • Varones. • Mujeres. • Mujeres madres. • Jóvenes adultos. Teniendo todo este abanico de variantes, el Servicio Penitenciario Federal puede cumplir con las exigencias de la Ley 24.660 en cuanto a que los condenado/as puedan pasar por las fases o etapas de la progresividad del régimen penitenciario que deban cumplir de acuerdo a su clasificación. Las diferentes etapas son: • Período de observación. • Período de tratamiento (fases de socialización, consolidación y confianza) • Período de prueba (salidas transitorias y régimen de semilibertad) En el Período de observación se realiza el estudio médico, psicológico y social del interno, formulando el diagnóstico y pronóstico criminológico con el objeto de diagramar el tratamiento más acorde a la realidad del mismo. Como consecuencia de este estudio aparecen dos aplicaciones prácticas e inmediatas: indicación del establecimiento o sección al que debe ser incorporado el interno y el programa de tratamiento que deberá aplicarse en ese destino. El Período de tratamiento comienza cuando el interno llega a su lugar de alojamiento y consiste en la aplicación de las determinaciones emanadas del Período de Observación. Este período puede ser fraccionado en fases que importen para el interno una paulatina atenuación de las restricciones inherentes a la pena. Estas fases pueden incluir el cambio de sección o grupo dentro del establecimiento o su traslado a otro. (5) El Período de prueba habilita al interno a tener acceso en forma sucesiva al régimen abierto, a las salidas transitorias y al régimen de semi libertad. (6) ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 11 de 49
  • 12. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS Progresividad del Régimen Penitenciario Ley N° 24.660: - Estudio médico-psicológico-social PERÍODO DE - Diagnóstico y pronóstico criminológicos OBSERVACIÓN - Cooperación del condenado Art. 13 - Individualización del tratamiento PERÍODO DE Fase de Socialización VERIFICACION Y EVALUACION DEL TRATAMIENTO TRATAMIENTO Art. 14 Fase de Consolidación Promoción excepcional Art. 7 Fase de Confianza Establecimiento abierto o sección independiente de éste, PERÍODO DE basada en principio de PRUEBA autodisciplina Art. 15 a Art. 15 Salidas Transitorias Arts. 15 b, 16 a 22 Régimen Semilibertad Arts. 15 c, 23 a 26 PERÍODO DE LIBERTAD CONDICIONAL Arts. 28 y 29 C.P.A. Arts. 13 y 53 Además de lo mencionado anteriormente, hay que tener en cuenta también la cuestión de dimensionamiento. Para que un Establecimiento pueda llevar a cabo los programas que le impone la Ley es aconsejable que tenga una capacidad y tamaño apropiados; ya que el contar con un número demasiado elevado de internos puede significar un deterioro de las actividades o el no cumplimiento de los objetivos. Se necesitaría tener una enorme infraestructura para soportar tal demanda de tratamiento y servicios imposible de manejar. “El número de reclusos debería mantenerse dentro de límites que permitan al director y al personal superior conocer bien a cada interno.” (7) ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 12 de 49
  • 13. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS “En los establecimientos abiertos el número de internos debe ser lo más reducido posible.” (8) El dimensionamiento óptimo del establecimiento debe tener en cuenta las características concretas del régimen que adopte. Cantidades aceptadas en la actualidad coinciden en alrededor de 300 internos para regímenes cerrados, 250 para semiabiertos y 100 para abiertos. En algunos casos se diseñan Complejos, por escasez de terrenos con que se cuenta o para centralizar servicios comunes y reducir costos de mantenimiento y funcionamiento, que pueden llegar a alojar hasta 1500 / 1600 internos. Aún en estos casos se subdividen en módulos de no más de 300 reclusos como unidades independientes para poder llevar un control más personalizado. 3.2. VARIABLES DE IMPLANTACIÓN De las diferentes clasificaciones anteriores, surge la problemática de contar con distintas realidades acordes a cada tipo de Establecimiento. Esto significa que algunos factores que son preponderantes para un caso, no tienen por qué serlo para otro. Por consiguiente, la selección de un lugar de implantación tiene que tener en cuenta las variables más importantes para ese caso en particular. Por otro lado también surgen variables desde el punto de vista físico y de infraestructura de redes del terreno propiamente dicho. 3.2.1. VARIABLES A TENER EN CUENTA La elección de la localización de un nuevo Establecimiento es uno de los puntos fundamentales y probablemente más conflictivos de la gestión. La selección del sitio envuelve una serie de controversias públicas generadas por los distintos actores involucrados a favor y en contra, y consideraciones técnicas y financieras de gran envergadura. Si bien la percepción general de la sociedad con respecto a los Establecimientos Penitenciarios no es buena, con imágenes de muros altos, torres de vigilancia, rejas, concertinas e inseguridad, la realidad es que la moderna tecnología puede hacer de los mismos “buenos vecinos” con una impronta similar a complejos habitacionales, edificios administrativos, etc. Por lo tanto la posibilidad de implantación de ellos dentro de un tejido urbano no hay que descartarla del todo, aunque existen obviamente, otras posibilidades (área periurbana y rural). La problemática es completamente diferente entre un Establecimiento dentro de la ciudad y uno en un área rural ya que esta última opción afecta negativamente los ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 13 de 49
  • 14. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS costos y complica el funcionamiento diario del Establecimiento. Al no tener la infraestructura de redes de caminos, agua, cloacas, gas y electricidad, todo esto debe ser incluido en los montos de la construcción y, al mismo tiempo, las tareas de mantenimiento de cada red queda en manos del SPF, lo que aumenta los costos de mantenimiento. En cambio, en una implantación dentro del tejido de la ciudad, todos estos problemas se simplifican al pago de tasas e impuestos de los servicios públicos. Asimismo, resulta deseable que las cárceles se encuentren cercanas a Juzgados, debido a que los internos (procesados) tienen que presentarse asiduamente a estos lugares; o los abogados o jueces deben visitarlos en el lugar donde se encuentren detenidos. Cuanto más distancia hay entre ellos, más dificultoso y costoso es el traslado para mantener los grados de seguridad necesarios y al mismo tiempo que hay que duplicar las instalaciones para alojamiento transitorio. Este último punto no es tan indispensable para los penales. Otro punto conflictivo es el tema de las visitas de los familiares de los internos que acuden a visitarlos. Si las distancias son muy grandes, los familiares disminuyen la cantidad de visitas (muchas veces debido a que no cuentan con recursos económicos suficientes para afrontar los gastos). Esto provoca problemas y falta de contención del interno. Por lo tanto otro estudio necesario para hacer es en qué ciudades o regiones existe la falta de plazas según la cantidad de delitos que se cometen. Los Establecimientos penitenciarios no son populares. Son complejos en cuanto a su diseño y el metro cuadrado construido es más caro que la construcción normal. Pero al mismo tiempo el Estado tiene la obligación para con la sociedad de construirlos. El síndrome llamado “Nimby” (“Not in my back yard” o “no en mi propiedad o barrio”) es un fenómeno que aparece constantemente ante la publicación de una nueva implantación penitenciaria. La sociedad reconoce que son necesarios y hasta indispensables, pero en otro lugar… Por último, y no por ello menos importante, se debe verificar la existencia de lotes vacantes, viviendas, transporte público, plazas educacionales y de la salud para los empleados penitenciarios y sus familias que se radican y que aumentan el número de habitantes de la zona. El proceso de selección de un terreno para una nueva implantación debe incorporar, entonces, más allá de las cuestiones técnicas que le son propias, todas las variables antes mencionadas, políticas públicas, actores del Estado y población del área afectada. Trabajando de esta forma se llegará a un adecuado resultado en cuanto a las demandas de seguridad, economía y funcionalidad. (9) ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 14 de 49
  • 15. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS 3.2.2. IMPLANTACIÓN HISTÓRICA DE ESTABLECIMIENTOS FEDERALES EN EL PAÍS Los primeros ejemplos de arquitectura penitenciaria federal o nacional comienzan a aparecer en el último cuarto del siglo XIX. En un primer momento se observa una proliferación de cárceles y solo dos institutos para condenados: la Penitenciaría Nacional en la ciudad de Buenos Aires y el Presidio de Reincidentes de Ushuaia. Las políticas de instalación de establecimientos en esta época se pueden dividir en dos puntos principales que si bien tienen orígenes diferentes, en algunos lugares del país llegan a coincidir: • Colonización. • Territorios nacionales. Después de la Organización Nacional, y a partir del año 1870, se comienza a ver en el sur de la República terreno propicio para poner en práctica reformas penológicas destinadas a modernizar y reforzar el sistema vigente. No solo se esgrimen motivos pura y exclusivamente penológicos, sino como una contribución importante para hacer realmente efectiva la soberanía de la República en esos lejanos, despoblados, casi desconocidos y siempre codiciados territorios. (10) Como ejemplo característico de colonización fue la creación del Presidio de Ushuaia, como se desprende del proyecto de Ley para su creación: “… La República, una vez fundado el Establecimiento penal en la Tierra del Fuego, habría echado las bases de la colonización de aquel punto, colonización que una vez desenvuelta en cierto grado requeriría una legislación especial destinada a fomentarla, y el dominio de la Nación quedaría establecido y demostrado por él signo más característico de la posesión territorial, que es la población, apartando, por este medio, las miras de aventureros a quienes el desierto y la soledad sirven de tentación…” “… Como testimonio de aquellos resultados, el Poder Ejecutivo puede referirse a numerosos ejemplos, pero os bastaría seguramente los que proporciona la Inglaterra, que hasta 1830 dio preferencia para poblar sus desiertas posesiones a la colonización penal que practicó con éxito en la Australia, cuyas tierras, de análogas condiciones a las de la Isla del Fuego [sic], parecían destinadas a la barbarie y sustraídas al trabajo del hombre. La Nueva Gales del Sud, Van Diemen, Botany-Bay, Sidney y otras posesiones inglesas, tomaron en muy poco tiempo un desarrollo inusitado al influjo de este sistema…” (11) ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 15 de 49
  • 16. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS El primer párrafo se refiere a las ideas de colonización de la isla que solo contaba en ese momento con unos pocos hombres en el Puesto Sub Prefectura de Ushuaia y la necesidad de poblarla por cuestiones de soberanía ya que del lado chileno existía mucha más actividad (inclusive bancaria) y mayores asentamientos humanos. También influyeron las ideas penológicas de la época que hablaban de llevar a los presos lejos de los centros urbanos. Una de las ideas más fuertes de esta corriente estaba llevando a cabo Inglaterra y en menor medida Francia, y es a lo que se refiere el segundo párrafo. Al presidio de Ushuaia le cupo ser una de las primeras instituciones de importancia que generaron actividades urbanísticas y poblacionales y brindaron una mayor fluidez a los vínculos de comunicación entre la isla y el continente. Durante medio siglo estuvo unida a la propia historia de la ciudad de Ushuaia (1902 – 1947). PENAL DE USHUAIA, TIERRA DEL FUEGO En cuanto a los Territorios Nacionales, la creación de los mismos no siempre significaba la radicación de población suficiente; y la adopción de métodos como la colonización penal que, a la par de servir a objetivos geopolíticos, procuraban satisfacer finalidades penales, fue una herramienta usada. Ya que estos eran de jurisdicción nacional, debido a las necesidades derivadas del funcionamiento de los tribunales penales que allí se abrían, comienzan a establecerse cárceles en los territorios nacionales. Así se crean las primitivas, y por lo general precarias, instalaciones de General Acha (La Pampa), luego trasladada a Santa Rosa; Chos Malal (Neuquén), luego trasladada a la ciudad de Neuquén; Viedma (Río Negro); Rawson (Chubut) y Río Gallegos (Santa Cruz), todas ellas en el sur. En el norte, las de Resistencia (Chaco), ciudad de Formosa y Posadas (Misiones). De esta enumeración se advierte que estas incipientes unidades carcelarias constituyeron el embrión del sistema penitenciario federal actual. Los establecimientos citados y otros más, con el correr de los años se van ampliando, remodelando, reconstruyendo y adquiriendo una especialización y tipificación definida. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 16 de 49
  • 17. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS Pasan a ser lugar de alojamiento de condenados y van siendo ubicados tanto en orden a los niveles de seguridad como en cuanto al régimen interno. De esto se desprende que en las provincias más antiguas, las que no fueron originalmente Territorios Nacionales, no existen establecimientos federales. Solo ocurrió con posterioridad en la Provincia de Buenos Aires (Ezeiza) y actualmente con los proyectos en Salta y Santa Fe vinculados a la cantidad de delitos de índole federal que ocurren en esas zonas. Cuando los Territorios Nacionales se provincializaron a partir de la década de 1950 las Unidades quedaron como dependencias federales. Cuando se instalaron en ciudades, originalmente estaban ubicadas dentro del tejido céntrico. Con el tiempo algunas fueron trasladas hacia las afueras. La posterior explosión demográfica de las mismas ciudades provocó que los nuevos barrios, en general barrios populares financiados por el Estado y otros conformados por familias de bajos recursos, comiencen a acercarse a la nueva Unidad e incluso envolverla. La Unidad 12 de Viedma es un ejemplo de Unidad implantada en el casco original y luego trasladada hacia las afueras, a la zona rural en su momento; aunque en la actualidad la ciudad, con su crecimiento, ya llegó hasta sus puertas. Esta distribución territorial que quedó luego de tantos años genera uno de los mayores problemas penitenciarios del orden federal con respecto a los internos. Condenados, en su mayoría del Gran Buenos Aires o la ciudad de Buenos Aires son derivados, según corresponda al tratamiento dispuesto, a Unidades cientos o miles de kilómetros de su lugar de residencia, del de su familia, de su entorno cultural y social. Solo son excepciones la U. 19 (varones) y la U. 3 (mujeres) en Ezeiza debido a la falta de tipología de Unidades para ellos. Si la prioridad cuando el interno queda en libertad es su reinserción en la sociedad, tenemos que preguntarnos entonces en cuál sociedad. ¿En la suya o en la que fue trasladado? La respuesta no da lugar a dudas. Los actuales principios generales de no agravamiento de las penas y de mantenimiento de los vínculos familiares y sociales indican lo inadecuado de la actual distribución de los establecimientos federales para condenados y la necesidad de contar con otros en un cordón que no supere los 50 a 100 km. de la Capital Federal. (12) 3.2.3. RELACIONES CON LA COMUNIDAD VECINA La generalidad nos indica que existe una negación psicológica de toda persona a la posibilidad de estar dentro de un establecimiento penitenciario. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 17 de 49
  • 18. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS Esta negación se traduce en las actitudes que toman las personas hacia los mismos y en consecuencia hacia el Servicio Penitenciario Federal como institución y al barrio que las circunda, o por lo menos las manzanas más cercanas. Por lo tanto es bastante común que nadie quiera estar cerca ni dentro de las Unidades, y esto se refiere tanto a estar detenido, como a ir a visitar a un interno o interna, como a vivir en las adyacencias. Es un tema complejo a tratar. Existe la suposición que los barrios adyacentes se tornan más peligrosos que el resto de la ciudad y que se produce la instalación de gente relacionada a los internos y en muchos casos con problemas delictivos. Pero la realidad es que los niveles de inseguridad no se acrecientan en general en estas zonas ni los familiares se mudan a las cercanías de las Unidades, salvo casos particulares. El hecho que en las inmediaciones circulen constantemente vehículos del SPF por traslado de internos, compras de mercaderías, etc. y entre y salga personal en muchos casos armados es una señal de que los delincuentes tienen que estar más atentos en el momento de delinquir y, obviamente, hay otras zonas menos vigiladas. De los libros de registro de visitas, en los que las visitas registran su domicilio, no se obtienen datos que infieran como generalidad que los familiares se mudan cerca de los Establecimientos donde tienen algún ser cercano detenido. Sobre todo en las cárceles donde un procesado puede ser trasladado en cuestión de meses. Es más, si uno observa la actitud de la visita cuando concurre a una Unidad, puede notar que a la llegada se forman grupos de charlas, gente que compra alimentos o enseres a última hora en los locales comerciales cercanos, y se produce un momento de relaciones sociales bastante amplio. Ahora bien, a la salida del mismo grupo, las acciones son completamente diferentes. Se produce una rápida dispersión de la gente como si todos quisieran irse lo antes posible de la zona. Los familiares de internos y demás visita en general que concurren a los establecimientos penitenciarios deambulan por la zona, pero no se radican. Si bien estos fenómenos de negación lo estamos desarrollando para los Establecimientos Penitenciarios, se produce en menor medida con otro tipo de establecimientos o edificios públicos, como ser hospitales, instituciones psiquiátricas, cementerios, etc. Los que sí se radican con mayor generalidad (o son lugareños) son los propios agentes del SPF. Este otro fenómeno trae aparejado nuevas visiones para con los establecimientos penitenciarios que equilibra la balanza con respecto a lo ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 18 de 49
  • 19. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS anteriormente desarrollado y hasta en algunos casos la vuelca a su favor dependiendo de varios factores a tener en cuenta. Es interesante verlo desde estas tres perspectivas que se dieron en nuestro país: • La Unidad está antes del crecimiento de la ciudad. • La ciudad crece primero y la Unidad llega después. • La escala de la ciudad. En los lugares donde la implantación de las Unidades precedieron al desarrollo económico y expansión demográfica de las ciudades existe mucha más vinculación entre ellas. Tal es el caso de Esquel en la Provincia de Chubut donde la población está conformada por generaciones de personal del SPF y los cuales tienen un sentido de pertenencia muy grande para con la Unidad. De hecho suelen referirse a la Unidad como suya, perteneciente a la comunidad y no como propiedad del Estado Nacional. El caso de Rawson es otro claro ejemplo de la importancia que tiene la Unidad 6 para los pobladores, más allá de la memoria del recordado caso de la fuga y masacre en el año 1972. La misma ocupa una superficie de 200 hectáreas que con el continuo crecimiento de la ciudad quedó implantada en el medio de la misma, produciendo una clara barrera entre los dos sectores de la ciudad. Ni la población ni las autoridades exigen el cierre de la Unidad para la utilización de esos terrenos, simplemente se están realizando las tratativas para lograr una servidumbre de paso para un corredor vial. Tanto la U. 11 de Presidencia Roque Sáenz Peña en el Chaco como la U. 17 en Candelaria son los empleadores que más puestos de trabajo generan en cada ciudad. En la ciudad de Ezeiza viven entre 7000 y 8.000 personas vinculadas al SPF entre personal en actividad, retirados y familiares de los mismos. Lo que significa una fuerte raigambre para con las Unidades allí instaladas desde el punto de vista social y fundamentalmente económico, con lo que significa el movimiento del vivir diario de semejante número de personas en una sociedad local. En el punto 3.3. se enumeran las principales relaciones que tiene el CPFI con la comunidad vecina. La escala de la ciudad también es un punto importante. Como se mencionó antes, algunos Establecimientos Penitenciarios tienen una impronta relativamente importante en el PBI de cada ciudad, tanto en las actividades diarias del Establecimiento como en las actividades del propio personal y sus familias. Y si a esto se le suma la historia común, la relación y necesidad de que siga funcionando o que se establezca una nueva es clara. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 19 de 49
  • 20. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS Pero ¿Qué pasa cuando una ciudad es muy grande, la instalación de una Unidad no le mueve ningún índice estratégico y no está acostumbrada a este tipo de fenómenos? Obviamente estamos ante otro escenario, con otro tipo de actores que tienen distintas ideologías y necesidades. Seguramente en este caso los consensos serán más difíciles de lograr. Sea cual fuere el resultado, la metodología de trabajo no debe variar y debe incluir a todos los actores por igual, tanto políticos y económicos como sociales involucrados en la zona de influencia. 3.3. UN CASO REAL: EL COMPLEJO PENITENCIARIO FEDERAL I (EZEIZA) Los Establecimientos penitenciarios poseen un gran abanico de actividades desarrolladas por personal del SPF, internos, profesionales externos al SPF y visitas; y todas las interrelaciones posibles entre ellos. Las mismas incluyen desde lo estrictamente dedicado a la vida cotidiana de los internos, principalmente en los edificios de alojamiento; hasta las actividades relacionadas con la educación, el culto, las visitas de los familiares, los deportes, los talleres de trabajo y la elaboración de la comida. Además en el punto específico de los talleres las actividades se pueden transformar en industriales. Por otro lado, se encuentran todas las dedicadas a las tareas administrativas propias de la gestión de la Unidad y de mantenimiento (algunas de las cuales también son del tipo industrial) y las relacionadas con las áreas de atención de la salud, internación, etc. Existe una interrelación diaria entre el Establecimiento y el área en el que se encuentra implantado debido a tres factores principales: • Insumos diarios utilizados para la administración y alimentación principalmente. • Movilidad de personal y traslado de internos. • Movimiento de visitas que llegan hasta la Unidad por distintos medios de transporte y los consumos que los mismos efectúan en el trayecto. Hay que tener en cuenta que la cantidad de población que vive en una Unidad Penitenciaria es considerable (en el caso del CPF1 ronda los 2900, entre 1700 internos aproximadamente y una dotación de personal de 1200 personas) más el eventual aumento transitorio en los horarios de visitas; por lo que las cantidades de desechos que se producen en la misma son de un volumen que debe ser tratado correctamente ya que pueden generar conflictos tanto internos como externos. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 20 de 49
  • 21. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS El Complejo Penitenciario Federal I (Ezeiza) fue construido dentro del “Programa Nacional de Construcciones Penitenciarias 1995 – 1999”. Las obras comenzaron en el año 1998 y finalizaron en el 2001, aunque desde diciembre de 1999 se fueron habilitando distintas etapas de las mismas. Este emprendimiento comprendió el diseño, la construcción y el equipamiento de las instalaciones bajo el concepto “llave en mano”, lo que implica que el Complejo se entregó en condiciones de habilitar su funcionamiento inmediato, incluyendo también el entrenamiento del personal que debió capacitarse para el significativo salto tecnológico que implicó la incorporación de los más modernos criterios de la arquitectura penitenciaria y de los sistemas de seguridad. PROGRAMA DE NECESIDADES El Complejo Penitenciario Federal 1 – Ezeiza constituye un conjunto altamente especializado destinado al alojamiento de procesados con una capacidad original de 1870 plazas. Superficie de terreno ocupada: 62has. Metros cuadrados construidos totales 78.292 m2 que se dividen en: Módulo de Ingreso (310 plazas) 10.817 m2 Módulos de Residencia 1 (300 plazas) 11.150 m2 Módulos de Residencia 2 (300 plazas) 11.150 m2 Módulos de Residencia 3 (300 plazas) 11.150 m2 Módulos de Residencia 4 (300 plazas) 11.150 m2 Módulo Especial de Residencia (120 plazas) 4.635 m2 Módulo de Residencia 5 (120 plazas) 4.408 m2 ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 21 de 49
  • 22. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS Hospital Penitenciario Central (120 plazas) 7.230 m2 Sectores centralizados 6.602 m2 Comprende: • Los sectores centralizados con los diferentes edificios de administración, ingreso de visitas, talleres de mantenimiento, cocina y panadería central, etc. • Cuatro módulos residenciales iguales de 300 plazas cada uno, en agrupamientos de 50 internos donde habitarán los encausados y uno de 120, con agrupamientos de 30. • Un módulo de ingreso, selección y tránsito de 300 plazas, punto de entrada al sistema en el que se clasifica según su perfil al nuevo interno para designarle el lugar de alojamiento que le corresponde. • Un módulo con capacidad para 120 internos destinado al alojamiento de aquellos que presentan características especiales. • Un hospital penitenciario central con 120 camas de internación y sus servicios, más consultorios externos, equipos de especialidades médicas, de cirugías y laboratorio, y sectores de apoyo. IMPACTOS NEGATIVOS Y POSITIVOS EN EL ENTORNO Los impactos negativos más importantes pueden ser los relacionados con el sobreconsumo del agua explotada del acuífero freático, con posible depresión y aumento del riesgo de contaminación; generación de descargas cloacales por encima de lo conveniente, riesgo de contaminación del suelo, la napa y/o el agua superficial por derrames de líquidos peligrosos y por manejo inadecuado de residuos especiales, manejo de residuos del tipo domiciliarios con riesgo de generación de condiciones aptas para desarrollo de vectores de enfermedades, manejo de residuos patogénicos, riesgo de incendio. Relaciones con la comunidad por las visitas si no existe un adecuado sistema de recepción de ellos y tienen que deambular o estar en lugares públicos cuando los medios de transporte son escasos y con horarios diferentes. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 22 de 49
  • 23. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS Entre los impactos positivos podemos mencionar la implementación y ejecución de los objetivos del Programa Federal de Infraestructura Penitenciaria, el cumplimiento de las exigencias legales sobre tratamiento de internos en establecimientos penitenciarios, incremento de las condiciones y mejoramiento de la calidad de vida de los internos al pasar a los nuevos establecimientos, ampliación de la capacidad de alojamiento, generación de empleo e impacto positivo sobre la economía local. A continuación, y a modo de ejemplos concretos, se mencionan algunas relaciones del CPFI con la comunidad vecina: • Con las autoridades políticas del Municipio: relación de colaboración mutua. • Escuelas: gran cantidad de hijos de familias de personal penitenciario que concurren a las mismas. De acuerdo a convenio firmado con la Provincia, docentes públicos dictan clases de EGB y Polimodal en el Complejo. De acuerdo a convenio firmado con la UBA se dictan clases de carreras universitarias. • Hospital municipal: presta servicios de urgencias, cirugías y turnos de distintas especialidades para internos. • Iglesia: El cura párroco de la Parroquia “Nuestra Señora del Valle” es el capellán del CPFI. Se realizan misas normalmente, al igual que celebraciones de otros cultos como las de Evangelistas. Cáritas brinda asistencia espiritual, ropa y comida para internos y familias de los mismos. • Comando integrado en el que participan miembros de Defensa Civil, Bomberos, Policía, Policía Aeroportuaria y las Unidades Penitenciarias vecinas para actuar ante eventuales siniestros. • Comercio local: Provisión de insumos para mantenimiento, ferretería, materiales de construcción, librería, algunos medicamentos, automotores, etc. • Secretaría de cultura de la Nación: convenios para brindar charlas, teatro, música, etc. • ONGs: como por ejemplo “Arde la ciudad” que brinda ciclos culturales. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 23 de 49
  • 24. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS CAPITULO 4. RECOMENDACIONES 4.1. IMPLANTACIÓN: MATRIZ DE FACTORES A TENER EN CUENTA PARA LA ELECCIÓN DEL TERRENO La ponderación de cada uno de los ítems de la matriz servirá para tener una evaluación de cada terreno y poder elegir la mejor opción de acuerdo a las fortalezas y debilidades de cada uno: MATRIZ DE FACTORES PARA LA ELECCIÓN DEL TERRENO Terreno 1 Terreno 2 Terreno 3 Terreno 4 Cárceles Penales 1 UBICACIÓN REGIONAL 2 UBICACIÓN EN EL ÁREA 3 PROPIETARIO 4 SUPERFICIE DEL PREDIO 5 RELACIÓN DE LADOS ADECUADA 6 ENTORNO 7 USO ACTUAL 8 ZONIFICACIÓN POR CÓDIGO 9 CONDICIONES DE SUELO 10 NIVELACIÓN 11 ACCESOS 12 PROVISIÓN DE ENERGÍA ELÉCTRICA 13 PROVISIÓN DE GAS NATURAL 14 PROVISIÓN DE AGUA POTABLE Y CLOACAS 15 PROVISIÓN DE RED TELEFÓNICA 16 SERVICIO DE TRANSPORTE PÚBLICO 17 RECOLECCIÓN DE RESIDUOS 18 DISTANCIA A JUZGADO FEDERAL 19 DISTANCIA A SERVICIOS DE EMERGENCIA 20 POSIBILIDAD DE CRECIMIENTO 21 ASENTAMIENTO DEL PERSONAL OBSERVACIONES ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 24 de 49
  • 25. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS 1.- UBICACIÓN REGIONAL: Según las necesidades de cada tipología de plazas en diferentes zonas del país. Se debe llevar a cabo un constante paneo de la realidad nacional en cuanto a la cantidad y tipo de ingresos para poder detectar en qué regiones es necesaria la construcción de nuevos establecimientos. 2.- UBICACIÓN EN EL ÁREA LOCAL: Para que las operaciones diarias no afecten su fundamento y funcionamiento, el movimiento diario de vehículos celulares de transporte de internos y vehículos de transporte de mercaderías, por razones de seguridad y comodidad no deberían tener una duración mayor a los 20 ó 30 minutos o 50 km de distancia hacia los Tribunales donde se tramitan las causas de los internos o los centros de aprovisionamiento de mercaderías (Centro urbano mayor a 10.000 habitantes) 3.- PROPIETARIO: Desde el punto de vista del dominio del terreno significará una erogación económica la compra del mismo si es una propiedad privada. En el caso que el terreno sea del Estado y pueda ser cedido y esté libre de gravámenes, solo deberá acreditarse la cesión correspondiente. 4.- SUPERFICIE DEL PREDIO: Área de implantación no inferior a 30 has, considerando la posibilidad de adicionar superficies para actividad agrícola, industrial, etc. Esta superficie incluye un perímetro propio libre de 60 m. aproximadamente como mínimo de seguridad a fin de generar condiciones de borde adecuadas al establecimiento. 5.- RELACIÓN DE LADOS ADECUADA: Relación de lados de predio inferior a 2:1. Las proporciones entre los lados incidirán en el desarrollo del perímetro del predio y en la posibilidad de centralizar en mayor o menor medida los servicios y circulaciones. En general, cuanto menor sea la relación entre lados tanto mejor para la distribución y vigilancia del conjunto. El lado mínimo no será menor a 500m. 6.- ENTORNO: Paraje despejado, sin elevaciones ni edificios en altura en las proximidades. Condiciones adecuadas de clima y salubridad. Como situación deseable se considerará la proximidad a más de 500 m. de un establecimiento educativo. También se tendrá en cuenta una separación de 3.500 m. de otra institución carcelaria o penitenciaria. 7.- USO ACTUAL: Convendrá obtener un terreno libre de uso con la intención de evitar realizar todas las tareas de demolición, tratamiento y adecuación para los nuevos fines. 8.- ZONIFICACIÓN POR CÓDIGO: Clasificación urbanística del suelo: Uso penitenciario permitido o apto para su reclasificación como uso penitenciario. El ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 25 de 49
  • 26. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS entorno poseerá usos compatibles con el penitenciario y no deberá contemplar la construcción del complejos habitacionales en altura en las inmediaciones. 9.- CONDICIONES DEL SUELO: La superficie del mismo deberá estar por encima de la cota máxima de inundación, considerándose adecuado que el nivel del terreno sea superior al de los predios linderos. La resistencia del terreno no será inferior a 2 kg/cm2 con suelos que permitan condiciones normales de cimentación y no realizar excesivos trabajos de movimiento de suelos. 10.- NIVELACIÓN: Terreno preferentemente horizontal, que no presente un desnivel longitudinal en cualquiera de los sentidos superior al 3%, con una diferencia entre cotas altimétricas no superior a los 10m. 11.- ACCESOS: Uno de los lados del terreno sobre asfalto o a menos de 2.000 m. de la red vial pavimentada principal. Idealmente resultan favorables las ubicaciones en proximidades de los cruces de rutas a efectos de contar con accesos alternativos. El abastecimiento e ingreso de mercaderías e insumos deberá ser tenido en cuenta bajo cualquier condición climática. 12.- PROVISIÓN DE ENERGÍA ELÉCTRICA: Suministro de energía eléctrica en media tensión (13.2 KV) preferentemente a una distancia menor a 2.000 m. 13.- PROVISIÓN DE GAS NATURAL: Suministro de gas natural por medio de red de media presión preferentemente a una distancia menor a 2.000 m. 14.- REDES DE AGUA POTABLE Y CLOACAS: Suministro de agua potable y servicio de cloacas o proximidad a curso de agua o red de desagües. Asegurar la provisión de agua potable a razón de 10 lts/seg. y permitir el vertido de aguas residuales tratadas por gravedad a colector o cauce natural a distancia inferior a 2.000 m. desde el punto más bajo del terreno. 15.- PROVISIÓN DE RED TELEFÓNICA: Posibilidad de contar con la cantidad de líneas telefónicas según las necesidades del proyecto a una distancia inferior a 4 km. 16.- SERVICIO DE TRANSPORTE PÚBLICO: Son frecuentes las visitas de los abogados y resulta de una consideración muy especial lograr que el interno mantenga contactos periódicos con sus familiares y allegados. Al mismo tiempo es necesario para su utilización por parte del personal del Servicio Penitenciario. 17.- RECOLECCIÓN DE RESIDUOS: Posibilidad de acceso al servicio de recolección de residuos municipal y al de residuos especiales y patogénicos llevado a cabo por empresas autorizadas. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 26 de 49
  • 27. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS 18.- DISTANCIA A JUZGADO FEDERAL: Una cárcel para procesados exige que haya movimiento diario y continuo desde y hacia los Juzgados donde se tramitan las causas de los internos. Estos deben ser lo más directos y rápidos posibles. 19.- DISTANCIA A SERVICIOS DE EMERGENCIA: Adecuada accesibilidad a un hospital de mediana complejidad y la pronta intervención del cuerpo de bomberos y de la fuerza policial en casos de emergencia. 20.- POSIBILIDAD DE CRECIMIENTO: Posibilidad de terrenos aledaños disponibles por la posibilidad de construir futuras ampliaciones o adicionar superficies para actividad agrícola, industrial, etc. 21.- ASENTAMIENTO DEL PERSONAL: Se debe verificar la existencia de lotes vacantes, acceso a viviendas, transporte público, plazas educacionales y de la salud para los empleados penitenciarios y sus familias que llegan a la zona para radicarse. 4.2. RECOMENDACIONES AL DISEÑO ARQUITECTÓNICO El diseño debe esta orientado a minimizar el impacto ambiental en el entorno de la comunidad y proveerá una claridad que facilite la orientación y el desarrollo de las tareas de vigilancia. Se deberá tener especialmente en consideración que la Ejecución de la Pena Privativa de la Libertad, en todas sus modalidades, tiene por finalidad posibilitar que el condenado adquiera la capacidad de comprender y respetar la ley procurando su adecuada reinserción social, promoviendo la comprensión y el apoyo de la sociedad. El Régimen Penitenciario, que comprende la arquitectura, deberá utilizar de acuerdo con las circunstancias de cada caso, todos los medios de tratamiento interdisciplinario que resulten apropiados para la finalidad enunciada. El diseño y la construcción del nuevo Establecimiento deberá tener muy en cuenta lo que resulta el objetivo principal: brindar protección a los internos y al personal, que sean seguros y que provean condiciones dignas de alojamiento mediante las cuales se pueda fomentar la readaptación del interno, al tiempo de crear espacios que favorezcan el desempeño profesional del personal penitenciario. El proyecto arquitectónico debe tratar de reducir las diferencias que puedan existir entre la vida en prisión y la vida libre en cuanto estas contribuyan a debilitar el sentido de responsabilidad del recluso o el respeto a la dignidad de su persona. El proyecto no deberá recalcar el hecho de la exclusión de los internos de la sociedad, sino que siguen formando parte de ella. Se deberá manifestar claramente la identidad arquitectónica de las partes componentes principales del Establecimiento, conformando su conjunto situaciones ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 27 de 49
  • 28. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS espaciales urbanas claramente reconocibles, integrada por bordes, sendas, nodos e hitos. Los establecimientos deben recrear situaciones espaciales tan normales como sea posible, considerando que sus habitantes deberán percibir la mayor cantidad posible de estímulos urbanos dentro del recinto. Se deberán evitar al máximo los espacios institucionales típicos. El pasillo es el símbolo institucional por excelencia y será reemplazado por calles o galerías semicubiertas. La arquitectura de pabellones deberá ser sustituida, en lo posible, por espacios de características residenciales. Así mismo se evitará recurrir a elementos constructivos formalmente asociados con la clásica imagen carcelaria, especialmente en los sectores frecuentados por visitantes y locales habitados por internos. Además la concepción general del nuevo Establecimiento tendrá en cuenta las condiciones propias del lugar, tanto en las formalidades arquitectónicas propias de la región, como en el clima, la topografía, la orientación, los vientos dominantes, las variaciones térmicas y otros aspectos relevantes. • Imagen arquitectónica de los nuevos Establecimientos: El espacio proporcionará a internos y personal una fuerte conexión con áreas verdes y en ningún caso aparecerá como un espacio descontrolado, antes bien todas las actividades a desarrollar tendrán espacios para que puedan ser organizadas, delimitándose claramente cada una de ellas, de forma que puedan determinarse en todo momento si las conductas se ajustan a las expectativas esperadas para cada sector. Como espacios que son en los que los internos pasan la mayor cantidad de horas, las salas de estar de los departamentos (edificios de alojamiento) y las salas de día tendrán al menos el 50% de los aventanamientos con orientación capaz de permitir el paso de los rayos del sol por un tiempo no inferior a las 2 horas diarias en cualquier época del año, contando así mismo con las protecciones adecuadas para los tiempos estivales. Se evitarán los espacios altamente estructurados, se promoverá un amplio y apropiado empleo del color, el masivo empleo de la iluminación natural y una fuerte vinculación de los espacios cerrados con los abiertos. Se considera de suma importancia que tanto los internos como el personal perciban un ambiente vinculado a la naturaleza y que en la medida que el régimen lo permita participen en su recorrido, por lo que se cuidará que las especies vegetales a ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 28 de 49
  • 29. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS implantar reflejen adecuadamente los distintos cambios de estaciones a fin de lograr variantes paisajísticas a lo largo del año. Es aconsejable que el proyecto arquitectónico incluya técnicas de diseño basadas en CPTED (Prevención del delito mediante el diseño ambiental). Estas técnicas comprenden la aplicación de los siguientes principios: “DIRECTRICES PARA LA PLANIFICACIÓN Y EL DISEÑO URBANOS La planificación territorial y el diseño urbano son conceptos generales, que no sólo incluyen el trabajo de diseño de proyectos reales por parte de arquitectos y planificadores urbanos, sino también el trabajo de planificación previa al proyecto y la gestión del mismo en conformidad con el diseño realizado. En esta norma se reconocen tres tipos de estrategias - Estrategias de planificación territorial; - Estrategias para el diseño urbano; - Estrategias de gestión. Las estrategias de planificación territorial y el diseño urbano son aplicables a áreas y vecindarios nuevos. Las estrategias de gestión son aplicables a áreas existentes. Las adaptaciones de planes y diseños son aplicables a las áreas existentes hasta un determinado grado; pero las adaptaciones factibles son relativamente escasas en las áreas existentes, en comparación con los diseños para áreas nuevas.” (13) La celda constituye el espacio personal del interno, proveyendo de esta forma privacidad para sí y seguridad a sus pertenencias. El mobiliario podrá considerar cierto grado de personalización de su lugar. No obstante el interno no tendrá acceso a las instalaciones y equipos, siendo además todo su interior de fácil inspección. Todas las celdas serán individuales. Tendrán una superficie útil mínima de 7,00 m2, con un lado menor no inferior de 2,20 m y 2,40 m de altura mínima, de acuerdo a las Recomendaciones de la ONU. (8) El equipamiento típico constará de una cama, una superficie para escritura con un plano próximo para sentarse, un lugar para guardar ordenadamente efectos personales y ropa. Si las celdas contienen instalaciones sanitarias, estas estarán compuestas por un lavatorio, un inodoro y una superficie espejada. Existirá alguna forma de comunicación con el puesto del agente penitenciario. El diseño de las superficies de la celda y su equipamiento facilitarán la limpieza. Ningún componente de la celda será susceptible de ser transformado en arma o herramienta. Los equipamientos permitirán que el espacio permanezca ordenado y faciliten su inspección. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 29 de 49
  • 30. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS En las mismas se proveerá una ventilación cruzada de aire que asegure las condiciones de salubridad e higiene del ambiente, con una renovación de 0,5 m3 por minuto por ocupante. El local estará aislado térmicamente del exterior. Las ventanas proveerán suficiente luz natural para permitir la lectura y las visuales al exterior. Se considerará la iluminación sobre el plano de escritura y en el espejo sobre el lavatorio. El interno utiliza la celda como dormitorio, estar, escritorio e incluso para realizar algunos ejercicios. El diseño y la calidad de los materiales contemplarán que este tipo de edificios tiene al menos 50 años de vida útil y serán concebidos para minimizar los costos de operación y mantenimiento. 4.3. RECOMENDACIONES SOBRE EL USO RACIONAL DE ENERGÍA Hay que tener presente que un establecimiento penitenciario funciona 24 horas al día los 365 días al año y que probablemente lo haga por más de 50 años en forma ininterrumpida. El diseño eficiente del Establecimiento desde el punto de vista energético permitirá efectuar importantes ahorros en costos operativos a lo largo de la vida útil del mismo, al tiempo de generar espacios más confortables para los usuarios. Existen amplias posibilidades de efectuar ahorros mediante un buen diseño arquitectónico, sin menoscabar las condiciones de seguridad ni operativas. Debe tenerse en cuenta que las mayores oportunidades de lograr tales ahorros se encuentran en la etapa de diseño, donde se toman decisiones que impactarán en los costos operativos. El equipo de diseño deberá considerar, al tomar decisiones respecto de los sistemas y materiales, el costo operativo a lo largo de la vida útil antes que el costo inicial de dichas soluciones. Dentro de las áreas más sensibles dentro de un establecimiento penitenciario y que requiere la mayor atención se encuentran los Sectores Funcionales (Alojamiento de internos). Estos edificios funcionan en forma continua y representan el 50% de las superficies, por lo que se pondrá mayor cuidado en su diseño energético. Las siguientes son algunas de las pautas que pueden contribuir a generar edificios con eficiencia energética: • DISTRIBUCIÓN EDILICIA: ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 30 de 49
  • 31. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS La distribución de los sectores funcionales debe ser lo más independiente posible con el fin de poder cerrarlos en los horarios en que no funcionan. Teniendo el perímetro cerrado de cada sector (ejemplo Talleres, Visitas, Educación, etc.) no es necesario tener luminarias encendidas en horarios de no uso. Lo mismo sucede con las circulaciones. Hay que evitar tener servidumbres de paso por el mismo concepto. • ENVOLVENTE EDILICIA: 1. El empleo de altos coeficientes de aislación térmica para reducir la ganancia de calor tanto por conducción como por radiación. Se deben tomar efectivas medidas de diseño y construcción para evitar los puentes térmicos. 2. Considerar la orientación en la implantación del edificio y la ubicación de aventanamientos. 3. Empleo de envolventes dobles para paredes exteriores. En algunos casos el espacio entre ambas envolventes puede servir para el pasaje de ductos e instalaciones a fin de que no queden al alcance de los internos. 4. Utilización de cubiertas y paramentos con alto índice de reflectividad y de emisividad. 5. Empleo de aleros de gran proyección. Los aleros horizontales y los parasoles con altos factores de proyección aplicados a paramentos orientados al este, norte y oeste reducen la ganancia por rayos solares al tiempo que disminuyen el reflejo de los acristalamientos, generando condiciones ambientales más agradables. 6. El uso de lucernarios, en aquellos locales o sectores donde los aventanamientos no resultan posibles o son insuficientes, permite iluminar el interior del edificio con luz natural. Debe tenerse en cuenta que muchas prisiones de viejo diseño requieren permanecer con las luces artificiales encendidas durante todo el día. Esto no sólo es antieconómico, sino que produce un ambiente sumamente desagradable que aumenta la percepción de encierro de los internos, máxime cuando por problemas de mantenimiento no se reemplazan las luminarias quemadas. El popular término “tumbero” alude, entre otros aspectos, a la condición de penumbra que impera en esos establecimientos. Resultará entonces de suma importancia que los ambientes interiores reciban abundantes y homogéneos valores de iluminación natural. • SISTEMAS DE ILUMINACIÓN: En el diseño de los sistemas de iluminación se deberán seguir los siguientes lineamientos: ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 31 de 49
  • 32. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS 1. Proveer niveles adecuados de iluminación, no excederse en la iluminación exterior ni interior. 2. Usar los sistemas de iluminación más eficientes. 3. Emplear artefactos antivandálicos donde sea necesario a fin de reducir costos de reposición y mantenimiento. 4. Considerar no sólo la cantidad de luz sino la calidad de la iluminación y su eficiencia. 5. Dado que las celdas representan el 25 % de las superficies de los establecimientos y son espacios ocupados por los internos, los cuales no son observados en forma permanente por los agentes, se deberá tener especial consideración tanto en la iluminación como en el diseño y la ubicación de los artefactos de estos locales. 6. En la usina central se ubicarán la celda de media tensión, los transformadores, las protecciones y seccionadores eléctricos, los grupos electrógenos y la UPS. El nivel sonoro de la usina funcionando a pleno no debe interferir con el desarrollo de otras tareas, por lo que el nivel de ruido deberá ser controlado. • SISTEMAS DE CALEFACCIÓN Y VENTILACIÓN: 1. Emplear forzadores de aire eólicos en lugar de extractores motorizados cuando sea posible. 2. Diseñar sistemas de calefacción de alta eficiencia y bajo mantenimiento. A fin de mejorar la eficiencia a poca carga o poder sectorizar es preferible usar varios calentadores modulares antes que una gran planta. • SERVICIOS SANITARIOS: El potencial de ahorro en los servicios sanitarios es grande, principalmente a través de reducción en el derroche de agua, que reduce la necesidad de bombeo de agua potable, las aguas servidas y el consumo energético en el tratamiento de agua. Además, se puede reducir el consumo a través de mejoras en la eficiencia de los motores eléctricos, bombas y acoplamiento, la reducción de perdidas por razonamiento en las cañerías mediante el uso de caños de mayor diámetro y menor fricción. 4.4. RECOMENDACIONES PARA LA EDUCACIÓN AMBIENTAL DE LA POBLACIÓN DE LA UNIDAD Para llevar adelante una adecuada política de gestión ambiental y que la misma logre los frutos deseados hay que partir del concepto que existe una responsabilidad compartida y activa de todos los actores de la comunidad en la que estamos inmersos: ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 32 de 49
  • 33. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS autoridades políticas, autoridades de los establecimientos, resto del personal del SPF, maestros, médicos, proveedores y por supuesto, internos. Además esta política no puede ser considerada como patrimonio exclusivo de una determinada gestión, sino que requiere el compromiso de todas las fuerzas políticas y sociales que conviven y convivirán en un Establecimiento penitenciario, en pos de garantizar su continuidad en el largo plazo. Los planes de educación deben estar dirigidos a dos grupos diferenciados: • Personal del Servicio Penitenciario Federal. • Internos / visitas. Y tienen que estar destinados principalmente a elaborar estrategias apropiadas para conducir a un cambio cultural relativo a la problemática ambiental, a través de acciones de difusión y concientización. La concreción de los cambios de conducta esperados requerirá de una constante y efectiva comunicación entre personal del SPF e internos. Con esto se logrará la apropiación del proyecto por parte de la comunidad misma y se podrán llevar a cabo las acciones operativas concretas que forman parte de proceso. A la constante capacitación que se le brinda al personal en cuanto a su trabajo con los internos se debe incorporar educación relacionada al cuidado del medio ambiente. Suele suceder que se instala la idea de no sentir pertenencia de lo que se usa, del espacio de trabajo. Como todo es del Estado (no existe un dueño físico aparente) muchas veces no se cuidan las instalaciones como se debiera. Se puede confundir uso con mal uso. Un plan educativo debería ser dirigido fundamentalmente hacia una correcta utilización del agua, la electricidad y el gas. Los dos últimos de accionamiento exclusivo de personal del SPF. Lo mismo en lo referente a los residuos y la posibilidad de separación de ellos para poder reciclar un porcentaje, por ejemplo. El Área encargada de capacitación del personal dentro del Servicio Penitenciario Federal es el Área Institutos de Formación (R. I. D.) y es quién podría llevar adelante estos planes. La capacitación puede llevarse a cabo a través de cursos y charlas educativas, audiovisuales y folletería alusiva. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 33 de 49
  • 34. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS Es muy interesante la posibilidad de poder incorporar en algún taller a la familia del personal, principalmente chicos, para que estas enseñanzas trasciendan las Unidades y se trasladen a la vida diaria de las familias. Además de lo anterior, se pueden efectuar campañas por medio de afiches que pueden ser colocados en lugares donde el personal pueda leerlos con asiduidad; como ser salones comedores, de estar, casinos, puestos de control. En lo que respecta a los internos, es indispensable realizar la misma campaña de concientización, pero deberá estudiarse la forma más apropiada de inculcar estas políticas ya que muchas veces los internos tienen valores distorsionados. El hecho de robar supone una visión distinta del cuidado de la propiedad; el matar, de la vida; y así sucesivamente con cada delito. También hay que tener en cuenta que muchas veces no le dan el cuidado apropiado a las cosas porque asumen que las instalaciones en las que se encuentran no son su lugar de estar, vivir y convivir, sino que son su castigo. A esto hay que sumarle que la legislación vigente no colabora con el SPF y esta realidad, en cuanto a la posibilidad de obligar al interno a resarcir económicamente por el daño que le haya causado a alguna instalación. Resulta más económico para el Estado reparar lo dañado en corto tiempo antes que elevar expedientes, seguir una causa judicial y esperar los fallos. Otro inconveniente que se encontrará en el momento de ejecutar estos planes de educación es lograr que funcione con los procesados, ya que en estos casos puede haber mucha rotación que impide llevar adelante procesos a mediano o largo plazo con un grupo determinado. Por lo tanto la información a suministrar debe ejecutarse en programas cortos a fin de lograr que todos los internos lo reciban en forma completa. Esta información puede ser extendida también a las familias de los internos, con afiches y folletería en los edificios de recepción de visitas y salones de visitas de contacto e íntimas. Además de lo anterior, se pueden efectuar campañas por medio de afiches que pueden ser colocados en lugares donde los internos transcurren mayor tiempo durante el día y pueden ser leídos con asiduidad; como ser salones de día en los pabellones o departamentos, aulas y talleres. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 34 de 49
  • 35. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS 4.5. RECOMENDACIONES SOBRE TRATAMIENTO DE RESIDUOS Desde el punto de vista del diseño del nuevo Establecimiento, se tendrá en cuenta lo siguiente: Dentro de cada área se dispondrá de un espacio para el acopio diario de los distintos tipos de residuos que sean producidos en este sector. Deberá desarrollarse el diseño del recorrido, el acopio y disposición final de los residuos del tipo domiciliarios, de los especiales y de los patológicos. Tratándose de un Establecimiento Penitenciario, los servicios se consideran estratégicos en relación a los procedimientos de seguridad, por lo que se cuidará su implantación. Los accesos a los sectores de retiro final del Establecimiento serán pavimentados y considerarán el paso y maniobra de los vehículos pesados de montaje. Como ya he mencionado en otros capítulos la población es elevada, por lo tanto, los residuos también lo son. Como los Establecimientos penitenciarios tienen una fuerte organización interna y una infraestructura importante, existe una muy buena oportunidad para llevar adelante un sistema de tratamiento de residuos que abarque desde su generación hasta el destino final (retiro del residuo del terreno). Los nuevos proyectos pueden incorporar los siguientes objetivos: • La separación de los residuos previa a su disposición según categorías específicas. • La disposición de los residuos siguiendo pautas determinadas. • La progresiva reducción de residuos. • El conocimiento y acatamiento de normas que regularán el sistema. • El entendimiento de que la trasgresión a tales normas puede conllevar sanciones. • Equilibrio presupuestario – financiero del proyecto de ser posible. • Habilitación de talleres y puestos de trabajo para los internos. • Volcar en práctica diaria todos los planes y campañas de información y concientización realizados con el personal del SPF y los internos. El proceso de separación debe comenzar en todas las áreas, pero principalmente en los pabellones, cocina, talleres y oficinas administrativas que son los lugares de mayor producción de residuos ya que si la separación es primaria, la materia prima llega en ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 35 de 49
  • 36. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS buenas condiciones y sin mezclar, lo que acelera el proceso de clasificación. De lo contrario, la calidad se reduce y el producto reciclado es de menor calidad. Para cumplir esta etapa deben disponerse recipientes claramente identificados para los residuos secos por un lado y los orgánicos por otro en cada uno de los locales donde se generan. De lo anterior queda claro que todos los actores de los establecimientos penitenciarios están involucrados en el proceso. De las variantes productivas que se llevan a cabo en las Unidades (carpintería, herrería, chapa y pintura, imprenta, costura, panadería, huerta, por mencionar solo algunas) deberá implementarse un taller específico para realizar el procedimiento de clasificación y prensado de los residuos secos: plásticos, vidrio, papel, cartón, aluminio y hojalata. Este es uno de los puntos en donde se generan puestos laborales para los internos. Una vez realizada la separación de los residuos en los sectores de origen, los mismos se trasladarán hasta este taller con el objeto de proceder al prensado del papel, cartón, trapos, metales, plásticos, etc. En base a esto se puede contemplar establecer una cadena de comercialización para reinsertar el componente reciclable (papel, cartón, etc.) en el mercado productivo y obtener rédito económico del proyecto. Al margen de este proceso quedan los residuos orgánicos. Se recomienda prever en los nuevos proyectos, junto a los sectores de huerta normalmente diseñados, una superficie destinada a la elaboración de compost. A través del proceso biológico fermentativo del compostaje aeróbico, se convierte la fracción orgánica de los residuos en un material húmico estable y no contaminante, denominado compost. El sistema puede ser de hileras o parvas lineales. Esta es una opción muy válida debido a la baja inversión requerida, la simplicidad del proceso y la disponibilidad habitual de terreno con que cuentan los Establecimientos. El compost, como producto, tiene valor desde tres puntos de vista diferentes: 1. Como fertilizante, es decir por su contenido de macro (NPK) y micronutrientes. 2. Como acondicionador de suelos, por su contenido de materia orgánica (en forma de humus) 3. Como supresor de fitoenfermedades, por su contenido y variedad de microorganismos. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 36 de 49
  • 37. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS Una parte del compostaje lo puede utilizar la propia Unidad para aplicarlo en la forestación y jardinería de sus espacios parquizados y a la comercialización, mientras que la restante se puede aplicar a la lombricultura cuyo objetivo es obtener un material de mejor calidad y mayor retorno económico. La lombricultura es una técnica que consiste en alimentar lombrices rojas californianas con material orgánico acondicionado, logrando reducir aún más el volumen de los residuos e incrementando la calidad del producto final. Los residuos patogénicos procedentes de los sectores de asistencia médica e internación deben seguir siendo tratados como en la actualidad. Los mismos son guardados en recipientes y bolsas especiales de polietileno y son retirados por empresas especializadas y autorizadas para esta gestión cumpliendo así con la normativa ambiental vigente. Esta metodología ya se utiliza en todos Establecimientos y se lleva a cabo con normalidad y eficacia. Los pañales descartables, en el caso específico de las Unidades que alojan a internas madres las cuales tienen consigo a bebés o niños de hasta cuatro años de edad, deben recibir el mismo trato que los residuos patogénicos especificados en el párrafo anterior. Para ello se debe procurar tener recipientes debidamente etiquetados para la deposición de los pañales en los salones de día de los pabellones o departamentos y en los jardines maternales. Por último están los residuos peligrosos (pilas y baterías usadas, esmaltes, pinturas, aceites y otros líquidos que pueden ser utilizados en los talleres). Se recomienda construir en cada Establecimiento o Complejo un depósito de sustancias peligrosas (inflamables, tóxicas, volátiles, etc.) con el objeto de disponer en él los residuos que se generen hasta que sean retirados por empresas especializadas contratadas para tal fin. Tratamiento de líquidos: El sistema de depuración de líquidos lixiviados que pudiera contener la basura que llega a los talleres, así como las aguas provenientes de la limpieza diaria de ellos, deben ser recolectados mediante una red de colectores subterráneos y enviados a: • La correspondiente planta si se cuenta con una planta de tratamiento de líquidos cloacales porque en la zona no hay red cloacal; ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 37 de 49
  • 38. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS • Hacia una cámara primaria de decantación de sólidos pasando luego los líquidos a una “laguna de depuración” adecuada. Esta es una laguna artificial con los respectivos tratamientos subterráneos de impermeabilización que cuenta con especies vegetales y mediante un proceso físico - químico natural elimina la carga contaminante antes de su salida hacia la red cloacal municipal. Deberá tener el tamaño apropiado solo para la cantidad de desechos liberados de los talleres. 4.6. RECOMENDACIONES SOBRE EL USO DEL AGUA 4.6.1. Extracción y depósito de agua potable La red de agua potable asegurará la provisión y reserva del líquido a todo el Establecimiento, incluirá la captación, el control de potabilidad, equipos de bombeo, cisternas, tanques y redes de distribución. En su diseño y cálculo se tendrá presente que el consumo resulta superior al normal y se preverá la reserva necesaria para el caso de incendio, más una reserva de un día. La captación de agua potable desde pozo subterráneo, en el caso que no haya red pública, deberá prever que el funcionamiento de los pozos cumpla con el esquema de dos pozos funcionando simultáneamente y un tercer pozo en reserva como mínimo, siguiendo las recomendaciones que surjan del estudio hidrogeológico del terreno correspondiente. 4.6.2. Desagües cloacales El sistema de desagües conducirá, en el caso que no se cuente con una red cloacal pública, a una planta de tratamiento de efluentes cloacales situada de forma tal que su operación no cause interferencias en el conjunto y su descarga no implique un impacto en la ecología de su entorno, debiéndose conducir las obras de desagüe hasta el curso de agua más cercano incluyendo las obras de salubridad que las normas vigentes establezcan. 4.6.3. Planta de tratamiento de efluentes cloacales La Planta estará diseñada para tratar los efluentes sanitarios de la población teniendo en cuenta la cantidad de internos, personal del servicio, visitas diarias, y un margen de seguridad apropiado y previendo en principio, según los cálculos actuales, un consumo promedio por habitante de 500 litros /día. Su ubicación considerará, además de las cuestiones técnicas que le son propias, los vientos dominantes para evitar que los olores que pueda generar afecten las áreas de las construcciones. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 38 de 49
  • 39. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS Las plantas de tratamiento actuales, en todas sus variantes permiten obtener a la salida de las mismas como resultado agua al 99% de pureza, apta para ser usada para riego de plantas no comestibles, para limpieza, llenado de depósitos de inodoros, o bien ser enviada a algún curso de agua que no se saturará ni contaminará. También es posible potabilizarla agregándole la proporción de cloro correspondiente. 4.6.4. Uso racional del agua potable Lamentablemente los datos actuales nos indican que en las Unidades hoy en día, y principalmente en los Complejos como el CPF I y el CPF II que tienen gran cantidad de celdas individuales, se produce un sobre consumo del agua potable comparándolas con los estándares normales de consumo per cápita en ciudades. Se recomienda tener en cuenta estas opciones para disminuir el consumo de agua potable: • Utilización de griferías con válvulas temporizadoras. • Control más estricto de la cantidad de agua que se suministra a las celdas. • Utilización de “aguas grises” para riego de sectores parquizados y huerta. • Educación al personal del SPF y a los internos como se vio en el punto 8.4. Se recomienda utilizar griferías de cierre automático que luego de haber librado una cantidad predeterminada de agua en un tiempo limitado cortan el suministro. Además conviene que sean de alto rendimiento funcional, robustas y resistentes al vandalismo. Con esto se evita que queden abiertas canillas que no se usan. Para disminuir el caudal de agua que se destina a las celdas sin anular el suministro se puede disminuir la presión en las cañerías y/o incorporar en la entrada de los plenos técnicos de cada celda algún dispositivo que limite el suministro permanente de agua. Una opción puede ser la colocación de depósitos de agua individuales en los plenos técnicos que necesitan llenarse para poder ser accionados y que contengan una llave de paso regulable de tal forma que la cantidad de agua que ingresa al mismo sea constante pero reducida. Esto permite que el interno no se quede sin agua para la limpieza del inodoro, pero reduce el tiempo de suministro con la consiguiente disminución del uso del recurso. También existen dispositivos electrónicos que pueden colocarse en la cañería a la entrada de los artefactos sanitarios y que registran la cantidad de agua suministrada, ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 39 de 49
  • 40. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS pudiéndose programar para que ante un uso desproporcionado corte el suministro temporalmente evitando el derroche. Se deberá efectuar un análisis de costos y bondades de cada sistema para evaluar cual conviene incorporar a cada proyecto, dependiendo de la cantidad de celdas y lugar de implantación (por la posibilidad de contar con apoyo técnico y de repuestos para el mantenimiento). En los casos en que se cuenta con una planta de tratamiento de líquidos cloacales es posible utilizar parte de los líquidos efluentes tratados en un sistema de agua de riego para disminuir el uso de agua potable. Los mismos pueden ser derivados a tanques de reserva o cisternas que mediante bombas de impulsión (sino se puede realizar por gravedad) son devueltos al sistema de riego que es independiente del de agua potable. Con esto se asegura el volumen de agua necesario para estas actividades y se libera al sistema de agua potable de la provisión de gran cantidad de m3 diarios. Otro sistema que puede ser usado aprovechando la tipología de los edificios de los establecimientos penitenciarios es el de aprovechar el agua pluvial. La mayoría de los proyectos se desarrollan en pocos edificios y de gran tamaño, por lo que los techos de los distintos edificios ocupan grandes superficies. El diseño sustentable de los próximos Establecimientos debería tratar de incorporar en los edificios sistemas que recojan, acumulen y distribuyan el agua de lluvia. La función de los sistemas hidráulicos de los edificios sustentables es aprovechar el agua pluvial. Este sistema consiste básicamente en conducir el agua de lluvia de los techos por medio de canalizaciones (canaletas, pluviales, gargantas, bocas de lluvia, etc.) hacia equipos de filtrado y depósitos de almacenamiento o cisternas. Si bien esta agua no debe ser utilizada para beber debido al riesgo de concentración de contaminantes en el agua colectada, desde estas cisternas puede conectarse al sistema de riego de áreas parquizadas o huerta y podría también utilizarse como suministro alternativo para el sistema de calefacción. Debido a que se requiere energía para el funcionamiento de las bombas de agua que se precisan para la utilización de esta agua, pueden incorporarse también generadores solares fotovoltaicos que eviten el consumo eléctrico. Siempre deberá estar claramente indicado en grifos, válvulas y cañerías el uso que debe darse a esta agua tratada. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 40 de 49
  • 41. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS CAPITULO 5. PLAN DE GESTIÓN AMBIENTAL El objetivo del Plan de Gestión Ambiental es incorporar a los nuevos proyectos de Establecimientos Penitenciarios políticas ambientales y metas de sustentabilidad. Esto llevará a un correcto funcionamiento de las instalaciones y una positiva organización de las tareas tanto en la etapa de construcción como de operación. Se recomienda como indispensable que tanto la empresa adjudicataria de la obra como las futuras autoridades de cada establecimiento lo lleven a cabo. De la misma forma que en los ítems anteriores era necesario que todos los actores formaran parte activa de cada proceso, lo mismo sucede en este. En la etapa de construcción los actores principales involucrados son la Empresa Adjudicataria y la Inspección de Obra que normalmente lo realiza el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, actualmente a través del Programa Nacional de Infraestructura Penitenciaria. Para lograr que esta etapa sea lo menos impactante con el medio, los Pliegos de las licitaciones futuras deberán incorporar un apartado con las “Especificaciones Técnicas Ambientales Particulares (ETAs)” que formará parte del Contrato con la empresa adjudicataria y por el cual se exigirá la adopción de las medidas de mitigación ambiental resultantes del Estudio de Impacto Ambiental correspondiente, y por consiguiente, la elaboración de un Plan de Manejo Ambiental de la Obra. Así, el contratista deberá cumplir con lo establecido en estas especificaciones técnicas ambientales, y particularmente las condiciones que para la ejecución de la obra se establezcan en Resoluciones y Dictámenes que emita la Autoridad Provincial o Municipal como resultado del proceso de Evaluación de Impacto Ambiental previo del proyecto. En la etapa de operación la cantidad de actores se amplía: ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 41 de 49
  • 42. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS GAM – FADU – UBA: MODULO Ecología Política y Teoría de la Sustentabilidad Urbana Adriana Allen 21-22 y 28-29 Noviembre 2003 Esfera Política: Ministerio de Justicia y Derechos Humanos – Subsecretaría de Asuntos Penitenciarios - Procurador penitenciario. Esfera burocrática: Dirección Nacional del Servicio Penitenciario Federal - Dirección de cada Establecimiento Penitenciario – Bomberos – Policía – Defensa civil, etc. Esfera ciudadana: ONGs que participan en las Unidades – Representantes de cultos religiosos – Vecinos de los Establecimientos, etc. Esfera de la implementación y producción del conocimiento: Dirección de cada Establecimiento Penitenciario – Jefaturas y personal de los diferentes sectores – Internos. Este trabajo se divide en dos etapas: • Plan de medidas de mitigación, reparación y compensación. • Monitoreo ambiental. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 42 de 49
  • 43. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS 5.1. PLAN DE MEDIDAS DE MITIGACIÓN, REPARACIÓN Y COMPENSACIÓN El Plan de medidas de mitigación, reparación y compensación debe ser un Plan llevado a cabo incluso antes de la etapa de construcción. El mismo debe comenzar en la etapa de proyecto y ejecución de pliegos de licitación. Por lo tanto, el promotor del mismo (en la actualidad) debe ser el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, a través de la Subsecretaría de Asuntos Penitenciarios y su Programa Nacional de Infraestructura Penitenciaria. Estos deben sentar las bases e incorporar al resto de los actores de las distintas esferas antes mencionadas para que cada uno aporte desde su especialidad y en los momentos necesarios. Este Plan necesita de la participación de las cuatro esferas antes mencionadas para poder conformarse. Entre todos los actores (cada uno en su rol) deberán delinearse los trabajos para cumplir con todas las etapas que debe tener dicho Plan. Estas son: • Administración del Plan. • Objeto del Plan. • Comité asesor o consultor. • Programa de evaluación. • Estrategias de mitigación. • Dirección, control y coordinación. • Comunicación y advertencias. • Operaciones y procedimientos. 5.1.1. ADMINISTRACIÓN DEL PLAN Definición de quiénes son los encargados de las diferentes áreas: Delinear autoridades de aplicación, definir legislación y regulaciones aplicables. Plan de gestión o administración y procedimientos. Políticas a seguir, metas y objetivos. 5.1.2. OBJETO DEL PLAN En este apartado se deben definir los siguientes puntos: Alcance / ámbito: Los lugares o situaciones en que se ejecuta el Plan. Propósito u objetivo: Desarrollo de los criterios para llevar adelante los programas, desarrollar los mismos, implementarlos y mantener aspectos de prevención, mitigación, preparación, respuesta y recuperación de los eventos. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 43 de 49
  • 44. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS Aplicación: Métodos de aplicación. 5.1.3. COMITÉ ASESOR O CONSULTOR Este comité puede ser externo y funciona como un auditor que verifica que se estén cumpliendo todas las pautas y metas que se van diagramando. 5.1.4. PROGRAMA DE EVALUACIÓN Está conformado por Elementos y la Identificación y evaluación de riesgos. Los Elementos estarán determinados por los riesgos e impactos que se presentan en cada proyecto en las distintas etapas. La Identificación y evaluación de riesgos incluye: • Identificación de potenciales riesgos. • Estudio de la probabilidad de que estos ocurran. • Evaluación de la vulnerabilidad de las personas, las edificaciones y el medioambiente pasibles de ser afectados. • Búsqueda de las causales de cada riesgo o peligro enunciado. 5.1.5. ESTRATEGIAS DE MITIGACIÓN Se deben llevar a cabo los siguientes pasos: • Evaluación de los recursos con que se cuenta (personal, equipos, equipamiento, estructuras, información, etc.) • Planificación de: Estrategias (metas, objetivos de acuerdo a riesgos y oportunidades) Respuestas y acciones a llevar a cabo durante el evento. Mitigación (moderar o disminuir los efectos del evento producido) Llevar adelante tareas para tratar de mantener las operaciones del Establecimiento del modo más normal posible. Recuperación. 5.1.6. DIRECCIÓN, CONTROL Y COORDINACIÓN Para poder llevar todas estas tareas es necesario contar con: Equipos con habilidad de dirección, control y coordinación. Roles y responsabilidades específicas para cada función. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 44 de 49
  • 45. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS Políticas y procedimientos para una efectiva coordinación con las autoridades que deban intervenir en cada evento. 5.1.7. COMUNICACIÓN Y ALARMAS Armado de un adecuado sistema de alertas oficiales. Conformación de los equipos de respuesta ante cada evento. 5.1.8. OPERACIONES Y PROCEDIMIENTOS Se deben elaborar los manuales de procedimiento para cada riesgo posible detectado para que, si ocurriera alguno de los eventos, durante el transcurso del mismo puedan llevarse a cabo las tareas necesarias de la forma más controlada y eficiente, como ser: Análisis de la situación. Estabilización de los incidentes. Control de la seguridad y salud de las personas. Puesta en funcionamiento de la logística necesaria. Ejercicios de entrenamiento, simulacros. Evaluación de los mismos y acciones de corrección. Comunicación e informes de cada acontecimiento ocurrido. (14) 5.2. MONITOREO AMBIENTAL Por último es necesario organizar un sistema de monitoreo que detecte las deficiencias o incongruencias del plan inicial, ya sea en la etapa de construcción o de operación, con un eventual replanteo del camino a seguir. Establecidos los indicadores y parámetros ambientales de control, se deben definir las frecuencias y los responsables del control, al igual que en el Plan anterior. El Programa de Vigilancia debería contemplar: • Grado de eficacia de las medidas precautorias, protectoras, correctoras y compensatorias. • Medida de los impactos residuales cuya total corrección no sea posible y • Medida de otros impactos no previstos y de posterior aparición a la ejecución del proyecto: sean consecuencia o no de las medidas de manejo. Las tareas generales a llevar a cabo en el marco del mismo son las siguientes: ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 45 de 49
  • 46. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS Seguimiento de los indicadores de impacto en los procesos de construcción y operación: El control de los indicadores de impacto permite que el proyecto tenga una adecuada integración con el entorno (Medio natural, Medio urbano, Marco social, Marco económico). Esto se logra a través de mediciones constantes y con un correcto manejo de la información. Control periódico de las medidas de mitigación: Para que dichas medidas tengan un riguroso control deben estar individualizados cada uno de los actores involucrados en cada una de las tareas. Certificación del proyecto (de ser posibles) en las normas ISO 14.000: Estas Normas permiten certificar los siguientes ítems: 1 - DIAGNOSTICO MEDIOAMBIENTAL INICIAL que consiste en conocer la situación ambiental del proyecto en cuestión; concretamente, los siguientes elementos: Aspectos ambientales asociados a la actividad. Requisitos legales ambientales aplicables a la actividad. Auditoria ambiental inicial para detectar incumplimientos legales flagrantes y conductas ambientales erróneas. 2 - IDENTIFICACIÓN, EVALUACIÓN Y SELECCIÓN DE LOS ASPECTOS AMBIENTALES SIGNIFICATIVOS DE LA ACTIVIDAD. Se trata de establecer un proceso de identificar cuales son los aspectos ambientales asociados a los vectores ambientales de la actividad, o sea, los aspectos relacionados con las emisiones atmosféricas, las aguas residuales, la generación de residuos, los ruidos, los consumos de recursos naturales, energéticos, materias primas, etc. y a través de un proceso de valoración, determinar los más importantes o significativos para el proyecto en cuestión. 3 - REQUISITOS LEGALES APLICABLES. Se trata de identificar los requisitos legales ambientales aplicables a la actividad en concreto, verificando que el proyecto los cumpla a través de las diferentes autorizaciones medioambientales pertinentes. 4 - CONTROL OPERACIONAL. Será necesario implantar procesos de gestión de emisiones atmosféricas, aguas residuales, residuos, etc. que cumplan con lo planificado y sean ambientalmente adecuados. 5 - DECLARACIÓN MEDIOAMBIENTAL. Se da soporte al generador del proyecto en la preparación de la Declaración Medioambiental, documento público, que contiene información ambiental del mismo, que se contrastará en la Auditoría de Verificación. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 46 de 49
  • 47. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS Plan de sustentabilidad de instalaciones: Esto permitirá alargar la vida útil de las instalaciones a través de un adecuado mantenimiento, y un funcionamiento desarrollado con criterios de consumo racionales de energía. El correcto funcionamiento generará en el establecimiento una sustentabilidad económica y ambiental. Manejo de residuos: Tanto en la etapa de construcción como de operación. Llevar adelante un correcto manejo y control de residuos del tipo domiciliaros, especiales y patogénicos. Plan de contingencia: Elaboración de un plan de contingencia para poder actuar eficientemente en caso de algún problema en alguno de los rubros mencionados, así como en incendios, catástrofes, etc. Plan de seguridad e higiene: Formulación y seguimiento del mismo para la prevención de accidentes y riesgos de salud que puedan afectar a los operarios y al personal del SPF y a los internos cuando desarrollan sus tareas en los Talleres de trabajo. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 47 de 49
  • 48. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS CAPITULO 6. CONSIDERACIONES FINALES 6.1. BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA (1) Bases del Concurso Nacional de Anteproyectos del Plan de Conjunto y del Establecimiento Semiabierto Federal de Agote. Capítulo 3 – Consideraciones Generales, 3.7.1. Orígenes de la Arquitectura Penitenciaria – CAPBA V, Ente Cooperador Ley 23.283 – 2007. Págs. 34 y 35. (2) “Pioneros penitenciarios. La celebridad internacional de Don Manuel Montesinos” Revista Nueva Vida, Año VIII Nº 22, agosto de 1981. Texto de J. Carlos García Basalo. (3) “Reglas mínimas para el tratamiento de los reclusos” Primer Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente – Ginebra, 22 de agosto al 3 de septiembre de 1955. Regla 1. (4) Monografías jurídicas - “Algunas tendencias actuales de la ciencia penitenciaria” – J. Carlos García Basalo – Abeledo Perrot – 1970 – Págs. 23 y 27. (5) Reglamento de las modalidades básicas de la ejecución (Decreto Nº 396/99) – Arts. 14 a 25. Ministerio de Justicia de la Nación, Secretaría de Política Criminal, Penitenciaria y de Readaptación Social, 1999. Edición Titakis Servicios Gráficos, agosto de 1999. (6) “El régimen penitenciario argentino” Juan C. García Basalo – Ediciones Librería del Jurista, Buenos Aires, 1975 – Pág. 35. (7) “Reglas mínimas para el tratamiento de los reclusos” Primer Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente – Ginebra, 22 de agosto al 3 de septiembre de 1955. (VI, d) (8) “Reglas mínimas para el tratamiento de los reclusos” Primer Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente – Ginebra, 22 de agosto al 3 de septiembre de 1955. Regla 63, ítem 3. (9) “Jail site, evaluation & selection” Second edition – Ken Ricci, FAIA, September 2004. (10) “La colonización penal de la Tierra del Fuego” – J. Carlos García Basalo – Pág. 5 – Editorial Servicio Penitenciario Federal, 1981. (11) “Mensaje y Proyecto de Ley sobre establecimiento de una Colonia Penal al Sud de la República” Buenos Aires, Junio 27 de 1883 - www.tierradelfuego.org.ar/museo/Anexo-A.htm (12) “Política Penitenciaria Argentina – Plan Director de la Política Penitenciaria Nacional” – Ministerio de Justicia de la Nación, Secretaría de Política Penitenciaria y de ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 48 de 49
  • 49. IMPLANTACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS Readaptación Social. Editada por la Dirección Nacional del Registro Oficial, Año 1995. 3.2. Distribución geográfica de los establecimientos - Págs. 11 y 12. (13) Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM): Norma IRAM 3840 “Gestión para la prevención del delito a través de la planificación urbana” (Crime prevention management through urban planning) Esta Norma es aplicable perfectamente a los Establecimientos Penitenciarios si consideramos a cada uno como espacio urbano. De hecho, la presentación ante el IRAM para la realización de la citada Norma fue realizada por el propio Ministerio. (14) La elaboración de este modelo de Plan lo llevé a cabo basado en el Seminario IRAM-NFPA Junio 27, 2007 “NFPA 1600 - 2007 Edition, Standard on Disaster/Emergency Management and Business and Continuity Programs” Presentation to Terry W. Moore, member of NFPA 1600 Technical Committee, City of Houston OEM. ARQ. DIEGO JOSÉ CÁNOVAS Página 49 de 49