Adicciones en la adolescencia
Adicciones en la adolescencia constituye un problema de salud publica muy importante. Los ri...
Las adicciones se dividen en adicciones químicas (PBC, tabaco, cocaína, anfetaminas, alcohol, marihuana,
éxtasis y otros) ...
Entre los síntomas para detectar una adicción a Internet, nos encontramos con:
1. Cambios en los hábitos de vida para cone...
Es importante destacar que los videojuegos en sí mismos no suponen una amenaza, puesto que todo dependerá
del uso y contro...
su aparato; cada muy poco tiempo, de forma compulsiva e incontrolada, consultando el móvil, aunque esté
haciendo otra cosa...
AL TABACO.- El consumo de tabaco es uno de los principales factores de riesgo de varias enfermedades crónicas,
como el cán...
TV-ADICCION.- invierten grandes cantidades de horas de sus días
obnubilados por los destellos de esa divina pantalla, que ...
CRAK BERRY
A LAS COMPRAS.- Los jóvenes consumistas gustan de frecuentar los centros comerciales y sienten el deseo
permane...
VIGOREXIA.- Este trastorno depresivo reactivo emocional afecta en
mayor medida a los hombres. Se caracteriza por la presen...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Adicciones en la adolescencia

2,063 views
1,965 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,063
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
35
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Adicciones en la adolescencia

  1. 1. Adicciones en la adolescencia Adicciones en la adolescencia constituye un problema de salud publica muy importante. Los riesgos y danos asociados a adicciones en la adolescencia varian para cada sustancia y son sumamente peligrosos; por esto, es necesario tener en cuenta las variables personales como el grado de su motivacion, conocimiento o experiencia del uso de adicciones en la adolescencia, y las propiedades especificas de adicciones en la adolescencia asi como la influencia de los elementos adulterantes. Lo que hace que adicciones en la adolescencia sea una adiccion nociva es que se vuelve en contra de uno mismo y de los demas. Al principio de adicciones en la adolescencia se obtiene cierta gratificacion aparente, igual que con un habito. Pero pronto su conducta empieza a tener consecuencias negativas en su vida. Las conductas adictivas por adicciones en la adolescencia producen placer, alivio y otras compensaciones a corto plazo, pero provocan dolor, desastre, desolacion y multitud de problemas a medio plazo. Qué causa las adicciones en la adolescencia, dependiencia de sustancias químicas? Los trastornos relacionados con adicciones en la adolescencia son causados por multiples factores, incluyendo la vulnerabilidad genetica, los factores ambientales, las presiones sociales, las caracteristicas individuales de la personalidad y problemas psiquiatricos. Sin embargo, todavia no se ha determinado cual de estos factores son determinantes en las personas con adicciones en la adolescencia, pero se acepta que son todos combinados los que generan adicciones en la adolescencia. Consecuencias de adicciones en la adolescencia Las consecuencias negativas asociadas a adicciones en la adolescencia afectan a muchos aspectos diferentes de la vida de una persona. Estas consecuencias son muy diversas, pero podemos dividirlas en dos grupos. Salud adicciones en la adolescencia origina o interviene en la aparicion de diversas enfermedades, danos, perjuicios y problemas organicos y psicologicos. Hepatitis, cirrosis, depresion, psicosis, paranoia son algunos de los trastornos que adicciones en la adolescencia produce y pueden llegar a ser fatales. Social Cuando se comienza adicciones en la adolescencia , la persona ya no es capaz de mantener relaciones estables y puede destruir las relaciones familiares y las amicales. adicciones en la adolescencia puede provocar que la persona deje de participar en el mundo, abandonando metas y su vida gira en torno a adicciones en la adolescencia destruyendo lo que lo rodea. Tambien se ven afectadas las personas que rodean al adictoadicciones en la adolescencia, especialmente las de su entorno mas cercano, como familiares y amigos. Bajo rendimiento en el trabajo o en el estudio Se llega al grado de abandonar metas y planes, recurriendo a adicciones en la adolescencia como unica "solucion". Consecuencias económicas El uso de adicciones en la adolescencia puede llegar a ser muy caro, llevando al adicto a destinar todos sus recursos para mantener el consumo, incluso a sustraer los bienes de su familia y amigos. En la actualidad existen tratamientos capaces de superar el problema de adicciones en la adolescencia. ¿QUÉ ES LA ADICCION? La adicción es una enfermedad tan antigua como el hombre mismo y la cantidad de personas afectadas directa o indirectamente por esta enfermedad es alarmante. Es una enfermedad primaria, crónica, con factores genéticos, psicosociales y ambientales que influye en su aparición y desarrollo en una persona. Su curso es progresivo y fatal, caracterizado por episodios continuos de descontrol sobre el uso de una sustancia o práctica de una actividad placentera a pesar de sus consecuencias adversas.
  2. 2. Las adicciones se dividen en adicciones químicas (PBC, tabaco, cocaína, anfetaminas, alcohol, marihuana, éxtasis y otros) y adicciones conductuales (ludopatias, por ejemplo en casas de juego o casinos, ciberadicción, juegos en computadora o en red, compras compulsivas, trabajo, sexo, etc.). ¿Quién controla a quién? Una gran mayoría de consumidores manifiesta tener control sobre el ejercicio de sus adicciones. Ellos dicen que las pueden dejar cuando quieran; sin embargo, cuando desean salir de ellas, se dan cuenta de que se hallan atrapados y que requieren ayuda profesional. ¿Por qué las personas caen en adicciones? Practicar una actividad o conducta adictiva es una forma de adquirir seguridad, de evadir problemas, de evacuar frustraciones, problemas personales o estados emocionales (tristeza, ansiedad, depresión, alegría, euforia). ¿Cómo saber si tienes este problema? Responde sinceramente a las siguientes preguntas: ¿Manifiestas cambios repentinos en tu personalidad o incurres en excesos de mal humor sin explicación aparente? ¿Sientes que te has dedicado a la vida bohemia más de la cuenta? ¿Ha bajado tu rendimiento laboral o académico, has abandonado tus responsabilidades a causa de haberte trasnochado? ¿Has tomando distancia de tu familia que constantemente dice que te estas dedicando demasiado a frecuentar más a tus amigos y a festejar? ¿Has perdido el interés en tus actividades favoritas, tales como deportes y hobbies, y tu tiempo de consumo o juego se ha prolongado? ¿Se han incrementado los conflictos y peleas en el seno de tu familia a causa de tu conducta? ¿Muestras falta de motivación, incapacidad para cumplir con tus responsabilidades? ¿Sientes un aumento de fatiga e irritabilidad, padeces de sueño interrumpido? ¿Te has endeudado a causa de que gastaste el dinero en algún vicio? ¿Te enojas cuando las personas te hablan acerca de la bebida, drogas, ludopatía o ciberadicción, y sientes que están en contra de ti? ¿No hallas otra manera de divertirte que no sea practicando una adicción? ¿Sientes dolores de cabeza, temblores, intranquilidad, falta de sueño, cansancio, falta de apetito, ansiedad e ira al dejar de practicar una adicción? ¿Has intentado dejar la adicción y no has podido y sientes estar perdido? ¿Has frecuentado o frecuentas amistades que se dedican a la adicción? Si ha contestado afirmativamente a por lo menos seis de estas preguntas, es que tienes el problema. Algunos signos que se observan cuando una persona está consumiendo una sustancia: Excesiva hostilidad frente a los demás. Ojos enrojecidos. Presencia de instrumentos necesarios al consumos de drogas, sospechosa aparición de comprimidos, frascos de colirio, jarabes y envases de medicamentos. Acentuadas alteraciones en el apetito. Distracción, risas excesivas. Actividades antisociales tales como mentir, robar, faltar al colegio, al centro laboral, etc. Cambios en los hábitos de higiene y en la alteración de la apariencia personal. Actitudes furtivas o impulsivas, uso de anteojos oscuros aunque no haya exceso de luz. Uso de camisas de mangas largas, incluso en días calurosos. Reacción defensiva cuando se mencionan drogas y alcohol en la conversación. Desaparición de objetos de valor. Falta de expresión en el rostro; monotonía en la voz. Uso de los equipos de sonido a todo volumen. Actividades preferentemente nocturnas. Afecciones bronquiales y otros problemas de salud. Depresión emocional; frecuente mención del tema del suicidio. Aliento alcohólico. Confusión sobre el lugar, hora y día. Crisis de miedo o temor exagerado. Insomnio. Tos crónica. Apariencia de borrachera. Dificultad para coordinar movimientos. Aspecto somnoliento o atontado. Congestión en nariz y garganta. Locuacidad excesiva. Temblores. Excesiva calma o lentitud. Adicción a internet Cuando el uso de Internet interrumpe significativamente y sin motivos las actividades habituales, se trata de una adicción en la que cada persona tiene la necesidad de aumentar la cantidad de tiempo conectado a Internet para sentirse satisfecha. La adicción a Internet está estrechamente relacionada con la adolescencia. El perfil más frecuente suele ser el de varón joven con baja autoestima y fobia social (timidez), aunque hoy en día hay muchos jóvenes de características diversas.
  3. 3. Entre los síntomas para detectar una adicción a Internet, nos encontramos con: 1. Cambios en los hábitos de vida para conectarse más a menudo, por ejemplo dormir menos horas. 2. Descuido de la salud y actividad física. 3. Evitación de otro tipo de actividades importantes. 4. Pérdida de contactos sociales. 5. Total concentración en la pantalla, ignorando lo que pasa alrededor. 6. Gran irritabilidad por ser interrumpido. 7. Los padres y educadores se deben fijar en: 8. El tiempo que pasa conectado a Internet sin necesidad de pasarlo. 9. La frecuencia con la que se conecta. 10. Los motivos por los que dice conectarse. 11. La actitud que muestra cuando se le molesta (irritabilidad, ansiedad, etc.). 12. La actitud que muestra mientras está conectado (absorto, muy concentrado, ansioso, etc.). Como cualquier adicción, la adicción a Internet afecta negativamente a la persona y tiene serias consecuencias en: 1. Las relaciones con los otros. 2. El trabajo o las tareas que se desempeñan. 3. La salud. 4. Los hábitos diarios. Por todo ello, si los padres y educadores están preocupados por la posibilidad de que un adolescente (o niño) sufra adicción a Internet, deben contactar con un profesional. Adicción videojuegos La adicción se da cuando una persona necesita un estímulo concreto para lograr una sensación de bienestar y por lo tanto, supone una dependencia mental y física frente a ese estímulo. En este caso, la adicción a los videojuegos (consolas, móviles, ordenadores, etc.) significa una fuerte dependencia hacia los mismos que se caracteriza por ser una actividad que ocupa demasiado tiempo en la vida de la persona y se continúa practicando a pesar de conllevar consecuencias negativas. Algunos de los aspectos en que padres y educadores debieran fijarse son: 1. El joven parece estar absorto al jugar, sin atender cuando le llaman. 2. Siente demasiada tensión e incluso aprieta las mandíbulas cuando está jugando. 3. No aparta la vista de la televisión o pantalla. 4. Empieza a perder interés por otras actividades que antes practicaba. 5. Trastornos del sueño. 6. Mayor distanciamiento de la familia y amigos. 7. Problemas con los estudios. 8. No respeta de ninguna manera los horarios estipulados. Las causas de que exista una adicción a los videojuegos son muy diversas, pero nos podemos encontrar con las siguientes: 1. Personalidad dependiente: Hay personas que por su personalidad tienden más a la adicción que otras. 2. Problemas familiares (falta de comunicación, incomprensión, separaciones dramáticas, poca dedicación al niño por motivos laborales...) 3. Problemas escolares/ sociales. Escasa integración en un grupo de amigos, soledad, desmotivación escolar
  4. 4. Es importante destacar que los videojuegos en sí mismos no suponen una amenaza, puesto que todo dependerá del uso y control que se ejerza sobre ellos. Por eso, las adicciones no se centran en el propio videojuego, sino en la forma descontrolada y abusiva en la que se puede presentar. Algunas recomendaciones para padres o educadores son: 1. Realizar conjuntamente con el joven un horario para que se reparta equilibradamente el tiempo. 2. Proponer nuevas actividades que le resulten de interés. 3. Utilizar los videojuegos como "premio" por la correcta realización de sus tareas escolares, demostrándole que el estudio es lo primero. 4. Finalmente, algunos padres pueden considerar necesario contar con la ayuda de un profesional. Adicción al móvil Aunque pueda parecer exagerado, numerosos investigadores ya están alertando de que hay muchas personas con teléfono móvil que están sufriendo problemas físicos y psicológicos como ansiedad, palpitaciones y sudores cuando olvidan el móvil en casa, su tarjeta de prepago se queda a cero, se quedan sin cobertura o sin batería. Está claro que hay muchísimas ventajas en la utilización del teléfono móvil, como por ejemplo, para llamar a casa cuando voy a llegar tarde, cuando aviso para decir que me quedo a estudiar en casa de Lucía- pero muchos usuarios tiene que empezar a plantearse si no se estarán convirtiendo en auténticos “móvil-dependientes”, al no poder estar ni un minuto sin su teléfono. Además, la publicidad está especialmente dirigida a chicos y chicas como vosotros, y enseñan el móvil como un instrumento que da independencia, libertad, que permite integrarse en un grupo, estrechar lazos con los amigos, pero ¿estamos seguros de que todo esto es verdad?… Qué es la adicción al móvil De la misma forma que se produce en otro tipo de adicciones, el uso del móvil se convierte en adicción cuando pasa a ser una conducta repetitiva y que nos produce placer. Se ha venido a llamar “Telefonitis” y es un impulso que no se puede controlar de usar el teléfono una y otra vez durante el día o la noche. Por primera vez, se empieza hablar de que las nuevas tecnologías han pasado a formar parte de las denominadas adicciones psicológicas o adicciones sin drogas. A diferencia de otras adicciones, como el alcoholismo o la adicción al juego (ludopatía), etc. la edad en la que comienza es muy baja, desde los once o doce años, pues es muy fácil el tener un móvil, ya existen incluso móviles especialmente para los niños con dibujitos para ellos, y además los padres se sienten seguros de que su niño/a tenga un móvil para poder llamar ante cualquier urgencia. Por tanto, no se trata de un problema de tomar una sustancia, como puede ser la droga, sino que el problema es la conducta. Una conducta irreprimible, incontrolable y exagerada que hace que dejemos otras actividades, como pueden ser la lectura, la conversación de tú a tú con nuestra familia, nuestros amigos, vecinos, etc... Una población especialmente afectada por esta adicción son los Adolescentes. La idea de “ocio y tiempo libre” parece ir ligada al teléfono móvil y parece impensable que un adolescente no disponga de este objeto. Cómo se genera la adicción al móvil Para que una persona se haga adicta, solo basta con que sea una persona que tenga problemas afectivos, con dificultades para hablar con los demás, o que esté en una época difícil de su vida, como es el caso de la Adolescencia en la que se es especialmente vulnerable a los múltiples reclamos que invaden la publicidad. Cómo reconocemos a una persona adicta Frente a las personas que utilizan de una forma adecuada el móvil, en las personas con adicción vamos a poder ver cómo están de forma continuada “vigilando” el aparatito, esperando siempre cualquier señal que venga de
  5. 5. su aparato; cada muy poco tiempo, de forma compulsiva e incontrolada, consultando el móvil, aunque esté haciendo otra cosa. Otros estudios recientes han demostrado que personas “adictas” que dejan de usar sus móviles, tienen como consecuencia lo que se puede llamar el “Síndrome de abstinencia psicológica y física”. Este síndrome tiene síntomas como una gran angustia, ansiedad, nerviosismo, irritabilidad, etc. Y todo ello desaparece cuando, de nuevo, tienen oportunidad de usar su móvil. (sintomas revisar). Algunos afirman “dedicar todo su tiempo libre” a manejar el móvil. Es muy usual encontrar a adolescentes y niños “tecleando” durante minutos y minutos,…o jugando a algún videojuego,…o comunicándose con desconocidos,…o tomando fotos y vídeos para luego colgarlos en Internet,… Usando el móvil a todas horas: en casa, en el aula, entre clase y clase, con los amigos,… no se pueden separar del móvil. Consideran que sin el móvil no podrían tener amigos. Lo relacionan con “ser más importantes”. Creen “obligatorio” su uso. Toman fotos constantemente. Se intercambian vídeos a todas horas. Mandan mensajes y oyen música durante todo su tiempo libre. No pueden pasar 5 minutos sin verificar si existe alguna llamada perdida. Y, ¿Qué es todo esto? Efectivamente, un uso compulsivo y repetitivo del móvil, que en muchos momentos no tiene ni sentido. Detrás de esto, suele haber problemas de autoestima o inseguridad, dificultad para las relaciones con las demás personas, aislamiento, soledad y otros factores emocionales. ADICCIONES Actualmente hay una epidemia de inseguridad en nuestra sociedad. Muchas personas son inseguras y se sienten mal consigo mismas, lo cual les roba el gozo y causa importantes problemas en todas sus relaciones. Quienes han sido profundamente heridos debido al abuso o al grave rechazo, a menudo buscan la aprobación de otras personas para tratar de vencer sus sentimientos de rechazo y baja autoestima. Sufren por esos sentimientos y utilizan la adicción de la aprobación para intentar quitar el dolor. Son desgraciados si alguien parece no darles su aprobación de algún modo o por alguna razón, y están ansiosos debido a esa desaprobación hasta que sienten que vuelven a ser aceptados. AL ALCOHOL.- El alcoholismo es una enfermedad que se padece en silencio y con impotencia, ocasiona un desgaste en las relaciones personales con los círculos inmediatos y viene acompañada de una serie de problemas emocionales, económicos y profesionales. Afortunadamente, existen organizaciones y asociaciones que ayudan a hombres y mujeres a tratar esta situación sin importar su raza, credo o clase social.
  6. 6. AL TABACO.- El consumo de tabaco es uno de los principales factores de riesgo de varias enfermedades crónicas, como el cáncer y las enfermedades pulmonares y cardiovasculares. A LAS DROGAS.- Consiste en la necesidad, ya sea física o psicológica, de continuar consumiendo una determinada sustancia. AL JUEGO (LUDOPATIA).- El perfil más clásico de quien juega de modo patológico es el de una persona caprichosa, con problemas de ansiedad, dificultades de adaptación social y escasa tolerancia de las frustraciones. AL AMOR.- Se convierte en obsesión cuando la otra persona ocupa el lugar más importante y casi el único en la escala de prioridades del sujeto” “Algo muy llamativo de estas personas, que puede ser también indicativo de este componente adictivo en la relación, es la necesidad de acceso constante del dependiente emocional hacia su pareja, intentando hacer todo tipo de actividades con la otra persona, llamando continuamente y controlándola a través de los mensajes de móvil, AL SEXO.- también conocida como hipersexualidad o satiriasis, es un trastorno de la personalidad que se contempla cada vez más en la psicología. Los adictos al sexo son grandes consumidores de pornografía en todas sus variantes, recurren compulsivamente a la masturbación así como a continuas citas de una sola noche, bien sea con conocidos o mediante la prostitución.
  7. 7. TV-ADICCION.- invierten grandes cantidades de horas de sus días obnubilados por los destellos de esa divina pantalla, que cada vez se moderniza más y que con su nuevo formato plano sólo ocupa el lugar de un cuadro. A LA COMIDA.- Cada persona desarrolla una forma particular de enfrentarse al miedo, la ansiedad, el estrés, el dolor o la culpabilidad. Como la anorexia y la bulimia, la adicción a la comida suele estar relacionada con problemas emocionales. AL TRABAJO.- Quienes presentan estos síntomas no se pueden desconectar de su oficina, disfrutan haciendo horas extras y no saben lo que son los feriados o vacaciones. A LA MUSICA.- Se demostró que el placer inducido por la música tiene relación con la activación emocional, cambios en el pulso, velocidad de respiración y comportamientos relacionados. A INTERNET.- se trata de una adicción en la que cada persona tiene la necesidad de aumentar la cantidad de tiempo conectado a Internet para sentirse satisfecha. Perder la noción del tiempo en la red, conectarse a altas horas de la noche o sentirse ansioso cuando no se navega pueden ser síntomas de que una persona es adicta a internet, pero además en algunos casos esa adicción puede enmascarar una profunda depresión. A VIDEOJUEGOS.- En este caso, la adicción a los videojuegos (consolas, móviles, ordenadores, etc.) significa una fuerte dependencia hacia los mismos que se caracteriza por ser una actividad que ocupa demasiado tiempo en la vida de la persona y se continúa practicando a pesar de conllevar consecuencias negativas. causan la disminución progresiva de la vida social de las personas. Los juegos en red son los que ocasionan más dependencia A LA TECNOLOGIA.- “El uso excesivo de celulares, computadoras portátiles, videojuegos y aparatos para reproducir archivos mp3. En el momento en que el usurario depende del aparato para relacionarse con las personas pero al mismo tiempo se empieza a aislar de su entorno
  8. 8. CRAK BERRY A LAS COMPRAS.- Los jóvenes consumistas gustan de frecuentar los centros comerciales y sienten el deseo permanente de ir de compras y adquirir cosas nuevas. Los compradores compulsivos suelen comprar a crédito y tener varias tarjetas de crédito. En la mayor parte de los casos los objetos adquiridos mediante la compra patológica son destinados a regalos, colecciones o a la basura, precisamente por su carácter caprichoso, momentáneo e innecesario. A LA RELIGION.- relacionarse solamente con los siervos amigos de la religión, hablar de la religión, asistencia muy asidua al servicio, actividades religiosas compulsivas, el miedo, la culpabilidad, el querer ganar el amor a Dios, el dar para recibir, un enfoque excesivo en sí mismo, la intolerancia de opiniones contrarias o de otras religiones, la adicción a los efectos emocionales que me da la religión y el diablo visto en todos lados. El líder o pastor codependiente siente la necesidad de ser aprobado por otros, y se sacrifica al negarse en sus necesidades básicas a fin de que otras personas puedan aceptar su persona y su ministerio. A LA INFELICIDAD.- Si se exige demasiado tanto a usted como a los demás, identificar la raíz de estas expectativas es el primer paso para liberarse de este tipo de adicción a la infelicidad y vivir una vida en la que usted se sienta siempre válido y no tema no estar ala altura de las circunstancias. LA necesidad aprendida de infelicidad es subrayar el hecho de que una vez que los niños confunden la infelicidad con la felicidad, seguirán necesitando cierto grado de infelicidad para mantener su equilibrio interior. A LA LIMPIEZA.- es una de las afecciones irracionales de tipo neurótico que padecen en su mayoría las mujeres y que en particular provoca problemas emocionales, como miedos, inseguridad, fobias y complejos; y síntomas psicofísicos como fatiga, estrés, insomnio, problemas en las articulaciones, depresión accidentes, sobrepeso, sedentarismo, falta de apetito sexual, irritabilidad, cefaleas, hipertensión y problemas vasculares. Desarrollar un extremo sentido de la limpieza es contrario a la buena salud y el bienestar, aunque la higiene esté asociada con la prevención y el desarrollo de enfermedades.
  9. 9. VIGOREXIA.- Este trastorno depresivo reactivo emocional afecta en mayor medida a los hombres. Se caracteriza por la presencia de una preocupación excesiva por la apariencia física que los lleva a realizar rutinas de actividad física que llegan a resultar un riesgo biológico para la salud física y mental. ORTOREXIA.- adicción a la comida saludable; un nuevo trastorno alimentario nacido de la contemporánea cultura ecológica. Se trata de un trastorno de la conducta alimentaria que consiste en la obsesión por la comida sana y obliga a seguir una dieta que excluye la carne, las grasas, los alimentos cultivados con pesticidas o herbicidas y las sustancias artificiales que pueden dañar el organismo. TANOREXIA.- La tanorexia es una adicción patológica al bronceado, y quienes la padecen consideran que su piel siempre está pálida” se exponen al sol durante horas ilimitadas y/o acuden al solárium de forma compulsiva. Para ellos, cualquier esfuerzo es escaso cuando se trata de oscurecer la piel.

×