Hc 0385 caritina
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Hc 0385 caritina

on

  • 282 views

 

Statistics

Views

Total Views
282
Views on SlideShare
277
Embed Views
5

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

1 Embed 5

https://twitter.com 5

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Hc 0385 caritina Presentation Transcript

  • 1. Caritina Goyanes ESCAPADA FAMILIAR A TENERIFE “ES UNA SUERTE TENER UNA FAMILIA QUE TE APOYE TANTO” ACOMPAÑAMOS A LA FAMILIA GOYANES DURANTE UNOS DÍAS DE DESCANSO EN EL HOTEL BAHÍA DEL DUQUE, EN TENERIFE. UN RINCÓN MARAVILLOSO, AL SUR DE LA ISLA, PERFECTO PARA ELLOS: ESTÁ IDEADO PARA QUE PADRES, HIJOS Y ABUELOS DISFRUTEN DE UN ENTORNO IDÍLICO. ✹ Por Teresa Barrios • Fotos: Alberto Bernárdez ✹ 68 69
  • 2. S on como la familia Telerín. Todos juntitos a todas partes. Al principio, resultaba algo chocante. Tanta piña, tanto apego, tanta unión. Pero conocerlos es comprender que es una cuestión de educación y carácter. Son inseparables y así se mueven por el mundo. A Miami a ver Carla, donde reside con su marido y su hijo. A Marbella y a Ibiza, de vacaciones. A Disneyland París para llevar a Pedrito... Y ahora a Tenerife, con un miembro más: MiniCari, la pequeña de Caritina y Antonio Matos, que crece entre los brazos de sus padres y abuelos. Con ellos pasamos unos días de descanso en el Hotel Bahía del Duque, favorito de muchas celebridades por sus maravillosas instalaciones, perfectas para disfrutar en familia. Varias piscinas, la playa a un paso, un lago con patos, un miniclub animadísimo, una comida espectacular... ¿Se puede pedir más? Corazón Lujazo de fin de semana con la familia, ¿no? Caritina Goyanes ¡No tengo palabras para este viaje! Ha sido la pera. Descanso y desconexión absolutos del día a día, que nos ha venido fenomenal. Todo nos ha acompañado: un superhotel en el que nos han tratado como si estuviésemos en casa; un servicio impecable y amable, que no te esperas en este tipo de hotel tan grande, y sobre todo ¡un tiempazo! Como siempre me dice Matos, es el condicionante fundamental de mis vacaciones (sonríe). C. Supongo que le haría falta, porque lleva un ritmo de trabajo y de rutina familiar agotador… C.G. Sí… Necesito un descanso de vez en cuando. Mi día a día es agotador. Me levanto a las 6 de la mañana para hacer presupuestos, cerrar visitas, organizar personal… Y luego estoy todo el día de catering en catering, viendo localizaciones… No me quejo. Al revés, estoy encantada y es una suerte y el resultado de una labor de muchos años. Estar así con la que está cayendo... Pero a veces se necesita un respiro. C. Van siempre de vacaciones con toda la familia, ¿por qué? C.G. La verdad es que somos muy piña y los niños no solo disfrutan con nosotros, sino también con sus abuelos. De hecho, ¡con ellos casi más que con nosotros, la verdad! Desde pequeña lo he vivido así y me encanta. Además, así Matos y yo tenemos la libertad de hacer algún plan y sabemos que se quedan en buenas manos (ríe). C. ¿No echa de menos algún viajecito sola con Matos? C.G. Una vez al año nos vamos los dos solos, que nos viene fenomenal para descansar de verdad y desconectar, pero me paso el fin de semana echando de menos a los niños... Parezco idiota, ¡pero es que me cuesta mucho dejarles! Y la verdad es que pasamos mucho tiempo juntos… C. ¿Y Matos cómo lleva estar siempre con su familia? En la imagen, Carlos Goyanes, Cari Lapique, Caritina Goyanes, Antonio Matos y los dos ‘peques’, Pedrito, de cuatro años, y MiniCari, de diez meses. “Los niños pasan mucho tiempo con mis padres. Mi madre los educa, ¡pero mi padre es incapaz!” La familia en una de las villas del Hotel Bahía del Duque. Decoradas por Pascua Ortega, cuentan con piscina privada climatizada, amplios salones, terraza, jardín y unas vistas privilegiadas. “Entre el ‘catering’ y los niños, no paro. No me quejo. Con la que está cayendo... Pero es necesario un descanso de vez en cuando”, nos cuenta Caritina.
  • 3. “La relación de mi padre con Pedrito es muy especial. Son como dos amigos” La Casa del Lago, dentro del hotel y donde aparecen los Goyanes en estas imágenes, es un lugar idóneo para disfrutar con los niños. Sus extensos jardines invitan a dar largos paseos y acogen varias decenas de patos y pollitos, a los que los pequeños pueden alimentar. Un reclamo divertido para pequeños y mayores. “Pedrito empieza a tener celos de MiniCari ahora. Ella cada vez está más graciosa y le hacemos más caso, y él lo nota mucho. Debe de ser difícil... Hasta hace poco era el único para todos. Aun así, es muy cariñoso con ella”. C.G. La verdad es que muy bien. Él es muy independiente y cuando se cansa o necesita su tiempo, se va a correr, a hacer algún deporte, se pone su serie o se echa una siesta y se queda encantado. C. Hemos visto a sus padres babeando con los niños. ¿Abuelos consentidores? C.G. Totalmente… ¡Y no sabes las peleas que tenemos a cuenta de ello! Entiendo que son sus abuelos, pero pasan muchísimo tiempo con ellos, casi más que nosotros... Mi madre entiende que tiene que educarles y les corrige, ¡pero mi padre es incapaz de decirles nada! C. Llama la atención precisamente su padre. Se desarma ante ellos, y eso que tiene pinta de tener un carácter fuerte… C.G. Lo tienen totalmente dominado. Tiene una relación superespecial con Pedrito. Cuando mi madre se va de viaje, Pedrito se va el fin de semana con él a su casa y le monta todo tipo de planes. Le hace casitas, le prepara la cena, duermen cada uno en un sofá, le pone veinte mil pelis… Se lo pasan pipa. Son como dos amigos. C. ¿Cómo es Pedrito? Parece listísimo, pero también un poco rebelde, ¿no? C.G. Es un niño que a parte de ser muy muy listo, ha estado muy estimulado desde que era un bebé. Fue el primer nieto por ambos lados, el primer sobrino, hijo… Y siempre estaba rodeado de gente. Empezó a andar y a hablar prontísimo y discurre con una lógica y tiene un vocabulario desde que tiene un año que no son nada normales para su edad. Pero sí, es muy rebelde. Y él lo sabe y abusa muchas veces. Además, no para un segundo, ¡es agotador! C. ¿Y MiniCari? ¿Apunta maneras en algún sentido? C.G. Es muchísimo más tranquila, aunque está empezando a espabilar ahora. La verdad es que a la pobre le hemos hecho bastante menos caso, pero es una niña buenísima y superalegre y cariñosa. Con el hermano que tiene, aprende rápido (risas). C. Los celos de Pedrito serán inevitables… C.G. Ahora es cuando los está empezando a tener… Ella cada vez está más graciosa y le hacemos más caso, y él lo nota muchísimo. Por eso creo que está más rebelde, contesta regular de vez en cuando… Aun así es muy cariñoso con ella. Debe de ser dificilísimo... Hasta hace muy poco era el único para todos y de repente ha visto que tiene que compartirnos...  C. ¿Habrá un tercer hijo? C.G. A mí me encantaría, pero un poco más adelante. Con Pedrito he disfrutado muchísimo, le he visto crecer y he disfrutado de sus primeros ‘todos’. Y con MiniCari me gustaría hacer lo mismo. Cuando nace uno, el otro crece de repente muchísimo y no quiero que MiniCari se salte etapas. Se llevan tres años y aunque ahora parez-
  • 4. Agradecimientos: Hotel Bahía del Duque Av Bruselas, s/n, 38660 Costa Adeje, Santa Cruz de Tenerife Teléfono:922 74 69 00 www.bahia-duque.com/ Calzados Marypaz Joyería Suárez ca mucho, en nada están corriendo juntos por ahí. Cada cosa a su tiempo. Por otro lado Matos dice que se niega en rotundo, ¡pero yo estoy segura de que es cuestión de convencerle! C. ¿Cómo se organiza para sacar adelante el ‘catering’ y a los niños? C.G. ¡Como puedo! Tengo muchísima ayuda, tanto en casa como en el trabajo. Me cuesta mucho delegar, pero o lo haces o llega un momento en el que no puedes con todo. En el catering estoy rodeada de profesionales en los que deposito toda mi confianza y aunque intento estar en todo, es imposible. Además, no me quedaría un minuto para mi familia y amigos. En casa A la izda., los hermanos Matos-Goyanes disfrutan de la piscina de bolas ubicada en el miniclub del hotel. Abajo, Matos juega con su primogénito en el ajedrez gigante situado en La Casa del Lago. La pasión de los abuelos por sus nietos no tiene límites (arriba, un detalle). tengo una chica que lleva conmigo desde antes de nacer Pedrito y en la que confío plenamente. Y, por supuesto, está mi familia, que me ayuda muchísimo con los niños y siempre les organizan planes y se ocupan de ellos cuando estoy trabajando. C. Han dicho varias veces que se iba a separar de Matos, pero nunca ha sido verdad. Por lo visto tienen una relación de decirse muchas verdades a la cara… C.G. Bueno, en cuanto te ven tres veces sola por ahí o te ven discutiendo, ya empiezan a sacar conclusiones. La verdad es que no nos cortamos un pelo y la liamos donde nos pille… Sería raro estar con nosotros dos o tres días y no oírnos discutir. Ninguno de los dos nos podemos callar las cosas que nos molestan y es verdad que el “¿Otro hijo? Más adelante. Matos se niega, pero es cuestión de convencerle...” tono a veces no es el adecuado… Ahora lo intentamos corregir por Pedrito, sobre todo porque se da cuenta y empieza a hablar y a contestar igual de mal… Pero igual de rápido nos matamos que se nos pasa, sobre todo a Matos. Él tiene mucho carácter, pero es más bien de prontos… Luego, al minuto, está como si nada. C. ¿Y aun así el matrimonio va bien? C.G. Bueno, todo el mundo pasa mejores y peores momentos. La convivencia no es fácil para nadie… Discutimos, nos crispamos, nos enfadamos… Pero lo importante es la base. El amor, el cariño, la confianza, el respeto... Todo eso lo tenemos. Así que aunque hay veces que me dan ganas de matarle, luego pienso en todo lo bueno y se me pasa. C. ¿Cómo está su hermana? Les echará mucho de menos… C.G. La verdad es que sí. Está feliz allí con Jorge y Carlitos, pero en el fondo está deseando volverse. Ahora que tiene a Carlitos le da mucha pena que no esté con sus primos, tíos, abuelos… Somos una familia muy piña y se hace muy raro que no esté. C. Supongo que al estar tan lejos, no se plantea de momento darle un hermanito a Carlitos… C.G. Yo creo que sí se lo plantea, lo que pasa es que estando allí no cuenta con la ayuda que tengo yo. Y los niños al final necesitan mucho tiempo y no es fácil dejarles con cualquiera. Es una suerte tener una familia que esté siempre dispuesta a ocuparse de tus hijos y a ayudarte. C. Es usted muy amiga de Colate. ¿Cómo lo ve danzando en televisión? C.G. Adoro a Colate. Cualquier cosa es posible con él. Es amigo mío desde enano y le tengo muchísimo cariño. Estoy muy orgullosa de él. No tiene que ser fácil estar lejos de Nico, sobre todo teniendo en cuenta que es un padrazo. Y lo que está haciendo lo hace por su hijo, como hacemos todos, de la forma que podemos. Le veo cada vez más suelto en la tele y estoy segura de que le va a ir fenomenal. C. Ahora tiene un nuevo reto: adelagazar con hipnosis. ¿Cómo lo lleva? C.G. ¡Estoy muy contenta! Ha sido todo un descubrimiento. He hecho miles de dietas, pero al final siempre he engordado más de lo que había adelgazado. Y van pasando los años y se van acumulando los kilos... Cuando me lo vinieron a contar me pareció muy interesante. ¡La antidieta! Comes cuando tienes hambre, lo que te apetece, disfrutas de lo que comes y paras cuando estás lleno. Llevo poco tiempo pero estoy muy contenta. No paso hambre y no me siento a comer ni a cenar; puedo estar todo el día sin comer. Hay gente que pensará que no es sano, pero no es así porque ¡tengo energías y calorías de sobra! ❦