Paisajismo

  • 4,814 views
Uploaded on

 

More in: Travel , News & Politics
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
4,814
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1

Actions

Shares
Downloads
117
Comments
0
Likes
2

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. PAISAJISMO Es aquel que representa pictóricamente escenas de la naturaleza, talescomo montañas, valles, árboles, ríos y bosques. Casi siempre se incluye en la vistael cielo, y el tiempo usualmente es un elemento de la composición.Tradicionalmente, el arte de paisajes plasma la superficie de la tierra, pero puedehaber otros tipos de paisajes, como los que se inspiran en los sueños.Paisajismo es "hacer paisajes", con la particularidad que a diferencia de lacorriente del arte, el paisajismo moderno no solo recurre a lo visual sino a lamultidimensionalidad del mismo, alto, ancho, profundidad y tiempo.El paisajismo se refiere a cualquier actividad destinada a modificar lascaracterísticas visibles, físicas y anímicas de un espacio, tanto rural como urbano,entre las que se incluye: 1. Los elementos vivos, tales como flora y fauna, lo que habitualmente se denomina jardinería, el arte de cultivar plantas con el propósito de crear un bello entorno paisajístico; 2. Los elementos naturales como las formas del terreno, las elevaciones o los cauces de agua; 3. Los elementos humanos, como estructuras, edificios u otros objetos materiales creados por el hombre 4. Los elementos abstractos, como las condiciones climáticas y luminosas. 5. Los elementos culturales.El paisajismo es tanto arte como ciencia y requiere buenas dotes de observacióny habilidades de diseño, así como planificación, creatividad, organización eimaginación. También puede definirse como un proceso racional por el cual elhombre utiliza la naturaleza como herramienta para expresarse, al mismo tiempoque obtiene diversos beneficios. Se trata de un concepto que engloba enpequeñas proporciones partes de múltiples disciplinas talescomo agronomía, arquitectura, sociología, ecología, arte,etc., para tratar losespacios teniendo en cuenta tanto el volumen de este como el factor tiempo, yaque se trabaja con seres vivos y estos tienen procesos.El paisaje está tan arraigado en nosotros que forma parte de nuestra historia y denuestra cultura. La necesidad de las personas de volcarse a ella es cada vez
  • 2. mayor, ya sea por controlar lacontaminación, como efecto desestresante encontraste con las grises y aceleradas urbes, como recreación, o bien para tratarde conservar la belleza y la diversidad existentes. Ya no se trata solo decontemplar, sino también de experimentar y vivir en forma sana y equilibrada. EL ORIGEN DEL PAISAJISMO: Si bien el origen del paisajismo tal y como lo conocemos hoy en día surge apartir de los conflictos ecológicos-sociales producto de la Revolución Industrial, laconsciencia de la estrechez de la relación del hombre con la naturaleza existedesde siempre, uno de los registros más antiguos es el Jardín del Edén en la Bibliadonde se denota la afinidad del "verde" con la "inocencia", un ejemplodestacado ya que expone la necesidad psíquica del dominio del ser humanosobre la naturaleza, la que le provee de sustento y armonía, rodeado por murallasque lo protegen. • CLASES DE PAISAJES: 1. El paisaje cósmico o sublime: En el que se presenta la naturaleza de manera salvaje, inmensos paisajes que no necesariamente representan lugares realmente existentes, y en loa que el hombre se siente perdido. Dentro de esta línea estaría el «paisaje naturalista» que refleja una naturaleza grandiosa, abundante y salvaje, en la que aparecen fenómenos atmosféricos como tormentas. Es propio de los artistas del norte de Europa, como Durero, Elsheimer o Friedrich. Eugene von Guerard: Monte Townsed, 1863. La pintura romántica exalta los paisajes salvajes y a menudo montañosos.
  • 3. 2. La naturaleza dominada por el hombre: Como ocurre con el paisaje flamenco o neerlandés. La presencia del hombre hace que la naturaleza no parezca amenazadora. Muchas veces acaba siendo un «paisaje topográfico», que representa necesariamente un lugar preciso e identificable, con una naturaleza presentada de la manera más humilde. Dentro de esta línea pueden citarse a Patinir, Pieter Brueghel el Viejo o los maestros holandeses del siglo XVII.Pieter Brueghel el Viejo, Los cosechadores,1565: Paz y agricultura en un paisaje ideal pre-Romántico, sin terrores sublimes. 3. La naturaleza colonizada por el hombre: Lo cual es típico del paisaje italiano. Aparecen campos cultivados de relieve, colinas, valles y llanuras con casas, canales, carreteras y otras construcciones humanas; la naturaleza ya no es una amenaza, sino que el hombre, además, la ha hecho suya. Dentro de este tipo de paisaje puede hablarse del «paisaje clásico», donde se representa una naturaleza ideal, grandiosa. La representación no es creíble, sino recompuesta para sublimar la naturaleza y presentarla perfecta. En este tipo de paisaje suele esconderse una historia. Es tópica la presencia de elementos de arquitectura romana, combinados con una montaña o una colina y con un plano de agua. Este tipo de paisaje ideal fue creación de Annibale Carracci, al que siguieron Albano, Domenichino y el francés Poussin. El paisaje italiano fue el preferido durante
  • 4. siglos por cuanto era el lugar al que viajaban los artistas de toda Europa ydonde se formaban.Frans Koppelaar, Paisaje cerca de Bologna, 2001: Paisaje pintado en-plein-air.
  • 5. HISTORIAAntigüedad:En los tiempos de las más antiguas pinturas chinas a tinta se estableció la tradiciónde paisajes puros, en los que la diminuta figura humana simplemente invita alobservador a participar en la experiencia.Del Antiguo Egipto se conservan algunas representaciones paisajísticasesquemáticas en las tumbas de los nobles, grabadas en relieve durante el ImperioAntiguo y pintadas al fresco en el Imperio Nuevo; suelen enmarcar escenasde caza o ceremonias rituales.En Pompeya y Herculano se han preservado frescos romanos de cuartosdecorados con paisajes del siglo I a. C. En la antigüedad grecorromana, elpaisaje se pinta como fondo o entorno para contextualizar una escena principal.Edad Media:Durante toda la Edad Media cristiana y el Renacimiento, el paisaje se concibecomo una obra divina y su representación hace referencia a su Creador. En lapintura occidental, la representación realista del paisaje comenzó dentro delas obras religiosas del siglo XIII. Hasta entonces, las representaciones de lanaturaleza en el arte pictórico había sido arqutípica: líneas onduladas parael agua o festones para las nubes. Fue Giotto el primero que, abandonando losprecedentes modelos bizantinos, sustituyó el fondo dorado de las imágenessagradas por escenarios de la realidad. Aunque autorescomo Boccaccioalabaron su realismo de Giotto,1 lo cierto es que no dejaban deser muchas veces representaciones simples: un árbol representaba un bosque,una rocauna montaña. Poco a poco, a lo largo de la Baja Edad Media, laatención a esos retazos de naturaleza que aparecían en las escenas sagradas omíticas fue ampliándose, pero su carácter secundario lo revela el hecho de quemuchas veces se dejaba a ayudantes, como ocurre en LaAnunciación florentina deFra Angélico. Dentro del estilo italo-gótico, AmbrogioLorenzetti superó la representación topográfica para crear auténticos paisajes
  • 6. dentro de sus alegoríasdel Buen y del Mal Gobierno en el Palacio Comunal deSiena, al estudiar las horas del día y las estaciones. La pintura gótico-flamenca secaracteriza por su «realismo en los detalles», conseguido en gran medida graciasa la nueva técnica de la pintura al óleo; entre los aspectos a los que se prestómás atención y realismo estuvo el paisaje, tanto natural como urbano. Cabe citar,a este respecto, el plano del fondo de la Virgen del Canciller Rolin, auténticopaisaje en el que se detalla un jardín, más allá de él un río y a los ladosuna ciudad contemporánea del pintor. Paisaje de Giotto: Detalle de la «Huida a Egipto» de la capilla de los Scrovegni enPadua, 1304-06, pintura al fresco.RenacimientoEl paisaje adquirió autonomía iconográfica en el siglo XVI. En su forma realista, sedebe sobre todo al arteflamenco y alemán, como por ejemplo, Alberto Durero,que dejó numerosas acuarelas de paisajes. En su forma idealizada de inspiraciónclásica, es algo que debe atribuirse a Italia, siendo El Perugino, maestro deRafael,uno de los más destacados elaboradores de vastos espacios en los que sesituaban los personajes, con una fuerte acentuación del paisaje. En Venecia, consu luz cambiante sobre las aguas, aunque el paisaje siguió siendo fondo de obrasy no su motivo principal, se esmeraron por lograr realismo reflejando vistas dela laguna, sus calles y monumentos, así como la tierra firme, y de los fenómenos
  • 7. atmosféricos como ocurre con la tormenta que ya desde el siglo XVI da nombreal cuadro más conocido de Giorgione.En esta época, el paisaje sirvió para expresar las utopías urbanas y políticasemergentes. A menudo percibido a través del marco de las ventanas en loscuadros que representaban escenas interiores, fue consiguiendo un papel cadavez más importante, hasta ocupar toda la superficie de la tela. Paralelamente, lospersonajes de las escenas religiosas en exterior fueron encogiendo hasta no estarmás que simbolizados por los elementos del paisaje, p.e. Jesús de Nazaret por unamontaña. Pero, como se ve, el paisaje seguía siendo sólo parte de un cuadro dehistoria o de un retrato.En Flandes, la primera representación del paisaje independiente fue lade Joachim Patinir, cuyas composiciones religiosas o mitológicas están totalmentedominadas por la representación realista de la naturaleza, hasta el punto de quela escena es mero pretexto para representar un paisaje panorámico ogeográfico, desde un punto de vista muy elevado. En la generación siguiente,algunas obras de género de Pieter Brueghel el Viejo la figura humana quedareducida a la insignificancia, siendo lo importante el paisaje representado,igualmente panorámico y desde punto de vista alto, como ocurre por ejemploen El invierno del ciclo de estaciones del año. Ha de mencionarse tambiénla Escuela del Danubio o danubiana, en la que autores como AlbrechtAltdorfer o Lucas Cranach el Joven sigue con el tipo de paisaje panorámico, conamplias extensiones de terreno percibidas a vista de pájaro.En la pintura española no abunda el paisaje, limitándose a representaciones deinterés topográfico o botánico. Pero sí cabe mencionar un paisaje puro que atrajograndemente la atención, siglos después, de surrealistas y expresionistas: la Vistade Toledo que pintó El Greco al final de su vida. Los monumentos aparecen concierto detalle, pero rodeados por un campo resuelto a través de manchas decolor verde, lo mismo que el cielo son manchas de azul y todo ello bañado poruna luz tormentosa.
  • 8. Barroco:A principios de siglo, en la época del tenebrismo, el paisaje seguía siendo pococultivado. Solamente el alemán Adam Elsheimer destaca por tratar las historias,generalmente sagradas, como auténticos paisajes en los que muchas vecesrealiza espectaculares estudios sobre los efectos atmosféricos, la luz o los estudiosde amanecer y anochecer. Rubens: Paisaje con arco iris, 1636-38, óleosobre tabla, 94 × 123 cm, Alte Pinakothek, Múnich.. Jacob Ruysdael: El molino de Wijk, h. 1670, lienzo, 83 × 101 cm, Rijksmuseum, Ámsterdam..El flamenco Rubens pintó al final de su vida algunos cuadros que se cuentan entrela pintura paisajista europea más importante.Fue en el Barroco cuando la pintura de paisajes se estableció definitivamentecomo un género en Europa, con el desarrollo del coleccionismo, como unadistracción para la actividad humana. Es un fenómeno propio del norte de
  • 9. Europa que se atribuye, en gran medida, a la reforma protestante y el desarrollodel capitalismo en los Países Bajos. La nobleza y el clero, hasta entonces losprincipales clientes de los pintores, perdieron relevancia, siendo sustituidos porla burguesía comerciante. Las preferencias de ésta no iban hacia lascomplejas pinturas de historia, con temas de la Antigüedad clásica, la mitología ola Historia Sagrada, ni hacia complejas alegorías, sino que preferían temassencillos y cotidianos, por lo que alcanzaron independencia géneros hastaentonces secundarios como el bodegón, el paisaje o la escena de género. Seprodujo tal especialización que cada pintor se dedicaba a un tipo de paisajeespecífico. Así había pintores que tomaban como tema los países bajos, esto es,los terrenos que quedaban bajo elnivel del mar, consus canales, pólders y molinos de viento; destacaron en este tipo vanGoyen, Jacob Ruysdael y Meindert Hobbema. Hendrick Avercamp se especializóen estampas invernales, con estanques helados y patinadores.Otros se especializaron en pintar animales. Por ejemplo, Paulus Potter suelepintar vacas dentro del paisaje de las llanuras y los pastos holandeses. Hubo quiense especializó en marinas, diferenciándose entre quienes retrataban los barcos enlas tranquilas aguas de los puertos (Jan van de Cappelle,Willem van de Velde, elJoven) y los que preferían el mar agitado por los vientos y las olas.Hubo quien cultivó el paisaje urbano, las perspectivas de las ciudades holandesa,con sus casas de ladrillos y las agujas de las iglesias en el horizonte, comoGerritAdriaenszoon Berckheyde o Carel Fabritius. Aunque Vermeer se dedicó sobretodo a la escena de género, pintó el paisaje urbano más conocido de la época;su Vista de Delft, fue considerada por Marcel Proust comoel cuadro más bello delmundo, e inmortalizó esta pintura en su obra En busca del tiempo perdido. Vermeer: Vista de Delft, hacia 1660-61, óleosobre lienzo, 98,5 x 117,5 cm, Mauritshuis, La Haya.
  • 10. Finalmente, se desarrolló un sub-género exclusivamente holandés como el cuadrode arquitectura que representaba el interior de las iglesias; en esta última líneadestacaron Saenredam y De Witte. La gran especialización de los pintoresholandeses no impedía que, en ocasiones, se combinasen los diversos temasartísticos, y así Fabritius pintó una vista de Delft, con un tenderete de vendedor deinstrumentos musicales en primer plano, combinando así el paisaje urbano conel bodegón.Mientras que en el Norte de Europa se desarrollaba con esa amplitud todo tipo depaisajes puros, en el sur seguía precisándose una anécdota religiosa, mítica ohistórica como pretexto para pintar paisajes. Se trataba del paisaje llamadoclásico, clasicista o heroico, de carácter idílico, que no se correspondían conninguno concreto que existiera realmente, sino construidos a partir de elementosdiversos (árboles, ruinas, arquitecturas, montañas...). El título del cuadro y lospequeños personajes perdidos en la naturaleza dan la clave de la historiarepresentada en lo que a simple vista parece sólo un paisaje. Este tipo fue creadopor el clasicismo romano-boloñés, y en concreto por el más destacado de suspintores, Annibale Carracci, en cuya Huida a Egipto los personajes sagradostienen menos importancia que el paisaje que les rodea. «Paisaje heroico»: La Primavera, también conocido comoAdán y Eva en el Paraíso terrenal, de Nicolas Poussin, 1660-64, óleo sobre lienzo, 117 x 160 cm, Museo del Louvre, París..Esta línea siguieron los dos grandes paisajistas franceses, formadosen Italia: Nicolas Poussin y Claudio Lorena. Lorena es considerado un paisajistamoderno debido a que observó atentamente la naturaleza e hizo estudios al airelibre sobre la luz a las diferentes horas del día, las sombras sobre los edificios, los
  • 11. reflejos en el agua. Sin embargo, aunque realizó algunos paisajes puros, lainmensa mayoría de su obra sigue teniendo como tema una historia religiosa omitológica y para ello incluye figuras humanas, a veces ejecutadas por mano deotros pintores. Tuvo enorme influencia en la pintura romántica e incluso enel impresionismo.Siglo XVIII:En el siglo XVIII cultivaron este género artistas italianos como Canaletto. Seespecializó en el sub-género de las vedute, perspectivas urbanas que los viajerosextranjeros del Grand Tour veían en sus viajes a Italia y que luego se llevabancomo recuerdo a sus países de origen. Canaletto visitó Inglaterra y allí recibióencargos de pintar, en el mismo estilo, los paisajes ingleses. Susobrino Bellotto siguió la misma línea, pero consiguió imprimir a su obra un estilopropio.El resto de la pintura dieciochesca carece de originalidad en cuanto altratamiento del paisaje. Thomas Gainsborough, en cuadros como Elabrevadero (1777) se inspira en los paisajistas holandeses del siglo anterior.En España, fueron paisajistas Miguel Ángel Houasse y Luis Paret y Alcázar,cultivador del «paisaje con figuras» como sus Vistas de puertos del norte deEspaña.Siglo XIX“Todo conduce necesariamente al paisaje”, dijo el pintor alemán Runge, fraseque se puede aplicar a todo el siglo XIX. En Europa, como se dio cuenta JohnRuskin, y expuso sir Kenneth Clark, la pintura de paisaje fue la gran creaciónartística del siglo XIX, con el resultado de que en el siguiente período la gente eracapaz de asumir que la apreciación de la belleza natural y la pintura de paisajeses una parte normal y permanente de nuestra actividad espiritual. En el análisis deClark, las formas europeas subyacentes para convertir la complejidad del paisajeen una idea fueron cuatro aproximaciones fundamentales: por la aceptación desímbolos descriptivos, por la curiosidad sobre los hechos de la naturaleza, por lacreación de fantasías para aliviar sueños de profundas raíces en la naturaleza y
  • 12. por la creencia en una Edad de oro, de armonía y orden, que podría serrecuperada.En la época romántica, el paisaje se convierte en actor o productor deemociones y de experiencias subjetivas. Lo pintoresco y lo sublime aparecenentonces como dos modos de ver el paisaje. Las primeras guíasturísticas reemprenden estos puntos de vista para fabricar un recuerdo popularsobre los sitios y sus paisajes. Abrió el camino el inglés John Constable, que sededicó a pintar los paisajes de la Inglaterra rural, no afectados por la Revoluciónindustrial, incluyendo aquellos lugares que le eran conocidos desde la infancia,como el Valle de Dedham. Lo hizo con una técnica de descomposición del coloren pequeños trazos que lo hace precursor delimpresionismo; realizó estudios defenómenos atmosféricos, en particular de nubes. La exposición de sus obras enel Salón de París de 1824 obtuvo gran éxito entre los artistas franceses,comenzando por Delacroix. El también inglés William Turner, contemporáneo suyopero de más larga vida artística, reflejó en cambio la modernidad, como ocurreen su obra más famosa: Lluvia, vapor y velocidad, en la que aparecía un temaciertamente novedoso, el ferrocarril, y elpuente de Maidenhead, prodigio dela ingeniería de la época. Con Turner las formas del paisaje se disolvían entorbellinos de color que no siempre permitían reconocer lo reflejado en el cuadro.En Alemania, Blechen siguió reflejando el paisaje tradicional por excelencia, elitaliano, pero de forma muy distinta a épocas precedentes. Presentó una Italiapoco pintoresca, nada idílica, lo cual fue objeto de críticas. Philipp OttoRunge y Caspar David Friedrich, los dos artistas más destacados de la pinturaromántica alemana, sí se dedicaron al paisaje de su país. Animados por unespíritu pietista, pretendían crear cuadros religiosos, pero no mediante larepresentación de escenas con tal tema, sino reflejando la grandeza de lospaisajes de manera que movieran a la piedad.El paso del paisaje clásico al paisaje realista lo da Camille Corot quien, comoBlechen o Turner, pasó su etapa de formación en Italia. Con él empezó otra formade tratar el paisaje, distinta a la de los románticos. Como hizo después la escuelade Barbizon y, posteriormente, el impresionismo, dio al paisaje un papel biendiferente al de los románticos. Lo observaron de manera meticulosa y relativa entérminos de luz y de color, con el objetivo de crear una representación fiel a lapercepción vista que pueda tener un observador. Esta fidelidad, que seexperimenta por ejemplo en los contrastes y los toques de modo «vibrante».
  • 13. Cuando Corot volvió a Francia, viajó por todo el país en busca de nuevospaisajes; frecuentó el bosque de Fontainebleau, donde conoció a una serie depintores que cultivaron el paisaje realista, reflejando prados, ríos y árboles delnatural. Eran obras que despertaron escaso interés entre el público o la crítica, yaque la pintura académica seguía dominada por los cuadros de historia, el grantema por excelencia. El más destacado pintor de la escuela de Barbizonfue Théodore Rousseau, al que siguieron Díaz de la Peña y Jules Dupré. AlbertCharpin, el pintor de ovejas y rebaños, de la misma escuela, es otro ejemplo depintura de paisajes, con belleza natural. Gustave Courbet no perteneció a laEscuela de Barbizon, pero pintó en su juventud paisajes realistas.De enlace entre esta escuela y el impresionismo sirvieron Eugène Boudin y JohanBarthold Jongkind, que trabajaron en el campo, al aire libre, pintando paisajesbañados de luz. Como los pintores de Barbizon, los impresionistas buscaban susmotivos en la naturaleza real que los rodeaba, sin idealizarlas, pero su visión no esla sobria de la escuela realista, sino que glorificaban esa naturaleza intacta y lavida sencilla que reflejaban en sus cuadros. Diversos factores confluyeron paraque surgiera el impresionismo en torno al año 1860, entre ellos la pasión por lapintura al aire libre y nuevos temas, reflejando simplemente aquellos que estáante los ojos: tanto el campo como la ciudad, el mar o los ríos con sus interesantesreflejos sobre el agua, tanto la luz del día como la artificial, en definitiva, lo banal,considerando que no hay tema menor, sino cuadros bien o mal ejecutados.Trabajaron con manchas de color, grandes pinceladas, sin el acabado pulido,esmaltado y frío de una pintura de paisajes tradicional, sino reflejando más bien laimpresión del paisaje. La obra emblemática de este movimiento, de la queobtuvo su nombre, es precisamente un paisaje: Impresión, sol naciente (1874),de Claude Monet. Sus principales seguidores fueron Camille Pissarro y Alfred Sisley.La pasión del posimpresionista Vincent van Gogh por la obra de sus predecesores,le llevó a pintar el paisaje provenzal a partir del año 1888. Su obra, de coloresintensos, en los que las figuras se deforman y curvan, alejándose del realismo, esun precedente de las tendencias expresionistas.
  • 14. Caspar David Friedrich: Las tres edades, h. 1835. Théodore Rousseau: Encinas,1852.Gustave Courbet: Las rocas de Etretat después de la tormenta, 1870.
  • 15. Carlos de Haes: Los picos de Europa,1876. Camille Pissarro: Paisaje en Chaponval, 1880.Paul Cézanne: La montaña de Sainte-Victoire, vista desde Bibémus,h. 1898-1900.
  • 16. Referencias• http://www.soloarquitectura.com/foros/showthread.php?6373-%BFQu%E9-es-el- paisajismo• http://es.wikipedia.org/wiki/Paisajismo• http://es.wikipedia.org/wiki/Arte_de_paisajes