La revolucion tecnologica del sena

14,012 views

Published on

Published in: Education
1 Comment
5 Likes
Statistics
Notes
  • http://misena.info/crear-correo-misenaeduco/
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total views
14,012
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
52
Actions
Shares
0
Downloads
85
Comments
1
Likes
5
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La revolucion tecnologica del sena

  1. 1. La revolución tecnológica del SENA1
  2. 2. La revolución tecnológica del SENA La revolucióntecnológica del SENAAprendices para una nueva sociedad 3
  3. 3. La revolución tecnológica del SENA4 La revolución tecnológica del SENA Director General del SENA: Darío Montoya Mejía Edición: Ana Victoria Santamaría Gómez Investigación y redacción: Fredy Moreno Martínez Diseño y armada electrónica: Enrique Páaez Rodríguez Colaboración especial: Sandra Beatriz León Tovar Fotografías: Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA Impresión: Imprenta Nacional, diciembre de 2010
  4. 4. La revolución tecnológica del SENA Índice Lineamientos estratégicos para el SENA 2010-2014 91. El horizonte: innovación y desarrollo tecnológico 19 Un SENA para el siglo XXI 23 Nuevo concepto de ‘Desarrollo tecnológico’ 25 El aprendiz, foco en la parábola del SENA 302. Aprendices: líderes y soñadores agentes de cambio 35 De la sombra al protagonismo 41 Un sistema ideado para líderes 43 Líderes comunicadores 44 Más participación para los jóvenes 47 Talentos competentes y competitivos 50 53. Un contrato histórico, base de la modernización 57 Creciendo a ‘tuerca y tornillo’ 61 Conectividad sin antecedentes 62 El positivo impacto del contrato 060 664. SOFÍA Plus, la plataforma del cambio 75 No más ‘universidad de los pobres’ 78 El camino es un pentágono 80 El surgimiento de SOFÍA Plus 84 SOFÍA para los aprendices 87 Los ambientes de SOFÍA 89
  5. 5. La revolución tecnológica del SENA 5. La virtual, una formación sin fronteras 95 De la cartilla a la pantalla 98 Certificación de papel da paso a la virtual 102 La mejor plataforma de E-Learning 104 Inglés de Colombia para el mundo 108 Televisión al servicio de la formación 111 Comunidad Educativa Virtual (CEV) 112 6. TecnoParque, tras los ‘diamantes’ del conocimiento 115 La expansión de TecnoPaque 120 Oasis de conocimiento y oportunidades 122 Una red que atrapa alianzas 123 Los primeros ‘diamantes’ 125 Cómo ser parte de TecnoParque 127 De ‘camping’ en el nodo 130 7. El SENA va al bachillerato 133 Inmersión en el mundo productivo 136 El pentágono, la figura 139 Modalidades de integración 141 Aulas Móviles en el colegio 1426 Municipios, beneficiarios de aprendizaje útil 144 8. Fórmula SENA y el aprendizaje por proyectos 147 La estrategia PLM 151 Saltan a la pista 153 Vendrán más ‘Fórmulas SENA’ 155 El aprendizaje por proyectos 156 9. TecnoAcademia, espacio para la ciencia y la vida 161 ¿Qué es TecnoAcademia? 165 Un modelo que no remplaza al colegio 169 Aprendiendo con proyectos 173 Germinan las TecnoAcademias 176
  6. 6. La revolución tecnológica del SENA10. Aulas Móviles, por la autopista de la información 181 Vehículos para alianzas estratégicas 187 Apoyo a empresas 189 Parqueadas para ‘enamorar’ bachilleres 190 De las estrellas al Pacífico 19111. Más campos de acción para los jóvenes rurales 195 Laboratorios empresariales en zonas específicas 200 Formación con proyectos para el campo 202 En busca de salidas 204 OVOP recuperación de tesoros escondidos , 206 Internados en el conocimiento 20812. Comunicaciones, el medio estratégico 213 Cambio hacia la proactividad y la dinámica 216 De lo análogo a lo digital 218 Comunicaciones internas y externas 22113. Construcción de confianza y alianzas, la clave 225 Vitrina para los aprendices 228 Una permanente mirada al futuro 230 Alianzas, llave del SENA para el siglo XXI 233 Plan fronteras y desarrollo sostenible 235 714. Las obras del SENA también construyen país 243 Tecnologías blandas para obras duras 246 El SENA, proveedor de sí mismo 249Fuentes documentales de consulta y direcciones web 253
  7. 7. 8 La revolución tecnológica del SENA
  8. 8. La revolución tecnológica del SENA LINEAMIENTOS ESTRATÉGICOS PARA EL SENA 2010-20141. PREMISA GENERAL El país necesita fortalecer una entidad de formación profesional ypara el trabajo, gratuita y pública, y debe mantener el crecimientoy la cobertura alcanzada por el Servicio Nacional de Aprendiza-je (SENA) con garantías de impacto en la competitividad del sec-tor productivo y en la construcción de equidad y capital social entodo el territorio colombiano. Así mismo, se preserva la prospectivacomo fundamento del quehacer tecnológico del SENA.2. SISTEMA DE BUEN GOBIERNO El SENA debe preservar la composición público-privada de susórganos de dirección y concertación: Consejo Directivo Nacional,Consejos Regionales, Comités Técnicos de Centro y Mesas Secto-riales, en los cuales confluyen empresarios, trabajadores y gobierno. Para diseñar y proponer las políticas y estrategias y ser cuerpotécnico y consultivo de alta calificación, que coadyuva en la gestión 9de la entidad, el Comité de Dirección del SENA es un apoyo queigualmente debe preservarse. Y en este marco de buen gobierno, los administradores debengarantizar las mejores prácticas de bienestar a los aprendices y a losservidores de la entidad.3. OPERACIÓN DE LA ENTIDAD El SENA, a través de sus 116 Centros de Formación, sus másde 3.700 alianzas con empresas, comunidades, gobiernos locales y
  9. 9. La revolución tecnológica del SENA convenios con más de 80 entidades de otros países, hará presencia con sus programas en todos los municipios colombianos, con crite- rios que promuevan la respuesta concertada, oportuna y eficaz. Y para ser eficientes, debe operar en un marco de funciones y tareas desconcentradas y descentralizadas, donde los Centros de Forma- ción y sus diversos aliados ejecuten autónomamente el mandato operativo, sin perjuicio del permanente monitoreo de los Directores Regionales y la propia Dirección General. Los nuevos escenarios de aprendizaje deben promover, con la responsabilidad del Servicio Nacional de Empleo, la disponibilidad de un “banco de instructores y docentes” que, en la modalidad de contratistas, sirvan a la formidable capacidad de respuesta flexible y veloz que requieren las demandas de todos los colombianos. Estos instructores, al igual que los vinculados a la planta, deben desem- peñar cada vez más un papel de guías y tutores del aprendizaje y mantenerse en constante proceso de actualización y especialización, con énfasis en la apropiación de nuevos conocimientos y tecnologías desde las mejores instituciones y empresas del mundo. 4. AUTONOMÍA Y TRANSPARENCIA10 Es imperativo que el SENA preserve de forma amplia y transpa- rente las convocatorias para la selección de sus aprendices, permi- tiendo que los aspirantes surjan sin necesidad de acudir a ningún tipo de recomendación o patrocinio. Lo anterior debe complemen- tarse con programas concertados con los diferentes convenientes que requieran respuestas muy específicas en las cuales se garantice beneficio a sectores poblacionales vinculados a estos actores insti- tucionales, como pueden ser trabajadores o comunidades cercanas a un desarrollo empresarial o comunitario. Para la selección de Subdirectores y ternas para Directores Regionales, deben conti- nuar los procesos meritocráticos, garantizando la participación amplia de postulantes.
  10. 10. La revolución tecnológica del SENA En la contratación de bienes y servicios, y en general en todos losprocesos de ordenación del gasto, se deben preservar las prácticasque permitan el ejercicio de veedurías ciudadanas en las cuales par-ticipen igualmente los aprendices. Para las compras tecnológicas,debe garantizarse que su adquisición sea liderada y coordinada porel Grupo de Gestión para la adquisición y optimización tecnológica.5. LA INNOVACIÓN EN LA TAREA El pilar fundamental de la nueva estructura pedagógica de la en-tidad deberá ser el aprendizaje por proyectos, con adquisición deconocimientos enfocados al desarrollo de competencias para el des-empeño laboral y profesional. En este marco disruptivo de la forma-ción y la capacitación, el aprendiz o el trabajador, que se actualiza oespecializa, son los protagonistas principales del proceso, con pre-lación de entregarle a la sociedad mejores ciudadanos, con valoresfundamentados en el libre pensamiento, la actitud crítica construc-tiva, la solidaridad y el trabajo en equipo, el emprendimiento y el li-derazgo. Los TecnoParques constituyen una estrategia para este fin. El SENA pasa de una entidad que meramente reacciona a nece-sidades que plantean pasivamente sus públicos, a una organizaciónque anticipa las respuestas y acelera y flexibiliza sus programas, con 11especial fundamento en el uso de nuevas tecnologías que presen-tan, entre otras herramientas, la simulación y la virtualidad. Todolo anterior, en un marco creciente de movilidad y plataformas queprivilegian el aprendizaje en red. Es esencial profundizar y crecer la integración con la educaciónmedia, con una estrategia de desarrollo de competencias básicasen emprendimiento y formulación de proyectos a partir de manejostecnológicos y de principios científicos. En consecuencia con lo an-terior, el SENA debe ser promotor principal de los espacios denomi-nados TecnoAcademias, donde el salón de clase y la clase desapare-
  11. 11. La revolución tecnológica del SENA cen para dar lugar a los espacios que, en modo de talleres o laboratorios, pragmatizan el conocimiento en términos de soluciones a problemas. Debe ser un objetivo permanente que se establezcan nuevos Tecno- Parques o que los centros de formación desarrollen estos espacios o tiendan a ellos. Su aporte debe mantener la convergencia de diversos perfiles de talentos, donde el uso de las tecnologías y la experimentación de proyectos y negocios puedan permitir conceptos que den lugar a nuevas empresas. Es necesario mantener en constante avance y actualización el sistema de gestión integral denominado SOFÍA Plus, que permite que todos los actores y públicos del SENA reciban con precisión los recursos y facilidades necesarias, además de la administración y certificaciones re- queridas y obtenidas en los diversos procesos. Igualmente, el SENA debe continuar la tarea de modernizar los am- bientes de aprendizaje y su infraestructura, atendiendo los criterios de espacios abiertos y transparentes, en los cuales se desarrollen las cuatro fuentes de aprendizaje. Todo en el marco del desarrollo sostenible y arquitectura amable con la inclusión y el medio ambiente.12 6.PROGRAMAS DE NIVEL SUPERIOR: TÉCNICOS, TECNÓLOGOS Y ESPECIALIZACIONES El SENA debe mantener el liderazgo en el país con una oferta creciente de programas de nivel superior en las modalidades de Téc- nicos y Tecnólogos. Profesionales que ingresen al mercado laboral con un saber hacer inmediato y de alto valor agregado como ventaja competitiva y con visión amplia de la información disponible. Bilin- gües y con evidentes competencias que integren los cinco vectores fundamentales del conocimiento profesional: sistemas de informa- ción, diseño, materiales y herramientas, transformaciones y procesos y atención de clientes.
  12. 12. La revolución tecnológica del SENA Y las especializaciones tecnológicas, concebidas principalmentepara ser accedidas por los egresados del SENA a lo largo de todasu vida laboral activa. Son programas cortos y que requieren unacertificación previa en un nivel superior de titulación.7. PROGRAMAS COMPLEMENTARIOS Con el objetivo de facilitar conocimiento disponible para el desem-peño laboral de todos los colombianos, el SENA debe mantener unaoferta masiva y útil de programas complementarios, que incluirántodas aquellas acciones que habiliten a desempleados y poblacionescon grados evidentes de vulnerabilidad. Y con especial disposicióndesde los programas virtuales, que, además de incrementar perma-nentemente su cubrimiento de todas las áreas, deben llegar a todoaquel ciudadano que requiera una actualización para mejorar su des-empeño o en general un saber hacer laboral o profesional especificoy eficaz, pero de nivel básico. Debe darse especial importancia al Programa INGLÉS PARA TO-DOS LOS COLOMBIANOS, tanto en el crecimiento de su coberturacomo en la profundidad de sus contenidos.8. OTRAS TITULACIONES: JÓVENES RURALES EMPRENDEDORES 13 Los jóvenes campesinos podrán acceder a programas de formaciónque en realidad surgen como respuesta a proyectos productivos yempresariales que éstos formulan con la asistencia de tutores de-dicados del SENA. La esencia metodológica consiste en adaptar elaprendizaje a los ciclos de vida del proyecto en cuestión y definir laparticipación del SENA más que por tiempos preasignados, en con-cordancia con lo requerido para la puesta en marcha con certidum-bre de éxito del proyecto. El programa JRE privilegiara su implemen-tación en aquellos lugares donde alcaldes o actores institucionalesparticipen activamente.
  13. 13. La revolución tecnológica del SENA Será crucial crecer el programa derivado de JRE denominado Jó- venes Líderes del Desarrollo. 7. LA CONECTIVIDAD Y LA MOVILIDAD El SENA mantendrá un convenio de servicios de conectividad y de accesos a todas sus plataformas y redes mundiales de TIC, en la modalidad del denominado contrato 060. Así mismo, prestarse a migrar a nuevas arquitecturas tecnológicas, que para el caso presen- te debe ser la computación en la nube, con accesos para todos sus actores, con alta movilidad y altas capacidades de procesamiento y almacenamientos remotos. Es un imperativo para el proceso de aprendizaje y para la compe- titividad y productividad del país la disminución de la brecha digi- tal en millones de colombianos, independientemente de su estrato socio-económico o su ubicación geográfica, para que en los centros del SENA, desde el sector agropecuario o agroindustrial hasta los centros de alto desarrollo tecnológico, tengan acceso integrado de las telecomunicaciones en la Entidad. 8.POLÍTICA PARA LA INNOVACIÓN Y EL DESARROLLO14 TECNOLÓGICO DE LAS EMPRESAS EN GENERAL El SENA debe mantener las inversiones en IDT dando continuidad a los programas de Formación Especializada y Actualización Tecno- lógica del Recurso Humano Vinculado a las Empresas, las Unidades de Investigación y Desarrollo Tecnológico en las Empresas, la mo- dernización de la Oferta de Formación Profesional de los Centros del SENA y el SENA Digital. Tal y como se ejecuta en el Programa de Unidades de Investiga- ción y Desarrollo Tecnológico en las Empresas, la Entidad requiere implementar un esquema de asesoría y diagnostico de las necesida-
  14. 14. La revolución tecnológica del SENAdes de capacitación y actualización tecnológica de los trabajadoresvinculados a las Empresas.9. SISTEMA NACIONAL DE FORMACIÓN PARA EL TRABAJO La tarea de continuar aportando capacidades, conocimientos, tec-nologías para la consolidación del Sistema Nacional de Formaciónpara el Trabajo, es fundamental para el país. Y en esa tarea debe propiciarse el desarrollo del Sistema Nacionalde Recursos Humanos, que resulta de una concepción evolucionadadel actual y muy útil Servicio Nacional de Empleo. En éste deberáconfluir la información de las competencias y titulaciones de apren-dices, emprendedores y trabajadores colombianos. El SENA, más allá de los recursos que ejecuta con algunas excelen-tes y acreditadas entidades de formación para el trabajo en el marcodel Programa de Ampliación de Cobertura, debe continuar transfirien-do sus desarrollos curriculares y la metodología de aprendizaje porproyectos con sus correspondientes capacitaciones a las diferentesinstituciones y docentes de formación para el trabajo del país.10. EMPRENDIMIENTO Y CREACIÓN DE NUEVAS EMPRESAS 15 Los países que generan capacidades para crear nuevas empresastienen mayores probabilidades de ser competitivos en menor tiem-po. Las políticas de emprendimiento en el SENA deben continuarmaterializando un sello que destaque a los egresados del SENA. ElFondo Emprender, las Unidades de Emprendimiento del SENA y delas universidades y las incubadoras de empresas son herramientasvitales para tales propósitos. Las nuevas empresas y el fortalecimiento de miles de PYMESque puedan integrarse como cadenas de proveedores o clusters, se
  15. 15. La revolución tecnológica del SENA constituyen como pilar fundamental de una política exitosa y soste- nible de generación de nuevo empleo. 11. INTERNACIONALIZACIÓN La continuidad y generación de nuevas alianzas internacionales es clave para la Entidad. El SENA debe continuar siendo un pilar en la oferta de cooperación internacional del Gobierno Colombiano y como Entidad referente de las instituciones de formación profesio- nal que conforman la Red Internacional de OIT/CINTERFOR. Las alianzas con empresas e instituciones internacionales para la apropiación de conocimientos y tecnologías, de programas de for- mación innovadores y dotaciones de punta, permitirán que la enti- dad se mantenga competitiva y útil a los retos que se impone el país en su crecimiento económico y su acceso a nuevos mercados. La cooperación internacional en el SENA deberá migrar en su totalidad en esta dirección. Los aprendices e instructores del SENA deben continuar acce- diendo a estas alianzas públicas y privadas internacionales.16 DARÍO MONTOYA MEJÍA Director General del SENA 2002-2010 SENA: CONOCIMIENTO Y EMPRENDIMIENTO PARA TODOS LOS COLOMBIANOS
  16. 16. La revolución tecnológica del SENA17
  17. 17. 18 La revolución tecnológica del SENA
  18. 18. La revolución tecnológica del SENA 1El horizonte: innovacióny desarrollo tecnológico 19
  19. 19. 20 La revolución tecnológica del SENA
  20. 20. La revolución tecnológica del SENAE n el año 2002, los jóvenes que se formaban en el SENA todavía apelaban a las fotocopias, quizá con mayor asiduidad que las de- más personas que estudiaban en otras instituciones de educaciónsuperior. Esa práctica, ya anticuada para la época debido al aceleradoavance de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC),tenía, sin embargo, un gran arraigo en la entidad, y los cúmulos de papelque circulaban entre los aprendices eran apenas uno de los picos so-bresalientes del inmenso iceberg que constituía el atraso tecnológico enque se encontraba toda la institución. También eran notorios aspectoscomo la escasez de computadores, la falta de conectividad y la poca o 21nula aplicación tecnológica en los procesos de formación. Eso era lo quese podía ver, pero bajo la superficie, la realidad mostraba un panoramapreocupante: el SENA era un gigante necesario para el país, pero anti-cuado, y de seguir así se desplomaría ante la magnitud y complejidad delos retos que le planteaban las nuevas realidades. El hábito de las fotocopias fue una de las cosas que llamó la aten-ción de Darío Montoya Mejía, luego de asumir la Dirección General delSENA ese año. Era un detalle sencillo, común y corriente para la comu-nidad institucional, pero que, como otros aún más notorios, reafirmó lacerteza con que llegó el nuevo directivo: al SENA había que moderni-zarlo y ponerlo a tono con las características del siglo que despuntaba y
  21. 21. La revolución tecnológica del SENA prepararlo para enfrentar el avance mundial hacia la construcción de so- ciedades del conocimiento1 como eje central del desarrollo económico. Montoya Mejía observaba a los muchachos cargando fólderes con cien y doscientas hojas de ‘evidencias’ de su aprendizaje, y le pareció absurdo, en primera instancia, porque muchos de ellos pagaban fotocopias sin tener siquiera con qué desayunar o almorzar. Pero el hecho también le pareció un sinsentido como quiera que el mundo ya había entendido que no podía seguir explotando los recursos por encima de su límite de renovación, y la preocupación por que las generaciones actuales satisficieran sus nece- sidades sin sacrificar las posibilidades de las generaciones venideras ha- bía dado origen al concepto de sostenibilidad o sustentabilidad. Encargó, entonces, a un especialista un estudio sobre cuántos árboles de la selva colombiana ‘destruía’ el SENA cada año. “¡33.000!”, fue la respuesta. Los muchachos, el desarrollo sostenible, la tecnología, el conocimiento, el desarrollo económico, en fin, todo desembocaba, para Montoya Mejía, en una misma idea que se debería multiplicar y aplicar: redefinir desde los conceptos de ambientes de formación hasta las metodologías, los con- tenidos y, en general, la noción de aprendizaje, pero con el uso masivo de las tecnologías como común denominador. Su interpretación de cam- bio sostenible se basaba en la idea de producir más (calidad, utilidades y22 competencias a partir del aprendizaje), pero con menos (papel, recursos, tiempo), y formar aprendices diferentes, que entendieran para qué sirve lo que aprenden, pues ahí está el origen del éxito y la movilidad de los jóvenes en el mundo actual. 1 De acuerdo con el informe de la Unesco ‘Hacia las sociedades del conocimiento’ (2005), la aparición de éstas obedece a condiciones creadas por las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, y uno de sus elementos centrales es la “capaci- dad para identificar, producir, tratar, transformar, difundir y utilizar la información con vistas a crear y aplicar los conocimientos necesarios para el desarrollo humano” (esta cita proviene del comunicado de la mesa redonda ministerial ‘Hacia las sociedades del conocimiento’, organizada en el marco de la 32ª Conferencia General de la UNESCO, en la Sede de la Organización, el 9 y el 10 de octubre de 2003). Informe ‘Hacia las sociedades del conocimiento’, página 29.
  22. 22. La revolución tecnológica del SENA Eso plantearía un reto para todo el sistema educativo en general, quedebería hacer esfuerzos en ese sentido desde la infancia. Así, empezaríaa quedar atrás la costumbre de tener sólo muchachos muy útiles, buenostécnicos, hábiles para trabajar, y surgirían jóvenes conscientes y con-vencidos de su función en la sociedad y el entorno. Ese es el papel quedeberían entender y asumir los aprendices del SENA. Ese era el papelque debería circular con profusión en la entidad.Un SENA para el siglo XXI Si se comparan los dos momentos que están en los extremos de la his-toria de un poco más de medio siglo del SENA, es decir su origen y loscomienzos del siglo XXI, se pueden encontrar circunstancias coincidentesque parecen constantes en el tiempo, pero también hechos que demues-tran fehacientemente la manera como la entidad entró en los últimos añosde ese lapso en una acelerada dinámica de cambio. Es cierto que todo enel mundo transformó con rapidez debido al avance de las TIC, pero sumasiva implementación en todos los ámbitos de la institución, como me-dio para hacer realidad una nueva filosofía que tuvo como razón de ser alos aprendices, permite afirmar que si en 1957 nació el SENA para lo quequedaba del siglo XX, en el año 2002 renació para servir a la sociedaddigitalizada y globalizada del siglo XXI. 23 En el caso de las coincidencias y constantes, basta recordar que la en-tidad se creó cuando la industria del país pretendía conquistar nuevosmercados y necesitaba más trabajadores mejor calificados, métodos mo-dernos y cambios drásticos en la productividad. El SENA en esa época,como ahora, no solo formaba técnicos, sino empresarios, y promovía laspequeñas y medianas empresas. Era una prioridad institucional ayudar aColombia, nación que, como hoy, se movía al ritmo que imponían los vai-venes de la economía mundial, en ese entonces gravemente afectada y enproceso de franca recuperación tras la Segunda Guerra. En la actualidad, el mundo, como ocurre periódicamente, soporta lasconsecuencias de la tendencia cíclica de la economía. Los países desa-
  23. 23. La revolución tecnológica del SENA rrollados vienen anunciando crisis y recesiones, y detrás de ellos, a la manera de la cola de un cometa, las economías emergentes sienten los sacudones. Igual que hace medio siglo, se impone a las industrias la necesidad de buscar mercados –más aún por la globalización–, emplear recurso humano altamente calificado e im- plementar tecnologías de punta con miras a optimizar su produc- tividad y competitividad. Y en eso, precisamente, puso su énfasis el SENA, que además empezó a formar técnicos y tecnólogos con un perfil emprendedor, en un esfuerzo por promover también la creación de pequeñas y medianas empresas de base tecnológica. La mirada retrospectiva presenta, así mismo, una imagen muy diciente como base de la comparación entre el SENA de ayer y el de hoy: la de los primeros aprendices recibiendo formación en las aulas del Politécnico Central y de la Universidad Nacional y hasta en carpas de circo. La brecha es enorme frente a la actual plataforma tecnológica sobre la que la entidad desarrolla todas sus actividades, tanto de formación como de administración. La decidida implementación de las TIC dio un fuerte impulso hacia adelante al SENA y lo puso a la vanguardia con la red virtual más poderosa del país que cuenta más de 50.000 computadores, todos24 conectados a Internet, y 12.500 portátiles con un sólido sistema de conectividad y soporte. La mayoría de esos equipos, en manos de los aprendices. La nueva versión del SENA trascendió los edificios, los espacios físicos y hasta las fronteras. Eso, a primera vista, podría parecer una consecuencia lógica del desarrollo de las fuerzas productivas de la sociedad en su conjunto, que evolucionaron de la mano de los avances tecnológicos. Pero, en realidad, es el lapso entre 2002 y 2010 el que representa el salto cualitativo de mayor significación en la historia de la institución, pues experimentó una verdadera revolución. Ese período se caracteriza por una alta dosis de gestión tecnológica que determinó el paso, en el ámbito de la formación
  24. 24. La revolución tecnológica del SENAde aprendices, de la incomodidad de los espacios cerrados a laamplitud, las facilidades y las posibilidades todavía insospechadasque ofrece la virtualidad, incluso para que los jóvenes mismos ges-tionen sus propias rutas de aprendizaje; y en el administrativo, dela anquilosada estructura centralizada (para comprar un bombilloen el sitio más lejano de Bogotá se necesitaba la autorización delDirector General) a una completa y ágil descentralización de laadministración en ambientes web, gracias a los cuales se puedeconsolidar en tiempo real qué pasa en el nivel nacional con lospresupuestos, la contabilidad, la tesorería. Con el uso de la banca electrónica, los cheques fueron elimina-dos desde 2008. Todos los proveedores empezaron a pagar porbotón de pagos y código de barras. Y en el caso de los aportes,con la implementación de la Planilla Pila y el trabajo de desarrolloinformático realizado por la Oficina de Sistemas, todo el recaudocomenzó a manejarse desde la Dirección General. Ello implicó ra-cionalización en los costos, pues en lugar de tener 33 oficinas (encada regional) se pasó a una en la Dirección General, con informa-ción al día. Antes, en cada regional se cargaban los aportes a travésde las cajas de compensación y había personas dedicadas a eso.Luego, todo el proceso era compilar esa información para hacer uninforme corporativo. A eso se sumó el desarrollo del concepto de 25oficina sin papel: todo empezó a ser por correo electrónico, salvolas cartas para el medio externo.Nuevo concepto de ‘Desarrollo tecnológico’ Las evidencias del cambio surgen incluso si se coteja lo intangible, lasideas que dan origen a las realidades. Por ejemplo, en un balance hechopor el SENA al cumplir 20 años, en 1977, se aseguraba que el conceptode desarrollo tecnológico “engloba todas las actividades encaminadas almejoramiento en los métodos de organización y ejecución de la activi-dad productiva. (…) Por tecnología se entiende pues la manera específi-
  25. 25. La revolución tecnológica del SENA ca de producir un bien o servicio, manera que resulta de la articulación y aplicación de los conocimientos técnico-científicos disponibles y aplica- bles dentro de un determinado ambiente económico y social”2. Y se apelaba a lo siguiente en ese tiempo para ofrecer una mejor ex- plicación: “El ladrillo común (…) puede fabricarse a partir de técnicas físicas que van, desde el sistema utilizado por los chircales, con hor- nos, elementos e instrumentos rudimentarios, hasta los procesos auto- matizados y de exacto control térmico que emplean las ladrilleras más modernas del país y, más todavía, algunas del exterior. Paralelamente, la organización social del trabajo puede ser, como en los chircales, de carácter artesanal, con predominio del trabajo familiar y remuneración parcial en especie, o de tipo esencialmente capitalista, dentro de un mercado laboral más o menos competitivo, con remuneración salarial y esquemas sofisticados para la administración del trabajo”3. Hoy, de esos conceptos no quedan rastros en la entidad que, con el lema ‘SENA: conocimiento y emprendimiento para todos los colombia- nos’, se trazó como meta reinventarse y formar a millones de personas para que enfrentaran los grandes retos de la economía globalizada, como empleados que aportan productividad y competitividad a las empresas, o como emprendedores que llevan a cabo proyectos innovadores y generan26 empleo. Ya en el Plan Estratégico 2002-2006 presentado por la nueva administración, denominado ‘SENA: una organización de conocimiento’, el concepto de desarrollo tecnológico se integró con los de innovación y productividad en el vector estratégico4 del SENA ‘Contribución a la inno- vación, la productividad y el desarrollo tecnológico’. “Este vector hace énfasis en promover e incentivar a nivel nacional la conformación de una cultura que propicie condiciones y capacidades 2 LUCIO, Ricardo, y Fedesarrollo. 20 años del SENA en Colombia 1957-1977. Página 235. 3 Ibid. Página 235. 4 En el SENA, vector estratégico es la unidad de actuación que reúne el conjunto de objetivos estratégicos orientados al cumplimiento de la misión institucional y que direccionan el quehacer de la entidad durante un lapso determinado.
  26. 26. La revolución tecnológica del SENAlocales y sectoriales para la incorporación, innovación y transferenciatecnológica, en pro del desarrollo económico y social del país, incluyen-do a todos y cada uno de los actores que lo hacen posible”, señala elinforme5. “El SENA debe generar e impartir estrategias y programas deformación profesional integral, innovación y desarrollo tecnológico paraque las empresas, y en particular las PYMES, incorporen la capacidadde innovar y gestionar el cambio técnico y tecnológico en sus procesos yproductos, y de esta forma incrementar su competitividad, crear nuevasopciones de generación de empleo y posibilitar la regeneración de laseconomías regionales”6. El plan va más allá y establece unas tareas para que el desarrollo tec-nológico y la innovación se trasladen no sólo al conjunto de la sociedadcolombiana sino que beneficien a los aprendices de la entidad. En elprimer caso, estipula que “para impulsar las políticas de innovación quenecesita el país, el SENA será facilitador y promotor de proyectos deinvestigación aplicada para la Innovación y el Desarrollo Tecnológicoorientados a mejorar la productividad y competitividad de las empresasy de los sectores productivos dinámicos, relevantes y promisorios, delas regiones, articulados como clusters y como cadenas productivas”7.Y agrega: “Uno de los factores que incidirá notablemente en la optimi-zación del uso de los recursos que el SENA oriente para el fomento y 27promoción del desarrollo tecnológico en los sectores productivos, serála creación de canales de apropiación social de los resultados obtenidosmediante el fortalecimiento de las capacidades para incorporar, innovary transferir tecnologías en las empresas”8. En el segundo caso, señala que hacia el interior, “el SENA incorpo-rará los resultados obtenidos en la orientación de sus programas deformación profesional integral. A su vez, propenderá por la apropiación 5 Plan estratégico 2002-2006 SENA: una organización de conocimiento. Página 76. 6 Ibid. Página 76. 7 Ibid. Página 76. 8 Ibid. Página 76.
  27. 27. La revolución tecnológica del SENA tecnológica de dichos resultados por los agentes del Sistema Nacional de Innovación”9. Todo este espíritu se mantuvo en el Plan Estratégico 2007-2010, que “tiene sustento en todos y cada uno de los plantea- mientos, vectores, programas y proyectos que aún son vigentes del Plan Estratégico 2002-2006, razón por la cual este documento se sustenta desde su filosofía en dicho plan y refleja una síntesis en su formulación estratégica, con énfasis en los procesos misionales de la Entidad”10. Así, desarrollo tecnológico pasó a ser en el SENA, por ejemplo, el uso y masificación en sus programas de formación de la tecnología de- nominada Gestión de Ciclo de Vida de Producto (PLM, por sus siglas en inglés: Product Lifecycle Management), con la cual compañías líderes de nivel mundial en fabricación de aviones y automóviles construyen sus últimos modelos, y que el SENA empezó a incorporar en los procesos de formación de sus aprendices, como una manera de anticiparse a las necesidades futuras del sector productivo colombiano. La primera gran prueba de la implementación de PLM en el SENA fue el proyecto Fór- mula SENA11, en el que participaron doce equipos interdisciplinarios de once regionales de la entidad, que construyeron doce carros de carreras. Pero no sólo eso. El SENA también empezó a ofrecer servicios a28 las empresas, entre los que se destacan Formación a la medida, Certi- ficación de competencias laborales, Servicios tecnológicos, Formación especializada y actualización tecnológica del recurso humano, Innova- ción y desarrollo tecnológico, Apoyo a la investigación aplicada y desa- rrollo tecnológico e innovación en las empresas, Alianzas estratégicas, Contrato de aprendizaje, Servicio Nacional de Empleo y Fortalecimiento empresarial. 9 Ibid. Página 76. 10 Plan estratégico 2007-2010 SENA: conocimiento para todos los colombianos. Pá- gina 5. 11 Para ver lo relacionado con esta tecnología, consultar el capítulo 8, ‘Fórmula SENA y el aprendizaje por proyectos’. Página 147.
  28. 28. La revolución tecnológica del SENA Existan o no acuerdos formalmente establecidos con el SENA, la en-tidad ofrece a todos los sectores productivos un portafolio de serviciostecnológicos, en los que integra la innovación, el recurso humano es-pecializado y sus modernos ambientes de formación con infraestructuratecnológica avanzada. Esos servicios se prestan a través de la red decentros y la red de 122 laboratorios que tiene la institución en todo elpaís. De esa manera, atiende los requerimientos del sector agropecuario enáreas como biotecnología animal, vegetal e industrial, control de calidadde alimentos, maquinaria agrícola, análisis de aguas y suelos, y plantasagroindustriales. Al sector de la construcción y el mobiliario lo atiendeen las áreas de maderas y recubrimientos, topografía, desarrollo gráficode proyectos y guadua. En el caso del sector industrial, las áreas sonpolímeros, metrología dimensional, diseño, materiales, artes gráficas,minerales, textil, calzado y confección. Y en el campo de las unidadesproductivas dedicadas a los servicios: gestión, informática y telecomu-nicaciones. Todo, con base en un moderno concepto de desarrollo tecnológicoque da cuenta no sólo de las condiciones presentes, sino que indaga yexplora el futuro con otra tecnología en la que trabaja con intensidad el 29SENA: la prospectiva. Con ella, busca anticipar los cambios futuros quecaracterizarán la demanda de recurso humano y el mismo desarrollo eimplementación de nuevas tecnologías. De esa manera, la entidad pre-tende, de un lado, que sus aprendices constituyan una fuerza a la quese puede apelar para atender las necesidades actuales y venideras de lasregiones y del aparato productivo del país, y del otro, que en conjunto lainstitución sea el referente de pequeños y medianos empresarios cuandobusquen apoyo para sacar adelante iniciativas y proyectos innovadores. Así, todos los centros de formación diseñan sus planes tecnológicosa partir de los avances en los procesos de Prospectiva y Vigilancia Tec-nológica que adelanta el SENA. Esos planes también cuentan con un
  29. 29. La revolución tecnológica del SENA insumo importante que son las orientaciones de las agendas internas regionales, que permiten visibilizar algunos temas en los que Colombia tendrá que avanzar con rapidez para poder integrarse sin dificultad a los mercados de bienes y servicios que exigen como base el conocimiento y que generan mayor valor y demanda y, por consiguiente, mayor creci- miento económico. Precisamente, de esa manera se identificaron distintas áreas que ofre- cen ventajas para competir, entre las que están: los contenidos animados (juegos y producción 3D), el diseño asistido (con herramientas de PLM), la nanotecnología, la telemedicina, la biotecnología aplicada, la agronó- mica (agricultura asistida por computador), la tercerización de negocios a través de los servicios a distancia (Business Process Outsourcing & Offshoring, BPO&O) la bioinformática para la actividad pecuaria, y el diseño, programación y desarrollo de software. Además de estas áreas establecidas por el mismo SENA, la entidad también orientó sus esfuerzos hacia los ocho sectores denominados ‘de talla mundial’ que identificó la empresa McKinsey & Company por en- cargo del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, en el marco de la política nacional de competitividad a largo plazo, para articular una agenda de colaboración entre los sectores público y privado, y convertir30 a Colombia en un país de ingresos medios en el año 2032. El aprendiz, foco en la parábola del SENA Otra de las evidencias más claras del rumbo definitivo que tomó el SENA hacia la complejidad, la velocidad y la virtualidad que caracte- rizan al siglo XXI, es la decisión de no comprar más computadores convencionales en la entidad. En primer término, puede parecer pa- radójico (¿sin computadores en una época determinada por el uso masivo de las TIC?), pero se trata del paso siguiente y necesario del proceso de virtualización en que se empeñó la institución para alcan- zar mayor cobertura.
  30. 30. La revolución tecnológica del SENA El aprovechamiento de una de las principales características de laformación a través de Internet, que consiste en que no hay distanciasni simultaneidad temporal ni espacial entre tutor y aprendiz, llevó alSENA a diversificar y explorar más posibilidades para cumplir con sumisión de proporcionar conocimiento a todos los colombianos. Comoresultado, consiguió desarrollar desde proyectos como simuladoresy entrenadores remotos que trabajan en tiempo real, cualquiera quesea la distancia que haya entre el aprendiz y el aparato o la máquinasobre la cual actúa, hasta programas como el de ‘Inglés para todos loscolombianos’. La movilidad y efectividad de estas herramientas hicieron que la enti-dad incursionara, en el 2007, en el ámbito de los dispositivos móvilespara el acceso a sus programas y contenidos. Esta plataforma la desa-rrolló el mismo SENA en TecnoParque Colombia con el propósito node que la gente aprendiera con dispositivos HTC, del tamaño de uncelular, sino que ese fuera otro punto más de contacto. A mediadosdel 2010 continuaba la adquisición de esos aparatos para masificarlosen la institución de tal forma que cualquier aprendiz o instructor pu-diera desarrollar el proceso de formación sin necesidad de estar en unambiente de formación, en un centro del SENA, sino aprovechandola red celular. 31 Pero nada de esto hubiera sido posible sin el cambio que consiguióMontoya Mejía en la mentalidad de los aprendices. Porque la revolu-ción del SENA no involucró sólo las tecnologías duras (instalaciones,equipos, redes, etc.), sino las blandas (saberes organizacionales, ad-ministrativos y pedagógicos) que tuvieron siempre presente el objetivode formar un nuevo aprendiz. De la posición a la que eran relegadosantes los jóvenes en su proceso de formación y aprendizaje –en la quecumplían un papel de receptores pasivos de los conocimientos que lestransmitían los instructores– devinieron en muchachos protagonistasde su formación: todos, libre pensadores con capacidad crítica, soli-darios, líderes, emprendedores y creativos.
  31. 31. La revolución tecnológica del SENA Y ese es, precisamente, el punto de partida de este trabajo, que no pretende ser exhaustivo ni agotar el tema SENA, sino registrar unos elementos que pueden enriquecer los conceptos de formación para el trabajo en particular y de la educación misma en general. Después de echar una breve mirada a las condiciones y el contexto general que presentaba Colombia en el 2002, se destaca el perfil del nuevo aprendiz, convertido en el foco de todo el quehacer de la entidad, líder protagonista de su proceso de formación, y mejor ciudadano. A partir de ahí, se aborda el contrato 060 con la empresa Telefónica, que proporcionó las bases materiales de la transformación, tenien- do como centro de atención a los jóvenes; la novedosa plataforma SOFÍA Plus, que permite la dinamización y autogestión de la forma- ción de los aprendices; la estrategia de formación virtual, que es el aprovechamiento eficiente de las TIC para llegar a más colombianos; y el TecnoParque Colombia, una red en donde la tecnología está dispuesta para el desarrollo de proyectos novedosos y la solución de problemas de las empresas. También se expone el programa de Integración con la Educación Media, que permite el acercamiento de la tecnología y el conoci- miento, de manera práctica, a estudiantes de bachillerato; la estrate-32 gia de aprendizaje Fórmula SENA, en cuyo marco se construyen ca- rros de carreras; la TecnoAcademia, un espacio en donde la ciencia se entiende y aplica desde inquietudes cotidianas de niños y jóvenes; las Aulas Móviles, una flota de vehículos que superan las barreras geográficas y las distancias para llevar formación a los sitios más apartados; Jóvenes Rurales Emprendedores, que apuntala el renacer del campo a través del desarrollo y consolidación de proyectos em- presariales liderados por jóvenes campesinos; la Oficina de Comuni- caciones, vital en la consecución del propósito del SENA; las alian- zas estratégicas, sin las cuales el SENA no sería viable, mientras que articulado con gobiernos locales y departamentales, con empresas y hasta con gobiernos extranjeros, hace posible el cumplimiento de su misión; y la infraestructura física de la entidad, que en ocho años
  32. 32. La revolución tecnológica del SENAexperimentó la construcción y remodelación de ambientes abiertosen todo el país, con especial atención en las apartadas zonas defrontera. Todo eso permite reflejar, en primera instancia, el nuevo espíri-tu que invade a los jóvenes colombianos que eligen al SENA paramejorar sus condiciones de existencia, ampliar sus oportunidades ycambiar su vida; y en segunda, los avances tecnológicos de una ins-titución que recibió un especial impulso para direccionarla no sólohacia la satisfacción y anticipación de las necesidades reales del sec-tor productivo, sino a la formación de amplias capas de la sociedadque, de otra manera, no tendrían ninguna posibilidad de prepararse. Ambos factores se fundieron para dar cuerpo a una de las con-vicciones más profundas de Montoya Mejía: “Acá la gente viene acambiar la vida; y cuando sale del SENA, sale a cambiar el país”. 33
  33. 33. 34 La revolución tecnológica del SENA
  34. 34. La revolución tecnológica del SENA 2 Aprendices: líderesy soñadores agentes del cambio 35
  35. 35. 36 La revolución tecnológica del SENA
  36. 36. La revolución tecnológica del SENAL a historia reciente del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) –un período de ocho años que constituye un hito en la formación para el trabajo y en la educación en general en Colombia por lapreponderancia y relevancia que esta entidad les otorgó a sus apren-dices– está íntimamente ligada a las decisiones del Gobierno Nacionalque, en ese mismo lapso, cambiaron el rumbo del país. Se debierongenerar unas circunstancias especiales para que esta entidad pudierallegar al lugar que ocupa hoy y mostrar los resultados que presenta ala sociedad. 37 Esas condiciones tuvieron que ver, inicialmente, con el reconoci-miento y valoración que hizo la administración de Álvaro Uribe Vélezde las potencialidades de la institución para sustentar buena parte desu política social, y con el clima que irradió por todo el territorionacional la política de Seguridad Democrática, que permitió al SENAllevar sus programas y beneficios hasta los rincones más apartados deColombia. También hubo otros factores como el hecho de que el componentesocial de ese gobierno estuvo estructurado en torno a la educación y lasalud, el fuerte impulso que recibió el emprendimiento para promoverla ampliación de la cobertura y la generación de nuevas pequeñas y
  37. 37. La revolución tecnológica del SENA medianas empresas que fomentaran la redistribución de la riqueza en el país, y las mejoras y avances en el ámbito de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), clave para entidades como el SENA, que basó su fortaleza y estrategias de formación en ellas para cerrar la brecha tecnológica entre los diferentes estratos socio- económicos. Tres ejemplos muestran que el caso colombiano es destacable en ese sentido: en el año 2008, el 83,3% de la población ya tenía acceso a un teléfono móvil, el 47,1% de la población tenía un DVD y el 88,5% de los hogares tenía un televisor a color. El acceso a programas de formación virtual y otras plataformas de enseñanza de alta tecnología también presentó saltos porcentuales importantes, porque del 11,2% de hogares con computadores en 2003, se pasó al 22,8% en 2008. Los hogares con Internet se incrementaron en 57%, al subir de 5,5% en 2003 a 12,8% en 2008, según el DANE. Como sucedió en el resto del mundo, los avances tecnológicos pro- vocaron importantes cambios en los diferentes ámbitos de Colombia, pero puntualmente revolucionaron la educación, un sector en el que el SENA se constituyó como un importante exponente pues desarrolló con sus planes, programas y estrategias de impacto nacional, efectivas38 soluciones a problemáticas educativas que inciden directamente en los aspectos económico y social. En las condiciones en que el país y el SENA estaban en el 2002, la entidad alcanzó a ofrecer 1’142.798 cupos de formación titulada y complementaria a los colombianos. Pero las nuevas circunstancias permitieron que el número de cupos ofreci- dos en el 2010 superara los ocho millones. Eso representa un incre- mento anual del 34%1. 1 La cifra incluye los cupos de formación titulada y complementaria, así como los que se otorgaron en el marco del Plan de Ampliación de Cupos (250.000). Gestión del SENA 2002-2009 y proyección 2010. Página 14. Fuente de información: Gestión Académica de Centros, con informes a diciembre de cada año.
  38. 38. La revolución tecnológica del SENA Los logros del SENA entre 2002 y 2010 fueron el resultado demuchos factores, entre los cuales se destaca, primero, el trabajo ycompromiso de los funcionarios y contratistas de la entidad, que per-mitieron ofrecerles alternativas a los aprendices y a los colombianos engeneral. Pero, de otro lado, están las estrategias que planeó y ejecutóese mismo recurso humano, que repercutieron también en la cons-trucción de más confianza del empresariado y de los colombianos enel SENA. Eso se vio reflejado en encuestas como las de la firma Yan-hass que, durante cinco años consecutivos, ubicó a la institución enel primer lugar de favorabilidad en el país: en 2005, con el 86,20%;en 2006, con el 88,70%; en 2007, con el 87,40%; en el 2008, conel 92,81%, y en el 2009, con el 94%. En todos los casos, por encimade instituciones como el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar(ICBF), el Ejército Nacional, los medios de comunicación, la Iglesia, laPresidencia de la República, la Fiscalía General de la Nación, Ecopetroly la Policía, entre otros. Si bien todos los colombianos se benefician con las oportunidadesde formación y de trabajo que les ofrece el SENA, en condicionesde igualdad, equidad y gratuidad, la juventud constituye uno de lossegmentos más favorecidos. Al cambiar las condiciones de Colombia,se abrieron espacios que la entidad ocupó con conocimientos, tec-nologías y oportunidades que capitalizan sus aprendices en provecho 39propio, de su entorno, y del país.Batalla contra el resentimiento A comienzos de esta década, con los aprendices del SENA pasabalo mismo que con la entidad: evidenciaban un estancamiento, pero enel caso de muchos de ellos manifiesto en lo socio-afectivo y personal.En ocasiones, recibieron con insultos y agresiones en algunos centrosde formación de la institución a Darío Montoya Mejía poco despuésde ser nombrado Director General. Cuando el funcionario fue por pri-mera vez al Centro de Tecnología de la Manufactura Avanzada, antes
  39. 39. La revolución tecnológica del SENA conocido simplemente como Centro Metalmecánico, en Medellín –en donde no se esperaría ningún tipo de agravio contra él porque es su ciudad natal–, lo estaba esperando un grupo de jóvenes encapucha- dos. “Esto está muy complicado”, se dijo esa vez con preocupación el directivo, y después se preguntó con inquietud: “¿Qué tipo de institu- ción estoy recibiendo?”. A su primer diagnóstico sobre la situación, Montoya Mejía le puso nombre propio: resentimiento. Se trataba, según su apreciación, de un antivalor generalizado que podría ser, a la vez, causa y consecuencia de la actividad politiquera a la que estaban expuestos los muchachos, que soportaban las tensiones provenientes de la costumbre de que a los programas de formación titulada del SENA sólo podían entrar quienes consiguieran la recomendación de un político, lo que los adscribía a unas prácticas malsanas asociadas al tráfico de influencias, el pago de favores y el clientelismo en general. De otro lado, las dos organizacio- nes sindicales existentes en la entidad ejercían influencia sobre algunos jóvenes y canalizaban insatisfacciones, en cumplimiento de sus funciones y atribuciones, que fueron respetadas en el marco de la ley. Había, además, otras circunstancias que enrarecían el ingreso de40 los muchachos al SENA y que también avivaban su resquemor, como el hecho de tener que ir a cualquiera de las sedes de la institución a hacer largas filas para reclamar una ficha que les diera la posibilidad de recibir un formulario. Sin embargo, esos papeles –que debían ser gratuitos– llegaban primero, irregularmente, a manos de tramitadores e intermediarios que se los vendían a los aspirantes a precios altos. Se había conformado toda una mafia que fue derrotada, finalmente, en ju- nio de 2004, cuando se hizo la oferta de cupos a través del centro de contacto (call center) y no directamente en los centros de formación. Como fue la primera vez en la historia del SENA que se hizo de esa manera –en que no hubo reventa de formularios–, las llamadas de miles de colombianos que querían cupos en los diferentes pro-
  40. 40. La revolución tecnológica del SENAgramas de formación de la entidad desbordaron la capacidad delcall center y lo hicieron colapsar. Puntualmente, el 3 de junio de2004, una central de Telecom, la del barrio Muzú (sur de Bogotá),se ‘reventó’ porque no pudo procesar los tres millones de llamadasque cursaban, sumadas las normales y las que se hacían para buscarcupos de la institución. Los detractores de los avances tecnológicosy quienes se beneficiaban con la reventa de formularios difundieronel rumor de que se trataba de una muestra de la ‘privatización’ delSENA y hubo hasta tutelas reclamando “el libre derecho a inscribirsecomo se hacía antes”. El SENA tomó medidas, amplió el horario deatención del call center y, en la siguiente convocatoria, tres mesesdespués, comenzó a hacer el proceso también por Internet. Así em-pezó la democratización en el ingreso de los colombianos al SENA,en igualdad de condiciones. Por otra parte, los jóvenes que conseguían ingresar a la entidadcontinuaban encontrando otras situaciones que acentuaban su resenti-miento, como la paralización de la institución, manifestada en el retra-so tecnológico y la pervivencia de una pedagogía anticuada en la quela ‘dictadura’ de clases era el método privilegiado que no dinamizabani potenciaba su presencia en las aulas, sino que los reducía a la inacti-vidad, a la pasividad. Todo eso estaba adobado con permanentes ame-nazas ficticias de cierre de la institución, cuando no de privatización. 41De la sombra al protagonismo Los aprendices, pues, vivían atenazados en una realidad que no lespermitía concentrarse en su formación ni proyectarse como personaso profesionales. Los que realmente se dedicaban al estudio sólo pen-saban en ser obreros, cumplir una labor de trabajo operaria. Algunostenían en mente dirigir, pero estáticamente, con funciones limitadasque no respondían a las demandas de un mundo desde hacía ya variosaños globalizado. En realidad, todos encajaban bien en un SENA queno había evolucionado de su estado parroquial, provincial.
  41. 41. La revolución tecnológica del SENA ¿Cómo deshacer esa red de circunstancias en la que estaban atrapa- dos los jóvenes que llegaban al SENA y que no permitía su proyección? Montoya Mejía llegó a la institución sabiendo que se le debía entregar al país los mejores técnicos y tecnólogos, pero rápidamente entendió, junto con su equipo de la Dirección General, que esa tarea era muy pequeña comparada con otra en la que se tenía que comprometer la entidad: entregar mejores ciudadanos. El equipo directivo pensó que la solución era alinear los modelos metodológico y pedagógico con una estrategia de construcción de valores, pero como resultado de una metodología de educación, no de un discurso ni de una cátedra ni de una predicación. Y entre todos esos valores, había que destacar el liderazgo. “El gran arte hoy en día en la educación de la juventud tiene que ser convertir a cada joven en un líder. Cuando logremos eso en metodo- logía de la educación, la tarea estará bien hecha”, asegura Montoya Mejía, para quien, de esa manera, se romperá con el paradigma equi- vocado de su generación según el cual para ejercer liderazgo había que estar investido de autoridad. “Ahora cada joven del SENA se sien- te un líder y no necesita la autoridad; simplemente, la responsabilidad de aportar a su sociedad, de cambiar su vida y su país”, dice. Ese es42 el modelo pedagógico del SENA, que pone al aprendiz como prota- gonista y al instructor como una figura que, con toda su experiencia, ayuda a hacer práctico el conocimiento, que ya no está exclusivamente en sus manos, sino en miles de fuentes que se acercan al joven gracias, entre otras, a las tecnologías y las redes de aprendizaje. A partir de ahí, comenzó a tener preponderancia el liderazgo para que los aprendices asumieran un papel determinante en todos los pro- cesos de la institución y se empoderaran como veedores de la acción de los directivos. Montoya Mejía les decía, por ejemplo: “Todos los presupuestos están llegando a los centros de formación. Ustedes de- ben velar por que sean bien ejecutados”. Después, dio la orientación de que los subdirectores de centro empezaran a publicar, todos los
  42. 42. La revolución tecnológica del SENAmeses en las carteleras, los gastos que realizaban. También debían lle-var un estricto control e invitar a reuniones a los aprendices. “Cuandouno le dice a un muchacho que no va a ser más un actor pasivo, sinoun protagonista, lo dignifica. Cuando se le dice que es protagonistade él mismo y de sus compañeros, lo dignifica y lo rescata del resen-timiento”, es la razón filosófica y pedagógica en que está basada lapercepción de Montoya Mejía sobre la manera de formar a la juventud.Un sistema ideado para líderes Esas ideas condujeron al origen, a comienzos del 2008, del Sis-tema Nacional de Liderazgo, que nació para coadyuvar el objetivoinstitucional de entregar ciudadanos competentes y revolucionariosque den respuesta a los cambios y demandas del mundo producti-vo. El sistema busca consolidarse como un potenciador del perfil delaprendiz SENA, que tiene como base cuatro premisas fundamentales:liderazgo, emprendimiento creativo, capacidad crítica y solidaridad. Latarea comenzó con un seguimiento y una investigación aplicada en loscentros de formación, que indagaba acerca de las necesidades de cadauno de esos lugares y de su región. El sistema funciona en cuatro dimensiones fundamentales: sentido 43de pertenencia, amor a la tecnología, emprendimiento y medio am-biente. Posteriormente, se plantearon líneas de trabajo que replicabanbuenas experiencias adquiridas en proyectos anteriores. El sistematuvo, desde su inicio, el fin de promover la construcción de cono-cimiento propositivo que pudiera transformar el SENA, y el país. Elobjetivo era que los aprendices se vincularan a clubes, grupos y activi-dades que les permitieran desarrollar su liderazgo mientras trabajabanen satisfacer las necesidades de los centros SENA y de las regionalesa las que pertenecían. Los jóvenes se preocuparon por identificar lascarencias, necesidades y problemas de sus comunidades y sus centrosde formación, para solucionarlos posteriormente mediante comuni-caciones internas y externas, el fomento a la inversión en proyectos
  43. 43. La revolución tecnológica del SENA innovadores, la consecución de equipos y herramientas tecnológicas y las acciones sociales. Actualmente, el Sistema Nacional de Liderazgo trabaja bajo el es- quema de aprendizaje por proyectos, con Líderes Comunicadores, Líderes Emprendedores y Líderes Sociales, en proyectos que buscan el beneficio de su entorno, particularmente de las personas menos favorecidas (madres cabeza de familia, recicladores, etc.), y el avance y progreso de sus regiones por medio de convenios y alianzas con empresas que apoyan estos objetivos en el marco de sus iniciativas de responsabilidad social. También participan en eventos y concursos de alta tecnología de talla mundial que son apoyados por el sistema para fomentar el liderazgo, como Campus Party, Salón de Inventores, una página web creada por la entidad para ‘gamers’ líderes y WorldSkills. La red de liderazgo cuenta con 600 aprendices de base, aunque este número fluctúa continuamente con el ingreso y la finalización de los cursos de formación de parte de los jóvenes colombianos. Líderes comunicadores Para reforzar ese protagonismo de los jóvenes en todo el quehacer44 del SENA, Montoya Mejía también planteó el concepto de ‘presen- cialidad dinámica’, que define como la participación activa del joven en el proceso de aprendizaje. Consiste en que el papel del aprendiz involucra el desarrollo de contenidos, la innovación en la metodología para aprender y en la promoción de la competencia sana. Para Mon- toya Mejía, cada vez más el crecimiento del SENA va a depender del compromiso que sientan los muchachos de participar en él. “Ellos van a responder, más temprano que tarde, por los contenidos de los programas de aprendizaje. La idea es que los muchachos participen en la elaboración de videos: el que aprende torno, graba en video cómo es, y ese material se convierte en ayuda didáctica del programa. Más adelante, es él quien va a generar un proceso de innovación en la metodología y en el contenido del programa”, explica. Esa idea generó
  44. 44. La revolución tecnológica del SENAla estrategia de Líderes Comunicadores, a cargo de la Oficina de Co-municaciones de la Dirección General del SENA2. La iniciativa de Líderes Comunicadores se echó a andar a finales de2008, con el fin de brindar a los jóvenes que se forman en la entidad es-pacios de participación, de divulgación y también, como su mismo nombrelo indica, de empoderamiento como líderes de comunicación. Para eso,a los 115 centros de formación que tiene el SENA en todo el país fueronenviados sendos kits de televisión (compuestos cada uno por cámaras devideo, trípode, luces, etc.). La idea es crear una red de conocimiento enca-bezada por los mismos aprendices, en la que ellos producen y dan a cono-cer materiales elaborados durante sus procesos de formación, consistentesno sólo en el registro de cómo, por ejemplo, se maneja una máquina oun equipo específico, sino también de conferencias de expertos, lo mismoque de los proyectos de innovación, desarrollo tecnológico, emprendi-miento y casos exitosos de vida que hay en los centros de formación y queno siempre son conocidos en la Dirección General ni en los otros centrosni en el medio externo de la institución. En esa actividad también dan aconocer hechos relacionadas con la pintura, la danza, el deporte… Toda esa información aporta a diferentes procesos de formación y sedifunde a través de los medios producidos para ese efecto por la Ofi- 45cina de Comunicaciones, como el programa de televisión ‘SENA TV’,el canal virtual de televisión, el programa de radio ‘SENA Al Aire’ yla publicación impresa ‘Déjame Decirte’ (medio oficial para los apren-dices). En el marco de la estrategia Líderes Comunicadores se hancreado programas que tienen amplia sintonía en toda la comunidadSENA. Ese es el caso de ‘El Patio’, pensado para radio y televisión porlos aprendices de la regional Distrito Capital, que lo han mantenidodesde hace dos años, y de otras experiencias que tomaron fuerza pro-pia como ‘La Huella’, en Valle, y ‘Zona SENA’, en Quindío.2 Las actividades que desarrolla esta dependencia se pueden conocer en el capítulo 12‘Comunicaciones, el medio estratégico’. Página 213.
  45. 45. La revolución tecnológica del SENA Si bien es cierto que los jóvenes no tienen formación como comu- nicadores, sí reciben capacitación en diferentes eventos. En el año 2009, hubo varias reuniones regionales que condujeron al Primer En- cuentro Nacional de Líderes Comunicadores, efectuado en Bogotá; y hasta junio de 2010 se realizaron siete encuentros zonales (varias regionales), que precedieron al Segundo Encuentro Nacional de Lí- deres Comunicadores, cuyo escenario fue ExpoSENA3, pero con una novedad para dinamizar la estrategia y como un reconocimiento a la gestión que los jóvenes que la integran: la creación del Premio Na- cional de Líderes Comunicadores, conformado por dos categorías. La primera, relacionada con la temática social: notas que evidencian el trabajo de los aprendices sobre responsabilidad social y conservación y preservación del medio ambiente; y la segunda es informativa-forma- tiva: notas con casos de emprendimiento, innovación, programas de formación, ambientes de aprendizaje y experiencias exitosas de vida. Esta es una experiencia en la que los muchachos participan de mane- ra voluntaria, y hay aprendices de todas las áreas en que trabaja la enti- dad, es decir que la estrategia Líderes Comunicadores no está enfoca- da únicamente a quienes tienen formación en temas de comunicación. Los interesados, eso sí, deben surtir un proceso de selección, que se presenta frecuentemente porque los equipos, que mínimo deben ser46 de diez aprendices (como no hay límite, hay centros que cuentan con equipos conformados hasta por 35 aprendices), están en permanente renovación. Cuando se inició la estrategia, a la primera etapa se vincu- laron 737 aprendices. A junio de 2010 había casi 400, y la meta para el final del mismo año era llegar a 1.0004. 3 El SENA organizó por primera vez, a mediados de 2010, en un solo lugar, ExpoSE- NA, para mostrar sus avances en materia de innovación y desarrollo tecnológico. Se trató de una feria en la que hubo competencias, foros, muestras, seminarios y congre- sos internacionales, en los que se evidenció el potencial de los aprendices. 4 Datos de la Coordinación de Comunicaciones Internas, de la Oficina de Comunica- ciones de la Dirección General del SENA.
  46. 46. La revolución tecnológica del SENAMás participación para los jóvenes Conforme transcurrían las semanas y los meses, el equipo lideradopor la nueva Dirección General del SENA encontraba más aspectospara ajustar si quería sostener y proyectar aún más el protagonismoque estaba dándoles a los aprendices. Por ejemplo, identificaron queel denominado ‘conducto regular’ estaba mal enfocado y devenía endispendiosos procesos, característicos de una pesada burocracia. Unmuchacho no podía decirle algo al subdirector de su centro sin antestener que contárselo al capellán, después al instructor y luego a la tra-bajadora social. Su queja o solicitud se perdía, al final, en el laberintode las ocupaciones de esos funcionarios. Todo se superó con la programación de las reuniones mensuales conlos aprendices en las que empezaron a ser escuchados, y la realiza-ción de mesas de trabajo para buscarles solución a todos los proble-mas. El Grupo de Ética, Desarrollo Humano y Bienestar al Alumnadocomenzó a hacer un seguimiento constante a las reuniones y a lassoluciones planteadas, verificando que estuvieran enmarcadas en po-sibilidades reales. Además de las reuniones mensuales, se empezarona programar, cada cuatro meses, encuentros de los representantes delos centros de formación, y desde entonces, unos 130 aprendices se 47reúnen tres veces al año en distintas partes del país y trabajan temascomo liderazgo, pertinencia de la institución, innovación, emprendi-miento y desarrollo. Otra dificultad para empoderar al aprendiz como veedor social teníaque ver con el hecho de que antes había una inducción que se demora-ba una semana, pero en algunos centros eran simples aproximacionesgenerales a lo que era la entidad. Eso cambió y se empezó a dedicarmás tiempo con el propósito de que el aprendiz conociera no sólo lascuatro fuentes del conocimiento definidas por la institución, sino quetuviera una visión real sobre el programa en el que se iba a formar. Enla actualidad, cada joven que ingresa a un programa de nivel superior
  47. 47. La revolución tecnológica del SENA del SENA, técnico o tecnólogo, tiene un proceso de inducción que dura aproximadamente un mes, en el que estudia cuatro cosas: gestión tecnológica, para conocer las tecnologías del momento y las que vie- nen; conocimiento del entorno, para identificar los elementos que le ayudarán durante su programa de formación, como bancos, entidades de seguros, sistemas de uso de recursos de capital, y en general lo que significa un Estado y una sociedad; formulación de proyectos, sobre el cual se basa la estrategia pedagógica de todos los programas de la entidad, y, por último, comunicación, que fue incluido por su impor- tancia en las relaciones sociales, en el desarrollo del conocimiento y en la consolidación de los liderazgos. En esa inducción, que ayuda en la formación de aprendices más comprometidos, se les dice, además, que hay varias instancias a través de las cuales pueden hacer cualquier comentario o simplemente que- jarse, como buzones para sus mensajes y los correos de todos los fun- cionarios, incluso el de Montoya Mejía. Así, ya no hubo un Director General lejano, sino cercano y amigo, que escuchó y buscó los medios para que el aprendiz encontrara la satisfacción a sus solicitudes y pe- ticiones. Entre esos medios estuvieron, claro está, la visita personal y periódica de Montoya Mejía a los 115 centros de formación y más de48 270 sedes de la entidad en todo el país, para hacer contacto directo con los aprendices. Y, por supuesto, su cuenta en la red social Twitter, a través de la cual los jóvenes estuvieron enterados, en tiempo real, de las diferentes actividades que realizaba el funcionario, así como de sus planteamientos sobre temas de interés para toda la comunidad SENA. Por otra parte, se generaron estrategias para ayudar a los aprendi- ces con deficiencias económicas en sus hogares. Si bien no se puede atender a todos los jóvenes con contrato de aprendizaje5, se crearon 5 Sustentado principalmente con la promulgación de la Ley 789 de 2002 y sus decre- tos reglamentarios 2585 y 933 de 2003, así como el decreto 1779 de 2009, me- diante el cual las empresas pueden ampliar la cuota de aprendices establecida por ley.
  48. 48. La revolución tecnológica del SENAapoyos de sostenimiento, convertidos en una fortaleza bien utilizada.En cuanto al contrato de aprendizaje, en los últimos ocho años fuenotorio el aumento de la participación de los empresarios en la cofor-mación de los aprendices. En el año 2002 fueron 33.337 jóvenes concontrato de aprendizaje, pero en el 2003 esa cifra ascendió a 72.087.En 2004, pasó a 74.265, mientras que en 2005 llegó a 75.494. Yaen 2006 se ubicó en 79.394; en 2007 alcanzó los 89.081; en 2008fueron 103.656, y en 2009 los muchachos con esa vinculación a lasempresas fueron 125.0116. Se generaron otros apoyos como las monitorías en las que los aprendi-ces empezaban a recorrer el camino para ser instructores del SENA. Conel propósito de que eso fuera una alternativa de desarrollo para la mismaentidad, también se fortalecieron las pasantías y los viajes de aprendicesal exterior, un privilegio que antes estaba reservado para instructores yfuncionarios. Hasta diciembre de 2009, habían salido 402 jóvenes delSENA a diferentes países. A lo anterior se suman todas las actividades delGrupo de Ética, Desarrollo Humano y Bienestar al Alumnado orientadas ala práctica del deporte, el desarrollo cultural y la interacción social. Además, con la implementación masiva de las Tecnologías de la In-formación y las Comunicaciones (TIC) también se desarrolló una estra- 49tegia que permitió disponer, a favor de los integrantes de la comunidadinstitucional, las fortalezas y oportunidades de toda la entidad, inde-pendientemente de la ubicación física o geográfica. La idea, denomi-nada ‘El SENA es uno solo’, fue garantizar el acceso a la totalidad delas áreas de aplicación de conocimiento a través de una oferta nacionalde programas de formación profesional por tecnologías. En el caso específico de los aprendices, se buscó que se certificaran,en cualquier lugar del país en donde estuvieran, con las mismas con-6 Gestión del SENA 2002-2009 y proyección 2010. Página 26. Fuente de informa-ción: Dirección de Promoción y Relaciones Corporativas.

×