Historia de la publicidad
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Historia de la publicidad

on

  • 8,992 views

 

Statistics

Views

Total Views
8,992
Views on SlideShare
8,989
Embed Views
3

Actions

Likes
1
Downloads
276
Comments
0

3 Embeds 3

http://www.slideshare.net 1
https://twitter.com 1
http://www.linkedin.com 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Historia de la publicidad Historia de la publicidad Document Transcript

    • Introducción a la Publicidad - Historia de la PublicidadHistoria de la publicidadLa publicidad moderna comenzó en Estados Unidos a fines del siglo XIX, y durante el siglo siguiente losprofesionales de la publicidad introducen elementos sofisticados tales como la investigación de lamotivación para definir la conducta del consumidor, los análisis de medios para llegar a los clientesobjetivo y las estrategias creativas para mejorar los mensajes de venta.Las condiciones prehistóricas, hicieron posible a la publicidad moderna. Aproximadamente en el año3000 a. C. la gente que le dio el nombre a la torre de Babel dejó la evidencia más antigua y mejorconocida de la publicidad. Una tablilla de barro con inscripciones de ungüentos, un escriba, y unzapatero. Los egipcios tenían un mejor medio donde escribir sus mensajes, los papiros. Y losgriegos, utilizaban como medio a los pregoneros para los anuncios públicos. Los vendedoresromanos también tenían un sentido de la publicidad. Anuncios en piedra anunciando lo que lastiendas vendían, y además, pintaban letreros en los muros para contar su historia al público.Tras la caída del Imperio Romano se registra un paso atrás de las actividades genéricamentepublicitarias. Desciende el comercio, se produce una clara pérdida de importancia de las ciudades yson siglos de aislamiento y pobreza donde el castillo sucede al foro, Se generaliza una economía detrueque que no necesita de publicidad sistemática o estable para los productos, aunque exige queambas partes resalten las virtudes de lo que quieren cambiar.La fuerte jerarquización social y el papel decisivo de la Iglesia católica dificultan cuantos puedan sertrabajos asimilables a la publicidad. Prácticamente se extingue la incipiente publicidad escrita delImperio Romano, quedando sólo la publicidad oral local.A partir del año 1000, poco a poco aparece la ciudad en Europa. En ellas van a emerger institucionesciviles duraderas y nuevas clases sociales: los artesanos, los mercaderes y burgueses. Se abre el pasoa la actividad mercantil.La diversificación económica permite la aparición de los gremios, rígidamente organizados; otrainstitución duradera, y llega la Edad Contemporánea. Los gremios tienden a establecerse en barriosy ello permite la aparición de una publicidad exterior muy característica, basada en símbolos, sonsobre todo las enseñas, llamadas a larga vigencia. Alertan a ciudadanos que no saben leer de laexistencia del establecimiento e identifican el producto o también la actividad. Esas enseñas utilizanel hierro, la piedra o la madera sobre las puertas de los establecimientos para hacerlas más visibles yllamar la atención desde lejos. Definen con claridad e ingenio los productos vendidos o los serviciosque ofrecen.Los gremios tienden también a defender la calidad interna de sus productos, eliminanintermediarios y potencian una valoración de los mismos por su lugar de origen. Regulan la forma deproducción, incluso la cantidad y el precio, establecen número de empleados y materias primasutilizables.Tímidamente aparecen las marcas, los productos comienzan a valorarse en función de quienes loshagan y se valoran determinados aspectos. Historía de la Publicidad – Página Nº 1 de 21
    • Introducción a la Publicidad - Historia de la PublicidadA la altura del siglo XV, los cambios se intensifican y se ponen las bases para que la divulgación de laimprenta con Gutenberg desde mediado el siglo suponga una revolución que inicia una nueva etapapara la sociedad europea y permite comenzar la verdadera historia de la publicidad.Sin embargo, en otras áreas del mundo se mantendrá vigente la publicidad oral.Los primeros pasos de la publicidad en Europa En el siglo XVII, año 1631, Théophraste Renaudot, médico, funda con real permiso la Gazette de France, semanal. En el número 6 del periódico inserta un texto publicitario cuidadosamente redactado: “La sequía de la estación ha aumentado el recurso a las aguas minerales, entra las que se usan predominantemente la de Forges. Hace treinta años que Monsieur Martin, gran médico, la puso de moda; la admiración popular está con ella; en la actualidad Monsieur Bonnard, primer médico del rey, la hallevado al más alto grado de la reputación que su gran fidelidad, capacidad y experienciapuede dar a aquello que lo merece ante su majestad, que bebe de ella con moderación;ejemplo que imita toda la corte”No faltaron a lo largo del siglo imitadores de estos anuncios. Los contenidos publicitarios, estánpresentes en todos estos impresos, no sólo en la redacción del periódico de Renaudot. Nuncafaltarán informaciones sobre los productos que llegan por mar, a veces desde los nuevos mundos. Ynos dirán cómo son, dónde se venden, cuánto cuestan, para qué sirven. Esos textos no se cobranaún, los periódicos los consideran información de interés para sus suscriptores.La ciudad europea de los siglos XVII y XVIII no es sólo la de la aparición y consolidación de losperiódicos, con creciente presencia de textos publicitarios en ellos; de una u otra forma veremossurgir en las ciudades los precedentes de lo que, desde el siglo XIX, serán las agencias de publicidad.Por el momento, su papel es mucho más reducido y no siempre fácil. Lo mismo en París que enLondres y en otras ciudades, veremos las incipientes oficinas de anuncios.En 1611, Arthur George y Walter Cope, consiguen autorización para abrir en Londres una de estasoficinas, que ellos denominan The Publicke Register for Generall Comerce. A esa oficina o registropueden acudir cuantos tienen algo que vender o buscan comprar determinados productos. Allí dejansus ofrecimientos, pagan por ellos, y conocen los de otros. Los propietarios del registro han depagar fuertes impuestos por su actividad, pero tienen autorización real por 22 años y, en principio,les va bien. Editan un folleto en el que describen los servicios que prestan. Sin embargo, al calor delRegistro comenzaron a efectuarse operaciones financieras que llevaron a los prestamistas Historía de la Publicidad – Página Nº 2 de 21
    • Introducción a la Publicidad - Historia de la Publicidadlondinenses a pedir, y conseguir, el cierre de la oficina por competencia ilegal, mucho antes de queexpirara la concesión y sin dejar muchas expectativas para posibles continuadores.La experiencia, en otro contexto, va a ser desarrollada una vez más por Renaudot en 1630, creandoen París un Bureau d’Adresses et de Rencontre, una oficina de direcciones, con similar filosofía. Laexpone además en un folleto que edita con ocasión de la apertura del establecimiento y en el quecon visión claramente publicitaria aduce: “el conocimiento de las cosas nos induce a desearlas”.Renaudot cobra por la consulta de sus libros de direcciones, aunque exime de pago a los queacrediten pobreza. Ofrece compra y ventas de edificios o fincas, alquileres de inmuebles, localespara banquetes, novedades de viajeros en la ciudad y por supuestos, ofertas y demandas de trabajo. En 1633, Renaudot va a ser impulsor del primer periódico puramente publicitario, la Feuille du Bureau d’Adresses, repleto de lo que se aproxima bastante al futuro anuncio por palabras, con textos muy escuetos. No pasará demasiado tiempo sin que Inglaterra siga el mismo camino con la aparición del seminario The Public Adviser, como semanario que contiene únicamente anuncios, creado por Marchamont Needham en 1657. Prensa y publicidad comienzan a ser una pareja inseparable. El anunciante paga por la inserción, pero adquiere el derecho a mantenerla gratuitamente cinco números más. Tuvo su éxito, y ello explica que surgiesen imitadores. Needham, paralelamente a la Guerra Civil Inglesa, editó durante diez años el Marcurius Politicus, donde aparecería en 1658 el primer anuncio del que se tiene noticia sobre el té que, como sucederá luego con tantas otras bebidas, comenzará anunciándose como medicina. Entre el período revolucionario abierto en 1640 y las guerras con Napoleón, se produce en el Reino Unido un desarrollo muy notable de la prensa y, aun con altibajos, de la libertad de expresión; paralela a ese desarrollo va a estar la expansión de la publicidad.Inglaterra conoce entre 1640 y 1661 un desarrollo inusitado del panfleto. En 1644 data laAreopagitica de John Milton, alegato a favor de la libertad de prensa. En 1667 comienza la LondonGazatte, donde creció el espacio ocupado por los anuncios. El primer diario, El Daily Courant,aparece en 1702 y dura 33 años. En 1785 surge The Times, llamado a convertirse en toda unainstitución que durante muchos años, siglo y medio, ofrecerá una primera página exclusivamentepublicitaria, práctica que seguirían muchos periódicos europeos en el XIX. La expansión de lapublicidad en los periódicos será, por el contrario, acicate para el fisco y en 1712 el gobierno Historía de la Publicidad – Página Nº 3 de 21
    • Introducción a la Publicidad - Historia de la Publicidadbritánico impone una elevada tasa de anuncios en la prensa, que solo levantará siglo y mediodespués y que además tendrá imitadores en Francia y otros países europeos.Los periódicos se leen en casa o en los cafés. La prensa es castigada aúnpor los gobiernos con altos impuestos, pero crece sin descanso.Se explica así que, antes que en cualquier otro país, sea en GranBretaña donde aparezcan las primeras reflexiones sobre el fenómenopublicitario. Van a ser escritores afamados, con intensa presencia enel periodismo, los que aborden la programación de la publicidad ensus periódicos y más secundariamente en carteles y pregoneros. El nacimiento de la agencia de publicidad Con la consolidación del régimen liberal conforme avanza el siglo XIX y el crecimiento de la actividad económica y de la prensa, se expande la publicidad y se inicia el paralelo y necesario proceso de profesionalización. Un elemento básico en esa evolución será la aparición de la empresa de publicidad, la agencia. A lo largo del siglo, se ve cómo fue tomando perfil propio y cómo fue ampliando su gama de actividades y servicios. Si en la primera mitad del siglo apenas había aún propiamente agencias, pero menudeaban los agentes, las personas dedicadas a la actividad publicitaria, cuando el siglo concluye la agencia es ya un modelo empresarial presente en todas las grandes ciudades europeas y norteamericanas. Ausentes aún medios como la radio y la televisión, la actividad de estas primeras agencias gira esencialmente en torno a los periódicos. Los grandes innovadores norteamericanos Volney Palmer, Francis Ayer, George RowellA Volney Palmer se lo cosidera el primer agente de publicidad acreedor a ese título. Crea enFiladelfia en 1841 la American Newspaper Agency, concebida como empresa de anuncias al serviciode la prensa, no del anunciante. Cobra comisión a los medios; no redacta los anuncios, aunque Historía de la Publicidad – Página Nº 4 de 21
    • Introducción a la Publicidad - Historia de la Publicidadoferta distintos modelos, y los entrega a los periódicos. En 1849 ya define su negocio como “agenciade publicidad”. Llega a crear una red de sucursales en varias grandes ciudades del Este deNorteamérica. En 1961 había ya en Nueva York veinte empresas que se consideraban agencias depublicidad.George Rowell, abre una agencia en Boston en 1865, ese mismo año crea Advertiser’s Gazette y en1869, el Rowell’s American Newspaper Directory, primer anuario o guía de medios, luego, en 1891,será el fundador de la revista Printer’s Ink, especializada en publicidad, que consigue larga vida yllega a ser la “Biblia” de los publicitarios norteamericanos. En su agencia crea ofertas combinadas:cien dólares por un anuncio de una pulgada durante un mes en cien periódicos. Rowell defiende unanuncio de redacción estudiada, pero apariencia simple y sencilla. “El secreto de escribir anunciosconsiste sobre todo en decir en unas pocas palabras exactamente lo que se desea decir, como loharíamos en una carta o en una conversación amistosa”. Pero destaca también el papel de las siglas,los isotipos, los logotipos.Francis Ayer, crea en Filadelfia en 1869 N. W. Ayer & Son, que por su juventud ha de registrar anombre de su padre. La agencia, llamada a larga vida, se convierte en una de las más innovadoras delpaís. Introduce el contrato con el anunciante –con criterios en función del tiempo necesario o delpresupuesto disponible–, lo que da seguridad a ambas partes. Establece la comisión de la agencia enel 15%, porcentaje que se hará internacional y que en 1893 tiene reconocimiento oficial comocomisión legal por servicios publicitarios en EE.UU. Despliega la creatividad en la agencia, con laconfección plena de los anuncios desde 1880. Para ellos recurre a escritores e ilustradores deprestigio. Defiende los contenidos éticos en la publicidad. Con Ayer, el anunciante, y no el periódicoo el medio, pasa a ser el eje de la empresa publicitaria. La agencia Ayer conocerá un continuocrecimiento, ya en 1899 ofrece una intensa campaña para la National Biscuit, en ese momento laempresa con más inversión publicitaria del país. En los años iniciales del siglo XX destaca por sucreatividad con éxitos como la de los cigarrillos Camel, de 1921. “I’d walk a mile for a camel”,Caminaría una milla por un Camel.La publicidad toma cierta madurez a partir del suceso de tres importantes hechos enNorteaméricaEn primer lugar, en 1911, la preparación y el auspicio de una ley dirigida a la publicidad fraudulentapor la revista Printer’s Ink. Se lo denominó el Printer’s Ink Model Statute. En algunos estados hasido modificada, en otros no, pero aun sigue vigente.En segundo lugar, en 1914, la fundación de una organización de auditoría independiente,denominada Audit Boreau of Circulations (ABC), con el propósito de asegurar declaraciones decirculación exactas, ya que las editoriales exageraban sus afirmaciones de circulación y lospublicistas no tenían manera de verificar de lo que obtenían por su dinero. Historía de la Publicidad – Página Nº 5 de 21
    • Introducción a la Publicidad - Historia de la PublicidadY por último, en 1916, la formación de comités de vigilancia – actualmente Council of BetterBusiness Boreaus – con el fin de coordinar una serie de iniciativas locales y nacionales para protegera los consumidores.Los pioneros europeosJames White, Charles Louis Havas, Charles Duveyrier, Atilio Manzoni, FerdinandHaasensteinEl Reino Unido, la principal economía al comienzo del siglo XIX, muestra desde el inicio de laRevolución Industrial una relevante capacidad innovadora en el campo de la publicidad. En 1800,James White configura lo que es a un tiempo “agencia de noticias y anuncios”, y en los añossiguientes serán varias las agencias que funcionen en el país con esa característica, la de ofrecerdiversos servicios en torno a los periódicos, incluidos los publicitarios. Hacia 1830 estas agenciastramitan anuncios sin cargo para el anunciante y cobran una comisión a los periódicos a que vandestinados. En 1836 la agencia londinense White & Son impulsa una organización. La Newspaper’sSociety, para acercar anunciantes y prensa. Desde 1846 Gran Bretaña dispone de un directorio deprensa, con valiosos datos sobre los periódicos del país y desde 1852 de una guía de agentes depublicidad.En 1835 surge en Francia la Agence des Feuilles Politiques, creada por Charles Louis Havas, queinicialmente ofrece a la prensa francesa traducciones de artículos en periódicos extranjeros, prontola futura agencia Havas incluye también actividades publicitarias, más rentables, orientadas sobretodo a aportar anuncios a los periódicos locales. Ambos sectores, informativo y publicitario, sesepararán en 1852, con los dos hijos de Havas. Charles y Auguste, al frente. Havas, sociedadanónima desde 1879, está llamada a ser uno de los grupos publicitarios más potentes del mundo.Charles Duveyrier crea en 1845 la Societé génerale des annonces, una agencia de ámbito nacional,con corresponsales en todo el territorio francés. Vincula el precio a la eficacia del anuncio enfunción de la tirada del periódico (precio por lector útil del soporte publicitario, concepto aúnvigente), pero también en la “calidad” del lector. Da argumentos para la venta de publicidad en laprensa. Paga a los periódicos, en los que reserva espacios, y cobra a los anunciantes. Asume el riesgode impagados. Se acerca, por tanto a la figura de la central de medios. Tiene éxito inicial, pero entraen rápida crisis por la situación política (Revolución de 1848), aunque reaparecerá años después.En los últimos años del siglo, París ofrece ya un centenar de agencias de publicidad. Algunasespecializadas, por ámbito de trabajo o por clientela. Algunas son a un tiempo informativas ypublicitarias. Una decena de agencias parisinas tienen notable actividad exterior, pero sindelegaciones. En 1877, una de estas agencias se orienta a insertar anuncios de empresas francesasen periódicos latinoamericanos. Traduce los textos, realiza diseños específicos y tramita los envíos. Historía de la Publicidad – Página Nº 6 de 21
    • Introducción a la Publicidad - Historia de la PublicidadFerdinand Haasenstein, crea en 1855 en Alemania, la Annoncen Expedition Ferdinand Haasenstein,luego convertida en Haasenstein & Volger, que de inmediato tiene sucursales en varias ciudadesalemanas y en Dinamarca y que en los siguientes años emprende una sistemática expansión portoda Europa.Atilio Manzoni, farmacéutico italiano, crea en 1863 en Milán la A. Manzoni & Co., como empresa paracomercializar productos relacionados con la salud. Pronto decide dar un paso adelante, comienza areservar espacios para sus productos en la última página de los grandes diarios italianos e implantael primer sistema de “compraventa” de espacios publicitarios en la prensa de su país. En 1881, lafutura Manzoni Pubblicitá inicia la publicación de un catálogo de productos vendidos por la firma,que será de inmediato imitado. La agencia, que se mantiene en nuestros días como una de lasgrandes compañías publicitarias italianas. En 1888 realiza su primera campaña publicitaria de ámbitonacional.La publicidad a partir de la Primera Guerra MundialLa Primera Guerra Mundial marcó la primera vez en que la publicidad se utilizó como un instrumentode acción social directa. Las agencias de publicidad estadounidenses pasaron de vender bienes deconsumo a despertar sentimientos patrióticos, vendiendo bonos del gobierno, fomentando laconservación, y promoviendo una variedad de otras actividades relativas a la guerra. A partir deentonces, es que la gente se convenció de que la publicidad podía ser una herramienta útil paracomunicar ideas así como para vender productos.Durante la década de 1920, los productores de camiones de guerra se convirtieron rápidamente enproductores de camiones comerciales. Y además, aparecieron nuevos productos en abundancia:refrigeradores eléctricos, lavadoras, la radio, etcétera. Todos estos productos necesitabanpublicidad. La imaginación popular comenzó a valorar la individualidad, la manufactura y el diseño.En 1929, debido a la Gran Depresión que comenzó con la quiebra de la bolsa, el crecimiento rápidode la publicidad disminuyó su velocidad temporalmente y continuó durante gran parte de la décadade 1930. La quiebra tuvo un efecto devastador en la economía entera y aunque la publicidadexperimentó ganancias moderadas durante el período, fue una época catastrófica. Historía de la Publicidad – Página Nº 7 de 21
    • Introducción a la Publicidad - Historia de la PublicidadLa Publicidad durante la Segunda Guerra MundialUna de las transformaciones más aceleradas de la cultura popular alteró para siempre la historia deNorteamérica. El primer programa de comunicaciones de marketing integradas tal vez haya sido laarrolladora campaña de propaganda que barrió con las dudas acerca de la intervenciónnorteamericana en asuntos foráneos y alistó a cada hombre, mujer y niño en el esfuerzo bélico. Nose procuraba afectar sólo las actitudes, sino también las conductas. De esta manera losnorteamericanos aprendían las nobles virtudes de la disciplina, la abnegación y la responsabilidadindividual.La guerra dominaba los titulares de los periódicos, las tapas de las revistas, las noticias radiales y losnoticiarios cinematográficos. Hasta la marca de cigarrillos Lucky Strike adoptó un envase verde. “Elpaís nunca había estado tan unido en un solo propósito, y todos los cambios ocurrieron en menos demedia década”.El consumidor. Su acercamiento a los productosPara mediados del siglo XVIII, se estaban introduciendo formas primitivas de producción en masa,en las industrias textiles inglesas. En los EE.UU. la producción de armas de fuego durante la GuerraRevolucionaria fue uno de los primeros ejemplos de la producción utilizando partes intercambiables.Para el final de la Guerra Civil, la industria estadounidense estaba adoptando rápidamente muchasde las técnicas de producción en masa, mientras las fábricas producían una variedad de bienes.En realidad, las bases de la industria americana fueron creadas por la introducción del automóvil.Ford (1908) consideró que la producción en masa se basaba en el alto volumen, el precio accesible yla venta masiva a través de la publicidad. A principios del siglo XX, la industria estadounidense seadaptó rápidamente a esta fórmula. Historía de la Publicidad – Página Nº 8 de 21
    • Introducción a la Publicidad - Historia de la PublicidadDécada 1950 - 1960Tras la conclusión de la Segunda Guerra Mundial, las fábricas fueron reconvertidas deprisa, lafunción más importante era la manufacturación. La producción masiva. Más productos por minuto.Cantidad. Había llegado la era de las compañías con énfasis en la producción, que perdurarían enalgunas industrias durante medio siglo.Se montaron sistemas de distribución. Los fabricantes aprovisionaban a los mayoristas, queaprovisionaban a los minoristas, que llenaban agradecidos sus estanterias.La publicidad era hiperbólica y ensalzaba la buena vida, mostrando al público las cosas maravillosasque podía poseer ahora que había terminado la guerra.La década del ’50 tuvo como eje central de la actividad publicitaria a los productos mismos. Fue unaépoca en la cual los publicitarios se concentraban en las características de la mercancía, lospotenciales beneficios y la satisfacción que este le daría al cliente. Muchas segundas marcasempezaron a invadir el mercado, generando una competencia sorpresiva a aquellas que por muchotiempo habían sido consideradas líderes indiscutidos. Esta avalancha competidora daría inicio a laera de la imagen que tuvo presencia en la siguiente década.La propuesta única de ventasEsta técnica, ideada por el publicitario Rosser Reeves, presidente del directorio de la agenciaestadounidense, Ted Bates & Co., diseñó el 1954 el primer anuncio televisivo (spot) para elanalgésico "Anacín". La duración era de 60 segundos.A fines de los años cincuenta la economía cambió de orientación pero las compañías queenfatizaban la producción procuraron mantener la rentabilidad eliminando costes del proceso demanufacturación. Los expertos en eficiencia, transformaban a los obreros en máquinas ydesalentaban la imaginación y la iniciativa. Los materiales baratos reducían la calidad del producto. Historía de la Publicidad – Página Nº 9 de 21
    • Introducción a la Publicidad - Historia de la PublicidadDécada 1960 – 1970La era de la imagenLa creatividad llega a la publicidad como signo de diferenciación frente a la competencia. De estemodo, cambia el enfoque tradicional de la publicidad tal como se utilizaba en la década anterior, yaque dejaba de ser articulada racionalmente para apelar a mensajes divertidos o sorprendentes.El principal exponente de la "corriente creativa" fue el publicitario Bill Bernbach, que utilizó comoinspiración una dimensión humorística sobre las características del propio producto. Así, el públicoera sorprendido mediante un mensaje "honesto" que no pretendía exagerar los beneficios delproducto. Sumado esto, al humor subyacente, el vínculo de simpatía entre el consumidor y elproducto, estaba asegurado.Ejemplo tradicional de esta técnica lo fue la campaña ideada para el automóvil clásico deVolkswagen, conocido como el "el escarabajo". El público norteamericano prefería vehículosostentosos, y por otra parte, la marca alemana, lo vinculaba al régimen nacional socialista. Lasolución fue vincular al producto a una imagen simpática que reconocía las limitaciones delautomóvil. La perspectiva humorística, permitía otorgarle simpatía al producto, la cual, borraría todaconnotación negativa.El marketing masivo es otro punto a resaltar en el transcurso de este período. Se inventó para venderproductos masivos estandarizados a una masa de consumidores estandarizada. En 1960 se elaboróla teoría de las Cuatro P, fiel a su época y su cultura, la fórmula ponía más énfasis en el producto queen el consumidor.Los medios también tenían una orientación masiva, impulsada por el dinero de la publicidad. Laradio era ubicua. Las revistas prácticamente regalaban las suscripciones en un intento de igualar a sunueva competidora, la televisión.Los anunciantes y sus agencias consideraban que este público no pensaba. Los anuncios eranmanipuladores, adocenados y paternalistas. Proliferaban los jingles –efecto sonoro muy corto queconsiste solamente en un eslogan–, los eslóganes y las criaturillas. La repetición parecía ofrecerresultados más rápidos.La realidad era que mucha publicidad se interrelacionaba con el movimiento de mucha mercancía.Nadie sabía por qué, pero funcionaba.En 1960 también, Ted Levitt escribió en Marketing Myopia: “No existe una industria del crecimiento.Sólo hay necesidades del consumidor, las cuales pueden variar en cualquier momento”. Los gerentes delas compañías automotrices, declaró Levitt, consagran demasiado tiempo a los procesos y otrosaspectos de la empresa, pero muy poco a evaluar las necesidades de los clientes, que constituyen larazón de ser de la empresa. Historía de la Publicidad – Página Nº 10 de 21
    • Introducción a la Publicidad - Historia de la PublicidadDécada 1970 – 1980A principio de los años setenta, los creativos del gigantesco departamento de publicidad y ventas deGeneral Electric elaboraron una teoría denominada FOCUS, que postulaba que toda la buenapublicidad comienza con una comprensión fundamental del receptor (individuo prototípico en cuyaconducta debía influir la publicidad). Pero ni GE ni en ninguna parte se hacía publicidad de ese modo.George Gallup, en 1970 determinó que la publicidad en el cuarto de siglo que siguió a la SegundaGuerra Mundial había mejorado tan poco que se concentraba totalmente en el producto y no en elcliente potencial. Reunir información sobre el receptor no era prioridad de nadie.Durante este período el mundo en general y la sociedad norteamericana en particular se viosacudida por varios fenómenos que fueron marcando un cambio de rumbo en las técnicaspublicitarias.En primer lugar, la crisis del petróleo generó una recesión importante que disminuyó el poderadquisitivo. La competencia industrial extranjera generó un incremento de la desocupación yfinalmente, la incorporación de la mujer al mercado laboral, cambió por completo la composición delmercado en el cual la mujer pasaba todo el día en el hogar sometida a la influencia de loscomerciales de televisión.La situación política, como efecto del caso Watergate y la guerra de Vietnam, se caracterizaba por elescepticismo que en la juventud se exteriorizó en la formación de una "contra cultura" querechazaba los valores tradicionales de la sociedad norteamericana: el consumo, la ambición, el podery el lujo.En síntesis, digamos que el ciudadano medio, estaba más preocupado por enfrentarse a la realidadque por consumir. El humor, tan explotado por la publicidad en la década anterior, había perdidoefectividad.Utilizada las técnicas dadas por las ciencias sociales, la psicología y la estadística, se desarrollantécnicas destinadas a comprender el comportamiento del consumidor. Surgen así, clasificaciones Historía de la Publicidad – Página Nº 11 de 21
    • Introducción a la Publicidad - Historia de la Publicidadactitudinales que sirven para orientar las características del mensaje de acuerdo al perfil delpotencial consumidor.Es entonces, en 1972, que Jack Trout y Al Ries elaboraron la teoría del posicionamiento ydeclararon: “No son las agencias de publicidad las que posicionan productos, sino losconsumidores”. Las compañías deben determinar qué posición ocupan sus productos en la mentedel cliente en comparación con otros productos. De ese modo, podemos describir un mercado, deacuerdo a cómo lo configuran las imágenes publicitarias. Lo que piensa el consumidor es mucho másimportante que lo que se dice en las conferencias de marketing.Mediados de los 80 hasta la actualidad: el poder del consumidorEn los noventa, globalmente, las organizaciones de estilo militar estaban derrumbando. El nuevogiro es “poder del consumidor”.La gente no sólo escoge lo que desea escuchar, sino que responde y tiene medios para hacerse oír.En 1990, la familia típica compuesta por la madre, el padre y dos hijos abarcaba sólo el 7 por cientode los hogares. El 60 por ciento tenía dos o menos integrantes, y más de la mitad de los nuevoshogares estaban constituidos por solteros. Las implicaciones para el marketing: menos presión paratener en cuenta los valores familiares; mayor atención a diversos estilos de vida.Jóvenes y mayores tienden a alejarse de sus familias. Esta nueva movilidad alienta la reflexiónindividual; al multiplicarse las opciones, se multiplican las necesidades hogareñas básicas.Los niveles educativos son más elevados. Las compañías contrataban gente diplomada para vendercajas de cartón, y sus clientes eran diplomados. Implicaciones para el marketing: la gente máseducada es más difícil de embaucar. Historía de la Publicidad – Página Nº 12 de 21
    • Introducción a la Publicidad - Historia de la PublicidadEl padre ya no es el único proveedor, ahora las madres también lo son. Ello contribuye a niveles deempleo históricamente altos en los Estados Unidos. Implicaciones para el marketing: las recesionesestán atemperadas por un poder adquisitivo grande; la necesidad de servicios se multiplica cuandomamá ya no está en casa para encargarse de todo; y el tiempo se transforma en la nueva unidadmonetaria.Las opciones en medios son explosivas. Junto con el desarrollo de la TV, la publicidad de tipo masivoalcanzó el pico de su desarrollo. Sin embargo, el avance de la televisión por cable marcó el inicio deuna progresiva segmentación de la masa. Esté fenómeno, fue acrecentado por el desarrollo de lastecnologías a través de la informática, que ha dado pie a nuevas formas de publicidad.El colapso de los medios masivos sacudió el sistema en el cual se basaban el marketing y lapublicidad. Los medios masivos brindaban a los publicistas acceso al mercado masivo a un coste bajopor unidad.Mientras los medios masivos, principalmente la televisión, reforzaban la mentalidad del marketingmasivo, los ordenadores impulsaron la era del individuo. Aceleraban el análisis de datos; devaluaronla superioridad tecnológica y revalorizaron el marketing; brindaron acceso a la información paratodo el mundo por un precio bajo; dieron un valor capital a la información y restaron poder alfabricante.De pronto la filosofía de FOCUS –La buena publicidad comienza con la comprensión fundamentaldel receptor– es viable. La información sobre el receptor está disponible y es más accesible quenunca.El consumidor desarrolla gustos personales y adquiere nuevo poder a medida que los fabricantes seapresuran a reaccionar.Las instalaciones manufactureras centralizadas son reemplazadas por plantas fáciles de modificarque se encuentran cerca de mercados diferenciados. Las posiciones en el mercado reemplazan almercado masivo. La calidad del producto está determinada por el modo en que el cliente percibe elprecio y el valor. Se deben tomar decisiones sin pensar únicamente en la economía de costes.La distribución ya no depende del marketing. Ahora el consumidor decide cómo, dónde y cuándodesea comprar, y más vale que el producto esté a mano.La fórmula de las Cuatro “P” fue desplazada por las Cuatro “C “ de Lauterborn. Pensar en elConsumidor, y no en el Producto. Pensar en el Costo, y no en el Precio. Pensar en la Conveniencia, yno en la Plaza. Y por último, pensar en la Comunicación, y no en la Promoción. Cuatro “C” Cuatro “P” Consumidor Producto Costo Precio Conveniencia Plaza Comunicación Promoción Historía de la Publicidad – Página Nº 13 de 21
    • Introducción a la Publicidad - Historia de la PublicidadIntegraciónSe ha iniciado una nueva era de la publicidad: respetuosa, no paternalista; centrada en el diálogo, noen el monólogo. Se dirige al punto más elevado del interés común.Cada vez más, se considera que la publicidad es una inversión, y como tal debe producir resultadosespecíficos.Los anunciantes, sus agencias y los medios modifican sus relaciones para desempeñar nuevospapeles, así surgen las comunicaciones de marketing integradas.Las agencias de hoy, lo más precioso que tienen para vender es una comprensión fundamental delreceptor y de sus motivaciones. Este énfasis en el receptor, en vez del producto, libera a la gentecapaz y la alienta a actuar en forma creativa.Los nuevos sistemas de remuneración pueden constituir un motor para el cambio, y así, reflejar losresultados. Más que ningún otro factor, la búsqueda de resultados abrirá el sistema y causará loscambios que volverá inevitable la consolidación de las comunicaciones integradas.La fusión de grandes empresas de medios, están acelerando el proceso. El readiestramiento quesuponen estos cambios es apabullante.En el nuevo mundo, vendemos o perdemos.Publicidad en el Siglo XXILa publicidad en Internet tiene como principal herramienta la página web y su contenido, paradesarrollar este tipo de publicidad, que incluye los elementos de: texto, link o enlace, banner, web,weblog, blog, logo, anuncio, audio, vídeo y animación; teniendo como finalidad dar a conocer elproducto al usuario que está en línea, por medio de estos formatos. Aunque estos son los formatostradicionales y principales, se encuentran otros derivados de la web que surgen a medida queavanza la tecnología, como: videojuego, messenger, descarga (download), interacción con sms paracelulares desde internet, etc.En la actualidad Yahoo y Google (con sus sistema de publicidad en línea: AdSense y AdWords); yaposeen un sistema sólido en cuanto a publicidad en Internet, en el que la página web se coloca enlos buscadores de la web portal, en los sitios adecuados al tema del producto a promocionar, y porcada clic del usuario se especifica el ingreso del costo en publicidad. Y como segundo sistema tienenlos anuncios de textos, que consisten en un pequeño recuadro, con un título del producto oempresa, un texto corto de descripción, y la dirección web con enlace a la página, que puedeaparecer tanto en las barras laterales, como en la superior e inferior de la web. Historía de la Publicidad – Página Nº 14 de 21
    • Introducción a la Publicidad - Historia de la PublicidadLos blogsEl fenómeno blog también ha formado parte de la publicidad en Internet donde aparecen a menudoanuncios Google, banners, botones y logos, que llevan a la página en promoción.La red de redes, interactividad, un mundo global… todos estos conceptos remiten a la que parece lagran apuesta de futuro en todos los ámbitos: Internet. Uno de estos ámbitos es la publicidad, unsector cuya inversión en la Red ha crecido a velocidad vertiginosa durante el período 2005-2007. EnEspaña, por ejemplo, se invirtieron 310,5 millones de euros en 2006, lo que representa uncrecimiento del 91,38% respecto al año anterior. En cuanto a 2007, se cerró con una inversiónsuperior a 500 millones de euros.Jaime del Toro, director comercial de ElMundo.es, detalló los distintos tipos de publicidad online: larespuesta indirecta –email marketing y mensajería instantánea–, la respuesta directa –marketing deresultados y ventas directas, SEO, SEM o coste por clic–, y la publicidad gráfica – patrocinadores enpáginas de inicio, segmentación del contenido, redes sociales y blogs, e integraciones ypublirreportajes. El éxito de una campaña online no radica sólo en el volumen de las inversiones,sino en saber aprovechar las herramientas que Internet pone al alcance de todos. En esta mismalínea intervino, a través de videoconferencia, Shuman Ghosemajumder, Business Product Manager,Trust&Safety de Google, quien explicó los recursos publicitarios que ofrece su empresa.Más retentiva que en televisiónAnunciarse en Internet es, por tanto, un estímulo para las ventas, llegando a ser un pilarfundamental para las marcas, no tan sólo por el volumen de inversión, sino por ser el catalizador deuna nueva relación entre empresas y consumidores. En esta línea, Ana Arroquia, directora demarketing España de Dove (Unilever), analizó el “caso Dove” y afirmó que, gracias a Internet, elproducto pudo llegar a más gente y de forma más barata que la televisión. Por su parte, elmoderador de esta sesión, el director general de OgilvyOne y OgilvyInteractive Barcelona JordiUrbea, insistió en la defensa del mensaje publicitario por Internet asegurando que hay más retentivaen éste que en el mensaje televisivo.Las perspectivas de futuro son muy alentadoras para la publicidad en Internet; Marcel·lí Zuazuaconcluyó: «Nos encontramos en una nueva era de cambio digital», un cambio que ya se puede palpargracias al éxito de YouTube, iTunes y las nuevas formas de comunicación interpersonal, como elMessenger. Todos estos cambios han transformado, también, la audiencia y la manera en que lapublicidad llega a los consumidores… ya no es una masa uniforme, sino que la audiencia se haatomizado. Historía de la Publicidad – Página Nº 15 de 21
    • Introducción a la Publicidad - Historia de la PublicidadLa publicidad en ArgentinaDesde los primeros avisos de búsqueda de esclavos, anteriores a la Revolución de Mayo, la publici-dad se desarrolló aquí antes que en países centrales. A pesar de las crisis y la menor inversión, elpaís es la tercera potencia mundial de creatividad.Veintiocho siglos después de la apelación de Hapu, los primeros avisos que aparecieron por estasPampas tuvieron la misma finalidad: en 1801, los anuncios pagos del Telégrafo Mercantil se referíanen muchos casos, curiosamente, a la búsqueda de esclavos. “Eran piezas parecidas a los actuales cla-sificados, que salían en la tapa, al estilo de los del Times de Londres para esa época”, explica AlbertoBorrini, autor de varios libros sobre la historia del marketing en la Argentina.La ventaja cambiaría y la abundancia de talento posibilitaron un boom de la exportación de publici-dad argentina. A pesar de este antecedente temprano, la publicidad siguió siendo muy rudimentaria en la Argenti-na durante las décadas siguientes y las marcas, en un sentido moderno, aun no despuntaban. Reciénen el último tercio del siglo XlX, con el nacimiento del mercado de consumo masivo, el negocio delos avisos comienza a hacerse más profesional y las marcas cobran vida. “Entre 1877 y 1910, comoresultado de la inmigración masiva y el boom exportador, la población argentina se triplicó, y a su vezse volvió dos veces y media más rica. Hubo cambios cualitativos muy importantes”, cuenta FernandoRocchi, historiador económico y profesor de la Universidad Di Tella.La Primera CampañaMelville Sewell Bagley había llegado de Maine tres años antes y, entusiasmado con los nuevos meto-dos comerciales que hacían furor en los Estados Unidos, resolvió que una campaña sorpresa sería lamejor opción para dar a conocer su licor amargo en base a cáscaras de naranjas. Laclass "Apple-con-verted-space" acción fue un éxito en la Buenos Aires de 70.000 habitantes de entonces y probable-mente se trate de la primera campaña de tipo teaser (de intriga) realizada en América Latina.Una mañana de octubre de 1864, Buenos Aires se despertó empapelada por unos enigmáticos car-teles que proclamaban “Se viene la Hesperidina”.Hesperidina fue la primera inscripción en el Registro Nacional de Marcas, dice Borrini. Fue la prime-ra campaña “sorpresa” de América latina. El consumo del licor amargo fue un boom en la Buenos Ai-res de 1870, que por entonces tenía 70.000 habitantes. Historía de la Publicidad – Página Nº 16 de 21
    • Introducción a la Publicidad - Historia de la PublicidadPara tener una idea de cuán precursora fue la iniciativa: la marca Coca Cola surgió en los EstadosUnidos más de veinte años después, en 1886.A fines del siglo XIX y principios del XX, explota la publicidad gráfica y se consolidan las primerasmarcas. Al producto, en primerísimo lugar, se agregaban largas explicaciones.El boom de fines del siglo XIX y principios del XX vino acompañado por el éxito de las tiendas depar-tamentales, la venta por catálogos, revistas como “Caras y Caretas” y la inauguración, en 1898, de laprimera agencia de publicidad. Fundada por el austríaco Juan Ravenscroft, para atender la cuentade los ferrocarriles.Varias de las marcas emblemáticas de la Argentina surgen en este período.El primer chopp de Quilmes se tiró en 1890 , 20 años después de la inauguración de Bieckert. En1901 nacen los bizcochitos Canale , en la década del 20 YPF y, poco después La Serenísima yToddy. Historía de la Publicidad – Página Nº 17 de 21
    • Introducción a la Publicidad - Historia de la PublicidadLas primeras décadas del siglo pasado fueron marcadas por una publicidad “ingenua” a los ojos dehoy, con fotos del producto en primer plano, poca apelación al humor y largos textos explicativos.Predominaba el mensaje literal y el tono informativo. En los años cuarenta llega a su apogeo latécnica del eslogan. Frases como “Casa Lamota, donde se viste Carlota” o “Los chicos piden a gritosmedias Carlitos” se popularizan con la radio, por entonces un medio en plena expansión.Edad de oro y Star SystemPero habrá que esperar a la década del 60 para la siguiente gran revolución de la publicidad en la Ar-gentina, que llegó de la mano de la irrupción de la TV abierta. En esa época se imponen grandesnombres de la industria, como las agencias Castignani y Burd, Ortiz Scopessi Ratto; y a los creativosPablo Gowland, Ricardo De Luca y Carlos Méndez Mosquera, entre otros.Hasta la década del 40, las agencias consideraban de mal gusto firmar sus avisos. Pero en los 60 y 70surge definitivamente el “star system” publicitario, con la competencia de creativos y la instalaciónde los festivales. En Cannes, David Ratto consigue el primer premio mayor para la Argentina, con sucampaña “Litro”, para Pepsi.La publicidad local ya comenzaba a titilar, por entonces, en el radar del sector a nivel global. DavidOgilvy, uno de los monstruos mundiales del negocio, llega personalmente a Buenos Aires para ar-mar su filial argentina a principios de los 70. Y en 1976 se realiza aquí, por primera vez en AméricaLatina, el Congreso Mundial de Publicidad, que presidió Federico Ortiz.Hubo un período de mayor chatura creativa en los 80, producto en buena medida de la crisis macro-económica y el descenso de los presupuestos de marketing. La excepción en esta década fue la cam-paña de Raul Alfonsín en 1983, considerada precursora de la comunicación política moderna. Los 90son testigos de un resurgimiento y de un recambio generacional en la industria, con una legión denuevos creativos como Ramiro Agulla, Carlos Baccetti, Hernán Ponce y Pablo del Campo, entreotros.El impulso continúa hasta hoy, alimentado tras la devaluación por la ventaja cambiaria y la abundan-cia de talento que posibilitó un boom de la exportación de publicidad argentina hacia el mundo, yque hizo que varias agencias locales ya obtengan más de un tercio de su facturación de clientes delexterior.Desde hace tres años, la Argentina renquea sistemáticamente en el tercer puesto del célebre GunnReport, la medición de creatividad más prestigiosa del mundo, por detrás de los EE.UU. e Inglaterra.Es un logro enorme, si se tiene en cuenta que su inversión publicitaria es mucho menor. Desde lospedidos de esclavos perdidos del Telégrafo Mercantil al auge de la publicidad interactiva, las redessociales y la explosión de los micromedios, hay un largo camino recorrido. Historía de la Publicidad – Página Nº 18 de 21
    • Introducción a la Publicidad - Historia de la PublicidadPublicidad en ArgentinaEvolución cronológica1764 – Comienza a circular el primer medio noticioso del Río de la Plata: La Gaceta de Buenos Ayres.Estaba escrita a mano y reproducida con técnicas primitivas.1766 – La primera imprenta del Virreinato es introducida por los jesuitas en lo que es la actual pro-vincia de Córdoba.1780 – Dicha imprenta se traslada a la Casa de los Niños Expósitos en Buenos Aires.1801 – Se publica el primer ejemplar del Telégrafo Mercantil. En su primera edición incluye un par deanuncios.1810 – Belgrano funda el Correo de Comercio. Mariano Moreno, la nueva Gaceta de Buenos Ayres.1844 – Sale la Gaceta Mercantil. Un curioso aviso reza: “¡A la humanidad! Hallándose un pobre ancia-no postrado en el lecho del dolor, gimiendo su humanidad con recios dolores y penetrantes tormen-tas, e inmóvil por hallarse tullido, suplica a la piedad de las almas compasivas se dignen socorrerlocon alguna limosna en tan lamentable estado; beneficio que sabrá eternamente recordar mostrán-dose agradecido. Los que quieran ejercer una obra tan pía e inmortal en la presencia del SupremoSer, pueden concurrir a la Plaza de la Victoria bajo portales del Cabilido, donde la caridad lo ha colo-cado.”1867 – Olvido Lagos funde La Capital de Rosario, hoy decano de la prensa argentina.1869 – José C. Paz edita en Buenos Aires La Prensa.1870 – Aparece La Nación. Bartolomé Mitre, su editor y director, escribe allí: “El aviso no es otra cosaque la publicidad aplicada a la oferta y la demanda. Por medio de él se ofrece a millares de personas loque en meses enteros no se podría verbalmente ofrecer, y se encuentra en un minuto lo que costaríadías de prolija investigación encontrar. Ofrecer por medio del aviso es poner de manifiesta a la vista demiles de ojos el almacén que sólo ven los que pasan por su frente, y sólo saben lo que contiene los pocosque entran en él.”1898 – Sale Caras y Caretas, la primera revista de política, humor e interés general. Sus extraordina-rias tiradas la convierten en importante medio publicitario. Introduce la moda de los avisos en verso.Ese mismo año, el austríaco Juan Ravenscroft firma un contrato con los ferrocarriles (ingleses) paracomercializar espacios publicitarios en las estaciones y los vagones. Se hacía llamar “agente de publi-cidad”. Historía de la Publicidad – Página Nº 19 de 21
    • Introducción a la Publicidad - Historia de la Publicidad1900 – Se crea la primera agencia de noticias local: Saporiti.1901 – Severo Voccaro funda una agencia de publicidad con su nombre. Le sigue otras: Aymará, Al-batros, Cosmos, Exitus. Esa última trae al país al francés Lucien Achilles Mauzán, genial creador y di-bujante de afiches y autor de la cabeza de Geniol a principios de la década del 30.1920 – Radio Argentina es la primera radio comercial y privada de la Argentina y del mundo.1922 – Sale al aire Radio Sudamérica, con el apoyo financiero de los fabricantes de radiorreceptores.1924 – Estudios Wisner es la primera agencia que, en nuestro país, aplica métodos de medición pro-pios de la publicidad norteamericana.1925 – El diario La Nación sienta un valioso precedente al auditar por primera vez su tirada de ejem-plares.1927 – Federico Vitale funda el Círculo Argentino de la Publicidad.1928 – Rodolfo Sciamarella (padre) crea los primeros jingles publicitarios, transmitidos en vivo porlas emisoras de radio.1929 – Llega a nuestro país la primera filial de una filial de una agencia multinacional: J. WalterThompson Argentina.1933 – Se funda la Asociación Argentina de Agencias de Publicidad (AAAP).Sale ímpetu, primera publicación local dedicada específicamente a la actividad publicitaria.1936 – Ricardo de Luca funda De Luca Publicidad, verdadera escuela de publicitarios.1939 – Ricardo Pueyrredón crea Pueyrredón Propaganda. Allí empezará su sobrino Pablo Gowland,cuya agencia a su vez será el semillero de múltiples agencias.1946 – Nace el Instituto Verificador de Circulaciones (IVC), aún vigente.1951 – Primeras emisiones de LS82 Canal 7 en Televisión, medio controlado por el Estado.1956 – Comienza a difundirse publicidad filmada en salas de cine.1960 – Nace Canal 9, el primer canal privado. Historía de la Publicidad – Página Nº 20 de 21
    • Introducción a la Publicidad - Historia de la Publicidad1961 – A semejanza del IVC se crea el Instituto Verificador de Audiencia. Mide la cantidad de teles-pectadores, lo que hoy llamamos ratings.1964 – David Ratto, Director Creativo de Growland Publicidad, impone el sistema de equipos creati-vos (redactor y director de arte trabajando juntos) que había observado en Doyle Dane Bernbach deNew York.1969 – Hugo Casares, el creativo descollante de la publicidad argentina, se desprende de De Luca yfunda su propia agencia.1971 – De la agencia de noticias Telam, transformada en sociedad estatal en 1966, nace la divisiónTelam Publicidad, para manejar toda la publicidad oficial.1973 – Una medida oficial prohíbe a las empresas trasladar la inversión publicitaria al costo de losproductos. Esta y otras disposiciones, junto a la crisis económica, provocan varios años de baja factu-ración y fuertes dificultades.1976 – Se pone en vigencia el Código de Autorregulación Publicitaria.1980 – La actividad recupera parcialmente su facturación histórica.1993 – Joe Cappo, editor de la prestigiosa revista americana Advertising Age, da una charla en elpaís. Sentencia a las agencias a “cambiar o morir”. Las razones: reducción de los presupuestos; frag-mentación de los medios; compra de medios (directa o a través de mayoristas) por parte de losanunciantes; etcétera.Otros cambios de la década: atomización de las “agencias integrales” en grupos de empresas; insta-lación en el país de los brokers de medios.1995 – A partir de este año, las fusiones, compras, transformación en filiales y nuevas agencias –como Agulla & Baccetti (1994) y Vega Olmos, Ponce (1997) – cambian de medio a medio el “mapa”de la actividad publicitaria en Argentina.BibliografiaSCHULTZ, Don Edward. Comunicaciones de marketing integradas. Buenos Aires, Ed. Granica, 1993.KLEPPNER, Daniel. Publicidad. Atlacomulco, Ed. Pearson Educación, 2005.CHECA GODOY, Antonio. Historia de la publicidad. La Coruña, Ed. Netbiblo, 2007.TOBELEM, Mario. Historia de la publicidad en Argentina. 2001. Historía de la Publicidad – Página Nº 21 de 21