Your SlideShare is downloading. ×
Doc politicasectradiodifusionson
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Doc politicasectradiodifusionson

370
views

Published on


0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
370
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
21
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. 1 REPÚBLICA DE COLOMBIA MINISTERIO DE COMUNICACIONES Serie de cuadernos de política sectorial No.3 Políticas para laRadiodifusión en Colombia Documento de política sectorial Bogotá, D.C., septiembre de 2004
  • 2. 2 Políticas para la Radiodifusión en ColombiaIntroducción1. Situación de la radio en el mundo2. Situación de la radio en Colombia 2.1 Historia de la radiodifusión en Colombia 2.2 Normativa radial 2.3 Alcance y características de la radio 2.4 Diagnóstico del servicio de radiodifusión3. Objetivos de política4. Políticas de radiodifusión 4.1 Fortalecer el derecho a la información 4.2 Dinamizar la responsabilidad social 4.3 Orientar la programación a los fines del servicio 4.4 Promover el desarrollo de la radiodifusión 4.5 Optimizar el uso del espectro radioeléctrico5. ConclusionesGlosario
  • 3. 3 Políticas para la Radiodifusión en ColombiaIntroducción El sector de las telecomunicaciones ha tenido una influencia decisiva en eldesarrollo económico, social, político y cultural del país. Los métodos de producción,las estrategias de mercadeo y toda clase de actividades económicas, han sidomoldeadas por las tecnologías de información y comunicación. Los sistemas derelación social, dentro del país y con el exterior, se han enriquecido con intercambiossimbólicos y culturales más fluidos y dinámicos. La acción política ha adquiridonuevas dimensiones que facilitan la participación, las decisiones ciudadanas y laexpresión de las ideas. Además de la importancia del sector por sus repercusiones en todos loscampos de la vida de la nación, se destaca también su vigor intrínseco como creadorde riqueza, fuente de innovaciones y recursos. En el campo económico, lastelecomunicaciones han registrado, en los años más recientes, cifras de crecimientocercanas al 10% y un repunte en la inversión. Este dinamismo lo ha posicionadocomo uno de los sectores líderes en la economía del país. En el panorama de las telecomunicaciones en Colombia, el sector de laradiodifusión reúne de manera especial estas características, pues en cerca de 75años de operación se extendió por todo el territorio nacional, fortaleció las empresasradiales y, gracias a la naturaleza del medio, creció y ayudó a crecer al país en unasinergia permanente de comunicación y desarrollo. A estas alturas, cuando el papel de la radiodifusión se ha enriquecido por eldinamismo de sus empresas, y el país cuenta con un sector radial que cumplevariadas funciones, el Ministerio de Comunicaciones, como organismo rector de lascomunicaciones, considera procedente redefinir las políticas que permitan identificarlos horizontes para su desarrollo de cara a un país que requiere, quizás más queantes, del aporte de la comunicación radial para ayudar a su crecimiento y bienestar. Este documento presenta esos lineamientos de política sectorial para elSistema de Radiodifusión en Colombia. Para llegar a este eje principal, se hará unanálisis de la situación de la radio en el mundo y sus principales tendencias dedesarrollo; luego, analizará el sector de la radiodifusión en Colombia, su historia,características, alcance actual y el ordenamiento jurídico. Posteriormente, un examende la situación del sector de la radiodifusión en Colombia en cada una de susmodalidades, servirá de punto de partida para la definición de las políticas y losfundamentos sobre los cuales se debe orientar su operación.
  • 4. 41. Situación de la radio en el mundo En materia de radio, los cambios han sido tan rápidos que parecen tiemposprehistóricos aquellos en que Guillermo Marconi, físico italiano, hizo sus primerastransmisiones inalámbricas, en 1895, para inaugurar este invento. El antiguo receptor,con cristal de galena, que atrapaba con dificultad las ondas hertzianas, contrasta conla radio del siglo XXI que rueda por el mundo sin limitaciones ofreciendo, por víasatélite, terrestre o Internet, gran variedad de servicios y ventajas. A partir de la creación de la primera emisora, denominada KDKA, en Pittsburg,Estados Unidos, en 1920, la radio configuró tres líneas básicas de evolución:comercial, pública y comunitaria. El desarrollo de estas tendencias se hizo de acuerdocon las circunstancias especiales que dieron origen a la radio en cada país ocontinente. Mientras en América se impuso el modelo comercial, en Europa laradiodifusión pública ejerció un mayor liderazgo y, como una vía alternativa a estasopciones, en muchas regiones se desarrolló la radio comunitaria. La primera emisora comercial se fundó en los Estados Unidos, en 1927.Actualmente funcionan 11.012 estaciones comerciales en ese país y miles deemisoras alrededor del mundo a cargo de personas naturales o jurídicas titulares delas licencias. Buena parte de estas emisoras están integradas a las grandes cadenas.La CNN, por ejemplo, tiene cerca de 2.000 afiliadas. Algunas de estas cadenaspertenecen, a la vez, a grupos económicos con vínculos en la prensa y la televisión.Las dinámicas de su desarrollo han estado en función del mercado publicitario y susaudiencias. Con una tendencia a la segmentación, busca cada vez mejorar lafidelidad de los oyentes y aumentar sus índices de sintonía. Es un sector organizadoen cámaras o asociaciones para proyectar su desarrollo y atender sus asuntosgremiales. La primera emisora pública fue la British Broadcasting Corporation, BBC, enLondres, en 1922, como un medio orientado a la información, educación yentretenimiento. Poco después, varios Estados crearon su propio servicio deradiodifusión para divulgar la cultura y educación en su país. Incluso, en diferentesidiomas, han logrado captar importantes audiencias extranjeras para dar a conocersus sistemas económicos y políticos. Además de la BBC, los ejemplos más notables de la radio pública, homólogasde la Radiodifusora Nacional de Colombia, son: Radio Canadá Internacional, creadaen 1945 para divulgar la identidad y valores de ese país. Radio Francia Internacional,que tiene como fundamentos de su actividad la libertad y la responsabilidad. LaDeutsche Welle de Alemania, cuya particularidad es su sistema de financiación conlos cánones que pagan sus oyentes y los ingresos de publicidad. La Radio Nacionalde España que no tiene publicidad y trabaja con el principio de la rentabilidad social.
  • 5. 5La RAI Internacional que difunde la lengua y la cultura italiana. La Voz de Rusia quetransmite en varios idiomas extranjeros desde 1929. Y, Voice of América queconstituye el servicio de radiodifusión del gobierno de Estados Unidos. La primera emisora comunitaria se fundó en Río Grande Do Sul, Brasil, en1931, pero también hay registros que identifican su origen con Radio Sutatenza enColombia, en 1947, o con la emisora KPFA, fundada por Lew Hill, en 1949, enBerkeley, California. A cargo de organizaciones sin ánimo de lucro, el objetivo de laprogramación de estas emisoras es el mejoramiento de las condiciones de lacomunidad local. Hay emisoras comunitarias en los cinco continentes, integradas avarias organizaciones gremiales, la más destacada de las cuales es la AsociaciónMundial de Radios Comunitarias, AMARC. En América, luego del liderazgo queasumió Colombia en 1995 para reglamentar estas emisoras, se inició un procesosimilar en otros países como Venezuela, Bolivia, Chile, Uruguay, Estados Unidos. El funcionamiento de estas corrientes de radiodifusión no ha estado libre de lastensiones propias de la naturaleza disímil de las organizaciones concesionarias. EnEspaña, por ejemplo, hay una controversia entre la radio comercial y las radioslocales, a cargo de las comunidades autonómicas, por la financiación que éstasreciben del presupuesto público, lo cual se considera incompatible con el régimen delibre competencia. En Estados Unidos, los radiodifusores comerciales se quejan porla operación irregular de las estaciones educativas de baja potencia. En Chile, losradiodifusores comunitarios protestan por las pocas garantías que tienen para suoperación. También hay inquietudes frecuentes, en la mayoría de los países, por laoperación ilegal de emisoras. Independiente de los modelos de radio que hayan sido implementados en cadapaís, hay algunas características comunes a este desarrollo. En general, los estadostienen el control de la planificación, gestión, uso y vigilancia del espectroradioeléctrico, considerado como un bien público. La adjudicación de las licencias serealiza mediante concurso, excepto las que son de uso estatal que se otorgan engestión directa. Las concesiones tienen un período determinado, prorrogables deacuerdo con la legislación de cada país. Y, la Unión Internacional deTelecomunicaciones coordina la aplicación de las disposiciones y convenios enaspectos técnicos y de reglamentación. Pero todo el andamiaje jurídico y administrativo de los Estados para dirigir elsector de la radiodifusión, está en permanente evolución para responder a lasexigencias de su desarrollo. El cambio más importante en esta época es la transiciónde la radio analógica a la radio digital, comparable con el cambio de la televisión enblanco y negro a la imagen en color. El sistema de radio digital (Digital AudioBroadcasting, DAB), nació en Europa, en 1987, bajo la denominación del proyectoEureka 147.
  • 6. 6 La radio digital ofrece varias ventajas, en términos de versatilidad por sucapacidad para transmitir varios programas y servicios a través de la mismafrecuencia; la calidad del sonido que no está expuesta a interferencias y lainformación visual que se puede recibir en la pantalla del receptor (datos de laprogramación, tráfico, estado del tiempo y noticias). No obstante, el ParlamentoEuropeo, que ya definió las directrices para su implantación, reconoce que este “esun proceso complejo con implicaciones económicas y sociales que van más allá deuna mera migración técnica”1 Hay un fuerte arraigo en la población con el sistemaanalógico, además implica cambios en el régimen de concesión y el costo de losreceptores es aún muy elevado.2. Situación de la radio en Colombia2.1 Historia de la radiodifusión en Colombia Buena parte de la historia del país en el siglo XX se hizo a través de la radio.Desde su aparición en 1929, durante el gobierno de Miguel Abadía Méndez, primerocon la emisora pública HJN, antecesora de la Radiodifusora Nacional de Colombia, yluego con la emisora HKD, posteriormente denominada la Voz de Barranquilla, laradio marcó la delantera a los cambios económicos y sociales que se habrían deregistrar a partir de década de los 30. En aquel entonces, la radio disputaba tímidamente un lugar al lado de laprensa, con las dificultades propias del invento recién llegado para dar a conocer susventajas. No obstante, en pocos años, lo que parecía un medio apenas experimental,gracias a su inmediatez y oportunidad, adquirió fuerza con la transmisión de noticias,espectáculos, radionovelas, encuentros deportivos y programas de humor. La radiose convirtió rápido en un medio masivo por los altos índices de analfabetismo, adiferencia de la prensa que era un medio de élites. Por esta época, 1933, también seinicia la radio educativa o universitaria con la creación de la emisora de la Universidadde Antioquia. En 1936, mediante la ley 198, el gobierno adquirió el control de lastelecomunicaciones. El espectro radioeléctrico recibió titularidad pública y el uso fueregulado por el Estado mediante el otorgamiento de licencias de operación. Undesarrollo importante se registró en esta época con la creación de nuevas emisoras,muchas de las cuales se registraron en la conciencia colectiva del país con nombresque perduran hasta nuestros días: La Voz de la Víctor, La Voz de Bogotá, RadioBucaramanga, La Voz del Valle, Radio Continental, Emisora Nueva Granada, Radio1 Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de lasRegiones sobre la transición de la radiodifusión analógica a la digital. Bruselas, 17.9.2003 COM(2003) 541 final [SEC(2003)992,Pág.7]
  • 7. 7Pacífico, Ecos del Combeima, Radio Santa Fe, Radio Manizales, Radio Cartagena,Emisoras Fuentes, Emisora Philco, la Voz de Pereira y La Voz de Antioquia. El dinamismo de estas primeras empresas y la buena aceptación del públicollevaron a un perfeccionamiento del medio desde el punto de vista administrativo ytécnico. El comercio y la industria vieron las grandes oportunidades para la difusiónde sus productos y mejoraron la rentabilidad de sus negocios por la ampliación de susmercados. Así surgieron las primeras empresas radiales y nuevas ocupacionesalrededor del medio: productores, locutores, grabadores, libretistas, reporteros ypersonal creativo para los mensajes publicitarios. En un salto, las hondas hertzianas se extendieron por todo el territorio nacionalde un país, en su mayoría rural, como el mejor signo de instalación en los progresosdel siglo XX y, también, como una aproximación, antes impensable, a losacontecimientos políticos y sociales. A través de los pocos receptores que había en1935 se conoció la noticia de la muerte de Carlos Gardel por el accidente de dosaviones en el aeropuerto de Medellín. En 1940, el gobierno de Eduardo Santos dotaal Estado de una radio que difundía cultura y educación informal para loscolombianos. En los pueblos y ciudades, la gente escuchó en directo el mensaje deAlberto Lleras, el 10 de julio de 1944, para defender la democracia del intento degolpe al presidente López Pumarejo. Cuatro años más tarde, el 9 de abril de 1948, lasemisoras anunciaron el asesinato del político Jorge Eliécer Gaitán y, en medio deldesorden, varias estaciones fueron asaltadas para defender la causa de las faccionesenfrentadas, conscientes del poder de la comunicación para definir losacontecimientos políticos. La experiencia del 9 de abril produjo un trauma en las relaciones del gobiernocon el sistema radial; por eso las licencias de radiodifusión fueron canceladasmientras se afinaban los métodos para nuevas adjudicaciones. Aunque una de lascausas de este conflicto era la preocupación de los partidos por el control del mediode comunicación radial, también reflejaba las primeras inquietudes acerca de lanecesidad de controlar el uso del medio para garantizar el orden social. El decreto3418 de 1954 que prohibía la “difusión de comentarios o conferencias de índolepolítica, sin permiso del gobierno” refleja esta coyuntura. A mediados del siglo XX se produce un avance significativo en el desarrollo delmedio radial, con la constitución de las primeras cadenas radiales Caracol, RCN yTodelar que consolidan el carácter comercial de esta actividad. La radio públicatambién se afirma con la Radiodifusora Nacional que proyecta la visión educativa ycultural del Estado alrededor de este medio. Surgen las primeras emisoras a cargo deuniversidades y aparece Radio Sutatenza, como un modelo especial de comunicaciónpara el desarrollo. La emisora HJCK el mundo en Bogotá, también aparece en esaépoca con una definida vocación cultural. Las décadas siguientes ayudan aconsolidar el desarrollo empresarial de la radio, la estructuración de sus cadenascomerciales y la innovación tecnológica.
  • 8. 8 En 1991, con la expedición de la nueva Constitución, Colombia fortalece elderecho a la información y expresión, establece la libertad para fundar medios yseñala que no habrá censura. En este nuevo contexto jurídico, la radiodifusión, asícomo todos los medios, se integra a la estructura democrática del país porquetrasciende su carácter instrumental y ubica el papel de la libre comunicación de lasideas como fundamento del sistema político. Gracias a estos avances, en la segunda mitad de la década de los 90 seproduce un nuevo desarrollo en la evolución del sistema radial con el surgimiento dela radio de interés público y la radio comunitaria. Aunque ya había un desarrolloimportante de la radio a cargo del Estado, una demanda creciente de medios decomunicación por parte de entidades públicas configuró esta nueva tendencia en lahistoria radial. Lo mismo ocurrió con la radio comunitaria que dio respuesta a lasnecesidades de comunicación de las organizaciones sociales en el nivel local.2.2 Normativa radial La legislación vigente de radio en Colombia tiene su fundamento en laConstitución Nacional. El artículo 20º de la Carta señala: “Se garantiza a todapersona la libertad de expresar y difundir su pensamiento y opiniones, la de informar yrecibir información veraz e imparcial, y la de fundar medios masivos de comunicación.Estos son libres y tienen responsabilidad social. Se garantiza el derecho a larectificación en condiciones de equidad. No habrá censura”. El artículo 75º de la Constitución establece: “El espectro electromagnético esun bien público inenajenable e imprescriptible sujeto a la gestión y control del Estado.Se garantiza la igualdad de oportunidades en el acceso a su uso en los términos quefije la ley. Para garantizar el pluralismo informativo y la competencia, el Estadointervendrá por mandato de la ley para evitar las prácticas monopolísticas en el usodel espectro electromagnético”. Hay otro conjunto de normas básicas compuesto por la ley 72 de 1989 queestableció los principios y régimen de concesión y la ley 80 de 1993 según la cual laslicencias de operación se deben otorgar de acuerdo con principios de selecciónobjetiva, transparencia y economía, además de los requisitos de carácter social,jurídico, económico y técnico, propios de cada servicio. El ordenamiento de las telecomunicaciones en Colombia tiene, además, unaserie de previsiones muy importantes orientadas no sólo al cumplimiento de lascondiciones técnicas del servicio de telecomunicaciones, sino de lasresponsabilidades de carácter social que asumen los concesionarios. Por ejemplo, laley 74 de 1966 establece que los servicios de radiodifusión estarán orientados a“difundir la cultura y afirmar los valores esenciales de la nacionalidad colombiana”; y,el decreto 1900 de 1990 indica que “las telecomunicaciones serán utilizadas
  • 9. 9responsablemente para contribuir a la defensa de la democracia, a la promoción de laparticipación de los colombianos en la vida de la Nación y la garantía de la dignidadhumana y de otros derechos fundamentales consagrados en la Constitución, paraasegurar la convivencia pacífica”. En 1995, según el decreto 1446, se estableció la clasificación del servicio deradiodifusión así: comercial, comunitaria e interés público. Al mismo tiempo sedictaron los decretos 1445 y 1447, los cuales adoptaron los planes técnicosnacionales de radiodifusión sonora, reglamentaron la concesión del servicio,determinaron los criterios y conceptos tarifarios y establecieron las sancionesaplicables al servicio. Otros desarrollos normativos se produjeron con el decreto 348 de 1997, queestableció la posibilidad de otorgar licencias de radiodifusión a la Fuerza Pública engestión directa; y, el decreto 1021 de 1999, mediante el cual se definieron losmétodos de financiación para la radio comunitaria y de interés público. En tiemporeciente, mediante decreto 1981 de 2003, se reglamentó la radio comunitaria. Estos decretos constituyen la estructura básica de la radiodifusión enColombia.2.3 Alcance y características de la radio Colombia cuenta con 1.292 emisoras que operan en 603 municipios. Lasciudades capitales y los grandes centros poblados disponen del servicio radial. Estasemisoras tienen un cubrimiento cercano al 100% del territorio nacional, no obstanteque cerca de 500 municipios, sobre todo de las áreas menos habitadas y escasodesarrollo, no poseen emisoras en su propia jurisdicción. Número de estaciones de radiodifusión en Colombia Modalidad FM AM Total Part. % Comercial 257 399 656 50,8 Interés Público 106 61 167 12,9 Comunitaria 469 - 469 36,3 Total 832 460 1.292 100,0 En función de la tecnología de transmisión, la mayor oferta radial se concentraen frecuencia modulada, FM, con 832 emisoras que representan el 64%; en amplitudmodulada, AM, funcionan 460 emisoras, esto es el 36%
  • 10. 10 La distribución geográfica de las emisoras tiene una correspondencia directacon el número de habitantes, habida cuenta de que los departamentos de Antioquia,Santander, Cundinamarca, Valle, Boyacá, Norte de Santander, Atlántico y el DistritoCapital de Bogotá, poseen 721 emisoras, 54% respecto al total, y albergan el 59% dela población del país, 26´272.170 habitantes. De acuerdo con la clasificación del servicio de radiodifusión, en función de laprogramación, el estado de cada una de las modalidades radiales es el siguiente: Radio comercial La radiodifusión comercial, dirigida por empresas de comunicación con ánimode lucro, algunas asociadas a los orígenes de la radio en Colombia, tiene unaoperación orientada hacia los programas informativos, de entretenimiento ymusicales. En cuanto a número de estaciones ocupa el primer lugar con 656, querepresentan el 50.8% respecto al total. En radio comercial hay un mayor número deemisoras en AM, 399 respecto a 257 que operan en FM. Composición del sistema de radiodifusión en Colombia Comunitaria; 469; 36% Comercial; 656; 51% Interés Público; 167; 13% Dentro de la modalidad de radiodifusión comercial hay un segmento de 16emisoras, con una marcada vocación social y cultural, a cargo de universidadesprivadas, fundaciones y corporaciones. Según las potencias de operación, las emisoras comerciales están clasificadascomo estaciones clase A, B y C, con potencias que oscilan entre 1 Kw. y máximo 250Kw., de acuerdo con la tecnología de transmisión (FM o AM)
  • 11. 11 Radio comunitaria A comienzos de la década de los 90, con el nuevo ordenamiento constitucionalque garantizó el derecho a la información y la libertad de fundar medios masivos decomunicación, las comunidades organizadas lideraron procesos de comunicaciónsocial en el nivel local que dieron origen a la radio comunitaria. En 1995, se realizó laprimera convocatoria para adjudicar las licencias. Las primeras concesiones datan del11 de marzo de 1997. Hay 469 emisoras de radio comunitaria que operan en igual número demunicipios, es decir, 36.3% respecto al total. Estas emisoras están a cargo decomunidades organizadas, funcionan en FM y se clasifican como estaciones clase Dcon un cubrimiento local restringido y una potencia máxima de 250 W, dado elcarácter local de este servicio. La mayoría de estas emisoras se ubican en municipioscon menos de 50 mil habitantes, y algunas de ellas funcionan en el sector rural. Radio de interés público Este sector, liderado por la Radiodifusora Nacional de Colombia, ha dirigidosus esfuerzos hacia el fomento de la educación, la cultura y los valores cívicos. Deeste hacen parte un conjunto de emisoras a cargo de universidades estatales,alcaldías, gobernaciones, cabildos indígenas y la Fuerza Pública. La radio de interés público posee 167 licencias, que representan el 12.9%respecto al total de emisoras del país. Estas emisoras tienen potencias de operaciónque fluctúan entre estaciones clase D y clase A. La Radiodifusora Nacional deColombia, precursora de esta modalidad, cuenta con un sistema AM y un sistema FMde cobertura nacional, con apoyo de 26 transmisores en FM y 6 en AM; además, 17universidades públicas prestan el servicio de radiodifusión con 24 emisoras queejecutan programas de apoyo radial a las tareas académicas de diversas facultades;4 gobernaciones tienen emisoras de interés público para el desarrollo de tareaseducativas y de apoyo a la administración; los cabildos indígenas también operan 22emisoras como estrategia comunicativa para el desarrollo y protección de su cultura.Hay un grupo minoritario de alcaldías y colegios públicos con emisoras decubrimiento local.
  • 12. 12 Número de emisoras de interés público Colegios 7 Indígenas 22 Universidades 24 28 Policía 5 Armada 24 Ejército 4 Gobernaciones 51 Alcaldías Radio Nacional 2 0 10 20 30 40 50 60 En 1997 se inició la adjudicación de licencias de radiodifusión a las FuerzasArmadas y la Policía Nacional, en gestión directa, previa solicitud de estasentidades, con el propósito de apoyar sus tareas de defensa ciudadana, fomentarlos valores cívicos y democráticos. La Dirección General de la Policía Nacional tiene28 licencias de concesión, con las cuales opera emisoras en la mayoría de losdepartamentos de Colombia, fundamentalmente en ciudades capitales. Por suparte, el Ejército Nacional también posee 24 licencias de concesión para operaremisoras en municipios en los cuales tiene sede de operaciones. Y, por último, laArmada Nacional ha recibido 5 licencias de concesión, para estaciones clase C, enFM.2.4 Diagnóstico del servicio de radiodifusión Emisoras comerciales La radio comercial sostiene fuertes entramados con otros medios decomunicación y ha creado alianzas estratégicas con compañías extranjeras. Hoy, unaradio moderna, rica en tecnología, con redes de información global, muestra al paíslos principales hechos nacionales e internacionales. Con mayores posibilidades yrecursos, la radio comercial refleja e impulsa el recorrido de la nación con unainformación instantánea que congrega a todos los colombianos alrededor de losmismos hechos y la diversidad de opiniones. Las cadenas radiales poseen modernos equipos con los cuales realizan unaintensiva labor noticiosa, tienen corresponsales en todo el país y en las principalesciudades del mundo, y poseen enlaces informativos con otras estaciones del exterior.
  • 13. 13En menor escala, empresarios independientes de la radiodifusión también realizan unimportante trabajo radial. La radio comercial está segmentada y ha logrado captar audiencias para unagran variedad de programas, en franjas específicas, dada la cualidad de singularcompañía que posee la radio. También muestra un progreso en la difusión de lostemas ecológicos, el manejo de casos de emergencia, la difusión de guíasrelacionadas con la promoción de la salud, el conocimiento de las enfermedades, losmedicamentos y el consejo médico. No obstante, un sector de la radiodifusión ha caído en la divulgación deprogramas de hechicería y superstición que no aportan al desarrollo del individuo y, alcontrario, contribuyen a afirmar su ignorancia respecto a las posibilidades paramejorar sus propias condiciones de vida. La oportunidad de obtener un ingreso fácil yrápido ha debilitado una gran cantidad de alternativas de financiación que incidan enuna programación edificante. Un comentario especial debe hacerse respecto a la ligereza como se realizanalgunos programas, dirigidos en su mayoría a la juventud, que hacen apología deconductas contrarias al respeto de las personas y su dignidad. Estos contenidosdegradan los valores de la nacionalidad colombiana. Hay otra serie de elementos relacionados con la información, que han sidoobjeto de preocupación de parte del Gobierno, incluso de sectores académicosrelacionados con la comunicación social. Por ejemplo: la falta de precisión en algunasinformaciones crea incertidumbres en la población; la entrevista a testigos que estánbajo el impacto de lo ocurrido constituye una presión indebida y sobredimensiona losconflictos; hay indiferencia por los hechos positivos, al tiempo que se privilegia elterror y la muerte como el principal escenario noticioso. En síntesis, el “paradigma deltraumatismo”, como fue señalado por un investigador2, hizo carrera en la operacióngeneral de los medios de comunicación como si los hechos violentos fueran la únicarepresentación posible de la nación y el único servicio informativo que tuvierademanda de parte de la población. En atención a estos problemas, el Ministerio de Comunicaciones realizó unamesa de trabajo, el 26 de noviembre de 2002, con la participación de gerentes, jefesde programación, directores de noticieros de las cadenas radiales y ASOMEDIOS,para destacar la importancia de los indicadores sociales en la operación radial, eldesarrollo de experiencias de responsabilidad social y el diseño de manuales deestilo. Radio comunitaria2 Fabio López de la Roche, Diálogos Periodísticos, Politécnico Grancolombiano, Bogotá, 2002
  • 14. 14 Con la expedición de las licencias para el servicio de radio comunitaria, elMinisterio de Comunicaciones dio un paso importante para brindar a las comunidadesorganizadas una vía de expresión que les permitiera ser protagonistas de su propiodesarrollo. Muchos municipios del país instalaron por primera vez su emisora y enotras áreas se amplió la oferta radial existente. Sin embargo, la magnitud de este proceso y la forma masiva como seentregaron las licencias, originaron diversos problemas, algunos que fuerondetectados en forma inmediata y, otros, en la medida en que se ha puesto enfuncionamiento este servicio: dificultades para formalizar las licencia de concesión,montaje de emisoras que no reúnen las especificaciones técnicas y distorsión de losfines de la radio comunitaria. Según el diagnóstico del Ministerio, un considerable número de emisorascomunitarias difunden mucha música y propaganda pero no presentan unaprogramación de calidad. Los niños, niñas y mujeres no hacen parte de su públicoobjetivo, tampoco realizan estudios de audiencia y es precaria la participación social.Desde luego, hay excepciones importantes. Algunas están llevando a cabo un trabajosocial y de integración por medio de la radio que les ha permitido lograr una audienciaimportante en sus regiones y gozan del reconocimiento de la ciudadanía y de lasautoridades locales. Un 49% de las emisoras comunitarias reciben y transmitencampañas sociales, lo que constituye un importante apoyo a la ejecución de losprogramas del Estado y al desarrollo local. Para afrontar las dificultades de este servicio y con el fin de fortalecer lacapacidad de gestión de las emisoras comunitarias se realizó el programa deMunicipios al dial. Luego, el 3 de diciembre de 2002, el Ministerio de Comunicacionesse reunió con los representantes de las redes regionales de radio comunitaria yconvocó reuniones regionales para todos los operadores del país, con el objetivo deconcertar las directrices que permitan la proyección de este servicio, acordes con losintereses y las necesidades actuales de la nación. Asimismo, el Gobierno nacionalexpidió el decreto 1981 de 2003, para afinar las condiciones en la prestación de esteservicio, el cual establece, entre otras disposiciones, la obligatoriedad de crear lasjuntas de programación para fortalecer la participación social. Radio Fuerza Pública La radiodifusión de interés público, a cargo de las Fuerzas Armadas y dePolicía, ha recibido apoyo debido a la importancia de la comunicación para contribuira realizar las funciones constitucionales de la Fuerza Pública. Estas emisoras estánen una etapa de formación de su personal, mejoramiento técnico y ajuste de suscontenidos a los fines del servicio. El Ministerio de Comunicaciones, junto con el Ministerio de Defensa, hadefinido planes de trabajo para reorganizar los aspectos técnicos y administrativos de
  • 15. 15estas emisoras, fortalecer su función de difusoras de los valores patrios, la seguridaddemocrática y contribuir al logro de la paz. El propósito es hacer el mejor uso de unrecurso escaso como es el espectro radioeléctrico. El 29 de enero de 2003 se realizóla primera mesa de trabajo. Aunque estas emisoras ya están en la dirección de ajustar algunos aspectosde su funcionamiento, el diagnóstico del Ministerio de Comunicaciones indica que losprocesos de planificación de estas emisoras son débiles; hay un alto porcentaje delas emisoras que no tienen un público prioritario definido; las emisoras requieren unamayor consolidación técnica; y, el principal problema que subsiste es la desviacióndel funcionamiento de las emisoras hacia esquemas musicales, muy diferentes a sufunción eminentemente pública. Emisoras a cargo de Gobernaciones y alcaldíasEn el caso de las emisoras de alcaldías y gobernaciones, se observa que dependende instancias que están por fuera del control directo del alcalde o del gobernador;dependen de los institutos municipales de cultura, de gerencias de institutos locales.En principio, esta forma de manejar las emisoras adjudicadas a las alcaldías ygobernaciones les permite funcionar fuera de las dinámicas generadas por loscambios de administración, y al margen de las lógicas electorales. Sin embargo, en lapráctica también ha ocasionado que las administraciones municipales ydepartamentales no les den la atención y el respaldo institucional que requieren, loque a la postre puede generar insuficiencia de recursos para su funcionamiento ybaja calidad de los programas.3 Emisoras a cargo de universidades De acuerdo con el Diagnóstico del Servicio de Radiodifusión de InterésPúblico, realizado por el Ministerio de Comunicaciones en el año 2003, el crecimientodel número de emisoras a cargo de las universidades, en un período tan corto,desafió la capacidad e iniciativa de las instituciones concesionarias para crearempresas de comunicación, capacitar el personal para la dirección de las emisoras,proveer recursos económicos para su funcionamiento y, sobre todo, definir el papelde la radio en función de sus objetivos institucionales y las responsabilidadesseñaladas en la normatividad. El estudio también señaló que las emisoras a cargo de las universidades estáncumpliendo bien su función educativa y cultural, aunque pueden potenciar su laborpara expresar la riqueza de la vida institucional, ser parte de su labor de extensión ypresencia en la comunidad. Además, las emisoras pueden fortalecerse con laexigencia de planes de gestión en lo financiero, lo administrativo y lo propiamente3 Diagnóstico del servicio de radiodifusión de interés público. Ministerio de Comunicaciones, 2003, Pág. 66
  • 16. 16radiofónico, de tal suerte que la oferta radial signifique un avance en la prestación delservicio. Hay un aspecto estructural de las universidades que no les permite lasuficiente autonomía administrativa y financiera, lo cual incide en la planeación de lasemisoras. Consciente de la necesidad de enfrentar de manera conjunta estos retos, elMinisterio de Comunicaciones convocó la mesa de trabajo para el fortalecimiento delas emisoras operadas por instituciones educativas. La reunión se realizó en el mesde junio de 2003 y contó con la asistencia de representantes de la mayoría de lasemisoras tanto de universidades públicas como privadas. Fue el sentir de esta mesala necesidad de conformar la red de emisoras, construir más un ciudadano que unconsumidor; facilitar el acercamiento del oyente a nuevas posibilidades de escucha;segmentar los públicos; alentar la creatividad en formatos y lograr que lasinstituciones comprendan el medio más allá de su carácter instrumental.3. Objetivos de política La nueva política de gobierno está orientada a posicionar el sector de lastelecomunicaciones frente al potencial que tiene de aportar al desarrollo del país. Losesfuerzos gubernamentales están dirigidos a masificar el uso de las tecnologías deinformación y comunicación, TIC, en atención a su capacidad para incidir en elmejoramiento de la productividad nacional, crear riqueza y empleo, aumentar losíndices educativos de la población, mejorar sus condiciones de salud, fortalecer laconvivencia pacífica, defender el patrimonio cultural e integrar al país a las corrientesdel progreso junto con la comunidad internacional.El objetivo general de la política es incorporar a Colombia a la sociedad delconocimiento, utilizando las tecnologías de Información y Comunicaciones–TIC´s yaprovechar las oportunidades que éstas generan, para: • Dinamizar el desarrollo • Incrementar la competitividad • Garantizar el servicio universal • Hacer realidad la participación ciudadana • Mejorar la calidad de vida de todos los colombianos. Como ya se indicó en la introducción de este documento, el influjo de lastelecomunicaciones rebasa el campo económico y tecnológico porque actúa en losámbitos social y cultural de la nación modificando las relaciones sociales que seamplían y enriquecen, así como el sistema cultural que crea nuevos significados,creencias y valores. El grado de utilización de las tecnologías de comunicación einformación, TIC, en los entramados de una sociedad, tipifica su modo de vida yadelanto.
  • 17. 17 El sector de la radiodifusión, gracias a la versatilidad del medio, tiene un mayorpotencial para ayudar a superar los problemas del país, mediante informaciones ycontenidos que, en vez de banalidad y futilidad, proyecten objetivos nacionales deintegración, mejoramiento y sana convivencia. El medio radial tiene una profundanaturaleza social y cultural que la diferencia de otros sectores creados sólo paragenerar beneficios económicos. El valor de una comunicación responsable, como unesfuerzo de todo el sector radial con el apoyo de la sociedad civil y el Estado,aplicada al logro de metas en bien de la nación, y con respeto por la autonomía de losmedios y la libertad de información, debe servir como un orientador del país hacianuevos niveles de desarrollo. La política gubernamental concibe las propiedades del medio radial, suinmediatez, su grado de penetración en sitios apartados, el carácter persuasivo de lacomunicación, las afinidades establecidas con el oyente, su influencia educativa y lacapacidad de convocatoria, como recursos fundamentales de la sociedad que sedeben utilizar con decisión y patriotismo para obtener un impacto positivo en lasolución de los problemas cruciales de la nación. De ahí la necesidad de mirar conatención el sector de la radio y definir una serie de políticas que permitan superar susdeficiencias actuales y fortalecer los aspectos positivos. En esta dirección, los objetivos de la política para el sector de la radiodifusiónestán enfocados a fortalecer la responsabilidad social del medio, como un mandatoconstitucional que se debe construir y afirmar en el quehacer cotidiano de lasemisoras. Las emisoras están haciendo uso del espectro electromagnético que es unbien público y en esa perspectiva cada una de las modalidades radiales tiene uncampo específico de acción. Estas políticas pretenden ordenar el sector de la radiodifusión para que sufuncionamiento sea acorde con las condiciones definidas en las licencias deoperación, promover su desarrollo y, por último, racionalizar el uso del espectroradioeléctrico para que responda a las necesidades del servicio y el manejoresponsable de las licencias.4. Políticas para la radiodifusión 4.1 Fortalecer el derecho a la información Colombia, como Estado social de derecho, asigna un lugar preferente a lalibertad de información y opinión. La existencia de un flujo abundante de ideas yconceptos en la sociedad constituye el fundamento básico del sistema democráticoporque otorga trasparencia a la gestión pública y favorece el desarrollo del individuo.Por eso, un sistema político es fuerte en la medida en que propicia la libre discusiónde los asuntos comunes, respeta los disensos y favorece las decisiones sociales queapoyan el bienestar de la sociedad.
  • 18. 18 Dadas sus características, este derecho se desarrolla en diferentes escenariossociales, desde los grupos primarios de discusión hasta formas más complejas en losmedios masivos de comunicación. En la radiodifusión, la libertad de expresión yopinión tiene dos aspectos básicos: la facultad de las emisoras para realizarlibremente su tarea informativa y el derecho de los ciudadanos a recibir unainformación veraz e imparcial4. El ordenamiento constitucional protege estosderechos, en virtud de la utilización por parte de la radio del espectroelectromagnético que constituye un bien público limitado, inalienable e imprescriptible,y la necesidad de garantizar la igualdad en el acceso de los ciudadanos para suutilización. La política del Ministerio de Comunicaciones es fortalecer el derecho a lainformación. En este aspecto, la radiodifusión ofrece un caudal de oportunidades parasu ejercicio. A medida que el país pueda ampliar sus canales de información yopinión, de manera que expresen el sentir de todos los grupos sociales, que reflejensus intereses y problemas, que atienda la voz de las minorías y genere un diálogosocial para lograr consenso alrededor de metas comunes, podrá aminorar una de susfuentes primarias de conflicto: la exclusión comunicativa. Los rezagos de unasociedad no están sólo en la distribución desigual de sus beneficios económicos sinoen el desequilibrio en el acceso a las fuentes de información, la falta de vías paraexpresar las inquietudes sociales y un contexto social que deslegitima el pensamientodiverso. 4.2 Dinamizar la responsabilidad social El Ministerio de Comunicaciones tiene como política dinamizar el cumplimientode la responsabilidad social de la radiodifusión en un trabajo concertado con losoperadores de este servicio. Así como el ordenamiento constitucional le asigna a losmedios de comunicación el más amplio rango de garantías para el ejercicio libre desu labor, también les reclama la cuota más alta de responsabilidad social en atenciónal recurso estratégico que dirigen, al uso de un recurso público como es el espectroradioeléctrico y a la necesidad de proteger los derechos ciudadanos, la paz y el biencomún. En un sistema democrático, el escenario ideal para fortalecer laresponsabilidad social debe ser aquel que se genera a partir de la convicción de losmismos operadores que, de manera voluntaria, deciden acuerdos y acciones paraestar a la altura de sus compromisos con la nación. De ahí la necesidad de fortalecerel mecanismo de autorregulación de los medios de comunicación, teniendo en cuentala responsabilidad de los mismos, como la acción más efectiva, proteccionista ygarantizadora de la libertad de expresión e información.4 Corte Constitucional, sentencia T332 de 1993
  • 19. 19 Los concesionarios del servicio de radiodifusión tienen cuatro frentes básicospara el cumplimiento de esta responsabilidad: El primero, se refiere a su papel comovoceros de la comunidad, brindar la oportunidad para analizar los problemas de lagente a través de los medios informativos y canalizar su inconformidad e inquietudes.El segundo aspecto tiene relación con su labor de fiscalizadores de la acción pública,servir de veedores de los poderes públicos y privados. El tercero, destaca lanecesidad de cooperar con el Estado y la comunidad para superar las situaciones deemergencia o calamidad pública, prevenir la accidentalidad, realizar campañaseducativas, ecológicas y de sanidad. Y, por último, los medios tienen responsabilidadde servir como agentes de convivencia pacífica, con un equilibrio informativo y unaconsulta rigurosa de las fuentes. Hay otra serie de elementos, de igual importancia, que están presentes en lafilosofía de muchas empresas radiales y deben inspirar la responsabilidad social deeste sector. Por ejemplo: proveer informaciones que habiliten a los ciudadanos paradecidir con responsabilidad en los asuntos públicos, respetar la intimidad personal yfamiliar y el buen nombre de los ciudadanos, difundir las tradiciones y costumbres dela sociedad, alentar la creatividad, proteger la dignidad del ser humano, velar por lacalidad del lenguaje y la expresión, trabajar con principios éticos, contextualizar lainformación, incorporar la perspectiva de género, impulsar la cultura de protección delmedio ambiente, promover la inclusión social y reconocer la diversidad social, étnica ycultural. En el ordenamiento jurídico también hay una serie de preceptos para losradiodifusores y a partir de su acatamiento también se afirma, con mayor razón, laresponsabilidad social del medio. Estas normas son: Respeto por la dignidad de los niños, niñas y jóvenes. Es imperativo eldesarrollo de una programación respetuosa y orientadora de la poblaciónjuvenil, protegida por el código del menor, con una norma del siguiente tenor:“A través de los medios de comunicación no podrán realizarse transmisiones opublicaciones que atenten contra la integridad moral, psíquica o física de losmenores, ni que inciten a la violencia, hagan apología de hechos delictivos ocontravencionales, o contengan descripciones morbosas o pornográficas”(Decreto 2737 de 1989 artículo 300). El Ministerio de Comunicaciones reitera que el fortalecimiento de lademocracia parte de la defensa y respeto por el disenso, el pluralismoinformativo y por encima de todo, la libertad de prensa. Pero, simultáneamente,velará por el respeto a la audiencia, la protección del derecho de informar y deser adecuadamente informado, conforme a los preceptos constitucionales y alas normas especiales que protegen a la población infantil y juvenil. Programas para erradicar la violencia contra la mujer. La Cuarta ConferenciaMundial sobre la Mujer, Beijing, septiembre de 1995, y la Convención Internacional
  • 20. 20para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer, suscrita en la ciudadde Belem Do Para, Brasil, el 9 de junio de 1994, aprobada por el Congreso deColombia, instan a los medios de comunicación “a elaborar directrices adecuadas dedifusión que contribuyan a erradicar la violencia contra la mujer en todas sus formas ya realzar el respeto a la dignidad de la mujer (Ley 248 de 1995, artículo 8, literal g). Prevención del consumo de bebidas alcohólicas y tabaco. Las estaciones deradiodifusión tienen el deber de ajustar los mensajes de publicidad acerca delconsumo de bebidas alcohólicas de conformidad con lo establecido en la ley 30 de1986 y sus normas reglamentarias; asimismo, contribuir en las campañas deprevención del consumo de drogas (Resolución No. 004 de 1995 del ConsejoNacional de Estupefacientes). Promoción de la música colombiana, sus autores e intérpretes. Una de lasmaneras de construir nación es difundir el folclore musical colombiano, para alentar lacreatividad y afirmar las raíces culturales. Varias normas están orientadas a exaltar eltrabajo de los compositores e intérpretes nacionales y a dar crédito a las obrasmusicales de quienes, gracias a su dedicación, preservan la identidad artística delpaís (decreto 2085 de 1975, resolución No. 1728 de 1990 y decreto 2425 de 1991). Estos son algunos ejemplos de normas y tratados que destacan laresponsabilidad de los medios de comunicación en el manejo de temas vitales para lasociedad. En la normativa colombiana, además de los preceptos particulares queorientan el sector de la radiodifusión, hay un campo muy amplio en términos de leyes,decretos y sentencias que también ofrecen líneas de acción para los operadores entemas de orden público, publicidad, cubrimiento de sucesos políticos, y el derecho ala intimidad y el buen nombre de las personas. 4.3 Orientar la programación a los fines del servicio La clasificación del servicio de radiodifusión, según el decreto 1446 de 1995,interpreta las principales líneas de evolución del servicio: comercial, comunitaria einterés público. Cada una de estas modalidades representa dinámicas distintas, bienpara generar beneficios económicos, bien para responder a necesidades decomunicación de las comunidades organizadas o para servir a los interesescomunicativos del Estado. Aunque los principios de fortalecimiento de la democracia y responsabilidadsocial, aplican para todo el sistema de radiodifusión, cada una de las categoríasradiales constituye una oferta de programación diferente en atención a los fines delservicio y la naturaleza de las entidades concesionarias. La radio comercial reflejará en sus contenidos la perspectiva de la empresaprivada para hacer radio, en el ámbito nacional, como un compromiso social parapromover la información, la cultura y el entretenimiento. Por parte de la radiodifusión
  • 21. 21pública se espera una acción comunicativa para apoyar las políticas del Estado eneducación, cultura, integración social, seguridad democrática y defensa de lasoberanía. A la radio comunitaria le corresponde servir de medio de expresión para laparticipación ciudadana en el ámbito local e impulsar procesos de comunicación parael desarrollo municipal. Estas diferencias estructurales determinan sistemas particulares de trabajo encada una de las modalidades, diferencias para gestionar la licencia, métodosespecíficos de relación entre el personal de la emisora, sistemas distintos departicipación ciudadana, agendas propias, visiones especiales del tema económico y,desde luego, contenidos de la programación distintivos de cada una de lasmodalidades. La programación es el resultado de la coherencia de la emisora con losprincipios de la modalidad del servicio que representa. A medida que la emisora tieneclaridad en sus objetivos e imprime a su operación diaria un compromiso serio paracumplir su visión, los contenidos de la programación afirmarán la vocación comercial,comunitaria o pública de las emisoras; de lo contrario, representará un híbrido sinposibilidades de perdurar en el actual sistema de radiodifusión, además de no cumplircon los fines que se estipulan para cada operación. Dada la importancia de este tema para la organización del sector radial, elMinisterio de Comunicaciones promueve las condiciones para que la operación de lasdistintas modalidades radiales (comercial, comunitaria e interés público) se haga deacuerdo con los fines señalados para cada servicio, sin distorsionar sus objetivos ointerferir el funcionamiento de las demás emisoras. Hay normas claras para que losconcesionarios ajusten su programación y sus métodos de trabajo de acuerdo con lascaracterísticas señaladas para cada servicio. Con base en el perfil que han adquirido estas modalidades radiales, eldesarrollo registrado en los años más recientes, y la necesidad de proyectar suverdadero campo de acción y posibilidades, este documento de políticas planteadefiniciones más comprensivas a partir de la esencia de las definiciones legales y suespecificidad de acuerdo con la naturaleza de las entidades concesionarias. Unadefinición de cada una de las modalidades radiales es la siguiente: Radiodifusión comercial: Es un servicio público con fundamento en la libreempresa, que orienta su práctica comunicativa hacia el desarrollo del país, canalizalas necesidades de la comunidad, visibiliza la acción de los sectores públicos yprivados, afirma los valores y tradiciones nacionales, enriquece la cultura, satisfacelos hábitos y gustos de la audiencia, informa, entretiene, dinamiza los mercados através del mensaje publicitario y se presta con ánimo de lucro. Radiodifusión comunitaria: Es un servicio público participativo y pluralista, sinánimo de lucro, orientado a satisfacer necesidades de comunicación en el municipio o
  • 22. 22área objeto de cubrimiento; a facilitar el ejercicio del derecho a la información y laparticipación de sus habitantes, a través de programas radiales realizados pordistintos sectores del municipio, de manera que promueva el desarrollo social, laconvivencia pacífica, los valores democráticos, la construcción de ciudadanía y elfortalecimiento de las identidades culturales y sociales5. Radiodifusión de interés público: El servicio de radiodifusión sonora de interéspúblico es un servicio de telecomunicaciones orientado a satisfacer necesidades decomunicación entre el Estado y los ciudadanos y comunidades, a fin de procurar elbienestar general y el mejoramiento de la calidad de vida de la población, sin ánimode lucro, a cargo y bajo la titularidad del Estado, quien lo prestará en gestión directa através de entidades públicas debidamente autorizadas, por ministerio de la ley o através de licencia otorgada directamente por el Ministerio de Comunicaciones. A partir de estos fines generales señalados para el servicio de radiodifusión deinterés público, se desprenden las siguientes subcategorías que tienen definicionespuntuales de acuerdo con la naturaleza de las entidades concesionarias. Emisoras de la Radiodifusora Nacional de Colombia. Las Emisoras de laRadiodifusora Nacional de Colombia tienen a su cargo la radiodifusión Estatal con elobjeto, entre otros, de comunicar al Estado con los ciudadanos y comunidades, defortalecer el nivel educativo y cultural de los colombianos, de promover el ejerciciociudadano y la cultura democrática y de servir como elemento de cohesión eintegración nacional. Emisoras de la Fuerza Pública. Las Emisoras de la Fuerza Pública tienen a sucargo la radiodifusión Estatal con el objeto, entre otros, de difundir los valores ysímbolos patrios, de contribuir a la defensa de la soberanía y de las institucionesdemocráticas y, de asegurar el ejercicio ciudadano y la convivencia pacífica. Esteservicio se prestará a través del Ministerio de Defensa Nacional, por conducto de laFuerza Pública integrada por las Fuerzas Militares (Ejército, Armada y Fuerza Aérea)y la Policía Nacional. Emisoras Territoriales. Las Emisoras Territoriales tienen a su cargo laradiodifusión Estatal con el objeto, entre otros, de satisfacer necesidades decomunicación de interés de la población en el área geográfica objeto de cubrimiento,de preservar la pluralidad, identidad, cultura e idiosincrasia, de dinamizar losmecanismos de participación ciudadana, de impulsar los planes de desarrollo y,fomentar el progreso regional y local. Este servicio se prestará a través de la Gobernación de cada Departamento;no obstante, para optimizar el uso de los recursos públicos, dos o más departamentos5 Decreto 1981 de 2003, artículo 3º
  • 23. 23podrán asociarse para solicitar la licencia y prestar el servicio de radiodifusión enregiones identificadas para promover acciones conjuntas de desarrollo. Las Emisoras Territoriales deberán orientar su operación con los siguientescriterios: • Diseñar la programación radial acorde con los lineamientos de los planes de desarrollo regional y municipal. • Adelantar procesos asociativos con entidades públicas del orden nacional y municipal del área geográfica de cubrimiento, para garantizar su participación y fortalecer la naturaleza pública de la emisora. • Estimular la participación ciudadana en las decisiones públicas, mediante alianzas estratégicas con asociaciones de municipios y la sociedad civil. En los territorios o pueblos indígenas, el servicio de radiodifusión sonora deinterés público de las Emisoras Territoriales se otorgará a los diferentes Cabildosindígenas. Para efectos del área de cubrimiento, se deberá entender la delimitación de ladivisión territorial departamental o de la entidad territorial indígena. En el caso de laasociación de varios departamentos, el área de cubrimiento se determinará por lasregiones que serán objeto de la prestación del servicio. Emisoras educativas. Las Emisoras Educativas tienen a su cargo laradiodifusión Estatal con el objeto, entre otros, de difundir la cultura, la ciencia y laeducación, de estimular el flujo de investigaciones y de información científica ytecnológica aplicada al desarrollo, de apoyar el proyecto educativo nacional y, servirde canal para la generación de una sociedad mejor informada y educada. Esteservicio se prestará a través de las entidades educativas públicas de nivel superior. 4.4 Promover el desarrollo de la radiodifusión Uno de los requisitos básicos para que la radiodifusión pueda fortalecer elsistema democrático y cumplir con su responsabilidad social es constituir empresasde comunicación sólidas desde el punto de vista financiero, administrativo y técnico.Esa característica que tiene la radio para asimilar de inmediato el presente yconvertirlo en fuente informativa, debe servir también para captar las tendencias quese operan en el sector y asimilar estos cambios para promover su desarrolloempresarial. En este sentido, la política del Ministerio de Comunicaciones será la de inducira las empresas radiales, en sus diversas modalidades, para que adopten sistemaspara mejorar la calidad de la programación, conocer sus audiencias, determinar su
  • 24. 24impacto, introducir las innovaciones tecnológicas, asegurar su estabilidad financiera,fomentar la creatividad radial, mejorar su productividad y profesionalizar su labor. En esta dirección, el Ministerio de Comunicaciones promoverá discusionesdentro del sector para explorar la viabilidad de adoptar el sistema de radio digital, susventajas, métodos de conversión, costos, reglamentación y servicios, de modo que elpaís asuma una posición frente a estos progresos. El Ministerio de Comunicaciones también promoverá el desarrollo de laradiodifusión con el apoyo a las redes, como asociaciones voluntarias de emisorascomprometidas con los fines del servicio, orientadas a fortalecer su organización,compartir procesos de planeación estratégica e impulsar proyectos de comunicaciónradial en los ámbitos locales y regionales. En la base de operación de las empresas radiales debe estar el cumplimientooportuno ante el Ministerio de Comunicaciones de las condiciones mediante lascuales se adjudica la licencia, en términos de presentación de estudios técnicos,operación con los parámetros técnicos autorizados y el pago de los derechos deconcesión; además, desde luego, de las obligaciones tributarias o comerciales y elpago de derechos de autor, en los casos previstos por la ley. 4.5 Optimizar el uso del espectro radioeléctrico Debido a que el espectro radioeléctrico es un recurso natural limitado, elMinisterio de Comunicaciones, responsable de su administración y de velar por sucorrecta utilización, considera necesario optimizar el uso de este bien público conbase en las siguientes directrices: Para el servicio de radiodifusión comercial, el análisis de las condicionesgenerales de impacto económico, de generación de empleo, de crecimiento regional ymás fuentes de comunicación, determinará en su momento la conveniencia deampliar la utilización del espectro radioeléctrico para este segmento radial. Para el servicio de radiodifusión comunitaria, el Ministerio de Comunicacioneshará los análisis priorizando los municipios sin servicio de radiodifusión y conpresencia de comunidades organizadas que tienen experiencia y apoyo social. En cuanto a la radiodifusión pública, la política es fortalecer este servicio acargo de entidades del orden nacional y regional, a fin de racionalizar el uso de losrecursos estatales y evitar la saturación del espectro radioeléctrico. En este sentido,el Ministerio de Comunicaciones no adjudicará el servicio de radiodifusión de interéspúblico en áreas donde ya opere por parte de entidades públicas que tienennaturaleza o fines similares. La Fuerza Pública tendrá emisoras de cubrimiento local,cuando las necesidades del servicio así lo ameriten.
  • 25. 25 Las entidades educativas públicas de nivel superior interesadas en operarlicencias de radiodifusión, deberán garantizar: a) el desarrollo de un proyecto radialde largo plazo, acorde con los objetivos institucionales, y b) la adecuada financiacióndel mismo, con recursos propios de la institución. En la perspectiva de racionalizar el uso del espectro, dentro de la modalidad deinterés público se creará la figura de emisoras territoriales, de cubrimientodepartamental y regional. De este modo, las alcaldías y colegios oficiales queactualmente tienen licencia tendrán la posibilidad de prestar este servicio por eltérmino que dure la concesión y, luego, canalizar sus proyectos comunicativos pormedio de emisoras territoriales con un enfoque regional. Con el liderazgo de lasemisoras territoriales, a cargo de cada gobernación de departamento o asociacionesde dos o más departamentos, el esfuerzo comunicativo del Estado a través de laradio, priorizará los proyectos y la solución de las necesidades, en armonía con lasfunciones administrativas de coordinación y complementariedad de la acciónmunicipal señaladas en el artículo 298 de la Constitución Nacional.5. Conclusiones La radio juega un papel decisivo en la construcción de nación: une las vocesregionales, estimula la imaginación, permite que el país se escuche a sí mismo y sereconozca en sus diferencias, difunde las diversas culturas, transmite losacontecimientos políticos, divulga los movimientos sociales, y puede crear diálogosnacionales acerca de los principales problemas y adelantos del país. En síntesis, esun medio para hacer historia como un agente clave en la generación de opiniónpública y en la transmisión de los sucesos como un espectador de primera línea. El desarrollo de estas políticas, como un esfuerzo conjunto entre el gobierno ylos operadores de radiodifusión, permitirá potenciar las capacidades del medio radialy ubicarlo en el contexto del papel que puede cumplir en relación con los principalesretos que afronta la sociedad colombiana del siglo XXI. Probada por muchos años laeficacia de la radio como medio de comunicación, el paso que se impone ahora esorientar su labor para el cumplimiento de estas políticas. Así, la responsabilidad socialque deben cumplir los medios, según el mandato de la Constitución, tendrá sudesarrollo cuando el medio sea utilizado eficazmente para beneficio de todos loscolombianos.Glosario Telecomunicación: Es toda emisión, transmisión o recepción de señales,escritura, imágenes, signos, sonidos, datos o información de cualquier naturaleza, porhilo, radio, u otros sistemas ópticos o electromagnéticos.
  • 26. 26 Espectro radioeléctrico: Conjunto de ondas radioeléctricas. El espectroradioeléctrico se constituye, a su vez, en un subconjunto del espectroelectromagnético. Radio: Término general que se aplica al empleo de las ondas radioeléctricas. Servicios de difusión: son aquellos en los que la comunicación se realiza en unsolo sentido a varios puntos de recepción en forma simultánea. Forman parte deéstos, entre otros, las radiodifusiones sonora y de televisión. Radiodifusión sonora: es un servicio público de telecomunicaciones, a cargo ybajo la titularidad del Estado, orientado a satisfacer necesidades detelecomunicaciones de los habitantes del territorio nacional y cuyas emisiones sedestinan a ser recibidas por el público en general. Cadena radial: Se entiende por cadena radial la organización constituida porestaciones de radiodifusión sonora, con el fin de efectuar transmisiones enlazadas enforma periódica para la difusión de programas. Operador: Es una persona natural o jurídica, pública o privada, que esresponsable de la gestión de un servicio de telecomunicaciones en virtud deautorización o concesión, o por ministerio de la ley. Plan Técnico Nacional de Frecuencias para la Radiodifusión Sonora: Es elmarco técnico que permite la adjudicación del mayor número de canalesradioeléctricos posibles a los diferentes municipios y distritos del país, libres deinterferencias objetables, de tal forma que se facilite la asignación de dichos canales yse racionalice el uso de este recurso, de conformidad con los lineamientos delReglamento de Comunicaciones y las recomendaciones de la UIT. Asignación (de una frecuencia o de un canal radioeléctrico): autorización queda el Estado para que una comunidad organizada o persona jurídica utilice unafrecuencia o un canal radioeléctrico en condiciones específicas. Interferencia: Efecto de una energía no deseada debida a una o variasemisiones, radiaciones, inducciones o sus combinaciones sobre la recepción en unsistema de radiocomunicación, que se manifiesta como degradación de la calidad,falseamiento o pérdida de la información que se podría obtener en ausencia de estaenergía no deseada. Parámetros técnicos esenciales: son parámetros técnicos esenciales de unaestación del servicio de radiodifusión, la potencia de operación, la frecuencia deoperación y la ubicación y altura de la antena, además de los que establezca el plantécnico nacional de radiodifusión sonora AM y FM. La modificación de los parámetrostécnicos esenciales requiere autorización previa del Ministerio de Comunicaciones.
  • 27. 27 Parámetros no esenciales: Son parámetros no esenciales de una estación delservicio de radiodifusión sonora, entre otros, el nombre de la emisora, la ubicación delos estudios, los equipos de audio de los estudios y el horario de operación. Lamodificación de los parámetros no esenciales está autorizada de manera general; sinembargo, el concesionario deberá informar con anticipación al Ministerio deComunicaciones la modificación que se propone efectuar. Estación clase A: aquella destinada a cubrir áreas más o menos extensasincluidos uno o varios municipios o distritos. Estación clase B: aquella destinada a cubrir uno o más municipios o distritos. Estación clase C: aquella destinada a cubrir una ciudad o población y lasáreas rurales contiguas a la misma. Estación clase D: aquella destinada a cubrir con parámetros restringidos, a unaciudad o población. Clasificación de las estaciones según potencia de operación Tipo de estación A.M. F.M A Superior a 10 Kw. hasta 250 Kw. Mínimo 15 Kw. y máximo 100 Kw. B Superior a 5Kw. hasta 10 Kw. Superior a 5Kw. e inferior 15 Kw. C De 1 Kw. y máximo 5 Kw. Mínimo 1 Kw. y máximo 5 Kw. D Potencia máxima 250 w Mínimo 100 w y máximo 250 w Manual de estilo: documento de conocimiento público que contiene laspolíticas, los principios y criterios propios de la emisora, con los cuales se protegenlos derechos de la audiencia, se evita la incitación a la violencia, a la discriminación yse garantiza el pluralismo informativo, de conformidad con los fines del Servicio deRadiodifusión Sonora.Revisó: María Victoria Polanco, Directora Dirección de Acceso y Desarrollo SocialPreparó: Raúl Vélez, funcionario Dirección de Acceso y Desarrollo Social