• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Ciudad de jérico
 

Ciudad de jérico

on

  • 5,319 views

Ciudad de Jericó-Patrimonio Mundial

Ciudad de Jericó-Patrimonio Mundial

Statistics

Views

Total Views
5,319
Views on SlideShare
5,319
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
53
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Ciudad de jérico Ciudad de jérico Presentation Transcript

    • CIUDAD DE JÉRICO
    • UNIVERSIDAD NACIONAL DE INGENIERIAINSTITUTO DE ESTUDIOS SUPERIORES UNI-IESFacultad de ArquitecturaDocente: Arq. Uriel CardozaMateria: Conservación del Patrimonio Patrimonio Mundial « Ciudad de Jericó»Integrantes:
      Bch. Daniela Suarez TabladaBch. Daniela Tatiana ToruñoBch. Luis Miguel Alonso Lopez
      Grupo: 5TN-A Fecha: 06/09/11Managua, Nicaragua
    • JERICÓ
      Jericó es un oasis verde en el Valle del Jordán a unos 30 kilómetros al este de Jerusalén, a 7 Km. al oeste del río Jordán, a 10 Km. al norte del Mar Muerto.
      Se encuentra a unos 260 metros bajo el nivel del mar lo que la convierte en la ciudad más profunda de la tierra.
    • JERICÓ
      Es mencionada en el Antiguo Testamento como La ciudad de las palmeras (Juec.3,13) y como La tierra de los rosales (Eclo. 24,14). Ciudad de la Luna y también de los Perfumes son poéticas significaciones que se atribuyen a su nombre.
      Lo primero que sorprende al llegar a Jericó es la belleza de la vegetación. Rodeada de arenales, tanto si se llega desde Jerusalén a través del desierto de Judá, como si se toma la ruta de la frontera jordana por el sur, esta antiquísima ciudad bañada por las aguas del río Jordán está protegida por la sombra de abundantes palmeras, naranjos en flor e higueras.
    • JERICÓ
      Hay como tres Jericó, situadas, según la época, en tres sitios distintos:
      1º) La Jericó cananea, que está debajo de tierra y de la que se ve sólo una «cala» hecha por los arqueólogos (el Tell-es-Sultán) que es la Jericó antiguala que se relata en la biblia fue conquistada por Josué. Aquí el Profeta Elías subió a los cielos, y su discípulo Eliseo aquí estuvo mucho tiempo.
      2º) La Jericó Herodiana, construida por Herodes, que es la que conoció Jesús y tantas veces recorrió, está situada al final de la carretera vieja que era el camino hacia Jerusalén. En ella se sitúa el relato de Zaqueo y la curación de los ciegos. (Mt 20, 29-34). Era una ciudad al estilo romano.
      3º) Y la Jericó actual, ocupada por los árabes, en constante expansión debido a la Autonomía, con 21.000 habitantes. En ésta se conserva el único ejemplar de sicómoro del entorno.
      Jericó contaba con tierras fértiles y una primavera permanente. El lugar fue probablemente ocupado más o menos de forma continuada desde antes del 9000 a.C. hasta el 1500 a.C.
    • JERICÓ
      El primer nivel de ocupación no era un asentamiento importante, y puede haber sido el lugar de un altar. El siguiente nivel, fechado con radiocarbono en 8350-7370 a.C, consistía en un gran número de casas redondas de ladrillo de barro, rodeadas por un foso y una muralla de 3 m de ancho.
      La muralla estaba interrumpida por una gran torre de piedra de unos 9 metros de altura, que probablemente servía de atalaya. Existen pruebas de que los habitantes ya cultivaban trigo, cebada y legumbres, y comían carne de gacela, ganado salvaje, jabalíes y cabras (posiblemente domesticadas).
    • JERICÓ
      Desde el 7200 a.C, las casas eran de forma rectangular con paredes y suelos enlucidos, se cultivaban una gran variedad de plantas y parece que se guardaban ovejas domesticadas. Los signos de cultos religiosos, que probablemente implican un culto antepasado, se ponen de manifiesto tras el descubrimiento de siete cráneos humanos del Neolítico Pre-Cerámico tardío (7000-6000 a.C.) que, moldeados con yeso y meticulosamente pintados para emular el rostro del difunto, revelan enigmáticos rituales funerarios.
      La ocupación del emplazamiento continuó de distinta forma hasta que la primera ciudad finalmente desapareció aproximadamente en el 2000 a.C. Pudo haber sido ocupada de nuevo por Josué y los israelitas, aunque no hay rastros arqueológicos de estos restos.
    • JERICÓ
      De acuerdo con lo narrado en la Torá, -el libro sagrado de los hebreos-, esta ciudad fue por primera vez conquistada y arrasada por el pueblo de Israel en el siglo XV, a.C. Josué, el sucesor de Moisés, guió a los israelitas de regreso a la Tierra Prometida, liderando la conquista y destrucción de la antigua Jericó cananea.
      Según la Escrituras, Dios les prometió explícitamente a los patriarcas y a Moisés el dominio de estas tierras del Jordán:  "He bajado para librarle de la mano de los egipcios y para subirle de esta tierra a una tierra nueva y espaciosa;  a una tierra que mana leche y miel, al país de los cananeos, de los hititas, de los amorreos, de los perizitas, de los javitas y de los jebuseos"  (Ex. 3,8).
    • JERICÓ
      |
      La dinámica propia del Imperio Romano y la existencia del Profeta Jesucristo, son por supuesto hechos primordiales que explican en gran parte la supervivencia de la Jericó posterior a los cananeos. Los romanos hicieron de la ciudad un importante centro comercial y la dotaron de imponentes acueductos y caminos. Ya en las últimas décadas del Imperio, Jesús visitó la ciudad y llevó a cabo en sus calles milagros primordiales, lo que hizo que sus seguidores mantuvieran desde entonces una presencia continua de más  de dos mil años. Es así como de los aproximadamente 21.000 pobladores de la Jericó actual, 4.000 son cristianos, la mayoría religiosos de las órdenes de los Franciscanos y los Dominicos.
    • JERICÓ
      La última ocupación del lugar finalizó en el Siglo VI a.C., posteriormente debió construirse, en un emplazamiento situado a 2.800 metros al suroeste del primigenio, una nueva ciudad que coincidiría con la que embelleció el rey Herodes el Grande.
      La historia de la Jericó arqueológica se funde desde entonces con los avatares de la actual ciudad bajo gobierno de la Autoridad Nacional Palestina.
      Sus primeros pobladores conocidos fueron los natufienses, cultura anterior al 9000 a.C. En los milenios sucesivos la ciudad alternó períodos de prosperidad y crisis según el ocupante de turno -israelitas, persas, griegos, romanos, musulmanes y cruzados, pero que, sin excepción, dejaron imborrables huellas.
    • JERICÓ
      En cuanto a la ciudad herodiana, tenemos que decir que se le designa así -la Jericó de Herodes- porque este rey, al recibirla en el año 30 a.C. del emperador Romano Octavio Augusto, la amplió y embelleció con estanques, jardines, hipódromo, anfiteatro y, sobre todo, la construcción de uno de los muchos palacios, que era su residencia de invierno (El historiador Flavio Josefo así la describe como un valle lleno de estanques y jardines).
      Por los historiadores romanos Estrobón, Plinio y Josefo, sabemos que Jericó fue un gran centro comercial, productor y exportador de sustancias medicinales y aromáticas, particularmente del  bálsamo. Fue precisamente el bálsamo el que hizo que Cleopatra pusiera sus ojos en esta región y el que convenció a Marco Antonio de regalarle, en prueba de su amor, los célebres jardines de la ciudad.
    • JERICÓ
      • Mapa topográfico de Jericó y alrededores 1. Qumran2. Fortaleza del Hierro II3. Palacio herodiano (parte sur)4. Palacio herodiano y hasmoneo5. Tell es-Sultán y Fuente de Eliseo6. Sinagoga de Naarán7. Sinagoga de Jericó8. Kh. al-Mafjar (Palacio de Hisham)9. Jebel Qarantal (Monte de la Tentación)10. Monasterio de Coziba11. Deir Hajla (S. Jerásimo)12. Qasr al-Yahud (Pródromos)13. Nebi Musa (santuario musulman)
    • QUMRÁN
      Situado a unos veinte kilómetros al sur de Jericó se halla Qumrán, el sitio donde los famosos manuscritos del Mar Muerto fueron encontraron por un pastor beduino, Mohammad Al Deeb, en 1947. Los rollos estaban escondidos en unas vasijas de barro en el interior de altos acantilados encima del Mar Muerto. Entre los descubrimientos se encuentran los libros de una comunidad religiosa desconocida identificada como los Esenios. La escritura de los rollos cubre un período de unos 300 años. En el año 68 d.c., el asentamiento llegó a su final repentinamente cuando fue destruido por la legión romana en su camino a Jerusalén, para sofocar una revuelta.
    • FORTALEZA DE HIERRO II
      Fortaleza del período del Hierro II (Israelita) junto al ingreso meridional de Jericó (Cf. 1Re 16,34).
    • JERICÓ HERODIANA
      Vista sobre el camino que baja del Wadi el-Kelt hacia Tulul Abu el-Alayiq; el antiguo camino romano fue usado hasta el inicio del siglo pasado.
      Ruinas y fundaciones del segundo palacio herodiano. Según E. Netzer no se trataba de una fortaleza militar, sino de un gran laconicum o sudarium.
      Tramo final del Wadi el-Kelt, que baja de la Montaña de Benjamín y baña la Llanura de Jericó. Sobre la derecha se ve el acuaducto herodiano y la aldea de Tulul Abu el-Alayiq.
    • JERICÓ HERODIANA
       En el sector norte del Wadi Kelt: piscinas revocadas para la recogida de agua. Los hasmoneos habían construido un canal que llevaba el agua de la fuente de Ayn Duq (Nueima); Herodes el Grande hizo costruir el acuaducto desde la fuente de Ayn el-Kelt.
      Sinagoga: La sinagoga descubierta por E. Netzer en el 1998.
      Detalle del ala norte del palacio de Herodes: el triclinio (m 7x10), decorado con mosaico de piedrecitas coloradas.
      El laconicum, o sudarium, en las termas del palacio herodiano del norte.
    • TEL ES-SULTAN
      Es interesante ver las ruinas de la primitiva Jericó en Tell-es-Sultán: la colina artificial (eso significa «Tell»), en cuyas entrañas se encuentran las ruinas de la considerada, con sus diez mil años de historia, la ciudad más antigua del mundo. La colina es artificial, resultado de las continuas y reiteradas destrucciones y reconstrucciones, y en ella se encuentra una “cala” o “trinchera” abierta por las excavaciones realizadas por los arqueólogos en la que se puede apreciar una hipotética torre «neolítica» con una escalera interna de 22 escalones. Era la torre de la fortificación en el lado interior de la muralla de la ciudad, en la que se calcula que vivían unas 2000 personas. Tiene de diámetro 8,5 m., y es del 8º milenio a. C.
      Vista de Tel es-Sultan, Jericó, desde el norte.
    • SINAGOGA DE NAARÁN
        El fértil valle de Ain Duq al noroeste de Jericó. El camino conduce a la sinagoga de Naarán.
        Detalle del piso con mosaico en la sinagoga di Naarán, Ayn Duq, de época bizantina. Se representa el zodiaco del que vemos aquí un fragmento con el signo de Cancer (izquierda) acompañado de la inscripción en arameo, sartan..
       Más célebre es el medallón con la menorah y otros símbolos hebreos encontrado en otra sinagoga de Jericó del mismo período histórico. La inscripción, en hebreo, dice: Paz en Israel (Sal 125,5).
    • DEIR QURUNTAL Y EL MONASTERIO DELAS TENTACIONES
      Otro de los lugares hermosos de Jericó es el Monasterio Ortodoxo Griego en el Monte de las Tentaciones también conocido como Jabel Quruntul originario del siglo XII. Se encuentra a unos 350 metros sobre Jericó, posado sobre un saliente rocoso al noroeste de la ciudad. Inicialmente, los cruzados construyeron dos iglesias en el sitio. Una de ellas estaba en una cueva a mitad de camino hasta el acantilado, y la segunda en la cumbre. El Monasterio de hoy se remonta a los años 1874-1904.
    • PALACIO DE HISHAM
      Planta ilustrativa de las ruinas de Kh al-Mafjar1. Ingreso2. Atrio3. Sirdab4. Mezquita grande y pequeña5. Sala grande de las termas6. Diwan7. Sala para sudar8. Letrinas9. Fuente monumental
      El mosaico en el diwan de las termas de Qasr Hisham. Fue excavado por D.C. Baramki y R.W. Hamilton (1935-1948); en el 1997 se reemprendieron los trabajos de sondeo y de restauración por parte de M. Piccirillo.
      El horno de las termas de Qas Hisham. El palacio del califa tenía varios sectores distintos: las termas, la mezquita y el palacio; un patio de ingreso con una fuente; el patio interno de acceso a las termas y a la mezquita.
      Interior del palacio de Hisham (Qasr Hisham o Hirbet el-Mefjar) con el rosetón. Los estucos y las estatuas se conservan en el Rockefeller Museo de Jerusalén. El palacio omeya está 4 km al norte de la antigua Jericó; fue construido por Hisham califa de Damasco del 724 al 743 y terminado por su hijo al-Walid.
    • NABI MUSA
      Situado en uno de los antiguos caminos a lo largo del valle del Jordán y Jerusalén, es el sitio donde según la tradición está enterrado Moisés. La Tumba de Nabi Musa (el profeta Moisés) ha sido un lugar de peregrinación anual desde los tiempos de Salah al-Din (Saladino). La primera estructura fue construida en 1269 por los mamelucos. En 1470 fue agrandado y luego renovado en 1820 por los turcos. Se puede observar una hermosa y serena mezquita, con una cúpula blanca y el mihrab de cristal.
    • ARBOL DE SICOMORO
      En la aldea moderna, Aricha, un bello ejemplar de sicómoro, el árbol del publicano Zaqueo (cf. Lc 19,1-10).
      "Habiendo entrado Jesús en Jericó, iba pasando por la ciudad. Y sucedió que un hombre llamado Zaqueo, que era jefe de los publicanos, y rico, procuraba ver quién era Jesús, pero no podía a causa de la multitud, pues era pequeño de estatura.   Y, corriendo delante, se subió a un sicómoro para verlo, porque había de pasar por allí." (Lc 19:1-4, RVR 1995).
    • JERICÓ
      Muro de Contención de la Edad de Bronce Medio
      Muro de la Edad de Bronce Medio Derrumbado
      Recipientes para  Granos
      Los arqueólogos han podido encontrar un largo muro que sostenía la cuesta del tell en la Edad de Bronce Medio.
      Este muro de contención estaba compuesto de  piedras ciclópeas y sostenía la pared de adobe de arriba. Esta parte sur del muro fue exhibida en 1997.
      Mas tarde encontraron los restos de un muro de adobe derrumbado en la base del muro de contención.
      Bryant Wood indica la base del muro de adobe. Las conclusiones de Wood son las mejores fundadas y datan la destrucción de la pared al tiempo de Josué (1400 a.C.) 
      Encontraron docenas de recipientes llenos de granos de la última ciudad cananea de Jericó. La conclusión era obvia: estos fueron del tiempo de la cosecha cuando la ciudad fue quemada (no atacada) por Josué. Así, el registro arqueológico encaja con el registro bíblico en este punto en particular.
    • JERICÓ
      La ciudad está, como el resto de Cisjordania aislada por un muro de concreto que la separa del territorio de Israel. Desde 1967, el  ejército de este Estado controla la libertad de movimiento de los habitantes, el espacio aéreo y las fronteras de estas tierras cercanas al río Jordán, que las agencias de prensa internacional se empeñan en llamar "Territorios Palestinos".
      Desde que fuera conquistada, durante la guerra llamada Guerra de los Seis Días, la ciudad se convirtió en un sitio de llegada de refugiados de toda Cisjordania. Al no formar parte de ningún Estado desde entonces y al estar sometida al conflicto de intereses entre la autoridad de facto del ejército israelí y la autoridad más bien teórica del gobierno civil palestino, ha sido virtualmente imposible diseñar políticas coherentes que permitan la conservación de sus monumentos históricos.
    • JERICÓ
      Sus restos son hoy uno de los 113 tesoros arqueológicos y sitios de interés turístico que hacen de Jericó una candidata más que propicia para la Lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.