• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Obesidad infantil (1)
 

Obesidad infantil (1)

on

  • 1,028 views

obecidad

obecidad

Statistics

Views

Total Views
1,028
Views on SlideShare
1,028
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
23
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Obesidad infantil (1) Obesidad infantil (1) Presentation Transcript

    • Obesidad infantil Donna Lucia Andrade Diaz                                                                                               Octubre 2011
    • ¿Qué es la obesidad infantil? Se trata de la acumulación excesiva de grasa corporal, especialmente en el tejido adiposo, y que se puede percibir por el aumento del peso corporal cuando alcanza 20% a más del  peso ideal según la edad, la talla, y sexo del niño o niña  en cuestión. Para calcular el peso ideal de un niño entre 2 y 5 años de edad, aunque de forma apenas aproximada, hay que multiplicar la edad en años por dos más ocho. Ejemplo: para saber cuánto debe pesar, en media, un niño de cinco años, multiplica la edad (5) por 2 y suma 8. Es decir, 5x2+8=18kg. Insisto que este método no es exacto. Se trata de apenas una ilustración. Lo cierto es consultar y considerar lo que diga el pediatra del niño.
    • Niños con sobrepeso Para muchas familias, el tener un hijo gordito, mofletudo, y lleno de pliegues es todo un logro, una señal de que el niño está bien, fuerte, y lleno de salud. Pero los expertos en nutrición infantil no piensan igual. Y van a más: dicen que estas familias están muy equivocadas. Lo que importa no es que el niño esté gordo o delgado. Lo que interesa es que el niño esté sano. Y es ahí donde queríamos llegar. En la última Jornada Nacional sobre Obesidad y Factores de Riesgo Cardiovascular, realizada en Madrid, España, se diagnosticó la obesidad infantil como una enfermedad emergente. Tanto en Europa como en Estados Unidos, desde los años noventa hasta hoy, la incidencia de la  obesidad infantil  se ha duplicado. España se ha convertido en el cuarto país de la Unión Europea con mayor número de niños con  problemas de sobrepeso , presentando un cuadro de obesidad en un 16,1% entre menores de 6 a 12 años de edad, superado apenas por los datos de Italia, Malta y Grecia. Un hecho alarmante en una sociedad que lleva en su "currículo" una de las mejores dietas alimentares del mundo: la dieta mediterránea, y en el cual hace solo cinco años presentaba apenas un 5% de menores obesos.
    • La siguiente es una tabla del ÍMCl normal para niños y niñas: Edad (Años) Niño Niña 2 16.4 16.4 3 16 15.7 4 15.7 15.4 5 15.5 15.1 6 15.4 15.1 7 15.5 15.5 8 15.8 15.8 9 16.1 16.3 10 16.3 16.8 11 17.2 17.5 12 17.8 18
    • Madres que no reconosen la obesidad de sus hijos La gran mayoría de las madres no reconoce la obesidad de sus hijos. Creen que tienen un peso normal o que son flacos, y que comen poco. Los expertos advierten que esta distorsión de imagen es peligrosa: "Se agrava la obesidad y se arraigan los malos hábitos". Los chicos se llenan con golosinas, fiambres, hamburguesas industriales, salchichas, jugos artificiales, gaseosas y aumentan de peso. Pero la mayoría de sus madres no puede percibir el problema para cambiar rápido los hábitos alimenta rios de los chicos, según dos encuestas realizadas por especialistas del Hospital Durand, de Capital Federal, a madres con hijos que van al jardín de infantes y a la escuela primaria. El 90% de las madres con chicos con sobrepeso y el 60% de las madres con hijos obesos tienen una imagen distorsionada: sostienen que sus hijos tienen el peso normal o son flacos. En el caso de chicos con obesidad severa, el 56% de las mamás afirman que "están flacos o normales" .
    • Impacto de obesidad La "bomba" de obesidad en México Los mexicanos han cambiado los tacos, enchiladas y frijoles por pizzas y hamburguesas Y si no se modifican estos hábitos de consumo, en diez años 90% de la población sufrirá obesidad y sobrepeso. Según expertos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) esta situación "es alarmante" debido a la deficiencia en la nutrición y la falta de actividad física que afecta a todas las edades. Según datos del Instituto Nacional de Salud Pública actualmente más de 70 millones de mexicanos tiene problemas de sobrepeso u obesidad. Más de 4 millones de niños de entre 5 y 11 años, y más de 5 millones de jóvenes y adolescentes, sufren también estos trastornos. "El problema es muy grave" dijo a BBC Ciencia el doctor Abelardo Ávila, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán. "México tiene ya muchos obesos -dice el experto- pero todavía falta que recibamos el impacto del daño a la salud producido por esa obesidad, como diabetes, arterosclerosis, accidentes vasculares, tumores, etc.". Estas enfermedades ya han aumentado de forma alarmante en el país, y según el doctor Ávila "todavía falta enfrentar lo peor". Los expertos afirman que los mexicanos han optado por cambiar su dieta tradicional basada en maíz, cereales y leguminosas, por una dieta de comida rápida de pizzas, hamburguesas y refrescos.
    • Consecuencias de la Obesidad Infantil
      • Malos hábitos adquiridos durante la infancia pueden llevar al niño a sufrir consecuencias preocupantes, principalmente para su salud.
      • El riesgo de desarrollar trastornos durante la adolescencia es un ejemplo claro de lo que puede suceder si el niño obeso no recibe el tratamiento y la atención adecuada a su alimentación y forma de vida. Antes, la obesidad era un problema exclusivo de los adultos.
      • Hoy en día, esta complicación atinge a personas cada vez más jóvenes. La  obesidad en la infancia compromete la salud de los críos. Se puede diagnosticar problemas como diabetes tipo 2, hipertensión arterial, y niveles altos de colesterol. Aparte de eso, los niños pueden desarrollar problemas psicológicos.
      • Las bromas, la intimidación, o el rechazo por parte de sus iguales, pueden llevarles a que tengan una baja autoestima. Los niños obesos son marginados por el aspecto que tienen, y todo ese cuadro pueden generar trastornos como la bulimia, la anorexia, la  depresión , y llevarles a tener hábitos extremos como el consumo de drogas y otras sustancias nocivas.
    • Males que la obesidad puede causar a los niños               
      • - Problemas con los huesos y articulaciones
      • - Dificultades para desarrollar algún deporte u otro ejercicio físico debido a la dificultad para respirar y al cansancio.
      • - Alteraciones en el sueño
      • - Madurez prematura. Las  niñas obesas pueden entrar antes en la pubertad, tener ciclos menstruales irregulares, etc.
      • - Hipertensión, colesterol, y enfermedades cardiovasculares
      • - Disturbios hepáticos
      • - Desánimo, cansancio, depresión, decaimiento.
      • -  Baja autoestima , aislamiento social, discriminación.
      • - Trastornos que derivan en bulimia y anorexia nerviosas
      • -  Problemas cutáneos
      • - Ocurrencia de  diabetes
      • Según los expertos, la obesidad cuando se manifiesta en la infancia y persiste en la adolescencia, y no se trata a tiempo, probablemente se arrastrará hasta la edad adulta.
    •                Cómo prevenir la obesidad infantil 
      • Hay una epidemia de niños obesos en EU y no hace falta leer los periódicos o mirar la televisión. Basta con salir a la calle y encontrarlos en algún centro comercial, en el patio de la escuela o montando bicicleta. La nutricionista Claudia González aconseja a los padres hispanos a fomentar en sus hijos una dieta saludable y a la actividad física. 
      • Consejos prácticos
      • Las cifras son cada vez más alarmantes. Cerca del 20 por ciento de los niños estadounidenses padece de obesidad, un porcentaje que se triplicó en 40 años. La doctora González participa activamente en campañas nacionales contra la obesidad infantil y es co-autora del libro  Gordito No Significa Saludable . ¿Cómo creamos conciencia de una buena alimentación a un niño?
        • Que los padres sean un ejemplo de una nutrición balanceada, que exhiban costumbres saludables, como el comer frutas y vegetales y granos integrales. 
        • Que se ofrezcan  alimentos saludables  una y otra vez, y a veces hasta el cansancio, hasta que el niño se sienta familiarizado con ellos y que entienda 'que en casa se hace lo mejor posible para alimentarse saludablemente'.
        • Que se hable de la nutrición como algo esencial de la vida, en lugar de usar los alimentos como amenaza o un premio a una acción que el niño deba hacer. 
    •              Guía para evitar la obesidad infantil
      • .
      • La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Secretaría de Salud consideran a la obesidad infantil en México como un problema de salud pública: actualmente existen alrededor de 3 millones de niños en edad escolar con sobrepeso, publica el periódico  El Informador .
      • La ingesta de comida chatarra y altamente industrializada, así como una mayor tendencia al sedentarismo son los dos factores principales que provocan obesidad en el 25% de los niños del país, problema que se acrecienta en las grandes ciudades, como el Distrito Federal y Monterrey, comenta la página enfocada en salud infantil  gordos.com  y la OMS.
      • Para combatir esta situación, la Secretaría de Salud y el sitio  Cosas de bebes recomiendan seguir estos consejos:
      • 1. Fomentar el deporte en el menor y establecerle horarios, breves, para ver la televisión o divertirse con los videojuegos
      • 2. Se recomienda que las grasas no superen el 30% de la ingesta diaria, debiendo reducirse el consumo de grasas saturadas y ácidos grasos.
      • 3.  Las proteínas deben aportar entre el 10% y el 15% de las calorías totales, debiendo combinar proteínas de origen animal y vegetal.
      • 4. Se debe incrementar la ingesta diaria de frutas, verduras y hortalizas hasta alcanzar, al menos, 400 gramos al día. Eso es, consumir, como mínimo, cinco raciones al día de estos alimentos.
      • 5. Moderar el consumo de productos ricos en azúcares simples, como golosinas, dulces y refrescos.
      • 6.  Reducir el consumo de sal, de toda procedencia, a menos de 5 gramos por día, y promover la utilización de sal yodada.
      • 7. Beber entre uno y dos litros de agua al día.
      • 8. Nunca prescindir de un desayuno completo compuesto por lácteos, cereales (pan, galletas, cereales) y frutas. De esta manera se evita o reduce la necesidad de consumir alimentos menos nutritivos a media mañana y se mejora el rendimiento físico e intelectual en el colegio