Your SlideShare is downloading. ×
Cuatro medio verdades de los bosques
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Cuatro medio verdades de los bosques

308
views

Published on

Published in: Education

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
308
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. FORO Cuatro medio verdades: la relaci—n bosques y agua en CentroamŽrica Los bosques, sobretodo los bosques naturales, generan servicios ambientales im- portantes, incluso servicios hidrol—gicos. Pero si real- mente queremos conseguir y mejorar esos servicios te- nemos que entenderlos, ya que nadie sabe a ciencia cierta cu‡les son. David Kaimowitz n los œltimos d’as de oc- dr’an evitar desastres similares. Se- preocupaci—n por el tema que hab’a E tubre de 1998 el Hurac‡n Mitch provoc— un diluvio de inundaciones y desla- ves, cuya furia desat— elcaos en Honduras, Nicaragua,Guate-mala y El Salvador; caus— alrededor gœn los medios de comunicaci—n, los oficiales pœblicos,los ambientalistas y las agencias internacionales la defo- restaci—n hab’a fortalecido el impac- to del hurac‡n, y, para reducir los riesgos de desastres similares, era ne- crecido paulatinamente a partir de los a–os setenta. Reportajes de prensa e informes de consultores aduciendo que los embalses, r’os y costas de la regi—n estaban siendo sedimentados de forma acelerada causaron conster-de nueve mil muertes y seis mil millo- cesario reforestar y conservar mejor naci—n entre ciertos oficiales de go-nes de d—lares en da–os. Una vez que los suelos. bierno. Las ONG«s y los medios delas aguas bajaron,en toda la regi—n la El Hurac‡n Mitch coloc— la degra- comunicaci—n convencieron al pœbli-gente comenz— a preguntarse porquŽ daci—n de las cuencas en la agenda co que la deforestaci—n agravaba lasla tormenta hab’a causado una des- pol’tica centroamericana de forma sequ’as y la pŽrdida de fuentes detrucci—n tan grande y c—mo se po- definitiva.Sin embargo, ya exist’a una agua en la Žpoca seca. 6 R E V I S T A F O R E S TA L C E N T R O A M E R I C A N A
  • 2. FORO La angustia por la degradaci—n de en los flujos hidrol—gicos es mantener Llueve menos porque hay menoslas cuencas es bien intencionada y tie- intacto el bosque natural donde toda- bosques en ciertas regiones de Cen-ne fundamento. Sin embargo, a menu- v’a existe. troamŽricado uno escucha cosas sobre las rela- El problema es que, al no enten- El uso del suelo afecta el clima yciones entre cobertura forestal y der bien las relaciones entre los bos- las precipitaciones. El uso del sueloprecipitaci—n, abastecimiento de ques y el agua, no se pueden definir tiene una influencia directa sobre laagua, inundaciones y sedimentaci—n las estrategias eficaces y eficientes evapotranspiraci—n, el albedo y losque son apenas medio verdades. para resolver los problemas realmen- vientos. Un estudio reciente por Nair En la realidad, es probable que la te alarmantes. En lugar de tomar me- y sus colegas (2000) demuestra que ladeforestaci—n s—lo tenga un peque–o didas serias, se termina reforestando forma de las nubes en Costa Rica yefecto sobre la precipitaci—n en la re- y consevando los suelos en peque–as Nicaragua difiere si est‡n encima degi—n. Despalar aumenta la escorrent’a, ‡reas, que generalmente no se esco- ‡reas forestadas o deforestadas. Otrascuando los usos que reemplazan elbosque reducen la infiltraci—n delagua en el suelo.A la vez,puede redu-cir los flujos superficiales y agua sub-terr‡neas en la Žpoca seca. Pero tam-biŽn, es posible que la deforestaci—ntenga el efecto contrario, ya que losbosques pierden m‡s agua a travŽs dela evapotranspiraci—n que la vegeta-ci—n corta. El efecto neto depende delpeso relativo de estos dos factores(menor infiltraci—n y menor evapo-transpiraci—n). M‡s importante aœn, esprobable que la reforestaci—n no vayaa revertir los posibles efectos negati-vos de la deforestaci—n sobre los flujoshidrol—gicos, por lo menos en el me-diano plazo. La deforestaci—n s’ au-menta la intensidad de las inundacio-nes, pero en cuencas grandes dichoefecto tiende a ser m‡s peque–o de loque se suele creer.A mediano plazo, lasedimentaci—n no es una fuerte ame-naza econ—mica en los embalses de lasrepresas hidroelŽctricas de la regi—n o CentroamŽrica ha sido afectada hist—ricamente por situaciones de desastre que pro-en los lagos,que aportan agua al Canal fundizan la dif’cil situaci—n socioecon—mica de sus pobladores. Encaminar inves-de Panam‡, aunque s’ constituye un tigaciones que analicen las formas de mitigar amenazas naturales son herramientasfuerte peligro a largo plazo y tiene que tambiŽn ayudan a asegurar la calidad de vida de las familias del istmo.otras consecuencias negativas. Cuando uno hace este tipo de gen, para tener el mayor impacto po- investigaciones se–alan que, el humoplanteamiento alguna gente responde sible sobre los efectos hidrol—gicos puede hacer que el agua en las nubescon argumentos para desmentirlo. negativos. no precipite (Rosenfeld 1999) y que elMuchos admiten que las afirmaciones Con eso en mente, este art’culo polvo en el aire, a menudo asociadopueden ser verdades pero aducen que analiza cuatro medio verdades sobre con una escasa cobertura vegetativa,no conviene decirlas, porque restar’a la relaci—n entre bosques y agua en reduce el tama–o de las gotas de llu-apoyo a la conservaci—n de los bos- CentroamŽrica: 1) llueve menos por- via y por lo tanto, el porcentaje delques y los suelos. No cabe duda, las que hay menos bosque;2) los bosques agua se evapora antes de caer al sue-afirmaciones simplistas y alarmistas evitan que se sequen las fuentes de lo. (Bruijnzeel 1999). Esto reduce lasobre la relaci—n entre los bosques y agua en el verano; 3) la deforestaci—n humedad relativa y causa mayor es-el agua han ayudado a promover una hace m‡s intensas las inundaciones; y trŽs h’drico a las plantas.mayor conciencia ambientalista, y,por 4) los embalses se sedimentan de for- Los modelos clim‡ticos de circula-lo tanto, su impacto ha sido sumamen- ma acelerada. ci—n general, que son grandes mode-te positivo. Adem‡s, es cierto que con- Se habla de medio verdades por- los de simulaci—n usados para analizarservar el suelo tiene un efecto positi- que cada caso tiene elementos verda- el clima mundial,pronostican que unavo en su fertilidad y capacidad para deros. No obstante, tienen otros que deforestaci—n masiva reducir’a la pre-retener el agua y que la mejor forma no lo son o que, por lo menos, no han cipitaci—n en algunos lados y la au-de evitar posibles cambios negativos sido comprobados. mentar’a en otros (Bruijnzeel, enR E V I S TA F O R E S TA L C E N T R O A M E R I C A N A 7
  • 3. FOROprensa).Se anticipa que los efectos se- que probablemente el cambio obser- mayor evapotranspiraci—n. De ante-r’an m‡s grandes en regiones donde vado fue por variantes de este œltimo mano, no se sabe cu‡l de los efectos vaun alto porcentaje del agua cae como tipo. a ser mayor. Depender‡ del tipo exac-lluvia de la evapotranspiraci—n dentro Es importante notar que los bos- to de vegetaci—n y de factores geol—-de una misma regi—n, eso aplica a la ques nublados son una excepci—n par- gicos, edafol—gicos y clim‡ticos. EnAmazon’a y en menor grado al ‡rea cial al hecho de que la deforestaci—n CentroamŽrica pr‡cticamente nocentroamericana y a las regiones del en CentroamŽrica probablemente no existen estudios emp’ricos al respecto,Sur-este asi‡tico. Casi todos los mode- ha reducido la precipitaci—n. Se sabe estudios que son bastante caros y re-los han analizado escenarios extre- que estos bosques captan parte del quieren a–os de datos para obtenermos, como la conversi—n de todos los agua disponible en las nubes y la ne- resultados confiables.bosques de la regi—n a potreros. No se blina y la canalizan hacia el suelo. As’ Sin embargo,no podemos esperarsabe cu‡les ser’an los resultados si si- que eliminarlos tal vez no reduzca la que la plantaci—n de ‡rboles en ‡reasmularan escenarios m‡s realistas, lluvia, pero s’ podr’a reducir la canti- erosionadas vayan a tener el mismodonde se mantienen grandes ‡reas de dad de agua que pasa de las nubes ha- efecto que un bosque natural, sobrebosques secundarios, vegetaci—n ar- cia el suelo y por lo tanto disminuir la todo en los primeros a–os y m‡s aœnbustiva y cultivos perennes. Adem‡s, cantidad de agua disponible para dis- si se trata de plantaciones de espe-el clima es un fen—meno sumamente tintos prop—sitos (Bruijnzeel 1999). cies ex—ticas. Durante los primeroscomplejo y estos modelos no logran Los bosques evitan que se sequen las a–os las plantaciones tienen estruc-reflejar toda esa complejidad. fuentes de agua en el verano turas de ra’ces con escaso desarrollo En CentroamŽrica, varios estu- El uso de la tierra determina, en que contribuyen poco a mejorar ladios muestran haber encontrado una parte, cu‡l es el porcentaje de lluvia infiltraci—n del agua, y debido a sureducci—n de lluvia,sobre todo en las que cae y se infiltra en el suelo (don- r‡pido crecimiento utilizan muchatierras bajas. GutiŽrrez y Rapidel de puede permanecer bastante tiem- agua (Gilmour et al. 1987). Es decir,(1999) afirman que entre 1895 y 1995 po) y quŽ porcentaje se pierde, flu- tienen menor probabilidad de ayu-la precipitaci—n promedio en Nicara- yendo r‡pidamente para abajo como dar a mantener la disponibilidad degua bajo en un 10% en el Ingenio escorrent’a. Los bosques naturales agua en la Žpoca seca que el bosqueSan Antonio en Chichigalpa y en un suelen tener una buena infiltraci—n; natural.6% en Granada. Fleming (1988) ana- su amplia estructura de ra’ces abre Las quemas, el sobrepastoreo y laliz— datos para 11 estaciones pluvio- muchos poros en el suelo y la vegeta- eliminaci—n total de la vegetaci—n ar-mŽtricas en Costa Rica que ten’an ci—n lo protege de la compactaci—n. bustiva tienden hacia un impacto no-entre 28 y 90 a–os de datos cada una, TambiŽn dentro de los bosques exis- civo para la infiltraci—n de agua,mien-y concluy— que la precipitaci—n se ha- ten muchos obst‡culos (ramas, detri- tras que algunas pr‡cticas deb’a reducido en las zonas bajas y ha- tus, troncos ca’dos, etc.) que disminu- conservaci—n de suelos son efectivas.b’a aumentado en las altas.Windsor y yen la velocidad de la escorrent’a, La urbanizaci—n y pavimentaci—n deRand (1985) reportaron que la preci- favorecen la infiltraci—n y reducen el las ‡reas de recarga de agua constitu-pitaci—n hab’a disminuido entre 1925 poder erosivo del agua. Por esto, se yen una amenaza seria, pero esto ay 1980 cerca del Lago de Gatœn en supone que los bosques recargan los veces se pierde de vista por el ŽnfasisPanam‡. acu’feros y aseguran que no se se- que se da en la deforestaci—n de bos- A pesar de esto, no es tan claro quen los r’os,los arroyos y los manan- ques naturales.que la deforestaci—n ha causado una tiales en el verano. Para el caso especial de los bos-merma de la precipitaci—n en Cen- Lo que normalmente se pierde de ques nublados, s’ se sabe que su con-troamŽrica. La mayor’a de los me- vista en estas discusiones es que, con- versi—n a usos agropecuarios reduceteor—logos e hidr—logos -con los que trario a la creencia popular, la evapo- la disponibilidad de agua en la Žpocahe hablado o le’do- afirman como transpiraci—n anual de un ‡rea de bos- seca;sin embargo, aœn se desconoce siprobable que la deforestaci—n no ques tiende a ser bastante mayor que se debe a una menor infiltraci—n detenga efecto significativo sobre las un ‡rea de vegetaci—n baja, sobre to- agua o a la pŽrdida de agua que captalluvias, debido a que en esta regi—n do porque los bosques tienen una ma- el bosque de las nubes (Bruijnzeelel clima tiene una fuerte influencia yor ‡rea foliar que puede interceptar 1999).mar’tima. el agua de lluvia y que transpira. Eso La deforestaci—n hace m‡s intensas Existen otras posibles explicacio- hace que la presencia de cobertura ar- las inundacionesnes para estas reducciones se–aladas b—rea tienda a disminuir la cantidad Se refuerza en principio que elen la literatura. Podr’an ser resultado total de agua disponible en el ‡rea du- efecto de menor infiltraci—n y menorde las fluctuaciones naturales del cli- rante el a–o (Bruijnzeel 1990; Calder evapotranspiraci—n ocasionado por lama o de cambios clim‡ticos en el esce- 1999). deforestaci—n produce inundacionesnario mundial, o ser ocasionadas por El efecto neto de la cobertura fo- m‡s intensas. Cuando se elimina elcambios en las formas de medir la restal sobre la disponibilidad del agua bosque merma la evapotranspiraci—nprecipitaci—n. Para el caso de Pana- en la Žpoca seca depende del balance dejando m‡s agua disponible quem‡, Hart (1992) volvi— a trabajar los entre el efecto positivo de la mayor puede causar inundaciones. Al mismodatos de Rand y Windsor; concluy— infiltraci—n y el efecto negativo de la tiempo, como se reduce la infiltraci—n 8 R E V I S TA F O R E S TA L C E N T R O A M E R I C A N A
  • 4. FOROel suelo pierde su capacidad de servir Estudios m‡s recientes (Aylwardcomo ÔesponjaÕ, hay mayor escorren- 1998; Harza 1999; Heckadon et al.t’a y m‡s agua corre r‡pidamente pa- 1999) sugieren que ese no es el caso.ra abajo. Sin duda, la sedimentaci—n relaciona- La pregunta clave aqu’ no es si la da con la erosi—n de suelos agropecua-deforestaci—n hace m‡s intensas las rios genera ciertos costos de manteni-inundaciones, sino cu‡nto m‡s vigoro- miento adicionales y la reducci—n desas las hace. Estudios emp’ricos -de la capacidad de almacenamiento deotros lados del mundo- sugieren que agua en las orillas del embalse tam-en cuencas grandes el efecto no es biŽn provoca pŽrdidas en el corto ymuy significativo (Bruijnzeel, en mediano plazo. Pero estas pŽrdidasprensa; Calder 1999). Cuando se trata probablemente son menores de lo quede escalas grandes, los efectos locales mucha gente dice. Si uno aplica mŽto-suelen contraponerse y cualquier tor- dos tradicionales de costoÐbeneficiomenta,lo suficientemente prolongada que incluyen una tasa de descuentoe intensiva para causar grandes inun- para flujos del dinero en el futuro, ge-daciones, probablemente saturar‡ los neralmente va a encontrar que lossuelos en poco tiempo; una vez satu- costos de la sedimentaci—n de los em-rados, el uso del suelo ya no influyen balses resultan ser muy peque–os;sobre la cantidad de agua que baja en tambiŽn, es probable que una buenaun determinado tiempo durante las parte de la sedimentaci—n de los em-inundaciones. balses y lagos venga de fuentes no No queda duda que mantener el agropecuarias, como las construccio-suelo cubierto con bosque ayuda a nes y los caminos.protegerlo de la erosi—n y la forma- Por otro lado, la sedimentaci—n deci—n de c‡rcavas. El investigador los embalses y el lago s’ puede ser unErick Holt, en un estudio que realiz— problema grande en el largo plazo.del impacto del Hurac‡n Mitch sobre Las pŽrdidas de capacidad de genera -la agricultura,demostr— que en parce - ci—n elŽctrica y de transporte en bar-las agroforestales que tambiŽn se tra- cos aumentar‡ con el tiempo y estasbajan en conservaci—n de suelos obras son tan grandes que puede re-tuvieron menos pŽrdidas. Sin embar- sultar dif’cil para los pa’ses volver ago, ha sido ampliamente demostrado construirlas una vez que dejen de fun-que la vegetaci—n no tiene mayor re- cionar. Por esto, y hay razones, puedelaci—n con los grandes deslaves, como no tener sentido tomar ese tipo de de-los causados por Mitch. En este œlti- cisi—n utilizando mŽtodos tradiciona-mo caso la geolog’a, topograf’a y les de costo - beneficio. Adem‡s, la se-eventos naturales extremos son deter- dimentaci—n causa otros problemasminantes (Cassells et. al. 1985). para las zonas costeras, los sistemasLos embalses se sedimentan de forma de riego y la calidad de agua para con-acelerada sumo humano que han sido poco es- Los embalses de las represas hi- tudiados en CentroamŽrica.droelŽtricas,como Chixoy en Guate-mala, Cerr—n Grande en El Salva- Conclusi—ndor, El Caj—n en Honduras, Cach’ en Este art’culo no argumenta que seCosta Rica, y los lagos Alajuela y han exagerado los potenciales peli-Gatœn que alimentan al Canal de Pa- gros de la deforestaci—n,ni que asegu-nam‡, tienen una enorme importan- rar la disponibilidad de agua en lacia para las econom’as de la regi—n. Žpoca seca no sea importante;planteaEn los a–os setenta y ochenta salie- que hay que ser m‡s serio a la hora deron muchos estudios y reportajes entender esos peligros y problemas sipronosticando que la sedimentaci—n se quiere desarrollar estrategias exito-de estos embalses y lagos, producto sas para enfrentarlos. Circulan mu-de la erosi—n de suelos por la agri- chas medias verdades en la regi—n quecultura, estaba causando cientos de no ayudan a entender los fen—menos.millones de d—lares en pŽrdidas y En el peor de los casos, nos puedenmenguar’a la vida œtil de estas obras llevar a realizar acciones que podr’anen pocas dŽcadas. ser contraproducentes, como sembrar ‡rboles de r‡pido crecimiento paraR E V I S TA F O R E S TA L C E N T R O A M E R I C A N A 9
  • 5. FORO Es cierto que los bosques no van a evitar inundaciones en las partes bajas despuŽs de tormentas tropicales fuertes. Sin embargo, es importante reconocer el papel eficaz de los bosques en reducir la fuerza de los impulsos del agua despuŽs de tempestades de intesidad moderada.mejorar la disponibilidad de agua du- un ‡rea importante para la recarga de Hay que actuar ahora, pero hayrante la Žpoca seca. TambiŽn nos pue- los acu’feros tendr‡ un impacto negati- que actuar con base en una an‡lisis se-den llevar a subestimar la importancia vo sobre los flujos hidrol—gicos.Se sabe rio y no de medias verdades. Debemosde investigar m‡s sobre las relaciones que reducir la erosi—n de los suelos y la profundizar nuestro conocimiento so-entre el uso del suelo y los flujos hi- sedimentaci—n tienen efectos positivos. bre estos fen—menos para actuar condrol—gicos, haciendo pensar que ya se Se sabe que los bosques generan una bases firmes y seguras en el futuro.sabe lo suficiente para implementar serie de otros servicios ambientales co-estrategias apropiadas. mo conservaci—n de la biodiversidad y Con el art’culo tampoco quiero su- secuestro de carbono.Se sabe que cual- David Kaimowitzgerir que para actuar hay que esperar quier alteraci—n de un ecosistema que Centro de Investigaciones Forestaleshasta entender mejor los v’nculos entre funciona bien, plantea serios riesgos, Internacionales (CIFOR)el uso del suelo y la hidrolog’a. Ya se aœn cuando no siempre se puede anti- Tel:(506) 255-4011sabe lo suficiente para argumentar que cipar la probabilidad o magnitud de los Fax:(506)222-6556eliminar bosque nublado o pavimentar efectos negativos. E-mail:dkaimowitz@cgiar.org Literatura citadaAylward, BA.1998.Economic valuation of the downsream hydrological effects of GutiŽrrez,F;Rapidel, B. 1999.Evoluci—n de las precipitaciones en Nicaragua.Natu- land use change:Large hydroelectric reservoirs. Tesis de doctorado. La raleza 16:22-23. Escuela Fletcher School de Leyes y Diplomacia. Hart,MS. 1992.Analysis of rainfall data in the Panama Canal for the presence of aBruijnzeel, S. 1990. Hydrology of moist tropical forests and conversion: a state of trend.Panam‡,Divisi—n de Ingenier’a,Comisi—n del Canal de Panam‡. knowledge review. Par’s, UNESCO Programa Hidrol—gico Internacio- Harza Engineering Company International.1999.Estudio global de la sedimenta- nal. ci—n en la Cuenca del R’o Lempa,Resumen ejecutivo. San Salvador.Bruijnzeel, S. 1999. Hydrology of tropical montane cloud forests:A re-evaluation. Heckad—n,S;Ib‡–ez R;Condit.R.1999.La Cuenca del Canal:Deforestaci—n,con- Ponencia presentada en el Segundo Coloquio Internacional sobre Hi- taminaci—n y urbanizaci—n,Proyecto de monitoreo de la Cuenca del Ca- drolog’a y Gesti—n del Agua en el Tr—pico HœmidoÓ,Panam‡,22 a 24 de nal de Panam‡ (PMCC).Sumario ejecutivo del informe final.Panam‡, marzo. STRI / USAID / ANAM.Bruijnzeel, S.Tropical forests and environmental services:Not seeing the soil for the Nair, US; Welch,RM;Lawton,R.O;Pielke RA.2000.Influence of surface characte- trees? Agriculture, Ecosystems, and Environment.(En prensa). ristics on the development of cumulus cloud fields. Ponencia presentadaCalder, IR.1999. The blue revolution,land use & integrated water resources mana- en la 15o Conferencia de Hidrolog’a de la Sociedad Meteorol—gica Ame- gement.Londres, Earthscan Publications. ricana en Long Beach,California,9 a 14 de enero.Cassells, DS;Bonell,M;Hamilton,LS;Gilmour,DA.1985. The protective role of tro- Rosenfeld, D. 1999.TRMM observed first direct evidence of smoke from forest fi- pical forests:A state of knowledge review. Ponencia presentada en el res inhibiting rainfall.Geophysical Research Letters 26 (20):3105-3108. Congreso Forestal Mundial.(9,Mexico, D.F). Windsor, DM;Rand, S. 1985.Cambios clim‡ticos en los registros de lluvias en Pana -Fleming, TH.1988.Secular changes in Costa Rican rainfall:Correlation with eleva- m‡ y Costa Rica. In Agon’a de la naturaleza,ensayos sobre el costo am- tion. Journal of Tropical Ecology 2:87-91. biental del desarrollo paname–o. Eds.S. Heckadon y J. Espinoza.Pana-Gilmour,DA;Bonell,M;Cassells, DS. 1987. The effects of forestation on soil hydrau- m‡, Instituto de Investigaciones Agropecuarias / Smithsonian Tropical lic properties in the middle hills of nepal: A preliminary assessment. Research Institute.p. 147-164. Mountain resources development 7:239-49.10 R E V I S TA F O R E S TA L C E N T R O A M E R I C A N A