Your SlideShare is downloading. ×
Cultura empresarial y clima organizacional
Cultura empresarial y clima organizacional
Cultura empresarial y clima organizacional
Cultura empresarial y clima organizacional
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Cultura empresarial y clima organizacional

847

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
847
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
16
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. CULTURA EMPRESARIAL Y CLIMA LABORAL La cultura empresarial Toda sociedad y toda organización desarrollan una cultura específica. La culturade empresa se refiere a los valores y comportamientos compartidos por sus miembros.Va a incluir su filosofía, y se va a traducir en un estilo de trabajo y en un clima social.En definitiva, la cultura de la empresa es la personalidad de la organización, que ladiferencia de otras y refleja la manera de pensar, de ser y de hacer las cosas. Por ejemplo, en los años ochenta del siglo pasado la cultura de empresa incluíavalores como productividad, competitividad, sinergias; era la época de los “ejecutivosagresivos”. Más tarde los términos de moda eran flexibilidad, autonomía y creatividad;los ejecutivos “han tirado las corbatas y se visten casual”. Al día de hoy, en estosmomentos de crisis, veremos más sobriedad en las empresas y se hablará de valorescomo esfuerzo, credibilidad, cambio, sostenibilidad. Al margen de los vaivenes de los ciclos económicos, se puede decir que en elmomento actual existen culturas tradicionales y culturas progresistas de lasorganizaciones o empresas: • La cultura tradicional se basa en el interés económico y en considerar a sus empleados como piezas sustituibles. Se caracteriza por la rigidez laboral, la jerarquía vertical y el estilo de liderazgo autoritario (“siempre se ha hecho así”). La cultura tradicional no tolera el error, no fomenta el desarrollo personal y profesional, y ejerce mucha presión sin respetar ni escuchar a los colaboradores. • La cultura progresista es la que estima que las organizaciones tienen un doble objetivo, el económico y el social, y que sus empleados son su mejor recurso. Se caracteriza por: la visión a más largo plazo; el optimismo y la confianza (“todo es posible si se actúa sobre ello”); el conflicto como oportunidad (“se pueden extraer valiosas enseñanzas”); se valora la creatividad (“la gestión del cambio”); el nivel de estabilidad en el empleo es alto; y las relaciones humanas están basadas principalmente en la cooperación. El clima laboral El clima laboral se define como la suma de satisfacciones, o insatisfacciones, quelos miembros del grupo de trabajo experimentan debido a su participación en unaorganización. Es necesario que la organización tenga un buen clima laboral, que está enconexión íntima con el estilo de dirección. Empleados insatisfechos, trabajadores malhumorados y supervisores ineficientesharán disminuir la satisfacción y, por tanto, disminuirá el clima de grupo. Asimismo, lafalta de control del tiempo de trabajo por el empleado y permanecer aislado sin 1
  • 2. relaciones en ambientes laborales extremadamente competitivos, contribuyen a agravarla desidia y el sentimiento de inutilidad de los empleados susceptibles de caer en ladepresión. La combinación de una productividad elevada con un clima laboral bueno ocurrecuando: se satisfacen los objetivos del grupo (aceptación y reconocimiento de laaportación del grupo); se satisfacen los objetivos individuales (buenos salarios, libertaden el puesto, funciones claras, promoción); el mando motiva a los trabajadores hacia unsuperior rendimiento con un enfoque de relaciones humanas (apoyo, comunicación,delegación); una productividad elevada produce un clima positivo y éste refuerza laproductividad.La felicidad del empresario El empresario está embarcado en un proyecto expansivo y creador. El empresariosiente el entusiasmo de estar creando algo nuevo, y en un esfuerzo de equipo esenormemente satisfactorio. Sin embargo, el impulso de sobresalir y alcanzar metas,basado en la motivación logro, puede tener una deriva excesivamente combatiente ycompetitiva. Hay problemas personales y sociales relacionados con la dinámica competitivaen general: el escaso tiempo que se dedica al cultivo personal y de las relacionessociales, el excesivo consumismo carente de sentido, las pérdidas asociadas al deterioromedioambiental, y el hecho de que los productos o servicios que el mercado ofrece sonsustitutivos imperfectos de los producidos de modos alternativos. En el mundo laboral impera el enfado como emoción más habitual, mientras quela alegría es la menos usual. Los jefes son víctimas de sus reacciones emocionales y enun efecto piramidal nocivo se traslada el mal humor y el estrés de arriba abajo, a losmandos intermedios, cuyo enfado provoca la misma reacción sobre sus colaboradores.Se va creando así una cultura empresarial basada en el castigo y el resentimiento, quecontribuye a la insatisfacción, el miedo y la falta de compromiso de la plantilla. Además, con la crisis actual hay en la empresa un alto nivel de ansiedadgeneralizada. Un líder emocionalmente inteligente debe reconocer las emociones delgrupo, gestionarlas y dirigirlas. Debe inspirar al grupo, decir que son momentos difícilespero que está orgullosos del grupo, que quiere ser parte de este grupo y que los necesitaa todos. La felicidad reside en elegir en cada momento la actitud más favorable ypositiva. Por ello un directivo tiene que transformarse a sí mismo a través delautoconocimiento. Un proceso de desarrollo personal nos enfrenta con la parte oscurade nosotros mismos y a la tarea de aceptarnos tal como somos, iniciando así el cambio 2
  • 3. hacia la persona que podemos llegar a ser. Adquirir una mayor conciencia nos permiteempatizar con las personas que nos rodean, estableciendo relaciones más profundas,basadas en el respeto y la aceptación. El autoconocimiento y el desarrollo personal les permite a los directivos revisarsus creencias sobre cómo gestionar las personas, y les permite transformar a medioplazo la cultura de la empresa. Se trata de confiar y sacar lo mejor de los demás y deinteractuar de una forma que es la mejor para uno mismo, para los otros y para lo que setrata de hacer. El gran reto del siglo XXI es humanizar la gestión de las organizaciones ya quela satisfacción y el bienestar de los trabajadores es la base de un negocio productivo ysostenible. Para ello hacen falta líderes más humanos, conscientes e inspiradores queincorporen la conciencia, la responsabilidad y la sostenibilidad en la estrategia de lasempresas. El liderazgo es vocación de servicio.La felicidad de los trabajadores En el trabajo se pueden conjugar el éxito del aprendizaje, el perfeccionamientode las habilidades propias y el ejercicio del control, resultando momentos muy felices; opuede ser el lugar donde peor se pasa. El trabajo representa la conquista de la autonomíapersonal y cuando nos va bien nuestra subjetividad queda fortalecida. Sin embargo, la progresiva automatización, la creciente separación entre laszonas residenciales y los centros de trabajo, la deslocalización y la crecienteburocratización de las tareas, o el recuerdo de la maldición bíblica, le ha restado elatractivo al trabajo para convertirlo en un centro para ejercer la competitividad. Se estima que el 38% de los asalariados sufre algún trastorno psíquico derivadodel trabajo, como el estrés, el burnout, el mobbing y la depresión. Según laOrganización Internacional del Trabajo, el 15% de los trabajadores consume alcohol,hachís y/o cocaína hasta la adicción, para soportar el estrés y la ansiedad que lesprovoca la jornada laboral. Otro malestar en alza es el acoso laboral (mobbing), que yaafecta al 9% de los trabajadores. También existe la lacra de la adicción al trabajo(workaholics) que fomentan las empresas tóxicas. En un informe reciente sobre la felicidad en el trabajo se constata lo siguiente:las personas felices suelen mantener buenas relaciones con sus compañeros, con susjefes y con los empleados a su cargo; los trabajadores felices valoran la empresa en laque trabajan, se sienten reconocidos y valorados por sus compañeros, sus jefes y losempleados a su cargo, y están contentos con su empresa; proporcionan más felicidad lasactividades creativas, acordes con la formación, intelectuales y que se realizan de cara alpúblico; satisface más desempeñar la labor profesional en compañía que desempeñarla 3
  • 4. solo; y están más felices quienes emplean en el trayecto al trabajo poco tiempo. Encontrar la satisfacción en el trabajo depende, en última instancia, de la actitudque toma la persona frente a las circunstancias. Para evitar el victimismo frente a estascircunstancias, debemos centrar nuestro esfuerzo en cambiar lo que sí depende denosotros. Se trata de responsabilizarnos de nuestro estado interno, asumiendo nuestrasrespuestas emocionales ante lo que nos sucede, viendo de qué manera podemos cambiarnuestras emociones para crear armonía. Además, es básico llevar un estilo de vida equilibrado y saludable: cuidar laalimentación, beber mucho agua, respirar profundamente más a menudo, dormir ochohoras, practicar ejercicio con regularidad, trabajar el pensamiento positivo, reflexionar,observar cómo pienso y me hablo a mí mismo, cuidar las relaciones y buscar momentosde silencio para no hacer nada, simplemente relajarse. Las creencias promovidas por el sistema de mercado actual ensalzan el hacer yel tener, marginando completamente el ser. Para acercarnos al ser hemos de guiarnos porlo que experimentamos en nuestro interior, conocer y comprender la verdad que noslibera del sufrimiento y que nos lleva a disfrutar de una vida personal y profesionalconsciente, equilibrada, creativa y llena de sentido. 4

×