Our reference: APUNTS 113                                                                                        P-authorq...
+Model     APUNTS 113 1—6                                    ARTICLE IN PRESS     Apunts Med Esport. 2011;xxx(xx):xxx—xxx1...
+Model          APUNTS 113 1—6                            ARTICLE IN PRESS          2                                     ...
+Model     APUNTS 113 1—6                           ARTICLE IN PRESS     La respuesta cardiaca durante la competición de b...
+Model           APUNTS 113 1—6                                    ARTICLE IN PRESS           4                           ...
+Model      APUNTS 113 1—6                          ARTICLE IN PRESS      La respuesta cardiaca durante la competición de ...
+Model      APUNTS 113 1—6                              ARTICLE IN PRESS      6                                           ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Estudio Frecuencia cardiaca jugadoras de balonmano playa

655 views
572 views

Published on

Estudio realizado a las jugadoras del Team-G-Solà sobre la frecuencia cardiaca en partido.

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
655
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Estudio Frecuencia cardiaca jugadoras de balonmano playa

  1. 1. Our reference: APUNTS 113 P-authorquery-v7 FORMULARIO DE DUDAS PARA LOS AUTORES Revista: APUNTS Por favor, envíe un correo electrónico con su respuesta a: E-mail: corrections.eses@elsevier.thomsondigital.com Referencia Nº: 113 Fax: +34 932 091 136Estimado/a autor/a,En el caso que durante la preparación de su manuscrito hubiera surgido alguna duda o comentario, podrá encontrarlos en ellistado que aparece a continuación y señalados en el margen de la prueba. Le rogamos que revise detenidamente la prueba que leenviamos y señale al margen sus correcciones, si las hubiera, o bien nos envíe un texto aparte detallando los cambios necesarios.En caso de que las correcciones afecten a las ilustraciones, por favor, consulte las instrucciones en: http://www.elsevier.com/artworkinstructions.Citas cruzadas: Si en el artículo se hace referencia a otros artículos incluidos en el mismo número, le rogamos que compruebeque se han añadido las palabras "este número" tanto en la bibliografía como en el texto. Referencias no citadas: En el caso de que existan referencias que se incluyen en la bibliografía pero que no se citan en el texto, se le indicará al final de la prueba. Por favor, cite cada referencia en la parte del texto donde debería aparecer o elimínela de la bibliografía. Faltan referencias: En el caso de que se citen en el texto referencias que no aparecen en la bibliografía, se le indicará al final de la prueba. Por favor, complete la bibliografía o elimine las referencias del texto. Situación en el Dudas / comentarios artículo Por favor, introduzca su respuesta o corrección en la línea correspondiente de la prueba Q1 Se han renumerado las referencias en orden de aparici´ n o Q2 Se han renumerado las referencias en orden de aparici´ n o Q3 Algunas de las leyendas de la figura est´ n en ingl´ s. a e Q4 Algunas de las leyendas de la figura est´ n en ingl´ s. a eProblemas con los archivos electrónicosEn ocasiones los archivos originales de texto o de imágenes no se pueden abrir o procesar correctamente. En caso de que losarchivos de su artículo hayan presentado estos problemas, hemos procedido de la siguiente manera: Escaneado del texto (total o parcial) Tecleado del texto (total o parcial) Escaneado de las ilustracionesMuchas gracias por su colaboración.
  2. 2. +Model APUNTS 113 1—6 ARTICLE IN PRESS Apunts Med Esport. 2011;xxx(xx):xxx—xxx1 www.apunts/org ORIGINAL2 La respuesta cardiaca durante la competición de balonmano3 playa femenino4 Daniel Lara Cobos5 Entrenador, Selección Nacional de Balonmano, Granollers, Barcelona, Espa˜a n6 Recibido el 15 de marzo de 2010; aceptado el 9 de septiembre de 2010 1 PALABRAS CLAVE Resumen 2 Balonmano playa; Objetivo: El objetivo de este estudio es determinar la intensidad del esfuerzo en competición 3 Esfuerzo; mediante la medición de la frecuencia cardiaca en jugadoras de balonmano playa. 4 Intensidad; Material y método: Se utilizó una muestra de 6 jugadoras pertenecientes a un equipo de ámbito 5 Frecuencia cardiaca; nacional. Durante la celebración de 13 partidos de categoría nacional, la frecuencia cardiaca 6 Femenino se registró a todas las jugadoras por telemetría a lo largo de los encuentros en periodos de 5 7 segundos. 8 Resultados: Los valores medios de la frecuencia cardiaca registrados en la primera parte 9 fueron de 149,94 ± 11,96 latidos por minuto (lpm), lo que supone un 80% de la frecuen-10 cia cardiaca máxima (FCmáx), con una mínima de 113,20 ± 13,65 lpm y una máxima de11 172,16 ± 9,97 lpm. En la segunda parte fueron de 156,08 ± 11,43 lpm, lo que supone un 83% de12 la FCmáx de referencia, con una mínima de 125,16 ± 14,99 lpm y una máxima de 175,94 ± 8,9413 lpm.14 Siguiendo la clasificación de intensidad de la actividad física propuesta por el Ame-15 rican College of Sports Medicine (ACSM), se registró que durante la primera parte se16 empleaba el 41,57 ± 19,7% del tiempo en una actividad definida como vigorosa y el17 26,1 ± 26,5% como muy vigorosa, mientras que en la segunda parte se reduce el porcentaje18 de tiempo de actividad moderada para aumentar el porcentaje de actividad muy vigorosa al19 40,8 ± 25,5%.20 Conclusión: Los resultados sugieren que la práctica del balonmano playa en jugadoras de nivel21 nacional supone un nivel de intensidad vigoroso y muy vigoroso durante el 70% del tiempo, y22 que los registros de frecuencia cardiaca se mantendrán entre 150 y 157 lpm, lo que supone el23 80-83% de la FCmáx.24 © 2010 Consell Català de l’Esport. Generalitat de Catalunya. Publicado por Elsevier España,25 S.L. Todos los derechos reservados. Correo electrónico: Daniel lara14@hotmail.com 1886-6581/$ – see front matter © 2010 Consell Català de l’Esport. Generalitat de Catalunya. Publicado por Elsevier España, S.L. Todos los derechos reservados. doi:10.1016/j.apunts.2011.02.001 Cómo citar este artículo: Lara Cobos D. La respuesta cardiaca durante la competición de balonmano playa femenino. APUNTS 113 1—6 Apunts Med Esport. 2011. doi:10.1016/j.apunts.2011.02.001
  3. 3. +Model APUNTS 113 1—6 ARTICLE IN PRESS 2 D. Lara Cobos 7 Analysis of heart rate in female beach handball players KEYWORDS 8 Beach handball; Abstract 9 Effort; Objective: The aim of this study is to determine the intensity of competitive effort by measuring10 Intensity; heart rate during beach handball in female players. We used a sample of six players belonging11 Heart rate; at the same team.12 Female Material and methods: During the course of 13 national level category matches, heart rate was13 recorded for all players by telemetry in periods of 5 seconds.14 Results: The average heart rates recorded in the first half was 149.94 ± 11.96 bpm representing15 80% reference HRmax (Heart Rate maximum) with a minimum of 113.20 ± 13.65 bpm and maxi-16 mum 172.16 ± 9.97 bpm, while in the second half it was 156.08 ± 11.43 bpm representing 83%17 reference HRmax, with a minimum 125.16 ± 14.99 bpm and maximum of 175.94 ± 8.94 bpm.18 Following the classification of intensity of physical activity proposed by the American College19 of Sports Medicine (ACSM) we registered that 41.57 ± 19.7% was defined as vigorous activity20 during the activity time in first half and 26.1 ± 26.5% as very vigorous; while in the second half21 the percentage of moderate activity was reduced as the percentage of very vigorous activity22 increased to 40.8 ± 25.5%.23 Conclusion: The results suggest that the practice of beach handball is a vigorous and very24 vigorous activity in the 70% of the total activity time. Heart rates were maintained between25 150 and 157 bpm, representing 80-83% reference HRmax.26 © 2010 Consell Català de l’Esport. Generalitat de Catalunya. Published by Elsevier España, S.L.27 All rights reserved. 1 Introducción de intensidades13 y, a su vez, nos puede dar una estimación 36 energética del ejercicio realizado14 . 37 2 El balonmano playa en la actualidad es una modalidad En el estudio de la intensidad en el balonmano playa 38 3 completamente reconocida por las federaciones interna- encontramos un vacío conceptual y experimental; no 39 4 cionales y totalmente introducida en todo el mundo, con obstante, sí existen diferentes estudios referentes a su 40 5 aproximadamente 400.000 practicantes. Normalmente los modalidad en pista. 41 6 participantes son jugadores de balonmano indoor que en Artículos como el de Alexander y Boreskie15 , o el de 42 7 la época estival continúan practicando su deporte en esta Loftin16 , muy utilizados en la bibliografía, hacen referen- 43 8 modalidad. cia a lo que entendemos como pelota vasca en nuestro país 44 9 Este deporte tiene sus inicios en los a˜os ochenta en n (handball en Estados Unidos). Es por ello que la primera 4510 Holanda e Italia, curiosamente dos países con poca tra- referencia es la de Rannou et al17 , con jugadores de nivel 4611 dición en balonmano. Las federaciones gradualmente han nacional e internacional. A este estudio se unieron el de 4712 ido participando más en este deporte popular, llegándose a Gorostiaga et al18 —–aunque el propósito de estudio no fuese 4813 formalizar la reglamentación tanto deportiva como organi- el control de la intensidad del esfuerzo—– y los de Buch- 4914 Q1 zativa en 20021 . heit et al19 y Gintaré Onusaitytè20 , donde sí se estudia de 5015 El balonmano playa se desarrolla en un campo de 15 × 12 forma concreta la respuesta cardiaca a esta actividad física. 5116 m cuya superficie es de arena. Cada equipo está compuesto Especial mención al estudio de Gintaré20 , pues realiza la 5217 por un portero y 3 jugadores, y compite en dos partes de misma propuesta que nuestro estudio pero en la modalidad 5318 10 min. El juego se apoya en la normativa del balonmano de balonmano indoor. 5419 pista, exceptuando la zona de cambio, que es toda una20 banda por equipo, y que los goles del portero tienen un valor21 doble2 . Método 5522 Conocer la intensidad de una actividad física es funda-23 mental para determinar los objetivos del entrenamiento y su Muestra 5624 posterior planificación. Ante la imposibilidad de aplicar las25 condiciones de un test de laboratorio a una actividad como La muestra se ha extraído de un equipo femenino de ámbito 5726 puede ser un deporte colectivo, la solución es el registro nacional constituido por 6 jugadoras pertenecientes a un 5827 de la frecuencia cardiaca. Sabiendo a qué exigencia trabaja mismo equipo, como determinaban los criterios de inclusión 5928 nuestro corazón podremos determinar el gasto energético al estudio. 6029 que supondrá esa actividad y determinar los objetivos de En la tabla 1 se analizan las características de la muestra 6130 entrenamiento para ser más eficientes a ese esfuerzo reque- que participó en este estudio. 6231 rido. En la bibliografía hay estudios sobre fútbol3,4 , hockey5 , La intensidad de trabajo se clasificó siguiendo los crite- 6332 baloncesto6,7 y tenis8,9 . En todos ellos se registró la fre- rios definidos por Wolford y Angove21 y las recomendaciones 6433 cuencia cardiaca por telemetría, un sistema de medición de la ACSM: actividad muy vigorosa (>85% FCmax), actividad 6534 válido10—12 y que nos da información a la respuesta car- moderada (80-65% FCmax) y baja intensidad (<60% FCmax) 6635 diaca en ejercicios que expresan una enorme variabilidad (Armstrong et al)22 (tabla 2). 67 Cómo citar este artículo: Lara Cobos D. La respuesta cardiaca durante la competición de balonmano playa femenino. APUNTS 113 1—6 Apunts Med Esport. 2011. doi:10.1016/j.apunts.2011.02.001
  4. 4. +Model APUNTS 113 1—6 ARTICLE IN PRESS La respuesta cardiaca durante la competición de balonmano playa femenino 3 Tabla 1 Características de las participantes en el estudio Participante Edad Altura Peso Mets VO2max IMC 1 19 164 51 14,5 50,75 31,1 2 23 182 73 16,4 57,4 40,1 3 38 174 107 14,1 49,35 61,5 4 18 166 60 16,4 57,4 36,1 5 27 171 67 14,5 50,75 39,2 6 21 172 79 14,1 49,35 45,9 Media 24,3 ± 7,4 171,4 ± 6,37 77,83 ± 19,39 14,9 52,5 ± 3,85 42,31 ± 10,58 Tabla 2 Clasificación de la intensidad de trabajo Participante FCmax >80% Entre 80-70% <60% 1 183 146,4 128,1 109,8 2 177 141,6 123,9 106,2 3 210 168 147 126 4 192 153,6 134,4 115,2 5 186 148,8 130,2 110,6 6 184 147,2 128,8 110,4 Media 188,66 ± 11,5 150,93 ± 9,21 132,06 ± 8,06 113,03 ± 6,9668 Dise˜o n Primera Parte Segunda Parte69 El dise˜o utilizado en esta investigación es pre- n 20070 experimental, con estudios descriptivos de grupos. Se71 tomaron medidas durante los partidos. 15072 Instrumental 10073 Para la obtención de la frecuencia cardiaca se utilizaron pul-74 sómetros Polar S625X; la fiabilidad y la validez de este tipo 5075 de pulsómetros han sido estudiadas en sus modelos anterio-76 res con gran efectividad23 . La unidad interface Polar IrDA77 USB permitió introducir los datos en un ordenador Modelo 078 IMac con procesador 2.4 GHz Intel Core 2 Duo (Parallell) y FCmin FCmed FCmax79 obtener la evolución de la frecuencia cardiaca a lo largo de80 todo el partido mediante el software Polar Protrainer 5. Figura 1 Medias de la frecuencia mínima, media y máxima.81 La frecuencia cardiaca máxima de referencia de cada82 sujeto se obtuvo mediante prueba de esfuerzo en tapiz83 rodante modelo Daum Electronic Ergo Run Premium 8. El análisis de los datos ha sido tratado con el paquete 9884 Se utilizó un protocolo de dise˜o propio, con incremen- n estadístico SPSS versión 17.0 y Microsoft Excel 2005. 9985 tos progresivos de velocidad de 0,5 km/h y pendiente 2%86 cada minuto de esfuerzo hasta la extenuación. Se monito-87 rizó el ECG de esfuerzo con un electrocardiógrafo Schiller Resultados 10088 AT.104PC. El VO2max se obtuvo mediante cálculos específicos89 en relación con el dise˜o del test. n En los 13 partidos analizados, la media de la primera parte 101 fue de 149,94 ± 11,96 latidos por minuto (lpm), lo que 102 supone el 80% de la FCmax de referencia, mientras que en la 10390 Procedimiento segunda parte se registró una media de frecuencia cardiaca 104 de 156,08 ± 11,43 lpm, lo que supone el 83% de la FCmax de 10591 Los datos fueron recogidos durante la celebración de 3 tor- referencia. 10692 neos clasificatorios de ámbito nacional y el campeonato de En la figura 1 podemos ver cómo se distribuyen las medias 10793 Espa˜a de Balonmano Playa 2009. En total se analizaron 13 n de la frecuencia mínima, media y máxima. 10894 partidos completados por las 6 jugadoras participantes. En la primera parte la FCmin es de 113,20 ± 13,65 lpm 10995 En el presente estudio se ha aplicado un análisis esta- y la la FCmax de 172,16 ± 9,97 lpm, mientras que en la 11096 dístico descriptivo, utilizando medias, desviaciones típicas, segunda parte la FCmin es de 125,16 ± 14,59 lpm y la FCmax 11197 máximos y mínimos. de 175,94 ± 8,94 lpm. 112 Cómo citar este artículo: Lara Cobos D. La respuesta cardiaca durante la competición de balonmano playa femenino. APUNTS 113 1—6 Apunts Med Esport. 2011. doi:10.1016/j.apunts.2011.02.001
  5. 5. +Model APUNTS 113 1—6 ARTICLE IN PRESS 4 D. Lara Cobos 200 Primera parte Segunda parte 41 180 45 40 160 35 140 17 30 120 41 15 25 100 20 15 15 80 17 10 FCmin1 FCmin2 FCmed1 FCmed2 FCmax1 FCmax2 5 Figura 2 Diferencia entre frecuencia cardiaca mínima, media 0 y máxima y su comparativa entre la primera y segunda parte Very High1 Medium1 Low1 Very low1 registrada. high1 Figura 4 Cuantificación del tiempo en diversas frecuencias cardiacas. En la primera parte el 26,1 ± 26,5% del tiempo está113 En la figura 2 podemos ver la diferencia entre FC mínima, en una actividad muy vigorosa, la mayor parte del tiempo114 media y máxima, y su comparativa entre la primera y la (41,57 ± 19,7%) está en una actividad vigorosa y el 21,2 ± 12,6%115 segunda parte registradas. en una intensidad moderada. En cambio, en la segunda parte116 Podemos constatar una respuesta cardiaca superior en las desciende el porcentaje en la franja moderada (15,7 ± 11,8%)117 segundas partes. y aumenta el porcentaje de actividad muy vigorosa, con el118 La correlación entre la media de la frecuencia cardiaca 40,8 ± 25,5%. Q4119 de la primera parte y la segunda parte es de 0,234 demos-120 trando que no hay una relación entre ambas medias.121 La figura 3 se ha elaborado siguiendo la clasificación de 21,2 ± 12,6% en una intensidad moderada. En cambio, en la 130122 la ACSM en la definición de intensidades de una actividad segunda parte desciende el porcentaje en la franja mode- 131123 física muy vigorosa (>85% FCmax), actividad moderada (80- rada (15,7 ± 11,8%) y aumenta el porcentaje de actividad 132124 65% FCmax) y baja intensidad (<60% FCmax) (Armstrong et muy vigorosa, con el 40,8 ± 25,5% (fig. 4). 133125 al)22 .126 Cuantificamos el tiempo en estas frecuencias cardia- Discusión 134127 cas. Vemos que en la primera parte el 26,1 ± 26,5% del128 tiempo está en una actividad muy vigorosa, el mayor En la revisión bibliográfica efectuada no hemos encon- 135129 tiempo (41,57 ± 19,7%) en una actividad vigorosa, y el trado artículos que tratasen el objeto de nuestro estudio, 136 100 80 14 60 17 * 15 40 41 41 * 3 * * 11 20 * 4 14 15 1 5 33 14 13 28 53 0 *2 Very Very High1 High2 Medium1 Medium2 Low1 Low2 Very Very high1 high2 low1 low2 Figura 3 Clasificación de la ACSM en la definición de intensidades de una actividad física muy vigorosa (>85% FCmax), actividad Q3 moderada (80-65% FCmax) y baja intensidad (<60% FCmax)22 . Cómo citar este artículo: Lara Cobos D. La respuesta cardiaca durante la competición de balonmano playa femenino. APUNTS 113 1—6 Apunts Med Esport. 2011. doi:10.1016/j.apunts.2011.02.001
  6. 6. +Model APUNTS 113 1—6 ARTICLE IN PRESS La respuesta cardiaca durante la competición de balonmano playa femenino 5137 y por ello llevarlo a cabo era un necesidad. Pese a que caso (balonmano pista) y dispondremos de unos valores refe- 199138 el balonmano playa no posee unas características fisiológi- renciales de intensidad con los que comparar el nivel de 200139 cas parecidas al balonmano pista, hemos creído oportuna la esfuerzo. 201140 comparación con la aproximación más cercana, dado que la Queda patente que el objeto de estudio es la frecuencia 202141 reglamentación y las connotaciones físico-técnicas implica- cardiaca durante todo un partido en su fase de juego (se 203142 das son las mismas. descartaron la fase de descanso entre partes) y no se hace 204143 Deportes indoor parecidos al balonmano pista como el diferenciación a los tiempos de pausa durante el transcurso 205144 fútbol sala3 muestran una media de frecuencia cardiaca de del partido, una de las variables que se debería tener en 206145 172 lpm, con el 83% del tiempo de acción en franjas de cuenta para futuros estudios, además de la diferenciación 207146 frecuencia cardiaca definidas como «muy vigorosas». Este del puesto específico que desarrolle el/la jugador/a durante 208147 estudio, al igual que otros estudios encontrados, detecta el encuentro, ya que las connotaciones de esfuerzo físico son 209148 una diferencia en las medias de las frecuencias cardiacas muy diferentes. 210149 superior en la primera parte versus la segunda parte. Mien-150 tras que en la primera parte se registra 176 lpm como media,151 que significa el 91,1% de la FCmax, en la segunda parte se Conclusión 211152 registró una media sensiblemente inferior (172 lpm), lo que153 suponía el 88,1% de la FCmax, un efecto que se registró en Los resultados sugieren que la práctica del balonmano playa 212154 jugadores de baloncesto7 en el tiempo total de juego con un en jugadoras de nivel nacional supone un nivel de intensidad 213155 87 ± 2% de la FCmax, con una media de 165 ± 9 lpm. vigoroso y muy vigoroso durante el 70% del tiempo, y que los 214156 En un estudio con jugadoras de baloncesto, Matthew y registros de frecuencia cardiaca se mantendrán entre 150 y 215157 Delextrat6 evidenciaron que en el tiempo real de juego la 157 lpm, lo que supone el 80-83% de la FCmax. 216158 frecuencia cardiaca estaba en torno al 92,3% de la FCmax,159 dando una media de 170 ± 8 lpm. Este mismo autor encontró Conflicto de intereses 217160 que en jugadoras de baloncesto durante el tiempo total de161 juego se registraba un 89,1% de la FCmax, lo quje suponía Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses. 218162 una media de 165 ± 9 lpm. Datos que anteriormente McIn-163 nes et al7 habían evidenciado en el 89 ± 2% de la FCmax,164 suponiendo una media de 168 ± 9 lpm. Agradecimientos 219165 Konarski et al5 realizaron el mismo estudio en jugadores166 de hockey, encontrando la misma relación entra la primera Agradecemos su participación a las integrantes del Equipo 220167 y la segunda parte pero con registros menos importantes Balonmano Playa Team G-Solà, así como al Centre de Medi- 221168 (130,70 ± 8,52 lpm y 123,70 ± 10,04 lpm). cina de l’Esport del Ayuntamiento de Granollers, bajo la 222169 Las referencias del balonmano pista nos remiten a valo- colaboración del médico especialista en Medicina Deportiva, 223170 res aproximados de frecuencia cardiaca de trabajo en torno la Dra. Do˜ate. n 224171 a 140-150 lpm24 . El estudio más representativo, dado que172 es la aproximación técnica más cercana «balonmano pista» Bibliografía 225173 y fisiológicamente debido a que la población de estudio son174 mujeres, es el presentado por Gintaré Onusaitytè20 . Se regis- 1. European Handball Federation. Beach handball history [Presen- Q2 226175 traron 10 partidos de nivel internacional sobre un puesto tation]. EHF Course n◦ 4 Beach Handball Referee Candidates. 227176 específico de un equipo como es el central. Gintaré regis- Balatonboglar; 2005a. 228177 tró valores de 147 hasta 193 lpm en las primeras partes, 2. European Handball Federation. Beach handball Rules of The 229178 mientras que en las segundas partes registró valores de 141 Game. Paper presented at the EHF Course n◦ 4 for EHF Beach 230179 hasta 192 lpm. Como vemos, en nuestro estudio los registros Handball Referre Candidates. Balatonboglar; 2005b. 231180 de las primeras partes superaban a los registros de las segun- 3. Barbero-Alvarez J, Soto VM, Barbero-Alvarez V, Granda-Vera J. 232181 das partes, lo que fisiológicamente nos lleva a la conclusión Match analysis and heart rate of futsal players during compe- 233182 es que era a causa de la fatiga en las jugadoras estudiadas. tition. J Sports Sci. 2008;26:63—73. 234 4. Esposito F, Impellizzeri FM, Margonato V, Vanni R, Pizzini G, 235183 Si comparamos la capacidad aeróbica de nuestra muestra Veicsteinas A. Validity of heart rate as an indicator of aerobic 236184 (52,5 ± 3,85 VO2max ) con los estudios en chicos como los de demand during soccer activities in amateur soccer players. Eur 237185 Chaouachi et al25 , con una media de 52,83 ± 5,48 VO2max ; J Appl Physiol. 2004;93:167—72. 238186 el de Rannou et al17 , con jugadores de ámbito nacional, 5. Konarski J, Matuszynski M, Strzelczyk R. Different team defense 239187 con VO2max de 57,7 ± 3,1 ml/kg/min, o el de Monte et al24 , tactics and heart rate during a field hockey match. Studies in 240188 con 53,2 ± 5 ml/kg/min, vemos que nuestra muestra tiene Physical Culture & Tourism. 2006;13:145—7. 241189 un perfil similar, dado que todas las jugadoras estudiadas 6. Matthew D, Delextrat A. Heart rate, blood lactate concentra- 242190 son jugadoras de balonmano indoor. tion, and time-motion analysis of female basketball players 243191 Otro estudio aproximado lo llevaron a cabo Buchheit et during competition. J Sports Sci. 2009;27:813—21. 244192 al19 al evaluar la respuesta cardiaca en formas de jugadas 7. McInnes SE, Carlson JS, Jones CJ, McKenna MJ. The physiolo- 245 gical load imposed on basketball players during competition. 246193 en balonmano pista, y en este tipo de prácticas de entrena- La charge physiologique imposée aux joueurs de basket-ball en 247194 miento observaron medias de FC de 175 lpm. compétition. J Sports Sci. 1995;13:387—97. 248195 Pese a todo, no es correcto comparar el balonmano playa 8. Christmass MA, Richmond SE, Cable NT, Arthur PG, Hartmann 249196 con el balonmano pista, ya que estos deportes se desarro- PE. Exercise intensity and metabolic response in singles tennis. 250197 llan sobre una superficie y dimensiones diferentes, pero la Intensité de l’effort et réponse métabolique au cours de matchs 251198 evidencia científica está más evolucionada en este último de tennis en simple. J Sports Sci. 1998;16:739—47. 252 Cómo citar este artículo: Lara Cobos D. La respuesta cardiaca durante la competición de balonmano playa femenino. APUNTS 113 1—6 Apunts Med Esport. 2011. doi:10.1016/j.apunts.2011.02.001
  7. 7. +Model APUNTS 113 1—6 ARTICLE IN PRESS 6 D. Lara Cobos253 9. Nunan D, Donovan G, Jakovljevic DG, Hodges LD, Sandercock physiologique de joueurs de handball. J Sports Med Phys Fit- 281254 GR, Brodie DA. Validity and reliability of short-term heart- ness. 2001;41:349—53. 282255 rate variability from the Polar S810. Med Sci Sports Exerc. 18. Gorostiaga EM, Granados C, Ibanez J, Izquierdo M. Differences 283256 2009;41:243—50. in physical fitness and throwing velocity among elite and ama- 284257 10. Laukkanen RMT, Virtanen PK. Heart rate monitors: state of the teur male handball players. Int J Sports Med. 2005;26:225—32. 285258 art. Les instruments de contrôle de la fréquence cardiaque: 19. Buchheit M, Lepretre PM, Behaegel AL, Millet GP, Cuvelier 286259 état des connaissances. J Sports Sci. 1998;16:S3—7. G, Ahmaidi S. Cardiorespiratory responses during running and 287260 11. Noakes TD, Lambert MI, Gleeson M. Heart rate monito- sport-specific exercises in handball players. J Sci Med Sport. 288261 ring and exercise: challenges for the future. J Sports Sci. 2009;12:399—405. 289262 1998;16:S105—6. 20. Gintaré Onusaitytè AS. Didelio meistriskumo rankininkes izai- 290263 12. Terbizan DJ, Dolezal BA, Albano C. Validity of seven commer- dejos darbo intensyvumo kaita rungtyniaujant. Ugdymas Küno 291264 cially available heart rate monitors. Measurement in Physical Kultüra Sportas. 2009;2:73. 292265 Education & Exercise Science. 2002;6:243—7. 21. Wolford S, Angove M. A comparison of training techniques 293266 13. Moore Jr AD, Lee SM, Greenisen MC, Bishop P. Validity of a and game intensities for national level netball players. Sports 294267 heart rate monitor during work in the laboratory and on the Coach. 1991;14:18—21. 295268 Space Shuttle. American Industrial Hygiene Association Jour- 22. Armstrong L, Balady GJ, Berry MJ, Davis SE, Davy BM, Davy 296269 nal. 1997;58:299—301. KM, et al. ACSM’s guidelines for exercise testing and prescrip- 297270 14. Fudge BW, Wilson J, Easton C, Irwin L, Clark J, Haddow O, et al. tion. 7th ed Baltimore: American College of Sports Medicine; 298271 Estimation of oxygen uptake during fast running using accele- 2006. 299272 rometry and heart rate. Med Sci Sports Exerc. 2007;39:192—8. 23. Gamelin FX, Berthoin S, Bosquet L. Validity of the polar S810 300273 15. Alexander MJ, Boreskie SL. An analysis of fitness and heart rate monitor to measure R-R intervals at rest. Med Sci 301274 time-motion characteristics of handball. Am J Sports Med. Sports Exerc. 2006;38:887—93. 302275 1989;17:76—82. 24. Monte AD, Gallozi C, Lupo S, Marcos E, Menchinelli C. Evalua- 303276 16. Loftin M, Anderson P, Lytton L, Pittman P, Warren B. Heart rate ción funcional del jugador de baloncesto y balonmano. Apunts. 304277 response during handball singles match-play and selected phy- 1987;24:243—51. 305278 sical fitness components of experienced male handball players. 25. Chaouachi A, Brughelli M, Levin G, Boudhina NBB, Cronin J, 306279 J Sports Med Phys Fitness. 1996;36:95—9. Chamari K. Anthropometric, physiological and performance 307280 17. Rannou F, Prioux J, Zouhal H, Gratas-Delamarche A, Dela- characteristics of elite team-handball players. J Sports Sci. 308 marche P. Physiological profile of handball players. Profil 2009;27:151—7. 309 Cómo citar este artículo: Lara Cobos D. La respuesta cardiaca durante la competición de balonmano playa femenino. APUNTS 113 1—6 Apunts Med Esport. 2011. doi:10.1016/j.apunts.2011.02.001

×