Your SlideShare is downloading. ×
Guia doce hombres sin piedad
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Guia doce hombres sin piedad

13,047
views

Published on


0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
13,047
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
22
Actions
Shares
0
Downloads
182
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. CURSO :ENCARGADO DE OBRA EN EDIFICACION GUIA DIDACTICA DE LA PELICULA: “TWELVE ANGRY MEN”
  • 2. OBJETIVO:Un encargado de obra, como hemos visto a lo largo de estas jornadas, ha de ser además líder.¿Cuáles son las características de un buen líder?.Con esta proyección trataremos de dar respuesta a esta pregunta además de algunas otras quesurgen de la necesidad de la presencia de un líder.ANÁLISISLas escenas que vamos a ver y analizar son de la versión del director Sidney Lumet. La situaciónde aislamiento en el que se encuentran los 12 hombres va a propiciar tensiones que derivarán enenfrentamientos, donde podemos ver las habilidades sociales de cada persona o su falta deellas. Tienen que decidir la absolución o la condena a muerte de una persona y para algunosesto no tiene mucha importancia “está claro, es un asesino”, “terminemos pronto que tengoentradas para el partido”, etc., son algunas frases que podemos escuchar.Vamos a centrarnos en la actitud de uno de ellos, que está interpretado por HenryFonda. Cuando todos votan culpable él es el único que vota inocente. Podemos apreciar quesu postura en asertiva, defiende su derecho a opinar diferente, pero lo hace respetando lasopiniones de los demás, en definitiva, su actitud se enmarca en la definición dela asertividad:“capacidad de expresar abiertamente nuestras opiniones respetando los derechosde las otras personas”.Es una postura que como dice otro de los personajes “hay que tener valor para votar inocentecuando todos los demás opinan que es culpable”. En diferentes momentos de la película vemosla capacidad de liderazgo que tiene. Potenciar nuestra actitud asertiva nos puede servirtambién para desarrollar nuestro liderazgo de forma eficiente.El líder asertivo es una persona con alta autoestima, no necesita levantar la voz para hacerseescuchar. Es, en definitiva, una persona que defiende sus derechos, en el caso de la película, suopinión, pero respeta también las posturas de los demás. Dice en un momento “me he puesto enel lugar del chico”, es decir, tiene una postura empática, intenta entender su situación antes detomar una decisión que será definitiva: la condena a muerte.En la escena de la navaja vemos el debate entre dos de los personajes, el que hemos analizadoy otro. Los dos expresan su opinión, defienden con fuerza sus argumentos, pero ambos seescuchan, prestan atención a la opinión del otro: son dos personas asertivas. En varias de lasescenas vemos por el contrario la actitud agresiva de otro personaje, insulta, grita, noescucha. Es evidente que su forma de actuar demuestra una falta de asertividad, deempatía, sus circunstancias personales le llevan a olvidar la situación del condenado, no sepone en su lugar, decide en función de su rencor.
  • 3. Cuando el protagonista que analizamos propone una nueva votación, lo hace desde una posiciónde autoridad, muy asertiva. Deja claro que no va a seguir con la discusión si los demás estánconvencidos de la culpabilidad, porque ha logrado su objetivo: que se debata el tema, que no secondene al joven sin más, pero no fuerza la situación, se somete a la decisión del grupo.El resto de los personajes tienen actitudes menos definidas, algunos se inhiben, son actitudespasivas; otros “pasan”, su actitud va cambiando cuando se implican en el debate, lo quedemuestra que a través del diálogo, de la toma de postura de una persona se pueden cambiaractitudes y propiciar que los demás se impliquen. Vemos que las habilidades sociales puedenaprenderse.Una cuestión a tener en cuenta es cómo la postura asertiva del personaje que hemoscomentado al principio va creando adeptos, su capacidad de liderazgo y su actitudasertiva propicia que, como dice “el viejo”, “este hombre se ha enfrentado solo a nosotros, haintentado conseguir apoyo y yo se lo he dado…quiero oír más…”
  • 4. TEORIA:1.EL LIDERAZGO1.1 LIDERAZGO Y GESTIÓN DE PERSONASLiderar es un arte y no basta por tanto para ejercerlo, con el instinto que más o menos acentuadoposeamos para ello. Hay que desarrollarlo conociendo y practicando los principios sancionadospor la experiencia y los avances de las ciencias humanísticas. (EL LÍDER SE HACE) LIDERAR ES LIDERAR NO ESEducar: lograr el desarrollo de toda la Simplemente, dar órdenes, aunque se den conperfección que la naturaleza humana lleva mucha energía y con ademanes autoritarios.consigo. Hacer un promedio de las intenciones de losInstruir: enseñar las nociones técnicas subordinados.precisas y dirigir los ejercicios prácticos, paraproporcionar a los subordinados los cono Doblegar voluntades.cimientos específicos que necesiten paracumplir sus misiones.Conducir: guiar y dirigir a los subordinados deforma, que perfeccionando la educación einstrucción en el ámbito colectivo, desarrollenla comprensión y cooperación entre todos.
  • 5. 1.2 DIFERENCIAS ENTRE JEFE Y LÍDERUn jefe existe por la autoridad; mientas que la figura del líder dentro del grupo aparece por subuena voluntad y dotes de gestión de personas.El jefe ve la autoridad como un privilegio de mando, mientras que el líder considera la autoridadcomo un privilegio de su servicio prestado en el equipo.El jefe ofrece una postura de temor, inspirando miedo; diciendo como hacer las cosas, mientrasque el líder tiene una postura de confianza, de enseñando al equipo a hacer las cosas, ymostrando con el ejemplo; este ultimo se siente como uno mas del equipo sin sentirse porencima del mismo. JEFE LIDER  Existe por la autoridad  Existe por la buena voluntad  Inspira miedo  Inspira confianza  Sabe cómo se hacen las cosas  Enseña cómo hacer las cosas  Le dice a uno ¡Vaya!  Le dice a uno: ¡Vayamos!  Maneja a las personas como fichas  Trata a las personas como tal  Llega a tiempo  Llega antes  Asigna las tareas.  Da el ejemplo
  • 6. 1.3 PRINCIPIOS DE LIDERAZGOManténgase constante y sinceramente interesado por lograr el bienestar de sus subordinados.Esto, en muchos casos, evita la necesidad futura de tomar medidas disciplinarias. Cuando laindisciplina invade un departamento y afecta a un gran sector, el remedio no está en la accióndisciplinaria, algo no marcha bien en dicho departamento: CORRIJA TALES ERRORES.Trate de conocer siempre qué es lo que piensa el subordinado. Este conocimiento ayuda aconocer y comprender el por que de sus actos. No reprenda en presencia de otros, exceptocuando la falta haya sido pública. Nunca reprenda a nadie si Vd. está irritado. Podría excederseen sus palabras.Después de efectuar una reprensión, el jefe debe mantener su conducta habitual hacia elsubordinado. El ejemplo y la buena voluntad, tienen gran influencia en el mantenimiento de ladisciplina.Las principales habilidades de un buen líder son;• Empatía: es identificar lo que desean los demás. Es decir "salir" de mi propio entorno y aceptarque no soy el modelo universal. Hay otras visiones válidas; poniéndome las gafas del otro, paraver la realidad desde su ángulo.• Serenidad: es no dejarse llevar por los impulsos.• Paciencia: es la tranquilidad que surge de vivir con orden.• Lealtad: coherencia con la palabra dada.• Discreción: el control de la lengua es esencial para cualquier directivo.• Sinceridad: sin sinceridad no hay confianza. Promover la confianza. Mostrarse leal a losprincipios que se han asumido. Esto supone;– Respeto a la verdad.– Sinceridad en las palabras; no decir lo contrario de lo que pienso.– Sinceridad también en los comportamientos.– Saber reconocer los propios errores.– Ser sincero es también decir a la cara verdades que ayuden a los otros.• Prudencia: los enemigos de la prudencia son:– La precipitación.– Los propios intereses.– La obstinación en mis propias ideas.
  • 7. – La vanidad que impide objetividad.• Carisma: una de las cualidades más llamativas de algunos líderes es su carisma. Cuandohablamos de carisma, hacemos referencias a esa gran habilidad que tienen estas personas deatraer a otros, de que les sigan. Un líder carismático tiene la capacidad de generar entusiasmo.Quienes están alrededor suyo desean estar lo más cerca posible de él. Esto los diferenciaclaramente de aquellos que tienen alguna posición de autoridad y la gente sólo les obedece pormiedo.John Maxwell menciona algunas características de los hombres y mujeres carismáticos:–Aman la vida: son personas alegres, optimistas. No viven quejándose. Demuestran pasión en loque hacen. Dan ganas de estar con ellos.–Ponen un "10" en la cabeza de cada persona: tienen la tendencia a ver lo mejor en los demás.Dijo Benjamín Disraeli: "el mayor bien que usted puede hacer por otro no es mostrarle susriquezas sino revelarle las de él".–Transmiten esperanza a la gente: aún en los momentos de mayor dificultad, tienen una actitudsuperior que está basada en su visión y su convicción. Esto provoca que la gente se sacrifiqueporque se contagia con la fe de esta clase de líder.–Se brindan a los demás: son personas que tienen un espíritu generoso. Comparten suconocimiento, sus recursos, su tiempo con sus seguidores. No piensan sólo en cómo sacarprovecho de sus seguidores.
  • 8. 1.4 PODER, AUTORIDAD, MANDO Y LIDERAZGOPoder: La habilidad para castigar o recompensar sin autoridad. Capacidad de afectar alcomportamiento de otras personas, con o sin su consentimiento.Autoridad: Potestad, facultad de mandar y hacerse obedecer. Consentimiento de los otros.Mando: Autoridad y poder que tiene el superior frente a sus subordinados.Dirección: Guiar las acciones hacia el logro de los objetivos.Gestión: Gestionar es coordinar todos los recursos disponibles para conseguir determinadosobjetivos, implica amplias y fuertes interacciones fundamentalmente entre el entorno, lasestructuras, el proceso y los productos que se deseen obtener.Liderazgo: Característica de un individuo que crea un compromiso generado y la credibilidad,que éste transmite a las personas que lo rodean. Un líder es aquel que hace lo apropiado por sucapacidad, dirección, acción y opinión
  • 9. 1.5 MODELOS DE LIDERAZGO TRADICIONALESLa actitud y el método de dirección del líder crean una auténtica atmósfera de la que dependeráque aumente o disminuya el placer que el grupo siente de trabajar en equipo y por lo tanto deconseguir de manera eficaz y eficiente los objetivos establecidos.Destacamos 3 estilos de dirección:1.5.1 Líder autócrata– Marca los objetivos, planifica las tareas, evalúa el trabajo, elige los materiales y fija las normasde conducta sin contar con el resto del grupo.– Indica el trabajo etapa por etapa dando un mínimo de información sobre el proceso total deltrabajo. Se sitúa fuera del grupo con un sentimiento de superioridad.– No acepta sugerencias y no permite la creatividad. No promueve la comunicación ni laparticipación de los miembros.– No da feed-back ni refuerza, no crea un clima de confianza.1.5.2 Líder participativo– Anima al grupo a organizarse como tal, aunque les presta ayuda en todo momento pararesolver tareas y problemas.– Marca los objetivos, planifica las tareas, evalúa el trabajo, elige los materiales y fija las normasde conducta en consenso con el resto del grupo. Indica el trabajo con su significado total, y susobjetivos, dando toda la información al grupo sobre el proceso total del trabajo– Se sitúa dentro del grupo como un miembro más; además acepta sugerencias y premia lacreatividad. Promueve la comunicación y la participación de los miembros.– Da feed-back y refuerza, creando un clima de confianza.1.5.3 Líder liberal– Deja que todo suceda de una forma pasiva, condescendiente y sin intervenir, espera que elgrupo resuelva los problemas sólo. El líder delega en sus subalternos la autoridad para tomardecisiones.– Anuncia los objetivos, y el resto se lo deja al grupo sin importarle cómo se llevarán a cabo.Proporciona muy poco contacto y apoyo para los colaboradores.– El equipo tiene que ser altamente calificado y capaz para que este enfoque tenga un resultadofinal satisfactorio. No promueve ni la comunicación ni la participación de los miembros Esperaque los subalternos asuman la responsabilidad por su propia motivación, guía y control.
  • 10. 1.6 MODELOS DE LIDERAZGO. CLASIFICACIÓN SEGÚN LA INTELIGENCIA EMOCIONAL1.6.1 Líder visionarioEncauza el clima emocional del entorno laboral y en una dirección positiva y acabatransformando a muchos niveles, el espíritu de la organización sin imponer el modo en el quedebe actuar cada persona, dejando el espacio suficiente para la innovación, la experimentación yla asunción de riesgos calculador. Utiliza la inspiración, junto con la confianza, la conciencia deuno mismo y la empatía. Además elimina las barreras de humo dentro de la empresa generandoun paso hacia la sinceridad que posibilita el acceso a la información y el conocimiento necesariospara que los empelados se sientan incluidos y puedan tomar las decisiones adecuadas.1.6.2 Líder coachingEs un tipo de liderazgo que se dedica a indagar en la vida de las personas, sus sueños,expectativas, y objetivos vitales. No se centra tanto en el logro de objetivos como en el desarrollopersonal. Hace que su equipo identifique sus fortalezas y debilidades, determinado así losobjetivos a largo plazo.1.6.3 Líder afiliativoEste estilo de liderazgo es adecuado aplicarlo en aquellos casos en que se trata de aumentar laarmonía del equipo, elevar la moral, mejorar la comunicación y restablecer la pérdida deconfianza en una organización. Promueven la armonía y la amistad estableciendo relaciones deamistad con sus empleados. Se centra por igual entre los objetivos de la organización y lasnecesidades emocionales de los empleados.1.6.4 Líder democráticoSe utiliza cuando el líder no sabe muy bien qué dirección seguir y necesita recabar la propuestade sus empleados más capaces. Cuando por el contrario se tiene claro la dirección esteliderazgo pone en relieve las ideas necesarias para ponerlas en marcha. Este estilo se centra entres competencias fundamentales; el trabajo en equipo, la gestión de conflictos, y la influencia1.6.5 Líder timonelEste estilo de liderazgo puede ser útil en ámbitos técnicos o en la primera fase de la empresa enla que es crecimiento es esencial. Es el liderazgo fundamental para equipos muy motivados,competentes y que requieren poca dirección. Para desarrollar este estilo de forma eficaz esnecesario compaginar la motivación de logro y la iniciativa.1.6.6 Líder autoritarioEste estilo de líder busca que sus subordinados acaten incondicionalmente sus ordenes, sinexplicar razones y en caso de no hacerlo no duda en recurrir a las amenazas. Es estilo coercitivoresulta útil en casos en que el líder debe poner en marcha una empresa o cuando se ve obligadoa cambiar los hábitos de una organización que atraviesa una situación crítica.
  • 11. 1.7 EL LIDERAZGO EN ÉPOCAS DE CAMBIOLas organizaciones están formadas por individuos y no se puede esperar que con acciones deestrategia organizacional se logre aumentar la flexibilidad, si los individuos que la integran nologran aumentar substancialmente su capacidad de cambio, al mismo tiempo.Un líder actual debe ser capaz de adaptarse a las nuevas circunstancias además de convertirseen promotor del cambio en sus equipos. El enfrentamiento al cambio lo podemos graduar en 6etapas; que van desde la primera o más baja, donde la conciencia del cambio es muy tenue,hasta la más alta en la que los cambios se realizan con gran energía, convicción y pericia.1.7.1 Plataformas del cambioUna misma persona suele actuar la mayor parte de las veces desde una de esas plataformaspero en determinados temas o momentos puede actuar desde otra plataforma adyacente, sea lainmediatamente superior o la inmediatamente inferior.Si logra ir aumentando su capacidad de cambio se irá desplazando hacia las plataformassuperiores. Pero si, con el paso del tiempo, se hace cada vez más rígida, frágil o huidiza frente alos cambios, irá descendiendo hasta las posiciones más bajas.Una misma persona suele actuar la mayor parte de las veces desde una de esas plataformaspero en determinados temas o momentos puede actuar desde otra plataforma adyacente, sea lainmediatamente superior o la inmediatamente inferior.Si logra ir aumentando su capacidad de cambio se irá desplazando hacia las plataformassuperiores. Pero si, con el paso del tiempo, se hace cada vez más rígida, frágil o huidiza frente alos cambios, irá descendiendo hasta las posiciones más bajas.Plataforma 1: conciencia confusa de la existencia del cambio personalPredisposición a creer que nada cambia y se desea que todo permanezca igual, en la medida delo posible. Cuando acontece un cambio radical, algo realmente nuevo que resulta imposibleignorar, las ideas de siempre no sirven de gran cosa para encontrar un sentido a lo queacontece. De esta manera no se acaba de entender bien lo que pasa y se asume como unafatalidad, como algo incomprensible contra lo que nada puede hacerse. Lo más característico deesta primera plataforma es que, en la medida de lo posible, el cambio se niega, se ignora o seasume pasivamente y se sufre. Comportamiento: muy ritualizado; se considera que las fórmulasde actuación de eficacia probada en el pasado deben repetirse una y otra vez de la mismamanera, sin que importe que las circunstancias ya no sean las mismas que antes. Enconsecuencia, en esta plataforma, la destreza para afrontar cambios es muy baja.Plataforma 2: intentos de evitar cualquier tipo de cambioEn esta fase se adquiere algo más de más conciencia sobre los cambios que se hallan en curso,pero en la medida de lo posible, se intenta evitarlos. Si resultara imposible, algunos intentaránadaptarse a la nueva situación pero lo harán sin demasiada pericia y su respuesta será, sobretodo, defensiva y acomodaticia.
  • 12. Comportamiento: la actitud fatalista y resignada de "o ignorar o apechugar", que era lo máscaracterístico del nivel anterior, se transforma aquí en un comportamiento más activo que puedetomar tres formas:– evitación;– resistencia y obstrucción;– adaptación.Plataforma 3: aceptación del cambioPersonas que empiezan a comprender que la vida es en realidad un proceso de cambio sin fin.Han empezado ya a abandonar la ilusión de que todo debería permanecer tal cual está yempiezan a sospesar la idea de que se están transformando y de que, a su alrededor, todo estáevolucionando constantemente.Estos primeros atisbos de la conciencia del cambio no significan una plena comprensión detodos los cambios en curso.Comportamiento: se empieza ahora a sentir la necesidad de saber si se puede influir sobrealgunos de esos cambios y cómo debería procederse para lograrlo.– Se empiezan a reconocer y a aceptar algunos cambios.– Se empieza a renunciar a comportamientos de resistencia.– Se empieza a experimentar la necesidad de encauzar y de aprender a manejar algunosresortes de la transformación.– No se ha extinguido todavía un anhelo fraguado en las etapas anteriores del inmovilismo.Plataforma 4: hacia el aprendizaje de nuevas maneras de vivir los cambiosA partir del momento en que los cambios se admiten muy pronto se pone de manifiesto ladificultad de ser eficaz cuando uno se ve arrastrado por sus turbulencias. Se comprueba que elcambio resulta tanto más arduo cuanto más intenso, rápido y profundo es.Con todo, hay todavía en esta plataforma una fuerte inclinación a reutilizar recetas ya conocidas;se usan una y otra vez las mismas formas de pensar y las mismas pautas de respuestaemocional que parecen haber funcionado en el pasado.Comportamiento: Se abandona el ideal de estabilidad y se reemplaza por el ideal de latransformación. Lo que se empieza a vislumbrar ahora es el deseo de alimentar y sostenerpermanentemente un sutil estado de desequilibrio que permitirá mantener indefinidamente elproceso de la propia transformación.
  • 13. Se inicia también el despliegue de la conciencia a cerca de los procesos de auto-organización.Se deja de pensar que todo ocurre como un plan preestablecido y ahora es necesario planificarel comportamiento, hasta tener el control sobre el mismo.Plataforma 5: para poder seguir adelante hay que asumir que es necesario dejar de ser losé era.Los valores de la estabilidad también se abandonan y se reemplazan por los de la fluidez y latransformación. La identidad se modifica, pero durante nada se desconecta abruptamente delpasado más inmediato. Es aquí cuando uno afronta un cambio, no se limita a gestionar losacontecimientos que tienen lugar a su alrededor sino que además se dispone a emprender laaventura de su propia transformación.Comportamiento: esto quiere decir que se comenten ciertas "reformas" de mentalidad:– en las convicciones, en manera de pensar y valorar las cosas,– en la forma de funcionar emocionalmente,– en el estilo de vida que se practica y, por encima de todo,– en la percepción del sentido de la existencia.Comportamientos que derivan de que se han vivido ya cambios y, posiblemente, estánintentando ahora afrontar y asimilar otros y, entre ellos, el más importante de todos: su propiatransformación.Plataforma 6: estrategias personales para adaptarse al cambio.No sólo se afila la comprensión de las dificultades que ocasiona el cambio, sino que además serefinan estrategias personales para abreviar los períodos transitorios de trastorno y, más tarde,para acelerar el proceso de recuperación ulterior.Se distingue claramente entre los cambios que vienen impuestos por las circunstancias externasy los que acontecen en el interior de cada uno, tanto aquellos que se buscan de una forma activay voluntaria, como aquellos otros que sobrevienen con independencia de nuestra voluntad.Internas: son aquellas que provienen de dentro de la organización, surgen del análisis delcomportamiento organizacional y se presentan como alternativas de solución, representandocondiciones de equilibrio, creando la necesidad de cambio de orden estructural; es ejemplo deellas las adecuaciones tecnológicas, cambio de estrategias metodológicas, cambios dedirectivas, remodelación de plantilla, etc.Externas: son aquellas que provienen de afuera de la organización, creando la necesidad decambios de orden interno, son muestras de esta fuerza: Los decretos gubernamentales, lasnormas de calidad, limitaciones en el ambiente tanto físico como económico.
  • 14. 2. HERRAMIENTAS PARA UNA DIRECCIÓN EFICAZ2.1 LA COMUNICACIÓN: HERRAMIENTAS Y HABILIDADES A DESARROLLAR PARA UNACOMUNICACIÓN EFECTIVALa comunicación es una actividad diaria de todas las personas, y así como es importante en lasrelaciones personales, lo es también en las organizaciones. La comunicación efectiva con losempleados, clientes, accionistas, etc., es esencial para la empresa. Las relaciones con la gentese establecen al comunicarse efectivamente con ellos.En el ambiente de trabajo, una persona interactúa con sus compañeros, superiores, clientes, etc.De igual manera, recibe información, da o recibe instrucciones y se coordina con equipos detrabajo.6% Lo dedicamos a escribir11% a leer21% a hablar30% a escucharSE ESTIMA QUE MÁS DE UN 60% DE NUESTRAS ACTIVIDADES DIARIAS INVOLUCRANALGUNA FORMA DE COMUNICACIÓNLa comunicación es un proceso verbal, escrito, visual o cualquier expresión que transmite unaidea, información, pensamiento y que puede influir en las personas.El intercambio de ideas y de información es la savia vital de cualquier organización. Todos lostipos de interacción de una empresa y su medio dependen de alguna forma de comunicación.Una buena organización funciona con libertad de comunicación entre todos sus miembros.Todos los miembros han de estar en contacto y han de tener la mayor parte de la información dela organización para mejorar el rendimiento y la velocidad con que se realiza el trabajo; paraaumentar la productividad y sobre todo para generar un buen clima de trabajo.La comunicación es el factor productivo por excelencia. Cuando quienes integran la compañíatienen claras las metas y los objetivos de la estrategia de negocio y le aportan a la gestión de laorganización, el resultado es una fuerza conjunta y coordinada enfocada en alcanzar los logroscorporativos.Pero cuando no es así y la información es escasa, aumentan los niveles de incertidumbre, laspersonas se sienten inseguras, posteriormente amenazadas y a partir de allí asumen actitudesdefensivas que lejos de aportar, restan capacidad de gestión.La incertidumbre es aquella falta de consistencia, precisión o exactitud de la información que nonos permite predecir la realidad que nos rodea, causando por tanto inseguridad y duda. Ademáspuede presentarse cuando no se obtiene retroalimentación que solucione las necesidades deinformación. La incertidumbre significa para los miembros de una organización el hecho de no
  • 15. poder predecir correctamente todas las alternativas que puede tener un evento dado. Lainformación, entonces, reduce la incertidumbre. Los miembros de la organización buscanrespuestas a sus interrogantes en cualquier situación que puedan interpretar como un signo o unmensaje que sea coherente con una información previa y que indique cambios probables otendencias del entorno laboral. La carencia de información imposibilita la gestión interna, es unejemplo macro de lo que sucede cuando una persona duda y no sabe qué decisión tomar. Deigual forma, si los trabajadores no tienen claro el camino a seguir que ha planteado laorganización o desconfían de él, optarán por una dinámica de trabajo lenta y prevenida.La comunicación, sin embargo, no puede limitarse al solo hecho de informar a los trabajadores,también debe permitir un proceso de retroalimentación para solucionar sus expectativas,inquietudes y generar contexto. Además, la incertidumbre crea graves problemas de climaorganizacional por cuanto genera un ambiente de zozobra y amenaza, que tarde o tempranoserán expresadas por los trabajadores a manera de actitudes prevenidas, poco colaboradoras ymarcadamente desconfiadas. Un apropiado programa de comunicaciones pueda solucionarestas carencias de información, la dinámica de gestión se verá recompensada y la organizaciónverá como su trabajo elimina barreras. La organización frente a la incertidumbre debe estarpreparada para generar información bien sea a través de sus canales formales o de lainteracción de la gerencia con los trabajadores.Sin embargo, aunque la incertidumbre es un enemigo de la estabilidad de la organización, nuncase elimina por completo, bien porque la organización está involucrada en un universo dinámico obien por que el ser humano tiene inmersa en su naturaleza la capacidad de hacerse preguntasconstantemente.La paradoja entonces radica en que si bien la información puede reducir la incertidumbre,también las organizaciones deben aprender a vivir con ella, como parte de la dinámicacompetitiva de hoy.
  • 16. 2.1.1 AsertividadEs aquella habilidad personal que nos permite expresar sentimientos, opiniones y pensamientos,en el momento oportuno, de la forma adecuada y sin negar ni desconsiderar los derechos de losdemás.Que debemos de hacer:– Expresar sentimientos y deseos positivos y negativos de una forma eficaz, sin negar omenospreciar los derechos de los demás y sin crear o sentir vergüenza.– Discriminar entre la aserción, la agresión y la pasividad.–Discriminar las ocasiones en que la expresión personal es importante y adecuada.–La ventaja de aprender y practicar comportamientos asertivos es que se hacen llegar a losdemás, los propios mensajes expresando opiniones, mostrándose considerado. Se consiguensentimientos de seguridad y el reconocimiento social.–Es completamente imprescindible tener bien claro que tanto el estilo agresivo, como el pasivo,no sirven para conseguir los objetivos deseados.– Elección del lugar y el momento oportuno.– Estados emocionales facilitadores.– Escuchar activamente.– Empatizar.– Hacer preguntas abiertas o específicas.– Pedir la opinión.– Manifestar los deseos y/o los sentimientos haciendo servir mensajes en los que el sujeto esuno mismo y no el otro.– Los mensajes han de ser consistentes y coherentes.– Aceptar o estar parcialmente de acuerdo con una crítica.– Información positiva.– Recompensar.– Utilizar el mismo código.–Acomodar el contenido a las posibilidades o características del otro.– Expresar sentimientos.
  • 17. 2.1.2 EmpatiaLa empatía es de vital importancia para la comunicación. Muchas personas confunden empatíacon simpatía, pero la empatía es mucho más que eso.La empatía es la capacidad o proceso de penetrar profundamente, a través de la imaginación,dentro de los sentimientos y motivos del otro" En un sentido menos académico, implica ponerse"en los zapatos, o en la piel del otro", de manera de entender realmente sus penas, sus temores,o más positivamente hablando, sus alegrías.Lo opuesto de empatía, en términos de comunicación, es invalidación. Es lo que sucede cuandose expresa un sentimiento, y la persona a quien le hablas contradice o rechaza el mismo. Ycuando se encuentra ansioso, triste, temeroso, o mal en algún modo, el rechazo es muydoloroso.2.1.3 Escucha activaPara el emisor de un mensaje, el truco estriba en conseguir que la otra persona escucheactivamente lo que se le dice.Cuatro prácticas básicas sirven para mejorar la comunicación por parte del emisor:1. Tocar un punto de interés para el otro.2. Lograr que el oyente capte por qué es importante el mensaje.3. Seguir en contacto con la otra persona.4.Comunicar con firmeza y compresión.Será mejor comunicador si mantiene la regularidad del flujo de la comunicación. Recuerde que,aunque el proyecto marche bien, ése no es el objetivo final. Sólo significa que se estánrecorriendo etapas de un camino.El control permanente de este recorrido, unido a una retroalimentación permanente deinformación y de todas las personas interesadas, es la clave para evitar muchas dificultades decomunicación.
  • 18. 2.2 DECÁLOGO DE LA COMUNICACIÓN EN MOMENTOS DE CAMBIO1. No especular. Debe informarse sobre lo que se sabe y sobre lo que se está haciendo pararesponder a la situación, pero no aventurar hipótesis que no se sostengan con datos. Anterumores o informaciones erróneas hay que responder rápida y ponderadamente.2. No aplicar una "cerrojazo informativo". Es mejor decir "no hay información nueva" que "no hayinformación". Si las fuentes inmediatas no dan información, los interesados buscarán otrosinterlocutores.3. No mentir. Nunca. Jamás. Si, inadvertida o accidentalmente, se ha dado una informaciónerrónea, tomar rápidamente las medidas para corregirla. Una vez rota la credibilidad es imposiblerecuperarla.4. Dar la cara y atender al plano emocional, que desencadenan los hechos entre los afectados.Mostrar preocupación, interés y empatía. Cuando no es así, la sensación que se transmite esnefasta.5. No intentar impedir el acceso de los medios de comunicación al lugar de los hechos en casode que lo soliciten.6. Establecer, cuando la situación lo requiera, canales de comunicación directa con afectados,empleados, etc.7. Compartir regularmente la información de que se dispone con otras entidades relacionadascon la crisis (autoridades, servicios de emergencia, etc.) que también puedan ser fuente para losperiodistas para limitar el riesgo de contradicciones informativas.8. Mantener informados, cuando es el caso, a empleados.9. No eludir responsabilidades ni señalar culpables, lo cual NO significa asumirresponsabilidades que incumben claramente a otros.10. No limitar el esfuerzo de comunicación a la fase "activa" de una crisis, Pasada ésta, suelequedar un gran camino por recorrer para recuperar la confianza empleados, clientes,consumidores, etc
  • 19. LA PELICULA “DOCE HOMBRES SIN PIEDAD”FICHA TÉCNICAEE.UU., 1957.Director: Sydney Lumet.Reparto: Henry Fonda (8), Lee J. Cobb (3), E.G. Marshal (4), Jack Warden (7), Ed Begley (10),Martin Balsam (1), John Fiedler (2), Robert Webber (12), George Voskovek (11), Jack Klugman(5), Ed Binns (6), Joseph Sweeney (9).PRODUCTORA: Metro-Goldwyn-Mayer.Título original: Twelve Angry Men.Basada en la obra teatral de Reginald Rose.
  • 20. ARGUMENTOUn chico de 18 años es juzgado por el asesinato de su padre. El jurado debe emitir su veredictoen un caso en que todas las evidencias parecen condenar al acusado. Estos doce hombres, alos que el sistema presupone imparciales, comienzan a manifestar su personalidad a medida quedeliberan, a petición de uno de ellos, sobre los testimonios que fueron presentados. La fuerza deldiálogo y de la lógica va desmoronando la consistencia de esos testimonios que, una vez queson unidos como un puzzle, manifiestan su inconsistencia. La racionalidad del protagonista se vaabriendo camino entre la niebla de los prejuicios, pasiones y motivaciones anímicas de losdemás miembros del jurado. Uno a uno son incitados a reflexionar, comprender y aclarar lo quese esconde tras las apariencias del caso. En este proceso, son sus propias personalidades lasque están siendo analizadas una vez que se embarcan en el ejercicio esclarecedor de la razón.LA TRAMANuestro sistema judicial se basa en el principio que ya estableciera el derecho romano: in dubio,pro reo (ante la duda, a favor del reo). Esto significa que toda persona es inocente hasta que sedemuestra su culpabilidad. Sin embargo, en la sociedad suele ocurrir a menudo lo contrario,como se refleja aquí: el chico parece culpable, las evidencias tienden a enfocarlo así; el debatedel jurado va desmoronando la consistencia de esas evidencias, hasta desembocar en una“duda razonable”, suficiente por ley para absolver a un acusado.Es importante destacar que no se demuestra la inocencia del chico: lo que se demuestra es elconjunto de pre-juicios que condicionan una apariencia de culpabilidad, de los cuales hay quedesvincularse para juzgar fríamente si hay pruebas consistentes –no meramentecircunstanciales.EL TEMAEl punto de partida: la opinión previa.El tema, más que el de la justicia a secas, es el del juicio humano. ¿Cómo se fragua un juiciosobre la realidad? La película se plantea en un entorno en que la irrelevancia o inocencia de la“opinión” propia no tiene cabida: el juicio que se forja cada uno de estos hombres sobre unoshechos tendrá como consecuencia la condena a muerte de un chico de 18 años.Nuestra opinión sobre el mundo tiene unas consecuencias; el ser humano es responsable delmodo en que las fragua: analizar los propios planteamientos, conocer los propios prejuicios,desvincularse de los propios intereses, son obligaciones morales ante las que todo ser humanodebe responder. La desidia ante el conocimiento de la verdad, sobre uno mismo o sobre elmundo, nos hace inexcusablemente culpables.Muchos son los factores que intervienen o alteran de algún modo la formación de un juicio:losprejuicios (ideas preconcebidas sobre la realidad), los intereses, la influenciadel pensamiento de la sociedad y de la opinión ajena (actitud supeditada a menudo al miedoa la imagen que proyectamos), laapariencia, a la cual a menudo se produce una adhesiónacrítica... Todas estas actitudes se ven reflejadas de un modo u otro en alguno de lospersonajes, que componen así un microcosmos social, un reflejo de modelos humanosencerrado en una habitación. Sólo hay un camino para superar estas barreras: la reflexión.
  • 21. La reflexión como vía de desenvolvimientoEn la película se plantean varias actitudes ante la reflexión: al principio, sólo uno ha optado porllevarla a cabo, y va arrastrando a otros. En los demás encontramos: o bien unaprimera pasividad, que van superando de distinto modo, o bien una abierta hostilidad: en algunaescena se ve cómo alguno de ellos se niega a la evidencia racional de aceptar como posible unadeterminada interpretación de los hechos.Tras un primer intento, el que promueve la reflexión propone una segunda votación, ante cuyoresultado se rendirá. Esa secuencia no es baladí: el diálogo sólo puede establecerse cuandodos partes están dispuestas a ello. Fonda se da cuenta de que su monólogo no llevará aninguna parte; la actitud del viejo representa esa aceptación del reto de dialogar. Ante la ceguerao desidia de los demás, uno despierta la conciencia crítica, lo que da pie al desarrollo de lapelícula.El origen y naturaleza de la justicia: la conciencia humanaAunque la película parece realista, en realidad el resultado final es más un alegato ético sobre loque debería y en última instancia podría ser si la razón humana, instrumento fundamental de laética, guiara nuestra conducta.La justicia no se puede esperar del devenir de la vida; es un ideal humano, pero un ideal alalcance no de cada individuo, sino de la humanidad en su conjunto. Las consecuencias éticas denuestra conducta, dejadas a la ensoñación de la “justicia cósmica”, dependerán totalmente delazar. Como la vida del muchacho de nuestra película depende del “azar” que ha compuesto a losmiembros de su jurado, y que en este caso ha permitido que participe la razón y la conciencia,necesariamente introducidas por un ser humano.En el caso que nos ocupa, el personaje representado por Henry Fonda asume este papel.Supera todo tipo de ataques: es acusado de ansia de protagonismo, de darse importancia, deprovocador... críticas ante las que hace caso omiso con una integridad rayana en lo heroico (estamisma actitud impasible la mantiene también el corredor de bolsa). En el mundo real es máshabitual la actitud de otros de los miembros del jurado, que se indignan ante la malicia de loscomentarios de quienes se empeñan en boicotear las argumentaciones.El proceso de la razónEs importante destacar que ese debate no se produce porque uno piense que es inocente; sudeclaración es que no lo sabe. El primer paso es la duda. La película plantea constantementeuna dialéctica que gira en torno a los conceptos de lo evidente, lo posible y lo probable. Lo queen un principio parece que no deja lugar a dudas, es puesto en tela de juicio cuando alguiencomienza a plantearse hasta qué punto los hechos son, efectivamente, evidentes.Para situarnos en esta posición es imprescindible analizarnos primero a nosotros mismos. A lolargo de nuestra vida y en el proceso de socialización vamos adquiriendo una serie de prejuicios,de concepciones positivas o negativas sobre la realidad. Es algo necesario para desarrollarnos,para ir ampliando nuestro ámbito de acción y nuestra capacidad de respuesta ante el entornoque nos rodea. Se trata de lo que denominamos "experiencia".
  • 22. Experiencia y prejuicioLa experiencia, efectivamente, es un tipo de conocimiento práctico que proporciona una mayorplasticidad de respuesta. Como dice el refrán: “el joven conoce las leyes; el viejo, lasexcepciones”. Pero la experiencia no es algo que se adquiera de forma pasiva, por el mero pasodel tiempo. Exige capacidad de aprendizaje, de lectura de la propia vida. Cuando confundimos lanaturaleza de la experiencia y transformamos nuestras propias vivencias en ley, la experienciadeja de ser el conocimiento práctico que es y se torna en prejuicio. Uno de los personajespretende hacer ley universal la coducta antisocial que abunda en ciertos barrios marginales; otro,abandonado por su hijo, desarrolla una opinión generalizada hacia todos los hijos, e incapaz deenfrentarse a la realidad de sus sentimientos, los proyecta hacia todos los hijos. Azarosamentedeclara cómo educó a su hijo a partir de su propia opinión sobre lo que debía ser un hombre. Sindarse cuenta, su incapacidad por comprender y respetar a su hijo es lo que provocó en sumomento que éste le abandonara. Y esa incapacidad es lo que le lleva a negar sus sentimientos,al tiempo que es dominado por ellos al convertirse en prejuicios. Cuando la realidad le obliga adar su brazo a torcer lo verbaliza: “maldigo a todos los hijos por los que das la vida”. Es elmomento de la expiación.El retrato de la experiencia verdadera lo proporciona aquí el anciano del jurado, un hombre converdadera experiencia, con un fino olfato desarrollado a través de la observación de toda unavida, que le permite discernir caracteres, motivaciones, necesidades, en los distintos testimoniosque los dos testigos principales ofrecen; es a partir de ese sutil conocimiento psicológico comoconsiguen encajar las piezas del puzzle que faltaban: por qué habrían de mentir o disfrazar laverdad los testigos.El siguiente paso es el diálogo: Casi al comienzo, cuando el protagonista propone unasegunda votación, se hubiera rendido si no hubiera encontrado apoyo. La justicia jamás podrádesarrollarse en una sociedad sorda. El monólogo, por veraz e instructivo que sea, no puedetransformar la realidad humana, porque ésta es, básica y radicalmente, social. Ese diálogo, paraser efectivo, debe estar enfocado racional y objetivamente en todo momento. En este punto esimprescindible volver al comienzo de la cuestión, al punto de partida: la opinión.La opiniónLa opinión, como hemos visto, puede no estar exenta de prejuicio. Una opinión sólo puede seraceptable en la medida en que pueda ser revisada. Los seres humanos percibimos la realidaddesde una perspectiva existencial, la de la propia vida. En la medida en que estamos abiertosal diá-logo, a la comprensión de otros puntos de vista, las vivencias propias dejan de ser meraexperiencia de una vida y se van convirtiendo en experiencia de la vida.El diálogo es imprescindible para el desarrollo vital de la razón. La razón sola, individual, esmeramente teórica y contemplativa. Para poder implantarse en la vida es necesario que no seauno solo el que se aplique a ella.El último paso, lógicamente, es la comprensión de una verdad más radical, de naturaleza tandistinta a la cerrazón de las previas opiniones acríticas. Nunca se podrá saber si el chico mató ono realmente a su padre, pero para la conclusión de la película esto es irrelevante. Nadie acabaen el proceso igual que comenzó; la seguridad en el modo de intervenir y de expresarse de cadauno se van dando la vuelta; la fuerza del prejuicio se debilita, la pequeña sociedad ahíconcentrada se transforma. La racionalidad, en todo su poder, ha cumplido su misión.
  • 23. LOS PERSONAJES
  • 24. · Nº 1. El presidente del jurado.De profesión, ayudante de entrenador. Un hombre sencillo en sus juicios, pero con voluntad dehacer las cosas bien. Se le ve bueno, pero emotivo y susceptible a la crítica.· Nº 2. El bajito con gafas. Empleado en un banco. De personalidad endeble, que se refleja en su propio aspecto físico, nopuede justificar su primer voto de culpabilidad; es el tipo de hombre sin aparente criterio propio,muy susceptible al entorno, pero que acaba despertando sus valores y haciéndose fuerteprecisamente cuanto se introduce en la trama de la reflexión. Contrapunto del publicista (nº 12)aparenta ser un hombre frágil que se deja avasallar con facilidad. Pero el desarrollo del debate lehace crecer como persona al involucrarse en los argumentos y comprender mejor. El desarrolloracional de los argumentos le estimula y le lleva a descubrir su propia fuerza moral -en unmomento determinado se enfrenta al de las entradas para el partido cuando se burla silbando,quien sorprendido se limita a responder “eres todo un hombrecito”-.
  • 25. · Nº3. El iracundo.Dice dedicarse a la venta de seguros; se manifiesta orgulloso de haberse hecho a sí mismo("treinta y ún empleados, y empecé de la nada"). Pronto se sabe que su hijo le abandonó haceunos años. Delata la vinculación de su criterio a sus sentimientos (o mejor, resentimientos)personales desde el principio, precisamente cuando declara sin necesidad que se atiene a loshechos, sin sentimentalismos (excusatio non petita, acusatio manifesta); algo de lo que sinembargo acusa airadamente al que se crió en un suburbio porque cree que es quien le estáestorbando en su meta inconsciente: condenar a su hijo simbólicamente a través de la condenadel joven acusado. Sin darse cuenta, se identifica con el padre muerto, y a su hijo con elmuchacho al que juzgan. Sin embargo, su liberación vendrá precisamente de donde menos loesperaba: cuando la presión del entorno social -el resto de los miembros del jurado- le hace verque su lucha ha acabado, todo el torrente de dolor que lleva dentro explota y hace que sederrumbe. Es lo único que vemos de él al final: un hombre abatido ante el reconocimiento de supropia verdad y ante la derrota en la batalla que tan fieramente había emprendido. La soledad yla vergüenza parecen bajar el telón para él; quizá el espectador, anímicamente predispuestocontra “el malo”, podría esperar simplemente alegrarse por ello. Pero es muy otro mensaje quese desprende. Nuestro protagonista, Henry Fonda, comprende. Lo que parece una derrota total,puede ser para este hombre un nuevo punto de partida. En ese gesto de ponerle la chaqueta lemuestra su comprensión y apoyo, haciendo que abandone ya la sala. Al enfrentarse a su propiarealidad, ha purgado su corazón. No sabemos que será de él ni del futuro de su relación con suhijo. Nada de ello aparece en la película ni nada podemos deducir. Pero lo que sí se muestra esque el protagonista no buscaba victorias, reconocimientos ni revanchismos. Quien parecía unenemigo, no era más que un hombre que sufre. En nada se puede ayudar disfrazando larealidad, porque ese dolor y ese engaño se contagia a su entorno -recordemos que se juega conla vida de un ser humano-; cada cual debe abrir los ojos a su propia realidad y afrontar su propiodestino.
  • 26. · Nº 4. El corredor de bolsa. Este personaje ofrece a la vez una curiosa mezcla entre paralelismo y contraste al interpretadopor Henry Fonda. El hilo lógico de la argumentación se devana entre estos dos hombres, cadauno de los cuales parte de defender un veredicto opuesto, de inocencia o culpabilidad. Estepersonaje se atiene con frialdad y desprendimiento a lo que le dice su razón, y es capaz decambiar de opinión sin titubeos cuando, sólo por la fuerza de los argumentos, tiene una dudarazonable. Su juicio no depende de nadie; no busca simpatías ni antipatías, ni se perturba por lasque pudiera inspirar. El iracundo intenta buscar su complicidad en todo momento, aferrándose alas argumentaciones lógicas que él no sabe dar. Del mismo modo, y pese a que otros viven eldebate como una lucha entre dos bandos, estableciendo complicidades y animadversiones,manifiesta su impasibilidad, independencia e imparcialidad cuando, sin levantarse, contestaymanda callar al excitado y prejuicioso nº 10.Sin embargo, siendo su razón inflexible, no es él quien pone en marcha el mecanismo de laargumentación ni revela las inconsistencias de las pruebas inculpatorias. ¿Por qué ocurre esto?Hablamos de la necesidad de la reflexión racional en la moral, y esto nos lleva a un punto radicalde la cuestión. Sin un criterio lógico firmemente llevado es imposible imponer una ética en elmundo, porque para cambiar el mundo o reconducir su curso es necesario conocerlo. Pero loque emprende el camino hacia la justicia es, sin duda, la inquietud por ella, y esto es lo quemueve a Fonda; nuestro protagonista parte de una inquietud moral: ese chico, acostumbrado arecibir un golpe tras otro, merece que le dediquen al menos unas palabras. Hay una empatía denuestro protagonista hacia el acusado que no afecta, en cambio, a este otro hombre. No quieredecir esto que carezca de actitud y criterio moral: no pone ningún inconveniente en dedicar sutiempo a un caso que en nada afecta a su vida, del que no va a sacar beneficio ni perjuicio.Tampoco hay ninguna pasión que le impida cambiar su voto cuando alcanza el criterio que lajusticia impone: la duda razonable. Hemos ido viendo cómo las pasiones y los sentimientospueden perturbar el juicio: anular nuestra capacidad de emitirlo, cegarnos ante evidencias, lucharcontra ellas si atentan contra nuestros intereses. Pero la razón sola, concebida en su aspectomás frío e imparcial, no explica toda la ética. Ha de producirse una inquietud, un sentimiento derebeldía, de insatisfacción ante la realidad del mundo, para activar el mecanismo de la respuestamoral. Y esa inquietud la proporciona la empatía. La empatía es una forma de conocimiento máscercana a lo noético que a lo lógico. Nos permite ponernos en el lugar de los demás desde unaperspectiva emotiva. Su naturaleza consiste en el reconocimiento emocional de los sentimientosajenos. Cuanto mayor es el grado en que el individuo la posee, tanto mayor será su bondad.Cuanto mayor sea su racionalidad, tanto mayor será su capacidad de tener un sentido de lajusticia y de llevarla a cabo.
  • 27. · Nº 5. El que se crió en un suburbio.Su presencia en el juicio es importante, porque representa el contrapunto a los prejuicios de otrode ellos (nº 10). Es un personaje que aporta la reflexión de que la influencia del entorno no lo estodo en la modelación de la personalidad: lejos de ser un delincuente más, es un hombrehonrado que ha luchado por salir adelante con honestidad; no aparenta haber alcanzado unpuesto de importancia en la sociedad, pero conserva la dignidad ante su propia conciencia. Supasado ayuda a afianzar la duda razonable, al explicar el manejo de las navajas por quienesestán habituados a ello. Esto muestra que cada vida particular aporta unas vivencias distintas aotras, por lo que la edad tampoco es un factor determinante de la experiencia: su experienciasobre los suburbios sólo puede aportarla aquí él.La escena en que es acusado sin fundamento por el nº 4 de blando y sentimentalista muestracómo actúan los prejuicios sociales sobre la moral individual: conociendo su procedencia ycircunstancias, aquél presupone cuál puede ser su actitud crítica, sus emociones y su carácter.Pese a que este personaje está intentando juzgar con imparcialidad, el prejuicio y la ofensarecibida podrían haber anulado su intención de dialogar si los hechos no hubieran demostrado elrechazo al otro. En efecto, podría haber sido él quien hubiera cambiado en primer lugar su votopor motivos morales, pero la desvirtuación de esta intención habría anulado su credibilidad yderecho a opinar en sociedad.· Nº 6. El más joven, empleado, de profesión pintor.Posee un carácter noble y se rige p or principios, cualidad que manifiesta cuando sale endefensa del anciano frente al nº 3 al principio de la película. No tiene prejuicios, por ello suplanteamiento será limpio y tendente a encontrar la verdad. Pero, como confiesa al protagonista,no está habituado a tomar decisiones, a pensar, por lo que en un principio tiende a aceptar laapariencia de culpabilidad sin percibir esas incoherencias de las declaraciones de los testigos.No se trata de un personaje de poca inteligencia, sino de excesiva modestia en lo que a sucapacidad de reflexión se refiere. Sin embargo es capaz de reconocer los argumentos cuando lasituación se presenta.
  • 28. · Nº 7. El que tiene entradas para el partido de béisbol. De profesión, vende dor de mermeladas. No tiene el menor interés por el resultado. Su únicapreocupación es permanecer el menor tiempo posible. Cambia su voto con esa única finalidad.Representa un tipo de persona primaria, egoísta y hedonista, en el sentido más vulgar de lapalabra. Elude responsabilidades. Este tipo de personalidad tiende a no admitir críticas y a nopermitir que se altere su holganza. Su juicio se limita a criticar cuanto le estorba y cuando leestorba: por ello no posee una coherencia de opinión. Declara expresamente que utiliza el humory la chanza con ese fin.
  • 29. ·Nº 8. El principal protagonista.De profesión arquitecto. es el personaje que inicia el debate, señalando el deber de hablar.Destacan en él su enorme templanza y racionalidad. Con estas cualidades es capaz deenfrentarse a una sociedad –de la que estos doce hombres son metáfora– hostil, diversa,aferrada a sus propias preconcepciones del mundo y sus anclados hábitos de conducta y juicio.Ese dominio racional de su persona es lo que le confiere la independencia de criterio y la firmezade sus convicciones. El mero hecho de discrepar serenamente con todos, en el comienzo deljuicio, nos presenta el carácter del personaje. Provocado e incluso insultado en varias ocasiones,no deja sin embargo de mantener su postura dialogante. De hecho, sitúa sus cualidades en unaposición superior: soportando esos ataques y esa cerrazón sin perder la calma, le sirven para irconociendo y esclareciendo cada personalidad, lo que utilizará a su favor cuando desmoronauno de los argumentos: que oyeran al chico amenazar de muerte a su padre.Pero hay otra característica fundamental en él. No se trata sólo de que se guíe por su razón y deque se atenga firmemente al análisis objetivo de los hechos (esta misma actitud, como hemosvisto, la mantiene también uno de sus más firmes oponentes: el corredor de bolsa). Es tambiénun hombre de ideales. Cree en la justicia, se siente en la obligación de llevarla a cabo. El ideal esla motivación, y sin esa motivación no hubiera sentido la necesidad de buscar una revisión de lassupuestas evidencias que fueron presentadas en el juicio. No es el único miembro del jurado conuna conciencia moral, pero sí el único que la antepone a las apariencias, a la presión social,al “realismo” conformista que prima en un principio en otros personajes. Incluso cuando su másenervado adversario se desmorona, es el único que permanece cercano a él, el único que lemuestra empatía, calor humano y respeto, ayudándole a ponerse la chaqueta. Es, pues, unpersonaje de gran empatía.
  • 30. · Nº 9. El anciano.No es el más elocuente ni racional, pero su finura en la percepción psicológica de los testigos esde vital importancia. Representa la experiencia en cuanto esa forma de discernimiento de loparticular, de las singularidades de la vida. Aparece como un hombre humilde, sin éxito, al que lavida no le hubiera otorgado ningún reconocimiento. Cuando describe a uno de los testigos queen el juicio declara contra el chico parece analizarse a sí mismo. Habla de un hombre anciano,pobre, al que parece que nadie hubiera querido escuchar nunca, cuya experiencia nadierequiere. Por una vez en su vida se siente importante: la gente está pendiente de su palabra; loque él diga va a tener una repercusión. Teme sentirse humillado y mostrarse como un viejo inútil.Curiosamente, ese sentimiento, mezcla de vanidad y falta de confianza, que hace que elmuchacho pueda ser condenado injustamente es el que va a dar fuerza al anciano del jurado.Pese a la sabiduría que su sola experiencia le haya dado en la vida, no parece haber tenidonunca la oportunidad de demostrarla, no sólo a los demás sino a sí mismo. A diferencia deltestigo, él no se activa por la mera vanidad de ser oído, sino por la admiración que le suscita laactitud moral del protagonista. La suya sí va a ser una experiencia decisiva y salvadora: vencerconvenciendo a la férrea racionalidad del corredor de bolsa (nº 4) marca el triunfo del afán moralque guía el debate: llegar a la duda razonable. Sin su perspicacia y finura psicológica –ve muybien, declara, y hay que añadir que no sólo con los ojos– no hubieran podido cuestionar ladeclaración de la mujer.
  • 31. · Nº 10. El que desprecia a la gente de suburbios.Posee una cadena de garajes, y dura nte el tiempo que dure la deliberación está perdiendodinero. Sus prejuicios son de tipo social; anulan su capacidad de reflexión y le obcecan hacia lacondena. Por su tipo de personalidad, su juicio y capacidad de aprendizaje y crítica estánembotadospor el egoísmo y la codicia. Se identifica exclusivamente con su propiedad. Es esacodicia lo que le impide percibir en el chico acusado más que un miembro más de esa clasesocial amenazante para sus intereses –son “delincuentes”– y de la que, por su escasez derecursos, no puede obtener ninguna ventaja.· Nº 11. El señor de bigote.De profesión, relojero. Es un personaje poco llamativo, pero no por ello menos necesario para eldesarrollo de la acción. El convencimiento de los miembros del jurado de enfrentarse de formareflexiva y responsable a la realidad sólo es posible en la medida en que cada persona estéd ispuesta a hacerlo. Algunas personas son incapaces de acceder a la reflexión por la solafuerza moral que implica, pero sí cederán ante la presión de la sociedad, en la cual tenemos quedesarrollar nuestra vida y nuestros intereses; de ahí la importancia de los valores morales de unasociedad. Éste es otro personaje de carácter decididamente templado y moral, representando asíun punto de apoyo más para crear esa conciencia social que presione sobre lasargumentaciones sesgadas, interesadas y contaminadas por las emociones de cada individuoaislado. Será él quien denuncie la falta de principios morales del que quiere ir al béisbol cuandocambia su voto.
  • 32. · Nº 12. El publicista.Es un hombre relativamente joven, de presencia más o menos apuesta. Su p ersonalidad abiertay su desarrollo profesional de la elocuencia le confieren una apariencia de seguridad ypersonalidad de las que carece: por su profesión, está habituado a persuadir para obtener fines,no a analizar la realidad tal cual es. Su dominio de la persuasión hace que se sobrevalore eneste aspecto y que muestre su debilidad cuando, ya avanzado el juicio, la adhesión a la verdadde los hechos se va imponiendo y esta cualidad, que le proporciona éxito en su trabajo y su vida,es inoperante. En ese punto, titubea y cambia de voto varias veces sin una verdaderaconvicción.
  • 33. SUGERENCIAS PARA VER Y ESCUCHAR LA PELÍCULAUna película se puede ver y escuchar de muchas maneras. Ofrecemos unos puntos dereferencia. Concretamente, sugerimos ver y escuchar la película.HACIA ADENTRO. Reflexionar sobre lo que la película nos sugiere en primera persona y sobre las preguntas quenos plantea en nuestra propia vida. No pretendemos buscar respuestas definitivas, atendemos alas resonancias que nos deja.HACIA FUERA.Promover un coloquio sobre la película en familia o en grupo. No se trata de llegar aconclusiones. Compartimos lo que hemos sentido y percibido e intentamos escuchar y entenderla percepción diferente de los otros. No sólo con la cabeza, también con el corazón. Se trata dedejar por un momento a un lado los prejuicios ideológicos o ideas preconcebidas para que, al hilode lo que nos cuenta la película, puedan hablar los sentimientos. Y después de algún tiemporepensar. Estar atentos al poso que la película deja después de unos días. Ese «poso» es unaimpresión en la que se funden nuestra reflexión sobre lo que hemos visto y la vida propia que lahistoria cobra en nosotros/as.ALGUNAS PREGUNTASANTES DE LA PELÍCULA - SOBRE LA DISCREPANCIA: o ¿Asumimos habitualmente la discrepancia o lo vivimos como un ataque personalizado? - SOBRE EL PREJUICIO: o ¿Somos capaces de poner en duda nuestras ideas preconcebidas? - SOBRE LA RESPONSABILIDAD: o ¿Qué relación tienen la libertad y la responsabilidad?DESPUÉS DE LA PELÍCULA - El jurado nº 8 (Henry Fonda) consigue a pesar de tenerlo todo en contra llevar a cabo lo que cree que es su responsabilidad. o ¿Cómo lo hace? o ¿Qué le caracteriza?. o ¿Cómo reacciona ante los comentarios ofensivos de algunos jurados? o ·¿Qué les ocurre a los jurados nº 3 (el último que cambia su voto), el nº 10 (el que está acatarrado) y el nº 7 (el que tiene entradas para el partido)? ¿Qué les hace cambiar? o ·¿A qué le damos prioridad habitualmente en los conflictos a nuestras motivaciones, prejuicios, intereses y objetivos o al valor de la persona?