Políticas sociales y laborales para enfrentar la crisis en Amércia Latina y el Caribe

3,329 views

Published on

Resumen del documento presentado por la CEPAL sobre las políticas laborales y sociales que deben seguir los gobiernos para enfrentar la crisis en América Latina y el Caribe

Published in: Education, Business, Technology
2 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
3,329
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
182
Actions
Shares
0
Downloads
40
Comments
2
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Políticas sociales y laborales para enfrentar la crisis en Amércia Latina y el Caribe

  1. 1. POLÍTICAS SOCIALES Y LABORALES PARA TIEMPOS TUMULTUOSOS: CÓMO ENFRENTAR LA CRISIS GLOBAL EN AMÉRICA LATINA Y EL CARI BE Integrantes: Mariana Pérez Pamela Vélez Grethel Colque
  2. 2. INTRODUCCION <ul><li>La región de América Latina y el Caribe sabe muy bien lo que es una sacudida económica provocada por una crisis financiera. </li></ul><ul><li>Aunque la región ha experimentado crisis económicas muy frecuentemente, las recuperaciones han tendido a ser rápidas. </li></ul>
  3. 3. Características de la actual crisis económica mundial <ul><li>Según las estimaciones del (FMI), 2009 será el primer año desde la II Guerra Mundial en que la economía mundial se contraerá en vez de crecer. </li></ul><ul><li>El 2009 el número estimado de desempleados alcanzará 17 millones, cifra que supera la cantidad de 13,4 millones de personas sin trabajo en Estados Unidos. </li></ul>
  4. 4. Características de la actual crisis económica mundial <ul><li>Haciéndose eco de esta situación, los precios de productos de exportación tales como el petróleo, los metales y granos básicos también han caído. </li></ul><ul><li>Para 2009 se anticipa una fuerte disminución de los movimientos netos de capitales privados y de inversión foránea, y también se proyecta una baja de las remesas. </li></ul>
  5. 5. Características de la actual crisis económica mundial <ul><li>Las condiciones generales de ALC previas a esta crisis fueron más favorables que las de antes de las crisis de los años 80 y 90, incluidas posiciones fiscales más sólidas, mayores reservas y tipos de cambio más flexibles. </li></ul>
  6. 6. Características de la actual crisis económica mundial <ul><li>Dificultan sobremanera la tarea de predecir su profundidad y duración. </li></ul><ul><li>Durante los últimos nueve meses las proyecciones de crecimiento han venido subestimando una y otra vez los efectos de la crisis sobre las tasas de crecimiento. </li></ul>
  7. 7. Características de la actual crisis económica mundial <ul><li>En vista de los más recientes ajustes de las proyecciones de crecimiento, es posible que la probabilidad de que se produzca una recuperación en forma de “V” en ALC a lo largo de uno o dos años no se diferencie de la de una recuperación en forma de “L” a lo largo de un período de tres a cinco años. </li></ul>
  8. 8. Características de la actual crisis económica mundial <ul><li>Como ya se trató en Dilemas de política económica en tiempos sin precedentes , en el escenario en forma de “L”, el crecimiento promedio de la región podría rondar el cero durante los próximos cinco años, lo que indica que las repercusiones de la crisis mundial actual podrían continuar haciéndose sentir durante años. </li></ul>
  9. 9. MARCO DE REFERENCIA <ul><li>Este aborda la posibilidad de que se produzca una crisis más prolongada, específicamente analizando la coherencia dinámica de los diversos instrumentos de política. </li></ul><ul><li>Se examinan los siguientes aspectos en las tres áreas críticas de salud y nutrición, educación y trabajo: </li></ul><ul><li>1) los instrumentos que se pueden recomendar independientemente de la duración de la crisis; </li></ul>
  10. 10. MARCO DE REFERENCIA <ul><li>2) los instrumentos que se deberían poner en práctica únicamente si la crisis es relativamente breve (por ejemplo, de menos de dos años de duración), </li></ul><ul><li>3) las medidas que se podrían aplicar si la crisis dura más tiempo. A lo largo del análisis de los diversos instrumentos no se busca con el ordenamiento de las medidas sugerir algún orden de valoración ni hacer recomendaciones implícitas. </li></ul>
  11. 11. MARCO DE REFERENCIA <ul><li>En un escenario de recuperación en forma de “V” podría resultar adecuado suspender provisionalmente los aportes patronales al seguro social o suspender provisionalmente los aportes obligatorios a los fondos para la jubilación, como expediente para brindar incentivos al enganche formal de trabajadores. </li></ul>
  12. 12. MARCO DE REFERENCIA <ul><li>Pero en una recuperación en forma de “L”, la viabilidad a largo plazo de esas medidas podría verse amenazada por la considerable y persistente reducción de los aportes al seguro social. </li></ul>
  13. 13. MARCO DE REFERENCIA <ul><li>Si se llega a materializar el escenario a un plazo más largo, tendría más sentido resolver los problemas estructurales que pudieran incidir en los costos laborales y que tienen que ver, por ejemplo, con el alcance del seguro social y la manera en que se financia. </li></ul>
  14. 14. MARCO DE REFERENCIA <ul><li>Además, si se hace preciso aplicar medidas sistémicas, convendría planificarlas y ponerlas en práctica lo antes posible, al mismo tiempo que se van descontinuando de manera “creíble” los instrumentos de corto plazo. </li></ul>
  15. 15. MARCO DE REFERENCIA <ul><li>Criterios en términos de objetivos de políticas: </li></ul><ul><li>1) proteger a los grupos más vulnerables (las personas crónicamente pobres, pero también aquéllas con las mayores probabilidades de caer en la pobreza). </li></ul><ul><li>2) prevenir efectos irreversibles. </li></ul><ul><li>3) responder de una manera intertemporalmente coherente. </li></ul>
  16. 16. Grupos vulnerables: pobres crónicos vs. pobres transitorios <ul><li>En una crisis, los individuos crónicamente pobres son especialmente vulnerables a los efectos adversos de la misma debido a la precaria situación en la que ya se encontraban con anterioridad. </li></ul>
  17. 17. Grupos vulnerables: pobres crónicos vs. pobres transitorios <ul><li>Incluso si los individuos crónicamente pobres sufren un desmejoramiento de su situación menor que otros segmentos de la población, pueden ser más vulnerables a efectos irreversibles de la crisis, porque se encuentran más cerca de umbrales críticos, como por ejemplo, sacar a los hijos de la escuela y caer por debajo de un nivel mínimo de nutrición adecuada. </li></ul>
  18. 18. Grupos vulnerables: pobres crónicos vs. pobres transitorios <ul><li>La profundización de la pobreza entre los hogares que ya se encuentran por debajo de ese umbral es un problema grave porque esas familias son las que tienen menos probabilidades de contar con recursos que les permitan amortiguar el choque. </li></ul>
  19. 19. Grupos vulnerables: pobres crónicos vs. pobres transitorios <ul><li>No sólo cuentan con menos activos y acceso a mercados financieros, sino que además sus fuentes de ingresos son menos diversificadas, su bajo nivel de formación y habilidades limitan su capacidad de desplazamiento entre sectores y regiones, dependen en mayor medida de transferencias del sector público y servicios sociales, y por lo tanto están más expuestos a efectos de los recortes del gasto gubernamental. </li></ul>
  20. 20. Medios de contagio <ul><li>Las características que distinguen a ALC del resto del mundo inciden al mismo tiempo tanto en los medios de contagio del choque como en las respuestas adecuadas. </li></ul>
  21. 21. Medios de contagio <ul><li>Esas características son: </li></ul><ul><li>1) elevada desigualdad del ingreso y los activos; </li></ul><ul><li>2) bajo crecimiento de la productividad; </li></ul><ul><li>3) bajos niveles de ahorro; </li></ul><ul><li>4) altos niveles de informalidad laboral, y </li></ul><ul><li>5) una calidad precaria de la educación. </li></ul>
  22. 22. Medios de contagio <ul><li>La grave falta de crédito formal disponible en los mercados mundiales se ha extendido a los sectores público y privado de ALC, incluso en el caso de la pequeña y mediana empresa (PYME) y los hogares. </li></ul><ul><li>La naturaleza mundial de esta recesión ha producido una disminución brusca y considerable de la demanda de las exportaciones de la región, así como una baja de la inversión foránea directa. </li></ul>
  23. 23. Medios de contagio <ul><li>A juzgar por las crisis anteriores, se anticipa que el empleo disminuirá más entre las PYME que entre las empresas de mayor tamaño, debido a que las PYME quedan excluidas del mercado crediticio. </li></ul><ul><li>Esto significa que existe el riesgo de multiplicar los efectos de la crisis, ya que las pequeñas y medianas empresas generan más de dos terceras partes del empleo y representan en promedio alrededor de 30–40% del PIB. </li></ul>
  24. 24. Despliegue de una red de protección social eficaz <ul><li>Una red de protección social eficaz brinda un nivel mínimo de asistencia ante los diversos </li></ul><ul><li>riesgos que encara la familia, incluidas situaciones individuales tales como problemas de </li></ul><ul><li>salud y de trabajo, y también ante situaciones generales tales como desastres naturales </li></ul><ul><li>o crisis financieras </li></ul>
  25. 25. <ul><li>Si se dispone de redes de protección social con un buen historial que también fomenten la inversión en el capital humano y contribuyan a generar mejoras de productividad de cara al futuro, entonces es preciso apoyar y ampliar esos mecanismos durante la crisis. </li></ul>
  26. 26. <ul><li>Por el contrario, si no existen tales mecanismos, la propagación y la profundización de la pobreza pueden crear una oportunidad para promover reformas de políticas que permitan crearlos, aunque ello podría tomarse un año o más, si el proceso se inicia desde cero. </li></ul>
  27. 27. <ul><li>En términos de resolución de los problemas de pobreza estructural, ALC es la cuna de una de las versiones más populares de mecanismos de transferencia de ingresos dirigidos a las familias pobres: los programas de transferencia condicionada de efectivo (TCE) con los que se busca complementar los ingresos del hogar a la vez que se promueve la inversión en el capital humano, especialmente entre la generación más joven. </li></ul>
  28. 28. <ul><li>Aunque los programas de TCE han demostrado ser eficaces para resolver problemas de pobreza estructural y paliar los efectos de choques agregados sobre medidas de bienestar de los beneficiarios existentes tradicionalmente esos programas no han conseguido desarrollar mecanismos administrativos </li></ul><ul><li>y de focalización que permitan determinar precisa y rápidamente cuáles de las personas que acaban de caer en la pobreza cumplen con los requisitos, y eliminarlos de las listas de beneficiarios del programa una vez que mejora su situación. </li></ul>
  29. 29. Cómo puede incidir la crisis en los mercados laborales <ul><li>La pérdida del empleo entre los trabajadores quizá sea el efecto más evidente de la crisis. </li></ul>
  30. 30. <ul><li>La mayoría de los así perjudicados pasan a ser “nuevos pobres” y la principal inquietud inmediata son las reacciones en cadena que un gran incremento en el número de desempleados </li></ul><ul><li>en algunos sectores podría producir en otros sectores y en la disminución de </li></ul><ul><li>la actividad económica. </li></ul>
  31. 31. <ul><li>La región no podrá salir de esta crisis simplemente absorbiendo temporalmente grandes grupos de trabajadores desempleados </li></ul>
  32. 32. <ul><li>En comparación con otras regiones del mundo, América Latina y el Caribe no ha efectuado los cambios sistemáticos en la manera en que funcionan sus mercados laborales sus sistemas de capacitación, generación de empleos, formación del capital humano, regulación laboral </li></ul><ul><li>y de la seguridad social que le permita salir de esta crisis en una situación competitiva más sólida. </li></ul>
  33. 33. <ul><li>La naturaleza mundial de esta crisis significa que la región quizá no pueda “arreglárselas de algún modo” mientras espera que aumenten las exportaciones o bajen los salarios para disminuir la necesidad de reformas más fundamentales. </li></ul>
  34. 34. <ul><li>En crisis anteriores el desempleo no fue un factor tan importante, ya que muchos países consiguieron adaptarse principalmente mediante el ajuste a la baja del salario real promedio en el contexto de los bruscos brotes inflacionarios ocasionados por la crisis; el ajuste del salario real constituyó una carga más pesada para los pobres y también produjo más pobres </li></ul>
  35. 35. <ul><li>En esta crisis, dado el actual entorno de baja inflación, lo más probable es que se manifiesten presiones a la baja del salario real a mediano plazo si la crisis es prolongada y abarca a toda la economía en su conjunto </li></ul>
  36. 36. <ul><li>Los trabajadores del sector formal de la economía perderán prestaciones médicas, ya no podrán seguir haciendo aportes a los programas para la jubilación y podrían incluso llegar a incorporarse al sector informal sin contar con esa cobertura básica. </li></ul>
  37. 37. <ul><li>En el corto plazo, la presión sobre los sistemas de pensiones de la región se concentrará en un grupo relativamente pequeño de beneficiarios los más próximos a la edad de jubilación que deseen comenzar a retirar fondos para la jubilación que se han desvalorizado. </li></ul>
  38. 38. <ul><li>A mediano plazo, la situación de los regímenes de jubilación es más problemática, ya que una baja de los aportes y un entorno financiero incierto pueden poner en peligro bien sea la viabilidad financiera de algunos sistemas o bien la probabilidad de que los trabajadores lleguen a acumular suficientes aportes por verse obligados a pasar años críticos de su vida productiva en el sector informal. </li></ul>
  39. 39. <ul><li>La tendencia más preocupante a corto plazo es el crecimiento del desempleo y la pobreza ocasionado por los despidos en los sectores de exportación, los cuales han provocado una reacción en cadena en los sectores de proveedores, y en aquellos más sensibles a la coyuntura económica global (como el turismo), engrosando las fijas de los nuevos pobres y desempleados. En una crisis breve, el “problema” laboral es principalmente de tipo social; contingentes de nuevos pobres y pobres con escasas perspectivas de re-empleo. </li></ul>
  40. 40. <ul><li>Si la crisis es de corta duración, las alternativas de políticas que conviene que sopesen los países incluyen las siguientes: retener contingentes de trabajadores en puestos de trabajo y/o absorber contingentes de desempleados en el corto plazo (de uno a seis meses, bien sea mediante la capacitación de corta duración o programas de </li></ul><ul><li>empleo temporal) y proteger sus prestaciones claves. </li></ul>
  41. 41. Prórroga de las prestaciones laborales durante los meses de crisis. <ul><li>Pocos países de América Latina y el Caribe cuentan con programas de seguro de desempleo para </li></ul><ul><li>proteger los ingresos de los trabajadores en caso de que se produzca una racha de cesantías </li></ul><ul><li>Los países de la OCDE también tienen una serie de prórrogas de corto plazo de las prestaciones laborales que se pueden emplear para paliar el desempleo. </li></ul>
  42. 42. Capacitación laboral y restructuración del recurso humano. <ul><li>La capacitación debe pasar a formar parte de una estrategia de recursos humanos de la empresa que puede incluir penetrar nuevos mercados, reestructurar el trabajo de mejor forma e introducir procesos nuevos y más eficientes. </li></ul>
  43. 43. Creación de la infraestructura necesaria para ayudar a los trabajadores a conseguir empleo <ul><li>Si los sistemas de intermediación laboral funcionan debidamente (por ejemplo, los servicios de colocación de trabajadores) entonces pueden ayudar a los trabajadores a obtener empleos rápidamente y de manera más eficiente (con una </li></ul><ul><li>mejor correspondencia entre la persona y el trabajo) que la simple búsqueda local de empleos por sí sola. </li></ul>
  44. 44. Escenario de crisis corta Escenario de crisis larga Comentarios Retención de trabajadores en sus empleos y subsidios de capacitación en el Trabajo. Prórroga de las prestaciones Mejoramiento de la competitividad empresarial – Integración de los servicios de capacitación, crédito y asistencia técnica – Continuidad del crédito y apoyo al sector de PYME – Reforma regulatoria Las medidas de corto plazo pierden valor si la crisis se prolonga; es esencial poner en práctica las medidas sistémicas para la competitividad de las empresas a la brevedad posible, independientemente de que la crisis sea corta o larga. Absorción de grupos de trabajadores desempleados – Programas de empleo temporal – Programas de obras públicas – Capacitación en el trabajo para los desempleados Creación de infraestructura para la capacitación y la intermediación, a fin de mejorar los servicios Las medidas de corto plazo sólo se deben poner en práctica cuando haya un desempleo de gran escala entre los “nuevos pobres”; no tienen ningún efecto positivo a mediano plazo para los trabajadores; las medidas sistémicas para mejorar las políticas laborales activas se deben aplicar a la brevedad posible, independientemente de la duración de la crisis
  45. 45. De qué manera la crisis puede afectar la SALUD y la NUTRICIÓN <ul><li>Las crisis macroeconómicas pueden tener efectos perjudiciales de importancia en las condiciones de salud de la población. </li></ul><ul><li>i) disminuciones del gasto del sector público en salud producto de la baja de la recaudación fiscal, lo que a su vez conduce a una menor disponibilidad y calidad de los servicios; </li></ul><ul><li>ii) reducción del gasto del sector privado en salud en forma de menores gastos directos, un menor uso de los servicios de atención médica y caídas en la cobertura de seguro médico, y </li></ul><ul><li>iii) los efectos directos de la crisis sobre los individuos más vulnerables, por ejemplo, en forma de empeoramiento de la nutrición durante los primeros años de la infancia, lo que puede tener efectos permanentes sobre su salud física e intelectual como adultos. </li></ul>
  46. 46. Medidas de políticas de corto plazo <ul><li>Monitoreo y protección del gasto del sector público en programas básicos de salud pública. </li></ul><ul><li>Mantenimiento y mejoramiento de la calidad de los servicios preventivos de nutrición en la atención médica primaria. </li></ul><ul><li>Ayuda focalizada para la suplementación con micronutrientes. </li></ul>
  47. 47. <ul><li>Prevención de caídas en el uso de servicios críticos de atención médica. </li></ul><ul><li>Ampliación o ajuste de programas de TCE. </li></ul><ul><li>Emisión de cupones (“vouchers”) para servicios claves para los pobres. </li></ul><ul><li>Establecimiento de un programa focalizado de exenciones de tarifas. </li></ul>
  48. 48. Medidas sistémicas de políticas <ul><li>Búsqueda de una cobertura universal de seguro médico compatible con el crecimiento de la productividad laboral y del producto interno. </li></ul>
  49. 51. De qué manera la crisis puede afectar la educación <ul><li>A falta de instrumentos generalizados para paliar los embates de la coyuntura, las familias podrían verse obligadas a adaptarse a la baja del ingreso familiar aumentando la oferta de actividad económica de los niños y disminuyendo las inversiones en su educación (el “ efecto ingreso ”). </li></ul><ul><li>En América Latina y el Caribe, donde los costos indirectos de la asistencia escolar en los planteles públicos puede ser considerable en comparación con el ingreso familiar, y que especialmente en el caso de los pobres tiene que ver con los costos de transporte, uniformes, libros y cuotas de afiliación a las asociaciones de padres y representantes, algunas familias podrían verse incapacitadas de mantener a sus hijos en la escuela a medida que bajen los ingresos. </li></ul>
  50. 52. <ul><li>Al mismo tiempo que disminuye el ingreso familiar total a causa de la crisis, especialmente en los hogares donde se han perdido empleos, las oportunidades laborales para los niños también disminuyen. </li></ul><ul><li>Este efecto, conocido como el “ efecto de sustitución ”, significa que la mano de obra proporcionada por los niños disminuye como consecuencia de la baja de la demanda agregada. </li></ul>
  51. 53. <ul><li>El efecto de sustitución protege la asistencia escolar en una crisis agregada , tal como quedó demostrado en los casos de Argentina, Brasil y Perú durante los años 80 y 90, en el caso de niños en edad de asistir a la escuela primaria y secundaria. </li></ul><ul><li>“ Mucho más preocupante, al menos en el corto plazo , es el efecto potencial que podría tener una reducción del gasto del sector público en la educación sobre la calidad de la enseñanza que se imparte en planteles que funcionan con fondos públicos, dado el desempeño más bien desalentador de América Latina y el Caribe antes de la crisis.” </li></ul>
  52. 54. Medidas de políticas de corto plazo <ul><li>Monitoreo de la inscripción escolar. </li></ul><ul><li>Protección del gasto medular del sector público. </li></ul><ul><li>Ampliación o ajuste de programas de transferencias condicionadas de efectivo. </li></ul><ul><li>Becas provisionales. </li></ul>
  53. 55. Medidas sistémicas de políticas <ul><li>Aunque en una crisis más breve los padres quizá puedan cubrir los gastos relacionados con la educación reduciendo el consumo de otros bienes o endeudándose a través de canales familiares o informales , una crisis más prolongada trae consigo un riesgo moderado de que los niños abandonen la escuela. </li></ul><ul><li>Una recesión más prolongada pone a la población en edad escolar en peligro de salir de la crisis con deficiencias considerables en términos del capital humano, lo que hace peligrar la competitividad de la economía. </li></ul>
  54. 56. Medidas sistémicas de políticas <ul><li>Mejoramiento de la formación del capital humano . </li></ul>
  55. 59. <ul><li>GRACIAS POR SU ATENCIÓN¡¡¡¡ </li></ul>

×