Your SlideShare is downloading. ×
0
Cuentos policiales
Cuentos policiales
Cuentos policiales
Cuentos policiales
Cuentos policiales
Cuentos policiales
Cuentos policiales
Cuentos policiales
Cuentos policiales
Cuentos policiales
Cuentos policiales
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Cuentos policiales

36,179

Published on

CUENTOS POLICIALES …

CUENTOS POLICIALES
INFORMACION PARA TUS CONOCIMIENTOS

Published in: Education
1 Comment
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
36,179
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
8
Actions
Shares
0
Downloads
36
Comments
1
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Cuentos policiales <ul><li>“… Un enigma es un tema tan rico en posibilidades, que tanto aclarándolo como dejándolo insoluble se puede escribir con él un cuento …” </li></ul><ul><li>Rodolfo Walsh </li></ul>
  • 2. Cuento policial de enigma <ul><li>Los orígenes del relato policial pueden ubicarse en 1840, cuando el escritor Edgar Allan Poe (1809-1849) publica sus cuentos “los asesinatos de la calle Morgue”, “La carta robada” y “El misterio de Marie Roget” , que tienen como protagonista al detective Auguste Dupin. </li></ul>
  • 3. Detectives del policial clásico <ul><li>Dentro este género, se distinguen detectives paradigmáticos como Auguste </li></ul><ul><li>Dupin, Sherlock Holmes, Hércules Poirot y el inefable Padre Brown </li></ul>
  • 4. <ul><li>Premisas y partes del cuento policial </li></ul><ul><li>El policial clásico no está orientado a la satisfacción emocional del lector, sino que es un desafío intelectual. Lo que plantea es un problema que requiere solución. Problema y solución adoptan la forma de introducción y desenlace, y el proceso deductivo se comporta como nudo de la historia. Introducción: tomando como ejemplo a cualquier cuento de Arthur Conan Doyle protagonizado por Sherlock Holmes, veremos casi al comienzo del mismo el planteamiento de una incógnita que da inicio a la aventura. Nudo: si en otros géneros el lector transita el nudo del relato como un observador pasivo, a merced de los sentimientos que le despierte el texto, en el policial debe competir racionalmente con el personaje-detective para darle sentido a los datos expuestos. Por ello, las peripecias de los personajes pierden importancia frente al desafío analítico que aborda el lector, a quien se le exige cada vez mayor abstracción, al tiempo que se eliminan los resultados emotivos. Volviendo al ejemplo, luego de que Holmes conoce el problema, la trama consiste casi únicamente en un minucioso recuento de los hechos conocidos, pero no se ve un avance significativo en la resolución del caso. Desenlace: finalmente, Sherlock descubre el misterio y ofrece la explicación lógica correspondiente. Por esta estructura de exposición-deducción-solución es que el policial no se comporta tanto como un relato sino como un juego de ingenio, y a medida que el lector logra descifrar los misterios propuestos, la trama pierde su poder de atracción hacia él, de la misma manera en que un crucigrama no es tan interesante al final como cuando se encuentra en blanco y nos invita a pensar. </li></ul>
  • 5. Los dos detectives Este género se diferencia del resto por la particular participación del lector. En cualquier cuento policial, comenzamos la lectura en las mismas circunstancias que el detective, es decir, se nos presenta un caso del cual nada sabemos y donde debemos atenernos a la observación de los antecedentes dosificados por el texto. Y al igual que nosotros, el detective no posee ninguna prueba empírica, prejuicio sobre el asunto o interés personal más allá de despejar la incógnita. Esta regla permite un &quot;juego limpio&quot; entre el lector y el personaje. La igualación entre el personaje y el lector sirve para garantizar que sólo a través del pensamiento deductivo puede resolverse el misterio, ya que ninguno de los dos tiene o tendrá acceso a datos que no figuren en el texto, a saber indispensables: un crimen o misterio sin solución conocida los personajes dignos de sospecha los sitios en donde se desarrolla la trama Como corresponde a una novela policial clásica, el detective no puede permanecer incólume ante el misterio que se le presenta. Es su obligación develar el misterio, pero también lo es que nadie más lo haga antes que él (eso incluye al lector). Por este trascendental motivo es que, si bien aplica un riguroso método analítico, debe asegurarse siempre un “as bajo la manga”. A pesar de que el detective suele efectuar una verificación empírica (observa, pregunta, toma muestras), el lector no obtiene devolución (no ve ni oye ni posee) más de lo que éste le revela a través y a lo largo del texto, así que el juego, no es tan limpio después de todo.
  • 6. Elementos del cuento policial de enigma <ul><li>Un delito que se presenta como un enigma sin aparente solución. </li></ul><ul><li>Un detective de inteligencia destacada que utiliza métodos y principios científicos para resolver el caso. </li></ul><ul><li>Una serie de pistas e indicios, que aparentemente sin conexión, le sirve al investigador para descubrir al delincuente. </li></ul><ul><li>Resolución del misterio, identificación del culpable y explicación, por parte del investigador, como llegó a la verdad. </li></ul>
  • 7. Detective del policial de enigma <ul><li>Suelen ser excéntricos, cultos y brillantes; se relacionan “ con la alta sociedad” y toman su investigación como un reto la inteligencia. Son intelectuales que aplican métodos racionales, principios científicos, principios científicos y técnicas modernas basadas en variados conocimientos </li></ul>
  • 8. Cuento policial negro <ul><li>Se centra en la presentación de una sociedad corrupta y de una compleja trama de intereses, poder y dinero, que opera detrás del delito, que opera detrás del dinero </li></ul><ul><li>El surgimiento del policial negro e vincula con la gran crisis económica y social, de la década de 1930, en Estados Unidos. </li></ul><ul><li>Habla de una sociedad que perdió sus valores fundamentales y en la que la ley fue desplazada por los negocios turbios. </li></ul>
  • 9. <ul><li>Detectives del policial negro </li></ul><ul><li>Son detectives que viven de su trabajo y se lanzan a las calles. La investigación los lleva por ámbitos sociales diversos; frecuentan los bajos fondos y enfrentan engaños que ponen en peligro su vida. Suelen se ex-policías en decadencia, que conocen los códigos del mundo del delito; actúan basándose en la lealtad y son incorruptibles. </li></ul>
  • 10. El género policial argentino <ul><li>Surge a finales del siglo`19, el relato “La Pesquisa&quot; de Paul Groussac, es considerado típicamente policial. Otro hito de los inicios es el cuento “El triple robo de Bellamore”(1903), de Horacio Quiroga. </li></ul><ul><li>A mediados de las décadas de 1940 y en la de 1950, aparecen cuentos policiales en revistas de gran circulación, una de ellas “ Vea y lea”, publica cuentos policiales de escritures argentinos como Rodolfo Walsh. </li></ul><ul><li>A principios de la década de 1960 el policial negro es difundido por la revista Misterio. En adelante muchas revistas y colecciones promueven las producciones del género, tanto extranjeras como nacionales. </li></ul><ul><li>En esa época de gobiernos militares y regimenes autoritarios en la Argentina, las leyes del género se tornan tan difusas como las que gobiernan en el país. El razonamiento lógico, la voluntad de descubrir el cómo y el por qué de un crimen seden el lugar a las incertidumbre, la indiferencia y el “sin sentido”. </li></ul>
  • 11. El detective en el policial negro argentino <ul><li>Un personaje propio del policial argentino es el comisario del pueblo, humilde y de aparente inocencia, con más experiencia de vida que rigor educativo. </li></ul>

×