Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
328
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
7
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Algunas reflexiones sobre el valor pedagógico del aula rural Roser Boix1 La concepción del papel de la escuela rural como institución educativa alservicio de la comunidad ha variado mucho a lo largo de la historia. En unasociedad cada vez más multicultural y multilingüe es necesario fomentar la ideade una mayor cohesión social y territorial que permita establecer un marco devalores compartidos entre diversas comunidades que conforman una sociedad,con el propósito de revitalizar una auténtica identidad dinámica, integrada ycoherente, y especialmente dignificadora de la población local de dichoterritorio, fortaleciendo los principios de que tanto la cultura como la ciencia yla tecnología son un patrimonio común. Desde esta perspectiva, la escuela rural juega un papel básico yfundamental; básico puesto que es un espacio compartido desde el cual sefomenta el diálogo entre intereses y necesidades diferentes, el respeto, laequidad y la tolerancia hacia la diversidad y el trato interdisciplinar delconocimiento; y fundamental puesto que a través de las prácticas escolares y desu apertura (obligada, si se quiere) a la comunidad pueden ser articulados unconjunto de principios morales y éticos imprescindibles para garantizar la plenaincorporación del niño a la sociedad del siglo XXI y ayudarles a mejorar comopersonas.El proceso de aprendizaje en el aula rural: algunas consideraciones En el aula rural el proceso de aprendizaje de los niños parte de unaestructura de aprendizaje colaborativo2. El grupo clase está formado poralumnos de edades, intereses, capacidades y expectativas muy diferentes; es ungrupo heterogéneo basado en la interdependencia positiva entre cada uno de susmiembros; existen unas normas de organización y funcionamiento intrínsecas1 Docente de la Facultad de Profesorado. Universidad de Barcelona.2 Entendemos el aprendizaje colaborativo como una filosofía de aprendizaje y no como técnica, habilidady/o estrategia, mientras que por aprendizaje cooperativo “como aquella situación de aprendizaje en la quelos objetivos de los participantes se hallan estrechamente vinculados, de tal manera que cada uno de ellossólo puede alcanzar sus objetivos si y sólo si los demás consiguen alcanzar los suyos” (Jonhson, D,Jonhson R p. 14., 1999)
  • 2. aceptadas por todos ellos y al mismo tiempo, unos valores compartidos quepermiten desarrollar círculos concéntricos de aprendizaje (o de formación, si seprefiere). ); además, se sustenta en la actividad directa de cada uno de losalumnos, aprendizaje activo, a través de la cual se crean plataformas personalesde aprendizaje permitiendo la formación de relaciones y redes sólidas comopunto de partida para la construcción del propio conocimiento, sinambigüedades y dotándoles de una mayor interactividad, favoreciendo lainteracción estimuladora. Dentro de los diferentes grupos de aprendizaje cooperativo que señalanJohnson, Johnson y Holubec (1999) situamos al grupo-clase rural en el grupo debase cooperativos puesto que tienen un funcionamiento a largo plazo, conmiembros permanentes. Desde esta óptica, los círculos concéntricos deaprendizaje son una estructura cognitiva que utiliza el alumno rural paraayudarse a sí mismo a aprender y ayudar a sus compañeros. Consiste en que losniños de ciclos superiores ayudan a los de ciclos inferiores en el aprendizaje decontenidos; mientras que a los primeros les permite repasar, consolidar y/odescubrir conocimientos a los segundos les enseñan de nuevos. Los pequeñosquieren ser y saber cómo los mayores y los mayores tutorizan a los de los ciclosinferiores. La utilización de estas estructuras cognitivas les permite a los niñosrurales modular e interpretar el conjunto de informaciones que provienen de lasdistintas y diversas experiencias que se dan en el si de la escuela y desarrollargeneralizaciones sobre sus consecuencias en otros contextos diferentes. Es elprincipio de la adquisición de competencias necesarias para trasformar y emplear lainformación de forma activa y significativa. Es importante destacar la acción tutorial entre los alumnos rurales (peertutoring). En realidad el papel del niño de los ciclos superiores es un papel demediador entre el maestro y el compañero que requiere de su ayuda. El niño-tutor desarrolla mecanismos de resolución de tareas y de conflictos adquiridosde su propia experiencia. Desarrolla el autoconocimiento, identifica losproblemas de sus compañeros, utiliza habilidades sociales y de convivencia
  • 3. básicas para la resolución de las demandas y al mismo tiempo se enriquece ensu asistencia. Sin duda alguna, todo ello repercute en su motivación personal,en su autoestima como individuo y como estudiante, en su seguridad personal,y va construyendo los fundamentos básicos del valor de la solidaridad. En una situación con tanta diversidad como es la clase rural, seaprovecha la capacidad que puede tener un mismo alumno para el desarrollo dehabilidades diferentes. Por ejemplo, algunos compañeros de clase puedenencontrar más fácil la plástica o las matemáticas; y seguro que es a aquellos quepresuntamente dominan el contenido a quien recurre el alumno de ciclo inferior.Es un aprendizaje cooperativo en el sentido de que se produce una participacióndirecta y activa de los niños y las niñas de la clase y de ayuda mutua (Pujolàs,2002, pp,70). Además, a pesar de que puede haber una gran diferencia de edad entreellos, está claro que un mismo conocimiento enseñado por un compañero declase es más fácil de integrar que si lo enseña el propio maestro. Es una técnicabasada en la transparencia de lo que se está aprendiendo. Conviene asegurarse de queel compañero entiende lo que le está enseñado puesto que de ello depende elgrado de aprendizaje del conocimiento por parte del niño-tutor. En este procesopropio, por parte del sujeto que enseña, entra en juego la personalización delpropio aprendizaje. Puede que para él mismo dé resultado determinadahabilidad pero puede, también, que no ayude para nada al compañero; elloconlleva que el propio niño tutor se vea forzado a recurrir a estrategiasmetacognitivas y/o cognitivas para alcanzar los objetivos planteados: deducirreglas, plantear hipótesis, repetir de memoria, tomar decisiones, recurrir a otrosmateriales didácticos, globalizar contenidos, desarrollar habilidades depensamiento crítico, aumentar la capacidad de reflexión y análisis, buscartécnicas interpersonales y grupales, crear descripciones precisas y unívocas, etc. Y desarrollar sistemas y planes de autorregulación no sólo paraproveerse de estrategias metacognitivas alternativas sino además para controlarel ambiente en el que se encuentra inmerso. El tiempo escolar, la organizacióndel espacio, los materiales curriculares e incluso el mobiliario pueden ser
  • 4. componentes inapropiados para el desarrollo de la autonomía personal, la auto-observación o la adquisición de elevados niveles de autoestima. El alumno-tutor va tomando conciencia de las múltiples alternativas queexisten para aprender; aprende acerca de cómo se aprende y en consecuencia, aprende aaprender. “El niño aprende a aprender cuando interioriza un conjunto deprocedimientos para gestionar la información que empezó a utilizar con la guíade los interlocutores más competentes, en actividades conjuntas” (Monereo, p.47, 1997). Es una puesta a prueba de la propia comprensión individual. Y todospueden convertirse en tutores. Cuando se convive con grupos heterogéneos con distintos grados dedificultad en el proceso de aprendizaje, conviene alentarlos a probar técnicasnuevas, individuales y/o en grupo, e incluso a discutir y comentar los resultadosen otras situaciones similares, a desarrollar evaluaciones grupales. De estamanera, se enriquecen como sujetos y pueden hacerlo extensivo a otrasexperiencias dentro y, especialmente, fuera de la clase, en la vida cotidiana.Todos estos elementos permiten conjugar el sentimiento de apoyo, de unidad, deorientación, de interdependencia e implicación positiva y de responsabilidadque caracterizan al grupo-clase de un aula rural. En definitiva, como señalan Johnson y Johnson (1989) la cooperación esprobablemente la característica más genuina de la especie humana y en elmundo actual existen una interdependencia absoluta entre individuos,comunidades e incluso estados … es de crucial importancia la conservación oen su caso, la implementación del aprendizaje cooperativo en la escuela(ordinaria y rural, por supuesto) para formar ciudadanos realmentecooperativos. En la escuela rural, como hemos visto es la base del aprendizaje.Metodología didáctica en el aula rural: entre la globalización y lainterdisciplinariedad El término complejidad ante la diversidad de una clase rural es unconcepto claramente manifestado por la mayoría de maestros que entran encontacto, por primera vez, con la escuela rural. Sin embargo, los problemas que
  • 5. la sociedad nos presenta también son cada vez más complejos,interdependientes e impredecibles. Los efectos suelen retroalimentar positiva onegativamente, depende, las causas, aumentan la incertidumbre y losdesconciertos y, suceden, efectos inesperados. La realidad que engloba al niñoen nuestra sociedad no se puede reducir a una sola disciplina, sector odimensión. La vida real no se divide en disciplinas, temas y subtemas. En estalínea, la microsociedad que se genera dentro del aula rural comporta, replantearlas metodologías de trabajo y las estrategias didácticas basadas en el enfoquedisciplinar y apostar más por una forma de entender y abordar el conocimientodesde la unidad de acciones y de pluralismo relacional así como deinterpretaciones de las distintas áreas curriculares; a pesar de todo, volvemos ainsistir en que el campo disciplinario es una opción didáctica desarrollada pormuchos maestros rurales y, que durante un largo período de la historia de laeducación rural en nuestro país, ha sido un factor de relevancia dentro de lasaulas multiniveles; el cambio globalizado e interdisciplinario es una innovacióncompleja. “Todos los componentes del sistema se ven afectados, desde lafilosofía, la estructura organizacional, el estilo gerencial, la cultura institucional,el currículo y la enseñanza, hasta la programación, el seguimiento y la secuencia,los presupuestos, las certificaciones y titulación, educación de los maestros, elentrenamiento en la práctica y el desarrollo profesional ... mientras un nuevosistema lucha por existir el sistema viejo se mantiene firmemente” (Clarke yAgne, 1997, pp. 84-85). En el aula rural, los niños de diversas edades y capacidades exploran elconocimiento con diferentes grados de dificultad. La cuestión es cómo llevar acabo la metodología interdisciplinaria y/o globalizada; su aplicación se basa enuna visión contemporánea de la pedagogía en donde se utilizan estrategiasinnovadoras, se promueve el diálogo, la colaboración, el pensamiento crítico y laproposición y solución de problemas relacionados con las diferentes ramas delsaber. De esta manera, el trabajo colaborativo, la investigación en el medio, losproyectos de trabajo, los estudios de casos, las unidades globalizadas, los centrosde interés son propios de la metodología interdisciplinaria y respetuosos con la
  • 6. diversidad del aula rural. La habilidad del maestro rural consiste en escoger elmás adecuado a su clase o seleccionar las estrategias didácticas másconvenientes según el método por el que se decida. Lo importante en realidad“es ver cómo a partir de diferentes fórmulas es posible realizar un enfoqueaglutinando o prescindiendo de una organización por disciplinas” (Zabala, p.162, 1999) apostando, además por criterios espaciales, temporales, relacionales ycurriculares coherentes con el principio de diversidad. Burs (2001) considera que el aprendizaje interdisciplinario complementael aprendizaje basado en el cuestionamiento y el descubrimiento. Todos estosenfoques enfatizan las habilidades del pensamiento, no sólo el manejo de losdatos y promueven diversos grados de autonomía en el sujeto. Al involucrar yhacer partícipes a los niños en la planificación, realización y evaluación de untema, el enfoque del cuestionamiento realza el aprendizaje y la retención pormedio de la formulación de cuestionamientos y la obtención del conocimiento yla información. La búsqueda del significado se vuelve activa, no pasiva, puesto que lasactividades de aprendizaje giran alrededor de cuatro ejes de acción3: . crítica-reflexiva, en tanto en cuanto el niño y la niña rural escapaz de reorganizar y reconstruir experiencias que les permite conocer yvalorar el conocimiento cotidiano, en su contexto cultural y social, para desdeellos ser capaz de desarrollar el potencial de creación y transformación de larealidad que los actores sociales tienen cuando adquieren conciencia de surealidad; . indagativa, por cuanto pone en contacto al niño y la niña ruralcon aspectos complejos, más centrados en la práctica, más procedimentales queteóricos o conceptuales, que promueven la interacción entre compañeros; . colaborativa, como la potenciación permanente de la interacciónentre iguales, la perspectiva de la valoración, del diálogo, el debate, losproyectos de trabajo comunes, la construcción participativa del conocimiento;de esta forma aprenden a trabajar en equipo.3 Adaptado de Una Pila de Pilas en: www. lafacu.com/apuntes/educación/didáctica/deafult.htm
  • 7. . y creativa, como forma de solucionar problemas, abordarproblemas y situaciones no resueltas o que exigen nuevas respuestas yenfoques. Estas estrategias didácticas facilitan el desarrollo de habilidades (tantogenerales como de procesamiento de la información y lógicas) y capacidadesque son básicas para el significado, sentido y propósito de las actuaciones tantodentro como fuera de la escuela. La capacidad de localizar y trabajar con lainformación pertinente; comparar y contrastar diferentes opiniones, juicios,métodos; clarificar como las diferencias y similitudes se pueden relacionar conun centro de interés, una necesidad o un tema; y crear un marco integradoadecuado a las múltiples situaciones de aprendizaje, permite a los sujetosrurales volverse críticamente reflexivos acerca de la naturaleza delconocimiento y de ellos mismos. La interdisciplinariedad y la globalización permiten reconceptualizar elpapel del maestro y del alumno rural. Las funciones más tradicionales de laenseñanza de exponer, dirigir, entregar materiales didácticos concretos, y ser elcentro del proceso de enseñanza-aprendizaje, son reemplazadas por el papel defacilitador, guía y mediador del maestro dentro del aula rural. De este nuevo roldel maestro hablaremos en el siguiente capítulo, no sin antes apuntar comoseñala Burns (2001) que los maestros que optan por enfoques másinterdisciplinarios y globales no son especialistas en un tema, sino generalistasque organizan las actividades de aprendizaje alrededor de cuestiones, interesesy conceptos esenciales. Sus áreas temáticas se convierten en fuentes deconocimiento y habilidades aplicadas a propósito más grandes. Se conviertenen expertos en realizar conexiones. ... al tratar temas y plantear preguntas cadavez más complejas sobre respuestas previas y de la observación, nosotrosconstruimos una versión de la verdad por nosotros mismos que amplía el rangode conocimiento y experiencia. Como consecuencia, los valores propios de las metodologías mástradicionales como el control, la especialización y el expertismo sonreemplazados por el diálogo, la interacción y la negociación. De manera que las
  • 8. evaluaciones (o si se prefiere, valoraciones) en el aula rural deben ser también,actividades colaborativas, no una reflexión posterior, un resultado o unaresponsabilidad individual.Referencias bibliográficas  Boix Tomàs, R. (1995) Estrategias y recursos didácticos en la escuela rural. Barcelona: Graó/ICE  Boix Tomàs, R. (2007)”Lécole rurale en Catalogne”. En Y. Jean (Coord.) Géographies de l´école rurale. Acteurs, réseaux, territoires. Ophrys Éditions  Boix Tomàs, R. (2007) “L’école rurale en Catalogne: une vision d’ensemble dans une perspective”. En: L’Enseignement scolaire en milieu rural et montagnard. Tome 4, Presses Universitarires de Franche- Comté  Burns, R.C. (2001) “Interdisciplinary Teamed Instruction. En Klein, J.T (Ed) Interdisciplinary Education in K-12 and College : A Foundation for K-16 Dialogue. New York: The College Board  Clarke, J.H., Agne, R.M. (1997) Interdisciplinary High School Teaching: Strategies for Integrated Learning. Boston: Allyn and Bacon.  Johnson, D.W, Johnson, R.T., (1989) Cooperation and Competition: Theory and Research. Edina, Minnesota, Interaction Book Company.  Johnson, D.W, Johnson, R.T., Holubec, E.J. (1999) El aprendizaje cooperativo en el aula. Buenos Aires: Paidos Educador.  Monereo, C. (Coord.) (1997) Estrategias de enseñanza y aprendizaje. Formación del profesorado y aplicación en a escuela. Barcelona: Editorial Graó  Pujolàs, P. (2003) Aprendre junts alumnes diferents. Els equips d’aprenentatge cooperatiu a l’aula. Vic Eumo.  Santos, L. (2007): “Didáctica multigrado: la circulación de los saberes en una propuesta diversificada”. En Quehacer Educativo Nº 81, FUM – TEP- Montevideo  Zabala, A. (1999) Enfocament globalitzador i pensament complex. Una resposta per la comprensió i intervenció en la realitat. Barcelona: Graó.