Your SlideShare is downloading. ×
Reseña historica
Reseña historica
Reseña historica
Reseña historica
Reseña historica
Reseña historica
Reseña historica
Reseña historica
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Reseña historica

175

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
175
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. -1898502-3825-203201887855Ante la imperiosa necesidad de optimizar la formación del talento humano, el Comando General de la Fuerza Terrestre, a través de su Dirección de Educación, dispone la creación de la ESCUELA DE FORMACION DE SOLDADOS DEL EJÉRCITO “ESFORSE.” el 22 de Febrero de 1990. Inicialmente funcionó en el Escuadrón de Reconocimiento Mecanizado No. 13 “Epiclachima”. Posteriormente en las instalaciones del Fuerte Militar “Atahualpa”.Durante el conflicto del “ALTO CENEPA” en 1995, participó con todo su contingente de Instructores y estudiantes, demostrando valentía y profesionalismo en la defensa del territorio nacional. En aquella oportunidad, ofrendaron su vida: SGOP. Hernández Luís, SLDO. Andrango José, SLDO. Santander Freddy, SLDO. Suárez Marcelo, SLDO. Urquizo José; héroes que demostraron valentía, profesionalismo y justificaron con sacrificio y estoicismo, la vocación de servicio a los más caros intereses de la Patria. El 30 de Abril de 1996, por disposición del Comando de la Fuerza Terrestre desaparece la ESFORSE y se dan disposiciones a los Comandos de División y Brigada para que dichas unidades recluten, seleccionen y formen a los Soldados, con el objetivo principal de completar el orgánico del Ejército y prepararse para un posible nuevo conflicto.Desde el 1 de Enero de 1997, el Estado Mayor Directorial resuelve reabrir la Escuela  denominándola con el nombre de “ESCUELA DE FORMACIÓN DE SOLDADOS DE LA FUERZA TERRESTRE”, por recomendación de los Comandantes de División y Brigadas. Esta Escuela permaneció en el Fuerte “Atahualpa”  hasta los primeros días de agosto del 2002, el Estado Mayor 2667011430Planificador de la Fuerza Terrestre dispone su traslado al BI-38 “Ambato” y le asigna estas instalaciones como propias. En la actualidad la ESFORSE, tiene su sede en la ciudad de Ambato y cuenta con una infraestructura académica-militar de primer orden, con la capacidad de mantener una población en formación de alrededor de 1.800 estudiantes, cuenta con: comedores, piscinas, aulas, pistas militares, polígonos de tiro, base de entrenamiento, laboratorios con tecnología de punta, entre otros.Tiene una privilegiada situación geográfica con diferentes tipos de terreno y vegetación que se aprovechan como un laboratorio para el entrenamiento integral de los Aspirantes a Soldados, quienes a partir de su proceso de formación están en condiciones de desempeñarse en cualquier región del paísEscuela de Formación de Soldados del Ejército (ESFORSE), Ecuador10 de septiembre de 2011. El lunes 05 de septiembre de 2011 en el Campo de Marte de la Escuela de Formación de Soldados del Ejército, con la presencia del señor General de Brigada Carlos Gustavo Egüez Espinoza, Director del Comando de Educación y Doctrina del Ejército, directivos de la Escuela y los familiares de los jóvenes aspirantes, se inauguró el curso de formación de soldados pertenecientes a la promoción 2011-2013.Cabe destacar que el personal docente de la ESFORSE dictó el primer Curso Propedéutico a los nuevos aspirantes a soldados, desde el 16 hasta el 31 de agosto del 2011, esta actividad se la realizó en cumplimiento a las exigencias de la Ley de Educación Superior que en su artículo No. 81 dispone que se cumpla con un Sistema de Nivelación y Admisión, y en concordancia con lo exigido por las autoridades de la Escuela Politécnica del Ejército (ESPE), con el objetivo de brindar a los aspirantes varias herramientas metodológicas para su óptimo desempeño como estudiantes.El señor Coronel de Estado Mayor Conjunto Freddy Narváez, director de la ESFORSE, en su intervención al inaugurar el nuevo año lectivo, resaltó la importancia de la práctica de los valores militares en cada uno de los aspirantes, tales como: la lealtad, el valor, la disciplina y sobre todo la entrega al sacrificio por la Patria; de igual forma agradeció a los padres de familia por haber depositado su confianza en nuestro Ejército ecuatoriano y recalcó que "la carrera de las armas es una profesión de vocación que no tiene fines de lucro".<br />267363225493<br />El presente trabajo pretende acercarse a la conformación desde lo conceptual y metodológico, de la perspectiva de género en la vida militar<br />apuntando hacia los indicadores necesarios para el logro de una adaptación de la mujer como aspirante a soldado desde el ámbito educativo y formativo de una escuela para soldados, como es la Escuela de Formación de Soldados Vencedores del Cenepa (ESFORSE).<br />Se trata de mejorar el desarrollo concreto de cada mujer y de cada hombre dentro de la vida militar y en su formación como soldado; mejorar a la persona pero también a la comunidad, lograr mejorar la adaptación individual y colectiva a través de acciones que tienen que ver con las formas concretas de<br />contrarrestar las inequidades. Para ello debemos reconocer las maneras como se<br />presenta la inequidad, sobre todo en el contexto ecuatoriano, que es el resultado de<br />un proceso histórico-social donde la mujer ha sido discriminada y por ende, no es<br />común su incorporación a las filas del Ejército.<br />La presente investigación aborda el tema de la adaptación de la mujer<br />como aspirante a soldado de la ESFORSE en los momentos actuales considerando<br />228601323340que prevalece en el país, una concepción sustentada en principios reduccionistas y<br />fragmentistas de las diferentes funciones y roles que puede asumir una mujer en la<br />sociedad lo cual genera sobre todo, inequidades entre géneros (hombres y mujeres)<br />que transversalizan la realidad social.<br />A partir del análisis de los elementos esenciales de la visión de género<br />que se sustenta, se hace referencia a cómo puede lograrse una equidad de género<br />que responda a una mayor adaptabilidad de la mujer a la ESFORSE si se tienen en<br />cuenta una serie de indicadores que posibilitarán su mejor desenvolvimiento y<br />estancia en dicha escuela en la medida en que se respeten, valoren e incluyan las<br />perspectivas relativas a su identidad de género. Establecer indicadores que permitan<br />3<br />lograr la adaptación de la mujer como aspirante a soldado en la ESFORSE<br />constituye el punto de partida para romper con ciertos paradigmas que limitan el<br />desarrollo individual y colectivo de las mujeres en el ámbito social y la consolidación<br />de estereotipos que establecen su no incorporación a la vida militar.<br />Esta investigación brinda un aporte teórico de gran valor, el cual consiste<br />en enunciar a partir de la experiencia ecuatoriana, esos indicadores que sirven de<br />orientadores metodológicos para el análisis de la adaptación de la mujer como<br />aspirante a soldado en la ESFORSE; aspectos sin los cuales no podrá lograrse una<br />equidad de género que apunte a la no discriminación y la inclusión de la mujer a la<br />vida militar. Este trabajo contribuye a enriquecer los estudios relacionados con el<br />tema a nivel nacional aún cuando constituye una propuesta para la futura<br />incorporación de la mujer como soldado en la ESFORSE si se tiene en cuenta que<br />es una escuela solo de hombres soldados e implica un reto abrir las puertas para<br />mujeres también siendo esto una de las limitantes a las que se enfrenta la presente<br />investigación pero que a su vez, pretende convertirse en un medio para el logro de<br />tales propósitos.<br />La investigación se encamina a argumentar la importancia del logro de<br />una equidad de género en la vida militar por lo que sus temáticas fundamentales<br />giran en torno a la delimitación y conceptualización de género como categoría, los<br />roles y funciones que determinan el tema de la equidad de género como premisas<br />para enunciar los indicadores de equidad de género desde un ámbito teórico general<br />pero también adjudicados a la vida militar, contextualizado a la realidad nacional, a<br />la realidad existente en el Ecuador. Ofrece una visión desde la ESFORSE como<br />unidad objeto de estudio.<br />En el desarrollo de la investigación se aplican diferentes métodos. Dentro<br />de los teóricos, el análisis – síntesis para la revisión de la literatura y el histórico –<br />lógico necesario para analizar la evolución del tratamiento del género como<br />categoría y la formulación de indicadores de equidad.<br />Los tiempos modernos exigen una participación real de la mujer dentro de<br />una sociedad que hasta hace poco, era machista en demasía, en especial en países<br />latinoamericanos y del Medio Oriente donde aún no existe una equidad de género,<br />lastimosamente apoyado por creencias religiosas absurdas y en detrimento del “sexo<br />débil”. El desafío actual de nuestra sociedad, es romper los paradigmas de<br />discriminación hacia la mujer que limitan su desempeño en todas las actividades que<br />son capaces de realizar e incorporar tanto a hombres como a mujeres, en todos los<br />ámbitos de la sociedad.<br />El tema del género o de la equidad de género es de vital importancia en<br />los momentos actuales sobre todo porque se habla de desarrollo local, de la<br />formación de actores sociales para el desarrollo canalizados en la gestión de<br />proyectos para una mayor calidad de vida y por ende, el enfoque de género se<br />convierte en el eje que transversa liza todo intento de promover cambios sociales en<br />cada una de nuestras prácticas.<br />Hablar de equidad de género nos sitúa ante un concepto que hace<br />referencia al género como un sistema global que abarca prácticas, símbolos o<br />representaciones, normas jurídicas, valores morales, productos culturales<br />individuales y sociales, roles, estructuras económicas, de poder y de la sociedad civil<br />en general que las culturas elaboran a partir de las diferencias sexuales y<br />estereotipos incorporados en torno a uno u otro sexo.<br />El que en la práctica muchas mujeres ejerzan el rol que la historia les ha<br />impuesto, es otra cosa. Siguen practicando la doble jornada (trabajo económico y de<br />hogar), se esfuerzan por poner el cuidado físico por encima de todo y educan a sus<br />hijos enfatizando que los varones son más libres que las niñas. El aluvión de lugares<br />comunes de la cultura en torno de lo femenino –ciertas insoportables sublimaciones<br />que nadie quiere revisar, peor cuestionar– tiene puesto intocable en sus vidas.<br />8<br />Ante la igualdad de oportunidades que ya es común entre los sexos no<br />solo a nivel de país sino mundial, se ve la necesidad de mantener igualdad de<br />derechos y obligaciones entre el hombre y la mujer y por ende, involucra en esta<br />problemática, a todos los sectores de la realidad social donde las Fuerzas Armadas<br />de la mayoría de los países y por supuesto las Fuerzas Armadas ecuatorianas, no<br />escapan a esta realidad.<br />La institución militar como parte de la sociedad, debe crear condiciones de<br />desarrollo y de evolución de la mujer dentro de sus diferentes escenarios ya sea de<br />formación, de instrucción o netamente en las esferas laborales, cuya finalidad es<br />precisamente, el logro de la incorporación de la mujer a las actividades militares.<br />En todos los ejércitos del mundo, siempre ha existido una restricción al<br />ingreso de la mujer en las Fuerzas Armadas debido a su larga tradición masculina.<br />Sin embargo en varios países, la incorporación de la mujer en las instituciones<br />castrenses es ya una realidad. El rol de la mujer siempre se ha visto relegado a un<br />segundo plano, en el que la participación de la mujer dentro del campo laboral, era<br />secundaria y/o auxiliar. En los últimos tiempos, la mujer ha demostrado su<br />capacidad de liderazgo. Ejemplo de ello, constituye que tenemos a mujeres<br />sobresalientes como Sirimavo Bandaranaike que el 21 de junio de 1960, llega a ser<br />la primera mujer presidenta en el país de Sri Lanka. Marie Curie, primera mujer en<br />conseguir el premio Nobel, y la única en conseguirlo dos veces en un campo que<br />históricamente había sido netamente masculino, el campo científico.<br />Por otro lado, la mujer ya está inmersa en el campo “militar” y en todas y<br />cada una de las actividades que esto implica desde hace varios años atrás<br />participando activamente en la narco guerrilla colombiana (FARC).<br />La presencia femenina en los cuarteles y en las actividades militares,<br />implica cambios de diferentes índoles los cuales se han presentado<br />permanentemente haciéndose indispensable prestarles la suficiente atención con la<br />finalidad de que sus miembros tengan las comodidades, derechos y obligaciones de<br />acuerdo a las normas y a la disponibilidad de los recursos. Esos cambios son<br />9<br />variados y van desde la infraestructura de las instalaciones hasta la forma de pensar<br />de sus miembros o en las actividades específicas de cada uno de ellos.<br />El Ecuador y sus Fuerzas Armadas no permanecen al margen de estos<br />hechos, siendo así que desde hace algunos años atrás, esta noble institución acoge<br />a personal femenino en su seno, por medio de la Escuela Superior Militar “Gral. Eloy<br />Alfaro” (ESMIL), y muy pronto con la Escuela de Formación de Soldados del Ejército<br />“Vencedores del Cenepa” (ESFORSE), rompiendo así viejos esquemas sexistas que<br />limitaban esta profesión solo al personal masculino. La profesión militar acoge a la<br />mujer ecuatoriana para demostrar su carácter fuerte sin necesidad de perder su<br />propia y natural sensibilidad, al asumir grandes e importantes responsabilidades y<br />jerarquías, sin descuidar el papel original y fundamental que tiene la mujer dentro de<br />nuestra sociedad.<br />La intuición, el tacto y la percepción de este sutil género como es el que<br />corresponde a las mujeres, permiten ejecutar las tareas más complejas que se<br />presentan en la solución de problemas, conflictos cotidianos dentro de las<br />actividades que se desarrollan para mantener el orden y seguridad de nuestra patria.<br />Proyectar el desarrollo profesional de la mujer dentro de la carrera militar en equidad<br />de condiciones y oportunidades con el sexo opuesto, es el nuevo reto que se<br />presenta ante la Fuerza Terrestre, mediante la inserción de la mujer en sus filas.<br />Es en este sentido, que la presente investigación pretende analizar a<br />groso modo, pero de manera objetiva y sesuda, los pros y los contras que implica<br />esta nueva estrategia adoptada por nuestro ejército, utilizando la opinión de mujeres<br />que aspiran a servir a la patria luciendo el prestigioso uniforme pixelado; así como<br />también la postura de ciertos grupos feministas en oposición a esto que llaman una<br />incierta inclusión.<br />

×