Your SlideShare is downloading. ×
Búsqueda de empleo
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Búsqueda de empleo

189
views

Published on

Inserción Laboral 16

Inserción Laboral 16

Published in: Education

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
189
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. FUENTES Y HERRAMIENTAS DE búsqueda de empleo La Red de Contactos, la Autocandidatura, la Carta de Presentación, la Solicitud de empleo, el currículum Vitae, las oposiciones, Internet y la Prensa, son las principales herramientas y fuentes de búsqueda de empleo que pasamos a describir una a una. - LA RED DE CONTACTOS: Constituye una estrategia muy usual y eficaz para encontrar un trabajo. Según recientes estudios, el 70% de los empleos se cubren gracias a ella. Para lograrlo debemos orientar al usuario a informar a la gente de su entorno, no sólo a sus amigos y familiares, sobre su situación, intereses, capacidad, etc,... para que le «echen un cable». Hay que tener en cuenta que las empresas, cuando tienen que buscar a algún trabajador, hacen frecuentemente como una persona que busca empleo: «¿Conoces a alguien?», preguntas que lanzan a sus conocidos, compañeros, trabajadores, etc. Hay expertos que consideran esta estrategia como el mejor sistema para la búsqueda de empleo. El mayor inconveniente que suele presentar esta técnica suele derivarse de nuestros propios prejuicios, sobre todo por el miedo al rechazo y pudor a hacer pública nuestra situación de búsqueda activa de empleo. En este sentido, hay que evitar infundir lástima que podría ser contraproducente. Debemos ser directos en la petición de colaboración, sin complejo alguno. El primer paso para «tejer» una red de contactos es redactar una lista lo más exhaustiva posible de toda la gente que conoces, estén o no relacionados con la actividad laboral que te interesa. No es necesario que conozcan muy a fondo a cada una de estas personas. Basta con que estén dispuestas a hablar de ti en sus empresas o en su entorno profesional. Para ir tejiendo esta red de contactos de una manera sistemática hay que recomendar al usuario que: - Confeccione un fichero con los datos de las personas a contactar. - Debe evaluar en el fichero los resultados obtenidos y realizar un breve resumen de las posibilidades de cada contacto. - Descartar aquellos contactos que en modo alguno no le resulten positivos. - No debe olvidar agradecer, a ser posible por carta, la colaboración e información que le hayan facilitado. Esta tarea resultará más fácil si divide la lista en las siguientes categorías: - Familiares, amigos y vecinos: padres, primos/as, familia política, conocidos, vecinos, etc. - Contactos profesionales: médicos, abogados, agentes de seguros, etc. - Relaciones profesionales: antiguos compañeros/as, jefes, clientes, proveedores, etc. - Contactos académicos: compañeros/as y profesionales de la carrera, de algún curso, etc. Esta lista puede terminar con unos 40 ó 50 nombres. Una vez concluida analízala detenidamente y selecciona, unas cinco, a aquellas personas que considera le pueden facilitar la búsqueda de empleo.
  • 2. Debemos hacerle ver que no espere encontrar trabajo en la primera llamada, pero si alguna persona le ofrece una mínima posibilidad, por remota que sea, debe perseguirla hasta el final. Hay que tener en cuenta que esta red no suele dar sus frutos de manera inmediata, pero le ayudará a establecer un sistema de comunicación e información muy valiosa que puede darle resultados más adelante. No hay que olvidar que si alguien de su entorno necesita contratar a una persona, pensará en él/ella si es la adecuada. - LA AUTOCANDIDATURA: También puede optar por presentarse directamente, sin que nadie le llame. A esto, suele denominarse «Autocandidatura», «Autorepresentación» o «Candidatura espontánea». Es una forma de realizar una campaña de marketing de uno mismo/a. 1) Por teléfono: Lo primero que debe hacer es llamar por teléfono, para conseguir todos los datos posibles de la empresa a la que se va a dirigir, para conocer al menos el nombre de la persona indicada: Director/a, Gerente, Responsable de Personal, etc. Esto, puede ayudar, pero no es suficiente. Se necesita superar el filtro de la secretaria o recepcionista. Para esto, se requiere una buena dosis de ingenio para poder traspasar estas barreras. El socorrido recurso «es una llamada personal...» suele resultar contraproducente. Se pueden recurrir a otras estrategias menos molestas: llamando fuera del horario normal de trabajo (en esos momentos es más posible que te atienda directamente la persona con la que deseas contactar); menciona que te han dado el nombre de Dn. X para el tema de empleo; si tienes información de que la empresa va a cubrir ese puesto, haz referencia a ello, etc. En todo caso, hay que procurar tener muy claro lo que vas a decir, en el supuesto de que tengas la fortuna de poder hablar directamente con la persona indicada. Si es preciso se puede llevar preparado un breve guión y procurar conseguir una entrevista personal en la que ampliar su información. Si no existe ninguna vacante, puede expresar su deseo de enviar el currículum para posibles puestos y no olvidar mencionar su disponibilidad para sustituciones u otras contingencias temporales que pueden posibilitarle posteriormente un empleo más estable. 2) Personalmente: Si decides presentarte personalmente, es muy posible que te resulte más complicado aún y que te encuentres con las mismas dificultades que en el caso anterior. La estrategia para abordar esta alternativa será muy similar a la expuesta en el contacto telefónico. Si te es posible recurre a alguien que pueda presentarte sin compromiso alguno. En el caso de que tomes la determinación de hacerlo por carta, ten en cuenta que aunque a primera vista te parezca menos complicado, debes prepararla cuidadosamente. Dada la importancia y frecuencia de esta estrategia, la abordaremos a continuación con más detenimiento. 3) Autoanunciándose:
  • 3. Otra posibilidad de acceder a un empleo consiste en que la persona misma se anuncie para un determinado puesto a través de: - Revistas específicas de empleo en las que se insertan anuncios de ofertas y demandas, como «Segunda mano», «El mercadillo», etc. - Participando en determinados programas de radio y televisión de tu zona, dedicados a la promoción de empleo. - En determinados lugares y circunstancias puede ser útil anunciarte mediante algunas asociaciones, establecimientos, etc. - En páginas de Internet específicas para ello. - LA CARTA DE PRESENTACIÓN: La carta de presentación no es una simple formalidad ni una fórmula de cortesía. Como se puede pensar en un principio. No debes subestimar este medio fundamental para posibilitar el acceso al empleo: es una tarjeta de visita y se debe redactar con el mayor espero posible. Los objetivos que debes pretender al redactar la carta de presentación son: - Suscitar el interés del destinatario/a para que lea con atención tu currículum vitae. - Exponer brevemente tu capacidad profesional y expectativas. - Manifestar tu disposición a mantener una entrevista y participar en las pruebas previstas. La carta puede cumplir dos funciones diferentes: - Responder a una oferta de empleo o a un anuncio. - Constituir una autopresentación.