EN LA GRAN MISIÓN CONTINENTAL CON LA NUEVA EVANGELIZACIÓN
1
www.fundacionpane.com – www.cristonautas.com
LECTIO DIVINA
Dom...
EN LA GRAN MISIÓN CONTINENTAL CON LA NUEVA EVANGELIZACIÓN
2
www.fundacionpane.com – www.cristonautas.com
—¿Soy yo, maestro...
EN LA GRAN MISIÓN CONTINENTAL CON LA NUEVA EVANGELIZACIÓN
3
www.fundacionpane.com – www.cristonautas.com
—Crucifícalo.
27,...
EN LA GRAN MISIÓN CONTINENTAL CON LA NUEVA EVANGELIZACIÓN
4
www.fundacionpane.com – www.cristonautas.com
madre de los Zebe...
EN LA GRAN MISIÓN CONTINENTAL CON LA NUEVA EVANGELIZACIÓN
5
www.fundacionpane.com – www.cristonautas.com
Mateo narra con d...
EN LA GRAN MISIÓN CONTINENTAL CON LA NUEVA EVANGELIZACIÓN
6
www.fundacionpane.com – www.cristonautas.com
8. ¿Qué le decían...
EN LA GRAN MISIÓN CONTINENTAL CON LA NUEVA EVANGELIZACIÓN
7
www.fundacionpane.com – www.cristonautas.com
22,7: Pero yo soy...
EN LA GRAN MISIÓN CONTINENTAL CON LA NUEVA EVANGELIZACIÓN
8
www.fundacionpane.com – www.cristonautas.com
22,25: porque no ...
EN LA GRAN MISIÓN CONTINENTAL CON LA NUEVA EVANGELIZACIÓN
9
www.fundacionpane.com – www.cristonautas.com
ACCION: ¿A qué me...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Lectio Divina Domingo de Ramos Ciclo A

105

Published on

TEXTO BIBLICO: Mateo 26, 14-27; 27, 1-66
«Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has abandonado?»

PRIMERA LECTURA: Isaías 50, 4-7
SALMO RESPONSORIAL: Salmo 21, 8-9.17-18a.19-20.23.24
SEGUNDA LECTURA: Filipenses 2, 6-11

Para descargar: www.cristonautas.com y/o www.fundacionpane.com

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
105
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Lectio Divina Domingo de Ramos Ciclo A

  1. 1. EN LA GRAN MISIÓN CONTINENTAL CON LA NUEVA EVANGELIZACIÓN 1 www.fundacionpane.com – www.cristonautas.com LECTIO DIVINA Domingo de Ramos Ciclo A Hno Ricardo Grzona, frp PRIMERA LECTURA: Isaías 50, 4-7 SALMO RESPONSORIAL: Salmo 21, 8-9.17-18a.19-20.23.24 SEGUNDA LECTURA: Filipenses 2, 6-11 Invocación al Espíritu Santo: Ven Espíritu Santo, Ven a nuestra vida, a nuestros corazones, a nuestras conciencias. Mueve nuestra inteligencia y nuestra voluntad para entenderlo que el Padre quiere decirnos a través de su Hijo Jesús,el Cristo. Que tu Palabra llegue a toda nuestra vida y se haga vidaen nosotros. Amén TEXTO BIBLICO: Mateo 26, 14-27; 27, 1-66 «Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has abandonado?» 26,14: Entonces uno de los Doce, llamado Judas Iscariote, se dirigió a los sumos sacerdotes 26,15: y les propuso: —¿Qué me dan si se los entrego? Ellos se pusieron de acuerdo en treinta monedas de plata. 26,16: Desde aquel momento buscaba una ocasión para entregarlo. 26,17: El primer día de los Ázimos se acercaron los discípulos a Jesús y le preguntaron: —¿Dónde quieres que te preparemos la cena de Pascua? 26,18: Él les contestó: —Vayan a la ciudad, a la casa de tal persona, y díganle: El maestro dice: mi hora está próxima; en tu casa celebraré la Pascua con mis discípulos. 26,19: Los discípulos prepararon la cena de Pascua siguiendo las instrucciones de Jesús. 26,20: Al atardecer se puso a la mesa con los Doce. 26,21: Mientras comían, les dijo: —Les aseguro que uno de ustedes me va a entregar. 26,22: Muy tristes, empezaron a preguntarle uno por uno: —¿Soy yo, Señor? 26,23: Él contestó: —El que se ha servido de la misma fuente que yo, ése me entregará. 26,24: El Hijo del Hombre se va, como está escrito de él; pero, ¡ay de aquél por quien el Hijo del Hombre será entregado! Más le valdría a ese hombre no haber nacido. 26,25: Le dijo Judas, el traidor:
  2. 2. EN LA GRAN MISIÓN CONTINENTAL CON LA NUEVA EVANGELIZACIÓN 2 www.fundacionpane.com – www.cristonautas.com —¿Soy yo, maestro? Le responde Jesús: —Tú lo has dicho. 26,26: Mientras cenaban, Jesús tomó pan, pronunció la bendición, lo partió y se lo dio a sus discípulos diciendo: —Tomen y coman, esto es mi cuerpo. 26,27: Tomando la copa, pronunció la acción de gracias y se la dio diciendo: —Beban todos de ella, 27,1: A la mañana siguiente los sumos sacerdotes y los ancianos del pueblo tuvieron una deliberación para condenar a Jesús a muerte. 27,2: Lo ataron, lo condujeron y lo entregaron a Pilato, el gobernador. 27,3: Entonces Judas, el traidor, viendo que lo habían condenado, se arrepintió y devolvió las treinta monedas a los sumos sacerdotes y ancianos, 27,4: diciendo: —He pecado entregando a un inocente a la muerte. Le contestaron: —Y a nosotros, ¿qué? Eso es problema tuyo. 27,5: Arrojó el dinero en el santuario, se fue y se ahorcó. 27,6: Los sumos sacerdotes, recogiendo el dinero, dijeron: —No es lícito echarlo en la alcancía, porque es precio de una vida. 27,7: Y, después de deliberar, compraron el Campo del Alfarero para sepultura de extranjeros. 27,8: Por eso aquel campo se llama hasta hoy, Campo de Sangre. 27,9: Así se cumplió lo que profetizó Jeremías: Tomaron las treinta monedas, precio del que fue tasado, del que tasaron los israelitas, 27,10: y con ello pagaron el campo del alfarero; según las instrucciones del Señor. 27,11: Jesús fue llevado ante el gobernador, el cual lo interrogó: —¿Eres tú el rey de los judíos? Contestó Jesús: —Tú lo has dicho. 27,12: Pero, cuando lo acusaban los sumos sacerdotes y los ancianos no respondía nada. 27,13: Entonces le dice Pilato: —¿No oyes de cuántas cosas te acusan? 27,14: Pero no respondió una palabra, con gran admiración del gobernador. 27,15: Por la Pascua acostumbraba el gobernador soltar a un prisionero, el que la gente quisiera. 27,16: Tenía entonces un preso famoso llamado [Jesús] Barrabás.27,17: Cuando estaban reunidos, les preguntó Pilato: —¿A quién quieren que les suelte? ¿A [Jesús] Barrabás o a Jesús, llamado el Mesías?27,18: Ya que le constaba que lo habían entregado por envidia. 27,19: Estando él sentado en el tribunal, su mujer le envió un recado: No te metas con ese inocente, que esta noche en sueños he sufrido mucho por su causa. 27,20: Mientras tanto los sumos sacerdotes y los ancianos persuadieron a la multitud para que pidieran la libertad de Barrabás y la condena de Jesús. 27,21: El gobernador tomó la palabra: —¿A cuál de los dos quieren que les suelte? Contestaron: —A Barrabás. 27,22: Responde Pilato: —¿Y qué hago con Jesús, llamado el Mesías? Contestan todos:
  3. 3. EN LA GRAN MISIÓN CONTINENTAL CON LA NUEVA EVANGELIZACIÓN 3 www.fundacionpane.com – www.cristonautas.com —Crucifícalo. 27,23: Él les dijo: —Pero, ¿qué mal ha hecho? Pero ellos seguían gritando: —Crucifícalo. 27,24: Viendo Pilato que no conseguía nada, al contrario, que se estaban amotinando, pidió agua y se lavó las manos ante la gente diciendo: —No soy responsable de la muerte de este inocente. Es cosa de ustedes. 27,25: El pueblo respondió: —Que su sangre caiga sobre nosotros y sobre nuestros hijos. 27,26: Entonces les soltó a Barrabás, y a Jesús lo hizo azotar y lo entregó para que lo crucificaran. 27,27: Entonces los soldados del gobernador condujeron a Jesús al pretorio y reunieron en torno a él a toda la guardia. 27,28: Lo desnudaron, lo envolvieron en un manto escarlata, 27,29: trenzaron una corona de espinas y se la colocaron en la cabeza, y pusieron una caña en su mano derecha. Después, burlándose, se arrodillaban ante él y decían: —¡Salud, rey de los judíos! 27,30: Le escupían, le quitaban la caña y le pegaban con ella en la cabeza.27,31: Terminada la burla, le quitaron el manto y lo vistieron con su ropa. Después lo sacaron para crucificarlo. 27,32: A la salida encontraron un hombre de Cirene, llamado Simón, y lo forzaron a cargar con la cruz. 27,33: Llegaron a un lugar llamado Gólgota, es decir, Lugar de la Calavera,27,34: y le dieron a beber vino mezclado con hiel. Él lo probó, pero no quiso beberlo.27,35: Después de crucificarlo, se repartieron a suertes su ropa 27,36: y se sentaron allí custodiándolo. 27,37: Encima de la cabeza pusieron un letrero con la causa de la condena: Éste es Jesús, rey de los judíos. 27,38: Con él estaban crucificados dos asaltantes, uno a la derecha y otro a la izquierda. 27,39: Los que pasaban lo insultaban moviendo la cabeza 27,40: y diciendo: —El que derriba el santuario y lo reconstruye en tres días que se salve; si es Hijo de Dios, que baje de la cruz. 27,41: A su vez, los sumos sacerdotes con los letrados y los ancianos se burlaban diciendo: 27,42: —Salvó a otros, y no puede salvarse a sí mismo. Si es rey de Israel, que baje ahora de la cruz y creeremos en él. 27,43: Ha confiado en Dios: que lo libre si es que lo ama. Pues ha dicho que es Hijo de Dios. 27,44: También los asaltantes crucificados con él lo insultaban. 27,45: A partir de mediodía se oscureció todo el territorio hasta media tarde. 27,46: A media tarde Jesús gritó con voz potente: —Elí, Elí, lema sabactani, o sea: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? 27,47: Algunos de los presentes, al oírlo, comentaban: —Está llamando a Elías. 27,48: Enseguida uno de ellos corrió, tomó una esponja empapada en vinagre y con una caña le dio a beber. 27,49: Los demás dijeron: —Espera, a ver si viene Elías a salvarlo. 27,50: Jesús, lanzando un nuevo grito, entregó su espíritu. 27,51: El velo del templo se rasgó en dos de arriba abajo, la tierra tembló, las piedras se partieron, 27,52: los sepulcros se abrieron y muchos cadáveres de santos resucitaron. Y, cuando él resucitó,27,53: salieron de los sepulcros y se aparecieron a muchos en la Ciudad Santa. 27,54: Al ver el terremoto y lo que sucedía, el centurión y la tropa que custodiaban a Jesús decían muy espantados: —Realmente éste era Hijo de Dios. 27,55: Estaban allí mirando a distancia muchas mujeres que habían acompañado y servido a Jesús desde Galilea.27,56: Entre ellas estaban María Magdalena, María, madre de Santiago y José, y la
  4. 4. EN LA GRAN MISIÓN CONTINENTAL CON LA NUEVA EVANGELIZACIÓN 4 www.fundacionpane.com – www.cristonautas.com madre de los Zebedeos. 27,57: Al atardecer llegó un hombre rico de Arimatea, llamado José, que también había sido discípulo de Jesús.27,58: Se presentó ante Pilato y le pidió el cadáver de Jesús. Pilato mandó que se lo entregaran. 27,59: José lo tomó, lo envolvió en una sábana de lino limpia, 27,60: y lo depositó en un sepulcro nuevo que se había excavado en la roca; después hizo rodar una gran piedra a la entrada del sepulcro y se fue. 27,61: Estaban allí María Magdalena y la otra María sentadas frente al sepulcro. 27,62: Al día siguiente, el que sigue a la vigilia, se reunieron los sumos sacerdotes con los fariseos y fueron a Pilato 27,63: a decirle: —Señor, recordamos que aquel impostor dijo cuando aún vivía que resucitaría al tercer día. 27,64: Manda que aseguren el sepulcro hasta el tercer día, no vayan a ir sus discípulos a robar el cadáver, para decir al pueblo que ha resucitado de entre los muertos. Este engaño sería peor que el primero. 27,65: Les respondió Pilato: —Ahí tienen una guardia: vayan y asegúrenlo como saben. 27,66: Ellos aseguraron el sepulcro poniendo sellos en la piedra y colocando la guardia. BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO LECTURA: ¿Qué dice el texto? Estudio bíblico del texto. Durante el Domingo de Ramos, la Iglesia nos presenta los textos de la Pasión del Señor. Luego de esta entrada solemne en Jerusalén, continuando los textos bíblicos, vemos que Jesús entró para dar su vida en rescate porla nuestra. Tomaremos sólo algunas de las ideas centrales. En la primera parte que está en el Capítulo 26, vemos la traición de Judas. Aquí un dato interesante es que en el textoel verbo “entregar” está cinco vecesexpuesta, pero en dos contextos diferentes. Por un lado vemos a Judas, “entregando” al Señor en manos de sus verdugos. Pero por otro lado, vemos a Jesús que se “entrega” a sí mismo, para cumplir la voluntad del Padre. Judas recibió una suma irrisoria, que eran treinta monedas de plata, que era la compensación que se daba cuando una persona mataba al esclavo de otra. Es en la cena pascual, donde Jesús anuncia que uno lo va a “entregar” y todos preguntan “Señor, seré yo?” salvo Judas, que en vez de decirle Señor se dirige a él y le dice “seré yo Maestro”. Pués, Judas, ya no reconoce a Jesús comoel Señor. Así lo dice el texto. Judas luego se ahorcó, pues si bien su traición fue gravísima, también lo fueron las negaciones de Pedro. Pero Pedro pudo arrepentirse y fue perdonado, Judas no creyó en el perdón, él se juzgó a sí mismo y prefirió pagar orgullosamente su pecado. Fue incapaz de dejarse amar por Dios.
  5. 5. EN LA GRAN MISIÓN CONTINENTAL CON LA NUEVA EVANGELIZACIÓN 5 www.fundacionpane.com – www.cristonautas.com Mateo narra con detalle el injusto momento de acusación a Jesús. Pilato finalmente se lava las manos y lo entrega para que lo crucifiquen. Otra vez está el verbo entregar… y lo llevan al lugar llamado Gólgota (que significa de la Calavera). En ese pequeño cerro, en las afueras de Jerusalén, la tradición judía tenía un pequeño lugar, en el que veneraban la tumba de Adán, o su cráneo. Adán, es la representación de toda la humanidad, y su pecado, es el pecado de todo el género humano. No significa que fuera la tumba real, sino la representación memorial, en aquel lugar, del destino de la humanidad caída. Representaba a todos los que en Adán han muerto y morirán. Justo arriba, estaba la cruz de Jesús. En el credo recitamos que Jesús descendió a los infiernos. Esto significa a las profundidades, ¿A dónde fue Jesús? Justamente abajo, a la tumba que representaba toda la humanidad en la que la muerte había triunfado antes, para redimirla. Pasando al momento de la crucifixión de Jesús, tan conocida, tomemos esta idea fundamental: Cristo reina desde el trono de su cruz. La sentencia de muerte era esa: Jesús Nazareno Rey de los Judíos. Jesús vino a reinar, pero no como los reyes poderosos que vinieron a sentarse en tronos, y dictaminar leyes muy duras. Como dijo el Papa Francisco, en su primera Eucaristía, si predicamos a un Cristo sin cruz, nuestra prédica es la de una ONG y no de la Iglesia Cristiana. Muchas cosas podemos decir del momento de la Pasión, pero una es la más importante: Jesús se entregó a sí mismo, para rescatarnos a nosotros. Y nos dio ejemplo con su propio sacrificio. Jesús en la Cruz exclama: Dios mío, Dios mío, porqué me has abandonado. Y lamentablemente muchos predicadores que desconocen la Sagrada Escritura y las tradiciones del Pueblo de Israel, explican muy mal este pasaje. La costumbre judía de aprenderse los salmos de memoria nos remite a este momento. Cuando alguien quería recordar un Salmo, simplemente lo comenzaba a recitar para que todos lo siguieran (como nos pasa cuando decimos en voz alta: “¡Recemos! Y comenzamos… Padre Nuestro… - todos seguirán recitando la oración del Padrenuestro…). Jesús nunca se sintió abandonado del Padre, eso es hasta una blasfemia. Jesús está comenzando a recitar el Salmo 22, que comienza justamente así: “Dios mío, Dios mío, porqué me has abandonado…” pero este salmo (que también puede tener la otra numeración entre paréntesis como 21), narra prácticamente toda la pasión, culmina diciendo que todos los confines de la tierra se volverán hacia el Señor. Porque el Señor es Rey y gobierna a Todos. El salmo 22 comienza narrandola tristeza, que se transformaráen la alegría permanente. Pero no habrá acción del Señor, sin su cruz, donde Él Reina. Reconstruimos el texto: 1. ¿Quién entregó a Jesús? ¿Qué le ofrecieron a cambio? 2. ¿En qué momento anunció Jesús que sería entregado? 3. ¿Qué dijo Jesús dando el Pan y dando el vino? 4. Presentaron a Jesús ante Pilato, ¿Cuál fue la pregunta que éste le hizo al Señor? 5. ¿Qué dijo la esposa de Pilato sobre Jesús? 6. Cuando Pilato se lavó las manos diciendo que era inocente ¿Qué respondió el pueblo? 7. ¿Cómo se llamaba el lugar donde crucificaron a Jesús y qué significa?
  6. 6. EN LA GRAN MISIÓN CONTINENTAL CON LA NUEVA EVANGELIZACIÓN 6 www.fundacionpane.com – www.cristonautas.com 8. ¿Qué le decían los sumos sacerdotes a Jesús crudificado? 9. ¿Qué gritó Jesús con voz potente? ¿Qué Salmo estaba recitando? MEDITACION: ¿Qué me o nos dice el texto? Para nuestra Meditación, recordamos que no existe un cristianismo light, un cristianismo sin cruz, un cristianismo que sólo se quede en momentos sentimentales. Recordar el momento de la pasión y muerte del Señor,es también la centralidad de nuestra fe. Vida, Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús, conformarán la noticia esperada. Pero no podemos quitar nada a este anuncio para que sea completo y para que sea salvífico. Hagámonos unas preguntas para profundizar más en esta Palabra de Salvación: 1. ¿Con cuáles personajes me identifico más de esta narracióny porqué? 2. ¿Soy consciente que Cristo sin su cruz, no tendría el sentido completo en mi vida? 3. ¿Qué significa abrazar la cruz de Cristoen mi propia vida? 4. ¿Acepto las ofensas y humillaciones que pueden sucederme? 5. ¿Me glorío de Cristo Crucificado? 6. ¿Me he sentido como dice el Salmo 22 como “abandonado por Dios? ¿Soy capaz de completar este proceso de dificultadllegando al fin del salmo donde Cristo Reina? 7. ¿Cómo dejo a Cristo reinaren mi vida? ORACION: ¿Qué le digo o decimos al Señor? Orar, es responderle al Señor que nos habla primero. Estamos queriendo escuchar su Palabra Salvadora. Esta Palabra es muy distinta a lo que el mundo nos ofrece y es el momento de decirle algo al Señor, te propongo que hoy usemos algunos párrafos del salmo 22 para orar: 22,2: ¡Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has abandonado?, ¿por qué estás ajeno a mi grito, al rugido de mis palabras? 22,3: Dios mío, te llamo de día y no respondes, de noche y no hallo descanso; 22,4: aunque tú habitas en el santuario, gloria de Israel. 22,5: En ti confiaban nuestros padres, confiaban y los ponías a salvo; 22,6: a ti clamaban y quedaban libres, en ti confiaban y no los defraudaste.
  7. 7. EN LA GRAN MISIÓN CONTINENTAL CON LA NUEVA EVANGELIZACIÓN 7 www.fundacionpane.com – www.cristonautas.com 22,7: Pero yo soy un gusano, no un hombre: vergüenza de la humanidad, asco del pueblo; 22,8: al verme se burlan de mí, hacen muecas, menean la cabeza: 22,9: Acudió al Señor, que lo ponga a salvo, que lo libre si tanto lo ama. 22,10: Fuiste tú quien me sacó del vientre, me confiaste a los pechos de mi madre; 22,11: desde el seno me encomendaron a ti desde el vientre materno tú eres mi Dios. 22,12: No te quedes lejos, que el peligro se acerca y nadie me socorre. 22,13: Me acorrala un tropel de novillos, toros de Basán me cercan; 22,14: abren contra mí sus fauces: leones que descuartizan y rugen. 22,15: Me derramo como agua, se me descoyuntan los huesos; mi corazón, como cera, se derrite en mi interior; 22,16: mi garganta está seca como una teja, la lengua pegada al paladar. ¡Me hundes en el polvo de la muerte! 22,17: Unos perros me acorralan, me cerca una banda de malvados. Me inmovilizan las manos y los pies, 22,18: puedo contar todos mis huesos. Ellos me miran triunfantes: 22,19: se reparten mis vestidos, se sortean mi túnica. 22,20: Pero tú, Señor, no te quedes lejos, Fuerza mía, ven pronto a socorrerme; 22,21: libra mi vida de la espada, mi única vida, de las garras del mastín; 22,22: sálvame de las fauces del león, defiéndeme de los cuernos del búfalo. 22,23: Contaré tu fama a mis hermanos, te alabaré en medio de la asamblea: 22,24: Fieles del Señor, alábenlo, descendientes de Jacob, glorifíquenlo, témanlo, descendientes de Israel,
  8. 8. EN LA GRAN MISIÓN CONTINENTAL CON LA NUEVA EVANGELIZACIÓN 8 www.fundacionpane.com – www.cristonautas.com 22,25: porque no ha desdeñado ni despreciado la desgracia del desgraciado, no le ha escondido su rostro; cuando pidió auxilio, lo escuchó. 22,26: Te alabaré sin cesar en la gran asamblea: cumpliré mis votos ante los fieles. 22,27: Comerán los pobres hasta saciarse y alabarán al Señor los que lo buscan: ¡No pierdan nunca el ánimo! 22,28: Lo recordarán y se volverán al Señor todos los confines de la tierra, se postrarán en su presencia todas las familias de los pueblos; 22,29: porque el Señor es Rey, él gobierna a los pueblos. 22,30: Ante él se postrarán los que duermen en la tierra, en su presencia se encorvarán los que bajan al polvo. Mi vida la conservará. 22,31: Mi descendencia le servirá, hablará de mi Dueño a la generación venidera 22,32: contará su justicia al pueblo por nacer: Así actuó el Señor. CONTEMPLACION: ¿Cómo interiorizo o interiorizamos el texto? Para el momento de la contemplación podemos repetir varias veces este versículo del Evangelio para que vaya entrando a nuestra vida, a nuestro corazón. Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?. (versículo 46 ) Y de esta forma nos ponemosen contemplación, repitiendo y agradeciendo a Jesús que venga.
  9. 9. EN LA GRAN MISIÓN CONTINENTAL CON LA NUEVA EVANGELIZACIÓN 9 www.fundacionpane.com – www.cristonautas.com ACCION: ¿A qué me comprometo? Debe haber un cambio notable en mi vida. Si no cambio,entonces, pues no soy un verdadero cristiano. Si estoy solo, volver a leer el texto bíblico, pensando en mi nueva manera de actuar. Y tomar una decisión de cambio radical, especialmente ante las adversidades. Cómo demostrar mi cristianismo sincero, con las personas que me hacen daño, que me hacen mal. Busca la manera de hacer una buena acción especialmente con alguna de estas personas que en tu corazón no entra. En el grupo. En el grupo puedes releer el texto y preparar a los demás miembros de la comunidad con una cartelera que indique los verbos esenciales del texto, como entregar, o alguno que les parezca oportuno. Pero nunca mejor momento de hacer una obra de caridad, visitando personas que necesitan de nuestro tiempo, de nuestro amor y nuestro servicio real y concreto.

×