Tema 7 los hábitos
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Tema 7 los hábitos

on

  • 2,710 views

 

Statistics

Views

Total Views
2,710
Views on SlideShare
2,672
Embed Views
38

Actions

Likes
2
Downloads
36
Comments
0

3 Embeds 38

http://elportafoliosdecristina.blogspot.com.es 33
http://portafolioslorena.blogspot.com.es 4
http://portafolioslorena.blogspot.com.ar 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Tema 7 los hábitos Tema 7 los hábitos Document Transcript

    • TEMA 7: LA FORMACIÓN DE HÁBITOS EN EDUCACIÓN INFANTILRealizado por: Marta Cazallas Córdoba, Lorena FernándezSobrino, Cristina Granados Infante, Isabel Jurado Ruíz, LorenaNovillo Rodríguez, Natalia Pérez Perona, Miriam RamírezPacheco.
    • ÍNDICE1. Introducción2. ¿Qué son los hábitos?3. Los hábitos en educación infantil 3.1 Importancia de los hábitos 3.2. Clasificación de los hábitos4. Hábitos de convivencia5. Funciones de los hábitos6. Cómo trabajar los hábitos en educación infantil7. Actividades para trabajar los hábitos8. Conclusión9. Bibliografía
    • 1. Introducción Entre los 2 y los 6 años, el niño se encuentra en una etapa en la que los sentidos y el movimiento son esenciales para un aprendizaje, que el niño pueda desarrollarse plenamente en este período será fundamental para sus aprendizajes futuros. La enseñanza debe entonces ayudar a cada niño a avanzar en el camino de su propia independencia. En esta etapa, además, el niño comienza a ser más consciente de todo su entorno, se hace menos dependiente del adulto y se muestra dispuesto a explorar por sí sólo. Si estimulamos esta necesidad de ser independientes le estamos ofreciendo la oportunidad de que aprenda a través de su acción en el ambiente que lo rodea. La formación de hábitos, lo ayudará a relacionarse con el entorno de manera más eficaz, con mayor seguridad y confianza en sí mismo. Con el trabajo de formación de hábitos, nos referimos a todos aquellos hábitos que tienen que ver con la formación integral de la persona, no sólo a los hábitos de higiene, orden y cortesía que son los que habitualmente se trabajan en el centro infantil, sino a una verdadera formación e interiorización de hábitos que le permitan al niño descubrir que este le ayudan para su propio trabajo sin necesidad de que el profesor esté recordando a cada momento la forma correcta de hacer cada cosa, sino que el niño los integre como parte de su trabajo y juego diario en el centro.2. ¿Qué son los hábitos? Consideramos que los hábitos son modos de actuar que aprendemos y adquirimos con la intención de satisfacer nuestras rutinas y que, a través de ellos, nos sentimos más seguros en el modo de obrar ante distintas situaciones. Es por ello que, instaurar hábitos adecuados durante la etapa de Educación Infantil permite desempeñar importantes funciones en relación a la configuración del contexto educativo mediante la secuenciación espacio-temporal de las aulas a través de la repetición de actividades y tareas. De hecho, el Real Decreto 1630/2006, del 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas del segundo ciclo de Educación Infantil establece como una de las tres áreas curriculares a trabajar el conocimiento de sí mismo y la autonomía personal. Los hábitos son aprendizajes que contribuyen a una mejora de nuestra capacidad cognitiva, por lo que se trata de procesos que el alumnado debe aprender en el seno del aula y la familia deberá tenerlo en cuenta para establecer unas rutinas en el hogar que a buen seguro contribuirán al desarrolllo psicológico de sus hijos/as.
    • Ahora bien, como todo aprendizaje, y más tratándose de niños y niñas de Educación Infantil,resulta necesario fijar unas pautas metodológicas que contribuyan a organizar y sistematizarestos aprendizajes adecuadamente siguiendo siempre el mismo orden en las actividades ymencionando claramente y con cierta frecuencia por parte del profesorado el nombre de larutina a trabajar.Igualmente, podría ser interesante establecer un signo explícito que marque la transición deuna fase a otra para que los pequeños y pequeñas identifiquen claramente el cambio deactividad que va a producirse.Por otro lado, cabe destacar que las rutinas en Educación Infantil no deben trabajarse comoelementos rígidos e impositivos, sino como procedimientos de estructuración ya quecontribuyen a crear un contexto de seguridad a través de la conservación y mantenimientode pautas. De este modo, cuando los niños y niñas se vayan adueñando de las actividadeshabituales, irán ganando en posibilidades de introducir matices para su realización.Es en esta dinámica de flexibilización de pautas, e incluso en las dificultades ocasionalesque puedan sobrevenirles, dónde aportarán sus propios aprendizajes y formas de resolución(por ejemplo: una actividad que se alarga más de lo previsto, un pantalón nuevo que no sesabe abrochar, un instrumento cuyo uso desconoce, etc.).3.1 La importancia de los hábitosLa vida cotidiana es la situación más cercana y más estable para los seres humanos,especialmente para los niños, y por ello es uno de los grandes recursos con los que debencontar sus educadores, padres y profesores: en lo que acontece cada día es donde se realizasu desarrollo. Nadie duda de la importancia que tiene para el niño la vida de cada día y loque en ella es habitual. Por eso, hay que darle también mucha importancia a la creación dehábitos y rutinas, que son los que le dan al niño la seguridad de saber qué hacer en cadamomento y de conocer las costumbres del grupo social.En la etapa infantil, a la hora de educar, es de mayor interés la creación de buenos hábitosque llegar a poseer unos conocimientos amplios. Los hábitos se forjan con mucha másfacilidad y eficacia en los primeros años de vida; es entonces cuando los niños los adquierenporque es el período más crítico, dinámico y potencial de la vida para aprender. Además, loshábitos que se adquieren en estos primeros años se van adaptando a la personalidad de cadauno, convirtiéndose así en valiosos recursos de identidad personal.La adquisición de hábitos en los niños requiere una labor continuada y metódica por partedel adulto; es una tarea que necesita exigencias de corrección, normas, valores y conductasglobales. Por ello, se debe plantear qué hábitos se van a trabajar con los niños cada día y
    • procurar establecerlos en todos los ambientes que rodean al niño: la familia y el colegio.En la educación de los hábitos sucede que, con frecuencia, los adultos estamos tentados apensar que sólo pueden adquirirse cuando se ha cumplido determinadas edades. No obstante,si analizamos nuestra forma de desenvolvernos habitualmente, podemos comprobar quemuchos hábitos nos los enseñaron y exigieron muy pronto. Y si no lo hicieron así, es posibleque reconozcamos que hemos gastado demasiados esfuerzos y energía para conseguirlosmás tarde.Desde el punto de vista escolar, cada vez son más los alumnos que, teniendo una inteligencianormal, no obtienen buenos rendimientos académicos debido a la ausencia de hábitosbásicos: la inteligencia está constituida en gran parte por hábitos y destrezas de muchascapacidades que, desarrollados a tiempo, facilitan el éxito de los escolares en la educaciónobligatoria.Expuesta la importancia que tiene para los niños la adquisición de hábitos, sólo nos restarecordar a todos que es una tarea de competencia mixta entre padres y educadores y queplantea la necesidad de que exista, por tanto, una estrecha colaboración para llevar a caboacciones conjuntas y coordinadas. El intercambio de información entre padres y profesor-tutor se revela como fundamental. Ambas instituciones, escuela y familia, no deben seragentes estancos e incomunicados que sólo interactúan en ocasiones muy especiales(periodo de adaptación, reuniones, fiestas, entrega de boletines...). Por ello, el centro escolardebe potenciar la participación activa de la familia en la educación escolar del niño,haciéndole sentir responsable a través de los diferentes medios pedagógicos que seprogramen a nivel de centro. Pero no sólo dentro del centro, la educación en casa debe serconsensuada entre ambos, ofreciendo el profesorado pautas científicas y utilizando a lafamilia como principal medio de información sobre cómo se está produciendo el desarrollodel niño fuera del centro. Ambas instituciones, familia y escuela, son esenciales en laadquisición de valores, hábitos y actitudes del alumno.3.2. Clasificación de los hábitos◦ Hábitos de higiene Desde la escuela y en niveles de educación infantil se debe promover en los niños y niñas la idea de que la higiene es básica no solo para imagen personal, sino también para la salud. La higiene no sería posible si las capacidades motrices no empiezan a estar desarrolladas, por eso, desde la escuela, debemos promover que los niños y niñas vayan coordinando movientos que le lleven a la realización de acciones como frotarse las
    • manos, enjuagárselas, secárselas, etc. siendo estas las acciones que estarán implícitas en la vida cotidiana. A continuación establecermos una clasificación de aquellos hábitos que se trabajarán desde la escuela ya que por su valor educativo puden ayudarnos a prevenir todo tipo de enfermedades infantiles. ▪ Hábitos referidos a la imagen corporal: Desde la escuela, podemos promover que los niños y niñas deseen tener una imagen personal cuidada, por ello, propondremos que se inicien en actividades como aprender a abrochar o desabrochar, atarse los cordones, etc. Es necesario que hagamos ver a los niños y niñas la necesidad de cambiarse de ropa a diario. Vestirse y desvestirse es la primera señal de independencia, por eso, propondremos algunas actividades que les ayuden a interiorizarlo. ▪ Higiene bucodental: Los docentes debemos tener presente que los dientes son el órgnao principal de aparato digestivo, ya que éstos nos permitirán triturar correctamente los alimentos para que tengan un mejor tránsito por nuestro cuerpo. Desde muy pequeños se deben inculcar hábitos de salud bucodental por lo menos tres veces al día, si los niños y nñas desde que pequeños se acostumbran a lavarse los dientes, los riesgos de padecer carias serán muy reducidos. ▪ Hábitos de higiene espacial: Los niños y niñas a su llegada a la escuela deberán entender que este será un nuevo espacio en que convivirán mucho tiempo durante algunos años de su vida, por tanto, debemos promover que sean higiénicos y sanos, es decir que favorezcan su correcto crecimiento, por tanto, el docente deberá proponerle algunas pautas a seguir para el correcto cuidado del espacio-aula. En primer lugar, los niños y niñas deberán saber que la mesa será un lugar básico para la realización de sus actividades cotidianas, puesto que será allí donde realicen las diferentes ichas, puzles, jueguen con la plastilina, etc. Por tanto, una correcta higiene de este espacio personal le ayudará a prevenir enfermedades. Con respecto al cuidado del aula en general, debemos promover a través de diferentes actividades la limpieza del suelo del aula, por tanto, cada vez que tomemos un alimentos que venga envuelto en paapel de plata o tengamos que tirar alguna hoja que no vayamos a utilizar se depositará en la papelera, convirtiendose este elemento en un pilar básico de nuestra clase.◦ Hábitos de autonomía Ser capaz de localizar y coger el útil que necesite de una manera autónoma, ser capaz de beber agua utilizando su jarrita y dejándola en su lugar, ser capaz de lavarse las manos
    • abriendo y cerrando correctamente los grifo, realizar el trabajo de una forma autónoma y responsabilizarse de sus objetos personales.◦ Hábitos de orden No cambiar de sitio los materiales de cada lugar, cuidar, respetar y ordenar el material de cada lugar, cuidar y dejar ordenado en el lugar que le corresponde todo lo que use, colaborar en el reparto y recogida del material de juego, colocar el trabajo y el material en el lugar correspondiente y adquirir progresivamente el gusto por el orden en la organización de los espacios.◦ Hábitos de trabajo Mantenerse sentado correctamente durante el tiempo que dura la tarea, concentrarse en la tarea, seguir las consignas de trabajo que se va a realizar, Hacerlo de forma ordenada y con limpieza, finalizar la tarea en el tiempo estipulado siguiendo las órdenes establecidas, no levantarse hasta que no termine la tarea y utilizar correctamente los diversos materiales.◦ Hábitos de autocontrol Permanecer dentro del espacio asignado, permanecer correctamente sentados en las diferentes actividades, desarrollar actitudes de atención: escuchar al compañero que está hablando, escuchar a la profesora, volver tranquila y ordenadamente a la mesa de trabajo, salir y entrar de los pabellones, sala de usos múltiples de forma ordenada, disfrutar del tiempo del juego libre siguiendo normas básicas de comportamiento, respetar los espacios de juego establecidos, ser capaces de relajarse durante el desarrollo de las actividades en la sala y asumir las normas de utilización de la sala.◦ Hábitos de salud y alimentación Diversos estudios confirman que es durante la edad escolar cuando se gestan muchos de los problemas de salud que aparecen en la edad adulta y que entre las causas de éstos se encuentra la alimentación y los hábitos y conductas alimenticias que las personas adquieren en su niñez. Las buenas normas y/o hábitos de alimentación infantil son muy importantes para el desarrollo del niño/a y deben ser cuidados desde las primeras etapas de su crecimiento. Esta tarea es una labor conjunta de los padres y de los educadores del centro de educación infantil. Para educar para la vida, hay que cuidar de la salud del niño. La dieta equilibrada es la combinación de alimentos necesarios que debemos proporcionar diariamente al cuerpo en cuanto a calorías, proteínas, minerales y vitaminas necesarias. La dieta infantil debe reunir una serie de características: ▪ Alimentos atractivos, jugosos, suaves,.. ▪ Dieta variada de frutas, verduras, carnes y pescados.
    • ▪ Una rigurosa higiene en alimentos y utensilios. ◦ Hábitos de descanso y sueño Entendemos el descanso como la recuperación tras un periodo de actividad. Entre ambos momentos debe existir un equilibrio para evitar tensiones y fatigas. La tranquilidad es vital para obtener el descanso, el cual se consigue a través de trabajos relajantes o de la inactividad. El dormir es una forma fisiológica del descanso que permite la recuperación física y psíquica. El sueño es una necesidad básica diaria del organismo para conseguir un equilibrio mental, emocional y de bienestar personal. Además su función restauradora permite restablecer el proceso de la información obtenida durante la vigilia, favoreciendo la atención, la memoria, la renovación de la energía, la acomodación emocional y el mantenimiento del optimismo. Respetar los ciclos de actividad-descanso-sueño, será el objetivo fundamental, para evitar estados de hiperexcitación, hipermovilidad, o los efectos contrarios como la apatía, indiferencia ante cualquier propuesta. Un niño con falta de descanso, se muestra irritable, descentrado, sin ganas, desmotivado, pudiendo aparecer el lloro u otro signo externo para llamar la atención del adulto. ◦ Hábitos de relación Compartir juguetes, aceptar la compañía de todos los otros, saludar y despedirse dela maestra y los compañeros, aprender a pedir perdón, etc. ◦ Hábitos de responsabilidad Relizar pequeños encargos, dar pequeños recados, desplazarse por la escuela sin correr, etc.4. Hábitos de convivencia La buena conducta en casa es fundamental para una buena convivencia familiar; si además somos muchos en casa (hijos, padres, abuelos, parientes, etc.) aún es mucho más necesario. Además de las reglas básicas de comportamiento se pueden establecer otras propias que vayan encaminadas a mejorar la convivencia entro todos los miembros de la familia y personas que viven en casa. Vamos a dar algunas pautas que hacen que las relaciones con los demás miembros de la casa vayan por buen camino: - Desde por la mañana al levantarnos lo primero que debemos hacer es dar los buenos días a todas las personas que nos encontremos por la casa (bien sea camino del baño, de la cocina o
    • de donde sea).- Lo primero de todo, al levantarse, es asearse y vestirse, nada de ir de cualquier manera adesayunar (y mucho menos en ropa interior o desnudo); los padres deberían dar ejemplo.- Se pueden hacer preguntas de cortesía como ¿Qué tal has dormido?, ¿ Has descansadobien ?, etc.- Dejar recogido el pijama, la habitación y la cama hecha antes de irse al colegio.- Si vamos al mediodía a comer a casa (en vez de en el colegio) hay colaborar a la hora deponer la mesa y ayudar en lo que se pueda (o en lo que nos indiquen nuestros mayores).- Al terminar de comer, siempre se debe recoger nuestro servicio (plato, vaso y cubiertos) yllevarlo a la cocina. Si nos piden otro tipo de ayuda habrá que hacerlo. Las tareas de casa sedeben repartir entre todos los que conviven bajo el mismo techo.- Al salir de casa siempre se debe uno despedir de los presentes; bien de palabra con un"hasta luego", "adiós", "hasta pronto", etc. y/o con un abrazo o un beso.- Al llegar a casa (cuando sea, mediodía, por la tarde, etc.) se debe saludar a todos lospresentes, de la misma forma que al despedirse: de palabra o con un beso o abrazo.- A la hora de la cena, igual que a la hora de la comida, colaborar en todo lo que se pueda oen todo lo que nos manden.- Las mascotas también son un miembro más de la familia por las que todos debemospreocuparnos. Hay que compartir su cuidado. Una mascota no es un juguete que podemosdejar apartado cuando nos cansamos. Es un ser vivo.- Para ver la televisión, dado la gran cantidad de canales que hay en la actualidad, hay quellegar a un acuerdo con la mayoría de las personas que quieren ver un determinadoprograma. En el caso de tener otra televisión, se puede optar por que los más pequeños de lacasa vean la otra televisión con la programación más adecuada para ellos.- A la hora de acostarse nos despedimos con un hasta mañana y con un beso o abrazo. Si elniño es pequeño este el momento de contarle un cuento o hablar con él de sus cosas, miedos,etc.En resumen, convivir es compartir. Se comparten los espacios, se comparten las tareas de lacasa, se comparten las alegrías, las penas y todo lo que nos sucede. Vivir en compañía deotras personas requiere, en muchas ocasiones, de paciencia y comprensión. Hay que hacer
    • un esfuerzo. No siempre es fácil pero a base de intentarlo se llega a conseguir.5. Funciones de los hábitos Las principales funciones que desarrollaríamos al trabajar los hábitos en el entorno infantil serían: ◦ Ofrecer un marco de referencia. Una vez que se ha aprendido la correspondiente rutina, el niño o niña es capaz de concentrarse en lo que está haciendo sin pensar ni preocuparse en lo que vendrá después. ◦ Generar seguridad, dado que se trata de una actividad conocida por quien la realiza. ◦ Actuar como indicador temporal, puesto que aporta una percepción sensorial de los distintos momentos en los que debe efectuarse la actividad permitiendo saber qué es lo que hay que hacer antes y qué después. ◦ Potenciar procesos de captación cognitiva, referida a las distintas estructuras que presentan las diferentes actividades a realizar. ◦ Desarrollar virtualidades cognitivas y afectivas a nivel metodológico con motivo de las posibilidades de aprendizaje posterior que tendrán los niños y niñas respecto a la adquisición de estrategias de planificación y organización de los aprendizajes. De este modo, debemos considerar los hábitos como puros aprendizajes que contribuyen a una mejora de nuestra capacidad cognitiva, por lo que se trata de procesos que el alumnado debe aprender en el seno del aula y la familia deberá tenerlo en cuenta para establecer unas rutinas en el hogar que a buen seguro contribuirán al desarrolllo psicológico de sus hijos/as. Ahora bien, como todo aprendizaje, y más tratándose de niños y niñas de Educación Infantil, resulta necesario fijar unas pautas metodológicas que contribuyan a organizar y sistematizar estos aprendizajes adecuadamente siguiendo siempre el mismo orden en las actividades y mencionando claramente y con cierta frecuencia por parte del profesorado el nombre de la rutina a trabajar. Igualmente, podría ser interesante establecer un signo explícito que marque la transición de una fase a otra para que los pequeños y pequeñas identifiquen claramente el cambio de actividad que va a producirse.6. Cómo trabajar los hábitos en educación infantil Para trabajar los hábitos en Educación Infantil, se llevarán a cabo diferentes estrategias de
    • trabajo:◦ Autonomía personal:Durante el primer trimestre y coincidiendo con la entrada de los alumnos al aula, se ayudaráa los niños a desprenderse de los abrigos y “ponerse los babis”. Tras las primeras semanas,comenzaremos a explicarles que ellos debían hacerlo solos y que, en el caso de queprecisaran de ayuda, requirieran la colaboración de otros compañeros. Paralelamente,abordamos de forma colectiva las pautas necesarias para ejecutar esta acción y el modo paradar vuelta a las mangas de los abrigos, abrochar los botones, etc.Asimismo, se aborda la necesidad de buscar y adecuar un espacio para ubicar las mochilasdel almuerzo. En mayo, todos los alumnos dispondrán, tras su entrada en clase, las mochilasen varias estanterías dispuestas para ello. El trabajo individual era otro de los indicadoresque nos permite evaluar el aprendizaje de determinadas rutinas y hábitos. Asimismo,constituye un instrumento y una estrategia para impulsar mayores niveles de autonomíapersonal. A inicios de curso, la fase de trabajo individual genera numerosas interrupciones ydinámicas poco efectivas. Es habitual que los alumnos se levanten y reclamen la atencióndel docente. Este conjunto de actividades se iniciaban cuando el responsable de la clase,designado al inicio de la asamblea, se encarga de repartir el material de trabajo al resto decompañeros (bandejas con lapiceros y pinturas). Una vez distribuido todo el materialnecesario para completar las diferentes actividades (fichas de trabajo, actividades delmétodo), los alumnos se sientan en mesas y trabajan en silencio sin molestar a suscompañeros. Cuando necesitan ayuda levantan la mano y esperan a que les atiendan.Aunque esta rutina de organización para el trabajo individual se estimula diariamente, escomplicado conseguir que vayan adquiriendo mayor nivel de autonomía. La fase de trabajoindividual es, a lo largo de todo el curso escolar, una de las tareas que permite evaluar si losescolares alcanzan mayores niveles de autonomía personal.◦ Conducta cívica:Otro de los hábitos abordados durante el periodo escolar es la conducta cívica, un aspectoíntimamente ligado con acciones como saludar, respetar los turnos de palabra, escuchar alcompañero, no chillar, solicitar permiso o saludar. Estas conductas son trabajadas mediantela práctica en las “asambleas”. Diariamente, al inicio de la jornada, los alumnos cantancolectivamente la canción de “Buenos días” y se disponen, sentados en el suelo y en formade U, para dar comienzo a la asamblea (una estrategia que permite trabajar la expresiónverbal y otras formas de comunicación en grupo). El responsable del día (con carácter
    • rotativo) saluda uno a uno a sus compañeros deseándoles “buenos días” y estrechándoles lamano. En turnos, cada alumno cuenta algo que ha hecho en la jornada precedente (con quienjugó, qué cenó, etc.). Estos momentos de comunicación con los alumnos permiten conoceralgunos de los hábitos y rutinas que desarrollan en su contexto familiar, por ejemplo hábitosde alimentación, de higiene, de juego o de sueño. Asimismo, permiten trabajar sobredeterminadas normas y pautas de convivencia y recordar responsabilidades.◦ Juego, autonomía y conducta cívica:Las fases de juego en el aula también nos permiten evaluar hábitos y construircolectivamente normas de comportamiento. Este es el caso de la dinámica: Juego porrincones: El aula se distribuye en cuatro espacios de juego, denominados la cocinita, lasconstrucciones, la plástica y la biblioteca/ordenador. Cuando se desarrollan los juegos porrincones, cada grupo se distribuye por los espacios designados, asumiendo laresponsabilidad de dejar cada área recogida una vez que finalice el tiempo de juegoestablecido. Antes de comenzar a jugar recordamos algunas normas, entre ellas: que cadaniño juega en su rincón establecido, no estropear los juguetes, deben jugar juntos, no debencorrer en el aula, deben hablar sin chillar… Durante el curso escolar, trabajamos sobrediferentes hábitos vinculados a esta actividad a través de dinámicas de canciones querecuerdan los espacios señalados para el juego y el modo en que deben ordenarse antes deque finalice la melodía de recoger.◦ Higiene:La higiene constituye otro los aspectos fundamentales de los hábitos saludables. Acudir alWC solo, conocer las tareas propias del aseo personal, tirar de la cadena o cerrar los grifostras lavarse, constituyen, entre otras, algunas de las acciones que fueron trabajadas duranteel curso mediante diferentes dinámicas pedagógicas. A inicios de curso escolar se pide acada alumno traer un vaso y una toalla, que dejarán durante toda la semana en el aula y que,cada viernes, llevarán a sus casas junto con el babi a lavar. Por otro lado, antes de almorzar,se recuerda a los alumnos que deben lavarse las manos. Primero deben coger la toalla ydespués remangarse lo suficiente para evitar mojarse. Esta acción, que durante las primerassemanas se recuerda previamente, se desarrollará después sin la necesidad de que les déninguna indicación. Cabe recordar que para algunos alumnos el momento de la higiene loasocian al juego, motivo por el cual llegan empapados de agua durante los primeros meses.Otro hábito de higiene personal, limpiarse los mocos, se va adquiriendo paulatinamentedurante el curso. Muchos niños no saben limpiarse por sí mismos, ya que habitualmente sonsus padres quienes desarrollan esta acción. A final de curso, era frecuente que todos se
    • levanten para recoger papel (un rollo colgado en la pizarra) y se suenen por sí mismos.Antes de salir al patio se les recomienda ir al baño, al que tienen que acudir con papel ya quenuestros servicios no disponen de los rollos por el mal uso que hacían de él los alumnos. Apesar de la insistencia son pocos los que lo recuerdan. Este hábito todavía no está bienadquirido. Es posible que los padres sean los que limpian todavía a los niños y éstos nosepan hacerlo de manera autónoma. A principio de curso muchos son los que vienen con lospantalones bajados o con la ropa a medio vestir. A lo largo del curso, los alumnos parece queaprenden y no suelen repetir este tipo de situaciones. Para poder conseguirlo se pide a lospadres que les vistan con ropas cómodas: evitar cinturones, tirantes, bodys, brochescomplicados de dar, etc., con el fin de que ellos solos puedan ir al baño rápido y sin precisarde la necesidad de ayuda de un adulto. De esta manera, se consigue que después del baño sevistan. Gracias sobre todo a la colaboración de los padres este hábito se irá extendiendoentre los alumnos con gran éxito, propiciándoles así herramientas que les dan ciertaautonomía.◦ Alimentación:Con el fin de inculcar a los escolares hábitos alimenticios equilibrados durante toda lasemana se establece “el almuerzo saludable”, por el que cada día se potencia la ingesta de unalimento. Se ha comprobado que este hábito lo cumplen todos los niños sin problemaalguno. Cada alumno coge su mochila, saca el mantel, lo coloca en la mesa y,posteriormente, dispone su almuerzo y su servilleta. Los alumnos también seresponsabilizan de coger un vaso y disponerlo encima sobre el mantel; si desean agua, elprofesor les sirve. Cuesta cierto tiempo que todos traigan el mantel y la servilleta y que locoloquen antes de comenzar a comer, por lo que podemos afirmar que este hábito no se tienepor costumbre en sus familias. A la izquierda, un panel dispuesto en el aula que reproduce elcalendario equilibrado de alimentación para cada almuerzo. Los alumnos deben comersentados, sin levantarse. Deben limpiarse con la servilleta y sacudir el mantel en la papelera.El niño se encarga después de recoger el mantel y limpiar las migas que hayan podidoquedarse extendidas en la mesa. Otro de los momentos destacados de la jornada es la salidaal patio, un espacio de ocio en el que convergen rutinas y hábitos vinculados a la conductacívica (relación con otros compañeros) y la autonomía personal. Antes de proceder a estasalida, los alumnos son informados de que deben ponerse y abrocharse la cazadora, unaacción que no realizaban tras incorporarse al curso pero que, después de el trabajo en el aula,se ha extendido y generalizado a la mayoría de los alumnos. Una vez dispuestos en fila, eldocente recuerda a los niños determinadas normas: no deben pegarse, tienen que respetar los
    • juguetes, promover espacios de juego compartidos, en comunidad, no lanzar arena o agredira otros niños y respetar el mobiliario y las plantas y árboles del patio. No obstante, estasnormas no siempre se cumplen. En algunos casos, los alumnos criados como hijos únicosmuestran ciertas tendencias a no compartir sus juguetes. En otras ocasiones, no cuentan conlos recursos o habilidades orales para expresar lo que quieren o no, motivo por el cual nologran comunicar de forma asertiva sus deseos y agreden a otros compañeros. Puntualmente,también hemos podido comprobar que determinado tipo de mensaje familiar se reproduce enlas aulas: “si te pegan, pega”. Cuando los alumnos regresan del patio, deben sacudirse laszapatillas, puesto que la mayoría de los escolares juegan en el arenero. Gracias a que lamayoría de los niños vienen con zapatillas de belcro, lo hacen de forma autónoma conescasa intervención del adulto. Una vez en el aula, descansan en la silla apoyando la cabezaen los brazos. Durante el momento de descanso se comentan las incidencias que hayanpodido surgir en el patio y se abordan soluciones prácticas a los posible conflictos generadosantes. Cuando los niños se desplazan a otro aula (ordenadores, video, psicomotricidad…) lohacen en fila y en silencio. Si tienen que subir o bajar escaleras, deben agarrarse a labarandilla, caminar despacio y no empujar ni correr. Estas normas se iran afianzando a lolargo del curso, por lo que el traslado a otras dependencias del centro no supone ningúnproblema. El responsable del día es el encargado de dirigir la fila. La jornada concluye conun cuento que enlaza ciertos contenidos y su relación con hábitos, normas o rutinas. Losniños escuchan sin molestar. Al principio de curso, varios eran los que interrumpían confrecuencia, hoy todos escuchan con atención e incluso reprenden a aquellos compañeros queinterrumpen. Hábito que se ha ido afianzando durante el curso. De hecho, todos los viernescada alumno se lleva un cuento a casa para que sus padres se lo lean, y ellos posteriormenteilustran el relato con un dibujo que después se expone, a modo de refuerzo, en “el tablón decuentos”. Concluida la jornada, los niños se quitan el babi, lo cuelgan en su percha, se ponenel abrigo y lo abrochan. A continuación, recogen la mochila y ocupan sus asientos parareflexionar, en grupo, sobre su comportamiento a lo largo del día. El docente les preguntasobre el comportamiento que han tenido durante la jornada. Si se han portado bien y hancumplido con las normas consensuadas en el aula, el docente señala (en un cartel de registroque hay en la puerta) un gomet verde, si su comportamiento no ha sido bueno, el gomet serárojo; pero si no han trabajado el gomet será amarillo. Al término de la semana se recuentanlos gomet verdes que han conseguido. Si son tres o más, el viernes reciben una pegatinacomo premio a su buena conducta. Durante los últimos meses del curso escolar, la mayoríaeran verdes. Su comportamiento, por tanto, había mejorado de forma significativa, su trabajotambién.
    • 7. Actividades para trabajar los hábitos Las diferentes actividades que se podrían llevar a cabo para trabajar los hábitos en Educación Infantil son: ◦ Hábito de autonomía: ¡Me quito y me pongo solo/a el abrigo. Vamos a trabajar el hábito de ponernos y quitarnos alguna prenda de vestir solos: el abrigo. Los hábitos se consolidan durante los primeros años de la vida, de ahí la importancia de adquirir en estas edades unos buenos hábitos que favorezcan la autonomía de los niños. Es necesario que los hábitos sean estables y se constituyan en marcos de referencia para que las situaciones se vuelvan familiares y los niños se encuentren cómodos y seguros en ellas. Colorea uno de estos dibujos cada día que te pongas y te quites el abrigo tu solo. ◦ Hábito de autonomía: abrocho los botones. Vamos a trabajar el habito de abrocharnos los botones (del abrigo, de una camiseta, de la parte de arriba del pijama…) Los hábitos se consolidan durante los primeros años de la vida, de ahí la importancia de adquirir en estas edades unos buenos hábitos que favorezcan la autonomía de los niños.Es necesario que los hábitos sean estables y se constituyan en marcos de referencia para que las situaciones se vuelvan familiares y los niños se encuentren cómodos y seguros en ellas. Colorea uno de estos dibujos cada día que te abroches tú solo, los botones de alguna prenda de vestir.
    • ◦ Hábito de autonomía: me ato los cordones.Vamos a trabajar como atarnos solos los cordones. Este es un hábito de autonomía que pocoa poco van adquiriendo nuestros hijos. Para favorecerlo os proponemos una canción de BobEsponja:“Atarse los cordones es algo fácil de aprender, siéntate y aquí esta que es, toma cada puntay una y otra vez, das vuelta vuelta y halar, y los cordones atados estánDe arriba a abajo de un lado a otro, vuelta y vuelta y atados están, como los conejos y losregalos, cordones atados y allá van.Da vuelta vuelta y halar, y los cordones atados están”Es importante que realicéis con vuestros hijos este hábito para que poco a poco lo vayanhaciendo solos.Colorea el dibujo cada día de la semana cada vez que te ates tú sólo los cordones.◦ Hábito de autonomía: me ducho y baño todos los días, y lo hago solo.Trabajaremos el hábito de la higiene diaria a través del baño. Antes de que el niño se bañesolo es bueno establecer normas con anterioridad y repasarlas durante algunos días antes dedejar que se duchen/bañen solos. Algunas de estas normas son:· No le dejes completamente solo durante algún tiempo, hasta que estéis seguros de que semanejan con soltura para entrar y salir de la bañera,· No abrir solos el grifo, regular la temperatura del agua o cualquier otra circunstancia quepueda resultar peligrosa.Cuando el niño ya ha asimilado estas normas es cuando podemos empezar a dejarle ciertaautonomía en la hora del baño. Aunque pueda necesitar vuestra ayuda para algunas cosas,como por ejemplo lavarse la cabeza, ser capaz de asearse solo le dará más autonomía ymayor seguridad en sí mismo. Al principio déjale que pase un ratito más largo de lo normalbajo el agua, pero sin exagerarColorea uno de estos dibujos cada día de la semana que te bañes, además si lo has
    • hecho tu solo, deber pintar también la carita que esta debajo del dibujo.◦ Hábito saludable: educación para la salud (higiene) me lavo las manos.Se trabaja en casa el lavado de manos antes de las comidas. Esto debe convertirse en unhabito diario, ya que es muy importante lavarse las manos con regularidad, sobre todo antesde manipular o comer alimentos Unas manos sucias, aún cuando a simple vista no parezcanestarlo, son un foco de propagación de infecciones que no debe obviarse; virus, bacterias,etc, campan a sus anchas en las manos de aquellos que se resisten a pasarlas por agua yjabón.Por eso hoy vamos a darles una serie de consejos útiles que, no lo duden, son beneficiosospara su salud y la de aquellos que le rodean: ▪ Las manos han de lavarse regularmente: antes y después de comer, al llegar a casa, después de estornudar o toser, si se ha tocado alguna superficie de dominio público ▪ Y hay que lavarlas bien, bajo un grifo y con jabón, dejando éste actuar en las manos al menos durante 20 minutos. Tampoco ha de olvidarse la higiene ni de las uñas ni de la parte interna de los dedos, que ha de cuidarse especialmente. Luego es conveniente secarse con servilletas de papel o una toalla limpia. ▪ Hay que procurar no tocar la cara con las manos sucias si no es estrictamente necesario, pues tanto en la boca como en la nariz se instalan fácilmente muchos gérmenes que luego, con la ayuda de las manos, se propagan con rapidez. Para tocarse la cara es recomendable lavarse las manos tanto antes como después de hacerlo.Colorea uno de estos dibujos cada día que te laves las manos antes de comer, o cenar.
    • ◦ Educación para la salud: hábito de higiene ¡Me cepillo los dientes!Trabajaremos en casa un hábito saludable de higiene el cepillado de dientes. Para elaprendizaje de este hábito es aconsejable que empecemos a enseñárselo ya desde pequeño/a,con tres años, podemos iniciar a nuestro hijo/a. Es conveniente que vea como sus padres selavan los dientes , ya que aprende por imitación. Comenzaremos con el aprendizaje de estehábito dándole instrucciones sencillas .La forma más fácil consiste en cepillar todas lassuperficies dentales (caras internas y externas) con movimientos horizontales muy cortos (deatrás hacía delante) y de suave presión para eliminar los restos de alimentos. Es aconsejableun cepillo pequeño que permita llegar a todas las partes del diente. Se debe utilizar una pastadental fluorada, ya que el fluor refuerza el esmalte de los dientes. El cepillado de dientes sehará después de las comidas. Cuando coma entre horas fuera de casa le animaremos a que seenjuague la boca para eliminar de la boca restos de alimentos. Mencionar brevemente quepara prevenir las caries debemos evitar el abuso de chucherias (caramelos, chocolate,chicles, etc) que no son alimentos nutritivos y aportan mucha azúcar. Si debemos velarporque nuestro hijo/a tenga un dieta alimenticia sana y equilibrada en carnes, pescados,lácteos, legumbres, verduras, frutas... ya que estos alimentos ayudaran a tener una buenasalud bucodental. Desde casa debemos dar importancia al cuidado de los dientes yexplicarles que el cepillado diario ayuda a tener una boca sana..Colorea uno de estos dibujos cuando te hayas cepillado los dientes al menos una vez aldía, preferentemente antes de irse a dormir.◦ Educación para la salud: hábitos de alimentación. Desayuno antes de venir al cole.Vamos a trabajar un habito de alimentación saludable: el desayuno. Esta es la comida masimportante que debemos hacer, ya que nos dará fuerza para realizar tareas en el cole, jugarcon los compañeros, estar atentos y sobre todo aprender.Por ello os planteamos la importancia que tiene venir al cole habiendo desayunado en casa.Cada dia debes desayunar “Como un campeón”, debes tomar un desayuno variado queincluya alguno de estos alimentos: leche, fruta, cereales, zumos, galletas….. Sobre todo
    • debes eliminar de tu desayuno los bollos.Colorea uno de estos dibujos cada día que desayunes antes de venir al cole, o el sábadoy domingo antes de jugar o ir algún sito con papa y mama.Puedes pedir a tu mama opapa que te ayuden y escribir lo que sueles desayunar habitualmente.◦ Comportamientos adecuados, asumo responsabilidades…¡A recoger!Vamos a trabajar un habito y una norma que debe cumplir los niños. Recoger después dejugar. Es importante que los niños sepan que recoger los jugetes forma parte del juego.Recoger los juguetes también es cosa de niños/as, al igual que se cogen los juguetes de susitio para jugar, se dejan donde estaban para la próxima vez.Es importante que cuando le digamos al niño que debe recoger sus juguetes, loacompañemos de una explicación, así no pensara que ordenar las cosas es un castigo.Colorea uno de estos dibujos cada día que recojas todos tus juguetes después determinar de jugar.◦ Habilidades sociales y comportamiento: ¡Cómo solo!Durante este mes vamos a trabajar con nuestros hijos como sentarse y comportarsecorrectamente en la mesa. Es importante que desde pequeños se adquieran unas habilidadesy comportamientos adecuados en la mesa lo cual nos permitirá poder ir a restaurantes ycasas de amigos y familiares. Es importante que recordemos: ▪ Antes de sentarnos a la mesa nos lavemos las manos ▪ Debemos permanecer sentados en la mesa mientras comemos ▪ Nos debemos limpiar la boca mientras comemos, y antes de beber
    • ▪ No podemos jugar con los alimentos, ni tocar la comida con las mano Ya hemos trabajado con anterioridad lavarnos las manos antes de las comidas, vamos a centrarnos ahora en como debemos permanecer sentados en la mesa, y que hacemos mientras permanecemos en ella. Colorea uno de estos dibujos cada día que sepas estar bien sentado en la mesa, y no hayas jugado con los alimentos. No te levantes hasta que no te den permiso tus papás.8. Conclusión En conclusión, la formación de hábitos es algo muy importante que hay que trabajar tanto en el colegio como en casa, ya que ésto contribuirá al desarrollo de la autonomía de los alumnos y alumnas. Es necesario trabajarlos desde que los niños y niñas son muy pequeños y hacerlo diariamente para una mejor integración de ellos en la sociedad.9. Bibliografía Antón, E., Romera, R., Saavedra, M., Simal, Mª M. y Villar, Mª R. (2003) Actividades en Educación Infantil. Barcelona. Ed. CISSPRAXIS. Moll,B. (1989). La escuela infantil de 0 a 6 años. Madrid: Anaya. Anton, M. y Lleixá, T. (1992) La educación infantil 0 a 6 años. Paidotribo. México. Zabalza, M.A. (2010) Didáctica de la Educación Infantil. 6ª EDICIÓN. Madrid. Ed. Narcea.