Your SlideShare is downloading. ×

Judo

1,163
views

Published on


0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
1,163
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
24
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. JUDO OBLIGATORIO: MATERIAL BÁSICO1.2. DISEÑO METODOLÓGICO VIGENTE.Según la concepción teórica que sustenta la formación del judoka cubano, el diseñometodológico descansa en gran medida en la selección de los elementos básicos del judo parael tachi waza, entiéndase judo desde la posición de pié y para el ne waza. (judo desde laposición de tendido)Así mismo la estructura de la técnica, que según el Programa de Preparación del Deportista es”la división en fases que se realiza en las técnicas de judo, tanto en tachi waza como en newaza”, es considerada como fundamento principal para la selección de los pasosmetodológicos durante la enseñanza de los diferentes elementos técnicos, concretamente lasfases de la acción coinciden con las partes en que se simplifica la técnica para facilitar suasimilación. Por la misma razón es utilizada como referencia para la valoración de la calidadde la ejecución.La estructura de la técnica presenta la misma forma de relación, tanto para el tachi waza comopara el n waza e incluye las siguientes fases: desequilibrio, (kuzushi), preparación (tsukuri) y eataque. (kake) como se representa en el siguiente esquema: Kuzushi Kake Tiempo Tsukuri Representación de las fases de la estructuraUna de las concepciones más reiteradas acerca del kuzushi o desequilibrio es que “Un judokadesequilibrado es aquel que la línea de acción que parte de su centro de gravedad cae fueradel área de su base de sustentación” 1 . Sin embargo, en el Subsistema del Deporte de AltoRendimiento de 1984 se plantea que “es el método utilizado para romper el equilibrio deloponente”, definición que fue retomada más tarde en el Programa de Preparación del1 I. Torres. Conferencias mimeografiadas del ISCF, 1979. 1
  • 2. Deportista en 1991, donde se agrega al final: “aplicando sobre él, (oponente) fuerzas detracción o empuje”.Es también muy conocido el planteamiento de K. Kudo cuando sostiene en su obra “Judo enAcción”. 1987, que un cambio brusco en la dirección del desplazamiento o el carácter delmovimiento produce el desequilibrio psicológico, cuyo efecto es equivalente al desequilibriofísico.Según el Manual del árbitro de la Federación Internacional de Judo, 1998. “Kuzushi se llamacuando se lleva al cuerpo del oponente a una posición inestable o de desequilibrio. Kuzushi selleva a cabo en algunas de las formas básicas – ya sea empujando o tirando del oponente. Hayocho formas básicas de romper el equilibrio2 ”.En el mencionado Manual, al referirse al tsukuri se plantea que “es un término usado paradenotar el momento y la posición que existe cuando se ha roto el equilibrio del oponente demanera tal que es fácil aplicar la proyección, mientras que al mismo tiempo uno se hacolocado en la ubicación correcta para proyectar”. Por otra parte, según el Programa dePreparación del Deportista, se trata del inicio de la proyección; mientras que el kake es la“proyección hasta abajo”.Finalmente al considerar el kake o parte principal, son tenidas en cuenta las reflexionesexpresadas en el Manual internacional del árbitro de Judo: “el término japonés que denota lareal aplicación o fase de entrada de una técnica. Por lo tanto, se refiere al hecho de que se haaplicado una técnica de proyección en el mismo momento en que se ha roto el equilibrio deloponente y se ha creado también la posición correcta para cada uno. De esta manera, tsukuri ykake no son movimientos separados, sino que son movimientos continuos y deben llevarse acabo simultáneamente. Si esto no ocurre de esta forma continua, ni siquiera se puedecomenzar a considerar la efectividad de la técnica. Los aspectos más importantes de la técnicason siempre la forma y los tiempos en que esta se aplica”.Habiendo descrito los detalles correspondientes al papel de la estructura de la técnica, esoportuno presentar las particularidades concernientes a los elementos básicos, cuyo modo de2 Manual del Árbitro de Judo de la Federación Internacional de Judo, 1988. UPJ. En los tres casos en que se hacemención al mencionado Manual, la cita se encuentra en la página 129. 2
  • 3. selección hace más fehaciente el criterio de fragmentación de la estructura, cuando las fasesantes mencionadas son simplificadas para dar lugar a los mismos. 3
  • 4. Los elementos básicos son entendidos como una condición metodológica ineludible paraabordar todas las formas de proyección y control; se estudian con mayor especificidaddurante la iniciación, pues son una condición para asimilar el sistema de elementos técnicospropios del judo. Además, son en todas las acciones fundamentos de la ejecución y punto dereferencia para la corrección de errores.Para una mejor comprensión del papel de los elementos básicos en tachi waza se presenta unabreve explicación de cada uno:En el judo desde de la posición de pié, (tachi waza) los elementos básicos tienen su origen apartir de la fragmentación de la estructura de la técnica como muestra el esquema. Se trata deesas fracciones temporales (momentos) a las que se le ha atribuido un papel rector en elproceso de formación y preparación del judoka. Se considera que cada una de esas partes de laestructura tiene un valor metodológico, que no se limita al estudio de los movimientostécnicos en particular, sino que además constituyen en forma aislada, eslabones del proceso deiniciación. 5.DESEQUILIBRIO 4.DESPLAZAMIENTO 6.MOMENTO 3.AGARRE 7.ATAQUE 2.POSTURA 8.PROYECCIÓN 1.SALUDO 9.CAÍDA Concepción de la fragmentación de la estructura de la técnica.En este sentido, tanto Ibrahín Torres como Andrés Kolychkine, 1988, comparten la mismaopinión, la cual se ha mantenido como soporte didáctico de todos los diseños de preparaciónen judo elaborados en el país o en cualquier otro documento.Saludo (rei)Expresión de respeto y cortesía en relación al oponente.Postura (shisei)“Son las posiciones que adopta el cuerpo del practicante en la competencia o en la práctica deljudo arriba”. 4
  • 5. Existen dos postura consideradas como fundamentales, ellas son: shizen tai y jigo tai. SegúnKazuzo Kudo, la forma natural shizen tai es prioritaria, esta consiste en separar los pies alancho de los hombros mientras que las cinturas pélvica y escapular mantienen sus ladosderecho e izquierdo a la misma altura, de manera que el peso del cuerpo descanseequitativamente sobre ambos pies, la vista al frente como mirando a un punto lejano, se debeconcentrar toda la fuerza en la parte inferior del abdomen, mientras el resto del cuerpopermanece relajado, además se complementa con una gran concentración y una actitud alerta.La forma Jigo Tai se diferencia de la anterior en que las piernas van más separadas, las rodillasflexionadas, lo mismo que el tronco, ligeramente flexionado al frente, lo que ayuda a lograrmayor estabilidad. Ambas posturas pueden ser derecha o izquierda atendiendo al pie que seadelanta.Agarre (kumi kata)“Es la forma de sujetar el judogi del oponente para con ello realizar los esfuerzos”.Desplazamiento (tai sabaki)“Son los movimientos de avance, retroceso, etc. Que realiza el cuerpo del judoka sobre lasuperficie del tatami, ocupando sucesivas posiciones en relación con el oponente”.Desequilibrio (kuzushi)“Es el método utilizado para romper el equilibrio del oponente aplicando sobre él, fuerzas detracción o empuje”.Momento (kikai)Es el intervalo de tiempo en el cual debe aplicarse el ataque cuando el oponente se desplaza;para que la técnica aplicada logre la proyección del mismo. Existe el criterio de que según lasucesión en que se presentan los elementos básicos en la secuencia didácticaconvencionalmente establecida, en las proyecciones sin desplazamiento el momento estádespués del desequilibrio y en aquellas que se ejecutan con desplazamiento se encuentra antes.Además, se pueden señalar dos formas principales del momento: Uno que se da comoresultado de situaciones particulares en que no está presente la fuerza denominado ikioi y otroque depende de la aplicación de vectores de fuerza y que es conocido como hazumi. 5
  • 6. Ataque (kake)Se destaca la importancia del tsukuri para lograr el objetivo del kake, (la proyección) aunqueno se define explícitamente todos sabemos que el kake es la parte principal de las técnicas deproyección.Proyección (nage)“Son las formas de arrojar al oponente contra el tatami con ímpetu y fuerza”.Caída (ukemi)“Son los medios que tiene un practicante para salvar los riesgos de lesiones cuando es arrojadopor su oponente”.Para una mejor comprensión del modo de articulación entre los elementos básicos y laestructura de la técnica, obsérvese el siguiente esquema: Modo de articulación de las fases y los elementos básicos. Tomado del programa de preparación del deportista. Ejecuciones sin desplazamientos Ejecuciones con desplazamientos Fases Elementos Básicos Fases Elementos Básicos Postura Postura Agarre Agarre Preparatoria Desplazamiento Preparatoria Desplazamiento Desequilibrio Momento Momento DesequilibrioPrincipal Principal Ataque Ataque Proyección ProyecciónFinal Final Caída CaídaNótese que la única diferencia entre una y otra situación está en los cambios de posición quese producen entre el momento y el desequilibrio, lo que responde a las concepcionesplanteadas.En cambio, aunque es la disposición estructural es la misma para el judo desde la posición detendido, (ne waza) la selección de los elementos básicos se fundamenta en otras razones noexplicadas concretamente, pero se infiere que se trata de aquellos elementos técnicos másreiterados e “importantes” de esta forma de la actividad. Debe agregarse además, que seencuentran clasificados en ofensivos y defensivos 6
  • 7. NE WAZA OFENSIVOS DEFENSIVOS Control Flotación Momento Giro Separación Obstaculización Elementos básicos del judo en ne wazaA continuación se explica cada uno de ellos en forma particular:Control (osae)Forma de controlar al contendiente específicamente en el judo al suelo, que puede presentarsecomo inmovilización, luxación (únicamente sobre la articulación del codo) o estrangulación;la que a su vez puede ser sanguínea, si obstruye el flujo de sangre hacia el cerebro al oprimirlas arterias carótidas, o respiratoria, cuando actúa directamente sobre la traquea impidiendo ellibre tránsito de aire hacia los pulmones.Flotación (uki)Acción de pasar de un control a otro manteniendo el contacto. (entiéndase la relación estrechay de aplastamiento contra el oponente o la pareja de estudio) Según el Programa dePreparación del Deportista es “la posibilidad que se presenta de poder variar a uno u otro deloponente aplicándole controles iguales o diversos”.Momento Kikai)“Es un intervalo de tiempo corto en el cual debe realizarse diversos efectos, que pueden ser:controlar, luxar y estrangular, cuando el oponente flota sobre la superficie del tatami”.Giro (Maware)“Son las acciones que realiza el que está controlado, moviendo su cuerpo de izquierda aderecha y viceversa para romper el control que le hayan aplicado”. 7
  • 8. Separación (Wakare)“Son las acciones de avance, retroceso, empuje deslizamiento, etc. que ejecuta el controladopara alejarse del que lo controla”.Obstaculización (samatageru)“Son las obstrucciones que realiza el que está controlado con sus manos, brazos, piernas,rodillas, pies, etc. Para evitar que lo controlen”.La relación de los elementos básicos con la estructura en el ne waza se expresa de maneradiferente a como ocurre en tachi waza. Las fases primera y segunda se limitan a describir losmovimientos de la forma siguiente:♦ Parte preparatoria, posición del tori (sujeto de la acción) con respecto al uke (objeto de la acción).♦ Parte principal, partes del cuerpo del tori para controlar a uke.♦ La parte final no es descriptiva, sino más bien cualitativa, ella es la eficiencia del control.Otro soporte del modelo didáctico de la formación del judoka está dado por el criterio de“técnicas rectoras”, concepción muy utilizada al programar el proceso enseñanza del judo. Lastécnicas rectoras son el resultado de una investigación conjunta realizada por el Dr.Kolychkine y el Lic. Conrrado Martínez ex profesor de la cátedra de Biomecánica del ISCF.Ellos tomaron de cada grupo afín, el patrón que en su estructura funcional, presentara la mayorcantidad de movimientos elementales comunes a todas las acciones y, la propusieron comoprimera de ese grupo para el aprendizaje, de manera que pudiera optimizarse el proceso deenseñanza, al aprovechar al máximo, el fenómeno neurofisiológico de la transferencia dehábitos.A partir de todos estos criterios se elabora el programa de grados kyu, que viene siendo elmodelo curricular de organización del contenido a partir del cual se orienta el trabajo con losprincipiantes, este programa incluye además de lo planteado, las formas de contra ataques yataques combinados, así como otras habilidades complementarias, para tener una idea másclara de lo que es un programa de este tipo, es preciso el siguiente comentario. 8
  • 9. Los niveles kyu originalmente no eran representados en el color de la cinta como ocurre en laactualidad, los niveles desde sexto hasta primer kyu, eran considerados pasos o eslabones delos neófitos, (en Japón continúa siendo así) donde el practicante se está preparando paraadentrarse en el mundo del Judo, en toda esta etapa hasta el cuarto kyu, el color de la cinta erablanco, durante el tercero, segundo y primer kyu, era marrón, período en el cual los novatoseran llamados irónicamente “campeones”. En esta etapa, los practicantes consideran que hanaprendido todo cuando realmente están a punto de comenzar a comprender.Después del primer kyu, viene el primer Dan, los grados Dan si representan un progresosignificativo en la comprensión cabal del Judo y pueden llegar hasta el décimo, sin embargo,hasta el tercer Dan se es un judousiajki o practicante de Judo. La condición de judoka seobtiene después del cuarto Dan.Volviendo a los niveles kyu, la aparición de los colores actuales tiene su origen en lasadaptaciones efectuadas por Mikonosuke Kawaishí en su estrategia por insertar el Judo en lacultura occidental. Obsérvese el siguiente esquema: NIVELES Y GRADOS COLOR DEL OBI (CINTA) 6to. Rokukyu Blanco Niveles Kyu 5to. Gokyu Amarillo 4to. Yonkyu Naranja 3er. Sankyu Verde 2do Nikyu Azul 1er. Ikkyu Marrón 1ro. Shodan Negro 2do. Nidan Negro 3ro. Sandan Negro 4to. Yodan Negro Grados Dan 5to. Godan Negro 6to. Rokudan Blanco y Rojo o Negro 7mo. Shichidan Blanco y Rojo o Negro 8vo. Hachidan Blanco y Rojo o Negro 9no. Kudan Rojo o Negro 10mo. Judan Rojo o NegroNótese cómo en la medida en que se progresa, los niveles kyu presentan un ordendescendente; después, al comenzar en los grados Dan, el orden es ascendente, lo que simboliza 9
  • 10. el verdadero progreso. Es como si la ignorancia se representara de la misma forma que lasabiduría, pero en sentido inverso.En Cuba el programa de grados kyu, es un documento anexo al Programa de Preparación delDeportista, en el mismo se orienta el contenido a impartir a los practicantes, según el nivelalcanzado, estos niveles están representados por el color de la cinta, del modo en quepopularmente se le conocen.Obsérvese en anexo # 1, el esquema que muestra la versión más actualizada del programa degrados kyu elaborado por el colectivo técnico nacional, oído el parecer de destacadosespecialistas de dentro y fuera del país.Es sobre la base de estas concepciones, donde descansa el cuerpo teórico del proceso deformación y preparación de los judokas cuba 10
  • 11. TESIS PARA OPTAR POR EL GRADO DE DOCTOR EN CIENCIAS DE LA CULTURA FÍSICA.“DISEÑO DIDÁCTICO PARA LA FORMACIÓN DE LOS JUDOKAS A PARTIR DE LA ESTRUCTURA DE LAS ACCIONES Y LOS ELEMENTOS BÁSICOS”. Autor: MSc. Manuel Copello Janjaque. Tutor: Dra. Thalía Fung Goizueta Ciudad de la Habana 11
  • 12. 2001 12
  • 13. LO CONCRETO ES CONCRETO, PORQUE ES LA SÍNTESIS DE MUCHAS DETERMINACIONES, ES DECIR, UNIDAD DE LO DIVERSO. EN ESO LO CONCRETO APARECE EN EL PENSAMIENTO COMO EL PROCESO DE SÍNTESIS, COMO RESULTADO, NO COMO PUNTO DE PARTIDA, AUNQUE SEAEL VERDADERO PUNTO DE PARTIDA Y, POR CONSIGUIENTE, EL PUNTO DE PARTIDA TAMBIÉN DE LA PERCEPCIÓN Y LA REPRESENTACIÓN. Carlos Marx Descartes 13
  • 14. A mis amigos, a los alumnos.al maestro Andrés Kolychkine Thomson, a mi tutora,y a los autores con cuyas obras polemizo pero que respeto,ellos me enriquecieron con sus puntos de vista 14
  • 15. A mi hijo Guillecon la sincera esperanza de que suexistencia sea más productiva que la mía 15
  • 16. RESUMENLa relación kuzushi – tsukuri – kake, es conocida universalmente en judo, como “estructura dela técnica”, la cual adquiere en Cuba una importancia especial para el proceso de iniciación ypreparación de los judokas, pues se hacen coincidir cada una de las fases mencionadas con laspartes en que se divide la acción para propiciar su asequibilidad; cada una de estas fases esfragmentada para dar lugar a los llamados “elementos básicos” en tachi waza, los cuales tienendesde el punto de vista metodológico, un lugar relevante en el diseño actual.Por otra parte, existen diferentes modos de clasificación de las técnicas, tales como los grandescampos de tachi waza y ne waza, también deben mencionarse los diferentes grupos deelementos técnicos: ashi waza, koshi waza, te waza, sutemi osaekomi, kwansetsu y shimewaza. Sin embargo, en opinión del autor estos modos de clasificación solo ofrecen una visióncuantitativa de la materia, que no alcanza a sistematizar el contenido y no expresan lascaracterísticas más esenciales del Judo.En el presente trabajo, se pretende demostrar la inconsistencia de estas y otras concepciones apartir de la valoración de la actividad práctica de los profesores y, abrir un espacio a lanecesidad de modificarlas o crear un nuevo enfoque que satisfaga las exigencias actuales.De esta forma, el problema científico de la presente investigación, consiste en cómo resolverla falta de coherencia de los fundamentos teóricos que respaldan el modelo vigente. Para ellose utiliza entre los métodos teóricos, el análisis y la síntesis, la analogía y la comparación,mientras que entre los empíricos está la observación, la medición, la descripción y las técnicasde análisis de contenido. Como se podrá apreciar, aunque no se subestima el lado empírico, lainvestigación tiene lugar fundamentalmente en el nivel teóricoLuego de solucionar las contradicciones e insuficiencias del modelo teórico vigente, se elaborauna propuesta práctica, donde se plantea un proyecto metodológico en correspondencia con lasexigencias del proceso de formación y desarrollo de los judokas, teniendo en cuenta losnuevos argumentos surgidos al calor del análisis realizado. 16
  • 17. ÍNDICE Pág.INTRODUCCIÓN ....................................................................................................... 1Procedimiento Metodológico de la Investigación ....................................................... 9CAPÍTULO 1. ESTADO ACTUAL DE LA TEMÁTICA1.1. Marco Teórico ...................................................................................................... 141.2. Diseño Metodológico Vigente .............................................................................. 231.3. Análisis Crítico del Diseño Metodológico Vigente .............................................. 32CAPÍTULO 2. APORTE TEÓRICO2.1. La Estructura de la Técnica................................................................................... 382.2. Los Elementos Básicos del Judo .......................................................................... 442.3. Sistematicidad en el Judo ..................................................................................... 60CAPÍTULO 3. PROPUESTA PRÁCTICA3.1. Proyecto Metodológico ......................................................................................... 72CONCLUSIONES GENERALES .............................................................................. 97RECOMENDACIONES ............................................................................................. 98BIBLIOGRAFÍA ......................................................................................................... 99ANEXOS ..................................................................................................................... 105 17
  • 18. INTRODUCCIÓNUn momento importante en una disciplina es cuando asume su epistemología propia, resultadode su historia y de la reflexión teórica de sus cultores. Por supuesto, nunca permanecenaislados los niveles empíricos y teóricos del conocimiento; pero la preeminencia de uno sobreotro en una investigación se define por su aparato científico y campo de acción.Mientras que la empiria deviene evidente, el intento de establecer concepciones ygeneralizaciones choca no solo contra otras ideas establecidas, sino contra los prejuicioscientíficos que implican cambios en el paradigma o en algunos de sus elementos decisivos.Por el valor de la teoría para la práctica y las exigencias epistemológicas del desarrollocientífico, asumimos dicho reto, aun a sabiendas de sus dificultades, pero los cambios queexige el actual desarrollo de la formación de los judokas y mi propia experiencia en laenseñanza durante 23 años fueron imperativos para realizar la presente investigación y ofrecersus resultados.El judo fue introducido en Cuba en 1951en la persona de Andrés Kolychkine3 , entoncesprimer dan, procedente de Bélgica. Ya en aquellos momentos existían los gokios o formas deordenamiento de las técnicas, digamos el Gokio Kodokan creado por un grupo de antiguosmaestros de la escuela que lleva este nombre, el método Kawaishí4 , quien fuera promotor deljudo en Europa, particularmente en Francia y que en su afán de insertar el judo en la culturaoccidental, hizo sus propias modificaciones. Este último influyó notablemente en el modo deenseñanza durante los primeros momentos en Cuba. Sin embargo, con la llegada del profesorHan Chang Ji5 en 1966 y la participación de Cuba en eventos internacionales se ha ido creandouna nueva versión, no tan solo del judo como objeto en sí, también del proceso de enseñanza yaprendizaje.3 A. Kolychkine. 8vo. Dan: Introdujo el Judo en Cuba en el año 1951, en el 52 crea la Federación cubana y en el53 la confederación Panamericana, fundó clubes en todo el país, trabajó como entrenador de la selección nacionaly en muchas partes del sistema nacional de educación y las FAR, particularmente en el Instituto de CienciasMedicas, donde llegó a ser profesor titular y doctor en ciencias pedagógicas. Es reconocido además como hombrede una exquisita cultura y un insaciable afán de superación.4 Eminente maestro de Judo, que recibió del Kodokan la misión de difundir y desarrollar el judo en Europa,particularmente en Francia. Fue él quien creó el sistema de grados Kyu.5 Arribó a Cuba en el año 1966, procedente de la República Popular Democrática de Corea; preparó el equiponacional, conduciéndolo en muy poco tiempo a lugares de gran prestigio, contribuyó a la superación profesionalde profesores e instructores. Sus más allegados sostienen que sus enseñanzas constituyen las bases científicas delmodo de preparación que continuaron desarrollando los judokas cubanos. 18
  • 19. En tal sentido se debe hacer mención a los trabajos del propio Kolychkine relacionados con laclasificación del contenido y especialmente su estudio sobre las técnicas rectoras y afines, asícomo la definición y selección de los elementos básicos.Por su parte, Ibrahín Torres6 se destaca entre otros autores, por su proyección en la selecciónde los elementos básicos, en los trabajos de organización de la materia, especialmente en lasacciones de contra ataques y ataques combinados, son también muy significativos sus ideassobre la planificación, orientación y control del entrenamiento.La primera guía metodológica oficial para la enseñanza del judo fue el “Programa para ÁreasDeportivas Masivas y Especiales”, cuyos autores fueron Santiago Chinea Y Juan M. Mesa,donde se plasmaron las indicaciones metodológicas para el trabajo en el nivel de base, seplantearon los conceptos fundamentales sobre la materia y se dieron las orientacionespertinentes para la dosificación de las tareas de los practicantes.En 1984 surge el Subsistema del Deporte de Alto Rendimiento, elaborado por un colectivomás amplio de especialistas miembros de la Comisión Nacional. Este constituye un marcadoperfeccionamiento del antiguo programa y expresa de forma más detallada las accionesmetodológicas de los profesores frente a sus alumnos en las áreas de iniciación yperfeccionamiento.En aquellos momentos, Kolychkine consolidaba su teoría de la enseñanza que denominó“Nueva Didáctica”. Sobre la misma se impartieron seis cursos internacionales de postgrado alos que asistieron numerosos especialistas de diversos países tales como España, Brasil,Venezuela, Canadá, Colombia y República Dominicana. Con la divulgación de sus ideas através de los cursos, Kolychkine alcanzó, sobre todo a escala internacional, un reconocimientoincuestionable.En la Nueva Didáctica se fundamenta la selección de los elementos básicos, la definición delos objetivos y el ordenamiento del contenido a partir de las diferentes etapas de la vida6 Ibrahín Torres. 7mo. Dan: Entre otras muchas cosas trabajó como preparador de la selección cubana de judo,fue el segundo en ostentar el grado de Doctor en Ciencias Pedagógicas en la familia cubana del judo y aunque enla actualidad toda su obra no aparece gráficamente explícita, sus aportes se extienden a otras disciplinasdeportivas, a partir de su actividad al frente del Grupo Técnico Metodológico en el Cerro Pelado. 19
  • 20. deportiva del judoka, así como la definición del campo técnico y táctico, y otros importantesaportes.En 1991, se edita el Programa de Preparación del Deportista elaborado por José S Jiménez7 .Este documento retoma las concepciones planteadas en el Subsistema del Deporte de AltoRendimiento y aporta nuevas pautas en las formas de planificación y dosificación de las cargasen el entrenamiento de los practicantes, en las orientaciones metodológicas del proceso depreparación técnica, en los controles a aplicar según los componentes del proceso depreparación de los judokas y otros aspectos. En opinión del autor de esta investigación, este esel más avanzado de los documentos oficiales establecidos, sin incluir la Nueva Didáctica,donde no cabrían comparaciones por tratarse de trabajos con diferentes enfoques y finalidad.Mientras el Programa de Preparación del Deportista, orienta pormenorizadamente el trabajo enlas diferentes categorías de edades y sexos, haciendo mayor énfasis en el proceso de desarrollode las capacidades y habilidades con vistas al rendimiento deportivo, la Nueva Didáctica,aunque no se aleja del lado práctico, ofrece una visión del judo más socio–cultural, con unaprofundización muy significativa en el proceso de formación del judoka y en la organización yclasificación del contenido, así como en la revelación de otras dimensiones de la práctica deljudo, tales como: lo ético y lo estético.En 1996, se produce un perfeccionamiento del programa de 1991, que constituye el nuevosoporte metodológico del proceso de formación de los judokas. Sin duda, se ha recorrido unlargo camino que crea las bases para la consolidación de un modo nacional de formación ypreparación de los judokas, que ha mostrado su eficacia en las hazañas deportivas realizadaspor los atletas en el ámbito internacional y en el gran número de judokas y practicantes dejudo que existen en todo el país.Pese a estos progresos tan evidentes, es consenso general, que el dominio pleno de lashabilidades, el autocontrol, la creatividad, y muchas de las aptitudes propias de la maestría7 José S. Jiménez. 7mo. Dan: Es coautor del Subsistema del Deporte de Alto Rendimiento y autor principal delPrograma de Preparación del D eportista de 1991, este documento ha resultado muy controvertido, pero es sindudas el más importante y completo de todos aquellos que con carácter metodológico están dirigidos a orientar eltrabajo en los diferentes niveles de la pirámide de alto rendimiento. Jiménez alcanzó el grado de doctor enciencias pedagógicas y funcionó como presidente de la Federación Cubana de Judo, además, ostentó cargos enorganizaciones internacionales afiliadas a la FIJ. 20
  • 21. deportiva, constituyen un problema para los judokas cubanos. Respaldan este juicio, losmiembros del Colectivo Técnico Nacional, encabezado por el presidente de la FederaciónCubana de Judo y los entrenadores de los equipos nacionales. Ellos reconocen el bajo nivel depreparación técnico táctica con que ingresan los atletas a las selecciones nacionales.Para comprobar estas afirmaciones se ideó un protocolo de observación, que permitecuantificar, clasificar y medir la calidad de las acciones, tanto a la ofensiva como a ladefensiva. Ello arrojó bajos por cientos de efectividad, índices cualitativos de las accionesofensivas y defensivas muy bajos, elevados volúmenes de ataques por parte de los judokas dealta calificación para obtener bajas puntuaciones sobre competidores de menor nivel yexperiencia, lo que evidencia un predominio del componente físico en la preparaciónDesde el punto de vista cualitativo, se aprecia falta de estabilidad y coordinación y una formamecánica de conducir el combate, al aplicar acciones que se apoyan más en el hecho de queson las que se conocen, que en las propias situaciones que impone el ritmo de la contienda.La valoración de estas deficiencias en el desenvolvimiento técnico y táctico de los judokas,nos conduce al estudio del proceso de formación y preparación de los mismos, los cualescomo ya se ha dicho, se han fundamentado en los diferentes documentos metodológicosoficiales existentes desde 1977 (Programas para Áreas Deportivas Masivas y Especiales) hastael más reciente perfeccionamiento del Programa de Preparación del Deportista, así como enlas diversas concepciones teórico metodológicas que actualmente sostienen dichos procesos ydonde se han detectado diversas contradicciones con respecto a la propia lógica del deporte y ala actividad práctica de los profesores. De esta forma, el problema científico de nuestrainvestigación consiste en cómo resolver la falta de coherencia de los fundamentos teóricosque respaldan el modelo vigente.Debe tenerse en cuenta, que este problema constituye una contradicción con los resultadosalcanzados por el judo cubano de elite, de manera que estas afirmaciones compartidas por ladirección nacional del judo en nuestro país, están más dirigidas hacia las áreas donde sepreparan los futuros competidores; por tanto, cabe enmarcar el objeto de estudio en el procesode formación y desarrollo de los judokas, y se limita el campo de acción al cuerpo teóricoque sustenta la preparación técnico – táctica. 21
  • 22. En esta investigación se cuestionan las concepciones relacionadas con la estructura de latécnica y los elementos básicos, aspectos muy estables históricamente como fundamentosdidácticos del proceso de enseñanza – aprendizaje en judo y, no es que se pretenda establecernuevos pilares del proceso metodológico, sino fundamentar nuevos puntos de vista quepermiten perfeccionar el modelo actuante.Indudablemente que este empeño no es nuevo, desde su propia creación en el año 1882 por elmaestro Jigoro Kano, se ha desarrollado un proceso permanente de perfeccionamiento de lastécnicas de enseñanza y de organización del contenido, de ello dan fe la obra de los autoresque ya han sido mencionados.Este trabajo no tiene una finalidad diferente a la Nueva Didáctica de Andrés Kolychkine, nitampoco a los criterios de elementos básicos y definición de las acciones de Ibrahín Torres, nial empeño de José S. Jiménez en la orientación planificación y control del proceso, con elPrograma de Preparación del Deportista. Ellos aportaron los puntos de referencia para elanálisis, entiéndase: los elementos básicos y el modo de organización de la materia. Tampocolos criterios de las fases de la estructura esbozados originalmente por Jigoro Kano8 y otrosmaestros en la obra “Ilustrated Kodokan Judo9 ”, son esencialmente contradictorios con elpunto de vista que se defiende en la presente investigación. La novedad de la misma radica encuestionar aspectos tan medulares y tan estables del cuerpo teórico del judo, tomando comobase la actividad práctica de los profesores y la propia lógica interna de este deporte, arribandode esta manera, a resultados y criterios que difieren de los ya establecidos, pero queenriquecen y perfeccionan el sistema de formación y desarrollo de los judokas.De ahí, que el aporte de esta investigación consiste en plantear un nuevo modo desistematización de la materia, que facilita el proceso de asimilación de las habilidades yconocimientos, haciendo más explícitas las diferentes fases del proceso y la definición deobjetivos parciales, todo lo cual trae aparejado nuevas concepciones con respecto a laestructura de la técnica, el concepto de elemento básico en general y de cada uno de los8 Jigoro Kano. 10mo. Dan.- A la edad de 22 años, concibió al judo como un arte marcial derivada de otras artesmarciales y particularmente del ju jitsu, le es muy reconocida su introducción al desequilibrio en las técnicas deproyección. Su actividad intelectual fue tan intensa que llegó a ser un alto funcionario del Ministerio deEducación y del COI de Japón. Jigoro Kano es la figura internacional más importante del judo.9 Clásico de la literatura específica, publicado en Tokio Japón por Kodansha, en 1955. 22
  • 23. elementos básicos en particular y, se define además por primera vez el sistema de habilidadesdel judo.En opinión del autor de esta investigación, la introducción de los resultados está favorecidapor el hecho de que la actividad práctica de los profesores frente a sus educandos, ha sido unaimportante referencia de para la obtención y el análisis de la información. 23
  • 24. OBJETIVOS:1. Solucionar las contradicciones e insuficiencias del cuerpo teórico que respalda el modelo metodológico vigente.2. Elaborar un proyecto metodológico que permita perfeccionar el proceso de iniciación y desarrollo de los judokas.TAREAS1. Comprobar que los planteamientos que dan lugar a la formulación de nuestro problema tienen un fundamento objetivo.2. Estudiar el cuerpo teórico del diseño metodológico vigente.3. Demostrar sus contradicciones internas.4. Analizar la correspondencia entre la actividad práctica de los profesores y las bases teórico – metodológicas en que se fundamentan.5. Caracterizar las acciones del judo en sus diferentes niveles de sistematicidad y profundidad.6. Organizar el contenido atendiendo a los resultados obtenidos en análisis de los niveles de sistematicidad y profundidad de las acciones. 24
  • 25. HIPÓTESIS FUNDAMENTALES DE TRABAJO:La selección de los elementos básicos teniendo en cuenta, tanto los modos en que se expresa laestructura de la técnica, como el carácter táctico del judo, permite una forma superior deorganización del contenido, y todo ello contribuye a solucionar las incoherencias de losfundamentos teóricos que respaldan el modelo metodológico vigente. 25
  • 26. PROCEDIMIENTO METODOLÓGICO DE LA INVESTIGACIÓNEl procedimiento científico presupone una serie de acciones internas de menor alcance ehipótesis operativas que van dándole solución a determinadas interrogantes, este proceso, enforma sistemática, permite ir solucionando el problema desde los aspectos más particulares,hasta el cumplimiento total del objetivo planteado.Como metodología general utilizamos el enfoque dialéctico – materialista, a partir del cual seanaliza tanto el carácter histórico del problema como sus relaciones internas. Especial énfasisse pone en la evolución ocurrida hasta el establecimiento del modelo vigente. Una parteimportante de esta evolución es la forma de fragmentación de la estructura de las acciones paradar lugar a los elementos básicos.Entre los métodos teóricos cuentan, el análisis y la síntesis, la analogía y la comparación,mientras que entre los empíricos está la observación, la medición, la descripción y las técnicasde análisis de contenido.Específicamente la observación fue aplicada de dos formas: abierta y encubierta. La primeratenía dos finalidades, observar los combates efectuados en juegos escolares y en eventos deprimera categoría, a fin de comprobar si el modo de actuar de los atletas se corresponde con loplanteado por los expertos y, de esta manera atenuar la subjetividad de los planteamientos quesustentan la situación problémica.Sus principales escenarios fueron los juegos nacionales escolares efectuados en Santa Clara enel año 1997, el campeonato escolar de 1999 en la provincia de Ciudad de la Habana, todos delas categorías 13 – 14 y 15 – 16. Además, los campeonatos nacionales de primera categoría ylos eventos internacionales “José Ramón Rodríguez” y “Judogis Dorados” correspondientes a1997 y 98. 26
  • 27. Protocolo de observación # 1 EFECTIVIDAD Absolut Comparacombate Rol Descripción de Realización % Ice % neto Ind. C. Neto s l la Acción a da - - 0 1 0 1 K Y W I 1 1 Def 1 Of Def 2 Of Def 3 Of Def 4 OfDef: Trabajo en la defensa Efectividad de realización: a través del cálculoOf: Trabajo en la ofensiva porcentual para el aspecto cuantitativo y a partir deDescripción de la acción: Nombrar los la fórmula que a continuación se plante, el índiceelementos técnicos utilizados para resolver la cualitativo:situaciónEfectividad Absoluta: Se le otorga valor Ice = ∑(Ae*Ve)/ncreciente de calidad M = -1, R =0 y B =1 Por ciento neto de la efectividad: Hay que tener en cuenta la relación entre los por cientos logrado por ambos oponentes.Efectividad comparada: Se categorizan los Índice cualitativo neto de la efectividad: Dependeoponentes donde: del índice alcanzado, pero también de la calidad deMayor nivel = 1 las puntuaciones del contrario.Igual Nivel = 0 Ic neto = Ice a favor – Ice en contraMenor nivel = -1 Como se puede apreciar, las observaciones se aplicaban individualmente a fin de verificar la conducta competitiva de cada atleta, los cuales eran escogidos al azar, se observaron en total 88 competidores, los cuales efectuaron 281 combates. Por otra parte, este modo de observación fue aplicado en condiciones no competitivas, utilizando la técnica del vídeo, a una velocidad de 60 cuadros por segundos para valorar en detalles la estructura de las técnicas de proyección y control más representativas; la cámara 27
  • 28. utilizada fue una Sony de alta velocidad y los sujetos de la observación eran judokas de altonivel; sin embargo, no se tuvo en cuenta para la observación su técnica favorita, pues estosindividuos se han liberado de las formas en esas acciones y, aunque la realizan con granefectividad no se atienen al patrón ideal de la técnica, sino a su propio modo de hacer.La aplicación de la técnica del vídeo a la velocidad antes planteada permitió además medir laduración de las fases en cada acción. Dato que permite caracterizar aun más las acciones deljudo y constatar su relación con los fundamentos teóricos asumidos para la investigación.La observación encubierta se llevó a cabo para valorar la actividad práctica de los profesores,respecto a la enseñanza y el entrenamiento de los elementos básicos. Aunque en realidad serealizan observaciones de este tipo desde 1988 se tomará como referencia desde el año 1995hasta 1999 y excluyendo 1997, en este período se observaron 32 clases en el ISCF, 40 enatletas de primera categorías de la provincia, 6 en los equipos de alto rendimiento y 38 enáreas iniciación de los municipios Cerro, Habana Vieja y Playa, que hacen un total de 116observaciones.Además de observar el contenido de la clase, se tenía en cuenta los términos utilizados por elprofesor para explicar y demostrar las acciones objeto de aprendizaje o entrenamiento, asícomo los puntos de referencia para la corrección de errores y las orientaciones para la autocorrección. Para ello se partió de la forma que plantea Maurice Pierón10 ,A continuación se presenta el protocolo utilizado en la toma de los datos.10 Maurice Pierón. Pedagogía de la Actividad Físic a y el Deporte, 1988. En Cómo enseñan los maestros.Comportamiento de los enseñantes.ofrece una importante categorización de las observaciones del feedback, teniendo en cuenta los aspectosreprobatorios y aprobatorios, así como las formas de reacción: aprobativo simple, aprobativo específico,reprobativo simple, reprobativo específico, etc. 28
  • 29. Protocolo de observación # 2 Tratamiento didáctico Contenidos Modo de explicación y Contenido de las demostración reacciones descriptivasIniciaciónexpertosLa contrastación de los resultados obtenidos en la observación de los procedimientos aplicadospor los profesores en las diferentes áreas de práctica, así como con la fundamentación teóricaque respalda cada una de las posiciones, es un paso obligado que exigió además del análisisbibliográfico y de documentos oficiales.Se consideran documentos oficiales el Programa para Áreas Deportivas Masivas y Especiales,(1977) el Subsistema del Deporte de Alto Rendimiento, (1984) el Programa de Preparación delDeportista, (1991) y el Programa de Grados Kyu vigente.Otro modo de obtención de información que permite hacer objetiva la fundamentación querespalda cada una de las posiciones que asumen los diferentes autores es la entrevista, que fueaplicada de forma grupal a los metodólogos provinciales y a los profesores más destacadosque participaron en los cursos nacionales de 1996 y 1997, a los profesores de Ciudad de laHabana que participan en cursos provinciales de superación y a los estudiantes de Diplomado,Maestría y Especialidad en Ciudad de la Habana y Holguín; así como a los profesores de lascátedras de Judo de las Facultades de Cultura Física durante los concentrados nacionalesmetodológicos y colectivos nacionales de la asignatura, todos los cuales hacen un total de 200profesores entrevistados. 29
  • 30. Guía de la mencionada entrevista:Esta entrevista tiene como objetivo complementar los resultados obtenidos en lasobservaciones y en la revisión de los documentos oficiales.Tópicos:§ Definición de elementos básicos§ Objetivos y contenidos de la preparación técnica§ Identificación de las habilidades en judo.En un momento más avanzado de la presente investigación, fue necesario analizar lasconcepciones vigentes acerca de los aspectos que son objeto de estudio: la estructura de latécnica y cada uno de los elementos básicos, entre otros. Dicho análisis se realiza sobre la basede la teoría popperiana11 de la demostración científica objetiva, que obliga a “reducir alabsurdo”. determinados postulados o conceptos, que según nuestro criterio van en detrimentode la eficacia de la de preparación técnico - táctica de los judokas.Por último, a partir de análisis realizado, se elaborará un Proyecto Metodológico, para unafundamentación científico – técnica del proceso de iniciación y desarrollo de los judokas.11 Popper, uno de los más grandes neopositivistas de principio de siglo, por un lado, es además muy eficaz en lademostración científica. Uno de sus técnicas, es la re ducción al absurdo. 30
  • 31. 1.1. MARCO TEÓRICOEn una misma línea, aunque con contenidos diferenciadores, considerando a Hegel por unaparte y Marx y Lenin desde la concepción materialista de la historia, se valora a la práctica, ala cual se conceptúa como: “La práctica es superior al conocimiento (teórico) porque posee, nosolo la dignidad de la universalidad, sino también la de la realidad misma dada”.12Como fuente y validación general, la práctica ha sido el destino de nuestra investigación, asícomo su fuente. Por ello, nuestra investigación teórica se ha nutrido de los resultados de lapráctica de la formación de los judokas en nuestro país, incluyendo la nuestra,independientemente de que hayamos utilizado también la verificación empírica que nos hapermitido mayor concreción, en particular, para diseñar nuestra propuesta didáctica.Como es sabido el conocimiento científico se plantea en dos niveles: el empírico y el teórico.Ambos poseen sus métodos propios y sus formas propias de verificación; no obstante, enúltima instancia, su validación se produce en la práctica social, de la cual la comprobaciónempírica puede ser exacta en su concreción, aunque dictará de la totalidad que caracteriza elproceso completo de la enseñanza – aprendizaje.Sin minusvalidar el conocimiento empírico, todo lo contrario, recabo la dignificación de laconcepción teórica, ya que, parafraseando a Lenin, sin teoría revolucionaria, no hay prácticarevolucionaria, y la situación actual del judo como disciplina deportiva en el nivel de base,desborda las concepciones teóricas que parecen sustentarlo.Para solucionar este desequilibrio, se tomará como base a la pedagogía, en este sentido seconsideran muy válidas las obras de Klimberg, G. Labarrere y Carlos M. Álvarez Zayas entreotros importantes autores, de este último tomamos dos de las cuatro leyes de la Didácticadeclaradas por él: La sistematicidad del proceso pedagógico y la relación dialéctica entre elobjetivo, el contenido y el método, son dos leyes fundamentales de su concepción pedagógicaque asumen una expresión particular en la enseñanza – aprendizaje de cada una de lasmaterias, y que caracterizan el desenvolvimiento del proceso desde una perspectiva general.La sistematicidad, se refiere a la condición sistémica de cada uno de los componentes delproceso, y del proceso en sí mismo. El contenido es portador de esta condición, y de igual12 V. I. Lenin. Cuaderno Filosófico, La Habana. Editora Política, 1964. 31
  • 32. manera, los objetivos y los métodos. Según esta concepción, las categorías objetivo, contenidoy método se vinculan dialécticamente; el objetivo posee el carácter rector, pero a su vez seexpresa en términos de contenido, de aquellos conocimientos y habilidades esenciales que sepretenden alcanzar en cada etapa del proceso. Es por ello, que en su carácter rector, el objetivoposee como núcleo al contenido y en consecuencia no se puede plantear un objetivo sin unanálisis previo de contenido. En tanto que el estudiante hace suyo este contenido a través delmétodo; de este modo, en su desarrollo, el método plantea, a su vez, nuevos objetivos, “...espor ello que el método es una categoría de naturaleza dinámica, de proceso; mientras que elobjetivo es una categoría de estado”.13El contenido es la categoría más concreta, condiciona las particularidades del método y seexpresa de manera didáctica en el objetivo; por ello, las habilidades y conocimientos queforman parte del contenido le asignan, en cada materia específica, una lógica al método y uncuerpo concreto al objetivo.Para la formulación adecuada de los objetivos es necesario el análisis sistémico de loscontenidos, teniendo en cuenta los métodos más convenientes para su asimilación. Losobjetivos son los estados progresivos a los que se aspira en el desarrollo del proceso y secontrolan explícitamente con la evaluación.En el desarrollo del proceso, las habilidades a dominar se expresan en diferentes grados desistematicidad y profundidad. Estas características constituyen el fundamento lógico de laselección del método para la asimilación progresiva de las acciones, son también aplicadas enla selección y formulación de los objetivos instructivos, y además, en la propia organizacióndel contenido.La habilidad y los conocimientos inherentes a ella deben ser analizados en el contexto quedetermina la estrategia de su enseñanza y aprendizaje. Es así, como las habilidades sedesarrollan con el dominio de acciones más complejas; y a su vez, se formaron sobre la basede habilidades más simples, las cuales conforman su estructura. De esta manera, los objetivosque deben expresar las habilidades y los conocimientos esenciales de cada estadía, se formulan13 Fung Goizueta T. Las habilidades y las capacidades en el proceso de enseñanza-aprendizaje del deporte. Tesispara optar por el grado de doctor en ciencias pedagógicas. Ciudad de la Habana, 1996. 32
  • 33. integrando de manera progresiva el contenido; y tomando como núcleo fundamental aquelelemento que agrupe a los anteriores y que dé paso a los posteriores.Esta expresión progresiva e integradora de las habilidades que se forman y desarrollan en elaprendizaje es la manifestación de la sistematicidad, la que sirve de soporte lógico en elmomento de la derivación gradual de los objetivos y, unida a la profundidad y la asimilacióndel contenido permiten establecer el esquema lógico estructural,..."el ordenamiento delconjunto de conocimientos con vistas a lograr los objetivos más generales”14.Los objetivos que en cada etapa sinteticen de manera integral el conjunto de elementos adominar, deberán aparecer en correspondencia con las características de los métodos deformación y desarrollo de las habilidades.Por otra parte, el contenido que se pretende trasmitir posee una determinada lógica dedesarrollo y de práctica, y en consecuencia, una metodología con particularidades propias. “Elcarácter del objeto condiciona la lógica del proceso pedagógico”15 .Para obrar en correspondencia con esta aseveración, no es suficiente con dominar la materia enparticular, además es necesario una comprensión de las concepciones en las que se apoya elproceso de enseñanza – aprendizaje, así como e modo en que las ciencias afines enriquecen lal objeto. En este caso resulta importante para el presente trabajo, dominar los criterios dehabilidades deportivas, la estructura de las acciones y el carácter de la actividad deportiva.Cundo se habla de habilidades en este trabajo, se parte de la definición de B. Fernández, segúnla cual, "las habilidades constituyen el dominio de acciones (psíquicas y prácticas) quepermiten una regulación racional de la actividad con ayuda de los conocimientos y hábitos queel sujeto posee.16 " Y, de acuerdo a las concepciones de la fisiología y la Psicología del14 Ariel Ruiz. "Concepciones sobre los niveles de manifestaciones de las habilidades motrices deportivas."(Material mimeografiado) Citado por Thalía Fung en su tesis para optar por el grado científico de doctor enciencias pedagógicas.15 En la Crítica de la Filosofía del Derecho de Hegel, publicada como Crítica de la Filosofía del Estado, en LaHabana, Editora Política,1964 pp. 143, Marx desde el condicionamiento de la lógica especial por la especialidaddel objeto, y esta didáctica se valida en cada saber o área del conocimiento.16 Definición enunciada por B. Fernández y asumida por Thalía Fung en su tesis para optar por el grado científicode doctora en ciencias pedagógicas y, que por su objetividad es también asumida por el autor de estainvestigación 33
  • 34. deporte, el hábito motor es la automatización parcial en la ejecución y regulación de lasoperaciones dirigidas a un fin, cuya ejecución requiere de bajos niveles de participación delpensamiento.La formación del hábito motor transita por tres fases fundamentales: Generalización,Concentración y Estabilización. La generalización se caracteriza por la irradiación de losprocesos nerviosos y la incorporación al trabajo de músculos ajenos. La concentración sedistingue por la concentración de la excitación, el mejoramiento de la coordinación y el ajustede la tensión muscular, en la tercera prevalece la estabilización y un alto grado decoordinación y automatización de los movimientos, en esta fase se forman los estereotiposdinámicos motrices.La ejecución de acciones de gran complejidad depende de la interrelación de estosestereotipos, de modo que la coordinación de las cadenas de movimientos estereotipadastambién puede alcanzar la automatización.Toda acción motora es el resultado de la relación entre eslabones más simples y, al fenómenoque permite dominar una acción compleja gracias a la asimilación previa de un elemento queforma parte de su estructura, se le conoce como transferencia. “La formación de hábitos motores se produce sobre la base de la coordinación antes elaboradapor el organismo...17”, más adelante el propio autor expresa que...”La extrapolación debe sertomada en consideración al elegir el conjunto de ejercicios complementarios de lapreparación”. Pero también aclara que: “La presencia de hábitos fijados en algunos casos noayudan, sino que impiden la formación de un nuevo hábito”.Así mismo existen en judo acciones técnicas que crean una transferencias hacia formas másespecificas, estas son, según A. Kolychkine, 1988, las técnicas rectoras. Se ha podidocomprobar por otra parte, que el aprendizaje prematuro de ciertos elementos técnicosentorpece la ejecución de otras formas, sobre todo en condiciones extremas.En muchos casos, la falta de solidez de los eslabones estructurales es un factor que impide eldominio total de la técnica. En otras ocasiones, la transferencia de un elemento técnicoconstituye un obstáculo para el aprendizaje del nuevo ejercicio, estas regularidades que17 Zimkin N. V. Fisiología Humana 1975. 34
  • 35. condicionan el proceso de formación de los hábitos y habilidades, junto a otros factorespermiten fundamentar los pasos metodológicos, los cuales garantizan el aprendizaje, tanto delas partes de la acción como de la acción misma y del conjunto de conocimientos y habilidadesque debe llegar a dominar el deportista.Por otra parte, diversos autores como Ozolim, 1986 y Donskoi y Zatsiorski, 1988, consideranque es válido estudiar estas acciones desde el punto de vista biomecánico, dado el caráctereminentemente práctico que las distingue y la consideración de este aspecto en el estudio delos procedimientos metodológicos dirigidos a satisfacer los objetivos del proceso.“La acción motora es un sistema de movimientos que se compone de elementos espaciales ysus subsistemas, y de elementos temporales y sus subsistemas. La composición de sistemas demovimientos son sus elementos: aquellos movimientos de los cuales consta el sistema, demanera que las acciones elementales son el menor elemento espacial y las fases el menorelemento temporal”18 .El análisis de la estructura no se limita a una simple mención y caracterización de las partesque la conforman. Las acciones técnicas, que se expresan a través de determinadas formas demovimientos, deben analizarse a la luz de sus relaciones espaciales, temporales y dinámicas.Además, las técnicas tienen gran importancia, pues identifican los tipos de deportes. Ellasocupan una gran parte de la preparación de los deportistas. Formas de relación de la estructura de la técnica ESTRUCTURA MECÁNICA DE LA TÉCNICA CINEMÁTICA DINÁMICA18 Donskoi y Zatsiorski. Biomecánica de los Ejercicios Físicos. Moscú, 1988. Es un texto redactadocoherentemente, probablemente el de más amplitud en cuanto a temas a tratar, aunque la profundidad de losmismos no es grande. No obstante, ha cumplido su roll como texto básico de la asignatura biomecánica. 35
  • 36. Temporal Espacio - Temporal Espacial De fuerza EnergéticaLas acciones motoras se pueden analizar atendiendo a dos vertientes: Cíclicas, donde lasregularidades que las rigen se repiten constante e invariablemente, y las acíclicas que seclasifican de dos formas: Estables, en las que las acciones técnicas no están sujetas a cambios,y variables, cuando varían atendiendo a una situación determinada.En los movimientos acíclicos la fase preparatoria crea las condiciones para la ejecución optimade la parte principal; después está la parte principal, cuya función radica en la consumación dela tarea motriz, y por último, la parte final que Meinel, 1971 denomina “extinción delmovimiento... y que indica además el tránsito del apogeo dinámico a un estado de reposorelativo”19 .Es necesario además, una valoración adecuada del carácter cinemático, que esta dado por lascaracterísticas espacio - temporales, y su carácter dinámico, concerniente a los esfuerzosparciales de tracción o empuje aplicados durante la acción.Las características temporales muestran la relación entre las fases de los movimientos, así lafase preparatoria es más larga que la fase principal, que es la más escueta y donde se logra elobjetivo general de la acción, mientras que las relaciones espaciales determinan la forma delmovimiento ya que define la ubicación de los puntos fundamentales (pies, caderas, hombros,codos, manos y cabeza) del cuerpo en la medida que ocurre la acción.La adecuada coordinación entre las relaciones temporales y espaciales (articulación espacio –temporal) determina junto a otros factores la velocidad de ejecución, la aceleración y loscambios de ritmo, así como la realización optima de las fases y la acción global de la técnicaen cuestión.Las relaciones dinámicas ayudan a comprender las causas de las variaciones de losmovimientos y están dadas por los fundamentos biológicos que permiten la contracción yrelajación muscular. ( Aspecto energético)19 Meinel K. Didáctica del movimiento. La Habana, 1977. 36
  • 37. Como se ha dicho, la técnica o acción motora es un sistema de movimientos que se expresa ensubsistemas espaciales, que se componen de acciones elementales, Todo ello está organizadoen el tiempo atendiendo a la función que le corresponde y que se derivan del objetivo generalde la acción. “La relación entre estas funciones se conoce como estructura funcional”20.Tendencias pedagógicas a partir del estudio de la estructura de la técnicaSe reconoce que el análisis de la estructura ofrece una recapitulación de las características dela técnica deportiva que proporciona importantes posibilidades operativas para elentrenamiento. En la base del modelo técnico ideal se efectúa la información y porconsiguiente el proceso de aprendizaje del deportistaLas regularidades espaciales ofrecen detalles concernientes a las formas del movimiento,mientras que las regularidades temporales aportan la información acerca del tipo de acción quese aborda. De la articulación dinámico temporal parte el análisis sobre el ajuste de losesfuerzos parciales que van dándole cumplimiento a las tareas de cada acción.El análisis de la división en fases del sistema de movimientos de la estructura en subsistemasespaciales (acciones elementales) y temporales (fases) permite fragmentar la técnica evitandoestropear el carácter de la misma.En judo, el dominio de la técnica, depende de la asimilación del sistema de movimientos quecontiene, y debe tenerse sumo cuidado si se quiere fragmentar con fines metodológicos, paraprever que dicha fragmentación no afecte la continuidad del movimiento ni la transmisión delespíritu del cual es portador.El entrenamiento de subsistemas espaciales por separado sobre la base del conocimiento de lasfunciones, dirección velocidad y otras características concernientes a los mismos estáexpresado en los ejercicios específicos, tan importantes en la preparación de los judokas.Además, el estudio previo de las acciones combativas posibilitará el ajuste de los patronesbásicos a las acciones competitivas, en las que se incluyen ataques directos, accionesdefensivas, contra ataques, ataques combinados y acciones de todo tipo.Aunque es cierto que en determinado momento de la preparación es prioritaria la educación desensaciones que garantizan la asimilación y comprensión de alguna habilidad técnica, como la20 Donskoi y Zatsiorski. Biomecánica de los Ejercicios Físicos. Moscú, 1988. 37
  • 38. de desequilibrar, por ejemplo, más tarde o más temprano el factor energético debeconsiderarse como parte de esa preparación. “Se ha demostrado que los deportistas con unacoordinación motriz mejor entrenada aprenden más de prisa la ejecución técnica exacta, queotros que solo poseen un repertorio gestual y una coordinación motriz restringida”21 .Cuando se utilizan fundamentos teóricos de la estructura en la enseñanza, el ladoneurofisiológico es de gran utilidad en el aprendizaje de las acciones técnicas, porque aportalos puntos de referencia para la autocorrección a través de los mecanismos de retroinformacionde las representaciones somestésicas.En otro sentido, el fisiólogo José Andrés Yáñez22 (Notas de clase de postgrado, 1996) planteala existencia de tres grupos fundamentales de deportes, clasificados a partir del objetivoprincipal del rendimiento. Ellos son deportes con objetivo energético, con objetivo técnico ycon una finalidad táctica.Los energéticos son los conocidos como de tiempo y marca: las carreras, el ciclismo, lanatación, las pesas, los saltos, los lanzamientos, etc. Todos ellos, según el autor citado sondeportes de una sola acción, en los cuales, el objetivo final de rendimiento depende de lamáxima fuerza, rapidez o resistencia asociada a una técnica que posee un alto grado deautomatización.Tienen un fin eminentemente técnico, los deportes de arte competitivo: la composición deGimnasia Rítmica, el clavado, en fin, aquellos cuyo objetivo final de rendimiento se relacionacon el empleo del esfuerzo óptimo en la ejecución de las acciones con un alto grado decomplejidad, variedad y precisión.Los deportes cuyo indicador fundamental es táctico son los de juego y los de combate, dondelas acciones se diferencian por el carácter imprevisto y variable de las condiciones en que se21 Weineck J. Entrenamiento Óptimo. En entrenamiento de la Técnica. Barcelona. Editorial Hispano / europea,1988. Pág. 31222 José Andrés Yáñez: Destacado profesor del Instituto Superior de Cultura Física, con una bastísima experienciaen la dirección del proceso docente, especialmente en el campo de la fisiología, se caracteriza por sintetizar enideas aparentemente simples, profundas enseñanzas, como su poco divulgado, pero muy eficaz clasificacióndeportiva y sus relaciones de oposición entre fatiga y resistencia. 38
  • 39. ejecutan. Los patrones básicos de la técnica se eligen de acuerdo a las condiciones para suaplicación en las diversas situaciones.“La acción táctica es "la combinación significativa, más o menos complicada de los diversosprocesos motores y psíquicos indispensables a la solución de un problema nacido de lasituación del juego y no a la más pequeña operación de la actividad, que podría ser unmovimiento aislado, es decir un proceso puramente motor"23. Las fases de la acción tácticasegún este autor son: percepción de la situación, análisis y respuesta motriz.23 Mahlo Friedrich. La acción táctica del juego. La Habana, 1981. 39
  • 40. 1.2. DISEÑO METODOLÓGICO VIGENTE.Según la concepción teórica que sustenta la formación del judoka cubano, el diseñometodológico descansa en gran medida en la selección d los elementos básicos del judo para eel tachi waza, entiéndase judo desde la posición de pié y para el ne waza. (judo desde laposición de tendido)Así mismo la estructura de la técnica, que según el Programa de Preparación del Deportista es”la división en fases que se realiza en las técnicas de judo, tanto en tachi waza como en newaza”, es considerada como fundamento principal para la selección de los pasosmetodológicos durante la enseñanza de los diferentes elementos técnicos, concretamente lasfases de la acción coinciden con las partes en que se simplifica la técnica para facilitar suasimilación. Por la misma razón es utilizada como referencia para la valoración de la calidadde la ejecución.La estructura de la técnica presenta la misma forma de r lación, tanto para el tachi waza como epara el ne waza e incluye las siguientes fases: desequilibrio, (kuzushi), preparación (tsukuri) yataque. (kake) como se representa en el siguiente esquema: Kuzushi Kake Tiempo Tsukuri Representación de las fases de la estructuraUna de las concepciones más reiteradas acerca del kuzushi o desequilibrio es que “Un judokadesequilibrado es aquel que la línea de acción que parte de su centro de gravedad cae fueradel área de su base de sustentación”24 . Sin embargo, en el Subsistema del Deporte de AltoRendimiento de 1984 se plantea que “es el método utilizado para romper el equilibrio deloponente”, definición que fue retomada más tarde en el Programa de Preparación delDeportista en 1991, donde se agrega al final: “aplicando sobre él, (oponente) fuerzas detracción o empuje”.24 I. Torres. Conferencias mimeografiadas del ISCF, 1979. 40
  • 41. Es también muy conocido el planteamiento de K. Kudo cuando sostiene en su obra “Judo enAcción”. 1987, que un cambio brusco en la dirección del desplazamiento o el carácter delmovimiento produce el desequilibrio psicológico, cuyo efecto es equivalente al desequilibriofísico.Según el Manual del árbitro de la Federación Internacional de Judo, 1998. “Kuzushi se llamacuando se lleva al cuerpo del oponente a una posición inestable o de desequilibrio. Kuzushi selleva a cabo en algunas de las formas básicas – ya sea empujando o tirando del oponente. Hayocho formas básicas de romper el equilibrio25 ”.En el mencionado Manual, al referirse al tsukuri se plantea que “es u término usado para ndenotar el momento y la posición que existe cuando se ha roto el equilibrio del oponente demanera tal que es fácil aplicar la proyección, mientras que al mismo tiempo uno se hacolocado en la ubicación correcta para proyectar”. Por otra parte, según el Programa dePreparación del Deportista, se trata del inicio de la proyección; mientras que el kake es la“proyección hasta abajo”.Finalmente al considerar el kake o parte principal, son tenidas en cuenta las reflexionesexpresadas en el Manual internacional del árbitro de Judo: “el término japonés que denota lareal aplicación o fase de entrada de una técnica. Por lo tanto, se refiere al hecho de que se haaplicado una técnica de proyección en el mismo momento en que se ha roto el equilibrio deloponente y se ha creado también la posición correcta para cada uno. De esta manera, tsukuri ykake no son movimientos separados, sino que son movimientos continuos y deben llevarse acabo simultáneamente. Si esto no ocurre de esta forma continua, ni siquiera se puedecomenzar a considerar la efectividad de la técnica. Los aspectos más importantes de la técnicason siempre la forma y los tiempos en que esta se aplica”.Habiendo descrito los detalles correspondientes al papel de la estructura de la técnica, esoportuno presentar las particularidades concernientes a los elementos básicos, cuyo modo deselección hace más fehaciente el criterio de fragmentación de la estructura, cuando las fasesantes mencionadas son simplificadas para dar lugar a los mismos.25 Manual del Árbitro de Judo de la Federación Internacional de Judo, 1988. UPJ. En los tres casos en que se hacemención al mencionado Manual, la cita se encuentra en la página 129. 41
  • 42. Los elementos básicos son entendidos como una condición metodológica ineludible paraabordar todas las formas de proyección y control; se estudian con mayor especificidaddurante la iniciación, pues son una condición para asimilar e sistema de elementos técnicos lpropios del judo. Además, son en todas las acciones fundamentos de la ejecución y punto dereferencia para la corrección de errores.Para una mejor comprensión del papel de los elementos básicos en tachi waza se presenta unabreve explicación de cada uno:En el judo desde de la posición de pié, (tachi waza) los elementos básicos tienen su origen apartir de la fragmentación de la estructura de la técnica como muestra el esquema. Se trata deesas fracciones temporales (momentos) a las que se le ha atribuido un papel rector en elproceso de formación y preparación del judoka. Se considera que cada una de esas partes de laestructura tiene un valor metodológico, que no se limita al estudio de los movimientostécnicos en particular, sino que además constituyen en forma aislada, eslabones del proceso deiniciación. 5.DESEQUILIBRIO 4.DESPLAZAMIENTO 6.MOMENTO 3.AGARRE 7.ATAQUE 2.POSTURA 8.PROYECCIÓN 1.SALUDO 9.CAÍDA Concepción de la fragmentación de la estructura de la técnica.En este sentido, tanto Ibrahín Torres como Andrés Kolychkine, 1988, comparten la mismaopinión, la cual se ha mantenido como soporte didáctico de todos los diseños de preparaciónen judo elaborados en el país o en cualquier otro documento.Saludo (rei)Expresión de respeto y cortesía en relación al oponente.Postura (shisei)“Son las posiciones que adopta el cuerpo del practicante en la competencia o en la práctica deljudo arriba”. 42
  • 43. Existen dos postura consideradas como fundamentales, ellas son: shizen tai y jigo tai. SegúnKazuzo Kudo, la forma natural shizen tai es prioritaria, esta consiste en separar los pies alancho de los hombros mientras que las cinturas pélvica y escapular mantienen sus ladosderecho e izquierdo a la misma altura, de manera que el peso del cuerpo descanseequitativamente sobre ambos pies, la vista al frente como mirando a un punto lejano, se debeconcentrar toda la fuerza en la parte inferior del abdomen, mientras el resto del cuerpopermanece relajado, además se complementa con una gran concentración y una actitud alerta.La forma Jigo Tai se diferencia de la anterior en que las piernas van más separadas, las rodillasflexionadas, lo mismo que el tronco, ligeramente flexionado al frente, lo que ayuda a lograrmayor estabilidad. Ambas posturas pueden ser derecha o izquierda atendiendo al pie que seadelanta.Agarre (kumi kata)“Es la forma de sujetar el judogi del oponente para con ello realizar los esfuerzos”.Desplazamiento (tai sabaki)“Son los movimientos de avance, retroceso, etc. Que realiza el cuerpo del judoka sobre lasuperficie del tatami, ocupando sucesivas posiciones en relación con el oponente”.Desequilibrio (kuzushi)“Es el método utilizado para romper el equilibrio del oponente aplicando sobre él, fuerzas detracción o empuje”.Momento (kikai)Es el intervalo de tiempo en el cual debe aplicarse el ataque cuando el oponente se desplaza;para que la técnica aplicada logre la proyección del mismo. Existe el criterio de que según lasucesión en que se presentan los elementos básicos en la secuencia didácticaconvencionalmente establecida, en las proyecciones sin desplazamiento el momento estádespués del desequilibrio y en aquellas que se ejecutan con desplazamiento se encuentra antes.Además, se pueden señalar dos formas principales del momento: Uno que se da comoresultado de situaciones particulares en que no está presente la fuerza denominado ikioi y otroque depende de la aplicación de vectores de fuerza y que es conocido como hazumi. 43
  • 44. Ataque (kake)Se destaca la importancia del tsukuri para lograr el objetivo del kake, (la proyección) aunqueno se define explícitamente todos sabemos que el kake es la parte principal de las técnicas deproyección.Proyección (nage)“Son las formas de arrojar al oponente contra el tatami con ímpetu y fuerza”.Caída (ukemi)“Son los medios que tiene un practicante para salvar los riesgos de lesiones cuando es arrojadopor su oponente”.Para una mejor comprensión del modo de articulación entre los elementos básicos y laestructura de la técnica, obsérvese el siguiente esquema: Modo de articulación de las fases y los elementos básicos. Tomado del programa de preparación del deportista. Ejecuciones sin desplazamientos Ejecuciones con desplazamientos Fases Elementos Básicos Fases Elementos Básicos Postura Postura Agarre Agarre Preparatoria Preparatoria Desplazamiento Desplazamiento Desequilibrio Momento Momento DesequilibrioPrincipal Principal Ataque Ataque Proyección ProyecciónFinal Final Caída CaídaNótese que la única diferencia entre una y otra situación está en los cambios de posición quese producen entre el momento y el desequilibrio, lo que responde a las concepcionesplanteadas. 44
  • 45. En cambio, aunque es la disposición estructural es la misma para el judo desde la posición detendido, (ne waza) la selección de los elementos básicos se fundamenta en otras razones noexplicadas concretamente, pero se infiere que se trata de aquellos elementos técnicos másreiterados e “importantes” de esta forma de la actividad. Debe agregarse además, que seencuentran clasificados en ofensivos y defensivos NE WAZA OFENSIVOS DEFENSIVOS Control Flotación Momento Giro Separación Obstaculización Elementos básicos del judo en ne wazaA continuación se explica cada uno de ellos en forma particular:Control (osae)Forma de controlar al contendiente específicamente en el judo al suelo, que puede presentarsecomo inmovilización, luxación (únicamente sobre la articulación del codo) o estrangulación;la que a su vez puede ser sanguínea, si obstruye el flujo de sangre hacia el cerebro al oprimirlas arterias carótidas, o respiratoria, cuando actúa directamente sobre la traquea impidiendo ellibre tránsito de aire hacia los pulmones.Flotación (uki)Acción de pasar de un control a otro manteniendo el contacto. (entiéndase la relación estrechay de aplastamiento contra el oponente o la pareja de estudio) Según el Programa dePreparación del Deportista es “la posibilidad que se presenta de poder variar a uno u otro deloponente aplicándole controles iguales o diversos”.Momento Kikai)“Es un intervalo de tiempo corto en el cual debe realizarse diversos efectos, que pueden ser:controlar, luxar y estrangular, cuando el oponente flota sobre la superficie del tatami”.Giro (Maware) 45
  • 46. “Son las acciones que realiza el que está controlado, moviendo su cuerpo de izquierda aderecha y viceversa para romper el control que le hayan aplicado”.Separación (Wakare)“Son las acciones de avance, retroceso, empuje deslizamiento, etc. que ejecuta el controladopara alejarse del que lo controla”.Obstaculización (samatageru)“Son las obstrucciones que realiza el que está controlado con sus manos, brazos, piernas,rodillas, pies, etc. Para evitar que lo controlen”.La relación de los elementos básicos con la estructura en el ne waza se expresa de maneradiferente a como ocurre en tachi waza. Las fases primera y segunda se limitan a describir losmovimientos de la forma siguiente:♦ Parte preparatoria, posición del tori (sujeto de la acción) con respecto al uke (objeto de la acción).♦ Parte principal, partes del cuerpo del tori para controlar a uke.♦ La parte final no es descriptiva, sino más bien cualitativa, ella es la eficiencia del control.Otro soporte del modelo didáctico de la formación del judoka está dado por el criterio de“técnicas rectoras”, concepción muy utilizada al programar el proceso enseñanza del judo. Lastécnicas rectoras son el resultado de una investigación conjunta realizada por el Dr.Kolychkine y el Lic. Conrrado Martínez ex profesor de la cátedra de Biomecánica del ISCF.Ellos tomaron de cada grupo afín, el patrón que en su estructura funcional, presentara la mayorcantidad de movimientos elementales comunes a todas las acciones y, la propusieron comoprimera de ese grupo para el aprendizaje, de manera que pudiera optimizarse el proceso deenseñanza, al aprovechar al máximo, el fenómeno neurofisiológico de la transferencia dehábitos.A partir de todos estos criterios se elabora el programa de grados kyu, que viene siendo elmodelo curricular de organización del contenido a partir del cual se orienta el trabajo con losprincipiantes, este programa incluye además de lo planteado, las formas de c ontra ataques y 46
  • 47. ataques combinados, así como otras habilidades complementarias, para tener una idea másclara de lo que es un programa de este tipo, es preciso el siguiente comentario.Los niveles kyu originalmente no eran representados en el color de la c como ocurre en la intaactualidad, los niveles desde sexto hasta primer kyu, eran considerados pasos o eslabones delos neófitos, (en Japón continúa siendo así) donde el practicante se está preparando paraadentrarse en el mundo del Judo, en toda esta etapa hasta el cuarto kyu, el color de la cinta erablanco, durante el tercero, segundo y primer kyu, era marrón, período en el cual los novatoseran llamados irónicamente “campeones”. En esta etapa, los practicantes consideran que hanaprendido todo cuando realmente están a punto de comenzar a comprender.Después del primer kyu, viene el primer Dan, los grados Dan si representan un progresosignificativo en la comprensión cabal del Judo y pueden llegar hasta el décimo, sin embargo,hasta el tercer Dan se es un judousiajki o practicante de Judo. La condición de judoka seobtiene después del cuarto Dan.Volviendo a los niveles kyu, la aparición de los colores actuales tiene su origen en lasadaptaciones efectuadas por Mikonosuke Kawaishí en su estrategia por insertar el Judo en lacultura occidental. Obsérvese el siguiente esquema: NIVELES Y GRADOS COLOR DEL OBI (CINTA) 6to. Rokukyu Blanco Niveles Kyu 5to. Gokyu Amarillo 4to. Yonkyu Naranja 3er. Sankyu Verde 2do Nikyu Azul 1er. Ikkyu Marrón 1ro. Shodan Negro 2do. Nidan Negro 3ro. Sandan Negro 4to. Yodan Negro Grados Dan 5to. Godan Negro 6to. Rokudan Blanco y Rojo o Negro 7mo. Shichidan Blanco y Rojo o Negro 8vo. Hachidan Blanco y Rojo o Negro 9no. Kudan Rojo o Negro 10mo. Judan Rojo o Negro 47
  • 48. Nótese cómo en la medida en que se progresa, los niveles kyu presentan un ordendescendente; después, al comenzar en los grados Dan, el orden es ascendente, lo que simbolizael verdadero progreso. Es como si la ignorancia se representara de la misma forma que lasabiduría, pero en sentido inverso.En Cuba el programa de grados kyu, es un documento anexo al Programa de Preparación delDeportista, en el mismo se orienta el contenido a impartir a los practicantes, según el nivelalcanzado, estos niveles están representados por el color de la cinta, del modo en quepopularmente se le conocen.Obsérvese en anexo # 1, el esquema que muestra la versión más actualizada del programa degrados kyu elaborado por el colectivo técnico nacional, oído el parecer de destacadosespecialistas de dentro y fuera del país.Es sobre la base de estas concepciones, donde descansa el cuerpo teórico del proceso deformación y preparación de los judokas cuba 48
  • 49. 1.3. ANÁLISIS CRÍTICO DEL DISEÑO METDOLÓGICO VIGENTEYa en la tesis de Maestría del autor en 1997 se planteaba que en las competencias de primeracategoría se aprecia un bajo por ciento de efectividad, falta de estabilidad y coordinación y,una forma mecánica de conducir el combate. Hoy, el colectivo técnico nacional, encabezadopor el presidente de la Federación Cubana de Judo y los entrenadores de los equiposnacionales reconocen el bajo nivel de preparación técnico táctica con que ingresan los atletas alas selecciones nacionales y es consenso general, que el dominio pleno de las habilidades, elautocontrol, la creatividad, y muchas de las competencias propias de la maestría deportiva,constituye un problema para los judokas cubanos.Para mejorar esta situación, entre las medidas tomadas se ha instrumentado un nuevoprograma de grados kyu. Sin embargo, este hecho podría tener sus orígenes no sólo en laselección del contenido, sino en la relación de este, con el procedimiento metodológico que seaplica; en el sistema de evaluación a los profesores o en la combinación de las causasmencionadas. Por nuestra parte, preferimos profundizar en el estudio del cuerpo teórico de lametodología que respalda el proceso de formación y preparación técnico - táctica de losjudokas.En primer lugar p artimos del análisis de la estructura de la técnica, ya que según la concepciónvigente, ella es la base de la selección de los elementos básicos del judo, los que a su vezconstituyen el soporte metodológico indispensable en la formación del judoka.Como se puede apreciar, la creencia de que la estructura es la división en fases de las técnicasde judo, no solo incluye a las fases componentes de la acción sino incluso a los elementosbásicos que, según esta concepción la conforman. Este punto de vista ofrece una visión de laestructura que se limita a su disposición temporal, ignorando sus relaciones espaciales ydinámicas. Lo cual induce a creer que se trata de una adición de movimientos, Este enfoqueequivale a reducir la estructura de la técnica en Judo de un sistema de complejidad dinámica, auna sucesión de detalle.Hasta el año 1989, la disposición estructural era como sigue:Tsukuri (preparación)Kake (ataque)Nage (Proyección o parte final) 49
  • 50. Esta forma fue sometida al análisis y desestimada por el autor de esta investigación en sumomento, cuando planteó que el nage o la proyección es el objetivo de las técnicas de este tipoy, por tanto es la tarea de la parte principal de estos movimientos. Además, no es extensiva alne waza, donde evidentemente no existen las proyecciones.Aunque en el modelo vigente este detalle ha sido rectificado, se mantienen tres fases:desequilibrio, (kuzushi) preparación (tsukuri) y ataque (kake).La concepción primaria y la actual resultan muy abstractas, porque se fundamentanúnicamente en la relación temporal, pero incluso en esta forma de relación, existe un error alseparar el desequilibrio de la preparación porque según la teoría de los movimientos acíclicos,la parte preparatoria crea las condiciones para la ejecución de la parte principal, donde se le dacumplimiento al objetivo de la acción, siendo así y, teniendo en cuenta la función de kuzushi,lo mismo que la colocación, entendida esta como las variaciones de la posición que identificana los movimientos preparatorios, se encuentran en la misma relación temporal. (fasepreparatoria)Por otra parte, el hecho de valorar la estructura como una mera sucesión de las fases, impideapreciar que para el caso, la suma de las partes no es igual al todo. Para comprendercabalmente el papel de la estructura en el proceso de formación del judoka deben considerarselas formas de relación entre de dichas partes. Estos importantes detalles de las cienciasauxiliares no se han tenido en cuenta concienzudamente, observe que el ne waza no presentaningún respaldo estructural para la selección de los elementos básicos y las fases que seseñalan presentan insuficiencias tales como:La primera se refiere a una determinada posición, luego si no existe movimiento, no tiene casohablar de relaciones temporales, solo cabría mencionar la disposición espacial de que se trate.La aplicación plena del control, declarada como la parte principal pudiera abarcar todosaquellos movimientos que identifican la acción en cuestión, ignorando que algunas de lasfunciones de la técnica podrían constituir tareas de la parte preparatoria, como la de situar lospuntos de apoyo por así decir.La parte final, reconocida como la eficiencia del control, evidentemente refiere apenas unavaloración cualitativa del resultado de la aplicación del control. 50
  • 51. Si las acciones defensivas han sido excluidas de aquellas que se considera que al menospresentan una forma de estructura, y no se habla en las orientaciones metodológicas por lomenos acerca de la fusión de fases en acciones poliestructuradas, dejando de esta formavirtualmente a los contra ataques y ataques combinados sin una referencia para el aprendizaje,evidentemente que la concepción actual no es suficientemente abarcadora de todas lasacciones, ni de cada una de las innumerables técnicas por aprender, sino que se limitaexclusivamente a los ataques directos de tachi waza y de ne waza, no puede plantearseentonces que existe una concepción sistémica que incluya ambas formas de la actividadPor otra parte, es contradictorio que si la base de la selección de los elementos básicos es laestructura de la técnica, la cual tiene lugar a partir de la acción del tori, (ejecutante) se incluyatambién a las evoluciones que sufre el objeto, (uke) y no se centre mayormente la atención enel tori, que es a fin de cuentas, el sujeto de la acción.Asimismo, la creencia de que los elementos básicos en tachi waza, son fragmentos de laestructura es contradictoria con la esencia del diseño didáctico actual, pues de esta forma es laestructura de la técnica la que da lugar a los elementos básicos y se niega que las accionestécnicas son el resultado de la interrelación entre ellos. Además, se niega también launiversalidad de los mismos, al limitar su manifestación a determinados momentos de lasfases de los movimientos técnicos. Nótese que a pesar de que la estabilidad es condiciónineludible de la acción, la postura está limitada a una pequeña parte de la fase preparatoria, lomismo que el agarre y el desplazamiento, tres entidades que por definición, son una condicióna lo largo de toda la acciónEs cierto que las condiciones en ne waza son diferentes a las de tachi waza, pero también escriterio de la mayoría que ese detalle no es esencial, ya que realmente se trata de lo mismo. Elpropio Kazuzo Kudo, sostiene que “las proyecciones y las técnicas de control son taninseparables como las partes componentes del tren de rodamiento de cualquier vehículo.Trabajan juntas ayudándose mutuamente para decidir la victoria o la derrota”26 . Jigoro Kano y26 Kazuzo Kudo, 9no. Dan .Judo en Acción. 1987 . “Judo en Acción”, consta de dos tomos, a pesar de suslimitaciones en el orden didáctico y excesiva descripción de los elementos técnicos, esta obra es una de las mássignificativas del judo, no solo en Cuba, también en el resto de América y en Europa. Por muchos años, esta obraha sido considerada como texto básico en cursos de pregrado y, material de consulta para estudiantes de laespecialidad y otros cursos de post grado. 51
  • 52. colaboradores plantean: “nosotros estamos convencidos que las técnicas de luxación y deestrangulación (que son formas del katame waza) son utilizadas frecuentemente en randori(práctica libre) y shiai, (combate) porque existe entre ellas y las técnicas de proyección unacerrada relación27”.Debe tenerse en cuenta además, que la ausencia de una definición concreta de elementosbásicos, no permite comprender con exactitud cual es la verdadera fundamentación de losmismos, y su función en el proceso, destacándose como rasgo común, la importancia quetodos le confieren, incluyendo al autor de esta investigación.Andrés Kolychkine,1988 plantea que son puntos del volteo, (refiriéndose a los que se derivande las técnicas de proyección) en este sentido, no se diferencia de las versiones editadas en elprograma de preparación del deportista. Sin embargo, él solo reconoce en tachi waza a lapostura, al agarre, al desplazamiento, al desequilibrio y a la caída. Mientras que en el ne wazasustituye a la caída por el “contacto”, (relación muy estrecha a mantener con el contendiente)como condición de todas las acciones y operaciones del judo al suelo.A pesar de este enfoque, Kolychkine no concretó una definición de elementos básicos, eincluyó al uke como protagonista de la acción y no como objeto de la misma, tambiénfundamentó la selección de los elementos básicos en ne waza en otras razones ajenas a las queaniman este proceso en tachi waza.Estas insuficiencias invitan a la reflexión acerca de la validez de los elementos básicosseleccionados y su repercusión en el proceso de enseñanza - aprendizaje del judo.En el modelo vigente, según la continuidad del proceso después de los elementos básicosdeben abordarse las técnicas rectoras. Sin embargo, aunque podrían ser eslabonessignificativos al organizar el contenido, en ninguno de los documentos didácticos se ha sidoconsecuente con este criterio; las investigaciones demuestran que no se posee suficienteinformación acerca de cuáles son realmente estas técnicas, ni cual es el orden entre ellas, loque permite comprender que en este sentido, el proceso no es totalmente efectivo.27 Ilustrated Judo Kodo kan / Jigoro Kano... [Et Al] -- Tokyo Japan: Publised by Kodansha, 1955. 52
  • 53. Al abordar directamente las diferentes formas de proyección y control se nota que la ausenciade un objetivo general y de objetivos parciales formulados explícitamente, tiene unarepercusión muy marcada en la aún insuficiente sistematicidad del proceso, pues impideestructurar más claramente, el contenido y determinar tanto los procedimientos deorganización como los métodos de aprendizaje de las formas de proyección y control.Si se acepta que el judo es un deporte cuyo objetivo es táctico, es evidente que este aspectodebe condicionar el carácter del contenido, por ello es contradictorio que la organización delas habilidades del judo se imite a la selección de un conjunto de técnicas, distribuidas según llos niveles ya mencionados. En primer lugar, con este procedimiento no están claras lasrelaciones técnicas y didácticas entre las acciones a asimilar, ni entre los diferentes niveles delproceso de asimilación del contenido. Parece tratarse solo del aprendizaje de un númerodeterminado de elementos técnicos, y no de la educación del pensamiento táctico a través delaprendizaje y entrenamiento de las acciones técnicas.El lado cuantitativo en la selección y organización del contenido, tiene una determinadaimportancia, pero se ignora que el fundamento metodológico del proceso parte de la acción declasificar y agrupar convenientemente las acciones tácticas, las cuales constituyen sin dudaslos puntos de referencia más importantes y más consecuentes en relación con el carácter deljudo.En opinión del autor, lo que más se aleja del carácter sistémico del contenido está en eldivorcio entre tachi waza y ne waza, a pesar de que la disposición estructural es la misma(kusuchi, kusure kake) para ambas formas de la actividad. Téngase en cuenta que loselementos básicos constituyen el soporte del proceso metodológico de enseñanza -aprendizaje, si es así y existe un grupo diferente de elementos básicos para cada una de laspartes mencionadas, se debe convenir en que existen dos procesos independientes dentro de unsolo deporte.Por otra parte, los patrones escogidos para derivar los elementos básicos pertenecen solo a lasformas de ataques directos, tanto en tachi como en ne waza, lo cual no permite apreciarexplícitamente el fundamento metodológico del campo táctico defensivo.Haciendo un análisis más particular del programa, se intuye que los estados progresivos a losque se aspira en el desarrollo del proceso, están en los diferentes niveles de grados kyu, pero 53
  • 54. no están expresados en término de objetivos y como no se aprecia concretamente unasistematización del contenido, tampoco es posible aplicar un procedimiento de derivación deobjetivos a corto plazo dentro de los distintos niveles.A los elementos básicos, que según se afirma son el fundamento del proceso, se le ha dadosolo un total de cuatro meses para que junto a otras once técnicas de proyección y control,sean asimilados por los practicantes, en un proceso que se extiende por más de cinco años.Es también significativo que no se tengan en cuenta las técnicas de defensa en el tachi waza, yen el ne waza solo se planteen las defensas y salidas de las formas de control. Que los virajes,a pesar de ser una forma concreta de ataque y que además gozan de gran actualidad, seanconsiderados como habilidades complementarias.Llama la atención el hecho de que la reproducción como proyección del contenido seencuentre más concentrada en los últimos dos niveles del programa de grados kyu, ya que sise quiere plantear que los practicantes van a reproducir los elementos técnicos conocidos, escontradictorio con la teoría del proceso de asimilación del contenido, según la caracterizaciónpropuesta por Nina Talízina, 1987, pues la reproducción corresponde al segundo nivel deasimilación y, se supone que a esas alturas, ya deben estar aptos para producir y aplicar losconocimientos y habilidades adquiridos.Estas observaciones cuestionan profundamente el diseño metodológico actual, y abren unespacio a la necesidad de modificarlo o crear un nuevo enfoque que satisfaga las exigenciasactuales.Conclusiones parciales.• La concepción actual sobre la función de la estructura de las acciones no es totalmente abarcadora, pues no asume todos los aspectos que se le atribuyen en el diseño metodológico vigente.• La falta de una definición clara de los elementos básicos, impide la selección adecuada de los mismos y limita su función como fundamentos del proceso de enseñanza - aprendizaje.• El modelo vigente expuesto en el Programa de Preparación del Deportista y en el Programa de Grados kyu, no posee toda la sistematicidad que demanda el complejo universo del Judo. 54
  • 55. 55
  • 56. 2.1. LA ESTRUCTURA DE LA TÉCNICACon este análisis se pretende resaltar y ampliar con nuevos puntos de vistas el valor didácticode la estructura de la técnica en judo, así como demostrar la necesidad de reconocer todos losmodos de relación de la misma, a la luz de una nueva concepción.La utilización del vídeo permitió obtener informaciones muy importantes. Entre otras, semidió la duración de las fases, pudiéndose determinar que la parte preparatoria de las accionesoscila entre 40 y 70 por ciento del tiempo total, mientras que la duración de la parte principalpuede ser desde el 15 al 30 por ciento, esta variabilidad tan amplia está dada por la grandiversidad de las estructuras de las formas escogidas, no obstante este resultado coincide conlo enunciado por K. Meinel (1971), acerca de las características de las fases en losmovimientos acíclicos.Por otra parte, se pudieron determinar los subsistemas de movimientos que componen lasacciones, así como su ubicación en el tiempo, como se aprecia en el siguiente esquema queilustra la estructura funcional del tai otoshi.Teniendo en cuenta estos elementos, y partiendo de la idea de que “la estructura de un sistemade movimientos no es más que las leyes más formadas y determinadas por la interacción desus elementos (subsistemas)”28 , no es posible sostener que la estructura equivale a la suma delas partes o, a la división de las fases como se plantea en el diseño actual. No puedeatribuírsele todo el valor didáctico que se espera a los fragmentos que se obtienen de una“división” convencional, donde no se h tenido en cuenta, todas las otras formas de relación, ani tampoco los momentos de inicio y fin de las fases y la fusión entre las mismas.28 Donskoi y Zatziorski. Biomecánica de los Ejercicios Físicos. Moscú, 1988 pp. 149 56
  • 57. PARTE PREPARATORIA PARTE PRINCIPALCOLOCACION PROYECCIONDESEQUILIBRIO( A c e l e r a c i ó n ) Brazo izq.(E l e v a c i ó n ) ( Empuje ) Brazo der. Elementales Acciones( Torsión ) (Flexión – Torsión) Tronco( Torsión ) Caderas( Apoyo ) (Colo Orient. Flexión ) ( E x t e n s i ó n ) Pierna der.( C o l o c a c i ó n ) (Orientac. – Flexión ) ( Extensión) Pierna izq. División de movimientos (tai otoshi, derecha) en subsistemas espaciales (acciones elementales) y temporales (fases)La disposición temporal del sistema de movimientos tai otoshi se compone de dos fases:preparatoria y de ataque, o parte principal. La articulación temporal contiene las accioneselementales que ejecutan los segmentos corporales; los mismos se seleccionan atendiendo a lasignificación que tiene su función y pueden variar en dependencia de la técnica que se analice.En esta técnica, los miembros superiores, derecho e i quierdo, el tronco y las caderas, por sus zdesplazamientos, son determinantes en la parte preparatoria. Además entre el tronco y lascaderas se encuentra el centro de gravedad de ahí la importancia del análisis de susmovimientos. También los miembros inferiores, izquierdo y derecho, que constituyen lospuntos de apoyo con los que cuenta el sistema, son reflejados en el esquema.A través de una valoración independiente de cada subsistema elemental se puede obtener unacaracterización funcional - temporal de la acción, que ha sido reflejada en este esquema.El brazo izquierdo tiene la función de acelerar a partir de un halón que se extiende a lo largode la acción. El brazo derecho inicialmente debe elevar y en un determinado instante de laparte preparatoria se produce un cambio de función, pasando a empujar casi hasta terminar laacción. El tronco se tuerce a lo largo de la parte preparatoria y continúa con doble función detorsión y flexión en la parte principal hasta el final de la acción. En la cadera encontramos aligual que en el tronco, la función de torsión, pero limitada en el tiempo hasta donde concluyela elevación que realiza el brazo derecho. Coinciden también en el mismo intervalo de tiempo,la pierna izquierda con la función de colocación y la pierna derecha cuya tarea es el apoyo; enlo adelante la pierna izquierda deberá realizar apoyo y flexión mientras que la pierna derecha 57
  • 58. ejecuta colocación, orientación y flexión. Estas tareas se extienden hasta el principio de laparte principal, durante la cual ambos tienen la función de extensión.A simple vista se pueden situar dos fases en esta acción (preparación y ataque o parteprincipal), y a su vez la primera fase incluye dos subsistemas de movimientos que coincidenen una gran parte del tiempo (desequilibrio y colocación).Existe un subsistema determinado por la coincidencia en duración de los movimientos delbrazo derecho, (elevación) brazo izquierdo, (halón) tronco y caderas, (torsión) piernaizquierda, (colocación) y pierna derecha (apoyo) Este subsistema tiene como objetivo eldesequilibrio y se encuentra en la parte preparatoria.Casi simultáneamente, pero un poco más extenso está otro subsistema que tiene como objetivola colocación, compuesta por los movimientos del brazo izquierdo, (halón) brazo derecho,(empuje) tronco, (torsión) pierna izquierda, (apoyo y flexión) y pierna derecha. (colocación,orientación y flexión).De los subsistemas desequilibrio y colocación esta compuesta la fase preparatoria, que tienecomo objetivo la preparación optima para el cumplimiento de la parte principal.La segunda fase está constituida por el subsistema integrado por el brazo izquierdo, (halón)brazo derecho, (empuje) tronco, (flexión y torsión) pierna izquierda y pierna derecha,(extensión) la función de este subsistema da cumplimiento al objetivo principal del sistema: laproyección.El tai otoshi se incluye en el grupo de las técnicas de brazo, porque la acción dependefundamentalmente del trabajo de los mismos. Nótese como la función de ambos continúa en eltiempo aunque se produzca un tránsito hacia una nueva fase y, lo mismo ocurre con el tronco.Obviamente, si durante el aprendizaje de este subsistema de movimientos, se descompone endesequilibrio y preparación, se produce en el practicante una concepción fragmentada de unaacción que debe distinguirse por su fluidez y, por otro lado no queda claro que el desequilibrioes también resultado de la acción preparatoria.Esta observación permite comprender que no siempre las fases kuzushi, tsukuri y kakecoinciden con las partes en que se divide la técnica para el aprendizaje. 58
  • 59. En la observación aplicada se nota que esta forma de relación entre las fases no es común paratodos los movimientos del judo arriba, lo que evidencia que cada elemento técnico tiene supropia forma de simplificación, a pesar de que el patrón estructural sea el mismo.No se trata de negar la importancia de la fragmentación temporal de las acciones máscomplejas para mayor eficacia del proceso didáctico, lo que se quiere hacer notar es que laarticulación temporal no es la única a tenerse en cuenta, la misma estructura funcionalconstituye una referencia más efectiva que ha sido demostrada en otros trabajos como el de T.Fung y el autor de este informe, titulado “Sistematización de las aciones deportivas a partir dela estructura de la técnica” y premiado en el Congreso Pedagogía 94´. En el mismo se explicala importancia del dominio de los movimientos elementales como condición previa paralograr, a través de la relación entre estos, la asimilación y comprensión más eficientes deacciones de mayor complejidad.Además, según la observación aplicada a las clases tanto de principiantes como de expertos, seaprecia sobre todo en los primeros, que los profesores usan mayormente términos queresponden a las relaciones temporales de la estructura, tratando de ser consecuente con lospostulados del modelo teórico vigente, pero cuando corrigen los defectos de sus alumnos,hacen mayor énfasis en la forma de las acciones porque a fin de cuentas es lo más concreto yasequible; es decir, en las relaciones espaciales de la estructura. Espaciales Temporales Espacio – Dinámicas Funcionales temporales Explicación 22% 61% 6% 11%Principiantes Reacción 72% 2% 3% 11% 12% Explicación 6% 18% 31% 26% 19%Expertos Reacción 32% 3% 46% 16% 3%En el entrenamiento de los expertos, que dominan mucho mejor la forma y cuyo objetivo es elrendimiento, el entrenador explica apoyado en una mayor gama de términos, dado también elmayor nivel intelectual. En cuanto a las relaciones temporales hay que decir, que la mayorparte de ellas, tanto en la explicación como en la reacción de los profesores, corresponde aclases de formación docente, donde se pretende hacer comprender a los estudiantes elfundamento metodológico del modelo vigente. 59
  • 60. Se observa además un mayor énfasis en lo relacionado con la velocidad y la fuerza, ello sedebe a que se le atribuye a estos aspectos la base de la efectividad. Sin embargo, aun no esposible escapar de la necesidad de apoyarse en la forma de los movimientos para corregir lasacciones.De este modo se evidencia la necesidad de apoyarse en otras formas de relación de laestructura. Estas consideraciones, se unen a la convicción de que siempre que haymovimiento, ocurre en una relación entre espacio y tiempo, a partir de una causa que loorigina; todo lo cual permite comprender más claramente el aspecto teórico de la estructura dela técnica, como fundamento del proceso tanto para las acciones ofensivas, como paracualquier acción que se realice en Judo.Obsérvese detenidamente el esquema anterior de la estructura funcional y advierta cómo lapostura, el agarre y los modos de desplazamientos son una condición tanto en los movimientossimples, como en los subsistemas de movimientos, como en toda la acción, y no de una fasedeterminada.La acción para desequilibrar es todo un subsistema de movimientos, que comienza en la partepreparatoria y pueden extenderse hasta la parte principal, lo que niega su condición defragmento en la fase preparatoria.El momento no tiene lugar en ninguna de las fases ni en los grupos de movimientos delsistema que conforma la acción técnica. El subsistema de movimientos del cual depende laproyección, es toda una fase y no un simple fragmento de la parte principal. Y finalmente, lacaída no tiene lugar en el sistema de movimientos de la acción, porque el sujeto de referenciaes el ejecutante y no el que se presta para la ejecución.Este análisis hace vulnerable las concepciones actuales acerca de los elementos básicos, perobien podría ser un punto de vista diferente para un mismo asunto, de ahí la importancia dehallar una concepción que responda al lugar que se les otorga en el diseño didáctico actual.Por otra parte, nos hemos apoyado en un enfoque técnico, en el sentido de que solo se hatenido en cuenta la estructura de la acción técnica, lo cual no se ajusta a la afirmación de queel judo es un deporte cuya finalidad es táctica. Sin embargo, ¿Sería posible encontrar unadefinición y selección de los elementos básicos que cumpla con esas condiciones?. 60
  • 61. Conclusiones parciales• El análisis de las relaciones funcionales de la estructura y la observación de la actividad práctica de los profesores, permiten comprender que en realidad existe un desempeño más profundo con la estructura de las acciones que el que se fundamenta en las concepciones teóricas del diseño metodológico vigente. 61
  • 62. 2.2. ELEMENTOS BÁSICOS DEL JUDOEn este epígrafe se expone el análisis de los elementos básicos del Judo, con el fin de precisar,tanto su definición como sus propiedades. Asimismo, se defiende y demuestra la idea de queno todos los elementos que en el actual modelo son considerados “básicos”, pertenecen a estacategoría, sino solo la postura, el agarre y el desplazamiento.Uno de los objetivos de las entrevistas aplicadas, estaba dirigido a comprobar si existe unadefinición de elementos básicos que permita sostener un análisis crítico del tema. En estesentido el 100% se apoya en la importancia de los elementos básicos para definirlo, mientrasque el 89 % hace énfasis en su carácter general para todas las acciones del judo. El 96%sostiene que son movimientos de estructura simple y el 91% que resultan relativamenteaccesibles para los principiantes.Nótese que no es n ecesario un análisis estadístico complejo para comprobar que los profesorestienen una opinión bastante homogénea. Entre sus criterios y los documentos oficialesconocidos existe una gran coincidencia. Estos importantes señalamientos caracterizan a loselementos básicos, y por tanto lo definen intencionalmente, pero esta definición escontradictoria con la totalidad de los elementos propuestos en el concepto determinado,porque no todos los elementos básicos planteados presentan estas propiedades.No obstante, aprovechando estos resultados puede haber un acercamiento hacia nuestroobjetivo. Es decir, se utilizaron las mismas propiedades que se le atribuyen en el modelometodológico vigente, para arribar a la siguiente caracterización: 62
  • 63. Son de estructura simple Las estructuras de los elementos básicos son simples, en el sentido deque se trata de la forma más elemental en que puede descomponerse cualquier técnica. Loscomponentes correspondientes a una acción cualquiera pueden ser abstraídos del sistema y,hasta ejecutarse aisladamente.Asequibles: Por lo menos en sus formas elementales no resulta complicado ejecutar loselementos básicos y la exigencia para su aprendizaje es mínima. Cuando por primera vezcomienza la enseñanza, los elementos básicos son el puente entre la ignorancia de todo lorelacionado con el judo y las acciones técnicas que son el punto de partida hacia formas máscomplejas.Universales dentro del judo: La relación entre los elementos básicos es en todas las accionesfundamentos de la ejecución y punto de referencia para la corrección de errores, ellos sonaplicados para dar lugar a los numerosos elementos técnicos que conforman el judo.Por otra parte, se aprecia en la observación efectuada, que aunque los profesores aceptan laselección de los elementos básicos existente, en la práctica se limitan solo a los que son másconcretos para los practicantes. NIVEL OBJETIVO CONTENIDO TRATAMIENTO DIDÁCTICO Posturas No se aprecia relación entre los elementos básicos y las primeras formas de proyección y control. Desplazamientos Es bastante descriptivo el proceso, más bien se aprende a Agarres identificar cada uno de los elementos, pero no es muyDe base Aprender la acción Caídas difícil que los alumnos aprendan a ejecutar sus nuevas habilidades Desequilibrios Técnicas básicas de proyección y control El desequilibrio aparece integrado a otras acciones Incrementar el Los elementos básicos no se abordan directamente. Los elementos básicos que no se mencionan en la nivel de iniciación, se ejecutan aquí a partir de movimientosExpertos efectividad de Formas especializadas de altamente especializados y, no se hace tomar conciencia la acción proyección y control de ellos como tales, sino que se supone que los alumnos ya lo dominan. Resultados de la observaciónDurante la iniciación todos los profesores trabajan con la postura, los desplazamientos y elagarre fundamental, además de la caída. Más adelante introducen el desequilibrio y, solopueden hacer referencia al momento, al ataque y a la proyección después de que los alumnos 63
  • 64. han aprendido una técnica de proyección concreta. Siendo así, no es absolutamente cierto quela concepción actual de elemento básico sea el sostén de la estructura, dado que algunos deellos solamente pueden comprenderse después del dominio de la misma. Por otro lado,obsérvese que aun cuando la fundamentación teórica del modelo no lo expresa, la acción delos profesores orienta el proceso de aprendizaje, no solo de lo más fácil a lo más difícil, sinoademás de lo concreto a lo abstracto y de lo general a lo particular.En cuanto al ne waza, (práctica desde la posición de tendido) es casi absoluto que la enseñanzacomience por una forma de inmovilización, es decir por un modo específico de control, demanera que no existen realmente entidades previas que cumplan el rol de base. Cabepreguntarse, ¿Si lo que llaman elemento básico en el ne waza es eso propiamente ó se trata deelementos técnicos29 ?A partir de estos resultados, y haciendo un análisis de la relación de los elementos básicos conla estructura de la técnica, se hace evidente que no constituyen la expresión de una técnica, enel sentido de que no son elementos técnicos concretos de proyección o control. Y si teniendoen cuenta que las acciones de ataques y defensas se originan a partir de la interacción de loselementos básicos, estos se equiparan con las fases de la ejecución. El criterio no parece sertotalmente correcto, pues los elementos básicos son el sostén también en ellas, ya que sonabarcadores tanto de los subsistemas como de todo el sistema que compone la acción, esa esuna de las formas de expresión de su carácter universal.A pesar de estos importantes argumentos, aun no es posible una definición completa, porquese sabe que el judo es un deporte cuya finalidad es táctica y, si la relación entre los elementosbásicos expresa la esencia de las acciones del deporte, su selección no puede limitarse alanálisis de los patrones técnicos, sino que también debe partir de los fundamentos tácticos delJudo, por lo que además de la estructura de las técnicas debe tenerse en cuenta el modo deaplicación de las acciones, el carácter de los movimientos, la actitud frente a la pareja deestudio o el contrario y la forma de interactuar.La actitud es la condición del sujeto cuando expresa algo, y se hace objetiva a partir de lapostura.29 En el Judo, el término elemento técnico se refiere a las acciones propias de ataque, tanto tendido como parado,lo que no excluye la condición técnica de los elementos básicos. 64
  • 65. El movimiento, “como el efecto de moverse o mover” de acuerdo con la técnica y las reglas deljudo, es el comportamiento del cuerpo durante los cambios de posición de los segmentoscorporales o la traslación del cuerpo en el espacio con un objetivo dado. La interacción como elmodo en virtud del cual se pasa a formar parte de la actividad, la que resulta a partir de larelación entre dos sujetos que se complementan, tanto en función de las tareas de la preparacióncomo en el acto de combatir. El vínculo material a través del cual se logra esta interacción es elagarre.En este momento del análisis, es oportuno plantear que si bien para iniciar el proceso deenseñanza es necesario tomar como referencia las formas fundamentales de cada uno de loselementos básicos, también es necesario comprender que como la proyección de estos estádirigida a transferir sus particularidades y funciones a otras acciones, incluyendo aquellas queaunque no convencionales, se realizan en judo a tenor de las circunstancias, ejercitar lasformas clásicas de la postura, el agarre y el desplazamiento sin verlos vinculados y fundidos através de sus infinitas formas en las acciones propias del deporte, es una aplicación incompletade estos importantes elementos.Después de estas valoraciones, es posible entonces emitir una definición de “elemento básico”que cubra tanto las expectativas de los especialistas, como las exigencias de los objetivos de lapresente investigación.Véase pues, que el vocablo “básico” se ajusta a dos interpretaciones, por un lado es elfundamento, lo esencial, y por el otro, lo evidente, lo que es obvio y que resulta fácil decomprender. Mientras que el término “elemento” adquiere el significado de parte simpleintegrante de un todo.Considerando el valor de los elementos básicos como apoyo didáctico para ejecutar, corregir yevaluar las acciones, estos constituyen sin duda entidades técnicas generalizadoras a partir delas cuales es posible integrar al judo como un sistema de habilidades y conocimientos.A la luz de este análisis, los elementos básicos se definen como aquellas habilidades mássimples cuya relación expresa lo más esencial en el judo y, constituye el soporte sobre el cualse ejecutan todas las acciones posibles de este deporte. Esta relación constituye el nexointerno e imprescindible de las numerosas acciones que conforman al Judo y es el reflejo de loesencial en cualquiera de los niveles de profundidad de dichas acciones. 65
  • 66. De esta manera, contamos con los fundamentos teóricos necesarios para valorar cada uno de loselementos básicos en particular y, rechazar o reafirmar su condición en el proceso.Postura (shizei) Es preciso recordar que en el modelo vigente las posturas se definen comoposiciones. Sin dudas la postura en judo se expresa a través de una determinada posición quesirve para ejecutar cualquier acción. No obstante, aunque este detalle la caracteriza, no ladefine en su totalidad. Si todos aceptan el componente psicológico de la postura, ¿por quélimitar su concepción al aspecto físico? Para alcanzar una verdadera comprensión de lapostura, esta debe considerarse como el resultado de la relación entre el equilibrio físico y laactitud mental.La postura no es solo una simple ubicación espacio temporal, es más que eso, porquecualquier postura tiene implícito una posición, pero una posición deviene en postura cuando alsolucionar una tarea se expresa con determinado nivel de eficacia, la postura más que unaposición es una actitud.De esta manera, la noción de postura debe contener tanto los elementos biomecánicos comopsicofisiológicos, ella se distingue por su estabilidad, entendiéndose como tal, la relación entreel equilibrio físico, el tono muscular, la concentración de la atención, la disposición y elautocontrol.A partir de este enfoque, la forma de la postura es un detalle secundario, lo verdaderamenteesencial, es saber que cuando se cumplen los requisitos anteriormente mencionados se está enpresencia de una postura, de ahí que según el punto de vista del autor este término sea válidopara el todo el campo técnico y táctico del judo y no para una pequeña parte de la fasepreparatoria de las técnicas de proyección.Desplazamiento (tai sabaki) “La palabra japonesa “tai sabaki” se presta a dosinterpretaciones: En el sentido más amplio significa simplemente todos los movimientosnaturales del cuerpo, incluyendo los de avance y retroceso. (tsugi ashi) En el sentido másestrecho indica la forma en que se controlan los movimientos del cuerpo...” Kazuzo Kudo,1987 en Judo en Acción”. En este último sentido pero incluyendo los movimientos de avancey retroceso es que lo utilizamos, porque se trata de incluir todos los movimientos del cuerpoexcepto aquellos q de ninguna forma, tengan que ver directamente con la práctica del judo. ue 66
  • 67. Por lo tanto, se entiende por tai sabaki todos los movimientos que se realizan en judo, tanto losque implican un desplazamiento significativo del cuerpo como los que se limitan a cualquierade sus partes.Teniendo en cuenta la definición anterior, no existe razón para limitar el desplazamiento altachi waza, en el ne waza se puede clasificar de igual forma, también puede ser componente deotras acciones del campo táctico, el hecho de que por determinadas condiciones losmovimientos sean ejecutados de forma diferente, no niega su existenciaAgarre. (Kumi Kata ) El agarre es el elemento básico a través del cual se materializa larelación entre los miembros de la pareja.Como en el caso de la postura y el desplazamiento, existe también un agarre fundamental (maeri naka sode) que consiste en tomar con la mano derecha la parte anterior de la solapa de uke(si la postura es derecha) y con la mano izquierda a la mitad de la manga derecha. Si la posturaes izquierda, es de la misma forma pero invertido. Sin embargo, existen en judo muchasformas de agarrar, la amplitud del kumi kata está limitada solo por aquellas razonesexcepcionales que establece el reglamento, lo que hace que en la actividad concreta esteelemento básico abarque un campo de acción muy basto. En ne waza, es posible controlar alcontrario con otros segmentos corporales además de las manos, como son las piernas, elabdomen y los brazos.Siendo así, el modelo didáctico vigente sigue reñido con la realidad, ya que a pesar de laevidente aplicación del agarre en todo el campo técnico del judo, se continúa limitando a laprimera parte de la fase preparatoria de los ataques directos de las técnicas de proyección.Desequilibrio (kuzushi ) La palabra japonesa “kuzushi” es portadora de lo que se conocecomo desequilibrio. Sin embargo, parece ser que en las primeras traducciones se confundióla acción para desequilibrar con el efecto, es decir, con el estado de desequilibrio. Prueba deello es la existencia del concepto adoptado en conferencias mimeografiadas del ISCF (1979)-“Un judoka desequilibrado es aquel que la línea de acción que parte de su centro degravedad cae fuera del área de su base de sustentación”. Físicamente el criterio es correctolo que no se ajusta a la realidad es asociarlo al significado de la palabra kuzushi, pues enrealidad se confunde a la acción con el efecto que esta provoca. 67
  • 68. Sin embargo, en el Sub Sistema del Deporte de Alto Rendimiento (1984) y en el Programade Preparación del Deportista (1991) se plantea: “El desequilibrio es el método utilizadopara romper el equilibrio del oponente aplicando sobre él, fuerzas de tracción o empuje”.Aunque no cabe dudas de que este enfoque es más objetivo al considerar el hecho a partirdel ejecutante y, al aportar la vía para conseguir la finalidad, se nota la influencia de la ideaanterior al expresar que “el desequilibrio es el método utilizado...” ya que se vuelve aconfundir el kuzushi con el estado del cuerpo, sin tener en cuenta que el desequilibrio noes un método y aun cuando lo fuere, es el menos indicado para romper el equilibrio.Haciendo una abstracción de ese detalle y tratando de aceptar la palabra método, como víapara..., modo de..., camino hacia algo, etc. debe considerarse que la acción no puede ser en síel propio método, aunque los procedimientos de la preparación partan de la lógica misma de laacción para desequilibrar.La concepción expresada por A. Kolychkine (1988) respecto al desequilibrio - “elquebrantamiento casual o intencional de la postura dará la oportunidad de desencadenar laofensiva, con un uso mas adecuado de la energía” y su consideración de que es extensivo alas técnicas de control, es verdaderamente más apropiada, porque por vez primera se expresauna comprensión de la acción que no implica la visión de un elemento aislado y reconoce deforma abierta el alcance de la acción tanto para el judo arriba como al suelo, al considerar ala postura como elemento común para las dos formas de la actividad. Sin embargo, valorandoel ataque como una acción de la táctica ofensiva, no puede considerarse al desequilibrioajeno al mismo, porque se sabe que es parte del propio ataque, que es una tarea de lapreparación, luego no se puede haber hecho antes una acción de desequilibrio que responda aun ataque que aun no se ha concebido. No es lógico desatar la acción para desequilibrar enuna relación temporal ajena al ataque que la contiene. Aunque es justo decir, que en elcombate ocurren con frecuencia acciones de desequilibrio sin ataque definido, tendientes aengañar o explorar al contrario, pero evidentemente no constituyen una forma de ataque.Es significativo que aun cuando los especialistas comprenden que la acción paradesequilibrar tiene un gran peso psicológico, no se refieren a ello cuando de definirlo se tratay se limitan a los criterios que aparecen en las orientaciones metodológicas de los documentosoficiales. Pero ocurre que la comprensión del equilibrio solo a partir de la manifestación 68
  • 69. de las propiedades físicas del cuerpo de los judokas, no aporta suficiente claridad alasunto, es necesario considerar los elementos psicofisiológicos que se ponen demanifiesto, porque no siempre un judoka desequilibrado físicamente puede serproyectado con facilidad. Su disposición y nivel de preparación le permiten tomaroportunas decisiones tales como cambiar de posición, reorganizar los puntos de apoyo,etc. lo que provoca una modificación de la posición del centro de gravedad del cuerpo, y conello atenuar o escapar del ataque. Es por eso que dentro de la preparación del judoka es tanimportante el sentido de la anticipación y la velocidad reacción.K. Kudo (1987), sostiene que un cambio brusco en la dirección del desplazamiento o elcarácter del movimiento produce el desequilibrio psicológico, cuyo efecto es equivalente aldesequilibrio físico. Además, cualquier judoka ha experimentado la inseguridad que sesiente cuando la postura y el agarre del contrario son indescifrable en el combate, estasensación es una manera de perder la estabilidad, entendiéndose por esta, la relación entreel equilibrio físico y la capacidad para controlar los niveles emocionales, y constituye uneslabón superior en cuanto a la comprensión del equilibrio.Para tener una idea clara del alcance de la acción para desequilibrar debe valorarse comoaquella que está dirigida a quebrantar la postura del oponente sobre la base de factoresfísicos y/o psicofisiológicos.Como seguramente ya se ha pensado existe una relación inversa del desequilibrio conrespecto a la postura, lo que no deja de ser cierto, pues si la postura depende del equilibriofísico y del control de las tensiones emocionales entre otros, el desequilibrio como acciónofensiva está dirigido contra estos mismos indicadores, y como quiera que uno y otro no selimitan al aspecto físico, sino que integran elementos mas complejos, es preferible hablarde desestabilización cuando de desequilibrio se trata.Si se acepta que el kuzushi es la contrapartida de la postura y, que esta es una condición lomismo para el tachi waza que para el ne waza, entonces habrá que convenir en que la acciónpara desequilibrar no se limita a ninguno de estos.En esta sentido, es oportuno decir que aunque el modelo vigente niega la existencia deldesequilibrio en las técnicas de c ontrol, respalda la importancia de los puntos de apoyo paracontrolar, para defenderse del control y para evadirse del control, esto evidentemente es 69
  • 70. una comprensión unilateral del asunto, pues es obvio que los puntos de apoyo tienen dentrode su razón de ser mantener el equilibrio y evitar ser desequilibrado.La consideración de que el desequilibrio es un fragmento de la estructura, en el sentido de quese trata de un corte arbitrario de la técnica, sin tener en cuenta los modos de relación de laestructura de la acción, es también un aspecto que merece un análisis más detallado.Entre las relaciones espaciales debe considerarse la distribución de los puntos de apoyo, lacolocación del centro de gravedad del cuerpo y la posición de los brazos, que son partes de laacción para desequilibrar, pero que también responden a otras funciones del ataque. Dentro delas relaciones temporales hay que ver las fases y la fusión entre ellas. Y entre las relacionesespacio – temporales están la velocidad y la aceleración. Lo que da una importancia especial aldesplazamiento, pues como se sabe, un judoka desplaza a otro con el cual interactúa aexpensas de su propio desplazamiento.De manera que al estudiar el desequilibrio ha de tenerse en cuenta que no se trata de unaacción aislada y, que además depende de la relación entre otros elementos básicos, lo cualniega su condición de que sea una de las partes más elementales en la que puededescomponerse la técnica.Habiendo llegado este punto, hay que hacer notar que en el modelo actual, el desequilibrio esun elemento básico y también una fase de las técnicas de proyección, lo cual es unacontradicción importante que debe ser resuelta de forma inmediata. Debe comprenderseademás, que si es una parte de la estructura es realizada por el tori, (ejecutante) el cual no sedesequilibra, sino que con su hacer priva de su estabilidad al uke, por lo que es más apropiadodecir: “acción para desequilibrar”. Estructura funcional de una acción de desequilibrio al frente. Parte preparatoria parte principal Colocación (PROYECCIóN) Desequilibrio ( A c e l e r a c i ó n ) B.I (E l e v a c i ó n) ( Empuje ) B,D Fases Tiempo 70
  • 71. Obsérvese como el desequilibrio está comprendido dentro de la parte preparatoria del ataque,formando junto a la colocación, el sistema de movimientos que crea las condiciones para laejecución de la parte principal, lo que patentiza sin dudas, que el desequilibrio es una tareade la preparación. Obsérvese también, como algunos de sus movimientos componentescontinúan en el tiempo, prolongándose hasta la propia parte principal, donde la aceleraciónproducida por el brazo izquierdo (B.I.) en un ataque al frente, se mantiene hasta poco antes dela finalización completa de la acción.Momento (kikai) Existe el criterio de que según la sucesión en que se presentan loselementos básicos en la secuencia convencional establecida, en las proyecciones sindesplazamiento el momento está después del desequilibrio y en aquellas que se ejecutansobre el desplazamiento se encuentra antes. Esta idea se presta a dos interpretacionesrespecto al significado del momento: En el primer caso se trata del momento de rotacióndel cuerpo del uke producto de la aplicación de la pareja de fuerzas de la técnica objeto deestudio, y en el segundo de la oportunidad para aplicar el ataque, lo que está más a tono conel concepto que se plantea en el Programa de Preparación del Deportista: “Es el intervalode tiempo en el cual debe aplicarse el ataque para que la técnica aplicada logre laejecución del mismo”. El tratamiento del momento como oportunidad está implícitotambién en la idea que de el nos ofrece el profesor K. Kudo,1987, quien además sostieneque existen dos formas fundamentales de momento para aplicar el desequilibrio, uno quese da como resultado de situaciones particulares en que no está presente la fuerzadenominado hazumi y otro que depende de la aplicación de vectores de fuerza y que esconocido como ikioi.Según A. Kolychkine (notas de clase, 1989) el momento es una relación espacio-temporaldonde tanto el tiempo como el espacio son magnitudes de la física en las cuales el judo seapoya, pero que no son el judo propiamente, este criterio hace más vulnerable a la idea deque el momento sea un fragmento de la estructura. De todas formas el “momento” derotación producido por la aplicación de fuerzas en sentidos opuestos sobre los extremos delcuerpo desequilibrado del uke, y que origina la proyección no es en sí la propia técnica sinoel fundamento físico en que se basa la misma durante la fase principal, que además seencuentra en una relación temporal posterior a la parte preparatoria, en la que según seafirma se haya este elemento básico; y por otra parte, el “momento” como oportunidad está 71
  • 72. mas en concordancia con los objetivos de la preparación y expresa mejor la relación entreel pensar y la acción. De manera que efectivamente, el momento al que se hace alusión esaquel que se refiere a la oportunidad que se obtiene sobre el contrario para aplicar la acción.Ahora bien, aunque prevalece la convicción de que el momento es la oportunidad que brindael contrario para ser atacado, es fácil comprender que si se trata de la oportunidad que puededar un adversario que se desenvuelve entre roles ofensivos y defensivos, el momento es másabarcador, porque las ocasiones para la acción tienen dos direcciones: ofensivas ydefensivas, por lo tanto, el concepto del momento es válido tanto para atacar como paradefender.Si se acepta que la acción táctica incluye la percepción, el análisis y el gesto motor, se debeconvenir en que la captación por así decir, de la oportunidad se encuentra en la fase depercepción de la situación. De manera que no puede contemplarse al momento como unfragmento de la estructura de la técnica que puede ser observada.Por otra parte, la comprensión del elemento básico como un fragmento de la estructurainterfiere en la comprensión del momento como ocasión para la acción; estas concepcionesson en su esencia contradictorias, pues el momento como proceso sensoperceptual es unavivencia que no tiene forma definida, ni tampoco puede ser parte de la estructura motriz,aunque la calidad y efectividad de la misma tenga de él una dependencia directa.Por tanto, el momento no es básico, porque depende de cierto nivel de representatividad y deexperiencias anteriores, ni tampoco es parte del gesto motor que se da como resultado delanálisis y decisión del ejecutante.El sentido del momento depende de la calidad de los procesos sensoperceptuales paradiferenciar las acciones que sirven de estímulo, es decir, de la formación de reflejos frentea determinadas situaciones tácticas, estos reflejos no tienen un comportamiento mecánicopues la selección de la respuesta se fundamenta en la calidad del pensamiento táctico. “Elproceso de la percepción que tiene lugar en la actividad lúdica de una observación 72
  • 73. orientada, no es un proceso fisiológico y nervioso de diferenciación de estímulos... Es, segúnRubinstein, la unidad de las sensaciones y el pensamiento”30.De acuerdo a la experiencia de que se dispone y la revisión bibliográfica se puede agregarque el entrenamiento del momento presupone la asimilación previa de ciertas formas deataque que le den razón de ser, luego es contradictorio que sea base y condición paraaprender el ataque. Por otra parte, los principiantes no pueden como es natural coejecutarsatisfactoriamente los movimientos ajenos ni tampoco captar su finalidad y estructura, esdecir, no pueden anticiparlo. “La anticipación de movimientos ajenos en los juegos y luchadeportiva se basa en parte en el pensar táctico, en la captación justa de la situación,limitando desde un principio la gama de posibilidades”31 .El momento es el enlace entre la situación que se percibe y la respuesta motriz; de ahí laimportancia del sentido de la anticipación, que tiene dos formas: La de los propiosmovimientos que se manifiestan en el hecho de que ya antes de ejecutar la acción seencuentra preparado el movimiento siguiente, este tipo caracteriza a las formas en que se danlos ataques combinados cuando la acción es premeditada, y la de los movimientos ajenos,tremendamente importante para todas las formas de ataques y defensas y que depende de laexperiencia del individuo.Ataque (kake) Se dice que el ataque es la parte principal de las técnicas de proyección, aquícomo en el desequilibrio cabe preguntar: ¿A fin de cuentas, se trata de una fase o de unelemento básico? Sin dudas todos están claro de que el ataque integra a todos los elementosbásicos, tanto los que anteceden como los que le preceden en la secuencia convencional de laacción, de manera que no puede ser parte de la estructura, porque es la estructura misma, estacondición lo excluye de ser un elemento básico, en el sentido de lo que se entiende como talen deportes de combate.Se debe agregar que el término ataque constituye una categoría de la táctica ofensiva, queevidentemente no se limitaría al tachi waza; finalmente la habilidad de atacar es una de las30 -F. Mhalo. La acción táctica en el juego. La Habana. Editorial Pueblo y Educación, 1981.31 K. Meinel. Didáctica del Movimiento. La Habana. Editorial Orbe, 1971 73
  • 74. metas a largo plazo del proceso iniciación, ello es absolutamente contradictorio, pues aprendera atacar como elemento básico no puede ser condición para asimilar el ataque después.Nótese que estos errores muy sensibles para comprensión del diseño, parten de situacionesmuy simples, lo que induce a pensar que el verdadero problema está en seleccionar elementosbásicos sin haber logrado una concepción de los mismos que respaldara el modelo.Proyección (nage) Según el diseño actual, la proyección se ubica en la parte final de losataques directos del nage waza (técnicas de proyección), pero desde el punto de vista de lateoría de los movimientos acíclicos, esta es el objetivo de las acciones ofensivas en tachi waza,como se puede notar ambos planteamientos son contradictorios. Lo cierto es que la parte finalde las técnicas de proyección en judo no h sido sometida a análisis de un modo tan riguroso acomo la parte preparatoria y principal; por lo que se sabe acerca de los movimientos que serealizan en judo, la parte final, podría ser el regreso a la posición de partida después de unataque frustrado, la recuperación de la posición inicial después de efectuada la proyección osimplemente, esta fase podría estar fundida con otro movimiento que indicaran la continuacióna un nuevo ataque. (ataque combinado) Sin embargo, la falta de consideración de estosdetalles ha llevado a confundir nada menos que al objetivo principal de la acción con lo queteóricamente es la recuperación después de la realización o según K. Meinel, el transito delapogeo dinámico a un estado de reposo relativo.Si se dice que los elementos básicos deben su origen a la fragmentación de la estructura de latécnica, naturalmente que los movimientos a tener en cuenta deben ser los del ejecutante. Sinembargo la proyección es un fenómeno que se observa en el sujeto sobre el cual se haefectuado la acción. Esto equivale a decir que la trayectoria del disco lanzado por un atleta esparte del sistema de movimientos que aplicó para lanzarlo. Es cierto que las características delvuelo del implemento constituyen un indicador para calificar la acción, pero de ningunamanera es parte del sistema de movimientos del ejecutante. De otro modo se está obviando larelación causa y efecto que tiene lugar en el ataque.Además de lo planteado, nótese que la proyección es un elemento exclusivo de las técnicas deproyección, luego no es abarcador de todas las técnicas del judo, por tanto no tiene el carácteruniversal que identifica a los elementos básicos, ni tampoco es una de las formas más 74
  • 75. elementales en las que podría descomponerse la técnica. Todos estos detalles desdicen de lavalidez de la proyección como elemento básico del judo.Caída (ukemi) Es significativo que para mantener la relación entre las categorías didácticasdel proceso de preparación del judoka, sean los propios practicantes quienes debancomportarse como medio para el estudio de las diferentes formas de proyección al asumir surol de servir de referencia para la acción, para ello es necesario cierto nivel de preparaciónespecífica.Las habilidades más importantes del uke, son las que le permiten soportar las proyecciones;por lo tanto, lo más representativo en su preparación son los ejercicios acrobáticos que ayudanal mejoramiento del sentido del equilibrio y a una mejor ubicación espacial, que contribuye acrear la confianza que necesariamente debe tener para no interferir en el trabajo del tori(ejecutante) producto de las tensiones que surgen por temor a la proyección. Pero másespecífico que los ejercicios acrobáticos son las diferentes formas de caer, dirigidasdirectamente a contrarrestar los efectos del impacto del cuerpo contra la estera de práctica.La caída es la acción profiláctica dirigida a conservar la integridad física de los practicantesen las técnicas de proyección y se conoce universalmente con el vocablo japonés “ukemi”.Por lo que se ha dicho, es evidente la importancia de la caída en el proceso, tanto que a ningúnprofesor se le ocurre iniciar el aprendizaje de las técnicas de proyección, sin antes estar segurode que sus alumnos saben caer, es por esta razón que absolutamente todos los especialistasconsideran que se trata de un elementos básico.Sin embargo, no forma parte de la estructura de ningún elemento técnico; es como laproyección un fenómeno que ocurre en el objeto y no en el sujeto de la acción: está limitada alnage waza, (técnicas de proyección) por lo que no tiene un carácter universal dentro del judo yno puede aplicarse durante la competencia, so pena de ser derrotado, según las reglas deldeporte. Estos detalles demuestran con bastante claridad que aunque es muy importante en elproceso, no es un elemento básico, sin que se entienda por eso que se subestima su papel en laformación de los judokas.Habiendo realizado esta valoración de los elementos básicos en tachi waza, es oportunoproceder a un análisis semejante acerca de cada uno de los del ne waza. 75
  • 76. Control (osae) En este caso no cabe asumir la regla de que los elementos básicos son unapequeña parte de la estructura de la acción, por eso aunque el control no es una de las partes enlas que puede descomponerse la estructura, no es razón suficiente para excluirlo comoelemento básico, pero desde el punto de vista metodológico sí, porque es contradictorio quesea necesario asimilar el control como elemento básico, para aprender el controlar después.Desde otro punto de vista, las diferentes formas de control son válidas casi absolutamente soloal ne waza, lo cual es también un factor excluyente dado el carácter universal que se laatribuye a los elementos básicos; finalmente lo descalifica el hecho que el control es al newaza, como el ataque al tachi waza o más bien es una de las tantas formas de ataques queexisten en judo.Flotación (uki) Si el hecho de que el control sea una forma concreta de ataque lo invalidacomo elemento básico, porque no puede ser a la vez condición y finalidad del aprendizaje,entonces qué se puede decir de la flotación, que por su concepción involucra más de unaforma de control.Momento (kikai) Los parámetros que sirven para percibir el momento de ataque o defensaen ne waza, están más relacionados con las sensaciones somestécicas y tienen un carácter másespecializado, producto de que el modo de la actividad es muy diferente a la forma habitual enque se desenvuelven los practicantes, pero las mismas razones que sirven para argumentar ladescalificación como elemento básico del momento en tachi waza son las que fundamentan suexclusión también en el ne waza.Giro (Mawari) Los giros se ejecutan con apoyo de los hombros y las plantas de los pies,ladeando alternativamente las caderas y el tronco, existen varias forma de hacerlo, pero la quese acaba de describir es la más representativa. Ahora bien, si tenemos en cuenta el concepto dedesplazamiento planteado, podemos apreciar que los giros constituyen una de las formas dedesplazamiento que se ejecuta en ne waza, por tanto no es que no sea un elemento básico, sinoque es un modo de expresión de uno de ellos.Obstaculización (samatageru) La obstaculización puede ser aplicada con las manos y losbrazos, sirve para oponerse a ataques de estrangulación o ayudar o otros segmentos corporalesen la defensa de otras formas de control, además puede realizarse con los pies, las piernas las 76
  • 77. rodillas. Luego de esta valoración es evidente que se trata de una acción defensiva conrespecto a las formas de control, por tanto se trata de un elemento técnico concreto y no de unelemento básico que se comporte como condición del aprendizaje.Separación (wakare) E la acción de separar o separarse del adversario, tendiente a evitar sel control del oponente, la separación como la obstaculización, es también una accióndefensiva concreta y, por la misma razón no cabe entre los elementos básicos.Los giros forman parte de la separación y de la obstaculización, lo mismo que eldesplazamiento forma parte de las técnicas de proyección.De esta manera, concluye el análisis particular de cada uno de los elementos básicos del judo,significando que solo la postura el agarre y el desplazamiento, son los que se adaptan a losparámetros propios de un elemento básico, cuyo campo de acción no se limita a ninguna de laspartes del contenido, sino que abarca a todas las acciones, tanto al tachi waza como al newaza.Esta distinción sin precedentes permite un marcado acercamiento al carácter sistémico delcontenido en judo, además de reducir desde Quince hasta tres los puntos de referencia para lainiciación, manteniendo y hasta mejorando la eficacia del proceso de formación de losjudokas.Ahora, ya están resueltas las contradicciones internas imputadas a la estructura de las accionesy a la selección de los elementos básicos. Sin embargo, a partir de este nuevo enfoque. ¿Sepodrá integrar el tachi waza con el ne waza? ¿Será posible encontrar un respaldo didácticobien explícito para el campo táctico defensivo, que además presente relaciones de integracióny oposición con el ofensivo? En fin ¿Es posible establecer con estas concepciones un modeloteórico que tenga realmente un carácter sistémico?.Conclusiones parciales:• De acuerdo con nuestra valoración La postura, el desplazamiento y el agarre son los que sirven de referencia para la iniciación, constituyen el soporte de las acciones en judo, mientras que los restantes elementos deben ser ubicados de acuerdo con su verdadera función en el proceso de formación y preparación del judoka. 77
  • 78. 78
  • 79. 2.3. SISTEMATICIDAD EN EL JUDO.En el epígrafes anterior, se toman como elementos básicos aquellas habilidades más simplesque se manifiestan en todas las acciones del judo y que son soporte metodológico del proceso.Además, se considera el enfoque de la estructura de la técnica que abarca todos los modos derelación, incluyendo el carácter táctico del deporte. De este modo se produce un acercamientosignificativo a la sistematización del contenido.La sistematización del contenido, es el modelo que evidencia las diversas relaciones entre loscomponentes que forman parte del sistema de acciones de la actividad. Esto es un aspectoimportante para comprender de modo más profundo el objeto de enseñanza – aprendizaje, esdecir, el Judo. Es por ello que el ordenamiento racional del proceso depende en gran medidade dicha sistematización. No obstante, el modelo metodológico y el modelo sistémico nocoinciden plenamente, dado que el cuadro conceptual del deporte, es decir las acciones,operaciones, conocimientos y relaciones entre ellos, conforman un universo enedimensional,en tanto que la organización metodológica deviene en una suerte de escalera que conduce alpracticante hacia el dominio, la profundización y sistematización de dicho universo.Este proceso metodológico dirigido a la asimilación de las acciones técnicas, parte de lamodelación de situaciones tácticas predeterminadas que se enmarcan en un contexto dado. Sinembargo, no pueden limitarse a la solución de situaciones aisladas, sino al desarrollo dehabilidades encaminadas a resolver situaciones cambiantes e inesperadas. Luego, la técnica secomporta como el recurso motor en que se apoya la táctica. Viendo la técnica como las formasde las acciones y a la táctica como la conducta que las gesta, la técnica en un momento dadopodría ser muy relevante, pero la táctica es más esencial.Siendo así, al organizar y clasificar el contenido para determinar los niveles de sistematicidadde las diferentes acciones del deporte, las técnicas son también estudiadas bajo el prisma de lasacciones tácticas en las cuales ellas tienen lugar. De esta forma, surge una nuevasistematización, es decir, una sistematización bajo un enfoque situacional. Entendemos porcategorías situacionales en judo, cada uno de los niveles que en orden jerárquico, sonagrupados los tipos de situaciones en los cuales se llevan a cabo las acciones que conforman elcampo táctico. 79
  • 80. En judo se distinguen dos grupos fundamentales de categorías situacionales: Las ofensivas,que contemplan los ataques directos, los contra - ataques y ataques combinados y lasdefensivas que se comportan como contraparte de los ataques directos. DEFINICIÓN DEL CAMPO TÁCTICO ATAQUES ACCIONES CONTRA - ATAQUES DIRECTOS DEFENSIVAS ATAQUES COMBINADOS Organización del contenido sobre la base de la categorización situacional de las acciones tácticas.Esta estructuración del contenido condensa no solo todo el universo de elementos técnicos deljudo, con independencia de la clasificación de tachi waza o ne waza, sino que lo sistematiza ypermite una forma novedosa de orientación del trabajo didáctico. Además, expresa los nivelesde organización de la materia y constituye una forma objetiva de estar en correspondencia conla finalidad del deporte: La efectividad de las acciones tácticas.Ataques directosSe definen en este subsistema las acciones que se ejecutan a través de un único elementotécnico. La acción táctica en este caso, no está determinada por la cantidad de elementostécnicos que intervienen, sino por la forma en que se emplean. Entre las diferentes formas deataque en el Judo, el ataque directo es su forma más simple, aunque no quiera decir quetambién poseen una gran multiplicidad. Si el gesto preparatorio es único y se ejecuta en lamisma relación temporal, se trata de un ataque directo, con independencia de su forma. Poresta razón existen dos tipos de ataques directos: Simples, si se ejecuta con una sola técnica ycompuesto, como ippon-kosoto o ippon-kouchi si interviene más de una. 80
  • 81. ATAQUES DIRECTOS ATAQUES DIRECTOS EN TACHI WAZA ATAQUES DIRECTOS EN NE WAZA ASHI KOSHI SUTEMI Osae Komi Kwansetsu Formas de TE WAZA Shime Waza WAZA WAZA WAZA Waza Waza VirajeTécnicas de Técnicas de Técnicas de Desde posición inmovilizaciones Luxaciones Estrangulaciones piernas caderas hombro – brazos de tendido Clasificación de los ataques directos 62
  • 82. Durante la iniciación son seleccionados para comenzar el proceso de aprendizaje un subgrupode ataques directos, ellos son los más convenientes para crear una gran reserva de hábitos, yaque reúnen dos condiciones fundamentales: asequibilidad y generalidad. Son los denominadossegún Kolychkine: “técnicas rectoras”, por la función que desempeñan y por el caráctergeneral de su estructura. Su ordenamiento didáctico se orienta teniendo en cuenta laposibilidad para consolidar y aplicar los elementos básicos y la acción para desequilibrar. Conellos se abre el camino hacia formas más específicas, a partir del fenómeno neurofisiológicode la extrapolación de hábitos.Acciones defensivasLas acciones defensivas tienen como objetivo la desarticulación del ataque del oponente.Cuando este hecho se produce a partir de la esquiva, se ejecuta saliendo de la línea de accióndel ataque del adversario, pero si se trata de un afrontamiento, se evita el éxito del ataquemanteniéndose dentro del área de acción. Clasificación de las acciones defensivas ACCIONES DEFENSIVAS En Tachi Waza En Ne Waza Esquivas Afrontamientos Para evitar el Control Para escapar de él Obstaculizacion, Separación“Las esquivas y los afrontamientos son las formas que polarizan todas las acciones defensivasen el judo arriba.” (tachi waza)Las acciones defensivas en general son más breves y constan con un sistema de movimientosreducido con respecto a las acciones ofensivas, sus características cinemáticas y dinámicasestán condicionadas por las características del ataque al que se oponen, por eso pueden habertantas formas, como tantas formas de ataques sean ejecutadas.En el Ne Waza las acciones defensivas tienen dos objetivos bien definidos: Evitar el control, yescapar del control después que ha sido aplicado. Los medios para conseguirlo(obstaculización y separación) no son diferentes substancialmente respecto a sus formas, pero 63
  • 83. si en el rol que en cada caso desempeñan. Lo mismo para salir que para evitar el control, sepueden aplicar la obstaculización y la separación indistintamente.Contra - ataquesToda forma de lucha implica dos posiciones: defensiva y ofensiva. Aunque todos aspiran aestar siempre a la ofensiva, también resulta necesario una sólida defensa a partir de la cualemprender una vigorosa contra ofensiva. Los contra - ataques en judo, por lo general seaplican a partir de una acción defensiva.En una ejecución ideal, la parte principal de la estructura de la acción defensiva se funde conel inicio de la técnica seleccionada para el contra - ataque, combinando su objetivo de anularlos efectos del ataque del adversario con el de preparar las condiciones para la ejecución de laproyección o el control, de ahí que en términos de estructura de la técnica, el contra - ataquesea una acción combinada.Aunque los contra - ataques se consideran como: “el tránsito brusco de la defensa a laofensiva”,32 -T. Mayarí. 1977, debe tenerse en cuenta que el aprovechamiento de los esfuerzosdel contrario para responder con un ataque, se realiza con una resistencia óptima o mínima,caracterizada más por la sutileza que por la brusquedad, a fin de aprovechar verdaderamentelos esfuerzos del oponente en beneficio propio. Además, si bien es cierto que al contra -atacar, siempre se pasa de la defensa a la ofensiva, no es menos cierto que siempre que sepasa de la defensa a la ofensiva, no se está en presencia de un contra - ataque.La acción de contra - ataque incluye tres elementos bien definidos:El ataque inicial realizado por el adversario, la técnica de defensa, dirigida a desarticular losmovimientos que componen el ataque inicial y la técnica escogida como respuesta, con la cualse la da cumplimiento al objetivo de la acción.Teniendo en cuenta estos detalles, en este trabajo el contra - ataque se define como: el ataqueque se da como respuesta al ataque del adversario a partir de un gesto defensivo.32 Torres M.I. Contra Ataques. En Boletín Científico del INDER, 1977. 64
  • 84. Clasificación de los contra - ataques GONOSEN WAZA Contra - ataques Técnicas iguales Técnicas diferentes (Kaeshi waza) (Hango geki waza) A partir de la acción defensiva realizada Desde el Desde la esquiva afrontamiento Atendiendo a la naturaleza de las técnicas escogidas Proyección / Proyección Control / Proyección Control / Control Según el momento de aplicación sobre el ataque En la parte preparatoria En la parte principal En la parte final Cuando el oponente se va a retirar. Cuando el oponente se está retirando. Cuando el oponente se retiró.Ataques combinados“Combinar, es unir elementos diversos para formar un compuesto. En judo quiere decir, uniónde dos o más técnicas que puedan provocar la derrota del oponente...”33-T. Mayari, 1977.Es cierto que la acción de combinar está determinada por la unión de dos elementos dediferentes naturaleza y estructura para dar origen a otro nuevo con propiedades tambiénnuevas. Aunque la acción de combinar en judo requiere de la participación de dos o másmovimientos unidos, estos no tienen que ser necesariamente diferentes. Desde el enfoque que33 Torres M.I. Combinaciones. En Boletín Científico del INDER, 1977. 65
  • 85. aquí se presenta, se considera que después de errar un ataque a veces resulta muy efectivorepetirlo nuevamente sobre la propia defensa del contrario. Por otra parte, la “derrota deloponente” en un ataque combinado, no se logra exactamente por la unión de las técnicascomponentes, si no que se aprecia un tránsito de un movimiento a otro, esto no excluye laposibilidad de aplicar un ataque directo compuesto, porque esta acción no se define por laforma de la técnica empleada, sino por su carácter. Al combinar se pone de manifiesto lanecesidad de emprender un nuevo asalto sobre la base del fracaso del primero, o de engañar aladversario pasando de un ataque falso o una finta a un ataque real a través de una fusión defases de movimientos ofensivos sobre la defensa del contendiente.Durante la aplicación de dos ataques existe una fase de recuperación; es decir, la ejecución dedos acciones preparatorias no implica que se trate de un ataque combinado, sino más bien dedos ataques alternos continuos, porque el aspecto cualitativo sobresaliente que distingue a laestructura de un ataque combinado es la fusión de fases entre un elemento técnico concreto yel otro, donde la primera técnica o acción de engaño se convierte en la parte preparatoria delsegundo, sobre la base del gesto defensivo del contrario. El inicio del segundo ataque no tieneque comenzar precisamente después de la última fase del primero, sobre todo si se tiene encuenta que su parte preparatoria está afectada por las características del primer sistema demovimientos correspondiente al ataque primario.De esta manera: un ataque combinado es la acción de transformar un elemento técnico enotro, a través de complejos enlaces técnico - tácticos sobre el gesto defensivo del adversario.Este concepto incluye al ne waza, donde existe la idea de que la flotación como rasgocualitativo del desplazamiento es “la acción de pasar de un control a otro, manteniendo elcontacto”34 . Dicho así, en las técnicas de control es necesario flotar cuando el contrariointenta salir de un control o evitarlo, mediante la obstaculización o la separación, etc. Observeque la descripción de la flotación anteriormente expresada, responde al concepto enunciadosobre los ataques combinados. Los controles son en la flotación como las proyecciones en lascombinaciones de tachi waza.34 Subsistema del Deporte de Alto Rendimiento 1984. 66
  • 86. A diferencia de los contra - ataques la acción defensiva no forma parte de la estructura de laacción del ejecutante, pero tiene gran importancia para la selección del segundo ataque. RENRAKU WAZA (Ataques combinados) Atendiendo a la acción defensiva realizada por el adversario Sobre la esquiva Sobre el afrontamiento Según las características del desplazamiento y el ángulo en que se ejecuta el segundo ataque Ataque combinado con cambio de Ataque combinado continuo dirección Según la naturaleza de las técnicas interactuantes Proyección - proyección Proyección - control Control – control Clasificación de los ataques combinadosPor otra parte, teniendo en cuenta los resultados obtenidos en la segunda parte de la entrevista,se evidencia que todos los profesores están convencidos de que la preparación técnica es elproceso que está dirigido a la formación de las habilidades propias del deporte, a pesar de ellono tienen claridad acerca de cuáles son objetivamente las habilidades de los judokas. Sinembargo, cuando se observan las clases de cualquier nivel, es evidente que en todas lassesiones y en casi todo momento, están formando habilidades en sus practicantes, por lo que 67
  • 87. según nuestro análisis se trata de una insuficiencia en la teoría que respalda el concepto dehabilidad.Es cierto que los profesores cumplen a cabalidad con el rol que desempeñan, pero pensamosque sería muy útil dominar conscientemente cuáles son las habilidades y conocimientos debase que el practicante necesita, a fin de contar con una proyección didáctica teóricamentebien orientada. Además, este aspecto puede ser el punto de partida hacia una sistematizaciónmás profunda del contenido. Veamos el siguiente razonamiento:Si se organiza el sistema de acciones por su alcance, tenemos las formas básicas, las mássimples. Después están los movimientos que son ejecutados incondicionalmente en todos loselementos técnicos tanto de proyección como de control, ellos constituyen un subconjuto delsistema de movimientos que componen la estructura de las acciones ofensivas. Se trata de lacolocación y la acción para desequilibrar (ya conocida por nosotros desde que analizamos laestructura funcional en el epígrafe2.1). Ambas son tareas de la fase preparatoria, (tsukuri)aunque solo constituyen operaciones con funciones parciales, son una condición indispensableen cada técnica y se estudian con regularidad bajo disímiles formas del tachi waza y ne waza.A estos subsistemas de movimientos en nuestra investigación le llamamos acciones primarias,porque son parte y condición para las acciones elementales.En estas acciones primarias se integran los elementos básicos en un nuevo nivel de aplicación,lo que permite proyectarse hacia nuevos contenidos, más amplios y más complejos, se trata delas acciones elementales, dadas por los numerosos elementos técnicos que componen el judo,lo mismo ofensivos que defensivos.Más allá de las acciones elementales están las acciones combinadas, que surgen a partir de lainteracción de las primeras; estos son los contra - ataques y los ataques combinados. De estamanera se va conformando un sistema, en que las acciones más simples conforman accionesparciales que pertenecen a un nivel superior, las cuales a su vez están contenidas en otras demayor complejidad que forman parte de otras que ya son incluso poliestructuradas.El ejercicio más abarcador es el combate. Pero lo más significativo de este enfoque es lamanera en que cada contenido sirve de base para el siguiente al pasar a formar parte de suestructura. 68
  • 88. Cada una de estas acciones se expresan en habilidades de mayor o menor alcance, las que alderivarse del sistema anteriormente expuesto, tienen también un carácter progresivo.Nótese cómo al relacionar estas habilidades por afinidad de funciones, se llega una vez más alas categorías situacionales que comprenden todo el contenido de la materia Judo. Las cualespor su valor sistematizador y abarcador devienen entonces en direcciones de entrenamiento,excepto el tokui waza, que por su función en la preparación y en la competencia deja de ser unataque directo especializado, para convertirse en un sistema táctico ofensivo. Más allá de esteimportante paso, se aprecia que toda la preparación técnica debe efectuarse ineludiblemente apartir de situaciones tácticas, cuya organización desde las formas elementales hasta las quecaracterizan las tendencias competitivas actuales, permite derivar eficazmente los objetivosparciales de la preparación técnico táctica a lo largo del procesoEste modo de sistematización del contenido es cualitativamente superior a la formatradicional, porque evidencia con claridad cómo es el tránsito hacia lo más complejo, integrala técnica y la táctica y, al tachi waza con el ne waza. Direcciones de Tipos de acciones Sistema de habilidades Categorías situacionales entrenamiento Ejercicio competitivo Combatir combate Por su carácter Combinar Ataques combinados abarcador y Acciones combinadas sistematizador, las Contra atacar Contra - ataques categorías Separar situacionales devienen en las direcciones de Obstaculizar entrenamiento, del Acciones defensivas Afrontar componente técnico táctico de la Esquivar preparación Fintar Acciones elementales Virar Estrangular Luxar Ataques directos Inmovilizar Proyectar Colocarse Acciones primarias Desequilibrar Acciones básicas Agarrar Elementos básicos Desplazarse 69
  • 89. Adoptar posturasDe esta forma, se le da solución a las insuficiencias y contradicciones que se plantean en elanálisis crítico del modelo actual, arribando a nuevas concepciones o modificando las yaexistentes. Sin embargo. ¿Este nuevo cuerpo teórico permitirá construir un proyectometodológico suficientemente coherente, capaz de responder a las exigencias actuales?. En elsiguiente capítulo se pretende dar respuesta a esta interrogante.Conclusiones Parciales:El sistema de acciones del Judo posee un conjunto de relaciones que caracterizan el tránsito de lomás simple y general a lo más complejo, tomando como principal elemento de análisis lacomplejidad estructural de las acciones, ellos son los elementos básicos, las acciones primarias, lasacciones elementales, los contraataques, los ataques combinados y el combate.Otra caracterización del sistema permite establecer las categorías situacionales del campo táctico,tanto para el judo arriba como para el judo tendido, de modo que se progresa desde los ataquesdirectos, las acciones defensivas, los contra - ataques y ataques combinados, hasta el chiai. 70
  • 90. 3.1. PROYECTO METODOLÓGICOComo los autores que anteceden, se considera que el dominio de los elementos básicos, es elprimero de los objetivos que se debe alcanzarse en el aprendizaje del Judo, sin embargo, comoplanteamos en los epígrafes sobre el análisis de la estructura y los elementos básicos, nocoincidimos con la delimitación de los elementos básicos que hasta el presente se harealizado.Teniendo en cuenta que los elementos básicos se estudian con mayor especificidad durante lainiciación, que el modo en que estos se relacionan determina la estructura de las técnicas, yque son también soporte didáctico del proceso. A partir de ello se señalan tres niveles deprofundidad que permiten proyectar el proceso pedagógico a lo largo de la vida deportiva delos judokas:- Los elementos básicos como niveles de iniciación, que incluye el trabajo individualintroductorio y el trabajo en parejas respecto a la postura, el desplazamiento y el agarre.- Los elementos básicos como sostén de la estructura de todas las acciones ofensivas ydefensivas del judo.- Los elementos básicos como índice de maestría, donde el salto cualitativo logrado garantizala mejor utilización de la energía física y mental como expresara el creador del judo: elmaestro Jigoro Kano. 71
  • 91. Especialización y tokui Los E.B.J. como índices de maestría waza Ataques combinados Los E.B.J. como sostén de la estructura Contra ataques Acciones defensivas Ataques directos Postura y desplazamiento (trabajo en parejas)Los E.B.J. como niveles de iniciación Agarre Postura y desplazamiento (Trabajo individual) Niveles de profundidad de los elementos básicos del JudoEsta organización de la materia permite derivar eficazmente los objetivos parciales de cadaetapa a partir del objetivo supremo del judo como disciplina deportiva.Veamos ahora la lógica interna de cada uno de los niveles planteados:Los elementos básicos como niveles de iniciación señalan la etapa previa de preparaciónindividual en que los principiantes asimilan las habilidades más elementales que lespermitirán formar parejas, donde los elementos básicos se estudian de modo particular y seaplican en las acciones primarias. 72
  • 92. El primer elemento básico que debe transmitirse es la postura, con una profundidad tal, eneste nivel de iniciación, que le permita tomar conciencia de su estabilidad, y a partir de estacomprender de forma eficiente las primeras reglas de conducta en la sala de práctica, comoson: la cortesía, la disciplina, la concentración de la atención y el estado de alerta que a ella sevincula. Estas cualidades van más allá de la forma de la postura básica. Expresan la diferenciaesencial entre la metodología tradicional y nuestra propuesta, dado que la anterior acentúa, ennuestra opinión, exageradamente el valor didáctico de la forma; en tanto que nuestro modo decomprender y enseñar el deporte, emplea la forma como pretexto para asimilar la esenciatáctica y educativa del Judo en su totalidad, y de cada una de los elementos técnicos.Al tratar de trasmitir la postura, durante los primeros momentos debe tenerse en cuenta lasposibilidades y características de los alumnos. Si se trata de personas con un nivelsignificativo de experiencias y conocimientos (jóvenes y adultos) se puede describir ydemostrar, pero si los practicantes son niños será más provechoso primeramente exigirsistemáticamente una forma equilibrada y marcial de pararse o sentarse, partiendo del ejemploque ofrece el profesor con su actitud en el área y fuera de esta.La postura del profesor no debe ser artificial, sino natural y desenfadada (no fingida), porquecon su sinceridad la imitación de los alumnos se convierte en un valioso recurso, no hay queolvidar que la postura tiene además de lo instructivo un valor educativo.Cuando las posturas asumidas por los alumnos durante la práctica se convierten en una formade ser, entonces es más fácil que puedan representarse los componentes que la sustentan:concentración, tono muscular, equilibrio, disposición, etc. Llegar a este grado de profundidadno es suficiente, cuando las posturas convencionales o no han sido logradas por lospracticantes, es necesario que puedan interpretar sus múltiples formas en las diferentesoperaciones y movimientos que componen la acción. Para ello es necesario señalar, corregir,estimular y demostrar como la postura es condición a través de toda la acción, aunque enalgunos casos sea necesario detener el movimiento. La postura no solamente debe sermantenida durante las proyecciones o controles, sino también en los ejercicios preparatorios.Ahora bien, cada etapa de la enseñanza y perfeccionamiento responde a objetivos cuyoalcance sitúa los limites que se deben alcanzar. Asimismo, no son necesario altos niveles deperfeccionamiento de la postura para pasar al desplazamiento, fundamentalmente porque la 73
  • 93. primera se consolida en el segundo; sin embargo debe contarse al menos con una posturainicial, con capacidad de movilización y transformación.El desplazamiento como la postura, tiene sus formas fundamentales, cuya práctica ayuda aasimilar y comprender las particularidades necesarias para su máxima eficiencia. Por ejemplo,moverse a partir de las caderas, eliminar las formas naturales de ascenso y descenso del centrode gravedad del cuerpo durante los movimientos de avance y retroceso, para emplear formasque aseguran una mayor estabilidad del cuerpo; no cruzar las piernas, evitar fases de vueloamplio entre los puntos de apoyo, etc. son las cualidades fundamentales del desplazamiento.La ejecución lenta y atenta de los tipos de desplazamiento que son objeto de estudio en lainiciación, ayuda a interpretar cada uno de los detalles que dan sentido al movimientocorrecto. En la medida en que las ejecuciones sean cada vez mas fluidas, el movimiento vaalcanzando mayor automatización y rapidez, pero además la exigencia del mantenimiento dela postura durante la ejecución es también una vía para lograr en los principiantes una ideaclara de los objetivos que se quieren alcanzar con un nivel de desplazamiento óptimo.De esta manera se han resumido las indicaciones para el trabajo individual de losprincipiantes respecto a la postura y el desplazamiento individual en su primera fase deestudio. ¿Cómo abordar entonces el trabajo en parejas? En esta parte viene a desempeñar suprimera función el kumi kata que produce en ese momento un importante acontecimientopsicosocial, donde se expresan las antipatías y simpatías entre los practicantes.Es conocido que en el judo la adecuada armonía entre tori y uke es muy importante para elprogreso técnico, porque asegura el cumplimiento del principio de la prosperidad mutua. Espor eso que la relación tori - uke se favorece con la comunidad de intereses y objetivos de losindividuos que componen la pareja, de ahí que la selección de la misma sea independiente ysolo será dirigida en casos muy justificados.Al introducir el agarre en el proceso de enseñanza debe empezarse por la forma fundamental,a partir de la cual se extrapolan correctos hábitos de sujeción de la pareja o el adversario. Sinembargo, no basta con una forma correcta de agarrar, no deben descuidarse las cualidades defirmeza y flexibilidad. Estas cualidades, aunque no constituyen objetivos inmediatos, si sequieren alcanzar no pueden perderse de vista. Para ello es preciso ejecutarlo adecuadamente, 74
  • 94. sobre todo a partir de la introducción del desequilibrio donde cobra un nivel de aplicación másobjetivo.Una vez constituida la pareja de estudio la postura y el desplazamiento adquieren nuevasexigencias, ya que a partir de entonces las acciones propias están condicionadas por lasajenas; aparecen nuevos postulados. Por ejemplo, será necesario adelantar la piernacorrespondiente a la pierna del otro miembro de la pareja que se atrasa o viceversa, hecho queprepara el camino para el entendimiento del principio de la flexibilidad. Con el trabajo enparejas surgen los puntos de referencia que permiten establecer más explícitamente que a unapostura derecha corresponde un agarre derecho y a una postura izquierda le corresponde unagarre izquierdo, lo que es más útil en el futuro inmediato para coordinar la ejecución de laacción para desequilibrar.La pareja de individuos que se forma al estudiar judo, está compuesta por el tori y el uke. Elprimero es aquel que se ejercita a partir de determinadas acciones, tomando como referenciala figura del segundo, el uke, quien permite que sobre su persona se ejecute la técnica que esobjeto de estudio, y mantiene una actitud relativamente pasiva ante la actividad. Sin embargo,es conocido que la pareja tiene lugar verdaderamente si los miembros que la componen estánpreparados para compartir algo. Este hecho se evidencia al comprender que una persona sinexperiencia en la practica del judo no puede asumir el papel de uke, por muy pasiva que sea lafunción de este. Pero además, cuando dos practicantes de alta calificación realizan accionesmuy complejas, el uke deberá tener una preparación acorde al nivel de las acciones que serealizan, aunque su única función sea la de servir de referencia para la acción de ataque.El uke puede además, ser un crítico muy importante de la calidad de la acción de su pareja,con mucho conocimiento de causa, pues independientemente de observar una gran cantidadde los movimientos que realiza el tori, siente en su propia anatomía los efectos de la acción, yes de muchas maneras el más indicado para emitir un juicio cualitativo de la técnica. Demanera que el uke no solo comparte la acción, sino que aporta en beneficio de su compañero,por amor al arte que el judo representa y por sí mismo; dado que el verdadero judoka admirael progreso ajeno, mientras espera para cultivar el propio. Aunque en la iniciación, esto essólo una aspiración, constituye una noble inspiración para el practicante. 75
  • 95. Por mi parte, he podido comprobar que la formación del uke como parte de la preparación delos judokas supone dos objetivos iniciales hacia donde se orienta la actividad del profesor enel proceso de enseñanza–aprendizaje:v Crear el soporte material para abordar las formas de proyección y control a partir de que los practicantes acepten su función y la realicen con eficiencia.v Controlar el ego, fuente de sentimientos de sobrevaloración tendientes a generar opiniones engañosas sobre sí mismo, o el oponente, que tanto afectan el entendimiento e interiorización del principio de la flexibilidad.En realidad nadie se prepara en judo para desempeñarse como uke, sin embargo es unacondición, sin la cual resulta imposible desarrollar el proceso de enseñanza y entrenamiento.La educación del uke comienza con el estudio de la postura individual y tiene su primeramanifestación al introducir el agarre, donde como se ha dicho se establece la relación entre losmiembros de la pareja. A partir de ese momento se puede observar en las sesiones deentrenamiento un estado de dependencia entre los componentes de la pareja que bien podríaser la base de la relación sujeto – sujeto de estudio en judo, por lo que se insiste en que laformación de la pareja es un evento psicosocial importante durante la iniciación. Sin embargo,solo cuando se introduce la acción para desequilibrar en el proceso de aprendizaje, se hacemás objetiva la condición de uke porque es ahí donde por primera vez se orientan tareasespecificas con relación a un oponente. A partir de entonces, su trabajo se extiendeindefinidamente paralelo al del tori, a lo largo de la vida deportiva de los judokas.Al enunciar las funciones del uke, tomaremos como referencia los tres niveles de profundidadde los elementos básicos a los que arribamos en la presente investigación.Durante la iniciación, en su etapa más elemental, el uke debe acatar las normas quecondicionan el desplazamiento en parejas, tales como adelantar la pierna correspondiente a lapierna que su pareja atrasa y viceversa; debe además, mantener una postura adecuada parapracticar las indicaciones que se orientan en el agarre. Durante el estudio de la acción paradesequilibrar debe representar el comportamiento de un cuerpo que físicamente pierde elequilibrio en una dirección previamente orientada por el profesor. En este caso debe mantenertenso el abdomen, sin permitirse flexionar el tronco, este debe permanecer recto, aunque seincline hacia la dirección en que su pareja realiza la acción. Esta conducta es igual tanto a 76
  • 96. partir de una postura estática como durante los desplazamientos de avance y retroceso que seorienten.Al estudiar las diferentes formas de ataques y defensas, el uke debe mantener una postura encorrespondencia con los objetivos que persigue el tori, debe regular los esfuerzos paradosificar la resistencia al ataque de su pareja. Durante las proyecciones es también importanteevitar tensiones musculares y emocionales que afecten el desenvolvimiento de la actividad, ensu lugar debe adoptar una actitud serena que de confianza y seguridad tanto a su compañerocomo a sí mismo.Cuando las acciones son más complejas, el papel del uke alcanza un estadio superior alagregar a su función limitada de recibir la acción, la necesidad de interpretar el sentidotécnico y táctico de la actividad y en las acciones combinadas puede simular oponentes con uncarácter muy activo que no se limitan a recibir el ataque, sino que además defienden y contra -atacan por lo que el trabajo del uke se hace tan significativo como el del tori, tanto que solopuede diferenciarse a partir del objetivo de las tareas que se orientan.Aunque parezca contradictorio, el contenido de la preparación del uke no es ni mucho menosdiferente al del tori; el hecho se explica a partir de que las habilidades que se logran tienendiferentes vías de aplicación atendiendo al rol que en cada ocasión se desempeña. Por eso lapreparación como uke incluye también elementos básicos, desequilibrios, proyeccionescontroles y otros. Ahora bien, las condiciones más importantes del uke son las que permitensoportar las proyecciones; por lo tanto, lo más representativo en su preparación son losejercicios acrobáticos que ayudan al mejoramiento del sentido del equilibrio y a una mejorubicación espacial, que contribuye a crear la confianza que necesariamente debe tener para nointerferir en el trabajo del tori, producto de las tensiones que surgen por temor a laproyección; pero más específico que los ejercicios acrobáticos son las diferentes formas decaer, dirigidas directamente a contrarrestar los efectos del impacto contra la estera de práctica.Por su extraordinaria importancia en la formación del judoka, la caída se incluye en lapreparación técnica como una acción condicional para aprender específicamente las técnicasde proyección. En el presente proyecto metodológico se introduce en el proceso de iniciacióndespués de la postura, los desplazamientos individuales y los ejercicios acrobáticos mássimples, ya que depende de la asimilación previa de determinadas habilidades menos 77
  • 97. trascendentales; luego se continúa perfeccionando junto a las demás tareas de la iniciación, demanera que cuando llegue el momento de proyectar, por lo menos las formas elementales yaestén consolidadas.Es recomendable comenzar por la forma, ma ushiro ukemi (caída directamente atrás) y apartir de esta, las que son laterales y hacia atrás (hidari y migi yoko ukemi), más tarde lascaídas laterales al frente. (hidari shugari zempo ukemi y migi shugari zempo ukemi). Sinembargo, estas últimas no deben ser incluidas hasta no haber consolidado las que son lateralesatrás, observe que la parte final de estas son equivalentes a la fase final de la parte principal delas caídas laterales al frente. Según nuestro enfoque, el momento de iniciar el aprendizaje delas caídas al frente puede extenderse más allá del aprendizaje de las primeras técnicas deproyección, porque además, las caídas en este sentido son aplicables objetivamente en lasproyecciones de sutemi waza, (lances desde la posición de tendido) las que naturalmente no seincluyen durante la iniciación.La acción de caer abarca dos aspectos fundamentales: El físico que a su vez incluye doscomponentes, el golpeo con la palma de las manos y una porción importante de losantebrazos, y el componente postural, no menos importante dirigido adaptar el cuerpo a lasuperficie del área, a través de una adecuada disposición de las articulaciones y los segmentoscorporales. El segundo aspecto tiene carácter psicológico y esta dado por la disposición ymotivación que son necesarias para ejecutar la acción, lo mismo durante la iniciación que enniveles superiores, al aumentar la dificultad y complejidad de los ejercicios.Mientras tanto, se continúa perfeccionando el trabajo de los elementos básicos y, cuando lapostura y el desplazamiento en parejas se ejecutan con un nivel aceptable, están dadas lascondiciones para introducir la primera de las fases de las técnicas: el Kuzushi.En muchas ocasiones durante la etapa de iniciación, al enseñar el desequilibrio se toma comocontenido las ocho direcciones convencionales, y no es que sea incorrecto, pero no basta,porque el conocimiento de la dirección no implica la interiorización del sentido para aplicar laacción, tanto la postura como la acción para desequilibrar deben educarse sobre la misma basepero en direcciones opuestas. El equilibrio como cualidad de la postura y el desequilibriocomo objetivo a lograr sobre el oponente tienen su base fisiológica en los mecanismosaferentes y eferentes del Analizador Vestibular y el Sistema Sensorial Motor. 78
  • 98. Las formas escogidas para enseñar a desequilibrar deben ser las más generales en el sentidode que puedan crear una reserva de hábitos que permita, a partir de ellas, acercarse a otrasformas cada vez más especificas. Pero aun así, el judoka solo dispone del medio, no está aptopara determinar cuando debe llevar al oponente a una posición de desequilibrio irreversible.Hasta ahí el practicante solo está preparado para iniciar el proceso dirigido a captar elcomportamiento postural del oponente y de sí mismo a través de las tensiones musculares quese generan como consecuencia de los esfuerzos propios y ajenos. En este caso resultasignificativo el papel del agarre, por esta vía se conoce de los cambios que surgen y quesirven de estímulo para aplicar la acción,Es de tener en cuenta en la automatización del acto de desequilibrar, que las circunstanciaspara la aplicación son variables y no es factible una forma mecánica de repuesta, por lo que elaprendizaje debe estar encaminado a resolver situaciones cambiantes, de manera de nolimitarse a tal forma de desequilibrio, sino a desequilibrar como habilidad. Una vía paraconseguirlo es aplicar la misma forma de agarrar para ejecutar varias formas de desequilibrioy a su vez ejecutar una misma forma de desequilibrio con diferentes formas de agarre.Las direcciones hacia donde se aplica la acción para desequilibrar dependen de la resultantede la acción de los brazos según la técnica que se ejecuta. Como detalle importante, observeque cuando el desequilibrio es al frente debe evitarse que el oponente pueda apoyarse sobre elprimer dedo del pie, pues como se sabe, se encuentra respaldado por una gran musculatura,capaz de resistir con éxito la acción para desequilibrar, por eso es recomendable hacer apoyaral contendiente sobre el quinto dedo o que la dirección del desequilibrio esté situada al menosal centro del arco frontal del pie.Lo primero que debe aprender un practicante respecto al tema, es a diferenciar los estados deequilibrio y desequilibrio en sí mismo y luego en el oponente. Se debe estudiar en formaindependiente los trabajos de elevación y aceleración, luego se integran en una sola acción,cuando el aprendizaje ha avanzado lo suficiente, se aumenta la dificultad al realizarlo en unpaso después en tres y finalmente en desplazamiento dirigido y libre. Es recomendablecomenzar con una acción al frente directamente, pues es menos complicado y permiteconservar mejor la postura. Por último, la experiencia ha demostrado que no existe provechoen enseñar direcciones de desequilibrio que no estén dirigidas hacia una forma de ataque 79
  • 99. definida, mientras que la ejecución al frente sirve para comprender el cómo y el por qué deldesequilibrio, desempeñando así el papel de forma fundamental que transfiere su carácter aotras formas cuando llegue el momento de aprender el ataque que le da razón de ser.Durante la primera etapa del proceso, la acción para desequilibrar es realizada por losprincipiantes a expensas de los brazos en el tachi waza, pues falta por lograr la armonía deldesplazamiento durante la acción, en este periodo no deben incluirse ejercicios de fuerzadirigidos a respaldar la acción para desequilibrar, pues afecta la comprensión de laflexibilidad como fundamento de la acción y retarda en consecuencia el tránsito a un estadiosuperior, aunque la condición física no sea favorecida.En una segunda etapa del proceso, el tronco apoya mas a los brazos durante la ejecución y lospracticantes descubren la importancia de un apoyo firme y bien colocado para imprimir fuerzay potencia a la acción; aplican la acción y reacción; se vincula libremente el desplazamiento eincluso se combinan direcciones de desequilibrio en ataques combinados y en los contraataques. En el ne waza se usa la acción para desequilibrar en las formas de virajefundamentalmente, entendidas estas como aquellas formas de ataques que consisten en llevaral contendiente desde un estado extremadamente defensivo (en cuatro puntos, tendido decúbito prono, etc.) hasta una posición donde sea más fácil aplicarle el control o controlarlodirectamente. Sin embargo, aun predomina el cálculo; es decir, existe una marcadadependencia de la atención a varios de los elementos componentes de la acción.Más adelante, cuando desequilibrar es el resultado de la comprensión del principio de laflexibilidad y del uso benéfico de la energía, la acción parte el tronco y los brazos secomportan como una prolongación del esfuerzo. En muchos casos, el movimiento circular delas piernas es fuente de aceleración del cuerpo que ayuda a desestabilizar al oponente. Seintegran los factores físicos y psicofisiológicos que respaldan la acción, la independencia delcontrol consciente es tal que la acción para desequilibrar al oponente es consecuencia de supropia forma de proceder, pues el aprovechamiento de la fuerza de su ataque o de suresistencia se hace una realidad; en el ne waza el desequilibrio cobra mayor nivel deaplicación tanto en los ataques directos como en los contra ataques y ataques combinados. 80
  • 100. Niveles de Momentos del Proceso Objetivos Contenidos Referencias del fedd profundidad específicos back Diferenciación de los Desempeñar el estados de estabilidad e papel de uke Postura Relaciones espaciales: inestabilidad propios individual Diferenciación de los Educar los Como Situación de los estados de estabilidad e mecanismos elemento de Postura propia y apoyos y el C.G.C. inestabilidad ajenos aferentes y iniciación ajena posición de los Integración de los EBJ eferentes del brazos. con vistas a abordar el sistema sensorial aprendizaje de la acción motor Formas de Analizar los aceleración. Relaciones dinámicas: componentes Formas de Origen y dirección de Provocación de los dinámicos de los elevación del los vectores de fuerza, que depende la tronco global. estructura funcional Como estados de inestabilidad acción Ejecución sobre de los segmentos estructura en en el uke de forma convencional una postura implicados. sí. Integrar los estacionada. sistemas de Ejecución en un Relaciones Orientación de las movimientos que paso. capacidades temporales: componen la Ejecución en intelectuales hacia la Relación entre las acción tres pasos. comprensión del fases. momento Ejecución en Relacionar la desplazamiento Relaciones espacio acción para dirigido. temporales: desequilibrar con Ejercicios con el desplazamiento desplazamiento Velocidad de ejecución, cambio de libre. ritmos. Como Formación de aptitudes Parte de la componente que permitan enfrentar Introducir preparación de Relación causal de la nuevos contenidos de elementos un ataque (Tskuri - Kake) estructura del mayor complejidad y tácticos. definido. ataque. particularidad Como Perfeccionar el Estudio de la sensación sentido de la ocasión para el Efectividad. especializa- anticipación. ataque. da Relación lógica y cronológica del proceso de asimilación de la acción para desequilibrar.El cuadro anterior resume los fundamentos esenciales que respaldan el proceso enseñanza delkuzushi, (acción para desequilibrar) desde la asimilación de la acción en sí, hasta laintegración de la misma en acciones más complejas. 81
  • 101. Más adelante, al referirnos a los elementos básicos como sostén de la estructura, se estádefiniendo también, no ya una etapa de iniciación, sino la introducción a un periodo dedesarrollo bien definido, cuyos objetivos se encaminan al estudio de las diferentes formas deataques y defensas; es el momento en que los principiantes han logrado un dominio adecuadosobre los elementos básicos y la acción para desequilibrar, y están preparados para abordar elcampo de las técnicas de proyección y control, pero el cambio no ocurre bruscamente, porqueen nuestra propuesta se trata de un proceso que comienza con los elementos básicos comounidades independientes y continúa cuando se aplican como sostén de la estructura en nuevasacciones, que permiten perfeccionar las habilidades y conocimientos ya adquiridos.Se ha dicho que la estructura de la técnica tiene lugar a partir de la aplicación de loselementos básicos. Las variaciones espacio – temporales de la postura por ejemplo, vanmarcando las partes esenciales de la técnica objeto de estudio, atendiendo a las funciones decada uno de los movimientos que componen la acción.Por otra parte, el desplazamiento en la estructura de la técnica tiene dos manifestaciones: Losmovimientos en el lugar con apoyos invariables y los movimientos que implican unatraslación de los puntos de apoyo. Durante la ejecución de ambas formas surge en el cuerpogran cantidad de tensiones musculares tendientes a conservar la estabilidad, pues como sesabe de esta depende en gran medida el éxito de la acción.Los movimientos con variación de los apoyos tienen lugar fundamentalmente en el tsukuri,donde la finalidad es desequilibrar al oponente y colocarse convenientemente. Esta fase de latécnica incluye un variado sistema de movimientos de todos los segmentos corporales. En elkake o parte principal se ejecutan generalmente aquellos movimientos que no implicanvariación de los puntos de apoyo, aunque esta fase se caracteriza por un rico sistema demovimientos dirigidos a proyectar o controlar al uke; durante la proyección pueden existiruno o dos puntos de apoyo, mientras que en el ne waza por lo general los apoyos pueden serde mayor área y más numerosos. La forma de la estructura de la técnica en las accionesdefensivas puede variar en dependencia de las condiciones en que se realizan, pero en generaldeben ejecutarse con la mayor estabilidad posible.Finalmente el agarre como medio de interacción con el otro miembro de la pareja se mantienecasi siempre constante después de iniciada la acción en tachi waza. Sin embargo, en el ne 82
  • 102. waza pueden ocurrir variaciones relacionadas con el carácter de la acción, los objetivos alograr y la resistencia del contrario. Estas condiciones hacen del agarre en el ne waza unelemento de gran variabilidad y amplitud porque además se complementa con sujeciones queno son con las manos propiamente sino que intervienen los brazos y las piernas.Por otra parte, el desplazamiento no solo tiene como objetivo desestabilizar al oponente sinotambién mantener la estabilidad propia. Es recomendable entonces independizar aldesplazamiento del agarre y regresar al trabajo individual, reproduciendo aquellas técnicasque son objeto de estudio (tandoku).En esta nueva etapa del proceso, orientar a los practicantes hacia la comprensión del papel delos elementos básicos como sostén de la estructura, es un camino hacia la aprehensión no solodel fenómeno o el cuadro exterior de las acciones, sino sobre todo de su esencia; de este modose simplifica la acción y se produce un acercamiento a la determinación de sus nexos internos.Si durante la enseñanza y el perfeccionamiento de la técnica el profesor profundiza en loselementos básicos, además de mantener la sistematicidad del proceso, podrá dirigir acerta-damente la corrección de errores y crear las condiciones en los practicantes para laautocorrección. Para ello el profesor debe conocer con profundidad la forma y el sentido decada una de las técnicas que pretende trasmitir.Es entonces cundo vienen a jugar su papel las técnicas rectoras, comenzando con el tsuri komigoshi. Si se ejecuta en condiciones donde se respete lo que hasta el momento se ha dichosobre la postura y el desplazamiento. Por ejemplo:Cuando la acción del desequilibrio es al frente mientras el uke avanza, es muy útil prolongarel paso por detrás formando un círculo alrededor del eje longitudinal del cuerpo para caer casiespontáneamente en este movimiento de cadera, cuya práctica sistemática transfiereimportantes hábitos a otras acciones de estructura similar. Esta acción permite prolongar losatributos de la postura y mantener el agarre fundamental. Además de que la caída es muysencilla y el ejecutante cuenta con dos puntos de apoyo para mayor estabilidad y seguridadpropia y ajena, teniendo en cuenta que se trata de individuos de muy poca experiencia.Aunque el tsuri komi goshi, que consolida la postura y el agarre, se sigue perfeccionando,debe introducirse n uevas técnicas como el okuri ashi barai, que permite armonizar aun más aldesplazamiento, haciéndolo cada vez más fluido y libre; también ayuda a consolidar las 83
  • 103. formas laterales de caer de manera fácil, que dicho sea de paso son muy utilizadas. Cuando seestudia esta técnica por primera vez, lo primero es adaptarse a barrer con la planta del pie.Luego, que el gesto de barrer parta de la cadera, así como no olvidar orientar el pie de apoyoen la dirección de la acción. La forma okuri consolida también al resto de los elementosbásicos, y prepara las condiciones para abordar otras formas de cegados y barridos.En esta parte del proceso, el ouchi gari resulta un medio valioso, tanto porque hacetransferencia a otros movimientos técnicos afines, como que permite desarrollar aptitudessumamente importantes para el judoka: como coordinación, ritmo, equilibrio y amplitud delos movimientos, todas ellas con un carácter muy específico, concebidas para ejecutar lastécnicas con la mayor fluidez y elegancia que son rasgos estéticos que acompañan ydistinguen al judo como arte marcial de gran valor educativo.Las formas tsuri, okuri y ouchi no tienen quizás una relación directa entre sí, no obstanteabren una brecha sobre el amplio mundo de las técnicas de proyección, de manera queconsiderándolas como bloques, sí inciden directamente sobre la calidad del aprendizaje de lastécnicas siguientes.En una etapa más avanzada del proceso, el objetivo está más próximo a la asimilación de lastécnicas de proyección y control propiamente, (aunque los practicantes no hayan alcanzado unnivel muy significativo de desarrollo) pues a fin de cuentas el nivel óptimo se lograrárealizando ejecuciones óptimas.Pero es cuando tiene lugar el aprendizaje del kubi nage, que al decir de A. Kolychkine“permiten acercarse al entendimiento del sentido de los cuerpos paralelos”. Se refiere a quemuchas de las técnicas utilizadas en las competencias se ejecutan con desequilibrio al frente yanteponiendo el propio cuerpo en diferentes formas frente al adversario. Ejemplos: seoi nage,kochi guruma, Ippon seoi nage y harai goshi. Esos tipos de ataques exigen una posición delcuerpo casi paralela de los planos frontales de los cuerpos de los que participan, donde laparte posterior del tori se relaciona con la parte anterior de la del uke.Muchas veces el kubi nage es sustituido por ogoshi. Sin embargo, el cuerpo es más ancho porel tronco y al abrazarlo se rompe obligadamente el eje vertical de la postura, lo cual esaceptable en acciones futuras, pero en los principiantes puede crear concepciones equivocadasrespecto a la postura. Además, se ha demostrado que el aprendizaje prematuro del ogoshi 84
  • 104. interfiere en la eficacia de la asimilación de otras técnicas como el uki goshi, ya que lacostumbre de pasar la cadera y levantar al uke sobre ella no permite interpretar el sentido de laflotación que acompaña al uki goshi.Ya en estos niveles va siendo necesario una acción que no solo consolide a la postura, alagarre y al desplazamiento, sino que también de un nuevo sentido de aplicación de la acciónpara desequilibrar, en fin que permita ejercitar el tsukuri con un mayor nivel de exigencia,entonces debe considerarse el tai otoshi, que es un elemento técnico capaz de mejorar laacción preparatoria de muchos otros movimientos en particular.En cuanto a las técnicas de control pueden ejecutarse directamente varias de aquellas másimportantes de acuerdo con el argumento expuesto, aunque precedidas por procedimientosque les den sentido. Hay que lograr, a través de juegos u otros métodos que los principiantesvean el lado útil del control y, el randori no es por ahora el método más indicado, por losefectos emocionales que produce el enfrentamiento en los principiantes.El orden debe ser a partir de aquellas formas donde exista mayor estabilidad para lainmovilización y sea más fácil la interacción con la pareja. (kusure kesa gatame, yoko shihogatame, kami shiho gatame, tate shiho gatame) Las variantes de esa cuatro técnicasfundamentales se van introduciendo paulatinamente.No es necesario esperar que todos los alumnos logren un dominio completo de todos loscontroles para introducir las luxaciones, cuyas reglas para el aprendizaje son semejantes a lade las inmovilizaciones, porque de lo que se trata más bien es de ir adquiriendorepresentaciones que responden a los términos: inmovilizar, luxar, estrangular, virar, etc. y lastécnicas en particular son por ahora los medios para conseguirlo.Estos elementos técnicos, tanto de proyección como de control constituyen el contenidoesencial con los cuales culmina el proceso que permite el logro de los objetivos de laadaptación e iniciación en judo, a partir del cumplimiento de los cuales debe dar inicio unproceso de desarrollo más acelerado.La introducción de las técnicas siguientes puede ser más espontáneamente, respetando encierta forma la individualidad de los principiantes. Y no es que antes no se tuviera en cuentapreviamente, pero no contaban con una base a partir de la cual encaminarse. No obstante, elproceso continuará siendo dirigido y satisfaciendo un orden lógico. Así por ejemplo las 85
  • 105. técnicas de sutemi waza se ejecutarán con fines competitivos después de un refinado sentidodel momento y de la acción para desequilibrar, así como determinado nivel de madurez.En este sentido, no es ocioso decir que debe tenerse en cuenta que las técnicas de piernas sonextremadamente difíciles, que requieren de gran coordinación sobre un solo apoyo; que aveces la regla de ir de lo más fácil a lo más difícil es sacrificada para ir de lo general a loparticular, aprovechando la transferencia de hábitos y evitando la interferencia, lo cual es muyimportante en judo, dada la gran cantidad de elementos técnicos con los que cuenta estedeporte. Así mismo, las técnicas de proyección de hombro - brazos son muy altas para losprincipiantes, que no han desarrollado un adecuado sentido de la estabilidad, además de quese sabe que en edades tempranas (menos de 10 años) la musculatura de la espalda es aun muydébil y la columna vertebral está finalizando su maduración ósea.También en esta parte del proceso deben introducirse las acciones defensivas, apoyados en lasformas de ataques que ya los practicantes conocen. Es propio de algunas formas de proceder,introducir un elemento y como forma de ampliar el sistema técnico táctico, pasarinmediatamente a las defensas correspondientes. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que talprocedimiento puede menoscabar la confianza de los principiantes en un ataque reciénaprendido, por eso es recomendable alcanzar primero una concepción del ataque, no comouna acción aislada, sino como una forma de expresión de la táctica ofensiva.En cuanto a las acciones defensivas, las esquivas exigen mejor sentido de la anticipación,autocontrol y velocidad de reacción, en fin son más complejas. Pero aun así deben incluirseantes de los afrontamientos, porque son portadoras de un mejor espíritu de la flexibilidad ypor tanto es un camino más corto hacia el entendimiento de la esencia del judo, mientras quelos afrontamientos tienen una relación más marcada con el instinto de conservación yconducen a una solución rápida de la situación, pero más costosa, lo cual la aleja de losprincipios del uso benéfico de la energía y de la flexibilidad. Sin embargo más adelante,cuando el judoka ha logrado un nivel de maestría que le permite no solo comprender sinotambién sentir las diferencias entre una y otra acción su aplicación en el randori y el Chiaiobedece solo a un problema de elección del ejecutante.La introducción de los contra - ataques y ataques combinados se convierte en el modo deampliar y sistematizar el repertorio táctico del practicante. Para asimilar estas acciones es 86
  • 106. preciso dominar las técnicas que interactúan, las formas de defensa y contar con un nivel dedesarrollo aceptable de las capacidades coordinativas específicas, mientras que su prácticasistemática ayuda a mejorar la velocidad de reacción, el sentido de la anticipación y aenriquecer el pensamiento táctico de los practicantesEl carácter progresivo en el ordenamiento del contenido permite definir cuatro mediosespecíficos, que son fundamentales en el progreso de los practicantes: Kata, Uchi Komi,Randori y Chiai. Ellos se erigen como soportes sobre los cuales se entrena el judoka y, sontratados como "Formas Metódicas" por A. Kolychkine en su Judo, Arte y Ciencia, 1988.“La kata es el estudio convencional de las formas. (proyecciones, controles, esquivas, etc.)Existe además el kata estético” -A. Kolychkine,1988.- dado como la selección de accionesorganizadas en una secuencia lógica. La practica del kata como medio de aprendizaje estádirigida fundamentalmente a la interpretación de las regularidades entre los movimientos quecomponen la acción objeto de estudio.El uchi komi es el soporte material del método de repeticiones a través del cual se logran loshábitos y habilidades propios de la preparación técnico - táctica, puede ser estacionadocuando de enseñar o de preparar un aspecto específico del practicante se trata y endesplazamientos según el objetivo que se quiere lograr. Ambas formas contribuyen a laeducación de los mecanismos sensoperceptuales que sirven de base para la ejecución correctade las acciones. Sin embargo, el uchi komi en desplazamiento permite adquirir un sentido delmomento de ataque más efectivo.El desplazamiento en el uchi komi puede ser dirigido (al frente, atrás, lateral, etc.) y librecuando la tarea es para profundizar y ampliar el nivel adquirido. Podría afirmarse que el uchikomi en desplazamiento libre es la antesala del randori, como el randori es el medioespecífico más próximo al Chiai. Una de las tareas más difíciles para el profesor de judo eslograr que sus discípulos pasen del estudio de la técnica a su aplicación en el combate sinestropear su forma y contenido.El randori, que para muchos judokas es el medio a través del cual se materializa el métodocompetitivo, es sin embargo una actividad en la que los miembros de la pareja no debenconsiderarse como rivales, pues el sentimiento de alcanzar la victoria y evitar la derrota puedeser el factor principal que entorpece el progreso técnico y espiritual de los practicantes 87
  • 107. Durante el combate se producen tensiones emocionales muy fuertes que pueden afectar eldesenvolvimiento técnico - táctico de los contendientes, y lo que es mas grave, en losprincipiantes se puede desvirtuar la estructura de las acciones y crear hábitos técnicosincorrectos. El randori bien concebido y oportunamente introducido, puede ser un medio muyútil para lograr el fin deseado. "El randori debe interpretarse como una evolución competitivalibre, dirigida no específicamente al logro de una victoria, sino como un recurso que propiciala posibilidad de llevar a una situación competitiva las artes estudiadas en formaconvencional"- A. Kolychkine,1988.El randori como práctica o estudio libre es semejante al combate en su apariencia, pero muydiferente en el fin: en el combate el objetivo final es la victoria; en el randori es elperfeccionamiento; en el combate el adversario es el hombre que enfrentamos; en el randories uno mismo, porque en el randori se lucha contra las tensiones emocionales, contra lossentimientos inhibitorios y los de sobrevaloracion.Atendiendo a su carácter progresivo, el randori puede clasificarse en: Unilateral, especifico,libre y precompetitivo -A. Kolychkine,1988.El randori unilateral es muy utilizado con los principiantes, durante su ejecución uno de losmiembros de la pareja ataca mientras el otro se limita a defender. También puede utilizarse encompetidores de alta calificación cuando se quiere enfatizar sobre aspectos de la tácticaofensiva o defensiva particularmente. El randori especifico es aquel donde se orientan tareasque están dirigidas a desarrollar una acción técnica o un aspecto determinado, ejemplo:aplicar solo el tokui waza, (técnica favorita) trabajar con una postura diferente a la habitual,etc.En la forma libre del randori, como la palabra indica no hay limitaciones que puedan atenuarla aplicación de todas las formas técnicas conocidas, por eso puede desarrollar la creatividad eimaginación de los practicantes. En el randori precompetitivo hay más exigencias respecto alos resultados, pues los mismos dan la medida del nivel alcanzado y el estado en que seencuentra el judoka previo al shihai.El randori no se introduce arbitrariamente en el proceso de formación del judoka, sino quehacen falta determinadas premisas, entre las más importantes:Ø No temer a ser proyectado, ni por el efecto físico, ni por el efecto moral. 88
  • 108. Ø La posibilidad real de aplicar determinadas formas de ataques y defensas.La practica sincera del randori permite no solo comprender sino aplicar el principio de laflexibilidad, como algo más que el sentido que incluye actitudes tendientes a eliminarcualquier manifestación de rigidez en el pensamiento y en la acción, y que puede alcanzarexpresiones tácticas, un ejemplo de ello, puede ser al darle cumplimiento a los preceptos:Halar cuando el contrario empuja y empujar cuando este hala. Si la observación de estasreglas produce los resultados esperados, los esfuerzos son cada vez más económicos yproductivos, lo que de hecho abre el camino a la materialización del uso más eficiente de laenergía.Si al actuar en el randori se tiene en cuenta que el otro miembro de la pareja, con el cual seinteractúa, no es un rival, sino aquel que con su hacer permite crear la referencia para elataque o la defensa, y se le sirve de igual forma y con el mismo espíritu, se estará dando unpaso definitivo hacia la asimilación del mas humano de los principios del judo: El de laprosperidad mutua.El shihai o el combate propiamente, es el contexto donde los contendientes miden concarácter competitivo el nivel de la preparación que han alcanzado desde el punto de vistatécnico - táctico, físico, psicológico e intelectual. Se asiste al combate libre de compromisos yatavismos, diríase que el deportista participa casi como el espectador que lo contempla, nocomo una manera de evadir su responsabilidad, sino como una forma efectiva de mantenersealerta y en armonioso equilibrio. Durante el combate es importante saber controlar lasemociones, y no ha de entenderse por ello la inhibición de las mismas, sino la canalizaciónoptima de sus potencialidades; hay que controlar los sentimientos subvalorativos que puedensurgir de sí mismo al percatarse de las aptitudes visibles de su oponente; de la misma formahay que liberarse del sentido de la responsabilidad que entraña la victoria o la derrota;también la euforia que surge al tener conciencia de la superioridad propia, o de cualquier otracausa que pueda ser un factor limitante del rendimiento; en fin, es necesario lograr unequilibrio interior que se expresa en una actitud segura y serena, y en un pensamiento libre ycreativo. 89
  • 109. Si se concentra la atención de forma alterna y estrecha al ataque del adversario, a la defensa oal propio ataque, la conducta en el combate puede ser irracional y mecanicista, pero el arte decombatir es más flexible y dialéctico.El bailarín que ejecuta rítmicos movimientos no tiene en cuenta el orden en que suenan losinstrumentos de la música que lo anima. Así, el judoka que compite ejecuta en cada momentola acción que corresponde al ritmo que imponen las exigencias del combate.Durante la preparación, profesores y alumnos se esfuerzan por desarrollar las cualidadesnecesarias para enfrentar la competencia, cualidades que alcanzan su pleno desarrollo en laactividad propia, porque al fin y al cabo, se aprende a combatir, combatiendo.Cuando gracias a la práctica sistemática y prolongada, los elementos básicos devienen índicesde maestría, la aplicación de los mismos se realiza de forma automática y se distingue no solopor su forma y función, sino también por su gracia y fluidez, que patentizan la asimilación deluso benéfico de la energía como principio del Judo.La postura se caracteriza por su gran capacidad de movilización y control del equilibrio físicoy de los niveles emocionales. En el ne waza la efectividad del control se logra con la adopciónde una postura altamente especializada que garantiza la estrecha relación o aplastamientocontra el uke, llamada por el profesor Andrés Kolychkine “contacto”.El desplazamiento del judoka experimentado es armonioso y está íntimamente ligado con losmovimientos respiratorios (inspiración y espiración) lo que lo hace más económico. En lamedida en que el desplazamiento no convencional se acerca a la perfección se suceden menosmovimientos innecesarios. Y, en el ne waza el desplazamiento no convencional se caracterizapor la capacidad de flotación, tanto en las acciones ofensivas como defensivas. Cuando eljudoka ha incorporado la postura y el desplazamiento se distingue por su estereotipo, este sediferencia en sus gestos, forma de andar, y en su personalidad, de otras personas y de otrosdeportistas.En cuanto al agarre en esta etapa es muy variable y constituye una vía importante deinformación para la anticipación al ataque del oponente y la oportunidad para atacarlo.El contenido más representativo de esta etapa es el tokui waza, que es el resultado de unproceso de especialización individual que se hace explícito después de cierto nivel de 90
  • 110. maduración y, tiene su origen en la forma de interpretación de los primeros elementostécnicos de iniciación y las propias condiciones individuales del sujeto.Se puede asegurar que el tokui waza como medio fundamental en la preparación técnica másque seleccionares, se va formando con la práctica sistemática.La necesidad de obtener resultados inmediatos, ha traído aparejado un acelerado proceso deespecialización que reduce las bases de la reserva de hábitos técnicos, lo que empobrece laversatilidad y variabilidad del tokui waza e induce la creencia de que este es un simplemovimiento técnico especializado, este punto de vista sacrifica la riqueza del contenido a unade las formas en que este puede expresarse. El tokui waza más bien sintetiza las capacidadesfísicas e intelectuales desarrolladas con la práctica y su expresión competitiva enriquece lasformas en que se manifiesta según las condiciones externas: acciones del contrario,limitaciones espaciales o temporales, formas de agarre, ángulo de ataque, momento de ataque,etc.Si se acepta este enfoque, está claro que en la medida en que se haya aprendido un mayornúmero de elementos técnicos, se cuente con una mayor variabilidad en el tokui, pero este nocuenta solo con el lado cuantitativo, sino fundamentalmente con el aspecto cualitativo. Paracomprender este punto de vista es necesario una interpretación universal del deporte, dondesea posible apreciar que todo el judo puede ser expuesto en una acción, de la misma forma enque la mera sumatoria de muchas acciones no son suficientes para expresar el espíritu delmismo.Cada elemento técnico de ataque es portador de un espíritu diferente, en otras palabras,determinadas técnicas exigen mayor explosividad, otras son más sutiles como las formas desutemi, las hay rítmicas y amplias como los cegados y barridos. Sin embargo, cada individuoles da el toque personal que las distingue y suele ocurrir que el mismo elemento técnico esmarcadamente diferente de sí mismo al ser aplicado como tokui waza por distintos judokas.Cuando la práctica sistemática permite alcanzar la maestría, el judoka formado correctamentees capaz de ejecutar numerosas y variadas acciones, también puede crear nuevas formas puesdomina la esencia de los movimientos y las relaciones entre ellos. En este nivel la direcciónpedagógica en relación con los elementos básicos es más indirecta y está dirigida 91
  • 111. fundamentalmente a orientar a los judokas para la autoevaluación y el enriquecimiento de supensamiento táctico y creativo.En mi condición de entrenador y profesor de Judo del Instituto Superior de Cultura Física“Manuel Fajardo”, he experimentado el proyecto metodológico anteriormente expuesto, apartir del cual se han obtenido numerosas evidencias de su efectividad. Por ejemplo, de losalumnos del curso regular diurno que no poseían experiencias previas en el deporte de Judo, alos cuales se le impartió perfeccionamiento deportivo, cuatro alcanzaron el grado de PrimerDan en sólo dos años como promedio, uno de los cuales participó como profesorrecientemente, en un curso nacional de superación a entrenadores de todo el país. Otros dosalumnos del mismo grupo, que sólo poseían experiencias previas, pero sólo hasta el nivel decinta naranja y cinta azul respectivamente, al graduarse habían alcanzado en grado deSegundo Dan y fueron seleccionados como entrenadores de la EIDE, donde mantuvieron lacondición de entrenadores más destacados del país durante dos años consecutivos.Este enfoque, aunque no siempre admitido, por cuanto niega dialécticamente numerosasconcepciones actuales, ha despertado el interés tanto de los especialistas cubanos comoextranjeros, habiéndose presentado en varios eventos científicos donde ha sido premiado, porejemplo, Forum de Ciencia y Técnica, Pedagogía 95´ y Conferencia Científico Pedagógica enmemoria de Andrés Kolychkine. 92
  • 112. Nótese en el esquema, las diferencias esenciales entre el modelo actuante y la propuesta quese deriva de la presente investigación MODELO ACTUANTE PROPUESRTA Quince elementos básicos Solo tres elementos básicos No están implícitas las orientaciones Se dan las orientaciones para el para el trabajo del uke trabajo del uke No existe modo de relación entre el campo táctico ofensivo y defensivo. Todo el contenido está No está integrado el tachi waza con el orgánicamente relacionado. ne waza. El modelo está sustentado sobre un La propuesta está sustentada a partir criterio técnico de criterios técnicos y tácticos. La enseñanza de los elementos La simplificación de la estructura técnicos se basa en la fragmentación puede basarse en otros modos de de la acción a partir de un criterio relación, además del temporal temporal Existen tres criterios de organización El contenido está organizado a partir del contenido: Niveles de profundidad de los de la clasificación de los diferentes elementos básicos. grupos de elementos técnicos. Categorización del campo táctico. Sistema de habilidades. Análisis comparativo entre el modelo actuante y no nuestra propuesta prácticaConclusiones Parciales• La compleja sistematización de las acciones en el Judo puede ser organizada metodológicamente a partir del criterio integrador que nos aporta la concepción de Elementos Básicos, intercalando en su desarrollo, el Sistema de Habilidades y las Categorías Situacionales.• Los Elementos Básicos, por su carácter general, están presentes en todo el proceso de desarrollo de la maestría del judoka y se reflejan desde la iniciación en la práctica, pasando por su desarrollo, hasta las particularidades de los índices de la maestría. 93
  • 113. CONCLUSIONES GENERALES.1. La concepción actual de la estructura de las acciones técnico tácticas no abarca todos los aspectos que se le atribuyen en el d iseño metodológico vigente y a falta de una definición l clara de los elementos básicos, impide la selección adecuada de los mismos, limitando su función como fundamentos del proceso de enseñanza - aprendizaje. De esta manera, el modelo vigente expuesto en el Programa de Preparación del Deportista y en el Programa de Grados kyu, elaborados a partir de esos criterios, no poseen toda la sistematicidad que demanda el complejo universo del Judo.2. La actividad práctica de los profesores frente a sus alumnos en las áreas deportivas, en los diferentes niveles del alto rendimiento y en las demás instituciones, excede los fundamentos teóricos del modelo metodológico vigente.3. La caracterización de las acciones del judo implica el análisis de: la complejidad estructural de las acciones, el carácter general de los elementos básicos, el estudio de su sistema de habilidades y la definición de las categorías situacionales del campo táctico; con lo cual es posible establecer explícitamente diferentes niveles de sistematicidad y profundidad del contenido judo.4. Al caracterizar los elementos básicos y el sistema de acciones del Judo, a partir de la integración de diferentes enfoques, como son: la estructura de la técnica, la orientación táctica, la unidad entre el campo táctico ofensivo y defensivo, así como los subsistemas que conforman el Judo arriba y tendido, se logra un acercamiento más coherente al modelo teórico del Judo. 94
  • 114. RECOMENDACIONES.1. Considerar las nuevas concepciones planteadas en la presente investigación acerca de los elementos básicos y los diferentes modos de relación de la estructura con vistas a optimizar su función en el proceso de enseñanza – aprendizaje y a mejorar la organización del contenido en general.2. Tener en cuenta los criterios de sistematicidad y profundidad del contenido, sobre la base de la complejidad estructural de las acciones, el carácter general de los elementos básicos, el sistema de habilidades y la definición de las categorías situacionales del campo táctico, a fin de planificar y orientar mejor el contenido para cada una de las categorías de edades consideradas en el Programa de Preparación del Deportista.3. Tener en cuenta la caracterización de la sistematicidad y profundidad de las acciones del judo al seleccionar las direcciones de entrenamiento del componente técnico – táctico en los programas de enseñanza y en los planes de entrenamiento.4. Facilitar a los profesores de judo, especialmente a aquellos que desempeñan su labor en el nivel de base, el acceso a los resultados de la presente investigación, como un nuevo enfoque que les permita enriquecer sus puntos de vistas y optimizar su desempeño en la formación de los nuevos judokas.5. Continuar profundizando en el estudio de los fundamentos teóricos que respaldan el proceso de formación y desarrollo de los judokas, especialmente en la relación de los elementos básicos y la estructura de las acciones, con los criterios de técnicas rectoras enunciados por el maestro Andrés Kolychkine. 95
  • 115. BIBLIOGRAFÍA1. "Análisis y reflexiones sobre la preparación de Barcelona y su proyección para Atlanta. Consejo técnico asesor del INDER... [Et Al] – La Habana: Material mimeografiado. INDER, 1992.2. . Alto rendimiento deportivo, planificación y desarrollo / P Bruggemann, M. Grosser, y F. Zintl -- México Editorial Roca, S.A., 1990.3. Adams Neil. Las Luxaciones. SERIE JUDO MASTERCLASS / Neil Adams --Barcelona: Editorial Paidotribo, 1993.4. Adams Neil. Los Agarres. SERIE JUDO MASTERCLASS / Neil Adams – Barcelona: Editorial Paidotribo, 1993.5. Alvarez Z. Carlos M.. "Fundamentos teóricos de la dirección del proceso docente educativo en la Educación Superior Cubana.", Tesis presentada en opción al grado científico de Doctor en Ciencias / Carlos M Alvarez Z.-- La Habana, 1989.6. Alvarez Z., Carlos M. "La escuela en la vida. Didáctica" / Carlos M Alvarez Z.-- Ciudad de la Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1999.7. Alvarez Z., Carlos M. El objeto de estudio de la didáctica y los objetivos de la enseñanza, Ministerio de Educación Superior / Carlos M Alvarez Z.-- Ciudad de la Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1998.8. Alvarez Z., Carlos M. Hacia una Escuela de Excelencia. Colección ALSI / Carlos M Alvarez Z.-- Ciudad de la Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1996.9. Baranov. A. Pedagogía / A. Baranov -- La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1989.10. Becali A. Análisis de la Estructura de la Técnica en Judo y su Relación con los Elementos Básicos. Trabajo de Diploma para optar por el Título de Licenciado en Cultura Física. Tutor: Manuel Copello Janjaque / A. Becali -- La Habana: ISCF, 198911. Brito F., Hector. /et. al./ Psicología general para los Institutos Superiores Pedagógicos, Tomos I, Ed. Pueblo y Educación, La Habana, 1987.12. Brito F., Hector. /et. al./ Psicología general para los Institutos Superiores Pedagógicos, Tomos II, Ed. Pueblo y Educación, La Habana, 1987.13. Bunge M. La Investigación Científica, Su estrategia y filosofía / M. Bunge -- La Habana: Editorial ciencias Sociales, 1972.14. Caffary Brian. Judo para Expertos. SERIE JUDO MASTERCLASS / Brian Caffary -- Barcelona: Editorial Paidotribo, 1994.15. Calderón Jorrín, Caridad. "El problema científico-metodológico de la enseñanza de las habilidades motrices: Bases psico-fisiológica." Material mimeografiado / Caridad Calderón Jorrín -- La Habana: ISCF "Manuel Fajardo", 1994.16. Centeno A. J. Metodologías y técnicas en el proceso de investigación / A. Centeno J -- México: Ediciones Contraste, 1981.17. Chinea P. S. y Mesa J. M. Planes y Programas para Áreas Deportivas, Masivas y Especiales / S. Chinea P. y J. M. Mesa -- La Habana: Impresora “José A. Huelga”, 197618. Concepciones sobre los niveles de manifestaciones de las habilidades motrices deportivas. Material mimeografiado. / A. Ruiz Aguilera... [Et Al]. -- La Habana: Centro de Información Científico Técnica del INDER, 1992. 96
  • 116. 19. Copello J M. Judo, (1997) Camino Hacia la Acción para Desequilibrar / M. Copello J. -- Ciudad Habana: Artículo en la revista del ISCF, 1997.20. Copello J M. La Acción para Desequilibrar en Judo. Tesis para optar por el Título de Master en Metodología del Entrenamiento Deportivo / M. Copello J. -- Ciudad Habana: ISCF, 1977.21. Copello J. M. Análisis Crítico Sobre la s Bases Teóricas de los Elementos Básicos del Judo / M. Copello J. M. – Ciudad de la Habana: Artículo de la revista de Cultura Física del ISCF, 1995.22. Copello J. M. Estudio de la reserva deportiva cubana en Judo. Informe de investigación correspondiente al cuatrienio 1991-95 / M. Copello J. M. -- Ciudad de la Habana. ISCF, 199423. D. Donskoi y Zatsiorski V. Biomecánica de los Ejercicios Físicos / Donskoi D. y V. Zatsiorski -- Ciudad de la Habana: Editorial Pueblo y educación, 1988.24. D. Donskoi. Biomecánica con Fundamentos de la Técnica Deportiva / Donskoi D. -- Ciudad Habana: Editorial Pueblo y Educación, 198225. Driouch, T. [Et Al] "Les Feed-back émis par les enseignants lors des situations d,enseignement-appentissage", en Revue des sciences et techniques des Activités Physique et Sportives / T. Driouch... [Et Al] Québec: Nº 30. P. 71-81. Febrero de 1993.26. Famose, Jean-Pierre. Apprentissage moteur et difficulté de la tâche, Collection Recherche / Jean-Pierre Famose... Paris: INSEP-Publications, 1990.27. Ferrón A. J. La Estructura de la Técnica en el Proceso de Preparación Técnico - Táctica de los judokas. En Trabajo de Diploma para optar por el Título de Licenciado en Cultura Física. Tutor: Manuel Copello Janjaque. / J. Ferrón A – Ciudad de la Habana: ISCF, 1994.28. Forteza de la Rosa Armando y Ranzola Ribas Alfredo. Bases Metodológicas del Entrenamiento Deportivo / Armando Forteza de la Rosa, y Alfredo Ranzola Ribas -- Ciudad de la Habana: Ed. Científico-Técnica, 1988.29. Fundamentos generales de la teoría y metodología de la educación física. Capítulos del I al IV / G Absialimov... [Et. Al]. -- La Habana: Unidad impresora "José A. Huelga", 1977.30. Fundamentos generales de la teoría y metodología de la educación física. Capítulos del VII al XI / G Absialimov... [Et. Al]. -- La Habana: Unidad impresora "José A. Huelga", 1977.31. Fundamentos generales de la teoría y metodología de la educación física. Capítulo IX / L. Matvéiev... [Et Al]. -- La Habana: Unidad impresora "José A. Huelga", 1977.32. Fundamentos generales de la teoría y metodología de la educación física. Capítulos VII, VIII y X, L. / Matvéiev... [Et Al]. -- La Habana: Unidad impresora "José A. Huelga", 1977.33. Fung G. T. El Deporte Danza / T. Fung G. -- La Habana: Editorial Científico Técnica, 1995.34. Fung G. T. La habilidad deportiva, su desarrollo / T. Fung G. -- La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1999.35. Fung G. T. Las Habilidades y Capacidades en el Proceso de enseñanza aprendizaje del deporte. Tesis para optar por el grado Científico de Doctor en Ciencias Pedagógicas. Tutor: Carlos Álvarez / T. Fung G -- La Habana: ISCF, 1996. 97
  • 117. 36. Fung G. T. y Copello J. M. El análisis de la estructura funcional de las acciones como base para el diseño de la preparación técnico táctica del deporte. T. Fung G. y M. Copello J. – ISCF: Ponencia mimeografiada, 1995.37. Fung G., Thalía. y Copello J., Manuel. "Análisis de las particularidades del proceso pedagógico del entrenamiento deportivo" / Thalía Fung G. y Manuel Copello J. Trabajo referativo, presentado para rendir el mínimum de Filosofía en Ciencias Sociales en la Academia de Ciencias de Cuba, 1993.38. Hag, Herbert. "Relationship of curriculum and Instrucction Teory as Major Aspects of Sport Pedagogy", en Sport Pedagogy / Herbert Hag – Illinois: Human Kinetics Publishers, 1986.39. Harre, D. Teoría y Metodología del entrenamiento deportivo / D.Harre -- La Habana: Editorial Científico Técnica, 1982.40. Hernández Moreno, José. "Hacia un análisis epistemológico del deporte", en Ponencias del 1er Simposium Internacional sobre Educación Física Escolar y Deporte de Alto Rendimiento / José Hernández Moreno -- Las Palmas: Servicio de Publicaciones de la Universidad de las Palmas de Gran Canarias, 1993.41. Hernández. C. R. Morfología Funcional Deportiva / R. Hernández. C. Ciudad de la Habana: Editorial Científico Técnica, 1987.42. I. V. Lenin. Cuaderno Filosófico. V. I./ Lenin -- La Habana. Editora Política, 1964.43. Ilustrated Judo Kodo kan / Jigoro Kano... [Et Al] -- Tokyo Japan: Publised by Kodansha, 1955.44. Instituto Central de Ciencias Pedagógicas del MINED. Pedagogía -- La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1984.45. Introducción a la Investigación Científica Aplicada a la Educación Física y el Deporte / Hirán Valdés Casals... [Et Al]. -- Ciudad de la Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1987.46. Jiménez A. J. Programa de Preparación del Deportista / J. Jiménez A. -- Ciudad de la Habana: Unidad Impresora “José A. Huelga”, 1991.47. Kashiwazaki Katsuhiko. Atacar en Judo. SERIE JUDO MASTERCLASS / Katsuhiko Kashiwazaki – Barcelona: Editorial Paidotribo, 1995.48. Kashiwazaki Katsuhiko. Shime Waza. SERIE JUDO MASTERCLASS / Katsuhiko Kashiwazaki – Barcelona: Editorial Paidotribo, 1993.49. Kashiwazaki Katsuhiko. Tomoe Nage. SERIE JUDO MASTERCLASS / Katsuhiko Kashiwazaki – Barcelona: Editorial Paidotribo, 1992.50. Kawaishí M. Mi método de Judo / M. Kawaishí -- Barcelona: Editorial Brugueras S. A., 1964.51. Klimberg. L. Introducción a la Didáctica General / L. Klimberg -- Ciudad de la Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1972.52. Kolychkine T. A. Judo, Arte y Ciencia / A. Kolychkine T. -- Ciudad de la Habana: Editorial Científico Técnica, 1987.53. Kudo K. Judo en Acción. Tomo I y II. / K. Kudo -- Ciudad de la Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1987. 98
  • 118. 54. Labarrere R. G. y Valdivia P. GPrincipios de la Enseñanza / G. Labarrere R. y G. Valdivia P. En Pedagogía -- Ciudad de la Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1986.55. Lagardera Otero, Francisco. "Bases epistemiológicas de la Educación Física Escolar", en Ponencias del 1er Simposium Internacional sobre Educación Física Escolar y Deporte de Alto Rendimiento / Francisco Lagardera Otero -- Las Palmas: Servicio de Publicaciones de la Universidad de las Palmas de Gran Canarias, 1993.56. Lamb D. Fisiología del Ejercicio Físico, Respuestas y Adaptaciones / D. Lamb -- Editorial Agustín E. Pila Teleña, 1978.57. Le Boulch, Jean. Hacia una ciencia del movimiento humano / Jean Le Boulch -- Buenos Aires: Editorial Paidos, 1985.58. Leontiev A. N. "El aprendizaje como problema de la psicología" en La Psicología soviética contemporanea / N. Leontiev A. -- La Habana Editorial Ciencia y Técnica, 1967.59. Lora Risco, Josefa. Psico-Motricidad, hacia una educación integral / Josefa Lora Risco – Lima: CONCYTEC, 1989.60. Luria, A. R. "La génesis de los movimientos voluntarios", en La Psicología soviética contemporanea / R. Luria, A. -- La Habana: Editorial Ciencia y Técnica, 1967.61. Mahlo, Friedrich. La acción táctica en el juego / Friedrich Mahlo -- La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1981.62. Manual del árbitro de judo. / [Et Al] Federación Internacional de Judo. 1998.63. Márquez Rodríguez, Aleida. "Algunas consideraciones Teórico-Metodológicas para el tratamiento de las habilidades." Informe de Investigación. Instituto Superior de Ciencias Pedagógicas Frank País / Aleida Márquez Rodríguez -- La Habana: Instituto Superior de Ciencias Pedagógicas, 1990.64. Marx C. Introducción a la de la Economía Política. C. Marx En contribución a la crítica de la economía Política. Instituto cubano del libro -- La Habana, 1975, p.24665. Matvéiev, L. Fundamentos del Entrenamiento deportivo / L. Matvéiev – Moscú: Editorial Ráduga, 1983.66. Meinel KRasgos Esenciales de los Movimientos Deportivos / Meinel K. En Didáctica del Movimiento -- La Habana: Editorial Orbe, 1971.67. Metrología Deportiva... [Et Al] -- Moscú: Editorial Planeta 1989.68. Ozolin N. G. La Preparación Técnica. / G. Ozolin N. En Sistema Contemporáneo del Entrenamiento Deportivo Ciudad de la Habana: Editorial Científico Técnica, 1986.69. Palomino Martín, Antonio. "La técnica y su entrenamiento en los deportes individuales de alta competición" en Ponencias del 1er Simposium Internacional sobre Educación Física Escolar y Deporte de Alto Rendimiento / Antonio Palomino Martín. -- Las Palmas: Servicio de Publicaciones de la Universidad de las Palmas de Gran Canarias, 1993.70. Piéron Maurice. Como enseñan los Maestros. Comportamiento de los enseñantes. / Maurice Piéron. En Pedagogía de la actividad del Deporte.—Málaga: Edición en español, 1988.71. Pila Teleña, Augusto. Educación Físico-Deportiva". / Augusto Pila Teleña. – Madrid: Editorial Pila Teleña, 1985. 99
  • 119. 72. Prives M. Anatomía Humana, Tomo I. / M. Prives. – Moscú: Editorial MIR, 1984.73. Psicología general para los Institutos Superiores Pedagógicos, Tomos III / Hector Brito F... [et. al.] -- La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1987.74. Pupo Pupo, Rigoberto. La actividad como categoría filosófica. / Rigoberto Pupo Pupo. -- Ciudad de la Habana: Editorial Ciencias Sociales, 1990.75. Radionov, A. V. Psicología del enfrentamiento deportivo. / V. Radionov A. -- La Habana: Editorial Orbe, 1981.76. Rouge J. Luc. Harai Goshi. SERIE JUDO MASTERCLASS./ Luc Rouge J. -- Barcelona: Editorial Paidotribo, 1992.77. Ruiz Aguilera, A., López Rodríguez, A. y Dorta Sasco, F. Metodología de la Enseñanza de la Educación Física, Tomo I. / A. Ruiz Aguilera, A. López Rodríguez y F. Dorta Sasco. -- La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1986.78. Ruiz Aguilera, A. /et.al./. "Concepciones sobre los niveles de manifestaciones de las habilidades motrices deportivas." Material mimeografiado, Centro de Información Científico Técnica del INDER, La Habana, 1992.79. Sato Nobuyuki. Ashiwaza. SERIE JUDO MASTERCLASS. Nobuyuki Sato. / Barcelona: Editorial Paidotribo, 1992.80. Saviens. A. Introducción a la Pedagogía, / A. Saviens. – Barcelona: Temas Universitarios, 1987.81. Savin N. Pedagogía. N. / Savin. -- La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1979.82. Singuer, Robert N. El aprendizaje de las acciones motrices en el deporte. / N. Singuer Robert. – Barcelona: Editorial Hispano-Europea, 1986.83. Smith R. A. Motor Control and Learding. A behavioral enphasis. / A. Smith R. -- Editorial. Human Kinetics seatle, 1982.84. Sub Sistema del deporte de Alto Rendimiento... [Et Al] -- La Habana: Impresora “José A. Huelga”, 1984.85. Sugai Hitoshi. Uchi Mata. SERIE JUDO MASTERCLASS. / Hitoshi. Sugai. -- Barcelona: Editorial Paidotribo, 1993.86. Talízina F. Nina. Los contenidos de la enseñanza. La planificación y organización del proceso Docente-Educativo. / Nina Talízina F. – Ciudad de la Habana: Ministerio de Educación Superior, 1987.87. Talízina F. Nina. Los fundamentos de enseñanza en la Educación Superior. / Nina. Talízina F. – Habana: Universidad de la Habana, 1987.88. Toro S. y Zarkov J.A. Educación Física para Niños y Niñas con Necesidades Educativas Especiales. S. Toro y A. Zarkov J. – Granada: Editorial Aljibe, 1998.89. Truffin D. D.y Araya R. La Estructura de la Técnica en Judo. Trabajo de Diploma para optar por el Titulo de Licenciado en Cultura Física. Tutor: Manuel Copello Janjaque. / D. Truffin D.y R. Araya. / Ciudad de la Habana: ISCF, 1987.90. Utkin, L. V. Aspectos biomecánicos de la táctica deportiva, V. Utkin, L. / Moscú: Editorial Vneshorgisdat, 1986.91. Weineck, J. Entrenamiento óptimo / J. Weineck. – Barcelona: Editorial Hispano/Europea, 1988. 100
  • 120. 92. Yamashita. Yasuiro. Osoto Gari. SERIE JUDO MASTERCLASS. / Yasuiro Yamashita. – Barcelona: Editorial Paidotribo, 1993.93. Yañez Ordaz, J.A. "Fundamentos Fisiológicos del entrenamiento deportivo". / J.A. Yañez Ordaz, ISCF: Material Mimeografiado, 1994.94. Zimkin N. V. Fisiología Humana. / V. Zimkin N. -- Ciudad de la Habana: Editorial Científico Técnica, 197 101
  • 121. ANEXO NO. 1. PROGRAMAS DE GRADOS KYU VIGENTE FEDERACIÓN CUBANA DE JUDO (PROGRAMA NACIONAL DE GRADOS KYU)Grados 6to. Kyu 5to. Kyu 4to. Kyu 3ro. Kyu 2do. Kyu 1er. Kyutiempo en el grado 3 a 4 meses 6 a 8 meses 8 a 10 meses 10 a 12 meses 12 a 14 meses 14 a 18 mesesPreparación teórica Historia del judo Reglas y arbitraje Reglas y arbitrajeElementos básicos Tachi y ne waza Osoto otoshi Ouchi gari Kouchi gari Deashi barai Kosoto gake Harai tsuri komi Ashi waza Okuri ashi barai Kosoto gari Reproducción Osoto gari Ashi guruma ashi Hiza Guruma sasae tsuri komi ashi O guruma Uki goshi Tsuri komi goshi Hane goshi ushiro goshi Kochi waza O goshi Harai goshi Sode tsuri komi goshi Reproducción Uchi mata Utsuri goshi Kubi nage Koshi guruma seoi otoshi Kata waza Ippon seoi nage morote seoi nage Kata guruma Variantes Reproducción Ryo ashi dori Uki otoshi Te waza Tai otoshi Reproducción Reproducción Sukui nage Sumi otoshi Tomoe nage Yoko tomoe Jiki komi gaeshi Ura nage Sutemi waza Reproducción Uki waza Yoko gake Tani otoshi Yoko gake Kuzure mune gatame Kesa gatame Kuzure yoko shiho Makura kesa Kusure kesa gatame gatame gatame Mune Gatame Kuzure kami shiho Ura shihogatame Kata gatame Osaekomi waza Yoko shiho gatame gatame Kata osae gatame Reproducción Reproducción Kami shiho Tate shiho gatame Giaku kesa gatame Defensas y salidas gatame defensas y salidas Kuzure tate shiho Defensas y gatame salidas Defensas y salidasGrados 6to. Kyu 5to. Kyu 4to. Kyu 3ro. Kyu 2do. Kyu 1er. Kyu 103
  • 122. Ude hishige Juji Ude hishihi ude gatame gatame Waki gatame kwansetsu waza Ashi gatame Reproducción Reproducción Ude garami Defensas y salidas defensas y salidas defensas y salidas Nami juji jime Kata juji jime Hadaka jime Kataha jime Giaku juji jime Shime waza Okuri eri jime Reproducción Reproducción tsukomi jime Sangaku jime defensas y salidas defensas y salidas defensas y salidas De las técnicas De las técnicas De las técnicas De las técnicas Renraku waza Reproducción aprendidas aprendidas aprendidas aprendidas De las técnicas De las técnicas De las técnicas De las técnicasHangogeki waza Reproducción aprendidas aprendidas aprendidas aprendidas Entradas de newaza Entradas de newaza Entradas de newaza De cúbito pronoHabilidades De cúbito supino De cúbito pronocomplementarias virajes Reproducción Reproducción 1.- Entre las piernas 1.-virajes 4 puntos estirado 2.- Lateral 2.- Envolturas 4 puntos recogido De tachi waza De kumi kata 1.- Técnicas dirigidas De ashi waza 2.- Atacando uno De tachi waza De tachi waza De tachi waza Randori De ne waza 3.- Atacando ambos De ne waza De ne waza De ne waza De oasekomi waza De ne waza General Kata Nage no kata Nage no kata 104
  • 123. ANEXO # 2. Modo de aplicación de las concepciones expuestas en la definición objetivos y contenidos a lo largo de un proceso de entrenamiento MACROCOCLO DE ENTRENAMIENTO Períodos PreparatorioContenidos Tránsito desde las formas elementales hasta los modelos competitivos actualesOperac. de Desplazamientos Desplazamientos Desplazamientos Desplazamientos Desplazamientosinteracción sin resistencia dirigidos libres con resistencia específicosAtaques Técnicas Formas Igual Postura Medios En 4 S/p D/p Frente Espadirectos rectoras específ. postura opuesta y altos bajos Externos Internos puntos penetrac. penetrac. al jogai Obstaculización y Obstaculización y Esquivas Esquivas Afrontamiento Afront. Obstaculiz, y separaci separación separación.Acciones omisión omisión Evitar Evadirdefensivas parcial del Evitar Salir de Ataque Ataque Evitar Evadir Ataque inmoviliz inmoviliz de todo bajo medio luxación luxación alto estrangu estrangu cuerpo cuerpo l l Formas Desde Desde Control Sobre Sobre Sobre Sobre Sobre el Sobre el A laContra - inmoviliz estrangulataques element. esquiva afrontam. S/proyecc. Luxación virajes kake tsukuri riposta . . DesdeAtaques Formas Sobre Sobre Proyecc. Desde Desde Desde Desde Desde Acciones inmovilizcombinados element. esquiva afrontam. a control . luxación estrang. viraje kake tsukuri contínuasTokui Técnica Oponente Circular Oponente Circular S/posturas Atques Téc aux. p/entrar Téc. Centralwaza central se acerca a favor se aleja en contra específicas s/jogai – téc. central – técn. para salirChiai Aplicación de habilidades Con tareas específicas Bu
  • 124. 2.3. SISTEMATICIDAD EN EL JUDO.Partiendo de la concepción de que los elementos básicos son aquellas habilidades más simplesque se manifiestan en todas las acciones del judo y que son soporte metodológico del proceso.Considerando además, el enfoque de la estructura de la técnica que abarca todos los modos derelación e incluyendo el carácter táctico del deporte, se produce un acercamiento significativoa la sistematización del contenido.La sistematización del contenido, es el modelo que evidencia las diversas relaciones entre loscomponentes que forman parte del sistema de acciones de la actividad. Esto es un aspectoimportante para comprender de modo más profundo el objeto de enseñanza – aprendizaje, esdecir, el Judo. Es por ello que el ordenamiento racional del proceso depende en gran medidade dicha sistematización. No obstante, el modelo metodológico y el modelo sistémico nocoinciden plenamente, dado que el cuadro conceptual del deporte, es decir las acciones,operaciones, conocimientos y relaciones entre ellos, conforman un universo enedimensional,en tanto que la organización metodológica deviene en una suerte de escalera que conduce alpracticante hacia el dominio, la profundización y sistematización de dicho universo.Este proceso metodológico dirigido a la asimilación de las acciones técnicas, parte de lamodelación de situaciones tácticas predeterminadas que se enmarcan en un contexto dado. Sinembargo, no pueden limitarse a la solución de situaciones aisladas, sino al desarrollo dehabilidades encaminadas a resolver situaciones cambiantes e inesperadas. Luego, la técnica secomporta como el recurso motor en que se apoya la táctica. Viendo la técnica como las formasde las acciones y a la táctica como la conducta que las gesta, la técnica en un momento dadopodría ser muy relevante, pero la táctica es más esencial.Siendo así, al organizar y clasificar el contenido para determinar los niveles de sistematicidadde las diferentes acciones del deporte, las técnicas son también estudiadas bajo el prisma de lasacciones tácticas en las cuales ellas tienen lugar. De esta forma, surge una nuevasistematización, es decir, una sistematización bajo un enfoque situacional. Entendemos porcategorías situacionales en judo, cada uno de los niveles que en orden jerárquico, sonagrupados los tipos de situaciones en los cuales se llevan a cabo las acciones que conforman elcampo táctico.
  • 125. En judo se distinguen dos grupos fundamentales de categorías situacionales: Las ofensivas,que contemplan los ataques directos, los contra - ataques y ataques combinados y lasdefensivas que se comportan como contraparte de los ataques directos. DEFINICIÓN DEL CAMPO TÁCTICO ATAQUES ACCIONES CONTRA - ATAQUES DIRECTOS DEFENSIVAS ATAQUES COMBINADOS Organización del contenido sobre la base de la categorización situacional de las acciones tácticas.Esta estructuración del contenido condensa no solo todo el universo de elementos técnicos deljudo, con independencia de la clasificación de tachi waza o ne waza, sino que lo sistematiza ypermite una forma novedosa de orientación del trabajo didáctico. Además, expresa los nivelesde organización de la materia y constituye una forma objetiva de estar en correspondencia conla finalidad del deporte: La efectividad de las acciones tácticas.Ataques directosSe definen en este subsistema las acciones que se ejecutan a través de un único elementotécnico. La acción táctica en este caso, no está determinada por la cantidad de elementostécnicos que intervienen, sino por la forma en que se emplean. Entre las diferentes formas deataque en el Judo, el ataque directo es su forma más simple, aunque no quiera decir quetambién poseen una gran multiplicidad. Si el gesto preparatorio es único y se ejecuta en lamisma relación temporal, se trata de un ataque directo, con independencia de su forma. Poresta razón existen dos tipos de ataques directos: Simples, si se ejecuta con una sola técnica ycompuesto, como ippon-kosoto o ippon-kouchi si interviene más de una.
  • 126. ATAQUES DIRECTOS ATAQUES DIRECTOS EN TACHI WAZA ATAQUES DIRECTOS EN NE WAZA ASHI KOSHI SUTEMI Osae Komi Kwansetsu Formas de TE WAZA Shime Waza WAZA WAZA WAZA Waza Waza VirajeTécnicas de Técnicas de Técnicas de Desde posición inmovilizaciones Luxaciones Estrangulaciones piernas caderas hombro – brazos de tendido Clasificación de los ataques directos
  • 127. Durante la iniciación son seleccionados para comenzar el proceso de aprendizaje un subgrupo de ataques directos, ellos son los másconvenientes para crear una gran reserva de hábitos, ya que reúnen dos condiciones fundamentales: asequibilidad y generalidad. Son losdenominados según Kolychkine: “técnicas rectoras”, por la función que desempeñan y por el carácter general de su estructura. Suordenamiento didáctico se orienta teniendo en cuenta la posibilidad para consolidar y aplicar los elementos básicos y la acción paradesequilibrar. Con ellos se abre el camino hacia formas más específicas, a partir del fenómeno neurofisiológico de la extrapolación dehábitos.Acciones defensivasLas acciones defensivas tienen como objetivo la desarticulación del ataque del oponente. Cuando este hecho se produce a partir de laesquiva, se ejecuta saliendo de la línea de acción del ataque del adversario, pero si se trata de un afrontamiento, se evita el éxito del ataquemanteniéndose dentro del área de acción. Clasificación de las acciones defensivas ACCIONES DEFENSIVAS En Tachi Waza En Ne Waza Esquivas Afrontamientos Para evitar el Control Para escapar de él Obstaculizacion, Separación“Las esquivas y los afrontamientos son las formas que polarizan todas las acciones defensivas en el judo arriba.” (tachi waza)Las acciones defensivas en general son más breves y constan con un sistema de movimientos reducido con respecto a las acciones ofensivas,sus características cinemáticas y dinámicas están condicionadas por las características del ataque al que se oponen, por eso pueden habertantas formas, como tantas formas de ataques sean ejecutadas.
  • 128. En el Ne Waza las acciones defensivas tienen dos objetivos bien definidos: Evitar el control, y escapar del control después que ha sidoaplicado. Los medios para conseguirlo (obstaculización y separación) no son diferentes substancialmente respecto a sus formas, pero si en elrol que en cada caso desempeñan. Lo mismo para salir que para evitar el control, se pueden aplicar la obstaculización y la separaciónindistintamente.Contra - ataquesToda forma de lucha implica dos posiciones: defensiva y ofensiva. Aunque todos aspiran a estar siempre a la ofensiva, también resultanecesario una sólida defensa a partir de la cual emprender una vigorosa contra ofensiva. Los contra - ataques en judo, por lo general seaplican a partir de una acción defensiva.En una ejecución ideal, la parte principal de la estructura de la acción defensiva se funde con el inicio de la técnica seleccionada para elcontra - ataque, combinando su objetivo de anular los efectos del ataque del adversario con el de preparar las condiciones para la ejecuciónde la proyección o el control, de ahí que en términos de estructura de la técnica, el contra - ataque sea una acción combinada.Aunque los contra - ataques se consideran como: “el tránsito brusco de la defensa a la ofensiva”,3 5 -T. Mayarí.1977, debe tenerse en cuenta que el aprovechamiento de los esfuerzos del contrario para responder con unataque, se realiza con una resistencia óptima o mínima, caracterizada más por la sutileza que por la brusquedad,a fin de apro vechar verdaderamente los esfuerzos del oponente en beneficio propio. Además, si bien es cierto queal contra - atacar, siempre se pasa de la defensa a la ofensiva, no es menos cierto que siempre que se pasa de la defensa a la ofensiva, no se está en pres encia de un contra - ataque.La acción de contra - ataque incluye tres elementos bien definidos:El ataque inicial realizado por el adversario, la técnica de defensa, dirigida a desarticular los movimientos que componen el ataque inicial yla técnica escogida como respuesta, con la cual se la da cumplimiento al objetivo de la acción.Teniendo en cuenta estos detalles, en este trabajo el contra - ataque se define como: el ataque que se da como respuesta al ataque deladversario a partir de un gesto defensivo.35 Torres M.I. Contra Ataques. En Boletín Científico del INDER, 1977.
  • 129. Clasificación de los contra - ataques GONOSEN WAZA Contra - ataques Técnicas iguales Técnicas diferentes (Kaeshi waza) (Hango geki waza) A partir de la acción defensiva realizada Desde el Desde la esquiva afrontamiento Atendiendo a la naturaleza de las técnicas escogidasProyección / Proyección Control / Proyección Control / Control Según el momento de aplicación sobre el ataque En la parte preparatoria En la parte principal En la parte final Cuando el oponente se va a retirar. Cuando el oponente se está retirando. Cuando el oponente se retiró.
  • 130. Ataques combinados“Combinar, es unir elementos diversos para formar un compuesto. En judo quiere decir, unión de dos o más técnicas que puedan provocar laderrota del oponente...”3 6 -T. Mayari, 1977.Es cierto que la acción de combinar está determinada por la unión de dos elementos de diferentes naturaleza y estructura para dar origen aotro nuevo con propiedades también nuevas. Aunque la acción de combinar en judo requiere de la participación de dos o más movimientosunidos, estos no tienen que ser necesariamente diferentes. Desde el enfoque que aquí se presenta, se considera que después de errar unataque a veces resulta muy efectivo repetirlo nuevamente sobre la propia defensa del contrario. Por otra parte, la “derrota del oponente” enun ataque combinado, no se logra exactamente por la unión de las técnicas componentes, si no que se aprecia un tránsito de un movimiento aotro, esto no excluye la posibilidad de aplicar un ataque directo compuesto, porque esta acción no se define por la forma de la técnicaempleada, sino por su carácter. Al combinar se pone de manifiesto la necesidad de emprender un nuevo asalto sobre la base del fracaso delprimero, o d engañar al adversario pasando de un ataque falso o una finta a un ataque real a través de una fusión de fases de movimientos eofensivos sobre la defensa del contendiente.Durante la aplicación de dos ataques existe una fase de recuperación; es decir, la ejecución de dos acciones preparatorias no implica que setrate de un ataque combinado, sino más bien de dos ataques alternos continuos, porque el aspecto cualitativo sobresaliente que distingue a laestructura de un ataque combinado es la fusión de fases entre un elemento técnico concreto y el otro, donde la primera técnica o acción deengaño se convierte en la parte preparatoria del segundo, sobre la base del gesto defensivo del contrario. El inicio del segundo ataque notiene que comenzar precisamente después de la última fase del primero, sobre todo si se tiene en cuenta que su parte preparatoria estáafectada por las características del primer sistema de movimientos correspondiente al ataque primario.De esta manera: un ataque combinado es la acción de t ransformar un elemento técnico en otro, a través de complejos enlaces técnico -tácticos sobre el gesto defensivo del adversario .Este concepto incluye al ne waza, donde existe la idea de que la flotación como rasgo cualitativo del desplazamiento es “la a cción de pasarde un control a otro, manteniendo el contacto”3 7 . Dicho así, en las técnicas de control es necesario flotar cuando el contrario intenta salir de36 Torres M.I. Combinaciones. En Boletín Científico del INDER, 1977.
  • 131. un control o evitarlo, mediante la obstaculización o la separación, etc. Observe que la descripción de la flotación anteriormente expresada,responde al concepto enunciado sobre los ataques combinados. Los controles son en la flotación como las proyecciones en lascombinaciones de tachi waza.A diferencia de los contra - ataques la acción defensiva no forma parte de la estructura de la acción del ejecutante, pero tiene granimportancia para la selección del segundo ataque. RENRAKU WAZA (Ataques combinados) Atendiendo a la acción defensiva realizada por el adversario Sobre la esquiva Sobre el afrontamiento Según las características del desplazamiento y el ángulo en que se ejecuta el segundo ataque Ataque combinado con cambio de Ataque combinado continuo dirección Según la naturaleza de las técnicas interactuantes Proyección - proyección Proyección - control Control – control Clasificación de los ataques combinados37 Subsistema del Deporte de Alto Rendimiento 1984.
  • 132. Existe otro aspecto que sirve de punto de partida hacia una sistematización más profunda del contenido. Veamos el siguiente razonamiento:Si se organiza el sistema de acciones por su alcance, tenemos las formas básicas, las más simples. Después están los movimientos que sonejecutados incondicionalmente en todos los elementos técnicos tanto de proyección como de control, ellos constituyen un subconj unto delsistema de movimientos que componen la estructura de las acciones ofensivas. Se trata de la colocación y la acción para desequilibrar, yaconocida por nosotros. Ambas son tareas de la fase preparatoria, (tsukuri) aunque solo constituyen operaciones con funciones parciales, sonuna condición indispensable en cada técnica y se estudian con regularidad bajo disímiles formas del tachi waza y ne waza. A estossubsistemas de movimientos en esta exposiciín le llamamos acciones primarias, porque son parte y condición para las acciones elementales.En estas acciones primarias se integran los elementos básicos en un nuevo nivel de aplicación, lo que permite proyectarse hacia nuevoscontenidos, más amplios y más complejos, se trata de las acciones elementales, dadas por los numerosos elementos técnicos que componenel judo, lo mismo ofensivos que defensivos.Más allá de las acciones elementales están las acciones combinadas, que surgen a partir de la interacción de las primeras; estos son los contra- ataques y los ataques combinados. De esta manera se va conformando un sistema, en que las acciones más simples conforman accionesparciales que pertenecen a un nivel superior, las cuales a su vez están contenidas en otras de mayor complejidad que forman parte de otrasque ya son incluso poliestructuradas.El ejercicio más abarcador es el combate. Pero lo más significativo de este enfoque es la manera en que cada contenido sirve de base para elsiguiente al pasar a formar parte de su estructura.Cada una de estas acciones se expresan en habilidades de mayor o menor alcance, las que al derivarse del sistema anteriormente expuesto,tienen también un carácter progresivo.Nótese cómo al relacionar estas habilidades por afinidad de funciones, se llega una vez más a las categorías situacionales que comprendentodo el contenido de la materia Judo. Las cuales por su valor sistematizador y abarcador devienen entonces en direcciones de entrenamiento,excepto el tokui waza, que por su función en la preparación y en la competencia deja de ser un ataque directo especializado, para convertirseen un sistema táctico ofensivo. Más allá de este importante paso, se aprecia que toda la preparación técnica debe efectuarse ineludiblemente
  • 133. a partir de situaciones tácticas, cuya organiza ción desde las formas elementales hasta las que caracterizan las tendencias competitivasactuales, permite derivar eficazmente los objetivos parciales de la preparación técnico táctica a lo largo del procesoEste modo de sistematización del contenido evidencia con claridad cómo es el tránsito hacia lo más complejo, integra la técnica y la tácticay, al tachi waza con el ne waza. Direcciones de Tipos de acciones Sistema de habilidades Categorías situacionales entrenamiento Ejercicio competitivo Combatir combate Acciones combinadas Combinar Ataques combinados Contra atacar Contra - ataques Separar Obstaculizar Por su carácter Acciones defensivas abarcador y Afrontar Esquivar sistematizador, las Fintar categorías Acciones elementales Virar situacionales devienen Estrangular en las direcciones de Luxar Ataques directos entrenamiento, del Inmovilizar componente técnico Proyectar táctico de la Acciones primarias Colocarse preparación Desequilibrar Agarrar Acciones básica s Desplazarse Elementos básicos Adoptar posturas
  • 134. Introduction of the Blue JudogiAt the demand of Japan (having 3 votes : their own and 2 proxies) and in application of the Statutes a secret vote is asked for the introduction of the BlueJudogi. The Japanese delegation asks to present a video, explaining their position on the subject. The opinion of the DC was also shown on the Screen.The outcome of the vote on this issue was :In favour of the Blue Judogi : 127 votesAgainst the Blue J udogi : 38 votesBlank bulletins : 1 voteInvalid bulletins : 2 votesTotal : 168 votesThe Blue Judogi is adopted by the Congress by a 75.59% Majority. Tradition Bows to Progress: Introduction of the Blue JudogiOn the 6th of October 1997, the Executive Committee of the IJF, proposed to the Congress the introduction of the blue judogi into all IJF Eventsbeginning in 1998.Tradition has bowed to progress with the introduction of the blue judogi in competition judo. On the first day of the Ordinary Congress, the introduction ofthe blue judogi was outstandingly approved by a 127 to 38 margin of victory with one blank vote and two invalid votes.The introduction of the blue judogi signifies a revolutionary change for the sport of judo and the International Judo Federation. After being defeated in 89and 93, the Congress finally realized the importance of the introduction of the blue judogi with a decisive vote during the Ordinary Congress. Theannouncement of the approval of the blue judogi made by the steward, Mr. George Kerr of Great Britain was met with a rousing ovation from theCongress.In early November of 1997, the Sports Commission and Referee Commission will meet in Seoul, Korea in order to organize and incorporate the new rulechanges into the Contest Rules and Sports Code. Thereafter, in February of 1998, at the IJF Munich Executive Committee Meeting, the change to theRules will be finally approved by the Executive Committee.The blue judogi will be used beginning with the 1st IJF Event of 1998, the World Team Championships in Minsk, Belarus and will be mandatory for all IJFEvents, including the Olympics, World Championships, Junior World Championships, and the World Cup by Team of Nations.
  • 135. Continental Unions and National Federations will continue to decide whether the blue judogi will be used in their respective Events.In addition, during IJF Events, countries with a per capita GDP of below US 3000 will be provided with two free reversible judogi for each participatingcompetitor.
  • 136. Sports Proposal for the IJF CongressMr. Francois BESSON, IJF Sports Director, presents the below sports proposals as recommended by the DC . All proposals have been unanimouslyaccepted by the congress. Only one amendment has been done concerning the freedom given to the Unions to make special adaptation internally aboutthe points collection for the Union ranking system. The qualification system for Sydney 2000 has been adopted unanimously after formulation of theamendment above mentioned.1. Sydney Olympic Games1) Ex aequo, pointsThe problem of possible <ex aequo> inside the Unions qualification lists has been studied, and the following proposal is submitted for IJF Congressapproval a. if two competitors have the same number of points, the competitor that will be qualified will be the one who has got the higher number of points in a tournament and particularly the <latest> Tournament or Championships (the Union Championships prevail over Tournament and it will be taken in consideration also the best place acquired by one of the two competitors having participated in the same tournament) and if there is no difference a draw between the two will be done. b. it must be the same competitor (only on his his name) who can collect the points to qualify his country in his weight category. In no case the points collected by several competitors (of the same country) in the same weight category can be added.2) Analysis of the quotas, proposalsFor Atlanta we had a quota of 35 for men 22 for women (11 wild cards and special places given to men and 8 to women)The IJF DC (on the Sports Commission recommendations) ages on this principle to increase from 22 to 24 for women and decrease from 35 to 33 formen and also on the fact that each Union should have minimum one participant in each weight category. Negotiations will be done with the IOC regardingthe number of places that it will be possible to grant to Australia taking in consi deration the interests of All, the Judo level, the possibility to promote ourSport in this part of the World and also to remain realistic. Readjustment have been made according to the figures and also considering the missingcompetitors.According to thes e different considerations the IJF DC (on the Sports Commission recommendation) submits to the IJF Congress for decision thefollowing proposal and to propose to the IOC to give 7 places to Australia : 4 for men 3 for women.(Obviously the 8 best places ac quired during the WC 99 will qualify the concerned countries in the corresponding weight categories and also to maintainthe principle of the 15 special allocated by the tripartite commission as for Atlanta.)
  • 137. Union Men Women Africa 3 3 1 2 Asia 5 5 3 3 Europe 9 9 5 5 Oceania 1 1 1 1 Panamerica 7 6 2 3 Modification, Adjustment of the weight categoriesSome National Federations have made proposals in order to modify the weight limits of the IJF weight categories. In addition surveys have been made.Then general idea is to increase in a logical way the limits, it means for example for Men 6,7,8,9,10 KGs... Considering on one hand that is very importantnot to push the heaviest weight categories to <high> otherwise we will have only few competitors in these weight divisions (male and female heavyweight) and by this fact we can <cut> the harmony of the average number of competitors in the different weight categories and on the other hand thatsome Unions are requesting from several years to add lightest we ight categories : In conclusion the IJF DC (on the Sports Commission Recommendation) recommends to the IJF Congress the following proposal MEN WOMEN Previous Approved Previous Approved - 60 - 60 - 48 - 48 - 65 - 66 - 52 - 52 - 71 - 73 - 56 - 57 - 78 - 81 - 61 - 63 - 86 - 90 - 66 - 70 - 95 - 100 - 72 - 78 + 95 + 100 + 72 + 78Modification of Age Categories :At present the age categories are : Men under 21 and Women under 19The IJF DC (on the Sports Commission recommendation) recommends to Harmonize to under 20 years for both Men and Women
  • 138. It is reminded that now the standards appellations for the IJF World Event are the following :World Championships = Senior Men and WomenJunior World Championships = Men -21 and Women -19Equipments, norms, standardsThe IJF DC (on the Sports Commission recommendation) suggests to establish standards in coordination with the Association of the Sports GoodsProducers and to determine a procedure of analyze...Revision of the Sports CodeSome amendment have been done in term of formulation : instead of a World Championships put the World Championships.Point 16.5 last sentence : The competitor will be excluded from competing in his weight category in which he has been duly entered.The IJF DC (on the Sports Commission recommendation) recommends to the IJF congress the following proposals of amendment.Point 16.3 : to simplify and to ask to the competitor to bring only his pass issued by the Organizers and validated by the IJF.Point 20.2 : it concerns the arrival of the Referees : to replace the former indication by <shall arrive 2 to 3 days in advance>Point 21.2.1 : Medals and DiplomasOn the podium : only the medallistsTo reformulate for the 5th (the losers of the final repechage fight of table A and B) and for the 7th (losers of the final repechage fight of the groups)After the competition, the competitors placed 5th and 7th have to collect their diplomas from the organizer.Other Sports ProposalMarkingsTo place the information regarding the Marking accepted on the Judogi (indication of the places gained in the WC and OG and also the producers trademark on the trousers)Gender CertificatesProposition : The Commission is in favour to maintain the gender certificates. If the competitor has forgotten her certificate we can allow her to make itbefore the competition in a laboratory chosen by the IJF at their cost. Anyhow the certificate has to be translated in one of the official language. In casethe obligation to bring a gender certificate should be deleted the Commission is strongly in favour to use the same procedure as for the anti-dopingcontrol. It means the Gold medal is controlled and another one of the podium will be drawn, obviously if the nominated competitor is able to provide atthis moment to consult the IOC about this matter if the IJF Congress agrees with this proposal.
  • 139. - World Cup by Team of Nations : information- World Cup 2000 : information- Organization Seminar report- IJF Anti -Doping RegulationsAccording to the recommendations of the IOC Medical Director the harmonization of the formulation has been done and the final adjustment aboutdistinct penalty related Ephedrine... will be includedThe IJF DC (on the Sports Commission recommendation) recommends even if we are strongly supporting all efforts against doping to continue ourprocedure and to encourage the National Judo Federation to work closely with their anti-doping official government bodies and not ask to association ororganization not co-ordinated by the IOC to work for us.Information about • Student World Championships : 1996 Jonquieres Canada Very good event with high level of Judo 47 countries have been registered. Good and nice co-operation between FISU and IJF. • Mediterranean Games Bari : Judo and Track and Fields have reached the highest participation : 20 countries participating for Men in Judo and 13 for Women. For the first year women are participating to this competition with a good participation of South Africa women. • Francophnian Games (end of August / beginning of September) Organized in Madagascar. A lot of countries registered. • World Championships Paris 1997 Will be organized on 4 mats 7 to 8 am : official weigh-in beginning of the final block : 4.30 pm • World Youth Games 1998 Organized by Russian Federation • Universiades 1999 Judo will be in the program of the Universiades organised in July from the 3rd to the 13th • World Judo Calendar- IOC and Olympic Solidarity information
  • 140. History of Kodokan JudoJujitsuThe exercise which is now practiced throughout the world under the simple name of Judo should, properly speaking,be called the Kodokan Judo. We will, therefore, give and outline of the history of the Kodokan Judo in the followingchapters.The Kodokan Judo of today is based on the traditional jujitsu or jujutsu of o japan. The techniques of the latter, re- ldexamined, refined, systematized, and welded to an ideal, became those of the former. Thus, it may be said that theKodokan Judo has elevated jutsu, "art" or "practice", to do, "way", or "principle".What then was jujitsu, the prototype of Judo? It has been known by a dozen different names--such as yawara,taijutsu, wajutsu, torite, kogusoku, kempo, hakuda, kumiuchi, shubaku, koshinomawari, etc. It had numerousschools each of which was distinguished from the others by its own individual features. But generally speaking, jujitsumay be defined as an art of attack and defence without or occasionally with weapons against an opponent, with orwithout weapons.The origin of jujitsu is lost in the mists of antiquity. The Nihon Shoki, "The Chronicle of Japan", a history, compiledby Imperial command in 720 AD, refers to a tournament of Chikara- Kurabe, the contest of strength, which was heldin the 7th year of the Emperor Suinin, 230 BC. This is regarded by some historians as the beginning of Sumo, orjapanese wrestling, which has something in common with jujitsu. Although it is questionable, whether the saidChikara-Kurabe bore any relation either the Sumo or Jujitsu of later days, the event is recorded as an importantauthentic historical proof showing the embryonic stage of both sumo and jujitsu in the remote past.According to Draeger and Smith (page 133), the claim that the Takenouchi Ryu was the core jujutsu ryu from whichall jujutsu sprang has been shown to be less than accurate. However, the combat techniques from this ryu can beconsidered a turning point from which various systems came to be identified. This ryu was founded in 1532 andborrowed substantially from sumo. Takenouchi devised combat method from various sources that came to be knownas kogusoku. This method and others were later classified under the common heading of jujutsu.The first instance of the word yawara occurring in japanese literature is to be found in the Konjaku-Monogatari, theOnce- upon-a-time Stories, which are said to have been written in the latter half of the 11th century. As the wordYawara mentioned in that book is found in a story about Sumo, we cannot identify in directly with Jujitsu, but in anycase, it is an interesting documentary item which deserves the attention of jujitsu historians.
  • 141. According to the Bujutsu-Ryusoroku, the Biographies of the Founders of Various Martial Exercise Schools, and otherkindred materials, there existed in the days p to the establishment of the Kodokan Judo some twenty Ryu, schools, riorof jujitsu, such as the Takenouchi Ryu, Sekiguchi Ryu, Kyushin Ryu, Kito Ryu, and Tenshin-Shinyo Ryu, the last two of which were especially studied by the late Professor Jigoro Kano--our founder. The differences between thesevarious schools were chiefly attributable to specialization in certain techniques of jujitsu by the teachers. But at timesit would seem that a few Jujitsu masters founded new schools simply for their own publicity purposes, for there wereschools differing in name but practically identical in substance. (Draeger and Smith, page 134, note that there were725 officially documented jujutsu systems that developed in Japan.)The Circumstances Which Led to the Rise and Development of Jujitsu(a) Before the advent of firearms in Japan, bows and arrows had been employed in warfare from the earliest times. Inclose combat, swords and spears were used by the warriors, and occasionally they had to fight with their bare hands.This was called Kumiuchi, the more advanced techniques of which contributed to the development of jujitsu.(b) For centuries the Japanese warrior used to wear two swords, one long one short, until this custom was banned in1871, under the Decree Abolishing the Wearing of Swords. However, often when in the presence of high personageshe had to appear without the long sword. Especially in the Tokugawa period, the long swords were taboo in the courtof the Shogun, while the retinue on guard, and the minor officials were allowed to wear the short swords only. Thesame was the case with the prison keepers. They needed a special art for self-defence, as well as for controlling theircharges without killing them.(c) Special methods such as hitting, poking or chopping with the hand, fingers, elbow and fist, kicking with the knee-cap, heel or ball o the foot, or bending and twisting the joints, were studied and developed so that an unarmed person for a person who was purposely restrained from using his weapons could subdue an adversary.(d) For several hundred years before the Meiji era, throughout the feudal age, class distinction was rigidly enforcedbetween the warrior and the commoner, the latter being ordinarily forbidden to wear any sword. Naturally for self-defence purposes commoners had to learn the art of bare-handed fighting.The basic circumstances described above that led to the development of jujitsu are closely interlocked and cannot beclearly separated one from another. But, from the extent Densho the manuscriptal instruction and records of secretsby the founders of various schools, we may readily perceive their respective characteristics. For instance, in someDensho, there are minute instructions, together with pictorial illustrations, on how to capture a ruffian and bind himwith rope. Such details, though they may lie outside the scope of jujitsu proper, are profoundly interesting where theyserve to show concretely the kind of soil out of which a particular jujitsu technique has grown.
  • 142. For a historical study of jujitsu there are two sources: (1) historical and literary works in general, and (2) the variousDensho mentioned before. History books contain comparatively few references to jujitsu, but there are more to befound in the miscellaneous writings of each period. As for the documents of individual schools, each school in itseagerness to add lustre to itself and to enhance its own prestige adorned its origin and records with flowery rhetoric, sothat their contents in some cases will have to be taken with a grain of salt. Moreover, some Densho, while of antiqueorigin, are manuscript copies of later hands, so that a high degree of authenticity is doubtful. Nevertheless, it may besafely deduced from the records available today that jujitsu began to take a systematized form in the latter half of the16th century and that the various schools came into being in the centuries from the 17th to about the beginning of the19th. As for the tenets, or doctrinal principles, of jujitsu, the instructions of the various schools mostly dwell on theideas which may be seen in the famous old book on strategy selected by the Chinese strategist, Hwang-Shihkon, whichwas the Bible of our warriors in the feudal age, namely "In yielding is strength" ("Oaks may fall when reeds brave thestorm"). The also carry echoes of the Chinese Philosophy represented in the Book of Lao-tsze, who preached non-resistance and gentleness, etc., or the Yi-King (or I Ching), the Book of Changes. There is little original thinking,although occasionally one encounters passages which indicate an aspiration to the ideal of Bushido, the passageswhich are exactly in line with the spirit of Kodokan Judo.Draeger and Smith (page 137) add the following note: "Ju is a chinese character meaning pliable, submissive,harmonious, adaptable, or yielding. The common translation of ju as gentle is usually misinterpreted by thewesterner. To him it suggests the complete lack of functionally applied strength. This was never the case with combatjujutsu. where frequently great strength was needed to insure the defeat of an enemy. Jujutsu techniques are not allgentle, though sometimes they are made with such swiftness and efficiency that they appear to be so. They seek toblend with the enemys direction of strength, which is then controlled. This gentleness is thus more correctly spokenof as flexibility, meaning that mind and body adapt to a situation and bring it to advantage for the operator.Furthermore, the principle of ju is not as all- pervading as exponents of systems who have taken it at its face valuewould have to all to believe. "The willow does not break under the load of snow," reads an old Oriental maxim. Fromthis, some systems extend this limited philosophy to cover the absolute range of mechanical actions for their systems.While some snow may not "break the willow," a correctly applied force will. An enemy who attacks with such forcescannot be turned aside by ju."A word may be added about the legend that jujitsu was originally introduced to japan by a chinese named Chen Yuan-ping, approximately in 1644-48, or in 1627 according to the Kokushoji document. However, a large amount ofauthentic evidence disproves this. For instance, we have reliable records of the japanese jujitsu masters, such asHitotsubashi-Joken, or Sekigushi-Jushin, who thrived years before the above dates. Authentic descriptions of jujitsuare found in documents such as Yukisenjo-`Monogatari, Kuyamigusa, and the old jujitsu Densho, which also
  • 143. Indeed, it is more or less reasonable to assume that kempo has some influence on jujitsu.The Development of Kodokan JudoIn order to trace the birth of the Kodokan Judo, it is necessary first to look back upon the social circumstancesof that period. Professor Jigoro Kano, founder of the Kodokan, was born in the seaside town of Kikage, nearKobe, on October 28, 1860. He moved with his family to Tokyo in 1871.Those were the years during which japan witnessed many revolutionary changes, political and otherwise. TheTokugawa Shogunate crumbled, and the Imperial rule was restored in 1868. With the collapse of the feudal system thenation, casting to the wind all culture and institutions of old, was avidly aping the ways of the advanced countries ofEurope and America. For example, the Noh drama, one of the traditional arts of country, was suddenly deprived of thepatronage of the clan lords, who incidently lost their princely domains. A story is told of a famous Noh master, whowent begging from door to door reciting popular passages from his repertoire. The ordinance prohibiting samurai fromwearing swords, 1871, signalled a swift decline of all martial arts, and jujitsu was no exception. Its various schools,once strongly entrenched at numerous clan capitals throughout the country, were now tottering on the brink of ruin.Just how did Jigoro Kano, a student of Tokyo Imperial University at the age of eighteen, happen to take up this dyingart? The question is simply answered. A young gentleman of no sizable physique he was too proud to yield, andsmarting under the bullying of bigger companions, he wanted to get strong by some means or other. On hearing aboutjujitsu, an exercise by which a man of small strength can beat a man of herculean strength, he at once made up hismind to learn it. However, owing to the social conditions, as mentioned above, which had caused many jujitsu mastersto turn to other occupations, it was difficult to find a suitable teacher. He finally met Teinosuke Yagi, who taught himthe rudiments of jujitsu. Later he studied under Hachinosuke Fukuda (note: the grandfather of Keiko Fukuda, 8th dan,who is the highest woman judoka alive) and Masatomo Iso of the Tenshin Shinyo Ryu, and Tsunetoshi Iikubo of theKito Ryu, and was initiated into the secrets of both schools. Then he established his own school, named Kodokan, in1882 and began to teach his own exercise calling it Judo instead of jujitsu. He was then twenty three years old and oneof the faculty of the Gakushuin, the Peers school.Meanwhile his characteristic zeal and tireless energy was not satisfied with this, he continued to explore the mysteriesof other schools as well as to improve his own exercise, taking great pains to visit other famous masters of the art andto study the old Densho. Finally he attained a height hitherto unknown in the realm of jujitsu.Note - Kanos approach to the development of Judo and the study of Jujitsu is illustrated in the following extract fromWatanabe and Avakian, "The Secrets of Judo" (1960, p35-36) regarding the discovery of kuzushi or the principle ofunbalancing the opponent, Professor Kano reporting his discovery said:
  • 144. Mr. Iikubo was over fifty years old at the time, but he was still strong, and I used to work with him often. Although I practiced my technique industriously, I could never vie with him. I think it was about 1885 that I found, while practicing randori (free exercise) with him, that the techniques I tried were extremely effective. Usually it ahd been he who threw me. Now, instead of being thrown, I was throwing him with increasing regularity. I could do this despite the fact that he was of the Kito-ryu school and was especially adept at throwing techniques. This apparently surprised him, and he was upset over it for quite a while. What I had done was quite unusual. But it was the result of my study of how to break the posture of the opponent... I told Mr Iikubo about this, explaining that the throw should be applied after one has broken the opponents posture. Then he said to me: This is right. I am afraid I have nothing more to teach you. From now on, you should continue your study with younger men. I will no longer practice with you. And he has refrained from practicing with me since. Soon afterward, I was initiated in the mystery of the Kito-ryo jujitsu and received all his books and manuscripts of the school.The process of the evolution of Judo from Jujitsu is told by Professor Kano in one of his early lectures given to hisstudents in 1898. "While studying jujitsu, not only did I find it is interesting, but also realized that it was most effective for the training of both body and mind. It therefore occurred to me to disseminate it far and wide. But it was necessary to improve the old jujitsu to a certain degree in order to popularize it, because the old style was not developed or devised for physical education or moral and intellectual training . The latter, in fact, were nothing but the incidental blessings or benefits of the former, which was exclusively devised for winning. On the other hand, knowing that every one of the jujitsu schools had its merits and demerits, I came to believe that it would be necessary to reconstruct jujitsu even as an exercise for martial purposes. So by taking together all the good points I had learned of the various schools and adding thereto my own devices and inventions, I founded a new systems for physical culture and mental training as well as for winning contests. I called this Kodokan Judo. Why did I call this Judo instead of Jujitsu? Because what I teach is not simply jutsu or jitsu, art or practice. Of course I teach jutsu, but it is upon do, way or principle, that I wish to lay special stress. Nowadays it is common for people to say judo for jujitsu. But before I began to teach my judo, the term had be adopted only by one school, the Jikishin Ryu. It was very rarely used among other school. I
  • 145. schools. The reason why I did not adopt a totally new name is as follow (sic). The Kodokan judo I teach has , as compared with the old jujitsu, wider aims and differs in technique, so that I might well have given it a new name. But after all, it is generally based on what I had learned from former teachers, so I did not like to five it an entirely new name. There are two other reasons why I avoided the term jujitsu. One is that there were jujitsu schools which often indulged in violent and dangerous techniques in throwing or twisting arms and legs. Seeing these things many people had come to believe that jujitsu was harmful. Again, in an exercise hall where supervision was inadequate, the senior pupils would wantonly throw down the juniors or pick quarrels, so that jujitsu was despised as something that made rowdies of young m I wished to show that what I taught was not a dangerous thing, and would en. not needlessly injure any person. That it was not the jujitsu as it was taught by some people, and, that it was judo, an entirely different thing. The second reason was that when I began to teach, jujitsu had fallen into disrepute. Some jujitsu masters made their living by organizing troupes composed of their followers, and putting on exhibition matches to which admission fees were charged. Others went so far as to stage bouts between professional Sumo wrestlers and jujitsu men. Such degrading practices of prostituting a martial art were repugnant to me so I avoided the term jujitsu and adopted judo in its stead. Then, to distinguish (sic) it from the Jikishin Ryu employed also the term Judo, I called my school the Kodokan Judo, though the title is rather long. (transcribers note: this reference predates the UFC)."Such was the outline of the genesis of the Kodokan Judo as told in the words of Professor Kano himself.When the Kodokan was first established in 1882, its Dojo the exercise hall, was only a 12 mat,12x18, in size, and the students in the first year numbered nine in all. Today the Kodokanwhich recently celebrated the 70th anniversary (note: as of 1964 publication date) of its foundinghas a 500-mat, 100x100 exercise hall and the number of pupils, men, and women, young andold, and disregarding race and nationality is counted in millions. One of the ardent visionsduring the last days of the late Professor Kano, the International Federation of Judo, is realizedat last, with his son, the present president of the Kodokan, as the president of the Federation andwith the Kodokan as its headquarters. When we look back upon the past, our hearts are full ofdeep emotion. Many stories and anecdotes are told of the difficulties which confronted Professor Kano and the greatpains taken by him when teaching the art of Judo in the early days of the Kodokan, but we regret that we arecompelled to omit them because of the lack of space.
  • 146. size made rapid progress, winning wide public recognition in a few years. Then in 1886, it gained in a dramaticfashion undisputed leadership in the field. About that time, with the stabilization of the social conditions of thecountry, the old Jujitsu schools were staging a comeback. The Tokyo Metropolitan Police Board, because of thefunctions of its office took an active interest in the revival of Jujitsu, as well as Kenjutsu, the Japanese fencing, andother martial exercises. The new Kodokan Judo was the centre of public attention. Everyone admired it tenets andslogans and its high idealism. But its practical merits in combat were looked upon with doubts and suspicion and evencontempt by old Jujitsu men, including the then outstanding master Hikosuke Totsuka, who commanded a very largefollowing. Naturally there developed a keen rivalry between the Totsuka School and the Kodokan. In 1886, under theauspices of the Chief of Metropolitan Police, a grand tournament was arranged between both schools. This was adecisive battle. Defeat would have been fatal to the Kodokan. But in that tournament, to which each school sent 15picked men, the Kodokan won all the bouts excepting two which ended in a draw (note: it is tempting to speculate thatsuch contests were more like duels than sporting events, considering the time period). That brilliant victory establishedonce and for all the supremacy of the Kodokan Judo over all Jujitsu schools, not only in principles but also intechniques. From that date until today, there are many important things to be told, such as the history of the spread ofJudo at home and abroad, but to our great regret, the space does not permit us to insert them all here.Draeger and Smith (page 138) note that, "Classical judo represented a quasi-fighting art with consideration beinggiven primarily to training of mind and body through prescribed exercises; included were aspects of physicaleducation, self-defense, and competition. Kano substituted the word opponent for the word enemy of jujitsu but didnot mean to remove the self-defense values completely. Because of the modern stress on the contest, physicaleducation and self- defense have been relegated to secondary positions and the overall balance established by Kanohas been lost."The technical formulation of the Kodokan Judo was completed about 1887, while its spiritual phase was graduallybuilt up until it was perfected in approximately 1922. In that year the Kodokan Cultural Society was established , anda social movement was launched under the slogans, "Seiryoku-Zenyo", the Maximum Efficiency, and "Jita-Kyoei",the Mutual Welfare and Benefit (note: also translated as You and I, shining together).References:"Kodokan Judo", Jigoro Kano (republished by the by the Kodokan technical committee) 1986 ISBN 0 -87011-681-9Kodansha International."Asian Fighting Arts", Draeger and Smith, 1969 SBN 87011-079-0 Kodansha InternationalText courtesy of Allen Gordon, University of Colorado
  • 147. things." --Carl B. Becker, The Martial Arts Reader
  • 148. Randori by Ted Fehlhaber from The Kiai Echo - Summer 1996 [Randori] [Chaos] [Judo] [Ji] [Kinds]T he exercise known as randori is one of the methods used to train students for mohojiai. Mohojiai is the free form application of Dan ZanRyu Jujitsu techniques. Randori is a limited or rule bound form of mohojiai. The limits are imposed for safety and to achieve certain trainingobjectives. The intent of this article is to give the students and teachers ideas for training and practice.Randori is well suited for nage and shime training because in helps the student safely learn applications of the kata moving in real time andto focus their training efforts. The principle of Ju becomes paramount in the exercise of randori. Ju being the qualities of flexibility andadaptability to changing circumstances. Ju is not becoming fixated upon winning or doing a technique, but finding the opening uke offersand fitting in effortlessly. The only way to understand and learn this is to practice. ChaosT he spirit of the exercise, randori, can be found in the translation of the Japanese characters that make up its name according to ProfessorJenkins. Literally, Ran means chaos or random and dori means hold. Thus, we have chaotic holds, random holds, or the commonly Englishtransliteration of free play. This is in contrast to katas or sets where the two participants have specific movements they must execute witheach other at the proper time. Judo RandoriIn modern Judo training, randori often means stand up throwing practice with both partners trying to throw each other. It is limited to Judorules: no strikes, joint locks other than the elbow, nerve techniques and only certain throwing techniques. Ideally it should be a training andlearning exercise, but often escalates into shiai or competition when both people are "going for blood". This takes the play and the learningelement out of the exercise and prevents students from trying new techniques which have a high probability of failure. Ji RandoriC lear understanding of the principle is necessary for proper training and allows partners of widely varying skill levels, size, and rank towork and learn together. The principle of "minimum strength, maximum efficiency" needs be applied here. The person of greater skill,strength or rank needs to turn down the juice to almost equal that of their partner and switch their focus from getting the throw to howeffortless and perfect the throw was for proper randori training to occur in both people. For example, the black belt working with a blue beltneeds to go from a 10 in intensity to a 2.5 when the blue belt is working at 2.0. This encourages the blue belt to work up at a higher level andexperience being thrown by excellent technique and trains the black belt by working on the finer details of Jujitsu by using timing, openingsand kuzushi to achieve a throw rather than speed, strength, and trickery. In this type of exercise, both people should be throwing and being
  • 149. thrown and both working on difficult though different material. The black belt is refining his technique and working on small and subtledetails while the blue belt is struggling to figure where to put his feet. Both learn and help train each other.Mohojiai and randori are the research and development (R&D) phases of jujitsu training. In R&D, one makes lots of mistakes and has manyfailure before learning and knowing what the ideal solution is to a particular problem. Often, the flash of insight into a simple and elegantsolution comes only after much toil and sweat. Jujitsu no different. Use randori to make mistakes, learn and find the elegant solutions. Kinds of RandoriSometimes for proper training to occur, the sensei can impose limits on the randori. Randori, being limited by definition, can be used tohelp emphasize certain techniques or principles the sensei feels are lacking in the student. It is also a convenient way to keep escalation formoccurring, as it almost always does when limits are not imposed. Here are a few of my favorites.Standing / Throwing RandoriStart with both people facing each other. Bow and approach. Getting a hold on your partner is part of the exercise.Technique Limited Allow only certain techniques, like foot sweeps, to help focus training or with new students whose sutemi is not very good yet.Intensity / Juice Limited Set limits on speed and power say 25% or 50% with newer students. Set it lower than you want because it tends to creep up. Learning happens for very few at the 100% level. Try it with the more advance students and see what happens.Side Limited All left sided techniques will show who is working both sides of the body. Great training for left-sided sutemi. Start slow with this one.Role Limited Choose one person to do the throws, uke-tori. Have both people allowed to throw all the time, tori-tori. Or both people giving openings, uke-uke.Trading Each person get one attempts or throw then the other person gets one. Also known as uke-tori. A great way to warm up.Old Judo Permit only perfect throws, ippon (one point) throws. Go until one person gets a perfect throw. You need a judge to watch and score. Great way for new students to see what perfect is.Combination Combine any of the limits above. For example: foot sweeps only, tori-tori, at 50% intensity.Shime or Ne WazaRandori on the ground. For all of these, start with both people on the ground and go until a pin or tap is achieved.Technique Limited Allow only certain techniques, like chokes or arm bars, to help focus training.
  • 150. Intensity / Juice Limited Set limits on speed and power say 25% or 50% with newer students. Use in combination with longer rounds to promote conservation of energy and use of the Ju principle.Starting Position One person starts on their back, in the turtle, in a pin or the straddle mount and both work techniques and escapes from a specific position.Time Limit the time. Short practice periods of say one minute train action and offense. Long practice periods of ten minutes train conservation of energy and defense. Use rounds of unknown length to shake things up a little, 30 seconds to 5 minutes.Ending Position Pin or joint lock a specified part of the body on the mat. For example: chest, shoulders, arm, elbow bar or wrist lock.Now its time to practice. Go out, do a little research and development on the mat and see what secrets you can find hidden in the katas.
  • 151. TECNICAS DE JUDO Listado KODOKAN y FIJ De acuerdo al material entregado por senseiMakoto Inokuma durante el curso de solidaridad Olímpica KODOKAN IJF NAGE WAZA son 67 NAGE WAZA son 66 Te waza (15) Te waza (16) 1. Ippon seoi nage 1. Ippon seoi nage 2. Kata guruma 2. Kata guruma 3. Kibisu gaeshi 3. Kibisu gaeshi 4. Kouchi gaeshi 4. Kouchi gaeshi 5. Kuchiki taoshi 5. Kuchiki taoshi 6. Morote gari 6. Morote gari 7. Obi Otoshi 7. Obi Otoshi 8. Seoi nage 8. Seoi nage 9. Seoi otoshi 9. Seoi otoshi 10. Sukui nage 10. Sukui nage 11. Sumi otoshi 11. Sumi otoshi 12. Tai otoshi 12. Tai otoshi 13. Uchi mata sukashi 13. Uchi mata sukashi 14. Uki otoshi 14. Uki otoshi 15. Yama arashi 15. Yama arashi 16. Obitori gaeshi KODOKAN IJF Koshi waza (11) Koshi waza(10) 1. Hane goshi 1. Hane goshi
  • 152. 2. Harai goshi 2. Harai goshi3. Koshi guruma 3. Koshi guruma4. O goshi 4. O goshi5. Sode tsurikomi 5. Sode tsurikomi goshi goshi6. Tsuri goshi 6. Tsuri goshi7. Tsurikomi goshi 7. Tsurikomi goshi8. Uki goshi 8. Uki goshi9. Ushiro goshi 9. Ushiro goshi10. Utsuri goshi 10. Utsuri goshi11. Daki age KODOKAN IJF Ashi waza (21) Ashi waza(21)1. Ashi guruma 1. Ashi guruma2. De ashi harai 2. De ashi harai3. Hane goshi gaeshi 3. Hane goshi gaeshi4. Harai goshi gaeshi 4. Harai goshi gaeshi5. Harai Tsurikomi 5. Harai Tsurikomi ashi ashi6. Hiza guruma 6. Hiza guruma7. Kosoto gake 7. Kosoto gake8. Kosoto gari 8. Kosoto gari9. Kouchi gari 9. Kouchi gari10. O guruma 10. O guruma11. Okuri ashi harai 11. Okuri ashi harai12. Osoto gaeshi 12. Osoto gaeshi13. Osoto gari 13. Osoto gari14. Osoto guruma 14. Osoto guruma15. Osoto otoshi 15. Osoto otoshi16. Ouchi gaeshi 16. Ouchi gaeshi17. Ouchi gari 17. Ouchi gari18. Sasae tsurikomi ashi 18. Sasae tsurikomi19. Tsubame gaeshi ashi20. Uchi mata 19. Tsubame gaeshi 20. Uchi mata
  • 153. 21. Uchi mata gaeshi 21. Uchi mata gaeshi KODOKAN IJF Osaekomi waza (7) Osaekomi waza (9)1. Kami shiho gatame 1. Kami shiho gatame2. Kata gatame 2. Kata gatame3. Kesa gatame 3. Kesa gatame4. Kusure kami shiho 4. Kusure kami shiho gatame gatame5. Kusure kesa gatame 5. Kusure kesa6. Tate shiho gatame gatame7. Yoko shiho gatame 6. Tate shiho gatame 7. Yoko shiho gatame 8. Uki gatame 9. Ushiro kesa gatame KODOKAN IJF Shime waza (12) Shime waza(111. Gyaku juji jime 1. Gyaku juji jime2. Hadaka jime 2. Hadaka jime3. Kataha jime 3. Kataha jime4. Kata juji jime 4. Kata juji jime5. Kata te jime 5. Kata te jime6. Nami juji jime 6. Nami juji jime7. Okuri eri jime 7. Okuri eri jime8. Ryo te jime 8. Ryo te jime9. Sankaku jime 9. Sankaku jime10. Sode guruma jime 10. Sode guruma jime11. Tsukkomi jime 11. Tsukkomi jime12. Do jime KODOKAN IJF
  • 154. Kansetsu waza (10) Kansetsu waza(9)1. Ude garami 1. Ude garami2. Ude hishigi ashi 2. Ude hishigi ashi gatame gatame3. Ude hishigi hara 3. Ude hishigi hara gatame gatame4. Ude hishigi hiza 4. Ude hishigi hiza gatame gatame5. Ude hishigi juji 5. Ude hishigi juji gatame gatame6. Ude hishigi sankaku 6. Ude hishigi gatame sankaku gatame7. Ude hishigi te 7. Ude hishigi te gatame gatame8. Ude hishigi ude 8. Ude hishigi ude gatame gatame9. Ude hishigi waki 9. Ude hishigi waki gatame gatame10. Ashi garami KODOKAN IJF Kinshi waza(4) No tiene 1. Ashi garami 2. Do jime 3. Kani basami 4. Kawazu gake KODOKAN IJFMa sutemi waza (5) Ma sutemi waza (5)1. Hikikomi gaeshi 1. Hikikomi gaeshi2. Sumi gaeshi 2. Sumi gaeshi3. Tawara gaeshi 3. Tawara gaeshi4. Tomoe nage 4. Tomoe nage
  • 155. Ura nage 5. Ura nage KODOKAN IJFYoko sutemi waza (15) Yoko sutemi waza (14) 1. Daki wakare 1. Daki wakare 2. Hane makikomi 2. Hane makikomi 3. Harai makikomi 3. Harai makikomi 4. Osoto makikomi 4. Osoto makikomi 5. Soto makikomi 5. Soto makikomi 6. Tani otoshi 6. Tani otoshi 7. Uchi makikomi 7. Uchi makikomi 8. Uchi mata 8. Uchi mata makikomi makikomi 9. Uki waza 9. Uki waza 10. Yoko gake 10. Yoko gake 11. Yoko guruma 11. Yoko guruma 12. Yoko otoshi 12. Yoko otoshi 13. Yoko Wakare 13. Yoko Wakare 14. Kani basami 14. Kouchi makikomi 15. Kawazu gake
  • 156. Essential Principles of Judo by Kyuzo Mifune, judanPliable action of mind and physique surpass stiffening and sturdiness. True spirit of Judo is nothing but the gentle and diligent free spirit. Judo rests on flexible action of mind and body. The word flexible however never means weakness but something more like adaptability and openmindedness. Gentleness always overcomes strength.To display best vitality in the worst plight. A danger is apt to be unforseen, and in such a case the worst possible plight will show itself. Judo should present its most substantial meaning in such a case. Judos specialt y is quick shifting disadvantage to advantage, and freedom of action in the worst situation by detecting the opponents unguarded point quickly and changing your own position to overcome the danger.To be careless is equal to lack of fixed principle. You must give full attention and energy to studying Judo with zeal and sincerity. Shifting disadvantage to advantage is a subtle art and not an ounce of inattention is allowed.Never stick to a fixed idea, but be in a self -annihilating state. To be flexible requires a lack of consciousness of life and death. If you are not afraid of the stronger opponent but a naive mind of selflessness is maintained, your activity will be hindered by nothing, and infinite change and adaptability can be displayed.Never despise trifles but keep faithful mind. The mind, if slackened even a little, will cause defeat the same as fearing the opponent will make you unable to use full strength. If you are in a hurry to win the match, you will not grasp the truth of the moment. Truth is a free factor, not planned but found when the mind is in its natural state. It can be said that everybody is always with truth but your sincerity will enable you to get it without labor. Kyuzo Mifune at age 70 executing a perfect Sumi Otoshi
  • 157. The History of JudoThe Kodokan was founded in 1882 by the lateProf. Kano who himself had established Judo. Judo was derived from Jujitsu which had many names and schools. Jujitsu is an art for either attacking others or defending oneself with nothing but ones own body. Prof. Kano adopted the superlative parts of all the Jujitsu schools, got rid of precarious parts, and established the new Kodokan Judo based on his own insight and arrangement. It started with only nine disciples and a twelve-mat dojo. The Kodokan Judo was recognized in a few years to be excellent
  • 158. since its students overwhelmed the Jujitsu athletes at the Police Bujitsu Contest. This really was the first step for its future rapid progress. Prof. Kano promoted judo as a physical exercise from a wide national point of view. Proceeding with the organization ofthe Kodokan and enacting the regulations of Judo, he became the first Asian member of the International Olympic Committee in 1909 and worked for the spread of Judo world-wide. Judo became an official event in the Olympic Games of 1964, backed by Judo fans and sport promoters all over the world. It is now a very popular sport almost anywhere in the world."Judo", which is now exercised in many countries of the world,
  • 159. is the very Kodokan Judo, created in 1882 by Prof. Jigoro Kano. It is clearly stated in the Article 1 of International Judo Federation (IJF) statutes, "IJF recognizes Judo which was created by Jigoro Kano."