Tragedia educativa

1,625 views
1,538 views

Published on

Análisis del desempeño de la educación en la Argentina en las últimas evaluaciones de calidad educativa.

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,625
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
7
Actions
Shares
0
Downloads
16
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Tragedia educativa

  1. 1. Tragedia  educativa:  otra  vez  Hay  tres  grandes  estudios  que  analizan  a  escala  mundial  el  desempeño  de  los  escolares:  el  PIRLS,  el  PISA,   y   el   TIMSS,   además   de   la   “Encuesta   Nacional   de   Lectura”   del   Ministerio   de   Educación,   y   los  estudios   de   la   UNESCO   sobre   calidad   educativa   en   América   Latina.   Del   PISA   analizaremos   dos  versiones,   la   del   año   2002   y   la   del   año   2009.   Las   conclusiones   de   estas   evaluaciones   son   críticas  para   nuestro   futuro   como   país.   Lamentablemente   la   situación   de   la   Argentina   en   este   sentido   es  extremadamente   precaria,   y   como   puede   colegirse   de   la   versión   del   año   2009   del   PISA,   en  comparación  con  ediciones  anteriores,  nuestra  situación  empeora.  En   este   documento   nos   referiremos   a   su   vez   a   una   serie   de   aspectos   que   tiene   que   ver   con   la  situación  de  la  Argentina  en  el  contexto  político  mundial,  y  su  gravísimo  problema  educativo.  Por  otro  lado,  la  perspectiva  temporal  del  problema  no  debe  ser  despreciada,  ya  que  a  juzgar  por  el  progreso   de   la   proporción   de   graduados   de   escuela   secundaria   en   los   últimos   70   años,   nuestro  futuro  educativo  permanece  muy  lejano.  Comenzaremos   por   los   hallazgos   del   último   PISA,   luego   avanzaremos   con   los   estudios   anteriores  para   poner   los   resultados   en   contexto.   Por   último   analizaremos   las   perspectivas   a   futuro   de   la  situación  educativa  de  la  Argentina.      1    
  2. 2. PISA  2009  Acaban   de   publicarse   los   resultados   del   PISA   2009.   El   PISA   toma   una   muestra   representativa   de  alumnos   de   15   años   de   edad   en   cada   uno   de   los   países   estudiados,   a   los   que   somete   a   una  evaluación   cuidadosamente   desarrollada   en   lectura   y   comprensión   de   textos,   matemáticas,   y  ciencias.  Se  realizó  en  el  año  2000  (comentado  más  arriba),  y  ahora  se  repitió  en  el  2009.  En  ésta  última  versión  los  mejores  países  en  lectura,  matemáticas,  y  ciencia,  fueron,  en  orden  decreciente:  China,  Corea  del  Sur,  Finlandia,  Singapur,  Canadá,  Nueva  Zelanda,  Japón,  Australia,  Holanda,  Bélgica,  Noruega,   Estonia,   Suiza,   Polonia,   y   los   Estados   Unidos.   Los   peores   fueron,   también   en   orden  decreciente:   Indonesia,   Argentina,     Kazakstán,     Albania,   Qatar,   Panamá,   Perú,   Azerbaiyán,   y  Kyrgyzstan.   Nuestro   país   se   desarrolló   peor   que   Brasil,   Chile,   Méjico,   o   Colombia.   En   esto   no   hay  grandes  diferencias  con  respecto  al  año  2000.    Cuando   se   toma   el   promedio   del   grupo   de   alumnos   con   mejor   puntaje   de   la   clase,   nuestros  campeones  de  lectura  sacaron  en  promedio  568  puntos,  casi  100  puntos  menos  que  China  (679)  o  Corea  del  Sur  (658).  La  situación  es  similar  para  matemáticas  y  ciencia.  Si  pasásemos  a  un  sistema  de  puntuación  de  0  a  10  como  el  que  utilizamos  habitualmente  en  nuestro  país,  China  y  Corea  del  Sur  habrían  sacado  10,  mientras  que  nuestros  mejores  alumnos  serían  de  8,35  puntos.  Pero  nuestro  promedio   sería   de   5,8   puntos   en   un   sistema   de   puntuación   donde   el   mínimo   para   considerarse  aprobado  no  es  4  sino  7.  En  conclusión,  el  alumno  argentino  promedio  (el  más  común),  desaprobó  los  exámenes  de  lectura,  matemáticas,  y  ciencia.  Cuando  se  compara  nuestro  país  con  algunos  países  estudiados,  y  en  especial  con  Brasil  y  Colombia  en  la  región,  tomando  el  caso  del  rendimiento  en  lectura,  se  ve  que  la  gran  proporción  de  nuestros  alumnos   estuvo   por   debajo   del   nivel   4   (entre   523   y   625   puntos).  Pero   no   solo   eso,   sino   que   10%   de  nuestros  alumnos  obtuvo  la  calificación  más  baja  posible  en  lectura,  sólo  inferior  a  Perú,  que  tuvo  el  14%  de  sus  alumnos  de  15  años  en  dicho  grupo.   Rendimiento en lectura, porcentaje de alumnos en cada grupo de puntajes 100% 90% 80% 8 70% 7 60% 6 50% 5 40% 25,0 28,6 4 30% 3 20% 15,8 16,0 2 10% 14,1 10,8 1 5,0 0% Hungary Lithuania Uruguay Brazil Argentina Colombia Peru    A   su   vez   nuestro   país   fue   muy   desigual;   mostró   diferencias   de   casi   100   puntos   en   el   desempeño  promedio   entre   escuelas   ubicadas   en   grandes   ciudades   (mejor   puntaje),   y   aquellas   de   pequeños  poblados   (peor   puntaje).   Estas   diferencias   fueron   del   orden   de   los   20   o   30   puntos   en   la   mayoría   de  los  países.  2    
  3. 3. Diferencias en el rendimiento en lectura, según ubicación de escuela Puntaje Obtenido en Lectura 600 OECD Promedio Argentina 500 400 300 200 100 0 Pequeño Pueblo Pequeña Ciudad Metrópolis Poblado Ciudad  También   se   vuelve   muy   asimétrica   la   diferencia   de   rendimiento   entre   escuelas   privadas   y   públicas.  En   la   Argentina   las   escuelas   privadas   obtuvieron   60   puntos   más,   en   promedio,   que   las   públicas.  Esta  diferencia  público-­‐privada  fue  de  apenas  30  puntos  en  la  mayoría  de  los  países.   Rendimiento en Ciencias, Escuelas Públicas y Privadas 600 500 400 300 200 100 0 Promedio OECD Argentina  La   posesión   de   computadora   en   el   hogar,   disponible   para   realizar   tareas   de   colegio,   afecta   el  rendimiento   en   lectura,   matemáticas,   y   ciencia.   Observando   el   caso   de   matemáticas   se   puede  comprobar   que   los   hogares   con   computadora   se   corresponden   con   mejores   rendimientos.   No  obstante  las  diferencias  entre  unos  y  otros  se  acentúan  en  el  caso  Argentino.   Diferencia de Rendimiento en Matemática, Según el estudiante posea o no computadora en su hogar 600 OECD Promedio Argentina 400 200 0 Computadora Sí Computadora No  3    
  4. 4. Pero   además   para   nuestro   país   las   cosas   empeoran.   Entre   los   años   2000   y   2009   empeoramos   en  lectura,  ciencias,  y  matemáticas,  y  aumentó  alrededor  de  7%  la  proporción  de  alumnos  por  debajo  del  mínimo  nivel  considerado  aceptable  por  los  organizadores  del  PISA.  Un  factor  clave  fue  el  nivel  de  empleo  del  padre.  El  rendimiento  de  los  hijos  empeoró  conforme  la  situación  laboral  del  padre  se  hacía  más  precaria.   Rendimiento en lectura, según condición laboral del padre 600 de familia 500 OECD Promedio 400 Argentina 300 200 Lineal (OECD Promedio) 100 Lineal (Argentina) 0 Trabajo Full-Time Trabajo Part-Time Busca Trabajo  Cuanto  mayor  es  el  número  de  libros  en  la  casa,  mejor  será  el  rendimiento  del  alumno  en  las  tres  disciplinas.  En  el  40%  de  los  hogares  promedio  de  las  primeras  20  economías  del  mundo  hay  más  de  100  libros.  Solo  el  18,2%  de  los  hogares  argentinos  tiene  más  de  100  libros  en  su  haber.          4    
  5. 5. TIMSS  El  primer  estudio  importante  que  analizaremos  respecto  de  la  evaluación  internacional  de  calidad  educativa,  es  el  TIMSS.  El  TIMSS  (Third  International  Mathematics  and  Science  Study)  involucró  a  más  de  500  mil  alumnos  de  quinto  grado,  30  idiomas  y  45  países,  y  se  conoció  en  19961.  Matemátic Ranki Ciencias   Entre   Corea   del   Sur,   Singapur,   Japón   y   la   República  as   ng   Checa   cubren   las   primeras   posiciones.   Se   puede  Singapur   1   Singapur   ver   en   general   que   la   Europa   Balcánica,   y   Oriente  Korea   del   2   Rep.  Checa   en   general,   poseen   los   mejores   logros   en  Sur   matemática  y  ciencia.  Japón   3   Japón  Hong  Kong   4   Korea  del  Sur   Pero  lo  más  sorprendente  son  las  conclusiones  del   TIMSS   respecto   de   las   prácticas   educativas:  Bélgica   5   Bulgaria   primero,   los   alumnos   que   veían   5   o   más   horas  Rep  Checa   6   Holanda   diarias  de  TV  tuvieron  peor  rendimiento,  pero  por   debajo   de   ese   tiempo   no   hubo   diferencias;  Eslovaquia   7   Eslovenia   Diez  Mejores   segundo,    las  prácticas  de  enseñanza  de  los  países  Suiza   8   Austria   líderes   no   son   ideales;   Korea   del   Sur   tiene   las   clases  más  populosas  del  mundo,  igual  que  Japón,  y  Holanda   9   Hungría   utiliza   métodos   tradicionales   y   rígidos   de  Eslovenia   10   Reino  Unido   enseñanza;   tercero,   el   presupuesto   educativo   no   se   relaciona   con   el   rendimiento,   como   lo  Promedio   ejemplifica   el   hecho   que   Japón   (puesto   3)   gastaba  Islandia   32   Latvia   menos   de   500   dólares   anuales   per   cápita   en   educación,   y   EE.UU.   (puesto   28)   más   de   mil;  Grecia   33   Portugal   cuarto,   los   países   con   mejor   desempeño   poseen  Rumania   34   Dinamarca   estándares   nacionales   de   evaluación   y   currículos  Lituania   35   Lituania   de   enseñanza;   quinto,   el   rendimiento   de   los   alumnos   no   se   correlaciona   con   las   horas  Chipre   36   Bélgica   dedicadas   a   matemáticas   o   ciencia,   lo   que   indica   (Wallon)   una   primacía   de   aspectos   cualitativos;   sexto,   el  Portugal   37   Irán   valor   social   de   la   cultura   y   la   educación,   como   es   el  Irán   38   Chipre   caso  en  Asia,  parece  ser  crucial  para  el  rendimiento   Diez  Peores  Kuwait   39   Kuwait   de   los   alumnos;   por   último,   los   chicos   con   mejor   rendimiento  en  matemáticas  aprenden  a  la  antigua,  Colombia   40   Colombia   sin   calculadoras,   utilizan   manuales   estandarizados,  Sudáfrica   41   Sudáfrica   concurren   a   clases   donde   la   interacción   entre   todos   es   común,   y   reciben   clases   de   soporte   si   se  TIMSS,   Matemáticas   y   Ciencia.   Los   diez   retrazan  respecto  de  sus  compañeros.  mejores  y  peores  de  41  países.   En   definitiva   el   TIMSS   permite   sacar   dos  conclusiones   fundamentales:   la   primera   es   la   importancia   crucial   del   método   de   enseñanza   para  que   el   aprendizaje   tenga   efectivamente   lugar,   y   en   segundo   término,   permite   apreciar   el   rol  preponderante   de   la   valoración   cultural   de   la   educación   como   motor   del   proceso   de   adquisición   de  conocimientos   en   los   niños.   La   mejor   educación   no   es   la   más   cara.   Es   interesante   que   “líder”   en  Chino,   sistema   cultural   y   literario   de   China   Japón   y   Corea,   se   dice   como   “collar   y   mangas”   (liung  shu),  porque  ese  era  el  atuendo  de  las  personas  de  estudio  en  el  imperio  de  la  cuenca  del  Wuang  ho.  Muy   diferente   a   las   connotaciones   guerreras   que   el   término   “líder”   posee   en   la   mayoría   de   los  idiomas  occidentales.                                                                                                                                                1  Gretchen   Vogel.   Asia  and  Europe  top  in  world,  but  reasons  are  hard  to  find.  Science  1996;  vol.  274,  pp.  1296.  World  education  5    
  6. 6. PIRLS    Se  publicaron2  en  el  2001  los  resultados  de  otro  estudio  acerca  del  nivel  de  comprensión  de  textos  en   niños   del   cuarto   nivel   primario,   aproximadamente   entre   10   y   11   años   de   edad,   agrupados   según  el  país  evaluado  (PIRLS  –The  Progress  in  International  Reading  Literacy  Study-­‐).  Se  estudiaron  35  países  y  entre  ellos  la  Argentina  (Tabla).  Es  difícil  imaginar  un  escenario  peor.  Nuestro  país  calificó   en   la   posición   número   31   con   420   puntos,   por   debajo   de   Colombia   y   algo   superior   a   Irán.   Para   un   promedio   de   Matemáticas   Ranking   500   puntos   entre   todos   los   estudiados,   el   país   con   mejor   Singapur   1   récord   fue   Suecia   con   561   puntos,   y   el   peor   Belice,   con   327.   El   estudio   se   centra   en   la   calidad,   y   evalúa   la   Korea  del  Sur   2   capacidad   de   lectura   de   los   alumnos,   su   habilidad   para   Japón   3   comprender  textos,  etc.     Hong  Kong   4   Algunas   conclusiones   adicionales   del   PIRLS   fueron:   Bélgica   5   Primero,   en   todos   los   países   estudiados   las   mujeres   tuvieron   mejor   desenvolvimiento   que   los   varones;   Nueve  Mejores   Rep  Checa   6   segundo,   las   actividades   literarias   preescolares   como   Eslovaquia   7   lecturas   infantiles,   juegos   de   letras,   canciones,   o   escuchar   historias,   se   asociaron   a   mejor   rendimiento;   Suiza   8   tercero,  más  de  100  libros  infantiles  en  la  casa  se  asoció   Holanda   9   a   mejor   desempeño   que   tener   menos   de   10;   cuarto,   si   los   padres   leen   más   de   6   horas   semanales   y   tienen   Puestos   10   –   24:   Italia,   Alemania,   actitudes   positivas   para   con   la   lectura     sus   hijos   Rep   Checa,   Nueva   Zelanda,   Escocia,   obtienen   mejor   puntaje   en;   quinto,   los   alumnos   de   Singapur,   Rusia,   Hong   Kong,   escuelas  con  menos  del  10%  del  alumnado  proveniente   Francia,   Grecia,   Rep   Eslovaquia,   de   hogares   pobres   tuvieron   mejor   rendimiento   que   Islandia,   Rumania,   Israel,   aquellos   de   escuelas   con   mayor   porcentaje   de   alumnos   Eslovenia.   pobres;   sexto,   leen   mejor   los   chicos   que   poseen   25   –   30:   Noruega,   Chipre,   Moldava,   biblioteca  en  el  aula;  séptimo,  las  aulas  con  mejor  nivel   Turquía,  Macedonia,  Colombia         de   lectura   practicaban   más   frecuentemente   lectura   individual;   por   último,   los   alumnos   con   actitudes   más   Argentina   31   positivas  hacia  la  lectura  fueron  los  que  mejor  leyeron.     Irán   32     Diez  Peores   Kuwait   33       Marruecos   34   Belice   35   PIRLS,  Lectura.                                                                                                                                          2  “International   Association   for   the   Evaluation   of   Educational   Achievements”   (IEA).   PIRLS   2001   International   Report.  http://timss.bc.edu/pirls2001¡/Pirls2001_Pubs_ir.html  6    
  7. 7. PISA  2002  La   Organization   for   Economic   Cooperation   and   Development   (OECD)   lanzó   el   PISA3  en   el   2002,   un  proyecto   que   evaluaba   la   educación   en   los   28   países   pertenecientes   a   dicha   institución,   que  representan  a  su  vez  las  primeras  28  economías  del  mundo.  A  esa  lista  agregaron  datos  de  cuatro  países   más,   dos   de   ellos   latinoamericanos:   Brasil   y   México4.   Los   investigadores   evaluaron   las  habilidades  en  literatura,  matemática  y  ciencia  en  chicos  de  15  años  de  edad,  así  como  un  enorme  volumen  de  datos  asociados  al  sistema  educativo,  la  infraestructura  escolar,  y  datos  demográficos  y  socioeconómicos.  Matemáticas   Ranking   Ciencias   En   las   tablas   pueden   verse   las   posiciones   relativas   de   los   países   estudiados   en   cuanto  Japón   1   Finlandia   a   los   puntajes   obtenidos   por   sus   alumnos  Korea   del   2   Korea  del  Sur   en   literatura   y   matemáticas   (Tabla).   Como  Sur   puede   verse,   Japón,   Corea   del   Sur,  Nueva   3   Canadá   Finlandia,   Canadá,   Australia,   y   Nueva  Zelanda   Siete  Mejores  Finlandia   4   Japón   Zelanda,   figuran   entre   los   primeros   seis  Australia   5   Islandia   países   en   ambas   áreas   evaluadas.   No   figuran   en   la   tabla:   Reino   Unido,   Bélgica,  Canadá   6   Nueva  Zelandia   Francia,   Austria,   Dinamarca,   Islandia,  Suiza   7   Australia   Liechtenstein,   Suecia,   Irlanda,   Noruega,   República   Checa,   Estados   Unidos,   Alemania,  Promedio   Hungría.   Los   dos   países   latinoamericanos  Latvia   26   Grecia   estudiados,  Brasil  y  México,  figuran  a  la  cola   de   los   logros   en   ambas   disciplinas.   La  Italia   27   Portugal   posición  de  Brasil  y  Méjico  en  el  estudio  es  Portugal   28   Federación  Rusa   importante,   ya   que   su   posición   relativa   en   América   Latina   no   es   tan   mala.   En   un  Grecia   29   Latvia   estudio   realizado   por   la   UNESCO5  en   1998   Siete  Peores  Luxemburgo   30   Luxemburgo   acerca   del   desempeño   en   lectura   en  México   31   México   alumnos   de   cuarto   grado,   en   orden   decreciente   de   rendimiento   figuran,   a   la  Brasil   32   Brasil   cabeza   Cuba,   sigue   Chile,   luego   Argentina,  PISA  2002,  Matemáticas  y  Lectura.   Brasil,  Colombia,  México,  y  Paraguay,  como   los  siete  mejores.  Nuestro  país,  en  el  citado  Posiciones  relativas  de  los  países  estudiados.   estudio   se   posicionó   tercero,   con   puntuaciones  similares  a  las  de  Chile.    La  primera  enseñanza  que  dejan  los  resultados  examinados  es  que  los  mejores  de  América  Latina  son   los   peores   cuando   se   los   pone   a   competir   con   el   mundo   desarrollado.   En   el   PISA   también  sorprenden   las   posiciones   de   las   superpotencias   como   EE.UU,   Alemania,   Francia,   y   Alemania,   todas  debajo  del  décimo  lugar.  De  todos  modos  habrá  que  aceptar  que  la  influencia  de  la  inmigración  en  estos  países  agrega  heterogeneidad  a  la  muestra.    Resulta   interesante   observar   el   triángulo:   Sudeste   chino,   Japón,   y   Australia,   que   concentra   los  mejores  rendimientos,  y  es  el  área  con  más  fuerte  despegue  económico  en  los  últimos  10  años.    El   estudio   generó   un   cuerpo   de   información   muy   importante   respecto   de   algunos   factores   que  podrían  influenciar  el  rendimiento  de  los  alumnos  en  las  materias  evaluadas.    La   escuela.   En   referencia   a   la   infraestructura   escolar,   las   deficiencias   materiales   de   la   escuela  tuvieron   menor   influencia   en   el   rendimiento   académico   de   los   alumnos   que   el   uso   que   éstos   hacían  (frecuencia  de  utilización)  de  los  medios  existentes,  aunque  fueran  escasos.  Dentro  de  los  recursos  de  la  escuela  que  han  demostrado  asociarse  con  un  mejor  rendimiento  académico  de  los  alumnos  se  encuentran  los  maestros  con  estudio  terciario.  El  número  de  maestros  con  título  universitario  en  su  área  de  enseñanza  predijo  una  mejor  puntuación  en  los  alumnos.                                                                                                                                            3  www.pisa.oecd.org  4  Education  in  Latin  America.  Cramming    them  in.  in:  The  Economist,  May  9th,  2002  5  www.unesco.org  7    
  8. 8. Tener   más   de   25   se   asocia   a   un   deterioro   del   rendimiento.   De   las   prácticas   en   clase,   aquellas  asociadas   a   un   mejor   rendimiento   académico   fueron,   la   fuerte   interacción   del   docente   con   sus  alumnos,   un   clima   disciplinado,   el   énfasis   que   el   profesor   ponga   en   el   estudio,   y   las   altas  expectativas  de  éste  en  cuanto  al  los  logros  esperados  del  alumnado.  Respecto  de  los  alumnos,  pudo  verse  que  aquellos  más  exitosos  son  más  propensos  a  completar  sus  tareas  en  el  hogar,  y  el  enviar  tarea  sería  un  medio  de  mejorar  el  rendimiento.    La   familia.   Los   hijos   de   familias   más   educadas,   con   mayor   disponibilidad   de   recursos   culturales   en  casa,   y   con   más   dinero,   obtuvieron   mejores   puntuaciones   que   sus   pares   provenientes   de   hogares  menos  aventajados.  Vivir  con  ambos  padres  también  correlacionó  con  mejores  logros.  Sin  embargo,  no  todos  los  hijos  de  familias  menos  aventajadas  tuvo  rendimiento  más  bajo;  pero  una  educación  paterna  y  sobre  todo  materna  más  elevadas  se  asocia   a  mejores  rendimientos.  A  su  vez,  los  hijos  de  familias  más  ricas  leen  mejor.  En  resumen,  las  conclusiones  del  PISA,  aparte  del  desempeño  relativo  de  los  países,  son  dignas  de  ser  mencionadas:  primero,  las  deficiencias  materiales  de  la  escuela  tuvieron  menor  influencia  en  el  rendimiento   académico   de   los   alumnos   que   el   uso   que   éstos   hacían   (frecuencia   de   utilización)   de  los   medios   existentes   aunque   estos   fueran   escasos;   segundo,   un   mayor   número   de   maestros   con  estudio  terciario  se  asoció  a  mejor  rendimiento  de  los  alumnos,  especialmente  en  lectura;  tercero,      más  de  25  alumnos  por  maestro  se  asocia  a  un  deterioro  del  rendimiento;  cuarto,  prácticas  en  clase  tales  como  fuerte  interacción  del  docente  con  sus  alumnos,  clima  disciplinado,  énfasis  del  profesor  en   el   estudio,   altas   expectativas   de   éste   en   cuanto   al   los   logros   del   alumnado,   y   enviar   tarea   para   el  hogar,   todas   estuvieron   asociadas   a   un   mejor   rendimiento   académico;   quinto,   los   alumnos   más  exitosos   son   más   propensos   a   completar   sus   tareas   en   el   hogar;   sexto,   los   hijos   de   familias   más  educadas,   con   mayor   disponibilidad   de   recursos   culturales   en   casa,   y   con   más   dinero,   obtuvieron  mejores  puntuaciones  que  sus  pares  provenientes  de  hogares  menos  aventajados;  sexto,  vivir  con  ambos   padres   también   correlacionó   con   mejores   logros;   séptimo,   una   educación   paterna   y   sobre  todo  materna  más  elevadas  se  asocia  a  mejores  rendimientos;  por  último,  los  hijos  de  familias  más  ricas   leen   mejor.   “Contra   facta   non   sunt   argumenta”   decían   los   romanos;   el   PISA   muestra   las  naciones  que  mejor  leen  y  además  las  condiciones  que  favorecen  un  mejor  desempeño.      8    
  9. 9. MERCOSUR  y  Lectura  “El  mapa  cognitivo  de  la  realidad  mundial  contemporánea  está  dominado  por  dos  megatendencias  que   expresan   el   signo   de   los   tiempos.   La   planetarización   tecnológica   de   las   comunicaciones   y   la  imposición   de   los   modelos   (políticos,   económicos,   y   culturales)   de   Occidente” 6.   Pero   en   este  fenómeno  de  globalización  parece  haberse  diseminado  otra  característica  de  la  antigua  Grecia  que  impregnó   sobre   todo   la   Italia   del   mediodía;   ésta   cualidad   hizo   que   en   la   antigüedad   y   el   primer  medioevo,  “griego”  fuera  sinónimo  de  “discutidor”,  y  sumió  a  Grecia  en  la  disolución,  y  a  Italia  en  1500   años   de   guerra   civil.   Se   trata   de   la   tendencia   a   la   fragmentación7.   Esa   fragmentación   ha  logrado  que  en  los  últimos  10  años  se  creen  3,1  nuevos  estados  por  año,  50%  más  que  entre  1950  y  1990,  y  200%  más  que  entre  1900  y  1950.    No,   la   “aldea   global”   no   se   parece   a   “mi   pueblo” 8 ,   sino   que   por   el   contrario   es   un   intento  desesperado   de   totalidad   ante   el   horror   que   provocan   las   fuerzas   disolventes   que   acechan   a   la  cultura.   Es   en   este   escenario   contradictorio   que   nació   con   el   “Tratado   de   Asunción   de   1991”   el  MERCOSUR.   Ahora   bien,   como   hecho   particularísimo   en   la   conformación   actual   de   bloques  regionales,   “Iberoamérica   –y   MERCOSUR   dentro   de   ella-­‐   conforma   un   universo   policultural   que  tiene  una  identidad  cultural  afín”9.  Y  es  en  este  sentido  que  la  iniciación  de  las  nuevas  generaciones  en  la  lectura  y  con  ella  en  todo  el  mundo  educativo  se  reviste,  particularmente  en  América  Latina,  de  un  sentido  misional  casi  único.  En  América  Latina  debe  considerarse  “…a  la  integración  cultural  y  educativa  como  fundamento  de  los  otros  procesos  de  integración  económica  y  política”10.  Lamentablemente   este   proyecto   común   se   opaca   por   una   “trágica   normalidad   latinoamericana”11:  desigual   crecimiento   económico,   alta   inestabilidad,   pobreza   generalizada,   y   política   sucia.  Igualmente  el  desempeño  de  América  Latina  en  educación  es  muy  pobre;  se  invierte  mucho  menos  que   en   otras   regiones   emergentes   como   Asia   o   países   de   Europa   Oriental,   y   se   está   produciendo   un  fuerte   retrazo   en   materia   de   calidad   educativa   y   sus   derivados,   como   ser   innovación   tecnológica,  creación   de   patentes,   y   productividad12.   En   el   MERCOSUR   particularmente   “…una   lógica   económica  homogeneizante   puede   requerir   un   ambiente   cultural   más   adecuado   a   los   esfuerzos   de  integración” 13 ,   pero   tal   ambiente   no   puede   recrearse   sin   el   estímulo   de   políticas   culturales  producidas  por  los  gobiernos14.  ¿Quién  deseamos  que  lleve  a  cabo  tal   integración  latinoamericana?  ¿Las   fuerzas   económicas   aisladas?   Ellas   lograrán   sí,   totalidades,   pero   como   advierte   Camus   “La  totalidad  no  es  equivalente  de  unidad.  El  estado  de  sitio,  aunque  extendido  hasta  los  confines  de  la  tierra,  no  significa  reconciliación”15.  Para  lograr  la  integración  que  el  MERCOSUR  requiere  es  clave  la   expansión   y   unificación   del   proceso   de   alfabetización,   buscando   veneros   comunes   a   ambas  culturas,   la   Lucitano-­‐Americana   y   la   Ibero-­‐Americana;   y   son   los   autores   fundacionales   de   ambas,  me   refiero   a   los   clásicos   greco-­‐latinos   por   el   lado   europeo,   y   a   las   tradiciones   indígenas   por   el  Americano,   así   como   los   hijos   más   criollos   de   ambas   fusiones,   los   que   deben   iniciar   el   proceso.  Siguiendo   a   Isuani   y   Filmus,   “…nunca   antes   el   conocimiento   había   sido   un   determinante   tan  fundamental  para  acceder  al  sector  moderno  de  la  economía”16.  Si  no  se  lleva  a  cabo  la  integración  mediante   un   nuevo   entusiasmo   por   la   cultura   y   el   conocimiento,   entonces   se   corre   el   riesgo   de  transformar   al   continente   en   un   jardín   de   excluidos,   forma   moderna   de   decir   “incultos”.   En  consecuencia  el  MERCOSUR  deberá  educar,  y  hacerlo  mancomunadamente,  lo  que  abre  una  nueva  oportunidad  para  la  lectura  como  recurso  para  el  desarrollo  regional.                                                                                                                                          6  Gregorio  Recondo.  MERCOSUR  -­‐La  dimensión  cultural  de  la  integración-­‐.  Buenos  Aires  1997,  Ciccus,  p.  7,  introducción.  7  James  N  Rosenau.  The  complexities  and  contradictions  of  globalization”.  Current  History  1997;  Vol.  96,  n°  613,  pp.  360-­‐364  8  Thomas  Donahue.  División  de  caminos.  Archivos  del  presente  1996;  año  2,  n°  5,  pp.  51  9  Gregorio  Recondo.  MERCOSUR  -­‐La  dimensión  cultural  de  la  integración-­‐.  Buenos  Aires  1997,  Ciccus,  p.  8,  introducción.  10  Gregorio  Recondo.  MERCOSUR  -­‐La  dimensión  cultural  de  la  integración-­‐.  Buenos  Aires  1997,  Ciccus,  p.  8,  introducción.  11  Moisés  Naím.  La  trágica  normalidad  latinoamericana.  Fundación  Buen  Gobierno  2004  12  The  World  Bank  and  education  in  Latin  America  and  Caribbean  region.  www.worldbank.org/education    13  Jose   Flavio   Sombra   Saravia.   O   Brasil   na   integração   cultural   e   educacional   do   MERCOSUL.   En:   Gregorio   Recondo.   MERCOSUR   -­‐La  dimensión  cultural  de  la  integración-­‐.  Buenos  Aires  1997,  Ciccus,  p.  193  14  Jose   Flavio   Sombra   Saravia.   O   Brasil   na   integração   cultural   e   educacional   do   MERCOSUL.   En:   Gregorio   Recondo.   MERCOSUR   -­‐La   dimensión   cultural   de   la   integración-­‐.   Buenos   Aires   1997,   Ciccus,   p.   193.   “…la   producción   cultural   destinada   a   la  aproximación  y  el  conocimiento  mutuo  de  los  pueblos  no  siempre  puede  llevarse  a  cabo  sin  el  estímulo  de  políticas  culturales  producidas  por  los  gobiernos”  15  La  révolte  historique.  En:  Albert  Camus.  L’Homme  revolté.  Paris  1951,  Gallimard,  p.  300:  «La  totalité  n’est  pas  l’unité.  L’état  de  siége,  même  étendu  aux  limites  du  monde,  n’est  pas  la  réconciliation  ».        16  Una  nueva  etapa  histórica.  En:  Isuani  EA,  Filmus  D.  La  Argentina  que  viene.  Buenos  Aires  1998,  FLACSO-­‐NORMA.  Una  nueva  etapa  histórica.  9    
  10. 10. El  Problema  Argentino  El   primer   inconveniente   al   momento   de   problematizar   la   falta   de   lectura   y   sus   dificultades   para  estimularla,  es  sacarla  de  su  contexto;  la  falta  de  lectura  es  síntoma  de  una  crisis  general  de  la  vida  intelectual   como   característica   del   tiempo   que   toca   vivir.   Los   trabajos   observacionales   antes  analizados  muestran  que  la  falta  de  lectura  no  se  da  sola,  sino  que  muestra  en  general  un  fracaso  del   sistema   educativo   todo;   los   chicos   no   leen,   pero   en   simultáneo   no   saben   sumar,   ni   se   preguntan  por  las  plantas  fanerógamas,  y  no  les  importa  saber  que  es  un  decreto  de  necesidad  y  urgencia,  o  cuando   se   vota.   A   su   vez   esos   chicos   desmotivados   pertenecen   a   medios   sociales   fracasados,   con  mal  desempeño  económico  e  instituciones  de  gobierno  que  hacen  de  la  vida  social  un  infierno.  Por  otro   lado   la   novedad   de   la   televisión   es   un   actor   clave   en   el   momento   de   la   cultura   actual.  Analizaremos  entonces,  el  contexto  del  problema  y  la  parte  que  toca  a  la  televisión,  e  intentaremos  encontrar  en  ambos  oportunidades  para  actuar.        Los  argentinos  leen  poco.  Según  la  Encuesta  Nacional  de  Lectura  realizada  en  el  2001,  en  el  último  año   el   45%   de   los   argentinos   no   había   leído   ningún   libro,   cifra   que   ascendía   al   70%   en   el   sector  socioeconómico  más  bajo17.  Pero  en  EE.UU.  también  tienen  problemas.  De  acuerdo  con  un  sondeo18  la  lectura  de  literatura  en  general  declina  rápidamente  en  ese  país.  Se  estudiaron  17.000  adultos,  y  se   comparó   con   trabajos   similares   de   1982   y   1992.   Menos   de   la   mitad   de   los   americanos   leen  actualmente  literatura;  la  caída  más  aguda  se  observó  entre  los  jóvenes,  quienes  en  el  2002  leían  un  28%   menos   que   en   1982.   Entre   1982   y   2002   EE.UU.   ha   perdido   unos   20   millones   de   lectores.   La  caída  es  en  ambos  sexos  y  en  todos  los  grupos  etarios.  Estudios  similares  se  pueden  encontrar  para  Europa,  con  idénticas  conclusiones.    Según   los   datos   del   PISA,   donde   a   partir   del   2003   es   posible   incluir   a   Argentina   y   sacar   algunas  conclusiones   regionales,   nuestro   país   ranquea   por   debajo   del   promedio,   que   es   de   500   puntos   en  lectura,  y  por  encima  de  Brasil.  En  la  región,  EE.UU.  posee  el  mejor  nivel  de  lectura  de  América,  pero  su  posición  es  mala  respecto  de  los  países  desarrollados.  Es  como  si  en  América  el  despegue  de  la  lectura  se  hiciera  esperar.  En   Occidente   se   lee   menos,   especialmente   en   América,   y   sería   muy   bueno   coordinar   ciertas  estrategias   con   otros   países   latinoamericanos,   España,   e   incluso   países   de   otro   idioma,  particularmente  de  habla  inglesa,  articulando  lectura,  turismo,  estudios  en  el  exterior,  y  planes  de  promoción  del  desarrollo  regional.  En   el   estudio   americano   se   muestra   que   la   lectura   afecta   fuertemente   otros   hábitos   de   vida.   Por  ejemplo,  quienes  leen  literatura  asisten  a  eventos  culturales  tres  veces  más  que  quienes  no,  visitan  los   museos   cuatro   veces   más   a   menudo,   y   están   tres   veces   más   frecuentemente   involucrados   en  actividades   caritativas;   además   son   más   deportivos   y   tienen   mayor   participación   comunitaria.  Nuevamente   aquí,   las   estrategias   para   estimular   la   lectura   deberían   articularse   con   actividades  recreativas,  deportivas  afines,  y  de  acción  social.    De  los  factores  determinantes  del  nivel  de  lectura  literaria  uno  es  haber  ido  a  la  universidad  (74%  de   los   universitarios   lee   contra   14%   de   los   no   universitarios),   y   el   otro   es   el   salario   familiar   (lee   un  30%   de   los   más   pobres   y   un   60%   de   los   más   ricos).   En   Argentina   entonces,   con   sólo   7%   de   la  población   por   encima   de   los   30   años   con   título   universitario19  y   niveles   de   pobreza   de   público  conocimiento,  no  se  puede  esperar  más.  Las  estrategias  para  estimular  la  lectura  deben  articularse  con   otras   para   aumentar   el   acceso   a   estudios   terciarios,   por   ejemplo,   magisterios   y   profesorados.  ¿Cómo  esperamos  aumentar  la  lectura  en  los  alumnos  si  precisamente  estas  carreras  se  encuentran  entre   las   menos   exigentes   del   ámbito   terciario   en   cuanto   a   lecturas   requeridas?   Además   las  estrategias   de   lectura   deben   incluirse   en   otras   destinadas   a   reducir   la   pobreza,   como   ser   el   caso   de  los   subsidios   al   desempleo,   los   cuales   actualmente   no   se   encuentran   aparejados   a   ningún   plan   de  formación,  o  si  lo  hacen  es  de  manera  aislada  e  inconstante,  a  pesar  de  honrosas  excepciones.  La   lectura   es   efectivamente   el   enemigo   de   la   televisión.   El   día   tiene   24Hs   y   para   leer   hay   que  quitarle  tiempo  a  la  pantalla.  Quienes  leen  ven  en  promedio  2.7Hs  de  TV  por  día,  comparado  con  3,1  hora/día   para   quienes   no   leen   literatura.   Quien   no   ve   televisión   es   más   probable   que   se   vuelva  lector   de   entre   12   y   49   libros   por   año.   Consiguientemente   las   estrategias   de   lectura   deben                                                                                                                                          17  Encuesta  Nacional  de  Lectura,  Ministerio  de  Educación,  La  Nación,  4  de  mayo  del    2001  18  Reading  at  Risk:  A  Survey  of  Literary  Reading  in  America.  National  Endowment  for  the  Arts,  2004.  www.arts.gov  19  Datos  del  Censo  2001  10    
  11. 11. articularse  necesariamente  con  la  programación  televisiva  y  con  Internet,  poniendo  estos  sistemas  al  servicio  de  la  estrategia  nacional  de  lectura  y  no  viceversa.  Está  claro  que  hace  al  interés  nacional  que  se  lea  más,  y  no  que  se  vea  más  televisión.    Siendo   claro   que   no   estamos   solos   en   la   crisis   de   lectura,   queda   por   discutir   su   relación   con   las  otras  partes  del  cuerpo  de  actividades  de  la  educación.  Los  estudios  antes  mencionados  dejan  ver  que   leen   más   y   mejor   los   chicos   que   además   son   buenos   en   matemáticas   y   ciencias.   Estas   dos  disciplinas  son  excelentes  vehículos  para  estimular  la  lectura,  no  sólo  del  fenómeno  matemático  o  biológico  en  sí,  sino  de  aspectos  históricos,  y  repercusiones  sociales  y  políticas  de  los  mismos.  Esta  complementariedad  es  otra  oportunidad  de  acciones  de  promoción  de  la  lectura.  En   Argentina   hay   un   agotamiento   de   las   fuerzas   culturales   que   comenzaron   a   operar   en   Mayo   e  hicieron   eclosión   con   la   generación   del   70’.   Ese   impulso   social   hacia   los   bienes   de   la   cultura,   el  enamoramiento   del   progreso,   la   búsqueda   de   la   superación   personal   y   social,   han   sido  reemplazados   por   una   cultura   de   supervivencia   donde   la   “emigración   de   escape”   es   uno   de   sus  síntomas  más  típicos.  ¿Es  posible  revertir  este  proceso?  Cuesta  creerlo  dada  la  dirección  general  de  la   sociedad,   que   lejos   de   ser   hacia   el   reordenamiento   es   hacia   formas   sub-­‐estatales   de   organización  en   las   cuales   la   cultura,   puede   subsistir   en   bolsones   protegidos,   pero   no   florecer;   estos  movimientos   históricos   no   son   “reversibles”,   sino   que   reclaman   fuerzas   que   recreen   y   proyecten  hacia   el   futuro,   hecho   que   no   ocurrirá   hasta   que   una   nueva   generación   de   entusiastas   reavive   la  antorcha  de  ese  fuego  sagrado  que  fuera  regalado  por  Prometeo  a  los  hombres.  La   cultura,   entendida   al   modo   occidental   de   comunidad   de   lectores   y   escritores,   tiene   un   poder  liberador   inimaginable.   Quisiéramos   recordar   lo   escrito   en   una   oportunidad   por   Léopold   Sédar  Senghor,  refiriéndose  a  dos  decretos  del  gobierno  francés  del  27  de  abril  de  1848,  uno  que  abolía  definitivamente  la  esclavitud,  y  el  otro  que  instituía  la  escolaridad  obligatoria  y  gratuita  en  todas  las  colonias  francesas  del  norte  de  África.  Decía  este  escritor  y  poeta  que  fuera  presidente  de  su  país  en  1960:   “…Es   así   que   los   hombres   de   color   han   podido   acceder   no   solamente   a   la   libertad   de   los  ciudadanos,  sino  que  además  y  sobre  todo,  a  esa   vida   personal   que   solamente   proporciona   la  cultura…”20.  Los  estudios  citados  muestran  que  no  todas  las  escuelas  enseñan  bien.  ¿Podría  ser  que  algunas  escuelas  se  han  despoblado  de  magia  y  poesía,  y  que  ya  no  son  la  continuación  de  familias  orgullosas  de  incluir  a  sus  vástagos  en  el  fascinante  mundo  de  la  cultura?  Quizás  en  esas  aulas  los  niños  pidan  a  Dios  como  el  pequeño  negro  de  Guy  Tirolien,  otro  poeta  de  la  negritud,  pedía,  cuando  no   quería   ir   más   a   las   escuelas   de   los   blancos:   “Señor,  yo  no  quiero  ir  más  a  sus  escuelas…/(…)  Los  negros,  tu  lo  sabes,  no  deben  sino  trabajar./(…)…y  además  sus  escuelas  son  verdaderamente  tristes,/  tristes   como/   esos   señores   de   la   ciudad,/   Esos   señores   correctos/   Que   no   saben   más   danzar   las   noches  al  claro  de  la  luna/  Que  no  saben  más  caminar  sobre  la  carne  de  sus  pies/  Que  no  saben  más  contar  las  historias  de  sus  mayores…”21.    Volviendo   a   la   Argentina,   uno   de   los   principales   inconvenientes   es   la   falta   de   compromiso   de   la  población   con   la   educación   de   las   generaciones   jóvenes,   hecho   que   viene   a   corroborarse   en   el   lugar  relegado  que  sistemáticamente  ocupa  este  tema  en  la  agenda  política,  en  lo  que  se  ha  denominado  “la   tragedia   educativa”22.   El   problema   escolar   tiene   el   cuarto   puesto   en   el   orden   de   prioridades  establecido  por  la  gente  en  las  encuestas  de  opinión,  y  siempre  es  visto  como  algo  que  afecta  al  otro.  Sin   embargo,   las   evaluaciones   demuestran   de   manera   constante   que   nuestros   niños   aprenden   poco  y  mal,  defecto  que  alcanza  incluso  a  la  privilegiada  minoría  que  accede  a  las  universidades,  donde  el  nivel  de  deserción  ha  aumentado  en  los  últimos  diez  años.  Como  dijo  Nicolás  De  Cusa  “...éste  es  un  tormento  interminable:  ser  de  naturaleza  intelectual  y  nunca  entender…”23,  que  se  aplica  muy  bien  al  Pueblo  Argentino,  sobre  el  cual  pesa  la  amarga  sentencia  discepoleana:  “lo  mismo  un  burro  que  un  gran  profesor”.                                                                                                                                            20  Léopold  Sédar  Senghor.  Anthologie  de  la  nouvelle  poésie  nègre  et  malgache  de  langue  française.  Paris  2002,  Quadrige/PUF.  Introduction,  p.  1  21  Guy   Tirolien.   Prière   d’un   petit   enfant   nègre.   En  :   Léopold   Sédar   Senghor   (Ed.)  :   Anthologie   de   la   nouvelle   poésie   nègre   et  malgache  de  langue  française.  Paris  2002,  Quadrige/PUF.  Introduction,  p.  86  22  Jaim  Etcheverry  G.  La  tragedia  educative.  Argentina  2000.  FCE  23  Nicolás  de  Cusa.  Idiota  de  Sapientia.  Liber  primus,  n.  13.  Buenos  Aires  1999,  EUDEBA  11    

×