Manual de criminalistica

4,837 views
4,548 views

Published on

0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
4,837
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
125
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Manual de criminalistica

  1. 1. Manual deCrintinalistica
  2. 2. CARLOS A. GUZMÁNLicenciado en criminalística (UBA). Calígrafo público nacional.Perito en balística. Comisario (R) de la F.P.A. Ex profesor delInstituto Universitario de la P.F.A. Miembro de la Asociación deEgresados de la Academia Nacional del E.B.I.Manual decriminalísticaInvestigación en el escenario del delito. Cadáveres enterrados.Mordeduras en los delitos contra las personas. Huellas dactilareslatentes. Pelos y fibras. Exámenes serológicos. Huellas de calzadosy neumáticos. La prueba documental. 13¿díslica: armas, sistemas depuntería, el calibre, munición y cartucho, restos de deflagraciones,identiEcaciones balísticas. Huellas de efracción o de herramientas.Revenidos. Accidentología vial.ReimpresiónEdiciones La RoccaBUENOS AIRES2000
  3. 3. 1" edición: /997truff.1.1Y1 1:1 S 511:tru© 2000. Ediciones LA ROCCATalcahuano 467 (C 1013 AAI) Buenos Aires - ArgentinaTel.: (0054-11) 4382-8526Fax: (0054-11) 4384-5774e-mail: ed-larocca@sinectis.com.arISBN: 950-9714-93-3Queda hecho el depósito que previene la ley 11.723Derechos reservadosImpreso en la ArgentinaNo se permite la reproducción total o parcial de este libro, así comotampoco su incorporación a un sistema informático, ni su transmisiónen cualquier forma o por cualquier medio, sea éste electrónico,mecánico, por fotocopia, por grabación u otros métodos, sin el permisoprevio y escrito de los titulares del copyright. La violación de estederecho hará pasible a los infractores de persecución criminal porincursos en los delitos reprimidos en el artículo 172 del Código Penalargentino y disposiciones de la ley de propiedad intelectual.
  4. 4. PRÓLOGOLa falta de técnica en la iniciación de las investigaciones es unade las causas más frecuentes del fracaso de éstas y, por consiguien-te, origen de la impunidad. Siempre hay huellas o rastros que exi-gen determinados conocimientos para poderlos hallar, recolectar,analizar e interpretar; precisamente en esto radica la utilidad y elvalor de métodos de investigación criminal y pruebas forenses, plas-madas en este Manual de criminalística, de Carlos Alberto Guzmán,libro que viene a llenar un vacío de la criminallstica argentina, enuna época signada por el auge de la alta complejidad de las comu-nicaciones, la informática y el diagnóstico por imágenes.Satisface ampliamente las expectativas en la materia: de losalumnos de nivel terciario, para evitar los apuntes irrelevantes o pu-blicaciones extranjeras no adaptables a nuestros sistemas; de lasinstituciones de seguridad; de los encargados de administración dejusticia, en sus distintas especialidades y jerarquías; de los abogadosen general, en especial los penalistas; de los licenciados en higieneindustrial; de las compañías aseguradoras, para consulta impres-cindible en la oficina y biblioteca; de los peritos en general, en espe-cial de los cuerpos técnicos de seguridad de los distintos servicios.La crinzinalística nació marcada por la indeterminación de suobjeto, áreas de conocimiento, métodos de investigación y relacionescon otras disciplinas.Fue así primeramente bautizada en 1894 por Hans Gross, en suManual del juez de instrucción como sistema de criminalística("Handbuch für Untersunchungsrichter als System der Kriminalis-
  5. 5. 8 MANUAL DE CRIMINALÍSTICAtik"). Una aproximación de la disciplina a su verdadero ámbito po-licial de aplicación la promovió Alongi, con su Manuale di poliziascientifica (1897), posteriormente Carrara la denominó polizíadiziaria (1906). Nicéfóro introdujo otra denominación: investigaciónjudicial científica (1907), que ya había anticipado en el "VI Congre-so de Antropología Criminal" de Turín, de 1906. Predominó la de-nominación de policía científica, como en el tratado de Ottolenghi(1910) y en el manual de Reiss (1911), mientras que Constancio Ber-nardo de Quirós la popularizó en 1908 en su obra Las nuevas teo-rías de la criminalidad. Tiempo después se le fueron dando otras de-nominaciones, como las de policía técnica y técnica policial (Locard,Manual de technique policiére, 1923).La investigación criminal es una función de policía, no una ac-tividad meramente jurídica, ni menos aun asimilada a la instruc-ción, como cree la doctrina procesalista. Es una acción que la poli-cía desarrolla en el campo de la técnica investigativa con el auxilio,en caso necesario, de las ciencias físicas y sociales. Forma parte delcomplejo funcional policial, preventivo-represivo, en estrecha unidadde medios y fines con otras materias, como la de seguridad y de se-guridad de Estado, por lo cual su cabal ejercicio requiere el respetode los principios de unidad funcional, institucional y jurisdiccional.Responde al programa policial-técnico-científico con que se inicia laprimera fase del proceso penal, que se desenvuelve paralelamente almismo y se vuelca en él en la forma de la comprobación legal.No sólo es interesante este manual por su atractivo contenido,sino que mucho más lo es por la calidad del mismo, el que a pesar deser tan vasto, ha sido detallado exhaustivamente por su autor.Nos introduce a él con un revisionismo abarcativo, para comen-zar con la tarea más compleja del proceso criminal, como es la inves-tigación en el escenario del delito, que es donde en última instanciaquedan plasmadas todas las evidencias visibles o latentes, para des-pués ir desarrollando cada uno de los temas individualmente, comoel examen de cadáveres enterrados; las marcas de mordedura en losdelitos contra las personas; las huellas dactilares latentes; el estudiocompletísimo de pelos y fibras; la investigación serológica; el siempreatractivo como importantísimo estudio de las huellas de calzados yde neumáticos; el boom contemporáneo, como lo es el de la pruebadocumental, en sus distintos aspectos de alta complejidad; la inne-gable fuerza pericial que imprimen los estudios de balística y de lasarmas, detallando los sistemas de puntería, el calibre, la munición y
  6. 6. PROLOGO 9el cartucho, los restos de deflagraciones y las identificaciones balís-ticas, coronando todo ello con un revisionismo histórico de la identi-ficación de las armas de fuego.Agrega también las siempre útiles tablas de conversión, equiva-lencias y coeficientes, que para este tipo de manual son de sumo in-terés y practicidad.Desarrolla con singular maestría y soltura literaria, la que tam-bién utiliza verbalmente en sus cursos de capacitación y actualización,los ternas de investigación de efracción y huellas de herramientas; ex-plica con acabado conocimiento técnico los métodos de revenido; pro-sigue desarrollando la investigación de sucesos viales y accidentologíavial, para terminar con el examen de las pinturas. Da cierre a estemanual con una acotada e importante bibliografía especializada.Realmente, a todos aquellos que alguna vez hemos pertenecidoa las fuerzas de seguridad, el autor, con la maestría de su pluma,nos lleva nostálgicamente al pasado —a más de actualizarnos—, y aaquellos que deseen adentrarse en el fascinante mundo de la crimi-nalística, les brinda la única puerta para conocerla, siendo este ma-nual su llave.Tiene también la curiosa característica de lo estructurado orgá-nicamente, que siendo un todo comprensible, también lo es en suspartes integrantes, las que son un todo en sí mismas.Aunque el autor es pariente político de nuestro querido y recor-dado inspector general (R) Roberto Albarracín (Manual de crimina-Iística, Editorial Policial, 1971), con el que tuve el placer de departiralgunas tardes añorando nuestro paso por la institución, no es de esenexo que se vale para ser reconocido, sino de su paso por la mismadurante un lapso de veintiséis años de servicios ininterrumpidos endependencias del Departamento Scopométrico, la Sección Coordina-ción Pericial (dependiente de la Dirección General de Pericias), Pla-nimetría y Reconstrucciones Fisonómicas Integrales, la División Me-dicina Legal y la División Balística de la Policía Federal Argentina,dependencia esta última donde ocupó su jefatura.La labor desarrollada en lo civil como licenciado en criminalís-tica, como calígrafo público nacional y como técnico scoponzétrico.Asimismo, como perito de parte en las especialidades balística y ca-ligráfica.El ser miembro de la Asociación de Egresados de la AcademiaNacional del FBI (Federal Bureau of Investigation), de Estados Uni-dos de Norteamérica.
  7. 7. 10 MANUAL DE CRIMINALÍSTICAEl perfecto dominio de la lengua inglesa, por haberla estudia-do en el Instituto Cambridge de la Argentina, así cómo el inglés téc-nico estudiado en la Facultad de Ingeniería de la UBA y la Univer-sidad del Salvador, y el inglés americano, estudiado en la Universi-dad de Virginia (Washington, EE.UU.).La labor docente de sus propias especialidades en diferentesáreas de la institución policial.Este revisionismo curricular del autor, tan sólo de lo más rele-vante, nos da la pauta de su perfil profesional.Su perfil altruista lo encuadra en la vocación de servir.El perito no es quien así se autodesigna o a quien se le revistade tal carácter por simple mandato judicial. No. Es aquel que, mer-ced a su propio valer, a su propia experiencia, puede demostrar, através de procedimientos técnicos y científicos, la exactitud de lo queafirma, y que, por la discreción, honestidad y delicadeza de sus ac-tos, merece la unánime confianza que en él depositan sus semejan-tes.Estas cualidades conforman, la personalidad de Carlos AlbertoGuzmán, por ello, este Manual de criminalística viene a llenar esevacío de que hablábamos al principio, de la criminalística argenti-na, como decíamos, en una época signada por el auge de la alta com-plejidad de las comunicaciones, la informática y el diagnóstico porimágenes.FRANCISCO RAMÓN BONARDIMédico legista - médico psiquiatramédico del trabajo - presidente del exInstituto Médico LegalBuenos Aires, agosto de 1997
  8. 8. ÍNDICE GENERALPRÓLOGO 7PRINCIPALES ABREVIATURAS 33INTRODUCCIÓN 35LA CRIMINALÍSTICA 37CAPITULO PRIMEROEL PROCESO DE LA INVESTIGACIÓNEN EL ESCENARIO DEL DELITO1. El significado de la evidencia física 392. Pasos generales para la búsqueda 403. Evidencias físicas. Categorías 43a) Marcas de herramientas (huellas de efracción) 43b) Impresiones digitales y palmares 43e) Material orgánico, botánico y zoológico 43d) Fragmentos vítreos y plásticos 44e) Pisadas e impresiones 44f) Pintura 44g) Prendas de vestir 44h) Fragmentos de madera 44i) Polvo 44j) Cigarrillos, fósforos y cenizas 44k) Papel 45
  9. 9. 12 MANUAL DE CRIMINALÍSTICA/) Tierra 4511) Fibras 45in) Herramientas y armas 45n) Grasa y aceite 45ñ) Material de construcción y embalaje 45o) Documentos 45p) Contenedores 45q) Fragmentos metálicos 46r) Pelo 46s) Sangre 46t) Material inorgánico y mineral 46u) Misceláneas 464. Fundamentos, principios y teoría de la fotografía en el es-cenario del delito y en la documentación de evidencias 465. La fotografía: su aplicación técnica 50a) Vista general 51b) Vista en detalle 51c) Fotografías de aproximación y macrofotografía 52d) Fotografía color 526. La fotografía métrica 52a) Método comparativo 52Método de las tiras 53b) Método por cálculo directo 56c) Aplicación de las leyes de la perspectiva 571. Línea de horizonte 582. Punto de vista 583. Líneas de fuga 614. Dirección de las líneas de fuga 625. Dos puntos de vista 626. Trazado de profundidad 627. Referencias 638. Alto y ancho 637. La planimetría y su aplicación en la escena del delito 66a) Elementos 671. Plantillas 672. Letras 673. Escalímetros 684. Papel milimetrado 68b) Trabajos planimétricos más frecuentes 681. De la localidad o zona 68
  10. 10. ÍNDICE GENERAL 132. De la finca 683. De detalle 684. Sistemas de levantamiento 69i. Plano horizontal o vista en planta 69Vertical o vista en corte 69Paredes rebatidas 69iv. Perspectiva 69Elementos fundamentales del plano 69—Numérica 70—Gráfica 71CAPITULO IICADÁVERES ENTERRADOS751. Preplanificación 752. Descubrimiento 763. Excavación 804. El cadáver 825. La búsqueda de un cuerpo enterrado 83CAPÍTULO IIIMARCAS DE MORDEDURASEN LOS DELITOS CONTRA LAS PERSONAS871. Reconocimiento, investigación y examen 872. Fotografiado preliminar 883. Limpieza de las zonas afectadas 884. Fotografías finales 905. Levantamiento de las impresiones por mordedura 91CAPITULO VIHUELLAS DACTILARES LATENTES1. Introducción 932. ¿Qué es una huella dactilar latente? 94
  11. 11. 14 MANUAL DE CRIMINALÍSTICA3. El examen en el lugar del hecho 954. Métodos para revelar huellas latentes 96a) Polvos 96b) Empolvado de huellas digitales latentes 98c) Fotografiado de la huella 99d) Levantamiento de la huella latente revelada 99e) Revelado químico de huellas dactilares latentes 1005. Detección de huellas latentes mediante el uso del láser 105CAPÍTULO VPELOS Y FIBRAS1, Pelos 109a) Bioquímica de los pelos 111b) Estudio microscópico de los pelos 111c) Tinción y moldeado 114d) Anomalías debidas a enfermedades nodulares del pelo 1151. Tricorrexis nudosa 1152, Tricoptilosis 1153. Triconodosis 1164. Cabellos de Baynet 1165. Monilethrix 116e) Anomalías en caso de alopecia 1171. Cabellos caducos 1172. Cabellos en signo de exclamación 117f)3. Cabellos cadáveres Anomalías que toman la forma de una distrofia genera-117lizada que afecta a todas las pilosidades del cuerpo 117g)h)Cabellos anillados Infecciones debidas a parásitos del pelo o del cabello y118del folículo 1182. Fibras 118a) Las fibras y el medio 121b)c)Propiedades ópticas de las fibras textiles Características microscópicas que pueden exhibir las122fibras textiles 122d) Valor del examen de las fibras 123
  12. 12. ÍNDICE GENERAL 15CAPÍTULO VIEXÁMENES SEROLOGICOS 1251. La sangre 1252. Interpretación geométrica de las manchas de sangre 126a) Leyes de la física respecto de los fluidos 127b) Distancia y dirección 128c) Gotas secundarias y ángulo de impacto 128d) Documentación 130e) Examen de las ropas 1323. El semen 1324. La saliva 1325. La orina 1336. Condición de secretores y no secretores 1337. Limitaciones en los ensayos de agrupamientos de manchasde semen y saliva 1338. Algunas consideraciones sobre el "ADN" 134CAPITULO VIIHUELLAS DE CALZADOS Y NEUMÁTICOS1. Introducción 1392. Huellas en arcilla o en tierra arcillosa 1403. Huellas en la arena o superficies polvorientas 1414. Huellas en la nieve 1425. Moldes confeccionadas con yeso 143a) Cómo llevar a cabo el molde 144b) Huellas de neumáticos 145CAPÍTULO VIIILA PRUEBA DOCUMENTAL1. Aspectos teóricos del examen e identificación de manuscri-tos 1472. Examen de escrituras: algunos conceptos básicos 148
  13. 13. 16 MANUAL DE CRIMINALLSTICA3. Examen de escrituras. Principios de la no identificación 1514. Exámenes de falsificaciones 1525. Técnicas comunes de desfiguración 1556. Fuentes para acopio de escrituras o firmas indubitadas 1567. Falsificación mediante calcado 157Elementos de delación 1588. El material impreso como evidencia 159a) Tipografía 160b) Talla dulce 160c) Heliograbado 161d) Litografía 161e) "Offset" 163Flexilografía 163g) Impresión tipo plena (entallada) 163h) Termog-,rafía 164i) Distinción de procedimientos de impresión 1641. Examen del seco 1652. Examen de los filetes 1653. Examen del texto 1654. Examen de las ilustraciones 165j) Reprog-rafía 1661. Reprografía en blanco y negro 1672. Diazocopia 1673. Termocopia 1671. Termocopia directa 167Termocopia indirecta 1684. Copia electrostática (o xerografía) 168I. Copiadoras electrostáticas por reporte 168fi. Copiadoras electrostáticas directas 1695. Reprografía en color 1691. Fotocopiadoras por transferencia 169n. Fotocopiadoras directas 1709. La fotocopia como elemento dubitado o cuestionado 170El examen de un documento a través de su fotocopia 17310. El papel como evidencia 174Papel inflamable 17611. La tinta 177a) Generalidades 177b) Tintas a base de componentes naturales 177c) Tintas a base de componentes sintéticos 177
  14. 14. ÍNDICE GENERAL 17d) Diferentes tipos de tintas 1781. Tintas corrientes 1781. Tintas para estilográficas 178II. Tintas para estilográficas con punta de fibra 178in. Tintas chinas 178v. Tintas para tampones 179y. Tintas para bolígrafos 179vi. Tintas para cintas de máquinas de escribir • 1792. Tintas especiales 180e) Reacciones tinta-papel 180f) Estudio físico-químico de las tintas 1811. Métodos ópticos 1811. Acción de las radiaciones ultravioletas 182II. Acción de las radiaciones infrarrojas 183i) Examen comparativo de las tintas 183ji) Revelado de los textos enmendados 184in. Acción de la luz visible 1842. Métodos analíticos 1851. Microrreacciones (o spots-tests) 185H. Cromatografía 186Electroforesis 189g) Identificación de las tintas 189h) Edad de las tintas 1911. Fecha de la tinta en sí 1911. Con respecto al período de fabricación de latinta 191II. Con respecto al envejecimiento de la tinta 1912. Fecha relativa de dos tintas 19212. Clasificación e identificación de escritos mecanográficosdubitados 193a) Clasificación 194b) Identificación 194 13. Análisis de escrituras mecanográficas 199a) El paso mecánico 200b) Características de los diferentes tipos de máquinas 201c) Determinación de la marca de una máquina convencio-nal autora de un escrito 201di Identificación de una máquina de escribir convencional 2011) Defectos de los tipos 2032) Defecto de interlineado 204
  15. 15. 18 MANUAL DE CRIMINALÍSTICA3. Moción 204e) El cuerpo de escritura 204ñ Tiempos de ejecución 205g) La identificación del dactilógrafo 205h) Identificación de tipo de máquina de escribir de espa-cios proporcionales 206i) Máquinas a esfera 2071. Identificación de la máquina 2082. Identificación del dactilógrafo 2093. Determinación de tiempos de ejecución 209j) Las máquinas de escribir electrónicas marca "Olivetti" 2091. Características identificativas 2101. Estampación incompleta de caracteres (si setrata de cinta de polietileno) o entintado irre-gular de la impresión (cinta de nylon) 210u. Las interlíneas son irregulares 210La corrección no queda centrada con el carac-ter impostado 210v. Los caracteres imprimen defectuosamente suparte superior o inferior 211v. Los caracteres imprimen defectuosamente suslaterales izquierdos o derechos 211La calidad de la escritura no es uniforme y enforma de banda se extiende a lo largo de todo eltexto en sentido vertical 211El presionado del estampado es irregular 21114. Los sellos de goma y sus impresiones como evidencia 21115. Adulteración de documentos manuscritos 21416. Adulteración y falsificación de documentos de identidad,billetes de banco, etcétera 215a) Instrumental técnico necesario 215b) Medidas comunes de seguridad 2151. Caracteres magnéticos 2152. Grabado ciego o en seco 2163. Fibras 2164. Fibras fluorescentes 2165. Holograma 2166. Tinta fluorescente 2167. Ornamentaciones (Guilloche) 2168. Patrón geométrico 216
  16. 16. rÍNDICE GENERAL 199. Tinta fugitiva 21610. Ojales de metal 21611. Fondo de impresión (subtinte) 21612. Impresión tipo plena 21713. Imagen latente en impresión tipo plena (calco-grafía) 21714. Laminado 21715. Cinta de seguridad 21716. Citocromía 21717. Impresión tipográfica 21718. Números perforados 21719. Muestras de marcación ("planchettes") 21720. Imagen retrorrefiexiva 21821. Impresión simultánea 21822. Indicia confusa 21823. Sello de agua 21824. Encuadernación o costura 218e) Tipos de adulteraciones más frecuentes 2191. Sustitución de la fotografía 2192. Sustitución de páginas 2193. Alteración manual 2194. Borrado mecánico o químico 2195. Alteración completa por pegado 21917. Identificación de cifras numéricas manuscritas 220a) Forma 220b) Calidad de la letra 222e) Variantes 223d) Examen de las diez cifras 2241. El uno 2242. El dos 2243. El tres 2254. El cuatro 2255. El cinco 2256. El seis 2267. El siete 2268. El ocho 2269. El nueve 22710. El cero 227e) Observaciones especiales 227Letra disimulada 228
  17. 17. 20 MANUAL DE CRIMINALÍSTICAg) Conclusiones 18. Peritajes sobre escrituras en copia carbónica 228229CAPÍTULO IXBALÍSTICA1. Concepto 2312. Balística interior 232a) Accionamiento del disparador y percusión 235b) Ignición 236c) Recorrido del proyectil en el ánima 2373. Balística exterior 238a) Densidad seccional 240b) Coeficiente balístico 240e) Estampido de boca y de proyectil 241d) Influencias atmosféricas 243e) Influencia de la luz del sol 243f) Rendimiento de tiro 244g) Trayectoria del proyectil en el vacío y en el aire 246h)i)Estabilidad del proyectil Comportamiento de los proyectiles para cartuchos de248escopeta 249j) Desvío por movimiento giratorio 251k) Resistencia del aire 2511) Giro sobre el eje transversal 252ni) Desviación lateral respecto de la línea regular de vuelo 252n) Alcance del proyectil 252ñ) Caída del proyectil 254o) Pérdida de energía 255p) Proyectiles en caída libre 255q) Trayectoria 256r) Movimientos horizontales y verticales 259s) Las ecuaciones de la balística exterior 259t) Métodos de medición de la velocidad de un proyectil 2611. Péndulo balístico 2612. Cronógrafo balístico 2624. Balística de efecto 264a) Blancos sin vida 267
  18. 18. ÍNDICE GENERAL 21b) Formación de orificios de bala en láminas de acero 268e) Energía de impacto 269d) Huella del proyectil 270e) El canal de la herida 271f) La fórmula de Hatcher sobre el poder de detención re-lativo 273g) El así llamado poder de detención ("stoping power") 274h) El criterio de la baja 277i) Pérdida de energía 278j) Volumen de la cavidad temporaria 279k) La anomalía de la penetración 2791) Cálculo de la penetración del proyectil (Cranz, 1921) 280m) Los cartuchos "Magnum" 283n) Experiencia médica práctica con heridas producidaspor armas de fuego 284ñ) El rebote 289o) Disparos indirectos 291p) La deformación de los proyectiles 292q) Deformación paradójica 295r) Experimentos biomédicos y velocidad del proyectil 295s) Efectividad de la herida 2975. Impacto de proyectiles en vidrio 298a) Materias primas 299b) Función de cada componente 299e) Algunas aplicaciones especiales del vidrio plano 3001. Control térmico 3002. Doble vidriado hermético 3003. Aislación acústica 3004. Seguridad 3011. Templados 3020. Laminosos 3025. Vidrios antibala 3026. Vidrio armado: seguridad contra incendios 303d) Consideraciones técnicas sobre la problemática de ro-tura de vidrios 3031. Orden de ocurrencia de un impacto, una pedrada ouna fractura 3122. Cristales astillados o reventados 3126. Determinación de trayectorias de proyectiles disparadoscon armas de fuego en zonas urbanas 316IÍ
  19. 19. 22 MANUAL DE CRIMINALÍSTICAa) Definiciones 3171. Trayectoria 3172. Ángulo de tiro 3173. Ángulo de incidencia 3174. Ángulo de penetración 317b) La utilización del láser y otros métodos convencionales 318e) Impactos de bala en vehículos 322d) Impactos de bala sobre las personas 322e) Impactos de bala que no producen perforaciones 325CAPITULO XARMAS1. Definición 3292. Armas blancas 3293. Armas de proyección 3304. Armas arrojadizas 3305. Armas de fuego 330a) Armas de lanzamiento 330b) Arma portátil 330c) Arma no portátil 331d) Arma de puño o corta 331e) Arma de hombro o larga 331f) Arma de carga tiro a tiro 331g) Arma de repetición 331h) Arma semiautomática 331i) Arma automática 331j) Fusil 332k) Carabina 3321) Escopeta 332m) Fusil de caza 332n) Pistolón de caza 332ñ) Pistola 332o) Pistola ametralladora 332p) Revólver 3336. Armas de acción neumática o de gas carbónico 3337. Consideraciones técnicas sobre las armas más usuales 333a) El revólver 333
  20. 20. ÍNDICE GENERAL 23b) La pistola 339e) La escopeta 3401. De carga manual (tiro a tiro) 3452. De repetición 3453, Semiautomática 345r. El dispositivo de "polichoke" y su utilización 345ir. Los disparadores 346m. Extractores y expulsores 349N. La banda y el guión 349d) El pistolón 349e) La pistola ametralladora 350f) Pistolas, rifles y carabinas de acción neumática o degas comprimido 3508. Condiciones de funcionamiento y aptitud para el tiro de unarma de fuego. Su determinación 3549. Aptitud para el tiro de cartuchos. Su determinación 35610. Celosidad. Fuerza de tracción necesaria para producir eldisparo 35611. Disparos normales, accidentales o involuntarios 358CAPÍTULO XISISTEMAS DE PUNTERÍA 3631. El "diopter" 3672. El túnel 3673. Las miras telescópicas 3694. Oclusión ocular 3695. Optrónicos: rayos infrarrojos e intensificadores de imagen 3726. Emisores láser 373CAPÍTULO XIIEL CALIBRE1. El calibre de las armas de fuego con ánima rayada y ánimalisa 375a) Ánima cilíndrica 377b) Ánima cónica 377
  21. 21. 24 Mi-VNUAL DE CRIMINAEÍSTICAe) Peso absoluto de la bala 383d) Peso relativo de la bala 383e) Dimensión diametral del ánima 3861. Designación milimétrica 3872. Designación en pulgadas decimales 3883. Designaciones multidimensionales 3904. Designaciones mixtas y complejas 3952. Determinación del calibre y marca del arma empleadasobre la base del proyectil objeto de estudio 401a) Determinación del calibre del arma empleada 402b) Determinación de la marca del arma empleada 4053. Determinación del calibre y marca del arma empleadasobre la base de la vaina objeto de estudio 407a) Determinación del calibre del arma utilizada 408b) Determinación de la marca del arma empleada 408CAPÍTULO XIIIMUNICIÓN Y CARTUCHO1. Munición 4172. Cartucho 417a) Cartuchos de fuego anular 420b) Cartuchos de fuego central 420e) Cartuchos de fuego anular para armas cortas 420d) Cartuchos de fuego central para armas cortas 427e) Cartuchos semimetálicos para escopeta 4271. Calibre 12 4282. Calibre 20 4293. Calibre .410 4294. Referencias de interés 430f) Importancia de los perdigones 4331. Perdigones comunes 4342. Perdigones endurecidos 4343. Perdigones cobreados 4354. Tamaño de los perdigones 4355. ¿Por qué se deforma el perdigón? 436g) Las balas de escopeta 437Ji) Los cartuchos de postas 440
  22. 22. i)ÍNDICE GENERALAccesorios para cartuchos de escopeta 1. Tacos 2. Elementos que aumentan o disminuyen la concen-tración de los perdigones 254424424433, La vaina 445a) Mecánica del funcionamiento de un disparo 445b) Métodos de fabricación 446e) Recordatorio histórico 448d) Características de construcción 450e) "Headspace" 460f) El fulminante 4614. Balas o proyectiles 462a) Cabeza, punta u ojiva 464b) Cuerpo 464e) Base o culote 465d) Estructura 465e) Materiales utilizados y blindaje 466f) Calibre 467g) Inscripciones 468h) Fabricación 469i) Tipos de balas 4701. Comunes 4702. Especiales 4701. Para armas con cañón de ánima rayada 470i) De punta expansiva 470ji) De blindaje perforado 471iii) Punta perforada 471iv) Punta hueca 471y) Punta blanda 471vi) Punta blindada expansiva 472vii) Punta perforada ocupada por una curia 472viii) Perforantes 472ix) Trazadores 473x) Incendiarios 474xi) Explosivos 474xii) Perforantes trazadores 474xiii) Perforantes incendiarios 475xiv) Trazadores, perforantes e incendiarios 475xv) De fragmentación 475xvi) De reglaje 475
  23. 23. 26 MANUAL DE CRIMINALSTICAxvii) Múltiples 476xviii) Para desarrollar altas velocidades 476xix) Para el tiro a distancias reducidas 477xx) Para cartuchos de ejercicio 477xxi) Para cartuchos de fogueo o de salva 478u. Para armas con cañón de ánima lisa 478CAPITULO XIVRESTOS DE DEFLAGRACIONES1. Interrogantes periciales más frecuentes que se vinculancon la deflagración de la pólvora originada por el disparode un arma de fuego 483a) Pólvora negra 484b) Pólvora sin humo 4852. Investigación de restos de deflagración de pólvora (cargaimpulsora) y detonantes (carga fulminante) 485a) Detalles importantes 487b) Conclusiones 4883. Distribución espacial de los residuos de pólvora deposita-dos en una superficie. Determinación de la distancia dedisparo 489a) Factores que afectan los residuos de pólvora 490b) Algunas consideraciones sobre la longitud del cañón 493c) Influencia de la pólvora propulsora en los residuos 494d) Conclusiones 495e) Examen microscópico de la evidencia 4974. Restos de deflagración de pólvora en el cañón o ánima delarma, y tiempo de disparo 498a) Investigación de sustancias oxidantes 500b) Investigación de nitritos 500e) Investigación de óxido de hierro 5005. Análisis de las huellas dejadas por cartuchos de municiónmúltiple, disparados con escopetas 500
  24. 24. ÍNDICE GENERAL 27CAPÍTULO XVIDENTIFICACIONES BALÍSTICAS1. Personalidad del arma de fuego 505a) Importancia del estriado para la identificación de pro-yectiles 506b) Evolución de las técnicas de confección del rayado delcañón 5072. Identificación de proyectiles 514a) Huellas en sus superficies 514b) Proyectiles testigos 518e) Procedimientos para la obtención de proyectiles testi-gos 520d) Métodos de comparación 521El microscopio de comparación 525e) Marcas adicionales y objetos adheridos o pegados aproyectiles 529f) Características de clase 530g) Observaciones generales relativas a los proyectiles (ba-las disparadas) 5303. Identificación de vainas servidas y cartuchos percutidossin estallar 532a) Huellas de percusión en cartuchos de fuego anular 533b) Huellas de percusión en cartuchos de fuego central 5391. Huellas de espaldón 5402. Huellas de extractor 5413. Huellas de botador 5434. Otras marcas o huellas 543CAPITULO XVIHUELLAS DE EFRACCIÓN O DE HERRAMIENTASExamen de las huellas 545a) El examen 545b) La madera como evidencia 5491. Identificación de la madera 550
  25. 25. 28 MANUAL DE CRIMINALÍSTICA2. Características individualizadoras 5503. Posibilidades investigativas 5504. Examen de laboratorio 551c) Síntesis del tema tratado 554CAPÍTULO XVIIREVENIDOS5571. Métodos frecuentes para realizar marcaciones seriales 559a) Por vaciado 559b) Por pintado 559c) Por grabado mecánico 559d) Por escritura con metal fundido 559e) Por grabado eléctrico 560f)g)Por grabado químico Por estampado en láminas metálicas que se adosan al560h)objeto mediante tornillos o remaches Por estampado mediante cuños metálicos aplicados por560percusión 5602. Métodos utilizados para la eliminación de marcas seria-les 561a) Pulido 561b) Lijado 561e) Punteado eléctrico 561d) Soldadura 561e) Corrección por adición 5613. Métodos de revenido 5624. Revenido de inscripciones en materiales no metálicos 562a) Sobre elementos de material plástico 562b) Sobre madera 562e) Sobre objetos de cuero 563
  26. 26. ÍNDICE GENERAL 29CAPÍTULO XVIIIINVESTIGACIÓN DE SUCESOS VIALES.ACCIDENTOLOGÍA VIAL 5651. Accidentología vial 565a) El hombre y el conocimiento 566b) El hombre y el estado físico 566c) El hombre y el estado psíquico 566d) El vehículo 5671. De seguridad activa 5672. De seguridad pasiva 567e) El camino 567f) El factor humano 5681. La personalidad 5682. La motivación 5683. La actitud 5684. La emoción 568g) El factor psicológico: distracciones, intoxicaciones, al-cohol, monóxido de carbono, fatiga o cansancio 5691. Límites de alcoholemia reconocidos 5692. Monóxido de carbono 5703. Fatiga o cansancio 570Ji) Accidentes por imprevistos (enfermedades) 5701. Dolencias cardíacas 5702. La epilepsia 5713. La diabetes 571i) Cinturones de seguridad 571j) Falta de visibilidad 572k) Encandilamiento 5721) Condiciones meteorológicas - visibilidad reducida 57211) La niebla y el humo 573in) La lluvia y la nieve 573n) Señalización 5732. La velocidad como causa de accidente 5733. Tiempo y distancia de parada 5744. Reacciones del conductor 575a) Reacción refleja 577
  27. 27. 30 MANUAL DE CRIMINALÍSTICAb) Reacción simple 577e) Reacción compleja 577d) Reacción discriminatoria 5775. Calles en mal estado 5776. Reglamentación de tránsito 5787. Nociones sobre principios de funcionamiento de los siste- 578mas de dirección y frenos a) Dirección 578b) Frenos 5808. Vidrios de seguridad para vehículos 581a) Rotura del parabrisas 581b) Vidrios de seguridad 5821. Vidrio templado 5822. Vidrio laminado 5839. Neumáticos 583a) La seguridad intrínseca 584b) La correlación vehículo-neumático-conductor 584c) Mantenimiento y estado de conservación 585d) Desgaste de neumáticos 5861. Delanteros 5862. Traseros 586e) Factor de adherencia 586f) Marcas de neumáticos 587g) Marcas y huellas de deslizamiento 58910. El tacógrafo 58911. Señalamiento 590a) Señales de reglamentación 590b) Señales de prevención 590e) Señales de información 59012. Demarcación horizontal 590a) Eje divisorio 590b) Línea de carril 591c) Flechas 591d) Línea de borde 591e) Línea de pare 591f) Senda peatonal 591g) Línea canalizadora 591h) Cocheras 59213. Marcas en el pavimento 592a) Línea longitudinal discontinua 592
  28. 28. ÍNDICE GENERAL 31b) Línea longitudinal continua 592e) Líneas longitudinales dobles 592d) Senda peatonal 592e) Flechas de guía 592f) Señalamiento en curvas 592g) Líneas oblicuas 593h) Cruce ferroviario 59314. Otras demarcaciones horizontales 593a) Acceso a garaje 593b) Sector de paradas 593c) Paso a nivel 593d) Letras y números 593e) Isletas 593f) Cordones 59415. Reconstrucción de accidentes 594a) Descartadas por erróneas 595b) Posibles 595c) Probables 596d) Ciertas 59616. El peritaje mecánico 59617.El peritaje físico-matemático 59718. Datos conocidos y necesarios en la reconstrucción deaccidentes 59819.Interrogantes periciales más frecuentes 59920. Elemento humano mínimo e indispensable para la laborpericial 59921. Importancia del estudio de las lámparas o bombillas encaso de accidentes de tránsito 600a) La lámpara nueva 600b) La lámpara de incandescencia de uso normal 605c) La lámpara de incandescencia bajo el efecto de loschoques (accidentes) 6051. Se rompe o se casca el bulbo de cristal de la bombilla 6062. El bulbo de cristal está intacto (ninguna fisura nirotura) 607d) Algunas consideraciones complementarias 608e) Conclusiones 610f) Reseña que permite resolver los casos sencillos 610g) Recomendaciones a tener en cuenta durante la inter-vención con bombillas de incandescencia 610
  29. 29. 32 MANUAL DE CRIMINALÍSTICA22. El examen del velocímetro, un auxiliar en la investigaciónde accidentes 61123. La importancia de los rastros de pintura en el peritaje delos accidentes de tránsito 61324. Fórmulas físico-matemáticas aplicables 613CAPÍTULO XIXEXAMEN DE PINTURAS 6151. Componentes 615a) Excipientes 615Pigmentos y sustancias colorantes 616c) Tinturas 616d) Disolventes 6162. Pruebas microscópicas 6163. Instrumental 617a) El espectrofotómetro 617b) El espectrógrafo 618c) Rayos X 618BIBLIOGRAFÍA 619
  30. 30. PRINCIPALES ABREVIATURASap./s apartado/sart./s artículo/sB.O. Boletín Oficialcap. capítulocols. colaboradoresdecr. decretodecr.-ley decreto leydecr.-reg. decreto reglamentarioD.G.F.M. Dirección General de FabricacionesMilitaresetc, etcéterainc./5 inciso/sn2 númeroOTAN Organización del Tratado del AtlánticoNortep./s páginaissec. secciónt. tomovol. volumen
  31. 31. INTRODUCCIÓNCuando tomamos la decisión de encarar esta obra, surgió ennosotros el temor de que todo lo que en ella plasmáramos fuese pe-nosamente imperfecto. Como los temores inmovilizan, los aparta-mos de nuestra mente y pensamos en aquellos a quienes iba dirigi-da, pretendiendo satisfacer la acuciosa expectativa de vastos secto-res interesados en la materia, generalmente existente en publicacio-nes extranjeras no adaptadas a nuestro sistema.La administración de justicia, dada su creciente complejidaden el mundo moderno, no puede escapar a la evolución de las cien-cias humanas y a la de las diversas funciones sociales que se hacencada vez más exigentes en lo que respecta a la calidad y el valor delos criterios que las determinan. Persiguiendo la verdad y la equi-dad más rigurosas, se ha visto obligada a requerir el auxilio de da-tos cada vez más objetivos y de medios de prueba más indiscutibles.La indisoluble relación entre la ciencia y la técnica, hacen im-posible la no especialización. Surge así la figura del perito y su ob-jeto, como aporte objetivo, concreto y permanente, en un profundocompromiso con la verdad. Ya nadie discute la primacía de la prue-ba indiciaria que se desprende de los signos materiales de la activi-dad criminal, debidamente interpretada por un experto, contraria-mente a lo que ocurre con el valor relativo de los testimonios y conlos artificios engañosos de la confesión.Si bien la criminalística ha ensanchado su campo con las múl-tiples posibilidades de aplicación de los datos científicos a los diver-sos problemas planteados por las investigaciones judiciales, hemos
  32. 32. 36 MANUAL DE CRIMINALÍSTICAtratado en nuestra labor de respetar la autonomía indiscutible de lamedicina legal, la toxicología y la criminología, impuesta por la ver-dad histórica y la lógica.Este libro representa para nosotros la concreción del deseo depasar a otros la experiencia y el caudal de material acumulados du-rante largos arios de trabajo ininterrumpido como auxiliares de lajusticia, con la esperanza de que lo encuentren útil. Hemos tratadode ser prácticos, ágiles, profundizando o no ciertos temas de acuer-do con las necesidades concretas y actuales, sin ignorar los avancestecnológicos puestos en práctica o en etapa de desarrollo, que sirveny servirán, respectivamente, de ayuda en el quehacer pericial.Nos dirigimos entonces al perito ávido de material de consultaunificado, al magistrado, al jurista, y a todo aquel que de una u otramanera necesite plantear interrogantes periciales y conocer el rigorcientífico de sus respuestas.Agradecemos a quienes nos motivaron e incentivaron, y dedi-camos este esfuerzo personal a los que, junto a nosotros, lucharondenodada e incondicionalmente por el bienestar de la sociedad, através de una honesta labor técnica con innumerables variantes, enbúsqueda de la justa verdad.EL AUTORBuenos Aires, agosto de 1997
  33. 33. LA CRIMINALÍSTICAEn el área de la investigación criminal, la ciencia multidiscipli-naria denominada criminalística ha emergido como una importantefuerza que tiene impacto en prácticamente todos los elementos delsistema judicial criminal. La misma ha sido definida como "la pro-fesión y disciplina científica dirigida al reconocimiento, individuali-zación y evaluación de la evidencia física, mediante la aplicación delas ciencias naturales, en cuestiones legales".Las raíces de esta profesión se remontan al siglo xix, pero sóloen los últimos tiempos ha atraído la atención de proyectistas e in-vestigadores del derecho procesal penal. En el pasado, el interésmayor sobre tales técnicas científicas usualmente lo generabanacontecimientos que conmovían al público y a la prensa, y que lostécnicos o especialistas eran incapaces de resolver. En la actuali-dad, el alto grado de profesionalismo y el desarrollo de cada vez másrefinados métodos y técnicas, han estimulado la acrecencia y el in-terés vinculados con la materia.Esta ciencia única ha sido retratada en la literatura como unaentidad que puede suministrar información objetiva, de otra mane-ra inalcanzable, para el investigador y para el sistema judicial, através del examen de la evidencia física.Sus objetivos son similares a los de las ciencias naturales, va-le decir, entre otros, dedicarse a la búsqueda de la verdad a travésde la aplicación del método científico, a diferencia de la subjetividaddel testimonio que está más abierto a la especulación.Obviando toda mención biográfica y/o anecdótica, vinculada
  34. 34. 38 MANUAL DE CRIMINALÍSTICAcon los predecesores teóricos y técnicos que a través de los años fue-ron estructurando la temática que se abordará en el presente libro,debido a que la literatura existente al respecto es bastante amplia yexplícita, digamos para concluir que esta ciencia críminalística es dela más rancia estirpe policial y se ocupa de reconstruir la historia deun hecho pretérito, a través de los vestigios materiales que deja ensu accionar el delincuente. A estos vestigios se los ha dado en lla-mar testigos silenciosos o mudos; ellos, debida y rigurosamente ana-lizados e interpretados, garantizarán al hombre sus derechos máspreciados: la vida y la libertad.
  35. 35. CAPÍTULO PRIMEROEL PROCESO DE LA INVESTIGACIÓNEN EL ESCENARIO DEL DELITO1. EL SIGNIFICADO DE LA EVIDENCIA FÍSICACuando se exploran los objetivos principales de la investiga-ción en el escenario del delito, las áreas de importancia pueden re-sumirse de la siguiente manera: colección o acopio de la evidencia fí-sica, reconstrucción del hecho, identificación y eslabonamiento delsujeto con el escenario del suceso y establecimiento de la causa pro-bable de arresto. En la persecución de tales objetivos, el área poli-cial encargada de la colección, preservación y documentación de laevidencia, así como de la investigación en el lugar del hecho, ha des-cubierto en ello un arte.Con el propósito de desarrollar una comprensión del rol promi-nente que juega la evidencia física en el entorno legal contemporá-neo, una evolución perspectiva es una necesidad. Básicamente haytres caminos principales, disponibles para coadyuvar en la soluciónde un hecho: confesión del sujeto, manifestaciones de una víctima otestigos, y la información obtenida a través de la evidencia física.Dejando de lado los aspectos jurídicos involucrados con la con-fesión y siguiendo con el orden antes establecido, digamos que losdichos de testigos pueden ser no dignos de confianza, dependiendoello de la persona que ha presenciado un delito y las condiciones fí-sicas que rodearon su visión del mismo. La evidencia física, final-
  36. 36. 40 MANUAL DE CRIMINALÍSTICAmente, es normalmente inanimada y provee realidades o hechos im-parciales; se ha dicho repetidas veces que constituye el testigo mu-do del evento. Si se la utiliza con eficacia puede superar una seriede afirmaciones conflictivas y confusas ofrecidas por testigos que ob-servaron el mismo incidente al mismo tiempo.El suministro potencial que brinda la evidencia física guardarelación directa con la actitud de aquéllos encargados de obtenerla.La actitud más benéfica y constructiva es aquella que enfatiza quesu detección siempre será lograda cuando el tiempo y el esfuerzosean utilizados de una manera metódica. Nada estará excluido deconsideración y la búsqueda no terminará hasta que se esté comple-tamente seguro de que todas las posibilidades han sido exploradas.De igual valor al desarrollo de las adecuadas actitudes será elcontrol de la emoción. Las influencias emocionales que puedan exis-tir deben ser reconocidas y controladas, en orden a que la búsquedasea organizada y metódica.2. PASOS GENERALES PARA LA BÚSQUEDAEl siguiente listado intenta ser alimento para el pensamientoantes que la imposición de un sistema inalterable y contiene los pa-sos lógicos a seguir para lograr con el menor margen de error, la de-tección, documentación y secuestro adecuado de la evidencia física:a) acceso al lugar;b) aseguramiento y protección del mismo;c) inspección preliminar;d) descripción narrativa;e) fotografiado;relevamiento planimétrico;g) evaluación de la evidencia en forma de impresiones dactila-res latentes;h) evaluación de la evidencia física;i) búsqueda detallada;j) recolección, registro, señalización y preservación de la evi-dencia;k) investigación final para asegurar que el estado del escena-rio del hecho ha sido documentado tan completamente como fueraposible;
  37. 37. EL PROCESO DE LA INVESTIGACIÓN... 41/) abandono del lugar.Para evitar la contaminación del lugar y ganar la posibilidadmayor de documentar la condición original del escenario, todo elpersonal interviniente debe hacer el máximo esfuerzo para asegu-rarlo y protegerlo. Tal esfuerzo requiere atención continua y nopuede ser exitoso si se emplea una forma de acceso fortuita. Es ne-cesario pensar en los conceptos asegurar y proteger como dos debe-res separados pero interrelacionados; antes de que el área completapueda estar realmente protegida, debe primero estar adecuadamen-te asegurada. Esto último necesitará que en principio se fije el pe-rímetro del escenario, luego de lo cual todos los esfuerzos posiblesestarán dirigidos a prevenir la alteración de las condiciones origina-les. En tal sentido, el control sobre todas las personas que puedaningresar tiene extrema significación.La inspección preliminar es el paso de la investigación dondese desarrollan los fundamentos básicos de administración, organiza-ción y logística, para satisfacer las necesidades de un escenario enparticular. Los propósitos específicos más significativos de la ins-pección son:a) establecer control administrativo y emocional;b) delinear la extensión del área de búsqueda;e) organizar los métodos y procedimientos que se necesiten;d) determinar las necesidades de potencial humano y equipos;e) desarrollar una teoría general del delito;f) identificar y proteger la evidencia en tránsito;g) preparar una descripción narrativa de la escena.Con el propósito de cumplir con estos pasos, la inspección pre-liminar comienza cuando se toma conciencia de que el lugar ha sidototalmente asegurado y protegido. Se emprenderá luego una reco-rrida como para tener una sólida comprensión del lugar, incluyendola existencia y ubicación de detalles sencillamente observables y deposible valor como evidencia, sumándose a ello los elementos que fá-cilmente puedan sufrir cambios (por ejemplo: condiciones climatoló-gicas y de iluminación). Es importante que esta recorrida sea efec-tuada por la menor cantidad posible de personas, con el objeto deoperar de manera coordinada.En términos de conducción exitosa, la inspección preliminar esel paso más importante, ya que promueve un plan organizado de ac-ción y evita la actividad física impensada que destruiría la eviden-cia pertinente.
  38. 38. 49 MANUAL 05 CRIMINAMSTICALa descripción narrativa se prepara durante los escalones pre-liminares de la inspección. Esencialmente, esta descripción es unaforma de documentar la escena tal como fue encontrada, no debe serconfundida con la utilización de bosquejos (croquis), fotografías yanotaciones detalladas, los que sí se llevan a cabo más tarde. Nor-malmente no posee la precisión desarrollada en la búsqueda real yestá limitada al resultado de la fácil observación visual.Esta descripción puede prepararse de tres maneras diferentes:manuscrita (notas), con grabaciones de la voz, o bien en vídeo, losque permiten agregar imagen y sonido simultáneamente. Cada unode estos métodos acusa capacidades y limitaciones inherentes, quedeberían ser evaluadas en forma realista antes de su utilización.Finalmente digamos que dicho elemento constituirá las anota-ciones originales de quien investiga y será empleado para refrescarposteriormente su memoria. Contendrá una descripción precisa yademás debería incluir:—fecha. hora y localización de la búsqueda;—condiciones climatológicas y lumínicas;-- identidad de otros participantes en la búsqueda;—tareas encomendadas al personal;—condición y posición de la evidencia encontrada.Los lugares donde se han cometido delitos no permaneceránimperturbados mucho tiempo; por ende, deben ser fotografiados tanpronto como sea posible, preferentemente antes de que cualquierpersona sea autorizada a ingresar.Las vistas fotográficas exteriores deben tender a establecer laubicación de la escena desde una distancia que incluya un punto dereferencia. Asimismo deberán existir tomas de media distancia pa-ra fijar las posiciones relativas de detalles de la evidencia cercana-mente relacionados y, finalmente, registros con acercamiento sufi-ciente como para captar detalles individuales.Cuando se trate de escenarios interiores, la labor fotográficaestará canalizada a establecer la ubicación del edificio; se registra-rán los diferentes ambientes del inmueble desde puntos de observa-ción típicos, utilizando cuando sea necesario para mostrar las posi-ciones relativas de todos los detalles útiles, una lente gran angular;también se harán tomas de media distancia y de acercamiento, talcomo se indicara anteriormente.La evidencia fotográfica es necesaria para el registro de lascondiciones individuales de cada elemento antes de ser recuperado.
  39. 39. EL PROCESO DE LA INVESTTGACIÓN... 43Debe mostrar la evidencia en detalle y contener una escala. Tam-bién reproduce huellas de zapatos, neumáticos y demás impresionesque no pueden ser registradas de otra manera, o bien, antes de quesean levantadas mediante molde.El relevamiento planimétrico previo al que realiza el profesio-nal adecuado, consiste en la representación gráfica manual de lascondiciones en que se encuentra el escenario. La misma no reem-plaza al material fotográfico y debe ser utilizada para mostrar lasdimensiones de los muebles, ventanas, puertas, etc.; distancias dediferentes objetos a lugares de acceso y salida; distancia entre obje-tos y medidas que indiquen la exacta ubicación de cada evidencia,tomadas desde dos puntos de referencia tales como puertas, pare-des, etcétera.Evaluada la evidencia en forma de impresiones dactilares la-tentes, armas, vainas, proyectiles, impactos, manchas, fibras, etc., ypracticada una última búsqueda final detallada, se procederá a larecolección, registro, señalización y preservación de la evidencia,con la intervención de los especialistas del caso. Al respecto se des-taca la importancia que reviste la preservación e identificación deelementos, mediante el auxilio de contenedores apropiados (cajas,bolsas, etcétera).3. EVIDENCIAS FÍSICAS. CATEGORÍASa) Marcas de herramientas (huellas de efracción).— Se inclu-yen todas las condiciones físicas en las que resulte evidente que unobjeto utilizado como herramienta, actuó sobre otro, creando impre-siones, marcas de fricción u otras estriaciones. Un destornillador,cortafríos, paragolpes de automóvil, o el cañón de un arma, puedenproducir huellas de herramientas.b) Impresiones digitales y palmares.— Comprende esta divi-sión todas las impresiones, latentes o visibles, incluyendo tambiénlas de pie descalzo y las de guantes y otros tejidos.e) Material orgánico, botánico y zoológico.— Se clasifican tí-
  40. 40. 44 MANUAL DE CRIMINALÍSTICApicamente en esta categoría los excrementos, residuos de origen bo-tánico y manchas de comida.d) Fragmentos vítreos y plásticos.— Trozos de vidrio o plásti-co, rotos o astillados, descubiertos en lugares donde se sospecha queha habido un accionar delictivo.e) Pisadas e impresiones.— Huellas de patinada (o frenada)y arrastre, huellas de pie calzado, depresiones en tierra blanda o ve-getación y toda otra forma de huella. Las marcas de herramientano deberían estar incluidas en esta categoría.f) Pintura.— Líquida o seca, en posiciones donde podría ha-ber sido transferida a transeúntes. Áreas con pintura fresca, super-ficies agrietadas o descascaradas de ventanas y colisiones entre ve-hículos, son ejemplos frecuentes.g) Prendas de vestir.— En esta categoría deben incluirseprendas abandonadas, transportadas, quitadas o descartadas pordelincuentes, damnificados o víctimas, así como también las carac-terísticas individuales de las fibras.h) Fragmentos de madera.— Los ejemplos más frecuentesson la fragmentación y astillado de la madera hecha por un ofensoral patear o romper por golpe un lugar de ingreso.i) Polvo.— Hechos donde el polvo (todas las formas de conta-minación de superficies) ha sido perturbado por el ofensor en el ac-to criminal.j) Cigarrillos, fósforos y cenizas.— El descubrimiento de cua-lesquiera de estos materiales combustibles, o sus restos, en ubica-ciones que sugieran su relación con los ofensores.
  41. 41. EL PROCESO DE LA INVESTIGACIÓN... 45k) Papel.— Casos donde el papel mismo pueda ser investiga-do en su posición o ubicación original, y donde las impresiones la-tentes u otras sustancias contaminantes puedan estar presentes ensu superficie.1) Tierra.— La presencia de tierra o material similar, en lu-gares donde la identificación o individualización parezcan posibles.11) Fibras.— Se incluyen ambas, naturales y sintéticas, des-cubiertas primariamente en rincones o bordes, o en superficies don-de las fuerzas electrostáticas o mecánicas provocaran una transfe-rencia.m) Herramientas y armas.— Casos en los que herramientasy armas fueran encontradas en la escena del hecho o en automóvi-les, y donde existiera una fuerte posibilidad de que tales objetos es-tuvieran involucrados en un acto criminal.n) Grasa y aceite.— Cualquier lubricante o sustancia similar,que a veces posee contaminación ambiental, encontrada en un lugarque sugiera relevancia en un hecho delictuoso.ri) Material de construcción y embalaje.— Todas aquellassustancias encontradas en áreas de trabajo y que no pertenezcan aninguna de las otras categorías.o) Documentos.— Papel escrito o impreso, capaz de ser rela-cionado con una persona o instrumento en particular. Ejemplos: no-tas dejadas en suicidios y robos.p) Contenedores.— Todas las botellas, cajas, latas y otros
  42. 42. 46 MANUAL DE CRIMINALÍSTICAcontenedores que contengan sustancias u otros residuos de natura-leza informativa.q) Fragmentos metálicos.— Materiales encontrados cerca demaquinaria industrial y escenas de colisiones, y otros desechos conalta probabilidad de ser transferidos a los ofensores.r) Pelo.— Cualquier pelo (o cabello) humano o animal, encon-trado en un ambiente, con razonable probabilidad de poder ser vin-culado con un ofensor.s) Sangre.— Cualquier sangre sospechosa, líquida o seca,animal o humana, presente en una forma que sugiera relación conla ofensa o los individuos involucrados.t) Material inorgánico y mineral.— Sustancias inorgánicasque no caigan en cualquier otra categoría.u) Misceláneas.— Todo otro fenómeno físico.4. FUNDAMENTOS, PRINCIPIOS Y TEORÍA DE LA FOTOGRAFÍA EN ELESCENARIO DEL DELITO Y EN LA DOCUMENTACIÓN DE EVIDENCIASLa comunidad policial constantemente debe repasar su misiónpara determinar el empleo apropiado del medio fotográfico. Esta re-visión demanda necesariamente que sean exploradas una variedadde áreas posibles, puesto que las obligaciones en materia fotográfi-ca y metas diferirán en determinadas ocasiones.Una aplicación extremadamente importante de la fotografíainvolucra la documentación ilustrativa de los distintos escenariosdel delito. Dado que se necesita un registro visual completo del he-cho para asegurar una cabal investigación y un subsecuente proce-samiento, hay problemas teóricos, legales y técnicos que deben ser
  43. 43. Ej. PEA )(ESO 1)5 47estudiados con anterioridad. Queda implícitamente establecido queuna serie de fotografías pobremente planeadas, ejecutadas y exhibi-das tienen el potencial de afectar en forma directa el éxito de otrosesfuerzos en la investigación criminal en el lugar del hecho. Por en-de, la fotografía en el escenario del suceso es una de las mayores fa-cetas integrales de todo el procedimiento de investigación.Antes de que pueda ser concretada una descripción de la esce-na mediante la fotografía, deben ser discutidos el propósito y las re-glas iniciales básicas, como antecedente para un acercamiento com-prensivo. El lógico propósito de aquélla es dar a conocer una graba-ción visual del lugar del hecho y todas sus características pertinen-tes. Sin embargo, la mejor ejemplificación del rol de la fotografíapuede ser manifestada como la presentación de una historia lógicacontada por el escenario, en forma visual. Para mantener este ob-jetivo, la primera idea a ser considerada es la de que el escenario de-be estar imperturbado, lo más razonablemente posible, antes de quese tomen las fotografías. Tal situación ayudará a establecer que lastomas tal como fueron realizadas, ilustran las características origi-nales y no contaminadas del lugar. Deberán llevarse a cabo nume-rosas vistas fotográficas, con la idea de que el costo de la película noinvalida el inmenso valor de la perfección. Cuando haya dudas so-bre si debe o no tomarse una fotografía, la solución es simple: tomar-la. La percepción tardía no ayudará seguramente, cuando una par-te de la escena que parecía no tener significancia no fue fotografia-da y se transforma en algo de inmensa importancia con fecha poste-rior.El registro fotográfico debe ser organizado y estará represen-tado por la progresión general a específico (general a lo particular).En esencia, esta circunstancia involucrará la cobertura de la escenadel crimen desde tres puntos principales: a) larga distancia; b) dis-tancia media, y c) acercamiento mayor. Dicha técnica no sólo seaplica a la escena como un todo sino a cada segmento de la investi-gación. Por ejemplo, las fotografías con largo o amplio alcance vi-sual de un complejo de departamentos, pueden mostrar vistas aé-reas de toda la zona de la escena; de la misma manera se conside-ran las vistas de un dormitorio registradas desde un largo pasilloque conduce al mismo.La interpretación del significado de larga distancia (o vista ge-neral), distancia media (o vista parcial) y acercamiento mayor (o vis-ta en detalle), dependerán del área inmediata en la cual fue cometi-
  44. 44. 48 MANUAL DE CRIMINALÍSTICAdo el hecho, así como también del sitio total involucrado. Concor-dantemente con lo enunciado, cada escena de la comisión del delitodebe ser tratada y fotografiada separadamente. Las fotografíaspueden entonces efectivamente ser utilizadas no sólo como grabacio-nes pictóricas, sino como reproductoras de eventos.Un aspecto importante a tener en cuenta en relación con lasvariadas distancias de registro fotográfico, es el punto de vista ge-neral establecido para las ubicaciones de la cámara. Estas ubicacio-nes permitirán al observador de las copias fotográficas, orientarsede una manera lógica respecto del escenario. Por ejemplo, en unasuperficie interior (sala de estar de un hogar) las fotografías esta-rían representadas de la siguiente manera: las vistas de larga dis-tancia de toda la escena tienen por finalidad reproducir el área co-mo si una persona la estuviera viendo desde la posición de pie. Pa-ra ello, el fotógrafo posicionará la cámara a la altura de los ojos. Lastomas de media distancia usualmente se llevan a cabo de maneratal que muestren la escena desde aproximadamente 3 a 6 metros dedistancia a partir del elemento a documentar.Para que el observador pueda asociar la escena general del de-lito con áreas separadas de la escena fotografiada, tales áreas debe-rán contener suficientes detalles que permitan esta asociación. Lastomas de acercamiento mayor o en detalle, normalmente se practi-can desde 1,5 metros o menos, a partir del objeto. La atención deeste último tipo de fotografías está dirigida a detalles que no po-drían ser vistos y estudiados con las tomas de larga y media distan-cia.Los esfuerzos extremos deben estar dirigidos al empleo de es-calas de medición cuando se fotografían elementos en el escenariode los hechos, ya que ello permitirá obtener medidas y relaciones dedistancia. Siempre que sea posible, deberán aparecer en las tomasdispositivos de medición.Una técnica provechosa para referencia rápida de las tomas fo-tográficas, es la de confeccionar un gráfico que indique la ubicación,dirección y sentido en que ha sido concretada cada una, pudiéndosetambién aclarar la altura de la cámara.Cuando consideramos este tema, podemos categorizar las to-mas de acuerdo con la distancia, de la siguiente manera: a) focaliza-doras del emplazamiento del delito; b) concentradoras de la natura-leza del hecho; e) centralizadoras de los resultados del delito; d) ca-racterizadoras de la evidencia física existente en la escena, y e) fo-
  45. 45. EL PROCESO DE LA INVESTIGACIÓN... 49calizadoras de la actividad subsiguiente que no ocurriera directa-mente en la escena inmediata.Las fotografías del emplazamiento deberían representar losvarios lugares que son parte del área de la escena del delito. Sonejemplos de ello las vistas aéreas y las tomas externas e internas dela vivienda. La naturaleza del crimen debería estar demostrada porlas fotografías, de manera tal que auxilie a la investigación en la de-terminación de su tipo y contribuye a diferenciar, por ejemplo, unhomicidio de un suicidio, en casos que no ofrezcan fáciles respues-tas. De más está mencionar la importancia que reviste la documen-tación de la evidencia física.Las fotografías de la actividad subsiguiente representan unaconsecuencia de la actividad investigativa en el lugar del hecho, ylas de la autopsia, así como las de damnificados o sospechosos paramostrar golpes o heridas, son ejemplos primarios de esta categoría.Una integración de la información registrada fotográficamente en laescena real y áreas subsiguientes, revelará una mayor profundidadde comprensión de las realidades en el escenario de los hechos. Encuanto a la documentación de la evidencia física, se resalta el hechode que constituirá un componente principal en el establecimiento dela cadena de custodia de los elementos introducidos en el juicio.Dada la cantidad y tipo de fotografías que normalmente se lle-van a cabo ante un hecho, debe existir un registro cronológico de lasexposiciones tomadas, que contenga la pertinente información técni-ca y práctica para auxilio del fotógrafo. El procedimiento común uti-lizado es el llenado de una planilla, amén del fotografiado de una ca-rátula previamente diseñada en oportunidad de cada intervención.Es imperativo que en tal planilla exista la siguiente información: a)identidad del fotógrafo; b) fecha y hora; c) ubicación específica del lu-gar del hecho; d) orientación y descripción de la escena fotográfica; e)tipo de cámara; f) tipo de película; g) fuente lumínica; h) distancia dela cámara al sujeto u objeto; i) condiciones ambientales; 1) distanciafocal de la lente; k) velocidad del obturador; 1) apertura de diafrag-ma. La acumulación de esta información ayudará al fotógrafo a es-tablecer el cómo, cuándo y dónde del lugar del hecho.Como beneficio adicional, la planilla brindará información re-lativa a los procedimientos adecuados de revelado de negativos y co-pias. La evidencia fotográfica (negativos y copias) debe ser tratadaen la misma forma no destructiva de preservación y protección, co-mo cualquier otra forma de evidencia física.
  46. 46. 50 MANUAL DE CRIMINALÍSTICASin importar los esfuerzos fotográficos en el lugar del hecho,las fotografías deben pasar el examen de admisibilidad legal. Laspautas generales utilizadas para la revisión de credibilidad de lasfotografías son: a) representación precisa; b) libre de distorsión; e)importante y apropiada; d) imparcial.Con la finalidad de lograr un producto aceptable, el fotógrafodebe poseer el conocimiento básico que le permita elegir, mantenery operar el equipo. Debe asimismo estar compenetrado de las capa-cidades operacionales fundamentales y limitaciones en las áreas de:a) película; b) iluminación; e) equipo de iluminación; d) tipos de cá-maras disponibles para propósitos específicos; e) tipos de lentes y suempleo; equipo suplementario que incrementará la eficiencia (trí-pode, filtros, etcétera).De todo lo expuesto surge el planteamiento de que, aun unapersona que posea un elevado nivel de experiencia y conocimientosen fotografía, no está calificada de por sí para desempeñarse comofotógrafo en el escenario de un delito. Esta última tarea involucrala comprensión de todos los aspectos de dificultades que puedanexistir. Tomar fotografías es una cosa, documentar fotográficamen-te un escenario delictual es otra.5. LA FOTOGRAFÍA: SU APLICACIÓN TÉCNICATal como lo expresáramos anteriormente, ocurrido un hechocriminal corresponde al funcionario policial investigador hacersepresente en el lugar a fin de tomar contacto real con el evento, parade esta manera poder elaborar una primera evaluación de los acon-tecimientos producidos y tomar las medidas convenientes en prime-ra instancia. De tal manera, de acuerdo con las características pro-pias del hecho, dispondrá en el momento oportuno la concurrenciade los especialistas técnicos correspondientes, teniendo en cuentaque la labor no puede llevarse a cabo en forma indiscriminada sinoen estricto orden.Dentro de tal ordenamiento, por lo general actúa en primertérmino el fotógrafo, quien deberá documentar todo lo referido a laescena del delito y sus adyacencias, antes de que se mueva o modi-fique algo; por ello, su labor debe extenderse todo el tiempo en queoperen el resto de los especialistas.
  47. 47. EL PROCESO DE LA INVESTIGACIÓN... 51Las tomas fotográficas a efectuar, por lo general, son las desa-rrolladas a continuación:a) Vista general.— Usualmente mediante el empleo de un ob-jetivo gran angular, registrando todo siempre desde los cuatro án-gulos si se trata de un recinto. Las tomas correspondientes a pasi-llos, habitaciones contiguas, etc., se harán en forma amplia y gene-ralizada.b) Vista en detalle.— Puede referirse al cuerpo de la víctima,un mueble, un arma, una rotura o rastros de efracción, trayectoriade proyectiles, impactos, etcétera.Sintetizada de esta manera la tarea del fotógrafo, indiquemosque debe tomarse como regla general que, al procederse a la toma fo-tográfica debe antes colocarse junto al objeto a fotografiar una reglao cinta métrica, a fin de poder establecer posteriormente al ampliar,posibilidades de cálculo fotogramétrico.En todos los casos en que se efectúa este tipo de tomas no de-be olvidarse que el eje óptico de la cámara debe estar vertical al ob-jeto, o lo que es lo mismo, el plano de la película debe estar paraleloal plano en que se encuentra el objeto (de esta forma se evita la de-formación de la perspectiva, con el consiguiente inconveniente parael cálculo de medidas).Figura 1
  48. 48. 52 MANUAL DE CRIMINALÍSTICAe) Fotografías de aproximación y macrofotografía.— Las mis-mas se llevarán a cabo cuando se consideren importantes posterio-res ampliaciones de pequeños detalles o huellas, tales como impre-siones dactilares, manchas, heridas, lugares de impactos, etcétera.d) Fotografía color.— Ya es de práctica su utilización, sobretodo en la pericia médico-legal, a fin de obtener un registro exacto,desde el punto de vista cromático, del cadáver o personas lesiona-das, manchas que después pueden variar, etcétera.6. LA FOTOGRAFÍA MÉTRICANormalmente existen muy pocas posibilidades, por no decirninguna, de obtener datos métricos de las fotografías comunes. Pa-ra obtener esta clase de datos, ya sea en forma comparativa o biensobre la base de elementos o referencias ajenos a la fotografía, es ne-cesario registrarlas bajo determinadas condiciones técnicas.Obviamente para la obtención de este tipo de tomas existen cá-maras especiales, denominadas métricas, que permiten rescatarcualquier medida de los elementos fotografiados, pero son muy cos-tosas y no están por consiguiente al alcance de cualquiera. Este pro-blema puede resolverse en forma satisfactoria empleando la cáma-ra fotográfica común, bajo ciertas condiciones de trabajo. Normal-mente pueden llevarse a la práctica dos métodos cuya aplicación essumamente fácil, tanto en su faz operativa como en el cálculo. Ellosson: a) método comparativo, y b) método por cálculo directo.a) Método comparativo.— Este método consiste en la toma defotografías, en las cuales debe incluirse un elemento cuyo tamañosea conocido y sobre la base del cual posteriormente se calcularánlas medidas del resto de los componentes de las mismas.El sistema puede practicarse de dos formas, en lo que hace ala ubicación de la cámara fotográfica: 1) con el plano focal parale-lo al plano que contiene al objeto; o 2) con el plano focal formando
  49. 49. EL PROCESO DE LA INVESTIGACIÓN... 53un ángulo cualquiera con el plano que contiene al objeto (perspec-tiva). Los casos fundamentales de aplicación son los que se pre-sentan en el denominado método de las tiras, desarrollado a conti-nuación.Método de las tiras. Se trata de un método de trabajo aptopara el desarrollo de la fotografía métrica en el interior de habita-ciones o bien en lugares cerrados de cualquier naturaleza. Para latoma respectiva, la cámara debe ubicarse en el plano focal parale-lo a la pared de la habitación situada frente a la cámara. Antesdel registro fotográfico deben colocarse en una de las paredes pa-ralelas al eje óptico de la cámara, tiras de papel o tela de un colorque haga contraste con el de la pared, de 5 cm de ancho y 1 metrode longitud.Estas cintas se distribuyen estratégicamente a todo lo largo dela pared, haciendo que la habitación quede prácticamente divididaen una serie de planos verticales, pudiéndose así concretar el cálcu-lo de medida de los objetos contenidos en cada uno de ellos, refirién-dolos a la cinta que se encuentra más cercana. Cuanto mayor seala cantidad de cintas que se coloquen, mayor será también la exac-titud a tener en los parámetros del cálculo, puesto que no hay queolvidar que tanto las cintas como los objetos se van a ir reduciendoen tamaño en forma proporcional al alejamiento de la cámara, da-das las leyes de la perspectiva.Una vez obtenida la fotografía, para calcular la medida de unobjeto cualquiera contenido en la habitación, bastará con determi-nar cuál es la tira que se encuentra más cerca de aquél, debiéndoseademás efectuar con toda exactitud las siguientes mediciones:—medida de la tira ya mencionada (ubicada en la pared), obte-nida de la copia fotográfica.—medida en la fotografía del tamaño del objeto cuya dimen-sión real se desea calcular.El cálculo matemático se lleva a cabo mediante el plantea-miento de una simple proporción que es básica para todos los casosde fotografía métrica. La misma se enuncia de la siguiente mane-ra: "La medida de la tira en la fotografía es a la medida real de lamisma, como la medida del objeto en la fotografía es a su medida enla realidad". El único cuidado que es necesario tener en cuenta pa-ra la aplicación de este sencillo método es que la tira que se tome pa-ra el cálculo sea la más cercana al objeto incógnita.
  50. 50. 54 MANUAL DE CRIMINATÁSTICATIRASCOLGADASNáNN, 7,Figura 2DatosMedidas en la fotografíaAB = 2,7 cmab =- 3,4 cm (100 cm en la realidad)Cálculoab AB100 cmAB x 100 cm 2,7 cm x 100 cmx= = 79,4 cmab 3,4 cmx = 79,4 cm implica el valor real del largo de la mesa.En muchas oportunidades resulta de real interés la práctica dela fotografía métrica en la toma de objetos en detalle, y es aquí don-de se pueden presentar varios casos. Los principales son los que acontinuación se especifican en los ejemplos que se incluyen:
  51. 51. EL PROCESO DE LA 1NVESTIGACION... 55Ejemplo n" 1:En este caso el elemento se debe presentar con el plano focalparalelo al plano que contiene al objeto. Al lado del mismo se colo-ca una regla o bien cualquier objeto de dimensión conocida, a losefectos del posterior cálculo, el que, al igual que en el caso del méto-do de las tiras, va a responder a la siguiente proporción:Tamaño del objeto de comparación medido en la fotografía (re-gla) = 8 cm.Tamaño real del objeto de comparación = 5.8 cm.Tamaño del objeto incógnita medido en la fotografía = 4,4 cm.XFigura 38 cm 4,4 cm5,8 cm5,8 cm x 4,4 cmx= = 3,19 cm8 cmx = 3,19 cm implica la medida real de la altura del cartucho de ba-la fotografiado.
  52. 52. 56 MANUAL DE CRIMINALÍSTICAEjemplo ri2 2:Se trata del mismo caso que en el ejemplo anterior, pero en lu-gar de tomar un objeto cualquiera como referencia (regla en el ejem-plo n2 1), se toma uno de los lados del mosaico donde se encuentrael elemento. La toma fotográfica debe realizarse con el plano focalde la cámara paralelo al plano focal que contiene al objeto. El cálcu-lo se hace aplicando la fórmula del ejemplo n2 1.b) Método por cálculo directo.— En este caso para los cálcu-los de medidas en la fotografía no es necesario que ésta tenga nin-gún elemento de referencia conocido.Para la práctica de este método es condición indispensable queel plano focal de la cámara sea paralelo al plano que contiene al ob-jeto, siendo además necesario conocer la distancia que media entreel emplazamiento de la cámara y el objeto, y saber cuál es la longi-tud focal así como también el tamaño de la imagen medido en el ne-gativo de la toma fotográfica. Cuando se realiza la toma de una fo-tografía en las condiciones expresadas, se cumple la ley de los focosconjugados, donde:O - tamaño objeto (incógnita);D - distancia objeto-cámara;F - longitud focal de la cámara;I - tamaño imagen medida en el negativo.La fórmula empleada en el ejemplo que damos a continuaciónpermite el cálculo de cualquiera de los cuatro elementos menciona-dos, siempre y cuando se tengan los tres restantes.Ejemplo:Datos:I = 1,6 cmF = 5 cmD = 50 metrosCálculo:O
  53. 53. EL PROCESO DE LA INVESTIGACIÓN... 57I.D0= 1,6 cm. 5000 cm0= 5 cmO = 16 metrosFigura 4c) Aplicación de las leyes de la perspectiva.— Hemos visto va-rios sistemas y casos diferentes de obtención de medidas en fotogra-fías, logradas ya por medios comparativos o por cálculos matemáti-cos. Si con esa misma finalidad logramos aplicar algunos conceptosfundamentales de las leyes de la perspectiva utilizadas normalmen-te en el aprendizaje del dibujo, veremos que con simples trazadospodemos lograr importantes soluciones en la fotointerpretación.Teniendo en cuenta que las leyes de la perspectiva están basa-das en la realidad óptica de nuestra visión, las mismas son invaria-bles, y justamente, la mejor comprobación de las reglas del dibujo alrespecto, fue la fotografía, donde se pudieron apreciar en forma pla-na las mismas reglas dadas en las obras de los más antiguos dibu-jantes y pintores. De igual manera en que la fotografía vino a jus-tificar, confirmar y auxiliar al dibujo, éste puede también ser útil asu vez a la técnica fotográfica y su interpretación métrica.
  54. 54. 58 MANUAL DE CRIMINALÍSTICA1. Línea de horizonte. Tanto en el trazado de un dibujo co-mo en la obtención de una fotografía, la línea de horizonte se en-cuentra siempre a nivel de la insta. Toda la visión y por lógica laperspectiva de una cosa, conjunto de cosas o un paisaje, cambia sibajamos o subimos el nivel de la vista. Si subimos a un edificio o lu-gar elevado, veremos que el horizonte estará siempre a la altura denuestros ojos, igualmente si nos sentamos en el cordón de la veredao a nivel de tierra, el horizonte bajará a la altura de nuestra vista.Teniendo en cuenta esa regla podremos saber qué fotografíafue obtenida a una altura determinada, vale decir, a qué altura seencontraba el nivel de los ojos del fotógrafo y si fue sacada desde elángulo derecho, izquierdo o centro.2. Punto de vista. Es el lugar sobre el horizonte de la foto-grafía o dibujo, hacia donde convergen todas las líneas de fuga, tan-to sean planos horizontales (piso o techo) o planos verticales (pare-des) y es el lugar donde exactamente se fijó la vista.LÍNEA DE HORIZONTEFigura 5Figura 6
  55. 55. EL PROCESO DE LA INVESTIGACIÓN... 59Figura 7Figura 8
  56. 56. LÍNEA DE HORIZONTE - -(SIEMPRE SE ENCUENTRA A NIVEL DE LA VISTA) renPUNTO DE VISTA (ALTO)60 MANUAL DE CRIMINALÍSTICAFigura 9Figura 12
  57. 57. ALTURA A LA QUE FUEOBTENIDA LA FOTO(ALTURA DE LA VISTA DEL FOTÓGRAFO)EL PROCESO DE LA INVESTIGACIÓN... 613. Líneas de fuga. Son las líneas paralelas que partiendodel primer plano del dibujo o fotografía en cualquiera de los ladosdel cuadrado o rectángulo, van a encontrarse en un mismo punto enforma convergente. De esta manera se representa gráficamente elachicamiento natural de las cosas a medida que se alejan hacia elhorizonte.Al mismo tiempo se determina que la medida real entre dos lí-neas paralelas se mantiene desde su nacimiento hasta su reunión enel punto de vista. Esto quiere decir que una vez trazadas las líneasde fuga, por ejemplo en una línea de edificios, nos permitirán obtenerlas diferentes alturas de los mismos desde el primer plano hasta elhorizonte. En el mismo también estará trazada la línea del horizon-te. Con ésta y las líneas de fuga podremos establecer, por ejemplo:a) que la fotografía fue tomada desde una altura comprendidaentre el 42 y 52 piso;b) contando las líneas de fuga de abajo hacia arriba, la altura depuertas y ventanas y, si lo creemos conveniente, subdividir las distan-cias entre líneas (que, por ejemplo, podrían tener un metro) en lassubdivisiones que se consideren necesarias (ver ap. 8: Alto y ancho).Figura 13
  58. 58. 62 MANUAL DE CRIMINALÍSTICAD o •••■o Do _ — -Figura 144. Dirección de las líneas de fuga. Las líneas de fuga que seencuentran sobre nuestro nivel de vista, bajarán siempre hacia elhorizonte, y las que se encuentran bajo el nivel de vista, subirán ha-cia el mismo.5. Dos puntos de vista. Suele ocurrir que en el trazado de lí-neas aparezcan dos puntos de vista, uno a la derecha y otro a la iz-quierda; esto sucederá siempre que observemos un edificio desdeuna esquina o, por ejemplo, mirando un cubo en la misma forma.6. Trazado de profundidad. Si a un rectángulo lo dividimosen tres franjas horizontales —por ejemplo de un metro de ancho ca-da una— y luego trazamos una línea diagonal, veremos que en lospuntos de intersección de ésta con las horizontales podremos trazarlíneas verticales que dividirán el rectángulo en partes iguales. Es-to mismo sigue siendo correcto si el rectángulo se encuentra en pers-pectiva.Por lo tanto, si con una referencia dada en profundidad logra-mos formar una primera baldosa de dimensiones conocidas, obten-dremos en cada punto de intersección entre la diagonal trazada ylas líneas de fuga, la distancia equivalente a la baldosa o medida dereferencia (letras A, B, C y D en el dibujo respectivo). Contando lasmismas tendremos medidas reales de profundidad. Terminada latrayectoria de la diagonal ya no habrá inconveniente en trazar otradiagonal con base en otra baldosa lograda. Ello se puede conseguirconsiderando el tamaño de la ampliación fotográfica todas las vecesque se quiera.
  59. 59. GIC4 414>O&1/4`oNACADEWCOSERGIO REYES DIAZOD4GAS7. Referencias. La referencia de medi 1C-1. ad esmuy necesaria en caso de preparar ex profeso una afía con fi-nes métricos. Para el caso bastará con una varilla, tira, metro omarca de tiza de 0,50 o 1 metro. En caso de no tenerse referenciaprefijada puede explotarse la cuenta de baldosas en profundidad.No disponiendo de ello, deben estudiarse detenidamente los frentesde los edificios, y tratar de ubicar en ellos alguna medida de las quese consideren conocidas (una puerta, una ventana, una tapa de luzo de gas, un ladrillo a la vista, un aparato acondicionador de aireque dé al exterior, o cualquier otro detalle). Es importante destacarque dicha medida puede encontrarse en cualquier parte del trayec-to en profundidad.8. Alto y ancho. De acuerdo con lo tratado anteriormente,se puede establecer que la altura será medida por las líneas de fugaque parten del primer plano; para una relación de proporción se po-drá señalar el lugar antes de obtener la fotografía, con una tira omadera, metro o marca de tiza. Es muy importante destacar queuna medida de referencia para la altura (por ejemplo apoyada con-tra la pared), servirá igualmente para las medidas de ancho, ya quetodas las medidas de la primera línea del plano (de los cuatro lados)son reales, y solamente allí; hacia el punto de fuga, van disminuyen-do continuamente. Si no se cuenta con la referencia prevista deberazonarse y buscar las referencias lógicas como:a) Sabemos que las veredas generalmente tienen baldosas de0,20 x 0,20, 0,50 x 0,50, o 0,60 x 0,40; de esta forma tendríamos quecinco de las primeras nos darían 1 metro o 2 de las segundas lo mis-mo.b) Si no fueran visibles las marcas conviene saber que las me-didas normales de veredas son de 3 metros de ancho en calles comu-nes; 4 metros en avenidas y alrededor de 2 metros en calles céntri-cas de la Capital Federal. De igual manera servirá de referencia elancho de la calle o avenida.c) También puede aportar datos un vehículo que se encuentraen primer plano y cuya medida sea conocida.Es importante señalar que las deformaciones de perspectivaque pueden causar lentes gran angulares, no llegan a anular los tra-zados de medición ya enunciados. En lo que atañe a la medición deEL PROCESO DE LA INVESTIC
  60. 60. 64 MANUAL DE CRIMINALÍSTICAla altura, puede haber una variación en la toma cuando se conside-ra que pudo haber sido hecha con máquinas réflex, cuyo sistema deenfoque ubica el visor a la altura del pecho o de la cintura del fotó-grafo.Figura 15Figura 16
  61. 61. HORIZONTELÍNEA DEMgEL PROCESO DE LA INVESTIGACIÓN... 65Figura 17Lleii■10,_lirIr 11121~__108 /LINEA DE HORIZONTE3lk1állklaatmem&ATMFigura 18
  62. 62. 66 MANUAL DE CRIMINALÍSTICALÍNEA DE HORIZONTE PUNTOAlPeat..,:___..............,______............11///1/0/~51111111111"/111/~11~~"IMIIMWINIMIIIIMIIMIROMIL41111111111111111~111V1.sanummisiammiaallIallall11~~111111111111////11111111111121~1ZNIMIMMIIIIMIL la MEDIDA/11/111/131111•1111111~1111~11111111111M1111111Figura 197. LA PLANIMETRÍA Y SU APLICACIÓN EN LA ESCENA DEL DELITOAdemás de la labor propia del dibujante-planista (técnico espe-cializado), todos los autores que han tratado el tema están de acuer-do en que el investigador no sólo debe llevar debida nota de sus ob-servaciones, referencias, datos y demás detalles de relevante impor-tancia, sino que, además, deberá llevar a cabo un plano, bosquejo ocroquis en el que incluirá ubicaciones de objetos, cuerpos y huellas,referencias métricas y demás acotaciones pertinentes. Desde ya és-te no será un plano profesionalmente elaborado pero sí deberá cons-tituir una perfecta ayuda memoria para el interventor.Dicho elemento debe cumplir con las siguientes reglas básicas:a) El plano debe estar orientado de acuerdo con los puntos car-dinales, que figurarán en él.b) Quien lo realiza debe tomar y verificar las medidas por símismo, no pudiendo confiar esta operación a otra persona ajena a laespecialidad.c) El plano no debe estar sobrecargado, vale decir, no debe con-tener nada que no esté directamente vinculado con el hecho investi-gado, ya que la fotografía se encarga de registrar y documentar elcontenido total de la escena del delito y sus adyacencias.
  63. 63. EL PROCESO DE LA INVESTIGACIÓN... 67d) El pianista no debe confiar en su memoria para acotar o en-mendar algo que debe figurar en el croquis. Todo debe anotarse enel mismo lugar, puesto que la memoria es falible.e) El croquis debe ser hecho a escala. La misma varía con lamayor o menor extensión del lugar a representar a través del plano.A mayor extensión menor escala. La escala aplicada debe consig-narse en el plano para su total y mejor interpretación.La autoridad que interviene en un hecho no está obligada aser un técnico, pero sí es necesario que pueda aprovechar al máxi-mo las posibilidades que brindan las ciencias, las artes y las técni-cas aplicadas a la investigación policial, debiendo adquirir destre-za y seguridad en las disciplinas que estén a su alcance, ya que lasuma de todo lo adquirido en provecho de la función forma al pro-fesional.Una buena ilustración vale más que mil palabras. En la actua-lidad, la confección de planos está al alcance de todo el que poseaprolijidad, orden y exactitud. Ya no es imprescindible en todos loscasos contar con un dibujante profesional, dado que existen en el co-mercio una enorme cantidad de elementos, equipos y materialesque, además de facilitar la tarea, le dan a la misma un efecto profe-sional (no consideraremos en este sentido los valiosos programascreados para ser empleados en computadoras, ya que requieren unainversión más onerosa).a) Elementos.— Una clasificación de los elementos comenta-dos sería la que se incluye a continuación:1. Plantillas. Existen planchas de plástico, acrílico o celuloi-de en las escalas habitualmente utilizadas (1:100; 1:50; 1:25, etc.), enlas que sólo es necesario pasar el lápiz, lapicera o marcador por losbordes del hueco para dar forma a personas, vehículos, muebles, ar-tefactos, árboles y vegetación, flechas, círculos, elipses, etcétera.Por lo tanto, ya descartaremos aquí la antigua tarea del dibu-jante, y posiblemente la más difícil para el profano. Para las tareascomunes y diarias bastarán 3 o 4 plantillas básicas.2. Letras. Éste es otro de los grandes problemas superados,ya que hay una enorme cantidad de modelos, tamaños y colores, que
  64. 64. 68 MANUAL DE CRIMINALÍSTICAse aplican por presión o autoadherencia. No debemos excluir comoopción el empleo de letrógrafos o plantillas con letras y números pa-ra su uso con marcadores o fibras especiales.3. Escalímet ros. Existen en forma plana, en reglas de trescaras o en prácticos estuches de bolsillo que comprenden pequeñasreglas planas flexibles. Cualquiera de estos sistemas no tiene me-nos de 8 escalas.4. Papel milimetrado. De mucha utilidad son las hojas depapel, en varios tamaño de uso, en las que se encuentran líneas re-ticuladas horizontales y verticales que dividen en centímetros y mi-límetros. Es imprescindible el uso de las mismas cuando se quiereprescindir del escalímetro, ya que las líneas del papel milimetradopermiten trabajar con absoluta seguridad en planos de escalas1:100; 1:50, etcétera.Con lo explicado podemos apreciar que los problemas conside-rados de mayor importancia en cuanto a la técnica del dibujo estánsuperados.b) Trabajos planimétricos más frecuentes.— 1. De la locali-dad o zona. Se utiliza para graficar los pormenores de toda la zo-na aledaña al lugar del hecho, los trayectos de vehículos o personas,los pormenores que se crea puedan tener relación o importancia conlo investigado o que revisten interés general.2. De la finca. Es el plano que abarca toda la parcela de te-rreno donde se halla ubicada la casa en la que se cometió el delito.Además reproduce, en su proyección horizontal, los contornos de to-das las dependencias internas de la casa. Este trabajo resulta de in-terés para ubicar todo el recorrido seguido por él o los delincuentesdesde su entrada hasta su salida del lugar, e incluso el desplaza-miento en las habitaciones de la misma.3. De detalle. Se efectúa circunscribiendo el mismo al recin-to, habitación o lugar, donde en virtud de la apreciación se estimase haya cometido el hecho delictuoso.
  65. 65. EL PROCESO DE LA INVESTIGACIÓN... 694. Sistemas de levantamiento. Ellos son: horizontal, verti-cal, paredes rebatidas, y perspectiva.i. Plano horizontal o vista en planta: Es el que grafica el pe-rímetro de la habitación o finca con todos los objetos y muebles quecontiene. Se dibuja sobre el plano del piso como si estuviera vistodesde el techo.H. Vertical o vista en corte: Es el dibujo de paredes o frentede una casa, vale decir lo que es dable ver si seccionáramos con unplano vertical un determinado sector del inmueble. En él se deta-llan las aberturas y todos los detalles de interés en señalar (man-chas, impactos, etcétera).Paredes rebatidas: En el mismo se grafica la parte delsuelo como en un plano horizontal, más los correspondientes a lasparedes, que también se representan en forma horizontal, como silas mismas se hubieran volcado mediante bisagras, hacia los costa-dos. Este tipo de plano tiene origen en las primitivas maquetas decartón que se plegaban luego de dibujarlas, dando representaciónreal del lugar. Debe tenerse en cuenta al confeccionar el mismo, queun objeto arrimado a una pared tiene doble representación, una porsu base en el plano centro horizontal correspondiente al piso, y laotra, por su altura y ancho (la correspondiente a la pared).(ver figura 20 en p. 70)1v. Perspectiva: Es el plano que se realiza cuando se deseatener una apreciación general en profundidad del lugar. De los tra-tados hasta el presente, es el único que debe ser realizado por un di-bujante o alguien que posea conocimiento de las leyes de la perspec-tiva. Puede suplirse con fotografías.Elementos fundamentales del plano: Todo plano debe teneruna serie de especificaciones, sin las cuales dejaría de prestar ver-dadera utilidad, siendo las principales la escala, la orientación y lareferencia.En lo que hace específicamente a la escala, diremos que se de-nomina así a la relación existente entre el terreno y el plano que seha dibujado del mismo. Es imprescindible para obtener datos mé-tricos del lugar o cosas graficadas en el mismo. La escala puede ser:
  66. 66. 70 MANUAL DE CRIMINALÍSTICAso 13 ®GD IIi111 1Figura 20Modelo de plano de paredes rebatidas. Faltan las referencias, las medi-das y la escala.—Numérica: Se expresa en números; por ejemplo 1:100, locual significa que una parte del plano debe multiplicarse por 100 pa-ra determinar la medida correspondiente al terreno graficado.
  67. 67. 4,201— 4,20 —II>EL PROCESO DE LA INVESTIGACIÓN... 71—Gráfica: Consiste en un segmento numerado, del cero ha-cia la izquierda con la medida que se desea representar; por ejem-plo, en una escala 1:100, cada metro del terreno está graficado en elplano por 1 cm; por lo tanto, en la base del plano, normalmente a laderecha, trazaremos determinados tramos de 1 cm (denominándolosmetros en el plano), y hacia la izquierda del cero representaremoslos tramos de la escala en fracciones menores, por ejemplo: 10 frac-ciones de 1 mm, que representarán 1 decímetro de terreno cada una.En esa forma podremos medir cualquier valor del gráfico, aun sinelementos de medición, utilizando un compás o un simple papel queapoyaremos sobre el gráfico.ESCALAS MÁS UTILIZADASPlanos Escalas 1 cm del dibujorepresenta a:1 metro real serepresenta por:1:1 0,01 m real 1:00 m en el dibujo1:5 0,05 m real 0,20 m en el dibujoDe detalles 1:10 0,10 m real 0,10 m en el dibujo1:20 0,20 m real 0,05 m en el dibujo1:25 0,25 m real 0,04 m en el dibujo1:50 0,50 m real 0,02 en el dibujoGenerales 1:100 1,00 m real 0,01 m en el dibujo1:200 2,00 m real 0,005 en el dibujoDe ubicación 1:500 5,0 m real 0,002 m en el dibujo1:1000 10,00 m real 0,001 m en el dibujoINDICACIÓN DE MEDIDAS, REPRESENTACIÓN CORRECTAen arquitectura en ingenieríaFigura 21
  68. 68. 72 MANUAL DE CRIMINALÍSTICAMÉTODO DE LAS COORDENADAS CARTESIANASPara lograr una perfecta localización de un punto en el plano,se fijan otros mediante la medida de sus distancias normales a unabase común. La línea base común se denomina abscisa y las líneasque parten de ella hacia un punto determinado ordenadas. Cuandose desea fijar con mayor precisión el punto en cuestión, se puederealizar llevando al mismo dos ordenadas, partiendo cada una deellas de una base o abscisa diferente.Ejemplo:Figura 22Abscisa: ABEjemplo para el punto "1": abscisa Aa; ordenada laFigura 23Modelo de plano con aplicación del método de las coordenadas.
  69. 69. EL PROCESO DE LA INVESTIGACIÓN.:. 73Figura 24Ejemplo simple de plano horizontal o vista en planta.
  70. 70. 2,3 cm4 1/1 g44,3 cm3,6 cmE9 cm0,9 c3,3 cm —BAÑOCOCINAESCALERAIHABITACIÓN8,5cmREFERENCIAA- LÁMPARA DE PIEB- MESAC- MESAD- MESA T.V.E- SOFÁF- MESA RATONAG- BIBLIOTECAH- MESAI-CAMAJ- SILLAK- ARMARIO1-CUERPO(CARA PARA ABAJO)2- MANCHA DE SANGRE3-ARMA4- VAINA5-AGENDA6- ROPA RASGADA7-VAINA2,5 cm4 cm -2 8 cm• 1,2 cm9 cmHOMICIDIOEscala: 1 m. = 1,5 cm.105CM41.
  71. 71. CAPÍTULO IICADÁVERES ENTERRADOSDentro de la multitud de problemas que un investigador tieneque enfrentar en el escenario de un homicidio, existe otro que fun-ciona como agravante y es aquel en que la víctima ha sido enterra-da. Estos hechos por lo general no son comunes, pero tampoco sontan raros como para imposibilitar una instrucción y un entrena-miento especializados para su adecuado manejo.Es un hecho bien reconocido que los errores cometidos duran-te las investigaciones preliminares, especialmente en los casos dehomicidio, pueden muy bien ser fatales para la culminación exitosade la tarea emprendida.Aunque no haya dos casos o sucesos exactamente iguales, loshechos básicos se mantienen: el principal y quizás único testigo es-tá muerto y la investigación obliga a quienes la realizan a hacer usode todo el talento y entrenamiento que posean. Parte de estos doselementos debería estar dirigida hacia la preplanificación para lacrisis y el reconocimiento de la existencia de asistencia experta es-pecializada, a la que se puede recurrir para obtener ayuda.1. PREPLANIFICACIÓNEn el caso de cadáveres enterrados, la preplanificación deberíaincluir, además de todas las facetas administrativas del caso, un lis-

×