Your SlideShare is downloading. ×
Ensayo sobre fascismo.
Ensayo sobre fascismo.
Ensayo sobre fascismo.
Ensayo sobre fascismo.
Ensayo sobre fascismo.
Ensayo sobre fascismo.
Ensayo sobre fascismo.
Ensayo sobre fascismo.
Ensayo sobre fascismo.
Ensayo sobre fascismo.
Ensayo sobre fascismo.
Ensayo sobre fascismo.
Ensayo sobre fascismo.
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Ensayo sobre fascismo.

11,383

Published on

Published in: Travel, News & Politics
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
11,383
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Universidad Centroamericana 11 de diciembre de 2009 Facultad de Humanidades y Comunicación Carrera de Humanidades y Filosofía ÉTICA Lic. Napoleón Fuentes Estudiante: David Flores Espinoza EL FASCISMO “La humanidad está compuesta por múltiples de seres humanos de cerebro medio, de corazón medio, de rutina media. Pero, de pronto, bruscamente, en el cielo de una nación puede verse la estela fulgurante de un ser que se sitúa por encima de lo común. Y de pronto, el común de las gentes, que por lo general suelen poseer las mismas cualidades excepcionales de ese ser, pero en estado aletargado y atrofiado, al recibir el brillo de esa luz, se reaniman […] y corresponden a su pequeña escala, sintiendo sus vidas transformadas”. Degrelle, L, (1945), Almas ardiendo, (Líder fascista belga) El comunismo fue la primera revuelta totalitaria más grande del siglo XX en contra del estilo de vida liberal, el fascismo fue el segundo. Este (el comunismo) servirá como antecedente social del fascismo, de igual forma lo será el totalitarismo1 un estado contrario al liberal, según el diccionario de política (Bobbio, Norberto, 1991; 1574). Pero si bien, revisamos la historia de la filosofía, nos daremos cuenta que el fascismo tiene antecedentes ideológicos, parte de ideas de algunos filósofos que desde su pensamiento gestan el germen del Fascismo muchísimos años antes de que apareciera como régimen sociopolítico. Veamos los antecedentes filosóficos del Fascismo: • Nicolás Maquiavelo (1469-1527): abre la ruta ideológica hacia el “Estado Soberano Absoluto”. El poder legitimiza al Estado si es aplicado por un hombre capaz. • El Francés Jean Bodin (1530-96) y el Inglés Thomas Hobbes (1588-1679), vieron en diferentes grados la importancia de la soberanía absoluta del Estado. • Los alemanes Johann Fichte (1762-1814) y George Friedrich Hegel (1770-1831): -la colectividad nacional asume prioridad y rango absoluto-. • Oswald Spengler (1880-1936): confiaba en la necesidad de una élite aristocrática. • El francés Georges Sorel decía que la violencia era permitida si era ejecutada por un movimiento con una misión histórica. 1 Totalitarismo es el sistema político en el cual todas las actividades, todos los aspectos de la vida, sean de orden social, político, económico, intelectual, cultural o espiritual, se hallan subordinados a los intereses e ideología de los gobernantes. En este régimen, derechos y libertades no merecen ninguna consideración: perturban los propósitos del líder. Cualquier tipo de oposición o crítica al Estado y a la ideología de los gobernantes es reprimida y tildada de traición. En los totalitarismos, nada se puede poner en tela de juicio; la voz de la argumentación y de la crítica queda anulada frente al poder mediático de la organización totalitaria. 1
  • 2. • Gaetano Mosca (1858-1941) y Vilfredo Pareto (1848-1923): argumentaban que siempre ha habido una clase dirigente de unos pocos hombres que sostienen el poder y por lo tanto la sociedad esta organizada jerárquicamente. • Scipio Sighele (1868-1913) y Gustave Le Bon (1814- 1931) decían: “las multitudes obedecen emociones del subconsciente colectivo y no la racionalidad individual. • Friedrich Nietzsche (1844-1900): Es en este autor donde encontramos el fascismo como filosofía ante la vida. Sus obras Fascistas: El Anticristo se encuentra dentro de la tercera y definitiva fase de la filosofía de Nietzsche, inaugurada por Así habló Zaratustra y concluida con Ecce homo. (tres libros de corte fascista.) En esta etapa se afirma el estilo y el pensamiento de este vigoroso pensador alemán, y se perfilan con claridad constante sus temáticas pilares: -la muerte de Dios, la voluntad del poder, el eterno retorno y el superhombre; y, dentro de éstas, un profundo desprecio y enfrentamiento con las masas, las multitudes, el pueblo numeroso, que revelan desde su propia formulación la síntesis del pensamiento burgués en una etapa superior del desarrollo social-. Con lo anteriormente dicho sobre Nietzsche, no afirmamos que este haya sido el ideólogo del fascismo, pero es evidente que puso la primera gran piedra para su construcción. Gracias a filosofías como la de Nietzsche la actual burguesía no ha podido de ningún modo renunciar al fascismo; por el contrario, lo ha vuelto más sangriento y genocida que en la época hitleriana, lo ha hecho más sutil y endiabladamente hipócrita, a tal punto que bajo su pusilánime férula la humanidad ha sido degradada a niveles jamás alcanzados a o largo de su historia. (Cf. Virhuez Villafane) *** En Europa, Italia fue el primero en convertirse fascista en 1922, después Alemania en 1933. En Asia, Japón se hizo fascista en los años 30´s evolucionando gradualmente en instituciones totalitarias a partir de su propia herencia nativa. En el hemisferio oeste, un gobierno constitucional a medias de una oligarquía de hacendados fue destruido en Argentina en el año 1943 en una revuelta de jóvenes oficiales insatisfechos, y en su lugar una dictadura fascista fue subsecuentemente construida bajo el mando del General Perón, quien estableció una nueva forma de fascismo, durando hasta su derrocamiento. (Ebenstein, 1970; 125) El fascismo es la forma de totalitarismo que crece típicamente en las naciones económica y tecnológicamente más avanzadas, tales como Alemania e Italia en Europa y Japón en Asia. El fascismo es improbable que crezca en países si experiencia democrática, en tales sociedades, la dictadura puede estar basada en la armada, la burocracia o en el prestigio personal del dictador, pero carecerá del elemento del entusiasmo y apoyo de las masas lo que es característica del fascismo. Dice William Ebenstein que entre más violento y terrorífico sea el 2
  • 3. movimiento fascista más apoyo popular tiende a tener (Ebenstein, W. Today´s isms, 1970 pp. 121-150). En América Latina existieron numerosas dictaduras pero no fueron abiertamente fascistas con la excepción de Argentina. El fascismo es la organización totalitaria del gobierno y la sociedad, constituida en la dictadura de un sólo partido, intensamente nacionalista, racista, militarista e imperialista. Es debido a este aspecto, antes mencionado que podemos comprender como los dictadores fascistas dirigen una latente hostilidad de la gente en contra de enemigos reales o imaginarios. Es por ello que para Hitler la primera elección fueron los judíos como objeto de odio para la agresión alemana, después fue Gran Bretaña, continuando con los Estados Unidos de América, Churchill, Roosevelt, el bolchevismo, las iglesias. Y en un más reciente régimen fascista, el Peronismo en Argentina, el objeto de odio fueron el Imperialismo Norteamericano y los organismos financieros internacionales. (EBENSTEIN, TODAY´S ISMS, 1970 p. 121) EL RACISMO Hanna Arendt, en Los Orígenes del totalitarismo nos muestra un análisis sobre el origen del racismo “los orígenes del racismo se remonta al siglo XIX y se dio simultáneamente en la mayoría de los países europeos dedicados al expansionismo imperial, es decir que el racismo ha sido la ideología de todos los países imperialistas desde comienzos del siglo XX”. Desde la disputa por África, el aspecto racial era tema de discusión en lo que al liberalismo respecta. El pensamiento racial en Alemania no se desarrolló sino hasta la derrota del viejo ejército prusiano ante Napoleón. De 1792 a 1814 la Armada Revolucionaria Francesa invadió Alemania, los franceses ocuparon Munich. En 1805 Napoleón elige un gobernante para el reino de Baviera, el cual se compromete a estar con Napoleón en todas las guerras con una fuerza de 30,000 hombres. De esta manera Baviera se convirtió en vasallo absoluto de Francia. Este fue “El tiempo de la mas grande humillación de Alemania”. La cual es muy mencionada por Hitler. El racismo debe su aparición tanto a los patriotas prusianos, como al romanticismo político, más que a la nobleza y a sus portavoces. Contrastando con el género francés de pensamiento racial como arma para la guerra civil y para dividir a la nación alemana. El pensamiento racial alemán fue inventado según Arendt, como un esfuerzo por unir al pueblo contra la dominación extranjera, quienes crearon este mito no buscaron aliados más allá de las fronteras, sino que desearon despertar en el pueblo mismo una conciencia de origen común (El romanticismo político ha sido acusado de haber inventado el pensamiento racial). Otro aspecto tocado por Arendt, es el darwinismo el cual se conoció con un éxito abrumador, debido a que proporcionó sobre la base de la herencia las armas 3
  • 4. ideológicas para la dominación racial, como para la clasista y debido a esto pudo haber sido empleado tanto a favor como en contra de la discriminación racial. Los panmovimientos, el nacionalismo es la expresión de esta perversión del Estado en un instrumento de la nación y de la identificación del ciudadano con el miembro de la nación. Pangermanismo pertenece al nazismo; los panmovimientos predicaban el origen divino del propio pueblo en contra de la creencia judeo- cristiana en el origen divino del hombre. El hombre al pertenecer a un pueblo recibía su origen divino sólo indirectamente a través de su pertenencia a un pueblo, esto según los panmovimientos. Por esto el hombre sólo poseía un valor divino mientras perteneciera al pueblo que estaba diferenciado por su origen divino. *** El fascismo es entendido en su generalidad como un sistema de dominación que se caracteriza por una representación política monopólica, es decir de un partido único de masas, con organización jerárquica y con una tendencia de culto al jefe; aunando una exaltación de la colectividad nacional, despreciando los valores del individualismo liberal. Según Edda Saccomani, en el diccionario de política (Bobbio, Norberto, 1991; 616) existen diversos criterios para clasificar las teorías sobre el fascismo, los cuales son presentados en este orden: el cronológico, el político-ideológico, el disciplinar y el sistemático. Las teorías sobre el fascismo pueden dividirse en dos categorías, que son las teorías singularizantes y las teorías generalizantes. En la primera se recurre a los factores ligados a las particularidades de una determinada realidad nacional, rechazando así todo intento de generalización de un contexto histórico específico a otro. Por esto es importante destacar que el término fascismo es aplicable al movimiento político consolidado en Italia en los años que siguieron a la Primera Guerra Mundial y al tipo de régimen instaurado por dicho movimiento después de tomar el poder, haciendo que de cualquier otra forma sea impropia su aplicación a otros movimientos o regímenes asimilados de distinta manera a través de la utilización de sus esquemas analíticos. De una manera más sencilla, el fascismo se dio en Italia y los demás movimientos parecidos son sólo adaptaciones. En la segunda categoría las teorías que consideran al fascismo como un fenómeno supranacional, es decir a un poder superior a los gobiernos de cada nación y que ha tenido características análogas. Según los factores que se consideren varían la definición y el ámbito de aplicación del concepto. Un grupo social importante que se ha portado particularmente vulnerable a la propaganda fascista es el militar. Hasta en una fuerte y bien establecida democracia, los militares tienden a sobreestimar las virtudes de la disciplina y la unidad. Durante los primeros escenarios del nazismo en Alemania, la clase militar de esta nación, sino apoyó abiertamente a Hitler por lo menos mantuvo una actitud de benevolente neutralidad. Los más altos líderes alemanes sabían que una alta 4
  • 5. proporción de jefes nazis eran criminales y psicópatas, aún así ellos apoyaron el movimiento nazi como una militarización de la población alemana. Las causas inmediatas del éxito del fascismo son atribuidas generalmente al clima de fuerte inestabilidad social, política y económica creado en Italia, durante los primeros años de la posguerra, refiriéndonos a la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, el retraso del país, la ausencia de una autentica revolución liberal, la incapacidad de las clases dirigentes, unida a la arrogancia de una pequeña burguesía. Que había impedido la evolución del sistema político en un sentido moderno, habían sido terreno abonado para el fascismo, planteándose más en línea de continuidad que de ruptura, del sistema liberal. De aquí es de donde arranca un juicio reductivo del fascismo y de su potencialidad de expansión, que puede captarse a partir de los elementos existentes del fascismo, ya sea en las técnicas de gestión del poder, ya en el modo de organización del cuerpo social (las relaciones entre Estado y sociedad civil) es decir, la crisis surgida por el sistema liberal que afectó no sólo a Italia en el periodo comprendido entre las dos guerras mundiales, así como la alternativa ofrecida por el fascismo a dicha crisis. *** El caso del Fascismo alemán La mejor propaganda de los nazis según Hanna Arendt fue su política racial, “El racismo no era ni un arma nueva, ni un arma secreta aunque jamás se había utilizado con cabal coherencia”. (Arendt, 2002; 251) Alemania se encontraba a mediados del siglo XIX próxima a una Revolución Democrática Burguesa. De ahí en adelante se comenzó a manifestar la clase obrera combatiente y con ella su primer partido revolucionario. La Liga de los Comunistas, la liga le encargo a Karl Marx y a Fredrich Engels resumir en un manifiesto la concepción del mundo fundamentada por ellos. En 1848-1849 por temor ante la clase obrera, la burguesía no llevó a su término la Revolución Democrática Burguesa, traicionó al pueblo aliándose a la contrarrevolución, con el militarismo prusiano y los Junker (Terratenientes) Prusianos. Antes de 1871 el capitalismo en Alemania se había venido desarrollando muy lentamente pero de golpe dio un gran salto adelante. A la par con ese auge industrial, tuvo lugar la concentración de la producción en grandes monopolios que dominaban el conjunto de la economía. Lo importante de estos monopolios era conseguir colonias de donde poder sacar materias primas y rodearse de influencias. Pero había un pequeño problema, el mundo ya estaba repartido. Por este motivo la burguesía monopolista alemana y el militarismo prusiano estrechamente ligado necesitaban una redistribución del mundo a su favor. Debido a la alianza entre los Junker (Terratenientes) prusiano- alemanes reaccionarios y la burguesía monopolista ávida de conquistas, el 5
  • 6. imperialismo alemán era especialmente rapaz agresivo y peligroso. Ocasiono sufrimientos indecibles a la clase obrera alemana, al pueblo alemán en general y a otros pueblos. La 1ª Guerra Mundial 1914-1918 fue una brutal manifestación de ello. El pueblo alemán lo pago con 2 millones de victimas. La dictadura militar dificultó extraordinariamente la lucha contra la guerra imperialista. En estos años, los izquierdistas alemanes demostraron ser los verdaderos representantes de la clase obrera y del pueblo. Inspirados en Karl Liebknecht, Rosa Luxemburg, Franz Mehring, y Wilhelm Pieck; quienes explicaban a las masas el carácter imperialista de la guerra, el 2 de Diciembre de 1914 Karl Liebknecht, como único diputado del Reichstag voto en contra de la guerra ò aprobación de créditos de guerra. En las grandes acciones huelguistas de abril de 1917 y en la 1ª sublevación de los marinos alemanes el mismo año, se manifiesta, la gran voluntad de los obreros alemanes de poner fin a la guerra. Tomando como referencia a la gran Revolución Socialista de Octubre de 1917 la cual les sirvió de guía. La huelga de los millones de obreros de la industria armamentista en enero de 1918 en Alemania fue la señal de la inminente revolución que había de estallar en noviembre de 1918. Fue la 1ª Revolución de la clase obrera alemana contra el imperialismo y el movimiento revolucionario más grande en Europa después de la gran revolución Socialista de Octubre. La violencia revolucionaria era tan fuerte que a la primera embestida derrocó a la monarquía y al gobierno del Káiser, imponiendo además la terminación inmediata de la guerra. Durante el mes de noviembre de 1918 se precipito un cambio en el Imperio Federal Alemán. El rey fue depuesto por un motín originado en Munich, y el Consejo de Guerra decidió pedir un armisticio mientras el Káiser huía a Holanda. Tres civiles entre tanto fueron los encargados de realizar las conversaciones del alto al fuego. Mientras tanto los social-demócratas proclaman la Republica, la cual se convertiría en la oveja negra de los militares que comenzaban a hablar de traición. Alemania se volvió un caos, el paro y la miseria dominaban, la disciplina de la que tanto se enorgullecían, era la causante de todo esto. Aquella “Kadavergehosam” ò “rigidez como de cadáver” estaba privando a los alemanes de personalidad, manteniéndolos en una especie de sujeción que les hacía miserables, la pirámide jerárquica se había desmoronado y esos hombres que trabajaban con ordenes brutales que los animaban, quedaron sin defensa en manos de los agitadores. Debido a la traición de los dirigentes derechistas de la social democracia, tales como Ebert Hindenburg, Scheidemann y Noaske y la consiguiente división de la clase obrera y no existir un partido de lucha revolucionario, las masas no lograron extirpar las raíces políticas y económicas del imperialismo y el militarismo alemanes, por eso la reacción pudo acabar con la revolución. Sin embargo la clase obrera alemana impuso el establecimiento de una republica democrática 6
  • 7. burguesa y de derechos tales como el derecho general de sufragio, la libertad de coalición de reunión y de prensa. Para restablecer el orden, hubo que hacer un llamado a los militares. Ellos habían formado unas milicias que consistían en cuerpos de francotiradores o grupos de combate que no reconocían más jefes que a los superiores. Además de dominar las tentativas de insurrección, iban tomando el poder hasta conformar los orígenes del nuevo ejército alemán. En ese tiempo, los militares comenzaron a meterse en política y organizaron un servicio de acción psicológica llamados cursos de pensamiento cívico, animados por el general Roehm. A principios del verano de 1919, salio de esos cursos un personaje llamado Adolf Hitler, con las bases ya adquiridas de lo que sería en un futuro la doctrina Nacionalsocialista. En ese momento se habían sentado las bases del Nazismo. Los militares aliados con algunos grupos de los grandes empresarios, fundaron o sostuvieron células propagadoras de las ideas antidemocráticas, promovían el militarismo y revivían movimientos antisemitas. En septiembre de 1919, ingresa Adolf Hitler al Deutsch Arbeiter Partei (Partido Obrero Alemàn), y rápidamente toma el control de este. Con ayuda de Roehm en 1921 funda el National Sozialist Deutsch Arbeiter Partei (Partido Obrero Nacional Socialista) al cual se le habían anexado otras dos organizaciones. Gracias a una propaganda basada en brutales eslóganes, insistiendo hasta la saciedad en la leyenda de la traición de los “Criminales de Noviembre” inventada por los militares (Esta leyenda nació del complejo alemán de derrota a la 1ª Guerra Mundial. El Ejercito Alemán Imperial no era capaz de aceptar su capitulación, por el contrario comenzó a difundir la versión de un ejército militarmente invicto, pero victima de una traición. De esta manera nació la leyenda del “Dolchstoss”, es decir “puñalada en la espalda”). La organización creció rápidamente y formó un grupo de hombres rudos, destinado a imponer silencio por medio de la violencia a aquellos que se arriesgaban a oponerse. De esta época data la Sturm Abteilung (Sección de Asalto). Los militares fueron los principales reclutadores de la S.A. que Roehm convirtió en un verdadero ejército que pronto sobrepasaría en potencia y en número al ejército alemán. El ejército apoyaba a la S.A. a tal grado que en 1923 la S.A. entró en posesión de las armas secretas del ejército. Las teorías nazis suprimían toda libertad de prensa o de expresión, no reconocían la Constitución de Weimar, justificaban la fuerza y no toleraban los adversarios que atentaran contra el Estado. El Estado debía ser dirigido por una persona responsable y que consultara al pueblo por medio de plebiscitos, solo debe contar el interés nacional. El nazismo identificaba su partido con la patria, y para defender la patria todos los métodos eran buenos. A esto se le añadían los principios de racismo, y la superioridad de la raza germánica. 7
  • 8. “Con toda confianza podemos llegar al limite de la inhumanidad si con ello logramos la felicidad de nuestro pueblo” -Adolf Hitler- El 9 de noviembre de 1923, Hitler intentó tomarse el poder pero fue controlado. Hitler fue condenado a 4 años de prisión donde escribe Mein Kampf (Mi Lucha), pero al año siguiente fue liberado, entonces ya tenía muy claro que el poder se conseguía por medios políticos, o sea por medio de artificios que aparentan una completa legalidad. A pesar de que de 1924 a 1932 sufrieron continuas derrotas, los nazis comenzaron a infiltrarse en el poder minando el Estado y atrayendo nuevos adeptos entre los nuevos votantes. En 1932 es nombrado canciller un amigo del nazismo llamado Von Papen, y con el comenzó la escalada hacía el poder. Este quitó la prohibición de la S.A. y el uso del uniforme hitleriano que había sido prohibido anteriormente. La infiltración de elementos nazis en los altos cargos de la policía berlinesa originó, gracias a la limpieza realizada por el jefe nazi de la policía la formación de lo que unos años mas tarde se llamaría oficialmente la GESTAPO y la que sería uno de los brazos armados más importantes de Hitler. El canciller Von Papen destituyó a todos los republicanos que ocuparon cargos en el Estado y los reemplazó por nazis. En junio de 1932 los nazis barrieron en las elecciones y se convirtieron en el partido más fuerte, con más escaños en el Reichstag (Parlamento Alemán). El 30 de enero de 1933. Hitler es llamado a formar parte del nuevo gabinete, allí disolvió el Reichstag. EL CLERO-FASCISMO EL Clero-Fascismo2 es la combinación del principio católico Ultramontanista de infalibilidad papal y soberanía global, clericalismo (el poder invistió en el clero) y el principio fascista (la dictadura absoluta). Un gobierno clero-fascista está fundado económicamente en un "estado corporativo" y legalmente en un decreto papal o clerical dictatorial y la supremacía del derecho canónico. Como un movimiento político o una ideología, el Clero- Fascismo es cualquier cooperación positiva entre Clericalismo y fascismo; Tal cooperación es generalmente usada contra la amenaza común del Comunismo ateo internacional (' bolchevismo ' en la jerga clero-fascista) o movimientos de trabajadores algunas veces locales, añadiendo el aspecto religioso para el Clero- Fascismo. 2 El Clero-Fascismo o fascismo clerical es una ideología que combina las doctrinas políticas y económicas del fascismo con la teología o tradición religiosa. El término ha sido usado para describir a organizaciones y movimientos que combinan elementos religiosos con el fascismo, al apoyo a éste de las organizaciones religiosas o a regímenes fascistas en los que el clero jugó un papel directivo. Para el fascismo clerical católico, se usa a veces el término integrismo, aunque el integrismo católico puede tener puntos de desacuerdo con el fascismo. 8
  • 9. Hay una simetría prefabricada y penetrante y una simbiosis entre la Iglesia y los sistemas autoritarios. La iglesia es una jerarquía automática de orden y ejecución. Sus operarios son clérigos cuya autoridad se origina enteramente del Papa (como arzobispo de Roma). Toda orden es hacia abajo, toda autoridad y la responsabilidad hacia arriba. La encíclica papal juega el mismo papel que los decretos dictatoriales. La Iglesia de Roma se basa en un solo Líder infalible; Éste es el principio Ultramontanista católico que corresponde al principio Führer / Mussolini fascista. La Iglesia tiene una jerarquía de autoridades; El Papa, la Curia Romana y los creyentes. Como cualquier estado la Iglesia de Roma tiene un Ministro de Asuntos Exteriores, diplomáticos, Un Secretario de Estado, etc. La Iglesia tiene tratados formales y vinculantes, planes (concordatos) con los cuales se interconecta con otros gobiernos. Estos isomorfismos le permiten a la Iglesia Católica interactuar con entidades fascistas (o entidades de cualquier otra ideologíal); siendo esta la estructura hipotéticas y practica del Clero-Fascismo. El término 'Clero-Fascismo' (en alemán, Klerofaschismus) fue usado por Schuschnigg para describir su política. Dollfu usó el término antes de Schuschnigg para describirse a sí mismo. El Obispo Hudal adoptó este término tanto para el fenómeno austriaco en general como así también para si mismo. Hudal también recordó la descripción de Mussolini del gobierno austriaco en 1930 como "el sistema clerical Dollfu " Clero-Fascista fue usado en la prensa austriaca y en el discurso político popular durante 1930 para describir los populares movimientos austriacos combinando la encíclica Católica con el principio del Führer. En 1949 una publicación Comunista austriaco usó el término al referirse a Teodoro Innitzer, y advirtió sobre un Klosterreich o Monasterio Reich recurrente. El término Que Klerofaschismus abarca, pero que no está limitado a (1) la política social eclesiástica austriaca de Ignaz Seipel, Engelbert Dollfu, Kurt Von Schuschnigg, Alois C. Hudal y muchos otros, (2) Ustasha croata, (3) falangismo español y (4) a las políticas estatales de la iglesia fascista italiana de Benito Mussolini. Hudal señala que Pio XI había sido inspirado por El Clero-Fascismo turco de Kamal Ataturk, el cuál Hudal lo llama Kamalism.' Austria, Croacia, Eslovaquia, España, Portugal, Vichy Francia e Italia fueron literalmente Estados Clero-fascistas antes y/o durante la II guerra mundial. El Primer Volpetch Tuka de Eslovaquia dio su definición de Clero-Fascismo el 28 de agosto de 1940, cuando anunció, "el Sistema gubernamental de Eslovaquia en el futuro será una combinación de nazismo alemán y Catolicismo Romano" Los críticos - como Karlheinz Deschner, historiador de política exterior papal, utilizan el término ' Clero-Fascismo, ' (o ' fascismo clerical ' de Leo H. Lehmann) en un sentido técnico, reflejando su diferencia del fascismo puro, como por ejemplo el Nacional Socialismo Alemán. Kurt von Schuschnigg aclara el papel de la ecíclica Quadregisimo Anno para su Clero-Fascismo austriaco: 9
  • 10. "La orientación de esta encíclica Papal fue reconocida en Austria como las directivas y este reconocimiento encontró expresión en el intento de crear un estado "corporativo". Las corporaciones han sido incorporados en la estructura de la constitución de tal manera que sus representantes libremente elegidos se sientan en el Consulado Económico Federal, y tienen, además, un punto de vista predominante en la cita del Consulado Provincial y Consulados Municipales...Nuestra tarea fue reemplazar una constitución escrita con un instrumento nuevo, escrito y constitucional. Esto servirá para liquidar al parlamentarismo democrático que debido a nuestras condiciones especiales, había resultado ser incapaz de servir al país en su hora de necesidad y sin emitir ni una palabra o fundamento sustentable para el estado. Así fue como Austria se transformó en un estado "corporativo" con un liderazgo autoritario” Por ello, la constitución austriaca fue rescrita para seguir las políticas sociales de la encíclica de Pio XI. Esta encíclica obligó a todas las empresas capitalistas, o corporaciones, a convertirse en miembros de una burocracia horizontal, vertical y estatal; La libre empresa se transformó en inconstitucional. Hay así sólo un “estado corporativo.” El Consejo de Administración es libremente elegido dentro de este corporativismo estatal, pero no existe estructura democrática para garantizar la libre empresa. Hay propiedad privada y afán de lucro, pero ninguna libre empresa. Ambos Quadregisimo Anno y Mein Kampf utilizan la misma inspiración; El "Estado corporativo" Clero-fascista de Il Duce Benito Mussolini. Pío XI declaró que esta encíclica "pintó la imagen de la condición corporativa fascista con toques compasivos" Y el 31 de junio de 1931, el Papa Pío XI nos asegura en Osservatore Romano, "en la encíclica Quadragesimo anno todo el mundo fácilmente puede reconocer un signo de atención bienintencionada para el comercio de Italia y las entidades corporativas" El 15 de septiembre, de 1933, el Reichspost católico de Vienna además imprimió un telegrama del Papa Pío XI para ' moderar al' dictador Clero-fascista de Engelbert Dollfu, expresando su "placer especial ... por la valoración de la encíclica" Poco despues, el 1 de mayo, de 1934, Austria adoptaba una constitución nueva basada en esta encíclica. La visión compartida de las condiciones políticas futuras uniendo al Clero-fascismo y a los estados fascistas fue de una Confederación Católica a lo largo de los margenes del Río Danubio. (De Croacia hasta Austria, Eslovaquia y Alemania); se llamó "los Ajes”, “Confederación del Danubio," “Triple Alianza” ", “Sacro Imperio Romano Reconstruido”, “Confederación Intermarrium”, “Imperio Hamburgo Reconstituido" o más enigmáticamente, "la question de Europa Central”. En algunos estados Cleros-Fascistas, el Jefe de Estado es un dictador fascista y un oficial de la Iglesia (Seipel, Slovakia Tiso de Austria y Tuka), pero ni Schuschnigg ni Dollfu, por ejemplo, fueron clérigos. Austria bajo Schuschnigg y Dollfu fue un Clero-fascismo por Constitución. Los Estados Clero-Fascistas constitucionales adoptan la ley canónica católica papal encíclica y romana como ley constitucional nacional. Austria hizo eso en 1934. Pero un Clero-Fascista 10
  • 11. también puede basarse en el decreto autocrático de un dictador que oficialmente o extraoficialmente es llevado como un profeta religioso o un personaje. Franco el Caudillo, Pavelic el Poglavnik y II Duce Mussolini todos tienen algún aspecto extraoficial de profeta religioso, pero algunos de lo más anticlericales del NSDAP (por ejemplo Rosenberg) habían visualizado una iglesia alemana nórdica Volk con Hitler como el único Profeta. La vista compartida del fascismo-religioso es la demonización de los bolcheviques y los trabajadores. El clericalismo considera al marxismo su archí enemigo, porque el materialismo científico metódicamente y concretamente critica cada elemento de la religión y al clero: El fascismo ve su némesis en el marxismo, porque el fascismo es una defensa de mala fe del capital en contra del trabajo. El Clero-Fascista dice promover la causa del "trabajador" pero siempre subordina los intereses de la clase trabajadoras al capital. Innitzer dijo ser un hombre de los pobres, pero el gobierno de Schuschnigg violentamente reprimió la insurrección de trabajadores de oficina en 1934 y después Innitzer defendió la masacre. El clericalismo también mantiene una relación de mala fe con el capital, predica en contra del materialismo de la sociedad capitalista pero busca estar totalmente involucrado en la economía. El clericalismo trata de tapar su mala fe hacia el capitalismo mediante el antisemitismo: Los judíos han estropeado al capitalismo introduciendo un materialismo satánico en la sociedad civil, tal como los judíos juegan un papel diabólico en el Nuevo Testamento. Los fascistas usan antisemitismo para obscurecer su mala fe, también, el trabajador Bolchevique es “un judío internacional”, como Henry Ford dijo, quien es a la vez el protagonista y el antagonista del capital. El Clero-Fascismo es distinguible del fascismo puro. En estado puramente fascista el clero existe separadamente, y en un papel subordinado al partido político fascista o el clero no existe del todo. Clero-Fascismo presupone la existencia de un clero, esto es más o menos idéntico con un elemento fascista. En Croacia el clero y Ustasha, por ejemplo, construyeron un orden paralelo y estructuras organizativas verticales y cuasi-horizontales. Durante la guerra Alemania, sin embargo, permaneció puramente fascista y no fue ni literalmente ni figurativamente un Estado Clero-fascista. Mientras una gran parte de los clérigos alemanes, incluyendo el primer ministro alemán, el embajador alemán en Roma, el Nuncio Apostólico en Berlín, el Rector de la Universidad Alemana en Roma y muchos otros, apoyaron abiertamente una ideología que fue Clero-fascista en el sentido más estricto. El Concordato Reich El Concordato del Reich es, hasta cierto punto, un contrato diplomático y legal Clero-fascista entre la Santa Sede y Alemania. Los treinta y tres artículos 11
  • 12. principales son ' ordenanzas Clero-fascistas ' en el sentido mas estricto de la palabra. El Vaticano ciertamente creyó que había firmado otro Concordato Clero- fascista, ciertamente, la madre de todos los Concordatos Clero-fascistas. El 26 y 27 de julio de 1933, los pronunciamientos oficiales aparecieron en el Osservatore Romano hacia una explicación y una valoración del Reich Concordat. "...El Codex Juris Canonici es la fundación y la base legal del Concordat " Como este documento demuestra, el Vaticano sabia que el lenguaje legal del Concordato ataba legalmente a Alemania a un reconocimiento pleno de la ley canónica; Ciertamente, el Vaticano interpretó el Concordato del Reich como un reconocimiento oficial de la ley canónica Católica (formalizado por Gasparri y Pacelli en 1918) por Berlín, en vez de un reconocimiento oficial del Tercer Reich por Roma. Pacelli quería crear un acuerdo Berlín-Vaticano Clero-fascista. En una fecha desconocida en 1935, el anterior Reich, el Canciller alemán Heinrich Brüning dijo a Count Harry Kessler "Detrás del contrato [el Concordato del Reich] con Hitler no se encontraba el Papa, pero si la burocracia Vaticana y su líder Pacelli. Ellos Visualizaban un estado autoritario y una Iglesia autoritaria dirigida por la burocracia Vaticana, los dos haciendo un vínculo eterno entre si. Por esa razón, grupos del parlamento católico, como el Centro en Alemania, eran un obstáculo para Pacelli y sus hombres, y fueron abandonados sin pensar dos veces, en varios países. El Papa no compartía estos puntos de vista". El Clero-Fascismo, sin embargo, no es meramente una versión religiosamente diluida o una versión más acogedora o más santa del fascismo: el Clero- Fascismo engendra gran cantidad de crímenes de guerra parecidos o peores que aquellos cometidos por el Tercer Reich. Los gobiernos Clero-fascistas típicamente emplean a tropas de asalto elite y/o las milicias para combatir a movimientos de trabajadores. El régimen de Schuschnigg mantuvo un campo de concentración en Wöllersdorf para sus adversarios, de la misma forma que los campos de Jasenovac eran comandados por sacerdotes. Los campamentos croatas horrorizaron aun a Heydrich y Himmler. Italia y España nombraron a un gran número de sacerdotes entre sus criminales de guerra, como tambien lo hizo Ucrania. Schuschnigg escribió sobre el Prelado Dictador Seipel y su milicia fascista católica” "...La Milicia Heimwehr fue el primer movimiento que habló de sobrepasar las formas engañosas del sistema democrático austriaco y que más allá inscribió en sus estandartes la determinación de hacer la guerra contra un exagerado parlamentarismo. Tambien representaron con considerable vigor la idea de un estado corporativo, sin embargo la idea no fue claramente pensada o establecida definitivamente. Precisamente con respecto a la reforma de la sociedad, el Heimwehr se encontró con un defensor elocuente en la persona de Ignaz Seipel, 12
  • 13. quien dedicó los últimos años de su vida para implementar esta reforma mediante las directivas de la encíclica Papal Quadregisimo Anno...." BIBLIOGRAFÍA Fuentes Impresas: 1. Ebenstein, W, (1970) TODAY´S ISMS, PRENTICE-HALL, INC, 125-150 pp. 2. Bobbio, N; et al, (1991), Diccionario de Política, Ed. Siglo XXI, 616-626 pp. 3. Arendt, H, (2002), Los origines del Totalitarismo, vol. 2 Imperialismo, Ed. Alianza, 251-344 4. Equipo NITLAPAN. (2009). Los legionarios de Cristo un fruto podrido, Revista Envío, 327, 41-49. 5. HISTORIA UNIVERSAL SIGLO XX (1900-1945); Instituto Gallach; Barcelona, España, Grupo Editorial Océano. 6. Fernández, A, (1996), Historia Universal – Edad Contemporánea, Ed. Vicens Vives, Vol. IV, Madrid. Fuentes Digitales: 1. Virhuez Villafane, R, (2008), BREVIARIOS, “El anticristo” de Nietzsche y el fascismo inevitable. Recuperado el 06 de diciembre de 2009 de: http://virhuez-1.blogspot.com/2008/01/el-anticristo-de-nietzsche-y-el.html 2. Filópolis, Los totalitarismos del siglo XX: ¿están muertos?, (2009), Recuperado el 06 de diciembre de 2009 de: http://www.xtec.cat/~lvallmaj/preso/totalit2.htm 3. Whitlock, G, (2002), Herencia Cristiana, ¿Que es el Clero-Fascismo?, Recuperado el 06 de diciembre de 2009 de: http://www.herenciacristiana.com/clerofascismo.html 4. Historia Universal Tomo 2, Ed. Cartago de México, 1983 37-47 pp. Recuperado el 06 de diciembre de 2009 de: http://usuarios.lycos.es/christianlr/01d51a93b410e5819/01d51a94560b96f0 3.html 13

×