Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
Santo rosario (Misterios de Luz)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Santo rosario (Misterios de Luz)

  • 685 views
Published

Es probable que mañana día de la Inmaculada tengáis necesidad, interés, ganas de rezar el Santo Rosario. Subo los Misterios de Luz en ppr.

Es probable que mañana día de la Inmaculada tengáis necesidad, interés, ganas de rezar el Santo Rosario. Subo los Misterios de Luz en ppr.

Published in Spiritual
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
685
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
8
Comments
0
Likes
1

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Vamos a rezar el Santo Rosario…
    • Seguiremos a San Ignacio de Loyola antes de comenzar cada una de las meditaciones del Santo Rosario:
    • 1º Ponerse en la presencia de Dios. Actualizarla en el Sagrario, en el Crucifijo, en alguna estampa...El Rosario mismo puede servir al propósito
    • 2º Oración preparatoria fundamentada en estas ideas de San Ignacio: "Que todas mis intenciones, acciones y operaciones sean puramente ordenadas en servicio y alabanza de su Divina Majestad"
    • 3º Composición de lugar: representar vivamente con la imaginación el misterio que se va a meditar o contemplar; o algo sensible a modo de imagen o símbolo si la idea es más abstracta
    • 4º Petición: formular una petición relacionada con el objetivo que nos proponemos con la meditación o contemplación de cada misterio
    “ Padre, líbranos de todo mal – con tu Santa Sabiduría, Señor, sálvanos de todo pecado. En nombre de todos cuantos te queremos, Señor, llévanos por el camino del bien. Amén” .
  • 2. El Santo Rosario. La cruz mística de Tierra Santa Primer misterio de dolor La oración en el huerto Quinto misterio de dolor La crucifixión del Señor Quinto misterio de luz La institución de la eucaristía Primer misterio de luz El bautismo del Señor Quinto misterio de gozo El niño Jesús perdido y encontrado en el templo Primer misterio de gozo La Encarnación del Señor Primer misterio de gloria La resurrección del Señor Quinto misterio de gloria La entronización de la Virgen María
  • 3. 1º DE GOZO 3º DE GOZO 5º DE GOZO 1º DE DOLOR 3º DE DOLOR 5º DE DOLOR 1º DE GLORIA 3º DE GLORIA 5º DE GLORIA 1º DE LUZ 3º DE LUZ 5º DE LUZ
  • 4. El Santo Rosario. La cruz mística de Tierra Santa Primer misterio de dolor La oración en el huerto Quinto misterio de dolor La crucifixión del Señor Quinto misterio de luz La institución de la eucaristía Primer misterio de luz El bautismo del Señor Quinto misterio de gozo El niño Jesús perdido y encontrado en el templo Primer misterio de gozo La Encarnación del Señor Primer misterio de gloria La resurrección del Señor Quinto misterio de gloria La entronización de la Virgen María
  • 5. Rezamos el Rosario con Gloria
    • When she arrives at Children's Hospital & Regional Medical Center in Seattle, they watch an old family video of a Catholic pilgrimage to Lourdes, France. Kristen sings a song called "The Magnificat," a Christian favorite, near the end of that trip. The parents smile and reminisce as Gloria sleeps.
    • A few minutes past 6 a.m., they fall asleep. When they awaken, their child is gone.
  • 6. Oh, Virgen mía, Oh, Madre mía, yo me ofrezco enteramente a tu Inmaculado Corazón y te consagro mi cuerpo y mi alma, mis pensamientos y mis acciones. Quiero ser como tú quieres que sea, hacer lo que tú quieres que haga. No temo, pues siempre estás conmigo. Ayúdame a amar a tu hijo Jesús, con todo mi corazón y sobre todas las cosas. Pon mi mano en la tuya para que esté siempre contigo. Amén.
  • 7. La armadura de Dios Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.  Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con verdad, y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; “ San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla; contra las maldades y las insidias del diablo sé nuestra ayuda. Te lo rogamos suplicantes: que el Señor lo ordene! Y tú, príncipe de las milicias celestiales, con el poder que te viene de Dios, vuelve a lanzar al infierno a Satanás y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para perdición de las almas.” Leer el Salmo 91 y la coronilla de los Ángeles
    • Salmo 91
      • 1 El que habita al abrigo del Altísimo
      • Morará bajo la sombra del Omnipotente.
      • 2 Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;
      • Mi Dios, en quien confiaré.
      • 3 El te librará del lazo del cazador,
      • De la peste destructora.
      • 4 Con sus plumas te cubrirá,
      • Y debajo de sus alas estarás seguro;
      • Escudo y adarga es su verdad.
      • 5 No temerás el terror nocturno,
      • Ni saeta que vuele de día,
      • 6 Ni pestilencia que ande en oscuridad,
      • Ni mortandad que en medio del día destruya.
      •  
      • 7 Caerán a tu lado mil,
      • Y diez mil a tu diestra;
      • Mas a ti no llegará.
      • 8 Ciertamente con tus ojos mirarás
      • Y verás la recompensa de los impíos.
      •  
      • 9 Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza,
      • Al Altísimo por tu habitación,
      • 10 No te sobrevendrá mal,
      • Ni plaga tocará tu morada.
      •  
      • 11 Pues a sus ángeles mandará acerca de ti,
      • Que te guarden en todos tus caminos.
      • 12 En las manos te llevarán,
      • Para que tu pie no tropiece en piedra.
      • 13 Sobre el león y el áspid pisarás;
      • Hollarás al cachorro del león y al dragón.
      • 14 Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré;
      • Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.
      • 15 Me invocará, y yo le responderé;
      • Con él estaré yo en la angustia;
      • Lo libraré y le glorificaré.
      • 16 Lo saciaré de larga vida,
      • Y le mostraré mi salvación.
    •  
  • 8. SANTO ROSARIO
    • Misterios de luz. Jueves.
    “ Siguiéndola, no te descaminas; rogándola no te desesperas; pensando en Ella no te equivocas; teniéndote Ella no caes; protegiéndote Ella no temes; guiándote Ella no te fatigas; siéndote Ella propicia llegas (al puerto deseado)”. ¡Oh hermosa estrella mía! Yo quiero siempre seguirte, que tú me alegras y aseguras con tus suavísimos resplandores. No te me ocultes nunca, Señora, porque entonces me perderé. Más todavía: llévame de la mano como una madre a su pequeñuelo; porque madre mía eres, aunque soy indigno de ser tu esclavo. No te desdeñarás de tomar esta mano tan sucia; porque aunque tan limpia, eres madre de pecadores.
  • 9. Voz que grita en el desierto: Preparad el camino al Señor; allanad sus senderos; Todo valle será rellenado y toda montaña o colina será rebajada; Los caminos tortuosos se enderezarán y los ásperos se nivelarán. Y todos verán la salvación de Dios. Lc 3, 4-6 Desierto de Judea. Inmediaciones del emplazamiento del bautismo del Señor. Jesús mío, ¡Te amo sobre todas las cosas! Por amor a Ti, me arrepiento de todos mis pecados. Me duelen también los pecados de todo el mundo. ¡Oh Amor misericordioso!, en unión con nuestra Madre Santísima y con su Corazón Inmaculado, Te suplico a Ti perdón de mis pecados y de todos los pecados de los hombres, mis hermanos, hasta el fin del mundo! ¡Mi amable Jesús!, en unión a los méritos de tus Sagradas Llagas, ofrezco mi vida al Eterno Padre, según las intenciones de la Virgen Santísima Dolorosa. ¡Virgen María, Reina del Universo, Intercesora de la Humanidad y esperanza nuestra, ruega por nosotros! 
  • 10. Primer misterio: El bautismo del Señor Capilla del bautismo del Señor a orillas del Jordán. Restos del siglo I d. C.
  • 11.
    • Soy yo el que necesito que tú me bautices, y ¿Eres tú el que viene a mí?
    • Jesús le respondió:
    • Deja eso ahora; pues conviene que cumplamos lo que Dios ha dispuesto.
    • Entonces Juan accedió. Nada más ser bautizado, Jesús salió del agua y, mientras salía, se abrieron los cielos y vio al Espíritu de Dios que bajaba como una paloma y descendía sobre Él. Y una voz que procedía del cielo decía:
    • Este es mi Hijo amado, en quien me complazco.
    • Mt 3, 14-17
    • Lugar del bautismo del Señor.
  • 12. Monte de las tentaciones Ruinas del Palacio de Herodes Jericó Entonces el Espíritu llevó a Jesús al desierto, para que el diablo lo pusiera a prueba (Mt 4, 1) Tras su bautismo, Jesús se retira para ser tentado y vencer a la tentación. Oración y ayuno son sus armas. También, las nuestras. Rezamos un padrenuestro, diez avemarías y el gloria.
  • 13. Así pues, ¿renunciáis a Satanás, esto es: al pecado como negación de Dios; al mal como signo del pecado en el mundo; al error, como ofuscación de la verdad; a la violencia, como contraria a la caridad, al egoísmo como falta de testimonio del amor?   Sí, renunciamos.   ¿Renunciáis a sus obras, que son: vuestras envidias y odios; vuestras perezas e indiferencias; vuestras cobardías y complejos; vuestras tristezas y desconfianzas; vuestras injusticias y favoritismos; vuestras faltas de fe, de esperanza y de caridad?   Sí, renunciamos.   ¿Renunciáis a todas vuestras seducciones, como pueden ser: creeros los mejores, únicos y poseedores de la verdad, creeros que ya estáis convertidos del todo, y perderos en las cosas (medios, instituciones, reglamentos) en lugar de ir a Dios?   Sí, renunciamos.
  • 14. Segundo misterio: La boda de Caná Iglesia del Milagro Kfr Kanna
  • 15. Igesia de las bodas de Caná
  • 16. Haced lo que Él os diga Jn 2, 5 (Rezamos un padrenuestro, diez avemarías y un gloria)
  • 17. Tercer miste Tercer misterio: La proclamación del reino Dichosos los pobres en el espíritu porque suyo es el reino de los cielos (Mt 5,3) Iglesia de las Bienaventuranzas
  • 18. Monte de las Bienaventuranzas Primado de Pedro / Lugar del milagro de los panes y los peces Cafarnaún Yo te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y prudentes y se las has dado a conocer a los sencillos (Mt 11, 25) Lugares de la actividad pública de Jesús
  • 19. Cafarnaún
    • Es el lugar donde los evangelios recogen más actividad de Nuestro Señor.
    • Siguiendo las descripciones de Egeria en la Peregrinatio, los franciscanos adquirieron una península de terreno en el extremo occidental norte del Mar de Galilea. El P. Corbo inició las excavaciones a principios del siglo XX corroborando la autenticidad del lugar.
    • Arriba: Domus Ecclesia de la segunda mitad del siglo I, ampliada en el siglo IV y descrita por Egeria como la casa de San Pedro.
    • Abajo: Inmediaciones de la casa del centurión. Señor, yo no soy digno de que entres en mi casa pero una palabra tuya bastará para sanarme (Mt 8, 8)
  • 20. Rezamos un padrenuestro, diez avemarías y el gloria. Cafarnaún (proximidades de la Sinagoga)
  • 21. Cuarto misterio: La transfiguración del Señor Monte Tabor, Basílica de la transfiguración
  • 22.
    • Seis días después, tomó Jesús consigo a Pedro a Santiago y a sus hermano Juan, y los llevó a un monte alto a solas. Y se transfiguró ante ellos. Su rostro brillaba como el sol y sus vestidos se volvieron blancos como la luz. En esto, vieron a Moisés y a Elías que conversaban con Jesús. Pedro tomó la palabra y dijo a Jesús:
    • Señor, ¡ Que bien estamos aquí ! Si quieres hago tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.
    • Mt 17, 1-4
    • Galilea desde el Monte Tabor
  • 23. El Monte Tabor y la basílica de la transfiguración
    • En el episodio de la transfiguración, Nuestro Señor, sabiendo que su dolorosa pasión estaba cerca, quiso mostrar a los apóstoles un adelanto de la gloria, para hacerles más llevaderos los días que habrían de venir, por eso, les pidió que no revelaran lo que habían visto hasta su resurrección.
    • Ciertamente, el Monte Tabor es hoy en día un lugar donde el anticipo de la resurrección se hace muy presente.
  • 24. Naim, lugar de la resurrección del hijo de la viuda. Al fondo el Monte Tabor. Jesús transfigurado nos muestra que el pecado y la muerte serán vencidos. En Naim realiza un milagro con idéntico significado. Tengamos fe, pues obra milagros. Rezamos un padrenuestro, diez avemarías y el gloria. Fe pura, con que no hagas caso apenas de lo sensible y lo extraordinario; fe viva y animada por la caridad, con que no hagas tus acciones sino por motivo de amor puro; fe firme a inquebrantable como una roca, que te hará permanecer firme y constante en medio de las borrascas y tormentas; fe activa y penetrante, que, como llave misteriosa, te dará entrada en todos los misterios de Jesucristo, en los destinos últimos del hombre y en el Corazón del mismo Dios; fe valerosa, que te hará emprender y llevar a cabo cosas grandes por Dios y por la salvación de las almas. San Luis de Montfort.
  • 25. Quinto misterio: La institución de la eucaristía Capilla del Cenáculo.
  • 26. Yo os aseguro que si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre no tendréis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día. Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi sangre y bebe mi sangre vive en mí y yo en el (Jn 6, 53-55) Peregrinos conmemorando este pasaje evangélico en la sinagoga de Cafarnaún.
  • 27. Sinagoga de Cafarnaún
    • Vemos los restos de la sinagoga del siglo I d. de C, edificada por el centurión (Lc 7, 5) en la que predico Jesús, y sobre los mismos la de estilo helenístico-romana edificada en el siglo V y que Egeria no llego a conocer.
    • ¿Por qué edificar una sinagoga tras la proclamación del cristianismo como única religión oficial? Los arqueólogos de la custodia franciscana consideran que es en realidad una iglesia, habiéndose respetado la planta de la primera sinagoga por la importancia del discurso eucarístico del “pan de vida”.
  • 28. Peregrinos celebrando la sagrada eucaristía en el Monte de las Bienaventuranzas Rezamos un padrenuestro, diez avemarías y el gloria
  • 29. María, madre e hija de Dios, esposa del espíritu santo, templo de la nueva alianza, ruega por mí. Monte Carmelo.
  • 30. Oración de Ofrecimiento de Vida   Mi amable Jesús, delante de las Personas de la Santísima Trinidad, delante de Nuestra Madre del Cielo y toda la Corte celestial, ofrezco, según las intenciones de tu Corazón Eucarístico y las del Inmaculado Corazón de María Santísima, toda mi vida, todas mis santas Misas, Comuniones, buenas obras, sacrificios y sufrimientos, uniéndolos a los méritos de tu Santísima Sangre y tu muerte de cruz: para adorar a la Gloriosa Santísima Trinidad, para ofrecerle reparación por nuestras ofensas, por la unión de nuestra santa Madre Iglesia, por nuestros sacerdotes, por las buenas vocaciones sacerdotales y por todas las almas hasta el fin del mundo. Recibe, Jesús mío, mi ofrecimiento de vida y concédeme gracia para perseverar en él fielmente hasta el fin de mi vida. Amén.   
  • 31. El Santo Rosario y el Escapulario
    • A este propósito, la Hermana Lucía, en una entrevista concedida el 15 de Agosto de 1950 al R. P. Howard Rafferty, O.C.D., confirmó esa visión y que la Virgen quería que el Escapulario fuera tomado como parte del mensaje, añadiendo:  "ahora el Santo Padre lo ha afirmado así al mundo entero, diciendo que el Escapulario es signo de consagración al Inmaculado Corazón. (...). El Rosario y el Escapulario son inseparables"
    • Al sernos impuesto el Escapulario nos consagramos a la Virgen y elegimos, así,  "el camino fácil, corto, perfecto y seguro para llegar a la unión con Nuestro Señor, que es en lo que consiste la perfección del cristiano" .
    • Así lo practicaron y enseñaron los santos, particularmente San Luis María Grignion de Montfort, y lo expresó Ella misma en Fátima. Y a través de la voz de sus pastores, la Iglesia lo reafirma, como lo hizo recientemente Juan Pablo II recordando a Pío XII:  "la forma más auténtica de devoción a la Virgen Santísima, expresada mediante el humilde signo del Escapulario, es la consagración a su Corazón Inmaculado" .