Viaje al país de las palabras

1,604 views
1,414 views

Published on

Está por revisar, pero puede servir para intentar ver la Lengua desde una perspectiva concreta.

Published in: Education
1 Comment
5 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
1,604
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
6
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
1
Likes
5
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Viaje al país de las palabras

  1. 1. VIAJE AL PAÍS DE LAS PALABRASINTRODUCCIÓN A LA LINGÜÍSTICA FANTÁSTICA PARA INTERESADOS POR EL ESPAÑOL © cosasdegente - 2012 1
  2. 2. ÍNDICE Voy conociendo a las palabras ................................................................................. 3 Conflicto entre las cuatro caras de las palabras....................................................... 5 Por fin las cuatro caras se ponen de acuerdo .......................................................... 11 Unos ejemplos que demuestran que las cuatro caras no se pueden separar ............................... 13 Lo que sé de la Reina, su Primer Ministro y el Gobierno ........................................ 15 En casa de la expresión ............................................................................................ 21 El trabajo de las palabras ......................................................................................... 35 ¡La de cosas que me contaron la significación y LA SEMÁNTICA .............................. 43 El ADN de las palabras ............................................................................................ 47 Células especializadas.............................................................................................. 49 Curiosidades del signo lingüístico ........................................................................... 53 Palabras vistas al microscopio ......................................................................................... 57 Los cuatro componentes del signo lingüístico en el mensaje .................................................. 58 ¡Cómo cambian las cosas! ....................................................................................... 59 La lengua (más) madre ............................................................................................ 65 Palabras artistas, científicas, periodistas... (palabras compañeras y amigas) ................... 69 Cómo son las ciudades de las palabras .................................................................... 71 Museos, archivos, bibliotecas y academias ............................................................. 73 LA LENGUA y las lenguas .......................................................................................... 75 Un poco de historia .................................................................................................. 79 Unos detalles sobre los idiomas ............................................................................... 83 Y, como siempre, la comunicación y la información .............................................. 87 Cómo llegar al país de las palabras .......................................................................... 952
  3. 3. VOY CONOCIENDO A LAS PALABRAS Yo he viajado al país de las palabras. ¡Qué viaje tan emocionante! ¿Por qué digo tanemocionante?, pues porque las palabras son seres interesantísimos... y, a continuación, meexplico (pero hay tantas cosas que querría contar de las palabras que conocí, que no sé pordónde empezar). Cuando llegué al país de las palabras, me rodearon por todas partes (eso es algo quelas palabras hacen siempre que alguien llega a su país) pero sin molestarme para nada, paranada; al revés: todas eran amabilísimas y sólo querían ponerse a mi disposición para todo loque necesitara. Por cierto, en seguida tuve la impresión de que a algunas palabras era como silas conociera de toda la vida; con otras, en cambio, me sentía completamente fuera de juego:las encontraba totalmente extrañas, como si fueran de otro planeta, vamos. Esto me pasabasobre todo cuando me encontraba con palabras viejísimas y con otras recién nacidas; tambiénhabía algunas de las que no podría decir su edad pero que igualmente me llenaban deperplejidad (lo mismo no conectaba con ellas por otros motivos y no por sus años); las que deverdad me resultaban familiares eran aquellas que eran más o menos de mi época; con esasme relacionaba de inmediato sin ninguna dificultad. Desde luego, las palabras llaman la atención por su aspecto, pero, sobre todo, por unrasgo curiosísimo que les da una personalidad muy especial: las palabras a veces son planas yotras veces son tridimensionales, envolventes... (Ya he dicho que son seres muy especiales y,desde luego, encantadores). Las palabras son como cuadrados o como naranjas de cuatro gajos... No, no, no: laspalabras son como cabezas con cuatro caras; en realidad es que, como decía arriba, sepueden presentar de estas maneras: planas o esféricas, y por eso son como cabezas con cuatrocaras (¿te imaginas una cabeza con cuatro caras?). Esto de tener cuatro caras en ocasioneses conflictivo porque cada cara quiere destacarse sobre las otras y llegan incluso a discutirpor la importancia que tiene cada una y que la hace considerarse superior a las demás. Una de las “caras” de las palabras es la que las presenta, la que hace que nos demoscuenta de que están ahí; a esa cara, las palabras la llaman su expresión; esaexpresión está hecha de “ruiditos”, de sonidos más o menos marcados yenvolventes con los que incluso se puede cantar; y otra cosa: las palabraspresumen de que esos ruiditos pueden ser dibujados, decorados, pintados, esculpidos... y,desde luego, algunas, así, quedan guapas, guapas de verdad (pero bastante planas, eso escierto). 3
  4. 4. Otra de las “caras” que tienen es la que les da solidez, les da una forma hecha yderecha, aunque algunas palabras se copian las unas de las otras... como si se disfrazaran, yno se sabe bien si son unas o son otras: arman unos líos gordos, gordos; peroellas dicen que es fácil distinguirlas, que sólo hay que fijarse en los detalles... Nosé; yo he de reconocer que con algunas me he equivocado a fondo. La tercera de sus “caras” es la que les permite trabajar, cumplir con su función, esdecir, ganarse la vida, porque no hay ninguna palabra que sea inútil; eso sí: sonmuy clasistas, me parece a mí, porque sólo algunas (y según y como) puedencambiar de trabajo; en eso me recuerdan los gremios antiguos: unos eran herreros,otros carpinteros, otros canteros... La cuarta “cara” de las palabras es, si cabe, la más sorprendente a mi entender, porquees la que hace que “se vayan encendiendo bombillitas”, que se ilumine todo... Es la cara quellaman significación, y con ella hay muchas discusiones entre los observadores delas palabras: hay quienes dicen que esta cara es la que hace que las otras tressean como son y no puedan ser de otra manera; otros, en cambio, dicen que no, que lasignificación surge de la unión de las otras... Ante esas discusiones, yo no sabría decir quiénes tiene razón, y cuando pienso en laspalabras me las imagino como una cabeza-paraguas a la que se le hace dar vueltas y llega unmomento en que no se distingue más que una rueda girando y girando sin principio ni final, ocomo una cabeza-canica rodando, o una cabeza-pelota botando y rebotando de acá para allá;aquí tengo que hacer una confesión: es que yo he estado en el país de las palabras... ¡y las hevisto con mis propios ojos! Reconozco que he tenido mucha suerte pudiendo hacer ese viaje,y haré todo lo posible para que mucha gente más vaya a relacionarse con las palabras en supropio país; no es tan difícil ir, y la satisfacción está garantizada.4
  5. 5. CONFLICTO ENTRE LAS CUATRO CARAS DE LAS PALABRAS Ya he dicho que las palabras son como cabezas con cuatro caras, y ahora te voy ahablar de los líos que se organizan a veces esas cuatro caras. Por ejemplo, por empezar por una, voy a empezar por la expresión. La expresión insiste en que es muy importante (la que más), porque apenas se produce un cambio en ella ya hay un cambio en las demás. La expresión dice: “Si yo organizo mis sonidos en la secuencia COSTA, las otras caras serán distintas acomo serían si los organizo en la secuencia TOSCA; si me organizo en plan BARCO, elresultado es muy diferente a si me organizo en plan COBRA o en plan BROCA. Y haymuchas diferencias entre FOCA, TOCA, POCA, LOCA y MOCA. Y con una simple variaciónen la intensidad de un sonido o sea, en el acento, puedo hacer que no sea igual decir Selibró de un castigo que decir Se compró un libro. Y no es lo mismo Ya ha llegado Juan que¿Ya ha llegado Juan? o que ¡Ya ha llegado Juan! Además, soy yo la que marca lasdiferencias que hay entre eso que se llama prosa y eso que se llama poesía. Y gracias a míse puede cantar y hacer crucigramas y sopas de letras y juegos de palabras... Y no digamosnada de cómo se nota cuando habla uno que es extranjero... ¿Ha quedado clara misuperioridad?, porque, si no ha quedado clara, aún puedo seguir hablando y hablando, quepara algo eso es lo mío. Ah: y lo fundamental es que soy muy ahorrativa, porque soy capazde darles vida a las otras tres y a cientos de miles de palabras sólo con mis 24 sonidos.¡Hijos de mi alma! ¡Cuánta desconsideración e ingratitud! Cuando queráis os invito a micasa: conoceréis a mis 24 tesoros y sabréis por qué valen tanto.” ¡Qué carácter tiene laexpresión! Menos mal que se ha ido, muy melodramática y enfadada, eso sí. Y ahora viene la forma y dice: “¿Qué sabrá esa? Si para lo único que sirve es para que se cometan errores y se pongan multas, para que “salgan gallos”, para que seconfunda a un sustantivo con un verbo, a un adverbio con un adjetivo, a un pronombre conuna conjunción... Y si hablamos de economía, más ahorrativa soy yo, que me apaño consólo 9 variaciones... ¡A ver! ¡Poneos en fila, variaciones mías, y que cada una se vayapresentando!” Ahí vienen; no hay quien las pare. Me parece que esto se puede poner interesante.Atención al grupo de variaciones de la forma. “Soy el sustantivo y le doy nombre a todo lo que existe. Puedo hacer que todo seconsidere masculino o femenino, singular o plural, común o propio, concreto o abstracto,individual o colectivo, contable o incontable... ¡Valgo yo mucho, vaya!” Tengo que reconocerque sin sustantivos no sé qué pasaría. 5
  6. 6. “Soy el artículo; soy el más fiel servidor del sustantivo: le abro paso y anuncio quellega; puedo hacer que aparezca de modo determinado o indeterminado. Coincido con él enesas marcas tan especiales que tenemos y que se llaman género y número (porque, si nocoincidiera, no podría acompañarlo. ¿Valgo yo poco?” Él no lo dice, pero lo digo yo: no selleva nada bien con las formas personales del verbo. Ya verás cuando llegue el verbo. “Soy el adjetivo (el calificativo, claro) y también soy un fiel acompañante delsustantivo, pero doy más información: yo, a los elementos que el sustantivo nombra, puedoañadirles datos de forma, de tamaño, de color, de aprecio o desprecio... En resumen: soyimprescindible para caracterizar, para describir. Por supuesto que yo también concuerdo, esdecir, coincido con el sustantivo en género y en número ¡faltaría más!” Ahora añado yo lomismo de antes: tampoco se lleva nada bien con las formas personales del verbo, salvo poralgún verbo en concreto que lo puede necesitar: el verbo ser, creo. “Yo también soy adjetivo, pero determinativo (que no es poco, no se vaya a creeralguien que por eso no tengo mérito). Como soy hermano del calificativo, yo también soy delequipo del sustantivo y tengo sus mismas marcas, esas de género y de número que nospermiten ir juntos; por cierto: yo, según y como, puedo ir delante o detrás del sustantivo(igual que mi hermano) y también añado datos a los elementos que el sustantivo nombra,pero como soy un transformista, me desdoblo en varios tipos, esto es: si añado un dato deposesión o pertenencia, aparezco como posesivo; si indico la distancia (próxima, media olejana), voy de demostrativo; si lo que interesa es hablar de una cantidad sin precisarmucho, me pongo de indefinido; si lo que interesa es la cantidad precisa de los elementosque hay, soy numeral cardinal (muy matemático entonces, desde luego); puedo tambiénestablecer una secuencia si voy de numeral ordinal; además puedo hacer que se preguntepor algo (seré entonces interrogativo) o puedo hacer que se manifieste la admiración, lasorpresa... si me da por ser exclamativo. ¡Hay que ver lo que yo valgo!” Y yo a lo mío:tampoco se lleva nada bien con las formas personales del verbo. ¿Por qué será eso? “Vale. Pues ahora yo: el pronombre. Yo sí que soy especial. En mí es en quien másconfía el sustantivo; soy su amigo del alma: tanto es así que, cuando el sustantivo no quiereo no puede presentarse, me envía a mí porque sabe que yo siempre lo representaré de unamanera espléndida; incluso puedo formar equipo con el artículo y con el adjetivo, con elcalificativo, desde luego, y esto porque hasta puedo tomar la forma del otro, del adjetivodeterminativo, con todas sus variantes: posesivo, demostrativo, indefinido, numeral,interrogativo y exclamativo. Ah: y además puedo ser relativo, referirme a otros y trabajaren plan doblete; sí: es como si tuviera desdoblamiento de personalidad (pero controlandomuy bien mis dos personalidades, que no quiere esto decir que vaya por ahí sin saber quées lo que hago) ¡Si es que yo soy genial! Y antes de que alguien diga algo (y porque yo soy6
  7. 7. también muy personal): ¡yo sí puedo juntarme con las formas personales del verbo!Sorpresa ¿eh?” Pues sí, vaya. “Tanto hablar de mí, tanto hablar de mí... ya es hora de que me dejéis hablar a mí:yo soy el verbo, y soy la más valiosa de las variaciones de la forma. Os voy a explicar elporqué. “Yo, el verbo, represento la acción, la existencia y el estado de los seres, y, ademásrepresento el tiempo: sin mí no se podría hablar de los hechos y de las acciones delpasado, del presente y del futuro; además puedo hacer que se muestre la objetividad y lasubjetividad, el deseo, el temor... en los hechos y en las acciones; si no fuera por mí, no sepodría mandar, ni se podría manifestar la posibilidad, el condicionamiento de los sucesos;también puedo hacer que los seres aparezcan como elementos agentes o pacientes de laacción... “Sólo se me podría poner una objeción: tengo muchas variantes en mi propia forma,pero puedo decir en mi defensa que son muchos los matices que se pueden manifestargracias a esa amplitud de variantes. En este sentido, también es una ventaja que, gracias aalgunas de mis variantes, es decir, gracias a mis formas no personales, soy de la familia delos sustantivos, de los adjetivos y de los adverbios y me puedo acomodar en el lugar de lospropios sustantivos, adjetivos y adverbios. “Por otra parte, si bien es verdad que no me relaciono directamente con los artículosni con los adjetivos determinativos, sí me llevo muy bien con los demás: con los pronombrespersonales, porque completan mi trabajo como sujetos de la acción; con los sustantivos,porque las acciones y los estados corresponden a los seres; con los adverbios, porque meayudan a fijar las circunstancias... Y no quiero extenderme más por no agobiar a los que meescuchan, pero podría estar hablando de mis posibilidades horas y horas.” Qué asombrosoes el verbo ¿no? Me parece un tipo muy interesante. Creo que a partir de ahora me voy a fijarmás en el verbo. “Ya que el verbo me ha mencionado, me permito presentarme: soy el adverbio, y noes una casualidad que mi nombre recuerde al del verbo; la coincidencia se debe a queformo parte de su equipo sin problemas, porque redondeo (por así decirlo) los datos que élda con respecto al tiempo, y, además, le añado datos del lugar, del modo, de la cantidad dela acción: que a nadie se le escape que, gracias a mí, se puede preguntar por el cuándo, elcómo, el dónde y el cuánto; también hago que la acción que él nombra se pueda consideraren sentido positivo o negativo... También quiero destacar que me llevo bastante bien conalgunos sustantivos y con algunos adjetivos, incluso me llevo bien con otras variantes de mímismo, es decir, con otros adverbios. Lo mejor de mí es que me llevo bien con todo elmundo.” A mí me parece un tipo muy agradable, muy colaborador ¿no? 7
  8. 8. ¡Anda! ¡Llegan dos formas juntas! Atención, que nos van a decir quiénes son y cuálesson sus excelencias. “¡Hola! Somos la preposición y la conjunción. Aunque parezca que somosinsignificantes, no es por eso por lo que venimos juntas (porque de ningún modo somosinsignificantes ¡qué va!); venimos juntas porque somos primas hermanas, y nuestro rasgomás destacado es que sin nosotras las palabras no podrían trabajar juntas, no podríanrelacionarse para formar ningún mensaje. Nosotras somos las que le damos cohesión a losmensajes. Y creemos que, con esto, no hace falta decir más: a buen entendedor, pocaspalabras bastan.” Estas dos me han dejado pensando... Creo que las entiendo ¿o no? Voy aprestar atención; voy a buscar preposiciones y conjunciones y... a ver qué hacen. La verdad esque, como son formas tan cortitas, no se han extendido mucho. Y, sin embargo, me pareceque ocultan algo. Me han parecido muy misteriosas. Me parece que valen más de lo queaparentan. ¿Serán muchas o serán pocas las preposiciones y las conjunciones? Ufff... Meestán dando demasiados datos. Qué sorprendente es esto de la forma de las palabras ¿eh? “Un momento, un momento... que falto yo: la interjección.” ¡Vaya! “ Pues sí: yo soyla interjección, y he de reconocer que yo soy... muy especial. Yo soy sensitiva, sentimental,emocional, anímica... Cuando yo aparezco es porque hay alguien que está alegre o triste, otiene miedo, o ha recibido una sorpresa o un susto, o está anhelando algo... Yo tengo tantasvariantes como emociones, sensaciones y sentimientos hay. Parece que no digo nada, peroes que... ¡digo tanto con tan poco! Si yo aparezco en el momento justo, ya no hace falta queaparezca ninguna otra forma. ¿A que soy una maravilla?” ¡Ooohhh! Creo que no tengo nadaque añadir ¿no es cierto? Mientras yo estaba en medio de las más hondas cavilaciones, esto es, intentando poneren orden toda la información que había recibido, llegó la función. Y la función dijo: “No tengo ningún inconveniente en reconocer que son muyimportantes la expresión y la forma, sobre todo la forma.” Esto lo dijo porque la forma y lafunción son amigas inseparables: siempre van juntas, que lo sé yo de buena tinta. “A pesar de lo que acabo de decir, me parece que se les olvida que de poco o nada serviría su valor si a las palabras les faltara lo que tienen gracias a mí: la posibilidad de serútiles a la comunidad; la posibilidad de trabajar y hacer que aumente cada vez más lacantidad de mensajes que se pueden producir. Y para no alargarme ahora en explicacionespuramente teóricas, invito a todo el mundo a que vaya a la sede central de nuestra granempresa nacional para que yo allí pueda demostrar prácticamente por qué sin la función, sinel trabajo, las palabras no serían nada. En seguida quedaremos a una hora y yo organizaréuna visita guiada para que se pueda ver in situ la razón que tengo.” Pues yo no sabía nada8
  9. 9. de esa gran empresa nacional. Desde luego que me apunto a la visita. ¡No me la perdería pornada del mundo! Seguro que entonces acabaré entendiendo todo este guirigay. Por si me faltaba algo para que ya no pudiera más con tanto... apareció lasignificación; ya se me había olvidado que las palabras son como cabezas con cuatro caras,y, claro, faltaba la significación. La significación justificó su importancia del siguiente modo: “Estas tresno tienen ni idea. Por mucho que se junten por ahí unos cuantos ruiditos y se forme unsustantivo o un verbo o... lo que sea, y tengan su trabajo, su función que cumplir, si noconsiguen que se distingan y se entiendan las ideas, las palabras quedarían tan vacíascomo un zapato en un rincón; y soy yo, precisamente yo, la que hace que las palabrasestén llenas, a rebosar de contenido: de ideas, de pensamientos, de datos, deinformaciones...” Bueno... Ya... Claro, claro... Pero ¿cómo se consigue eso? Me parece queaquí falta algo. ¿Y si se pusieran de acuerdo las cuatro? Después de todo lo que he oído, lascuatro me parecen igualmente importantes porque son imprescindibles... ¿Me equivoco? 9
  10. 10. 10
  11. 11. ¡¡¡POR FIN LAS CUATRO CARAS SE PONEN DE ACUERDO!!! Bueno, no; no se pusieron de acuerdo: tuvo que venir alguien a demostrarles que lascuatro son fundamentales; que, si fallara alguna de ellas, las demás tendrían alteraciones tangraves que nada tendría sentido; que, si faltara alguna de ellas, los mensajes serían montonesde palabras desorganizadas, simplemente ruidosas y liosas. Tuvo que venir... ¡su madre!Tuvo que venir LA LENGUA. LA LENGUA les dijo a sus cuatro hijas: “¿Es posible que después de tanto tiempo de irjuntas no os hayáis dado cuenta de que no sois nada las unas sin las otras? ¿Es posibleque no os hayáis dado cuenta de que no es una casualidad que estéis juntas, pegadas lasunas a las otras? Cada una de vosotras ha expuesto sus razones, que son ciertas, desdeluego, pero esas razones son complementarias entre sí. Vosotras sois como unacircunferencia: sin principio ni fin; cada una de vosotras puede iniciar el proceso de generarla palabra, y en cuanto una de vosotras empieza a actuar, las demás, sin daros cuenta talvez, seguís el camino trazado y lo completáis. Y si una de vosotras decidiera escapar a esainterrelación, entonces sí que las palabras tendrían un grave problema; entonces sí quenuestro país acabaría arruinado y sumido en un caos total y absoluto, poblado por pobressombras, por pobres reflejos sin valor alguno, fantasmas de ideas vagando sin rumbo, sinobjetivo y sin final.” Por un momento hubo un silencio profundo y denso. Las cuatro caras, por fin, sedieron cuenta de que eran cuatro caras pero tenían un centro común, una inteligencia en laque LA LENGUA había depositado las reglas del país de las palabras, reglas sin las que ni ellasni las palabras producidas por ellas servirían para nada. Qué momento tan decisivo. ¡Y yo había sido testigo de todo! Si no hubieraintervenido LA LENGUA, posiblemente lo hubiera sido pero de un cataclismo de límitesinsospechados, porque aquello tenía toda la pinta de haber acabado en motín ¿o no? ¿Habíasido un ataque de locura?, ¿un descontrol momentáneo?, ¿un atentado para desestabilizar alpaís? Bufff. ¡Qué fuerte! Menos mal que LA LENGUA estaba allí para controlar la situación.Además, según me dijeron, que LA LENGUA se dejara ver era muy raro, ya que lo habitual en elpaís de las palabras es que quien acude a todos los actos, incluso a los actos oficiales, no esLA LENGUA sino su representante oficial, EL HABLA. Aún no sé quién es EL HABLA; tampoco séa qué se debe eso de la representación: me tengo que enterar. LA LENGUA me pareció el ser más extraordinario de todos los que había conocido hastael momento: era al tiempo viejísima y jovencísima, muy madura y muy infantil, muy sabia y 11
  12. 12. muy humilde, muy culta y muy familiar. Yo tenía la impresión de conocerla desde siempre,pero era como si la acabara de ver por primera vez, como si hasta el momento hubiera estadoviendo un reflejo de ella y ahora la conociera en toda su realidad. Estando cerca de ella, yotenía las ideas claras, claras, claras; y me parecía que podía hablar de todo y entender a todoel mundo y que todo el mundo me podía entender a mí. Todo estaba en orden. Me sentí muya gusto estando cerca de LA LENGUA. La recordaré mientras viva. ESQUEMA DE LA INTERRELACIÓN DE LAS CUATRO CARAS12
  13. 13. UNOS EJEMPLOS QUE DEMUESTRAN QUE LAS CUATRO CARAS NO SE PUEDEN SEPARAR Tomemos la palabra mucho. Según y cómo, esa palabra a veces es una y a veces esotra. ¿Que no? Yo también me extrañé cuando me lo explicaron, pero es verdad; lo queocurre es que una palabra por sí sola no muestra sus “secretos”: tiene que aparecer con otraspara que se descubra su personalidad (o sus personalidades). Fíjate en la demostración queme hicieron y que te pongo a continuación. Sean los mensajes: a) Este año está lloviendo mucho. y b) En casa tengo mucho pan. Este año está lloviendo mucho. mucho expresión forma función significación palabra tónica adverbio circunstancial cantidad referida a la acción En casa tengo mucho pan. mucho expresión forma función significación palabra átona adjetivo determinante cantidad referida al objeto 13
  14. 14. Otros dos mensajes: c) El vino de Rioja es muy famoso. el expresión forma función significación palabra átona artículo determinante introduce al sustantivo d) Él vino de Rioja muy cansado. él expresión forma función significación palabra tónica pronombre núcleo implicado en la acción ¡Con el follón que habían montado las cuatro caras y lo bueno que es colaborar! Menos mal que, cuando (gracias a la intervención de LA LENGUA) se dieron cuenta de la tontería, rectificaron y todo volvió a funcionar estupendamente. Por cierto ¿te has dado cuenta de que la palabra vino del ejemplo c es distinta a la del ejemplo d? Más adelante te comentaré algo de esto.14
  15. 15. LO QUE SÉ DE LA REINA, SU PRIMER MINISTRO Y EL GOBIERNO Resulta que LA LENGUA es mucho más importante de lo que yo pensaba: LA LENGUA esla Reina del país de las palabras, y, claro está, una reina no va por ahí arreglando ydeshaciendo líos (por eso será que siempre aparece EL HABLA en su lugar ¿no?); por otraparte, su país está muy bien organizado y ella, aunque pudiera parecer lo contrario, estáconstantemente atendiendo las necesidades de sus súbditos, eso sí, a través de los miembrosdel Gobierno. En el país de las palabras es la Reina la que lo controla todo, pero por medio de suPrimer Ministro, que no hace nada sin contar con ella y que es el encargado material de laorganización y la dirección general del país. Antes de seguir, te diré que el Gobierno en plenoy todos los habitantes están incondicionalmente al servicio de LA LENGUA y de la misión quetienen: que la comunicación sea completa, perfecta, eficaz. Todos ellos dicen que la suya esuna misión universal. ¿Será para tanto?, digo yo. El Primer Ministro es EL SISTEMA, pero, como su tarea es tan, tan inmensa, ha tenidoque rodearse de los mejores colaboradores, de los mejores ministros, mejor dicho, ministras.(En el país de las palabras parece que manda el componente femenino ¿verdad?) EL SISTEMA está considerado por todos como el mejor colaborador de la Reina; él,cumpliendo escrupulosamente los deseos de Su Majestad, ha diseñado para ella la estructuraperfecta y completa del país; no hay nada que escape al control; incluso las novedades deúltima hora, que se producen libre y espontáneamente, se incorporan pronto a alguna zonaconcreta de la organización; y se dictan procedimientos y reglamentos, aunque seantransitorios y de urgencia, para que formen parte de la globalidad en la que viven todos. Estolo leí en una de las publicaciones a las que tuve acceso, pero, por lo que sé, más que hablar deglobalidad, yo hablaría de múltiples esferas interconectadas, como sucede cuando se agita unagua jabonosa y se van formando burbujas, pompas de distintos tamaños, todas pegadas lasunas a las otras, incluso unas dentro de las otras, y cuando alguna se rompe, las demás sereorganizan y siempre hay algo que las une. ¿Me explico? ¿Me entiendes? Ante tarea tan enorme, EL SISTEMA lo ha organizado todo bajo cuatro sistemasinterrelacionados, cada uno de los cuales se ocupa de cada una de las cuatro caras de laspalabras; según digo, los Cuatro Sistemas del Sistema son: el Sistema Fónico, que se encargade la expresión; el Sistema Morfológico, que se ocupa de la forma; el Sistema Sintáctico, quese centra en la función, y el Sistema Semántico que es aquel al que se le encomienda todo lorelativo a la significación de las palabras. 15
  16. 16. No me extraña que el control se efectúe con este sistema cuatripartito, porque, cadavez que recuerdo aquella discusión que tuvieron las cuatro caras de las palabras, me imaginoque un gobernante solo no podría con ellas: son muy poderosas y muy importantes las cuatrocomo para poder ser organizadas por uno sólo. Por si lo que he contado fuera poco, aún hay más. Ahí va: Ya te he contado que LA LENGUA (salvo casos de una excepcionalidad absoluta) nuncase presenta ante los demás, sino que siempre está representada por EL HABLA. EL HABLA es la que hace que LA LENGUA tome cuerpo, tenga apariencia; porque LALENGUA es intangible, impalpable, inmaterial, imperceptible, invisible... es la pura abstracciónde una idea inmensa; es... La Gran Teoría. Esto me lo explicaron haciendo muchasreverencias y con un tono muy misterioso; y la verdad es que yo estaba con la boca abiertaintentando entender qué me querían decir... Creo que todavía no lo entiendo del todo. Bueno. El caso es que EL HABLA es todo lo contrario de LA LENGUA: se puede ver, sepuede oír, se puede incluso tocar; es La Gran Práctica. Dicen que no nos daríamos cuenta deque las palabras existen si no fuera por EL HABLA, porque gracias a ella las palabras sematerializan: se pueden ver, se pueden oír y se pueden tocar (¿tú nunca has tocado unapalabra?). El que se noten las palabras es muy importante, porque, si no fuera así, nosabríamos que alguien, en alguna parte, nos está comunicando algo, y viviríamos como seresaislados, solitarios... y nos moriríamos... y no existiría nada de lo más nuestro... ¡Se me pone la carne de gallina nada más pensarlo! Lo que me pareció más alucinante es que LA LENGUA está siempre en todo, en todo, entodo lo que hace EL HABLA; yo me lo imagino como el aire que siempre tiene que pasar por undenso campo de naranjos y siempre queda impregnado del perfume del azahar y vaya dondevaya se sabe de dónde viene y lo va aromatizando todo a su paso... ¿Lo ves o no? Está claro¿no? Vamos a ver. Estamos tratando asuntos de Estado. El gobierno de un país es siemprealgo muy complejo porque de él depende que el país funcione o no; hay muchos detalles queconsiderar. Entiendo que esto cueste; bueno, a mí me costó un montón comprenderlo todo. EL HABLA conoce muy bien todo lo que manda EL SISTEMA; sabe muy bien que no esconveniente para nada ni para nadie que se alteren las pautas trazadas; sabe muy bien que elrespeto a LA LENGUA es lo más conveniente, y también sabe que, aunque parezca todo muyestricto y muy inamovible, hay muchas posibilidades de actuación, sobre todo cuando sedispone de una gran competencia, de un gran conocimiento de esas posibilidades, que,efectivamente, son muchas y muy variadas y que permiten que se cumpla la gran misión que16
  17. 17. tienen todos en el país de las palabras: la comunicación efectiva y eficaz. Lo malo es que devez en cuando se entrometen los saboteadores y las cosas se estropean; cuando ocurre algúndesaguisado de este tipo, han de intervenir LOS GUARDIANES DE LA LENGUA, o sea, LOSGERENTES DE GOBERNACIÓN. Ya te contaré lo que sé de ellos. Como iba diciendo, EL SISTEMA lo tienen todo organizado y controlado gracias a lasREGLAS que dicta: las REGLAS de la expresión, de la forma, de la función y de la significación.Realmente, EL SISTEMA no trabaja solo; está asesorado por EL CONSEJO SUPREMO DEL SISTEMA,formado por LAS ILUSTRES MAESTRAS (las Ministras): LA FONOLOGÍA y LA FONÉTICA (quesiempre van juntas), LA MORFOLOGÍA y LA SINTAXIS (que se fusionan y colaboranestrechamente bajo el nombre de Morfosintaxis), y LA SEMÁNTICA. Todas ellas son grandesexpertas en su materia: saben muy bien lo que se llevan entre manos y no se cansan deexplicárselo a todo el que lo quiera saber por medio de las publicaciones que edita EL CONSEJOSUPREMO DEL SISTEMA. Yo he tenido la oportunidad de conocer estas publicaciones y la verdades que me han enseñado mucho. LA FONOLOGÍA y LA FONÉTICA son las que mejor conocen a la expresión de las palabras.LA FONOLOGÍA es la encargada de estudiar, analizar y describir los sonidos de las palabras,según los quiere LA LENGUA, antes de que sean perceptibles, antes de que nazcan. Puederesultar extraño, pero sí, sí: los sonidos están todos recogiditos, esperando que alguien losnecesite... y entonces nacen, y cada sonido nace con sus peculiaridades y dispuesto a cumplircon su parte; sí: así es. Y cuando los sonidos han nacido, LA FONOLOGÍA le pasa la faena a LAFONÉTICA, que es la encargada de controlar si suenan como deben sonar, si se pronunciansegún corresponde, porque, si no, EL HABLA los notaría como extraños y pudiera ser que nolos aceptara, que los rechazara como si fueran virus o bacterias: se generarían anticuerpos,como si se estuviera combatiendo una enfermedad, para que no se genere una epidemia oalgo así, digo yo. Entre LA MORFOLOGÍA y LA SINTAXIS se organiza todo el entorno laboral del país, todala jerarquía y la estructura funcional de la gran empresa en la que trabajan todas las palabras;LA MORFOLOGÍA se encarga de observar, de clasificar y de seleccionar a las palabras según suforma y las prepara para que desempeñen bien sus respectivos trabajos; esto último lo hace encolaboración con LA SINTAXIS, que es la responsable de asignar la función que le toca a cadacategoría laboral. Por cierto, te diré que yo también entré en contacto con las palabras comopersonal laboral, y te puedo asegurar que son gente muy capaz y muy preparada para trabajarmuy bien en su profesión. 17
  18. 18. A LA SEMÁNTICA le corresponde ocuparse de la significación de las palabras, porque,además de sonar como deben y de trabajar según se les ha encomendado, muy biencohesionadas, cuando se juntan unas con otras, han de resultar coherentes, es decir, han detener pleno sentido y han de dárselo al grupo en el que se encuentran; si no hubieracoherencia se produciría un disparate tras otro y no habría quien se aclarara. EL CONSEJO SUPREMO DEL SISTEMA está siempre alerta para que todo vaya como debe ir,pero, cuando algo se altera, cuando hay algún fallo, no son sus miembros los que actúandirectamente sino sus GERENTES DE GOBERNACIÓN: LA NORMATIVA y LA MÉTRICA. LA NORMATIVA se encarga de dictar las REGLAS DE USO y de avisar de las infraccionesque se pueden cometer; lo hace según dos posibilidades: según las palabras se muestrengráficamente, esto es, planas, o se muestren acústicamente, esto es, envolventes. (Ya te habléde esta peculiaridad tan asombrosa de las palabras ¿verdad?) Como te digo, según esas dos posibilidades, LA NORMATIVA dictamina lo que está bieny lo que está mal y así todo el mundo sabe a qué atenerse y cómo actuar frente a las posiblesdudas; esto de las dudas se debe a que EL SISTEMA efectivamente lo tiene todo controlado,pero, después de tanto tiempo como es el que las palabras llevan trabajando, hay que estarsiempre haciendo ajustes y prestando atención a los cambios (que en toda evolución soninevitables) y a las múltiples posibilidades que se ofrecen cuando son tantas las palabras ytantas las oraciones gramaticales que se producen a diario en la factoría en la que trabajan.18
  19. 19. LA NORMATIVA tampoco se ocupa ella sola de los asuntos que le han encomendado,entre otras cosas porque, como las palabras pueden presentarse como planas o comotridimensionales, hay que contemplar estas dos posibilidades. La presentación plana, es decir,cuando se dibujan o se pintan (se escriben, dicen ellas) le concierne a LA ORTOGRAFÍA. LA ORTOGRAFÍA es la controladora del aspecto gráfico que se le ha de dar a cada sonidocuando se plasma de manera visual. Me explico: las palabras suenan porque tienen sonidos(normal ¿no?), pero esos sonidos se pueden dibujar; cuando los sonidos se dibujan se llamanletras, y, como cada palabra tiene unos sonidos, las palabras se dibujan trocito a trocito; estosdibujitos han de ser siempre los que le tocan a cada palabra (porque, si no, no se reconoceríande una vez para otra). Hasta aquí no debería haber problemas: a cada sonido le correspondeun dibujito, una letra... pero no; el problema viene porque a veces hay sonidos que se puedendibujar de varias maneras (según la historia de la palabra, según alguna moda, según los otrossonidos de la palabra...); además hay letras que suenan de distinta manera dependiendo de lasotras letras con las que se juntan; incluso hay letras que no suenan... De todo esto me enteréyo cuando fui a casa de la expresión, casa en la que vi muchísimas fotografías (muchas deellas dedicadas cariñosamente) de LA FONÉTICA y de LA FONOLOGÍA. Lógico ¿a que sí? LA ORTOGRAFÍA determina las letras que lleva cada palabra, y las marcas que llevanalgunas letras en algunas palabras, y las marcas con las que se separan a veces los grupos depalabras... (tiene mucha faena); pero no es ella la encargada del diseño: todo esto escompetencia de una gran artista de las artes gráficas: LA CALIGRAFÍA. Dicen por aquí que LA CALIGRAFÍA es muy vieja; de hecho, en muchos museos quetienen las palabras, hay muestras antiquísimas de palabras dibujadas (o escritas) sobre muydiversos materiales y con muy diversas técnicas; sobre todo, dicen que lo fundamental fue uninvento, al que llaman la imprenta, que supuso una verdadera revolución en el trabajo de laspalabras; realmente, esto del dibujo de las palabras, propiamente, de lo que llaman laescritura, incluso, incluso es tan importante que ha servido para separar lo que se llamaPrehistoria de lo que se llama Historia (qué cosas ¿eh?). LA CALIGRAFÍA ha diseñado elabecedario (o alfabeto), es decir, el listado de las letras que corresponden a los sonidos; enlos museos, en los archivos y en las bibliotecas del país de las palabras he visto muchos tiposde estos abecedarios y los múltiples usos que han tenido. Ya te lo contaré otro rato. Pues bien: como te decía, las palabras tienen una presentación más o menos plana, ytienen otra presentación tridimensional, envolvente, esto es, cuando suenan. De lapresentación sonora también hay alguien que se ocupa: LA ORTOLOGÍA. De LA ORTOLOGÍA (y delas otras dos, LA CALIGRAFÍA y LA ORTOGRAFÍA) también supe mucho en mi visita a la casa de 19
  20. 20. la expresión. La labor de LA ORTOLOGÍA consiste en avisar de si las palabras se pronuncianbien o mal, y, claro está, su trabajo depende de LA FONÉTICA y de LA FONOLOGÍA, sobre todo deLA FONÉTICA. Todas estas delegadas de LA NORMATIVA van siempre acompañando a la representanteoficial de LA LENGUA, EL HABLA. LA NORMATIVA (según te he dicho) es una de las dos GERENTES DE GOBERNACIÓN,digamos que es la principal, la que más manda, vamos; la otra es LA MÉTRICA. LA MÉTRICA es la específica de los artistas (de algún tipo de artistas). Yo no sé si túesto ya lo sabías, pero las palabras son fundamentales e imprescindibles para los llamadosartistas de la palabra, y especialmente (y contando con LA MÉTRICA) de los que se llamanpoetas o versificadores. (Me encontré con muchos artistas de estos visitando el país; bueno,en realidad, allí había de todo.) LA MÉTRICA también está muy relacionada con la expresión de las palabras, y se la vesiempre controlando, tomando medidas, contando y recontando que si sonidos, que si sílabas,que si acentos, que si pausas... Ahora que lo pienso: ¿te he hablado de las sílabas, los acentos,las pausas...? Es que, con el viaje que he hecho, con la de cosas que he visto y con todo lo quehe aprendido... se me amontona la faena, vaya. Todo lo que tiene que ver con los sonidos ysus variantes y sus efectos me lo explicó la expresión. Pasa página y te lo cuento. Un momento, por favor, antes de que sigas: ya que estamos en los asuntos delGobierno, te diré que toda esta organización, toda esta reglamentación está recopilada enmúltiples y diversos documentos que, en general, le dan forma a la LEY SUPREMA DEL PAÍS DELAS PALABRAS: EL CÓDIGO LINGÜÍSTICO. Ahora sí, gracias: ya puedes pasar hoja si quieres.20
  21. 21. EN CASA DE LA EXPRESIÓN Como la expresión me había dado la oportunidad de saber más de ella y de sus 24hijos, no desaproveché la ocasión y una mañana me planté en su casa. Fui por la mañana porsi, de paso, me invitaban a comer... No, no creas que lo hice por “gorronear”: lo hice porqueme picaba la curiosidad... ¿Qué se comerá en el país de las palabras? La casa de la expresión es muy... ¿cómo diría? ... ¿fisiológica? ... ¿corporal? ... Habíamucho movimiento, y soplaba mucho viento... aunque también había mucho silencio de vezen cuando... y humedad... No sé por qué pero me acordaba mucho de las historias de Jonás yde Pinocho en el vientre de la ballena, al menos como yo me las he imaginado siempre.También me acordaba de aquella película del Viaje alucinante, en que unos científicos,reducidos a tamaño microscópico, eran introducidos en el cuerpo de un señor para operarle elcerebro desde dentro. Además allí también pude ver una especie de habitación mecánica, conunas piezas más o menos rígidas que agarraban “cosas” que se movían mucho y manchaban... De todos modos, a la expresión no le interesaba nada explicarme si su casa era así oasá; decía que todo dependía de la Evolución y de la Historia, que eso no era cosa suya, queella no había elegido la casa. A ella lo que le interesaba era que a mí me quedara claro queella es una verdadera personalidad en el país de las palabras, y que si está unida a las otrastres es porque así lo manda EL SISTEMA y es bueno para el funcionamiento del país. Yo creoque algo de razón sí tiene, porque pude comprobar que alguna vez se ponía en plan libre, ibapor su cuenta y resultaban efectos muy graciosos y muy locos. La expresión me dijo que me iba a hablar de los sonidos, las sílabas, el acento, laentonación, las pausas... hasta de los periodos rítmicos, de los versos, de las licenciasmétricas... También me hablaría de sus relaciones con LA NORMATIVA... Yo pensé que(además de eso) me tendría que invitar no sólo a comer sino también a cenar... y a desayunaral día siguiente... Me esperaba una buena cantidad de información, desde luego. ¡Me encantóla perspectiva! Lo malo es que yo no llevaba ninguna grabadora... Menos mal que nunca meseparo de mi bloc de notas, porque, si no... A lo que vamos. Empezamos por los sonidos. Me dijo la expresión que los sonidos son pura energía que te hace cosquillas en losoídos, y se llaman sonidos si están organizados y controlados, porque, si no, no son sonidos:son ruidos, y a la expresión no le interesan los ruidos, le interesan los sonidos. En general, el sonido es una energía que se caracteriza por cuatro rasgos: intensidad omagnitud (diferencia los sonidos en fuertes y débiles), tono o altura (hace que los sonidos 21
  22. 22. sean graves y agudos), timbre o distinción (cada sonido tiene su rasgo diferenciador) ycantidad o duración (permite medir los sonidos como largos o breves). De la intensidaddepende el acento y los grupos de intensidad; del tono dependen las pausas, los gruposfónicos y las líneas tonales; del timbre, los rasgos distintivos de todos y cada uno de losfonemas, y la cantidad determina la medida de los grupos fónicos en sílabas. Todas estaspeculiaridades le interesan mucho a LA MÉTRICA (y a la gente que quiere hacer versos ocantar). Ya te hablaré más de todo esto cuando te cuente cómo se diferencia la Prosa de laPoesía. Por ahora, sigo con las explicaciones que la expresión me dio de sus hijos, de lossonidos. Los sonidos, antes de nacer, se llaman fonemas y los ha diseñado LA LENGUA; encuanto nacen pasan a llamarse simplemente sonidos, o alófonos si se consideran como lasposibles variaciones que EL HABLA autoriza, porque, desde luego, en cuanto nacen, es ELHABLA quien los controla; además, aunque se permitan variantes, esas variantes no se puedenalejar mucho del diseño que les ha dado LA LENGUA, porque, si fueran muy diferentes de esemodelo, resultarían extraños y EL SISTEMA no los reconocería como componentes legales yserían rechazados por todos, se les trataría como seres de otro planeta o algo así. A pesar detodo, si no se alejan rotundamente de la idea que lleva LA LENGUA, EL HABLA admite muchasvariaciones. Me resultó muy curioso a mí esto de que antes de nacer sean fonemas y luego ya seansonidos, pero, en realidad, es lógico, porque antes de nacer son pura idea, pura abstracción delo que podrán llegar a ser al nacer. Y otra cosa curiosa: el nacimiento de los sonidos se llamapronunciación, es decir, que se pronuncian y ya está: ya han nacido, ya son materiaenergética acústica que sale disparada en todas direcciones y que se puede oír. Y mi asombrono se paró ahí, porque resulta que los sonidos tienen dos modos de nacer: uno es lapronunciación (como ya he dicho) y el otro es la escritura; con la escritura no salendisparados sino que se quedan fijados en algún material en el que se han trazado con algúntipo de pintura o de tinta, o se han grabado o tallado... Así se quedan paralizados, comomateria gráfica que se puede ver y hasta tocar, aunque dicen por aquí que los sonidospronunciados (no escritos) también se pueden quedar “atrapados” si se emplean máquinasque los registran y los fijan y luego se pueden reproducir y pueden ser escuchados muchasveces... ¡Esto es genial! Y otro dato: la expresión también se puede manifestar a base degestos. Y, por si faltaba algo, lo más alucinante es que los sonidos, pronunciados, escritos o22
  23. 23. gesticulados convenientemente, según dictan las responsables de LOS SISTEMAS DEL SISTEMA,hacen que ¡también nazcan las ideas! Lo que te digo: fabuloso. Como te puedes imaginar, la expresión hablaba y hablaba y hablaba... es lo suyo,evidentemente. Y yo, como podía, iba siguiendo muy atentamente todo lo que me decía. Perono me decía nada de comer... y yo tenía un hambre... Bueno, pues eso: seguimos. La expresión me dijo que LA LENGUA le autorizaba a tener 24 fonemas, que luego semanifestaban, es decir, se pronunciaban, se escribían o se gesticulaban con muchas variantes,porque EL HABLA es un poco más liberal y comprende que los sonidos van de boca en boca yde mano en mano y, claro está, no se puede ser tan estricto y tan uniforme; de hecho, paraescribir los sonidos hay disponibles 28 letras más o menos (incluyendo unos tipos que sellaman dígrafos), y, además, LA CALIGRAFÍA permite que las letras tengan distintos modelos sino se alejan demasiado de lo que tiene marcado LA LENGUA, claro. Te voy a contar ahora lo que me dijo de los 24 fonemas, que son los que mandan. Los 24 fonemas son los que mandan porque son considerados como la base: son losllamados elementos fónicos segmentales; esto ¿qué quiere decir?, pues que se distinguen losunos de los otros y se pueden separar, juntar, combinar y recombinar tantas veces como hagafalta; y no se necesita contar más que con esos 24 fonemas para que se produzcan laspalabras, en principio pronunciadas, luego ya, si hace falta, se pueden escribir o presentar congestos. Los 24 fonemas no forman un bloque único, sino que se dividen en dos grupos: losvocálicos y los consonánticos; como letras, es lo que se llaman vocales y consonantes: laspuedes ver todas en un listado conocido como abecedario (según el latín) o alfabeto (según elgriego) y que yo sé que tú ya conoces. Los fonemas vocálicos son 5, y se llaman así, vocálicos, debido a que son la base de lavoz, con “uve”; no de la boca, con “be” (te he dado el nombre de dos letras de las que se usanpara nombrar las que representan a los fonemas, a un fonema, por cierto, en este caso). Losfonemas vocálicos se caracterizan porque, al pronunciarlos, el aire sale, se mueve, corre sinproblemas, sin obstáculos, y, además, por sí solos son capaces de formar una palabra (o unasílaba). Creo que tengo que hacerte un par de precisiones. Primera precisión: Cuando digo que el aire sale, es que el aire está guardado en una especie de saco condos bolsas que funcionan como fuelles que van tomando y soltando aire: ¿te has fijado en 23
  24. 24. cómo funciona una gaita?, pues... algo así; el aire sale pero a través de una serie de conductosy modulándose debido a roces, presiones, direcciones que se han de controlar para que setransforme en un sonido determinado. Segunda precisión: Eso que se llama sílaba es un bloque de pronunciación, una unidad de pronunciaciónque puede estar formada por un solo sonido o por varios, pero siempre con, al menos, unavocal, un fonema o sonido vocálico (por eso decía que las vocales son la base de la voz). Los 5 fonemas vocálicos están representados con las 5 letras vocales, que se llaman“A, E, I, O, U” (con el formato de las llamadas mayúsculas; el formato de las minúsculas es“a, e, i, o, u”; están todas, junto con las letras consonantes, en el abecedario o alfabeto).Cuando se pronuncian, siempre se ponen a vibrar unas cuerdecitas (que también se llamanvocales) y que hacen que esas 5 letras vocales se clasifiquen como fonemas sonoros (teparecerá raro, pero hay otros fonemas que son sordos, y no es porque no oigan, sino porquelas cuerdas vocales no vibran). Además de lo que te digo de las cuerdas vocales, alpronunciar las vocales, el aire sale por la boca (no por la nariz) y por eso se dice que sonsonidos orales (oral se refiere a la boca pero dicho en plan cultista, por el latín... Te tengoque hablar del latín; es muy interesante también). Las 5 vocales coinciden en que son sonoras y orales, pero se diferencian entre sí porlo que se llama el punto de articulación del sonido (lugar donde se produce el sonido) y elmodo de articulación del sonido (mayor o menor abertura). Te lo voy a mostrar con unesquemita que me facilitó la expresión: cerrado i u modo de articulación semiabierto e o abierto a anterior central posterior punto de articulación24
  25. 25. Después de presentarme a estos 5 fonemas vocálicos (con sus correspondientessonidos y letras), la expresión me presentó a sus otros 19 hijos: los 19 fonemasconsonánticos. Los consonánticos se llaman así porque necesitan sonar con otros(“consonar”), necesitan sonar con los vocálicos para formar palabra o sílaba (se llevan muybien entre sí); otro detalle característico de estos consonánticos es que el aire, al salir, vaencontrando muchos obstáculos, pero eso es bueno porque así se pueden diferenciar y ofrecenmuchas posibilidades de pronunciación y de diferenciación de las palabras. La expresión también tiene a estos 19 consonánticos muy bien enseñados yorganizados, aunque, de vez en cuando, tiene que discutir un tanto con LA ORTOGRAFÍA,porque resulta que, a diferencia de lo que ocurre con los 5 vocálicos y sus 5 vocales, algunosconsonánticos están representados por varias letras consonantes, y, además, hay letras queunas veces representan a un fonema y otras veces a otro; incluso hay letras que no se refierena ningún fonema... Esto es motivo de líos gordos en ocasiones. Ya te contaré cosas de estasmás adelante. Ahora, para no extenderme mucho, y porque está muy claro, te presento el esquemaorganizativo que me proporcionó la expresión de sus hijos consonánticos: labio- linguointer- linguo- linguo- linguo- linguo- punto de articulación bilabiales dentales dentales dentales alveolares palatales velares oclusivos p b t d k g modo de articulación fricativos f θ s y x africados ĉ laterales l λ simple r vibrantes múltiple řvibración de las cuerdas sonoro sonoro sonoro sonoro sonoro sonoro sonoro sordo sordo sordo sordo sordo sordo sordo vocales sin con sordo sonoro nasales m n ŋ(Estas letras siempre aparecen con el formato reducido, en plan minúsculas, y entre / /porque representan fonemas.) 25
  26. 26. En esta tabla se representan los fonemas como lo que son, como ideas de los sonidos(según manda LA LENGUA) que luego pasan a ser materia física (según determina EL HABLA)porque se les da “cuerpo” de manera acústica, gráfica o con gestos... o como sea. Ya imagino que te habrás dado cuenta de que en esta tabla hay unas letras raras; loque ocurre es que son letras fonológicas, es decir, unas letras ideales, unas letras modelo, querepresentan a los fonemas y que usa LA FONOLOGÍA; LA FONÉTICA también tiene las suyas, queson parecidas, pero mucho más abundantes porque representan a los fonemas cuando sepronuncian como sonidos, y ya he dicho que se presentan muchas variantes de pronunciación.Para escribir normalmente, se usan las que están oficialmente registradas en el abecedario oalfabeto (controladas por LA ORTOGRAFÍA y LA CALIGRAFÍA), aunque también hay otrasposibilidades: la expresión de los sonidos se puede presentar por medio de puntos en realce,banderas, colores, luces, pititos largos y breves o incluso nubecillas de humo (qué de inventos¿eh?). Por si tienes alguna duda (que no creo) te pongo aquí el abecedario (alfabeto)completo: me lo dio la expresión para que lo guardara como recuerdo de mi viaje. Me dierontantas cosas las cuatro caras de las palabras... Desde luego, no las podré olvidar jamás. Loconservo todo con una gratitud enorme. Bueno. El listado completo de las letras, MAYÚSCULAS y minúsculas (incluyendo losdígrafos “ch” y “ll” y la letra “w”) con los nombres de las consonantes: A a, B b - be, C c - ce, (CH, ch - che), D d - de, E e, F f - efe, G g - ge, H h - hache, I i, J j - jota, K k - ca, L l - ele, (LL, ll - elle), M m - eme, N n - ene, Ñ ñ - eñe, O o, P p - pe, Q q - cu, R r - erre, S s - ese, T t - te, U u, V v - uve, (W w - uve doble), X x - equis, Y y - i griega, Z z - ceta La expresión también me dio unas tablas en las que se ve la relación de las letrasconsonánticas fonológicas y las ortográficas; te las pongo también: hay cosas curiosas (queson, además, las que hacen que se puedan cometer errores) como escribir con hache (h),cuando no suena, o usar la u sin que suene para que la ge tenga sonido suave (gue), o tenerque poner dos puntitos (diéresis) sobre la u precisamente para que suene (güe), o emplear laequis (x) para tres pronunciaciones... Ella dice que eso son cosas de LA ORTOGRAFÍA, de laHistoria... A mí lo que me parece es que aún me queda mucho por saber. Tengo que seguir.26
  27. 27. He aquí las tablas: REPRESENTACIONES COMUNES LETRAS LETRAS LETRAS LETRAS FONOLÓGICAS ORTOGRÁFICAS FONOLÓGICAS ORTOGRÁFICAS p P-p t T-t d D-d f F-f s S-s m M-m l L-l n N-n REPRESENTACIONES ESPECIALES (por la compañía de las vocales) LETRAS LETRAS LETRAS LETRAS FONOLÓGICAS ORTOGRÁFICAS FONOLÓGICAS ORTOGRÁFICAS ca, que, qui, co, cu k g ga, gue, gui, go, gu (ka, ke, ki, ko, ku) θ za, ce, ci, zo, zu x ja, ge, gi, jo, ju REPRESENTACIONES ESPECIALES (palatales) ĉ CH – ch LETRAS LETRAS FONOLÓGICAS λ ORTOGRÁFICAS LL - ll ŋ Ñ-ñ 27
  28. 28. REPRESENTACIONES CON VARIACIÓN DEL SONIDO (según la posición y los otros sonidos) LETRAS ORTOGRÁFICAS POSIBLES FONEMAS simple múltiple /r/ / ř/ R–r entre vocales inicial tras s, l o n rr entre vocales como consonante como vocal /y/ /i/ Y-y delante de vocal 1.- final de palabra 2.- como palabra LETRAS ORTOGRÁFICAS QUE CORRESPONDEN A UN MISMO FONEMA B - b --- V - v /b/ G - g --- J - j /x/ G - g --- GU - gu /g/ C – c --- Z - z /θ/ C – c --- K – k --- QU - qu /k/ “Ahora recoge la ceniza que ha caído y cierra la ventana.” según LA FONOLOGÍAquedaría así: /aóra řekóxe la θeníθa ke a kaído i θiéřa la bentána/ Gracioso ¿no?28
  29. 29. Pues las curiosidades no se paran ahí. Te has fijado en unas rayitas que están encimade algunas letras (vocales) cuando se escriben ¿verdad? Pues ahora te hablo de esas rayitas yde más cosas. Por lo que te decía, LA EXPRESIÓN también me contó que sus 24 hijos fonemas, a losque se les llama en general elementos fónicos segmentales, gustan de “arreglarse” conpequeños retoques que les hacen aparecer un poco distintos, pero no lo hacen por coqueteríao por chulería sino porque con esos retoques aún pueden manifestar más matices, másprecisiones, más ideas en definitiva. A esos “arreglitos” con que se retocan los segmentales seles llama suprasegmentales, y eso porque no pueden existir por sí solos: se acoplan siempre alos segmentales y les quedan muy bien. Los elementos fónicos suprasegmentales son dos y se llaman acento y entonación. ¿Te acuerdas de lo que te dije de los cuatro formantes del sonido: intensidad, tono,timbre y cantidad?, bueno; pues, precisamente gracias a la intensidad, existe el acento, que esun refuerzo de la intensidad media que tiene normalmente un sonido, y con el acento tienemás intensidad, se hace más fuerte, vamos, es más potente. El acento sólo lo pueden llevarlas vocales, que pasan a ser tónicas (si no, son átonas). En general, me dijeron que todas las palabras tienen un determinado acento, pero,luego, cuando se juntan unas con otras, algunas palabras lo pierden y pasan a ser palabrasátonas y se apoyan en otra palabra que no lo pierde, que lo conserva, y forman un grupo, ungrupo de intensidad, lo cual es fundamental para LA POESÍA, porque así se forman losllamados periodos rítmicos, y en LA POESÍA es muy importante esto del ritmo. Luego tecuento. Independientemente de si la palabra pierde o no pierde su acento por ir con otras, cadauna lleva el acento en una sílaba o en otra dependiendo de su última letra, y así las palabraspueden ser agudas, llanas, esdrújulas y sobresdrújulas; en plan “técnico” se pueden llamaroxítonas, paroxítonas, proparoxítonas y superproparoxítonas (¡vaya con los nombrecitos!). Antes de seguir, te aviso de un detalle que a mí me llamó mucho la atención: el acentosiempre se puede oír, pero a veces se ve y a veces no se ve (¡¿...?!). Puede parecer raro, perono te olvides de que los sonidos se pueden manifestar de modo oral y de modo escrito, y aveces en la escritura se usan unos signos, unas marcas gráficas que hacen que los sonidos sepronuncien de una manera o de otra, con retoques o sin ellos. Estos retoques gráficos, en elcaso del acento se llaman tildes. Cuando te hable de la entonación te diré algo de losllamados signos de puntuación y de expresión. 29
  30. 30. Fíjate en esta tabla que te pongo a continuación: ACENTO PROSÓDICO (QUE SE OYE PERO NO SE VE) CLASE DE PALABRA SÍLABA ACENTUADA LETRA FINAL DE LA PALABRA AGUDA u OXÍTONA última consonante distinta de “n” y de “s” (papel, cantar, tapiz, reloj, dejad...) GRAVE, LLANA o penúltima vocal, “n” y “s” PAROXÍTONA (niño, casa, perros, entras, salen...) TILDE o ACENTO GRÁFICO (QUE SE OYE Y SE VE) CLASE DE PALABRA SÍLABA ACENTUADA LETRA FINAL DE LA PALABRA última vocal, “n” y “s” AGUDA u OXÍTONA (sofá, entró, balón, cantarán, saldrás...) GRAVE, LLANA o penúltima consonante distinta de “n” y de “s” PAROXÍTONA (árbol, lápiz, César, álbum, césped...) ESDRÚJULA o antepenúltima vocal, “n” y “s” PROPAROXÍTONA (música, médicos, régimen...) SOBRESDRÚJULA o preantepenúltima vocal, “n” y “s” SUPERPROPAROXÍTONA (cómpramelo, hábilmente, déjaselos...) En estas tablas están las normas generales, pero después hay más: están las de losdiptongos, los hiatos, las palabras compuestas, las de la tilde diacrítica... ¡Vaya tela! Sí: haymucho, pero es normal... Las palabras son más especiales de lo que puede parecer a simplevista, y son tan especiales porque representan IDEAS. Ahí es nada. Sigo ahora con el otro retoque de los elementos fónicos segmentales, sigo con laentonación.30
  31. 31. La entonación depende de otro de los cuatro formantes del sonido: depende del tono. La entonación es muy melodiosa, incluso musical. A veces se nota más, a veces senota menos, pero las palabras, al ser expresadas, sobre todo oralmente, siempre tienen unamusiquilla que permite que se llegue incluso a cantar, cantar de verdad; sin llegar a lacanción, la melodía que tienen las palabras, eso sí, cuando se juntan varias, hace que seproduzcan unas u otras ideas o que se puedan matizar las ideas. Con la entonación se sabe siha acabado o no una oración gramatical, y se sabe cuántas partes la forman, y si es unaafirmación o una pregunta o una exclamación, y se pueden componer versos... Es muyimportante la entonación. La entonación, además, permite que se pueda respirar al tiempo de hablar, es decir,que no haya ahogos y que al mismo tiempo se organicen y se expresen bien las ideas. Lo quedigo de poder respirar es porque las oraciones, si son un poco largas, se han de fraccionar, yse fraccionan en lo que se llaman grupos fónicos, esto es, bloques de palabras que sepronuncian entre dos pausas, dos silencios, dos paraditas más o menos breves que se hacenentre bloque y bloque. Es verdad que los grupos fónicos dependen de la entonación, o sea, dela expresión, pero han de respetar lo que digan la forma y la función por un lado y lasignificación por otro, porque los grupos fónicos han de coincidir con los gruposmorfosintácticos y con los grupos significativos, y esto ha de ser así porque las palabras soncabezas con cuatro caras (ya lo he comentado varias veces) y las cuatro han de actuar alunísono: ninguna puede ir por libre o se armarían líos y líos y no habría modo de aclararse. Para seccionar bien una oración en los grupos fónicos que le tocan, hay que tener encuenta unas pautas generales que dicta LA NORMATIVA junto a LA FONÉTICA y LA FONOLOGÍA,LA MORFOLOGÍA, LA SINTAXIS y LA SEMÁNTICA. Parece que aquí mandan todas a la vez; pues, sí:así es, pero, realmente, todas están mandando siempre en todo y a la vez; lo que pasa es quepara cada ocasión hay una que toma la voz cantante y las otras le hacen el coro, y, si noestuvieran bien acopladas... ¡no veas qué de distorsiones, qué de gallos se escaparían! En eso de la separación es en lo que se emplean en la escritura unas marquitas gráficasque se llaman signos de puntuación y de expresión y que hacen que en la pronunciación seproduzcan (o no) más o menos pausas y en qué determinados lugares se han de producir.Luego te lo cuento. La entonación (para que se vea si hace falta) se puede dibujar como una línea con trespartes o ramas: una rama inicial, una central y otra final. La rama inicial va desde el silencioinicial hasta el primer acento del primer grupo de intensidad; la rama central, en la que semantiene el tono medio de la oración, acaba en el último acento del último grupo de 31
  32. 32. intensidad, y la rama final, que tiene nombre propio (se llama tonema), hace que el tono bajemás o menos según acabe la oración o no, o se haga una pregunta, o haya una suspensión... Lo de los grupos de intensidad se refiere a lo que te decía antes de que las palabraspierden o no su acento propio; en general, las palabras que pierden su acento son palabrasque tienen menor valor significativo por sí mismas, palabras que van como modificadoresacompañando a su núcleo, que es el que manda (aunque hay que tener en cuenta también lacantidad de palabras que se pueden juntar en un grupo, claro). Unas pequeñas muestras de “simulacros” de pronunciación posible: dileatuermáno quesevayaalastación tedejadoel.líbroenlamésa Evidentemente, se trata de una pronunciación rápida y tal vez descuidada; en unapronunciación más cuidada, incluso por motivos de intención expresiva, se pueden hacer máspausas y pronunciar todos los sonidos, o recalcarlos con más o menos énfasis; por cierto, estode la pronunciación por bloques, cuando se está aprendiendo a escribir, hace que se escribanlas palabras sin separación, tal y como se pronuncia el bloque: hay que tener cuidado, porqueno se escribe igual que se pronuncia. Eso se aprende con el tiempo, y fijándose, y leyendomucho y bueno. Volviendo a la entonación, las pausas y los grupos fónicos. En general, se puede decir que entre el grupo del sujeto y el grupo del predicado hayque hacer una pausa, y no se puede hacer mezclando elementos del sujeto con elementos delpredicado; tampoco se puede hacer una pausa entre el enlace y el término, ni entre elmodificador y el núcleo... Te lo estoy contando de una manera muy rápida, y esto hay quematizarlo mucho, pero es que te quiero contar muchas más cosas de las palabras. Lo que sípuedo hacer es darte una relación de publicaciones sobre todo esto (y más) que están alalcance de cualquiera que se interese por todos los asuntos de las palabras. Su país está lleno.Ya verás por qué. Antes de que se me olvide: los elementos fónicos, los segmentales y lossuprasegmentales, son importantísimos para poner de manifiesto las emociones, lossentimientos, porque con ellos se puede mostrar alegría, pena, miedo, desilusión, temor...También son importantísimos para diferenciar LA PROSA de LA POESÍA. LA PROSA y LA POESÍA son los dos desarrollos fónicos con que se pueden expresar laspalabras al hablar. Con el desarrollo en PROSA no hay que tener cuidado ni con el número desílabas, ni con la distribución de los acentos, ni con las pausas, ni con las coincidencias desonidos, ni con nada: simplemente se habla, se habla y ya está. Y de ese modo, el resultado32
  33. 33. es una expresión sin ritmo. Con LA POESÍA sí que hay que ir midiendo y contando,distribuyendo, equilibrando, repitiendo elementos fónicos precisamente para que haya ritmo. Para el desarrollo en PROSA, la expresión sólo necesita contar con LA NORMATIVA (ycon Los cuatro Sistemas del Sistema, claro), pero, para el desarrollo en POESÍA, ha de contarcon LA MÉTRICA. LA MÉTRICA es la que establece las normas que hay que seguir para componer versos(esto si se quiere, y con más o menos obligación, porque ahora estamos en el campo delArte). Los versos son grupos de unas pocas palabras (normalmente no muchas) que alrelacionarse con otros producen ritmo. ¿Cómo? Pues, en primer lugar hay que procurar quecada verso sea un grupo fónico, es decir, que se pronuncie (se recite, más bien) entre dospausas; en segundo lugar, es conveniente que los versos de toda la composición, que se llamapoema, tengan más o menos el mismo número de sílabas, o estén distribuidas según unesquema métrico por estrofas (las estrofas son grupos de versos que forman toda lacomposición); también es muy conveniente que los acentos estén repartidos más o menos porigual de un verso a otro y a todos; otra cosa que también es útil es que los finales de losversos, desde el último acento de intensidad, tengan aproximadamente o idénticamente losmismos sonidos, o las vocales, o las consonantes... pero que se note que hay repeticionesequilibradas, vamos, que eso da mucho ritmo. Por si te ha interesado esto de hacer versos, te diré que tendrías que ir enterándote decuáles son las reglas de LA MÉTRICA: las reglas del acento, de la sinalefa y de las licenciasmétricas diéresis y sinéresis; también convendría que le echaras un vistazo a los esquemasmétricos que se han ido inventando a lo largo del tiempo, y de las modas y modos que hahabido en torno a todo esto. En todo caso, más adelante te contaré lo que sé yo de esto, que,por ahora no es mucho, pero... menos da una piedra. De todos modos, según me han dichopor aquí, para hacer POESÍA no es imprescindible respetar a rajatabla las normas de LAMÉTRICA: lo que realmente hace falta es que haya emoción, sentimiento, vivencias ysinceridad, que es lo que hace que se difunda esa vibración anímica con la que se conectan lasalmas, los espíritus, las voluntades... y se pueda llegar a la esencia de LA LÍRICA. ¿Te he hablado de LA LÍRICA? Creo que no; bien; no importa: si tú tienes tiempo, yotengo tiempo. Pero ahora no; ahora me voy a comer. En esta casa no parece que hayacomida... y yo necesito comer. Ya le he dicho a la expresión que tengo que volver otro díapara que me siga contando cosas de lo suyo: me ha resultado todo interesantísimo... ¿Y a ti? 33
  34. 34. 34
  35. 35. EL TRABAJO DE LAS PALABRAS Después del aquel follón que montaron las cuatro caras de las palabras, yo habíaseguido con las visitas propias de mi viaje por su país, y me acordé de que la función habíahablado de una empresa en la que trabajaban las palabras: indagué, pedí los permisospertinentes a LA MORFOLOGÍA y a LA SINTAXIS y conseguí entrar en ella y conocerla por dentro. Ya sabemos que, según esa cara suya que se llama función (que es tan amiga de laforma), las palabras pueden trabajar, y, de hecho, no se cansan ni se quejan detrabajar; ni siquiera se quejan de hacer siempre el mismo trabajo, es decir, quea cada palabra, según la forma que tiene, le toca un trabajo fijo, le toca cumplir con unafunción que siempre es la misma (salvo porque algunas, a veces, disfrutan deun permiso especial llamado metábasis y pueden cambiar de papel). Efectivamente, todas las palabras trabajan en una única y gran empresa nacionalllamada EL MENSAJE LINGÜÍSTICO (¡vaya nombre para una empresa! ¿no?). La empresa en la que trabajan tiene un único objetivo: producir oracionesgramaticales. Las oraciones gramaticales son revestimientos con que se recubren las ideaspara que estas se puedan notar, porque las ideas (que, por cierto, viven con las palabras) soncomo fantasmas: van pululando por todas partes pasando desapercibidas, y, para que sepuedan captar, han de ser revestidas con algo, o sea, que las ideas se han de vestir conpalabras de modo semejante a lo que hace un fantasma cuando se pone una sábana encimapara que se note que está ahí. Producir esos revestimientos de los que hablo es una tarea que exige una granespecialización, y por eso cada palabra sabe cumplir muy bien con la parte de la faena que letoca y que, al final, sale bien porque todas han colaborado para que así sea, aunque de vez encuando entran en acción los saboteadores y... ya se sabe lo que pasa cuando hay un sabotaje.Ya te hablaré de algunos sabotajes famosos. Como digo, todas y cada una de las palabras, desde las más sencillas hasta las másaparatosas, son expertas en su materia y de ninguna de ellas se puede prescindir. Acontinuación te presento el listado general de las categorías laborales de la empresa y lospuestos de trabajo correspondientes, y ¡ojo! es el listado oficial que me facilitaron desde lamismísima dirección general de la empresa (no te vayas a pensar que yo trabajo coninformación de poca monta). Un aviso antes de que leas el listado (entre nosotros y de un modo menos“empresarial”): las categorías laborales se refieren a las clases de las palabras según la 35
  36. 36. forma con la que se muestran, y los puestos de trabajo son las funciones que se les hanencomendado a las palabras según la forma que tienen. EL MENSAJE LINGÜÍSTICO Empresa Nacional Dedicada a la Producción de Oraciones Gramaticales Declarada de Interés Informativo Universal RELACIÓN DE CATEGORÍAS LABORALES RECONOCIDAS OFICIALMENTE POR LA DIRECCIÓN Y EL COMITÉ DE LA EMPRESA Y ADJUDICACIÓN DE LOS PUESTOS DE TRABAJO CORRESPONDIENTES CATEGORÍAS LABORALES PUESTOS DE TRABAJO FORMAS NOMINALES (variables) FUNCIONES DE EQUIPO NOMINAL sustantivo núcleo de sintagma nominal (Sujeto y otros) artículo determinante antepuesto adjetivo determinativo determinante antepuesto o postpuesto adjetivo calificativo modificador directo pronombre personal y determinativo sustituirá al sustantivo cuando este esté ausente y ocupará su puesto de trabajo pronombre relativo acompañará al sustantivo ANTECEDENTE y lo relacionará con un nuevo grupo FORMAS VERBALES (variables) FUNCIONES DEL EQUIPO VERBAL formas personales (clase A) núcleo del sintagma verbal (Predicado) formas no personales (clase B) se desdoblarán en sustantivo, adjetivo calificativo y infinitivo – participio - gerundio adverbio compaginando su trabajo como verbos FORMAS INVARIABLES FUNCIONES DE COLABORACIÓN adverbio directo modificador directo del verbo, del sustantivo, del adjetivo y del propio adverbio adverbio relativo acompañará al sustantivo o al verbo ANTECEDENTE y lo relacionará con un nuevo grupo preposición enlace subordinante entre grupos no verbales (con cambios de nivel) conjunción subordinante enlace subordinante entre grupos verbales o no (con cambios de nivel) conjunción coordinante enlace coordinante entre grupos verbales o no (sin cambios de nivel) FORMAS INVARIABLES MÚLTIPLES FUNCIONES GLOBALES interjección aglutinará y representará a todas las demás en situaciones de emergencia o de especial intensidadNOTA DE LA DIRECCIÓN: Para consultas y aclaraciones diríjanse a los paneles informativos de cada sección y a susresponsables: el SUJETO y el PREDICADO.36
  37. 37. Como has podido ver, la Dirección de la empresa está a cargo de dos responsablesmuy cualificados y que intervienen siempre en la producción de las oraciones: EL SUJETO y ELPREDICADO. Los dos trabajan del mismo modo. Te lo cuento a continuación. Te lo cuento despacito, porque yo, que estaba viendo aquello, tenía que estarsiguiendo la producción con mil ojos: ¡no veas lo rapidísimamente que se trabajaba allí! Endécimas de segundo podían estar listos para su distribución montones y montones derevestimientos para las ideas; pero, claro, es que las ideas también son rapidísimas yconstantemente estaban pidiendo y pidiendo revestimientos que las dejaran arregladas ydispuestas para todo. Y fíjate tú: a pesar de que la actividad era de vértigo, daba gusto ver quetodo el mundo sabía lo que tenía que hacer y lo hacía bien; bueno, alguna vez había algúntitubeo, pero se calibraban las posibilidades, se discutía un poco... y listo. También es verdadque en ocasiones las peticiones de las ideas eran muy especiales y se complicaba el trabajo,porque cuando llegaban ideas densas, o rebuscadas, o dificultosas... la cosa se podía enredar yhabía que tomárselo con calma y pensar mucho antes de decidirse por un formato o por otro. Otra cosa que también me llamó mucho la atención es que EL SUJETO y EL PREDICADOson como transformistas incansables que actúan casi instantáneamente: en cuanto hacía faltapreparar una oración ya estaban allí para organizar a sus respectivos equipos de trabajo, y enseguida otro y otro y otro... ¡No paraban! Vale. A lo que vamos. La faena, como es normal en este tipo de tarea, se desarrolla por niveles, y a todas y acada una de las palabras se les coloca una etiqueta identificativa del trabajo que tienen quehacer: así todo el mundo sabe de qué grupo forma parte, qué le toca hacer en cada ocasión...Nadie se confunde, ni hay líos ni nada que pueda hacer que la oración salga mal. Lasetiquetas que se les ponen a las palabras se llaman SINTAGMAS; en cada etiqueta figura laocupación específica de la palabra, y las etiquetas llevan una especie de “enganche” que sirvepara que las palabras se vayan uniendo y resulte una estructura sólida y resistente, porque lasideas son seres muy delicados e importantes y hay que protegerlas con revestimientosconsistentes, estables, bien conformados y adecuados a su contenido. Ahora te lo voy a ir contando por partes. EL SUJETO es el encargado de organizar a todas las palabras que se refieren al asuntodel que se quiere dar alguna información. Hay veces en que EL SUJETO no necesita más que auna palabra y entonces buscará a un sustantivo, a un infinitivo (que es de la familia) o a unpronombre de los personales o de los determinativos para que sea jefe de grupo (aquí nopuede actuar como jefe un pronombre relativo más que como segunda función). De todos 37
  38. 38. modos, me enteré de que es muy normal que, para organizar el grupo del SUJETO, con queaparezca un artículo ya se puede montar el grupo, porque el artículo es una palabra quepuede transformar en sustantivo a cualquier palabra, es algo así como el mago de lasustantivación, lo cual es cómodo y amplía mucho las posibilidades de producción. Debe deser por este y por otros “trucos” por lo que salen de esta factoría tantas y tantas oraciones alcabo del día, y todas listas para su uso: el revestimiento de las ideas. Una vez que EL SUJETO ya ha designado al jefe de grupo (al que llaman NÚCLEO DELSINTAGMA SUJETO), le pasa el mando a ese jefe y es él el que sigue con la organización de lasdemás palabras que se puedan emplear para componer todo el bloque completo. Un bloque deestos, por lo que se ve, puede tener desde una palabra hasta muchísimas: todo depende de lacantidad y la complejidad de la información que lleve la idea para la que se está fabricando elrevestimiento. Todas y cada una de las palabras de este equipo, el del SUJETO, se vanenganchando las unas a las otras, por niveles (todos con su etiqueta de SINTAGMA), y en cadanivel puede volver a aparecer otro jefe de grupo, pero de grupo de nivel inferior, que tambiénserá NÚCLEO DEL SINTAGMA, pero no del SINTAGMA SUJETO sino de algún SINTAGMAMODIFICADOR del anterior. En el grupo del SUJETO pueden intervenir todas las palabras que sean necesarias paraque el asunto quede completo y claro: además del jefe, que siempre ha ser de la categoríalaboral del sustantivo, pueden aparecer otros sustantivos, con o sin sus acompañantesnormales (artículo y adjetivo); pueden aparecer pronombres, verbos, preposiciones,adverbios... de todo, vamos. EL PREDICADO se encarga de organizar y presentar toda la información que se da delasunto, es decir, del SUJETO. Su sistema de trabajo es igual que el del SUJETO. EL PREDICADOorganiza a su grupo a partir de un verbo, que pasa a ser el NÚCLEO DEL SINTAGMA PREDICADO,y a partir de ahí se van enganchando todas las demás palabras, de cualquier clase que sean(también por niveles y con sus etiquetas) hasta completar toda la información que se requiere. Cuando EL SUJETO y EL PREDICADO ya han enganchado a todas sus palabras, ya está laoración gramatical lista para servir de revestimiento a alguna idea. Y fin de una y vuelta aempezar rápidamente con otra y otra y otra... Ya te digo: incansables, dinámicas, veloces,ágiles... Ahora que me acuerdo: me dieron unas tablas de correspondencias y unos esquemasde producción para que pudiera seguir más cómodamente el proceso. Te los pongo en otrashojas para que los veas. Los esquemas son como árboles genealógicos o así; ya verás.38
  39. 39. Aquí te presento una lista con los tipos de sintagmas, las clases de palabras y losgrupos que pueden formar parte del SINTAGMA SUJETO y del SINTAGMA PREDICADO de laORACIÓN GRAMATICAL. ORACIÓN GRAMATICAL SINTAGMA NOMINAL SUJETO SINTAGMA VERBAL PREDICADO función categoría función categoríaNÚCLEO DEL SINTAGMA SUSTANTIVO NÚCLEO DEL SINTAGMA VERBO NOMINAL (o forma equivalente) VERBAL (en forma personal) NÚCLEO DEL SINTAGMA NOMINAL FUNCIÓN DE MODIFICADORES CATEGORÍAS RESPONSABLES DETERMINANTE A ARTÍCULO DETERMINANTE B ADJETIVO DETERMINATIVO MODIFICADOR DIRECTO A ADJETIVO CALIFICATIVO MODIFICADOR DIRECTO B ADVERBIO CUANTIFICADOR COMPLEMENTO DE NOMBRE PREPOSICIÓN DE Y SUSTANTIVO APOSICIÓN SUSTANTIVO PROPOSICIÓN SUBORDINADA SUSTANTIVA pareja de sujeto y predicado equivalente a (con o sin conjunción como ENLACE ) sustantivo PROPOSICIÓN SUBORDINADA ADJETIVA pareja de sujeto y predicado equivalente a (con pronombre relativo como ENLACE) adjetivo PROPOSICIÓN SUBORDINADA ADVERBIAL pareja de sujeto y predicado equivalente a (con adverbio relativo como ENLACE) adjetivo 39
  40. 40. MODIFICADORES del NÚCLEO DEL SINTAGMA VERBAL y CATEGORÍAS (verbo transitivo) SUSTANTIVO o COMPLEMENTO DIRECTO sin ENLACE PRONOMBRE (personal o determinativo) (verbo transitivo) SUSTANTIVO referente a personas (animales) o COMPLEMENTO DIRECTO con ENLACE pronombre referido a personas (animales) (preposición A) COMPLEMENTO INDIRECTO sin ENLACE PRONOMBRE (personal o determinativo) COMPLEMENTO INDIRECTO con ENLACE SUSTANTIVO o (preposiciones A o PARA) PRONOMBRE (personal o determinativo) COMPLEMENTO CIRCUNSTANCIAL con ENLACE ADVERBIO, SUSTANTIVO o (cualquier preposición) PRONOMBRE (personal o determinativo) COMPLEMENTO CIRCUNSTANCIAL sin ENLACE ADVERBIO (o forma adverbial) (verbo copulativo) ADJETIVO, PARTICIPIO, SUSTANTIVO o ATRIBUTO sin ENLACE PRONOMBRE (personal o determinativo) preposición DE y ADJETIVO, PARTICIPIO, (verbo copulativo) SUSTANTIVO o PRONOMBRE (personal o ATRIBUTO con ENLACE determinativo) (verbo pseudocopulativo) SUSTANTIVO, ADJETIVO o PARTICIPIO PREDICATIVO (verbo intransitivo) SUSTANTIVO o SUPLEMENTO PRONOMBRE (personal o determinativo) (con la preposición del verbo como ENLACE) (verbo en voz pasiva) SUSTANTIVO o AGENTE con ENLACE PRONOMBRE (personal o determinativo) (preposición POR o ENTRE) PROPOSICIÓN SUBORDINADA SUSTANTIVA pareja de sujeto y predicado equivalente a (con o sin CONJUNCIÓN SUBORDINANTE SUSTANTIVA sustantivo como ENLACE) PROPOSICIÓN SUBORDINADA ADVERBIAL pareja de sujeto y predicado equivalente a (con ADVERBIO RELATIVO o CONJUNCIÓN adverbio SUBORDINANTE ADVERBIAL como ENLACE)40
  41. 41. Ahora te adjunto dos esquemas de estructura oracional: uno brevísimo y otro másextenso. El brevísimo es para una idea que no necesita muchas palabras para revestirse. La ideaes que alguien que se llama Pedro está interpretando una canción; la oración gramaticalcorrespondiente más sencilla es Pedro canta.Su esquema: Pedro canta. funciones matrices . . . . . . SUJETO PREDICADO palabras encargadas . . . . . Pedro canta funciones de NÚCLEO . . sustantivo verboEl esquema más extenso es el de la oración gramatical “El libro que te presté ayer está en elcajón de abajo.” El libro que te presté ayer está en el cajón de abajo. SUJETO PREDICADO el libro que te presté ayer está en el cajón de abajo Det. núcleo MI (propos. subord. adjetiva) núcleo C. C. de lugar el libro que te presté ayer está en el cajón de abajo enlace término enlace término que te presté ayer en el cajón de abajo SUJETO PREDICADO Det. núcleo C.de nombre (yo) te presté ayer el cajón de abajo C.D. C.I. núcleo C. C. de tiempo enlace término (el libro) que te presté ayer de abajoart. sust. pron. pron. verbo adverbio verbo art. sust. prepos. adverb. relat. persnl. prepos. 41

×