• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
La Alpujarra En ImáGenes
 

La Alpujarra En ImáGenes

on

  • 465 views

Bello artículo de Yolanda Pérez desde Cádiar

Bello artículo de Yolanda Pérez desde Cádiar

Statistics

Views

Total Views
465
Views on SlideShare
432
Embed Views
33

Actions

Likes
0
Downloads
1
Comments
0

1 Embed 33

http://www.cosasdeandalucia.com 33

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    La Alpujarra En ImáGenes La Alpujarra En ImáGenes Document Transcript

    • La Alpujarra: El tiempo de las ayozas Yolanda Pérez Fernández, desde Cádiar Hemos visto las nieves (aún ahora, subiendo o alargando la mirada) bajo nuestros pies y un año más, con un frío que olía a leña y unas noches, a poco más de las siete, oscuras a fuerza de apagones y desiertas, nos ha sorprendido la natural valentía con que los almendros, con esa fragilidad desafiante en la que encuentro su mayor belleza, han vestido los campos de blancos y rosas haciendo travesuras con las predicciones, riéndose de puentes milenarios y montañas que han sucumbido a las lluvias y a las tempestades, y animando a los frioleros a ir dejando atrás el sayo. Por aquí y por allá, retomando viejos cauces o abriendo nuevos caminos, corren ahora aguas alegres, suspendidas, tendidas al sol, juguetonas, que a veces no asoman para ser sonido, y que han ido recogiendo a su paso las estaciones. Un año más, se va sucediendo aquello que se espera y aún así viene de nuevas. Este invierno, por las nieves, que querían primavera. (Los mayores lo decían). Esta otra por los cientos de trinos olvidados que la vuelan… Ya se va anunciando, pueblo tras pueblo, fiesta tras fiesta. Recuerdo ahora una, que está al caer, que me llamó bastante la atención. (En todas ellas, cuando las compartes, siempre hay quien te menciona las de años atrás, ya sea para bien, ya sea para mal). Ésta es en Bérchules. Con los santos, procesionaban los animales del lugar, muchos de ellos adornados, agrupados por categorías. Una chica joven, a primera hora de la mañana, paseaba su trajín por la calle principal preparando los avíos del burro… Hasta ese día, yo no había visto nunca ni había pasado por mi imaginación, un desfile de gallinas.
    • Cada día, La Alpujarra, es una vida abierta. La otra tarde, en Lobras, pueblo bonito donde los haya, poco transitado, pero lo justo para recibir saludo, mientras dos hermanos, charlando y bromeando sin soltar pala, hablaban de las papas de la costa, que cómo están ya, que allí se siembran antes, pero que nos ha pillao el toro, que como mucho el 19 de marzo y ya estamos en abril…, llegó un hombre de edad, que seguro que también habrá laborao a más de una bulla, y respondió, tan rotundo como parsimonioso, a un amistoso “qué pasa”: “tiempo”. “Mira cómo están los cerezos, que no se me han helao”… Un año más, se va sucediendo aquello que se espera y aún así viene de nuevas… Y siguiendo el paseo, se acercará el verano