Experiencias y conocimientos para la conservación en la Cordillera del Condor Perú - Ecuador
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Experiencias y conocimientos para la conservación en la Cordillera del Condor Perú - Ecuador

on

  • 5,169 views

Experiencias y conocimientos para la conservación en la Cordillera del Condor Perú - Ecuador

Experiencias y conocimientos para la conservación en la Cordillera del Condor Perú - Ecuador

Statistics

Views

Total Views
5,169
Views on SlideShare
5,169
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
52
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Experiencias y conocimientos para la conservación en la Cordillera del Condor Perú - Ecuador Experiencias y conocimientos para la conservación en la Cordillera del Condor Perú - Ecuador Document Transcript

    • Tarimiat Nunkanam Inkiunaiyamu Tajimat Nunkanum Inkuniamu Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Caterina Cárdenas, Patricia Peñaherrera, Heidi Rubio Torgler, Didier Sánchez, Luis Espinel, Raúl Petsain, Ramón Yampintsa y Carlos Fierro Editores Enero de 2008
    • Tarimiat Nunkanam Inkiunaiyamu Tajimat Nunkanum Inkuniamu Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú. Primera edición, enero 2008 Editores: Caterina Cárdenas, Patricia Peñaherrera, Heidi Rubio Torgler, Didier Sánchez, Luis Espinel, Raúl Petsain, Ramón Yampintsa y Carlos Fierro. Comité editorial: Caterina Cárdenas, Patricia Peñaherrera, Heidi Rubio Torgler, Didier Sánchez, Luis Espinel, Raúl Petsain, Ramón Yampintsa, Carlos Fierro, Ruth Elena Ruiz, Luis Suárez, Kristen Walker e Isabel Iturralde. Organizaciones participantes: CGPSHA – Ecuador Sucúa, 088155406, 072740108, yuwichpetsain@yahoo.com ODECOAC – Perú. Shaim, Alto Comaina, Amazonas ODECOFROC – Perú. Mamayaque, Cenepa, Amazonas Editado por: Conservación Internacional Perú Av. Dos de mayo 741, Miraflores, Perú Telefax: (511) 6100300 ci-peru@conservation.org / www.conservation.org.pe Conservación Internacional Ecuador Av. Coruña N29-44 y Ernesto Noboa Caamaño.Quito, Ecuador TEL. (593 2) 252 89 10 / 252 48 20. Fax (593 2) 22388 50 ci-ecuador@conservation.org www.conservation.org Fundación Natura–Ecuador Elia Liut N45-10 y el Telégrafo primero, Quito - Ecuador TEL. 022272863 rruiz@fnatura.org.ec Corrección de estilo: Claudia Figallo, Fernando Ghersi Cuidado de la edición: Heidi Rubio Torgler Ilustraciones de portada, contraportada e interiores Mónica Rubio Torgler interiores: Fotografías: Ecuador: David Ducoin, Juan Diego Perez, Nicolas Kingman, Patricia Peñaherrera, Stefffan Gatter. Perú: Cesar Cárdenas, Caterina Cárdenas, archivo CI-Perú Elaboración de mapas: Eddy Mendoza Diseño y diagramación: Renzo Espinel y Luis de la Lama Preprensa e impresión Letrera Gráfica SAC impresión: Este libro debe citarse de la siguiente manera: Cárdenas C.; P Peñaherrera; H. Rubio Torgler; D. Sánchez; L. Espinel; R. Petsain; R. Yampintsa y C. Fierro (editores). . 2008. Tarimiat Nunkanam Inkiunaiyamu // Tajimat Nunkanum Inkuniamu// Experiencias y Tajimat conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Cóndor, Ecuador-Perú CGPSHA–Ecuador, ODECOAC–Perú, ODECOFROC–Perú, Conservación Internacional y Fundación Ecuador-Perú. -Perú Natura–Ecuador. Lima, Perú. Los testimonios contenidos en este documento deben citarse de la siguiente manera: Nombre de quien hace el testimonio 2008. nombre del testimonio En: Cárdenas C.; P. Peñaherrera; H. testimonio. testimonio. Rubio Torgler; D. Sánchez; L. Espinel; R. Petsain; R. Yampintsa y C. Fierro (editores). Tarimiat Nunkanam Tajimat Inkiunaiyamu // Tajimat Nunkanum Inkuniamu// Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador -Perú CGPSHA–Ecuador, Cóndor, Ecuador-Perú. -Perú ODECOAC–Perú, ODECOFROC–Perú, Conservación Internacional y Fundación Natura–Ecuador. Lima, Perú. . Se debe citar la fuente en todos los casos. Fragmentos de esta publicación pueden ser traducidos y reproducidos sin permiso de los editores siempre que se cite la fuente. Para la traducción o reproducción total del producto las organizaciones participantes deben ser notificadas con anterioridad. Esta publicación ha sido posible gracias al apoyo financiero de la Iniciativa de Pueblos Indígenas y Tradicionales de Conservación Internacional. Las opiniones aquí expresadas corresponden a los autores y no representan necesariamente las opiniones de las organizaciones participantes. © Conservación Internacional Hecho el Depósito Legal en la Biblioteca Nacional del Perú Nº 2008-00867 ISBN: 978-9972-865-06-0 Numero de ejemplares impresos: 2000 Impreso en Lima, Perú
    • Miembros del equipo nuclear • Patricia Peñaherrera. Facilitadora principal. Consultora, Fundación Natura (Ecuador) • Didier Sánchez. Facilitador principal. Consultor, Fundación Natura (Ecuador) • Caterina Cárdenas. Facilitadora principal. Consultora, CI-Perú • Heidi Rubio. Coordinadora del proceso de capitalización, Asesora Técnica de la Iniciativa Indígena y de Pueblos Tradicionales, CI • Luis Espinel. Gerente Programa Región Norte, CI-Perú • Carlos Fierro. Coordinador Corredor de Conservación Cóndor-Kutuku, CI-Ecuador • Raúl Petsain. Facilitador en campo. Líder shuar (Ecuador) • Ramón Yampintsa. Facilitador en campo. Promotor awajún del Proyecto Paz y Conservación (Perú) • Julio Hinojosa. Facilitador en campo. Promotor wampis del Proyecto Paz y Conservación (Perú) • Virgilio Bermeo. Facilitador en campo. Promotor awajún líder del Proyecto Paz y Conservación (Perú) • Diógenes Ampam Wejin. Encargado de la traducción y transcripción de los testimonios y fichas de capitalización en awajún (Perú)
    • Autores del libro 1. Alvino Agkuash Shajup, Perú 33. Luís Pedro Chumpí, Ecuador 2. Isidro Ankuash, Perú 34. Pedro Chumpí, Ecuador 3. Ladico Agkuash, Perú 35. Miguel Chup, Ecuador 4. Martín Alcalde, Perú 36. Oscar Chup, Perú 5. Antonio Ampam, Ecuador 37. Liz Kelly Clemente Torres, Perú 6. Eder Ampam, Perú 38. Jorge Cuja, Perú 7. Gabriel Ampam, Ecuador 39. Marcial Daichap, Perú 8. Vicente Ampam, Ecuador 40. Mirbel Epiquién Rivera, Perú 9. Víctor Ampam, Ecuador 41. Luis Espinel, Perú 10. Domingo Ankuash, Ecuador 42. Alfonso Flores, Perú 11. Pedro Ankuash, Ecuador 43. Moisés Flores, Perú 12. Elsa Antuash, Ecuador 44. Stefan Gatter, Ecuador 13. Domingo Antun, Ecuador 45. Isidro Gutiérrez, Ecuador 14. Manuel Antunish, Ecuador 46. Julio Hinojosa 15. Fermín Apikai, Perú 47. Romer Hinojosa 16. Henry Arrobo 48. Hermelinda Jua, Ecuador 17. Hernán Ayui Kajekui, Perú 49. Marco Jua, Ecuador 18. Fernando Bajaña, Ecuador 50. Joaquín Juwau Sejekam, Perú 19. Virgilio Bermeo 51. Jonathan Juwau Bijush, Perú 20. Feliciano Cahuasa Rolin, Perú 52. Martin Juwau Sejekam, Perú 21. Caterina Cárdenas, Perú 53. Segundo Kajekui Chuinta, Perú 22. Enrique Cárdenas, Ecuador 54. Cecilio Kantuash, Perú 23. Ada Castillo, Perú 55. Cruz Kantuash Chup, Perú 24. Antonio Castillo, Ecuador 56. Santiago Kingman, Ecuador 25. Nicolás Chigkun, Perú 57. Franklin Kuja, Ecuador 26. Gabriel Chumpik, Ecuador 58. Arquímedes Kungkumas Kunchikui, Perú 27. Guzmán Chinkug Mayan, Perú 59. Nelson Kungkumas Kunchikui, Perú 28. Efrén Chiriap, Ecuador 60. Benjamin Lau, Perú 29. Marcela Chuim, Ecuador 61. Genaro López Chiarmach, Perú 30. Peas Chuin Kajin, Perú 62. Gerardo López, Perú 31. Patricio Chumbía, Ecuador 63. Guido López, Perú 32. José Chumpí, Ecuador 64. Nelson López Flores, Perú
    • 65. María Cecilia Macera 97. Octavio Shakaime Huahua, Perú 66. Emilio Majiano Bagit 98. Samuel Shimpukat, Perú 67. Cesar Mashingash, Perú 99. Julián Taish, Perú 68. Mario Mayan Sejekam, Perú 100. Moisés Taish Shijap, Perú 69. Ignacio Mayan Yampis, Perú 101. Mario Tentets, Ecuador 70. Mauro Mendoza, Perú 102. Carlos Tijias Wisum, Perú 71. Susana Menéndez, Perú 103. Luís Tiwiran, Ecuador 72. Walter Metzger del Aguila, Perú 104. Andrés Treneman, Perú 73. Benito Nankamai, Ecuador 105. Merino Trigoso Pineda, Perú 74. Natividad Nankamai, Ecuador 106. Elvia Tsamarain, Ecuador 75. Ángel Nantip, Ecuador 107. Rafael Tsanchim, Ecuador 76. Agustín Nawech, Ecuador 108. Segundo Tsakimp Ashanka, Ecuador 77. Juan Noningo Puwai, Perú 109. Vicente Tsakim, Ecuador 78. Raúl Noningo, Perú 110. Rogelio Tsejem Unkush, Perú 79. Rafael Ochoa, Ecuador 111. Ramón Tunki, Ecuador 80. Felipe Orihuela Garcia, Perú 112. Francisco Ujukam Shuwig, Perú 81. Víctor Pacheco Torres, Perú 113. Alfonso Utitiaj 82. Nina Pardo, Perú 114. José Utitiaj, Ecuador 83. Patricia Peñaherrera, Ecuador 115. Pedro Uvijindia, Ecuador 84. Gerardo Petsaim Sharup, Perú 116. Adela Wampash, Ecuador 85. Raúl Petsain, Ecuador 117. Abel Wisum, Ecuador 86. Olga Pitiur, Ecuador 118. Margarita Yagkuag Anjis, Perú 87. Carlos F Ponce del Prado, Perú . 119. Tito Yagkur, Perú 88. Heidi Rubio Torgler, Perú 120. Juan Yambis, Perú 89. Ruth Elena Ruiz, Ecuador 121. Ramón Yampintsa Yampis, Perú 90. Didier Sánchez, Ecuador 122. Cecilio Yampis, Perú 91. Bosco Santiak, Ecuador 123. Eringue Yampis Yagkuag, Perú 92. Victor Sejekam Kukush, Perú 124. Florencia Yampis Ayui, Perú 93. Wajai Sejekam, Perú 125. Maria Yampis Wachapea, Perú 94. Stanislao Shajup, Perú 126. Mateo Yampis Mayan, Perú 95. Tomás Shajup, Perú 127. Paul Yampis Yagkuag, Perú 96. Griselda Shakai, Ecuador
    • Índice general • Agradecimientos ............................................................................................................ 17 • Prólogo ........................................................................................................................ 18 • Presentación ................................................................................................................. 20 • Introducción .................................................................................................................. 25 • Sección I: ...................................................................................................................... 27 - El Contexto de los procesos que se capitalizan en este libro ............................................ 29 - La línea histórica del proyecto paz y conservación binacional en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú ................................................................... 44 • Sección II: Ejes de reflexión ............................................................................................. 57 - La conservación desde diversas visiones ....................................................................... 59 - La interacción entre culturas y saberes .......................................................................... 97 - Puntos de encuentro entre dos visiones ....................................................................... 127 - El fortalecimiento cultural .......................................................................................... 163 - Autonomía territorial y política ................................................................................... 199 - La importancia de ordenar los recursos y desarrollar las capacidades ............................ 245 - ¿Qué nos hace vulnerables? .................................................................................... 307 - ¿Y lo binacional? .................................................................................................... 355 - La comunicación: un elemento clave .......................................................................... 365 - Voluntad y capacidad política ................................................................................... 389 - ¿Qué motiva el compromiso de los equipos técnicos? .................................................. 439 • Sección III: Aprendizajes ............................................................................................... 463 - Conclusiones .......................................................................................................... 465 - Lecciones aprendidas ............................................................................................... 478 - Recomendaciones .................................................................................................... 479 • Glosario ..................................................................................................................... 483 • Siglas ......................................................................................................................... 489 • Anexos (CD-ROM): 1 Listado de las publicaciones de los resultados del Proyecto Paz y Conservación 2 Metodología y principales aprendizajes del proceso de capitalización 3 Lecturas complementarias 4 Comunicados Los awajún y el parque nacional 5 Acuerdo de cooperación entre los pueblos shuar, awajún y wampís 6 Vídeo del Ecuador: Tarimiat. La tierra de nuestros ancestros (Shuar) 7 Vídeo del Perú: Jinta Ujaimu. Abriendo el Camino (Awajún y Wampís)
    • Índice detallado Sección II Capítulo 1: La conservación desde diversas visiones .................................................. 59 Esperamos que los acuerdos se cumplan/Alvino Agkuash Shajup ............................................ 67 El dinero en la relación con las ONG/Domingo Ankuash ....................................................... 69 Técnicamente nos orientaron sobre lo que se puede criar y sembrar/Cesar Mashingash .............. 71 Mis amigos shuar de la Cordillera del Cóndor/Patricia Peñaherrera .......................................... 72 Una confianza mutua, fue la clave del éxito/Stefan Gatter ....................................................... 74 Construyendo cosas con la gente/Enrique Cárdenas ............................................................... 75 Nos dejó buenas ideas sobre lo que podemos hacer nosotros mismos/Victor Sejekam Kukush ..... 76 Antes ya habíamos hecho un plan de uso y consumo de los recursos/ Nelson Kungkumas Kumchikui ............................................................................................. 78 Nosotros ya habíamos empezado a reforestar por nuestra iniciativa/Tomas Shajup ..................... 79 Ni yo conozco cómo es el ronsoco, asi le puede pasar a nuestros hijos/Florencia Yampis Ayui .... 80 Poco a poco, los que solo extraen se están dando cuenta/Francisco Ujukam Shuwig .................. 82 Si no sembramos, los que sufrirán más serán nuestros propios hijos/Margarita Yangkuag Anjis ... 84 ¿Cómo puedo vivir a futuro para que mis hijos puedan beneficiarse?/ Genaro López Chiarmach .................................................................................................... 85 Nosotros si hemos decidido conservar nuestros recursos/Feliciano Cahuasa Rolin ..................... 86 Venimos olvidando nuestra anterior forma de vida/Ignacio Mayam Yampis ................................ 88 Hemos acordado aplicar las enseñanzas que hemos aprendido/Julian Taish .............................. 89 Debemos ir reforestando en las purmas/Raúl Noningo ............................................................ 90 Estamos esperando el manejo de las chacras integrales/Carlos Tijias Wisum ............................. 91 Reflexión al desarrollo sostenible/Juan Noningo Puwai ............................................................ 93 La sostenibilidad del proceso/Ángel Nantip ........................................................................... 94 Los proyectos no van a dar solución a las necesidades del pueblo shuar/Ángel Nantip .............. 95 Capítulo 2: La interacción entre culturas y saberes ..................................................... 97 La capacidad del equipo del Proyecto Paz y Conservación/Didier Sanchez .............................. 103 ¡Proceso participativo – comunicación personal!/Benjamín Lau Chiong .................................. 104 ¡Uso de términos sencillos!/Benjamín Lau Chiong ................................................................. 105 Las prioridades locales de conservación/Víctor Pacheco Torres ............................................... 106 ¡Eso parece ser una trocha!/Mirbel Epiquien Rivera .............................................................. 107 Las fronteras de la conservación/Martin Alcalde ................................................................... 108 Lo que aprendimos/Domingo Antun ................................................................................... 109 ¡Los rotafolios una herramienta acertada/Liz Clemente Torres ................................................. 110 ¡Compartamos la metodología del plan maestro!/Liz Clemente Torres ...................................... 111 Conservar es una costumbre muy propia/Flanklin Kuja ......................................................... 112
    • ¿Cómo sustentar a nivel técnico un área natural protegida?/María Cecilia Macera .................. 115 Estrategia de participación y aprendizaje/Eder Ampam .......................................................... 116 El manejo de dinero de las ONG/Ángel Nantip ................................................................... 119 Mapas del pasado, presente y futuro/Gerardo López ............................................................ 121 La experiencia del Proyecto/Ángel Nantip ............................................................................ 124 Capítulo 3: Puntos de encuentro entre dos visiones .................................................. 127 La conservación y la salud/Ramón Tunki ............................................................................. 134 Nuestros ancestros también tuvieron el plan de conservar los recursos/ Moisés Taish Shijap ........................................................................................................... 135 La conservación y la autogestión/Gabriel Chumpik .............................................................. 136 Antes que CI me capacite/Arquímedes Kungkumas ............................................................... 138 Reflexiones sobre la conservación/Ladico Agkuash ............................................................... 139 Siempre he tenido ideas de conservación de los recursos/Cecilio Yampis ................................. 140 Si todos entendiéramos, haríamos grandes reforestaciones/Jorge Cuja .................................... 142 Yo también me estoy comprometiendo para cuidar los recursos/Marcial Daichap ..................... 143 La conservación en la Cordillera del Cóndor/Didier Sanchez ................................................. 144 Si no tomamos la decisión de conservar, quienes sufrirán serán nuestros hijos/Alfonso Flores .... 146 Hay muchas coincidencias entre las ideas de CI y las de nuestros abuelos/Isidro Agkuash ........ 147 Los abismos y el encuentro/Patricia Peñaherrera ................................................................... 148 Así como aconsejaba mi padre, igualito le escucho a CI/Cruz Kantuash ................................. 149 Sin Título/Efren Chiriap ...................................................................................................... 151 Nosotros trabajamos todo en el bosque/Elsa Antuash ........................................................... 152 Ambos nos hemos respetado/Jonathan Juwau ..................................................................... 154 De que vamos a vivir si la zonificación nos limita/Bosko Santiak ............................................ 155 Porque no se promueve talleres para piscigranja/Cesar Mashingash ...................................... 157 El desarrollo se sabe como sinónimo de pobreza/Pedro Uvijindia ........................................... 158 Una visión común de desarrollo awajún - wampís/Andres Treneman ...................................... 160 Hemos dicho que el parque es intangible. ¿Qué hace la compañía en un área intangible?/Moisés Taish Shijap ................................................................................... 161 Capítulo 4: El Fortalecimiento Cultural ...................................................................... 163 La conservación: base de la cultura shuar/Patricio Chumbía ................................................. 167 Wampís del río Santiago/Julio Hinojosa .............................................................................. 169 La conservación no son solo los recursos, es sobre todo el hombre/Domingo Antún ................ 170 Estoy sembrando con mis hijos cedro, tornillo, pona/Cruz Kantuash ....................................... 171
    • Costumbre wampís y la naturaleza/Nelson López Flores ........................................................ 172 Sobre lo que antes veníamos haciendo y ahora estamos viviendo/Juan Noningo Puwai ............ 173 La conservación de mis costumbres hace que las enfermedades no me debiliten porque tengo fuerza y poder/Pedro Chumpí ............................................................ 176 La conservación de la cultura es vida para nuestras generaciones/Luis Pedro Chumpi .............. 179 Siendo una mujer Nunkui, llegando de madrugada grito ¡juy-juy! Llamo a la abundancia/Hermelinda Jua .............................................................................. 184 El aja nos alimenta/Adela Wampash .................................................................................. 185 Hemos vivido del bosque, pero ahora nos dicen que comamos cebolla/Elvia Tsamaraint .......... 187 No es necesario cambiar demasiado/Olga Pitiur .................................................................. 192 La identidad shuar/Domingo AnKuash ................................................................................ 193 El cambio en la cultura awajún-wampís/Ramón Yampintsa .................................................... 195 El misterio de la pérdida cultural/Patricia Peñaherrera ........................................................... 196 Capítulo 5: Autonomía territorial y política shuar ..................................................... 199 Nuestros dioses entán guiándonos/Rafael Tsanchim .............................................................. 202 El origen de mi pensamiento sobre el "territorio"/Domingo Ankuash ........................................ 203 El lento aprendizaje del territorio en el que nos encontramos/Santiago Kingman ...................... 205 Nosotros somos los dueños de estas tierras/Tito Yagkur ......................................................... 210 No confiamos en el Estado ecuatoriano/Franklin Kuja .......................................................... 210 Cuando hablo de territorio hablo de todo lo que el pueblo hace/ Domingo Ankuash ............................................................................................................ 212 El sentido de la acción/Domingo Ankuash .......................................................................... 215 Lo que nos ha conmovido y comprometido/Manuel Antunish ................................................. 216 El "progreso" en un territorio como el mío/José Utitiaj ............................................................ 219 Las seis asociaciones tomamos la decisión de crear este gobierno/Gabriel Ampam .................. 222 La "conservación" es propia de los shuar/Manuel Antunish .................................................... 224 Nuestras leyes territoriales/Domingo Ankuash ...................................................................... 227 El ejercicio del nuevo gobierno shuar/Patricia Peñaherrera .................................................... 229 No permito que nadie entre sin el permiso del pueblo/Agustín Nawech ................................... 231 El CGPSHA/Pedro Uvijindia ............................................................................................... 232 Descentralización y buen gobierno/Raúl Petsaim .................................................................. 233 Como he visto este plan piloto/Segundo Tsakim Ashanka ...................................................... 236 La situación de las mujeres de los líderes/Elvia Tsamaraint ..................................................... 240 Veo en el CGPSHA personas sociables/Marcela Chuim ......................................................... 242 La mujer es muy importante, porque nosotros estamos con los hijos/Griselda Shakai ................ 243
    • Capítulo 6: La importancia de ordenar los recursos y desarrollar las capacidades ........................................................................................ 245 Acerca del uso de los recursos/Cecilio Kantuash .................................................................. 249 Orientaciones sobre el uso racional de los recursos/Guido Lopez ........................................... 251 Para el shuar vivir bien es tener tierra y bosque/Domingo Antón ............................................ 255 Malas prácticas en el uso de los recursos/Samuel Shimbukat ................................................. 256 Aprendiendo con el proceso de la CGPSHA/Efrén Chiriap .................................................... 258 Una nueva propuesta de manejo de áreas protegidas indígenas/Isidro Gutiérrez ..................... 261 Un territorio libre y ancho/Mario Tentets .............................................................................. 263 Se confunde el plan de manejo de los recursos del bosque con el tráfico de patentes/Abel Wisum .................................................................................................... 265 La agricultura, una alternativa para los que no tenemos bosque/Alfonso Utitiaj ....................... 267 El reglamento local forestal del CGPSHA/Stefan Gatter ......................................................... 272 Manejar bien los recursos/Ángel Nantip .............................................................................. 274 En mi comunidad todos viven preocupados por la escasez de madera/Luís Tiwiram ................. 276 Reflexiones para aportar al desarrollo económico/Santiago Kingman ...................................... 278 El mundo de las ideas en un espacio real/Heidi Rubio Torgler ................................................ 283 Se debe promover más capacitación/Mateo Yampis Mayam .................................................. 284 Ya no hay pii/Juan Yampis ................................................................................................ 285 Entre lo tradicional y la civilización hemos aprendido mal/Eringue Yampis Yagkuag ................. 287 El mensaje de CI/Segundo Kajekui Chuinta ......................................................................... 288 Tengo 8 hijos y no me va a alcanzar la tierra/Antonio Ampam ............................................... 289 ¿Qué significa para los shuar que Morona Santiago sea "ecológica"?/Vicente Ampam ............. 291 La conservación de los recursos naturales es para nosotros mismos/Romer Hinojosa ................ 291 Para nosotros es bueno y para ellos también es bueno/Emilio Majiano Bagit ........................... 293 CI socializó con la población la importancia de la conservación/Virgilio Bermeo ..................... 294 Queremos un cambio en la extracción de los recursos/Moisés Flores ...................................... 299 Igual seguimos extrayendo madera/Tito Yagkur .................................................................... 300 ¿Cómo nos pueden ayudar para el manejo de recursos?/Carlos Tijias Wisum ......................... 301 Aún somos pocos los capacitados/Wajai Sejekam ................................................................ 302 Necesitamos más diálogo y sensibilización/Juan Noningo Puwai ........................................... 304 El CGPSHA y el manejo y conservación de los recursos naturales de la Cordillera del Cóndor/Fernando Bajaña ............................................................................................ 305 Capítulo 7: ¿Qué nos hace vulnerables? ................................................................... 307 Los derechos adquiridos/Martín Alcalde .............................................................................. 316
    • El CGPSHA y la minería/Vicente Saquim ............................................................................. 317 ¿Quién nos esta escuchando?/Francisco Ujukam Shuwig ..................................................... 319 Autoridades comunales con ideas en común/Francisco Ujukam Shuwig .................................. 321 El gobierno peruano debió darle el peso necesario/Nina Pardo ............................................. 322 El trabajo con los otros actores: el sector privado y sector público/ Carlos F. Ponce del Prado .................................................................................................. 323 Las capacitaciones deberían ser periódicas y permanentes/Oscar Chup .................................. 324 ¿Cuál debe ser el rol de las fuerzas armadas en un área natural protegida de frontera?/ María Cecilia Macera Urquizo ........................................................................................... 326 Sin Título/Ada Castillo ....................................................................................................... 327 Dos aprendizajes: los espacios vacíos entre proyectos y la Reserva de Biósfera/ Carlos F. Ponce del Prado .................................................................................................. 329 Madera a precio regalado, no veo correcto eso/Jorge Cuja .................................................. 330 Invaden nuestros terrenos y luego dicen que somos malos/Stanislao Shajup ............................ 331 El Estado no debe adueñarse de las cordilleras/Raúl Noningo ............................................... 332 Los dirigentes solo están haciendo cuestión política/Oscar Chup ........................................... 332 Siendo verdaderos dueños del territorio no podemos aceptar la categorización/ Gerardo Petsaim Sharupe .................................................................................................. 334 Soy rico pero pobre/Merino Trigoso Pineda .......................................................................... 336 En Santiago, algunos malos dirigentes mal informan y confunden a la población/ Genaro Lopez Chiarmach .................................................................................................. 337 Cuando se cambió nuestra propuesta de reserva comunal, se originó un problema sin resolver/Alfonso Flores ...................................................................................................... 338 Vivimos encerrados para acceder al mercado y al manejo del dinero/ Cesar Mashingash ............................................................................................................ 339 Cuando al comunero le informas bien, ellos van a comprenderte/Carlos Tijias Wisum ............. 340 Ruidos en la cordillera del Cóndor/Ruth Elena Ruiz .............................................................. 341 El rechazo es por el interés personal de algunos dirigentes/Juan Noningo Puwai ..................... 342 Sin título/Santiago Kingman ............................................................................................... 344 La naturaleza nos da todo/Pedro Uvijindia .......................................................................... 345 La minería frente a la conservación de los recursos naturales y culturales de la Cordillera del Cóndor/Fernando Bajaña ............................................................................................ 348 Debemos participar desde el diseño de la evaluación biológica/Víctor Pacheco Torres .............. 350 ¡Publiquemos los resultados de la evaluación biológica del Cenepa!/ Víctor Pacheco Torres ......................................................................................................... 351 La cartografía en un proyecto binacional/María Cecilia Macera Urquizo ................................. 352
    • Capítulo 8: ¿Y lo binacional? .................................................................................... 355 El contexto del Plan Binacional en el Proyecto/Ruth Elena Ruiz .............................................. 358 Cómo el Proyecto Binacional ayudó a consolidar el proceso de paz entre Perú y Ecuador/Ruth Elena Ruiz ................................................................................................. 358 El Proyecto Binacional y el proceso de paz entre los dos países/Isidro Gutierrez ....................... 359 Un proyecto para promover la paz entre Perú y Ecuador/Luis Espinel ...................................... 360 El concepto de binacionalidad/Mauro Mendoza .................................................................. 362 Binacionalidad/Santiago Kingman ...................................................................................... 363 ¿Qué implica un proyecto binacional?/María Cecilia Macera Urquizo ................................... 364 Capítulo 9: La comunicación: un elemento clave ..................................................... 365 El flujo de información generada por el Proyecto/Didier Sánchez ............................................ 371 Informando a las comunidades sobre el trabajo que hacemos con CI/ Arquímedes Kungkumas Kunchikui ..................................................................................... 372 Poniendo el tema en la opinión publica/Nina Pardo ............................................................. 373 Hasta el momento hay duda, hay desconfianza/Mario Mayam Sejekam .................................. 374 Concientizando a la población de las comunidades/Paul Yampis Yagkuag .............................. 376 Las dificultades para aplicar las normas shuar /Ángel Nantip ................................................ 378 ¿Nos estarán engañando? /Peas Chuin Kajin ...................................................................... 379 No se han creado buenas maneras de comunicación masiva/Pedro Ankuash .......................... 380 Falta de información, sinónimo de caos/Walter Metzger del Aguila ........................................ 382 Buscando la conservación de los recursos naturales en un pueblo en extrema pobreza/Walter Metzger del Aguila ..................................................................... 382 Comunicación profunda con las comunidades indígenas y el Estado/ Carlos F. Ponce del Prado .................................................................................................. 383 La desinformación sobre el Proyecto Binacional de la Cordillera del Cóndor/Antonio Castillo .............................................................................................. 385 Planificando el futuro/Antonio Castillo ................................................................................ 387 Voluntad Capítulo 10: Voluntad y capacidad política política............................................................... 389 No podemos separarnos de nuestro rol político/Santiago Kingman ......................................... 398 La relación entre la Fundación Natura y el Ministerio del Ambiente/ Isidro Gutierrez ................................................................................................................. 399 Hemos formado una nueva organización llamada ODECOAC/Ladico Angkuash .................... 401 Pueden ir con uno de nosotros a filmar al cerro donde están trabajando ecuatorianos, en territorio peruano/Ladico Angkuash ................................................................................ 401
    • El territorio shuar no es respetado por el Estado ecuatoriano/Franklin Kuja ............................. 403 El cerro de Kampankis, donde trabajaban los abuelos extrayendo la shiringa, es nuestro terreno y debe ser conservado por nosotros/Juan Yambis ........................................... 404 Si sacaran a la compañía, diríamos es cierto lo que esta hablando CI/ Maria Yampis Wachapea ................................................................................................... 405 ¿Porqué no le dicen que salgan las mineras del parque nacional?/ Joaquín Juwau Sejekam ..................................................................................................... 406 La relación de la Fundación Natura con los demás actores y socios en la zona del Cóndor /Ruth Elena Ruiz .............................................................................. 408 El proceso de declaratoria en la zona norte de la Cordillera del Cóndor/ Rafael Ochoa .................................................................................................................. 410 El proceso de declaración en la zona norte de la Cordillera del Cóndor/Fernando Bajaña ............................................................................................ 413 La dimensión política del Proyecto/Mauro Mendoza ............................................................. 415 La confianza puede romper el saco/Heidi Rubio Torgler ......................................................... 416 ¿Dónde están los biólogos que decían que no podemos matar ninguna hormiguita o mosca porque se iban a morir los peces y los animales?/Tomas Shajup ............................... 418 La cordillera y sus intereses-ados/Mirbel Epiquien Rivera ....................................................... 419 El trabajo que ha hecho CI es similar al que nosotros hacemos/ Arquímedes Kungkumas Kunchikui ..................................................................................... 420 Las instituciones como CI deberían acordar con el gobierno para realizar trabajos serios y que las comunidades puedan estar bien informados/César Mashingash ...................... 421 Habíamos analizado que no se toquen las cumbres de los cerros/ Rogelio Tsejem Unkush ...................................................................................................... 422 Proyectos exitosos y el país no avanza/María Cecilia Macera Urquizo ..................................... 424 Las compañías nuevas que están cerca de la comunidad nos van a perjudicar/ José Chumpí .................................................................................................................... 425 Que los cerros Tungta Nain y Kampankis sean conservados por nosotros mismos, esa es la idea/Nicolás Chigkun .......................................................................................... 426 Queremos vivir en libertad sin malograr los recursos del río que existe en el subsuelo/Stanislao Shajup ......................................................................................... 427 Como CI esta hablando de la contaminación y de medio ambiente, que nos defienda/ Guzman Chinkug Mayan .................................................................................................. 428 Difundir que nosotros también cuidamos nuestro bosque/Felipe Orihuela Garcia .................... 429 Minería y conservación en la Cordillera del Cóndor/Ruth Elena Ruiz ...................................... 430 Estrategia y organización/Víctor Ampam .............................................................................. 433
    • El desalojo sin muertos ni heridos: el Pueblo Shuar Arutam en defensa de su territorio/ Miguel Chup .................................................................................................................... 436 Capítulo 11: ¿Qué motiva el compromiso de los equipos técnicos? ....................... 439 Lo mejor es trabajar con grupos con alta autoestima/Heidi Rubio ........................................... 444 Generando espacios para la reflexión grupal/Caterina Cárdenas ........................................... 445 ¡Cumpliendo acuerdos!/Benjamín Lau ................................................................................. 446 Mi esperanza es verde/Henry Arrobo ................................................................................... 447 Mi diplomado en planes maestros y estrategias de conservación en áreas protegidas/Caterina Cárdenas ............................................................................... 448 Conociendo a los conservacionistas awajún - wampís/Nina Pardo ......................................... 450 El compromiso del equipo técnico con el Proyecto/Didier Sánchez .......................................... 451 Taller de zonificación: combinando los mapas con los rostros y las manos que los hicieron/Susana Menéndez ........................................................................................... 453 ¿Cómo ha sido el compromiso personal y el liderazgo?/Patricia Peñaherrera ........................... 455 Un buen líder es gran parte del éxito de un proyecto/Heidi Rubio ........................................... 457 La visión en nuestro trabajo/Caterina Cárdenas ................................................................... 458 La fortaleza de un equipo integrado/María Cecilia Macera Urquizo ........................................ 459 Los equipos de trabajo/Carlos F Ponce del Prado ................................................................. . 460
    • Agradecimientos En primer lugar queremos agradecer a las 152 personas que participaron en la presente capitalización de las experiencias generadas en el Proyecto Paz y Conser- vación Binacional en la Cordillera del Cóndor1. A través de sus testimonios o fichas de capitalización la mayoría de ellos se tornaron en autores de esta publi- cación. Sin su compromiso e interés en aportar sus conocimientos y opiniones no hubiese sido posible realizar este proceso reflexivo. También queremos agradecer a los pueblos shuar, awajún y wampís, así como al Consejo de Gobierno del Pueblo Shuar Arutam (CGPSHA), a la Organización de Desarrollo de las Comunidades Fronterizas del Cenepa (ODECOFROC), a la Organización de Desarrollo de las Comunidades de Alto Comaina (ODECOAC) y a la Federación de las Comunidades Huambisas del Río Santiago (FECOHRSA). Así mismo, a la Fundación Natura, a la Iniciativa Indígena y de Pueblos Tradicio- nales (IIPT)y a los programas del Ecuador y Perú de Conservación Internacional (CI), por haber confiado en esta propuesta de capitalización. No solo confiaron en nosotros como equipo nuclear, sino que se embarcaron en está aventura que implica abrirse a opiniones de los actores, algunas duras y otras halagadoras. Definitivamente, sin la confianza en el valor de este proceso, no hubiera sido posible llevarlo a cabo. En este proceso participaron muchas personas de diferente manera y a todas ellas se les debe un especial reconocimiento. Sin embargo, queremos agradecer a Kristen Walter, Isabel Iturrialbe, Luis Suárez, Ruth Elena Ruiz y Nina Pardo quien desde su quehacer han estado en diferentes momentos del proceso apoyándolo con muchos ánimos. 1 A partir de este punto, se podrán encontrar referencias al proyecto por sus nombres cortos «Proyecto Paz y Conservación» , «Proyecto Binacional» , o sólamente, «el Proyecto».
    • Prólogo En septiembre de 2005, profesionales de Conservación Internacional (Perú y Ecuador) y la Fundación Natura (Ecuador) iniciaron un proceso para capitalizar las expe- riencias y conocimientos generados por los diferentes actores que trabajaron o participaron en el proyecto «Paz y Conservación Binacional en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú», desarrollado durante los años 2002 al 2004. En marzo del 2006, se conformó un equipo intercultural de facilitadores que integró a líderes awajún, wampís y shuar. En el caso del pueblo Shuar, se ha capitalizado la experiencia del proceso de creación de la Circunscripción Territo- rial Shuar Arutam y la consolidación de su propio gobierno (Consejo de Gobier- no del Pueblo Shuar Arutam, CGPSHA), mientras que en el caso de los pueblos Awajun y Wampis, se ha capitalizado la experiencia de elaboración de la pro- puesta para la creación el Parque Nacional Ichigkat Muja-Cordillera del Cóndor y el manejo de las 152.000 hectáreas propuestas originalmente. Este Parque Nacional, fue creado formalmente por el gobierno peruano el 9 de agosto de 2007, con menos de la superficie acordada con las comunidades Awajun y Wampis durante el proceso de consulta previa facilitado por el proyecto. El objetivo principal de esta iniciativa fue promover un proceso de reflexión entre miembros de las comunidades, líderes y representantes de las organizaciones shuar, awajún y wampís, profesionales y representantes de las instituciones sobre lo que cada uno aprendió en el desarrollo del proyecto a fin de mejorar las prácticas de trabajo con pueblos indígenas en el tema de conservación.
    • Nota de los editores Durante el proceso de publicación de este libro se establecieron en el Perú las áreas protegidas Parque Nacional Ichigkat Muja-Cordillera del Cóndor (PNIM- CC) y Reserva Comunal Tuntanain (RCT) mediante Decreto Supremo Nº 023- 2007-AG, publicado el 10 de agosto de 2007. Esta decisión, dejó por fuera un área de alta importancia para los awajún y para la conservación: las cabeceras del Comaina y formaciones tipo tepui únicas para el Perú; esta área es parte del territorio ancestral de los awajún y wampís, del cual dependen para mante- ner la calidad del agua que consumen y otros recursos fundamentales para la vida de las comunidades. Tenemos ahora mucho más trabajo por realizar para proteger este maravilloso espacio. Es el momento de juntar esfuerzos para lograr la conservación con una visión socialmente responsable. En la medida que este establecimiento confirma muchos de las preocupaciones expresadas por los autores del libro, los editores decidieron mantener inaltera- dos el texto y espíritu de los testimonios correspondientes por su pertinencia.
    • Presentación Este libro es un esfuerzo de los pueblos shuar, awajún y wampís de la Cordillera del Cóndor –quienes han contribuido con información y conocimientos ancestrales para garantizar una mejor conservación de la diversidad biológica– y se hizo posible porque tuvieron la voluntad de confiar y transmitir sus conocimientos a los equipos de trabajo. Es importante porque no son ideas teóricas sino nuestra misma experiencia de vida y lo que pensamos. El trabajo se hizo desde la base, nosotros mismos somos los autores; de nuestros testimonios sale la información que se presenta en este libro. Cualquiera que dio su testimonio, puede revisar y confirmar lo que dijo. Así mismo, en este libro vemos que la gente local tiene muchos conocimientos y asume la responsabilidad de conservar sus recursos, que ya toma conciencia de que es necesario un cambio. Como veremos en los testimonios, los pueblos shuar, awajún y wampís ya tomaron la decisión de promover su desarrollo pero conser- vando su bosque y calidad de vida. Tenemos alternativas de desarrollo que van a garantizar la continuación de nuestros pueblos. Nuestro conocimiento tradicional es tan valioso como el de cualquier otra cultura, como la occidental, está al mismo nivel, aportamos a la comunidad científica. Este conocimiento, también se expresa y comparte en este libro.
    • Aquí se recogen las ideas de los shuar, awajún y wampís sobre la conservación de los recursos naturales y se comparten las experiencias de las iniciativas de conser- vación en los dos países. A través de los testimonios podemos ver la realidad social y cultural que vivimos y ahí también se enfoca la depredación de los recur- sos existentes. También es importante para nosotros porque a través de estos testimonios, hemos visto la realidad y el sentir del pueblo shuar ecuatoriano. Por eso es importante que lo conozcamos nosotros y las instituciones y pueblos indíge- nas de otros paises, hasta los mismos gobiernos de cada país. Es importante que las autoridades locales tomen estos conocimientos en sus pla- nes, porque de aquí pueden sacar una idea de cómo pensamos los awajún y wampís, de qué es desarrollo para nosotros. Esto es un insumo que les puede servir a nuestras futuras generaciones para ser aplicada a nuestra realidad, así como puede servir de ejemplo para los futuros proyectos. Pensamos que de alguna manera el Proyecto Paz y Conservación y este proceso de capitalización han fortalecido a las propias organizaciones y a los propios dirigentes. Queremos que este libro se socialice en los lugares de los hechos, que se publi- que como un modelo para trabajar con las comunidades, recogiendo el sentir y las ideas de los pueblos. Que lo puedan leer los comuneros, los profesores y en los colegios. Sobre todo, las organizaciones de base tienen que asumir este mate- rial, aplicarlo y hacer replicas con las comunidades. Ir mejorando para dar a conocer más sus conocimientos, si en este libro faltan algunas ideas de los pue- blos shuar, awajún y wampís, las autoridades pueden ayudar a completarlo. Yampintsa R amón Yampintsa (Awajún) (Wampís) Julio Hinojosa (Wampís) Diógenes Ampam (Awajún)
    • Entre los años 1960 y 1964 se constituyó la gran Federación Interprovincial de Centros Shuar. En el proceso de su desarrollo se han visto impactos positivos y negativos en el aspecto social, económico, político y cultural, debido a la débil gobernabilidad de diferentes directorios. Durante los últimos 40 años, los efectos del plan de colonización del Estado ecuatoriano, han causado múltiples proble- mas territoriales, generando conflictos que en el momento se tornan difíciles de resolver. A raíz de las citadas causas, el territorio del pueblo shuar se ha reducido más de un 40% por el allanamiento de los colonizadores, por el mero hecho de que la Amazonía sigue considerándose como tierra baldía e inhabitada, cuando los shuar tenemos asentamiento milenario en estas tierras. El Estado ecuatoriano no ha respetado los derechos humanos y los derechos colectivos contemplados en la Constitución Política del Ecuador, el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y más instrumentos internacio- nales relativos a los pueblos indígenas En el año de 1998, la reforma de la Constitución Política permitió conseguir la inclusión de los derechos colectivos, en los Artículos 83º y 84º, que garantizan la creación de las circunscripciones territoriales indígenas (CTI). Sin embargo, la falta de una ley orgánica no permite el ejercicio de la creación de las CTI.
    • Entre los años 2000 y 2002 se realizaron varias reuniones entre dirigentes y familias shuar de la Cordillera del Cóndor, pertenecientes a seis asociaciones, en busca de estrategias para constituir un modelo de gobierno shuar y para hacer realidad la crea- ción de las CTI establecida en la carta magna de nuestra República. Esta iniciativa fue planteada y consultada ante tres asambleas de la Federación Interprovincial de Centros Shuar. El Consejo de Gobierno del Pueblo Shuar Arutam (CGPSHA) se creó para defen- der la integridad territorial de las 6 asociaciones asentadas en la Cordillera del Cóndor, en las cuencas de los ríos Zamora, Santiago y Kuankus. Finalmente, en el año 2003 se eligió el Consejo de Gobierno de la Circunscripción Territorial Shuar Arutam (CTSHA), y se inscribió jurídicamente como Pueblo Shuar Arutam ante el Consejo Nacional de Desarrollo de Nacionalidades y Pueblos del Ecuador (CO- DENPE), el mes de septiembre de 2007. El objetivo fundamental del presente libro es permitir a las familias shuar de la Cordillera de Cóndor el conocimiento de la historia viva, contada por los propios personajes, de la constitución del Pueblo Shuar Arutam y su Consejo de Gobierno y una serie de informaciones que se han recopilado sobre diferentes temas, para que llegue a todos los rincones de la Cordillera. Es nuestro interés publicar el presente libro a nivel nacional e internacional para poner en conocimiento del mundo la existencia del Pueblo Shuar Arutam y el CGPSHA en "Churuwia Naint" , la Cordillera del Cóndor. Este texto contiene testimonios de los actores del proceso, con criterios propios, que reflejan la autonomía de pensamiento y la decisión política para convertir en hechos un pensamiento. El libro recopila los datos sobre el proceso de constitu- ción y lo que queremos hacer en nuestro territorio. Además, informa de las impor- tantes actividades realizadas con el apoyo de organismos nacionales, como la
    • Fundacion Natura, e internacionales, como la Organización Internacional de las Maderas Tropicales (ITTO por sus siglas en inglés), también contiene ideas funda- mentales, positivas y negativas, de algunas autoridades de diferentes organismos e instituciones gubernamentales. Para el pueblo shuar es muy importante escribir un libro, para tener presente nuestra realidad de los hechos históricos y para futuras proyecciones. Por eso es necesario tener la edición de un libro, ya que esto permite la autoevaluación de los procedimientos para ayudar a mejorar las condiciones de desarrollo del pue- blo. Además, nos ayuda a transmitir conocimientos de los principios filosóficos de nuestros antepasados. Un pueblo sin historia no puede ser un pueblo, y la historia sin el pueblo no puede ser una historia. Por eso lo importante ha sido escribir un libro que contenga la verdad propia, con detalles suficientes para el conocimiento de muchos persona- jes y sus pensamientos. Amigo lector, amante de la historia real de los pueblos, ¡lo invitamos a que lea con mucha atención este libro y practiquen lo que hemos aprendido!. No contiene cuentos, magias, ni fabulas; es un libro de una revolución en defensa del territo- rio, para el desarrollo de la vida con identidad cultural, con dignidad, para vivir de una manera económicamente equilibrada y socialmente justa. Angel Nantip Pueblo Presidente del Consejo de Gobierno del Pueblo Shuar Arutam (CGPSHA) Marzo de 2007
    • Introducción "¿Que ocurriría si la capitalización comenzara a formar parte de nuestras preocupaciones diarias? Un informe que sólo sirva para engrosar una pila de papeles sobre el escritorio del superior no motivará a nadie a la capitalización; un informe que circulará de mano en mano podría llegar a ser un buen desafío-estímulo para el aprendizaje personal y colectivo de los ritmos y formas de la capitalización. Una vez más llegamos a la difusión, a la circulación, a la posibilidad de compartir: es lo que más motiva a emprender el esfuerzo por brindar, de la mejor manera, lo aprendido en la experiencia." Pierre de Zutter (1997) El presente libro es uno de los productos del proceso de capitalización de la experien- cia de los pueblos shuar, awajún y wampís apoyado por el Proyecto Paz y Conserva- ción Binacional en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú y se complementa con los dos vídeos que se anexan. En el caso del pueblo shuar, se capitaliza la experiencia del proceso de creación de la Circunscripción Territorial Shuar Arutam y la consolidación de su propio gobierno (Consejo de Gobierno del Pueblo Shuar Arutam, CGPSHA), mientras que en el caso de los pueblos awajún y wampís, se capitaliza la experiencia de elaboración de la propuesta para crear el Parque Nacional Ichigkat Muja-Cordi- llera del Cóndor2 y la elaboración de su respectivo plan maestro3. Con este libro buscamos dinamizar el debate sobre cómo abordar la conservación con y desde los pueblos shuar, awajún y wampís. Este debate a partir de diferentes visiones, permite visualizar la variedad de ideas y formas de abordar nuestro que- hacer en conservación y busca enriquecer los paradigmas de conservación con y desde los pueblos indígenas. Se busca también que desde las diversas visiones, las organizaciones e instituciones mejoren su accionar técnico y político, aportando a la construcción de una sociedad crítica y que logra incidir. 2 El trabajo realizado con las comunidades indígenas awajún y wampís durante 30 meses dio como resultado una propuesta acordada para crear y manejar un parque de 152,000 hectáreas; desafortunadamente el 9 de agosto del 2007 se creó el parque con 88,477 hectáreas sin previa consulta a las comunidades awajún y wampís. 3 En el Ecuador se denominan planes de manejo.
    • En cualquier proceso, existe objetividad y subjetividad en la interpretación de los hechos. Si bien es difícil aceptar las subjetividades, estas existen y siempre juegan un rol en los procesos. Pero, una capitalización requiere que estas subjetividades se expresen y salgan a flote en los testimonios, pues al hacerse evidentes permiten ser confrontadas con los hechos y resolver los conflictos o los cuellos de botella de un proceso. Los 127 autores de este libro son comuneros, líderes y miembros de las organiza- ciones shuar, awajún y wampís, representantes de instituciones y profesionales del Proyecto, quienes confrontamos vivencias, saberes y percepciones que en conjunto han generado conocimientos. El 83% de los autores son shuar, awajún y wampís. El libro está dividido en tres secciones: En la primera se da un contexto general de los procesos que capitalizamos; se anexa a está sección un documento en formato digital (ver CD-ROM) sobre la metodología utilizada y la experiencia del equipo nuclear al capitalizar estos procesos. La segunda sección es el cuerpo principal del libro y consta de once capítulos, que fueron nuestros ejes de reflexión. En cada uno de los capítulos el lector encontrará varios testimonios y un análisis realizado por el equipo nuclear. A esta sección se le anexa un documento de testimonios complementarias. Estos testimonios no se inclu- yeron en el cuerpo principal del libro y sin embargo, tienen un gran valor para continuar aprendiendo. La tercera sección presenta las conclusiones, lecciones aprendidas y recomendacio- nes de todo el proceso. Lo invitamos a leer los testimonios, pues en éstos está expresada la riqueza de la presente publicación. Así mismo, esperamos que este libro, junto con los dos vídeos, sea una fuente de inspiración para que cada uno de nosotros mejoremos nuestro quehacer en pro de la conservación y el desarrollo de los pueblos indígenas.
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú 28
    • SECCIÓN 1 El contexto de los procesos que se capitalizan en este libro 1. El contexto de los procesos que se capitalizan en este libro Los procesos que hoy capitalizamos se desarrollaron en el marco del Proyecto Paz y Conservación Binacional en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú, ejecu- tado entre los años 2002 y 2004. Este proyecto tuvo como meta promover la paz entre ambos países a través de un proceso de conservación en la Cordillera del Cóndor, área de alta importancia cultural, biológica y económica para los pue- blos shuar, awajún y wampís, dueños ancestrales de este territorio, y para la humanidad. EL PROYECTO PAZ Y Recursos Naturales (INRENA). Se inició CONSERVACIÓN BINACIONAL en junio de 2002 y finalizó en diciem- EN LA CORDILLERA DEL bre de 2004. CÓNDOR, ECUADOR-PERÚ La formulación inicial respondió al com- Objetivos y estrategias promiso de los gobiernos del Ecuador y Perú, a través de la firma del Acta de El Proyecto Paz y Conservación Binacio- Brasilia en 1998, de crear dos zonas nal en la Cordillera del Cóndor, Ecua- de protección ecológica colindantes dor-Perú, fue financiado por la ITTO y como símbolo de la paz entre las dos CI, y ejecutado en el Ecuador por la naciones. Es por ello que en el Perú se Fundación Natura, en coordinación con creó la Zona Reservada4 Santiago Co- el Ministerio del Ambiente de Ecuador maina (ZRSC) en base a la información (MAE), y en el Perú por CI-Perú, en co- de las evaluaciones biológicas rápidas ordinación con el Instituto Nacional de en la Cordillera del Cóndor, realizadas 4 Categoría transitoria del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas del Perú, que tiene como fin proteger el área mientras se realizan las evaluaciones biológicas y sociales correspondientes para determinar la(s) categoría(s) definitiva(s) del área protegida. 29
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú en 1993, en el Ecuador, y en 1994, en Conservación tuvo aproximaciones di- el Perú. Estas evaluaciones se realiza- ferentes en cada país. En el Ecuador, el ron en el marco del Programa de eva- Proyecto se dio en dos escenarios: la luaciones rápidas (RAP por sus siglas zona norte que corresponde a los terri- en inglés)5. torios pertenecientes a seis asociacio- nes shuar; y la zona sur, cuya superficie Componente ecuatoriano se encuentra, en mayor parte, desabi- tada y concesionada a empresas mine- En el Ecuador, el Proyecto se desarrolló ras (ver mapa 2). en la provincia de Morona Santiago, en los cantones de Limón, Tiwintza y San Las diferentes realidades de estos dos Juan Bosco, en las cuencas del río escenarios provocaron distintas aproxi- Kuankus y Santiago. En el Perú, en el maciones metodológicas que obtuvie- departamento de Amazonas, provincia ron los siguientes resultados: En el nor- de Condorcanqui, en los distritos del te de la Cordillera, la consolidación de Cenepa y Río Santiago, en las cuencas la propuesta de un territorio shuar prote- de los ríos Cenepa, Comaina y Santia- gido, con un consejo de gobierno autó- go, territorio que actualmente6 forma nomo y con su propio modelo de con- parte de la Zona Reservada Santiago servación y manejo del territorio y sus Comaina (ver mapa 1). recursos; y en el sur, la declaración de tres áreas protegidas con distintas cate- Dadas las diferentes realidades ambien- gorías de manejo: el Bosque Protector El tales y sociales a ambos lados de la Cóndor, la Reserva Biológica El Quimi y Cordillera del Cóndor, el Proyecto Paz y el Refugio de Vida Silvestre El Zarza. 5 A lo largo del documento se emplea la sigla RAPcuando se hace referencia a los proyectos de evaluación biológica rápida realizados en el ámbito de la Cordillera del Cóndor. 6 El 9 de agosto de 2007, en la ZRSC se crearon dos áreas protegidas y se mantiene la zona reservada en un área menor en el distrito del río Santiago. Esto ocurrió durante el proceso de publicación del libro. 30
    • SECCIÓN 1 El contexto de los procesos que se capitalizan en este libro 1. Objetivos del Proyecto Fase I Objetivo general del Proyecto Consolidar el proceso de paz entre Ecuador y Perú, a través del estableci- miento y gestión de áreas naturales de conservación y promover el desarrollo sustentable de las comunidades locales conforme a las políticas ambientales en el Ecuador y a las directrices, criterios e indicadores que promueve la ITTO. Objetivos específicos 1. Establecer un sistema integrado de áreas naturales y de conservación bajo un marco de ordenamiento territorial, a través de un proceso participativo de planificación que asegure la conservación de la diversidad de la Cor- dillera del Cóndor. 2. Aportar insumos para el manejo sustentable de los recursos naturales en la Cordillera del Cóndor por parte de gobiernos y pobladores locales. 3. Promover la consolidación del proceso de paz entre Ecuador y Perú, incre- mentando contactos e intercambio de experiencias entre los pobladores y gobiernos locales y fortaleciendo mecanismos de coordinación y trabajo conjunto entre los dos gobiernos. 31
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú El universo de actores fue de 1,200 fa- Los actores institucionales fueron un milias (aproximadamente 8,000 perso- equipo de geógrafos, biólogos y espe- nas) pertenecientes a seis asociaciones cialistas sociales de la Fundación Natu- shuar: Sinip, Nunkui, Limón, Santiago, ra, con el apoyo político y administrati- Mayaik y Bomboiza, las cuales agru- vo de la oficina de Quito. Además la pan a 60 comunidades (ver mapa 3). Federación Interprovincial de Centros La Asociación Bomboiza es la más gran- Shuar (FICSH), contó con tres presiden- de y está en una región de alta extrac- tes diferentes para el seguimiento del ción de madera y de mayor contacto proceso, a veces con temor y críticas, con el mercado y la dinámica de dos pero siguiendo las decisiones de sus ciudades pequeñas, conectadas con las asambleas que apoyaron la iniciativa. ciudades andinas de Cuenca y Loja. Li- El Ministerio del Ambiente apoyó con món es la menos integrada como terri- las discusiones acerca del área prote- torio, con espacios intercalados de pro- gida en el territorio shuar y la revisión piedades mestizas, con mucha activi- de los estudios técnicos. dad ganadera. Al Igual que en Bom- boiza la gente vende madera. El Herbario Nacional, el Jardín Botáni- co de Missouri, la Corporación Ecuato- Parte de Santiago y Mayaik están rela- riana para la Conservación e Investiga- cionadas con una zona de débil mer- ción de las Aves (CECIA) y BirdLife In- cado, y mayor abundancia de fauna, ternational, realizaron investigaciones en por lo que el bosque es aún importan- las asociaciones shuar y aportaron con te. Algunos centros tienen muy poca re- sus resultados para los expedientes téc- lación con el mercado y el mundo mes- nicos y la definición de la importancia tizo como Yumisin o Nantip. Nunkui y biológica de la región. especialmente Sinip que están en la cuenca del río Kuankus, son los que Actualmente, el Consejo de Gobierno más dependen del bosque y en varios del Pueblo Shuar Arutam (CGPSHA) casos tienen muy poca relación con el agrupa a 40 centros shuar con un total exterior. de 6,500 habitantes de las asociacio- 32
    • SECCIÓN 1 El contexto de los procesos que se capitalizan en este libro 1. nes Arutam, Sinip, Nunkui, Mayaik y CI, de la Intendencia de Áreas Natura- Santiago. Esta legalizado en el CO- les Protegidas (IANP) del INRENA, el DENPE y es aceptado formalmente en personal de la Zona Reservada Santia- la FICSH. go Comaina (ZRSC) y su Comité de Gestión, representantes de las organi- Componente peruano zaciones indígenas ODECOFROC, ODECINAC y FECOHRSA. En el Perú, con el apoyo del Proyecto, se elaboró la propuesta de Parque Na- Se contó con un equipo profesional in- cional Ichigkat Muja-Cordillera del terdisciplinario y con un equipo de pro- Cóndor con 152,000 hectáreas y su res- motores indígenas. Dentro del equipo pectivo plan maestro, partiendo de las profesional se contó además con la prioridades desde lo local e incorpo- participación de otras ONG –la Aso- rando diferentes visiones a partir de un ciación Peruana para la Conservación proceso de consulta previa e informa- de la Naturaleza (APECO) y el Instituto da. Esto implicó apoyar el proceso de del Bien Común (IBC)– y el Museo de legalización y ampliación de los terri- Historia Natural Javier Prado de la Uni- torios de las comunidades Awajún del versidad Nacional Mayor de San Mar- alto Cenepa y alto Comaina, vecinas cos, que apoyaron algunas actividades al parque. puntuales. Los actores que se vieron impactados Actualmente, ODECOFROC, ODECI- indirectamente fueron aproximadamente NAC y ODECOAC (creada en 2006) 1,000 personas, provenientes de 21 co- son las tres organizaciones de base que munidades awajún y wampís de las agrupan a las comunidades asentadas cuencas de los ríos Cenepa, Comaina y en la cuenca del Cenepa. En la cuenca Santiago (ver mapa 3). Los actores di- del Santiago las organizaciones princi- rectamente involucrados fueron 352 po- pales son la FECOHRSA y la subsede bladores de las comunidades awajún y Chapisa del Consejo Aguaruna y Huam- wampís, así como el equipo técnico de bisa (CAH). 33
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Los shuar, awajún y wampís Los shuar, awajún y wampís pertenecen a la familia lingüística jíbaro. Los shuar constituyen un pueblo cuyo origen conocido se remonta a 2,500 años y posi- blemente tienen su presencia precolonial en las regiones de la actual frontera entre Ecuador y Perú. Los shuar se desplazaron hacia el norte por los estrechos valles que forma el río Zamora, entre el piedemonte andino y las montañas de la Cordillera del Cóndor, y más al norte siguiendo la cuenca del río Upano hasta las fronteras de los pueblos kichwa parlantes. Contactados solo en los márgenes de su cultura y territorio durante los 500 años de la colonia y la república, recién en las décadas de 1960 y 1970 fueron fuertemente presionados por la colonización dirigida desde el Estado y perdieron gran parte de las llanuras boscosas, debiendo ocupar zonas de refugio en las Cordilleras (El Cóndor y Kutuku) o cruzar hacia la Amazonía baja en las cuencas del Pastaza y el Morona; actualmente todavía conservan grandes territorios ocu- pados únicamente por familias shuar. La población de la nacionalidad shuar es de 100 mil habitantes (Santiago). El parentesco y las decisiones de los jefes guerreros por familia, han sido las formas organizativas básicas de este pueblo. Las alianzas entre jefes de fami- lias se relacionaron siempre con la guerra y el territorio, pero fueron momentá- neas. Su condición seminómada, en la que se basó su cultura y la forma de manejar los recursos naturales, se daba por familias ampliadas. Todos estos elementos fueron afectados al quedar fijados en límites muy precisos y organi- zados por grupos de familias (centros). Los awajún viven en comunidades o pueblos asentados en el curso alto y medio del río Marañón, también, en sus afluentes y en el alto Mayo, en los departamen- 34
    • SECCIÓN 1 El contexto de los procesos que se capitalizan en este libro 1. tos de Amazonas y San Martín. Los wampís habitan en los valles del río Kanus o Santiago desde la frontera peruano-ecuatoriana río abajo hasta la quebrada de Yutupis. También en el río Morona. Actualmente los awajún tienen una población aproximada de 45,137 mil habitantes y los wampís de 12,000. Los awajún y wampís han sido pueblos de guerreros temerarios e inteligentes, que hicieron frente a las invasiones de los mochicas, las incursiones de los incas (Huayna Capac) y las incursiones españolas. Posteriormente, el oro y el caucho de su territorio fueron motivo de relaciones de explotación de parte de españoles y mestizos. Por su espíritu guerrero, los wampís siempre vivieron en guerra interétnica con sus vecinos. Gracias a esto no tuvieron problemas para repeler cualquier invasión exter- na formando alianzas entre comunidades y dando tregua a sus rencillas particulares. Las culturas awajún y wampís han sido predominantemente cazadoras y recolec- toras. Actualmente practican agricultura de consumo familiar, caza, pesca y la cría de aves de corral. La línea histórica del Proyecto En los diagramas 1 y 2 se puede evidenciar la línea histórica del Proyecto y los hitos más importantes. Esta línea ayudará a entender los testimonios de los autores que constan en la Sección II del libro. En el anexo 1 se encuentra el listado de publicaciones de los resultados del Proyecto Paz y Conservación. 35
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Marco conceptual del Proyecto: Los derechos de los pueblos indígenas Este proceso se enmarcó en la aplicación de los derechos de los pueblos indígenas, establecidos en el Convenio 169 de la Organización Internacio- nal del Trabajo (OIT) 7 sobre los Pueblos Indígenas y Tribales en Países Inde- pendientes: "El deber de respetar la importancia especial que para las culturas y valores espi- rituales de los pueblos reviste su relación con las tierras o territorios, o con am- bos, según los casos, que ocupan o utilizan de alguna otra manera, y en particu- lar los aspectos colectivos de esa relación." "En los casos apropiados, deberán tomarse medidas para salvaguardar el dere- cho de los pueblos interesados a utilizar tierras que no estén exclusivamente ocu- padas por ellos, pero a las que hayan tenido tradicionalmente acceso para sus actividades tradicionales y de subsistencia." El marco legal8 del Ecuador otorga a los pueblos indígenas y afroecuatorianos: "el diseño de políticas, planes y programas de desarrollo, promoción de inversio- nes públicas, preservación de los recursos naturales, administración de proyectos y obras comunitarias, colaboración en el mantenimiento del orden público y re- presentación de sus organizaciones ante municipios y consejos provinciales". 7 Convenio aprobado en Perú por la Resolución Legislativa N° 26253, el 02 de diciembre de 1992. Ratificado el 17 de enero de 1994 y vigente a partir del 02 de enero de 1995. (Num. 1, Art. 13 y 14). Aprobado en el Ecuador el 15 de mayo de 1998. 8 Ley de Descentralización del Estado y Participación Social, Registro Oficial 169 del 8 de octubre de 1997, en su Artículo 42º. 36
    • SECCIÓN 1 El contexto de los procesos que se capitalizan en este libro 1. En ejercicio de sus derechos constitucionales, las asociaciones shuar Nunkui, Sinip, Mayaik, Santiago, Arutam y Limón, se conformaron en Pueblo Shuar Arutam, con posesión ancestral del territorio y conformaron un consejo de gobierno como órgano propio de administración. En Perú, el INRENA define los procedimientos necesarios para las consultas previas al establecimiento de un área natural protegida. Estos procedimientos deben contemplar lo establecido en el Convenio 169, asegurando que las consultas sean consensuadas, públicas y respetuosas de la identidad cultural de las comunidades campesinas o nativas. Otros proyectos que ocurrieron ciones. Vale la pena mencionarlos con el al mismo tiempo fin de que el lector tenga una mayor com- prensión sobre cómo estos influyeron en Durante la ejecución del Proyecto Paz y los procesos capitalizados en este libro. Conservación, en ambos países y en las En los testimonios, que constan en la Sec- mismas regiones se llevaron a cabo otros ción II del libro, van a encontrar mencio- proyectos liderados por otras organiza- nes de estos proyectos e instituciones. CUADRO 1: PROYECTOS QUE OCURRIERON AL MISMO TIEMPO EN LA REGIÓN País Nombre del proyecto Ejecutor Principales acciones Ecuador Programa de CARE Legalización de territorios globales, sostenibilidad y unión inversión en infraestructura, manejo regional (Programa Sur) forestal, promoción agroforestal. Beneficiarios: 448,000 personas de 27 cantones de Loja, El Oro, Morona y Santiago. Período: 30 de octubre de 2000 al 30 septiembre de 2007. 37
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú País Nombre del proyecto Ejecutor Principales acciones Ecuador Proyecto El Cóndor - GTZ-COSUDE Promoción agroforestal. Reducción de la presión Productos agrícolas para el mercado. sobre la conservación Investigación de productos adecuados. Desarrollo de capacidades locales. Investigación de la flora en Missouri Botanical Colección florística en la vegetación de la Cordillera del Cóndor Garden y Herbario la Cordillera del Cóndor. Nacional Becas a estudiantes shuar para estudios de biología. Investigación de la CECIA y BirdLife Inventarios de aves. avifauna en la Cordillera International del Cóndor Diagnóstico de salud UNICEF Diagnostico rápido de salud. Capacitación e instalación Energreen y Green Instalación de sistemas fotovoltaicos de energías renovables Empowerment con comunitarios en el Centro la Fundación Numpatkaim-Sinip. Natura Perú Proyecto Frontera Selva CARE Establecimiento de infraestructura. Participación de las INRENA Apoyo a la gestión de la ZRSC y comunidades nativas en el proyectos productivos. manejo de las áreas naturales protegidas de la Amazonía peruana (PIMA) Servicios Agropecuarios SAIPE Módulos productivos para la Investigación y Promoción Económica Titulaciones y ampliaciones IBC Titular y ampliar el territorio de 19 de la cuenca del Cenepa comunidades. Formación de promotores APECO Desarrollar un programa de formación indígenas de conservación para los promotores indígenas de conservación. 38
    • SECCIÓN 1 El contexto de los procesos que se capitalizan en este libro 1. La segunda fase del Proyecto Paz y Conservación La fase II del Proyecto Paz y Conservación Binacional en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú fue aprobada técnicamente en diciembre de 2004 y financieramente en noviembre de 2005 por la ITTO. Durante 2006 se firmó el Convenio Cuatripartito entre el Ministerio del Ambiente de Ecuador (MAE), el Instituto Nacional de Recursos Naturales del Perú (INRENA), la Fundación Natura y Conservación Internacional. En Ecuador ya se firmó el acuerdo del proyecto con la ITTO y la segunda fase se inició en diciembre 2006. Actualmente, se viene fortaleciendo el desarrollo de las capacidades del Consejo de Gobierno del Pueblo Shuar Arutam (CGPSHA) y de sus unida- des técnicas en el diseño de mecanismos de planificación, seguimiento y control del manejo de sus recursos. Además se esta apoyando a las 1,000 familias en la implementación y aplicación de sus normativas y en la ges- tión de su plan de vida. En el Perú, se está a la espera de la firma del acuerdo del proyecto. La segunda fase ejecutará el plan maestro del Parque Nacional Ichigkat Muja- Cordillera del Cóndor. Se propone enfatizar en la coordinación binacional para la gestión de las áreas de conservación fronterizas, con el propósito de promover una interacción transfronteriza integrada y holística, que per- mita construir una estrategia regional que promueva actividades de con- servación y desarrollo sostenible en las tierras de las comunidades nativas que conforman la zona de amortiguamiento del área propuesta como parque nacional. 39
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú "Los testimonios son una herramienta para elaborar y circular los aprendiza- jes. Son el punto de arranque y motivación para un proceso mayor en que los autores y las instituciones puedan mejorar." Pierre de Zutter, 1997 LA CAPITALIZACIÓN DE Este proceso de capitalización nace de EXPERIENCIAS la necesidad de conocer nuestra capa- cidad de incidir en procesos locales y El presente libro se enmarca en la aproxi- regionales, desde el quehacer de los mación conceptual de la capitalización diferentes actores que se involucraron de experiencias (Zutter, 1997), que plan- en el Proyecto Paz y Conservación. Es tea que las experiencias que se dan en así que se decidió que a través de esta el desarrollo de un proyecto generan metodología se promoviera la reflexión, un conocimiento, el mismo que pasa a el análisis y la divulgación sobre los ser un capital de los distintos actores aprendizaje de los actores que partici- que hacen parte directa e indirecta del paron en el Proyecto. proceso. La metodología del proceso se descri- Un proceso de capitalización y sus pro- be en detalle en el anexo 2. ductos ayudan tanto a las organizacio- nes conservacionistas como a las or- Los protagonistas de la ganizaciones indígenas y lideres a me- capitalización jorar la forma en que se construyen los proyectos, rescatando sus experiencias, En la capitalización participaron un to- sus saberes y enriqueciéndolos a partir tal de 152 actores que estuvieron invo- del aprendizaje desde las diferentes vi- lucradas directa e indirectamente en el siones Proyecto Paz y Conservación. En la Sec- 40
    • SECCIÓN 1 El contexto de los procesos que se capitalizan en este libro 1. ción II del libro se evidencia la diversi- Todos los testimonios shuar, awajún y dad de autores y por ende la diversi- wampís se registraron oralmente y más dad de visiones entre ellos. de la mitad en idioma nativo, seguida- mente se tradujeron al castellano por En el Ecuador se contó con la partici- dos traductores bilingües, uno shuar y pación de 50 actores, de los cuales once otro awajún, y finalmente se transcribie- son dirigentes shuar, 30 son jefes de fa- ron a un texto en formato digital. milia shuar, ocho son mujeres shuar y nueve son de varias instituciones públi- ¿Qué capitalizamos en este cas y privadas. Todos estos actores son libro? autores del libro. En resumen, este libro capitaliza, para En el Perú se contó con la participa- Ecuador, el proceso de elaboración de ción de 102 actores, el 27% del total la propuesta de un territorio shuar pro- que participó en el Proyecto Paz y Con- tegido en el norte y la declaración de servación. De estos actores 78 (77%) tres áreas protegidas en el sur de la son awajún-wampís procedentes de 25 Cordillera del Cóndor; y para el Perú, comunidades y 24 (23%) son actores el proceso de elaboración de la pro- de diversas instituciones públicas y pri- puesta del parque nacional y su respec- vadas. tivo plan maestro9. 9 Ambos documenos se basaron en la propuesta concertada de 152,000 hectáreas. El parque nacional finalmente fue creado sobre 88,477 hectáreas. 41
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú ¿Qué nos motivó a capitalizar? Comentarios del equipo nuclear "Dar a conocer nuestras experiencias de organización a las demás nacionali- dades del país y del mundo." Raúl Petsain Facilitador shuar "Porque si sale una opinión de ambos países y nos hace ver el conocimiento de awajún, shuar y wampís. También de las ONG cómo están trabajando y dos países. Así mismo me encantó compartir las ideas, el trabajo sobre el libro, los testimonios y el vídeo. Además me hizo conocer la cuidad de Quito, eso fue una buena historia para mi pueblo." Ramón Yampintsa Facilitador awajún, Comunidad Najem Entsa, alto Comaina "Para reflexionar sobre nuestro trabajo, para poder ver mas allá, lograr incidir y llegar a donde queremos llegar." Caterina Cárdenas Facilitadora principal del proceso de capitalización en Perú "Para reflexionar sobre los aciertos y errores en la primera etapa del proceso e identificar los nuevos ejes movilizadores del Pueblo Shuar Arutam." Patricia Peñaherrera Facilitadora principal del proceso de capitalización en Ecuador "El capitalizar me permitió conocer cuál fue nuestro aporte como un colectivo técnico en la población de la Cordillera del Cóndor. Quería sentir a través de 42
    • SECCIÓN 1 El contexto de los procesos que se capitalizan en este libro 1. los testimonios de los shuar así como de otros actores que participaron en la ejecución del Proyecto, si mi trabajo impactó en ellos y si este impacto fue positivo o negativo. También quería identificar los aspectos mas importantes de nuestra participación y por qué lo fueron." Didier Sánchez Facilitador principal del proceso de capitalización en Ecuador "Las motivaciones que tuve fueron:Conocer los resultados e impactos reales que generó el trabajo que hice durante un año de mi vida. Abrir un proceso para que quienes normalmente no tienen la oportunidad de dar sus opiniones y visiones, más allá de su ámbito, lo hagan. Poder aprender del proceso en si. Mejorar mi quehacer como persona y como profesional. Ha sido una aventura que me genera un montón de vértigo y a la vez un montón de satisfacciones. "Heidi Rubio Torgler Coordinadora del proceso de capitalización (IIPT-CI) "Para mi, capitalizar es una oportunidad de conocer cuales fueron y son las expectativas de los diferentes actores del Proyecto, en especial de los pueblos awajún y wampís, en el proceso de crear un área protegida de la Cordillera del Cóndor y cómo este proceso influye en su vida diaria." Luis Espinel CI-Perú "Capitalizar es recordar juntos una experiencia y hacerla crecer hasta poder ver en ella los detalles que no logramos apreciar cuando nos pasó. Así la próxima vez nos puede salir mejor." Carlos Fierro CI-Ecuador 43
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú LA LÍNEA HISTÓRICA DEL PROYECTO PAZ Y CONSERVACIÓN BINACIONAL EN LA CORDILLERA DEL CÓNDOR, ECUADOR-PERÚ DESDE LA VISIÓN DE LOS COORDINADORES Y LÍDERES SHUAR, AWAJÚN Y WAMPÍS ¿CÓMO ES LA VISIÓN HISTÓRICA DEL PROYECTO DESDE UN LÍDER AWAJÚN? Fermín Apikai Chuinta, Ex-Presidente de la ODECOFROC 24 de septiembre de 2006 Traducción de: Diógenes Ampam Wejin Estamos recordando las grandes reuniones que hemos tenido y los trabajos acordados con el Proyecto. Escuchen con atención: al inicio de mi trabajo con el Proyecto, nos hemos enterado que después del conflicto Perú-Ecuador, después de terminar la guerra, luego de la matanza de los militares; uno de los acuerdos para que no existan más guerras a futuro entre Perú-Ecuador fue crear la ZRSC, que luego se extendió hasta Morona. Primero se quería que una parte sea zona reservada, luego se incluyó a todas las comunidades tituladas, como si no existieran. El cerro Kam- panquis, la Cordillera del Cóndor, todo ha limitado. Nos dijeron, así he- mos hecho y así queremos trabajar. Eso ha hecho Fujimori, como acuer- do de paz hemos creado esta zona reservada. Nosotros no sabíamos que esto estaba pasando, llegaron gente que querían trabajar. Gente con plata con bastantes proyectos, ONG, CARE-Perú, Servicios Agro- pecuarios para la Investigación y Promoción Económica (SAIPE). Hay que ayudar, hay que trabajar programas de desarrollo; y también apa- reció CI con el Proyecto Paz y Conservación. Para trabajar la conserva- ción del cerro del Cóndor. El jefe de CI, en ese entonces, Carlos Ponce, nos vino a informar en la sede Chapiza y luego llegaron otras personas. Luego de reunirnos allá, directamente vino a Cenepa, a la ODECO- FROC y nos ha sorprendido. Ellos venían con una propuesta de reser- 44
    • SECCIÓN 1 El contexto de los procesos que se capitalizan en este libro 1. va comunal de 1,800 hectáreas. El vino a informarnos que la ZRSC se había ampliado con una resolución hasta Morona. Enterados eso, hemos dicho "mejor nos reunimos con todas las organi- zaciones". Ahí hay que definir y hacer acuerdos de cómo vamos a trabajar, cuál es su mensaje, cómo va a ser el Proyecto y cómo son sus actividades, todo hemos preguntado. ¿Qué vamos a hacer?, si el gobierno ya ha creado y han venido a trabajar. Nosotros también hemos averiguado por nuestra propia cuenta cómo podemos negociar con ellos. Hemos buscado apoyo, asesoramiento. Nosotros los dirigentes del CAH, de la subsede y de la ODECOFROC nos hemos reunido para acordar que queremos trabajar de esta manera. Ahí también nos hemos asesorado con gente mestiza. En las tres reuniones que hemos tenido hemos aceptado que trabajen y también hemos dicho que queremos trabajar así. Esas son las tres grandes reuniones que hemos hecho. Otro, en el congreso de la ODECOFROC siempre hemos hablado sobre lo que CI va a trabajar y cómo lo va a hacer, cómo va a defender la creación del parque nacional, que va a ser zona intangible. Entonces en cada congreso o reunión que hemos tenido en la ODECOFROC hemos informado nuestro plan de cómo queremos trabajar con ellos. CI directamente quería iniciar su trabajo, nosotros les dijimos que no podía ser así, si no que trabajáramos a través de convenio entre la ODECOFROC y CI. Por ejemplo, cuando contrae matrimonio nuestra hija no la entregamos directamente, sino que hacemos una reunión y le entregamos el acta. Cuando nuestras hijas se casan o le entregamos al marido, siempre le decimos al apu de la comunidad para que quede en el acta. Así pues entró el Proyecto, trabajemos bajo la tutela y conocimiento de la ODECOFROC y las comunidades. Y hemos hecho este convenio. Luego de hacer el convenio, hubo otra reunión para seleccionar promotores indígenas: Joaquín, Paúl Yampis, Ramón Yampintsa. Se definió que el Proyecto y el INRENA iban a trabajar aparte, el Proyecto en el Cenepa. Entonces se empieza a hablar de la zona reservada, se eligen los comités de coordinación zonales (CCZ): Ignacio, con esa actividad de selección también hemos cumplido. Para el Proyecto y para PIMA. Luego pasamos a otro tema. Hemos creado un comité de gestión, Walter Metzger del Águila fue el presidente y el vicepresidente, Benjamín Lau. Todo eso hemos creado, así hemos empezado 45
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú con estas actividades. En otra reunión, hemos discutido cómo van a trabajar los promotores en la cuenca del Cenepa, dividiendo las áreas por cuencas. Ramón Yampintsa, ¿con cuántas comuni- dades va a trabajar?, Joaquín, ¿con cuantas comunidades? Otros también iban a trabajar en la zona reservada. Nuestra propuesta original para trabajar era desde Orellana, donde esta la boca del Cenepa, ahí se instaló una oficina, con todos los implementos básicos. Así hemos hablado y así acordamos. Todo esos acuerdos han venido cambiando y sin implementar nada. Eso también he discutido en mi época de presidente. Oye, ¿que pasa aquí?, ¿por qué no hay nada? Me han dicho que los jóvenes que van a trabajar no van a tener sueldo, pero nosotros hemos acordado que ellos van a ganar, que trabajen con su uniforme. También arriba vamos a crear otro puesto. Así se ha quedado sin cumplir. Entonces ahí Benjamín Lau empezó a distanciarse conmigo. Dejé porque ya estaba trabajando aliado con CI. CI ha trabajado con nosotros en forma coordinada y estrechamente. Ha cumplido todos los acuer- dos con la ODECOFROC, le ha obedecido. Martín Alcalde es muy buena persona y nos escucha. No se ha ido encima de la ODECOFROC; nos escucha y nos obedece. La comunidad que no quiere trabajar y no acepta, lo deja tranquilo. Llegaron los biólogos para trabajar por alto Cenepa y la comunidad de Kanga y Achu nos ha rechazado. Después acordé con la comunidad de Achu para darle a conocer que íbamos a entrar al cerro Tungta Naint y cuando otra vez subo, encontré a los awajún pintados de cenizas, pero ¿por qué hacen eso?, si ustedes no quieren, digan directamente no queremos y ¡no se pinten así! Por ejemplo, si una mujer no quiere estar contigo, no le puedes molestar. Si la comunidad de Kanga no quiere, ¿acaso le estamos fastidiando? Si ustedes otro día quieren trabajar con nosotros nos dicen. Así hemos dejado, hemos respetado. Hemos preguntado ¿quién quiere trabajar? Otras comunidades chiquitas como Shapijin han aceptado, ahí han entrado otras personas a trabajar como Virgilio Bermeo. Entonces hemos trabajado juntos de acuerdo a los planes hechos, tanto Martín y nosotros hemos respetado y se ha cumplido. Ahora no pueden decir, porque trabajan así escondidos. El personal que ha trabajado en alto Cenepa son profesionales especialistas en peces, en variedad de bujur- quis que pueden existir, eso han estudiado ellos. Hasta serpientes han estudiado. Habemos personas que no comprendemos bien el mensaje, los que no quieren esta actividad, incluso los profesores. Ustedes (a los apus de su mesa) a todos se les entregó un folleto de color celeste en donde se describe las actividades del Proyecto Paz y Conservación. 46
    • SECCIÓN 1 El contexto de los procesos que se capitalizan en este libro 1. La función de los promotores en la creación del parque nacional, era que no quede adentro el territorio donde caminaban los ancestros, donde hacían su chacra, su mitayo. Los promotores iban a guiar a los funcionarios del Proyecto los límites del parque nacional, hasta donde utilizaban el territorio los ancestros, luego de eso, iba a ser el parque nacional. Ellos han cumplido su papel. Hubo otra reunión grande. La última reunión se llevó a cabo en Huampami. CI desde el principio se ha preocupado para que nosotros tengamos territorio. ¿Quién quiere terreno?, ¿quién va a solicitar ampliación? Nosotros hemos venido solicitando en cantidad de documentos. No pode- mos dar seguimiento por falta de fondos. CI apoyó a que estas solicitudes tengan continuidad. Entonces, con ellos hemos hecho alianza, también conseguí apoyo de otra institución. Este avan- ce de trabajo, 8 meses estuvo paralizado por el cambio de las autoridades del Proyecto Especial de Titulación de Tierras y Catastro Rural (PETT). Otra vez hemos empezado. No hay que reunirnos solo nosotros, hay que invitar a la gente del Santiago. Ahí hemos conversa- do cómo va a quedar la situación del Parque Nacional Ichigkat Muja-Cordillera del Cóndor. Ahí hemos acordado que nombre vamos a ponerle. Primero hemos dicho que se llame Cordillera del Cóndor. Entonces hemos dicho que no puede ser ese nombre, este gran cerro debe tener su propio nombre en awajún. Hemos dado su nombre propio: Ichigkat Muja-Cordillera del Cóndor. Sobre las ampliaciones de las comunidades, anteriormente hemos venido pidiendo. Después de la creación del parque nacional, que empiece recién la ampliación de las comunidades cercanas que colindan con el parque nacional. Hemos dicho que no, hay que respetar las solicitudes de ampliación que han solicitado las comunidades. Son 17 comunidades. Nos hemos reunido con CI, INRENA, PETT y los apus de las comunidades; ahí hemos dibujado cómo va a ser el límite de las comunidades y del parque nacional. Como a futuro vamos a tener más población hemos acordado la ampliación. Emilio luego llegó con un mapa recortando su comunidad. Le hemos dicho por qué actúas así, que pasa contigo. Como he visto eso, nos reunimos. Como teníamos otro mapa que habíamos hecho con la partici- pación de toda la gente. Las autoridades de Lima han dicho que no podemos ir en contra de lo que dice el pueblo y han considerado todo lo que hemos planteado. Han visto el documento de nosotros y de Emilio y han visto que mejor trabajemos con el mapa que hicieron todas las comu- nidades. Ratifican nuestra propuesta y no la de Emilio. Así hemos trabajado estrechamente. CI no nos hizo ningún problema. El trabajo de ellos es parecido a lo que dice la ODECOFROC. Hemos pensado en capacitar a las mujeres, a los hombres. Nosotros estamos discutiendo para que salga 47
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú la ampliación, también estamos preocupados para que no se acaben los recursos y reforestamos para regenerar, lo mismo habla CI. Martín y yo vimos necesario hacer gestiones para la titulación y ampliación. Fuimos a Chachapo- yas, y ahí nos dijeron ¿para qué quieren la ampliación? Entonces hicimos todos esos pasos coor- dinadamente con el Proyecto. Ahí terminó la gestión de la titulación y ampliación. CI ha apoyado tanto esta actividad y también nos apoyó en los talleres y congresos de la ODECOFROC. En ningún momento se negó a apoyar. En marzo fui invitado por Martín para hacer el informe con las diferentes instituciones que habían venido. Fui invitado por haber sido representante de la ODECOFROC y dar conocimiento de cómo se desarrolló. ¿CÓMO ES LA VISIÓN HISTÓRICA DEL PROYECTO DESDE UN LÍDER SHUAR? Domingo Ankuash, Dirigente de la Nacionalidad Shuar, Presidente de Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (CONFENIAE). Período 2007-2011. Diciembre de 2006 ¿Cómo llegó la idea de las circunscripciones territoriales indígenas? Esta es primera vez que en el país se unen para crear un gobierno territorial autónomo. Cuando inició la Federación Shuar en 1964 todos los shuar se unieron para defender sus tierras. De nuevo ahora lo poco que tenemos estamos defendiendo. Cuando fui Consejero Provincial de Morona adquirí la Constitución del Estado que fue aprobada por los asambleístas en 1998; ahí se habla de los derechos colectivos. De acuerdo a eso comencé a llamar al directorio de la Federación de aquel tiempo, para que tomen las rien- 48
    • SECCIÓN 1 El contexto de los procesos que se capitalizan en este libro 1. das y hablen de las circunscripciones territoriales indígenas, porque nosotros no tenemos territo- rio, lo hemos perdido. Quería que se ejerza esa Constitución, pero hasta cuando empezó el Proyecto nadie me dio una respuesta clara de esta resolución que da la Constitución. Hemos tenido nuevos problemas en nuestra zona, hasta ahora no están resueltos totalmente. Yo seguía hablando de los derechos colectivos, pero no tenía con quién trabajar; fui un poco hablan- do en las comunidades donde visitaba, haciéndoles entender del derecho que nos daba el Esta- do, pero nadie lo entendió. Un cierto momento, cuando Marcelino Chumpi fue llevándole al Santiago Kingman para hablar conmigo, ellos trajeron un proyecto, así como siempre digo, hecho en Quito. Santiago habló de que ellos se proponían, después de la firma de la paz, en convertir como una reserva del Estado a la Cordillera del Cóndor. Yo dije que no estaba de acuerdo. Todo el mundo desde hace años han implementado proyectos "sostenibles" entregando 15 cuyes y peces, eso no funcionó, no es una solución económica del pueblo shuar; les dije que si en caso ellos venían con proyectos sostenibles yo no iba a permitir que entren. Sé que Santiago se resintió pero entendió que yo quería que nos ayuden a defender tierras porque teníamos algunos problemas de prescripciones adquisitivas de dominio. Hablamos de la Constitución y de las circunscripciones territoriales indígenas. Santiago dijo entonces cambiemos el sentido del Proyecto y dijo pues bueno vamos a apoyarte en la defensa territorial. Yo les dije: pues sí, así va a hacer, voy a darles la entrada para trabajar en la asociación. De ahí iniciamos el pensamiento de crear la circunscripción territorial que no era entendido por muchos y hasta ahora no le entiende mucha gente. Convocamos a los dirigentes de base Se hicieron reuniones en la región de la Cordillera; primero iniciamos en Bomboiza una reunión con el asesor jurídico que tenía ese año la Natura, para informarnos qué dice la Constitución de los derechos colectivos. Convoqué a algunos líderes que existían ahí en Bomboiza, y se sumaron algunos que les interesó mucho. Después se convocó en Sucúa, y comenzaron a apoyar y a participar; se convocó a algunos presidentes de las asociaciones que estaban más cercanos a esta área de Cordillera del Cóndor: Bomboiza, Nunkui, Sinip, Mayaik, Limón, San- tiago. Así se sumaron, se convocó y nos aceptaron la convocatoria. Ahí se iba discutiendo el 49
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú proceso, se sumaron muchos, les gustó las explicaciones técnicas que hacían los abogados de la Natura. A muchos líderes, les gustó entender la ley, al principio cogieron bien la Constitución, entendieron de qué se trataba; ellos dijeron que era una cosa nueva, creo ilusión, opinaban, ponían criterios. Los que están hasta el momento de las seis asociaciones me entendieron que es un proceso en donde ellos mismos se dieron cuenta de que la organización estaba en la destrucción y que el CGPSHA podia fortalecer, eso fue lo que les animó a muchos presidentes y socios y los síndicos. He visto que ellos entendieron que este proceso era algo bueno, hablar de que hay que hacer un territorio más amplio y que hay que defender y rescatar derechos como dice la Constitución, que las tierras ancestrales son derechos del pueblo, esto lo acogieron, entendieron, se sumaron entonces. Creo que más les gusto aprender la ley a muchos y el proceso mismo. Esta es la primera vez en el país y en la Federación Shuar que nos unimos, como fue cuando inició la Federación Shuar en 1964, que había una unidad seria de todos los shuar para defender sus tierras. Por ello es que ahora, lo poco que tenemos, estamos defendiendo. VISIÓN HISTÓRICA DEL PROYECTO DESDE LOS COORDINADORES Santiago Kingman, Coordinador del Proyecto Paz y Conservación, Ecuador 2006 ¿Por qué fue necesario crear el gobierno territorial? La idea de crear un gobierno del territorio no podía comenzar por la planificación sobre el uso de los recursos naturales. Tal vez, si en el año 2002 la minería hubiera ya comenzado la extracción, entonces ese ha- bría sido el eje de la defensa territorial porque sería la mayor amenaza; pero tampoco los temas del bosque, la extracción de madera, la caza, la pesca, los frutos y plantas estaban presentes como una necesidad apremiante. Los shuar saben que los recursos del bosque han disminui- do, pero no estaba en su reflexión social, en cambio, les obsesiona "el 50
    • SECCIÓN 1 El contexto de los procesos que se capitalizan en este libro 1. progreso" y lo conciben como poder producir algo que puedan vender y tener dólares. No en todos lados esa necesidad de moneda es urgente, pero sí lo es donde el bosque y lo que el bosque les da está más destruido. Creo que la decisión de construir el gobierno es porque tenían una necesidad urgente de hacer ese gobierno; parece tonto decirlo así, una verdad por sí misma. Pero si uno piensa en las condi- ciones maduras para que algo se realice, o en la suma de coincidencias o de cosas que confluyen y cuajan en un momento, esa es la clave. ¨Algo está fallando¨ debió estar en el pensamiento de la gente, ¨algo nos está haciendo cambiar, pero sobre todo nos está destruyendo, nos está ha- ciendo desaparecer como shuar¨. Esto de la pérdida de identidad no es una palabreja, es el dolor que tienes porque todo se te va derrumbando: tu familia, tus creencias espirituales que le dan sentido a lo que vives, ver como tu hija no sabe hacer una huerta, como tu hijo no sabe cazar, los irrespetos entre generaciones, los cambios en la alimentación y gustos en la música, en el baile, en la conversación diaria; los cambios en el uso del tiempo diario, el tipo de trabajo, lo qué hacen la mujer o el hombre. Todo causa dolor, tensiones, incomprensiones. Unos cambian mucho y dejan de ser shuar casi total- mente, otros se niegan a cambiar, se encierran sobre sí mismos y no quieren entender a los otros. Por otro lado, existe un conflicto del uso del espacio y de los recursos. Quedarse sujeto en una finca, sin poder mover las huertas, sin poder buscar nuevos sitios con abundante caza pesca, madera, frutas, sapos, gusanos. Seguir teniendo 6 y 10 hijos, y seguir siendo familias grandes con muchos yernos; aparecieron las peleas por tierras, por los recursos del bosque. Todo eso se hizo una explosión creativa. También está la Federación Interprovincial de Centros Shuar (FICSH), que desde 1964 organizó la defensa del territorio, con la táctica de crear centros a los que le entreguen títulos globales y en parte haciendo que en los sitios más presionados como Bomboiza o Limón los shuar se vuelvan ganaderos, perdiendo el bosque por su transformación en pastos. Para el año 2000, esta organi- zación se mantenía pero sin poder actuar frente a los cambios del Ecuador y el mismo mundo shuar. No tenía iniciativa, con muchas peleas y desconfianzas internas, sin una política práctica y, sobre todo, sin poder actuar y organizar la vida dentro de los espacios de los centros Shuar. Las condiciones habían madurado No es que se creaba un nuevo mundo y que los shuar estaban en pleno cambio económico, con mucho dinero y producción. No, más bien, los cambios en algunos casos les estaban haciendo 51
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú pobres y en otros pocos se habían vuelto muy dependientes de los empleos y el prestigio que da la política, los municipios, de profesores o en las ONG, con bajos sueldos e inestabilidad. Cuando comenzaron las reuniones no se discutía cómo repartir la riqueza y construir la democra- cia, como fue en la fundación de los Estados Unidos, o como eliminar la injusticia social, como en la revolución francesa. No, se discutía el desorden que se había creado a su vida tradicional. Había como un reclamo permanente a la forma nueva de vivir, yo sentía como que no se enten- día la manera de reaccionar frente al mundo mestizo de colonos, al nacional y mundial. Por eso pienso que la decisión de crear un gobierno fue la necesidad de reorganizarse, afirmar la condición de ser y vivir como shuar, pero tratando de reaccionar con fuerza frente al mundo nuevo. Por eso, lo primero era crear la diferencia con los cuatro municipios que les gobernaban, con las ONG, con la Iglesia católica, con los mismos políticos shuar y con el desconcierto con la Federación. Después vino la necesidad de pensar en cómo ordenar la vida adentro, cómo crear un orden nuevo: pasando de las familias individuales que toman sus propias decisiones sobre el uso de los recursos naturales, la economía, o que buscan la solución de conflictos en el sistema de justicia nacional; promovimos un diálogo profundo sobre cómo ordenar en grupo toda la vida interna, cómo organizar entre todos el uso de los recursos y defenderlos y conservarlos para el futuro. Por eso el entusiasmo que se dio cuando se elaboraron mapas familiares y por cada centro y cada asociación: eran mapas de ordenamiento del uso del espacio y los recursos, pero también de los límites de los grupos de familias y de cada familia. Era una primera visión de orden del conjunto y a la vez familiar. En tercer lugar, se volvió a pensar en la relación con los demás, con la Federación, con las ONG, con el gobierno nacional. Me parece que ese ordenamiento que se estaba diseñando en las conversaciones en cada grupo o asociaciones, fue un cambio importante en la forma de decidir, era un intenso encuentro entre iguales. No creo que para todos era fácil, por eso la tensión siempre se dio entre cómo respetar a las familias y cómo crear un gobierno que sea respetado por todos como autoridad. Ese cambio fue un salto en democracia, no de ciudadanos individuales, pero sí entre grupos familiares. Una autoridad que ayude a resolver los problemas internos. Eso no quiere decir que otros pensaban en la circunscripción territorial indígena (CTI) como una solución para conseguir presupuesto de afuera, que el gobierno les dé un dinero para hacer las obras de infraestructura 52
    • SECCIÓN 1 El contexto de los procesos que se capitalizan en este libro 1. clásicas de los municipios. Otros pensaban que con la CTI venía dinero para iniciar procesos productivos. Pero en general, todos pusieron mucho entusiasmo en la elaboración de las normas sobre el uso de los recursos naturales y en la estructura de la CTI. Martín Alcalde, Coordinador del Proyecto Paz y Conservación, Perú Junio de 2007 Es iluso pensar que el interés de los pueblos awajún-wampís del Perú fuera la creación de un área protegida, sobre todo teniendo la certeza que estas áreas eran (y en la realidad son) dominio del Estado. Tam- bién resultaría iluso asumir que los awajún apoyaron el proceso de creación de un parque nacional por el simple hecho de conservar la biodiversidad de la Cordillera del Cóndor como una expresión altruis- ta de su cultura, ¡de ninguna manera!. Los awajún apoyaron este pro- ceso porque representó una oportunidad para concretar una aspira- ción muy lejana a sus posibilidades: asegurar la tenencia de sus tie- rras, expresión clara para proteger su existencia. Su aspiración de consolidar la tenencia de estas tierras, el asegurar el uso de los recursos de los cuales dependen sus vidas y proteger los espacios mágico-religiosos propios de su cultura, estaba por encima de todo parque, y más bien, expresaba su interés real y legitimo en proteger su existencia. La auto denominación aents, significa en lengua jíbara "el que existe" y ellos, en esencia, quieren seguir existiendo y contando con el entorno natural que garantiza sus vidas. Hay que entender que la relación tierras-bosques-awajún es una relación de interdependencia real. "Donde no hay agua no hay peces y donde no hay bosque no hay awajún", este dicho expresa claramente esta interdependencia an- cestral. El proyecto para la creación de un parque nacional en la Cor- 53
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú dillera del Cóndor, llegó en este contexto. Es interesante reflexionar ahora, que entender el con- texto en el cual se desarrolló el Proyecto demandó tiempo y más que eso, demandó establecer los canales de comunicación para reconocer esta necesidad. Creo que el aspecto más relevante de los ejecutores de este proyecto fue tener la apertura y flexibilidad para diseñar una estrategia que permitiera alcanzar los objetivos del Proyecto, pero a la vez, atender esta demanda de los pueblos awajún-wampís que transciende el limitado período de intervención de los proyectos. Entonces, el reto estaba planteado: buscar los objetivos del Proyecto y por otro lado, buscar las necesidades ancestrales. Es decir, conjugar la necesidad versus la oportunidad. Articular la nece- sidad actual (del Proyecto) y la demanda real, ancestral. El primer paso para el equipo técnico del Proyecto fue entender que los procesos de creación de áreas protegidas necesariamente deben tomar en cuenta el contexto social y local. ¿Cómo apoyar una demanda de tierras por parte de los pueblos indígenas y a la vez cómo conservar un espacio de tierra bajo el dominio del Estado? Es importante resaltar que en el proceso de atender las demandas locales, se apoyaron las inicia- tivas de titulación y ampliación de tierras de 19 comunidades, abarcando una superficie aproxi- mada de 500,000 hectáreas. Un punto sobre el que tenemos que reflexionar es, que a diferencia de otros contextos en el mundo, en el Perú, la Constitución vigente no contempla territorios indígenas. En el contexto peruano, las únicas formas de garantizar tierras de dominio indígena, están en la ley de tierras vigente, la cual otorga títulos de propiedad privada a comunidades indígenas (comu- nidades nativas) reconocidas por el Estado, es decir, primero el Estado reconoce la existencia de una comunidad nativa y luego le asigna un espacio (tierras) que les permita desarrollar actividades productivas y asegurar su existencia. Esta ley también permite solicitar ampliacio- nes de áreas en la medida que se justifiquen mayores superficies, por incremento poblacio- nal. Por otro lado, las áreas protegidas no limitan los usos y derechos ancestrales de los pueblos indígenas. Estos dos aspectos fueron y son actualmente una oportunidad para conciliar los intereses de conservar un área en la Cordillera del Cóndor y atender las aspiraciones de tierras de los pueblos awajún-wampís, como una expresión para asegurar su existencia. Posteriormente, y una vez ven- cidas las limitaciones de comunicación intercultural, fue posible informar a las comunidades estas oportunidades. Este proceso demandó más de un año, es decir más de la mitad de la vida del Proyecto. 54
    • SECCIÓN 1 El contexto de los procesos que se capitalizan en este libro 1. Finalmente, quiero resaltar algunas diferencias entre el Perú y Ecuador, y es que mientras en el Ecuador, el elemento de territorialidad esta inserto en su Constitución, esto no ocurre en el Perú. Un segundo elemento diferenciador es que los pueblos indígenas en el lado peruano ocupan vastas áreas en comparación con las comunidades indígenas ecuatorianas, y un tercero, es que el movimiento indígena nace en Ecuador y la formación del liderazgo indígena local ha sido mucho más fuerte y consistente en el tiempo, lo que permite organizaciones indígenas mucho más fortalecidas y con una visión más clara de su desarrollo. 55
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú 60
    • SECCIÓN 2 Capítulo 1. La conservación desde diversas visiones 2. La conservación desde diversas visiones Una de las preguntas que surgió durante el proceso de capitalización fue: ¿Cómo la idea de "conservar" desde la visión occidental impacta en el mundo shuar, awajún y wampís? Si bien la idea de conservar está en todas las culturas, los indígenas la abordan a través de la acción concreta y cotidiana, pues en su día a día toman decisiones de uso y manejo de los recursos naturales. Para el análisis de este capítulo se hace énfasis en la identificación de las dinámi- cas locales en las que se afirmó el Proyecto y cómo se fortalecieron las decisio- nes sobre el manejo de recursos. LAS DINÁMICAS EN LAS QUE SE rial y todo su proceso de construcción AFIANZÓ EL PROYECTO del GPSHA. En Ecuador, el Proyecto siempre plan- Es por esto que el Proyecto se orientó teó un sistema de áreas de conserva- estratégicamente en fortalecer la diná- ción con distintos grados de uso y di- mica shuar que buscaba la creación de versas formas de manejo y administra- un gobierno territorial. Este posiciona- ción. Para la zona norte se planteó un miento permitió construir una relación esquema de manejo y administración de confianza, amistad y respeto entre por el pueblo shuar, independientemen- los shuar y los técnicos de la Fundación te de que la declaratoria, provenga del Natura (Stefan Gatter); así como un tra- gobierno central o local (Ruth Elena bajo transparente durante todo el Pro- Ruiz). Sin embargo, Patricia Peñaherrera yecto y aún después de la terminación y Didier Sánchez comentan que se per- del mismo. cibía una presión para crear un área protegida por el Estado, propuesta que Vale la pena aclarar que si bien los los shuar rechazaban rotundamente por testimonios de Stefan Gatter y Enrique temor a perder su autonomía territo- Cárdenas mencionan que el Proyecto 61
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú cambió sus objetivos iniciales de de- cesidad de seguir fortaleciendo la au- clarar áreas protegidas, el hecho real tonomía indígena en cuanto al manejo es que nunca se cambiaron; lo que se de recursos financieros y en la toma de hizo fue apostar por el gobierno shuar decisiones. (Patricia Peñaherrera y Pedro Uvijindia) y que a través de este se ordenara el Por otro lado, en el Perú, luego del territorio, donde uno de los elementos proceso de consulta y estudios técnicos era la conservación de los recursos hechos por el INRENA, se creó la ZRSC, naturales. en 1998. Las comunidades awajún y wampís a través de sus líderes, duran- No hubo una estrategia predefinida por te el Pre-Proyecto ITTO-Cóndor, habían el Proyecto, sino que esta se fue dise- estado de acuerdo con la creación de ñando en el camino, y esto fue una ven- un parque nacional en la Cordillera del taja, ya que se pudo armar una estrate- Cóndor y dos reservas comunales en gia adaptada a las dinámicas shuar, los cerros Tungta Naint y Kampankis. consiguiendo resultados positivos e in- Sin embargo, en el proceso de cate- cluso más allá de los esperados. El gorización de las últimas áreas, no se equipo de trabajo, técnicos y shuar, lo- respetaron las opiniones de las comu- graron rescatar las diferentes visiones y nidades nativas. Si bien el Proyecto diseñar una estrategia que al mismo mantuvo su objetivo original de impul- tiempo fortalecía la autonomía del PSHA sar la creación de un área natural pro- y la conservación de su bosque (Santia- tegida administrada por el Estado, se go Kingman, Patricia Peñaherrera y Di- usaron todos los mecanismos para que dier Sánchez). tanto la definición de los limites del parque, como su propuesta de mane- En los siguientes capítulos también se jo (el plan maestro), fueran procesos hará evidente esta adaptación del pro- concertados con la mayor participación ceso para responder a las dinámicas de las comunidades limítrofes, pues locales de los shuar. En este sentido, serían las comunidades las afectadas Domingo manifiesta claramente la ne- directamente. 62
    • SECCIÓN 2 Capítulo 1. La conservación desde diversas visiones 2. Vale la pena resaltar, que el Proyecto pez, Feliciano Cahuasa, Ignacio Mayan, respondió a una prioridad local, que Julián Taish, Florencia Yampis, Raúl era el apoyar el proceso de titulación y Noningo y Carlos Tijias). En el Perú, es ampliación de las tierras de las comu- en está reflexión que se asienta la pro- nidades nativas awajún del alto Cene- puesta de crear un área protegida (Car- pa y alto Comaina, lo que fue funda- los Tijias). mental para la definición de los límites del parque; ambos procesos son en sí No solo la idea de conservar los recur- una forma de ordenamiento territorial. sos está en la gente, sino también la Sin embargo, el objetivo principal del generación de alternativas a sus siste- Proyecto: la creación del Parque Nacio- mas de producción, tales como el ma- nal Ichigkat Muja-Cordillera del Cón- nejo de chacras/ajas, alternativas ali- dor, aún no se ha logrado (Alvino menticias, manejo de fauna y flora (Fran- Agkuash) pues falta la decisión política cisco Ujukam, Margarita Yangkuag, en- del gobierno peruano10. tre otros). En los testimonios de Víctor Sejekam, Nelson Kungkumas y Tomas Se fortalecen las decisiones Shajup vemos que ellos ya venían recu- locales sobre el manejo de los perando especies de árboles y palme- recursos ras, criando peces, entre otras, y que estas ideas fueron fortalecidas con las Como vemos en los testimonios, un eje nuevas enseñanzas del Proyecto. En al- central fue la reflexión local alrededor gunas comunidades, por ejemplo, se del estado actual y la conservación de fortalecieron los reglamentos para, por los recursos, tanto en el pasado como ejemplo, regular la cantidad de chonta en el presente y con una proyección al que se cosecha, las formas de pescar, futuro (como lo mencionan Genaro Ló- la caza, para cazar realmente lo que se 10 Finalmente, el parque fue creado el 9 de agosto de 2007, pero sobre 88,477 hectáreas 63
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú necesita, y proteger las collpas (Floren- percepción de que lo que quería el Pro- cia Yampis, Carlos Tijias y Julián Taish). yecto era quitarles el territorio11. Si bien el parque aún no se ha creado, En Ecuador, la reflexión sobre la conso- vale la pena resaltar que la reflexión lidación del gobierno shuar arutam les sobre la conservación de los recursos conduce a una reflexión sobre la con- fue tan sólida que aún hay un impacto servación de los recursos naturales como local, y eso también es un resultado. un elemento que es parte del ordena- Sin embargo, manifiestan que hay tra- miento del territorio, llegando a elabo- bajo pendiente y que es necesario apli- rar una normativa de uso para aplicar car lo teórico (Carlos Tijias), y recomien- en todo su territorio. La propuesta shuar dan al proyecto que "diseñe proyectos incluye una organización política y ad- para proteger los recursos ayudando a ministrativa que tiende a la conserva- la población a contrarrestar sus necesi- ción, incorporando el desarrollo, visto dades y así demuestre verdadero desa- dentro de las prioridades del pueblo rrollo sostenible" (Juan Noningo). Hay shuar de la Cordillera del Cóndor (Án- un sentir sobre la necesidad de pasar gel Nantip). Cabe mencionar que en el de las ideas y la reflexión a acciones Perú, las normas sobre el uso de los concretas. recursos se venían trabajando solo a nivel de comunidades y organizaciones Por otro lado, vale la pena mencionar de base (por cuenca). que no todas las personas fueron per- meables a está reflexión, como lo men- Finalmente, Ángel reconoce lo limitado cionan Francisco, Genaro, Feliciano, de los proyectos y su poca sostenibili- Florencia y Carlos, e incluso hubo la dad "los fondos no son los que van a 11 Con la creación del parque nacional con un área menor a la concertada quedán sin protección legal 62,000 hectáreas, las cuales son territorio ancestral awajún y no han sido tituladas. Ahora es un área altamente vulnerable a la explotación de recursos, principalmente mineros. 64
    • SECCIÓN 2 Capítulo 1. La conservación desde diversas visiones 2. dar solución a los problemas de los Algunas reflexiones adicionales shuar, simplemente son un aporte para sobre el Proyecto en el Perú fortalecer lo que siempre hemos venido haciendo nosotros". Propone que se re- Los promotores de CI y los comités de conozca su decisión de conservar el coordinación zonales (CCZ) del Proyecto bosque y que las instituciones interesa- Participación de las comunidades nativas das financien ese proceso, pero toman- en el manejo de áreas naturales protegi- do en cuenta las políticas y planteamien- das de la Amazonía peruana (PIMA), re- tos de las organizaciones de base, tan- cibieron capacitaciones, algunas veces to como las de las ONG y así tomar juntos, y algunos de los CCZ trabajaron decisiones en conjunto. en el proceso del plan maestro. Por lo tanto, la percepción local sobre los dos En ese sentido, Domingo Ankuash de- proyectos y los mensajes dados por los nuncia el desencuentro entre las visio- promotores de CI y los CCZ se entremez- nes de conservación o desarrollo de los clan y esto se evidencia cuando los auto- proyectos y sus respectivos técnicos fo- res hablan de la piscicultura, los bione- ráneos y la visión de los shuar. El mal gocios, entre otras actividades que co- manejo del dinero es una consecuencia rrespondían al proyecto PIMA. Ahora bien, de este desencuentro; no se sabe bien ambos proyectos tenían un objetivo co- para qué y cómo usarlo. Desde ahí, el mún: la conservación de está zona, be- autor plantea la necesidad de tener un neficiando a las comunidades indígenas. objetivo claro y consensuado para usar el dinero, y de contar con una mejor Cabe mencionar que el trabajo de los pro- asesoría para la administración del mis- motores facilitó la reflexión, pues se trata- mo, fortaleciendo la autonomía de la ba de una persona local y de la misma gente. Resalta que con el Proyecto Paz y cultura, y esto les permitió llegar a las di- Conservación la administración del di- ferentes comunidades asentadas en las nero fue una experiencia positiva, dado cuencas del Cenepa, Comaina y Santia- que los shuar y el Proyecto tenían un go. Sin embargo, cabe resaltar que los objetivo claro y común. promotores awajún y wampís, y de acuer- 65
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú do a los intereses propios de cada uno, ción cultural ancestral, la reforestación, la hicieron diferente énfasis en algunos temas. caza sostenible, entre otras. Finalmente, quisimos reflexionar respec- Esto se evidencia, cuando los autores to a las posibles causas de que muchos awajún-wampís centran sus testimonios en testimonios awajún y wampís se centren lo que CI les enseñó: reforestación, pisci- en las capacitaciones recibidas por CI, cultura, caza sostenible, entre otros temas. cuando estas no se hicieron y, más bien, Podemos decir que el promotor no podía lo que se quiso hacer fue promover la quedarse en solo promover una reflexión reflexión local sobre la conservación. y tenía que ir más allá, para tener un impacto local de acuerdo a sus patrones En principio, dado que el énfasis del Pro- culturales; además, muchos de ellos eran yecto estaba en la planificación (el expe- profesores y por lo tanto también querían diente del parque nacional y el manejo del impactar a los niños y jóvenes. "Tratamos mismo), esta se centró en la reflexión para de dar alternativas practicas de cómo la toma de decisiones y no en llevar estas podíamos conservar" (Julio Hinojosa). reflexiones a la práctica. Este sería más bien un punto de desencuentro, provocador de Otra manera de explicar eso, es que la po- conflicto, entre dos formas de hacer conser- blación no entendió bien lo que iba a ser el vación, que interactúan en un mismo pro- parque nacional y no se interesaron en su yecto: los awajún-wampís que toman deci- creación, pues no creían en cómo el parque siones sobre su interacción con la selva y los los podría beneficiar (Ramón Yampintsa). recursos día a día, es decir, piensan-ac- túan-piensan-actúan; y el equipo técnico que Al respecto, Julio Hinojosa comenta que en pensó-planificó-pensó y no actuó, pues el el Santiago la gente no habla mucho del parque no se declaró y el plan maestro no parque, por la influencia política y mala se ejecutó, es decir, las decisiones concerta- interpretación de un líder local, interesado das se perdieron y algunas de las ideas se en crear un territorio indígena, que ya ha- diluyeron. Lo que quedó fue lo que les sirve bía ganado adeptos; por lo tanto, pobla- en su día a día: ideas sobre la recupera- ción tenía claro que el parque no se crearía. 66
    • SECCIÓN 2 Capítulo 1. La conservación desde diversas visiones 2. LAS DINÁMICAS EN LAS QUE SE AFIRMA EL PROYECTO Alvino Agkuash Shajup Ex-Jefe de la Comunidad Nativa Kungchai, alto Comaina, Perú 10 de julio de 2006 Entrevista de: Ramon Yampintsa Yampis Traducción de: Diógenes Ampam Wejin Esperamos que los acuerdos se cumplan En el taller de Conservación Internacional, conversamos que, primero cualquier persona que quiera venir a visitarnos o estudiar el territorio, a esta comunidad (Kugchai) que colinda con el parque nacional, de- bería primero ser atendido y a otras comunidades cercanas. Nos han dicho (CI), que no se dediquen solamente a los recursos del bosque, se puede construir piscigranjas y granjas avícolas12. Pues diji- mos que estamos coincidiendo en las ideas, porque tenemos las mis- mas intenciones y lo aceptamos. La solicitud de titulación que hacemos, no es para exterminar los re- cursos que existen, sino para cuidar y conservar. Nuestros parientes que viven por abajo en las comunidades tituladas, han terminado to- dos los ungurahui y las palmeras, quedando así el bosque solo árboles y a los peces esperan que llegue el mijano para echarle el veneno. Pues viendo eso nosotros hemos dicho que no podemos ser igual que ellos. Nosotros hemos dicho que antes que terminemos las palmeras, sake, ungurahui y otras palmeras existentes, hay que empezar a sem- brar sus semillas y que nos dediquemos a ello, dejando así tranquilo el bosque y las quebradas, pero fijando el calendario de pesca que se podría hacer a futuro. De verdad, los peces a partir del mes de junio ponen sus crías y se puede cuidar que aumenten y que crezcan más grandes, y después se puede cosechar, aplicando la técnica de pesca que usaron nuestros antepasados. 12 Estas ideas y actividades son del Proyecto PIMA-INRENA. 67
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Nosotros estamos solicitando que titulen nuestro territorio con la finalidad de conservar los recur- sos, y queremos cuidar las palmeras y otros recursos, pensando en el futuro de nuestros hijos. Por eso, en el proceso de la elaboración del plan maestro, acordamos que nadie saque la chonta de ungurahui para su alimentación y se está respetando estos acuerdos. Sobre los recursos utilizados para la construcción de la casa, como es el caso de la especie de palmiche (tujujinak) no hay que cortar en vano, sino aplicar la técnica del corte ancestral para que puedan continuar echando más hojas. Muchas de las personas solo cortan y exterminan este tipo de especie que sirve para la construcción de la casa. Antes que se cree nuestra comunidad estamos acordando con los comuneros viendo la situación actual de las primeras comunidades que se crearon desde la boca del Cenepa hacia arriba. También hemos hecho el reglamento interno comunal para el buen funcionamiento de la comu- nidad. Pues las charlas de capacitación que recibimos son casi igual con nuestras ideas, por eso hemos unido los esfuerzos e ideas de conservar los recursos. Por eso, si nos dan el cuy y su malla, podemos cercar y cuidarlo, igualmente con las aves meno- res. Pero si analizamos en estos momentos, no se ha visto ningún tipo de ayuda o apoyo en las comunidades fronterizas que son: Kugchai y Antiguo Kanam. Todo esta quieto o silencio sobre los apoyos, por eso pensamos que de repente no nos consideran por que no somos todavía una comunidad titulada, aún así lo estamos mirando con mucha paciencia, es decir las promesas o los compromisos que se hizo no se esta cumpliendo. A veces pensamos que solo nos dijeron para convencernos para que puedan crear el parque nacional a favor del Estado o gobierno, si no es así, los acuerdos que se hizo con las comunidades se deberían cumplir. Yo tengo conocimiento de estos acuerdos porque estuve de jefe, pero el actual jefe no tiene mayor conocimiento de estos acuerdos, por eso quizá no lo dice nada o no plantea, es decir, no estamos dando el seguimiento para que se pueda cumplir los acuerdos y hay otros acuerdos sobre el cuidado de los recursos como, por ejemplo, los grandes cerros, kampanak, tamshi, gran- des cataratas donde los abuelos adquirían las visiones, lugares del mitayo, collpa para animales y pájaros, todo estos recursos hay que cuidarlos y estar vigilando en el territorio que solicitamos a ser titulada, pues así hemos acordado. Pues continuamos con estas ideas, aunque los acuerdos hechos con la institución no se cumplen. Esperamos que los nuevos jefes comunales sigan gestionando para que los acuerdos se cum- plan. Continuamos diciendo que hagamos diferentes reglamentos para no desperdiciar nuestros recursos naturales y que cuidemos. 68
    • SECCIÓN 2 Capítulo 1. La conservación desde diversas visiones 2. Domingo Ankuash Dirigente del CGPSHA Diciembre de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera El dinero en la relación con las ONG Yo estoy pensando que unos dicen que hay que enseñar a administrar dinero, pero digo, no es difícil coger un dinero y cumplir un objetivo. En el Proyecto con la ITTO administramos el dinero para organizar el gobierno, para ordenar el territorio, para hacer zonas de conserva- ción; a la vez, hacíamos un proyecto económico con la GTZ. Cuando me separé por siete meses por estar en la Federación y dejé libre al CGPSHA, vi que GTZ entregaba dinero para comprar animales, para agricultura, para sacar madera, también para el gobierno. Era un en- vío directo, descentralizado a las asociaciones. No hubo un control y lo que le falló al Ángel Nantip (Presidente Ejecutivo del CGPSHA) es no llegar a las asociaciones; y los técnicos tampoco cumplieron. Con la ITTO nos entregaban para organizar los recorridos, los encuentros y gastábamos el dinero y nos controlaban. No hubo un control del mismo financiero de la GTZ que estaba trabajando como aliado. Otra cosa difícil fue que el mismo técnico de la GTZ tuvo que convertirse en el que compra los animales. O sea, nos tienen como niños: a este niño hay que darle comprando un caramelo porque este niño no puede. Si yo en mi comunidad he hecho comprar y no solo con mil dólares. En otro tiempo, al que no sabe leer y escribir he dicho: coja un millón de sucres y anda cómprate una vaca, compra tabla, mida y han ido a com- prar. Ahora con mayor razón si son profesionales, de sexto curso algunos. Hay una exigencia de que se tiene que comprar, por ejemplo, un toro de dos mil dólares13, entonces tienen que buscar de dos mil dólares. Se ha ido a comprar en Macas en lugar de hacerlo en Limón. No se dio buena asesoría. Si me dicen cómprate cinco, yo con los dólares me 13 El Proyecto ganadero fue impulsado por la GTZ. No por el Proyecto en cuestión. 69
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú compraría hasta más. Los mestizos que siempre aprovechan y dicen, ah, como estos tienen plata, el toro cuesta dos mil dólares, pero ellos cuando venden el toro lo venden por precio de carne. Hay montón de fallas de parte y parte, nuestras y también de los financieros. Debo ir a ver al presidente de la Asociación que dicen que ha robado, ¿cómo robó? Una cosa es decir toma, hoy día tienes que comprar dos carretillas, ese rato tienen que comprar carretilla, pero como se guarda en el banco, para el shuar lo guardado hay que coger y comer. Los economistas, me digo entre mí, cómo nos creen, cómo nos mirarán, yo siempre pienso eso y algún rato tendré que disparar y decirles como les veo. El gobierno esta aquí y deben entregar directo. He visto técnicos agropecuarios que ganan comprando ganado en vez de que compre el síndico o los socios del centro. Vi un montón de errores que no quise decirles porque hay que sentarnos a discutir bastante. Nos tenemos que sentar con GTZ, con los que financian, si es para la agricultura, si es para ganadería, todo hay que revisar. Yo no pierdo fe todavía que un shuar que no llegó ni a sexto grado pueda contar mejor que un muchacho de sexto curso. Sino que determinan lo que hay que comprar y van a encontrar ese mandato difícil. Si me dicen, busca una camisa apretada o floja, en donde yo no estoy de acuerdo, y compro según lo que quiero, entonces no cumplí bien. Me han dicho algunos, podemos comprar más ganado, más que sea malo, pero que sea ganado para ir mejorando poco a poco. Todo lo contrario, ahora hay que tener puro, cinco toros puros con cuánto dinero. He preguntado al Mario Tentets, he preguntado a otros, cuál fue la falla, "no me entregaron la plata", me dicen. A más de eso, no socializaron los técnicos que después de 15 días iban a coger dinero para comprar ganado, entonces no funcionó bien todo eso, como es lejos no fueron a Sinip, a Maikuants, todo eso, estalló el problema. Voy a decir, vea, analicemos los "peros" que tenemos y no cometamos el mismo error, caminemos por otro lado. La visión shuar es distinta que la de un técnico ingeniero, es como decir antes nos daban un técnico de Quito para que enseñen a sembrar yuca, cuando mi mamá sabe sembrar mejor yuca sin escri- bir, sin dictar un curso, siembra nomás. Claro que el shuar no sabe tasar el ganado como un comer- ciante mestizo, no tasa el peso exacto, porque nunca ha comprado, nunca ha vivido vendiendo. Yo he cogido dinero que me ha dado el banco, o de la Federación, convocaba a una asamblea, señores aquí esta la plata, cuenten, todos los socios sentados ahí, cuenten. 70
    • SECCIÓN 2 Capítulo 1. La conservación desde diversas visiones 2. No funcionan los técnicos, solo escriben un informe, cualquiera miente Eso es nuestra debilidad, se dice que cobra sin haber trabajado. Que todos vean que ese dinero y si no ven eso, ellos critican. Hacerles ver que esa plata tiene objetivo, si solo coge el síndico dice cómo también invertirían, así comienzan a decir los comentarios. Es mejor informar qué vamos a invertir en esto y quién sera el responsable. Entonces, hay más responsabilidad, pero si dicen que allá, en el centro dicen los socios, no controlan, entonces yo he visto eso en mi comunidad mismo. Ellos tienen que controlar, porque los shuar sí somos directos: el robó, el es ladrón, no esconde- mos, viendo o sin ver decimos, hay que cuidar mucho de eso. Si la inversión esta hecha, en cambio yo pensaba que estaban entregando la plata directa, pero no ha sido así. Un montón de errores ha habido: en informar a la asamblea, que la asamblea controle, que no tenían facturas, que no han entregado el 100% de la plata. Cesar Mashingash Director de Colegio Nacional de Puerto Galilea Comunidad Nativa Puerto Galilea, cuenca del río Santiago, Perú Julio de 2006 Entrevista de: Julio Hinojosa Traducción de: Diógenes Ampam Wejin Técnicamente nos orientaron sobre lo que se puede criar y sembrar Los actuales wampís estamos dejando u olvidando la vida ancestral practicado por los abuelos, los antiguos abuelos, lo que es la actividad de caza, pesca y apertura de nuevas chacras lo hacían con muchas facilidades, pero ahora como estamos ingresando a otra forma de vida, nos estamos alejando. Este Proyecto nos enseñó nuevas ideas, es muy bueno. Técnicamente nos orientaron lo que se puede criar y sembrar para mejorar nuestra dieta, eso es muy bueno. Pienso que se debería promover los progra- mas de crianza de peces, animales, aves silvestres y árboles; a estas actividades se podría dar más importancia, así como dicen los mesti- zos, hacer talleres, reunión de conversación. Creo que estas activida- 71
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú des podrían tener más prioridades de atención. Las enseñanzas del Proyecto a ese nivel fue de excelente intervención. Los que vienen trabajando antes [se refiere a los dirigentes] pretenden tergiversar y dar mala información a las comunidades. Pero volviendo al asunto del Proyecto, no hay ningún problema en compartir sus ideas, vuelvo a decir que su intervención fue acertada y excelente. Lo que yo puedo solicitar es que nos brinde mas apoyo con talleres, apoyo con algún fondo rotatorio en ciertas comunidades, como un piloto, pues si hace estas actividades tan concretas y sencillas, las comunidades en su mayoría darían su aprobación de su intervención. Eso te puedo responder según su pregunta que me hace. Patricia Peñaherrera Técnica de campo de la Fundación Natura, Ecuador Diciembre de 2006 Mis amigos shuar de la Cordillera del Cóndor Los conocí en el año 2002, regresando de una larga tregua de trabajo social, mientras criaba a mis hijos menores de ocho y diez años. Llegué a la Amazonía con la esperanza de encontrar una luz sobre varias preguntas que surgieron a lo largo de muchas experiencias de apoyo a procesos sociales en Ecuador y Colombia. El Proyecto fue una gran oportunidad, ilusión y esperanza de conocer a fondo la vida cotidiana del pueblo shuar, muy reconocido en Ecua- dor por su sabiduría ancestral, sus cualidades intelectuales, espiritua- les y guerreras. Estuve perdida varios meses, mi responsabilidad era el apoyo socio- organizativo con las familias, comunidades y asociaciones, pero la sociedad shuar es tan compleja como el mundo. Para ellos era difícil aceptar a una mujer participando en reuniones y decisiones públicas. Durante seis meses no pude opinar en las asambleas, porque cuando tomaba la palabra, ellos se ponían a hablar y a reír hasta formar un 72
    • SECCIÓN 2 Capítulo 1. La conservación desde diversas visiones 2. ruido tan ensordecedor como el de las chicharras. Cerca del séptimo mes, me sentía defraudada de mí misma, confundida e ignorante. Estaba planificando mi renuncia cuando dos líderes shuar, Domingo Ankuash y Franklin Kuja, llegaron a mi casa. Preparé un almuerzo grande. Mientras cocinaba, Domingo nos iba contando algo de su vida, algo del territorio, de sus temores de quedar cada vez más reducidos a una vida parecida a la de los mestizos pobres, y cada vez menos identificados como shuar. Algo pasó después de ese día, porque la distancia se desvaneció; los meses siguientes, perdimos el sentido del tiempo y olvidamos los objetivos del Proyecto trazados en los papeles. Después de tantos meses de no comprender, me di cuenta que los shuar podían aceptar mis opiniones, solamente si era capaz de cumplir con algunos roles de mujer, como son el de prepa- rar los alimentos, servir, asegurar la sobrevivencia de los demás. Mi rol en el Proyecto no podía ser pensado desde la oficina, era indispensable crear espacios de relación informal, ofrecer un hogar y no una oficina, y construir con ellos algo más parecido a un sueño añejo, y no a un proyecto. Los líderes shuar habían vivido una larga lucha por la defensa de su territorio, todos tenían la intuición de que había llegado la hora de legalizar su territorio y ordenarlo para asegurar la vida de sus siguientes generaciones. Un gran paso que abrió la confianza en nosotros fue el de renunciar abiertamente a ser quienes dirigíamos el proceso, para entregarles a ellos la responsabilidad de recurrir a sus saberes ancestra- les y actuales para imaginar e ir construyendo el presente y el futuro. Esto fue el nuevo proyecto. Ellos son los verdaderos autores de todo lo nuevo que se ha producido en este proceso, que por cierto dejó hace tiempo de ser un proyecto de varias ONG y pasó a ser una posibilidad concreta de construir en un diálogo relajado y abierto de semanas y días, sin técnicas de facilitación, ni metodologías, pero hallando cada vez más luces y más dirección de todas sus visiones y los elementos que se fueron aportando desde diferentes fuentes. Ellos dicen que nuestro rol fue el de comprender, compaginar y escribir su pensamiento, yo creo sí, pero también aportamos mucha información política, legal, biológica, técnica a lo que ellos se proponían: legalizar su territorio como circunscripción territorial shuar y ordenar sus recursos naturales y sociales. Sin la suma de estos dos esfuerzos, no hubiera sido posible que ellos hoy cuenten con una autoridad shuar constituida sobre un territorio, con una población que intenta crear una visión colectiva para proteger su vida. 73
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Stefan Gatter Técnico del Servicio Forestal Amazónico (SFA), Ecuador Mayo de 2006 Entrevista de: Didier Sánchez Una confianza mutua, fue la clave del éxito El Proyecto de la Fundación Natura en la Cordillera del Cóndor cam- bió un poco los objetivos iniciales que tenía. Uno de esos objetivos era la creación de un área protegida, que era uno de los puntos claves. Este era un proyecto binacional, a un lado con CI de Perú y en Ecuador con Natura, y que quería declarar un área protegida binacional, duran- te su primera fase. Sin embargo, por lo menos aquí en Ecuador, esto no era del interés de la población, de los shuar de la zona. Más que todo por el miedo de no tener la posibilidad de decidir qué pasa con su tierra. Creo que el inicio del Proyecto fue duro por varias razones. Sin embar- go, había una relación muy directa entre la Fundación Natura, entre las personas que trabajaban en ella y algunos shuar de la zona. Allá surgió toda esa idea del CGPSHA, y eso causó muchos líos al inicio, más que todo por el desconocimiento de lo que esto significaba, tanto de la mis- ma gente shuar de allá como de otras organizaciones locales por la aparición de este nuevo actor. Quizá esto creó algunos malentendidos. Uno de los principales conflictos fue en la zona de Bomboiza, cerca de Gualaquiza, supuestamente con el Proyecto, los colonos en la zona iban a perder su propiedad sobre la tierra. Al parecer, este rumor fue propa- gado por algunos shuar vinculados al proyecto. Esto provocó reaccio- nes muy fuertes, acrecentados por rencores de mucho tiempo atrás y que explotó como una bomba gracias a la presencia del Proyecto. Hubo otro conflicto después, en la misma zona, cuando se inició el Pro- yecto El Cóndor de la GTZ, porque ahora esta era un nuevo actor. Se discutió mucho sobre los objetivos de este nuevo proyecto: si este sería solo para los shuar, o solo para los colonos, si era dirigido hacia la gana- dería o no. Esto ocasionó muchos problemas y para mí esto se debió, 74
    • SECCIÓN 2 Capítulo 1. La conservación desde diversas visiones 2. otra vez, a la falta de información de los interesados, pues no se sabía qué provecho podían sacar mutuamente de las actividades de este proyecto y así no siempre ver al uno como amenaza del otro. Estos conflictos se pudieron manejar ya que Santiago y Patricia estaban viviendo aquí y automá- ticamente esto influía en la gestión con los actores, aquí mismo en Macas y también con los shuar. Se estableció un vínculo muy estrecho y una confianza mutua, una creación en conjunto, con el beneficio que tienen los procesos abiertos, que en este caso fue la clave del éxito. Enrique Cárdenas Gerente del Proyecto El Cóndor (GTZ-COSUDE), Ecuador Mayo de 2006 Entrevista de: Didier Sánchez Construyendo cosas con la gente Yo creo que el trabajo de Natura, ha sido bastante duro y muy profe- sional al mismo tiempo, porque es una propuesta nueva de ir adaptan- do, construyendo cosas con la gente, con todas las limitaciones que hay en la región en cuanto a movilización, en cuanto a recursos mis- mos, porque todo demanda recursos económicos. Creo que también ha sido un aporte muy interesante en el asesoramiento. Quien vea la propuesta desde afuera, puede tener observaciones no muy buenas pero los que hemos leído la propuesta sabemos la calidad de la misma y sabemos que es de mucho valor para los shuar y también para el país porque puede ser una solución a algunos problemas. Creo que algunos gobiernos locales han tenido una actitud, a ratos, muy agresiva frente a la propuesta, mientras otros han sido indiferen- tes. Así que hay que trabajar mucho en ese tema. En el tema de las mineras, en la zona de Gualaquiza, se encuentra Ecua- corrientes, que prácticamente ya está terminando sus estudios de impacto ambiental y se habla que en dos años se comienza a trabajar en la explo- tación. Y frente a eso estamos todos quietos, sin decir ninguna palabra. En eso hemos tratado nosotros de apelar a los municipios; en Gualaquiza hubo una apertura inicial y en San Juan Bosco y Limón hay una política 75
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú local que está tratando de retomar de alguna manera el tema. Para nosotros es importante que se pueda discutir el tema e inclusive se prevea la consulta previa en las zonas donde se va hacer la exploración y explotación. Es algo que se ha establecido en las políticas de manejo de recursos natura- les y del Ministerio de Energía y Minas. Los gobiernos locales también pueden hacer cumplir esa consul- ta, yo creo que eso ya es un paso. Otra cosa es que ellos también tengan una política que les permita en algún momento saber con que instrumento pelear frente a esta situación, con que negociar. Debemos darle a la gente las herramientas para que sepan, que si dicen no, por qué dicen no, si dicen sí por qué dicen sí o si van a negociar, por qué van a negociar. Hay que trabajar mucho en el tema de desarrollo de capacidades. ¿Qué aprendí? El Proyecto que realizó la Fundación Natura vino con la idea de trabajar en el tema de un bosque protector, pero la demanda era otra y la gente y los actores locales tenían otros intereses. Surgió desde la base de las comunidades shuar la demanda de conformar un gobierno indígena, con una combinación de carácter político, cultural, de conservación pero también de desarrollo en el tema de generación de ingresos. Entonces, el Proyecto que vino con un objetivo inicial, frente a la dinámica propia de la región, fue cambiando y ahora el tema se orientó más a la administración del territorio por parte de la población que incluye los temas de conservación, de seguridad alimentaria, de manejo de conflictos y de leyes propias. SE FORTALECEN LAS DECISIONES LOCALES SOBRE EL MANEJO DE LOS RECURSOS Víctor Sejekam Kukush Comunidad Nativa Puerto Wais, Cenepa, Perú Mayo de 2006 Entrevista de: Virgilio Bermeo Chuinta Traducción de: Diógenes Ampam Wejin Nos dejó buenas ideas sobre lo que podemos hacer nosotros mismos Como resultado de su capacitación en talleres, charlas, del dialogo con ellos, nos dejó buenas ideas sobre lo que podemos hacer noso- 76
    • SECCIÓN 2 Capítulo 1. La conservación desde diversas visiones 2. tros mismos: 1. Sembrar nuevamente los árboles que hemos terminado; 2. Nosotros (viejos) hemos terminado los recursos del bosque, ahora hay que sembrar para nuestros hijos pensando en el futuro; 3. Manejo de las quebradas, todo eso para nuestro propio consumo. Nos enseñaron a clasificar en qué época (mes) del año, los peces ya empiezan a tener hueveras, los animales en qué mes empiezan a preñar y a parir. En otros lugares no se caza y pesca cuando es tiempo de poner huevos y preñar (peces y animales), eso nos enseñó. Cuestión de frutas silvestres, antiguamente los ancestros, no tumbaban los árboles silvestres co- mestibles, subían y cosechaban sus frutos, pero hoy en día, venimos tumbando y hemos acabado todos los árboles frutales. Nos dio la idea de sembrar por haber terminado los árboles, que hagamos piscigranja 14, reforestación para que nuevamente los animales se acerquen a las purmas como es el caso del añuje y la ardilla también. Los animales silvestres se alejaron por carencia de sus alimentos. Antiguamente las mujeres no se dedicaban al mitayo, a las quebradas o tumbar árboles frutales, el varón planificaba salir con su esposa para ir al monte, pero hoy en día, son las mujeres que se dedican más a las quebraditas; al respecto de eso nos enseño. Martín, como se enteró de nuestra iniciativa comunal de manejo de cocha para criar los peces y nuestro propio alimento, entonces vino, con todos los participantes del curso que estaban reali- zando en la ODECOFROC, a nuestra comunidad para ver como una experiencia. Como no teníamos club comunal, habíamos hecho el almuerzo en la playa y nos preguntó ¿quién nos había dado la idea? Y nos entrevistó. Le dijimos que ninguna institución nos había orientado sino que nosotros mismos hemos visto la necesidad de sembrar, entonces empezamos a sembrar primero las palmeras porque crecen rápido y dan su chonta y también se produce el suri para nuestro consumo y algunos venden para poder tener algún ingreso, siquiera un sol, en sus bolsillos, esa idea nos gustó y nos encantó. Los que llegaron a visitarnos llevaron las semillas de las frutas. Sí hay trabajo pendiente para hacer inventario forestal en las comunidades e identificar maderas con fines comerciales y elabo- 14 Esto corresponde al proyecto PIMA-INRENA. 77
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú ración de mesa para nosotros; ellos deberían terminar con este trabajo pendiente. A mi opinión nos ha dejado buenas enseñanzas e ideas. Nuestros viejos, recién se dan cuenta y están tomando la conciencia de sembrar y de ahí alimen- tarse. Si hubiésemos empezado antes este tipo de trabajo. Ahora con la ayuda de ellos (CI) nos fortaleceríamos más, caso contrario, nos atrasaremos más que antes, por eso opino que este trabajo debe continuar. Hay que comer de nuestra cría (granja/reforestación) y dejemos tranquilo al bosque para que reproduzca, eso es todo que puedo decir. Nelson Kungkumas Kunchikui Comunidad Nativa Tunim, alto Cenepa, Perú 17 de junio 2006 Entrevista de: Ramón Yampintsa Yampis Traducción de: Diógenes Ampam Wejin Antes ya habíamos hecho un plan de uso y consumo de los recursos Antes que llegue CI y el INRENA, habíamos hecho un plan de uso y consumo de los recursos, manejar en forma racional y no arrasar con todo. Cuando llegaron ellos (CI y el INRENA), nos recomendaron lo mismo, que deberíamos consumir los recursos con cuidado, utilizar lo que se va consumir y no desperdiciar, tanto palmeras y los peces de las quebradas no se puede desperdiciar. Para nosotros es bueno, nos enseñó bien. Ese tipo de capacitación o enseñanza lo necesitábamos. 78
    • SECCIÓN 2 Capítulo 1. La conservación desde diversas visiones 2. Tomas Shajup Vice- Jefe de la Comunidad Nativa Tunim, alto Cenepa, Perú 17 de junio de 2006 Entrevista de: Ramón Yampintsa Yampis Traducción de: Diógenes Ampam Wejin Nosotros ya habíamos empezado a reforestar por nuestra iniciativa CI me habló sobre el tema de reforestación. Con la reforestación re- cuperaremos los recursos que hemos acabado. Pues cuando nos ali- mentamos de nuestros propios cultivos de chacras, a futuro los niños no tendrán mucha necesidad de salir a buscar para su alimentación. Para nosotros ese tema fue bueno y comparto, eso nos enseñó Paul. Es bueno y así podemos vivir mejor sin acabar nuestros recursos. Antes que llegue Paul, enviado por CI, nosotros ya habíamos empeza- do por nuestra propia iniciativa a hacer reforestación o para renovar las plantas acabados y estas actividades reforzamos más y unificamos los esfuerzos para la reforestación. No nos apoyó en la implementa- ción sino en forma teórica nos enseñó, pero nosotros mismos dedica- mos. CI decía que con cuidado se debe manejar el bosque y de ahí se puede alimentar. Nos dejó una excelente idea. Cuestión de calendarización de la caza de animales, hay que cazar pero menos a las preñaditas. Eso también hemos analizado y es cierto que cuando le dejamos reproduce y hemos dicho que es verdad y así deberíamos mejor alimentarnos. Ahora eso nos gustó y estamos po- niendo en práctica. Si lo adoptamos como lo nuestro y ponemos en práctica, estaremos dando una lección a otras comunidades. Hoy en día tenemos suficiente animales silvestres para nuestra alimentación. Cuestión de peces, digo que hagamos pesca todos los días con algún veneno en forma programada y discontinua, para recuperar la abun- 79
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú dancia de peces que existía en los años anteriores. También hemos acordado cómo hacer la actividad de pesca. Estos temas nos enseñó CI sólo en "ideas" y que nosotros hemos estamos poniendo en practica y que nos sirve hasta el momento. Florencia Yampis Ayui Comunidad Nativa Najem Entsa, alto Comaina, Perú 1 de mayo de 2006 Entrevista de: Ramón Yampintsa Yampis Traducción de: Diógenes Ampam Wejin Ni yo conozco cómo es el ronsoco, así le puede pasar a nuestros hijos He visto que andaban los encargados que nos estaban explicando. Nos ha enseñado cómo cuidar animales, las plantas, todo el bosque. Luego nos dijo que no se puede echar barbasco a la quebrada porque nuestros hijos de dónde van a consumir y de dónde van a comer. Han prohibido bastante y anteriormente sacábamos cantidad de chon- tas, eso también han prohibido. Luego, desde ese momento podemos consumir, pero medidamente. Nos dijeron. A los animales también. No vayan a estar matando en vano, maten lo que puedan consumir. A los disparos también se espanta al animal, dijeron. Sobre eso nos es- taban enseñando. Luego, a la collpa de animales también han prohibido y también a la quebrada, sacar peces lo que van a consumir. Eso es lo que nos han enseñado en los talleres en las comunidades. Primeramente estuvo el promotor de conservación Ramón Yampintsa, él ha culminado y después ha continuado Joaquin Juwau. Y nos con- taron, de qué manera podemos trabajar para poder consumir. Como piscigranja. 80
    • SECCIÓN 2 Capítulo 1. La conservación desde diversas visiones 2. Como hemos escuchado por primera vez, pensamos que nos iban a quitar nuestro territorio indígena, de eso hubo comentarios. Pero eso no era verdad. Anteriormente, los ancestros han visto lo que abundaba, los animales, como pava negra, paujil, huangana y sachavaca. Estos animales seguramente fue espantado por disparos de bala. Esos animales han corrido hacia Morona, y las aves también se han ido. Y nos ha enseñado un dibujo de tucán y loro y de eso han conversado entre ellos, y se han ido a otro sitio donde no había gente. Por esa razón, acá en nuestra comunidad, nos pusieron un reglamento. Todas las collpas que existen en la comunidad ya le pusieron control y la collpa de loros, los loros abundan. Eso le han puesto su control, que no vayan a matar esos loros, dijeron. Quien no cumple esa orden será calaboceado, ante el reglamento de la comunidad. Por eso le tienen miedo a matar al loro. Por eso no se dispara. Y porque ahora no existen esos tipos de animales. Eso hemos preguntado a un viejo. Como anteriormente nuestros ancestros comieron. Nuestros ancestros usaron para mitayo, cerbatana y pucuna. Por eso no se espantaba, porque no hacia ruido. Por eso mataban calladito. Ahora, escuchan el sonido de bala, se han corrido, por miedo. En este momento nuestros hijos no ven nada de animales. Hasta la isla llegaban las pavas y trompeteros. No hay ninguna clase de animales, como venado, sachavaca, huangana, sajino, etc. Totalmente no hay nada, ni yo conoz- co cómo es el ronsoco. Nuestros hijos van a pensar igual que nosotros. Eso es todo lo que yo había escuchado en los talleres. Para mi es bueno, es cierto lo que dicen, porque yo no se nada de animales, ni conozco cómo son sus colores. Así mismo mis hijos van a pensar. De razón pienso, eso están haciendo como la ciudad, se van a ver a los animales encerrados, igualito puede ser acá también, para los turistas. Para mi me ha servido bastante y es cierto lo que dicen conservación, y yo comparando sobre eso me estoy dando cuenta. Ha sido bueno y mejor. 81
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Francisco Ujukam Shuwig Comunidad Nativa San Antonio, Cenepa, Perú 28 de abril de 2006 Entrevista de: Virgilio Bermeo Chuinta Traducción de: Diógenes Ampam Wejin Poco a poco, los que solo extraen se están dando cuenta Tengo algo que informar de lo que aprendí. Antes que llegue Conser- vación Internacional ¿cómo estábamos viviendo? Hemos vivido mu- chos años, sin darnos cuenta que estábamos acabando nuestros re- cursos como es el caso de peces, animales, palmeras, árboles silves- tres, aves silvestres, pero no hubo un pare y preguntarnos qué es lo que esta pasando, más continuamos acabando los recursos, hasta que por fin llegó la CI que nos abrió la idea de conservar los recursos y es una opción de mejor vida, eso fue en el año 2002. Para mi las nuevas informaciones que he aprendido no hay algo malo que he podido escuchar, son muy buenas informaciones para nosotros mismos, pero hay personas que no aceptan el desarrollo de este traba- jo, estas personas son los que se vuelven contrarias y enemigas con las personas que hablamos sobre el cuidado de los recursos, porque para ellos es un impedimento realizar caza con sus perros, dedicados al mi- tayo y recolección de frutas como las palmeras, chambiras, pona, un- gurahui, chimi, shuiya, shagkuina, kugchai, ujus, leche caspi. Pues, encontramos problema en las comunidades con estas personas que se dedican a estas actividades de extracción de recursos. A pesar de estos líos internos, hemos continuado trabajando, hasta que poco a poco se están dando cuenta y ahora comprenden más, pero al prin- cipio rechazaban. De ahí aprendimos cómo podemos vivir mejor. Nosotros no teníamos mayor conocimiento o conciencia sobre la siem- bra, a pesar que estábamos terminando las frutas no hemos sembra- do sus semillas o reforestado. INRENA y Conservación Internacional han compartido esta idea de cuidado de recursos naturales. 82
    • SECCIÓN 2 Capítulo 1. La conservación desde diversas visiones 2. Las personas que no quieren sembrar ponen en duda, pero las personas que han tenido ideas desde antes y van sembrando ya tienen suficientes recursos en sus purmas y chacras. Estas personas que se oponen o son contrarias, no tienen nada sembrado para su alimentación. Así mismo, como ya hemos acabado rebuscando los recursos del bosque, hoy me dedico a sembrar semillas silvestres y estoy haciendo nuevas chacras. Hemos pensado que de repente la tierra no es buena para que rebroten las semillas de siembra, crecen en todo el lugar. Antes había de todo, pero nosotros hemos acabado y uno puede decir que de repente siempre era así sin recursos. Pues ahora ya estamos sembrando todo lo que he citado arriba, en el caso de frutas silvestres. Sobre cuestión de árboles maderables con fines comerciales, no crecen tan rápido, pero hay personas que están sembrando como es el caso de shungos (madera utilizada para la construc- ción de la casa) y de otras especies maderables, es decir ellos quieren experimentar y tienen el interés y lo están haciendo. Lo que yo he aprendido de ellos (CI), sobre lo que nos enseñan, no he visto ningún problema, tampoco no podemos decir que nos están engañando. Hemos recibido la idea de cómo podemos cuidar el bosque, maderas con fines comerciales, peces, animales y aves silvestres, pensando en las futuras generaciones de nuestros hijos. Antes se dedicaban a la actividad de caza con perro, eso se ha minimizado, pero algunos continúan haciendo porque hay personas que todavía no aprenden y los están castigando a los pobres perros llevando al bosque. Ahora veo que los animales que se habían perdido, se ven sus huellas o pisadas (en las orillas de las quebradas o río) como es el caso del majaz. Los mestizos tienen su mercado de donde compran para su alimentación, caso de nosotros no es así, por eso siempre salimos en la búsqueda de algún animal al bosque, pero no cazamos ningún animal. Ahora estamos dedicando hacer nuestras cochas para sembrar los peces, otro la crianza de aves menores, estamos orientándonos aprender a estas actividades. Esta es la nueva idea o conocimiento que puedo ir compartiendo con otras personas. Lo que estamos pensando ahora todas las personas es que nuestro bosque es limpio y de ahí respiramos, queremos que siga siendo limpio, para que nuestros hijos digan que aunque nuestros padres exterminaron los recursos del bosque pero nos dejaron reforestando otra vez, por eso continuamos sembrando las semillas de las frutas, también lo estamos haciendo con las pisci- granjas para nuestra alimentación. 83
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Otro, nuestra gran agua del río Cenepa, antes era limpia nada de contaminación, pero con el aumen- to de la población estamos encontrando problemas, pero tenemos las quebradas para el consumo. Cuestión de viento, también acordamos para no contaminar y vivir sanos. Margarita Yagkuag Anjis Comunidad Nativa Puerto Wais, Cenepa, Perú Mayo de 2006 Entrevista de: Virgilio Bermeo Chuinta Traducción de: Diógenes Ampam Wejin Si no sembramos, quienes sufrirán más serán nuestros propios hijos El Proyecto Paz y Conservación había llegado sin el conocimiento de nosotros y se reunió en nuestra comunidad, dijo que elaboremos el mapa comunal para recuperar todos los recursos que se habían aca- bado, como es el caso tamshi. Nos informaba cómo podemos recuperar y conservar los recursos. Nos enseñó cómo podemos criar los peces y hemos recibido más ex- periencias y conocimiento. Antes no teníamos estos tipos de ideas, por eso nos dedicábamos a las quebraditas para conseguir ago de nuestro alimento, ahora ya no dedicamos tanto. Ahora hemos toma- do la conciencia de criar para nuestros alimentos. Ahora en nuestros patios ya tenemos, chupé, kunchai (uvilla silves- tre), ungurahui, palmeras (pona) y otras plantas. Hemos llegado en un momento de crisis, pero si no sembramos, quienes sufrirán más son nuestros propios hijos, por eso sembramos ungurahui en nuestros patios (purmas). Antes no recibíamos este tipo de informaciones. Si hubiera sembrado desde niña, en estos momentos mis ungurahui ya estarían dando sus frutos. Ya estamos tomando mas conciencia y conocimiento, también el INRENA nos dice que no terminemos los peces, sembremos las plantas silvestres y como se puede criar los animales del bosque. Ahora nos enseñan de todo. Antes no teníamos esa oportunidad por eso no pensábamos o teníamos mas ideas. 84
    • SECCIÓN 2 Capítulo 1. La conservación desde diversas visiones 2. Genaro López Chiarmach, Miembro titular del Comité de Gestión de la ZRSC Comunidad Nativa Candungos, cuenca del río Santiago, Perú 1 de mayo 2006 Entrevista de: Julio Hinojosa Traducción de: Diógenes Ampam Wejin ¿Cómo puedo vivir a futuro para que mis hijos puedan beneficiarse? Le informaré que es lo que aprendí del Proyecto Paz y Conservación y del Proyecto PIMA que son las mismas que trabajan para la conserva- ción de los recursos naturales. He participado en varios talleres cuan- do realizaron sobre la conservación de recursos naturales por el Pro- yecto Paz y Conservación y varios participamos, pero acá algunos de nosotros tienen otras ideas y les orientan mal a los comuneros. Yo participé como miembro titular de Comité de Gestión de la Zona Re- servada Santiago Comaina y actualmente sigo trabajando. Mi idea es la siguiente: ¿Cómo puedo vivir a futuro, para que mis hijos puedan beneficiarse?, estas ideas son en serio y de verdad. CI llegó en 2002, así como han manifestado los que me han antecedido la entre- vista, CI ha trabajado con las comunidades colindantes a la Reserva Comunal Tuntanain como son: Pashkus, Candungos y Papayacu. Llegó el Ing. Nelson Kroll y el promotor Julio Hinojosa. En el estudio biológico se hizo tres tipos de mapa pasado, presente y futuro. Pues se analiza- ban cómo será la situación de los peces, ríos, quebradas, animales en el futuro, eso se había discutido con los comuneros de Candungos. Después, entre nosotros mismos también habíamos conversado sobre las actividades del taller y dijimos que es muy buena, pues antes no lo sabíamos. Por eso ingresaron los patrones madereros que extermina- ron las maderas sin ningún tipo de reforestación, ahora, nosotros cuan- do queremos trabajar las maderas aparentamos que entre nosotros nos estaríamos mezquinando. Si no hubiera ocurrido eso, hoy tendríamos grandes cantidades de madera para nuestro consumo y venta. 85
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Pero ahora, ustedes ya han estudiado y los expertos ambientalistas, nos dicen que vamos a terminar los animales, peces y los árboles. Para que eso no ocurra, ellos con buenas intenciones o ideas han venido con un proyecto a nombre de Conservación Internacional a nuestra zona. Personalmente, a mi juicio es muy bueno. Pues como he recibido estos mensajes e ideas aunque al principio tumbe árboles, yo no lo hago, siempre converso con los comuneros informándoles los mensajes de los conservacionistas. CI ha traído buenas ideas. Antes como no sabíamos, cuando las frutas silvestres echaban sus frutas, con hacha se tumbaba para cosechar sus frutos maduros y el resto de verdes se dejaba, haciendo gran daño. Pero ahora como ya se han capacitado, aunque todos no lo hacen, a los árboles frutales silvestres que están cargado de frutas maduras, suben y cosechan las frutas maduras. Los que no tienen esa idean continúan tumbando, en vez de cosechar sin matar el árbol. Sobre los animales, algunos comuneros, cuando de repente encuentra dos paujiles, mata uno y al otro lo deja, pero son muy pocas las personas que hacen eso, el otro que no piensa quiere matar de una vez por todas. No todas las personas llevan estas nuevas ideas, unos piensan que sí se puede cuidar y otros no piensan así. A mi juicio, aunque no hayan recibido grandes capacitaciones, hay personas que autoreflexionan y se dan cuenta la importancia y la necesidad que pasaron sus hijos, por eso lo cuidan. Algunos están haciendo reforestación, como es el caso de yarina, aguaje, cedro, y entre otras plantas están sem- brando. Pues estas son las personas que captaron las capacitaciones y lo hacen. Anteriormente no había esa idea de sembrar o reforestación de las plantas. En las purmas ya están sembrando y hay muchas plantas que dificultan volver hacer fácilmente nueva chacra, entonces digo que sí ya han captado la idea compartido por CI. Bueno eso es lo que yo puedo compartir con usted este día. Feliciano Cahuasa Rolin Comunidad Nativa Candungos, cuenca del río Santiago, Perú 1 de mayo de 2006 Entrevista de: Julio Hinojosa Traducción de: Diógenes Ampam Wejin y Julio Hinojosa Nosotros si hemos decidido conservar nuestros recursos Le voy a informar lo que yo aprendí sobre el análisis del mapa presen- te, y como hemos venido cazando y pescando. Pasado, antiguamente cómo nuestros ancestros en forma racional cazaban. Futuro, cómo nuestros hijos se alimentarán, irán lejos a buscar las presas o no lo harán, al respecto le informaré. 86
    • SECCIÓN 2 Capítulo 1. La conservación desde diversas visiones 2. Al inicio, usted vino [se refiere al entrevistador Julio Hinojosa] para dar el taller de capacitación con el Ing. Nelson y el hermano Awajún Robert Quiaco. Los comuneros escucharon las charlas de ustedes sobre el tema de: a) ¿Dónde hay collpa? b) ¿Dónde hay catarata? c) ¿Cómo los ancestros lograban tener grandes poderes visionarios y la preparación y educación a sus hijos para que ellos también tengan la visión? Todo eso nos enseñaste o nos hiciste recordar. Hay personas que escucharon y tomaron conciencia, pero hay otras personas contrarias que critican y dicen que están haciendo malos trabajos. Pero si vemos con buenas intenciones, Conservación Internacional, nos ha capacitado a favor de nosotros, de nuestros hijos y futu- ras generaciones. Podemos alimentarnos en forma racional de nuestros recursos. Como es el caso de la caza, que se debería hacer en forma controlada y no con la intención de quitarnos el territorio. Yo si me quedé satisfecho con las capacitaciones y talleres. Estoy sembrando o reforestando para que mis hijos no sufran como yo sufro hoy, porque mi padre Daniel sólo se dedicó a exterminar las maderas, y ahora que soy grande, necesito trabajar y como no encuentro cerca los recursos, salgo a buscar lejos internándome un día monte adentro. Para que no les pase eso a mis hijos, estoy sembrando en las purmas la especie de tornillo, cedro, yarina entre otras especies. Eso es muy bueno porque a futuro se cosechará sin sufrir tanto como los que paso hoy. Otras personas mal intencionados, dicen que nos van a quitar el territorio y le dijeron que usted esta vendiendo el terreno, así afirmaban diferentes personas. En mi opinión no es así, más bien es a favor de nosotros, algo bueno que va a quedar para bien de cada comunero. Es más, Julio no es blanco o mestizo ni eres de los EE.UU., sino oriundo de la zona y nos has capacitado y también nos puede defender. Los comuneros sin darse cuenta se expresan. Nosotros sí hemos decidido conservar nuestros recursos, como por ejemplo, antes desde la cabe- cera de la quebrada echaban veneno, ahora ya no lo hacen. Solo cuando hay represa de las quebradas cierran con la red o con tarima, después le echan veneno para hacer gran pesca; mejor técnica de la pesca que hace correr al resto de los peces. Sobre los animales, antes se cazaba por cantidad, se ahumaba para vender, ahora ya no se hace, sólo se caza en forma racional. Así estamos viviendo, pensando hacer trabajos para las futuras generaciones. 87
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Ignacio Mayan Yampis Comité de Coordinación Zonal del Proyecto PIMA Comunidad Nativa Kayamas, Cenepa, Perú Abril de 2006 Entrevista de: Virgilio Bermeo Traducción de: Diógenes Ampam Wejin Venimos olvidando nuestra anterior forma de vida Yo, a principio de este trabajo tuve duda porque no sabía bien, pen- sando que nos quitarán el territorio apoderándose y mezquinando, así pensé. Después me fui enterando porque he dado todo el seguimien- to muy de cerca porque así me habían encargado y yo mismo estoy gustoso. Decíamos que vivíamos cuidando nuestro bosque, así los ríos/ quebradas donde se pesca, solo decíamos sin cuidar muy de cerca con dedicación los recursos. Hemos terminado las anteriores especies que existían, tanto los animales de bosque, hemos acabado. También exterminamos los árboles, quedando sin nada, aún así decíamos que no malogramos (acabamos los recursos), decíamos eso, había esa idea. De verdad, nos dimos cuenta, que a futuro habrá más necesidad que hoy y nuestras generaciones tendrán mas necesidades y nosotros no nos preocupamos, eso me hicieron ver. Además, he escuchado todo su trabajo (CI) y que hemos terminado nuestro recursos, nuestras purmas no las manejamos (reforestamos/volver a sembrar) no hay nuevos sembríos. Venimos olvidando nuestra anterior forma de vida, pero otra vez hay que sembrar, de ahí podemos cosechar, imitando/ recuperando nuestra anterior vida ancestral, esa idea me ha gustado. Eso es lo que yo aprendí para mí también, pero tenemos que conver- sar con otras personas para hacer entender, comprender (sensibiliza- ción) con un dialogo permanente. 88
    • SECCIÓN 2 Capítulo 1. La conservación desde diversas visiones 2. Julián Taish Comunidad Nativa Onanga, sector alto Santiago, Perú 16 de julio de 2006 Entrevista de: Julio Hinojosa Traducción de: Diógenes Ampam Wejin y Julio Hinojosa Hemos acordado aplicar las enseñanzas que hemos aprendido Pues las enseñanzas que hicieron los mestizos sobre la conservación de recursos, con mucho entusiasmo y ánimo lo admití y dije que es la verdad lo que están diciendo. Pues si dejamos a los animales del bos- que, tranquilamente podrían aumentar. Que buena idea nos han traí- do y recibí este mensaje con mucha importancia y admiración porque los blancos sin ser nuestros parientes nos han enseñado cómo pode- mos cuidar nuestros recursos naturales. Yo mismo me di cuenta que de verdad nos están enseñando y que debe- ríamos respetar el bosque, y personalmente lo estoy haciendo de ir al bosque. Luego de la charla tuve una reunión familiar con todos mis yer- nos y acordamos que las enseñanzas que nos están compartiendo de- beríamos aplicar para cuidar el bosque. Cuando hacemos chacras no podemos maltratar al resto del bosque, cuidemos los árboles madera- bles que existen y nosotros mismos hay que protegerlos, es decir cuidar- lo. Pues todo este asunto acordé con mi familia y eso es mi testimonio. Digo que las quebradas que se ubican por nuestras comunidades carga- das de mojarras y churos, hay que respetarlas y no lo terminemos todo. También hemos dicho, si hay otras quebradas con bastantes peces, hay que cuidarlas sin echar barbasco, pesquemos con anzuelo y vivamos de esta manera. Lo mismo con los animales como huangana, paujíl y otros que existen por los territorios alejadas, que sean cazados con cerbatana, evitando producir grandes ecos cuando se utiliza las escopetas, eso es lo que digo y me ha gustado la idea. Este es mi testimonio. 89
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Raúl Noningo Comunidad Nativa Cucuasa, cuenca del río Santiago, Perú 15 de mayo de 2006 Entrevista de: Julio Hinojosa Traducción de: Diógenes Ampam Wejin y Julio Hinojosa Debemos de ir reforestando en las purmas Bueno cuñado Julio, yo pienso que todos tenemos que tener idea de defender nuestro territorio y siempre manifestamos en todo momento tener cuidado de los recursos naturales. El Proyecto Paz y Conservación enseñó cosa buena en este, da a enten- der a la población huambisa la protección futura asegurando su dieta alimentaria familiar para que sus hijos no sufran mucho algún día para aprovechar los recursos naturales. Nosotros los grupos indígenas, somos duros en entender esa enseñanza; no todos somos iguales. Si hay poca gente que captaron esa lección. Por lo tanto yo digo que debemos preservar los recursos naturales. No des- truir demasiado los árboles frutales silvestres que esto serviría con el tiem- po a la humanidad y también a los animales, ni sobreexplotar las faunas. Nosotros debemos de ir reforestando en las purmas todo tipo de espe- cies maderables, en especial plantaciones de cedro y otras especies. Tener idea de cazar animales de acuerdo a la necesidad familiar. Solo para la supervivencia. Los árboles no debemos de destruir totalmente dentro de nuestra reserva. Si necesitamos algo de dinero, se puede extraer la madera en menor cantidad para comercializar y cubrir las necesidades familiares. Tene- mos otros recursos importantes, por ejemplo, como collpas, son muy importantes para los animales tanto mamíferos y aves. Cerca de las collpas no debemos estar haciendo chacras ni campamentos. Evitaremos también la sobreexplotación del ave guácharo. Nuestros hi- jos algún día también van a necesitar como nosotros, por eso debemos de cazar todo medido, solo lo más necesario. 90
    • SECCIÓN 2 Capítulo 1. La conservación desde diversas visiones 2. Lo que nosotros estamos haciendo, no estamos haciendo bien, destruimos a todo dar, pero ni siquiera nos damos cuenta de lo que estamos haciendo algo bien o algo mal, de eso ni siquiera no nos damos cuenta. Tenemos muchos errores. Por eso esta manifestación quiero que llegue al oído de los más altos jefes ambientalistas, que entiendan nuestra preocupación por nuestro bosque. Yo no veo de Candungos, Onanga y Cucuasa no son iguales, no tienen la misma idea de proteger, cuidar los recursos, hacen uso de recursos de más, sin pensar en el futuro. Por ejemplo, en Candungos veo que realizan bastante extracción de madera ilegalmente. En Onanga, otro ejemplo, cazan ave de guacharo hasta de más. Yo siempre sugiero que no hagan demasiada cacería de esta ave, porque en esas cuevas vemos, huevos podridos, pichones flacos. Afectan varias cuevas. Nosotros los grupos indígenas no hemos aprendido nada de las enseñanzas de los ambientalistas. Muy pocos somos los que entendemos de proteger y de conservar los recursos naturales, a un nivel muy bajo. Pongo un ejemplo, un tronco de palo viejo difícil de enderezar así somos. Como indígenas que somos no entendemos la buena enseñanza del Proyecto. En Cucuasa tenemos nuestras piscigran- jas. Algunos crían sus porcinos, no comercializamos carne de monte, tampoco no nos dedicamos mucho a la cacería de animales para comercializar. La comunidad titulada de Candungos entra, sin respeto, a nuestra reserva a sacar los recursos sin tener cuidado y eso no es de nuestro agrado, por eso siempre tenemos choques con ellos, reclamamos. Cuñado Julio, ponte fuerte en este aspecto, en adquirir más conocimientos, para que vengas a enseñarnos con toda esa gente terca que no entiende. Carlos Tijias Wisum Comunidad Nativa Uchi Numpatkaim, alto Cenepa, Perú 28 de abril de 2006 Entrevista de: Virgilio Bermeo Chuinta Traducción de: Diógenes Ampam Wejin Estamos esperando el manejo de las chacras integrales Comó CI empezó sus trabajos para que el cerro (Cordillera del Cón- dor) sea un territorio conservado y reservado él, es decir lograr la 91
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú creación de parque nacional. Para ello contrató a los promotores indígenas (Virgilio Paúl y Salo- món) colocando en diferentes lugares. Esto fue necesario para acercarse a las comunidades. Nosotros sin darnos cuenta hemos terminado nuestros recursos como son palmeras, árboles, , frutales silvestres: shagkuina, chimi, árboles para el uso de la leña, chipa, pantuí, etc. Como producto de la sobrepoblación se acaban estos recursos y las comunidades vecinales. Otro punto, desde la boca del Cenepa hasta la comunidad de Kuyumak, se han creado nuevas comunidades vecinales; aumento de la población, creación de nuevas escuelas primarias y cole- gios secundarios y aumento de los alumnados, todo ello han terminado los animales silvestres de consumo como majás, venado, sachavaca y sajino. Ahora los mitayos se hacen muy lejos y se pierde mucho tiempo buscando algún animal. Los promotores indígenas nos enseñaron que hemos terminado nuestros recursos sin darnos cuenta. Frente a ello, ¿qué podemos hacer en estos momentos? Podemos continuar viviendo el mismo sistema de vida de los ancestros con estos cambios que se vive o que se puede hacer tener mejor alimento. Sobre este punto nos enseñó en buena época. A partir de ahí, recién nos dimos cuenta y abierto nuestros ojos y hemos dicho qué es la verdad. CI nos dio la charla sobre la recuperación de nuestros cultivos ancestrales, es decir la reforesta- ción, eso esperamos. Otro que estamos esperando es el manejo de las chacras integrales con la aplicación de abono natural, pues no sabíamos la clasificación o división de estas actividades agrícolas. Otro que nos enseñó es la calendarización de caza de los animales silvestres para evitar el exterminio de los animales. Cuando estamos haciendo las actividades de la piscigranja, crianza de aves menores, nuestro bosque nuevamente aumentará de animales y pueden llegar a nuestras comunidades y de ahí recién podemos cazar. Pues hemos aprendido bastante, pero ahora, solicito a la CI que nos apoye en la aplicación o implementación de estas enseñazas teóricos en la ejecución de las actividades conservacionistas. Entonces, si hubiera algunos hermanos que no han aceptado ser capacitados, se darán cuenta los trabajos que nosotros lo haremos y se motivarán o se animarán a trabajar con nosotros para recuperar los recursos que se han extinguido. Tenemos bosque "intacto", pero le estamos acaban- do los recursos (frutas, animales y peces silvestres) que tiene un bosque, dejando pobre. 92
    • SECCIÓN 2 Capítulo 1. La conservación desde diversas visiones 2. El trabajo realizado en forma coordinada entre Conservación Internacional y el INRENA, yo veo que han hecho muy bien porque si acabamos no dejaremos nada para nuestros hijos para sus alimentaciones. Eso es el primer paso que hemos visto buen trabajo desde el inicio. Entre noso- tros mismo no estamos acordados para iniciar este tipo de trabajo porque solo dedicamos a recolectar y cada vez lo terminamos. Hay otro que trae mala información, donde dicen que nos van a quitar en territorio, pero no es así. Más bien, ellos se preocupan por nosotros, viendo que otros países han terminado sus recur- sos, pues antes que exterminen (sus recursos) hay que apoyar y paren de extracción de los recursos y que reproduzcan; para mi este paso es muy bueno (excelente). Eso sería sobre la conservación de recursos naturales como animales del bosque, peces, medio ambiente, que no terminemos los árboles. Sobre la creación de parque nacional y reserva comunal, ahora que estoy como presidente, veo que el trabajo es bueno, también el anterior trabajo he visto bien. Recientemente hubo engaño, pero si analizamos (desde el cargo dirigencial) no es así el trabajo sino hay que mejorar, enderezar el trabajo. Ojala que haya más apoyo sobre la reserva, el cuida- do de los peces, animales, árboles frutales silvestres. Qué trabajo podemos realizar para dejar tranquilo y no continuar recolectando. Una parte, no se ve [se refiere las lecciones aprendidas de la capacitación] pero se aprende mucho en nuestro cerebro, se recibe nuevas ideas, se recibe nuevos conocimientos para continuar preparando a las personas en cuidado de los recursos y que no exterminemos porque si no vamos a contaminar nuestro territorio. Juan Noningo Puwai Presidente de la FECOHRSA Comunidad Nativa Cucuasa, cuenca del río Santiago, Perú 26 de septiembre de 2006 Entrevista de: Julio Hinojosa Traducción de: Diógenes Ampam Wejin y Julio Hinojosa Reflexión al desarrollo sostenible Anteriormente, nuestros ancestros vivían sin ninguna preocupación sobre la desnutrición, educación, salud e ingresos económicos. Debi- 93
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú do a que ellos, para cubrir todas sus necesidades dependían de los recursos naturales que había en abundancia. Estuvieron mejor nutridos que ahora, porque había suficiente carne del monte, peces del río y abundantes frutas del monte. Educaban a sus hijos usando plantas alucinógenas y llevándolos a los sitios sagrados. Todo tipo de enfermedades se curaban usando plantas medicinales que ellos conocían. Fueron hombres fuer- tes y sanos y las vestimentas las hacían ellos mismos con materias primas extraídas del monte. Por ello, cuidaban mucho los recursos naturales y lo utilizaban sosteniblemente. Sin embargo, actualmente vivimos con problemas de extinción de nuestros recursos, tanto de flora como de fauna. El aumento poblacional y las necesidades obligan a utilizar los recursos naturales en gran cantidad para el sustento familiar. Los recursos naturales se siguen utilizando indiscriminadamente sin ningún plan de manejo. Por lo tanto se recomienda al Proyecto Paz y Conservación que diseñe proyectos para proteger dichos recursos ayudando a la población a contrarrestar sus necesidades y así demuestre verda- dero desarrollo sostenible. ¿Qué aprendí? Aprendí a valorar, proteger y defender los recursos naturales. Ángel Nantip Presidente Ejecutivo del CGPSHA, Ecuador Diciembre de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera La sostenibilidad del proceso Se debe crear un sistema de autogobierno. Autogobierno, ¿qué quie- re decir? Que se haga con sus propios principios, que se haga con el criterio de las familias, de las mujeres y jóvenes, porque nosotros no vamos a seguir viviendo con los criterios ajenos a nuestra realidad o de los fondos provenientes de las ONG. 94
    • SECCIÓN 2 Capítulo 1. La conservación desde diversas visiones 2. Yo creo que el nuevo consejo de gobierno que va a venir después de mí, debería primeramente organizar a las familias, entender a las familias y representar dignamente cumpliendo los plantea- mientos de ellos. ¿Que significa crear un sistema sostenible? Eso implica que los habitantes de todo el territorio deberíamos aportar una cantidad "x" de dinero que se constituya como fondo propio del gobier- no, y que esos fondos sean administrados aquí, adecuadamente. Todo depende de eso, si no se manejan los fondos con transparencia seria la total perdición y crear más problemas. El interés de la gente es trabajar y producir algo que brinde el crecimiento económico de la producción para que mejore el ingreso de cada familia y equilibremos el consumo de los recursos del bosque; eso es lo que siempre han pedido. Aparte de eso, dentro del gobierno hemos estado trabajando para mejorar la comunicación, mejorar las vías de acceso, salud, educación, buen manejo del bosque y otros de acuerdo a nuestra realidad, pero por falta de los recursos económicos no podemos hacer lo que necesita- mos, si tuviéramos dinero propio seriamos un territorio que cumple con las familias. Los compañeros de gestión externa no me entendieron el pedido puntual de gestionar un proyec- to de equipos camineros para arreglar las vías adentro. Eso es lo que hemos estado soñando todo el momento; pues debemos hallar alguna instancia nacional u ONG internacional que quiera cooperar. Bastaría un equipo caminero para hacer las vías estratégicas de acceso. Eso mejoraría la red de comunicaciones dentro del territorio. Hemos pensado seguir trabajando con proyectos de capacitación y socialización, pero la gente ha dicho que esta cansada de los proyectos de socialización. El interés de los habitantes es traba- jar en el fortalecimiento del desarrollo agropecuario, salud, educación y otros. Quieren resulta- dos concretos de cada tema del plan de vida. Los proyectos no van a dar solución a las necesidades del pueblo shuar Realmente, yo soy sincero y claro, creo que todos los fondos de los proyectos no son los que van a dar solución de las necesidades del pueblo shuar, ni van a impedir el desarrollo de la vida del pueblo shuar, para mi modo de entender, es un aporte para fortalecer las actividades que siem- pre hemos venido realizando. 95
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Nosotros creemos que sí hay instancias que han colaborado de alguna forma para el sosteni- miento de la biodiversidad, ellos se preocupan de la conservación, pero si no hay alguien que aporta con hechos, quiere decir que el mundo habla en vano sobre la conservación. Nosotros vivimos realmente preocupados porque todo el bosque esta agotándose; creo que es necesario que las instancias de cooperación de los países industrializados aporten económicamente y sin condiciones, para que se siga preservando todo este bosque. Lo que estoy pensando, la cooperación que nos entrega fondos, debería entender la circunstan- cia en que vivimos. Las políticas no deben ser manejadas desde las ONG, deben ser compartidas las decisiones. Si es que alguna ONG tiene una política de acción con un proyecto, debe presen- tarla ante los actores involucrados para definir de manera conjunta, aceptando planteamientos entre las partes para manejar una sola estrategia que nos permita trabajar de manera amigable Ha habido cierta incertidumbre con la experiencia de la ITTO; ellos comenzaron a aportar, finan- ciamiento que nos permitió desarrollar el trabajo, pero hubo una interrupción de mucho tiempo, yo no sé qué pasó, pero para entrar a la segunda fase hemos llevado dos años aproximadamen- te, y no se sabe exactamente a qué se debe la demora. Si ellos quieren cooperar, con el interés de que se preserve todo este bosque amazónico, que tenemos especialmente los shuar, deberían dar continuidad en el apoyo a este proceso orga- nizativo. Por otro lado, creo que el mundo externo debería evaluar y decir ¡gracias¡ Porque nosotros cree- mos que no existen pobres en el pueblo shuar, nosotros no somos beneficiarios de proyectos sino un gobierno que protege su territorio, con cooperantes. Entonces, si prefieren definir solos, ¿pue- den trabajar con la gente de extrema pobreza? Podrían trabajar con ellos, pero que nos comuni- quen a tiempo para no invertir el tiempo en vano. 96
    • SECCIÓN 2 Capítulo 1. La conservación desde diversas visiones 2. 97
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú 98
    • SECCIÓN 2 Capítulo 2. La interacción entre culturas y saberes 2. La interacción entre culturas y saberes Una de las reflexiones que surgieron durante el proceso de capitalización fue si efectivamente, en el Proyecto hubo un proceso de interacción, adaptabilidad, construcción y aprendizaje entre culturas y conocimientos. Los testimonios nos dicen que el Proyecto sí tuvo un enfoque interdisciplinario e intercultural y, a la par, tuvo una estrategia de participación que en sí misma permitió aprendizajes entre los diferentes actores. CONSTRUYENDO ENTRE truir en colectivo, tornándose en una DIFERENTES CIENCIAS, SABERES aproximación limitada. En el Proyecto Y CULTURAS pudimos superar este modelo, constru- yendo, en el Perú, una propuesta de área En ambos países se contó con un equi- protegida y su plan maestro que conju- po profesional de diferentes disciplinas, gara las visiones de varias disciplinas para los cuales interactuaron constantemen- tener una aproximación más holística de te. En el Ecuador, Didier resalta como la realidad y de cómo afrontarla. un valor el conocimiento sobre otras ciencias que todos en el equipo gana- Cabe resaltar, que para lograr esta cons- ron, pues aprendieron de los otros, in- trucción desde varias disciplinas fue cla- cluyendo a los colegas shuar y esto se ve contar con tiempos y presupuestos logró gracias a una fortaleza del equi- reales: el proceso tomó 6 meses más po, que fue compartir espacios y cono- de los 24 meses planificados inicialmen- cimientos entre todos. te. Así y dado que el Proyecto inicial no contaba con estrategias claras para ase- De otro lado, muchos procesos de crea- gurar una construcción de conservación ción y planificación del manejo de áreas desde lo local, el equipo elaboró dos protegidas se han realizado desde la nuevas estrategias, financiados por otras priorización de la visión de las ciencias fuentes: la estrategia de promotores in- naturales u otras ciencias pero sin cons- dígenas y la de titulación y ampliación 99
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú de tierras de más de 17 comunidades ciales, naturales y políticas en las que awajún, colindantes al área del parque. está enmarcada la realidad en la Cor- dillera del Cóndor. Se construyó un tra- En el Perú, el equipo de trabajo se con- bajo interdisciplinario no sumando pe- formó por ocho promotores indígenas dazos de conocimiento sino construyen- de conservación awajún-wampís, quie- do en conjunto la visión, el conocimiento nes trabajaron constante y directamen- y el quehacer. te con los técnicos no indígenas (Martín Alcalde, Benjamín Lau). En el caso del Además de los equipos interculturales, Ecuador, el equipo estuvo conformado también se construyeron aproximacio- por los profesionales de las ciencias nes conceptuales y metodológicas con- occidentales y un grupo de conocedo- siderando las visiones locales de con- res shuar que actualmente conforman servación, las percepciones sobre el uso la Unidad Técnica de Recursos Natura- del territorio en el pasado, presente y les y Sociales, que se potenció por el al futuro, entre otros, como uno de los aporte de personas con experiencias en principales insumos para la zonificación diferentes temáticas. Esto implicó un es- del parque, la definición de la zona de fuerzo reflexionado y conciente del equi- amortiguamiento y en la planificación po de trabajo para el reconocimiento para su gestión (Martín Alcalde, Liz Cle- de otros saberes, así como un cambio mente, Víctor Pacheco, entre otros). de actitud de los shuar para reconocer a la gente de su mismo pueblo como Al respecto, tres personas se refieren generadores de nuevos conocimientos explícitamente al intercambio entre cul- y de propuestas técnicas. turas y a los aprendizajes que se die- ron, así como al efecto positivo en su El contar, en ambos países, con profe- visión sobre las comunidades indígenas. sionales de las ciencias sociales y natu- Víctor Pacheco, menciona que la meto- rales facilitó construir visiones desde di- dología para identificar prioridades de ferentes aproximaciones, así como tra- conservación, le sirvió para aprender tar de entender las complejidades so- sobre la visión de los awajún y wampís 100
    • SECCIÓN 2 Capítulo 2. La interacción entre culturas y saberes 2. sobre la importancia de conservar es- es fundamental para generar cambios pecies y lugares; menciona lo novedo- y es el diario quehacer del awajún-wam- so de la aproximación, pues no es co- pís, en donde la conservación se hace mún, en este tipo de trabajos, conside- día a día en la interrelación directa con rar la visión local como importante en la selva y sus recursos. Por lo tanto, es la identificación de prioridades de con- importante mencionar que para llegar servación. Por otro lado, Benjamín Lau a una sólida construcción de una visión se refiere a la importancia de usar los intercultural es importante considerar el espacios propios de la cultura para co- tiempo que transcurre entre lo que se municar y tomar decisiones, y por últi- construye como idea-pensamiento y la mo, Mirbel Epiquien menciona el apren- acción. El no actuar, en este caso, se dizaje que tuvo sobre su propia tierra y convirtió en un elemento generador de de cómo la experiencia le permitió ver desconfianza como se menciona en va- la importancia de incluir los factores rios testimonios a lo largo del libro. sociales como pilar en el desarrollo de programas de conservación. En el Ecuador vemos que existen dife- rentes visiones indígenas de desarrollo, En el Perú, la presente experiencia nos sobre el quehacer del gobierno shuar, lleva a una reflexión sobre la "tempora- diferentes expectativas, y esta diversidad lidad" en los procesos interculturales. Si de visiones generan un gran reto para bien en el Proyecto se abordó la con- construir una propuesta de gobierno que servación desde la cultura conservacio- responda a todos, pues a veces existen nista occidental y desde la cultura visiones contrapuestas (Santiago King- awajún-wampís, la coyuntura no permi- man, ver Sección I). Patricia Peñaherre- tió que las reflexiones planteadas en el ra menciona que es muy difícil encon- proceso se llevaran a la práctica. Esto trar un camino auténtico pues se tiende se debe a que el parque no se creó y a repetir un modelo conocido en la bús- tampoco se ejecutó su plan maestro. Es queda de una manera propia de go- decir, nos quedamos en el pensar-pla- bernar. Franklin Kuja expone las dudas nificar-pensar. Sin embargo, el actuar que genera el proceso de construcción 101
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú del gobierno shuar y los retos que hubo citación que recibieron de CI. Sin em- que enfrentar, tal como la desconfianza bargo, creemos más bien que fue la sembrada por terceros, sobre las inten- propia metodología del Proyecto, la que siones de las ONG y del mismo go- generó espacios para reflexionar entre bierno shuar. actores y fortalecer sus conocimientos y reflexiones. Por ejemplo, Gerardo Ló- Por otro lado, en los testimonios perua- pez menciona que aprendió mucho a nos vemos que si bien las motivaciones través de la reconstrucción y reflexión para conservar la Cordillera del Cón- del pasado, presente y futuro con los dor fueron diferentes, sí hubo un encuen- mapas que se hicieron durante la ela- tro entre las visiones sobre la importan- boración del plan maestro. Podríamos cia de conservar este territorio (Octavio decir entonces, que la reflexión y el nue- Shakaime). vo conocimiento generado han sido el mayor resultado del Proyecto hasta la fecha (ya que aún no se crea el área ESTRATEGIA DE PARTICIPACIÓN protegida). Y APRENDIZAJES Para Ángel Nantip, el mayor aprendi- Eder Ampam narra cómo se involucra- zaje fue el proceso de entender al go- ron las comunidades a través de los pro- bierno shuar. Y fue duro. "Pensamos que motores indígenas que trabajaron por por ser gobierno habría dinero para cuencas. Asimismo nos relata cómo se administrar, pero no fue así. Al interior desarrolló el proceso de "capacitación" del gobierno no teníamos proyectos que o más bien, de aprendizaje, y que va- nos generen un ingreso propio y eso ori- rios acuerdos se han cumplido pero ginó desconfianza en la gente, el dine- otros aún están por finalizarse, como es ro del Proyecto de Natura demoró en la titulación de las comunidades. llegar y por eso nos distanciamos un poco; si no nos empoderamos de los En muchos testimonios a lo largo del bienes que recibimos nunca vamos a libro, los autores se refieren a la capa- lograr nada". 102
    • SECCIÓN 2 Capítulo 2. La interacción entre culturas y saberes 2. CONSTRUYENDO ENTRE DIFERENTES CIENCIAS, SABERES Y CULTURAS Didier Sánchez, ecólogo Especialista en monitoreo y manejo de áreas protegidas de la Fundación Natura, Ecuador Diciembre de 2006 La capacidad del equipo del Proyecto Paz y Conservación Desde mi experiencia como parte del equipo técnico de la Fundación Natura que participó en las actividades del Proyecto Paz y Conserva- ción, debo manifestar que como profesional y persona esta experiencia fue bastante enriquecedora. Primeramente, porque el equipo constituido en ese entonces a más de ser multidisciplinario, también estaba constituido por profesionales de alta calidad y, sobre todo, llenos de energía. Esto me parece que es algo muy importante, pues para llevar a cabo actividades de un proyec- to que duró casi dos años la energía y ganas que cada uno le puso fue esencial para obtener los resultados que se querían. Lo más importante, como experiencia personal, me parece que fue el conocimiento que creo todos los del equipo ganamos. Desde mi lado, yo soy biólogo pero al final acabé sabiendo más de sociología, de antropolo- gía, de conservación, de políticas ambientales, de la lucha de los pueblos indígenas por hacer prevalecer sus derechos y, finalmente, terminé tra- bajando en gestión y manejo de áreas protegidas. Eso para mí equivale a una maestría en muchas ramas de las ciencias. También creo que los demás aprendieron algo de lo que yo sabía, pues una de las fortalezas del equipo y del proceso era compartir espacios y alimentar los conocimientos de cada uno de nosotros. Y no hablo sólo de los técnicos del Proyecto sino también de muchos colegas shuar, quienes con mucho interés participaron de todas las reuniones, talleres, charlas y otros eventos en los que se discutió el futuro de la Cordillera del Cóndor. 103
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Esta relación de cooperación que se tuvo con dirigentes y técnicos shuar dio sus frutos cuando se trabajó en la zonificación de las seis asociaciones shuar que habitan el Cóndor. Nunca me había pasado hasta ese entonces que al llegar a una comunidad por primera vez, la gente de buenas a primeras me reciba con los brazos abiertos y con ganas de trabajar y compartir conmigo su cultura. Otro resultado, tal vez el más importante, fue la conformación de un gobierno local shuar, el CGPSHA. Si bien, cuando el Proyecto aterrizó en la Cordillera los shuar ya tenían un deseo fra- guado sobre conformar un gobierno que una los intereses de estas seis asociaciones y sus 1,200 familias, el espacio y energía que aportó la Fundación Natura permitió que este deseo se haya hecho realidad al iniciar el segundo año de proyecto. Benjamín Lau Jefe de la ZRSC, Perú 13 de agosto de 2006 ¡Proceso participativo – comunicación personal! Los proyectos o instituciones participan, a través de sus representan- tes, en las asambleas generales que las organizaciones de base reali- zan. En estos eventos se informa sobre las actividades y resultados que se van a desarrollar o sobre los resultados obtenidos. El gran problema que se tiene es que el tiempo de exposición es limi- tado y que muchos de los participantes a estas asambleas generales no difunden o no los hacen adecuadamente a los miembros de su comunidad, por lo tanto la población en general no esta informada o esta mal informada. Conociendo esta realidad, se contrataron personas de las mismas cuencas quienes asumirían el cargo de promotores indígenas, quie- nes se encargaron de difundir las actividades, resultados, además de responder las inquietudes de las diferentes familias con las que con- versaban, de acuerdo a la información que se les había brindado a través de capacitaciones. 104
    • SECCIÓN 2 Capítulo 2. La interacción entre culturas y saberes 2. Estas reuniones "familiares" que se daban en una relación cara a cara, a través de las visitas a las casas de las personas, se caracterizaban por un dialogo directo y abierto entre el promotor y los miembros de la familia –muy diferente al monologo que se hace en una asamblea o reunión general– en la que la comunicación es a un colectivo, en donde las formas de comunicación pueden ser diversas, sumándose a ello el obstáculo del idioma. ¿Qué aprendí? Que no siempre es necesario hacer reuniones grandes o formales para lograr que la gente esté informada, al contrario, es mejor trabajar a nivel familiar con pequeñas reuniones informales donde los comuneros y el personal de la institución conversan de una manera transparente, amical y/o familiar, conversación que no se puede llevar a cabo en una asamblea general de organizaciones, por diferentes motivos. ¡Uso de términos sencillos! El Perú es un país pluricultural y multilinguístico, esto nos indica que existe una gran diversidad cultural, así como diferentes formas de comunicarnos. En ese sentido, cuando uno trabaja con las diferentes culturas, debe tratar en lo posible de enfa- tizar la comunicación en el idioma local así como utilizar un lenguaje sencillo, a fin de que las diferentes personas que participan puedan entender y el traductor pueda traducirlo. Me acuerdo la primera vez que participé a una asamblea ordinaria de una organización de base. La mesa directiva solicitó una breve descripción de las actividades que veníamos realizando. Dicha narración se realizó en castellano, pero muchas veces, los términos utilizados eran comple- jos para los asistentes y también para el mismo traductor, que no sabia cómo decirlo en idioma awajún, porque hay muchas palabras que no tienen traducción directa, sino que hay que explicar el concepto. Este es un punto que tratamos en muchas conversaciones informales entre Martín Alcalde y yo, considero que también fue un tema que socializamos con los respectivos equipos técni- cos de cada uno. La necesidad de comunicar en términos sencillos y enfatizar la comunica- ción oral fue muy importante para el trabajo con las comunidades nativas, tanto para INRE- NA como para CI. 105
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú ¿Qué aprendí? Cuando se trabaja con poblaciones locales, en este caso pueblos indígenas, es importante apro- vechar sus propios espacios, su cultura, sus costumbres y su lengua, para poder informarles sobre las actividades que se vienen realizando o se van a realizar o para eventos de capacitación. Además de utilizar un lenguaje sencillo para su mejor comprensión. Víctor Pacheco Torres Director del Laboratorio de Mastozoología del Museo de Historia Natural de la UNMSM, Perú 4 de abril de 2006 Las prioridades locales de conservación A mí lo que me gusto mucho y se lo dije a Heidi una vez, fue que ella logró más información de la parte local. Sería bueno comparar resul- tados. Por ejemplo, los nativos decían tales especies deben ser con- servadas –hormigas, caracoles, abejas– pero los biólogos decían otras especies. La parte de ellos esta bien hecha, y la parte de nosotros también; esa dicotomía es más o menos coincidente. Haciendo énfa- sis en dos fuentes de información tradicional, una nativa y la otra cien- tífica y que no necesariamente coinciden. Entonces, si el interés es lograr conservar recursos útiles para la gente local, el científico no puede ver una hormiga. Nosotros vemos endé- micas, amenazadas, únicas, pero todavía eso no es tan común ni esta en toda la Amazonía. Para mí es importante tomar en cuenta esa dico- tomía y publicarla en el nivel más alto. Incluso si se toma el interés de publicar este trabajo, uno de los capítulos puede ser este: Las compa- raciones entre las prioridades locales y las de las ciencias biológicas. 106
    • SECCIÓN 2 Capítulo 2. La interacción entre culturas y saberes 2. Mirbel Epiquién Rivera Botánico del RAP de 2003 en Santiago Comaina, Perú Agosto de 2006 ¡Eso parece ser una trocha! Entre octubre y noviembre de 2003, formé parte del equipo de biólo- gos de campo que viajaron a la parte alta de la cuenca del río Cenepa en la Región Amazonas, dentro de los límites de la Zona Reservada Santiago Comaina. El objetivo del viaje fue llevar adelante un proyec- to de evaluación biológica rápida (RAP) en algunos puntos, determi- nados con anticipación por un equipo de avanzada. Yo cursaba el último año de la universidad y dejé las clases por una semanas por cumplir un sueño: conocer la zona más remota de la región en donde nací y crecí: Amazonas. La Cordillera del Cóndor era para mí, antes de llegar, todo un conjunto de imágenes prefabricadas, es decir, una "tierra de nadie", y sólo sa- bía que en la zona se habían llevado a cabo algunos enfrentamientos con nuestros vecinos ecuatorianos. Al llegar, encontramos no solamente buenas historias y leyendas, sino también una región regularmente recorrida por soldados del ejército y por comuneros de la etnia awajún, es decir, las interacciones sociales eran tan dinámicas como las ecológicas en toda la región de estudio. ¿Qué aprendí? Cuando queremos conservar o manejar sosteniblemente una determi- nada región de nuestro territorio, debemos tener en cuenta que no existen zonas "vírgenes", todo el país está siendo ocupado de una u otra manera, y que si deseamos éxitos y seguridad en nuestros planes de conservación, debemos incluir al factor social como pilar fundamental en el desarrollo de los proyectos o programas de conservación. 107
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Martín Alcalde Pineda Director del Proyecto Paz y Conservación, Perú 15 de enero de 2007 Las fronteras de la conservación Las fronteras son líneas imaginarias y nunca han sido ni serán obstá- culos para el tránsito continuo de las familias shuar-awajún, las aves, los guacamayos azul amarillo y otras especies. Sólo el conflicto entre Perú y Ecuador hizo que esta línea imaginaria se acentuara, creando una división en donde no existía. Los fundamentos biológicos para la creación de áreas protegidas y conservación de la biodiversidad contribuyeron a que la Cordillera del Cóndor fuera un área priorizada por los conservacionistas. Así mismo, las poblaciones indígenas resaltaron el valor que su cultura le asignó. El Proyecto Paz y Conservación contribuyó sustancialmente a retomar los valores biológicos y culturales. Sin embargo, ¿cómo llevar un pro- ceso que permita integrar estos elementos?, ¿cómo poder acortar la brecha entre una cultura y otra para conciliar intereses?; y finalmen- te, ¿cómo poder comunicarse teniendo lenguas diferentes? Estas fue- ron las fronteras con las que los procesos de conservación de la biodi- versidad se enfrentaron. Podríamos decir que en las fronteras de la conservación se encontró un espacio poco explorado que demandó una aproximación desde lo social y cultural para encontrar elementos e intereses comunes para la conservación. Tanto los procesos dirigidos a fortalecer y capacitar en los conceptos de biodiversidad a los promotores indígenas, como los elementos culturales locales que aportaron las familias y los mis- mos promotores, hicieron posible tener una comunicación más efi- ciente. Se estableció un puente intercultural que fue el nexo vital para el desarrollo del proceso de gestión y planificación del área protegida. 108
    • SECCIÓN 2 Capítulo 2. La interacción entre culturas y saberes 2. ¿Qué aprendí? Los procesos técnicos y científicos para la creación de áreas protegidas, encuentran sus limitacio- nes, "fronteras", en coyunturas sociales. Durante este proyecto aprendí la necesidad de promover procesos de comunicación intercultural en áreas protegidas en las que existen culturas vivas. También aprendí que, esencialmente, los intereses de conservación están presentes al interior de los pueblos indígenas. Las comunidades están tan o más preocupadas que los conservacionistas para que se conserven sus bosques, aguas y palmeras, etc., porque de ellos depende su vida. En las fronteras de la conservación aparece la inminente necesidad de resaltar los procesos que acerquen las diferentes visiones de aquellos que quieren conservar los últimos lugares prístinos de la tierra. Domingo Antun Centro Maikiuants, Asociación Nunkui, Ecuador Diciembre de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera Lo que aprendimos El asesoramiento que nos ha dado la Fundacion Natura nos ha servi- do mucho, también ahora y para el futuro. Sin ese apoyo hubiera sido difícil, porque ellos nos han escuchado todo el tiempo, sobre todo por- que se han interesado en nosotros y no solo en el Proyecto; porque hay muchas personas que no les interesa trabajar con nosotros, otras que necesitan trabajar con nosotros pero con el racismo, creyendo que solo ellos saben las cosas y vienen a imponer sus opiniones sin oír las nuestras, todos tenemos derecho de avanzar, pero con nuestros propios criterios de vida y de organización. Hemos avanzado bastante porque como shuar tenemos muchos conocimientos para poder avan- zar y a la vez los técnicos de Natura nos han apoyado para mejorar nuestras capacidades. 109
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Dicen que las ONG nos han afectado Las divisiones vienen desde nosotros. El apoyo técnico nos ha servido, ellos nos han compartido otras experiencias de otras culturas y nosotros hemos compaginado. Otras personas no pueden estar decidiendo. Solo nosotros hemos decidido el qué hacer. Los técnicos solo pueden orientar pero jamás pueden convencer, porque ellos no son shuar de este territorio. Liz Kelly Clemente Torres, antropóloga Especialista Social de la ZRSC, Perú 13 de agosto de 2006 ¡Los rotafolios una herramienta acertada! En 2002, se llevó a cabo el programa de formación de promotores y líderes indígenas, con la finalidad de formar líderes en el tema de manejo y gestión de los recursos; para ello se recogieron conceptos básicos referidos al tema de conservación definidos en la cultura lo- cal, también enfatizaron en técnicas de comunicación y diseño de material educativo. La participación activa de los promotores en la elaboración y diseño de técnicas y herramientas de comunicación en los 4 talleres realiza- dos, permitió identificar mitos con un mensaje referido al tema de con- servación. Al haber participado en el taller de formación de promotores, los es- pecialistas de CI y el INRENA, aportamos desde cada experiencia, coincidiendo en la necesidad de desarrollar técnicas que puedan apor- tar en la identificación del promotor o líder local con el tema de con- servación y con su cultura. 110
    • SECCIÓN 2 Capítulo 2. La interacción entre culturas y saberes 2. ¿Qué aprendimos? La experiencia de definir metodologías de una forma participativa y con un enfoque intercultural, fortalece la comunicación y el diseño de una herramienta de una forma consensuada, además de fortalecer el conocimiento local y diseñar una herramienta tomando como base la realidad y las formas de aprendizaje locales. ¡Compartamos la metodología del plan maestro! En 2004, se desarrolló la elaboración del plan maestro, documento de planificación para la ges- tión de la propuesta del Parque Nacional Ichigkat Muja-Cordillera del Cóndor, para lo cual se recogió la visión, impactos, prioridades de conservación en los diversos talleres realizados por Conservación Internacional, en coordinación con el INRENA, en las comunidades nativas. La metodología del plan maestro logró ser adaptada a la realidad amazónica e incorporar el enfoque intercultural, teniendo en cuenta el conocimiento local. La consultora Heidi Rubio incor- poró en el documento mucha información social, que fue recogida en campo. La información que se presentó parecía estar orientada para un área de uso directo. Personalmente considero que esta es una gran ventaja, ya que esto ayudó al equipo técnico a tener un diagnóstico a detalle del pasado, presente y en base a ello poder interaccionar con la expectativa de la población local sobre la gestión del parque nacional. Esto permitirá a cualquier proyecto que ingrese tener un conocimiento real de la cuenca y de la organización social de la población asentada en la cuenca del Cenepa. Finalmente, el documento fue socializado con los actores involucrados. ¿Qué aprendimos? La gestión de un área natural protegida depende mucho de la viabilidad social, en ese sentido, la preocupación por conocer la realidad social de la población indígena, y la información extra obtenida debe ser vista como un factor positivo a la gestión del área; mientras más conozco del grupo con el cual trabajo, mejor puedo entender su accionar. Otro aspecto importante es que el documento generado con las comunidades sea devuelto, no solo con el ánimo de validar el documento, sino de resaltar el trabajo realizado en cooperación con las comunidades, eso ayuda a valorar el tiempo invertido y la participación de los diferentes actores en la elaboración del plan maestro. 111
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Franklin Kuja, Asociacion Nunkui, Centro Warintz, Ecuador Diciembre de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera Conservar es una costumbre muy propia Nosotros hemos visto que con el crecimiento de la población shuar ha habido que plantearse varios problemas nuevos. Hace años, pensábamos que el Estado estaba haciendo bien las co- sas, pero con el tiempo ya no confiamos en el Estado. Por otro lado, el pueblo shuar siempre ha sido conservacionista desde varios años atrás, y nos manejamos de acuerdo a nuestros principios, valores y costumbres. Yo le veo conveniente. Al principio yo creía que los municipios debían actuar de acuerdo a la Ley de Régimen Municipal, pero ellos nunca han hecho nada. Creo conveniente que el CGPSHA haya elaborado normas y haga cumplir, porque solo así yo confío en la estructura y creo que el gobierno debe ser fortalecido por las asociaciones y las familias, porque este es un gobierno autónomo, descentralizado. Lo estamos encaminando bajo un proceso. Yo he dicho que la conservación protege diversas formas de vida, y eso es confiable, lo original, lo participativo, lo propio; en cambio, lo que propone el Estado es unilateral. También la conservación es originaria de nuestra realidad porque no- sotros vivimos de ella, estudiamos de ella, es integral, da servicios al hombre y somos megadiversos en diferentes aspectos, no solo de la naturaleza sino también de nuestra manera de ser. Para el pueblo shuar "conservar" es una costumbre muy propia, pero a veces se contradice con ideas de afuera. 112
    • SECCIÓN 2 Capítulo 2. La interacción entre culturas y saberes 2. Aquí tenemos sostenibilidad, sabemos que hay que dejar para que vuelva a crecer, animales también, cuidamos sin orden, sin autoritarismo, aplicamos nuestra forma de vivir. ¡El pueblo shuar no ha tenido una norma escrita, pero si una norma verbal! En estos años hemos elaborado varias normas de conservación del bosque, madera, recursos, territorio, cultura y no son hechas por imposición de la Fundación Natura. Lo que se explica es que el pueblo shuar no ha tenido una norma escrita, sino una norma verbal, nunca antes hemos escrito. El uunt (jefe, autoridad) controlaba su territorio desde sus visiones, se creaba su autori- dad, desde la familia; esto ahora está escrito en páginas de libros que abrimos cada día. La Fundación Natura nos ayudó escribir las normas e incluir la norma constitucional y derechos colectivos, creo que nos conviene ejercer esta ley para nuestra nacionalidad. Estamos en un mundo globalizado y tenemos que adaptarnos. La vida del pueblo shuar ha sido itinerante, que significa cambiarse de un lugar a otro y conseguir las nuevas formas de convivencia y solidaridad, pero ahora tenemos que adaptarnos a nuestra realidad y del sistema que nos engloban en el mundo actual. Las normas se están haciendo de acuerdo a nuestros valores y de acuerdo al mundo global. Por ejemplo, vimos que un territorio no puede ser gobernado, en este caso, si no atiende los conflic- tos de uso del espacio y los recursos. De ahí que se construyeron normas para recuperar la autoridad local y hacer justicia interna. Pueblo L as familias del Pueblo Shuar Arutam tienen algunas dudas sobre las ONG Nosotros dentro de este proceso nos sentimos seguros porque la Constitución dice así: Nos per- mite ejercer un propio gobierno, legítimamente, con nuestras propias autoridades y con un siste- ma técnico-organizativo y transparente, es una forma de enfocar la confianza y la seguridad de lo que estamos planteando para nuestros representados. Si vamos a ser gobernados por un sistema mestizo hay el riesgo de que no nos sintamos con confianza, porque la vida nos ha demostrado el riesgo del engaño y de haber sido utilizados en la politiquería de los malos representantes. 113
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Sin embargo, a veces se desconfía de nosotros mismos, los seres humanos somos transitorios, por eso podemos confundirnos; al inicio del gobierno estuvimos muy sólidos, compartíamos mucho con las familias y ellos creían en sus dirigentes. En este último tiempo ha existido la injerencia de la Misión Salesiana; han estado diciendo que el CGPSHA son de grupos petroleros, madereros, mineros, pero nosotros los dirigentes de las aso- ciaciones debemos aclarar lo qué tenemos como convicción del trabajo común. Algunas familias dicen que las ONG como el Herbario Nacional, la Fundación Natura, nos están investigando; pero nosotros hemos sido investigados por los Salesianos indirectamente desde hace años, y esto es una forma de diagnóstico para cualquier proyecto que sea beneficio de algún interesado de la parte externa. Por intromisión de las ONG sin previo acuerdo se ha dicho que no son confiables, sus investigacio- nes y proyectos; nos investigan y se llevan la información y se llevan la plata. Han dicho que un grupo de vivos se están lucrando y eso genera problemas. Estamos pensando volver a las comuni- dades, unirnos con los presidentes de base; los síndicos, tenemos que realizar actividades de acuer- do a nuestra forma de vivir. Siempre puede haber desconfianza tal vez de algunos dirigentes. A veces, las voces dicen que las ONG llevan dinero, los dirigentes están pegados a las ONG, ganan un dinero, en eso es lo que la gente no confía, porque dicen: "yo aquí sufriendo cuidando el bosque y otros son los vivos que viven de la población"; por lo tanto, tenemos que lograr un gobierno transparente y una gestión honesta. Les estoy dejando algo bueno a mis hijos Yo soy transitorio en la vida, a mi me formó mi padre, desde mi padre tengo esta orientación, el fue dirigente orientador de la comunidad, siempre trabajó por ella. Por eso ahora mi finca está abandonada porque la sede del CGPSHA está a larga distancia; la lejanía no me permite estar cerca de la familia, pero si la sede estuviera cerca no habría este tipo de problemas. Por eso, a veces abandono a la familia 15 días, 2 meses, porque me gusta estar con la gente, hacer actividades, liderar. 114
    • SECCIÓN 2 Capítulo 2. La interacción entre culturas y saberes 2. Tener el apoyo de la familia; yo creo que le estoy dando a mis hijos un buen mensaje. A veces falta dinero, cuando tenemos esta necesidad parece que no podemos vivir. Yo quiero tener más amigos, porque mis hijos van a querer estudiar y los amigos pueden ayudar- me, en conocimiento y el estudio. Yo no le veo problema. Un mensaje a las organizaciones Queremos que nos escuchen y nos respeten como un gobierno estructurado desde las bases, conso- lidado de acuerdo a la Constitución, y digo que esta decisión sea respetada de manera conjunta. También le decimos al mundo que el Pueblo Shuar Arutam es un trabajo responsible, políticamen- te sustentado, que cuenta con las bases. Quienes son responsables y actores directos de este gobierno territorial, buscamos suscribir la Ley de Circunscripciones Territoriales Indígenas ante el Congreso Nacional, y esta forma de organización quedará avanzada para los shuar y otras na- cionalidades. María Cecilia Macera Urquizo Coordinadora del Área de SIG de CI-Perú (2003-2004) 2006 ¿Cómo sustentar a nivel técnico un área natural protegida? La sustentación técnica para la creación de un AP debe realizarse con información base temática (incluyendo la biológica y social) y carto- gráfica actualizada. Mucha de esta información es inexistente y hay que obtenerla en el mismo proceso de categorización. Un ejemplo claro de los resultados de trabajar con información existente, pero de nivel exploratorio, a una obtenida en el campo, de nivel detallado, es la zonificación que se hizo en la ZRSC para la categorización del área y la otra que se hizo en el proceso de zonificación dentro del área establecida, es decir, en este caso el Parque Nacional Ichigkat Muja- 115
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Cordillera del Cóndor. La primera fue una zonificación ecológica económica, sustentada en infor- mación forestal, ecológica, datos de población, entre otros, información de los RAP elaborados en el área, basada en puntajes y sobreposición de capas temáticas para la obtención de sitios con prioridad de conservación y sitios potenciales para el desarrollo humano. Este proceso fue com- plementado con un sobrevuelo para afinar los límites el parque propuesto. La segunda zonificación fue realizada a un nivel más detallado con información levantada en los talleres sobre la utilización de los recursos en el pasado, presente y futuro y de la información recogida en campo con las expediciones biológicas del Proyecto, además de la información base. Los datos obtenidos en campo tanto de las personas involucradas, como de la información bioló- gica levantada, fueron fundamentales para que, mediante un proceso participativo, se elabore una zonificación en la que los indígenas se sientan identificados; lo cual, a su vez, asegurará en el largo plazo el cumplimiento de las restricciones y manejo de las zonas establecidas. ¿Qué aprendí? Que ante la falta de información y corto tiempo, en el caso de la primera zonificación, se debe trabajar con lo que se tiene a nivel nacional y asumir los errores que pudieran surgir por falta de información o por información tomada a nivel exploratorio. Que estas dos zonificaciones, elaboradas bajo diferentes procesos y diferentes objetivos, pueden ser procesos complementarios, pero que la información de campo y la participación de la gente fortalece y respalda increíblemente la zonificación llevada a cabo. Eder Ampam Comunidad Nativa Kusu Kumain, alto Comaina, Perú 24 de septiembre de 2006 Entrevista de: Ramón Yampintsa Yampis Traducción de: Diógenes Ampam Wejin Estrategia de participación y aprendizajes Al inicio del Proyecto, CI primero llegó a la ODECOFROC y ha plan- teado las ideas y actividades que quiere hacer conjuntamente con la 116
    • SECCIÓN 2 Capítulo 2. La interacción entre culturas y saberes 2. participación de las 54 comunidades. Ahí plantearon que sí podemos trabajar para defender el territorio. Ahí se acepta que CI trabaje. Los awajún les preguntamos, ¿cómo podemos defender nuestro territorio? Hemos coordinado que sigan los trabajos de titulación y se incorpore la solicitud de ampliación. Otras comunidades cuyas solicitudes estaban truncadas, había que solucionar para que a futuro no pase a dominio del Estado. Porque es nuestro territorio y ahí siempre vivimos. CI nos ha dicho que nosotros deberíamos defender nuestros territorios y así deberíamos vivir. Si ustedes no defienden su territorio, ¿quién lo va a defender? Entonces, nos sentimos más fortale- cidos en nuestras ideas de defender nuestro territorio y encontramos un aliado que nos podía orientar. Por eso nosotros aceptamos trabajar con ellos. Así acordamos y planificamos las activi- dades del Proyecto. Entonces, una vez acordado ese trabajo, para el inicio del Proyecto se ha nombrado a la mayoría de awajún para que trabajen en el Proyecto. Se ha dividido la zona de trabajo por cuencas y se eligieron los temas que los promotores iban a desarrollar. Después se capacitó a los promotores sobre cómo van a trabajar con las comunidades. En las charlas que los promotores hicieron con las comunidades, nos dieron nuevos mensajes buenos de cómo podemos conservar el bosque para recuperar los animales y los pajaritos que se han extinguido, los blancos los llaman flora y fauna. Cómo podemos rescatar y recuperar lo que era antes, como antiguamente, que había abundancia de animales. Nos dio una idea con fotos y dibujos en un taller en Kusu Kumain. Nos mostraron las fotos de un pueblo que había terminado sus recursos, pero ahora están recuperando y los animales se han reproducido. Entonces vimos eso y tomamos la idea, ese trabajo es bueno, hemos dicho que es un buen trabajo, interesante. Anteriormente no cuidábamos los animales, no teníamos la idea de trabajar para que nuestros hijos tengan recursos naturales. Teníamos ideas de que los recursos se acababan y que no podíamos reponer. De verdad, no había esa idea de conservar o cuidar el bosque. Entonces hemos dicho, ¿cómo podemos recuperar nosotros los recursos como antiguamente? Entonces, hemos dicho que hay que capacitar y orientar a los comuneros y también a los jóvenes y a los niños, los apus, los ancia- nos, los viejos y los profesores también. A estos grupos hay que capacitarlos para cambiar su forma de ver y pensar. No solamente empezar a matar, sino que tengan nuevas ideas de conservar. 117
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Entonces, vimos que teníamos que capacitar a estos grupos para que tengan nueva idea de conservar los recursos. Cuando estamos en esa capacitación con esas actividades, viene otro problema que es la actividad minera. Hace tiempo que la compañía minera está adentro explo- tando oro, en nuestro territorio. Los soldados peruanos tenían conocimiento, veían que están trabajando el oro, pero no daban información, no pasaban la voz, pero luego que nos hemos dado cuenta nosotros queremos defender nuestro territorio. Nosotros hemos visto ese problema. Cuando queremos defender nuestros recursos, al mismo tiempo los mestizos han dicho si piden la titulación y ampliación, ¿por qué tienen ahí metido a la minera? Nosotros estamos dispuestos a defender nuestros recursos, pero las autoridades y los mestizos no entienden que la compañía ha entrado sin nuestro consentimiento. Por eso nos hemos reunido y nos estamos organizando para que ese aire que respiramos siga siendo puro, porque de ahí respiramos, por eso nos preocupa. El gobierno debería pensar que somos ciudadanos y deberían respetar también nuestras opinio- nes, por eso se hizo el convenio con CI y CI nos ha ayudado. CI tuvo un papel protagónico, le hemos dicho que hable a favor de nosotros, seguro está cumplien- do. CI siempre nos defiende, habla a favor de los recursos naturales, a favor de la conservación. También se ha dicho que enseñen a los apus, a los profesores, a los comuneros, esa actividad sí se ha cumplido, por lo menos. Hemos dicho que dónde se pueden capacitar los jóvenes awajún sobre el tema de conservación de recursos, sobre el tema de vigilancia comunal. Además conversamos que en la boca del Cenepa se construyese un puesto de vigilancia para que cuiden los recursos y hagan control, que trabajen ahí los awajún que hayan servido a su patria. Que ese puesto sea equipado con todo, deslizador, motor, personal seleccionado, con su escopeta bien armado, así hemos acordado. En esa época yo era secretario de la ODECOFROC y ese documento yo lo he preparado. Hemos dicho que los chicos que trabajen tengan su sueldo. Todo eso no se ha cumplido. No se han cumplido todo lo que se acordó, pero se mantiene el dialogo con la ODECOFROC para la bueno que pueda haber. También dijimos que los cerros deben tener el nombre original awajún, eso si ha cumplido. El diálogo con la ODECOFROC continúa y en el tema de titulación y ampliación; siquiera con algo nos ha apoyado. Los viejos en la asamblea habían acordado que todo el territorio sea respetado, y CI nos ha ayuda- do económicamente con eso. Ahora también que nos ayude CI. Queremos que los niños y los adultos aprendan sobre la conservación y el cuidado del bosque. Eso es lo que se había pedido. 118
    • SECCIÓN 2 Capítulo 2. La interacción entre culturas y saberes 2. Ángel Nantip Presidente Ejecutivo del CGPSHA, Ecuador 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera El manejo de dinero de las ONG Nuestra gente no esta acostumbrada vivir de recibos y más recibos en el manejo del dinero, esto no quiere decir que los shuar no queremos entregar informe de los gastos. Lo que pasa es que tenemos que bus- car un nuevo sistema fácil para ver si cambiamos esta tremenda buro- cracia que tenemos en nuestro país y en el mundo. Quiero mencionar que el problema con nosotros nace cuando se está aplicando el mismo sistema financiero que se viene aplicando desde el Estado; absolutamente no hay ningún cambio, porque nos esclavi- zamos, de manera más sumisa. Ese sistema, por ejemplo, del Proyec- to El Cóndor GTZ-COSUDE, no nos da la oportunidad de invertir en nuestras familias de manera ágil e inmediata. Por eso, es que yo siempre he pedido, de que si queremos cambiar a un sistema nuevo, debemos diseñar entre las partes, tanto el Proyecto como la organización del proceso, para que los gastos se agilicen un poco más, porque realmente el sistema actual es muy burocrático. Esto no nos permite el cambio que deseamos construir, en este nuevo gobierno que se ha creado, queremos un nuevo sistema financiero de acuerdo a nuestra forma de pensar, pero no se ha logrado, porque hay una fuerte presión desde arriba y eso estamos acatando todos. Nosotros no podemos planificar sobre el dinero cuando la autoriza- ción demora tiempos, pero luego quieren que aceleremos los gastos; entonces, todo depende de la entrega de recursos desde el Proyecto y nada está en nuestras manos. Eso nos ha limitado hasta este mo- mento. Esperamos a futuro, encontrar un nuevo mecanismo de co- operación; en vano se ha creado más problema en las familias shuar, 119
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú porque realmente nosotros no hemos vivido de los proyectos. Esto es la primera experiencia que hacemos y es una falsa dependencia que se crea con la gente, pues nunca hemos acostumbrado vivir de proyectos, de recibos y más recibos, y esto no quiere decir que los shuar no queremos entregar los justificativos. Yo diría que los recursos económicos se entreguen por rubro, un "x" monto de cualquier fuente, a través de un convenio de entrega total de la plata destinada y, de acuerdo a la inversión, se siga presentando informes previo asesoramiento de la entidad financiera para poder efectuar de manera ágil las actividades previstas de los proyectos. Lo que pasa, es que la GTZ-COSUDE nos entregan los rubros limitados por partes, es decir, entregan por dividendos; por ejemplo, hay cifras de 2,000, 3,000 ó 4,000 dólares, sobre todo para comprar especies bovino. Esto nos ha traído problemas, ¿cómo yo puedo comprar con 1,000 dólares especies bovinas previstas para siete comunidades? Es bastante difícil, porque una vez comprado un número limitado de espe- cies, se debe esperar hasta presentar justificativos; hasta dar trámite de todo eso lleva mucho tiempo para la siguiente cuota. Si tuviéramos toda la plata aquí, fuera más fácil invertir. Si el Proyecto El Cóndor, nos hubiera entregado los 10,000 dólares en la cuenta del CGPSHA, nosotros hubiéramos organizado para entregar a las asociaciones para su respectiva inversión con el apoyo de los técnicos shuar y del Proyecto mismo. He exigido muchas veces para que este sistema se cambie, hasta aquí nos han dicho que por seguridad nos entregan por cuotas. He pensado crear un modelo propio para las asociaciones; se debería ver si las asociaciones van ha manejar esos fondos en términos colectivos. Si conseguimos fondos "x", no sé de qué institu- ción, que esos fondos sean entregados a través del CGPSHA como fondo propio, controlados por la instancia financiera. En servicio de la colectividad de todo el gobierno, porque no podemos trabajar un proyectito y estar recibiendo pequeños aportes, eso no tiene sentido. Todo aporte debe ser empoderado por el pueblo, para que todos puedan desarrollar económicamente de manera equilibrada, evitando esta forma paternalista. 120
    • SECCIÓN 2 Capítulo 2. La interacción entre culturas y saberes 2. Gerardo López Miembro de Comité de Coordinación Zonal, Sector Medio Santiago, Comunidad Nativa Candungos, cuenca del río Santiago, Perú 4 de mayo de 2006 Entrevista de: Julio Hinojosa Traducción de: Diógenes Ampam Wejin y Julio Hinojosa Mapas del pasado, presente y futuro Acá llegó Conservación Internacional juntamente con la creación de la Zona Reservada Santiago Comaina, es decir, rama del mismo Pro- yecto. Ellos trabajaron por la parte del Cenepa; por Santiago, también ingresaron y trabajaron por parte de Papayacu, Pashkus y Candun- gos, ámbito del Proyecto. Le voy a decir que este tipo de mensaje sobre la conservación no escuchábamos. Los comuneros como no comprenden el castellano, no entienden, pero entiendo que CI significa el cuidado del bosque. Yo fui delegado por el presidente de la FECOHRSA, el señor Juan Noningo, para participar en la reunión programada por el Proyecto Paz y Conservación y el proyecto PIMA. Y otras organizaciones indíge- nas como la subsede CAH-Chapisa también delegó al hermano Esta- cio de la comunidad de Papayacu, cada uno representando a sus res- pectivas organizaciones. Entonces, buen tiempo participamos en los talleres de capacitación sobre la conservación del bosque, cuidado de las quebradas y ríos. En el mapa del pasado, vimos ¿cómo antes vivieron nuestros antepasa- dos?, para ello se analizó el mapa del pasado. Ahí hemos analizado, cómo nuestros ancestros cuidaron bien al bosque. Pues vivieron dis- persos y no estaban conformados en comunidad, no terminaron los recursos del bosque (kuamak o ikam). Eso no sabía. Nuestros padres y abuelas/os no nos informaron a profundidad. Ahora los ambientalis- tas estudian nuestra cultura y nos hacen ver la forma de vida que 121
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú llevaron los ancestros y nos damos cuenta de cómo nos criaron. En verdad, nuestros ancestros no exterminaban los recursos del bosque. Por ejemplo, si construían una canoa, hacían pesca, siem- pre se comunicaban y pescaban en diferente época en el alto, medio y bajo del río o quebrada. La cosecha de palmeras, tampoco lo hacían continuamente, solo lo que necesitan. Cuando caza- ban, utilizaban como instrumento la cerbatana y las trampas que servían para atrapar a los ani- males y aves, pero no cazaban demasiado. Tampoco no tuvieron tantos hijos como los que tene- mos hoy. Eso es lo que yo aprendí, algo bueno que me quedo. Nosotros estamos viviendo el mapa del presente. Los hijos que quedamos después de la muerte de nuestros abuelos y padres. En ese mapa presente, hemos estudiado ¿cómo estamos extermi- nando los recursos del bosque? nos hemos expandido por todo lado, antes no se vivía a las orillas del río Santiago, pero ahora a los dos lados del Santiago ya hemos formado comunidades y creación de las escuelas primarias, colegio, puestos de salud y exterminamos los animales. No sabíamos estas informaciones de exterminio de los recursos, por eso rebuscamos toda la quebra- dita echándole veneno, sin darnos cuenta. Entonces me di cuenta como estamos viviendo y como vivieron nuestros antepasados. Eso aprendí y si pensamos bien nos damos cuenta lo que ocurre porque estamos así cada vez más pobres en los recursos. En el mapa del futuro, hemos dicho, ¿qué nos espera?, mirando el pasado, ¿cómo podemos cuidar nuestro bosques, animales, peces, ríos y quebradas, para mantener sin contaminación y que todos se reproduzcan evitando ser rebuscadores en los bosques más inaccesibles? y ¿qué es lo que va quedar para nuestros hijos/as en el futuro?, eso habíamos analizado. Es una vergüenza que cuando nuestros hijos formen sus hogares, su generación no tendrá la misma oportunidad de alimentar a sus hijitos porque no habrá mayores recursos de alimentación. Cómo dicen los mestizos, hay que hacer una reflexión, porque los comuneros no comprenden bien el trabajo que realiza el Proyecto Paz y Conservación, INRENA, PIMA y CI. Dicen que están haciendo prohibiciones de la caza y la pesca, porque después nos quitarán el territorio, pero yo les digo que no es así y les informo el objetivo del trabajo. Hay algunos comuneros y otros jóve- nes, que suelen ser profesionales, les informan mal y hacen doler la cabeza de los comuneros que son más ancianos. Nosotros que hemos participado y que hemos recibido las capacitaciones no es así. El propósito de la capacitación, es: ¿Cómo podemos cuidar nosotros mismos nuestros bosques, los ríos y los que en ellos existen, lo que llamamos medio ambiente?, ¿cómo podemos cuidarlo y que nuestros hijos también tengan la oportunidad de verlo? Este es el fondo del mensaje de capacitación. Nos 122
    • SECCIÓN 2 Capítulo 2. La interacción entre culturas y saberes 2. dicen que continuemos cazando los animales pero que dejemos para las futuras generaciones, lo mismo con los árboles, que no terminemos con todo, eso es lo que nos han dicho y dijimos que es la verdad y tomé la conciencia de cuidar los recursos. Ahora estoy con esa idea, pero cuando veo algún animal, lo mato para mi alimentación y la de mi familia y también sigo trabajando con los árboles, hago mis canoas porque existen necesidades. Ahora estoy pensando en mis hijos y digo que más hijos tendrán más necesidades y sufrirán más que yo porque no todos nos moriremos en una sola vez, porque aunque matemos los animales, no se mueren todos, siempre quedan las crías. Así son nuestros hijos que van a quedar viviendo todavía aunque nosotros ya no estemos vivos. Pues mis padres se murieron pero yo me he quedado con mis hijos y ahora tengo necesidades, lo mismo pasará con nuestros hijos. Por eso, cuando hago mi chacra estoy sembrando o reforestan- do diferentes especies de plantas para que a futuro mis hijos puedan cosechar mis siembras. Estoy sembrando en mis propias purmas cerca de la casa. Los que han escuchado bien el mensa- je ya están sembrando, también cazan para su alimentación. Eso es lo que yo aprendí y me quedé contento, porque aprendí algo nuevo y bueno para mí mismo. Antes no escuchaba este tipo de mensaje, si escuchaba no era a profundidad como ahora que me he capacitado. Lo que no han visto bien los comuneros es sobre la categorización, pues complicaron sus cabe- zas. Sucedió eso porque hubo informaciones tergiversadas por terceras personas por eso se quedó como algo malo. A nosotros mismos que colaboramos en los Proyecto Paz y Conservación y PIMA, nos acusaron que estamos vendiendo nuestro propio territorio, pero eso no fue así. Habíamos aclarado estas acusaciones. Pensaban que les iban a quitar los cerros de Tungta Naint, Kampankis y Akumak Naint, eso no fue verdad sino toda una mentira. Si nosotros cuidamos bien el bosque sin contaminación, con aire puro, ríos y quebradas limpias y sin exterminar los recursos, aunque existan las minas (antiperso- nales) colocada por los militares, no nos afectaría mucho porque estaría siendo absorbido por las bacterias que siempre mantienen limpia a la tierra. 123
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Ángel Nantip Presidente Ejecutivo del CGPSHA, Ecuador Diciembre de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera La experiencia del Proyecto Agradezco a la sociedad, porque me ha permitido conocer muchas cosas sobre la forma de gobierno responsable de nuestro territorio. Los primeros momentos fue de total desconocimiento de lo que signi- fica hacer un buen gobierno, porque nunca habíamos organizado este tipo de gobierno del territorio. Realmente fue bastante preocupante y bastante duro entender la forma de gobierno shuar, alguien me decía no se preocupe porque nadie sabe gobernar, y era verdad, luego en el proceso, fui aprendiendo sobre la gobernanza. El compañero que va a venir en la nueva administración va ha tener que pasar el mismo sufrimiento que yo pase. Entonces, a mi me hace pensar que no he sido yo, el gobierno, sino que yo he venido a apren- der de toda mi gente cómo manejar el sistema de gobierno. Por lo tanto, agradezco al pueblo que me ha confiado ser el primer postu- lante de la organización. Lo que un shuar vivió es distinto a lo que hoy vive Si comparamos las vivencia de nuestros ancestros con la actualidad, veremos que es muy diferente, porque nuestros jóvenes que están estudiando con criterios externos son jóvenes que están pensando en un sueldo, entonces no están pensando sobre la importancia de su cultura. Cuando se construyó un gobierno del territorio muchos cre- yeron que iba ha haber mucha plata, entonces llegaron pensando ganarse un sueldo. 124
    • SECCIÓN 2 Capítulo 2. La interacción entre culturas y saberes 2. Pero nosotros nos proponemos tener un gobierno bien fortalecido y parte de ello es pensar en que si no nos empoderamos de todos los bienes que recibimos de la parte externa, nunca vamos a encontrar alternativas de desarrollo de la vida. Quiero señalar que en todo el proceso hubo cierta separación con la Fundación Natura cuando se terminó el Proyecto, suspendimos muchas actividades, pero en realidad nosotros continuamos adelante con nuestro trabajo, no había plata y eso no importó para nosotros. Nuevamente fue un reencuentro con la Natura cuando vino un nuevo proyecto para continuar apoyando los temas antes previstos, sí entendemos que los proyectos no vienen de la noche a la mañana, y tampoco duran para siempre; entonces se tuvo que esperar un tiempo y eso nos causó duda en las familias, hubo incredibilidad dentro del gobierno, dijeron que éramos mentiro- sos, que les estábamos engañando al pueblo. Hemos realizado una fuerte labor para explicar que nuestro gobierno no depende de proyectos, pero que una solución de los problemas de las fami- lias exige de una solución sostenida del Estado, ¡un reconocimiento de nuestro territorio! ¿Qué gobierno puede gobernar sin recursos? 125
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú 128
    • SECCIÓN 2 Capítulo 3. Puntos de encuentro entre dos visiones 2. Puntos de encuentro entre dos visiones Una nueva pregunta surgía de los testimonios: ¿Cuáles fueron los puntos de encuentro entre las visiones indígenas y la de los conservacionistas sobre con- servación y desarrollo? Vemos en los testimonios de los shuar, awajún y wampís que la conservación es parte de su cultura, de sus intereses, y es una práctica tradicional y muy actual. Como segundo punto, está la planificación para la con- servación de los recursos, que se viene haciendo desde siempre, y que sin duda debe partir de una reflexión y de una visión local, y no ser impuesta por terceros. Por ultimo, se vislumbran nuevos puntos de encuentro para aportar a la conser- vación y al desarrollo local. LA CONSERVACIÓN ES PARTE DE hay que hacer. Mencionan que las en- NUESTRA CULTURA señanzas de CI son casi iguales a las de los ancestros, pero que ahora hay En el Perú se evidencia que la idea de menos recursos y los comuneros están conservar los recursos es algo propio entrando en conciencia y hay algunos de la cultura awajún-wampís, como lo que están haciendo sus reglamentos (Al- manifiestan en sus testimonios Arquíme- fonso Hinojosa e Isidro Agkuash). des Kungkumas, Ladico Agkuash, Ceci- lio Yampis y Cruz Kantuash. Lo que ocu- En el Ecuador, los shuar coinciden con rrió durante el Proyecto es que a través los awajún y wampís, en que la conser- de las reuniones y talleres se reflexionó vación es parte de su cultura y que era sobre el estado actual de los recursos y tradicionalmente normada. Sin embar- del conocimiento de los antiguos go, actualmente aún no se ha dado el awajún-wampís para manejar los recur- paso siguiente para aplicar la norma, sos. Manifiestan que las reflexiones du- pues hay miedo a perder el acceso a rante el Proyecto no eran cosas diferen- los recursos. Didier Sánchez menciona tes a los que los antiguos decían que que las normas de aprovechamiento de 129
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú los recursos tienen que venir de los mis- los actores generadas por la metodo- mos shuar y no de otros actores ajenos logía que se usó. Ambos procesos ge- a la cultura y dinámicas locales. A los neraron reflexiones en torno a la vida shuar, awajún y wampís no les gusta que cotidiana de la gente y de cómo ha sido personas ajenas vengan a decirles cómo el cambio del uso del territorio y los manejar sus recursos, las normas de- recursos en el tiempo. ben salir de ellos, de sus reflexiones. Los autores piensan que la creación del Cecilio Yampis plantea que uno de los parque nacional puede significar una motivos de los cambios culturales es la protección del territorio awajún-wampís educación formal –las escuelas– pues ante la minería15. ahora la gente vive cerca de ellas; anti- guamente se desplazaban de acuerdo De otro lado, los procesos de categori- a las estaciones del año y de acuerdo a zación en la ZRSC han despertado la la oferta de los recursos. Hoy en día ya inseguridad de los pobladores, sobre- no se puede hacer. todo de las mujeres y ancianos, del robo del territorio y recursos, pues ahora es El impacto de las conocido que el territorio no es del pue- planificaciones para conservar blo awajún-wampís sino del Estado pe- los recursos ruano. Pero para ellos los dueños son los indígenas por ser posicionarios an- Si bien aún no es evidente el impacto cestrales (César Mashingash, Julio Hi- de la creación y gestión del parque na- nojosa y Ramón Yampintsa). cional en la vida cotidiana de la gente, porque no se ha creado, sí vemos un Como lo presenta Bosco Santiak, la zo- impacto a nivel de las reflexiones de nificación y el ordenamiento promue- 15 Con la creación del parque nacional con un área menor a la concertada quedán sin protección legal 62,000 hectáreas, las cuales son territorio ancestral awajún y no han sido tituladas. Ahora es un área altamente vulnerable a la explotación de recursos, principalmente mineros. 130
    • SECCIÓN 2 Capítulo 3. Puntos de encuentro entre dos visiones 2. ven la conservación de los recursos na- (Jonathan Juwau). Este fue un interés turales, pero no toda la gente de la prioritario de las comunidades. Cordillera lo entiende así. Se piensa que normar el uso de los recursos es prohi- Andrés plantea la necesidad de fortale- bir su acceso a ellos. La idea principal cer las relaciones de confianza entre los es que cuando se da un buen uso, pen- awajún-wampís y el Estado, así como sando en las generaciones futuras, el su voluntad y capacidad para trabajar recurso alcanza. Sin embargo, esto solo concertadamente en la construcción de se puede alcanzar a través de un traba- una visión común y compartida para el jo colectivo. desarrollo sostenible. Agrega que la planificación de un área protegida como El proceso de planes de manejo con isla no aporta al proceso de desarrollo mecanismos utilizados desde la pers- sostenible local y regional, ni tampoco pectiva occidental, es considerado aje- garantiza los objetivos de conservación. no a la cultura shuar. El planteamiento Por ese motivo se consideró desde un en las reuniones y asambleas fue cómo comienzo que la sostenibilidad del par- los técnicos shuar de conservación pue- que sólo es viable en la medida que den apoyar a las familias a que estas sea una prioridad de los awajún y wam- desarrollen un sistema propio de plani- pís. ficación del manejo de los recursos. En el Ecuador, es evidente que el Pro- Nuevos puntos de encuentro yecto se insertó en la necesidad de los para el desarrollo local shuar de gobernar su territorio, que es asumir la propia responsabilidad den- En el caso del Perú, lo más evidente y tro del mismo y administrarlo por la con beneficios directos, fue que el Pro- propia gente (Ángel Nantip). De la mis- yecto ha venido apoyando el proceso ma manera, Bosco Santiak plantea que de titulación y ampliación de las comu- no se acogieron a la propuesta del Mi- nidades nativas del alto Cenepa y alto nisterio del Medio Ambiente de ser par- Comaina, vecinas al parque nacional te del sistema nacional de áreas prote- 131
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú gidas, porque los shuar sienten que pier- Estado: las del Ministerio de Energía y den autonomía. Manifiesta muy clara- Minas y las del INRENA, pues sobre una mente que los proyectos de conserva- misma área se priorizan usos diferentes ción deben ir con proyectos de desarro- que no son compatibles, como son la llo sostenible, pues no se puede hablar minería y la conservación de la diversi- de conservación sin pensar en proyec- dad biológica en las cabeceras de los tos de supervivencia familiar. ríos. Así mismo, este desencuentro se da con respecto a las prioridades loca- Cuando los encuentros se les, ya que para los awajún es más im- tornan en desencuentros portante la conservación de los recur- sos que el desarrollo minero en su terri- En el Perú, el proceso del Proyecto re- torio ancestral. En muchos testimonios quirió de un arduo trabajo de 30 me- se evidenció la necesidad de juntar los ses para encontrar puntos de encuentro esfuerzos de las comunidades y las ins- entre el Estado, CI, los awajún y los tituciones por una meta común: la con- wampís, lográndose así una propuesta servación de la Cordillera del Cóndor. de parque y un plan maestro acorda- dos entre tres visiones. Sin embargo, en "Otra compañía en la cabecera del Co- este momento en que la propuesta del maina está tratando de trabajar la mi- parque ha cambiado, sin mediar nin- nería, contra ellos sí podemos defender- gún proceso de negociación, los pun- nos. CI e INRENA, ellos son los que de- tos de encuentro se tornan en desen- fienden el bosque. Nosotros también cuentro entre las visiones e intereses. Esto hablamos el mismo lenguaje, por eso exacerba las visiones individuales de podríamos unir las fuerzas en pro de la cada grupo y, por lo tanto, anula la defensa del territorio, ellos son los alia- construcción colectiva basada en el pro- dos con quienes podemos tener buena ceso de poner y ceder. relación. Por eso deberíamos unificarnos, CI, INRENA y los indígenas y preparar En ese sentido, también hay un eviden- un documento para que la compañía se te desencuentro entre las políticas del retire de una vez del parque. Pero si hay 132
    • SECCIÓN 2 Capítulo 3. Puntos de encuentro entre dos visiones 2. engaño o mentira, CI no nos defenderá y diré que la CI no dice la verdad y for- ma parte de la compañía, pues ahí diré por qué actúa de esta manera y nos vol- veríamos contrariados o empezar a ha- blar mal de CI. Si no es así, continuare- mos defendiendo juntos" Moisés Taish Pero no solo el desencuentro se da en- sas mineras y petroleras en los ríos alto tre las políticas del Estado, sino tam- Comaina y Santiago, respectivamente. bién entre las políticas de las mismas organizaciones. Mientras que la ODE- Cabe resaltar que existen shuar, awajún COFROC y la ODECINAC en un mo- y wampís que se han opuesto al proceso. mento rechazaron la categorización del Es una actitud muy antigua de resistencia, parque nacional, la ODECOAC y la FE- legítima, que busca protegerse desde COHRSA la aceptaban como una ma- la diferencia, poniendo una dura frontera nera de cerrar las puertas a las empre- entre mi familia y los extraños. 133
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú LA CONSERVACIÓN ES PARTE DE NUESTRA CULTURA Ramón Tunki Asociación Limón, Centro Mayapis, Ecuador Mayo de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera La conservación y la salud Vivo en Mayaipis 30 años, tengo 11 hijos y una sola mujer, 15 nietos, viven 8 conmigo, son jóvenes y de escuela. En Mayaipis hay bosque todavía, lo aprovechamos en cacería, recolección, decimos que hay que mantener el bosque porque es la salud de una comunidad. Me eligieron como legislativo hace cuatro años; el pueblo me eligió y yo sigo trabajando. En la tercera asamblea de 2006 se eliminó el or- ganismo legislativo y luego me nombraron ejecutivo de Salud. Hemos conservado y con ello nuestra salud Lo que debe mejorar es en la Salud y en la planificación hay que to- mar en cuenta la salud, un pueblo sin salud sufre muchas enfermeda- des y gasta mucho dinero, para eso se talan los árboles, para tener dinero para salud y educación. Necesitamos apoyos en esto, tener un poco de ingresos, es lo que necesitamos. Porque en mi asociación sucede que el presidente ha dado remesa a 4 ó 5 centros y a los demás dijo que serán beneficiados en la segunda remesa y a otros será en la tercera; pero no sé si esto ocurrirá. El gobierno shuar ha dicho que hay que conservar los bos- ques porque ahí está la salud y el aire que nos purifica, lo estamos aprovechando. Hay que mantener el bosque porque esa es la salud del mundo, no hay que acabar los bosques, porque talar todo nos enfermará, los 134
    • SECCIÓN 2 Capítulo 3. Puntos de encuentro entre dos visiones 2. futuros hijos solo así podrán beneficiarse. Los colonos dicen que el shuar es vago porque no tala toda la montaña que tiene, pero sin darnos cuenta lo hemos conservado y hay purificación del aire y hay salud. Un territorio para nuestros nietos Yo pienso que para la futura generación se va a conservar, estamos delimitando los territorios que son nuestros, no quitando a nadie. El Artículo 83º y 84º de la Constitución de la República dice que el territorio indígena debe ser inalienable, indivisible, inembargable y eso debemos mantener porque lo dice la Constitución. Ojalá todas las comunidades lo entiendan. Para mí es importante porque es beneficioso para la asociación y las comunidades que abarca la Asociación Limón, porque no hemos tenido ningún apoyo aún; pero lo estamos logrando por haber constituido el gobierno territorial shuar. Un proyecto de bosque secundario va a servir para futuras generaciones que pueden aprovechar, ya que ellos ya no han sido beneficiadas del bos- que primario. Moisés Taish Shijap Comunidad Nativa Najem Entsa, alto Comaina, Perú 28 de junio de 2006 Entrevista de: Ramón Yampintsa Yampis Traducción de: Diógenes Ampam Wejin Nuestros ancestros también tuvieron el plan de conservar los recursos La CI, no informó algo malo. Mayormente nos enseñó para que no acabemos los recursos del bosque. No hay algo malo que nos haya dicho. Sobre árboles y recursos del bosque, nos dijo que se debe utilizar en forma responsable y con mucho cuidado los recursos naturales. Tam- bién dijo que los blancos o mestizos están planteando que se conser- 135
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú ve el bosque en forma natural sin exterminar los animales y los frutos silvestres aunque nos alimentemos de ello. Nuestros ancestros también, antes que Conservación diga cómo conservar los recursos, tuvieron el plan de conservar los recursos y consumirlos en forma racional, como: ungurahui, lugares de caza, igualito nos ha informado. Por eso le hemos escuchado, es decir coincide con la teoría de conservación de los ancestros. A partir de estas charlas ya están sembrando. Antiguamente, si sembraban. Ahora también lo hacen, algunos se alimentan de sus purmas, como las especies de ungurahui, pijuayo, chupe, kugchai y chimi y así los antiguos se alimenta- ban de sus chacras. Dijo lo mismo CI y el INRENA por eso le dijimos que es buena idea. Como dicen los expertos, así tuve la experiencia que es verdad que podemos vivir cuidando; si no se alejan los animales y se terminan todo, como yo mismo estoy viendo cómo se esta terminando. Estoy llevando la misma idea. Y a partir de ahora también digo, no pienso tener contradicciones con CI o distanciarme, sino juntarnos para defender los recursos naturales del bosque. Gabriel Chumpik Asociación Arutam, Centro Upunkius, Ecuador Diciembre de 2006 Entrevista de: Raúl Petsain La conservación y la autogestión La vida en su comunidad En esta comunidad he vivido mucho tiempo ayudando en todo senti- do. Cuando iniciamos con la creación nos denominábamos presiden- tes de la comunidad. Me mantuve siempre ayudando y he venido apoyando en el aspecto educativo y ahora me han nombrado síndico y cumplo con mis obligaciones. Estoy un año de funciones y he podido hacer mi labor según mi capacidad. 136
    • SECCIÓN 2 Capítulo 3. Puntos de encuentro entre dos visiones 2. Esta casa comunal es producto de mi gestión, además he conseguido este equipo de amplifica- ción. También dentro de poco tiempo tendremos la instalación de la base de la radio comunica- ción, solo falta una antena, el alcalde me enviará estos días. Con los moradores de esta comuni- dad tratamos de efectuar todos los trabajos, no somos muchos. Tenemos varios propietarios de fincas pero no viven aquí, solo tengo doce socios activos y todos sobrepasan de treinta. La intervención del CGPSHA en la comunidad Hemos escuchado hablar del CGPSHA desde la distancia. Hace unos días nos sorprendieron con su llegada, y al ser comunicados sobre el desconocimiento de su llegada, habían retornado el mismo día. Ellos no han retornado aquí a socializar, por lo tanto se desconoce el tema del CGPS- HA. En una reunión definimos invitar a los dirigentes para que nos informen sus actividades, esto esta pendiente, oportunamente invitaremos a ellos. La conservación del bosque y la ecología Sobre este tema hemos discutido desde hace mucho tiempo atrás hasta ahora, tenemos el bos- que entero en esta comunidad de Upunkius. Hemos dicho a los socios que cuando hagan su trabajo no tumben todos los árboles sino lo menos posible, que conserven árboles maderables. Estamos de acuerdo de no talar el bosque, no por vaguearía sino porque debemos utilizar solo lo necesario. Si hacemos pastizales lo hacemos de acuerdo al número de ganados que tenemos, esta es una resolución de la comunidad. Todo esto ayudará conservar animales de cacería, por que hay muy poco. La conservación de la cultura en esta comunidad En esta comunidad de Upunkius, conservamos efectivamente nuestra cultura en todos los aspec- tos, como la cacería, la huerta, la chicha. No consumimos la comida de los mestizos. Con menos frecuencia acostumbramos a comprar algún enlatado cuando conseguimos dinero. Mantenemos nuestra cultura intacta con todas las costumbres. La intervención de las compañías mineras en el lugar Las compañías mineras estuvieron aquí desde hace mucho tiempo atrás para iniciar los estudios. En ese entonces fui presidente de la comunidad y yo les negué la entrada conjuntamente con mis socios, indicándoles que no deben entrar sin nuestra autorización. Por segunda vez ingresaron 137
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú por este lugar, igualmente les negamos la entrada advirtiendo que no intentaran más, pero hoy se han asentado en la parroquia San Carlos. Están convocados las autoridades de las bases y organizaciones y todos los moradores como el presidente de la Asociación Arutam, de Bomboiza, dirigentes de las parroquias San Miguel, Pa- nanza, etc. Con el fin de rechazar la empresa minera que a futuro generará consecuencias negativas para nuestras generaciones, por lo tanto hemos dicho fuera a la compañía. El rechazo rotundo a las mineras Nosotros rechazamos rotundamente y nos pronunciamos no a la empresa minera, aunque ini- cien los trabajos consiguientes, hemos dicho que vamos a defendernos hasta donde avancen nuestras posibilidades, aunque sea moriremos para defender nuestros derechos. Esta es nuestra posición. Arquímedes Kungkumas Kumchikui Comunidad Nativa Tunim, alto Cenepa, Perú 25 de septiembre de 2006 Entrevista de: Ramón Yampintsa Yampis Traducción de: Diógenes Ampam Wejin Antes que CI me capacite Quiero compartir mi experiencia personal antes que CI me capacite. De 7 años de edad sembré leche caspi, shimpi y ungurahui, tampoco no supe si iba a comer o no, pero por mi deseo y ánimo lo sembré y ahora mis hijos se alimentan de eso. Pues nunca pensé qué me iba alimentar cuando forme mi hogar, pero gracias a eso ahora mis hijos/ as se alimentan de eso. Me casé cuando mis aguajes ya estaban gran- des y me alimenté de eso. 138
    • SECCIÓN 2 Capítulo 3. Puntos de encuentro entre dos visiones 2. Ladico Agkuash Chamik Comunidad Nativa Najem Entsa, alto Comaina, Perú 25 de septiembre de 2006 Traducción de: Diógenes Ampam Wejin Reflexiones sobre la conservación En otra oportunidad, CI envió un material grabado sobre la Ichigkat Muja-Cordillera del Cóndor, donde detallaba la importancia de cuida- do del bosque, entonces, el profesor opinó, ah, ah, eso es lo que hace la CI. Pues dijo que ellos también defienden el territorio, igual que nosotros, entonces dijeron que se haga trabajo de grabación y dejen archivo a cada comunidad como material demostrativo a los jóvenes. También dijeron que todos los domingos, después de izamiento de la bandera pasen como una película estos materiales de conservación. Así mismo, que este material sea difundido en otros países para que se enteren otras personas del mundo. Pues estos dos materiales (pe- lícula y libro de la capitalización) deben ser terminados y publicados. Cuando vieron el trabajo fílmico, los comuneros se quedaron contentos Antes, los ancestros no terminaban los recursos como es el caso de Ungurahui y otras especies de palmeras, pero ahora lo acabamos todo. Si hay cantidad de ungurahui, produce grandes vientos y cuan- do se juntan sus hojas producen un sonido saaaaaaaaaaaaaaa. La enseñanza que hace CI, coge los conocimientos ancestrales y así nos enseña. En mi solar sembré palmera tugtuam; un niño visitante no distinguía sus características, pero mi hijo sí tenía conocimiento y decía que es planta reforestada, pero el niño visitante como no conocía, sacó todo para comérselo. 139
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Sobre las maderas de construcción de casa, están escaseando, pero yo sembré suficientes shun- gos y ahora están grandes, ya me han pasando de tamaño y otra vez he vuelto a sembrar. Entonces, personas que no siembran siguen correteando al bosque y sufren mucho. Ahora he- mos dicho que hay que defender todo, empezando con collpas de los animales y aves. Si dejamos de cazar, los animales solito llegan cerca de la casa, también llegan en las purmas. Si no sembramos nada en las chacras, solo yuca, ¿cómo van a llegar los animales? Por eso tenemos que sembrar variedades de planta para que los animales puedan llegar para alimentar- se de los frutos. De Nieva traje umari, también hecha fruto y se alimentan los animales. Cuando ve estas semillas que nunca ha visto, el niño pregunta, ¿para qué sirve? y también se pone a sembrar. Luego, el niño cuando vaya a su escuela contará lo que hizo. Cecilio Yampis Wachapea Director de escuela primaria Teesh Comunidad Nativa Teesh, alto Comaina, Perú 11 de julio de 2006 Entrevista de: Ramón Yampintsa Yampis Traducción de: Diógenes Ampam Wejin Siempre he tenido ideas de conservación de los recursos Nos enseñaron desde la vida ancestral de los abuelos (pasado) y que existían los recursos naturales, como por ejemplo el ungurahui, que existían por cantidad, roedores, aves y árboles silvestres. Cuando yo era niño veía la cantidad de loro que había y era una emoción verlos. Igualmente con los peces, lagartos, pato silvestre, paujil y sajinos que se cazaban en los cruces de los caminos de mitayo. Todos estos ani- males se están perdiendo. Entonces CI nos enseñó o nos despertó la idea de cómo podríamos recuperar estos recursos que estamos exter- minando. Pues eso nos enseñaron y la idea es trabajar juntamente con los expertos ambientalistas que traen estas ideas. 140
    • SECCIÓN 2 Capítulo 3. Puntos de encuentro entre dos visiones 2. Sí aprendí algo, porque antes que ellos digan y nos capacite, siempre he tenido y tengo ideas de conservación de los recursos, cómo se puede trabajar; y mi trabajo de investigación en la tesis esta orientado sobre la conservación de los recursos. Desde alumno he venido capacitándome ¿cómo se puede trabajar con las comunidades?; pero todo ello podría ser fácil contando con algún fondo económico donde se puede organizar con el personal y dije que están diciendo de verdad que quieren realizar los trabajos. Siendo niño tuve la oportunidad de ver la abundancia de peces, lagarto, aves como es el caso de tucán, paucar, loro y tuwish. Todos estos animales y aves que abundaban antes se están extermi- nando. Sobre el ungurahui, existían en cantidad y los padres sacaban las chontas de los patios de la casa, bien cerca de la casa con su respectivo suri, pero hoy en día ya no existe. Pues se habló de cómo se puede recuperar los recursos que estamos acabando y yo si digo que es de verdad y podemos hacerlo. Eso aprendí, a partir de mis propios conocimientos. Antiguamente, nuestros ancestros lo que hoy se dice conservación lo hicieron siguiendo los con- sejos de sus padres. Pues parece nuevo porque las actividades que hacían los ancestros no se conocía con el termino de conservación de los recursos. Las escuelas han cambiado mucho a los abuelos sus formas, política y visión de conservación y la conformación de las comunidades que exige que no se moviera y solo trabaje en el territorio que le corresponde, pero los ancestros de acuerdo a las estaciones del año se trasladaban a diferen- tes lugares, cosa que hoy día no se puede hacer. A pesar de ello, su enseñanza o la capacitación que hemos recibido es bueno por que nos orienta cómo podemos conservar nuestros recursos. 141
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Jorge Cuja Director del Colegio Nacional Cucuasa Comunidad Nativa Cucuasa, cuenca del río Santiago, Perú 15 de mayo de 2006 Entrevista de: Julio Hinojosa Traducción de: Diógenes Ampam Wejin y Julio Hinojosa Si todos entendiéramos, haríamos grandes reforestaciones Bueno, yo voy a decirle a usted sobre las enseñanzas recibidas, sí lo hacemos pero no todas las personas tienen las mismas ideas para poner en práctica este tema y malogramos los trabajos a pesar que hemos recibido las enseñanzas, no estamos viviendo tratando de po- ner en práctica las enseñanzas. Donde vivo yo, ahora todos ambicionamos con la plata, por esta ne- cesidad hay personas que se dedican fuerte a la extracción de made- ra de especie cedro, pero lo hacen sin ningún plan de manejo. Las comunidades del bajo Santiago ya están acabando la madera, saben muy bien que algún día no va a haber nada. Se nota que cada vez más estamos pobres de recursos, nosotros quienes tenemos algo. Nosotros como profesionales y como nueva generación, pensamos que van a dejar buenos trabajos y afirmamos que están diciendo la verdad, es por eso que, desde ahí los que creemos en el mensaje, nos dedicamos a la construcción de piscigranjas, crianzas para animales para nuestro consumo. Lo que yo no quiero y muchos también no quieren que suceda la categorización de la Cordillera. Son lugares en donde nuestros ances- tros vivían, cazaban, recolectaban, por tanto todos hablan que el terri- torio es del pueblo indígena y es como una despensa de toda la cuen- ca del río Santiago. No queremos que suceda como con los indígenas 142
    • SECCIÓN 2 Capítulo 3. Puntos de encuentro entre dos visiones 2. ecuatorianos actualmente. Ellos no tienen territorio, viven en pequeñas parcelas donde no cuen- tan con sus recursos. Si todos entendiéramos sobre las cosas buenas conforme quieren los ambientalistas, haríamos grandes reforestaciones. Si cortamos un árbol, replantar otro plantón. Esto es ya algo reforestado y así sucesivamente con otras especies como palmeras, etc. Ya se están acabando los animales, maderas, peces y otros. Nuestra generación va a tener que sufrir bastante por culpa de sus viejos. De no dejar reservados los recursos para ellos y lamentaran con bastante dolor. Marcial Daichap Secretario de la Comunidad Nativa Ajuntai Entsa, alto Cenepa, Perú 17 junio de 2006 Entrevista de: Ramón Yampintsá Yampis Traducción de: Diógenes Ampam Wejin Yo también me estoy comprometiendo para cuidar los recursos Yo también me estoy comprometiendo para cuidar los recursos. No tenemos la idea de ingresar a otras comunidades vecinas y sacarle los recursos. Respecto a los animales y palmeras, se dice que hay que comer con cuidado o medido. No hay que tumbar ni maltratar los árboles en vano, solo lo que vamos a trabajar. Si necesitamos madera y no tenemos hay que prestarnos de otra comunidad, pero previo acuerdo. Este es el acuerdo de nosotros, esa es nuestra palabra. Llegan de otras comunidades y nos fastidian con nuestros recursos. Pues así estamos acordando para vivir tranquilos. Este terreno es pe- queño. Numpatkaim es gran territorio. Otras comunidades son de grandes extensiones, pero la nuestra tiene un terreno chiquito, nues- tra ampliación es por el cerro y la parte plana no es mucha. Hay terre- 143
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú nos donde se puede cultivar yuca, plátano y choclo porque nosotros los awajún no hacemos nuestras chacras por hectáreas. No hay madera como cedro, mohena que se puede vender por toneladas. Vamos a sufrir en eso, pero tenemos suficiente para vivir bien alimentado. Por eso vamos a pedir a las organizaciones el apoyo sobre nuestras necesidades, que nos arreglen el camino en forma coordinada con todas las comunidades que existen en alto Cenepa. Todas estas necesidades que se puede plantear, recién me he dado cuenta. Por mi parte he dicho que hay que proteger los recursos, esa es mi idea. Escuche de CI, decir que los árboles, animales y otros recursos, hay que cuidar y alimentarse en forma racional. No hay que terminar todo, sino tratar de imitar cómo antes los ancestros los cuidaban, así hay que alimentarse, así había dicho. Eso es una parte que yo aprendí. Didier Sánchez, ecólogo Especialista en monitoreo y manejo de áreas protegidas de la Fundación Natura, Ecuador Diciembre de 2006 La conservación en la Cordillera del Cóndor Una de mis funciones como biólogo del Proyecto Paz y Conservación fue ayudar a la población shuar de la Cordillera del Cóndor en la reflexión sobre el manejo de los recursos naturales. El trabajo se inició con un diagnóstico de qué recursos (plantas, animales) son los más importante y su estado de conservación. Cuál fue mi sorpresa, cuando al iniciar estas entrevistas me percaté de que la gran mayoría de shuar se daban cuenta de qué es lo que está ocurriendo con su bosque y los recursos de este. Al parecer, el proceso de destrucción del bosque en algunas partes de la Cordillera originó que mucha gente empiece a meditar sobre los estragos que esto ocasiona en su dieta o cultura. Esto principalmente ocurría con la gente de la zona más externa o expuesta a las carreteras o a pobla- 144
    • SECCIÓN 2 Capítulo 3. Puntos de encuentro entre dos visiones 2. ciones colonas. Esta gente se daba cuenta de que muchos animales, aves y hasta peces habían desaparecido de sus centros, paralelamente a la extracción de madera y a la instauración de la ganadería y agricultura de monocultivos. En cambio en la gente de las zonas más altas y conservadas por estar aisladas, la percepción era mixta: unos se daban cuenta de lo importante que era manejar su bosque para que no les pase lo que a sus parientes o conocidos les pasaba en la zonas más deterioradas, mientras que otros se daban cuenta de aquello pero no creían que a ellos les podía pasar, pues ellos todavía tenían bosque y animales de que alimentarse y vivir. Mi trabajo se hizo más fácil pues la gente de la Cordillera tenía plena conciencia de que la única forma de que sus recursos perduren para las próximas generaciones era el manejo de estos recur- sos. Esto fue el primer paso y gracias a esta abertura se consiguieron algunos productos como son el reglamento forestal o la zonificación. También se aceptó la elaboración de planes de manejo para cada centro que constituye el PSHA. Sin embargo, tengo algo que decir acerca de los planes de manejo. Al momento, existen algunos centros con planes de manejo pero al parecer todavía no son plenamente respetados. Esto se debe principalmente a que estos planes fueron elaborados por técnicos de otro proyecto, que entró a trabajar en la Cordillera y que para evitar problemas, los shuar dejaron que ellos hagan estos planes, normando principalmente las especies que son cazadas para alimentación. Según conversaciones que he tenido, tanto con los shuar como con técnicos de Natura, la norma de aprovechamiento de recursos tiene que venir de los mismos shuar y no de otros actores ajenos a su dinámica y cultura. Es por esto que los shuar no quieren poner en práctica estos planes. Es importante que todo proceso sea transparente y no dependiente de tiempos límites. Los shuar tienen su propia cultura y como me di cuenta, no desconocen los problemas ambientales, los asimilan pero lo hacen bajo su propia percepción, no les gusta que les digan qué hacer con sus recursos, su bosque o su territorio. Si queremos conservar los recursos de la Cordillera, la mejor estrategia es trabajar con los shuar sin presiones ni paradigmas sacados de los libros, los shuar son sabios en su entorno y cualquier intromisión catedrática no será tomada de buena manera y solo frenará el proceso. 145
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Alfonso Flores Comunidad Nativa San Martín, alto Santiago, Perú 13 de mayo 2006 Entrevista de: Julio Hinojosa Traducción de: Diógenes Ampam Wejin y Julio Hinojosa Si no tomamos la decisión de conservar, quienes sufrirán serán nuestros hijos Los que participaron en estos cursos y los promotores han recibido una nueva buena información y también empezaron a orientar a los comuneros/as sobre el cuidado de los animales y del bosque. Haciendo una comparación, las enseñanzas de CI con las de nuestros ancestros son casi igual. Si continuamos así terminaremos todos los animales y no quedará nada para nuestros hijos en el futuro. Hace- mos una comparación que en el pasado había abundancia de anima- les, árboles, peces, etc., pero hoy en día no existe tanto. Si no toma- mos una decisión de conservar quienes tendrán mayor necesidad se- rán nuestros hijos y las generaciones futuras solo verían algunos dibu- jos de la fauna. Por ejemplo, nuestros padres nos cuentan que había cantidad de aves llamadas pii, pero nosotros no hemos tenido la opor- tunidad de conocerlo, solo en cuento. Ahora la población ha aumen- tado, entonces viene la necesidad de alimentarse de los recursos del bosque y lo exterminamos. Viendo eso, los blancos o mestizos, nos están dando la idea para que conservemos el bosque. Como promotores, después de recibir capacitación sobre la importan- cia de conservación de los recursos, salimos a dialogar con las comu- nidades para informar que debemos cuidar antes de terminar total- mente los recursos naturales que tenemos. Como producto de esta capacitación con las comunidades, los comuneros ya están tomando conciencia. No están cazando como antes, solo matan lo necesario para el consumo familiar y los que quieren vender algo de carne de monte lo hacen pero no en cantidad, solo lo que va a vender. El Pro- 146
    • SECCIÓN 2 Capítulo 3. Puntos de encuentro entre dos visiones 2. yecto PIMA también es como que fuera hermano del CI entonces se juntaron los dos para capa- citarnos y ahora la gente ya no se dedica tanto a rebuscar el bosque. Acá donde vivo las enseñanzas de CI fueron bien vistas, es decir excelentes. Isidro Ankuash Yankuag Comunidad Nativa Teesh, alto Comaina, Perú 11 de julio de 2006 Entrevista de: Ramón Yampintsa Yampis Traducción de: Diógenes Ampam Wejin Hay mucha coincidencia entre las ideas de CI y las de nuestros abuelos Conservación nos enseñó cómo podemos cuidar y vivir mejor alimen- tado sin terminar los recursos como por ejemplo los animales, peces, las palmeras del bosque en forma calendarizada. A partir de las capa- citaciones y haciendo comparación con la forma de vida de nuestros abuelos, hay mucha coincidencia entre las ideas o teorías que dice CI y las de nuestros abuelos. A nosotros nos enseñó cómo podemos alimentarnos de animales, peces y frutas silvestres pero en forma racional, ser muy cuidadosos para no terminar lo poco que nos queda. Pues consideramos que nos proporcionó muy buena idea y en calidad del jefe de la comunidad, hemos acordado (política o reglamento de la comunidad) cuidarlo. Como efecto de ello, ahora tenemos palmeras, peces y animales, no hemos terminado todo. Eso es lo que nos enseñó CI, el cómo pode- mos alimentarnos sin terminar nuestros recursos. Sobre el parque nacional, al respecto también nos dijo que cuidemos. Hemos acordado en forma concertada para que no sea malograda el área. Habíamos dicho que el territorio del parque sea donde termina nuestra ampliación hacia el cerro y que cuidemos. 147
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Patricia Peñaherrera Técnica de campo de la Fundación Natura, Ecuador Diciembre de 2006 Los abismos y el encuentro Muchas personas tuvimos diferentes expectativas en la implemen- tación del Proyecto, que muy pronto fue recreándose ya que los shuar propusieron un firme proceso de gobernanza y buen manejo de sus recursos. En cada etapa surgieron abismos entre lo que uno imagina o cree que los shuar necesitan, y lo que los pueblos quie- ren realmente. Para la dirigencia shuar era vital promover una ley de circunscripcio- nes territoriales indígenas16, es decir gobiernos locales sobre territo- rios claramente indígenas, que recibieran por ley una pequeña parte del presupuesto del Estado. Desde nuestro punto de vista era urgente la declaración de hecho de la Circunscripción Territorial Shuar Arutam para que ellos empezaran a ejercer con sus propias normas, con la idea de ir creando los argu- mentos legales, políticos y culturales para plantear su legalización ante el Estado. Trabajámos intensamente para que ellos, en un corto tiem- po de dos años, consoliden un gobierno autónomo, propio, que pue- da asegurar el territorio con ley o sin ley, puesto que aprendimos que el concepto de nacionalidad sin territorio es un concepto difuso y que un pueblo sin territorio es un pueblo moribundo. En este proceso se iban escribiendo reglamentos con cierta calma, porque los tiempos que se tomaban para lograr consensos eran impo- 16 Según la Constitución de la República del Ecuador de 1998, el sistema descentralizado del Estado estaba formado por consejos provinciales, municipios, juntas parroquiales y circunscripciones territoriales indígenas. Pero, que estas últimas, debían tener una Ley especial para ser creadas. 148
    • SECCIÓN 2 Capítulo 3. Puntos de encuentro entre dos visiones 2. sibles de planificar. Las discusiones se llevaban a los centros y entre las familias surgían muchas interpretaciones de los acontecimientos. A veces nos desesperaba el ritmo, porque veíamos que el tiempo pasaba sin resultados palpables, los dirigentes shuar solamente tenían la referencia del gobierno de la Federación Shuar y los gobier- nos municipales, y durante varios meses no encontraban un camino propio para diseñar lo suyo. Nuestra tarea se centró en recoger pacientemente las opiniones y dudas que nacían desde las familias y que llegaban en la vos de los dirigentes territoriales; en realidad, ellos han sido portado- res de visiones que interpretan a sus antepasados como jefes familiares, y eso fue una guía fundamental para imaginarse un nuevo gobierno shuar. ¿Qué aprendí? Para poder concebir el gran salto, teníamos que recurrir a su pasado y a los valores culturales que existen silenciosamente y de manera autentica en la vida familiar. EL IMPACTO DE LAS PLANIFICACIONES PARA CONSERVAR LOS RECURSOS Cruz Kantuash Chup Comunidad Nativa Shapijin, Cenepa, Perú 28 de abril de 2006 Entrevista de: Virgilio Bermeo Traducción de: Diógenes Ampam Wejin Así como aconsejaba mi padre, igualito le escucho a Conservación internacional Yo estuve con Conservación Internacional cuando vino aquí para ca- pacitarnos. Yo he aprendido de mis viejos pasados de donde que hay animales ahí no se toca nada, ni se saca chonta, ni se tocaba tanto a los animales, se caza de vez en cuando. Eso es lo que nos disciplinaba 149
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú nuestros antepasados. Igualito la misma secuencia tiene la Conservación Internacional. Por eso así como aconsejaba mi padre, igualito lo escucho a Conservación, por eso a mi me enorgullece sus palabras porque es semejante a mi padre que me aconsejaba. Por eso él no va a venir aquí a matar, a comer, sino es para nosotros, para el bien de nosotros nos esta aconsejando. En vez de que nosotros lo hagamos, CI, que es de otro sitio, nos viene haciendo reflexionar para que nosotros tengamos todo. Así de esta manera podemos tener animales, así también de igual modo en las quebradas. Todo esto a nosotros nos ha capacitado para cuidar nuestros recursos. Por eso es que a mi me ha gustado bastante su trabajo de ellos. Lo que antes andaba cargando mi escopeta, ¡uy!, eso ya quedó, ya dejé de cargar, mi escopeta, ya esta arruinada, ya me olvidé de eso ya. Mi tarrafa, ni siquiera la hago quebrada, no tengo anzuelos ni flechas. Si la población fuera así como yo, que pienso, los animales volverían nuevamente. Pero, sin embargo, ahora, a la altura del cerro de donde estoy, ya no ando por ahí, ya me he olvidado, ahora yo siempre estoy aquí en mi casa, trabajando. Pero, sin embargo, lo que me para fastidiando es la comunidad de Mamayaque, ellos son los que se meten a tumbar palmeras para sacar sus chontas, ellos son los que se meten a rebuscar las quebradas, pero ahora quiero coordinar bien, para que no se vuelva hacer lo que se esta hacien- do. Por eso a Cl, yo no lo puedo criticar de lo negativo. Para mí es bien, bien concreto así como me hablaban mis viejos, mi padre, igualito le estoy escuchando. Yo le agradezco y le digo gracias, por parte de él he aprendido muchas cosas. Eso es lo único que puedo decir ahora. 150
    • SECCIÓN 2 Capítulo 3. Puntos de encuentro entre dos visiones 2. Efrén Chiriap Asociación Mayaik, Ecuador 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera Conozco esto desde antes de la dirigencia; en tiempo de Luís Nawech empezamos a socializar y en las familias de la Asociación Mayaik, cuan- do empezamos a zonificar, hacer mapeos y ordenamiento territorial, estamos desde que inició el Proyecto de la Fundación Natura, fue por el inicio del CGPSHA. Entonces desde ahí estamos caminando, hasta actualmente y con el proceso que hemos venido trabajando, hasta ahora que nos hemos constituido como gobierno territorial. Esta decisión sinceramente fue una lucha, también interna en la aso- ciación, muchos pensaron que era simplemente un proyecto. Bueno nace así en ese sentido, luego se va trabajando poco a poco para lograr una constitución o la vida política que actualmente es nuestra y hemos tenido. Especialmente la población de la Asociación Mayaik está tan conciente y lo saben actualmente; hemos aceptado como está constituido, como gobierno territorial shuar y yo creo que, estoy seguro, que los habitantes están agradecidos por estas iniciativas que han apoyado nuestros aliados. Los centros de Mayaik no tenían una vida jurídica y ahora, casi la mayoría de las comunidades tienen una vida jurídica, se han benfia- ciado con el desarrollo de proyectos que hemos trabajado. Un ejem- plo tan verídico que podemos poner es el caso Yumisin, el proyecto de apoyo del CGPSHA y la asociación a las familias, es el de los paneles solares o unifamiliares que hemos puesto luz; y unos y otros benefi- cios también, aportes como ordenar el territorio, conservar los recur- sos. La gente se ha capacitado y ya sabe ahora cómo manejar sus propios recursos. Otro de los beneficios también en cuanto a la edu- cación de la gente, los profesores o maestros están también concien- tes y están motivando a los alumnos en los Centros; y también uno de los beneficios que hemos logrado es cómo nosotros mismos podemos 151
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú manejar nuestros propios recursos, en beneficio de la comunidad mismo, especialmente de las familias. Opiniones en contra Existen grupos que no pueden entender la situación misma del proceso que inició la circunscrip- ción territorial. Simplemente no han podido acudir a analizar lo que la Constitución del Ecuador dice o sobre los derechos colectivos de los indígenas. Sinceramente esto es ya sea en profesiona- les o no profesionales, eso es lo que actualmente ellos han difundido, un poco tergiversar la mente, un poco sembrar un criterio diferente en algunos sectores. Conservación y futuro Bueno, podemos hablar en términos generales, sinceramente el recurso, el tema específico por- que es un recurso importante y principal para nuestro pueblo. Especialmente nosotros actual- mente estamos ya concientes de cuál es la forma de conservar o manejar el recurso, especial- mente el bosque. Sería este hábitat principal para el pueblo shuar, sinceramente no tendríamos comparación con otros países desarrollados y nosotros no estaríamos sinceramente metiendos este tema en un campo científico. Pero un recurso importante en el pueblo shuar –especialmente en Mayaik– es la conservación; porque a futuro sinceramente nos puede servir y nos va a servir la conservación ya sea para la educación, salud y, por qué no decir, cambiar un poco la forma de vivir, en especial la economía, porque hasta cierto punto la economía es mucho más importante, la fuente principal para la vida Elsa Antuash, Asociación Mayaik, Ecuador 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera Nosotros trabajamos todo en el bosque Lo que propone el CGPSHA El CGPSHA, entiendo que están organizando, que pueden ayudar, que tienen problemas, yo así siento. Que el CGPSHA que apoya a 152
    • SECCIÓN 2 Capítulo 3. Puntos de encuentro entre dos visiones 2. este presidente, que trabaje bien con los centros que tenemos problemas con la tierra, que nos ayudaran, eso siento yo del CGPSHA, entiendo así. Tenemos bosque y aja Nosotros tenemos bastante bosque, tenemos aja, sí, bastantes productos, nosotros cultiva- mos yuca, camote, papa china y más plátanos. Tengo siete hijos. A mis hijos no puedo decir que le pueden faltar, porque uno trabaja en eso, ya no les falta a ellos, porque tienen ya suficiente, ya de ahí mismo nosotros comemos, así trabajan- do, cultivando todo lo que ya tenemos; como shuar nosotros, ya. Me gustaría mejorar el aja. Yo si estoy de acuerdo que me apoyaran, de así de huertas para cultivar más productos. El CGPSHA protegiendo el bosque Yo si estoy de acuerdo, porque uno si no conserva bosque, todo este bosque si se termina, como dicen no tenemos donde comer, trabajando es como se puede comer, de ahí mismo nosotros trabajamos todo en el bosque. De ahí, si nosotros terminamos, ¿nuestros hijos dónde van a vivir? De eso, yo siento así. Yo sí siento que puede proteger el CGPSHA, porque esta organización yo veo que va trabajando bien con los centros, que todo que tienen problemas, está apoyando. Así siento al CGPSHA. Yo como dirigente de mujer, yo sí siento que se puede luchar nuestro futuro, el de nuestros hijos. Lo que han hecho nuestros abuelos y nuestros padres, lo que han hecho nuestros dirigentes, mujeres puede apoyar de todas formas. 153
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú GENERANDO NUEVOS PUNTOS DE ENCUENTRO PARA EL DESARROLLO LOCAL Jonathan Juwau Bijush Presidente de la ODECOFROC Comunidad Nativa Tutino, Cenepa, Perú Abril de 2006 Entrevista de: Virgilio Bermeo Chuinta Traducción de: Diógenes Ampam Wejin Ambos nos hemos respetado Otro viene trabajando en forma coordinada con nuestra organización y nos a ayudado las necesidades prioridades y urgentes que tuvo la organización, como es el caso de titulación y ampliación de las comu- nidades nativas y estamos avanzando. Ojalá que ya no exista más problemas [se refiere que muchas veces PETT se demoró en mandar a sus técnicos en el campo a las propias comunidades] para terminar la titulación. Estábamos solicitando apo- yo para efectos de este trabajo y CI nos ha ayudado y hemos avanza- do. A partir del trabajo de ustedes se han acordado que ya no exista más espacios a parte de la categorización de área, entonces áreas libres que se quedaban, entre las comunidades se han acordado soli- citar sus ampliaciones. Es decir, ellos [CI] también nos han respetado y nosotros también lo hemos respetado y no han querido ir encima de nosotros afirmando ser más que nosotros. Mejor dicho, nos hemos puesto de acuerdo para realizar juntos los trabajos, si no hacemos es imposible avanzar el trabajo. Si en otra oportunidad existiera este tipo de posibilidad de capacita- ción, también se incorpore a las escuelas primarias y hasta la secun- daria, pero dando mayor énfasis de capacitación a los lideres porque ellos llevarán el mensaje para difundir en sus pueblos. 154
    • SECCIÓN 2 Capítulo 3. Puntos de encuentro entre dos visiones 2. Bosco Santiak Comunidad de Numpatkaim, Asociación Sinip, Ecuador Mayo de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera ¿De qué vamos a vivir si la zonificación nos limita? Las seis asociaciones tomamos una decisión estratégica Fue de acuerdo a las leyes constitucionales, el Convenio 169 de la OIT, esto dice que las nacionalidades tienen el derecho de crear la CTI, entonces hemos visto algunos aspectos positivos; que las 6 aso- ciaciones pueden formar un municipio shuar, ya que en los municipios mestizos no hay posibilidades de gestionar para el pueblo shuar. Hemos visto que con organización propia podemos avanzar como shuar No nos acogimos a la propuesta del Ministerio del Ambiente de ser parte de Sistema de Áreas Protegidas porque con acuerdos con los altos del Estado existen desventajas, porque se pierde autonomía; nosotros podemos manejar nuestros propios recursos, pero no pode- mos negociar nuestro territorio. No queremos que nos manipulen. Nosotros hemos creado nuestras propias normas y costumbres, mantenemos relaciones con aliados con los occidentales, pero no queremos que ellos nos manejen desde paí- ses extranjeros. Las familias dicen: ¿De qué vamos a vivir si la zonificación nos limita? Tratamos de organizar el uso del espacio: cada familia zonificó su te- rritorio y la unión de cada mapa familiar definió la zonificación del centro shuar; la unión de 60 centros shuar definió el orden territorial 155
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú de lo que hoy se llama Pueblo Shuar Arutam de la Cordillera del Cóndor y la cuenca del río Santiago. La última vez que entraron los técnicos shuar que hacen estudios para los planes de manejo en las comunidades no fue bien comprendido el tema; la gente cree que ellos nos limitan el uso de recursos naturales. Por ejemplo, en la caza y pesca creen que es una limitación radical o una negativa de que se usen estos recursos, pero ¿de qué vamos a vivir? No podemos cumplir estas normas porque teníamos las nuestras ancestrales, porque antes no fueron instruidos ni normados pero se conservaba. Ahora los jóvenes están en esta unidad técnica y difunden lo que se debe hacer. Hay ventajas, que es la conservación, el ordenamiento, las desventajas es que ellos creen que se prohíbe, no más tala de bosques, no a la cacería. Pero todos dicen, ¿de qué vamos a vivir si nos limitan? Las familias opinan que el ingreso de los conservacionistas vamos a prohibir, otras comunidades dicen que sí hay que ordenar para mantener nuestros recursos. Antes era más fácil cazar ahora hay que caminar tres o cuatro horas. Mis ocho hijos no van ha ocupar todos los recursos. Yo he pensado mucho en los recursos natu- rales que hay en mi centro y asociación, he visto que todos mis hijos no van a ocupar todos los recursos. Y si sabemos usar bien sí nos puede alcanzar, yo no limito, les digo que todo lo que tengo es de ustedes. En el terreno que nos dejó mi padre entre hermanos no hemos hecho divisiones, no hemos hablado de herencia, hemos hablado de hacer un trabajo colectivo, de hacer el aprovechamien- to de acuerdo a la zonificación que tenemos. De acuerdo a esta experiencia hay cosas importantes que les digo a mis hijos que así tenemos que seguir, mantener, no tenemos más que la finca. Un mensaje Las instancias internacionales que vienen a la Amazonía deben saber que si están interesadas en proteger a la Amazonía para el mundo deben apoyar con proyectos de desarrollo sostenible y 156
    • SECCIÓN 2 Capítulo 3. Puntos de encuentro entre dos visiones 2. mirar que haya iniciativas de trabajo. No se puede hablar de conservación sin pensar en proyec- tos de supervivencia familiar. Hay que tener aliados para trabajar en las comunidades. Hay familias que están en contra, por- que no ven nada importante. Hay que negociar para saber qué necesita el pueblo shuar y qué quieren las bases para dar un paso. Y lleguen a acuerdos solo si todos están convencidos. Cesar Mashingash Director de Colegio Nacional de Puerto Galilea Comunidad Nativa Puerto Galilea, cuenca del río Santia- go, Perú Abril de 2006 Entrevista de: Julio Hinojosa Traducción de: Diógenes Ampam Wejin y Julio Hinojosa ¿Por qué no se promueven talleres para piscigranja? Como usted trabaja en el Proyecto, quiero que lleves este mensaje y lo alcances. Opino como persona natural y como indígena, por qué no se promueve talleres para piscigranja, talleres de aves y crianza de animales. ¿Por qué no podemos promover estas actividades?; pero que no nos digan que hagamos tal cosa. ¿No podría haber asesora- miento permanente?; acá hay una institución misión jesuita, liderado por Manuel Rendueles, SJ. Él da buenas ideas a los comuneros, pero no hay asesoramiento permanente y hasta el momento ningún padre tiene cantidad de peces y animales que estén criando. Si fuera así, igual no hay mercado donde colocar los productos. El Proyecto Paz y Conservación, ¿por qué no puede buscarnos merca- do para colocar los productos de la zona?, como son fríjol, maní, yuca, 157
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú plátano, maíz, y los aves también se puede criar. ¿Y qué pasa con los padres de familia?, enton- ces, asegurando el mercado los padres de familia tendrían mejores posibilidades de vender sus productos y tener sus propios ingresos de la economía familiar y acceso a la educación a sus hijos. Eso es importante en esta zona; los padres de familia no tienen ningún ingreso mensual. Llegan en el Puerto Galilea con sus productos, fríjol, maní y maíz, con la intención que alguien lo compre pero como no hay quien le compre, sus productos se pudren y regresan a sus comunida- des desencantados. Recomiendo que de repente CI pueda dialogar con el gobierno central o buscar apoyo con otras instituciones para paliar estas necesidades. Vivimos cerrados para acce- der al mercado y el manejo de dinero. Pedro Uvijindia Alcalde del Gobierno Municipal del Cantón Twintza, Ecuador Mayo de 2006 Entrevista de: Didier Sánchez El desarrollo se sabe como sinónimo también de pobreza El desarrollo se sabe como sinónimo también de pobreza. Esto ameri- ta hacer una reflexión: la mayoría de nuestra gente no está capacita- da para enfrentar los retos del milenio. No lo estamos. Es por eso que nosotros fácilmente dejamos que el bosque se destruya. Si estuviéramos capacitados y tuviéramos una mentalidad de defensores de los recursos, no permitiríamos que eso suceda. La gente no entiende, no estamos capacitados para entender cuál es el desarrollo, en qué consiste. Hace 15 días yo estuve en Miami, que es una ciudad norteamericana desarrollada. Pero eso es solamente una cara, porque si usted ve el otro lado, hay miseria, hay pobreza. Estaba recorriendo por los bor- 158
    • SECCIÓN 2 Capítulo 3. Puntos de encuentro entre dos visiones 2. des de las playas de un puerto y un señor se me acerca y yo le pregunto si habla español, y si puede servirme de guía. Él me contesta: "mire estoy sin desayuno, sin almuerzo, ayúdeme, déme un dolarcito para ir a comprar". Yo me puse a pensar que en una ciudad, en un país donde todo el mundo aspira a llegar, que por viajar hacia allá mucha gente muere, muchos ecuatorianos son apresados o han muerto, y que hay todavía personas que piden limosna. No digamos en nuestro país, en nuestra América Latina. Hay miseria. El desarrollo no va igual para todo el mundo. En un país con tendencia capitalista, como es el caso de todos los países latinoamericanos, salvo Cuba, el que más puede, sube. No puede quedarse abajo. Nosotros hemos cuestionado mucho cuando escuchamos a los gobiernos locales de algunos cantones que hablan de que, por ejemplo, Guayaquil o Quito son de las ciudades más desarro- lladas. Aquí podemos ir implementando que esta ciudad [Santiago] sea una de las ciudades modelo por su infraestructura, pero si nos vamos más allá, vamos a encontrar que hay gente que no sabe leer ni escribir, gente que padece de parasitosis, de desnutrición infantil. No es posible que el desarrollo sea equitativo para todos; si una parte se desarrolla, la otra parte se queda atrás. Entonces, tenemos que buscar alternativas entre todos para ver como podemos resolver estos problemas. A nosotros nos preocupa bastante nuestra futura generación. ¿Cómo será mañana, si aspiramos a que esta vía Méndez-Morona, sea algún día una vía internacional? Tenemos para decir esto, tenemos y esto vamos a llevar hacia el Pacífico o hacia el Atlántico. Si no lo tenemos, si no nos hemos preparados, vamos a ser solamente espectadores. Muchos de nuestros hermanos han vendido todo su bosque y han quedado prácticamente sin nada. Queriendo tener dinero quedaron peor, y no tienen nada para dejar a sus hijos. Unos se desarrollan porque compran madera y ahora tienen casas, buenas casas; tienen dos o tres ca- miones. Mientras que el que vendió la madera y acabó con todo su bosque ya no tiene nada, ni siquiera una casita bien hecha. Este es uno de los resultados del desarrollo. El que sabe más viene, así no tenga una capacitación universitaria pero por lo menos con su manera de comercia- lizar, sabe cómo hacer suyo los recursos y le convence al otro. Y este tiene que dejar escapar de sus manos muchas cosas, por ejemplo, como vender la madera a un precio de huevo robado. La gente tiene que estar capacitada para que puedan buscar una alternativa, escoger el verda- dero camino del desarrollo, porque si no lo están, fácilmente se dejan dominar por otros. 159
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Eso ha pasado, y es porque la gente no está en la capacidad de defender su derecho. Si aquí hay minas, se debe decir: "bueno esas minas es patrimonio". Sabemos que el Estado dice que es el dueño, pero la persona capacitada no deja que estos recursos se escapen fácilmente. Por eso es que es importante despertar a la gente, hacerle ver la realidad, para que pueda defender su derecho. Andrés Treneman Young, lingüista y antropólogo Miembro del equipo técnico del Proyecto Paz y Conservación, Perú 29 diciembre de 2006 Una visión común de desarrollo awajún-wampís Algo que deseo compartir a partir de la experiencia de trabajar con el Proyecto Paz y Conservación, fue el poder conocer un poco más y constatar la profunda y especial relación que tienen los pueblos awajún y wampís con la naturaleza, su gran conocimiento de la misma, así como su alto nivel de conciencia y deseo de conservarla. Al mismo tiempo que su gran voluntad y deseo de mejorar su calidad de vida y lograr su desarrollo sostenible, conservando su cultura, su territorio y el medio ambiente en beneficio de sus actuales y futuras generaciones. Constaté también, que aún cuando hay deseo, conciencia y voluntad de avanzar hacia objetivos de conservación y desarrollo sostenible por parte de los pueblos awajún y wampís y por parte del Estado, es necesario fortalecer las relaciones de confianza entre ambos y sus capacidades y voluntad para trabajar concertadamente en la cons- trucción de una visión común y compartida de desarrollo sostenible, la cual es necesaria, a fin de poder articularse más efectivamente a los procesos de descentralización, conservación de la diversidad biológi- ca y desarrollo sostenible que se vienen implementando a nivel local, regional y nacional. 160
    • SECCIÓN 2 Capítulo 3. Puntos de encuentro entre dos visiones 2. Se hizo evidente también que la estrategia de conservación, basada solo en el enfoque de áreas protegidas, como islas, es insuficiente y que no garantiza los objetivos de conservación y desarro- llo sostenible a largo plazo, y que en la zona es posible y necesario trabajar con un enfoque que conjugue de manera más integral los objetivos de conservación y desarrollo sostenible, como es el concepto de Reserva de Biosfera, que ha sido planteado localmente y que constituye una herramienta importante para la ordenación y zonificación adecuada del territorio y la conserva- ción y manejo sostenible de recursos naturales y biodiversidad. Para lo cual, el ámbito del sector medio de la cuenca del alto Marañón, cumple con todos los criterios establecidos por la UNESCO para ser reconocida como Reserva de Biosfera, pudiendo funcionar la aplicación de dicho concepto como un marco orientador y una herramienta de ges- tión bastante eficaz para el ordenamiento y zonificación adecuada del territorio y el manejo de los recursos naturales como base para el desarrollo sostenible y la conservación de la diversidad biológica y cultural, con impactos bastante positivos a nivel local, regional, nacional, macroregio- nal, binacional y global. CUANDO LOS ENCUENTROS SE TORNAN EN DESENCUENTROS Moisés Taish Shijap Comunidad Nativa Najem Entsa, alto Comaina, Perú 28 de junio de 2006 Entrevista de: Ramón Yampintsa Yampis Traducción de: Diógenes Ampam Wejin Hemos dicho que el parque es intangible. ¿Qué hace la compañía en un área intangible? Pero la compañía minera del Ecuador están trabajando, eso sí, debe- ríamos conversar para que se retire; otra compañía en la cabecera del Comaina está tratando de trabajar la minería, contra ellos si pode- mos defendernos. CI e INRENA, ellos son los que defienden el bos- que. Nosotros también hablamos el mismo lenguaje, por eso podría- 161
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú mos unir las fuerzas en pro de defensa del territorio, ellos son los aliados con quienes podemos tener buena relación. Tampoco tenemos personas indígenas preparadas con quien podemos trabajar. Si dijéramos que trabajemos entre nosotros, tampoco no existe esa posibilidad, ni el apoyo de donde podemos recibir. Aunque fuéramos preparados, no podemos porque ellos manejan armamento y no podemos hacer nada frente ello, por eso nos debemos unir con las instituciones que manejan fondos a favor de la conservación del ambiente y luchar hasta lograr el retiro de la compañía y que el territorio se quede liberado y se de la creación del parque nacional porque habíamos dicho que es intangible. Hemos dicho que el parque es intangible, entonces, ¿por qué tienen que ingresar la compañía en un área intangible? Dijimos que en ese intangible ningún animal podría rebuscar las semillas y sacar fuera del área, el parque tiene ese nivel intocable. Por eso deberíamos unificarnos (CI, INRENA y los awajún-wampís) y preparar documento para que la compañía se retire de una vez del parque. Pero si hay engaño o mentira, CI no nos defenderá y diré que la CI no dice la verdad y forma parte de la compañía, pues ahí diré porque actúa de esta manera y nos volveríamos contrariados o empezar a hablar mal de CI. Si no es así, continuaremos defendiendo juntos. Sobre los promotores indígenas y la CI, nos dieron buenas ideas y tampoco no hay porque inven- tar y hablar mal de ellos. Tampoco no tengo más que estar contando, solo hay que trabajar en forma unida. Lo mismo digo acá donde vivo para comprendernos entre nosotros. Digo otro, si hay apoyo que me consideren y me brinden más ayuda. Lo mismo conversamos en su oficina [se refiere que conversaron en Santa María de Nieva]. Por el momento, no he solicitado ningún tipo de apoyo. ¿A nombre de quién ingresan los apoyos? A nombre de nosotros del alto Comaina, pero la mayo- ría que se benefician son de otras partes. No debemos permitir que otras comunidades se apro- vechen de esta manera, nosotros como colindantes debemos tener mayores posibilidades de apoyo. Si nos enemistamos y alejamos de los ambientalistas, ¿con quién unimos fuerzas para botar a la compañía? Ellos también hablan de defensa del ambiente y juntos podemos unir las fuerzas. 162
    • SECCIÓN 2 Capítulo 3. Puntos de encuentro entre dos visiones 2. 163
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú 164
    • SECCIÓN 2 Capítulo 4. El fortalecimiento cultural 2. El fortalecimiento cultural LA INTERRELACIÓN ENTRE EL Pero, a pesar de los cambios, la gente BOSQUE, SU CONSERVACIÓN Y admite que aún se mantienen costum- LA CULTURA bres enseñadas por los padres y ma- dres. No todos detallan las razones por Este grupo de testimonios reflexionan las que actualmente se pierden recur- sobre la frontera casi invisible entre el sos y se agota el bosque, pero existe buen uso y el agotamiento de los recur- una razón unánime de fondo: la pérdi- sos, por parte de las familias shuar, da cultural. awajún y wampís que habitan en el bos- que. El asunto no es medir los recursos "Si perdemos la cultura perdemos la sel- que usan en un momento determinado, va; si perdemos la selva también desapa- sino comprender a fondo que la rela- recemos como shuar" ción diaria con el bosque no es igual Patricio Chumbía en cada una de las familias: es relativa y varía según el espacio y el tiempo. En el bosque se construye una gran sa- biduría, una relación espiritual, diaria, En el Ecuador, la ejecución del Proyecto de dar y recibir, de equilibrio; en donde puso en autorreflexión algo ya sabido y están los muertos, en donde andan los sentido en la voz de muchos shuar: "la seres que conocen, en donde están las supervivencia del bosque es la supervi- herramientas y las técnicas que sirven vencia de nuestra cultura" (Patricio para actuar en esa selva. Es como di- Chumbia). cen, una historia no escrita, una histo- ria contada, pero también es una pre- Tanto shuar como awajún y wampís ha- sencia histórica real de los antepasa- cen un reconocimiento a los ancestros, dos; unos en forma de piedras, otra en admiten que en el pasado el uso era forma de animales o plantas, o simple- bueno, plantas y animales se conserva- mente de agua (Pedro Chumpí). ban adecuadamente. Este reconocimien- to del pasado implica una aceptación De ahí sale una conclusión casi inevita- de que en el presente no se vive igual. ble: los shuar, awajún y wampís "somos 165
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú los más aptos para conservar la selva; servación o destrucción depende de to- la conocemos y nos conoce" dicen. "Sa- dos. En los shuar, esto se traduce como bemos que daño le inflingimos y como la presencia de un gobierno que orde- recuperarse del mismo; sabemos que na el uso de la selva colectiva. tomar de ella, como y cuanto coger" (Patricio Chumbia). El Proyecto, como Además, el sentido de progreso también recalcan los awajún, despertó esta con- se discute: el progreso no es cambiar ciencia, pero la forma de manejar la por bienes que llegan de las industrias selva es anterior, es recibida de los an- del mundo, sino vivir mejor con los bie- cestros. nes que se tienen; progreso no quiere decir la desaparición del bosque y la cul- Patricio Chumbía continua: "nos hemos tura (Patricio Chumbía). Los hijos deben apropiado de conceptos e informacio- tomar las costumbres de los padres y nes, somos más concientes pero ahora madres mantenerlas y mejorarlas. hay que aceptar que lo que unos hacen afecta a otros". La selva deja de ser un "Aquí respiramos aire puro, dicen, aquí bien usado de acuerdo a las decisiones vivimos sanos, estables. No es necesario de cada familia, por separado, para cambiar demasiado" convertirse en un bien de todos. La con- Olga Pitiur 166
    • SECCIÓN 2 Capítulo 4. El fortalecimiento cultural 2. Patricio Chumbía Asociación Santiago, Ecuador Diciembre de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera La conservación: base de la cultura shuar Este proceso conozco desde el año 2000, cuando fui presidente de la asociación por primera vez. Carlos Puwainchir, vicepresidente reelec- to de la Federación Shuar, me informó y supo explicar los objetivos de un proyecto de conservación de los recursos naturales y la posible relación con la Fundación Natura. Analizamos el convenio y avalizamos al directorio de la Federación Shuar para que firme el convenio. La conservación es parte del alma shuar Es la base de la cultura shuar porque sin nuestros recursos naturales, automáticamente desaparecería la nacionalidad shuar, su cultura, su historia, su identidad. Nosotros somos un pueblo que ha sobrevivido de los bosques, de los ríos, de la naturaleza en general, entonces si esto se extermina o se contamina, si no cuidamos es muy probable que perdamos todo. Para nosotros la naturaleza es nuestra identidad, nuestra cédula de identi- dad. Para muchos occidentales no tiene importancia nuestra identi- dad y pensamiento, pero de una vez, deben entender que la biodiver- sidad, el territorio, es el pueblo shuar y sin el dejaríamos de ser shuar. La necesidad de la construcción del gobierno territorial Nosotros como shuar y como parte de todo el ecosistema somos los más indicados para conservar. Sabemos que daño le inflingimos al bosque y como recuperarse del mismo; sabemos que tomar de ella, 167
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú como y cuanto coger. Los shuar con derecho y como dueños del territorio conservamos lo que existe en ello, así cumplimos el deseo de nuestro gran Arutam, la herencia de nuestros padres. Creemos que con una identidad de territorio conservamos el bosque y por ende, la vida. Los parques nacionales o áreas protegidas no garantizan más que un justificativo ante los países industrializados o capitalistas para un préstamo, y de esta manera aumentar la deuda externa. No era suficiente con declarar un área protegida o alguna otra categoría Siempre hemos tratado de proteger nuestros recursos. Actualmente no hay garantía en el Estado ecuatoriano, ni en toda Latinoamérica. La riqueza del subsuelo no pertenece directamente a quienes vivimos. No hay garantía, ni aún viviendo en un territorio. En tal virtud, hemos emprendido una lucha dentro de la Constitución para que nos reconozcan como un gobierno territorial, donde podamos gobernarnos con nuestras propias normas e identidad, las mismas que han nacido de las bases, de las familias. Las leyes ecuatorianas, las referidas a las áreas protegidas, no garantizan que se protejan nues- tros recursos. Nos hemos despertado, hemos pensado mejor Creo que nos hemos despertado de una situación que nos habíamos olvidado, por ejemplo, la conservación, la existencia misma de la cultura shuar; y algunas ONG por ejemplo la Natura, no han hecho más que despertarnos. En muchos casos nos hemos apropiado de muchos conceptos e informaciones que ellos nos han proporcionado adecuadamente. Como una cultura de bosque, con orgullo, estamos reivindicando nuestros principios. En principio, así como en la creación de la FICSH, hay cosas buenas y cosas malas. Las cosas buenas es todo lo que se ha discutido y normado sobre la conservación, sobre la reivindicación del territorio, la solución de conflictos familiares que no son pequeños. Hemos diseñado, analiza- do, discutido y aprobado los reglamentos en el mismo seno de las asambleas; estamos cada día más concientes que debemos manejar mejor los recursos naturales, para confirmar la existencia de la nacionalidad shuar. 168
    • SECCIÓN 2 Capítulo 4. El fortalecimiento cultural 2. Lo negativo es la mala información que a veces tienen las bases, manejadas por personas ajenas, tal vez por intereses particulares, en muchos casos politiquerías electorales que dañan a nuestras comunidades. Ahora se trata de acostumbrarnos a lo nuevo, aceptar que lo que yo hago afecta a los otros; aceptar el diálogo para planificar los recursos, aceptar la autoridad de los jefes y las leyes shuar. Aprender estas nuevas leyes y aplicarlas. El progreso ¿una casa de cemento? Nos cuesta mucho dejar las costumbres obtenidas o copiadas; eso de pensar que el progreso es tener un carro, una casa de cemento, tal vez de diez pisos. Estamos convencidos que ese pensa- miento debemos romper, para hacernos valorar y ser libres como los mismos bosques, el viento, los ríos, donde reinan nuestros ancestros. Hay muchas personas que poco a poco van entendiendo el verdadero sentido del progreso. Noso- tros somos personas que tenemos tradiciones, cultura, identidad, idioma; somos una nacionalidad que tenemos los mismos derechos de desarrollarnos, así como otras culturas. Tenemos derecho a soñar; el hombre que no sabe soñar muy solo se queda y esconde su ignorancia en el miedo. Julio Hinojosa Promotor indígena de conservación Comunidad Nativa Candungos, cuenca del río Santiago, Perú 25 de junio de 2007 Wampís del río Santiago Yo soy del rió Santiago, de la etnia wampís de la provincia de Condor- canqui, departamento de Amazonas. Cada lugar tiene su propia rea- lidad, me he criado y vivo dentro de la sociedad de la cultura wampís. Los jóvenes recibían, y hasta hoy reciben, conocimientos tradicionales sobre el uso de las plantas medicinales curativas, para picadura de víbora venenosa, selección de calidad de especies maderables para 169
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú la construcción de viviendas típicas, para actividades agrícolas. Tenemos un método apropiado, sostenible, para la cacería de animales, extracción de recursos forestales, construcción de em- barcaciones, para la artesanía y cerámica. Realizamos dichas actividades para la supervivencia familiar y comunal y es por eso que la pobla- ción indígena recibe beneficios ambientales directos e indirectos. Es por eso que la naturaleza para el pueblo indígena es su vida. Porque existen cordilleras sagradas como fuentes de agua cristalina, ahí donde hacen sus cabañas, para la toma de plantas alucinógenas como ayahuasca, tabaco y toé, para adquirir la cosmovisión. Es el reto para la formación personal, así se obtienen buenas maneras para la vida social y política. La Cordillera del Cóndor y el valle de las cuencas del río Santiago, Cenepa y algunas quebradas afluentes eran lugares poblados por el pueblo indígena wampís y awajún. Ambos hemos tenidos duros enfrentamientos con los invasores españoles, comerciantes caucheros y finalmente sufri- mos los abusos de los militares con mujeres indígenas, es por eso que nos hemos ido alejando de la Cordillera. El trabajo del Proyecto en la Zona Reservada Santiago Comaina en la cuenca del Cenepa y río Santiago, sobre el estudio biológico (mapas del pasado, presente y futuro) para la posible catego- rización y zonificación, se hizo mediante consulta al pueblo a través de talleres. Creo que este trabajo que se hizo, en asuntos de conservación de los recursos naturales para la subsistencia familiar, dio un buen impacto porque complementó y fortaleció los conocimientos tradicionales. Domingo Antún Síndico del Centro Maikiuants, Asociación Nunkui, Ecuador Noviembre de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera La conservación no son solo los recursos, es sobretodo el hombre Nuestra cultura hay que conservar porque está en peligro de perder- se. Hemos retomado ahora la decisión de recuperarla porque nos 170
    • SECCIÓN 2 Capítulo 4. El fortalecimiento cultural 2. hemos venido perdiendo en los valores de la vida occidental y eso no es bueno, necesitamos vivir como shuar, como vivían nuestros mayores; tener una buena vida, y que nuestros hijos también conozcan como era en el pasado y como se debe vivir ahora. Por ejemplo, queremos proteger los animales, las plantas, para que en el futuro nuestros hijos conozcan no solo en dibujo sino palpan- do y teniendo presente estos recursos. Queremos que otros hermanos también tengan este criterio de conservar el bosque. No dejar que se termine como lo han permitido los mestizos, ellos talaron todo, quedaron sin nada y ahora están arrepentidos. Nosotros hemos venido conservando y quizá en otros países hay más bos- que, y eso va a garantizar el agua que es fundamental para la vida. Esperamos que esta experiencia sirva para la vida de otros pueblos. Si pueden venir y conocer lo que es tener en donde respirar y conservar el aire puro, alrededor. Pero esto no se puede conser- var sin organizar un gobierno propio del mismo pueblo shuar, que necesita y cree en lo que decide. Otros pueblos tienen que también hacer igual para convertirnos en varios gobiernos de las nacionalidades, solo así podremos sobrevivir. Cruz Kantuash Shup Comunidad Nativa Shapijin, Cenepa, Perú 24 de septiembre de 2006 Entrevista de: Virgilio Bermeo Estoy sembrando con mis hijos, cedro, tornillo, pona El mensaje de los ancestros era consumir con mucho cuidado los pe- ces, animales, frutas silvestres sin agotarlos, eso es lo que hago aho- ra. Las enseñanzas de CI son similares a las enseñanzas de los ances- tros. Es por eso, antes de que me informen o me avisen, empecé sembrando semilla de aguaje. Tengo cantidad y ya casi están todos grandes. Igual con el cedro, tengo cedros en almácigos y luego voy a sembrar eso. 171
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Hemos acabado nuestros recursos, es por eso que yo ya no me dedico al mitayo ni a la pesca, prácticamente he dejado de hacer esas actividades. Ahora me dedico a construir el estanque y ya no tengo tiempo para hacer mitayo o pesca. Me dedico a mi chacra. Ahora, con el conocimiento ancestral y con el conocimiento de CI he fortalecido mis conocimien- tos y mis ideas. En este momento tengo bastantes semillas de aguaje y voy a sembrar. Nelson López Flores, agricultor Comunidad Nativa Quim, cuenca alta del río Santiago, Perú 26 de septiembre de 2006 Entrevista de: Julio Hinojosa Costumbre wampís y la naturaleza Antes de la categorización sabíamos cuidar la flora y fauna que nuestros abuelos y padres nos enseñaron, cómo cazar animales y cómo cuidarlos. Hoy por esas enseñanzas de nuestros viejos, les enseñamos a nuestros hijos cuando salimos al monte para la caza de animales. Nuestros antepasados no solo cazaban por cazar sino en su época tenían una técnica para cazar con la cerbatana. Igualmente con las plantas maderables y frutas del monte, nos enseñaban a cuidar y uti- lizar y hoy por momentos nosotros seguimos sembrando yarina, pal- miche, etc. ¿Qué aprendí? Reforzamos las costumbres que teníamos desde antes. 172
    • SECCIÓN 2 Capítulo 4. El fortalecimiento cultural 2. Juan Noningo Puwai Ex-Presidente de la FECOHRSA Comunidad Nativa Puerto Galilea, cuenca del río Santiago, Perú 24 de mayo de 2006 Entrevista de: Julio Hinojosa Revisión de: Diógenes Ampam Wejin Sobre lo que antes veníamos haciendo y ahora estamos viviendo Luego dieron una charla sobre el derecho de protección del medio ambiente. Eso no es invento de los que dieron la charla de capacita- ción. Así estipula en algunos artículos la Constitución Política del Perú. Esa es como una base legal en la que se basaron los ambientalistas, como leyes, decretos, reglamentos. Nos hace pensar que, anterior- mente, nuestros viejos así entendían las cosas sobre el uso de recur- sos naturales. Es tan similar, es decir antes de las leyes que refiero, ahora con las explicaciones hemos ampliado nuestros conocimientos mucho más. Nos profundizó de lo que antes venían practicando, pero también de lo que ahora estamos viviendo. Como empezaremos, po- nernos de acuerdos para entrar en práctica sobre el manejo adecua- do de los recursos. De las funciones hechas por la institución, fue tema de gran importancia que se escuchó. 173
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú LA ESPIRITUALIDAD, EL Esta fuerza espiritual conduce la vida ELEMENTO CENTRAL DE LA de una familia, y conduce la vida de IDENTIDAD varias generaciones. "En el sueño de los ancestros, contado de generación en El Proyecto contribuyó a poner a flote generación, está la posibilidad de que un elemento de identidad básica: el re- la visión ocurra en la vida" (Pedro Chum- conocimiento de que la fuerza de un pí). De este modo hay un destino, que shuar o de un awajún o wampís provie- es captado al tomar los extractos y con- ne de los dioses que viven en la selva. centrados. Saber el destino y recibir el poder son una sola cosa; permite a una "Sin el poder que uno recibe cuando toma familia vivir bien, mantener sus costum- natem o datem17 y que se inicia durante bres, no degenerarse, no perder el equi- siete días en una cascada, nunca se po- librio y tener la fortaleza para no temer drá vivir bien" la muerte y no temer a los extraños, te- Pedro Chumpí ner la fuerza para afrontar los agresi- vos cambios del mundo moderno que Esta es la clave de la espiritualidad. Aru- ya han sido captados en las visiones de tam o Ajutap, es la fuerza que se tiene los ancestros. Este comportamiento ade- en el alma; es una presencia de poder cuado implica el bien común de la fa- que vive en las cascadas, es una prueba milia y del grupo; implica hogares es- de fuerza personal, pero es también la tables, abundancia y claridad. Es aquí posibilidad de vivir bien con los sueños donde se conecta el segundo concepto que uno tiene con natem, zumo de taba- del poder que ha sido concedido por co, maikiua o baikua18, tsentsemp. los dioses: el de Tarimiat. Uno puede 17 Ayahuasca 18 Toe o floripondio 174
    • SECCIÓN 2 Capítulo 4. El fortalecimiento cultural 2. ser un jefe guerrero, pero no necesaria- Las ONG, Conservación Internacional mente un Tarimiat. El concepto de Tari- y Fundación Natura, estuvieron en re- miat es la fortaleza de la cultura; es el lación con jóvenes y viejos, hombres y equilibrio de la vida social, de la distri- mujeres de toda edad, pero especial- bución de los recursos de la selva, del mente con aquellas generaciones que bien vivir. discutían y renegaban de la pérdida de cultura entre los años 70 y 2000; y "La persona que es respetada es la que con los jóvenes que ya eran el resulta- tiene esa fuerza, y eso se ve en la deci- do de los cambios culturales de sus sión, en la fuerza de la voz, en el va- padres y del sistema educativo más lor" (Pedro Chumpí). Esos son los atri- regular y presente. Este encuentro en- butos que se admiran y se respetan. tre las dos generaciones es elevada- Pero para ello se llega por la vía de la mente productivo para las partes; es espiritualidad, del cumplimiento del como un reflejo donde unos y otros se ritual. De ahí la importancia de la con- ven, donde el sentido de las culturas servación cultural. renace. 175
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Pedro Chumpí Asociación Arutam, Ecuador Noviembre de 2006 Entrevista de: Raúl Petsain La conservación de mis costumbres hace que las enfermedades no me debiliten porque tengo fuerza y poder La formación que he recibido de mis padres y abuelos Mi padre me enseñaba hacer vida para el bien común familiar y so- cial, con abundancia para obtener todo. El me ayudó a vivir como lo hago hoy, desde una temprana edad hasta la juventud, eso no es mentira. Después de la juventud tampoco he dejado este rito. Para una vida digna mi padre me dio de beber con mucha frecuencia el jugo de maikiua y participé en las ceremonias de natem. Me decía que yo en algún momento, en edad adulta debía ser fuerte con voz y decisión y que transmita estos conocimientos a mis hijos y nietos. En nuestra vida, está una presencia histórica real de los antepasados; unos en forma de piedras, otra en forma de animales o plantas, o simplemente de agua. La ceremonia de natem también es un medio para adquirir el poder, la fuerza de Arutam; para prever el futuro. Natem es un producto aluci- nógeno que prepara el hombre para prever su futuro, pero hay que tener valor para esta ceremonia, se puede acobardar porque no solo hay que emplear ceremonia de un día sino de siete días consecutivos, es ahí donde se prepara el cuerpo para recibir el poder, la fuerza, Tarimiat. Hoy los jóvenes participan un día de ceremonia y no entran en trance por lo tanto no preven su futuro. La verdadera ceremonia requiere de un Tuntui para acompañar el rito de siete días. 176
    • SECCIÓN 2 Capítulo 4. El fortalecimiento cultural 2. En este trance se prevé todo, uno no puede describir fácilmente, porque se ve cosas que se desconoce, como puede ser gente extraña, abundancia de seres. Mi padre decía alguna vez: "después de mi muerte habrá un crecimiento demográfico no limitado por parte de mis nietos". Eso es lo que sucede ahora, nuestros hijos y nietos aumentan día a día, eso es la visión de ellos. También me han dado de beber tsentsem, mi abuelo Utitiaj, solo una vez, para recibir poder y que mi vida sea para el bien. Esta ceremonia se recibe a medianoche y no recibe en público. Yo he visto varias visiones, como una máquina construyendo carreteras, viajando a larga distancia, no se si será lo que hacen mis hijos, siempre pienso que tal vez llegará algún día en que la vida sea solo esto. Nadie me pregunta de mis visiones, no hay caso contar a nadie. Solo entre mí vivo pensando. Lo que actualmente están enfrentando, los problemas con las compañías minera, los éxitos de esta lucha que van a lograr vuestros objetivos, nosotros ya lo hemos previsto. Yo he visto cómo un relámpago y trueno, bajar al piso y eliminar hombres, es por eso que ustedes no serán eliminados jamás. Siempre estoy pensando, todo esto tal vez sea el resultado de mis visiones, no puedo predecir un resultado, solo tengo en mi mente adentro y no puedo descifrar. Hoy estamos viviendo la realidad de las visiones de nuestros ancestros Es así, eso es una verdad, ustedes no serán vencidos jamás, tú te acuerdas lo que yo te dije cuando llegaste en mi casa, no vas a ser vencido, hoy he previsto tu acción. ¿Las visiones de los ancestros perecerán alguna vez? No, las visiones nunca perecen, solo con la suerte nosotros vamos abandonando nuestra visio- nes; las generaciones van cumpliendo, es como sembrar una semilla que a futuro va generando frutos. La generación va visualizando, va palpando esa vida que se ha previsto, por lo que es importante trasmitir esa visión a nuestros hijos, informar lo que va a suceder, eso permite que exista una línea de comunicación entre las generaciones. Si los hijos y nietos ocupan los primeros grados de consanguinidad gozaran de nuestras previsio- nes, serán fuertes, robustos, con voz y decisión frente a su pueblo. Hoy han llegado a niveles 177
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú académicos como profesores, sacerdotes, licenciados, etc.; llegará el momento en que tendre- mos nietos aviadores. Eso es mi previsión, esto llegará en un momento dado y no admito fallar. Las visiones se pueden hacer realidad sea con hijos, nietos o bisnietos, por eso es importante la transmisión del conocimiento y toda la información que se tiene como mayores, a las siguientes generaciones. Nuestros hijos deben tener siempre presente el valor y el conocimiento transmiti- dos por los mayores. Nuestros hijos y nietos disfrutaran de una vida digna y muchas posibilidades con la visión nuestra Si ustedes guardan nuestros mensajes por siempre y transmiten a las generaciones, ellos no olvidarán nunca, y nuestros sueños y previsiones se harán realidad hasta llegar a cumplirse. Aunque hay algunos, ahora mismo, que rechazan nuestro mensaje porque creen que somos caducos, antiguos, etc. Pero en realidad nosotros decimos la verdad y damos valor para la vida. Pero si los jóvenes no escuchan los mensajes, queremos verles que vivan con todo lo necesario, Tarimiat como nuestros mayores y nosotros, pienso que eso se les hará difícil. Quedarán con la mala suerte, vaquería, antisociales, ladrones, objetos de fácil manejo, sin poder. Por eso les digo que trabajen, no vivan una vida fácil sin trabajar. Mis padres consiguieron dinero con esfuerzo, hoy es igual, el dólar es difícil conseguir si no se trabaja. Mi padre ganaba cuatro sucres vendien- do maíz desde Tiink hasta los puestos de venta. Nosotros aconsejamos que trabajen sin cansarse, que lo hagan honestamente, que vivan para construir un futuro mejor para la sociedad. Yo en mi vida nunca he pasado vergüenza a mis padres con mis comportamientos inmorales, yo no he tenido hijos sin familia; les digo a mis hijos que si consiguen una mujer que se conformen para hacer el hogar, caso contrario están buscando solos una mala vida. Solo deben trabajar, en el futuro tendrán hijos, nueras y yernos que se sirvan fácilmente los productos existentes, es eso lo que yo les digo y no por enojarme con ellos, sino para despertarles el interés de una vida digna en la sociedad. 178
    • SECCIÓN 2 Capítulo 4. El fortalecimiento cultural 2. Luís Pedro Chumpí Asociación Arutam, Centro Tiink’, Ecuador Diciembre de 2006 Entrevista de: Raúl Petsain La conservación de la cultura es vida para nuestras generaciones La importancia de las enseñanzas de nuestros mayores sobre la vida Mis abuelos me decían que si quiero vivir una vida digna Tarimiat, debes hacer esfuerzo, beber el natem y con el efecto de esta medici- na debes prever tu futuro; por eso he participado de muchas ceremo- nias rituales de mis ancestros y he vivido una vida sin graves proble- mas y con lo necesario. Para ello lo indispensable es sumarse siempre al rito de natem; "esto permite prever un futuro digno para la vida propia y las generaciones", nos decían nuestros mayores. Las esposas tenían sus alrededores limpios todos los días, tenían ani- males domésticos suficientes; eran muy preparadas con todos los materiales necesarios, como los utensilios, la chicha. Vivian de fiestas familiares sin problemas, eran expertas en el hogar, educaban a los hijos, estaban preparadas a afrontar problemas con otras familias y apache; nos decían que con estas fuerzas deben ustedes y nuestros hijos defenderse de la sociedad dominante. Hoy en día también hay que celebrar estos rituales, yo quiero que nos pidan los jóvenes para que adquieran estos poderes y que en lo futuro no sean fácilmente manejados, humillados, sumisos, y que tengan éxito en sus estudios dentro o fuera de nuestro medio con esos poderes. De igual modo, con el tsaank [tabaco] los mayores acostumbraban el zumo del tabaco y obligarnos a aspirar por la nariz y pasar por la garganta, esto tiene un efecto y como resultado de esto, en el sueño 179
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú a uno le transmiten el mensaje de posesión de bienes, facilidad de trabajo, posibilidades de vida digna y ese sueño en lo posterior se hace realidad. Cuando uno tiene estas previsiones no se duda en actuar en la vida real, no se teme nada, no hay miedo de muerte. Por eso pido a ustedes que lo practiquen estos actos, son mensajes de nuestros ancestros. Nosotros vivimos hoy con mucha seguridad, porque hemos cumplido el mensaje de los mayores. Cuando el mayor ordena la participación a un rito de maikiua, no hay que rehusar, se debe cumplir a cabalidad. De igual modo, cuando uno se vive el efecto alucinógeno de estos produc- tos, se presentan mensajes de los ancestros sobre la vida Tarimiat, por eso, yo nunca tengo el temor de dialogar con extraños, tengo amistad con los mestizos. La transmisión de las costumbres, es la vida para la nueva generación Yo puedo colaborar si tú me pides ayuda, en la práctica de ritos de natem, maikiua, tsaank y la enseñanza de algunas costumbres propias de la cultura y todo aquello que está en mi conoci- miento. Además de las estrategias de como conseguir el poder de Arutam. Este trance de adqui- sición de poder de Arutam es una realidad temible, porque se presenta en diferentes manifesta- ciones y uno se puede acobardar. Si te apoderas de las fuerzas de Arutam serás dotado de una vida larga, de lo contrario recibes maldición. La vida de la nueva generación sin la conservación de la cultura Si la nueva generación no hace esfuerzo para adquirir conocimientos y práctica suficiente sobre la propia cultura, ritos para adquirir poder de vida, serán hombres sin poderes de Arutam por lo tanto sin identidad. Algunos lograrán un alto nivel de estudio, pero no tendrán esta fuerza de decisión y organización familiar y comunal, como lo hacen los mestizos. Ellos tienen mucha preparación académica, pero no tienen fuerza de trabajo, ni dirección de la sociedad, con temor a actuar y tomar decisiones, etc. Así mismo serán nuestras generaciones, tímidos, dudosos, con poca apertura y decisión política en la organización, etc. Muchos tendrán la tendencia a la vida con religiosidad adquirida, pero no podrán llevar una vida espontánea y propia decisión, serán elementos dependientes y con tendencia a hacer perjuicio a su propia sociedad u organización. Muchas costumbres y vivencias perderán su originalidad como ha sido hasta mi generación; estamos en riesgo de perder la rareza de muchas vivencias culturales, lo único que saben es 180
    • SECCIÓN 2 Capítulo 4. El fortalecimiento cultural 2. saludar. Antiguamente, en mi niñez, inclusive los mayores respetaban a los jóvenes. Yo a mi edad visité a un tío jempeket con el fin de comprar bodoquera; el pidió a su esposa a que me brindara chicha, así fue. Ellos respetaban mucho y nunca negaban el pedido de los niños y jóvenes. En ese tiempo compre la bodoquera y sentí como haber comprado un avión. Así he iniciado mi vida de la cacería, hoy no hay jóvenes que usan bodoqueras, hemos perdido muchas costumbres como kutank, tsaank. Mi tío jempeket decía: "quienes dialoguen contigo, aunque ya haya fallecido, enséñales buenos modales de la cultura". Yo nunca acostumbré a la fiesta y borrachera, sólo me dediqué a seguir las normas y consejos de mis mayores, eso es la verdadera formación shuar. Hoy en día los jóvenes no se sabe que harán para formar sus hogares. Con esta formación he podido vivir hasta estos tiempos. Siempre digo directamente las verdades, expongo las inquietudes o posibles soluciones y nunca expreso a escondidas. Las enfermedades no pueden debilitarme porque tengo fuerza y poder. Yo tengo firme posición y una vida larga para mi familia. El efecto del crecimiento demográfico y la construcción de la pequeña ciudad En este aspecto, habrá un cambio brusco en nuestras generaciones, nuestros hijos perderán muchos valores y costumbres de la cultura. He estado visitando algunas familias, en muchas de ellas no hay chicha, no hay la comunicación original shuar, solo reciben como los mestizos. Nues- tra cultura se caracteriza por la hospitalidad, toda persona invitada tenía respeto y consideración. Esto va a ir pereciendo poco a poco. Hay tiendas, hay bebidas como la cerveza y otras que compramos y nos autoservimos y nos despedimos. 181
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú LAS HUERTAS mentos culturales son: "el ritual de can- tar a Nunkui para pedir su protección y Tal vez sea tonto preguntar qué sostiene la abundancia", la diversidad de culti- más una cultura, la espiritualidad o el vos –que implica saber sembrarlos, las manejo del bosque. Como dice Octa- asociaciones entre plantas, escoger el vio Shakaime, "todos integramos una terreno, tener buena semilla o tallos– y unidad, somos parte de la tierra, en el "también saber el uso que cada una tie- cuerpo, agua y minerales". Lo que su- ne, tener la piedra nántar y su relación cede en uno afecta a todo; si uno no con el espíritu de las plantas, tener las cumple las prohibiciones en el uso de plantas espirituales y medicinales tanto plantas o animales se puede sufrir en sí para uso propio como de los curande- mismo los males que puede tener esa ros y sabios" [uwishin en shuar]. planta o animal. Esta visión integral per- mite el análisis de la importancia cultu- "Una familia, unos hijos, están bien cuan- ral de las huertas o ajas. do la madre y las hijas saben dar las plan- tas adecuadas para una enfermedad, En ellas, las mujeres tienen la palabra. para engordar, caminar, entender, para A pesar de que los hombres y lo mas- saber el futuro, para tener coraje, para culino están presentes en la huerta: embellecerse, limpiarse el cuerpo y el Shakaim, el dios del trabajo. El hom- alma. Y junto al alimento hay que cono- bre es el que limpia el monte, el Shinki cer de los ayunos, de las prohibiciones" o Nantan está clavado en la huerta, Hermelinda Jua pero es la mujer la poseedora del po- der de la fertilidad. Todo esto gira en torno a la huerta. Pero, además, junto a la huerta está el presti- En el testimonio de Natividad Nanka- gio de una mujer y la cultura de la yuca mai, una mujer madura, se puede sen- y de la chicha. La chicha que ordena la tir el orgullo por su aja, por la diversi- vida, los horarios del trabajo en la casa, dad de los cultivos, por el cuidado y la la relación entre la mujer y su marido, la atención diaria que le destina. Los ele- buena nutrición de los hijos, la solución 182
    • SECCIÓN 2 Capítulo 4. El fortalecimiento cultural 2. cuando escasea la carne, la hospitali- Por último, está la relación de la huerta dad, las largas conversaciones. con el bosque –que parece solo una hipótesis– está confirmado por Adela En el Proyecto se pudo palpar la impor- Wampash: "una buena huerta sin el bos- tancia del aja en la cultura, en la ali- que no puede vivir". El entorno amiga- mentación y en la salud. Pero la con- ble, conveniente, para el aja es el bos- ciencia de la importancia cultural, el es- que: la protección de otras plantas y pacio de supervivencia cultural, está en otros animales, sombra, humedad, de las mujeres que manejan su aja. Sin hojas que caen, de sostén del nitróge- embargo, las mujeres no participaron no, de sostén de las lluvias; es fuente en los procesos de reflexión públicos. de semillas. Las mujeres que dan su testimonio ex- "En un entorno de potreros, las huertas presan la preocupación de la pérdida sufren mucho, están desprotegidas, no cultural, de cómo las hijas dejan de in- tienen humedad, los suelos se lavan fá- teresarse en los cantos (anent) a Nunkui, cilmente" en la siembra de plantas medicinales, Natividad Nankamai porque prefieren la comodidad (ade- más de que no exigen ayunos y absti- Sobre todo esto, dicen las mujeres con nencias) y supuesta velocidad de acción énfasis, "los técnicos tienen mucho que de las medicinas elaboradas en fábri- aprender". Aprender de las mujeres, en- cas y con químicos. Pero además tienen tender la integralidad cultural y ecoló- temor de que las huertas pierdan su con- gica de una huerta. ¿Qué pueden en- dición de autoconsumo de la familia o señar si nada saben de los ritos, de los para los amigos; esto porque hay un roles de cada uno, de la relación entre elemento espiritual en sus productos que los dioses, la selva, las huertas y las no puede ser comprado o vendido, tie- mujeres? (Natividad Nakamai). Muchas ne que ser dado, si no nos enferma (Ade- mujeres tienen hoy una importante de- la Wampash). Los alimentos externos son cisión de fortalecer sus huertas, de re- vistos con desconfianza. cuperar su diversidad. 183
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Hermelinda Jua Asociación Arutam, Ecuador Enero de 2007 Entrevista de: Raúl Petsain Siendo una mujer Nunkui, llegando de madrugada grito ¡juy-juy! Llamo a la abundancia El aja se conserva no con técnicas sino con plegarias propias Cuando yo voy a mi aja, antes de ingresar utilizo esta plegaria para que Nunkui se alerte, no sea sorprendido, que la suerte no succione la sangre nuestra, no nos bañe de mala suerte. Se grita a voz alta juy- juy, así digo yo macheteando de entrada y expreso mi plegaria: "Sien- do una mujer Nunkui, llegando muy de madrugada, grito juy-juy, lla- mo a la abundancia, hago aparecer muchos productos, hago desapa- recer malas hierbas. Nadie puede comer mal de mi familia. Porque yo en mi aja tengo la yuca, wanchup, tuku, papachina, esta es suerte de la tierra. Además tengo a lado de mi casa hierbaluisa, piri- pri, mikuna, nara, yautria. Yo tengo maikiua para adquirir poder, eso es solo para mí, otra es para Uwishin, otra es para ayudar al rápido desarrollo de los niños. Hay para mujeres, después del parto se les da el zumo; sin necesidad de medicina farmacéutica se recuperan de inmediato. Otro ajej es para subir de peso o engordar, se toma duran- te la dieta después del parto. Las mujeres jóvenes ya no se interesan por cultivar Estos productos que yo tengo, es posible que nadie se interese en cultivar. Si yo me muero, se acabaran las plantas medicinales. A mis hijas les digo actualmente que utilicen esta medicina, y ellas se niegan porque esperan solo de medicina farmacéutica, sin embargo les he entregado la semilla para que por lo menos tengan cultivado, aunque 184
    • SECCIÓN 2 Capítulo 4. El fortalecimiento cultural 2. no les utilicen. En el futuro las mujeres shuar, no van a tener estas plantas porque desde ahora no hay interés, no piden, no averiguan el valor, el uso y la importancia de estas medicinas. Yo entrego semillas a mis hijas con todas las instrucciones de uso de los productos, pero ellas se niegan porque no quieren acatarse a la abstinencia, solo quieren la medicina farmacéutica. Tam- bién hay que saber el uso que cada una tiene; tener la piedra nántar y su relación con el espíritu de las plantas; tener las plantas espirituales y medicinales tanto para uso propio como de los curanderos y sabios Proyecto apoyar, No entiendo como el Proyecto puede apoyar, si la mujer misma no tiene interés La mujer shuar no tendrá nada porque no hay interés. Salvo que compren unas que otras. Aun- que la compra haya que hacer mediante trueque o en sentido de pago, para que la medicina tenga su efecto real; caso contrario se desvanece el efecto o se muere y no sirve. Por ejemplo, tengo una clase de maikiua que es muy fuerte; hoy he hecho llover porque utilicé esta medicina, todo esta relacionado. ¿Cómo se puede decir algo de conservación sin practicar nuestros cono- cimientos? Los técnicos de afuera creen que solamente es ordenar y ordenar, no se dan cuenta, no saben, que hay que hacer mucho por Nunkui para poder tener algo. El aja sufre mucho, está desprotegida, no tienen humedad, los suelos se lavan fácilmente. Adela Wampash Asociación Arutam, Ecuador Diciembre de 2006 Entrevista de: Raúl Petsain El aja nos alimenta Conservar es mantener el aja que me da todo lo que necesito La huerta que yo mantengo no es como la de nuestros abuelos, como sabía mantener mi abuela, yo no conservo de esa manera, sino que yo también he actualizado mis conocimientos de huerta. Limpio la 185
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú huerta y dejo todo el abono para que siga amparándose la tierra fértil. A la huerta voy tres veces a la semana, solo a la limpieza y los otros días me voy hacer sembrío de otras plantas. Los cultivos que tengo en mi finca son muchos: papa china, pelma camote, wanchup, las plantas medicinales, igual hay todo el piripri, tsampu; no puedo decir todas las variedades de medicina porque son muchas. Tengo suficiente yuca para nuestro alimento. Yo sí acostumbro a hacer la chicha porque es nuestro alimento; la mujer shuar nunca debe olvidarse de hacer la chicha. Hago la chicha a la semana casi tres veces si es que no voy a la huerta. Las mujeres de la nueva generación han cambiado las costumbres Las huertas de las mujeres más jóvenes, por ejemplo, las de mis hijas, casi no son iguales a mis huertas, los cultivos ya no son iguales. Las plantas medicinales y los cultivos no cultivan como yo. Una que otra la mantiene, no puedo juzgar efectivamente, porque no he inspeccionado. Aquí las mujeres shuar tenemos nuestras plantas en forma secreta. Estas plantas que digo que tenemos secretamente, no hay como dar a los demás porque nuestros abuelos los tenían así y ahora debemos mantener lo mismo, pero entre la familia nos compartimos, siempre a cambio o pago por algo. Las plantas medicinales que tengo en mi huerta son para utilizarlas, por ejemplo, piripri, ajej, maikiua; todo ello lo uso en diferentes enfermedades curativas y preventivas. Nunca tengo sin uso. Las costumbres las mantengo igual, como mis padres y abuelos, como son los perros, los pollos. La costumbre cambia cada vez y nosotros estamos de acuerdo con mi marido en conser- var nuestra costumbre como shuar que somos, para esto hay que conservar el bosque, sin él no crecería nada de la huerta tampoco. 186
    • SECCIÓN 2 Capítulo 4. El fortalecimiento cultural 2. Elvia Tsamarain Asociación Nunkui, Centro Warints, Ecuador Diciembre de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera Hemos vivido del bosque, pero ahora nos dicen que comamos cebolla ¿Cómo será conservar? En el Pueblo Shuar Arutam se habla de conservación. Para mí es me- jor conservar, yo digo a mi marido. No entiendo qué es la "conserva- ción del bosque" y cómo se puede conservar, en qué situación, en qué período, yo digo "cómo será de hacer". En el aja tengo sembrado toda planta, todo alimento. Cuando se tala el bosque las aves se van lejos; a muchas distancias. Yo por eso le siembro uwi, wampa, café, achiote, maíz, toda fruta para aves, y animales como guatusas, sajino, agua salada para dantas, oso, oral de plátanos. Hemos vivido del bosque, pero ahora nos dicen que comamos cebolla Nuestros abuelos nacieron de este bosque, los colonos insisten en acabar los bosques; mi abuelo conservaba. El pueblo shuar mantiene nuestra cultura, comemos copal, capulí, otras frutas, hasta hacemos changuina, aventador. Nuestros abuelos vivieron con este sentido, nosotros hemos cambia- do por influencias de los curas salesianos, si no seguiríamos mante- niendo nuestra cultura, pero hemos permitido que nos manejen otras personas. Ahora ¿qué nos dicen? Hay que comer cebolla, tomate, enlatados químicos, por eso estamos enfermos con asma, tos, hijos enfermizos. Nuestros abuelos no comían arroz, no comían enlatados, mi abuelo comía carne de sajino, guanta, ayampacos, asados,; solo 187
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú se cuidaban no comer el menudo. Se hacía solo remedio shuar piripri, ajej, maikiua; con eso mantenían, yo a mis hijos solo les he mantenido así. Quiero que sigan mis costumbres El hombre, cuando la mujer paría, cuidaba que la mujer no coma cosas pesadas, cosas químicas, grasas, no topaban tigre, ni mono, ni menudo, comían solo pájaros fuertes. Como ahora el cura dice: ¿Acaso en la Biblia dice que no hay que comer menudo o mono? Yo comí mono y mi hijo cagaba a cada rato, porque mono caga a cada rato, chupando frutas. En el momento a mi hijo menor no le he dado piripri, ajej, a los cuatro mayores si les he dado esto. Al menor no le he dado, pero es enfermizo y le he preguntado a mi marido si estará comportán- dose bien. ¿Algo has hecho, algo malo?, le chupé todas las partes y así suspendí la diarrea. ¿Tendría mal ojo?, se podría morir. Estas costumbres y tradiciones hay que mantener aunque una se ponga zapatos o pantalón. Hago chicha, busco la huerta, canto algo que me enseñó mi mamá, que está dedicado a la huerta. Yo si sé, a mis hijas no les he enseñado, hay que saber hablar shuar. Nosotros siendo shuar hemos perdido el idioma. Ahora quiero recuperar. La doctora de la minería me habla bastante, dice tienen que mantener la costumbre de ustedes, yo hago comida con algunos granos. Así estamos. 188
    • SECCIÓN 2 Capítulo 4. El fortalecimiento cultural 2. LA DIFERENCIA Y EL DOLOR DE Para Domingo Ankuash, el paso clave LA PÉRDIDA CULTURAL de la identidad es encontrar los elemen- tos que hacen diferente a alguien del La sensación que se siente de las muje- resto. res shuar, awajún y wampís que viven en la selva, que ven su paisaje todos "Se trata de un acto político, la definición los días, hablan en su idioma, tienen de la cultura se da en la respuesta en qué un entorno familiar tradicional, no es la somos distintos a los otros." misma de una mujer shuar que, habien- Domingo Ankuash do nacido en Tinkimints (a tres días a pie desde la pequeña ciudad de Limón), En el caso de los shuar está ligado tam- salió de su región y se crió y estudió en bién al análisis de los hechos que im- Quito. Por eso, Olga Pitiur habla con pactaron en su cultura (Patricia Peñahe- mucha emoción de lo que más le gus- rrera): la pérdida de territorios, las mi- ta: la belleza del paisaje, las maravi- siones salesianas en las que separaron llas de la flora y la fauna, el recuerdo a los niños y niñas de los conocimientos de su niñez. Ella sabe el mal que pro- y costumbres de sus mayores, la pérdi- voca el cambio cultural y lo difícil que da del idioma; que se enmarca en el es volver. Es quien convoca a padres y concepto de genocidio cultural. madres a sostener la cultura, porque tie- ne como una herida abierta por dolor Por ello, la recuperación cultural trata de la pérdida. Esta lectura sobre el do- de enfrentar el sistema educativo y se lor se acerca a la generación shuar que habla de reforma educativa. Cuando nació en la década de 1950. dicen: "no poder volver atrás" implica la aceptación del régimen escolar; bus- En todos los testimonios vemos una reflexión: can desesperadamente como darle un que la recuperación y el sostenimiento cul- vuelco a la educación para que les ga- tural implican una acción de gobierno, una rantice la supervivencia de la cultura, voluntad política, que fue provocada du- pero a la vez necesitan responder al rante la ejecución del Proyecto. mundo y profesionalizarse (Domingo 189
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Ankuash, entre otros). Los dirigentes que no son necesarios. Cuando viene shuar conocen muy bien los cambios que de proyectos de ONG, cooperación in- provocan que los niños y niñas pasen ternacional o los gobiernos locales, se todo el día en las escuelas, de qué modo generan conflictos entre las familias por en ella pierden los conocimientos y tam- su distribución y uso como también con bién de qué modo fueron elaborados los donantes. Los donantes lo ven como los contenidos de las materias y los ma- un medio de acumulación basado en teriales escolares (la organización del la productividad, rentabilidad y el aho- sistema de educación bilingüe fue diri- rro; lo cual choca con la cultura shuar, gida por kichwas andinos). en donde se tiene el sentido del uso inmediato de cualquier bien o recurso. Algunos como Pedro Cumbia aún pien- san que "si los hijos han sido iniciados Estos conceptos cruzados, angustian y en arutam, tendrán la fortaleza para so- confunden a los habitantes de la Cordi- portar esa influencia externa sin perder- llera del Cóndor. Patricia Peñaherrera se como cultura shuar". Otros esperan comenta que la fortaleza, que algunas que los hijos vuelvan al territorio para familias de la montaña han puesto en- servir con su profesión. tre lo que quieren conservar como cul- tura y el mundo global, es infranquea- "La verdadera independencia está en el ble y puede ser su membrana de pro- sostenimiento del bosque, en la dependen- tección; esta membrana ha sido cons- cia del bosque, en no tener amos, en ser truida con la espiritualidad, con las libres como familias y como colectivo". creencias sobre la vida y la relación con Domingo Ankuash lo que es visible solo por medio de sig- nos, símbolos y la toma de natem, mai- Igual sucede con el sistema capitalista kiua, zumo de tabaco, tsentsemp. occidental, lo que Ángel y otros shuar llaman el dominio del dinero. Consi- El mundo moderno y la iglesia han pro- deran que el dinero provoca una con- movido y promueven la fragmentación fusión por el deseo de comprar bienes del mundo espiritual y del conocimien- 190
    • SECCIÓN 2 Capítulo 4. El fortalecimiento cultural 2. to integrado de la vida shuar, awajún y les. Patricia agrega que las decisiones wampís; provocan un nuevo caos. Pero tomadas por el Consejo de Gobierno sobre todo, los pone en el filo de un Shuar, como sostener la cultura y la crea- gran dolor y sufrimiento: el cambio im- ción de normativas y regulaciones en la plica una consternación en la vida de vida de las familias, también implican la gente (Patricia Peñaherrera). Esto no un cambio en la forma de vida shuar; se puede medir con indicadores de mer- cambios, cuyos impactos aún no se han cado o de uso de los recursos natura- medido. 191
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Olga Pitiur Asociación Sinip, Centro Tinkimins, Ecuador Diciembre de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera No es necesario cambiar demasiado Yo he vivido en Quito y durante estos años lo que más he recordado es el ambiente, la tranquilidad de la Amazonía. En la Sierra no es así, he recordado a mi familia, pero a pesar de todo, yo siempre he traba- jado y les he apoyado cuando me necesitaban. Para mí es un orgullo tener la Amazonía, mi tierra que es el oriente. Sinip tiene miles de maravillas en la flora y fauna, esto es un recuerdo cultural. Conservar la cultura shuar y la Amazonía o vender todo y construir una gran ciudad Hay que mantener la biodiversidad. No debemos dejar que la gente hispana viva aquí y forme un pueblo porque se perdería todo. Para mí no es bueno el cambio de la cultura, yo creo como mujer que hay que mantener. Esto será posible siempre y cuando nuestros padres nos sometan a eso. Pero en mi familia no es como era antes; mi madre se pone pantalón y no vestido como antes, ya es otra vida. Para nosotros volver a eso parece difícil, solo si nosotros ponemos el esfuerzo de volver a eso, yo creo que sí. Los hijos deben tomar las costumbres de los padres y madres, mante- nerlas, mejorarlas. Aquí respiramos aire puro, aquí vivimos sanos, es- tables. No es necesario cambiar demasiado. Mi madre en sus huertas tiene esas piedras que mi abuela le dejó cuando murió; con esas piedras mi madre sigue cosechando, sigue produciendo y canta para ir a la huerta. 192
    • SECCIÓN 2 Capítulo 4. El fortalecimiento cultural 2. El CGPSHA, una ayuda para el pueblo de la Cordillera del Cóndor Yo pienso que el gobierno es un orgullo. Rescatar nuestra vida de antes es muy conveniente para las 6 asociaciones; tienen la posibilidad de trabajar y seguir adelante. Yo pienso que el gobierno que nos representa va a seguir con otras propuestas y otras actitudes; no robar, no entrar en corrupción, ser consecuente con la gente que les eligió. Si no cumplen hay que cambiar. Domingo Ankuash Dirigente del CGPSHA, Ecuador Diciembre de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera La identidad shuar Este es un pueblo que tiene una cultura y tiene ese derecho de defen- der su cultura. Yo he dicho como pueblo shuar que somos totalmente distintos en idioma, en cultura. La convivencia misma en mi pueblo es distinta a la convivencia que hace el mestizo en su pueblo. Somos tan distintos aunque ellos me dicen somos iguales, somos hijos de Dios; eso no niego también que somos iguales: tenemos ojos, tenemos pies, pero somos distintos culturalmente. En idioma no somos iguales, en estatu- ra no somos iguales, en costumbres no somos iguales. La diferencia es que mi pueblo shuar tiene una cultura totalmente distinta que otras culturas. Yo me expreso: este es un pueblo que tiene una cultura y tiene ese derecho de defender su cultura ya que nos invadieron, nos acabaron la cultura, los curas nos dijeron dejen vuestro idioma y aprendan cas- tellano pero ahora nos damos cuenta que todos los pueblos con su cultura son fuertes, entonces nos debilitaron cuando nos quitaron, yo mismo no hablo bien mi idioma porque así me quitaron. 193
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Ya no recuerdo toda la historia nuestra como pueblo shuar, solo nos enseñan la historia del pueblo colono. La historia nuestra se ha ido al suelo porque nosotros solo tenemos que aprender la historia de lo ajeno. En este trabajo del gobierno territorial hemos entendido que hay un derecho y nosotros también tenemos que decir nuestra historia. Hemos hecho una historia, la Federación inició una historia: defender sus tierras porque estaba amenazado, estaba invadido y esa historia nadie dice, este es como una cosa que no sirve para los mestizos. Ahora hacemos una nueva historia de manejar nuestro territorio. No es que es todo negativo de los mestizos, hay muchas cosas que hay que aprender, por eso estoy diciendo que lo primero es rescatar lo propio de la cultura shuar y aprender de la cultura mestiza también lo bueno, porque todo pueblo tiene ventajas y desventajas. Los mestizos nos han traído primero la destrucción: el dominio económico, nosotros sin ese dine- ro, sin ese dólar vivíamos mejor. Ahora por ese dólar estamos mal parados, toda la gente comien- za a no creer en su tierra y comienza a querer dinero. No entienden que ese dinero se hace con la tierra. Lo que ayer nos dejó destruidos está difícil para construir y he dicho necesito el mismo tiempo para construir. Rescatar el propio idioma es duro porque los niños hasta ahora no hablan nuestro idioma, nos metieron ese sistema y ahora todos hablan castellano y difícil para rescatar el idioma shuar y creer en este territorio que era su tierra, era su vida Ahora el pueblo shuar con este sistema que nos han metido ya no cree en su tierra, por eso tenemos discrepancias con quienes venden, y encima no venden como cuesta sino que entregan por una limosna. Y esa es la discre- pancia que yo he guardado. La diferencia como pueblo shuar, primero rescatemos nuestro idioma. En este tiempo hemos entendido que hay que hacer una reforma educativa también. ¿Qué queremos nosotros como pueblo shuar?, ¿cómo queremos vivir? Porque este sistema en 40 años no nos ha solucionado, más bien nos han convertido en empleados, trabajadores o vivir dependiente de otros que tienen plata y no creemos que nosotros tenemos un territorio. No he viajado en todo el mundo pero he escuchado que en otros países del mundo, el que tiene 100 hectáreas es poderoso y aquí tenemos tierra, pero nosotros lo desconocemos porque nos metieron otro sistema de vivir, dependientes de otro. Nunca he querido ser empleado de nadie y 194
    • SECCIÓN 2 Capítulo 4. El fortalecimiento cultural 2. quiero que mis hijos, y no solo mis hijos sino mi pueblo, rescaten una parte del derecho cultural que es vivir en la selva, tener esa tierra, ¡vivir de esa selva!. Tenemos toda la biodiversidad, tenemos caza, pesca, tenemos frutas, tenemos vida, árboles, animales que nosotros podemos ejercer y hacer ese dólar, producir, convertir en dólar esta selva. Pero nuestra gente no lo ha entendido, entonces yo creo que lo primero en nosotros es recuperar nuestro idioma, recuperar el sistema de educación. No es que nosotros no teníamos civilización; todo pueblo ha tenido civilización. Ramón Yampintsa Yampis Comunidad Nativa Najem Entsa, alto Comaina, Perú 15 de diciembre de 2006 El cambio en la cultura awajún-wampís Yo quiero hablar sobre la importancia de las cultura y costumbre de los awajún-wampís. Es que ahora nos hemos acostumbrado a vivir con dinero para comprar ropas y vestimentas para nosotros y nues- tras familias. Antes no era así, la ropa la tejían los mismos hombres como senta [tipo de correa de algodón] o sabíamos hacer shimpui[banca], manguare, ahora ninguno de nosotros sabe hacerlo. Los hombres se encargaban de buscar animales para el autoconsumo familiar. Caza de venado, sajino, aves como pava, montete, paujil es- tamos olvidando. Eso se cazaba con cerbatana. La pesca con barbas- co. Ahora pescamos con tarrafa. Vemos que estamos cambiando nuestras costumbres ancestrales. Lo mismo también para la enfermedad por ejemplo, cuando alguien te- nia dolor de barriga tomaba una planta llamada ajamt (como uña de gato), ajem (jemjibre); con eso nos curábamos, pero ahora no lo ha- cemos asi, ya no le damos importancia a eso, totalmente lo hemos olvidado, cuando nuestro hijo se enferma, de frente acudimos a la posta de salud más cercana. 195
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Antes no teníamos enfermero pero vivíamos sanos y fuertes porque tomábamos datem (ayahuas- ca), bailcua (toé), tsaag (tabaco); por eso, les enseñábamos a tomar a los niños de 6 a 9 años para que tengan la visión. Yo tomé ayahuasca, por eso tengo algunas visiones. Las mujeres hacían lo mismo. Ellas se dedicaban solo a la chacra y huertas y sembraban diferen- tes tipos de plantas como plátano, caña, yuca, cocona, camote, witina, maní, fríjol, maíz y otras plantas, etc. También preparábamos masato para el consumo y para las fiestas. Esa era tarea de las mujeres. Cuando llegaron los curas, nos trajeron los cambios en las costumbres. Fue cambiando el awajún y después de eso vino la educación y desde ahí totalmente hemos cambiado. Ahora no es como antes, ya no practicamos el saludo y la danza. De baile, sabemos bailar, cumbia y salsa y hemos olvidado todo. Los apaches o mestizos quieren saber nuestras costumbres, a través de ellos pode- mos dejar un libro. Gracias, eso es todo. Patricia Peñaherrera Asistente de campo de la Fundación Natura, Ecuador Febrero de 2006 El misterio de la pérdida cultural A los pocos meses de haber arrancado el Proyecto, visitamos el Cen- tro Warintza, en el corazón de la Cordillera del Cóndor, con Daniel Valdivieso, el geógrafo más joven del equipo; llegamos a un lugar maravilloso en donde la neblina baja desde temprano y a treinta me- tros pasan las frías aguas del río Warintza. Casi toda la reunión fue en shuar, solo podíamos comprender lo míni- mo que nos traducía el intérprete Franklin Kuja. Sentí que el pueblo shuar de la Cordillera del Cóndor se cerraba naturalmente a cual- quier influencia exterior, sin muchas palabras. Así como se cierra la 196
    • SECCIÓN 2 Capítulo 4. El fortalecimiento cultural 2. Cordillera, al igual que las hojas espinosas se comprimen, pensaba que los shuar de ese lugar estaban en peligro de morir como shuar porque la minera Lowel avanzaba sus estudios acelera- damente y ofrecía otro modo de vida muy ajena a la de ellos. Con salarios miserables, tragos, enlatados, dulces y con pocos dólares, se iba creando una especie de casta social de aquellos que tenían unos pocos dólares para gastar. Las mujeres, los ancianos, habían creado una fuerte membrana que los protegía y los separaba del mundo. Mientras más conocía a los shuar más podía diferenciar los panoramas, dependiendo de la re- gión, la distancia entre la selva y las carreteras. Extrañamente, los jóvenes de casi todos los centros shuar luchan por romper esa frontera y sueñan con un mundo moderno, con televisores y DVD, pero a la vez se ven atraídos por la vida que depende de los dólares; a ellos se les ve parados al filo de un abismo donde la fuerza de la gravedad los pone en riesgo de caer. Es difícil saber si existía entre ellos muchas reflexiones sobre la perdida cultural, o si es simplemen- te un dolor sordo que se expresa en frecuentes enfermedades emocionales, tal vez los mayores y mujeres llevan años tratando de no desaparecer, tal vez hay una lucha ahogada entre ellos, en la que es imposible inmiscuirse y profundizar desde afuera. Los dirigentes shuar que pasan de los treinta años tienen un discurso estructurado sobre la recupe- ración cultural, pienso que es solo esta palabrería la que pudimos recoger en el proceso de los dos años del Proyecto Paz y Conservación, ya que también hay un grupo de lideres que saben que para conseguir apoyo de las ONG es mejor presentarse como "jibaros" que como pobres sin identidad. Entonces es difícil llegar a la verdad, pero siendo optimista, diría que sí es probable que el espacio de diálogo abierto, que creamos juntos, haya promovido con mayor énfasis una reflexión sobre la existencia de esta membrana y sobre la lucha que llevan las generaciones más viejas de querer conservar su cultura, sus dioses, sus costumbres, el valor de la vida familiar, frente a los jóvenes y profesores que han sido seducidos por la peor presentación del mundo moderno: el dinero, la ropa, las películas de karate, los juegos de DVD, el supuesto progreso. Todo lo que he conocido de ellos no es suficiente para despejar las dudas. Siempre regresa esta pregunta: ¿Cómo es posible que un pueblo tan guerrero y fuerte esté en peligro de morir? He visto que la alienación ha sido promovida desde las escuelas y la colonización religiosa salesiana; la educación con modelos occidentales es la gran responsable de muchos de los vacíos cultura- les. Yo lo llamo genocidio espiritual y siempre me ha parecido tan trágico como el físico. La educa- ción y la religión católica, a nombre de Dios, les trae estos modelos de vida; valores morales que 197
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú los pone en conflicto con sus verdaderos deseos, poniendo al lado del pecado todo aquello que para los shuar era sagrado, juzgándolos de salvajes por tener familias grandes con varias muje- res. En cincuenta años han construido no una nueva espiritualidad, sino una ansiedad, una ver- güenza, un gran vacío, una nada. He sentido que la gran mayoría no son cristianos aunque así se llaman para no tener censuras sociales, otros siguen creyendo en sus dioses y tratan de mimetizarse como cristianos; viven, entonces, en una gran confusión espiritual que los llena de incertidumbre. Después viene la influencia de la globalización y del mercado, y los cambios por el crecimiento de la población y la falta de selva para vivir libres como sus abuelos. Todo junto ha impactado hasta el extremo. Los curas salesianos se dieron cuenta muy tarde que al debilitar su vida espiritual y su propia religión estaban provocando que las nuevas generaciones shuar sean seres demasiado débiles para enfrentar las presiones del mundo sin destruirse. Ahora trabajan intensamente por restable- cer esta membrana pero lo hacen desde la mentira, el miedo y la opresión. A pesar de todo este caos inmanejable, los shuar de la Cordillera siguen siendo singulares y únicos. ¿Qué es lo que hace que un pueblo se diferencie de otro? ¿Qué es lo que hace que se identifiquen con una nacionalidad? El territorio, la forma de vivir, la forma de comer, la forma en la que se relacionan con su bosque, sus aguas, los parentescos, el idioma. La antropología ha que- rido sacar conclusiones; seguramente son una serie de elementos inseparables que cuando se fragmentan viene el caos. Hemos tratado de avanzar juntos en esa reflexión porque no se podía concebir un proceso sin pasar por una revisión intensiva de lo que los shuar, como pueblo, eran y lo que querían ser. Estas preguntas llevan inevitablemente hacia el tema cultural, porque lo que cada ser humano desea tiene profundas raíces en el pasado y en el presente. No podíamos avanzar en la elaboración de normativas de uso de los recursos de caza, pesca o de la madera, sin antes saber cómo eran estas normas cuando tenían gigantescos territorios, así como conocer cómo es que quisieran que sea ahora. Construir normativas, contradictoriamente, es poner las cosas en un orden que no es propio de su cultura, pero para salvar a la familia shuar hay que reglamentar el uso. Son cambios para los que aún no están preparados y no sabemos realmente como serán en el futuro los impactos sociales y familiares. 198
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú 200
    • SECCIÓN 2 Capítulo 5. Autonomía territorial y política 2. Autonomía territorial y política EL ORIGEN DE NUESTRA fue la construcción de un gobierno te- DECISIÓN rritorial indígena con un sentido autó- nomo y la Fundación Natura fue una Si bien podríamos señalar que en el aliada incondicional. Ecuador el Proyecto se apoyó sobre las formas organizativas que ya existían en Los técnicos de la Fundación Natura la FICSH (los centros shuar y las asocia- apoyaron concientemente la construc- ciones), no podríamos decir que estas ción de este gobierno territorial aunque estructuras tenían capacidad de gestión, no estuvo planificado. La cimentación alianzas, trabajo organizado y menos de los elementos de gestión y la crea- aún autonomía. Santiago describe que ción de una nueva forma de gobierno el interés por el Proyecto giró, justamente, fueron desarrollándose paralelamente. en torno a la necesidad de crear estos En los testimonios de Domingo Ankuash, elementos, para asegurar su superviven- Domingo Antun y Ángel Nantip se pue- cia como cultura, y fue el principal atrac- de encontrar una clara referencia a esto. tivo para que ellos acepten el Proyecto. También, Santiago Kingman y Patricia En la capitalización de esta experiencia Peñaherrera, como técnicos locales de se preguntó a los shuar, ¿cómo se be- la Fundación Natura, identifican que neficiaron del Proyecto? y en sus res- desde el inicio existió una fuerte inte- puestas fue difícil encontrar una línea racción con los dirigentes shuar para ir clara de separación entre su proceso y dibujando el concepto de territorio y go- el Proyecto. Para los shuar, el Proyecto bierno shuar. 201
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Rafael Tsanchim Presidente de la Asociación Sinip, Centro Tinkimins, Ecuador Abril de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera Nuestros dioses están guiándonos Mi Nombre es Rafael Tsanchim, soy de Tinkimints, del mismo centro que es el presidente de la Asociación SINIP soy profesor de la escuela, estoy , caminando 8 años en el magisterio, enseño a los niños de primero y segundo nivel. Principalmente, a los docentes estoy enseñando sobre el bosque, la con- servación y para poder, siempre les digo que ese bosque da la vida, da al ser y también es un protector de la vida para los humanos y los demás seres que estamos en ese territorio. El PSHA ha surgido como una buena iniciativa que está protegida por los dioses shuar. Es principalmente verídico de que el CGPSHA es una visión propia que estamos, que tenemos. Nuestros dioses están actualmente guián- donos y vivimos con ellos, no es que este espíritu nos lo trae la ONG sino que es de aquí; ya conocemos el poder de Arutam del verdadero poder. El CGPSHA está organizado por las seis asociaciones, entonces mi idea es esta, es algo bueno. El CGPSHA ordena a las comunidades y a la asociación; es mejor vida para nuevas generaciones. Entonces, como tal, como nosotros autoridades y en las comunidades tenemos que dar buenas ideas a nuestra niñez, que ellos sigan de lo mejor, que no pien- sen en lo demás que oyen de malo, no. El CGPSHA hace buenas cosas para mí y el pueblo shuar. El CGPSHA es para proteger la vida buena de las generaciones El CGPSHA no está aliado con la minería, sino que están protegiendo a nuestra sociedad para que con el tiempo, después vivan de lo mejor, que 202
    • SECCIÓN 2 Capítulo 5. Autonomía territorial y política 2. no se encuentren destruidos. El CGPSHA eso es lo que ordena a nosotros, protege para bien del pueblo, no lidera a la empresa para que entre, no es en ese sentido. En eso, la normativa que ha hecho el CGPSHA sobre la conservación de los bosques y la conser- vación forestal son para proteger la vida buena de las siguientes generaciones. Sobre la conservación del bosque que el CGPSHA controla, es bien claro de que es bien para nosotros que se ha asentado en la Cordillera del Cóndor, no es que el CGPSHA va a llevarse el bosque y dañar, realmente, el CGPSHA tiene que liderarnos para que vivan de lo mejor nuestras generaciones. El padre Juan de la Cruz siempre habla mal del CGPSHA Respecto de esto, hemos hablado nosotros muchas veces cuando hace visita a las comunidades; el asesor jurídico hace mensaje en las comunidades diciendo que el CGPSHA, la ONG y otras instituciones más son parte de la empresa minera. Algunos creen que esto es verídico, pero en cambio yo, como presidente, sé que no es y por esa idea que tiene el asesor jurídico es que los shuar estamos marginados. Domingo Ankuash Dirigente del CGPSHA, Presidente de la CONFENIAE, período 2007-2011 Diciembre de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera El origen de mi pensamiento sobre el "territorio" De mi juventud en la misión a la lucha por la recuperación del territorio Yo fui reclutado por los salesianos tal vez cuando tuve mis 4 o 5 años, que ellos determinan así. Lo primero que sé que ellos hicieron es dar- me un nombre, o sea dos nombres, dos apellidos, porque mi padre cuando yo nací me dio un nombre pues era un solo nombre que los 203
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú shuar teníamos, pero cuando me reclutaron ellos me llevaron y me han dado el nombre que hasta ahora lo mantengo. Muy niño no conocía todo lo que sucedía en la vida; lo que hicieron los misioneros. Hice la primaria y estuve en colegio de práctica agrícola de la misión salesiana hasta los 17 años. Los mismos misioneros pueden decirle que yo fui uno de los más rebeldes, que no me gustaba vivir internado, fuera de la casa. Pero así me tuvieron porque era voluntad de los misioneros y también mi padre fue convencido de eso, que yo tenía que estar con los curas, aprender de ellos. Cuando terminé mis 17 años, o sea en el año 1973, salí. No regresé a la casa sino que me fui a trabajar en una granja experimental de la Universidad de Loja, en Zamora; ahí trabajé un año, hice mi experiencia de actividad como técnico agropecuario. De ahí viajé a lago Agrio a hacer mis recorridos; entonces trabajé en la compañía Resaco. Conocí la explotación petrolera. Hasta 1975 estuve así andando, como joven, después tuve que obedecer a mis padres de que ya tenía que tener una mujer y eso lo cumplí. En el año 1975 hasta el año 1979 he estado con mi familia y con mi esposa en la casa. Del año 1979 al año 1980 leí la historia de la Federación Shuar, la lucha que hacían los primeros dirigentes en defensa territorial, y me gustó un poco porque se hablaba de una defensa territorial para un pueblo que se llamaba pueblo shuar. Un poco investigué que el padre Juan Shutka y Miguel Tankamas –que hasta ahora vive– eran de los que dieron la idea de tener una organización para defender las tierras, porque los mestizos y los curas ya habían invadido todo lo que es la Amazo- nía, o sea ocuparon las mejores tierras, que hasta ahora también tienen. Las misiones salesianas y los mestizos formaron los cantones Morona, Sucúa, Gualaquiza y todos esos. Desde aquel año 1979 yo me sumé a la lucha de la Federación Shuar; apoyé a Miguel Tankamas que le conocí y que peleaba contra una institución que aquel tiempo comenzó a meter coloniza- ción: el CREA. De todo esto, lo que yo he visto es que la Federación nació con una visión de defender su tierra y el padre Juan Shutka también, que había ideado que para que los shuar no queden sin tierra se organizaran en centros, asociación y federación. A esa lucha me sumé y fue acogida por mucha gente en mi Asociación de Bomboiza y también en la Federación Shuar. Entre los años 1981 y 1982 fui electo como vicepresidente de la Federación pero yo me dediqué a defender tierras. Tomé decisiones de que se desaloje y hubo una acción con disparados. En vista de eso me dijeron que yo iba a crear una serie de problemas contra los mestizos y la asamblea de los presidentes de las asociaciones tomó la decisión de que yo regrese a la casa. 204
    • SECCIÓN 2 Capítulo 5. Autonomía territorial y política 2. En el año 1986 fui electo como dirigente de tenencia de tierras en la Confederación de Naciona- lidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), cuando la formaron, y entre los años 1986 y 1987 seguí mis acciones en defensa territorial tanto en la costa, sierra y en el oriente. Después me dieron una tarjeta roja en tiempo del gobierno de León Febres Cordero y tuve que estar desde el año 1987 hasta el año 1994 en la casa; ahí no apoyé a la lucha de la Federación Shuar. Sin embargo, después de que terminó la persecución me sumé nuevamente y hasta ahora estoy en eso. Hasta aquí he estado actuando como uno de los que apoyan la lucha territorial. Por eso me conecté con el Proyecto con la Fundación Natura, porque vi que podíamos trabajar en defensa territorial. Santiago Kingman Coordinador del Proyecto Paz y Conservación, Ecuador Diciembre de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera El lento aprendizaje del territorio en el que nos encontramos. Una de las más sistemáticas reflexiones territoriales que tuve fue en el año 2001, cuando la Fundación Natura me contrató para analizar la relación entre pueblos indígenas del Ecuador y las áreas protegidas. Se me reveló, aún intuitivamente, la presencia de un gobierno nacio- nal actuando sobre un espacio de vida de un grupo particular en el Cuyabeno, en Cotacachi Cayapas, en el Sumaco; sentí las diferen- cias, los caminos diversos y la debilidad de las soluciones propuestas. En ese mismo año, junto con Marcelino Chumpí, en ese entonces empleado en la Fundación Natura para un estudio de minería en la Cordillera del Cóndor, viajamos hacia Morona Santiago. A lo largo de la ruta percibí el gigantesco espacio ocupado por los shuar, gente a la que veía por primera vez. Mis ideas sobre indianidad, culturas diferen- tes, costumbres, idiomas más tenían que ver con la historia de los pueblos kichwas de los andes ecuatorianos, peruanos y bolivianos; con ellos nunca hablamos de territorios. 205
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Cuando en la década de 1990 se levantó la consigna de recuperación de territorios, se pensaba como lo ocurrrido en la recuperación de las tierras de las grandes haciendas (ligado a la tradición de las reformas agrarias de 1964 y 1972). Cuando en la Organización de Pueblos Indígenas del Pastaza (OPIP), de los kichwa del Pastaza, se habló de nación y territorio independiente, se escuchaba como algo lejano, como separación del Estado ecuatoriano; eso en nuestra mente moderna era inviable. En ese viaje se dio un encuentro –varias veces contado en estos años en la zona de la Cordillera– con Domingo Ankuash que era presidente de la Asociación Bomboiza. Vi a un hombre agresivo, fuerte de carácter, con una sonrisa burlona, que me dijo a qué vienen, siempre vienen con sus proyectos que no sirven para nada. Es cierto que la Fundación Natura tenía un proyecto para conflictos de tierra que yo enseguida capté le interesaba a Domingo. Pocos meses después en- tendí por qué en esa asociación habían fuertes conflictos por la venta de territorios colectivos o globales, tanto entre shuar como con mestizos. Pero más me impactó la diferencia, el límite que Domingo me ponía, diciéndome con su forma de ser que éramos distintos, y me interesó su insistencia en la frase: "defender el territorio". Creo que en ese momento Domingo pensaba en los límites y propiedad de territorios globales, pero también tenía una idea de circunscripciones territoriales indígenas (CTI). Marcelino Chumpí había sido asambleísta en el año 1998 para la nueva Constitución, en la que se puso que el sistema descentralizado del Estado ecuatoriano incluía no solo prefecturas, muni- cipios y juntas parroquiales sino también estos gobiernos locales indígenas que les llamaron ton- tamente CTI. Marcelino había hecho un esfuerzo en pensar cómo armar estos gobiernos en el inmenso territorio shuar de más de 500 mil hectáreas. Pero nadie entre los shuar, y yo por supues- to, entendíamos de qué hablaba. Otro encuentro importantísimo para mí fue con Natalia Wray, que había trabajado los impactos del petróleo sobre el mundo indígena amazónico, ella me hizo la conexión clave: no se puede hablar de territorios sin gobiernos propios sobre esos territorios. Ahí estaba la idea de la nacionalidad indíge- na, no era solo un espacio, una cultura, era también la capacidad de legitimar su gobierno autóno- mo, diferente del resto de gobiernos del Estado ecuatoriano. No era un problema solo de dinero propio o de negocios propios, sino de decidir los caminos de cada grupo diferente. Esto se ajustaba fuertemente con una tercera idea, que a pesar de ser considerada pasada de moda para mí, se hizo carne: la idea de fronteras étnicas. Había que poner las diferencias entre unos y otros bien claritas para poder armar una nueva relación entre el Estado ecuatoriano y más aún con el mundo global y con cada uno de los pueblos. Así que, junto con varios dirigentes, 206
    • SECCIÓN 2 Capítulo 5. Autonomía territorial y política 2. comenzamos a discutir la idea de un gobierno autónomo que tenía que ser reconocido por el Estado ecuatoriano y por todos los gobiernos locales y los habitantes de alrededor de la Cordillera del Cóndor. Creo que la idea de este territorio se fue haciendo poco a poco No puedo entender de otra manera por qué acudía la gente al llamado, por qué todos los dirigen- tes de más de 40 comunidades bajaban, unos desde muy lejos de Sinip, como Bosco Santiak y Mario Tentets, otros como Luís Nawech de Mayaik o Domingo Antún y Franklin Kuja de Nunkuis y Ramón Tunki o Carlos Nawech de Limón, que no les interesaba mucho la política; y otros, en cambio muy experimentados en la relación con los de afuera, como Manuel Antunish de Limón, Patricio Chumpia o Jaime Palomino de Santiago, o la gente de Bomboiza. Llegaron jóvenes y viejos, eso era interesante, era como si estuviésemos formando un nuevo mundo, con mucho de la fuerza de los antiguos y con mucho de la idea de los jóvenes más modernos. A pesar de que los shuar siempre dicen que se socializó poco, estoy convencido de que hablamos y hablamos por más de dos años; he calculado unos 200 encuentros. Los líderes shuar que se metieron en la cosa se iban solos, recorrían los centros, hablaban con la gente. Y eso es lo interesante del concepto de territorio y gobierno autónomo, que la gente se interesaba por una y otra cosa; unos porque creían que comenzaban a encontrar soluciones económicas, otros por la tierra, otros por las peleas internas, otros por salud o educación y otros por el gusto de encontrar- se o discutir. Por eso es que esta experiencia de crear la CTI fue un fenómeno, creo, bien propio, abierto, de muchos temas, no separando las cosas, más bien hablando de todo; imaginando un mundo nuevo. 207
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú LA ESTRATEGIA TERRITORIAL ción antigua y un drama real, que se fue agravando junto con la transforma- En la Cordillera del Cóndor se aplica- ción cultural y las experiencias que su- ron dos estrategias distintas entre los frió. Un simple acercamiento a muchos awajún, wampís y los shuar. Estas estra- dirigentes repite la historia; la experien- tegias responden en parte a las leyes cia de cómo sus padres fueron absorbi- existentes en cada país, a los proble- dos o convencidos, o de otros que se mas que tiene cada grupo y a su nivel opusieron todo el tiempo, pero que ante de organización y pasado político. las oleadas de gente que iban ocupan- do zonas bajas junto al río Zamora, En el caso del Perú, la estrategia awajún- como en el Pangui o junto al río Chu- wampís de ampliación y titulación de chumbletza, terminaron agotados y ce- sus tierras influyo en el Proyecto. El Pro- dieron. yecto vio como una prioridad apoyar esta estrategia y considerarla como uno La reflexión en los shuar fue el de la de los principales criterios para delimi- autonomía, pues así se establecía la di- tar el área protegida. ferencia con otros gobiernos locales,como municipios o juntas pa- En los shuar, el rechazo a todas las ca- rroquiales. El contraste estaba en que tegorías de áreas protegidas del Minis- era un gobierno específicamente indí- terio del Ambiente y la Ley Forestal, los gena, en territorio de indígenas, con au- llevo a buscar en la Constitución una toridades propias, que normaba y se categoría más política, que fue la cir- conducía de acuerdo a las costumbres. cunscripción territorial indígena (Franklin La experiencia mostró una importante Kuja). La estrategia de los shuar fue diferencia en la elección de dirigentes, crearla "de hecho" con el fin de promo- pues los shuar están organizados por ver diversas CTI en la Amazonía y pre- familias y no como ciudadanos indivi- sionar para la creación de una Ley Or- duales y así mismo están distribuidos el gánica. Domingo Ankuash ilustra cómo territorio y los recursos naturales (San- el tema del territorio es una preocupa- tiago Kingman). 208
    • SECCIÓN 2 Capítulo 5. Autonomía territorial y política 2. La estrategia territorial, en los shuar, lle- fael Tsanchim, Bosco Santiak y Griselda va detrás la fuerza del dios guerrero Shakai). Arutam, es el verdadero poder que tie- ne un shuar; detrás de la estrategia está ¿Qué es el territorio?, ¿un espacio an- un poder espiritual, de la verdadera rea- cestral o un bosque que se ocupa y se lidad (Rafael Tsanchim). También pare- usa? Con los shuar, el Proyecto dio explí- ce claro que la opinión del padre Juan citamente el salto al concepto de territo- de la Cruz, salesiano, muy arraigado rio como un todo integral. La estrategia en la región, o de instituciones políticas territorial, además de estar relacionada como Acción Ecológica y el Movimien- con el poder, implicó un reconocimiento to Popular Democrático (MPD) son las de la identidad relacionada con lo an- que más confunden a los shuar, puesto cestral, con los abuelos, con el pasado. que los conceptos de buen uso y con- servación del bosque y su relación di- Domingo Ankuash lo expresa claramen- recta con la supervivencia de la cultura te: "la reafirmación del territorio, es en han sido manipulados en sentido con- primer lugar una respuesta a la pérdi- trario. Han dicho que el CGPSHA es da de los espacios de las tierras. ¿Para una estrategia de entrega de la Cordi- qué quieren tanta selva, dicen los colo- llera del Cóndor a las mineras y ONG nos?, los shuar contestan: ¿Qué más internacionales que quieren apoderar- quieren que compartamos?" Es el cho- se del bosque y la biodiversidad (Ra- que entre visiones. 209
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Tito Yagkur Ex-promotor del Proyecto PIMA Comunidad Nativa Onanga, sector alto Santiago, Perú Entrevista de: Julio Hinojosa Traducción de: Julio Hinojosa y Diógenes Ampam Wejin 14 de mayo de 2006 Nosotros somos los dueños de estas tierras Al respecto de la categorización, a mi punto de ver, nosotros somos los dueños de estas tierras, ahí están los huesos de los tatarabuelos, abue- los y de nuestros padres, donde derramaron sus sangres, sus purmas y nosotros nos hemos crecido entre estas huellas, es por eso que es- tos territorios sean de nosotros. Entiendo que la categorización es una manera de cuidar el bosque para no exterminar todos los recursos naturales. Lo que quisiéramos, es que si es que hacen la categoriza- ción, podrían hacer a favor de nosotros, es decir a nivel de reservas comunales; eso nos gustaría porque esta categoría aproxima a nues- tros intereses del cuidado de nuestros bosques y los planes que se hace son a favor de los propios comuneros. Franklin Kuja, Ejecutivo de Salud Asociación Nunkui, Centro Warints, Ecuador Diciembre de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera No confiamos en el Estado ecuatoriano En este proceso todos nos obligamos a cambiar Se da un importante cambio de lo objetivos iniciales del Proyecto Paz y Conservación, tengo entendido que se trataba de implementar áreas protegidas en la Cordillera del Cóndor, pero cuando entramos en con- 210
    • SECCIÓN 2 Capítulo 5. Autonomía territorial y política 2. tacto con la Fundación Natura, hubo un cambio estructural porque nosotros pensamos que pode- mos proteger mejor con la estructura de un gobierno propio. No nos han gustado las áreas protegidas administradas desde el Estado porque no corresponde a la filosofía del pueblo shuar; pensábamos antes que el Estado podía administrar mejor, pero ahora no, porque nos conviene con esta estructura de gobierno ejercer nuestra autoridad y actividades en beneficio de la población shuar. Nosotros, ahora, estamos actuando de acuerdo a nuestras normas y principios. En el Pueblo ya nace esta inquietud y Domingo Ankuash ha sido un aliado de esta estructura organizativa, ente rector de esta organización, nos trajo la ley y nos trajo la idea de hacer esta CTI. Yo quería buscar un empleo para la vida, para conseguir dinero, pero ahora creo que lo mejor es vivir en la casa, en la comunidad, mejor en el campo, con propio gobierno. Con la comunidad prevalece la colectividad, solo unidos nos vamos hacer respetar. Al principio creíamos que teníamos que hacer aprobar el PSHA por el gobierno pero ahora esta- mos cambiando el modelo, buscamos que nos legalice el CODENPE, pero una vez legalizado como gobierno territorial creo que esto no va a perderse. No confiamos en el Estado ecuatoriano Las áreas protegidas y bosques protectores son declaradas dentro del marco de la ley, pero son solo declaratorias que no tienen un objetivo final a favor de los pueblos que ahí habitan, ni son socializadas con la comunidad; por eso las áreas protegidas y bosques protectores han sido aprovechados por las compañías que explotan recursos no renovables como el petróleo y la minería. Nunca se cumple el procedimiento de consulta previa e informada como lo establece la Constitu- ción y los derechos internacionales, nunca se acercan para saber qué quiere la gente de las comunidades. El ministerio de Energía da concesiones mineras a intereses privados sin nosotros conocer, y nunca ellos se ponen a pensar cómo afecta a la vida de nuestras familias. La declaratoria de área protegida, no es confiable, por lo tanto, estamos empoderándonos a nuestra realidad porque solo así podemos asegurar nuestra vida del presente y del futuro. 211
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Domingo Ankuash Dirigente del CGPSHA, Presidente de la CONFENIAE, período 2007-2011 Diciembre de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera Cuando hablo de territorio hablo de todo lo que el pueblo hace Hablo de educación, hablo de salud. Estoy defendiendo todos los se- res vivos que tenemos en nuestro territorio, de los ríos; estoy hablan- do de los árboles, de los animales, de toda la biodiversidad, porque en la tierra existe eso, el ser humano primero. He tenido discrepancias políticas con muchos abogados, con líderes, discrepancias internas y externas. He hecho ver que en nuestra histo- ria, después de que llegó la colonización, no nos vieron como a seres humanos al pueblo shuar, nos han tenido como cualquier animal. In- vadieron las mejores tierras. Ayer fue eso, ahora soy uno de los que deben defender el derecho del pueblo, entonces hablo de un territorio, hablo de esa tierra y cuando hablo les he dicho de educación, de economía, de trabajo. La Amazonía ya está compartida Los curas y colonos dicen que hay que compartir y con eso ocuparon grandes extensiones con la colonización; pero no se puede vivir com- partiendo un derecho privado. ¿Por qué a nosotros no nos comparten en la sierra y en la costa y por qué no nos comparten en el mundo, en Italia y en Estados Unidos? O sea que cuando me hablan de "un com- partir", yo digo, ¿a quién están diciendo? Es como entrar en tu casa y dormir con tu familia. 212
    • SECCIÓN 2 Capítulo 5. Autonomía territorial y política 2. O sea yo discrepo porque es un derecho de vida, cómo con lo poco que me queda voy a seguir compartiendo hasta perder todos los derechos. Somos seres humanos, somos un pueblo y tene- mos un derecho. Por algo Dios nos creó y nos dio ese territorio que ahora esta invadido y han ocupado, pero quieren seguir exigiendo lo poco que nos queda, nos quieren convertir en traba- jadores, en criados. La Constitución de 1998 nos da una garantía De eso hablo sin miedo, quiero que nos respeten nuestro territorio, nuestra dignidad, nuestra libertad, para que el pueblo comience a ejercer su derecho, como todo pueblo, como Estados Unidos, como China, como otros pueblos En este trabajo eso estamos haciendo, ejerciendo nues- tros derechos. Eso no quiere decir que yo descarto el derecho de los mestizos pero ¿que más derecho quieren? Hemos compartido nuestro territorio de la Amazonía, pero sin embargo siguen invadiendo, si- guen quitando. ¡Los invadidos acusados como invasores y los invasores son inocentes! 213
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú PARA QUÉ SIRVE UN GOBIERNO blemas internos, entre familias, para PROPIO mejorar la vida de la gente desde la capacidad que tiene el ejecutivo cen- El concepto de circunscripción territorial tral. Para otros, era un sistema descen- indígena fue en sus inicios confuso, se le tralizado de gobierno, en el que cada relacionaba mucho con territorio y poco Asociación debía ser eficiente y capaz con gobierno. Lentamente, los diálogos de conseguir recursos financieros y téc- fueron abriendo la perspectiva: se trata- nicos para promover la modernización ba de construir un gobierno local en un económica conjuntamente con la con- territorio plenamente indígena. servación de los recursos naturales (Raúl Petsain). Durante meses, el eje de la discusión fue: ¿Cómo caracterizar un gobierno in- La forma de organizarse se va proban- dígena que sea diferente al de un mu- do y cambiando pero se mantienen las nicipio con una estructura política defi- prioridades: la defensa del territorio y nida desde el gobierno central? Un go- la búsqueda de soluciones económicas, bierno shuar tiene que ser organizado el respeto entre sí y la identificación de de acuerdo a las costumbres propias, elementos culturales, las decisiones co- para que sea autónomo. La autonomía lectivas la conservación de la riqueza permite gobernar de acuerdo a sus pro- de la selva; la oposición a la minería. pias visiones y prioridades. Todas estas se convierten en una re- flexión que fortalece la necesidad de Las visiones fueron diversas: para mu- tener autonomía (Santiago Kingman, chos shuar el gobierno tenía que ser Patricia Peñaherrera, Domingo Ankuash, hacia adentro, para resolver los pro- Domingo Antun). 214
    • SECCIÓN 2 Capítulo 5. Autonomía territorial y política 2. Domingo Ankuash Dirigente de la nacionalidad shuar, Presidente de la CONFENIAE, período 2007-2011 Diciembre de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera El sentido de la acción Los mestizos ya nos metieron en la cabeza que más valor debemos poner en un carro que en la tierra Estoy hablando y seguiré hablando toda la vida: primero la unidad. Antes éramos unidos y nos dividieron y nos siguen dividiendo; las per- sonas externas nos dividen porque ellos dicen hay que dividirles para quitarles. Ahora como hay desunión todo el mundo nos amenaza y si nos vieran tan unidos las amenazas se terminarían. Hemos trabajado para que las seis asociaciones comiencen a crecer como una unidad de familias, antes decían: uchil, apar, tziemil, awuen, ahora a su propio padre dice "Don" Ankuash. Esas palabritas que nos metieron los mestizos es para dividirnos en la familia misma, en cam- bio antes había una armonía de decir: mi hermano, mi cuñado, mi familia, eso nos tenía unidos. Todo eso nos está quitando, ya no nos creemos entre líderes porque hay un desorden social, económico. Dicen, ah Domingo por qué gana, ah Domingo roba, pero nadie ve robando, y de donde viene esa pala- bra, ¿que roban?, es de los mestizos que nos dicen: oye ese está robando, en tu nombre está comiendo. Eso nos desunió. Por eso Lo primero que hicimos con el apoyo del Proyecto fue visitar a las comu- nidades para que comiencen a creer en la unidad, en la gran familia shuar que existía. 215
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Cuando un líder está yendo adelante, los mestizos le meten cizaña Los mestizos dividen y el líder queda solo Mi gente, mi pueblo es conciente de lo que estamos sufriendo ahora, el problema minero, petro- lero, de invasiones; sí saben, sino que el maldito dinero nos tiene divididos. Muchos creen que yendo a trabajar donde Don Pedro se consigue ese dólar y comienzan a mandar a las hijas de niñeras, eso hay que acabar. Creo que mi pueblo sí está entendiendo que si tienen tierra sus hijos y sus hijas puedan ser libres y decidir su destino, y que nadie nos de pensando, porque siempre alguien nos da pensando, nos dicen: para tener una casa tienes que vender tierra, si quieres tener un carro tienes que tener un titulo individual. Hay que hacer ver que su derecho está aquí, y que su tierra le da la vida; el muere y los hijos siguen; los mestizos ya nos metieron en la cabeza que más valor tiene un carro que la tierra. Viene el sueño: cómo quisiera tener un carro, una computadora, una casa con cemento, nos metieron un lío en la mente y eso hay que quitar y cuesta un tiempo. Manuel Antunish Presidente de la Asociación Limón, Ecuador Abril de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera Lo que nos ha conmovido y comprometido Lo más importante, que nos ha conmovido y comprometido es la lu- cha por el territorio. La defensa de él es lo que le da sentido al PSHA ya que garantiza nuestras vidas. En este transcurso del tiempo hay muchas cosas importantes que hemos logrado entre los compañeros que hemos llevado adelante este proyecto. Cada vez hay más personas dentro del PSHA que van comprendiendo cuál es el objetivo que tiene esta circunscripción territorial y las conve- niencias para las familias. 216
    • SECCIÓN 2 Capítulo 5. Autonomía territorial y política 2. Estamos ganando el respaldo, la confianza de muchas organizaciones indígenas amazónicas, incluso nos hemos constituido como un ejemplo dentro de la Federación Shuar19. Lo más impor- tante ha sido ir definiendo el territorio. Nos falta la legalización. Nos falta la capacitación y educación del elemento humano, porque como shuar tenemos nues- tros propios conocimientos, pero como convivimos con la cultura mestiza, tenemos que convivir y tener conocimientos de la cultura hispana; necesitamos llevar adelante una educación con iden- tidad shuar para no perdernos en el camino. Tenemos la educación bilingüe pero falta adaptar o volverle real a la educación bilingüe. Como PSHA sabemos que si no garantizamos la educación y la salud no estamos resolviendo los problemas de fondo de las familias. La falta de entendimiento provoca conflictos con ciertas personas no con la mayoría La Fundación Natura nos ha ayudado en la formulación de la normativa para poder, de forma ordenada, administrar nuestra biodiversidad; yo lo veo positivo. El manejo de los intereses internacionales son complejos y muy fuertes. Se manejan muchas cosas a través del dinero, en los países industrializados la cuestión del oxigeno está contaminada y a ellos les interesa que nosotros conservemos esta naturaleza para producir más oxígeno. A nosotros nos conviene conservar porque nosotros vivimos de ella, nos da para vivir y hay que proteger. Hay que normar su uso, hay que educar a nuestros niños con estos conceptos, no con la mentalidad hispana que refleja confusión. Nosotros queremos darle a esto la mayor importancia. Antes teníamos normas para la conservación de los recursos Nuestra cultura nunca fue depredadora de la montaña. La utilizábamos para cultivar la yuca, plátano, para la sobrevivencia, no se explotaba la madera; es últimamente con los colonos que se empezó a explotar la madera, pero no todo está perdido. 19 A la fecha de publicación de este libro, el CGPSHA esta reconocido legalmente por el CODENPE, con el acuerdo 255 del 7 de septiembre de 2006. 217
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Los shuar conservamos lo que nos queda, es nuestra vida, pero no somos una cultura que escribe ni que elabora documentos, hemos escrito ahora con ayuda técnica y eso nos favorece para que las normas queden escritas y podamos unificar entre nosotros un solo criterio. El Estado y el Instituto Nacional de Desarrollo Agrario (INDA) nunca nos han respetado y solo si logramos delimitar nuestro territorio como circunscripción territorial shuar eso evitaría la invasión de tierras. En ese sentido yo le veo a todo el proceso vital. Yo me he entregado incondicionalmen- te, estoy defendiendo los derechos del pueblo shuar y mis derechos, es un compromiso moral y humano que tengo con todas las familias del PSHA, porque no todos tenemos el mismo nivel de entendimiento ni preparación para poder defendernos. Mi padre me apoyó para aprender a leer y escribir y así yo puedo ayudar a mis compañeros. Yo me siento muy contento de estar participando en este proceso porque la aspiración es que se cristalice el sueño de legalizar este territorio shuar de la Cordillera del Cóndor, con seis asociaciones. Queremos crear un gobierno con autonomía, con identidad, con responsabilidad, con recursos y bienestar para nuestras familias. Yo fui presidente de la Asociación Limón antes de iniciar este proceso, y sigo siendo presidente en este momento, también dirigente de este proyecto. Lo veo bien porque nos garantiza proteger legalmente nuestro territorio, para evitar invasiones. La conservación de los recursos naturales sin el gobierno sobre el territorio es imposible. Hay muchas agresiones externas que nos desequilibran, hay otras personas que deberán liderar y si no hay normas claras pueden desviarse o confundirse. En la Asociación Limón algunos dirigentes cedieron la venta de tierras por algunos centavos. Ahora estamos viviendo las consecuencias, estamos afrontando muchos conflictos de tierras. Tenemos la seguridad de lo que hemos trabajado estos años porque la situación de las nacionalida- des del Ecuador está cada vez más amenazada por diferentes intereses, desde adentro y desde afuera; el Estado no nos protege, ni los municipios locales, nada, solamente nosotros podremos garantizar hacia el futuro, tenemos que luchar para que se respeten nuestros derechos y en esto hay que tener aliados que son a veces ONG, si se comprometen con nuestras necesidades. 218
    • SECCIÓN 2 Capítulo 5. Autonomía territorial y política 2. José Utitiaj Juep Coordinador de ECRAE, Morona Santiago Asociación Arutam, Centro Tiink, Ecuador Abril de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera El "progreso" para un territorio como el mío El gobierno territorial Es un buen proceso que se inició para poder defender el territorio shuar con el fin de garantizar la convivencia de la Nacionalidad, por- que en ello nos hemos dado cuenta de que hay grandes recursos naturales y humanos. Por ejemplo, la sabiduría ancestral es uno de los valores que no podemos dejar perder, hay que recuperar esos cono- cimientos, valorizarlos. El Plan Piloto del Gobierno Territorial ha definido varias normas que regulan la convivencia social conforme la visión propia de la gente. Para este proceso el apoyo de la Fundación Natura ha sido funda- mental, ha ayudado a la consolidación de este nuevo modelo de or- ganización del pueblo shuar. El aporte técnico y económico de la Fun- dación en este proceso de construcción de un gobierno shuar no es de soslayar, ya que el pueblo shuar necesita justamente ahora este tipo de apoyo para ir organizándose mejor. El "progreso" para un territorio como el mío Mi familia está en Tiink (Gualaquiza), yo vivo en Macas por asuntos de trabajo, mi familia vive allá en la comunidad por decisión de mi espo- sa; a ella no le gustó vivir en la ciudad por obvias razones, uno de ellos es el espacio de un arriendo que es siempre un lugar bastante limita- do para vivir tranquilos. Yo le apoyé la idea para que los niños crezcan en su lugar natal donde haya un ambiente familiar mucho más segu- ro. No tratamos de copiar la forma de vivir en la ciudades, hablar de 219
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú progreso no parece ser muy sencillo, es un proceso de adaptación de un pueblo conciente a nuevos procesos de cambio, de estilos de vida, de trabajo y administración de su territorio. Para mí, desarrollo no significa expansión del centro urbano de una comunidad sino, más bien, trato de hacer hincapié en el desarrollo humano sostenible que tenga su propia identidad, en el campo social, económico, intelectual, espiritual y administración de su territorio. ¿Qué aprendí? Para quienes tengan la oportunidad de leernos, digo que el CGPSHA está impulsando un nuevo modelo de administración del territorio amparado por la Constitución Política de la República, este proceso de construcción y cambio de gestión administrativa de un gobierno local shuar lo hacen las seis asociaciones. Lo cual significa que estamos creando mecanismos para poder gobernar y administrar nuestro territorio conforme nuestra cosmovisión, sin embargo, debemos ser concien- tes de que todo cambio trae resistencias. 220
    • SECCIÓN 2 Capítulo 5. Autonomía territorial y política 2. LA DECISIÓN DE GOBERNAR Y colectiva y explicita. Domingo Ankuash CONSERVAR y Ángel Nantip dicen que hay que "po- ner orden en la casa". Todas las fami- Como dice la mayor parte de testimo- lias intervienen en zonificar sus tierras y nios de este capítulo, el Proyecto apoyó consensuar el territorio colectivo o glo- numerosos diálogos y encuentros que bal en el que se inscriben. Poner orden van aclarando en la dirigencia shuar la es equivalente a una buena vida, a la estrecha relación entre el buen gobier- protección de la familia, a mantener su no y un renovado propósito de conser- cultura, a la dependencia del bosque y vación. Esta relación fortalece la auto- a la salud, además es normar la rela- nomía y la identidad shuar. Los dirigen- ción con el exterior y "no permitir que tes están cada vez más concientes del nadie entre por la ventana y todos en- vínculo y se comprometen de manera tren por la puerta" (Domingo Ankuash). 221
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Gabriel Ampam Coordinador de la Unidad Técnica Agropecuaria Asociación Nunkui, Centro Warints, Ecuador 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera Las seis asociaciones tomamos la decisión de crear este gobierno Las seis asociaciones tomamos la decisión de crear este gobierno y no aceptamos la creación de un área protegida, porque nos dimos cuen- ta de que nosotros podíamos tener un bosque sano sin contamina- ción, nosotros solos, sin intervención de otros, así, tuvimos que organi- zarnos para mantener nuestra selva, defendiendo nuestros territorios para que no haya actividades mineras, madereras u otras empresas que podrían tenernos a nosotros dominados. Hemos organizado esto para que en el futuro nuestras familias tengan un beneficio más cercano porque en el Municipio de Limón no somos tomados en cuenta. Como somos pueblos de frontera tuvimos que formar este PSHA como un municipio shuar, para ser beneficiados con nuestro propio gobier- no para que no haya intromisión de los hermanos mestizos, que no haya políticas en las que solo hay intereses de ganar puestos y no repartir el beneficio. Nos hemos constituido para la defensa de un territorio y queremos ser autónomos en el manejo de nuestro territorio. Es importante manejar el territorio porque tenemos que vivir en un ambiente sano, sin conta- minación. La cultura antigua de nuestros padres. Hasta el momento, los que vivimos en la frontera tenemos la misma cultura que tenían nuestros 222
    • SECCIÓN 2 Capítulo 5. Autonomía territorial y política 2. padres, es vivir del bosque; ahora el pueblo ha avanzado y ha crecido y hay escuelas. La idea es que tengamos un bosque entero. El bosque es el alimento del mundo, sin él no podríamos ser personas sanas. El bosque debe proteger el medio ambiente, para que no haya contagios y enfermedades. Tengo 10 hijos y no me va a alcanzar el bosque No tengo mucha extensión de territorio, unas 180 hectáreas, con los 10 hijos que tengo no me alcanza, pero no quiero fragmentar y quiero mantener uno solo entre todos. No todos los hijos son iguales, algunos quieren que les divida por hectáreas o parcelas. A los hijos les he dicho que no pueden negociar ni perder y la familia debe ser colectiva. Con esto podemos vivir porque tenemos el bosque entero y no está talado. Hemos socializado cómo es la zonificación, cómo hay que trabajar, hay que ordenar todos los animales para que se puedan reproducir. Los hijos también están creciendo concientes, ellos mismos tienen que conocer, no tenemos más territorio y de eso tenemos que vivir. Lo que me ha dejado la participación en el CGPSHA Me ha dejado el mensaje de que debemos organizarnos para la defensa de nuestro territorio. Sin la organización, solo con intereses personales no sería un buen beneficio; está organización nos ha dado importancia a la base y me ha gustado la idea que debemos seguir organizados. Una vez que somos unidos somos una masa grande como Pueblo Shuar Arutam. Es una gran experiencia, además es nuestra propia gente la que va a gobernar y estoy gustoso que seamos nosotros mismos. 223
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Manuel Antunish Presidente de la Asociación Limón, Ecuador Diciembre de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera La "conservación" es propia de los shuar Otro elemento es la conservación de la biodiversidad, hemos sido siempre conservadores por naturaleza; se ha normado para controlar y controlarnos nosotros mismos, pero este tiempo hemos aprendido a manejar leyes y conceptos que nos dan más argumentos. Hay muchas personas que nos dicen que nos están lavando el cere- bro con intervención ajena. Me parece que hay intereses que no hay cómo desconocer de organismos internacionales, pero la conserva- ción de la naturaleza es algo cultural, nuestro, porque nosotros vivi- mos en la selva y de ello vivimos. Entonces por cultura nosotros nunca botamos árboles en cantidad; se comenzó a botar árboles en canti- dad cuando entraron los colonos y luego se comenzó a destruir la montaña y con ello la biodiversidad. Nosotros, como cultura, amamos la naturaleza,; vivimos de ella, la amamos y protegemos. Antes teníamos normas para la conservación de los recursos Nuestra cultura nunca fue depredadora de la montaña; la utilizába- mos para cultivar la yuca, plátano, para la sobrevivencia; no se explo- taba la madera, es últimamente con los colonos que se empezó a explotar la madera, pero no todo está perdido. Los shuar conservamos lo que nos queda, es nuestra vida, pero no so- mos una cultura que escribe ni que elabora documentos, hemos escrito ahora con ayuda técnica y eso nos favorece para que las normas que- den escritas y podamos unificar entre nosotros un solo criterio. 224
    • SECCIÓN 2 Capítulo 5. Autonomía territorial y política 2. EL BUEN GOBIERNO SHUAR Y EL en la región atraídas por el nuevo pro- CUMPLIMIENTO DE LAS NUEVAS ceso de organización territorial crea dis- NORMAS cusiones. ¿Quién debe ganar dinero?, ¿cómo se escoge a los técnicos?, ¿cómo Los shuar se preguntan: ¿Cómo mejo- hacer para que no se cree una casta de rar este joven gobierno para que pue- burócratas?, ¿cómo se aborda el tema da responder ante tantas y diversas ex- de la equidad? Entre las familias se le- pectativas? Para muchos la solución está vantan muchos comentarios y críticas re- en la formación de los jóvenes. Un pen- ferentes a los dirigentes y el manejo del samiento es que ellos "deben profesio- dinero. Ser dirigente es considerado nalizarse para enfrentar al mundo mo- como un camino para obtener dinero, derno, a los cambios tecnológicos y hablan de robos o desvío de fondos. poder gobernar bien" (Antonio Ampan). Se discuten controles y no se halla la Con esta visión, el gobierno inicial se manera. Un año después de finalizado apoyó en los profesores shuar, pero las el Proyecto, el valor de un dirigente se responsabilidades y el tiempo que exi- mide en su honestidad para el manejo gía el proceso los dejó a un lado. Por de fondos y en su quehacer, mientras lo tanto, se revalorizó a los líderes dis- que lo político se torna secundario. puestos a defender su territorio y la pro- fesión ya no fue un criterio para definir Existe, una corriente modernizadora a un buen dirigente. Actualmente, cuan- dentro del mundo shuar. Esta corriente do se piensa en un profesional se pien- siente que es inevitable que la madera sa en un técnico, y no es necesariamen- y el bosque se acaben rápidamente y te una autoridad (Patricia Peñaherrera). que hay que tener alternativas econó- micas diferentes. Exigen que el gobier- En los testimonios de Ángel Nantip, no tenga la capacidad de promover ac- Domingo Ankuash y Patricia Peñaherre- tividades económicas rentables, que den ra vemos como el dinero crea confu- dinero a las familias. El dinero provie- sión en el gobierno shuar. El apoyo del ne de la madera, les molesta, pero no Proyecto y de otras ONG que entraron conocen otro camino para obtenerlo. 225
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú En varios testimonios se habla de otros aceptado por varios dirigentes de la componentes, de lo que sería "un buen Federación Shuar. Para muchos, la falta gobierno shuar": lograr el reconocimien- de legalidad política le quitaba legiti- to jurídico legal, que cumple y hace cum- midad, sin embargo, la necesidad y el plir las normas con autoridad, que ad- orgullo, pudieron más que esta duda. ministra bien y no roba, y da beneficios En el presente se mantiene el mito de a las familias (Raúl Petsain, Segundo que este era un "proyecto piloto de la Tsanquim, Adela Wampash y Griselda FICSH", y la verdad es que el CGPSHA Shakai). esta legalizado en el CODENPE. La legalización política del CGPSHA no "En el presente el gobierno shuar tiene ha tenido solución hasta ahora. Por esto, personería jurídica propia y es la forma autoorganizarse "de hecho", es decir sin más organizada del mundo shuar" una Ley orgánica del Estado, no fue Ángel Nantip 226
    • SECCIÓN 2 Capítulo 5. Autonomía territorial y política 2. Domingo Ankuash Dirigente del CGPSHA, Presidente de la CONFENIAE, período 2007-2011 Diciembre de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera Nuestras leyes territoriales Tenemos un montón de normas ajenas y para asimilar las normas propias del gobierno shuar arutam, estamos confundidos. Esa es la dificultad. Nuestra cultura no vivió de una norma o ley escrita; teníamos una ley hablada, no leída. Cuando la Federación Shuar crea un estatuto, no- sotros reflexionamos sobre la existencia nuestra, entonces, toda la or- ganización hace su norma. Esta norma que hemos construido en el gobierno de las asociaciones, territorio arutam, es algo para tener en la mano ante un Estado que revisa cómo estamos organizados. No creo que nos han influenciado para hacerlas, porque estaba estu- diado, debatido y hemos metido polémica en las comunidades para escribirlas, como la norma forestal, la de resolución de conflictos inter- nos y otras 10 restantes. Yo debo agradecer a la Fundación Natura, a su persona y Santiago Kingman quien entendió y nos ha ayudado redactando porque noso- tros no escribimos, pero no es una cosa ajena. Solo el escrito es en castellano y nos ayudaron ustedes como técnicos, porque nosotros no manejamos el idioma castellano; nuestro pueblo tuvo leyes pero nun- ca escribió. Antiguamente no escribieron las normas, pero cumplimos Decían antiguamente no harás daño, no matarás; no escribieron pero cumplíamos exitosamente porque el que mataba era matado. Ahora 227
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú en el sistema de los mestizos dice que el que mata, mediante un dinero se salva, en cinco días se engorda y sigue; en cambio en nuestra cultura al que mataba, violaba o hacia daño, se le aplicaba una norma de muerte: si mato me van a matar, por eso respeto la vida del otro y la mía. Había otra norma: si te casabas había que vivir y morir con ella; pero este tiempo, hay otra norma del Estado, se divorcian, cogen dos años, viven y botan, dejan niños abandonados. Nuestra ley no era así. Lo que escribimos nosotros no leemos Lo que escribimos, no podemos ejercer como práctica, a veces guardamos en el archivo. Eso ha sucedido en normas forestales. Se dice no deforestar pero se necesita hacer una hectárea de sembrío de yuca, y quiera o no quiera mete la mano. Tenemos otra norma: el reordenamiento territorial, que dice que un determinado terreno es para agricultura, para ganadería, para caza y pesca. Parece que sí están respetando, aunque no están leyendo detenidamente las normas que hemos hecho. Si algo no estamos cumpliendo es porque el shuar no vive de arroz o de fideo, vive de la caza y pesca. Aunque nos redujeron a un terreno pequeño, la existencia del pueblo shuar todavía sigue siendo de caza y pesca. Si alguien critica, algún mestizo, algún político critica esta circunscripción territorial y sus normas, es porque está viendo que nosotros queremos liberarnos, con nuestras ideas propias, manejar una selva, manejar de acuerdo a nuestra visión y territorio. Hemos dicho vamos a ejercer la Constitución, lo difícil es que no leemos, y a veces hacemos lo que nos viene de frente. La ley no se lee y no se puede cumplir tal como dice una norma; ni los mestizos cumplen las leyes que hacen ellos mismos, entonces tampoco alguien puede exigirnos: cumplan totalmente, todo. Qué dice un socio shuar, "yo quiero vender un árbol porque quiero ese dólar", aunque en la norma dice no corte sin permiso, pero necesita ese dólar para dar educación, para comprar cuadernos, para la salud, entonces quiera o no quiera están violando, pero si tuvieran ese dólar propio, el shuar diría no. Si hiciéramos recorrido centro por centro explicando lo que ellos mismo dijeron verbalmente, demostrándoles que ya está escrito lo que ellos dijeron. Por ejemplo, ellos dijeron que en río Zamora nunca van a meter barbasco, dijeron, pero no leyeron lo que escribimos, entonces ahí también hay una falla de que nuestros lideres de gobierno no están recorriendo a la base, no están gobernado. 228
    • SECCIÓN 2 Capítulo 5. Autonomía territorial y política 2. Precisamente este año habría que hacer que el gobierno ejerza a su territorio, administre el territorio de acuerdo a su estatuto; por eso voy a apoyar ahora, si es que no me mandan sacando de esta actividad.. La norma es como decir que los curas a cada rato están rezando Ave Maria, hay que rezar asimismo, hay que estudiar para meter en la cabeza y cumplir. Yo se que el shuar dice, y he escuchado a varios que dicen que hay que cumplir, pero no leen. Si revisamos el estatuto, ellos mismos se van a dar cuenta que lo que ellos dijeron no están cumpliendo, entonces cuándo vamos a cumplir. Tenemos un montón de normas: leyes del Esta- do, normas de la Federación, tenemos las otras normas, entonces eso nos confunde, y para meterles a las normas propias de la autonomía del gobierno, todavía el shuar esta confundido, esa es la dificultad. Patricia Peñaherrera Asistente de campo de la Fundación Natura Diciembre de 2006 El ejercicio del nuevo gobierno shuar La mayor presión para los dirigentes shuar y nosotros, era la expecta- tiva de las familias que aspiraban a resolver muchas necesidades vita- les. Buen gobierno quiere decir "gestión" y quiere decir también dine- ro para obras; y obras para las comunidades shuar, normalmente sig- nifica: empalizado de las rutas, casas comunales, aulas, canchas mul- tiuso; y después: agua, luz, comunicaciones. Todo aquello que tenía que ver con los proyectos para obtener dinero, ha sido motivo de muchas confrontaciones, entre dirigentes, familias shuar y ONG. Para tener dinero, optaron por lo más conocido: la ganadería. Sin ser rentable, era la más adaptable al ritmo y a los horarios de trabajo 229
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú shuar.A pesar de los esfuerzos realizados en infinidad de capacitaciones, por parte del equipo de la GTZ-COSUDE, ha sido imposible alcanzar un sistema de producción agropecuario sostenible. El poco interés por acumular riqueza que los caracteriza, combinado con la crisis de los precios del ganado, inclinó más a los shuar a conservar el ganado como un bien familiar y una caja de ahorros, para tener dinero siguieron acudiendo a la extracción de la madera. Esta fue una de las realidades más difíciles para aplicar las normas de conservación. El 80% de la madera se sacaba de forma ilegal y sin planes de manejo. Los finqueros reciben bajos precios y los comerciantes –que promueven la ilegalidad– muchas veces solo ganan por el transporte a las ciudades andinas; y claro, a menor rentabilidad, mayor presión. En estas circunstancias, la aplicación de las normativas se vuelve muy compleja, pues a pesar de que fue inventada por ellos, y discutida entre las familias, a la hora de ejercer la autoridad para aplicar las leyes, se vio falta de consistencia desde el Consejo de Gobierno y más aún de parte de las autoridades territoriales como presidentes y síndicos, que tienen mayores compro- misos familiares. También encontramos muchos conflictos familiares y sociales por la posesión de las tierras. La invasión de colonos es la más grave de ellas. Pero también algunos shuar venden a colonos el derecho de posesión que obtienen los títulos de propiedad individuales dentro del título colectivo, creando confusión y desconcierto. Por último, un problema difícil en el mundo shuar es un muy diferente concepto de la continuidad y la proyección de futuro. Se cambia de función y de aspiraciones continuamente. La necesidad de construir técnicos propios, que asesoren al gobierno y a las familias en la aplicación de las normas y en la búsqueda de mejoras en la práctica, es muy compleja: la selección se realiza por parentesco, el técnico o el dirigente tienen viejos conflictos con otras familias o también tienden a dar más apoyo a sus familias. La forma de ser shuar y los conflictos familiares, hacen variables a los técnicos y no se puede asegurar la asistencia a largo plazo. En estos años, ni sus jefes, ni nosotros, ni los demás cooperantes, hemos encontrado la formula para lograr un apoyo integral, propio e íntimo que cuaje más con su manera de ser y de vivir, parecería que todo lo que les obliga a constituirse como una institución, con jerarquías y estructu- 230
    • SECCIÓN 2 Capítulo 5. Autonomía territorial y política 2. ras, mecanismos, dinero, administración, les obliga replicar el modelo mestizo, y aún no encuen- tran un camino autentico de organización y gestión. La experiencia vivida nos dice que si el proceso no toca las fibras más profundas del ser shuar, pone en riesgo la consolidación del sueño colectivo. La pregunta que se impone es: ¿Cómo lograr la construcción de un nuevo tipo de gobierno territorial shuar que convoque, que tenga respeto y autoridad, que sea una experiencia innovadora y significativa para sí mismos, para nosotros los colaboradores, y el resto de pueblos amazónicos y de otros mundos? En estos nuevos tiempos es indispensable encontrar la respuesta para estas preguntas que que- daron apenas planteadas en la primera fase del Proyecto realizado. Agustín Nawech Presidente de la Asociación Mayaik, Ecuador Diciembre de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera No permito que nadie entre sin el permiso del pueblo Los recursos naturales están en nosotros, la riqueza es nuestra, el territorio esta en nuestras manos El problema es que hubo mucha gente en el proyecto. Nosotros esta- mos solventando algunas situaciones graves que en otros tiempos no se solucionaron, pero actualmente se habla de maderas a buen pre- cio para los productores de varias especies y de los encofrados, la gente está dispuesta, se siente feliz, ellos dicen sí queremos manejar nuestro bosque, sin los intermediarios. Esta bien que la Provincia de Morona Santiago, se declare como pro- vincia ecológica, que se diga con un sentido que nos respeten a to- dos, con una legalidad que no sea con intermediarios. La ultima vez estuve en el municipio y me llaman a mi y me dicen, "ve Agustín, aquí 231
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú tengo dos estudiantes que quieren ir a la cascada de Tsuis", yo le dije, "cuando lleguemos a un diálogo porque no permito que nadie entre sin el consentimiento del pueblo. ¿Quien es el dueño? El municipio de Tiwintza no es el dueño del territorio, los dueños somos: los presidentes, los síndi- cos y el pueblo que vivimos aquí, pero como el municipio es del Estado, entonces cualquier extranjero, cualquier estudiante viene. Sinceramente yo no estoy de acuerdo, mi sentimiento es que ha habido muchos conflictos por la entrada de gente extraña, y ahora a las personas no conocidas no vamos a dejar entrar en nuestras comunidades, entonces así estamos quedando de acuerdo con todas las comunidades, solo estamos aplicando la normativa que nosotros hicimos en el gobierno shuar, cuando dijimos que nadie entre por la ventana sino por la puerta, lleguen primero a donde el Ángel Nantip que es presidente del CGPSHA, que ahí se discuta y se tome un acuerdo. Pedro Uvijindia Alcalde del Gobierno Municipal del Cantón Tiwintza, Ecuador Mayo de 2006 Entrevista de: Didier Sánchez El CGPSHA - Consejo de Gobierno Pueblo Shuar Arutam El CGPSHA tiene una perspectiva muy importante para que el pueblo nativo se valore, se sienta capaz, eleve su autoestima y pueda gober- narse y dirigir su destino, manteniendo su costumbre de acuerdo a su cultura, a su historia, a su lengua. Dentro de estos territorios de la circunscripción territorial indígena también hay grupos de hispanoha- blantes, en minoría y que también deben ser parte de ese accionar. El objetivo que queremos lograr es el bienestar de la gente, de quie- nes están dentro de esta circunscripción territorial, sea colono, sea nativo, para que cada uno tenga un nivel de vida respetable. Sabemos que hay recursos provenientes de la firma de la paz, del Plan Binacional que se podrían invertir acá. Pero no se lo ha hecho 232
    • SECCIÓN 2 Capítulo 5. Autonomía territorial y política 2. porque, lamentablemente nosotros no estamos capacitados para elaborar proyectos y presentar- los a organismos que están manejando esos recursos. El objetivo de los quienes estamos dentro del PSHA, es trabajar para que esos recursos sean invertidos aquí, en nuestras comunidades y mejorar el nivel de vida: en la educación, en la salud y en el aspecto productivo. También como gobierno del cantón, nosotros apuntamos a esos tres aspectos. Sin embargo, el Congreso tiene que aprobar los estatutos y las leyes para que esto sea legal y pueda constituirse. Hasta la fecha no nos han dado ninguna respuesta de que el CGPSHA ya está aprobado y que se puede ya actuar conforme a lo establecido. Así que todavía no es una institu- ción legal. Es un proceso que está avanzado y llegará un momento dado en que tenemos que hablar del gobierno del PSHA. Raúl Petsain Asociación Arutam, Centro Tink, Ecuador Diciembre de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera Descentralización y buen gobierno Hay que descentralizar para gobernar mejor Con la experiencia del PSHA nos hemos inclinado más a la visión de crear una nueva asociación, la idea es mejorar la situación de nuestra organización. Bomboiza es una asociación extensa, su dirigencia no tiene cobertura suficiente para trabajar con los centros y eso permite que cada centro empiece a tomar su propia iniciativa. Si el trabajo fuera coordinado, en la medida de las capacidades de su gente, permitiría mejorar la problemática de toda la asociación. Los 233
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú esfuerzos de los dirigentes muchas veces no alcanzan a cubrir las necesidades de sus comunida- des y comienzan los desfases administrativos y gerenciales; y en relación a la velocidad del cam- bios tecnológicos modernos del mundo actual, nuestra velocidad de trabajo significa retroceder hacia el fracaso, en tal virtud, tenemos que proyectarnos en las nuevas visiones y mejores metas para nuestras comunidades El CGPSHA es un ejemplo que nos ha permitido ver cómo se puede mejorar la gobernabilidad Sí, en base a este ejemplo estamos tratando de mejorar la coordinación, la planificación y con- senso en las tomas de decisiones y actividades para el mejoramiento del nivel de vida de las comunidades; vamos a definir política organizativa en las bases y con mucha transparencia, no vamos a salirnos de las políticas del CGPSHA y de la FICSH. Los planes que hemos elaborado son con miras a buscar los canales de comunicación con orga- nismos de cooperación nacional e internacional. Esa visión coincide con el CGPSHA; queremos empezar con un plan de capacitación para la elaboración, ejecución y evaluación de proyectos de desarrollo local. Proyecto Fundación El Proyecto realizado por la Fundación Natura y el proceso del PSHA En un inicio había una información muy superficial de quienes empezaron a trabajar con este proyecto y eso permitió que en los centros y asociaciones shuar no se capte el sentido profundo de los principios, objetivos y las metas del PSHA. El problema grave es cuando no se logra explicar con claridad a nuestros mayores, dirigentes, jóvenes y mujeres; a nuestra gente hay que hablarle en términos que ellos pueden entender y ser claro en las proyecciones que se van ha hacer. En este momento la gente no nos cree por que los socializadores que nos han visitado no han utilizado un lenguaje que permita la comunicación con nuestros socios; es eso lo que produjo el desentendimiento y se creyó que el PSHA estaba hablando cosas que no podían ser ciertas. Por eso en Bomboiza este tema confundió a las comunidades y hoy a disminuido la credibilidad y no se va ha creer a nadie; hay que cambiar el lenguaje y la forma de llegar con el mensaje y apropiarlos del verdadero concepto de autonomía. 234
    • SECCIÓN 2 Capítulo 5. Autonomía territorial y política 2. Tenemos que delinear las políticas de conservación de recursos del bosque En mi región se está explotando la madera, en muchos lugares se ha talado en forma irracional, deteriorando el bosque, no está quedando madera buena. Cuando hablamos con los moradores el tema de la conservación de recursos del bosque, ellos responden: pero ¿qué comemos? Por lo tanto, hay que pensar si definimos políticas de conservación, pero junto con eso hay que pensar en otras actividades que puedan generar fuentes de trabajo y recursos para autoabastecimiento, además de la necesidad de ingresos económicos. Todos los padres de familia tienen hijos en escuelas y colegios, por lo tanto necesitan de medios económicos para el financiamiento. La misión está clara Con las informaciones que tengo en este momento, creo que esta es la ambición más positiva a largo plazo; la misión está clara, aunque esto no se ha transmitido con anterioridad y con el verdadero sentido en las bases. Considero que son las proyecciones con las que nos vamos a manejar: la conservación del bos- que como base de la defensa de nuestra vida, y actividades que van a crear ingresos en las familias. Si no se combinan las dos cosas no se está garantizando nada. Si se crean estas condi- ciones dejarán de tumbar árboles y trabajarán en sus microempresas para tener suficiente ingre- so para la subsistencia y el mercado, que los permitirá a sus generaciones venideras la formación profesional. Pueblo El Consejo de Gobierno del Pueblo Shuar Arutam es una verdadera dirección honesta y decidida Hay que actuar con mucha cautela, para esto estamos creando las normativas con bastante transparencia y de fácil aplicabilidad y todos los dirigente deben sujetarse a ello y las bases son testigos que deben controlar porque ellos los han nombrado. Un dirigente al sentirse inoperante en la administración, sencillamente debe retirarse, o se san- cionará de acuerdo a la normativa que se establece, de acuerdo a las costumbres propias de la cultura. 235
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Las evaluaciones periódicas permitirá correctivos a los dirigentes que actúan negativamente y en forma premeditada, esto evitará a que se siga la corriente de las corrupciones. La administración de fondos es bastante delicada; mientras no tengamos gente preparada académicamente, tene- mos que cometer errores involuntarios pero debemos superar. El mejor aprendizaje de esta experiencia La integración de los jóvenes, con tanto entusiasmo, es la mayor fortaleza dentro de este gobier- no territorial; sin embargo, hay que apoyarles para que puedan mejorar académicamente, por- que los cambios que se dan en el mundo moderno son muy acelerados, e igualmente manejar con mucha fuerza lo que es la identidad cultural: un pueblo que no se identifica es un pueblo que se muere. Por lo tanto puedo decirles a los jóvenes que se identifiquen con su cultura propia y que deben esforzarse en el mejoramiento académico para enfrentar los problemas, buscar soluciones y apoyar el desarrollo de su pueblo, hay que orientar la administración del gobierno en beneficio directo a las familias. Segundo Tsakimp Ashanka Asesor de la Federación Shuar Diciembre de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera Como he visto este plan piloto Mi nombre es Segundo Tsankim Ashanka, vivo en la Comunidad San José de la Asociación Chiguaza perteneciente al Cantón Huamboya; por cuestiones de apoyo técnico he llegado a la Federación para po- der asesorar técnicamente al directorio de la Federación y al equipo de legalización de territorios ancestrales de la Federación Interprovin- cial de Centros Shuar. 236
    • SECCIÓN 2 Capítulo 5. Autonomía territorial y política 2. Cómo he visto la historia de este proceso Mucho antes llegamos a conocer este plan piloto y fue aprobado por varias asambleas generales donde se les dio luz verde para que continúen trabajando y ensayando. Entonces, es un trabajo legal que viene realizando como Circunscripción Territorial Shuar Arutam, desde hace 4 años, con el aval de todos los socios de los centros, de las asociaciones y de los mismos consejos de gobier- no de la Federación Shuar, que han pasado durante varios periodos, de manera que están traba- jando bajo una normativa legal y aprobada oficialmente por el pueblo shuar. De esto han logrado ventajas muy buenas Todo ha estado pensado para poder accionar mejor: las seis asociaciones se han juntado para poder apoyarse mutuamente y acceder a mejores recursos económicos y también me- jorar las capacidades técnicas, productivas y de gestión, para poder desarrollar ese sector fronterizo. Esto no se contradice con la organización y estructura organizativa de la F ederación Shuar De ninguna manera, más bien es un apoyo a la organización; solamente hay que entender el particular y opinar dentro del marco de la legalidad y de los trabajos y los objetivos que viene cumpliendo y tiene trazados también el CGPSHA. El actual presidente transitorio de la FICSH y el directorio le negaron el respaldo, sin embargo, las dudas que tenía el presidente y el consejo de gobierno era de que de pronto podría debilitarse la Federación y en algún momento podía separase de la Federación La nacionalidad shuar se va a constituir como una sola nacionalidad, y va a optar por la creación de varios gobiernos territoriales Estas experiencias que se adquieren pueden ayudar a ampliar la experiencia a nivel de la región amazónica y también a la Federación Interprovincial de Centros Shuar, sin embrago, hay que socializar a las asociaciones que integran las organizaciones Shuar. Pero hay un caso importante que hay que resaltar para que esto progrese de acuerdo a las normas de la Constitución de la República: las instituciones territoriales indígenas deben cumplir con los objetivos. Para entender esto, tiene que venir un directorio con una mentalidad más amplia que se interese por presentar 237
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú y tener una ingerencia política ante el Congreso y el gobierno nacional para pelear por la norma- tiva de las circunscripciones territoriales indígenas. Hay un temor de parte de los dirigentes más antiguos El temor justamente es por las experiencias vividas en la organización shuar, especialmente la FICSH, sin embargo, se necesita normas claras para que eso no suceda, de manera que este CGPSHA pueda trabajar ampliando esos niveles. Entonces, se necesita un poco de organización técnica y gerencial y administrativa de parte del consejo de gobierno de la Federación, armonizar el proceso de desarrollo y visionar sobre estos aspectos. De manera que le falta todavía al Consejo de Gobierno que se reúna con todas las asociaciones para poder discutir estos temas y tomar grandes decisiones para el futuro del pueblo shuar; especialmente para 50 o 100 años más. Toca trazar estos aspectos para poder delinear políticas de desarrollo; si se tiene esos aspectos, esos instrumentos legales técnicos, no hay de qué temer. Nosotros debemos aprovechar las oportunidades que están trazadas en la Constitución Para eso hay que luchar, hay que unir fuerzas porque nada es sencillo; al gobierno del Ecuador no le interesa legalizar, igual al Congreso Nacional, oficializarnos y presupuestarnos para que estos sectores tengan las mejores opciones para el desarrollo. Sin embargo, necesitamos luchar para poder conquistar esas oportunidades que tenemos escritas en la Constitución y para eso hay que integrar a las demás nacionalidades de la región Amazónica. De manera que se necesitarán mayores esfuerzos y luchas por años para poder conseguirlos y así mismo debemos tener también unos diputados que nos apoyen dentro del Congreso Nacional y luchen por nosotros y podamos oficializar estos anhelos que tenemos ya escritos. 238
    • SECCIÓN 2 Capítulo 5. Autonomía territorial y política 2. EL GOBIERNO SHUAR DESDE de las mujeres y sus hijos e hijas ma- LOS OJOS DE LAS MUJERES yores, la falta de dinero ante enferme- dades y, sobre todo, la soledad, la in- Por último, en las entrevistas de tres certidumbre de lo que el marido hace mujeres –Elvia Tsamarain, Griselda afuera. Hay un gran dolor y Elvia Shakai y Adela Wampash– se percibe Tsamarain no quiere esconderlo. Las profundamente el conflicto que este go- esperanzas de que el gobierno resuel- bierno crea en su vida diaria y espe- va cosas aún están lejanas para las ranzas. En primer lugar, ellas quieren mujeres: ellas confían en lo suyo, en su sentir que hay respeto, que las autori- trabajo, en sus huertas, en Nunkui, en dades tienen claridad. Por otro lado, las hijas. No se esperan muchas co- si una mujer tiene a su marido como sas, nadie las espera, si algo llega, es líder, como autoridad, siente el peso aceptado como bueno; más les pre- del abandono en la familia: el cam- ocupa que los dirigentes sean socia- bio de roles, el aumento del trabajo bles, amables, comprensibles. 239
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Elvia Tsamarain Asociación Nunkui, Centro Warints, Ecuador Diciembre de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera La situación de las mujeres de los líderes Soy casada, tengo seis hermanas mujeres, cinco hijos, tengo once años de casada El conflicto que hay por la minera Yo mejor no me he integrado al conflicto. Yo digo que si y no a la empresa, sí y no a la minería. Yo soy una mujer neutral. Ni si, ni no, a la minería. Yo soy una mujer libre. No tengo dudas. Ellos dicen que hay muchos socios que quieren la minería. Qué se saca con decir no, no; muchos hacen por buscar un trabajo para sustentar a la familia. Eso se podría hacer vendiendo los productos del medio. Yo al momen- to no he trabajado con la minera. Yo vivo con mis sacrificios, soy pro- fesora contratada 3 meses, con eso saque mis bonificaciones. Mi vida es sin mi marido, el sale de la comunidad porque es líder Yo trabajo en la finca, por más que salga mi marido yo trabajo bien con mis hijos, con el mayor de once años, que me ayuda. Yo soy mujer Shuar, soy conformista, soy sumisa, si fuera como muchas mujeres que son expertas, no tendría a mi marido así. Yo vivo sola, por más que haya, igual me da, a veces no hay que comer en la casa y me preguntan ¿usted de que va a vivir? Mi marido que trabaja no tiene sueldo. Viene la enfermedad, la necesidad, ¿con qué recursos vamos a pagar? No entiendo. Yo trabajo, tengo a veces ganado, solo pollos he vendido. A veces cuando hay fiesta hago cualquier cosa y hago algo de plata. 240
    • SECCIÓN 2 Capítulo 5. Autonomía territorial y política 2. A mí, muchas veces me han dicho, "ser líder es un retraso en el trabajo". Hasta el momento, yo reclamo los derechos. Cuando el no está falta el cariño en la casa, los hijos necesitan cariño, no solo de la madre; los dos necesitamos dar cariño a los hijos. Muchas veces la doctora de la empresa minera me ha dicho: "Usted tiene cinco hijos y cómo trabajas. ¡Eres una mujer sufrida!" El trabajo que ha hecho mi esposo en el CGPSHA no ha servido No sé si el trabajo que hace mi esposo en el CGPSHA ha servido para algo. Porque en la casa falta: no solo para hacer el amor sexual, yo se decir si fuera otra, yo no aguantaría, yo soy dura y puedo dominar el deseo sexual. No hay deseo. Cuando llega él nace el cariño. En el trabajo los dos trabajamos. El lejos no me deja nada, el me dice: ¿por qué estás así?, ¡tu te estás educando!, ¿estudias en la universidad? En un momento me puse a llorar; tampoco no soy viuda para yo quedarme con cinco hijos: para mi es una tristeza. Yo cojo el machete y voy a trabajar, soy alevosa. Me ha dado mucho trabajo, tres hectáreas y media de huerto; y llegar a hacer todo hasta las 5 de la tarde. Entro en el trabajo de los hombres y trabajo nomás. Dejo a mis hijitos pequeños de 1 y 3 años. Llego y una hija de 9 años hace la comida. Pero yo no soy una mujer que este feliz haciendo el trabajo del hombre; puedo lavar, planchar, cocinar, criar mis hijitos, tener a los hijos bien limpiecitos, educados, que saben respetar a los mayores. Me cuesta hacer el trabajo del hombre, el trabajo del campo. Sé cocinar con fogón, tengo que cortar leña; digo al momento, ¿cómo vivir? Yo he dicho que busco trabajo para sustentar a la familia, pero no tengo nombramientos solo soy bachiller, ¡no! me dice él, ¿quién va a cuidar los hijos? ¿con quién vivo? Bueno le dije, usted trabaja y yo me quedo en la casa. Y yo digo, el coge la plata pero en una semana o quince días todo gasta porque en Sucúa todo es plata. A la casa llega con mano libre. Mi suegro le dijo aléjese de la política, deje de ser líder, ser líder es ser pobre; no somos pobres porque en la tierra somos ricos. Ahora, ¿cómo soluciona- mos?, ¿un líder cómo va a trabajar sin nada?, si un hijo se enferma o yo misma que estoy consu- mida, ¿como vamos a hacer para pagar? Hasta ahora yo no me resuelvo. Yo le pedí al profesor que me busque un trabajo, sinceramente me gusta trabajar, quiero superar. 241
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Ahora con la energía, los que están en la comunidad y no son profesionales tienen tele, cocineta, refrigeradora. Mi marido es capacitado y tiene más experiencias, pero nada hacemos. No me arrepiento de haberme casado. Quiero tener una buena casa. Quiero que mis hijos se vayan al colegio. Quisiera mandar a mis hijos a otro pueblo para que tengan otra experiencia, que sea otra cosa y no profesor. Marcela Chuim Asociación Sinip, Centro Tinkimints, Ecuador Abril de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera Veo en el CGPSHA personas sociables Nuestro gobierno shuar Yo he visto que es bueno para todos, pero algunos dicen el CGPSHA es la compañía minera. Yo dije como dirigente indígena mujer, que eso no es, les dije; usted vaya allá y escuche bien me dijeron, y cuan- do vuelva usted avisa qué es, me dijeron. Ahora que estuve aquí pude escuchar y veo que no es la compañía, que es un gobierno bueno para toda familia, hablan del bosque y yo no sé que es el bosque, ¿cuál es esa idea "bosque"? Pero si veo en el CGPSHA unas personas sociables, que saben explicar. Me delegaron como mujer. En mi asociación tengo una sesión y hablo del CGPSHA: no es de la compañía, yo les dije a todas las mujeres, no es la compañía, es nuestro gobierno. Si quieren trabajar con el CGPS- HA, vamos a trabajar les dije, querían algunas mujeres, sí. En mi asociación el gobierno shuar ha instalado paneles de luz Me gustó, sirve bastante. Sí, teniendo asamblea hemos usado y en baile, para estudiar, para todo sirve bien, esto es porque el gobierno 242
    • SECCIÓN 2 Capítulo 5. Autonomía territorial y política 2. shuar nos ha considerado a los centros más lejos. No nos atiende el municipio, ni nadie, eso les dije. ¿Por qué nos donan?, desconfía la gente, ¿tienen algún interés de apropiarse de nuestros recursos?, ¿son de la compañía? No, les dije, yo veo que son personas sociables que quieren el beneficio de todos. Sí, mujer shuar, vamos a luchar, vamos a trabajar, así quiero que sigan. aja, Tengo una buena aja , canto a Nunkui Sí, tengo aja buena, grande, una hectárea; tengo papa china, camote, yuca, pelmas, piña, eso. Tengo buena suerte, me va bien, quiero que el aja sea cada vez mejor, con esto puede ayudar el Proyecto; yo no sé hacer nuevas cosas, pero ustedes nos pueden ayudar, me dijeron que el CGPSHA nos puede orientar para mejorar el aja. El gobierno ha servido para ayudarnos a mejorar, que no hayan conflictos entre las familias y que tengamos aja mejor, animales y bosque. Yo decía a mi marido, ¿qué es bosque?, al principio y ahora sé que es bosque. Yo sé cantar a Nunkui, yo no sé todo, pero me saben indicar, mi herma- na sabe; todos saben. Griselda Shakai Asociación Mayaik, Centro Kapisun, Ecuador Abril de 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera La mujer es muy importante, porque nosotros estamos con los hijos Es la primera vez que estoy participando en la asamblea y solo así no- más los dirigentes saben llegar a mi comunidad y conversan del PSHA, y a través de eso me he comunicado de entenderme en esto, y esta es la primera vez que vengo a participar aquí en la asamblea de Sucúa. Para mí, la idea en los resúmenes que ellos hacen, es para ayudar a nuestra raza a mejorar; para mí, es por decir, me siento orgullosa por lo que dice el gobierno. Me siento bien. De los bosques, para mí es 243
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú mejor lo que dicen, yo quiero que haya una defensa más, para que no nos destruyan los bosques. Voy a seguir participando porque tengo capacidad en eso. El CGPSHA atiende a las familias Yo pienso para los niños y para las mujeres, y cuando pienso en los niños viene un orgullo de la educación, queremos que tengan mejor educación, shuar e hispana. Yo no veo para las mujeres beneficio, no estoy experimentando para tanto, ¿de qué pueden ser beneficiadas las mujeres? No sé, las mujeres siempre tenemos mucho trabajo con los hijos, la huerta, la chicha, atender a los que llegan, nadie nos puede ayudar, las hijas cuando crecen nos ayudan. El papel de la mujer en este gobierno es importante Sí, la mujer es importante porque nosotros estamos con los hijos y en la casa y en las asambleas de los centros tenemos opinión. Participamos mucho en los centros y tenemos deseos de conver- sar con el resto de familias sobre lo que he escuchado aquí. Sí, yo de aquí voy a regresar a mi comunidad, voy a hacer una reunión con mujeres y hombres y niños, voy a comunicar lo que yo he aprendido en esta asamblea. Tengo confianza, yo en estos momentos de tres días, cuatro días que pasé, sí tengo previsto que son muy sociables; sí, enseñan bien lo que es el PSHA y explican bien, trabajan bien, los he visto honestos. Como mujer shuar conservo mi cultura y dependemos del bosque Sí, sí necesitamos el bosque, para alimentos, para curarnos. Yo creo en Nunkui, sí, yo sé cancio- nes a Nunkui, como dicen anent para la huerta. Me ha enseñado mi mamá, pero no me he cantado mucho, solo así, canciones, otros cantos shuar, pero así dedicado a la huerta tanto no sé. Pero cuando entro en la aja canto, sí, cuando me voy en la huerta yo le pido como dice a la madre tierra, se llama Nunkuis. Yo le digo que me dé buena comida para el alimento, por ejem- plo, yuca, papa china, camote. En ese sentido pienso y entro en mi huerta para limpiar, mantener bien y que me ayude la madre tierra, con los alimentos, que no me falte. 244
    • SECCIÓN 2 Capítulo 5. Autonomía territorial y política 2. 245
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú 246
    • SECCIÓN 2 Capítulo 6. La importancia de ordenar los recursos y desarrollar las capacidades 2. La importancia de ordenar los recursos y desarrollar las capacidades EL BOSQUE Y LA VOLUNTAD DE "En la montaña está lo que conocemos y PLANIFICAR EL USO DE LOS sabemos hacer; las historias de nuestros RECURSOS abuelos y abuelas, los combates y los en- cuentros sagrados. Aquí está nuestra vida La propiedad ancestral del territorio es diaria, nuestra comida, nuestra salud, un eje de la identidad shuar, awajún, nuestra vida espiritual, nuestros dioses y wampís, lo encontramos en los testimo- nuestro arte, aquí están nuestros muertos nios de diferentes maneras, "nosotros y vivirán nuestros hijos. Es esto lo que de- nacimos aquí y de aquí son nuestros bemos proteger" abuelos" (Domingo Antún). Este aspecto Mario Tentets ha sido reconocido internacionalmente, en el Convenio 169 de la OIT, que ha Los testimonios muestran que la llegada sido ratificado por Ecuador y Perú; en él de los técnicos de las ONG que vienen a se reconoce el derecho al territorio an- hablar de la protección de esos recursos cestral de los pueblos indígenas. Sin em- naturales crea una cierta desconfianza: Si bargo, aún el Estado no reconoce en la siempre los hemos usado, han sido nues- práctica estos derechos y se considera tros, ¿por qué alguien de afuera viene a dueño decidiendo sobre el territorio. Esto decirnos como cuidarlos si sabemos cómo es una forma de violencia sobre las cul- hacerlo? (Domingo Antún). Pero hemos turas que consideran el territorio como visto como este choque sirve para abrir un eje fundamental de su vida. Con esta la reflexión sobre el uso de los recursos actitud el Estado es visto como una au- naturales; con frecuencia se analiza si es toridad externa, impositiva y lejana, realmente necesaria la presencia de al- creándoles constantes dudas y descon- guien de afuera que capacite. Siempre fianzas, que se tornan en incertidumbres. está la preocupación de cómo manejar los recursos de manera sostenible sin una La dependencia y el conocimiento que se autoridad externa, sin recursos externos. tiene sobre los recursos, constituye un se- gundo elemento de identidad: está rela- En tercer lugar están las amenazas. Al- cionado con el bienestar y la seguridad. gunos testimonios centran su preocupa- 247
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú ción en las amenazas sobre su territo- El malestar, la preocupación es gran- rio. No solo de parte de colonos o em- de. Es la sensación de que un gran po- presas si no también de los shuar del der con todas las leyes a su favor re- Ecuador que entran en el río Santiago20 quiere una respuesta igualmente fuerte a cazar y pescar sin pedir permiso; lo (Miguel Chup). Este poder pone a las mismo que los soldados y ex soldados familias a dudar sobre las ONG, ya que se quedan como colonos y mine- que podrían ser la avanzada de las ros. La queja es constante: su territorio empresas mineras. La desconfianza está es ocupado sin respeto (Guido López). presente (Abel Wisum). La sensación es que la minería va dividiendo a las fa- Esta es una vieja historia, que hoy apa- milias y a las comunidades. Desde el rece como un problema. Los recursos Estado en cambio, existe la preocupa- se están reduciendo y es el momento ción por llegar a un acuerdo; en el sur de asumir el territorio ya no solo como de la Cordillera en Ecuador, donde las propiedad de la tierra sino también empresas mineras tienen concesiones como un ordenamiento colectivo de los estas están dispuestas a promover áreas recursos existentes. de conservación (Isidro Gutiérrez). Lo que para las autoridades nacionales es una Por último, está la minería, una gran oportunidad, para los pueblos de la amenaza en toda la cordillera en los Cordillera del Cóndor es visto como un dos países. La denuncia de estos peli- peligro, una pérdida de control del te- gros en los testimonios es fuerte y cons- rritorio y sus recursos, como la historia tante entre los shuar, awajún y wampís. lo ha demostrado. 20 En abril de 2007, se celebra un acuerdo de cooperación entre los pueblos shuar, wampís y awajún (ver anexo 5). En el se resuelve "organizar a las comunidades y población shuar, awajún y wampís que viven en al frontera para que respeten las reglas de conservación de cada territorio y pidan permiso para entrar y usar los recursos de las comunidades vecinas". 248
    • SECCIÓN 2 Capítulo 6. La importancia de ordenar los recursos y desarrollar las capacidades 2. Cecilio Kantuash Saag Ex-Presidente de la ODECOFROC, ex-profesor Bilingüe, ex-Promotor Indígena de Conservación Comunidad Nativa Santa Fe, Cenepa, Perú Julio de 2006 Facilitador: Virgilio Bermeo Traducción de: Diógenes Ampam Acerca del uso de los recursos De lo que nos ha dicho o nos enseñó, a partir de ahí, con mucha preocupación e interés estamos trabajando. Los que vivimos en la comunidad, no nos damos cuenta de las especies de peces, palme- ras, frutas silvestres y los animales del bosque, de eso no nos damos cuenta. Siendo así decimos que tenemos recursos, pero si sales al bosque no hay nada de eso. Si queremos recuperar todo ello, pues se debe dedicar a la crianza o cultivo de peces haciendo piscigranja, también dedicación a la crianza de aves menores; entonces recién se reproducirán todos los recursos naturales del bosque. Sobre los peces No se le puede echar veneno a las quebradas para la pesca, como son barbasco y huaca. Así mismo, podemos fijar las fechas [calenda- rización] cuando los peces ya empiezan a tener hueveras y crías. En esa época no debe haber barbasco y huaca, prohibición absoluta de estos venenos. Con esta medida siempre habrá peces. Sobre las aves Así mismo debemos identificar el tiempo de construcción de sus nidos, el tiempo que ponen los huevos y el tiempo de nacimiento de los pi- chones [crías]. Las aves hembras a partir de 28 de julio empiezan a cacarear o cantar, después se aparean y de enero a marzo, todas las aves ya paren o nacen sus crías. 249
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Sobre los animales roedores: majás y añuje Se debe acordar que durante los meses mayo y junio no se mate, porque en estos tiempos que es verano llegan a las playas para jugar y aparear con sus hembras. La carachupa, se debe cuidar entre las épocas de daikat/sentush/kumpia. Pues clasificando o identificando todas las épocas de cacareo, apareamiento y nacimiento de animales y aves pode- mos decir que no hay que hacer mitayo con escopeta y con perro, si no alimentarse de las crianzas de los animales menores dejando en libertad al bosque por lo menos cuatro meses o más tiempo, calculando que las crías ya están grande. Pues si hacemos eso se verá la reproduc- ción de los animales, aves, palmeras y frutas silvestres. Así mismo se puede hacer con otros grandes animales que no tenemos cerca, pero si llegan, se debería prohibir la caza. No hay otro que podemos decir algo malo sobre los trabajos que desarrolló CI. Aún así hay personas, como es el caso de los profesionales indígenas, que buscan forma de justificar sus ingresos y engañan a los comuneros, diciendo que CI está haciendo algo malo y se debe expulsar o botar; no se puede hacer tal cosa, mas bien se debe trabajar entre nosotros, pues así se producen los conflictos o controversias internas. Desde mi punto de vista, eso es lo que veo. De aquí hacia delante, se debe estudiar el estado de los árboles, las palmeras, las frutas silvestres para dejarles a nuestros hijos. Hay muchas frutas como leche caspi, kugchay, aguaje, ungurahui que se cosechan una vez al año; todo ello se debería cuidar bien para que aumente. Sobre los árboles con fines de construcción de canoa Se debe estudiar cómo recuperar los árboles con fines de construcción de canoa que esta siendo extinguido. De repente se puede trabajar la parte alta de los cerros, pues en esas pendientes de los cerros se puede hacer otra actividad especifica. La forma de trabajo al respecto, también puede ser definido, si se va a sembrar en forma individual o en forma comunal y que todos somos responsable del cuidado, eso se debe definir bien. Pues si uno esta interesado ensembrar lo puede hacer; por ejemplo yo tengo en mi chacra cedros que he sembrada que llevan 25 años y esta chiquito, pero sembré otra especie de madera pau- nim que tiene la misma calidad del cedro, ya hice la primera cosecha, también no agarra el comején y se puede utilizar para la construcción de la casa; por eso yo tengo sembrado. A esa 250
    • SECCIÓN 2 Capítulo 6. La importancia de ordenar los recursos y desarrollar capacidades 2. especie de madera la veo bien. Tengo otra especie de madera como es el caso de tinchi que se puede utilizar en la construcción de canoa y casa. Ya no hay pona, pero se puede sembrar chupad y kuug, así podemos recuperar las especies de pona que están extinguiendo. Sobre tugtuam [pona], se debe sembrar en las partes pendientes del cerro donde fácilmente crecían y prohibir que las toquen para que las futuras generaciones de nuestros nietos puedan utilizarlo. Eso es todo lo que yo puedo decir. No tengo que puedo decir que es algo malo. Guido López Secretario de la Comunidad Nativa Quim Cuenca alta del río Santiago, Perú 13 de mayo de 2006 Entrevista y traducción de: Julio Hinojosa Orientaciones sobre el uso racional de los recursos Lo que yo he podido analizar como dirigente de la FECOHRSA es que trajo lo bueno y lo malo. Lo bueno es la capacitación sobre el cuidado de los recursos naturales, como por ejemplo los animales, peces, ár- boles y quebradas que estén en buenas condiciones. Pero ahora tenemos un problema, los hermanos indígenas y los milita- res que viven en la frontera con el Ecuador ingresan en nuestro terri- torio titulado y nos roban nuestros animales, árboles y pescan con dinamita. Eso es un grave problema interno entre las comunidades y los puestos militares que se ubican en las fronteras del río Santiago. En Ampam y Chicais ya no existe pescado. Algunos comuneros se van a realizar pesca a la cabecera de la quebrada y se les encuentran en grandes tambos con cantidad de ahumados y el desperdicio de peces como, por ejemplo, sábalo adultos y wampi que llegan a la comuni- dad; eso es malo. 251
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú CI nos ha orientado para que nos alimentemos en forma racional. Antiguamente no se extermi- naba como hoy sucede con los peces. Ahora en Quimi también se había empezado a exterminar, pero nosotros lo prohibimos y ahora hay cantidad de peces y usted mismo es testigo. Los anima- les, también ya no los estamos matando tanto. Antes que CI nos enseñe, siempre hemos pensado conservar, pero después de recibir los cursos sobre recursos naturales de CI hemos tomado mas nueva ideas para continuar cuidando nuestros recursos. CI nos ha dejado una idea sobre la conservación de recursos naturales y nuestra idea también es igual. Ahora estamos pensando cuidar nuestro bosque, esta bien que estamos conservando, pero ¿cómo y de qué vamos a vivir? Esa es la idea principal de los padres de familia? Como dirigente pienso así mejorar la problemática interna que tenemos con los comuneros de la frontera y con los hermanos ecuatorianos. Por ejemplo ayer pasó en una canoa llena, aguas arribas del río Santiago, no sabemos dónde se fueron y para qué; si nos solicitaran a ingresar seria bueno, no hacen eso, ingresan y exterminan los recursos. En el documento hay acuerdo que los hermanos indígenas solo nos compren los recursos en forma programada; eso no lo hacen. Ingresan hasta Candungos con un motor fuera de borda 60 HP. sacan los pichones de guácharo por cantidad y no dejan ninguna cría. Esta cueva de guácharo se ubica en la Comuni- dad Natova Papayacu. A los animales como son cotomono, mono choro y maquisapa, con todas las crías los matan y como no son de ellos no piensan a cuidarlo. Si encuentran sachavaca los matan y se los llevan todo entero y dejan heridos a otros animales. También se van a las collpas y los arrasan con todos los animales que lo encuentran haciendo un desastre. Ahora tenemos INRENA, institución del Estado ubicado en Santa María Nieva-Condorcanqui. Lo que pensamos es que de repente INRENA nos pueda dar mas fuerza para protección de los recursos. Pienso que debería haber un curso de capacitación a los comuneros de Cucuasa hasta Papaya- cu, una idea para poder orientar a los comuneros de este sector. Los jóvenes que salen del servicio militar después de cumplir, por ejemplo los que viven en dos de mayo, los ex soldados, ellos son los primeros de echar la masa (dinamita) y con barbasco le echan demasiado. No hacen caso a nadie. Sus autoridades militares deberían orientarlos para que sean buenos ciudadanos al momento de incorporarse en la vida civil. Entonces ellos necesitan ser capacitados. Los comuneros del Quimi, a veces tienen encuentro con la manada de huangana, pero no los matan, tampoco no cazan a los animales para comercializarlo con los hermanos del Ecuador. Sin 252
    • SECCIÓN 2 Capítulo 6. La importancia de ordenar los recursos y desarrollar capacidades 2. emabargo cuando quieren vender matan en cantidad a los animales y peces, pero dejan desor- denado, sin ocuparse de algunos desperdicios de las presas; no le da tratamiento el proceso de descomposición. Al respecto se debería capacitar. CI nos ha dejado excelente idea para nosotros, es decir, como podemos cuidar las especies de árboles, animales, peces, agua del río y quebrada. Los de Quimi tratan de hacerse respetar, pero de otras comunidades no nos hacen caso. El INRENA y la FECORHSA están trabajando en forma coordinada. Pensamos que con ellos pode- mos hacer buenos trabajos de conservación, esa es la idea. Somos una organización de base que somos reconocidos en los registros públicos. Pero hay otra la sub sede sucursal del CAH, que funciona en Chapisa, donde sus dirigentes son mal informan a los comuneros/as diciendo que el Estado va a comprar el territorio de nosotros, así les dicen a los padres de familia, entonces nuevamente aunque hayan entendido al principio se vuelven en contra los que viven aguas abajo del río Santiago. Los dirigentes del CAH, si quieren trabajar, deberían dar seguimiento a sus planes de trabajo o de acción en vez de dedicar a hablar mal de institución. A pesar de ello solicitan los apoyos, pero por debajo si les están atacando diciendo a los comuneros que rechacen y no le acepten; así andan, eso es algo malo y no deberíamos ser así. Pues como ha sido elegido el pueblo no deberían actuar de esa forma; si pide apoyo que lo haga con buenas intenciones y no actuar así. Nosotros como la FECOHRSA queremos trabajar algo bueno, tenemos buenas ideas, ya estamos inscritos en registros públicos, tenemos partida y somos reconocidos por eso queremos continuar trabajando. Hay personas que nos quieren dividir cuando hacemos estas actividades y nos inte- rrumpen haciendo truncar los trabajos programados. Ahora en la mañana he conversado con los comuneros y les informé al detalle la importancia del cuidado de los recursos y se quedaron sorprendidos y manifestaron que los dirigentes del CAH nunca les informaron de esa forma; siempre les escondieron las informaciones. En Papayacu, el WWF esta haciendo la siembra de cacao. Pues no le estamos criticando, pero los propios comuneros de Quimi han manifestado que en la historia ningún comunero se hizo millo- nario o logró mejorar su condición de vida con la actividad de cacao; pero con crianza de peces y crianza de aves menores si se puede mejorar la dieta alimenticias y tendríamos la posibilidad de vender en la misma zona. La semilla de cacao, se demora en crecer y en echar sus primeros 253
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú frutos, se demora, además tiene enfermedad y cuando termina el Proyecto nos dejaran, así ma- nifiestan los comuneros/as. Pensamos continuar trabajando con el INRENA. Hay un interrogante, claro queremos trabajar la crianza de los peces, cuidado de los animales y del bosque, ¿pero de que vamos a alimentar? Entonces queremos que nos apoyen con la crianza de animales menores para resistir las necesi- dades y tentaciones de ir al monte. Otro, estamos cuidando nuestros árboles, pero hay necesi- dad de vestir y educar a nuestra familia, cómo satisfacer estas necesidades; estas son las grandes interrogantes que hacen los padres de familia. De repente se pueden vender algunos árboles que caen por la fuerza del viento y otros de viejo se mueren, quizá este tipo de árboles podemos vender. Los comuneros manifiestan que la misma institución del Estado (INRENA) debería com- prarnos la madera con buen precio y si hay otra empresa que quiera trabajar con nosotros que haga con un plan de reforestación y que compren a nuestros productos con un buen precio. Solamente analizando la actividad de CI nos ha dejado un excelente mensaje. Otra vez vuelvo a repetir, los comuneros tienen mucha duda y rechazan la categorización; hasta el momento man- tienen su posición. Cuando hicimos reunión a los del INRENA les dijeron que no les informe sobre la categorización, mas bien todos los trabajos que continúen haciendo con la FECORHSA porque el cerro por he- rencia les corresponden y son los dueños. En el cerro se puede encontrar, las purmas de los abuelos, lugares sagrados donde habían combatido con sus enemigos, cataratas, lugares escon- dites de los maquisapa, cueva de los guacharos, collpa y los gallitos de roca. Todo ello lo cuida- mos nosotros y no están de acuerdo que los blancos vengan a decirnos como cuidar a estos recursos, eso no les gusta. Solo necesitan orientación o asistencia técnica cómo se puede conser- var los recursos; así opinan. No estamos haciendo chacras en los bosques vírgenes. Si lo matamos no lo hacemos en cantidad por sacos. Es nuestro mercado y hay que cuidarlo. Pues los comuneros quieren vivir de esta forma y así mismo les estamos orientando a nuestros hijos/as. Lo que quieren es que les enseñen las técnicas de conservación de los recursos, ¿cómo un comu- nero sin apoyo puede cuidar con éxito al bosque? Eso es lo que quieren. 254
    • SECCIÓN 2 Capítulo 6. La importancia de ordenar los recursos y desarrollar capacidades 2. Domingo Antun Centro Maikiuants, Asociación Nunkui, Ecuador Diciembre de 2005 Entrevista de: Patricia Peñaherrera Para el shuar vivir bien es tener tierra y bosque La historia de este proceso Estoy integrado a este proceso desde que empezamos a construir el PSHA, desde el 2002. Primero tomamos la decisión de buscar una manera para proteger nuestro territorio y poder planificar sobre los recursos naturales. Pensamos que desde hoy teníamos que trabajar para que la vida de nuestros hijos sea de la mejor manera. Cierto que tuvimos muchas explicaciones sobre las diferentes catego- rías de áreas protegidas del Ministerio del Ambiente. Conocimos mu- cho, porque vino mucha gente del Ministerio a convencernos de las ventajas, pero con ninguna categoría de área protegida estuvimos de acuerdo; porque éstas tienen reglamentos no elaborados por noso- tros sino por los colonos. No hemos aceptado porque aquí solo deben estar escritos nuestros principios, o sea cómo queremos nosotros pro- teger nuestro territorio, porque nosotros somos dueños legítimo. Por lo tanto personas ajenas no pueden hacer las normas a su gusto y después hacernos cumplir, porque esa no es manera de hacernos vivir. Siempre esto es un fracaso porque nadie cree y nadie cumple. Lo más importante fue cuando nos pusimos entre todos lo dirigentes ha elaborar una propuesta propia de territorio shuar protegido. Dura- mos muchos días conversando y discutiendo hasta llegar a acuerdos de zonificación de uso, de aprovechamiento forestal. Todo fuimos dibujando,cada familia, y al final los técnicos nos ayudaron a armar un solo mapa del Pueblo Shuar Arutam, de nuestro territorio. 255
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Mi territorio no es solo tierra Ser dueño de este territorio significa que los amazónicos shuar somos originarios de esta tierra, aquí vivimos, aquí se criaron nuestros abuelos, hasta nuestros hijos. Nadie conoce esto, solo nosotros conocemos todos los secretos de este bosque. Sin embargo el gobierno dice que el Estado ecuatoriano es dueño, pero nosotros nacimos aquí, no hemos venido de ninguna otra región y tenemos todo el derecho de proteger y hablar así de nuestro territorio. Además siempre patentan otras personas extranjeras y nosotros desconocemos y así surgen los conflictos. Por eso ahora exigimos a toda institución respeto a los pasos establecidos; entrar a nuestro territorio por la puerta y no por la venta es la consigna de los shuar del PSHA. Los animales que existen, nuestra medicina, los minerales, las plantas, las aguas y otros recursos que son útiles. Dependemos de todo lo que existe ahí; no vivimos necesariamente con dólares, eso es lo que menos tenemos y más nos cuesta, pero todo lo que tenemos es importante para vivir, no para lucrar como hace el Estado. Defendemos para proteger a la familia que vive bien con todo esto. Para el shuar vivir bien es tener tierra y bosque Con tierra y bosque podemos hacer todo lo necesario; tener aja (huerta), tener caza; educar a los hijos; tener materiales del medio para ellos, sin necesidad del dólar. Samuel Shimpukat Comunidad Nativa Cucuasa, cuenca del río Santiago, Perú 14 de mayo de 2006 Entrevista y traducción de: Julio Hinojosa Malas prácticas en el uso de los recursos Bueno hermano voy a contar e informar lo que he visto. El Proyecto enseñó todo bien referente al bosque. Mal que hemos pensado es sobre la categorización. Aquí en Cucuasa estamos intentando criar animales menores como son gallina, cerdo, piscigranja y que dejemos 256
    • SECCIÓN 2 Capítulo 6. La importancia de ordenar los recursos y desarrollar capacidades 2. tranquilo el bosque, los ríos y las quebradas para su reproducción; hermano, así estamos pensan- do, yo también pienso igual. Ahora, muchos de nosotros seguimos teniendo más hijos, por eso pensamos realizar trabajos de crianza de aves menores para dar mejor alimentación y le quedarían a nuestros hijos. Ahora viene la política de conservación del bosque y las especies de árboles maderables. Si hace- mos chacras no debemos talar todos los árboles sino dejar siempre árbol semillero, porque la nece- sidad siempre va a existir. Las necesidades nunca terminan y habrá más necesidades como es el caso de nuestros hijos y nietos. Si hoy lo conservamos ahora dejaremos para ellos, eso es la idea. Hermano, usted como profesional que estas andando para conversar con nosotros sobre la expe- riencia, le informo con confianza lo que yo pienso y que es lo que quiero hacer. Tenemos muchas ideas para continuar trabajando y cuidar nuestro bosque para que a futuro no sufran nuestras generaciones. Hermano Julio, estas son mis ideas que comparto con usted. Mira hermano, acá en la comunidad de Cucuasa hemos entendido y lo que tenemos conocimien- to lo practicamos o tratamos de hacer eso. Voy a decir algo de la gente de Candungos. Nosotros no tenemos motosierra, tampoco no estamos haciendo negocio de madera, pero siendo comuni- dad titulada están extrayendo madera y no podemos convencerlos. Quieren ingresar en nuestro territorio, pero nosotros nos hemos posicionado y hemos conversado para hacernos respetar. Otro caso, los comuneros de Onanga cazan demasiado el guácharo21; es lamentable que están exterminando. Es nuestro recurso que a futuro nuestros hijos se alimentaran. No matan dos, tres o un poco más solo para su consumo familiar, sino que matan con palo y llevan lleno en los costales; pues eso a mi personalmente me preocupa. A pesar que somos capacitados actuamos como que no tuviéramos ninguna idea de conservar. Son personas que tienen estudios básicos y deberían actuar con mucho respecto, peor actúan el resto de la gente. Quieren acabar con todo; qué han hecho con guácharo Quieren acabar con todos los recursos, así como han hecho con guácharo. Ahora nosotros qui- simos ingresar en la cueva del guácharo para cazar los pichones pero no se ha encontrando ningún pichón. Gente de Onanga, conoce muy bien este tema. Hay gente que sabe leer y escri- bir, e incluso tienen secundaria completa, y no saben cuidar. Eso debemos de ir conversando cada vez más para tratar de mejorar. 21 Steatornis caripensis 257
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú Ahora igual quieren hacer los de Candungos. Intentan entrar aquí, a la quebrada Cupasa y Cucuasa, pero nosotros no le dejamos. Para que nos respete hemos elaborado nuestro regla- mento interno de la comunidad para el uso adecuado de los recursos naturales; con eso nos defendemos. Como producto del uso adecuado ahora abundan bastante pescados en quebrada Cupasa; pescan con anzuelo y cae bastante pescado y es suficiente para el hogar. Hemos prohibido más de 5 años de pescar con veneno; quedará los recursos naturales para nuestros hijos. Nosotros de Cucuasa no comercializamos madera ni adquirimos dinero con nuestra madera. Nosotros respetamos nuestros recursos naturales. Respetamos las opiniones de las organizaciones de base, instituciones conservacionistas y las autoridades que hablan en todo momento sobre la protección y conservación de los recursos naturales y más a usted hermano que vienes a hablarnos, a difundir este tema. Entendemos que nos están enseñando para que nosotros podamos vivir tranquilos, bien y con respeto estamos asumiendo estas charlas. Eso es todo que puedo decir. Efrén Chiriap Asociación Mayaik, Ecuador 2006 Entrevista de: Patricia Peñaherrera Aprendiendo con el proceso de la CGPSHA He aprendido. Pero yo justamente como repito trabajamos en tiempo de Luis Nawech con el Proyecto y me di cuenta de cuál era el proceso cuando estábamos unificando territorio, los recursos; y en fin, empe- cé a trabajar. Como tengo mi finca empecé a ordenar como explicaban, de acuer- do a eso, y luego pensaba, sinceramente eso pensaba, cuál era el objetivo. Pero más tarde ya empecé algo más como dirigente y empe- 258
    • SECCIÓN 2 Capítulo 6. La importancia de ordenar los recursos y desarrollar capacidades 2. cé a saber muy bien cuál es el camino y qué queremos ser después. Esa primera vez tuve esa impresión, ese impacto. Un mensaje de toda la experiencia El mensaje es a mi juventud, a la generación actual que viene, para que nosotros formemos parte de nuestro propio gobierno. Podemos gobernar nosotros solos, reclamar nuestros derechos; nues- tros propios recursos que estamos en capacidad de manejar y tener. Con nuestros aliados, que estamos concientes que ellos también nos están colaborando con toda firmeza y con toda since- ridad. Lo que nosotros estamos pensando y el apoyo incondicional de nuestros aliados. Ese es mi mensaje para que todos los niños, estudiantes, adultos, profesores, para que vayan ellos también aterrizando en nuestro trabajo organizado que actualmente estamos caminando. 259
    • Experiencias y conocimientos generados a partir de un proceso para la conservación en la Cordillera del Cóndor, Ecuador-Perú Cóndor, Ecuador-P-Perú EL ORDEN Y LA AUTORIDAD En los testimonios de los awajún y wam- pís no se siente aún el peso de una au- Es indudable que para los shuar, awajún toridad propia y colectiva. En los shuar y wampís el bosque sea su íntimo alia- se siente que las leyes que elaboraron, do. Este hecho inconciente sale a la luz los planes de manejo son una regla que con el Proyecto Paz y Conservación. De hay que cumplir; y que detrás de ellas ser un pensamiento e intuición se vuelve hay una autoridad propia que aún no diálogo y punto de conflicto cuando se sabe como hacer para hacerlas cum- trata de llegar a acuerdos para su uso. plir. Para los tres pueblos, no se rela- ciona autoridad y orden de los recursos Están claras las vivencias y desde ellas se con Estado y dinero si no con voluntad puede ordenar el conocimiento sobre el propia y colectiva para asegurar el fu- uso. Cuándo y donde cazar y pescar, en turo. Sin embargo plantean que siem- qué meses, en qué playas, con qué ar- pre se necesita fondos para manejar los mas; qué árboles dejar, cuáles sembrar, recursos naturales, pue