Malditas mates

1,896 views
1,787 views

Published on

La adaptación de esta obra ha sido realizada por Paula Alén Rodríguez, alumna de 2º de Educación Infantil de la Escuela Universitaria CEU de Magisterio de Vigo

Published in: Education
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,896
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
36
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Malditas mates

  1. 1. Malditas matemáticas. Alicia en el país de los números. Carlo FabrettiMalditas matemáticas de Carlo Fabretti es un libro que cuenta la historia deuna niña a la que no le gustaban las matemáticas hasta que un día estandoen el parque se encuentra con un peculiar señor que la hace cambiar deopinión. La invita a un increíble viaje en el que a través de muchasaventuras se da cuenta de lo importante que son la matemáticas en nuestrodía a día.
  2. 2. ADAPTACIÓNMALDITAS MATEMÁTICASAlicia en el país de los números. Carlo Fabretti
  3. 3. H abía una vez una niña que se llamaba Alicia. A esta niña no le gustaban nada de nada las matemáticas, hasta que un día le pasó algo increíble.Mientras hacía sus ejercicios sentada en un banco, decía: "Las matemáticasno sirven para nada", y de repente un hombrecillo apareció entre las hierbasy la sacó de su error. Este se presentó como Lewis Carroll e invitó a Aliciaal país de los números.Este país se parecía mucho al país de las maravillas, también tenía unaReina de Naipes y un enorme laberinto. Estaban charlando sobre losnúmeros mientras paseaban por los fantásticos jardines, cuando de repentese les cruzó un conejo muy veloz.- ¡Llego tarde a tomar el té!"- dijo mientras se adentraba en el laberinto.Alicia se quedó muy sorprendida y gritó:- ¡Vamos a seguirle!Los dos se metieron en el laberinto siguiendo al conejo, al que prontoperdieron de vista.Durante un rato dieron vueltas y más vueltas, hasta que Alicia escuchó unrugido.- ¿Qué es eso? - dijo asustada la niña.- ¡Supongo que el monstruo del laberinto! - contesto el hombrecillo muytranquilo.Aunque la idea de que un monstruo habitara en el laberinto la asustaba,Alicia siguió caminando junto a su amigo.No tardaron en llegar a un espacio cuadrado donde una mujer con cabezade vaca hacía gimnasia.
  4. 4. -Perdona - le dijo Alicia- ¿has visto pasar a un conejo muy veloz por aquí?- Si - le contestó la vaca-mujer.- ¿Y por dónde ha ido? - le preguntó Lewis.- Si queréis saberlo tendréis que resolver unas cuestiones y os daré unapista.Alicia se quedó pensativa, no sabía si sería capaz de responder a laspreguntas que la mujer-vaca tenía preparadas, pero quería llegar a junto delconejo fuese como fuese. Se quedó mirando para Lewis y le preguntó:-¿Tú crees que seré capaz de contestar a las preguntas?- ¡Si no pruebas nunca lo sabrás! - le contestó Lewis con una gran sonrisa.- Está bien - le dijo Alicia a la mujer-vaca - Puedes empezar.- La primera es: en un árbol hay cuatro manzanasverdes y tres manzanas maduras. ¿Cuántasmanzanas hay en el árbol?Alicia pensó... 4+3=... y respondió gritando- ¡Hay 7 manzanas!- Bien - respondió la mujer-vaca - pero y si secayeran al suelo dos manzanas maduras, ¿Cuántasme quedan en el árbol? La niña parecía confusa, se quedó mirando para su amigo que le guiñó un ojo, y Alicia pensó 7-2=... - Te quedan 5 manzanas en el árbol.
  5. 5. - ¡Muy bien! - respondió la mujer-vaca - me alegra que lo hayasresuelto pero aun te quedan dos enigmas más. Si en un campo tengo cuatro árboles iguales, y cada uno tiene cinco manzanas, ¿Cuántasmanzanas tengo en total?Alicia estuvo un buen rato pensando, hasta que descubrió que podríamultiplicar 4x5 y así le daría el total de las manzanas, entonces respondió:- ¡Son 20 manzanas!- ¡Caramba- se sorprendió la mujer-vaca - que rapidez!- Muy bien Alicia, has sumado, restado y multiplicado, ¡cuántas cuentassabes hacer! - la animó el hombrecillo.- Sí, las matemáticas no están tan mal - respondió la niña.- Y para acabar, el último problema - continúo la mujer-vaca - si quierorepartir las veinte manzanas entre dos amigos, ¿Cuantas le tocarán a cadauno?
  6. 6. Después de un rato dándole vueltas a la cabeza, respondió:- Pues 10 manzanas, por que 20:2=10- ¡Bien! - gritó la mujer-vaca - os daré la pista entonces: el conejo se hametido por una puerta similar a una figura geométrica que tiene tres lados.Al final de la sala había tres puertas: 1 2 3 3- ¿Cuál será la puerta correcta? - le preguntó el hombrecillo a Alicia.- A ver...una figura geométrica con tres lados es un triángulo - respondióAlicia - y la única puerta que se parece a una triángulo es la número tres,por que la número uno es un cuadrado y la número dos es un rectángulo.Estoy segura de que es la número tres.- Pues si es la correcta solo lo sabremos si entramos.Siguieron adelante y cruzaron la puerta, se encontraron en un salón con unamesa en el centro y alrededor estaban sentados un conejo y una liebre, quelos invitaron a tomar el té con ellos.Después de una charla animada acerca de los números, figuras geométricasy demás elementos de las matemáticas era hora de que volvieran a casa,para ello el hombrecillo llamó a su amigo, un matemago, que por arte demagia los devolvió al parque.
  7. 7. Una vez allí Alicia se despidió de su amigo.- Un placer haber viajado a ese maravilloso mundo.- De nada, dulce niña - respondió- me ha encantado hacer que vieras de otraforma las matemáticas.- Si, ¡les contaré a todos mis amigos esta historia! pero... ¿volveré a verte?- Siempre que quieras, yo estaré aquí dispuesto a explicarte lo que quieras.Y así Alicia volvió a su casa con una nueva afición: las MATEMÁTICAS.

×