EL SEÑOR DEL CERO (Adaptación para infantil)Hace mucho tiempo, en una ciudad llamada Córdoba, vivía un niño llamado José. ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

El señor del cero adaptación

1,190 views
1,078 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,190
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
13
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

El señor del cero adaptación

  1. 1. EL SEÑOR DEL CERO (Adaptación para infantil)Hace mucho tiempo, en una ciudad llamada Córdoba, vivía un niño llamado José. A José leencantaban las matemáticas, le gustaban tanto que era el mejor de clase. Siempre acababa elprimero los ejercicios de clase y era capaz de contar y sumar más rápido que nadie.En esta época, en Córdoba convivían cristianos y musulmanes, y la ciudad pertenecía a losárabes. En otras ciudades o países, los cristianos y musulmanes estaban en guerra, pero alCalifa Al-Hakam, que gobernaba la ciudad de Córdoba, no le gustaban las guerras. A él legustaban la ciencia y las letras. Le encantaba leer libros y que científicos de todo el mundofueran hasta su califato a estudiar y compartir sus conocimientos.Por esta razón, porque creía que era más importante aprender que pelear, le gustaba premiaral alumno más aventajado con un premio especial: el premio del Califa. Y José parecía que eseaño iba a ganar el premio.Pero en su clase tenía un compañero árabe que tenía envidia de la habilidad de José, y comoquería ganar él el premio del Califa, lo acusó de hablar mal de Dios ante el cadí (persona justay experta) Y aunque esto no era cierto, José, aconsejado por el cadí, se tuvo que ir a vivir lejos,a un monasterio en otra ciudad, en Cataluña.El viaje hasta Cataluña lo hizo en caravana, y fue un viaje muy largo, por lo que tuvieron queparar una noche en un convento y allí conoció a Elena, que vivía allí, en el convento. A Elena leencantó lo que José le contaba de las matemáticas. Le asombró lo rápido que contaba, y cómoescribía los números, de una manera muy rara que ella no conocía. Ella sabía escribir losnúmeros romanos y José escribía los números arábigos (que son los que escribimos ahoranosotros).Por fin llegó al monasterio. En el monasterio vivían unos monjes que lo acogieron y le dierontrabajo en la biblioteca, donde se encargó de escribir libros de matemáticas con todo lo quehabía aprendido en la escuela de Córdoba.Pero no todo el mundo entendía aquellos libros, y hubo un monje que tenía miedo de lo quedecían aquellos libros porque creían que hablaban de magia, y no de matemáticas. Así quevolvió a acusar a José de hablar mal de Dios. Por lo que el pobre José tuvo que volver aescapar. Pero esta vez no se iba a ir solo, porque desde que había conocido a Elena, legustaba mucho estar con ella, así que fue a buscarla, se casaron y se fueron a vivir a Navarra,una ciudad cristiana en la que José pudo terminar de escribir sus libros para que todo el quequisiera pudiera leerlos y así aprender a contar tan rápido como él lo hacía. 

×