Muros de contencion

4,214 views

Published on

3 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
4,214
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
257
Comments
3
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Muros de contencion

  1. 1. MUROS DE CONTENCION Los Muros de Contención son elementos constructivos que cumplen la función de cerramiento, soportando por lo general los esfuerzos horizontales producidos por el empuje de tierras. En otros tipos de construcción, se utilizan para contener agua u otros líquidos en el caso de depósitos. Un muro de contención no solo soporta los empujes horizontales trasmitidos por el terreno, debe también recibir los esfuerzos verticales trasmitidos a pilares, paredes de carga y forjados que apoyan sobre ellos. La mayoría de los muros de contención se construyen de hormigón armado, cumpliendo la función de soportar el empuje de tierras, generalmente en desmontes o terraplenes, evitando el desmoronamiento y sosteniendo el talud. TIPOS DE MUROS DE CONTENCIÓN Muros de gravedad: Son muros con gran masa que resisten el empuje mediante su propio peso y con el peso del suelo que se apoya en ellos; suelen ser económicos para alturas moderadas, menores de 5 m, son muros con dimensiones generosas, que no requieren de refuerzo.
  2. 2. Muros en voladizo o en ménsula: Este tipo de muro resiste el empuje de tierra por medio de la acción en voladizo de una pantalla vertical empotrada en una losa horizontal (zapata), ambos adecuadamente reforzados para resistir los momentos y fuerzas cortantes a que están sujetos, en la figura 8 se muestra la sección transversal de un muro en voladizo. Estos muros por lo general son económicos para alturas menores de 10 metros, para alturas mayores, los muros con contrafuertes suelen ser más económicos. La forma más usual es la llamada T, que logra su estabilidad por el ancho de la zapata, de tal manera que la tierra colocada en la parte posterior de ella, ayuda a impedir el volcamiento y lastra el muro aumentando la fricción suelo-muro en la base, mejorando de esta forma la seguridad del muro al deslizamiento. Muros con contrafuertes: Los contrafuertes son uniones entre la pantalla vertical del muro y la base. La pantalla de estos muros resiste los empujes trabajando como losa continua apoyada en los contrafuertes, es decir, el refuerzo principal en el muro se coloca horizontalmente, son muros de concreto armado, económicos para alturas mayores a 10 metros.
  3. 3. DRENAJES En la práctica se ha observado que los muros de contención fallan por una mala condición del suelo de fundación y por un inadecuado sistema de drenaje. Determinar cuidadosamente la resistencia y compresibilidad del suelo de fundación, así como el estudio detallado de los flujos de agua superficiales y subterráneos son aspectos muy importantes en el proyecto de muros de contención. Cuando parte de la estructura del muro de contención se encuentra bajo el nivel freático, bien sea de manera ocasional o permanente, la presión del agua actúa adicionalmente sobre él. En la zona sumergida la presión es igual a la suma de la presión hidrostática más la presión del suelo calculada con la expresión más conveniente de empuje efectivo, de manera que la presión resultante es considerablemente superior a la obtenida en la condición de relleno no sumergido
  4. 4. JUNTAS Existen dos tipos de juntas, de construcción y de dilatación. Durante la construcción de los muros de contención, el gran volumen de concreto requerido no se puede colocar en una sola colada, este proceso hay que hacerlo por etapas, generando juntas de construcción verticales y horizontales, que deben ser previstas. En este caso la superficie que deja la junta de construcción debe ser rugosa, con salientes y entrantes, de tal manera que se incremente la fricción en los planos en contacto, procurando garantizar la continuidad del material. Los cambios de temperatura originan dilataciones y contracciones que hacen que el concreto se fisure y agriete. Las juntas de dilatación o de expansión, son utilizadas para disminuir la fisuración y el agrietamiento en el concreto como consecuencia de los cambios de temperatura ambiental y de la retracción del concreto. Estas juntas son necesarias si no se provee al muro de suficiente acero de refuerzo de temperatura y de retracción. Se acostumbra rellenar las juntas con materiales elásticos de flexibilidad permanente, de tal manera que la junta se pueda abrir y cerrar sin presentar resistencia alguna, impidiendo además el paso de la humedad a través de ella.
  5. 5. MURO DE CONTENCIÓN PARA TERRENOS EN LADERA Para aplanar una ladera, tenemos dos opciones: 1) Cortamos el cerro, lo que muchas veces es difícil porque para hacerlo hay que excavar en roca; logrando así un terreno horizontal. 2) Rellenamos el talud, para lo que previamente se requiere hacer un muro de con- tención, lo que explicamos a continuación: Excavación del cimiento del muro de contención Antes de comenzar a levantar el muro, se debe trazar el área de excavación con ayuda de cordeles y estacas. Luego, procedemos a excavar el terreno hasta encontrar un suelo firme donde se pueda apoyar el muro. Si el muro se asienta sobre un terreno blando, terreno de arenas sueltas, arcillas húmedas o de relleno, éste podría voltearse. Es importante proteger las áreas de trabajo, sobre todo las áreas de excavación, ya que pueden caer piedras de la ladera. Por ejemplo, se puede colocar unas maderas de protección para evitar el paso de las piedras que pueden rodar hacia el área de trabajo La excavación debe tener, en lo posible, paredes verticales y el fondo plano. Si las paredes se derrumban por sí solas, será necesario colocar un encofrado para asegurar la verticalidad de las paredes del cimiento y evitar el desperdicio de concreto. El fondo de la zanja, a su vez, debe ser humedecido y apisonado, esto evitará que el terreno absorba el agua del concreto.
  6. 6. Armado y colocación del fierro del muro de contención Terminada la excavación de la zanja, se prepara el fierro que dará resistencia y solidez al muro de contención. La armadura debe ser colocada cuidadosamente antes del vaciado del concreto del cimiento. El refuerzo del muro consiste en una parrilla formada por barras de fierro corrugadas colocadas en posición horizontal y vertical, amarradas es sus intersecciones con alambre Nº16. Para sostener la parrilla en su sitio, se utilizan listones de madera de 2"x 2", así como templadores de alambre Nº16. Éstos se colocan a ambos lados y se fijan a estacas de fi erro corrugado. La armadura debe quedar bien fi ja, de modo que no se mueva al momento de colocar el encofrado Los diámetros y espaciamientos de las barras de fierro, así como la forma del muro y su cimentación, dependerán en gran medida de la altura y longitud del muro además del tipo de terreno. Por lo tanto, debemos contar con los respectivos planos de estructuras.
  7. 7. Vaciado del cimiento del muro de contención La proporción recomendable para este tipo de concreto es 1 volumen de cemento por 10 volúmenes de hormigón. Esto se logra usando 1 bolsa de cemento, 3 1/3 buggies de hormigón y la cantidad de agua necesaria para obtener una mezcla de buena consistencia. Adicionalmente, se debe incorporar piedra de zanja en una proporción equiva- lente a una tercera parte del volumen a vaciar. Las paredes de la zanja deben ser humedecidas antes del vaciado, para evitar que el terreno seco absorba el agua de la mezcla, lo cual puede producir fisuras en el concreto durante el endurecimiento.
  8. 8. Encofrado del muro de contención El encofrado del muro debe estar siempre vertical, lo que se puede verificar con el uso de una plomada. También debe ser lo suficientemente resistente para soportar la fuerte presión lateral del concreto. El encofrado generalmente está conformado por tablas de madera, que estarán unidas por barrotes de madera separados a una distancia máxima de 1.50 m. Asimismo, se debe verificar que los paneles estén debidamente asegurados y arriostrados con ayuda de puntales y estacas. El encofrado debe cubrir todo el muro para vaciar el concreto de una sola vez. Por ejemplo, si el muro tiene 2 m de altura debe encofrarse todo completo. No debe hacerse primero 1 m y el resto después. Para garantizar que la armadura del muro tenga el recubrimiento de concreto indicado en los planos, se deben colocar dados de concreto atados a la parrilla de acero. Para encofrados con alturas mayores a 1.50 m, las medidas de las maderas y los puntales deben ser calculados por un especialista, ya que las presiones del concreto son demasiado altas y pueden hacer que el encofrado se derrumbe.
  9. 9. Vaciado del concreto en el muro de contención La mezcla para un muro de contención se obtiene con un 1 volumen de cemento, 3 volúmenes de arena gruesa y 3 volúmenes de piedra chancada. Esta proporción se logra usando: 1 bolsa de cemento, 1 buggy de arena gruesa, 1 buggy de piedra chancada y la cantidad de agua necesaria que permita tener una mezcla de buena consistencia. El concreto para el muro debe hacerse usando una mezcladora. Si se hace de manera manual, las mezclas no quedarán bien preparadas. Cuando se haga el vaciado, será necesario vibrar la mezcla para lo cual se recomienda utilizar una vibradora. En caso de que no se disponga de una, se puede hacer mediante el chuzado, (hundiendo repetidamente una varilla de fierro en la mezcla) y golpeando con un martillo las paredes del encofrado. El encofrado del muro de contención se retirará, como mínimo, 24 horas después del vaciado.

×