Sistematización proyecto occidente
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Sistematización proyecto occidente

on

  • 217 views

 

Statistics

Views

Total Views
217
Views on SlideShare
152
Embed Views
65

Actions

Likes
0
Downloads
3
Comments
0

1 Embed 65

http://conciudadania.org 65

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

CC Attribution-NonCommercial-ShareAlike LicenseCC Attribution-NonCommercial-ShareAlike LicenseCC Attribution-NonCommercial-ShareAlike License

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Sistematización proyecto occidente Sistematización proyecto occidente Document Transcript

  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” Sistematización de la experiencia desarrollada en nueve municipios del occidente de Antioquia ISBN: Junio de 2014 Realiza Corporación Conciudadanía Carrera 49 No. 60-50 Medellín-Colombia Teléfono (57 4) 284 95 46 conciudadania@conciudadania.org www.conciudadania.org Director Ramón Moncada Cardona Equipo de proyecto y Equipo de sistematización Gloria Eugenia Ríos Madrid – Coordinadora María Ruth Ospina Mejía – Asesora municipal Mónica Isabel Cartagena David – Asesora municipal John Fredy Taborda Flórez– Asesor municipal Asesor de sistematización Ramón Moncada Cardona Diseño Al Cubo Publicidad Impresión Nicolás Aristizábal Litografía - Tipografía Edición Henry Tobón – Comunicador Conciudadanía Fotografías Archivo del proyecto – Conciudadanía El Proyecto “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” se realizó con apoyo del Fondo Sueco - Noruego de Cooperación con la Sociedad Civil Colombiana - FOS. El contenido de este libro no representa necesariamente la opinión de esta entidad. El texto de esta publicación puede ser reproducido en su totalidad o en partes, respetando y citando la fuente
  • 3 Agradecimientos A los y las participantes del proyecto, por su apuesta y compromiso para la búsqueda de la convivencia pacífica en sus localidades y por aceptar el reto de convertirse en constructoras y constructores de paz. A las organizaciones sociales e instituciones públicas y privadas de los municipios, por su respaldo a los procesos y las apuestas por la paz y la reconciliación. Al Fondo Sueco - Noruego de Cooperación con la Sociedad Civil Colombiana, por su respaldo y confianza, por haberse convertido en aliados del sueño de paz y reconciliación para nuestro país.
  • 5 TABLA DE CONTENIDO Presentación Proceso de Sistematización Descripción del proyecto CAPÍTULO 1: Logros y dificultades en las estrategias implementadas Estrategia de Redes Locales de Paz y Reconciliación Estrategia de Apoyo Psicosocial Estrategia de Memoria Colectiva del Conflicto Armado CAPÍTULO 2: Principales aportes del proyecto a cambios y transformaciones Cambios en las personas Aportes a transformaciones en ambientes municipales Aportes a cambios en la movilización por la paz y la reconciliación Aprendizajes y recomendaciones finales Anexo 1: Elementos de caracterización de los municipios Anexo 2: Plan de género Anexo 3: Ejemplo de agenda local de paz y reconciliación 7 9 13 23 25 43 55 67 69 73 77 81 87 99 105
  • 7 Presentación La sistematización es un proceso orientado a la reflexión de las prácticas y proyectos sociales con el fin de construir memoria de la propia experiencia, para uso de organizaciones y comunidades participantes en la ejecución y para difusión por fuera de las propias experiencias; así mismo, la sistematización permite ahondar de manera reflexiva y crítica en las experiencias, de acuerdo con los asuntos seleccionados a través de las preguntas de sistematización, que permiten enfocarse en algunos asuntos específicos de la experiencia sobre los que se quiere profundizar en el análisis. Toda experiencia social requiere estar acompañada de reflexividad, para lo cual es muy importante que la dinámica de realización de los proyectos sociales estén simultáneamente acompañados de un proceso de sistematización, para no dejar la sistematización como un ejercicio de último momento, puesto que ella permite tener una lectura comprensiva y crítica permanente durante la realización de la experiencia. El presente texto es el resultado del proceso de sistematización del proyecto “De víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” realizado por Conciudadanía en municipios del Occidente de Antioquia entre junio de 2011 y junio de 2014, con el apoyo del Fondo Sueco - Noruego (FOS). El texto inicia relatando el proceso que se siguió para la sistematización y continúa con la descripción del proyecto implementado a través de las estrategias principales de su plan de acción (Redes de paz y reconciliación, Apoyo psicosocial, Memoria colectiva del conflicto armado y Sistematización del proyecto). Después de estos textos introductorios y de contextualización sobre el proyecto, se desarrolla el centro y el énfasis de esta sistematización mediante dos capítulos; en el primer capítulo se resaltan los principales logros y dificultades en cada una de las estrategias implementadas en los municipios asesorados y al nivel subregional; en el segundo capítulo se analizan las principales contribuciones del proyecto con cambios y transformaciones al nivel personal y también a nivel colectivo en los municipios participantes. Finalmente, el texto concluye con una selección, a manera de síntesis, de algunos aprendizajes y recomendaciones generales.
  • Proceso de Sistematización 9 Proceso de Sistematización Conelfindepromoverlareflexióndelaexperienciaporpartedelequipo responsable del proyecto, se conformó el equipo de sistematización con las mismas personas responsables de la ejecución del proyecto con la asesoría interna del director de Conciudadanía, teniendo en cuenta su experiencia en el acompañamiento de procesos de sistematización de proyectos sociales, a partir de la siguiente comprensión de la sistematización: “Se entiende la sistematización de proyectos y experiencias sociales como el proceso metódico orientado a la reflexión de la propia experiencia con el fin de comprenderla, mejorarla y comunicarla. La sistematización tiene una comprensión y una mirada sistémica y compleja de la experiencia, en la que intervienen diferentes factores y componentes; enfoca el registro de información, el análisis y la producción de resultados en relación con las preguntas de sistematización que se convierten en las articuladoras para la reflexión interna del equipo del proyecto y para la difusión de resultados y productos finales de la sistematización”1 . Este proceso estuvo orientado por un Plan de Sistematización definido por el equipo desde el año 2012, en el cual se plantea el objetivo, las preguntas directas y las asociadas, las fuentes e instrumentos de recolección de información, además una ruta metodológica y un cronograma que orienta la acción del equipo en el tiempo, al cual se le hizo revisión y ajustes periódicos. El objetivo de la sistematización: Identificar logros, dificultades y aprendizajes institucionales obtenidos a partir de la implementación del Proyecto “De Víctimas a constructoras y constructores de Paz” en el Occidente Antioqueño, entre junio de 2011 y mayo de 2014. Preguntas de sistematización: 1. ¿Cuáles son los principales logros, dificultades y aprendizajes encontrados en las estrategias metodológicas implementadas por el proyecto? Preguntas asociadas: 1.1. ¿Qué retos puso al proyecto la promoción de la actuación en red en el nivel municipal y subregional? 1.2. ¿Cuáles son los principales logros, dificultades y aprendizajes 1 Ramón Moncada. Sistematización de experiencias y proyectos sociales
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 10 encontrados en la estrategia de apoyo psicosocial? 1.3. ¿Cuáles son los principales logros, dificultades y aprendizajes encontrados en la estrategia de memoria? 2. ¿Cuáles son los principales aportes del proyecto en cuanto a trasformaciones o cambios (personales y en ambientes municipales) de participantes y contribución a una movilización por la paz y la reconciliación? Preguntas asociadas: 2.1. ¿Qué cambios o transformaciones personales (en conocimiento, actitudes y comportamientos) se dieron en participantes? 1.2.¿Qué cambios o transformaciones y efectos se dieron en ambientes municipales? 1.3.¿De qué manera la actuación en red contribuyó a la promoción de una movilización por la paz y la reconciliación? Para responder a las preguntas de sistematización se identificaron fuentes primarias y secundarias de información. Como fuentes primarias se eligió a las personas y grupos participantes o beneficiarios directos del proyecto; es decir, a los integrantes de las Redes Locales de Paz y Reconciliación, a las mujeres Animadoras de Grupos de Apoyo entre Iguales y a los integrantes de los grupos focales de memoria. Así mismo, el equipo del proyecto actuó como grupo focal aportando información directa del desarrollo de la experiencia. En cuanto a las fuentes secundarias, es decir, las documentales, se consultaron algunos textos relacionados con temas del proyecto, sitios web institucionales y municipales, monografías y estudios investigativos, así como informes y memorias de eventos. Para la recolección de la información primaria con participantes directos del proyecto se diseñaron y aplicaron los siguientes instrumentos de sistematización: encuestas a integrantes de Redes de Paz y Reconciliación; encuestas a Animadoras de Grupos de Apoyo entre Iguales; encuestas a promotores(as) de memoria; entrevistas a funcionarios públicos. De igual forma, se diseñó una guía metodológica para orientar la conversación concadaunodeloscincogruposfocalesqueseconformaronparadarrespuesta y analizar cada una de las preguntas de sistematización. Los cinco grupos focales constituidos fueron: integrantes de Redes de Paz y Reconciliación;
  • Proceso de Sistematización 11 Animadoras de Grupos de Apoyo entre Iguales; participantes (abrazadas y abrazados) de Grupos de Apoyo entre Iguales; equipo de memoria y equipo responsable del proyecto. El equipo de sistematización, integrado por los tres asesores municipales, la coordinadora del proyecto y el asesor interno de sistematización, se reunió de manera periódica entre 2012 y 2014 con el fin de hacer seguimiento al plan de sistematización, planear las actividades de recolección de información y hacer lectura y análisis colectivo de los textos de avance en función de las preguntas de sistematización.
  • Descripción del Proyecto 13 DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO El proyecto “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” fue realizado en 9 municipios del Occidente de Antioquia, apoyado por el Fondo Sueco-Noruego de Cooperación con la Sociedad Civil Colombiana - FOS para un período de tres años, comprendido entre el segundo semestre de 2011 y el primer semestre de 2014. Este fondo fue inicialmente administrado en Colombia por la organización sueca Forum Syd y en el último semestre del proyecto, fue asignada como administradora del fondo la firma sueca ORGUT. Los municipios inicialmente seleccionados para el proyecto fueron: 1) Uramita, 2) Frontino, 3) Cañasgordas, 4) Giraldo, 5) Buriticá, 6) Liborina, 7) Sopetrán, 8) Santa Fe de Antioquia y 9) San Jerónimo. Después del primer año, no se continuó en el municipio de Sopetrán por análisis de condiciones muy poco propicias para desarrollo y continuidad del proyecto. En su reemplazo se eligió al municipio de Caicedo. Para el último semestre del proyecto, no se continuó en el municipio de Uramita por análisis de condiciones muy poco favorables para el desarrollo de acciones del proyecto. La subregión del Occidente Antioqueño, donde se ejecutó el proyecto, está conformada por 19 municipios. Ubicada entre las Cordilleras Central y Occidental de Colombia, entre el Valle de Aburrá al sur, y el Nudo de Paramillo y Urabá al norte. La extensión de la subregión se estima en 7.291 Km² esto con relación a los 62.839 Km² del departamento, que representa el 11.6% del territorio antioqueño. La subregión tradicionalmente se ha dividido en dos zonas: Occidente Lejano, que comprende los municipios de Abriaquí, Cañasgordas, Dabeiba, Frontino, Giraldo, Peque y Uramita, y el Occidente Medio o Cercano en el cual se ubican los municipios de Anzá, Armenia, Buriticá, Caicedo, Ebéjico, Heliconia, Liborina, Olaya, Sabanalarga, San Jerónimo, Santafé de Antioquia y Sopetrán.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 14 El Occidente Antioqueño ha sido escenario de los distintos momentos de la violencia que ha azotado al país, especialmente de la aguda confrontación armada entre fuerzas guerrilleras, paramilitares y la fuerza pública (1995- 2005), que dejó gran número de víctimas de masacres, desapariciones, asesinatos, desplazados, huérfanos, mujeres víctimas de la violencia sexual e incremento de la maternidad adolescente. Produciendo impactos como: pérdida de población; cambios drásticos y rápidos en los roles masculino y femenino; fracturas del tejido social; presencia temporal en el territorio por parte de combatientes, legales e ilegales, que han contribuido al incremento de la violencia machista o patriarcal; el debilitamiento de las institucionalidad pública y la democracia local. Las mujeres han sido uno de los sectores poblacionales más afectados por el conflicto armado. Son ellas las que, en general, quedan al frente de sus hogares, asumiendo la carga económica y la educación de los hijos. Desde los años cincuenta esta región del Occidente fue uno de los territorios en los que con mayor intensidad se vivió la violencia que alimentó los grandes flujos migratorios en las regiones de colonización, y fue escenario de intercambio de “bandoleros” con otras zonas del país, sometidas al mismo fenómeno. Históricamente se han movilizado los frentes 34, 18 y 5º de la
  • Descripción del Proyecto 15 guerrilla de las FARC, hasta los últimos años de la década del 90, cuando a la sombra de las Autodefensas de Córdoba y Urabá, se organiza el Frente Occidente Medio Antioqueño, que controló desde la subregión del Occidente los corredores estratégicos de Antioquia hacia los departamentos de Caldas, Córdoba, Chocó y de la Región del Magdalena Medio, para revertir la posición hegemónica de la guerrilla. La siguiente tabla muestra la grave crisis humanitaria que vivió la subregión por violación a los derechos humanos y el DIH, por parte de todos los actores armados, en un poco más de una década (1995 – 2006). En esta misma época un hito importante a destacar es el secuestro (Abril de 2002), largo cautiverio y asesinato por parte de las FARC del Gobernador de Antioquia Guillermo Gaviria Correa y su asesor de Paz Gilberto Echeverry Mejía. Fueron secuestrados mientras lideraban una caminata de solidaridad con los campesinos productores de café del municipio de Caicedo. Esta subregión se ha caracterizado por una baja capacidad organizativa, de movilización e incidencia política de los ciudadanos y las ciudadanas, además, una baja participación de los mismos en los asuntos de la vida local y puntualmente en los procesos de convivencia y construcción de una cultura de paz. Lo anterior debido al predominio de la cultura patriarcal, a la escasa voluntad política de los gobiernos locales, a las condiciones de exclusión económica y política de la población, especialmente de las mujeres, y a los temores que tienen las sociedades locales para afrontar procesos de atención a las víctimas y de reconstrucción de la memoria histórica, que permitan prevenir la repetición de los conflictos y construir la paz. El proyecto desarrolló cuatro estrategias que se desprenden de los resultados definidos en su matriz de planificación:
  • Promoción de Redes Locales y Subregionales de Paz y Reconciliación 17 Promoción de Redes Locales y Subregional de Paz y Reconciliación LasRedesfueronpropuestascomoelespaciodeparticipaciónciudadana, encargado de liderar acciones y procesos en pro de la convivencia pacífica, la paz y la reconciliación. Ello implica ir posicionando en lo local la necesidad de un cambio cultural para desaprender las prácticas y creencias que han generado ambientes de exclusión, indiferencia y violencia. Las redes son integradas por ciudadanos y ciudadanas convencidos de la necesidad de este cambio y dispuestos a convertirse en constructores y constructoras de paz en los distintos espacios de socialización (familia, escuela, comunidad). Para la dinamización de la Red Local se realizaron reuniones y talleres periódicos de planeación, seguimiento y formación, cada Red desarrolló actividades de proyección en su municipio con el fin de promover la convivencia pacífica, la paz y la reconciliación. Las redes locales se apoyaron en colectivos de comunicaciones que ayudaron a la difusión de los propósitos y propuestas de la red y para la convocatoria y difusión de sus actividades. Integrantes Red de Paz Municipio de Giraldo
  • Apoyo Psicosocial a Víctimas 19 Apoyo Psicosocial a Víctimas Es la estrategia que permite brindar “Primeros Auxilios Emocionales” a las víctimas del conflicto armado de los 9 municipios. Se les denomina primeros auxilios porque se trata de la primera “atención que se brinda a las víctimas del conflicto armado, permitiéndoles el uso de la palabra para la expresión y el trámite de los duelos y afectaciones emocionales dejadas por los hechos de violencia vividos en la guerra que afectó la subregión. Esta expresión requiere una escucha asertiva y solidaria y por eso la realizan mujeres víctimas del conflicto, que pasan por un proceso de apoyo psicosocial que luego ellas ofrecerán a sus comunidades convirtiéndose así en Animadoras de Apoyo Mutuo. El proceso de formación y apoyo emocional con la Animadoras se denomina “PASOS” y el proceso que ellas realizan con sus comunidades se denominan “ABRAZOS” o Grupos de Apoyo entre Iguales – GAI (conformados por 15 personas en territorios urbanos y rurales). Taller de formación de Animadoras – PASO-
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 20 Acto simbólico Grupo de Apoyo entre Iguales - ABRAZO
  • Apoyo Psicosocial a Víctimas 21 Procesos de Reconstrucción de la Memoria Histórica en 9 Municipios. Comprende la reconstrucción y contextualización del conflicto armado desde la mirada de las víctimas, esto es desde la memoria colectiva de las comunidades que vivieron y sufrieron las afectaciones producidas por el conflicto armado y siguen padeciendo sus secuelas. Este proceso permite, además de la compresión de lo que pasó en los territorios con las dinámicas de la guerra, propiciar escenarios de encuentro entre las comunidades, brindar la palabra a las víctimas, lo que además tiene efecto terapéutico, y convertir la memoria colectiva en un instrumento de pedagogía social para construir proyectos de vida de las víctimas y comunidades y la identificación de propuestas de no repetición de la violencia. En los municipios se creó un comité impulsor de la memoria, del cual hace parte de la Red Local de Paz y Reconciliación y se conforman grupos focales urbanos y rurales. El producto tangible de este trabajo es un texto (libro) que recoge la experiencia y la memoria colectiva de las comunidades participantes. Sistematización del Proyecto. De esta estrategia se da cuenta precisamente en este texto, para identificar y analizar los logros, las dificultades y los aprendizajes obtenidos por Conciudadaníaenestostresaños,ytambiéndeloscambiosytransformaciones en los y las participantes, en los ambientes municipales y en la movilización ciudadana en las localidades. Taller subregional sobre Memoria Histórica. Mapa del Conflicto.
  • CAPÍTULO 1 LOGROS, DIFICULTADES Y APRENDIZAJES EN LAS ESTRATEGIAS IMPLEMENTADAS
  • ESTRATEGIA DE REDES LOCALES DE PAZ Y RECONCILIACIÓN Foto: Taller de la Red Local de Paz y Reconciliación del municipio de Cañasgordas
  • Logros, dificultades y aprendizajes en las estrategias implementadas 27 Las Redes Locales de Paz y Reconciliación se han concebido en el proyecto como un espacio de participación ciudadana, que agrupa a personas delegadas o representantes de organizaciones, instituciones públicas y privadas, y también a ciudadanos y ciudadanas no organizados o institucionalizados, que en las localidades se interesan por los asuntos de la convivencia pacífica, la paz y la reconciliación. Cada año construyeron un plan de acción y constituyeron un colectivo de comunicaciones encargado de hacer visible la existencia de la red y sus apuestas y de promover sus actividades. Los y las ciudadanos y ciudadanas convocados a conformar las redes son reconocidos como actores sociales locales, a los que se les propone “enredarse” para pensar, proponer, planear y ejecutar acciones en lo local que promuevan un cambio cultural que incida en los espacios de socialización donde se convive cotidianamente y donde se producen las interacciones de las y los pobladores del municipio; este cambio cultural pasa por desaprender las formas de tramitación de los conflictos, que usualmente son violentas y no dialogadas, para aprender otras formas, concertadas y no violentas. Pasa también porque los ciudadanos y ciudadanas se descubran como sujetos de derecho, con posibilidades de expresarse y movilizarse frente a aquellos asuntos que tienen que ver trascendentalmente con su vida, y sobre los cuales se toman generalmente decisiones en el ámbito público gubernamental. Se trata entonces que las redes se interesen por los asuntos públicos y se expresen y movilicen frente a ello, que hagan propuestas, concerten e interactúen con la institucionalidad pública local en los asuntos que tienen que ver con la garantía de sus derechos. Las redes están conformadas en su mayoría por mujeres y víctimas (hombres y mujeres) del conflicto armado en estos 8 municipios de la subregión. Esta composición fue una clara decisión desde la concepción e inicio del proyecto. También están integradas por representantes de organización e instituciones, por ello se habla de red de actores. Esta composición llevó también a proponer la estructura de “red” local, pues las mujeres y las víctimas en el Occidente son sectores poblacionales con escaso nivel de organización, poco acompañadas en sus procesos y problemáticas sociales y organizativas. Las redes entonces se convierten para ellas en una estructura que las acoge, fortalece, acompaña y habilita, para posicionarse y actuar como sujetos y sujetas de derecho, que recobran su status de ciudadanía. Las organizaciones e instituciones que hacen parte de las redes, son: Asociaciones de mujeres, organizaciones de víctimas, Juntas de Acción
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 28 Comunal (veredal o barrial), Asociaciones Municipales de Juntas de Acción Comunal (Asocomunal), jóvenes, estudiantes, grupos de ambientalistas, Cabildos Mayores, grupos de teatro, maestros y maestras jubilados y jubiladas y en ejercicio laboral en representación de la comunidad educativa, policías, representantes de las administración municipales, concejales y concejalas, personeros y personeras, miembros de instituciones privadas como corporaciones o cooperativas, miembros del Consejo Municipal de Planeación, miembros de iglesias, clubes de la salud, el SENA y ejecutores de programas del orden nacional o departamental que operan en los municipios. Alrededor de 25 personas conforman cada Red Local, quienes hacen parte o representan aproximadamente a 21 organizaciones o instituciones por municipio. Las redes, en estos tres años de ejecución del proyecto, realizaron una variedad de acciones que propiciaron avanzar en su fortalecimiento organizativo, en la formación y cualificación del liderazgo de sus integrantes, en la proyección y gestión de sus apuestas. Estas acciones se refieren en general a: Seminarios, foros, encuentros y talleres de capacitación y planeación a nivel local y subregional. Eventos públicos de recordación, marchas, cine foros, conmemoración de fechas especiales (Día Internacional de los Derechos de las Mujeres, 8 de marzo; Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas, 9 de abril; Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, 28 de mayo: Semana por la paz en el mes de septiembre; Día internacional de la eliminación de la violencia contra las mujeres el 25 de noviembre). También se pueden señalar las acciones que impactan a instituciones y a sectores poblacionales en particular, como las jornadas pedagógicas y talleres en instituciones educativas con estudiantes y profesores. Las jornadas de concertación con Concejos Municipales, Alcalde y funcionarios públicos para presentación y gestión de propuestas. La participación en espacios municipales como mesas y comités de asuntos de mujeres, asambleas ciudadanas, comités técnicos de proyectos y programas del nivel departamental y nacional. Además la realización de programas radiales y diferentes piezas comunicativas para dar a conocer la red y sus apuestas programáticas, a través de su colectivo de comunicaciones. Es importante destacar que el proceso de trabajo en red en cada localidad tiene dinámicas internas y lógicas distintas, de acuerdo con el nivel de liderazgo, con las fortalezas de las organizaciones que representan y con la disponibilidad de los actores para comprometerse con el trabajo articulado que promueve la red.
  • Logros de las Redes Locales de Paz y Reconciliación 29 Logros de las Redes Locales de Paz y Reconciliación A l finalizar el proyecto han quedado motivadas ocho (8) Redes Locales de Paz y Reconciliación, las cuales están integradas por actores locales, representantes de distintas organizaciones o instituciones municipales, quienes se han comprometido con la promoción, ejecución y participación en una gran variedad de actividades en el nivel local y subregional, alrededor de acciones en pro de la paz, la convivencia, la reconciliación y otros temas relacionados con el desarrollo local. Las redes se constituyeron en el escenario propicio para la cualificación del liderazgo de mujeres y víctimas, dotándolas de conocimientos y habilidades para la gestión de sus derechos, para comunicarse, para participar y movilizarse en torno a temas y propuestas de interés que se desarrollan en la vida pública local. Ellas son quienes lideran muchos de los procesos y actividades desarrolladas por las redes, son una “cara” visible de estos espacios y han vivido importantes cambios y transformaciones en su vida personal y comunitaria, trasformaciones que son percibidas por otros actores, quienes las reconocen y valoran. Taller de la Red Local de Paz y Reconciliación del municipio de Cañasgordas.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 30 Se posicionaron y avanzaron en hacer público el tema de la convivencia, la paz y la reconciliación desde un enfoque conceptual y fundamentalmente como práctica llevada a los distintos espacios de socialización como la familia, la escuela y la comunidad. Estos temas eran ajenos a la cotidianidad de las localidades donde se desarrolló el proyecto y sólo algunos municipios habían tenido algún proceso similar con la creación de Comités de Reconciliación, es elcasodeLiborina,Frontino,SantaFeyBuriticá.SóloenSantaFedeAntioquia para la llegada del proyecto existía un exiguo Comité de Reconciliación, en los otros municipios eran ya inexistentes. “Hemos cambiado de mentalidad con relación a los derechos y deberes, a la paz, al desarrollo, a los valores universales y a la equidad de género, el respeto por las diferencias y por la expresión libre de pensamiento y sentimientos.” (Líder municipio de Liborina). Tienen reconocimiento como fuerza viva encargada de impulsar y posicionar en la agenda pública los temas antes mencionados. Reconocimiento que permitió mayor acercamiento y mejoría en las relaciones entre la institucionalidad pública local y la ciudadanía, posibilitando que las redes sean convocadas para la realización de actividades conjuntas; que se concerten programas y proyectos a ejecutar. En algunos casos se logró el aporte de recursos de los municipios para la realización de actividades conmemorativas o para proyectos de apoyo psicosocial y memoria como es el caso de Giraldo y Frontino, donde las administraciones municipales destinaron recursos para desarrollar la estrategia de “Abrazos”, vinculando a las Animadoras ya formadas en el proyecto, como Animadoras de Apoyo Mutuo con víctimas en nuevos territorios urbanos y rurales de las localidades. “Un logro muy importante de la Red en mi municipio es ser reconocida como espacio de concertación y construcción de relaciones armoniosas en la comunidad Jeronimita.” (Líder municipio de San Jerónimo). “Valoro el ambiente generalizado en la comunidad buritiqueña, acerca de la presencia de la Red y su actuación para mejorar las relaciones entre la ciudadanía basada en el respeto y la tolerancia.” (Líder municipio de Buriticá).
  • Logros de las Redes Locales de Paz y Reconciliación 31 Integrantes de la Red Local de Paz y Reconciliación del municipio de San Jerónimo Las redes han contribuido al fortalecimiento del tejido social en tanto promueven la articulación de la ciudadanía y la institucionalidad. Se identifican intereses comunes entre los distintos actores o nodos de la red, se aúnan esfuerzos y recursos y se articulan procesos. Así mismo, los y las integrantes de las redes se han vinculado a organizaciones, espacios y procesos de participación ya existentes en los municipios, como son las Asocomunales, los Consejos de Política Social – COMPOS y los Consejos Territoriales de Planeación – CTP. “Ahora hay alianzas estratégicas establecidas por la Red y los demás actores interesados en la reconstrucción del tejido social en las comunidades.” (Líder municipio de Buriticá). La participación y movilización ciudadana se han fortalecido en las localidades, alrededor de los temas de la convivencia, la paz y la reconciliación. La subregión del Occidente ha sido un territorio en el que ha existido escasa presencia y oferta de este tipo de proyectos por parte de la institucionalidad pública departamental, nacional o de ONG. Este proyecto permitió a Conciudadanía fortalecer su presencia e incidencia en municipios y al nivel subregional de Occidente. Los continuos eventos y actividades que promueve la Red movilizan un gran número de población de forma transitoria pero también permanente. Las redes se han convertido en el espacio de discusión para tratar asuntos de interés colectivo y problemáticas de coyuntura que afectan la vida local (el microtráfico de drogas, el consumo de sustancias psicoactivas,
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 32 los embarazos en adolescentes, los feminicidios, el maltrato y las violencias contra las mujeres, el impacto de la minería del oro en el territorio, entre otros). Se han vinculado a los procesos municipales de implementación de la Ley de atención a las víctimas (Ley 1448). Las redes y las víctimas que las integran han sido actores claves en los municipios del proyecto para que se hiciera efectiva la llegada de esta Ley a las localidades. Ellas impulsaron la formulación del Plan de Atención Territorial -PAT, impulsaron y ocuparon los espacios de participación como las Mesas Municipales de Víctimas y los Comités Municipales de Justicia Transicional. Participaron en la discusión y reflexión de propuestas del protocolo de participación de las víctimas y en la formulación del Plan Operativo para la Atención Integral que por ley deben formular las administraciones municipales. La creación, fortalecimiento y puesta en marcha de los colectivos de comunicación, los cuales han aportado en la promoción y el reconocimiento de la Red en cada localidad, difundiendo los contenidos y enfoques relacionados con paz y reconciliación. Estos hacen convocatorias y elaboran piezas comunicativas para el desarrollo de campañas y actividades. Los colectivos están integrados por 5 ó 6 personas de la Red interesadas y con habilidades en el tema de la comunicación pública. Se reúnen por fuera de los espacios de encuentro de la Red y tienen un plan de comunicaciones que es elaborado al inicio del año como componente del plan operativo anual de las redes.
  • Logros de las Redes Locales de Paz y Reconciliación 33 La descentralización de actividades de la Red en algunos municipios paranoconcentrarsesoloenlazonaurbanaeiralaszonasrurales,hasido un logro importante. Esto demuestra posicionamiento de la red y proyección de su trabajo a otras comunidades, que por estar en sitios lejanos a la cabecera municipal no reciben los impactos positivos del trabajo que se promueve en la localidad. En las zonas rurales de municipios como Frontino, Buriticá, Liborina y Uramita las redes han realizado encuentros comunitarios, marchas, actos simbólicos y talleres, estos se han programado para la conmemoración de fechas especiales, propuestas desde el nivel nacional e internacional, como las que ya señalábamos. Esta descentralización y la participación de líderes y lideresas del área rural en la Red local (que actúa en general en la zona urbana) han permitido la articulación de actores de diferentes territorios (urbano y rural) y ha promovido de este modo la interculturalidad. La vinculación del sector educativo. En algunos municipios, profesores, profesoras y estudiantes hacen parte de las redes, logrando concertar con ellos y ellas la realización frecuente de actividades en las instituciones educativas, como jornadas pedagógicas, foros, talleres de formación y sensibilización, actos simbólicos, jornadas de escritura y pintura infantil y juvenil alrededor de los temas de la convivencia, la paz y la reconciliación. Este es un asunto importante de valorar porque hace más efectivo el propósito de las redes de generar cambio cultural, cuando se trabaja con población juvenil e infantil, porque se contribuye a la formación de las nuevas generaciones en nuevos principios éticos y democráticos y actitudes no violentas. El proyecto incentivó la propuesta de los municipios noviolentos siguiendo la experiencia del municipio de Caicedo. Varias alcaldías se interesaron en esta iniciativa y han iniciado un proceso de sensibilización con los actores políticos y sociales locales para declararse y asumirse como municipios noviolentos, siguiendo los principios de la noviolencia y adoptando medidas y estrategias de promoción local de actitudes pacifistas. De manera particular, en el municipio de San Jerónimo se desarrolló un valioso ciclo de formación a través de talleres de noviolencia. La realización de un ejercicio de planificación de la Red y la construcción de una Agenda Local de Paz y Reconciliación, no sólo puso en los y las participantes una serie de herramientas metodológicas y técnicas para la planeación participativa del territorio, sino que contribuyó a ampliar el conocimiento sobre el municipio, a valorar sus potencialidades y a detectar sus falencias y las posibles soluciones, a través de perfilar ideas de proyectos. Este ejercicio permitió el encuentro, diálogo y valoración entre los
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 34 saberes de los técnicos y los propios de las comunidades, contribuyendo a lograr una mirada más amplia e integral. El ejercicio de planeación de la acción de la Red partió de la construcción de un sueño personal, familiar y comunitario para terminar en la identificación de un sueño de municipio. Se abordaron las cinco dimensiones del desarrollo: cultural, social, ambiental, económica y política, permitiendo una apropiación mayor de este concepto y de su realidad en la localidad. Las cinco dimensiones fueron analizadas en términos de sostenibilidad, además se identificaron para cada una, potencialidades, retos y proyectos. Por las temáticas propias de interés y manejo de las Redes de Paz, del proceso de planificación se priorizaron las dimensiones cultural y política, constituyéndose en los asuntos centrales de la Agenda Ciudadana de Paz y Reconciliación, la cual va acompañada de un plan de incidencia, que orienta la gestión que debe hacer la Red para posicionar este conjunto de propuestas ante actores locales, buscando su inclusión en los planes, programas y presupuestos municipales. Las otras dimensiones del desarrollo abordadas constituyen igualmente insumos para complementar las propuestas futuras que las redes posicionaran ante candidatos a alcaldías y concejos, buscando ser incorporadas en programas de gobierno y planes de desarrollo. Al ser una construcción colectiva, la comunidad se siente representada en cada una de las propuestas planteadas. Red Local de Paz y Reconciliación del municipio de Buri cá en taller de deliberación.
  • Logros de las Redes Locales de Paz y Reconciliación 35 Todo este proceso de planificación participativa y la formulación de la agenda fue muy valorado por los miembros de las redes, pues les permitió conocer el territorio de una forma más integral, ampliar su mirada sobre el mismo y descubrir con una mirada nueva asuntos de su cotidianidad. Además les posibilitó construir sueños de futuro a partir de una mirada positiva y esperanzadora superando las limitaciones que los ejercicios de planificación tradicional imponen, al partir solo de las problemáticas y necesidades y de las propuestas de solución inmediatistas o cortoplacistas. Involucrar a los “ciudadanos y ciudadanas de a pie” en los procesos de planificación del territorio posibilita cambios en la manera como las personas de la comunidad asumen el desarrollo y pueden identificar su papel en la construcción del mismo. Algunos líderes y lideresas expresan su valoración así: “Pensarse el territorio como uno solo y desde todas las dimensiones del desarrollo, amplía la mirada y la hace mucho más esperanzadora.” (Líder municipio Cañasgordas). “La oportunidad de conocer un poco el municipio nos brinda la posibilidad de apropiarnos y comprometernos con su desarrollo y las propuestas que contribuyan a mejorar las condiciones de vida de las y los habitantes.” (Líder municipio de Frontino). “Lo más importante de este proceso ha sido la participación de las diferentes instituciones del municipio como la administración municipal, la personería municipal, la institución educativa, las víctimas de la violencia, la asociación de mujeres, entre otros, con un conocimiento muy preciso sobre la realidad y lo que debemos cambiar o mejorar.” (Líder municipio de Buriticá). “Existe una intención colectiva para soñar e imaginar un mejor futuro lleno de esperanza y calidad de vida para las personas.” (Líder municipio de San Jerónimo). La Red Subregional de Paz ha quedado en cabeza de la Corporación de Víctimas del Occidente Antioqueño -Cosviocant. Antes Comité Subregional de Víctimas, el cual se había constituido entre los años 2008 y 2009, más o menos 3 años antes de la llegada del proyecto. El comité estaba conformado para la época por alrededor de 7 personas provenientes de igual número de municipios de la subregión. Ellos lograron mantener la organización a partir
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 36 de su propia gestión con entidades de los municipios, como los hoteleros e incluso con el apoyo y la asesoría que Conciudadanía con frecuencia les brindaba. No contaban con un plan que les orientara su actuación, pero su empeño y compromiso los mantenía en actividad. Conciudadanía y Cosviocant, deciden a comienzos del 2013 realizar una alianza para que lidere la Red Subregional de Paz y Reconciliación, además de promover el trabajo con y por los derechos de las víctimas del Occidente. Esta alianza implicó también para Conciudadanía y el proyecto, desarrollar un proceso de asesoría, formación y acompañamiento para la formulación de un plan estratégico que orientara la actuación de Cosviocant a mediano plazo, le diera enfoque y le propusiera tarea permanente, de acuerdo con la visión - misión formulada colectivamente. Cosviocant, en la actualidad está integrada por delegados y delegadas de las organizaciones de víctimas de 12 municipios y de las Redes de Paz y Reconciliación de 9 localidades donde se desarrolló el proyecto. Esta alianza es una manera de garantizar continuidad y algún grado de sostenibilidad del proceso organizativo en la subregión. La tenacidad de estos lideres y lideresas, su compromiso con la causa de la paz y de las víctimas es muestra de que a pesar de los escasos recursos y de las dificultades de una subregión con constantes conflictos, se puede mantener un trabajo como este. Taller de construcción del Plan Estratégico de la Red Subregional de Paz – Cosviocant-
  • Logros de las Redes Locales de Paz y Reconciliación 37 En términos de movilización ciudadana en el Occidente, a través de las redes municipales y la Red subregional promovimos espacios de discusión, diálogo y visibilización de experiencias de paz y reconciliación. De igual manera, contribuimos a vislumbrar la necesidad de consolidar el trabajo y la articulación entre los actores subregionales, en torno a los temas del desarrollo y el patrimonio ambiental, buscando ampliar el horizonte de comprensión que posibilite la implementación de acciones colectivas permanentes. Es importante señalar también que la actuación subregional permitió el trabajo articulado entre la institucionalidad pública y privada y de estas con la sociedad civil, a través de la realización de alianzas estratégicas, para trabajar sobre temas relacionados con las víctimas y la reconciliación. Este es el caso de varias actividades realizadas con la Unidad Nacional de Atención a las Víctimas – UARIV, la Gobernación de Antioquia, el Centro de Memoria Histórica articulado al DPS, la Defensoría del Pueblo y Cosviocant. Estas alianzas optimizaron recursos y posibilitaron tener mayor impacto en la presencia y apuestas subregionales. Veamos a continuación algunos de los testimonios expresados durante el encuentro final realizado el 30 de mayo de 2014 con integrantes de Cosviocant, con respecto a la dinámica subregional: “Valoramos la alianza que Conciudadanía y el proyecto realizaron con Consviocant, pues permitió el trabajo conjunto alrededor de apuestas comunes: la paz, la reconciliación y las víctimas de la subregión.” “Le abrió posibilidades de participación a otros municipios de la subregión en la dinámica de la organización subregional.” “Ha brindado a las víctimas oportunidades de participación, expresión y gestión de derechos.” “Promovió y fortaleció coordinación interinstitucional en favor de las víctimas y sus derechos.” Cosviocant valoró igualmente el aporte del proyecto a la dinamización de los procesos locales de víctimas de la red subregional que las integra. Veamos algunas de las valoraciones que hicieron integrantes de Cosviocant en el encuentro de finalización del proceso acompañado por este proyecto:
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 38 “Asesoría para la creación de las Mesas Municipales de Víctimas y asesoría permanente para su fortalecimiento.” “Se movilizaron y visibilizaron las víctimas, sus problemáticas y sus derechos.” “Se hicieron duelos y se sanaron dolores. Crecimos a nivel personal, social y político.” “Nos ha ayudado a mirar la vida desde otra perspectiva más positiva.” “Promovió la integración de la comunidad con la institucionalidad.” “Ahora conocemos más el territorio, sabemos que pasó y queremos transformarlo para vivir mejor.” Dificultades en el trabajo con las Redes Locales de Paz y Reconciliación La participación ciudadana y la organización social, por fuera del trabajo comunitario, no han sido suficientemente desarrolladas en los municipios del Occidente. Si bien hay liderazgos destacados en muchos líderes, estos provienen de organizaciones de larga existencia como son las Juntas de Acción Comunal, los clubes de la salud o las organizaciones de mujeres, las cuales se caracterizan por ejercer un liderazgo sectorial, donde se movilizan principalmente intereses particulares y sectoriales que aún no tocan la dimensión de lo público. Esto crea resistencias y escasa motivación en los líderes y las organizaciones al momento de convocar a un espacio como la Red, que promueve asuntos para la movilización y la participación de carácter más político y más público y donde se promueve un enfoque de trabajo orientado a los aspectos del cambio cultural, la noviolencia y la reconciliación; temas que generan resistencia por desconocimiento o por estar asociados a asuntos religiosos y, a veces, hasta peligrosos porque “nos ponen en la mira de los actores armados”. La poca disponibilidad de tiempo de algunos actores, especialmente de los funcionarios públicos, hace que su participación en la Red sea intermitente; esto retrasa los procesos de construcción de identidad con la Red y hace que la formación y el nivel de liderazgo sea desigual entre miembros. Otro asunto que dificulta la participación constante de los líderes y lideresas son sus múltiples ocupaciones, debido a las grandes demandas que reciben para participar en diferentes escenarios, espacios y organizaciones. Especialmente enmunicipiospequeñosloslíderesylaslideresassonpocosysongeneralmente los mismos para todas las instancias y escenarios de participación.
  • Logros de las Redes Locales de Paz y Reconciliación 39 Las largas distancias entre la zona urbana y rural, los largos períodos de tiempo para los viajes a caballo o en transporte público y los costos de los mismos, desmotivan e impiden en muchas ocasiones la participación de líderes y lideresas en los procesos que se desarrollan en las zonas urbanas. Muchos campesinos y campesinas tienen que abandonar sus actividades agrícolas o domésticas por uno o varios días para poder asistir a actividades propuestas por la Red, esto implica dejar de ganar los jornales correspondientes, lo que desmotiva su participación o la hace más difícil e irregular. El poco respaldo de algunas administraciones municipales al trabajo de la Red y, en general a la participación ciudadana, desmotiva a la ciudadanía, que ve que sus esfuerzos y su voluntad de contribuir al desarrollo del territorio no son tenidos en cuenta por la institucionalidad pública local. Es importante señalar que en el transcurso del proceso tuvimos dificultades con posicionar el trabajo en los municipios de Sopetrán y Uramita. A pesar de que nos dimos el tiempo de insistir a través de la convocatoria y concertación, tanto con las organizaciones sociales, como con las dependencias de las administraciones municipales. Los resultados en un año, en el caso de Sopetrán, y de dos años, en el caso de Uramita, no fueron significativos, no veíamos avances en términos del empoderamiento de las redes locales y por eso debimos desistir de la continuación de los procesos en ambos municipios. En varias de las redes locales había poca asistencia a las reuniones y la participación de las personas era irregular; varias de las actividades que se Taller de la Red Local de Paz y Reconciliación del municipio de Cañasgordas.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 40 planeaban y proyectaban a nivel municipal no tenían la suficiente acogida. Eran actividades de poca asistencia y muy difíciles de concertar o tener una respuesta favorable y apoyo por parte de las administraciones municipales. Laapuestaporlareconciliacióngeneratodavíadesconfianzaenalgunosactores, líderes y funcionarios públicos, porque la asocian con una intencionalidad religiosa de perdón y olvido que desconoce la garantía de derechos, la verdad y la justicia. Esta desconfianza hace que la credibilidad y los respaldos a este tipo de propuestas sean más lentos y cuesta bastante influir en un cambio de mentalidad. A muchos actores les cuesta dejar a un lado sus propios intereses para construir uno de carácter más colectivo. Quieren ver resultados concretos frente a sus demandas particulares, y a corto tiempo, esto mengua el interés por la participación, por el trabajo articulado. Las dificultades de comunicación y de relacionamiento entre algunos miembros de la Red y de estos con agentes externos, también representan algunas dificultades. Retrasa convocatorias y debilita el trabajo articulado que propone la Red, genera estrés y conflictos recurrentes entre los integrantes. Las redes no cuentan con un espacio propio para las reuniones y talleres, esto ocasiona el tener que estar gestionando un espacio con la institucionalidad local, y estar cambiando de sitio, lo que genera desacomodos y retrasos para el desarrollo de las actividades. Los cambios de asesores o asesoras por parte de Conciudadanía generan incomodidad en los destinatarios y destinatarias, quienes se apegan y acostumbran a las formas de ser y de trabajar de los funcionarios y funcionarias. También genera retrasos en los procesos, pues se requieren encuadres y procesos de adaptación mutua. Durante el desarrollo del proyecto dos asesores y una asesora renunciaron por ofertas de otros trabajos, lo que generó la necesidad de su reemplazo. El conflicto armado también se ha convertido en una dificultad significativa para los procesos de participación de la ciudadanía en las localidades. La comunidad ha tomado distancia, siente miedo, no se integra fácilmente, ni se vincula a actividades municipales concretas. Además delegan la realización de sus derechos a la voluntad de los gobernantes y se excluyen también de sus deberes como ciudadanos.
  • Logros de las Redes Locales de Paz y Reconciliación 41 Los conflictos y tensiones políticas partidistas y la falta de credibilidad de los ciudadanos y ciudadanas en las autoridades locales, generan apatía y excluye a muchos ciudadanos y ciudadanas de la vida pública local. La participación se vuelve instrumental para obtener beneficios propios o se usa para persecución del contendor político. Estas tensiones se intensifican en época de campañas electorales. En cuanto al trabajo con la Red subregional, en cabeza de la Corporación Subregional de Víctimas del Occidente Antioqueño -Cosviocant, las dificultades radican en que ésta es una organización incipiente en estructura, sin recursos económicos propios, cuya sostenibilidad depende exclusivamente de la gestión que logren realizar con aliados, no pueden hacerlo mediante convenios o la figura de prestación de servicios porque aún no tienen resuelta la situación jurídica de la organización. Para los encuentros subregionales hay dificultad de financiamiento de los costos que ellos implican y dificulta la representación permanente de los líderes y lideresas de los municipios más alejados del sitio de encuentro que es Santa Fe de Antioquia. En muchas ocasiones los líderes tienen que asumir por cuenta propia los costos de los viajes, lo que no es viable para muchos. Otro asunto en términos de debilidad, está en que falta fortalecer los lazos de comunicación y representación de los delegados municipales de las redes y organizaciones de víctimas con el Foro subregional con candidatos a corporaciones públicas en municipios del Occidente An oqueño.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 42 nivel subregional. La organización subregional no puede ser una sumatoria de representantes, sino la construcción de identidad como organización subregional que construye propuesta con mirada supramunicipal, y que contribuye a su vez, con el fortalecimiento de las dinámicas locales. EsimportanteseñalarqueenelOccidentenohahabidoprocesossubregionales significativos, ni actores sociales que lideren procesos de convergencia ciudadana. No hay por lo tanto, proyecto de subregión. Hay pocos actores con presencia subregional porque es poca la presencia institucional.
  • ESTRATEGIA DE APOYO PSICOSOCIAL
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 44 El Apoyo psicosocial a las víctimas del conflicto armado, es una propuesta desarrollada por Conciudadanía desde el año 2004 en diferentes zonas del departamento de Antioquia; para su implementación nos hemos aliado con varias instituciones y organizaciones del país. Esta propuesta recoge elementos conceptuales y metodológicos de muchas experiencias desarrolladas en Colombia y en Suramérica. Nace en Conciudadanía, con el fin de acompañar y brindar espacios de expresión y escucha al sinnúmero de víctimas que el conflicto armado ha dejado en las subregiones de Antioquia, propiciando encuentros de sanación y elaboración de los duelos que reclaman ser expresados, visibilizados y transformados. Sustenta el desarrollo de esta propuesta en el Occidente Antioqueño, la grave afectación humanitaria que el conflicto armado ha producido en la subregión. Este territorio, por su ubicación estratégica en la geografía del departamento y del país, y por la riqueza natural y su potencial desarrollo, ha atraído el interés de múltiples actores armados ilegales. Así pues, la disputa del territorio, la permanente confrontación y el involucramiento de la sociedad civil, han producido un alto número de víctimas de secuestros, asesinatos, desapariciones, desplazamiento, violaciones, lesiones por minas antipersonal y han dejado a las personas con las consecuentes afectaciones emocionales. Apoyo psicosocial en el contexto de la violencia generada por el conflicto armado, tiene que ver con el acompañamiento y apoyo a las víctimas en su proceso de restablecimiento, tanto individual como familiar y comunitario, que les permita su recuperación integral personal y social. Elapoyopsicosocialbuscaayudaralacomprensiónysuperacióndelosdolores y duelos de las afectaciones resultantes del conflicto armado; así mismo, se propone reducir el sufrimiento en personas, familias y comunidades mediante la disminución del dolor emocional. Ayuda también para la transformación de sentimientos y actitudes de rabia, miedo, agresión y venganza; contribuye a abrirle posibilidades al perdón y a la reconciliación; fortalece el sentido de dignidad de las personas y ayuda para la revitalización de los proyectos de vida individuales y colectivos; además aporta a la integración y dinamización de procesos comunitarios y municipales. La vivencia de lo psicosocial en el Occidente se dio en dos espacios
  • Estrategia de Apoyo Psicosocial 45 fundamentales de sanación emocional, reflexión y encuentro solidario y entre quienes como víctimas vivieron y sufrieron los horrores y consecuencias de la guerra. Estos dos espacios se denominan PASOS y ABRAZOS. Los “PASOS” son espacios mensuales en los que, además de acompañar el proceso de sanación emocional de las víctimas, se les prepara como Animadoras de Grupos de Apoyo entre Iguales, GAI. En este espacio se aportan algunos referentes conceptuales y se comparten herramientas metodológicas, para que ellas puedan asumir un proceso de acompañamiento conotrasvíctimasdesuslocalidades,enunespaciodenominado“ABRAZO”, en el cual a partir de las actividades simbólicas desarrolladas también con periodicidad mensual por parte de las Animadoras, las comunidades van trabajando y superando sus duelos y recuperando sus sueños, ganando en confianza y reconstruyendo tejido social, comprometiéndose con la construcción de futuros de vida posibles. Los “PASOS” se planean con base en un contenido temático y cada sesión consta a su vez de tres momentos o fases: inicial (apoyo mutuo), intermedia (comprensión teórica) y final (preparación de abrazos). En los “PASOS” se busca facilitar la elaboración individual a partir de sentir, pensar y reconstruir lo ocurrido, desde el sentido que cada persona Acto simbólico en taller de formación de Animadoras – PASO-
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 46 le atribuye. Igualmente, los Pasos sirven para la vivencia y expresión del diálogo de saberes como forma de enriquecer el bagaje teórico y práctico de las participantes, porque cada uno contribuye con su saber y su experiencia personal, construyéndose también un saber colectivo. En los Pasos se da también un valioso proceso de elaboración y expresión grupal a través de vivencias y reflexiones plasmadas en forma de expresiones gráficas, plásticas, de movimiento corporal y de narración verbal. En los pasos se forman y se fortalecen las capacidades de las Animadoras para el Apoyo Psicosocial entre Iguales, allí se aprenden enfoques y se conocen herramientas y procesos metodológicos para la realización de los Abrazos. El Paso es por lo tanto, un espacio de planificación colectiva para llevar a la práctica en los Grupos de Apoyo entre Iguales que son acompañados por las Animadoras en las veredas y las zonas urbanas de sus municipios. El contenido desarrollado en los “PASOS” está organizado por módulos temáticos que se abordan en las sesiones de encuentro con las animadoras. Los contenidos están organizados para la comprensión y actuación sobre sentimientos como la desconfianza, la rabia, el miedo, la agresión; así mismo, varias de las sesiones están encaminadas a la formación de capacidades para la escucha activa, el perdón y la reconciliación; también se promueven reflexiones de comprensión y de actuación sobre la verdad, la memoria y la justicia; de igual forma, en otras sesiones se reflexiona sobre la vida colectiva municipal, con el fin de desensimismarse y participar de la vida pública. Los “ABRAZOS” son sesiones de práctica de aprendizajes y de solidaridad desarrollados por las Animadoras para el apoyo psicosocial, a través de los GruposdeApoyoentreIguales,conmujeresyhombresdesuscomunidades urbanas y rurales víctimas del conflicto armado. Acto simbólico en Grupo de Apoyo entre Iguales – ABRAZO-
  • Estrategia de Apoyo Psicosocial 47 Los encuentros de estas personas son reuniones entre “iguales”, dentro de las cuales no hay profesionales, pues la animadora no lo es, pero sí actúa como persona que escucha, facilita y se preocupa por la expresión y la participación de todos y todas. A través de los Pasos la animadora ha desarrollado competencias para el apoyo psicosocial entre iguales y dispone de enfoques y de herramientas metodológicas planificadas colectivamente para las sesiones de acompañamiento en los Abrazos. El GAI se convierte en un recurso no sólo para la concientización del hecho violento y comprensión de la dinámica del conflicto armado, sino también de apoyo emocional, en otras palabras, para la prestación de “primeros auxilios emocionales”, ya que es el lugar donde al compartir dolores e ideales nace la solidaridad y surgen las estrategias de resistencia, de reintegración social, política y psicológica de las víctimas. El GAI ofrece diferentes recursos para el apoyo mutuo, los cuales consisten en: Escucha activa, controlar las reacciones impulsivas, reconocer los sentimientos, generalizar las experiencias, llevar adelante soluciones, desarrollar el poder colectivo y facilitar la expresión colectiva. Las Animadoras de Grupos de Apoyo entre Iguales –GAI, son seleccionadas por su reconocimiento de liderazgo dentro sus comunidades; porque también han sido víctimas del conflicto armado y se encuentran dispuestasalacomprensiónysuperacióndesusduelos.Tambiénesimportante en la selección su potencialidad y respeto por la escucha, su capacidad de generación de confianza y especialmente porque está interesada en ayudar a otras personas víctimas del conflicto a comprender y tramitar sus duelos. La actitud democrática en la forma de establecer relaciones con las personas y con los grupos con los que interactúa es otra de las características que se observan para la selección y formación de las Animadoras. También es un asunto importante de selección la preocupación e interés de las Animadoras por lo que pasa en sus comunidades y por su interés de contribución a la transformación de sus problemáticas y el desarrollo de sus potencialidades. Logros del proceso de Apoyo Psicosocial En el Occidente Antioqueño se han formado 27 Animadoras de Grupos de Apoyo Psicosocial, las cuales a su vez han acompañado a 30 grupos de apoyo mutuo, integrados por un promedio de 15 hombres y mujeres cada uno, lográndose atender alrededor de 450 víctimas del conflicto armado. La propuesta ha logrado llegar a 30 territorios urbanos y rurales de 9 municipios.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 48 27 mujeres de 9 municipios de la subregión han pasado por un proceso de apoyo psicosocial que les ha permitido, por un lado, entender la guerra, superar sus miedos y sanar sus propios duelos, y por el otro, entrenarse para acompañar a sus comunidades en procesos de sanación similares. Se ha dejado en estos 9 municipios del Occidente Antioqueño un recurso humano formado y cualificado para brindar apoyo psicosocial a población víctima del conflicto armado en la modalidad de apoyo entre iguales. No solo la formación sino también su entrenamiento metodológico, permitirán que este grupo de mujeres sea puesto al servicio de los procesos de acompañamiento psicosocial que se puedan realizar en los municipios y pueden ser un recurso valioso para colaborar en el desarrollo del componente de atención psicosocial incluido en la Ley de víctimas (Ley 1448). Alrededor de 450 víctimas del conflicto armado fueron atendidas durante un año, en procesos de acompañamiento psicosocial que les permitieron restablecer su salud emocional al elaborar sus duelos, recuperar su status de ciudadanía reintegrándose a los procesos comunitarios, reconociéndose como sujetos de derechos y motivándose a participar en procesos de paz y reconciliación. Aprendieron a valorarse como personas y como mujeres, fueron ganando confianza en sí mismas, lo que les hizo ganar amor propio y confianza en las posibilidades de enfrentar sus miedos e inseguridades. Al llegar al proyecto Acto simbólico en Grupo de Apoyo entre Iguales – ABRAZO-
  • Estrategia de Apoyo Psicosocial 49 se sentían tímidas, les costaba hablar en público y desconfiaban de sus capacidades. Así hablan de sus logros: “Perdí el miedo hacia mí misma, pues no confiaba en mis capacidades.” “Tengo mayor reconocimiento de mi propia identidad y ahora me reconozco y valoro como mujer.” (Animadora municipio de San Jerónimo). “Ahora soy más segura al tomar decisiones… Aprendí a vencer la timidez ante un público... me siento más segura de mi misma.” (Animadora municipio de Giraldo). Algunas de las mujeres que llegaron al proceso no habían tenido experiencia en trabajos con sus comunidades y ninguna había estado involucrada en proyectos de carácter psicosocial ni como beneficiaria, y menos como ejecutora (Animadora). Las Animadoras se comprometieron profundamente con su nuevo papel en la comunidad, fueron reconocidas, valoradas y hoy son un referente para muchos de sus vecinos-as. “No sabía que podía ser convincente (aquí lo descubrí), me siento una mujer con poder, carácter y muy asertiva… Logré la confianza de las víctimas y generé credibilidad en los grupos.” (Animadora municipio de Liborina). “Somos mujeres capaces de apoyar y acompañar a otras mujeres a sanarse, transformarse y renovarse… Aprendí a conocer y a escuchar a los demás.” (Animadora municipio de Cañasgordas). “Podemos apoyar los procesos de formación de las personas que nos rodean.” (Animadora municipio de Frontino). “Aprendí a convivir con personas distintas.” (Animadora municipio de Uramita). Se avanzó en la adquisición de nuevos conocimientos teóricos y metodológicos para acompañar los Grupos de Apoyo Mutuo. El proceso de formación de las Animadoras las dotó de elementos conceptuales necesarios para entender el conflicto armado, su propia situación como víctimas y para comprender y apropiarse de la metodología del apoyo mutuo, propuesto por el proyecto.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 50 “Adquirí más conocimientos sobre temas que no conocía… Tuve aprendizajes que no olvidaré.” (Animadora municipio de Santa Fe de Antioquia). “Conocí experiencias inolvidables como el trabajo de las mujeres del Caquetá.” (Animadora municipio de Buriticá) . “Aprendí a ser una muy buena Animadora, me gusta lo que hago y la gente lo reconoce.” (Animadora municipio de San Jerónimo). Las Animadoras logran recuperarse emocionalmente. Muchas de estas mujeres, a causa de la situación de victimización que les tocó vivir en medio del conflicto armado, perdieron sus lazos comunitarios, se encerraron en sí mismas y en sus casas, la desconfianza en las personas era la constante y esto estaba acompañado de un miedo paralizante; a partir del proceso de sanación que vivieron en el proyecto lograron tramitar duelos, superar miedos y recuperar el sentido y el valor por la vida. Grupo inicial de Animadoras de Apoyo Psicosocial en ac vidad de formación
  • Estrategia de Apoyo Psicosocial 51 “He aceptado que hay que elaborar un duelo por las pérdidas sufridas y que la vida continúa.” (Animadora municipio de Cañasgordas). “Fui capaz de expresar mis sentimientos… me he sanado y liberado, sé que podemos recuperarnos de esos duelos.” (Animadora municipio de San Jerónimo). “Aprendí a reconocer que todos somos iguales y a compartir con las demás personas.” (Animadora municipio de Uramita). “Hoy somos mujeres formadas para vivir en sociedad, me siento restaurada para amar y vivir en sociedad.” (Animadora municipio de Santa Fe de Antioquia). “Soy capaz de ver la vida con ojos nuevos, visionar, soñar, proyectarme.” (Animadora municipio de Liborina). La Animadoras se reencontraron con la capacidad y posibilidad de reconocerse como sujetas de derechos y como actoras sociales. Se vincularon rápidamente a los espacios de participación ciudadana que existen en los municipios. Su liderazgo se destaca en el espacio de la Red de Paz y Reconciliación y se han vinculado a los procesos y espacios de aplicación de la Ley 1448, gestionando sus derechos y aportando a la cualificación de la participación en sus localidades. “He recuperado el interés por volver a participar de los espacios con otras personas.” (Animadora municipio de Buriticá). “Se ha producido recuperación de la confianza en las instituciones.” (Animadora municipio de Giraldo). “Tengo reconocimiento en mi entorno y más conocimiento de nuestra vida cotidiana.” (Animadora municipio de Santa Fe de Antioquia). Dificultades del proceso de Apoyo Psicosocial En algunos casos, el perfil esperado en las personas convocadas para iniciar el proceso de apoyo psicosocial y de entrenamiento para el apoyo mutuo en las comunidades, no fue el esperado. A pesar de que las mujeres interesadas en
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 52 cada municipio se postulaban enviando fichas de inscripción, las cuales fueron revisadas por el equipo del proyecto y seleccionadas las de mayor perfil, nos encontramos con bajo nivel de liderazgo o con poca experiencia en el trabajo comunitario; bajo nivel de escolaridad y dificultades en lectoescritura; alta afectación emocional a causa de la victimización sufrida a raíz del conflicto armado; dificultades para el relacionamiento interpersonal y con rasgos de personalidades conflictivas. Cada una de estas situaciones representó retos para el equipo de Conciudadanía que estuvo al frente del proceso de acompañamiento psicosocial y formación, y en ocasiones, demandaron ser atendidas desarrollando estrategias de diálogo y psicorientación con personas específicas, seguimiento y evaluación del proceso de formación en plenarias en los Pasos, dedicación de mayor tiempo a los Grupos de Apoyo Mutuo realizados en los pasos, reforzar contenidos, organización de equipos de animadoras para desarrollo de los abrazos y un mayor acompañamiento por parte de los asesores y asesoras de Conciudadanía al trabajo de las Animadoras en los municipios. Taller de Grupo de Apoyo entre Iguales – ABRAZO-
  • Estrategia de Apoyo Psicosocial 53 “Se me dificultaba hablar en público y tenía miedo de equivocarme. Soy muy tímida.” (Animadora municipio de Uramita). “Tenía miedo a expresar todo lo que sentía, no tenía confianza en las demás personas ni para darles a conocer las habilidades que tengo.” (Animadora municipio de Liborina). “Tenía miedo de no tener respuestas para ciertas cosas y preguntas.” (Animadora municipio de Santa Fe de Antioquia). “Tenía dificultades para asimilar y aprender los temas.” (Animadora municipio de Cañasgordas). Algunas situaciones generaron deserción en varias Animadoras, pues de 36 mujeres convocadas para realizar el proceso de acompañamiento psicosocial, logran terminar y ser certificadas 27 Animadoras. Las principales causas de la deserción fueron las limitaciones de tiempo por su rol de amas de casa, restricciones de esposos o compañeros e hijos/as para que las mujeres asistieran al espacio de capacitación mensual por fuera de su municipio, largas distancias y desplazamiento hasta la zona urbana de sus municipios y luego hasta Santa Fe de Antioquia, lugar sede para los encuentros de formación al nivel subregional. “Se me dificultó no poder llegar a tiempo al comienzo del Paso por la lejanía de mi vereda.” (Animadora municipio de Buriticá). “Las dificultades que se nos presentan son por las múltiples ocupaciones, en general somos gente del hogar, estudiantes o jefas de hogar.” (Animadora municipio de San Jerónimo). “Dos días de capacitación siempre son bastante para salir de la casa.” (Animadora municipio de Cañasgordas). “Tengo poca aceptación de la familia para participar en este proceso.” (Animadora municipio de Giraldo). La formación de Animadoras para el apoyo psicosocial también tuvo dificultades en los municipios de Sopetrán y Uramita; del primer municipio, sólo se logró mantener en el proceso de formación y práctica a una Animadora, de 4 seleccionadas, las otras tres, se fueron desvinculando del proceso cuando ya no era posible reemplazarlas (pues la metodología y el enfoque del trabajo de apoyo psicosocial requiere que se realice con un grupo estable que se mantenga durante el proceso y no es conveniente el ingreso de
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 54 nuevos miembros después de un tiempo de iniciado el proceso). En Uramita se mantuvieron dos Animadoras de 4 seleccionadas. Las personas que se retiraron manifestaron que no se identificaron con el tipo de proceso que exige esta metodología de apoyo psicosocial.
  • ESTRATEGIA DE MEMORIA COLECTIVA DE LAS VÍCTIMAS DEL CONFLICTO ARMADO Foto: Línea del empo construida en taller subregional sobre Memoria Histórica
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 56 Como parte de la pedagogía social para la construcción de paz y reconciliación, Conciudadanía ha acompañado durante varios años, la realización de procesos de memoria histórica del conflicto armado desde la experiencia de las víctimas en varios de los municipios donde tenemos presencia en las subregiones del Oriente, Suroeste y Occidente de Antioquia. La memoria histórica del conflicto tiene una doble finalidad; en primer lugar, como una de las dimensiones y acciones de reparación simbólica de las víctimas considerando sus experiencias dolorosas y las afectaciones sufridas por el conflicto armado; y en segundo lugar, como pedagogía social para que no se olviden las atrocidades generadas por el conflicto, para que se propicien las condiciones de no repetición y se garanticen los derechos de reparación que posibiliten el desarrollo de proyectos de vida individuales de las víctimas y los proyectos colectivos de sus comunidades. Conciudadanía ha querido enfatizar en los procesos que acompaña, los ejercicios de memoria histórica desde las propias víctimas y sus comunidades; en este sentido privilegia el relato que realizan las propias víctimas desde sus experiencias colectivas e individuales. Este relato se pone en contexto y se relaciona con otras informaciones de carácter histórico y sociopolítico, pero se preserva como hilo conductor el testimonio de las víctimas privilegiando el relato de la experiencia humana. No se trata por lo tanto, de análisis históricos a profundidad sobre el conflicto armado y las afectaciones generadas por este, sino del acompañamiento de procesos participativos de memoria histórica con las propias víctimas y sus comunidades, puesto que se trata también de acompañar a las víctimas en la comprensión de lo sucedido y en la superación de sus propios duelos, para lo cual buscamos relacionar cada vez que sea posible, los procesos de memoria histórica con el acompañamiento psicosocial en la modalidad de apoyo entre iguales, desarrollado por Conciudadanía desde hace varios años con hombres y mujeres afectados por el conflicto armado. Así mismo, entendemos la memoria histórica como la reconstrucción de los hechos del pasado en función del presente y el futuro. El proceso de reconstruir los hechos directamente con las víctimas otorga la posibilidad de recrear el pasado y concebir el presente como una transformación continua en búsqueda de estrategias que fortalezcan los intereses colectivos para construir una visión compartida del futuro. La memoria de las víctimas tiene que ver con las experiencias concretas de los sujetos que han sido marcados con acontecimientos pasados que requieren ser visibilizados para su comprensión y elaboración por parte de las víctimas y para la generación de solidaridad y de responsabilidad con lo que les ha sucedido.
  • Estrategia de Memoria Colectiva de las Víctimas del Conflicto Armado 57 Cuando las personas hacen memoria, mediante el discurso sostienen, reproducen, extienden, engendran, alertan y transforman sus relaciones. En este proceso, la memoria de cada persona cambia y cambian también las relaciones. En los tres municipios del Occidente donde desarrollamos la estrategia, propusimos que fueran las Redes de Paz y Reconciliación quienes adoptaran la tarea de reconstruir la memoria histórica colectiva de las víctimas. Así que la Red se convirtió en el espacio impulsor del proceso, formándose para ello y funcionando en determinados momentos como grupo focal para la recolección de información y la reflexión colectiva. Así mismo, se constituyeron grupos focales en las zonas rurales de los municipios, cada localidad logró consolidar entre 3 ó 4 grupos dependiendo de algunas restricciones que la presencia de grupos armados puso para que se pudieran hacer en algunas zonas rurales como estaba previsto. Cada uno de estos grupos focales realizó cinco sesiones diferentes, realizándose en total 20 sesiones de memoria en cada municipio. Grupo focal sobre Memoria Histórica en el municipio de Liborina. Caja de Arena.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 58 Los grupos focales para la reconstrucción de la memoria son espacios y sesiones colectivas para la reconstrucción de los hechos del pasado en relación con el conflicto armado y para el análisis de las situaciones presentes y las proyecciones que tienen para el futuro. En los grupos focales se trabajó a partir de la construcción colectiva y el diálogo de saberes. Se compartieron también elementos conceptuales sobre la memoria, su sentido y las motivaciones para desarrollar el proceso. Se reconstruyeron mapas del conflicto y se elaboró una línea del tiempo para ubicar espacial y temporalmente los hechos ocurridos en cada municipio. Se utilizaron técnicas como la pintura para reconstruir los hechos de violencia, sus consecuencias y expresión de sentimientos frente a sus efectos. Se realizaron conversatorios para profundizar y relacionar contextualmente lo que pasó. Además de los grupos focales se realizaron talleres de arte terapia o memoria pintada, a través de los cuales los participantes plasmaron en dibujos los hechos victimizantes y los sueños o proyectos de vida. El producto de estos talleres quedó como insumo para realizar una galería itinerante de la memoria en cada municipio. En el nivel local se realizaron también entrevistas a diferentes actores que fueron definidos como claves, por tener, por una u otra razón, información y conocimiento sobre las dinámicas de la guerra en estos territorios. Se hizo revisión de fuentes secundarias para contrastar y conectar los hechos relatados localmente con las condiciones socio-económicas y políticas que determinaron el conflicto en la subregión. Además de las actividades municipales, se realizó un taller de formación sobre memoria al nivel subregional y se compartieron los resultados y textos de memoria en un evento de finalización del proyecto, donde se contó con comentaristas reconocidas por su trabajo sobre memoria histórica del conflicto, quienes expresaron sus reflexiones sobre los procesos de memoria desarrollados en los tres municipios. Logros del proceso de memoria colectiva de las víctimas. Tres municipios de la subregión Occidente cuentan con un documento publicado (600 ejemplares por municipio) que recoge la memoria colectiva de las víctimas del conflicto armado. Proceso desarrollado de forma participativa, bajo la modalidad de grupos focales, talleres y entrevistas. Además, el proceso permitió la formación de las Redes Locales de Paz y Reconciliación en el tema de la Memoria, no sólo en los tres municipios donde se desarrollaron los procesos, sino también en los otros 5 municipios. En cada municipio queda un grupo de ciudadanos y ciudadanas sensibilizado y con conocimiento sobre el tema y la metodología para la reconstrucción de la memoria colectiva, que puede servir para acompañar las iniciativas de
  • Estrategia de Memoria Colectiva de las Víctimas del Conflicto Armado 59 memoria que las administraciones municipales deben desarrollar en el marco de la implementación de la Ley 1448. Se ha hecho pública la magnitud del conflicto armado en las localidades, a partir de reconstruir con las comunidades las causas y los efectos de la guerra en los hombres y las mujeres y en los diferentes ámbitos del desarrollo. Se han visibilizado las principales victimizaciones que el conflicto armado produjo en la sociedad y en el territorio. “Nos dimos cuenta que en nuestro municipio hay más víctimas y casos de victimización que los que conocíamos. Que todos los compañeros tienen una historia de mucho valor para este proceso de reconstrucción”. (Testimonio participante en grupo focal Liborina). “Identificamos el conflicto, empezamos a conocer los actores y las consecuencias de lo que hacían, nos dimos cuenta que se ha callado mucho, que falta mucho por decir”. (Testimonio participante en grupo focal Santa Fe de Antioquia). Grupo focal sobre Memoria Histórica en el municipio de Liborina. Caja de Arena.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 60 Se avanzó en procesos de sensibilización sobre la memoria histórica, con las poblaciones participantes y también con los funcionarios y funcionarias de las administraciones municipales. Ambas comprendieron la importancia de hacer memoria para contribuir al resarcimiento de las víctimas, en tanto ésta contribuye con la garantía directa del derecho a la verdad y consecuentemente con los de justicia y reparación. Además, posibilita identificar estrategias frente a la no repetición del conflicto armado. Se generó solidaridad entre las víctimas y de sectores de la comunidad que no lo fueron, con quienes sufrieron los horrores del conflicto. “Uno de los logros más importantes es poder conocer las historias de los demás compañeros y dar a conocer mi historia, saber que todos somos uno solo”. (Testimonio participante en grupo focal Liborina). “Conocer la historia del conflicto es muy importante para Santa Fe y para cualquier municipio, tal vez así nos sensibilizamos y luchamos para que lo que pasó no vuelva a pasar”. (Testimonio participante en grupo focal Santa Fe de Antioquia). El tema del conflicto armado, sus causas, consecuencias y por lo tanto, la “verdad” sobre lo que pasó, desde la visión de las victimas ha sido escasamente abordado en la subregión. Este es un tema sobre el que hay bastantes prevenciones y sobre el que no se habla preferiblemente. Muchas víctimas al empezar los procesos consideraban que recordar es malo o dañino, que sólo sirve para volver a sufrir y que por lo tanto, es mejor olvidar. Para algunas administraciones el tema representa una amenaza, porque al hacer público lo que pasó se afecta la imagen de los municipios y además, crea expectativas en las víctimas, de las cuales la institucionalidad local no se puede hacer cargo. Estas prevenciones fueron cambiando durante el proceso y se logró la participación activa de las comunidades y de las administraciones. En el trascurso de la ejecución de esta estrategia, las alcaldías recibieron convocatorias del Centro de Memoria Histórica del DPS y del Ministerio de Cultura, para presentar proyectos relacionados con memoria en relación con el conflicto armado y su victimización, para lo cual se presentaron varias propuestas de municipios asesorados en este proyecto. “Este proceso ha permitido conocer parte de la verdad el recuerdo de los sentimientos maltratados”. (Testimonio participante en grupo focal Liborina).
  • Estrategia de Memoria Colectiva de las Víctimas del Conflicto Armado 61 “Mucha gente se ha sensibilizado y ha empezado a entender lo importante que es recordar, más cuando se hace en grupo, pues esto ayuda a conocer otras historias que no conocíamos y que son muy duras, pero también muy importantes de sacar a la luz pública”. (Testimonio participante en grupo focal Frontino). El proceso fue además respaldado por las organizaciones de víctimas en las localidades, las cuales descubrieron su importancia y comprendieron la necesidad de apoyar este tipo de procesos, sintiéndose responsables de contribuir a la realización del derecho a la verdad, estrechamente vinculado a los procesos de memoria. Es importante aclarar que no se trata de la verdad jurídica que corresponde a los entes responsables de investigación y de judicialización. Este es un ejercicio de memoria colectiva desde la verdad vivida, reconstruida y narrada por las propias víctimas. “La memoria ayuda a sanar las heridas, ahora entiendo mi tristeza y no me siento tan culpable” esta es una frase de una mujer víctima participante en un grupo focal del municipio de Liborina, a través de la cual podemos referirnos a otro de los logros de este proceso. Comprender el conflicto, sus causas, dinámicas y efectos, ayudó a las víctimas participantes a desaprender conceptos, deshacerse de prejuicios y mirar la realidad de otras formas. Esto hace alusión al sentido terapéutico que tiene el que colectivamente y a través de la palabra, las víctimas vuelvan a hablar de lo que les pasó. Se vuelve importante para las víctimas, saber que su dolor no es único, incluso que hay otros más grandes o tal vez más pequeños, en todo caso, que el dolor adquiere sentido para cada persona y es vivido de forma diferente. La expresión de sentimientos y el entender la guerra también desde lo social, lo político y lo económico, ayuda a liberarse de culpas y a asumirla como algo externo, de lo cual han sido exclusivamente víctimas, y sobre lo que no queda sino levantarse, aprender y continuar viviendo, con un nuevo sentido y recobrando la esperanza. “Identificación de los acontecimientos en nuestro municipio, conocimos muchos hechos que afectaron el orden establecido. Y nos concientizamos de las secuelas infaustas de hechos acaecidos”. (Testimonio participante en grupo focal Frontino).
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 62 Si bien en las localidades desde la promulgación de las distintas leyes y decretos, se han desarrollado procesos de denuncia de hechos victimizantes, el proceso de memoria reactivó la necesidad y el interés de algunas víctimas que no habían denunciado actos de violencia de los cuales habían sido objeto por parte de diferentes actores en el marco de la confrontación armada que vivieron los territorios. Las víctimas ampliaron sus conocimientos sobre los tipos de victimización, sobre sus derechos, y sobre la importancia de la verdad y la memoria para el cumplimiento de los mismos. “Estos talleres han despertado el interés de las víctimas en denunciar y decir la verdad de lo que pasó”. (Testimonio participante en grupo focal Liborina). El proceso ayudó a las víctimas a zafarse del peso del pasado para darle valor al futuro. Esto se evidencia en la respuesta de los y las participantes cuando se les convoca en el último grupo focal a resignificar el territorio para darle ahora un nuevo valor y significado. Se identifican sueños de futuro y compromisos personales y colectivos para continuar trabajando para la no repetición del conflicto armado ni de la violencia en cualquiera de sus manifestaciones. Grupo focal sobre Memoria Histórica en el municipio de Fron no. Dinámicas del conflicto armado. GGrupo ffocall sobre MeM mo iria HiHi tstóóriica en ell mu inicipiio dde FFron no
  • Estrategia de Memoria Colectiva de las Víctimas del Conflicto Armado 63 “Aprendimos que este proceso es importante para la construcción de tejido social y la transformación de territorio”. (Testimonio participante en grupo focal Frontino). Dificultades en el proceso de memoria En general, las dificultades encontradas en el proceso de reconstruir la memoria colectiva de las víctimas fueron superadas; sin embargo, hubo algunos inconvenientes que generaron cambios en el proceso diseñado para el acompañamiento de los ejercicios de memoria colectiva con las víctimas del conflicto armado en los tres municipios seleccionados. Si bien, en los municipios de la subregión del Occidente y propiamente en los tres donde se desarrolló el proceso de memoria, no hay en la actualidad confrontación entre grupos armados, es innegable la presencia de actores armados, identificados por las comunidades como “los que han vuelto a resurgir”, venidos de otros territorios o de los grupos de desmovilizados de las AUC que tenían presencia en la subregión, quienes han vuelto a organizarse y rearmarse para controlar la vida cotidiana de las comunidades rurales. Algunos de los actores venidos de afuera, en los municipios son ligados a las actividades mineras que se desarrollan en la subregión, que han buscado vivienda y se han ido incorporando a la vida social y comunitaria de las comunidades rurales. Según la opinión de participantes de estos municipios, no hay enfrentamientos entre actores armados pero sí control por parte de grupos armados. Una muestra de esto se vivió en el municipio de Buriticá donde grupos de mineros se han enfrentado con armas de fuego a la policía asentada en este municipio. Esta presencia, específicamente en el municipio de Frontino, intimidó a algunas personas y las hizo dudar o desistir cuando fueron convocadas a participar en actividades de memoria. La presencia de actores influyó en participación de algunas personas en los grupos focales, algunas desistieron en medio del proceso, y en otros casos el grupo focal tuvo que ser desarrollado en otra vereda o en el casco urbano. Algunas de las principales dificultades fueron: el miedo a contar lo que nos ocurrió, la desconfianza para hablar y el que no hemos sanado nuestras heridas y nos duele recordar”. (Testimonio participante grupo focal Liborina). “Temor a que a partir de las discusiones se puedan generar acciones violentas contra el grupo y se dé la repetición del conflicto”. (Testimonio participante grupo focal Santa Fe de Antioquia).
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 64 No se pudo llevar a cabo el proceso de memoria que teníamos programado desarrollar en el municipio de Buriticá; en su reemplazo se realizó el tercer proceso de memoria en el municipio de Santa Fe de Antioquia. Esta decisión se debió a las dificultades de orden público que vivió Buriticá a finales del año 2013, precisamente cuando apenas estaban iniciando las actividades con los grupos focales de memoria. Las dificultades estuvieron en el cierre de la carretera de acceso al municipio desde Medellín, la orden de la administración municipal de suspender todas las actividades comunitarias y a las precarias condiciones de seguridad que se presentaron para el ingreso a la localidad y a las zonas rurales, tanto de la funcionaria de Conciudadanía, como de los líderes de las comunidades. Estas condiciones hicieron retrasar el cronograma de actividades previsto y llevó al equipo del proyecto a tomar la decisión de un cambio de municipio, para lo cual fue seleccionado Santa Fe de Antioquia por toda la historia de hechos de victimización ligados al conflicto armado en esta localidad. Las percepciones y prevenciones previas sobre el sentido y la importancia de la memoria, acompañado de desconocimiento sobre el tema, pusieron también límite para que algunas personas se quisieran vincular. Para algunas personas la memoria “reactiva dolores” y por lo tanto, prefieren olvidar. Taller subregional de Memoria Histórica. Línea del empo.
  • Estrategia de Memoria Colectiva de las Víctimas del Conflicto Armado 65 “Ya he llorado mucho, para qué volver a llorar? Yo quiero olvidarme de lo que pasó y que no me duela más”. (Testimonio participante grupo focal Liborina). “Una dificultad que se presentó en el grupo es por el miedo de algunas personas a participar en estos procesos, porque creen que si recuerdan y hablan de lo que pasó, se vuelve a dar la violencia”. (Testimonio participante grupo focal Santa Fe de Antioquia). También se encontró desconocimiento por parte de las víctimas sobre sus derechos y confusión en el sentido de la reparación simbólica y la reparación económica y en algunos casos interés sobre todo por esta última, lo que implicaba su retiro del grupo focal cuando comprendían que en él no encontrarían ningún tipo de subsidio o beneficio económico. “Hubo falta de participación, hay apatía de las víctimas frente a procesos de memoria, por miedo, pero también porque desconocen sus derechos y todo lo que esto les puede servir”. (Testimonio participante grupo focal Santa Fe de Antioquia). Para el proceso de memoria fue muy importante la organización de grupos focales en zonas rurales y en la zona urbana. Por la metodología implementada, cada grupo focal se mantenía a lo largo del proceso de memoria con la expectativa de permanencia de las mismas personas durante todas las sesiones; sin embargo, algunos líderes y lideresas no pudieron asistir de forma periódica o permanente a los grupos focales debido a los compromisos personales, familiares y comunitarios por los que son demandados permanentemente y también por las largas distancias que algunos tenían que recorrer hasta el sitio donde se desarrolló el grupo focal. Esto implicó retrasos en las llegadas a las horas acordadas, tener que salir antes de finalizar el trabajo y además desistir de ir cuando era imposible dejar las labores agrícolas y perder el “jornal” o la remuneración económica por el trabajo. “No pude asistir siempre porque vivo muy lejos y tengo que dejar todo hecho antes de venir. Un día también mi hija se enfermó y no pude venir, aunque quiero, a veces es difícil asistir”. (Testimonio participante grupo focal Liborina). Según el nivel de afectación emocional en las victimas, algunas a pesar de su interés en participar en los grupos focales, evidenciaron las dificultades para expresar sus recuerdos. En algunas ocasiones el miedo, la tristeza y el llanto afloraron sin recato y fue necesario la atención y el acompañamiento personalizado que ayudara a tranquilizar la emocionalidad y permitiera reanudar el trabajo. Considerando estas reacciones emocionales que suscitan
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 66 los procesos de memoria, Conciudadanía ha tratado de hacer coincidir los ejercicios de memoria con los procesos de apoyo psicosocial, con el fin de que haya espacios y oportunidad de tramitación de las afectaciones emocionales que provocan los ejercicios de memoria. En el caso de las fuentes secundarias, nos encontramos la gran dificultad de la inexistencia o precariedad de datos estadísticos en los archivos y bases de datos de las administraciones municipales, esto restringió las posibilidades de validar la información que aportaron las comunidades. Además es una gran limitante el poco registro existente en la prensa nacional y regional sobre los hechos sucedidos en los municipios y en la subregión. En algunos casos los datos se contradicen entre fuentes diferentes, por ejemplo, entre los que aporta el SISBEN municipal y los que reporta el DPS, a través del Centro de Memoria Histórica. En todo caso, preferimos entonces, registrar los datos que más se acerquen entre la información brindada por las comunidades y las registradas en los Planes de Atención a las Víctimas, por ser ejercicios recientes que merecieron un proceso de investigación y actualización por parte de las administraciones municipales.
  • CAPÍTULO 2 PRINCIPALES APORTES DEL PROYECTO EN CAMBIOS Y TRANSFORMACIONES Foto: Encuentro municipal con víc mas. Municipio de Uramita.
  • Principales Aportes del Proyecto en Cambios y Transformaciones 69 Cambios en las Personas Foto:Taller de formación de Animadoras de Grupos de Apoyo entre Iguales- PASO-.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 70 Uno de los cambios más visibles en los y las participantes del proyecto, tiene que ver con la elaboración del duelo, la rabia, el miedo y los deseos de venganza, de los hombres y las mujeres que han pasado por el proceso de apoyo psicosocial, a través de los PASOS y los ABRAZOS. Ellos y ellas han podido transformar el dolor y han superado muchas de las secuelas dejadas por la guerra en su emocionalidad y en sus cuerpos. Esta elaboración les ha permitido ver la vida con mayor optimismo, han vuelto a confiar en sus vecinos, han recuperado su amor propio, creen en sus capacidades para superarse y emprender una nueva vida. Les ha llevado a recobrar su estatus de ciudadanía, puesto que se han vuelto a interesar en organizarse y en participar en los asuntos comunitarios y ciudadanos, se reconocen con derechos y se disponen a gestionar su realización ante las instituciones y autoridades competentes. Tanto abrazados y abrazadas como las Animadoras de apoyo psicosocial, se han interesado en conocer los desarrollos legislativos, propiamente la Ley 1448, que ampara sus derechos a la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición, y se han dispuesto a contribuir con su implementación, vinculándose a los espacios de participación propuestos por esta ley y a los procesos que implican la construcción de los planes operativos y los protocolos de participación. Le hacen seguimiento a la aplicación de los mismos y concertan propuestas con alcaldes o alcaldesas y Concejos municipales; también se han vinculado a otros espacios y procesos ciudadanos que existen en sus municipios como Asambleas, Mesas Ambientales, Mesas de Género, etc. De igual manera, participan activamente en actividades municipales programadas por la Red de Paz, y en eventos públicos de carácter subregional y municipal. “Antes no tenía claridad sobre lo que había pasado, me sentía sin valor ni fuerzas y llena de preguntas, no quería ni ver la foto de mi hermano muerto y luego del abrazo he podido ver la foto y no sentir tanto dolor, cada día he asimilado más, ya no tengo tanto resentimiento por lo que pasó, ya puedo abrazar al que odia y sin dolor ni rabia”. (Abrazada del municipio de Cañasgordas). “En la comunidad todos éramos cada uno por su lado, éramos indiferentes y ahora todos somos iguales y nos encontramos para trabajar en equipo, yo he ido posibilitando esto, he aprendido a trabajar en equipo y buscando el bienestar de todos. Antes era una persona vacía, había perdido el interés por todo y hasta por mí. La gente me nota el cambio, porque ya me gusta participar y tengo buena comunicación con la gente”. (Abrazado del municipio de Buriticá). “Antes era muy tímida y casi no me relacionaba, pero con los abrazos he aprendido y ahora comparto más, me integro más a la vida del municipio,
  • Principales Aportes del Proyecto en Cambios y Transformaciones 71 soy más solidaria y he aprendido a estar más fortalecida”. (Abrazada del municipio de Santa Fe de Antioquia). “Esta estrategia ha llenado un gran vacío que tiene la administración municipal por la limitación que tiene en sus recursos y que no le permite tener una persona dedicada al apoyo psicosocial de las víctimas. El apoyo psicosocial y la formación de las animadoras les ayuda bastante a entender que es lo que ha pasado y como se puede superar. Le ha dado a la comunidad en general la posibilidad de entender la realidad de lo que ha pasado y el horizonte que debe seguir”. (Funcionario público municipio de Cañasgordas). Una gran transformación personal en los y las integrantes de las Redes de Paz y Reconciliación está en su capacidad de encontrarse, dialogar, concertar y negociar sus puntos de vista con los otros y otras, precisamente en el escenario de la Red. Este es un espacio que ha permitido el encuentro de las diferencias y que ha enseñado la importancia de la palabra, el diálogo, la discusión pacifica de las ideas, y también ha resaltado la potencia de la unión, de la concertación y negociación de los intereses. Estos líderes y lideresas han entendido la participación como un derecho y un deber y así la ejercen. Se han empoderado de sus derechos, los conocen, los respetan y los gestionan. Grupo de Apoyo entre Iguales- ABRAZO-. Municipio de San Jerónimo
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 72 Se ha fortalecido su liderazgo, son propositivos, creativos, gestionadores y de igual forma se han vinculado a organizaciones y a espacios de participación. Son reconocidos por la comunidad y las administraciones municipales. Líderes y lideresas han aprendido y practican formas democráticas para la resolución o transformación pacífica de los conflictos. Han cambiado actitudes y formas de relacionarse en la familia y en comunidad, pasando de formas autoritarias, agresivas y violentas, a formas democráticas, pacíficas y dialogadas. Por lo tanto, van incorporando a sus vidas la cultura de la noviolencia y la reconciliación. Se reconoce además su valor y compromiso por el trabajo social. Han aprendido a relacionarse tranquilamente con las diferencias de los otros y otras, incluso comparten espacios con contradictores políticos o con excombatientes de diferentes grupos armados, con quienes son capaces de relacionarse, motivados por la propuesta de la reconciliación o el perdón. Podríamos concluir que la Red ha posibilitado el surgimiento de un grupo importante de ciudadanos y ciudadanas constructores y constructoras de paz. La formación conceptual también ha incidido en los cambios y transformación de los y las participantes. Los enfoques conceptuales y las herramientas metodológicas ofrecidas por el proyecto les han permitido ampliar su visión del mundo, conocer e interesarse por el desarrollo y por el territorio, por su planeación y construcción colectiva. También les ha posibilitado relacionarse y dialogar con autoridades y actores municipales, poner sus puntos de vista y saberes, confrontándolos con otros para ampliarlos, constatarlos o revaluarlos. “Se han visto cambios en un grupo de mujeres de la Institución Educativa, en madres cabeza de familia y en las víctimas. En la Animadora también se han visto cambios, se ha involucrado en las actividades del municipio, en el apoyo a las instituciones y la comunidad. En su mismo barrio viene haciendo actividades y viene siendo apoyada por la institucionalidad…”. (Funcionario público municipio de Uramita). “Claro que considero que ha cambiado la vida de las personas que participan en estos espacios, pues en ellos se trabaja, según lo que he observado, desde un aspecto personal con un enfoque hacia la comunidad, aspectos tan importantes como la convivencia, el ambiente, la paz, y sobre todo la reconciliación, que es uno de los objetivos del proyecto. Es evidente la tolerancia entre las personas y sus familias, poco a poco se han generado ambientes muy positivos para la calidad de vida en las familias”. (Funcionaria municipio de Buriticá).
  • Cambios y Aportes a Transformaciones en Ambientes Municipales
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 74 Se ha creado en 8 de los 9 municipios una Red Local de Paz y Reconciliación, constituida como espacio ciudadano, que además de convocar a los distintos actores sociales e instituciones, se ha encargado de promover temas y acciones en torno a la convivencia pacífica, la paz y la reconciliación. La mayoría de los municipios no había contado hasta el momento con una propuesta como esta, centrada en la paz y la reconciliación. Se han puesto en el escenario municipal, para el debate y la acción, temas que antes no estaban en la agenda pública, no aparecían con claridad, o eran evitados; especialmente los relacionados con la existencia del conflicto armado y sus afectaciones en las personas y el territorio. Por lo tanto, hay mayor receptividad para reconocer la existencia del conflicto armado y sus secuelas para la vida local. Este reconocimiento ha despertado la solidaridad de los funcionarios y los habitantes con la población víctima. Igualmente la relación más cotidiana con el tema de la paz y la reconciliación por parte de los líderes y actores ha contribuido a mejorar las relaciones en lo cotidiano al interior de las familias y en su entorno social. También se ha avanzado en la adopción de medidas para hacer efectivo los derechos de las víctimas por parte de la institucionalidad. Si bien esta es una obligación constitucional y legal de las administraciones municipales, otorgada por la Ley 1448, el trabajo de las redes y de las víctimas organizadas ha contribuido a su materialización. Ellas han hecho propuestas, propiciado espacios de discusión y acuerdo, se han vinculado a los espacios de participación y a los procesos que han tenido que desarrollar las administraciones municipales para hacer efectiva la implementación de la ley en las localidades, generándose además nuevos retos para los funcionarios públicos y los procesos administrativos. Ha aumentado y se ha fortalecido la participación ciudadana, pues desde las redes no solo se abordan los temas de paz y reconciliación, sino otros temas que tienen que ver con el desarrollo local en general, como son la planeación integral del territorio, la democracia, la organización y la participación ciudadana, el control social, los conflictos ambientales, los asuntos de género, entre otros. Estos temas y la movilización que se genera en torno a ellos han atraídolavinculacióndemuchosactoresquenosólosevinculanalasredessino a otros espacios de participación y a las actividades, eventos, movilizaciones y otros que se convocan en las localidades en distintos momentos del año. El trabajo de las redes ha mostrado la potencia del trabajo articulado. Muchas
  • Cambios y Aportes a Transformaciones en Ambientes Municipales 75 de las acciones de participación y movilización ciudadana se concertan, articulan en el escenario de la Red y logran ser ejecutadas en colectivo, optimizando esfuerzos, recursos y generando mayores impactos. Se ha avanzado en la visibilización de los asuntos de la equidad de género y el enfoque diferencial. Esto ha llevado a varias administraciones a interesarse y desarrollar procesos de construcción participativa de políticas públicas de equidad de género y a crear espacios como comités y mesas municipales para abordar y trabajar el tema. “Nosotros hemos visto con muy buenos ojos este trabajo porque nos ayuda a construir personas con valores sociales, nos permite reconocer el valor en sí de cada persona, y esto hace que las personas se integren y participen en el desarrollo del municipio. Las personas participan más abiertamente en los procesos democráticos, porque tienen un conocimiento y una realidad que los ayuda a ampliar el panorama y se sienten y actúan como ciudadanos”. (Funcionario público municipio de Cañasgordas). “Es muy importante destacar que estas personas que participan en la Red han realizado un proceso de formación muy significativo y esto les da herramientas para vincularse a la vida municipal, ayudando en la construcción de una cultura de paz”. (Funcionaria pública municipio de Frontino). “Yo creo que ha servido para lograr la integración, esto puede verse reflejado en las reuniones de planeación que hemos hecho para organizar algunos eventos como la no violencia contra las mujeres o la semana por la paz y en el que participan los clubes de la salud, personal de la alcaldía, la personería, las instituciones educativas, el hospital, la policía, las acciones comunales, entre otros”. (Funcionaria pública municipio de Frontino).
  • Aportes para la Movilización por la Paz y la Reconciliación Foto: Movilización ciudadana por los derechos de las víc mas. Municipio de Fron no
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 78 La contribución del proyecto en términos de movilización ciudadana se evidencia en la confluencia y articulación de actores, públicos, privados, organizaciones, partidos políticos, líderes sociales, entre otros. El aumento de la oferta en lo local de acciones simbólicas, de movilización ciudadana en torno a conmemoraciones de fechas y eventos durante todo el año, como son el 8 de marzo, día internacional de los derechos de las mujeres, 9 de abril, día nacional de la memoria y la solidaridad con las víctimas; septiembre, Semana por la paz; 25 de noviembre, día internacional del no a la violencia contra las mujeres, entre otras. A estas actividades es convocada toda la población municipal, la cual responde de forma individual y también organizadamente, generándose de esta manera información, opinión y sensibilización sobre los asuntos que estas fechas ponen en la coyuntura local. Mayor encuentro entre la ciudadanía y la institucionalidad local pública y privada. Esto lo ha logrado el aumento en el nivel del liderazgo, porque los lídereshanganadoencapacidaddegestiónyconcertaciónylainstitucionalidad responde también con mayor diligencia ante una ciudadanía que demanda sus derechos de forma organizada y pacífica; tiene iniciativa, hace propuestas y se articula a los procesos locales. También es necesario advertir que el ritmo en este proceso de articulación ha sido paulatino, en algunos casos ha sido más lento y en otros, más acelerado, dependiendo en algunos casos de la actitud y la capacidad de trabajo de los funcionarios y funcionarias públicas, y en otros de las temáticas propuestas. Porque hay temas y acciones que presentan una mayor dificultad para la articulación y concertación, por ejemplo, cuando se trata de apoyar con recursos, acelerar procesos administrativos o generar apoyos del nivel departamental o nacional. Además no siempre los intereses de la ciudadanía y de la institucionalidad están en consonancia.
  • Aportes para la Movilización por la Paz y la Reconciliación 79 La movilización ciudadana ha logrado impactar la comunidad educativa y también convocarla, lográndose su participación en las distintas iniciativas propuestas por la Red en lo local. Educadores y estudiantes se vinculan con entusiasmo a marchas, actos simbólicos y eventos culturales, dentro y fuera de la institución educativa. Es importante resaltar este logro del proyecto, debido a que la comunidad educativa es un sector clave para trabajar el cambio cultural que queremos en las nuevas generaciones, para afrontar las formas de tramitar los conflictos, las percepciones sobre la guerra como opción de vida, y en general, sobre la posibilidad de la convivencia pacífica en todos los espacios de socialización presentes y futuros. Es muy importante mencionar que este proceso de movilización y articulación en lo municipal ha tenido aliados importantes en las personerías municipales, los enlaces de víctimas, algunas secretarías o despachos municipales como las secretarías de participación, las organizaciones de víctimas, las asambleas constituyentes, las parroquias y el sector educativo, entre otras. “A la comunidad le sirve todo este proceso porque se va sembrando una semilla que dará frutos más adelante. Las personas en la medida en que participan de los eventos públicos se van sensibilizando, esto no pasa en vano”. (Funcionaria pública municipio de Frontino). “Con el solo hecho de evidenciar la presencia de las diferentes instituciones en los diferentes encuentros, se nota la movilización, la dinamización y la articulación, el compromiso y la seriedad de la Red en los procesos, en participar y aportar desde sus posibilidades para lograr la convivencia, la paz y la reconciliación en el municipio de Buriticá…”. (Funcionaria pública municipio de Buriticá). “La Red de Paz y Reconciliación es el mejor ejemplo de articulación; en este proceso se involucran y movilizan personas, instituciones y organizaciones, lo que posibilita desarrollar la gestión con las comunidades y con ello, realizar intervenciones que atiendan problemáticas en relación con la participación ciudadana…”. (Funcionario público municipio de Giraldo).
  • APRENDIZAJES Y RECOMENDACIONES FINALES
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 82 E l trabajo en red promueve solidaridad y fortalece la acción colectiva. La estrategia de constituir y promover las redes locales es una idea potente para motivar la articulación de instituciones, actores y propuestas. Esta ha sido una contribución importante del proyecto, puesto que no existía este tipo de espacio articulador en estas localidades con el foco específico en paz y reconciliación. El trabajo en red posibilita el encuentro entre distintos, el diálogo de saberes, la convergencia de ideas, la solución colectiva a problemáticas, la optimización de recursos, potencia resultados y la construcción colectiva de sueños en común. Las alianzas interinstitucionales favorecen una acción conjunta. Las alianzas son puntos de cruce y de encuentro, son lugares comunes para propósitos conjuntos. Es importante también como mensaje a la sociedad, que instituciones de diferente naturaleza como las privadas, las públicas y las de la sociedad civil como las ONG, logren articularse, unir esfuerzos y recursos para conseguir fines comunes. Esto también puede considerarse como un aporte y una recomendación para continuar fortaleciendo alianzas y redes en la subregión. La relación entre organizaciones de la sociedad civil e institucionalidad pública favorece la confianza cívica. Un reto grande en Colombia es la credibilidad y la confianza mutua entre sociedad civil y Estado; esto se logra incrementando las responsabilidades de los diferentes actores sociales y estatales y propiciando mecanismos de interrelación entre los dos sectores. La confianza en el Estado depende también de la actuación consecuente de las instituciones públicas en coherencia con lo establecido en la Constitución Política y todo el sistema normativo nacional e internacional. La reconciliación en Colombia pasa también por la confianza en la institucional pública, resquebrajada en los diferentes niveles territoriales. En lo local, el Estado se ve inmediatamente reflejado en las actuaciones de las instituciones públicas municipales; en este sentido, los servidores públicos juegan un papel educador o des-educador y son también los inmediatos generadores de confianza o desconfianza en el Estado. Temasyproblemasquerequierendeunamiradayunaccionarcolectivo. En municipios del Occidente y al nivel subregional se requiere reflexionar y accionar colectivamente sobre problemáticas comunes como la pobreza, las afectaciones culturales, sociales y ambientales producidas por la minería y otros macro proyectos de desarrollo; las resistencias a la reconciliación y la necesidad de prepararse para la paz y el postconflicto; la recurrencia
  • Aprendizaje y Recomendaciones Finales 83 a la violencia como forma de solución de los conflictos. Estos problemas requieren de una mirada y un accionar colectivo para su transformación en cada municipio y necesitan también de su reflexión al nivel supramunicipal porque son problemáticas comunes que sobrepasan las fronteras municipales. Promover los liderazgos existentes y propiciar el desarrollo de nuevos liderazgos. Es importante en todos los procesos sociales que se emprendan y, especialmente, en experiencias de participación ciudadana el favorecimiento del encuentro de liderazgos existentes en los municipios con la promoción de nuevos liderazgos, con el fin de ampliar una base social de líderes y lideresas y para favorecer las posibilidades y necesidades de complementariedad y relevo en el liderazgo social. Así mismo, si bien es necesario la formación y el fortalecimiento de líderes y lideresas como sujetos individuales, es importante propiciar liderazgos de colectivos a través de instancias y espacios de participación ciudadana, porque el liderazgo colectivo toma fuerza de actor social y político incrementando el poder de incidencia en la vida local. Foto: Encuentro Organización Subregional de Víc mas. Cosviocant
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 84 La dinamización de escenarios y procesos subregionales y su Articulación con dinámicas locales. En Occidente se carece de escenarios y dinámicas de carácter subregional especialmente en el ámbito de la sociedad civil y de la participación e incidencia ciudadana subregional. Es necesario fortalecer un actor social de carácter subregional que convoque y movilice ciudadanía y promueva el diálogo interinstitucional. La Red Subregional de Paz y Reconciliación promovida por este proyecto en alianza con Cosviocant, puede ser un germen de un proceso de convocatoria e impacto subregional en temas de paz y reconciliación, pero requiere de la confluencia de otras y muchas organizaciones e instituciones para trascender la red de organizaciones de víctimas y convocar a otros actores con presencia e incidencia subregional. Las víctimas de municipios de la subregión generadas por el conflicto requieren de apoyo psicosocial. Son muchas las afectaciones emocionales producidas por el conflicto a través de todas las tipologías de victimización; por esta razón, se hace necesario mantener e incrementar los procesos de esta naturaleza. La formación de Promotores (as) de Vida y Salud Mental (Provísame) o Animadoras de apoyo psicosocial como fueron llamadas en este proyecto, facilita el efecto de cascada para llegar a muchas víctimas de las zonas urbanas y rurales de los municipios, a través de la metodología de los grupos de apoyo entre iguales, porque generan lazos importantes de escucha, confianza y diálogo con las víctimas, debido a que los psicólogos(as) que hay en los municipios son insuficientes para la atención psicológica y lo hacen generalmente desde la asesoría sicológica o la atención clínica que genera un distanciamiento profesional entre paciente y psicólogo y recurriendo por lo general al dictamen de los síntomas o patologías psicológicas de los especialistas. El apoyo psicosocial es un modelo acompañado por especialistas para la formación de Provísame o Animadoras, pero fundamentado en el fortalecimiento de sus capacidades, para que sean ellas quienes acompañen los grupos de apoyo entre iguales en un modelo de víctima a víctima, pero con fundamentos conceptuales y herramientas metodológicas que se aprenden y se experimentan mediante el proceso de formación y acompañamiento. Los procesos de memoria colectiva contribuyen a una terapia del pasado para proyectar una visión de futuro y dar cabida a proyectos de vida individual y colectiva. Es importante seguir impulsando procesos de memoria histórica y de memoria colectiva en municipios del Occidente, porque a través de la memoria recordamos para no olvidar los horrores dejados por el conflicto armado y porque necesitamos una solidaridad social amplia con las víctimas e incrementar las responsabilidades que competen al Estado porque es necesario propiciar las condiciones para la no repetición y porque además de la memoria como terapia de pasado, se requiere verla
  • Aprendizaje y Recomendaciones Finales 85 también como terapia de futuro, es decir, que el propósito de la memoria no es dejarnos en el pasado sino sobreponernos para dar cabida a los proyectos de vida de cada víctima afectada y de los grupos familiares y comunidades colectivamente afectados. Es importante, por el aprendizaje en este proyecto, que los procesos de memoria respondan a los ritmos de las comunidades y de los procesos locales, porque se trata de dinámicas que abordan recuerdos dolorosos individuales y colectivos y no se pueden forzar los tiempos para la reconstrucción de la memoria, puesto que no se trata de ejercicios investigativos para obtener información, sino de procesos pedagógicos de comprensión y asimilación de lo acontecido con el fin de hacerlos visibles y reclamar para que no se olviden y para que la verdad aparezca y se pueda identificar a los responsables y las condiciones que hicieron posible que sucedieran los hechos de la manera cómo sucedieron. No se trata como se dijo antes, de la verdad jurídica, sino de la verdad colectiva reconstruida a partir de la experiencia de víctimas y comunidades; puesto que corresponde a otras instancias y autoridades la investigación y judicialización de los hechos. Estos procesos de memoria deben ser también, en lo posible, acompañados de procesos de apoyo psicosocial porque desatan a menudo desbordes emocionales que requieren ser acompañados y atendidos. No se trata de dejar las heridas abiertas sino de acompañar también su proceso de sanación. El enfoque de género permite actuar sobre el cambio cultural para la no agresión, la inclusión y la no discriminación. Es necesario que procesos sociales como el desarrollado por este proyecto, estén acompañados del enfoque y materializados en un plan de género que acompañe toda la duración del proyecto. El enfoque de género no debe dejarse como un referente general que no se concreta en acciones, puesto que se trata de incidir para un cambio cultural que favorezca una relación equitativa y democrática entre géneros y que sobrepase la discriminación y exclusión que en particular han padecido por muchos años las mujeres. Es en la vida cotidiana y en las acciones habituales de los procesos sociales donde se pone a prueba el enfoque de género; por esta razón se hace necesario pensar cada estrategia metodológica y cada proceso que se emprenda desde una mirada de género y posibilitar de manera específica que se visibilicen problemáticas asociadas a la exclusión y discriminación de las mujeres y a la garantía de sus derechos como personas y ciudadanas.
  • Anexo 1: Algunos Elementos de Caracterización de los Muncipios2 2 No se trata como puede verse, de una caracterización exhaustiva de los municipios, sino de la consideración de algunos aspectos y datos que permiten tener una información general básica de cada uno de los municipios donde se desarrolló este proyecto.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 88 MUNICIPIO DE CAÑASGORDAS3 Pertenece a la Cordillera de los Andes, ubicado en el Occidente de Antioquia, limita con los municipios de Peque, Buriticá, Giraldo, Abriaquí, Frontino y Uramita, su cabecera se localiza en el sur del territorio municipal y lo constituyen tres corregimientos, 68 veredas y 24 barrios en la zona urbana. Su población promedio es de 15.688 habitantes de los cuales 11.056 están ubicados en los corregimientos y veredas, es decir el 68.83% de la población es rural. Del total de la población, 8.159 son mujeres y 8.649 hombres. La pobreza alcanza el 57.09%, siendo mayor en la zona rural con un 68.83% mientras que en la zona urbana es del 38.97%. La miseria por su parte alcanza un 28.25% en el municipio, siendo en la zona urbana del 7.57% y en el zona rural del 38.32%.4 Las fuentes de empleo actualmente se mueven alrededor de la minería, la agricultura y el comercio, además de algunos sectores que vinculan mano de obra calificada y otros generados desde la administración municipal. El liderazgo, la participación ciudadana e incidencia política tiene niveles aceptables, pero no suficientes, pues es evidente la abstención de un porcentaje considerable de la población a la hora de participar, además se presenta desarticulación en los procesos de formación y en ocasiones priman los intereses particulares por encima de los colectivos. En el municipio se dio un proceso de planeación participativa del territorio, recogido en un documento llamado Plan de Vida para la Reconciliación, asesorado y financiado por Conciudadanía, que recoge las diferentes propuestas de desarrollo construidas colectivamente por la comunidad, que constituyen un insumo a corto, mediano y largo plazo para agendas ciudadanas, programas de gobierno y planes de desarrollo local. MUNICIPIO DE FRONTINO5 Ubicado sobre la Cordillera Occidental del sistema andino a 1.350 msnm, con una temperatura aproximada de 21°C, a una distancia de 146 Km de Medellín, limita con los municipios de Uramita, Dabeiba, Murindó, Vigía del Fuerte, Urrao, Abriaquí y Cañasgordas, allí se encuentra Frontino donde nace 3 http://www.canasgordas-antioquia.gov.co/apc-aa- 4 Anuario Estadístico de Antioquia de 2012. 5 http://frontino-antioquia.gov.co/apc-aa-
  • Algunos Elementos de Caracterización de los Municipios 89 uno de sus ríos más importantes, Río Cerro o Río Frontino y del que, según la leyenda recibe su nombre gracias al afloramiento de una roca de color claro del Cerro Plateado, que domina el panorama de la cabecera y cuya palabra “frontino” indica la presencia de una mancha blanca o lucero en la frente de los caballos, micos y otros animales, teoría que toma fuerza y es reconocida por sus habitantes. Su territorio, constituido por 1.263 Km, de los cuales solo diez (10) pertenecen al casco urbano y los 1.253 Km restantes conforman la zona rural, está compuesto por 9 corregimientos: Pontón, Musinga, Nutibara, Murrí, Nobogá, Chontaduro, Fuemia, Caráuta y el Cerro, y por 74 veredas. Su belleza paisajística, su clima que varía entre cálido, medio y frío; sus valles y montañas; lo destacan y lo hacen un municipio rico y potente desde el punto de vista natural y ecológicamente apto para el turismo. Frontino continúa siendo un distrito panelero y además rico en agua. De parque amplio y templo imponente; en donde los indígenas Emberá Catíos venden artesanías hechas en iraca y hoja de caña. En términos generales, las condiciones de vida de sus habitantes y más del casco urbano, son buenas, ya que cuentan con la satisfacción de sus necesidades básicas en salud, vivienda, educación; sin embargo, en la población rural y sobre todo en las comunidades indígenas, como la Emberá, que representan el 21% de los 18.573 habitantes del municipio, con 6.000 indígenas, se encuentran en condiciones indignas; debido entre otras, a las extensas distancias entre la cabecera municipal y estas comunidades que les dificultan el acceso a los servicios. El Anuario Estadístico de Antioquia del año 2012, registra los siguientes datos de pobreza y miseria: la pobreza alcanza un 44.37% siendo más grave en la zona rural con un 63.5% mientras que en la zona urbana alcanza un 16.25%. En cuanto a miseria se registra un 22.89%, siendo igualmente más grave en el sector rural con un 36.68% mientras que en el área urbana alcanza un 2.65%.6 Frontino se destaca por la conservación y práctica de sus tradiciones y expresiones culturales, cuenta con grandes personajes que sobresalen como escritores, cantantes, compositores, poetas, pintores e investigadores que logran posicionar y promover el municipio a nivel nacional e internacional. En términos de generación y acceso a empleo, existen puestos de trabajo formal e informal, además del sector ganadero, minero y panelero, que representa la mayor actividad económica del municipio. También se destaca la influencia en el comercio, el sector hotelero y la prestación de servicios. Aunque la población ha creado, reconoce y ocupa diferentes espacios de 6 Anuario Estadístico de Antioquia de 2012.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 90 participación ciudadana, aún es débil el ejercicio de este derecho, los liderazgos se han concentrado y se presentan conflictos entre personas y organizaciones. Estas organizaciones también son débiles en estructura, funcionamiento y compromiso. Además, aún es débil el reconocimiento de los derechos de las mujeres y se evidencian altos niveles de inequidad producto de una cultura patriarcal, que ha creado y refuerza condiciones desfavorables para esta población, sobre todo, en la expresión de su liderazgo y participación política. MUNICIPIO DE URAMITA7 Se encuentra ubicado en el noroccidente del departamento de Antioquia, su cabecera se encuentra localizada en zona limítrofe de los municipios de Dabeiba, Frontino y Cañasgordas, su extensión territorial es de 236 Km, a una altitud de 650 msnm, con una temperatura promedio de 25°C, distante de Medellín a 172 Km. Tiene una población de 8.287 habitantes, siendo así en la cabecera municipal de 2.463 y en la zona rural de 5.824. Los niveles de pobreza de este municipio están en un 63.59%, en el área urbana el porcentaje es de 37.19% y en el resto del territorio de 73.79%. Mientras que la miseria es de 35,86%, siendo más grave en la zona rural con 45.31% y en la zona urbana con un 11.37.8 Esta es sin duda una característica similar en los municipios de la subregión, las zonas rurales son las más deprimidas y afrontan los mayores niveles de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI). La baja calidad en los servicios de acueducto, alcantarillado, el deterioro de las vías rurales, la deficiente calidad de la vivienda y el escaso acceso a servicios públicos, dan cuenta de la situación de pobreza y miseria que afronta el municipio. Llama la atención la belleza paisajística de sus valles, observable desde las cimas de sus cerros, el cordón alternado de cascadas de los ríos, además cuenta con una gruta o cueva natural en el paraje de Orobajo que consiste en una gran piedra o camino subterráneo formado por una gran roca que sus ancestros la adecuaron y la adaptaron para que en su interior funcionara un beneficio de caña. Ésta en el presente es utilizada por algunos indígenas como congregación para sus reuniones e integraciones durante 15 o 20 días continuos. 7 http://www.uramita-antioquia.gov.co/index.shtml 8 Anuario Estadístico de Antioquia de 2012.
  • Algunos Elementos de Caracterización de los Municipios 91 Su economía radica en la agricultura, basada de manera extensiva con la producción del café, caña, maíz, frijol, frutas y verduras; y la actividad pecuaria con especies bovinas para carne y leche, caballar, porcina y aves de corral. Además el cultivo de algodón con una actividad y producción esporádica. MUNICIPIO DE GIRALDO9 Hace parte de la zona del Cauca Medio, el cual dentro de la estructura ambiental de l departamento hace parte de la cuenca del Río Cauca y de la del Río Atrato, al compartir con Cañasgordas y Abriaquí el Alto de Insor, desde donde se genera la cuenca del Río Herradura que es subcuenca del Río Sucio y del Río Atrato. Tiene una extensión de 96 km siendo el segundo municipio más pequeño de la subregión, está ubicado a una distancia de 95 km de la ciudad de Medellín; con su cabecera ubicada a 1.925 msnm. Posee variedad de pisos térmicos entre el medio y frío. Limita con los municipios de Buriticá, Abriaquí, Santafé de Antioquia y Cañasgordas. En su extensión territorial posee dos corregimientos: Manglar y Pinguro, y trece (13) veredas. En la actualidad, Giraldo cuenta con una población total de 4.500 personas donde 2.200 son mujeres y 2.300 hombres; el 80% de la población ocupa la zona rural del municipio. Los niveles de pobreza en el municipio alcanzan un 47.38%, siendo en la zona urbana del 32.39% y en la zona rural del 53.49%. Mientras que la miseria llega a 17.59%, alcanzando en la zona urbana un 12.1% y en la rural un 19.82%10 . Giraldo, reconocido antes como municipio próspero debido al cultivo del anís, hoy se destaca por la producción de café exótico y una importante tradición musical. Es un pueblo pequeño, de vocación rural con producción de hortalizas (cebolla, cilantros), conserva la costumbre del mercado dominical. Tiene lugares naturales como balnearios, cavernas y reservas, que son visitadas por turistas y habitantes del municipio11 . En este municipio se presentan altos índices de discriminación y violencia contra las mujeres, son frecuentes los asesinatos y el maltrato contra esta población. Así mismo se presentan altos índices de violencia intrafamiliar. La participación de las mujeres en los espacios públicos se fortaleció con 9 http://giraldo-antioquia.gov.co/apc-aa- 10 Anuario Estadístico de Antioquia de 2012. 11 Plan de Desarrollo Municipio de Buriticá: Trabajando unidos por el bienestar, 2012-2015.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 92 la implementación del proyecto financiado por FOS; pues siempre fue muy incipiente. Es de señalar que las mujeres giraldinas no conocían otros escenarios de participación diferente a su casa. MUNICIPIO DE BURITICÁ12 El municipio de Buriticá se localiza sobre el flanco derecho de la Cordillera Occidental, en la margen izquierda del Río Cauca, sobre una ladera que hace parte del cañón excavado por esta corriente, está ubicado en la Subregión del Occidente Antioqueño. Se encuentra sobre las fallas geológicas Cauca-Romeral, que cruzan el municipio de sur a norte, limita por el norte con Peque, por el sur con Santa Fe de Antioquia y Giraldo, por el oriente con Sabanalarga y por el occidente con Cañasgordas. El territorio municipal presenta una fisiografía bastante accidentada donde alternan todo tipo de pendientes, con una predominancia de aquellas mayores del 50% y con la aparición de zonas de menor pendiente a lo largo de los pequeños valles de los distintos afluentes y sobre algunas cimas donde se conforman pequeñas mesetas. Tiene una extensión de 364 kilómetros cuadrados y está a una distancia de 88 kilómetros de la ciudad de Medellín, en la vía que conduce a la región de Urabá. En la actualidad, este municipio cuenta con 35 veredas y 5 corregimientos. Según el censo realizado en el país, en 1.938 Buriticá contaba con una población de 6.165 habitantes[1] , para el año 1.964 la población había decrecido a 5.865, lo que quizá se deba a los cambios de vocación económica que se dieron en el municipio por esta época; a partir de allí se presentó un crecimiento más o menos constante de la población que alcanzó su pico más alto en el año 1993 con 8.003 habitantes, posterior a lo cual se vuelve a dar un descenso llegando a la población actual de 6.955 habitantes[2] ; este descenso es sobre todo producto de la violencia y de la necesidad de generar ingresos fuera del municipio. La variación en el número de habitantes desde el año 1.938 había sido poca, al día de hoy se desconoce el número de habitantes reales dado que el fenómeno de la minería ha generado una llegada masiva de mineros provenientes de distintas regiones del departamento, de los cuales muchos ni siquiera pueden asentarse en el municipio por su escasa infraestructura y disponibilidad de servicios. Según los indicadores de calidad de vida, la mayoría de la población del municipio están en el nivel 1 y 2 del SISBEN; en el año 2004 el porcentaje de población que se encontraba en pobreza y miseria era de 69.2%, mientras 12 http://www.buritica-antioquia.gov.co/apc-aa-
  • Algunos Elementos de Caracterización de los Municipios 93 que en el 2005 el porcentaje de población en situación de pobreza y miseria paso a ser de 98.6% y en el 2006 tuvo solo un leve descenso para alcanzar un 94.3%, lo que denota una variación muy pequeña y un nivel de pobreza y miseria muy alto en este municipio. Si se comparan estas cifras locales con los promedios subregionales, podemos ver como para los tres años analizados, la pobreza y la miseria local han superado levemente al Occidente Antioqueño y en un amplio margen de diferencia al promedio departamental. Esta es la razón por la cual el Departamento de Antioquia ha seleccionado a Buriticá como el primer municipio de Antioquia donde se aplique el proyecto Zona Libre de Pobreza Extrema, tras ser seleccionado por la mesa de alianzas público privadas de Antioquia ante la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza. Desde la colonia, y desde 1985 empieza la explotación de la minería del oro, por diferentes empresas que cambian de razón social dejando a los trabajadores desamparados y a merced de otra nueva contratación. La última empresa antes de la Continental Gold fue la Sociedad Centena S.A. El proyecto Buriticá, 100% propiedad de la Continental GOLD, tiene una extensión de 29.920 Ha. La mina Yaragua es la veta subterránea más grande en la totalidad del proyecto, la cual ha producido oro desde 1992 y fortalecido desde 2007. (Sitio web de la Compañía). La empresa explota 13 mil Ha del territorio (364 h.) o sea el 35% de la superficie municipal. Según lo expresado por los líderes locales en el proceso de formulación del Plan de Vida para la Reconciliación, “La minería es una posibilidad y una maldición”. “Por un lado genera empleo y seguridad social para los trabajadores y sus familias, pero por otro, saquean nuestros recursos, deterioran el ambiente y toda la riqueza que se han llevado en nada compensa el saqueo”. “En la actualidad los foráneos han aumentado y han vuelto después de los desalojos ordenados por la Gobernación de Antioquia, y para la fuerza pública se hace difícil controlarlos por la geografía difícil de los territorios en los que se explota el recurso”. MUNICIPIO DE LIBORINA Localizado en la subregión Occidente del departamento de Antioquia, limita con los municipios de Sabanalarga, San Andrés de Cuerquia, San José de la Montaña, Belmira, Olaya y Buriticá. Su cabecera dista a 114 Km de Medellín, se encuentra a una altitud que oscila entre 450 y 3.000 msnm, ofreciendo gran
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 94 variedad de pisos térmicos favorables a la actividad agropecuaria y económica en el municipio y el disfrute de un clima cálido de 24°C en promedio13 . Liborina tiene una población de 9.365 habitantes, de los cuales 4.442 son mujeres y 4.923 son hombres. Cuenta con 4 corregimientos y 36 veredas, las cuales constituyen el 80% de la población rural, que en gran mayoría poseen una o más necesidades básicas insatisfechas, como vías de penetración, saneamiento básico y agua potable, habitabilidad, oportunidad laboral digna y acceso a salud entre otras. La pobreza en este municipio alcanza un 35.23%, siendo mayor en la zona rural con un 39.88% y urbana en un 16.2%. Mientras que la miseria alcanza un total del 10.68%, en la zona urbana llega al 1.26% y en la zona rural con un 12.96%.14 Aunque hay una buena producción de café, banano, caña panelera, fríjol, maíz, tomate, pepino, lulo y ganadería de doble propósito, se da más desde el autoconsumo sin garantizar su plena comercialización. Tierra del fríjol liborino, que le ha dado renombre al municipio, en honor al cual en noviembre de cada año se realizan las fiestas tradicionales. Entre las montañas, es un destino de tierra caliente, que se matiza gratamente por la frescura de sus quebradas y la sombra de sus árboles. En términos de participación ciudadana y fortalecimiento organizativo, importante mencionar una experiencia significativa por la defensa de la soberanía alimentaria en la vereda el Socorro, corregimiento del Carmen de la Venta, actividad desarrollada a partir de un diagnostico participativo, que permitió identificar las necesidades y potencialidades para el manejo sostenible de las fincas. MUNICIPIO DE SANTA FE DE ANTIOQUIA Conformando el triángulo turístico de la subregión del Occidente de Antioquia, se encuentra el municipio de Santa Fe de Antioquia, un territorio montañoso que hace parte de la Cordillera Central de los Andes, con 493 Km cuadrados, limita con Sopetrán, Olaya, Giraldo y Buriticá, Anzá, Ebéjico, Caicedo y Abriaquí. Podría decirse que Santa Fe de Antioquia parece un pesebre natural cobijado por las montañas, que se deja bañar por las aguas del Río Cauca, y refrescar por las aguas del río Tonusco. Fue fundada por el Mariscal Jorge Robledo 13 http://www.liborina-antioquia.gov.co/informacion_general.shtml 14 Anuario Estadístico de Antioquia de 2012.
  • Algunos Elementos de Caracterización de los Municipios 95 hace 468 años y desde entonces ha recibido la categoría de Ciudad Madre, Cuna de la Raza, que denota una fuerza cultural muy importante y data de sus hitos históricos el haber sido la ciudad fundadora y capital del departamento de Antioquia. Su temperatura promedio de 27°C, equivalente a una altitud de 550 msnm y la distancia de Medellín a solo 56 Km por la vía del túnel de Occidente, propicia la visita de turistas y el disfrute de su majestuosa arquitectura, convirtiendo esta actividad en el mayor renglón de su economía. Sin embargo el municipio mantiene otras fuentes de subsistencia con la producción de cultivos como café, plátano, yuca, maíz, frijol a menor escala y los frutales, de una manera particular el tamarindo, comercializado en el mercado local y nacional, el mamoncillo y la chirimoya, algunos de manera artesanal y para el autoconsumo.15 Las condiciones de vida de las y los santafereños en general son buenas por el acceso a los servicios básicos, pero en las zonas rurales las condiciones varían de acuerdo a las distancias con la cabecera municipal y el acceso a los servicios de salud y educación. La pobreza en este municipio alcanza un 44.1%, siendo mayor en la zona rural con un 66.68% y urbana en un 29.38%. Mientras que la miseria alcanza un toral del 20.75%, en la zona urbana llega al 37.96% y en el zona rural al 9.53%16 Esta bella población colonial mantiene su legado que le ha permitido consolidarse como una tierra de alto nivel cultural y arquitectónico. Sitios que hoy conservan la memoria del pueblo, algunos convertidos en museos donde el pasado glorioso se refleja en producciones artísticas, objetos y documentos que soportan la gran significación de esta ciudad. El Municipio tiene dos tipos de cultura, en la zona rural se encuentra el campesino, encargado de la producción de sus cultivos para el autoconsumo y en la urbana hay un tipo de idiosincrasia costeña, trabajan para el sustento diario de forma temporal y fija en hoteles del Municipio; en el comercio formal e informal, en actividades domésticas, en el transporte urbano; viven para el día, son alegres y acogedores con el turista. Enmateriapolítica,SantaFedeAntioquiatienebuenosnivelesdeparticipación, no sólo representados en los partidos y sus procesos electorales, sino en sus organizaciones y espacios de participación, en los que se destacan las Juntas de Acción Comunal, la Asociación y la Mesa municipal de Víctimas, El Consejo Municipal de Justicia Transicional, la Junta Municipal de Educación - JUME, la Organización de Mujeres, La Mesa de Asuntos de las Mujeres, el Comité y 15 http://www.santafedeantioquia-antioquia.gov.co/informacion_general.shtml 16 Anuario Estadístico de Antioquia de 2012.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 96 la Red Local de Paz y Reconciliación, las Ligas de Usuarios, las Escuelas de Padres, entre otros. Estos espacios sirven para la deliberación ciudadana y toma de decisiones sobre los asuntos de la vida local. A diferencia de muchos de los municipios del Occidente, Santa Fe de Antioquia, ha avanzado en los asuntos de la participación ciudadana, pues cuenta con una ciudadanía sensible y formada, que se interesa por la construcción del desarrollo local. MUNICIPIO CAICEDO17 Situado en la margen izquierda del Río Cauca, sobre el costado de la Cordillera Occidental de los Andes, es una de las regiones más ricas y fértiles de Colombia, bordea la parte más selvática del Choco; su cabecera municipal se encuentra a 128 Km de Medellín, con una altitud de 1.820 msnm, limita con los municipios de Abriaquí, Santa Fe de Antioquia, Anzá y Urrao; es denominado como “Reserva Hídrica del Occidente” por su gran riqueza en fuentes de agua. Fundado por el doctor Pedro Justo Berrio, en enero 10 de 1.867, creó un inspector de policía con funciones de corregidor en la vereda “La Anocosca”, perteneciente al municipio de Santa fe de Antioquia; aunque el nombre oficial del municipio es “Torres Caicedo” así está inscrito en el decreto de su creación, fue más tarde abreviado como municipio de Caicedo en el año de 1.908. Cuenta con una población de 7.992 personas, distribuidos en la zona rural con 6.426 y en la zona urbana con 1.566, el 51.74% son mujeres y el 46.26% son hombres. Su actividad económica es muy incipiente dada la subutilización de los suelos y la poca diversidad en el comercio, que a su vez originan desempleo. La pobreza en este municipio alcanza un 63.85%, siendo mayor en la zona rural con un 71.61% y urbana en un 30.62%. Mientras que la miseria alcanza un total de 29.52%, en la zona urbana llega al 8.76% y en el zona rural al 34.36%.18 Aunque en general la participación ciudadana depende de las iniciativas ofrecidas por la administración municipal, la declaración de Caicedo como primer municipio Noviolento del departamento y del país, ha abierto posibilidades de participación alrededor de la propuesta de la Noviolencia y del Centro para el Desarrollo y la Reconciliación, espacio que sirve de escenario para la deliberación y concertación de los asuntos de transcendencia para el desarrollo local. 17 http://www.caicedo-antioquia.gov.co/informacion_general.shtml 18 Anuario Estadístico de Antioquia de 2012.
  • Algunos Elementos de Caracterización de los Municipios 97 MUNICIPIO SAN JERÓNIMO19 Se ubica en la base de una ramificación de la Cordillera Central, presenta un paisaje variado con ondulaciones moderadas y altas. Al descender sobre la parte de las estribaciones de la Cordillera, se encuentra el casco urbano de San Jerónimo. Su conformación montañosa tiene gran incidencia en el desarrollo socioeconómico y cultural del municipio; ya que los cerros y elevaciones son parte de la cultura y de su idiosincrasia. Entre ellos podemos mencionar los altos de Poleal, Buenos Aires, Montefrío, Los Cedros y El Mestizo. Esto da origen a todos los pisos térmicos que permiten cultivar una gran variedad de productos agrícolas como café, frutas y plátano, así como desarrollar actividades de carácter turístico. Cuenta con una extensión territorial aproximada de 155 Km cuadrados teniendo a nivel urbano una superficie de 0.5 Km. Dista a solo 34 Km de la ciudad de Medellín y se encuentra a 780 msnm, con una temperatura promedio de 25°C. Limita con los municipios de Sopetrán, San Pedro de Los Milagros y Ebéjico. Su población es de 12.257 habitantes, de los cuales 8.570 residen en la zona rural y 3.687 habitan la zona urbana. Una de las características principales del Occidente cercano ha sido la gran concentración de la propiedad como mecanismos de ocupación y demarcación y no como un sistema extensivo de utilización productiva del suelo. San Jerónimo muestra un 84,2% del total de su población en miseria y pobreza, predominando los pobres con un 53,3% mientras que la población en miseria es del 30,8%; es decir, 10.310 habitantes viven en condiciones precarias. En relación con su nivel organizativo y de participación ciudadana, el municipio cuenta con diversos espacios de deliberación y convergencia, además de las organizaciones comunitarias que se convierten en la voz de los habitantes ante los entes gubernamentales. Existe una veeduría ciudadana con gran potencial de liderazgo que promueve la participación y defensa de los derechos entre mujeres y hombres jeronimitas. Así mismo la Red de Paz y Reconciliación se ha convertido en un espacio de articulación de iniciativas ciudadanas e institucionales alrededor de procesos y acciones de convivencia pacífica. 19 http://www.sanjeronimo-antioquia.gov.co/apc-aa-
  • Anexo 2: Plan de Género20 20 El plan de género fue elaborado al inicio por el equipo del proyecto con interlocución de las directivas institucionales. A este plan se le hizo seguimiento simultáneamente con el seguimiento general del proyecto.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 100 Presentación En el proyecto se hace una pequeña presentación sobre cómo ha sido la relación de Conciudadanía con el enfoque de género en la vida institucional interna y cómo este enfoque ha sido transversal en los proyectos y en las experiencias con las distintas comunidades con las que nos hemos relacionado en estos 22 años de existencia. Nos referíamos a: La reflexión teórica21 y el abordaje metodológico sobre género que se ha realizado a través de los grupos de estudio, los seminarios externos, como “Interrogando el patriarcado” e internos, especialmente uno que se hizo para introducir la perspectiva de género al Plan Estratégico 2006-2015. También se han realizado varias investigaciones con este enfoque: “Tejiendo vida en contextos de muerte”, ”Sistematización de la Escuela de Gestión Pública con Perspectiva de Género”; la Sistematización de la experiencia de 15 años de la Organización de Mujeres del Oriente -AMOR “El Oriente se transforma con AMOR”, la investigación sobre “Permanencias y rupturas en el hacer y el ser de las mujeres-madres que viven en zonas de conflicto armado en Medellín y el Oriente Antioqueño” y la investigación sobre violencia sexuales contra mujeres, niñas y niños en el Oriente Antioqueño “Nadie me ha devuelto la niñez que me robaron”. Investigaciones que se han realizado con otras instituciones pares. Como práctica institucional, Conciudadania ha desarrollado una experiencia significativa por más de 10 años con el propósito de acompañar y promover el empoderamiento y la participación de las mujeres en la vida pública: destacamos proyectos y procesos como: “De la Casa a la Plaza” Organización y Participación de la Mujer por la Equidad de Género, en las tres subregiones donde históricamente hemos estado, Oriente, Suroeste y Occidente (con mayor fuerza y permanencia en unas subregiones que en otras). Esta experiencia resultó ser, en gran medida, para muchas mujeres (más de 2.000), el encuentro y descubrimiento de su subjetividad e identidad femenina, reconocerse como sujetas de derechos y como actoras con palabra, posibilidades de acción y potenciación. La reflexión y la experiencia concreta ha permitido visibilizar las características y los mecanismos del orden patriarcal, y de manera explícita sus aspectos nocivos, destructivos, opresivos y enajenantes, debido a una organización socialestructuradaenlainequidad,lainjusticia,lajerarquización,quetrasforma la diferencia sexual en desigualdad y que de paso retrasa el desarrollo y la democracia. El proyecto: ”De Víctimas a Constructoras-res de Paz”, es un nuevo reto que demanda continuar en la reflexión y definir cómo lograremos hacer para que las destinatarias y destinatarios de este proyecto tengan la oportunidad 21 Anexo: Documento institucional. Grupo de estudio sobre género.
  • Plan de Género 101 de cuestionar la cultura patriarcal que ha generado relaciones de poder entre hombres y mujeres en desigualdad de condiciones, ha profundizados las inequidades y ha restringido la posibilidad de que ambos sean vistos y tratados como iguales en derechos y oportunidades, sin duda, negando a las mujeres muchos más espacios y condiciones de desarrollar su potencial humano. A través de este Plan de Género se pretende que el proyecto tenga un norte conceptual y metodológico articulado en cada uno de sus componentes, para ir introduciendo los contenidos teóricos, las reflexiones y las prácticas que desactiven paulatinamente los paradigmas que hombres y mujeres tienen frente a la construcción que han hecho de sus identidades como tal. Esto con la intensión de que cada una-o cuestione su papel en la construcción de ese orden de relaciones de poder, imaginarios y prácticas, que además se han reproducido de generación en generación. El género pasa por otras categorías sociales que hay que tener en cuenta en la implementación del proyecto, estas categorías son: la etnia, la clase, el desarrollo, la democracia, la pobreza, los derechos humanos, la justicia, la construcción de paz y reconciliación, cómo se entrecruzan, articulan e influencian. Laincidenciapolíticayladeliberaciónqueestácontenidaenelproyecto,además pretende hacer público estos temas relacionados con el género, buscando impactar a una mayor cantidad de personas, que a las propuestas como destinatarios-as directos del proyecto, y además llevar las reivindicaciones de género a los planes operativos y estratégicos de las redes locales y subregionales de reconciliación y a las agendas ciudadanas, para que estás reivindicaciones empiecen a llegar a los espacios de quienes toman decisiones y toquen a la institucionalidad pública, generando en ellos debate y reflexión, alianza y compromiso con la necesidad de trabajar por los asuntos problemáticos que trae para el desarrollo y la democracia el dejar a, seguramente más de la mitad de la población, por fuera de los beneficios del desarrollo y de las oportunidades de aportar en la construcción de municipalidades más incluyentes, democráticas, justas y pacíficas. Hemos entonces definido unas estrategias y en ellas hemos ubicado las acciones (actividades del proyecto) a través de las cuales pretendemos implementar este Plan de Género.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 102 Estrategias y Acciones 1. ESTRATEGIA DE INCLUSIÓN Inclusión de hombres y mujeres en los distintos grupos de destinatarias-os: Red Subregional y Redes Locales de Paz y Reconciliación, colectivo de comunicaciones, grupos de apoyo entre iguales – “Abrazos”, brindándoles a ambos posibilidades de participar en el proceso de formación y capacitación que brinda el proyecto y entendiendo como una necesidad y un requisito para el fortalecimiento de la democracia local y para la construcción efectiva de propuestas de convivencia, Paz y Reconciliación, la vinculación e inclusión de las sus distintas miradas. Inclusión de destinatarios y destinatarias tanto de la zona urbana como rural, con el fin de vincular a nuestra propuesta otras categorías poblacionales, en este caso la procedencia territorial, buscando que las comunidades del área rural que generalmente tienen menos posibilidades de participar de este tipo de proyectos y procesos, pueda hacerlo en equidad de condiciones con los y las habitantes de la zona urbana de los municipios. Para ello se tiene en cuenta la consulta y acuerdo con los destinatarios-as sobre los mejores días y horarios para desarrollar las diferentes actividades del proyecto, para que la mayoría pueda participar y teniendo en cuenta no afectar sus laborares cotidianas. Además aportándoles económicamente recursos del proyecto para el pago de parte del costo del transporte en las actividades municipales cuando sea necesario, y pago completo del transporte en las actividades subregionales, independientemente del lugar de procedencia. 2. ESTRATEGIA DE PLANEACIÓN Inclusión de la perspectiva de género en los documentos de planeación, seguimiento y evaluación del proyecto. Construcción de “Agenda Ciudadana para la Convivencia y la Reconciliación”, que contenga diagnósticos con información discriminada por género, generación y territorio, y reivindicaciones propias de cada uno de ellos, esto es, propuestas de acciones y proyectos que atienden las necesidades y los intereses estratégicos de ambos sexos en forma diferenciada. Asesoría a las redes locales y subregionales para la inclusión en sus planes estratégicos y operativos de criterios y acciones públicas que logren
  • Plan de Género 103 evidenciar su preocupación e interés por la equidad de género. 3. ESTRATEGIA DE FORMACIÓN Y CAPACITACIÓN Formacióndelequipodelproyecto(Coordinadorayasesor/asMunicipales) sobre el tema de género, a través de la realización de seminarios y jornadas de reflexión sobre el tema de género y relación con otras categorías sociales: pobreza, democracia, derechos humanos, justicia, etc. Desarrollo de la temática de género y mujer en el currículo de formación con los distintos grupos de destinatarias/os del proyecto. Esta será una estrategia para la promoción de nuevas reflexiones y aprendizajes que posibiliten cambios de paradigmas sobre las relaciones de poder hombre – mujer, atravesadas por los valores de la cultura patriarcal que unas y otros hemos aprendido en la vida cotidiana reproduciendo ciclos de exclusión y violencia. Así mismo, sea cual sea el tema de formación y asesoría con los grupos de destinatarios, introducir preguntas permanentes sobre cómo estos temas se relacionan con los asuntos de la equidad de género. 4. ESTRATEGIA DE COMUNICACIÓN Y DELIBERACIÓN PÚBLICA Producción y emisión de piezas comunicativas (programas radiales) sobre el tema de género en fechas especiales, con el fin de generar reflexión pública en las comunidades locales alrededor de la equidad de género y otras categorías asociadas que han impedido históricamente el disfrute de los derechos y el reconocimiento de la diferencia como riqueza y de la dignidad igual entre hombres y mujeres: día internacional del No a la violencia contra las mujeres (25 de noviembre), 28 de mayo día de la salud de las mujeres y día internacional de los derechos de la mujer (8 de marzo). Ejercicios de deliberación pública (Asambleas de deliberación) sobre los temas de género, víctimas y tierras, tanto en el nivel local, como el subregional, donde se logren evidenciar las consecuencias nefastas para la democracia, el desarrollo y la convivencia pacífica, que produce el trato desigual e inequitativo que se le ha dado en nuestra cultura a hombres y a mujeres en todas las épocas y espacios de socialización.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 104 5. ESTRATEGIA DE MOVILIZACIÓN CIUDADANA Desarrollar acciones de movilización ciudadana alrededor y con contenidos de género, que visibilicen los asuntos problemáticos en el manejo de las relaciones de poder que históricamente hombres y mujeres hemos vivido y reproducido, por ejemplo, en el contexto de las fechas especiales antes mencionadas, a través de cine-foros, acciones simbólicas como “trochas por la vida”, “jornadas de la luz”, etc. En el proceso y resultados del ejercicio de construcción de la memoria histórica del conflicto armado, que se desarrollará en 3 municipios del proyecto, en el cual se pretende evidenciar cómo la guerra afectó distintamente a hombres y mujeres. Vinculando también en los comités de impulso de la memoria histórica local a hombres y mujeres, jóvenes y adultos/as.
  • Anexo 3: Ejemplo de Agenda Ciudadana de Paz y Reconciliación22 22 En cada uno de los otros municipios asesorados por el proyecto, se construyó participativamente una agenda local de paz y reconciliación similar a la que se muestra en este ejemplo. Construcción de Agenda Ciudadana en taller de la Red Local de paz de Buri cá.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 106 BURITICÁ Agenda de Paz y Reconciliación “Entre todos podemos lograrlo” PRESENTACIÓN Y ESTRUCTURA DE LA AGENDA La agenda fue construida mediante un proceso participativo con la Red Local de Paz y Reconciliación del municipio de Buriticá. Para la construcción y estructuración de la agenda se adoptó el modelo de Plan de Vida Local implementado por Conciudadanía en varios de los municipios asesorados en las subregiones de Oriente, Suroeste y Occidente23 . Este modelo se basa en cinco dimensiones del desarrollo: 1) Cultural, 2) Política, 3) Social, 4) Ambiental y 5) Económica. El Plan de Vida Local está fundamentado en una visión prospectiva y en un enfoque de desarrollo territorial integral y pensado para el largo plazo, por lo cual adopta el nombre de Plan de Vida, diferenciándose de los planes de corta duración o de los planes formales que deben hacer los gobiernos y las instituciones públicas. Para cada una de las cinco dimensiones del desarrollo territorial se construye y adopta colectivamente una visión de futuro, que corresponde al sueño de territorio que tienen los habitantes en esa dimensión del desarrollo. Esa visión de futuro permite construir también unas visiones de sostenibilidad para cada una de las dimensiones del desarrollo; las visiones de sostenibilidad (VS) concretan la visión de futuro en aspectos sobre los que es necesario actuar para poder realizar ese sueño de territorio. Las visiones de sostenibilidad exigen una lectura de la realidad centrada, especialmente para esta metodología, en las potencialidades y en los retos que tiene el municipio en cada uno de los aspectos abordados. Finalmente, por tratarse de un plan se identifican posibles nombres y perfiles de programas o proyectos (que después pueden agruparse en los de inmediata ejecución o corto plazo, los de mediano plazo y también los de largo plazo). Estos perfiles constituyen un banco de proyectos que debe luego aprovecharse, concretarse e incluirse en los planes formales de gobiernos, instituciones y organizaciones, con el fin de alcanzar las visiones de sostenibilidad y el sueño de territorio definido en la visión compartida de futuro. En esta experiencia para la construcción de la agenda de paz y reconciliación, se cruzaron las cinco visiones del desarrollo con temas, potencialidades y retos 23 Los Planes de Vida han sido un enfoque de cosmogonía y un modelo de planificación territorial de largo plazo adoptados por las comunidades indígenas. La Corporación Suyusama que hace parte del sistema de organizaciones de los Jesuitas ha desarrollado este modelo de planificación participativa en el sur de Colombia. Conciudadanía ha venido implementando y contribuyendo al desarrollo práctico de este modelo desde el año 2009, incorporando cambios en la estructura, los contenidos y el proceso metodológico, como resultado de la experiencia en municipios y subregiones de Antioquia.
  • Ejemplo de Agenda Ciudadana de Paz y Reconciliación 107 relacionados con la paz y la reconciliación, y por eso, esta agenda tiene un foco más específico en estos campos, a diferencia de los Planes de Vida Local, donde se abordan muchas dimensiones del desarrollo territorial. 1. DIMENSIÓN CULTURAL Visión de Futuro Para el 2025 en Buriticá predomina la equidad, la igualdad de derechos, oportunidades y una alta capacidad de resolución de conflictos. Es una sociedad con valores que reconoce y respeta la diferencia de género, edad, creencias, costumbres y la diversidad sexual. Una sociedad con memoria histórica, cultural y artística, con alto sentido de pertenencia y excelentemente educada. Lectura de la Realidad Buriticá es un municipio con gran riqueza cultural y arqueológica, es uno de los pueblos más antiguos del Occidente Antioqueño, 400 años de historia y tradición que se han venido perdiendo en la memoria colectiva de la población. El bajo interés que se le ha dado a este importante sector, tanto desde la institucionalidad como desde la población, no ha permitido reconocer las raíces y la historia de cada una de sus comunidades sectoriales. Es necesario que se generen espacios de concertación y conciencia para que este patrimonio circule en todo el municipio y aumente el sentido de pertenencia y el conocimiento de su historia por parte de todos los habitantes. En relación con la promoción y defensa de los derechos sociales, económicos, políticos y culturales; la comunidad buritiqueña deberá emprender su actuación basada en los principios de honestidad, transparencia y respeto por los demás.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 108 Programas / visiones de sostenibilidad (vs) Potencialidades- lectura de la realidad Retos – Lo que nos falta Nombres - perfiles de programas y/o proyectos Equidad, igualdad de derechos para todas y todos: VS: Los Buritiqueños disfrutamos de garantías y defensa de nuestros derechos sociales, económicos, políticos y culturales. Contamos con gran compromiso ciudadano para promover el respeto por la diferencia. Existe un comite impulsor de la asamblea comunitaria como espacio de participación y deliberación, para concertar asuntos de interés colectivo. Promover la apropiación de los derechos ciudadanos y su defensa para garantizar condiciones de vida digna en toda la ciudadanía. Generar espacios de participación y formación a las comunidades organizadas para que se apropien de la defensa y reconocimiento de sus derechos ciudadanos. Escuela de formación y capacitación a líderes/as por el reconocimiento y defensa de los derechos. Implementación de la política pública para las Mujeres. Campañas de sensibilización y formación en equidad de género e igualdad de derechos para mujeres y hombres. Relaciones armoniosas, pacíficas y respetuosas construidas por toda la ciudadanía: VS: Nuestra convivencia diaria se basa en los principios del respeto y la tramitación pacífica de los conflictos. Contamos con la Red de Paz y Reconciliación y su inicidencia para promover la resolución pacifica de los conflictos. Existe una Red de Paz y Reconciliación conformada por líderes/as representantes de las fuerzas vivas del municipio, que le apuestan a la reconstrucción del tejido social con la ciudadanía. Posicionar con mayor empoderamiento la Red y sus actores, su actividad e incidencia municipal por la defensa de los derechos de las víctimas. Fortalecer, promover y cultivar relaciones basadas en el respeto, la tolerancia y el reconocimiento por el otro y la otra en toda la comunidad. Fortalecer la Red de Paz y Reconciliación como el espacio garante en la promoción y defensa de la vida digna, libre de violencias y discriminaciones. Campañas de promoción y sensibilización por el buen trato.
  • Ejemplo de Agenda Ciudadana de Paz y Reconciliación 109 Programas / visiones de sostenibilidad (vs) Potencialidades- lectura de la realidad Retos – Lo que nos falta Nombres - perfiles de programas y/o proyectos Contamos con espacios de formación a padres y madres de familia desde las instituciones educativas, al igual que los comités de convivencia. Fomentar el respeto por la vida y las condiciones dignas para la convivencia pacífica y resolución de conflictos. Escuela de formación sobre los principios filosóficos y metodología de la Noviolencia. Programa de formación y acompañamiento familiar para ser mejores padres y madres. Nos caracterizamos por ser un pueblo conservador y respetuoso de sus raíces culturales y costumbres autóctonas de la región: VS: Los buritiqueños disfrutamos del reconocimiento de la cultura y las diferentes expresiones artísticas del municipio. Se cuenta con un grupo organizado que promueve el patrimonio cultural y la conservación de las diferentes expresiones autóctonas del municipio. Contamos con voluntad política para fomentar la memoria y el patrimonio cultural en el municipio. Recuperar las expresiones culturales y las raíces ancestrales de nuestros antepasados. Fortalecer el sistema municipal de cultura. Fortalecer el desarrollo de las diferentes expresiones artísticas y culturales en el municipio. Promover la protección y cuidado de los diferentes espacios culturales. Promoción, fortalecimiento y capacitación para grupos artísticos y culturales. Escuelas de formación para niños, niñas, jóvenes y adolescentes en las diferentes expresiones artísticas y culturales del municipio. Escuela de formación por la defensa y reconstrucción de la memoria cultural del municipio. Gestión, adecuación y dotación de sitios donde los artistas y artesanos puedan exponer sus obras.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 110 Programas / visiones de sostenibilidad (vs) Potencialidades- lectura de la realidad Retos – Lo que nos falta Nombres - perfiles de programas y/o proyectos VS: Disfrutamos y competimos como el mejor municipio del nivel subregional en las diferentes expresiones de arte, cultura, danza y teatro en el Occidente de Antioquia. Contamos con una escuela de música, grupo de danza y teatro. Existe la Casa de la Cultura adscrita a la Secretaria de Educación. Se cuenta con un grupo organizado que defiende, promueve y práctica las diferentes expresiones artísticas existentes en el municipio. Mantener la motivación permanente en los procesos para niños, niñas, jóvenes y adolescentes en su estabilidad y formación con la escuela de música. Sensibilizar a toda la ciudadanía en la defensa y expresión de las prácticas artísticas dentro y fuera del municipio. Acompañamiento a la gestión del Plan Municipal de Cultura, a través del empoderamiento de líderes y lideresas. Campañas pedagógicas y educativas para ampliar cobertura en los procesos de la escuela de música. Somos líderes/ as en la promoción y práctica del sano esparcimiento, la recreación y el deporte: VS: Somos una comunidad organizada, que promueve y practica la salud mental y física de toda la población. Se practican y reconocen las diferentes expresiones artísticas y culturales. Existe un grupo de caminantes. Promoción de las prácticas saludables y el sano esparcimiento como las caminatas ecológicas. Recuperar la tradición de los juegos callejeros en los niños, niñas, jóvenes y adolescentes buritiqueños. Programa de encuentros lúdicos y recreativos en zona rural y urbana con población menor de 18 años, que promuevan la convivencia y el sano esparcimiento. Campañas de sensibilización, promoción, vinculación y práctica desde temprana edad en los diferentes grupos lúdicos.
  • Ejemplo de Agenda Ciudadana de Paz y Reconciliación 111 2. DIMENSIÓN POLÍTICA Visión de Futuro En el 2025 Buriticá es un municipio pluralista, democrático y participativo que respeta las diferencias partidistas y construye ciudadanía a partir de los procesos democráticos de planeación y gestión del desarrollo local. Los habitantes demuestran compromiso y sentido de pertenencia ejerciendo un buen liderazgo justo y proyectado en el bien común. Buriticá es un municipio donde cada ciudadano disfruta de una vida digna en condiciones primordiales para la no repetición del conflicto armado y el desplazamiento. Lectura de la Realidad En el municipio hay reconocimiento de espacios de participación comunitaria, loscualesestánconformadosporgruposorganizados,entreellosseencuentran: 30 JAC, la Asamblea Comunitaria, 22 gobiernos escolares conformados por padres, madres, estudiantes, profesores, Asociación Mujeres en Acción por Buriticá y grupos juveniles. Es necesario que se impulsen dichos grupos para que la participación sea activa por todos los miembros y no solamente por los presidentes o representantes, además, generar espacios de formación que propendan por el empoderamiento y fortalecimiento de las organizaciones de base. Sin embargo, la participación por parte de los jóvenes y las mujeres es incipiente por lo que se deben generar espacios de formación política, en especial en participación ciudadana, social, política, cultural y ambiental. Lo que permite empoderamiento en los diferentes grupos activos de la población. Se deben organizar grupos de población LGTBI y trabajar los temas citados anteriormente. Dentro del municipio se identifica un marcado sectarismo entre dos partidos políticos; liberales y conservadores. Lo cual ha imposibilitado procesos de fortalecimiento organizativo. En los momentos electorales hay rivalidades marcadas que rompen la comunicación entre los ciudadanos de los diferentes partidos lo cual influye en la convivencia de las veredas, corregimientos y el casco urbano.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 112 Programas / visiones de sostenibilidad (vs) Potencialidades- Lectura de la realidad Retos – Lo que nos falta Nombres - Perfiles de programas y/o proyectos Partidos políticos democráticos: VS: Existen partidos e ideologías políticas con formación y capacidad de ejercicios democráticos. Existen partidos políticos fortalecidos y en contacto permanente con la comunidad. Se han firmado pactos de no agresión entre candidatos a la alcaldía y al concejo. Concientización a la ciudadanía por el voto programático y la responsabilidad en las urnas. Promoción de elecciones limpias, libres, transparentes y en paz. Escuela de formación política y ciudadana para el fortalecimiento y liderazgo a los distintos partidos políticos. Campañas de promoción de la democracia en todos los escenarios en la casa, la plaza y la escuela. Comunidad empoderada y participando: VS: El pueblo adopta la soberanía a través de la participación ciudadana y democrática. Existencia (aunque algunos débiles) de espacios de participación como: Asociación de Mujeres en Acción por Buriticá. Asamblea comunitaria. Red de Paz y Reconciliación Mesa ambiental Asocomunal Fortalecer la participación ciudadana, el empoderamiento y reconocimiento de los derechos civiles, sociales, políticos y culturales. Trabajar fuertemente por exterminar la trashumancia electoral. Campañas de sensibilización y promoción de la participación ciudadana en los establecimientos educativos y a temprana edad. Escuela de formación política y ciudadana para el fortalecimiento y liderazgo a integrantes de los partidos políticos.
  • Ejemplo de Agenda Ciudadana de Paz y Reconciliación 113 Programas / visiones de sostenibilidad (vs) Potencialidades- Lectura de la realidad Retos – Lo que nos falta Nombres - Perfiles de programas y/o proyectos Equidad y justicia para todas y todos: VS: Líderes y lideresas empoderadas, participando y actuando con equidad, justicia y deliberación por el bien colectivo. Existe una politica pública inoperante para las mujeres. Existen y se conservan algunos liderazgos comprometidos, resistentes en promover igualdad y justicia para todas y todos. Generar conciencia ciudadana por la defensa y reconocimiento de sus derechos en todos los escenarios. Recuperar liderazgos dispersos en la ciudadanía producto de la transformación y dinámica económica del municipio. Campañas de promoción por la defensa de los DDHH para mujeres, hombres, niños, niñas, jóvenes y adolescentes. Escuelas de formación en el ejercicio pleno de la ciudadanía para mujeres y hombres. Promoción y aplicabilidad de la política pública para las mujeres. Planeación territorial con desarrollo sostenible: VS: Contamos con un PDM construido participativamente y catalogado por la gobernación de Antioquia, como modelo para la subregión del Occidente. Construcción del Plan de Desarrollo participativo, a través del instrumento del PVR con la asamblea comunitaria y la ciudadanía en general acompañada por Conciudadanía. Promover el reconocimiento aceptación y socialización del PVR y su proceso de construcción como garante del desarrollo territorial. Campañas de apropiación y divulgación del PVR como modelo de participación e incidencia ciudadana en el gobierno local. Promoción y sensibilización por la defensa del territorio y la recuperación de su identidad.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 114 Programas / visiones de sostenibilidad (vs) Potencialidades- Lectura de la realidad Retos – Lo que nos falta Nombres - Perfiles de programas y/o proyectos Garantías de no repetición y seguridad a la ciudadanía víctima del conflicto armado y el desplazamiento: VS: Disfrutamos de una comunidad libre, tranquila, con garantías y acompañamiento psicosocial, y el goce de proyectos sociales que contribuyen al mejoramiento de las condiciones de vida de las víctimas en el municipio. Se cuenta con el PAT construido participativamente. Líderes-as formadas en la Red de Paz y econciliación como escenario de deliberación, concertación e incidencia en espacios públicos del municipio. Existen 4 Animadoras de Grupos de Apoyo entre Iguales que ofrecen a 100 víctimas del conflicto armado y desplazamiento posibilidad para elaborar sus duelos y reivindicar su estado de victimización. Mantener la motivación de líderes-as en la construcción de la paz y la reconciliación. Fortalecer la participación y sentido de pertenencia en los integrantes de la Red de Paz. Promover mayor participación activa y oportuna de las animadoras al interior de la Red de Paz. Fortalecimiento de la Red de Paz y Reconciliación y su actuación por la promoción de la convivencia pacífica. Acciones simbólicas de reconocimiento de las víctimas y sus derechos. Apoyo psicosocial a las víctimas del conflicto armado. Procesos de memoria histórica del conflicto armado. Derechos civiles y políticos: VS: Promoción, cumplimiento y ejecución de los derechos con responsabilidad. Existe la Organización de Mujeres en Acción por Buriticá que intenta trabajar por sus derechos. Hay debilidad desde la fuerza pública relacionada con la seguridad ciudadana. Generar mayor espacio de formación y cualificación a las Mujeres para el ejercicio pleno de la ciudadana. Fortalecimiento a la asamblea comunitaria, como espacio de participación y promoción en la defensa de los derechos de la ciudadanía.
  • Ejemplo de Agenda Ciudadana de Paz y Reconciliación 115 Programas / visiones de sostenibilidad (vs) Potencialidades- Lectura de la realidad Retos – Lo que nos falta Nombres - Perfiles de programas y/o proyectos Gobiernos democráticos y transparentes: VS: Contamos con un Plan de gobierno y PDM construido y ejecutado democráticamente VS: Gobiernos locales con ejercicio democrático, posibilitando y acompañando los procesos de participación comunitaria y ciudadana, con un enfoque de derechos. Gobierno actual con voluntad política, compromiso con y para la ciudadanía. Acompañamiento permanente del gobierno local a los procesos de participación ciudadana. Contamos con apoyo logístico y presupuestal para los espacios de deliberación e incidencia en los espacios públicos promovidos por el comité de impulso de la Asamblea Comunitaria y la Red de Paz y Reconciliación. Brindar oportunidad de formación ciudadana y política para todos los candidatos a elección popular. Creación de una escuela de formación política democrática para líderes-as y grupos organizados. Promoción, formulación y construcción de una política de planeación, presupuesto participativo y control social a la gestión pública. Asambleas y foros de concertación y deliberación de agendas ciudadanas con candidatos al Concejo.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 116 3. DIMENSIÓN SOCIAL Visión de Futuro Para el año 2025 la población buritiqueña cuenta con el acceso a óptimos servicios en salud y atención integral con calidad, disfruta de excelente conectividad vial entre la zona urbana y la rural, al igual que con viviendas dignas para todas y todos; también una excelente infraestructura y personal idóneo brindando a jóvenes, niñas y niños una educación con proyección y calidad; se goza de excelentes servicios públicos y espacios de sano esparcimiento. Lectura de la Realidad La exploración y explotación del mineral del oro en Buriticá ha incrementado su actividad desde el año 2009, con el ingreso de una población flotante desde la minería informal o ilegal que, según apreciaciones de los oriundos del municipio, trajo grandes impactos negativos culturales, sociales y ambientales en la localidad. Este asentamiento poblacional en el área de influencia del proyecto de la compañía extranjera “Continental Gold” está asociado al crecimiento de fenómenos como la drogadicción, hurtos, deserción escolar, prostitución y trabajo infantil, así como el uso y tráfico de explosivos ilegales, y la utilización de mercurio con sus dañinos efectos ambientales y en la salud. Es muy notorio el abandono de las tierras en la zona rural, olvidando su actividad de cultivo del café y buscando alternativas para satisfacer sus necesidades económicas con el mineral del oro, también la deserción escolar como alternativa y única posibilidad para los jóvenes, descartando las oportunidades que ofrece la formación académica; igualmente, líderes-as de procesos en la participación ciudadana encuentran una solución rápida a su situación económica precaria en las minas. Otra situación de impacto es la asociada con la presencia de grupos armados al margen de la ley que proceden de las antiguas estructuras de las AUC, y que ahora son Los Urabeños o Los Gaitanistas que son los mismos con diferente nombre y su capacidad de operar en la zona, logrando influenciar inclusive la actividad minera y permitiendo el acceso de muchas más personas al municipio. Los funcionarios de la administración municipal y el mismo alcalde son conscientes de esta problemática, manifestando poco e insuficiente acompañamiento del gobierno departamental y la Secretaría de Minas para apoyar esta complicada situación.
  • Ejemplo de Agenda Ciudadana de Paz y Reconciliación 117 Programas / visiones de sostenibilidad (vs) potencialidades- lectura de la realidad retos – que nos falta nombres - perfiles de programas y/o proyectos Óptimos servicios de salud y atención integral con calidad: VS: Los buritiqueños disfrutamos la calidad de la salud con satisfacción y alegría. El 100 % de la población se encuentra afiliada al régimen subsidiado y contributivo. Se cuenta con un hospital y 4 EPS (Comfama, Caprecom, Ecoopsos y Saludcoop), además de centros de salud. Se realizan brigadas de salud, promoción y prevención en los corregimientos y otras veredas. Incremento acelerado de personas manipulando agentes químicos contaminantes para la actividad minera. Algunos casos de intoxicación y contaminación por mercurio. Promover en la población hábitos y estilos de vida saludable. Promover el desarrollo de estrategias y actividades que permitan el disfrute sano y responsable de la sexualidad. Disminuir el porcentaje de mujeres adolescentes que quedan en embarazo. Implementar el control y manejo adecuado y responsable de agentes contaminantes como mercurio y cianuro. Información pertinente y oportuna por personal calificado que genere reflexiones y consciencia a la ciudadanía acerca de los altos riesgos al momento de manipular estos químicos tóxicos. Disposición de personal idóneo y profesional, tanto en el hospital como en los centros rurales del municipio. Campañas, brigadas y jornadas para generar cultura y protección del cuidado del cuerpo y la mente. Formación y capacitación a líderes-as en primeros auxilios. Brigadas de sensibilización para el acceso a las afiliaciones del sistema de salud. Gestión con autoridades competentes para el estricto control y uso adecuado de sustancias contaminantes. (mercurio-cianuro). Adecuación pertinente de insumos hospitalarios para tramitación y atención de casos por contaminantes tóxicos de mercurio y cianuro. Campañas masivas de promoción y sensibilización acerca del alto riesgo en el manejo informal del mercurio y cianuro. Gestión de personal idóneo en servicios de salud para las zonas urbana y rural.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 118 Programas / visiones de sostenibilidad (vs) potencialidades- lectura de la realidad retos – que nos falta nombres - perfiles de programas y/o proyectos Accesos y vías de conectividad en excelentes condiciones: VS: Recibimos atención oportuna en salud, gracias al fácil acceso y el óptimo estado de las vías rurales hacia la zona urbana. Se cuenta con proyectos de mejoramiento de vías en la zona rural Proyecto de recuperación y adecuación de la vía secundaria Buriticá – corregimiento de Tabacal. Promover el mantenimiento y mejora de las vías terciarias de la zona rural hacia la urbana. Empoderamiento de las comunidades para el mantenimiento permanente de las vías rurales. Campañas de organización en comités para realizar mantenimiento a las vías rurales. Desarrollar el plan de mejoramiento vial a las veredas Educación con responsabilidad y proyección con calidad VS: Las y los buritiqueños proyectan el mejoramiento de las condiciones de vida a través de la formación integral, académica y profesional impartida en el municipio. El 27% de la población no sabe leer ni escribir. Las condiciones de precariedad no contribuyen ni posibilitan la formación educativa. Oferta educativa del nivel tecnológico y profesional y de fácil acceso para jóvenes. Promover programas para el mejoramiento de la calidad. Creación de un centro de alfabetización para toda la comunidad. Aumentar la población estudiantil y disminuir la deserción escolar y el analfabetismo. Promoción y sensibilización para ampliar cobertura y evitar la desescolarización. Gestionar convenios con instituciones (Sena, U. de A., Tecnológico de Antioquia) y ofertas de pregrado a población juvenil. Promover escuelas para formación de formadores y su aplicabilidad territorial.
  • Ejemplo de Agenda Ciudadana de Paz y Reconciliación 119 Programas / visiones de sostenibilidad (vs) potencialidades- lectura de la realidad retos – que nos falta nombres - perfiles de programas y/o proyectos Calidad en los servicios públicos: VS: La población cuenta con servicios públicos y saneamiento básico en óptimas condiciones Algunas veredas cuentan con acueducto veredal, sin concesión otorgada. Se adelantan el plan maestro de acueducto y alcantarillado para la zona urbana y hacia el corregimiento de tabacal. Gestión para legalizar la merced de agua para todos los acueductos veredales. Garantizar el servicio de agua potable para todos los habitantes del municipio. Contar con un relleno sanitario en óptimas condiciones, garantizando su sostenibilidad ambiental. Concientización y acompañamiento a la ciudadanía sobre la importancia para legalizar sus aguas. Ampliación del servicio de agua potable para el área rural. Suministro de agua potable y alcantarillado para toda la comunidad. Ampliación, mejoramiento y adecuación técnica del relleno sanitario. Espacios de sano esparcimiento: VS: Disfrute de espacios apropiados para fomentar hábitos que promueven la salud física y mental. Se cuenta con programas de P y P y la práctica en espacios de sano esparcimiento para una vida más sana. Creación de espacios sectoriales, abiertos y lúdicos a toda la comunidad para promover la convivencia y el disfrute al aire libre. Campañas de sensibilización y promoción del disfrute y recuperación de los juegos tradicionales. Creación de una escuela de formación para la práctica, juego y expresión lúdica en niños, niñas, jóvenes y adolescentes.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 120 4. DIMENSIÓN AMBIENTAL Visión de Futuro En el 2025 Buriticá disfruta de cuencas hídricas como la principal del Río cauca y microcuencas que nos proporcionan agua potable, ya que el nivel de contaminación es mínimo. En nuestra superficie (364 Km cuadrados) poseemos gran riqueza forestal con diferentes especies animales y vegetales, al igual que una especie humana respetuosa del medio natural que habita y comparte. Tenemos reservas forestales que oxigenan el aire de nuestro territorio y territorios vecinos, garantizando la sostenibilidad ambiental del territorio buritiqueño en la oferta de bienes y servicios, la biodiversidad y la protección de los recursos naturales que ayuden a su conservación para las poblaciones actuales y futuras. Lectura de la Realidad El café es el producto agrícola de mayor producción en el municipio y en el que se ocupa mayor número de familias. También se cultivan el maíz y la caña pero con un bajo nivel de producción. Hasta hace 5 años Buriticá se caracterizaba por ser uno de los municipios del Occidente, más ricos en fuentes hídricas: La Guarcana, La Toma, La Aguaita, El Monal, Quebrada Sara, Yarumal, La Chiquita, Agualinda, La Clara, Remanso, Las Cuatro, entre otras. Tabacal y El Naranjo tienen concesión de aguas. Está en trámite declarar como zona de reserva hídrica las fuentes de agua del sector de Los Arados, que surten el acueducto municipal. Con recursos del proyecto de Hidroituango se hará un plan de manejo ambiental de la quebrada Las Cuatro y se invertirá en el plan ambiental municipal. La minería ha venido afectando progresivamente los recursos naturales y en especial las fuentes hídricas; además de desestimular la producción tradicional agropecuaria. Existe un problema municipal con el manejo de residuos sólidos, lo que se ha incrementado por los residuos generados por la explotación minera. Funciona la Mesa Municipal Ambiental que se ha fortalecido como espacio de encuentro de diferentes actores sociales e institucionales del municipio
  • Ejemplo de Agenda Ciudadana de Paz y Reconciliación 121 para reflexionar e influenciar en la protección del patrimonio ambiental del municipio. Esta mesa ha venido reflexionando en los últimos años sobre los efectos de la minería en lo cultural, lo social y lo ambiental y ha llamado especialmente la atención por la afectación al recurso hídrico. Programas / Visiones de sostenibilidad (vs) Potencialidades- Lectura de la realidad Retos – Lo que nos falta Nombres - perfiles de proyectos Fuentes hídricas limpias y abundantes: VS: Disfrutamos de ríos limpios y en condiciones para producción y sustento alimenticio, garantizando el enriquecimiento de las especies animales y vegetales para la región. Cuenta con 36 fuentes hídricas, de las cuales solo 6 disfrutan de su concesión de agua como acueducto veredal. Acompañamiento desde Corantioquia y la Umata para identificar niveles de mercurio y cianuro en las fuentes hídricas con resultados positivos. Contaminación de quebradas por mercurio y cianuro. Comunidad buritiqueña comprometida y consciente, practicando hábitos que permitan la conservación de las fuentes hídricas. Promover la producción de peces en los ríos. Gestionar la descontaminación de las aguas y microcuencas. Lograr la concesión de aguas para toda la comunidad en especial de la zona rural del municipio. Promover la protección en las fuentes de aguas y microcuencas libres de contaminación por mercurio y cianuro. Promover capacitación y sensibilización a las comunidades acerca del cuidado, protección y uso racional de las fuentes hídricas. Promocionar y posicionar la acuicultura como base de sustento para la producción de peces. Promover la recuperación de las fuentes hídricas. Formular un plan ambiental para el manejo adecuado del recurso hídrico, el ahorro y uso eficiente del agua. Campaña municipal para el trámite y adquisición de concesiones de aguas.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 122 Programas / Visiones de sostenibilidad (vs) Potencialidades- Lectura de la realidad Retos – Lo que nos falta Nombres - perfiles de proyectos Cultura ambiental y su conservación: VS: En Buriticá nos comprometemos y valoramos los recursos naturales y sus riquezas. Contamos con instituciones y organizaciones que apoyan y promueven el cuidado del medio ambiente (Mesa Ambiental activa, Corantioquia, la Umata, Juntas de Acción Comunal, Asociación de Usuarios del Acueducto de Tabacal. Lograr generar conciencia ciudadana para promover y practicar hábitos cotidianos que permitan la conservación de la naturaleza y su diversidad. Declarar zona de reserva hídrica y forestal a todas los nacimientos y fuentes de agua. Capacitación y formación para el manejo adecuado y técnico en la protección y cuidado del medio ambiente. Creación y conformación de veedurías ciudadanas y el cumplimiento de especificaciones técnicas del uso de mercurio y cianuro. Aire puro y libre de contaminación: VS: Nuestra población respira y disfruta el mejor aire puro de la región. Se cuenta con fogones ecológicos en algunas viviendas de la zona rural. Aún se mantienen prácticas de uso de químicos en los cultivos. Erosión y deforestación por la minería indiscriminada. Promover la conformación de veedurías ciudadanas que evalúen el cumplimiento de los compromisos por parte de las empresas mineras, Hidroituango y otras, para velar por el cuidado del medio ambiente. Promover movilización ciudadana desde la Mesa Ambiental y Corantioquia, para la exigibilidad técnica del manejo de sustancias tóxicas en la minería formal e informal. Foros de deliberación que promuevan el control social a las empresas e industrias extractivas asentadas en el municipio. Campañas de veeduría y control en la conservación y protección de reservas nativas de vegetación.
  • Ejemplo de Agenda Ciudadana de Paz y Reconciliación 123 Programas / Visiones de sostenibilidad (vs) Potencialidades- Lectura de la realidad Retos – Lo que nos falta Nombres - perfiles de proyectos Suelos productivos y en óptimas condiciones: VS: Buriticá cuenta con la mejor y optima producción agropecuaria, gracias a la fertilidad de sus suelos. Desde la Umata se promueven prácticas para la utilización y aprovechamiento de suelos y producciones limpias, libres de contaminantes por químicos. Promover la responsabilidad y el sentido de pertenencia para el cuidado y protección de los suelos. Prohibir el uso de mercurio y cianuro en la minería del oro, hacer seguimiento riguroso y control con veeduría ciudadana y apoyados por Corantioquia. Exigir minería limpia y con menor impacto ambiental. Campañas de reforestación organizada y con responsabilidad. Programas de formación, sensibilización y concientización por el uso inadecuado de agentes contaminantes de mercurio y cianuro. Gestión con autoridades competentes en la regulación y utilización de agentes contaminantes como mercurio y cianuro. Promover la legalización de la minería informal con todas las especificaciones técnicas requeridas. Uso y manejo adecuado de residuos sólidos: VS: Poseemos conciencia en el manejo de los residuos, nos caracterizamos por ser el municipio más limpio y organizado de la subregión. Existe un relleno sanitario que ya cumplió su vida útil y capacidad. Se cuenta con una empresa prestadora del servicio de recolección de basuras. Algunas personas son concientes en el manejo y separación de las basuras. Sensibilizar a la comunidad y a los foráneos sobre el manejo adecuado de las basuras evitando la contaminación. Promover la aplicabilidad del comparendo ambiental. Programas para estimular el cuidado, protección y limpieza de los espacios públicos. Creación de un nuevo plan de manejo adecuado de basuras y construcción de un relleno sanitario.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 124 Programas / Visiones de sostenibilidad (vs) Potencialidades- Lectura de la realidad Retos – Lo que nos falta Nombres - perfiles de proyectos Conservamos, cuidamos y protegemos la fauna y flora: VS: Contamos con una vasta gama de especies animales y vegetales. Existe una Mesa Ambiental formada y comprometida. Hay control en la tala de árboles. Existen algunas prácticas e iniciativas de producción sin químicos. Caza indiscriminada de fauna. Existen zonas deforestadas. Promover la prohibición y sanción de la cacería. Concientizar a la comunidad para no talar los árboles que se han sembrado a la vera del camino. Conservar y ampliar la reserva forestal plantando especies nativas. Crear un fondo y grupo de personas protectoras y cuidadoras de los animales salvajes identificados en los bosques del municipio. 5. DIMENSIÓN ECONÓMICA Visión de Futuro Para el 2025 Buriticá cuenta con una economía estable, sostenible y amigable con el medio ambiente. Un pueblo más próspero sustentado en la recuperación de su vocación agrícola y comercialización de sus productos, promoviendo la soberanía y la seguridad alimentaria. Una sociedad comprometida y responsable con un manejo adecuado de fertilización sin químicos y aditivos conservadores del suelo y subsuelo. La presencia de industrias extractivas de recursos naturales es generadora de fuentes de empleo, dinamizando la economía del municipio de manera responsable, promoviendo y respetando la actividad agropecuaria en parcelas de centros rurales. Lectura de la Realidad Según los indicadores de calidad de vida, la mayoría de la población del municipio están en el nivel 1 y 2 del SISBEN; en el año 2004 el porcentaje de población que se encontraba en pobreza y miseria era de 69.2%, mientras que en el 2005 el porcentaje de población en situación de pobreza y miseria
  • Ejemplo de Agenda Ciudadana de Paz y Reconciliación 125 pasó a ser de 98.6% y en el 2006 tuvo solo un leve descenso para alcanzar un 94.3%, lo que denota una variación muy pequeña y un nivel de pobreza y miseria muy alto en este municipio. Si se comparan estas cifras locales con los promedios subregionales, podemos ver como para los tres años analizados la pobreza y la miseria local han superado levemente los índices de la subregión del Occidente Antioqueño y en un amplio margen de diferencia al promedio departamental. Esta es la razón por la cual el Departamento de Antioquia ha seleccionado a Buriticá como el primer municipio de Antioquia donde se aplique el proyecto Zona Libre de Pobreza Extrema, tras ser seleccionado por la Mesa de Alianzas Público Privadas de Antioquia ante la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza. Programas / Visiones de sostenibilidad (vs) Potencialidades- Lectura de la realidad Retos – Lo que nos falta Nombres - Perfiles de programas y/o proyectos Producción limpia y sostenible: VS: Disfrutamos de una producción agropecuaria diversa, sostenible y respetuosa de un ambiente sano. Producción de café, frijol, maiz. Presencia y asesoría de la Umata. Producción de monocultivos. Promoción y conservación de la vocación básica en agricultura y pecuaria. Capacitación a los productores sobre diversificación de la producción y el uso adecuado del suelo. Acompañamiento y capacitación a los productores para la tecnificación de la producción, por parte de personal capacitado. VS: Gozamos de soberanía alimentaria en todos los escenarios comunales. VS: Disfrutamos de una producción agroecológica y agroambiental, que respetan el ecosistema. El 40% de caficultores cuentan con su propia parcela. Existe en un 20% la legalización de predios. Existen programas de seguridad alimentaria. Se cuenta con algunos trapiches comunitarios. Recuperar la vocación básica y agrícola en la población buritiqueña. Incentivar a la comunidad campesina para mantener y conservar su vocación agrícola. Programa de fortalecimiento organizativo y asociativo a la Asociación de Mujeres. Campañas por la sensibilización y concientización ciudadana por la defensa, conservación y producción del territorio.
  • “De Víctimas a Constructoras y Constructores de Paz” 126 Programas / Visiones de sostenibilidad (vs) Potencialidades- Lectura de la realidad Retos – Lo que nos falta Nombres - Perfiles de programas y/o proyectos Orientación y capacitación para la producción y comercialización orientada a la soberanía alimentaria. Promover la gestión de proyectos productivos con énfasis en la siembra de productos autóctonos de la región. VS: Practicamos el cooperativismo y la innovación desde la ciudadanía organizada, creado empresas solidarias. Presencia de autoridad competente en el área, Corantioquia. Presencia de la Corporación Conciudadanía y la defensa de los derechos ciudadanos para la defensa del territorio. Espacio de deliberación y participación ciudadana “Asamblea Comunitaria” como garante de la ciudadanía organizada. Fortalecimiento organizativo, capacitación y formación de liderazgos con autonomía e incidencia en el municipio. Pequeños productores. Exigibilidad y responsabilidad en el manejo de agentes tóxicos por parte de las industrias extractivas de los recursos naturales, apoyados por autoridad competente (Corantioquia, Umata, Ministerio de Minas y Energía. Promover la movilización ciudadana y exigibilidad a las autoridades competentes del nivel departamental y nacional por explotación del mineral del oro. Promover la asociatividad de la pequeña y mediana minería.
  • Ejemplo de Agenda Ciudadana de Paz y Reconciliación 127 Programas / Visiones de sostenibilidad (vs) Potencialidades- Lectura de la realidad Retos – Lo que nos falta Nombres - Perfiles de programas y/o proyectos Comercialización con justicia para todas y todos: VS: Se disfruta de excelentes productos naturales y su comercialización, generando ingresos a las familias. Presencia activa y permanente de industrias extractivas de oro y recurso hídrico. Población flotante en la informalidad para extracción de mimería de oro. Grupo organizado por la defensa del territorio (Mesa Ambiental). Promover políticas claras y garantías de comercialización a los pequeños productores. Ofrecer capacitación a los caficultores y concientización para la producción y comercialización a gran escala. Programas de Finca Escuela con capacitación a las familias y el manejo productivo y agroecológico.