Didáctica de la ortografía

2,415 views
2,135 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,415
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Didáctica de la ortografía

  1. 1. La ortografía del español ¿Qué ortografía enseñar? Algunos aspectos didácticos 24 de febrero de 2011
  2. 2. Para empezar• Definir la disciplina: técnica destinada a facilitar la representación gráfica de la lengua oral• Buscar coherencia interna ordenando de lo más básico a lo más complejo: “de la letra al texto”• El aprendizaje de la técnica como PROCESO
  3. 3. La grafía de las letras El alfabeto
  4. 4. Los dígrafos <ch> y <ll>A partir de la 4ª edición del DRAE(1803) estos dígrafos sealfabetizaron en español entre laC y la D y entre la L y la Mrespectivamente, como si deletras se tratase.Sin embargo, en el X Congreso deAcademias de la Lengua Española(Madrid, 1994), se decidió volveral uso originario de las tresprimeras ediciones (¿medidareaccionaria?).Pese a todo, y aunque ya no seutilizan a efectos de ordenalfabético, han seguido siendoconsiderados oficialmente letrasdel alfabeto español (comopodemos ver en el DPD), hastadiciembre de 2010.
  5. 5. El alfabeto del español• <ch> y <ll> no son letras del alfabeto• En español, además de las 27 letras del alfabeto, existen cinco dígrafos o combinaciones de dos letras para representar un sonido: – El dígrafo <ch>, como en chapa, abochornar – El dígrafo <ll>, como en lluvia, rollo – El dígrafo <gu> ante <e, i>, como en pliegue, guiño – El dígrafo <qu> ante <e, i>, como en queso, esquina – El dígrafo <rr> en posición intervocálica, como en arroz, tierra
  6. 6. I La grafía de las letras• Destacar las dificultades ortográficas como faltas de correspondencia sonido-grafía (homófonos)• Evitar profusión de reglas y listados de palabras• Recurrir mejor a familias de palabras• Aprovechar la historia ortográfica• Ortografía contrastiva
  7. 7. Visualización
  8. 8. Uso de las letras <c, k> en lugar de <q>• Las Academias han acordado que la escritura con q de algunas palabras (Iraq, Qatar, quark, quásar, quórum) representaba «una incongruencia con las reglas». Para evitarla han decidido escribirlas con c o con k, según los casos: Irak, Catar, cuark, cuásar cuórum. Quienes prefieran la grafía originaria, tendrán que hacerlo como si fueran extranjerismos crudos y escribirlas en cursiva y sin tilde.
  9. 9. II La grafía de la sílaba• Concepto, cómo se forman, clases de sílabas• Nociones de diptongo, hiato, triptongo y de frontera silábica• División de palabras al final de línea: palabras compuestas, combinaciones de vocales.
  10. 10. III La grafía de la palabra• La acentuación• Las abreviaciones• Mayúsculas y minúsculas• Numeración (cantidades)• Unión y separación de palabras• Signos lexicológicos• Toponimia y antroponimia
  11. 11. La importancia de la imagen
  12. 12. LA ACENTUACIÓN• Clases de palabras según la sílaba tónica• Diptongos, hiatos, triptongos• Reglas de aplicación del acento gráfico o tilde Terreno complejo que cuesta llegar a dominar por completo
  13. 13. LA ACENTUACIÓN• Los monosílabos, es decir, las palabras que tienen una sílaba, por regla general no llevan tilde: fe, mes, ya, son, fue, vio, dio, gris, ves, sol, mal, no, un, gran. Son excepción las tildes diacríticas.• A efectos ortográficos, se considera que no existe hiato —aunque para una parte de los hispanohablantes la pronunciación así parezca indicarlo—, sino diptongo o triptongo, en palabras como guion, truhan, ion, fie, Sion, liais, etc., y, como consecuencia de ello, deben escribirse sin tilde.
  14. 14. El justiciero ortográfico
  15. 15. LAS ABREVIACIONES• Abreviaturas (llevan siempre punto, se leen restituyendo la palabra abreviada).• Siglas (letras iniciales de varias palabras, mayúsculas y sin punto, pronunciables en ocasiones).• Símbolos: valor internacional, sin punto ni marcas de plural.
  16. 16. MAYÚSCULAS Y MINÚSCULAS• Pocas reglas generales• Es el terreno más subjetivo de la ortografía• Contraste con otras lenguas (menos que en alemán o en inglés pero más que en francés)• Muchas mayúsculas subjetivas o de ornato
  17. 17. IV La grafía de la frase• La puntuación no es un don natural sino que se aprende, pero intervienen también aspectos de estilística• Las reglas de puntuación no son anárquicas ni personales, pero sí variables y no siempre simples• Se puede distinguir: – Puntuación neutra, funcional o básica – Puntuación suelta (menos de lo normal) – Puntuación trabada (todos los posibles)
  18. 18. Recomendaciones para la didáctica• La importancia de los factores prosódicos (mejorar la lengua oral es buen camino para mejorar la escritura)• La importancia del juego. Juegos grupales. IMAGEN• Pros y contras de la práctica del dictado• Propiciar actividades auténticas (juego simbólico)• Implicación de otras áreas• Búsqueda, colaboración (dos, grupo), consulta (fuentes). Diccionarios.• Evaluación en positivo, ERROR no es FALTA• PROCESO / Confundirse sirve para aprender• Dosificación
  19. 19. PUNTUACIÓN Signos sintagmáticos• Signos de puntuación . , ; : …• Signos de entonación ¡! ¿?• Signos auxiliares de la puntuación ()[]–“”<>
  20. 20. La puntuación• Hay una estrecha relación entre signos, unidad lingüística y valor comunicativo: Signo Unidad textual Unidad significativa punto final texto mensaje punto y aparte párrafo tema, capítulo, apartado punto y seguido oración idea, pensamiento punto y coma frase, sintagma apunte, comentario coma, admiración, inciso, aposición añadido interrogación, paréntesis
  21. 21. EJEMPLOS
  22. 22. Ni desusos ni abusos El primer error y el más común es olvidarse de los signos y enlazar unafrase tras otra de manera que le toque al lector adivinar los perfiles de laprosa cortar las oraciones por los extremos dar sentido a las palabras ydetenerse a respirar entonces la escritura se parece a una cinta de coloresinterminable que hay que sacar del ovillo y recortar en pequeños trozospara poder entender cómo se puede interpretar si no este fragmento. El extremo contrario, error también —pero más sofisticado (¡reservadopara gente complicada!)—, y también habitual, consiste en poner signos,siempre, a diestro y siniestro, cada tres palabras. La prosa, como es lógico,se convierte en muy, pero que muy —¡demasiado!— barroca, o, quizá,también, obstaculizada. El lector —y la lectora—, sin prisas, inclusovoluntarioso/a, debe superar: ahora dos puntos, ahora una coma, ahoraun punto y coma; como, exactamente, palos, pequeños, en la rueda.Tienes, inevitablemente, la sensación —desagradable, en el fondo— de nopoder, pese a las ganas de avanzar, leer, tan rápido, y claro, comoquerrías.
  23. 23. Vivir para contarla Memorias de infancia y juventud. Gabriel García Márquez[…] por la ortografía, que fue mi calvario atodo lo largo de mis estudios y sigueasustando a los correctores de mis originales.Los más benévolos se consuelan con creer queson torpezas de mecanógrafo. (Pág. 174)Publicada en 2002.Cito por la 5ª ed. en DeBols!llo de marzo de 2005.
  24. 24. Vivir para contarlaUsted escribió: “En armonía con la flora exhuberante denuestro país, que dio a conocer al mundo el sabio españolJosé Celestino Mutis en el siglo XVIII, vivimos en este liceo unambiente paradisíaco”. Pero el caso es que exuberante seescribe sin hache, y paradisiaco no lleva tilde. (Pág. 218)Aún hoy, con diecisiete libros publicados, los correctores demis pruebas de imprenta me honran con la galantería decorregir mis horrores de ortografía como simples erratas.(Pág. 219)

×