3.3 experiencias internac. iih dr espinoza

404 views
329 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
404
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
8
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

3.3 experiencias internac. iih dr espinoza

  1. 1. Bolivia: Estado actual de los programas de Infecciones Asociadas a Servicios de Salud en Neonatología Fernando Espinoza Osorio Pediatra Neonatólogo Epidemiólogo Hospitalario Quito - Ecuador
  2. 2. Bolivia: <ul><li>Seguro Universal Materno Infantil: </li></ul><ul><li>Sepsis primera causa de internación neonatal </li></ul><ul><li>28% Intrahospitalaria </li></ul><ul><li>OPS (estudio de mortalidad): </li></ul><ul><li>Prematuridad 32.9 % </li></ul><ul><li>Infecciones 25.1 % </li></ul><ul><li>40 % Establecimientos realizan </li></ul><ul><li>Vigilancia Epidemiológica </li></ul><ul><li>Elevadas tasas de morbimortalidad </li></ul><ul><li>Elevados costos de la atención </li></ul>
  3. 3. FORTALEZAS DEL SISTEMA * Existencia de normativa * Existencia de instrumentos de recolección de datos * Consolidación de la Asociación Boliviana de Prevención y Control de IASS * Generación de conciencia sobre importancia de IIH PROBLEMAS CON EL CONTROL DE IIH * Priorización reducida * Difusión limitada de la normativa * Poca adherencia del personal para los programas * Poco o ningún funcionamiento de los comités de control de infecciones en los establecimientos de salud * Generación de información deficitaria o de mala calidad * Incumplimiento de las normas
  4. 9. Santa Cruz de la Sierra Bolivia La Klebsiella
  5. 11. < Anterior -  ^Arriba Portada | Internacional | Nacional | Santa Cruz   | Economía | Deportes | Sociales | Escenas Editorial |  Opinión | Contactarse | Staff © Copyright 2004, El Deber. Todos los derechos reservados. < Anterior -  ^Arriba Portada | Internacional | Nacional | Santa Cruz   | Economía | Deportes | Sociales | Escenas Editorial |  Opinión | Contactarse | Staff © Copyright 2004, El Deber. Todos los derechos reservados. Ocho bebés mueren por infección hospitalaria CLAUSURADO. La doctora Beatriz Durán muestra la sala de Neonatología que fue desinfectada y cerrada hasta el lunes Se hizo una desinfección de alto nivel a toda la unidad de neonatología, la cual permanecerá cerrada hasta este lunes,                                                                                                  • STAFF   • COMENTARIOS   • CONTACTARSE    Portada                  Santa Cruz              Seguridad              Nacional                Internacional           Economía              Deportes                Sociales                Escenas                Editorial                 Opinión                  Lectores                Clima               Club de Lectores Ediciones Anteriores Nuestra Red La Prensa Los Tiempos Correo del Sur                                               Santa Cruz de la Sierra - Bolivia, Sábado 14, Agosto de 2004                                                Ocho bebés mueren por infección hospitalaria CLAUSURADO. La doctora Beatriz Durán muestra la sala de Neonatología que fue desinfectada y cerrada hasta el lunes <ul><li>Beatriz Ávalos </li></ul><ul><li>MATERNIDAD. Una bacteria provocó los decesos. La Unidad de Neonatología fue desinfectada y permanecerá cerrada hasta este lunes. Diez prematuros fueron trasladados, pero sólo dos están en riesgo </li></ul><ul><li>Cada hospital tendrá que demostrar vigilancia estricta </li></ul><ul><li>Ocho bebés prematuros que se encontraban internados en el Servicio de Terapia Intensiva de la maternidad Percy Boland murieron entre el viernes 6 y el lunes 9 de agosto por una infección intrahospitalaria provocada por una bacteria. La directora del nosocomio, Beatriz Durán, confirmó el deceso de los niños ayer y aseguró que la situación ya está controlada. Explicó que una vez que se supo lo que estaba ocurriendo en dicha sala se tomaron muestras para hacer los estudios de cultivo. El martes, cuando salieron los resultados, se confirmó que la bacteria del género klebsiella había contaminado el lugar. Frente a esta situación, dijo que se decidió trasladar a todos los bebés que se encontraban internados allí y reportar el hecho al Servicio Departamental de Salud (Sedes). De los diez niños que estaban bajo observación hasta ayer, cuatro fueron dados de alta, pero hay otros seis que están en riesgo, aunque sólo dos revisten mayor gravedad porque son prematuros extremos. Todos están siendo tratados con antibióticos. “Permanecerán el tiempo que sea necesario en el hospital, pero no por la infección, sino porque necesitamos controlarlos hasta que mejore su patología que es la de prematuro y en algunos casos la malformación”, sostuvo. También se hizo una desinfección de alto nivel a toda la unidad de neonatología, la cual permanecerá cerrada hasta este lunes, día en que se tiene previsto trasladar a los nuevos recién nacidos, pues se cree que el ambiente ya no representará un peligro para éstos. “Hemos habilitado tres áreas provisionales para no tener problemas de contagio”, comentó. Según Durán, un recién nacido, que fue dado a luz en un centro hospitalario de un distrito -cuyo lugar aún no se conoce- fue el que llegó a la maternidad con la infección. El niño, que falleció el día viernes, fue la primera víctima, luego le sucedieron los otros siete bebés, algunos de los cuales estaban con respiración asistida porque habían nacido después de sólo 5 y 6 meses de gestación en el vientre materno. Dijo que la población no debe alarmarse, porque las infecciones intrahospitalarias se dan en todos los nosocomios del mundo. Sin embargo, autoridades del Sedes y de la Dirección Municipal de Salud consideran que debe realizarse un estudio para conocer las causas de lo sucedido y si el hospital reaccionó a tiempo al detectar el problema. La norma sanitaria indica que el personal de salud debe lavarse las manos y utilizar los materiales necesarios como, por ejemplo, guantes para atender a cada paciente. Sin embargo, Durán admitió que en la maternidad, por la gran cantidad de pacientes que hay, algunas veces no se cumplen esas normas. Además, existe un problema de hacinamiento en el lugar. “Ese día teníamos 40 niños, y eso vuelve ‘locas’ a las enfermeras. Ellas se lavan las manos, pero si uno de los niños sufre un paro, inmediatamente van y lo atienden y no siempre se acuerdan de lavarse las manos”, manifestó. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), debe haber una enfermera por cada tres niños; sin embargo, en la maternidad hay una titular para ocho cunas. </li></ul><ul><li>Creen que pudo haber descuido sanitario </li></ul><ul><li>Tras las primeras indagaciones del Sedes, la jefa de acreditación de hospitales, Dolly Montaño, dijo que la muerte de ocho neonatos a causa de una bacteria está siendo investigada y será motivo para una auditoría. Sin embargo, sostuvo que al parecer el personal de la maternidad habría bajado la guardia y omitido cuidados contemplados en los protocolos. “Dicen que la falta de personal pudo haber influido, pero está demostrado que si se cuidan las normas, como el simple lavado de manos, se puede evitar el 80% de las infecciones. Hemos escuchado cosas como que no les da tiempo para lavarse y eso es inadmisible, es falta de ética”, indicó. Dijo que existe la posibilidad de que las familias de los niños fallecidos planteen una demanda al hospital y al Sedes, pero que hasta ahora no se ha dado esa figura. “Este caso nos debe servir para reflexionar sobre la importancia de tomar medidas. Si se hicieran controles periódicos y se mandaran cultivos y muestras de cada espacio, estaríamos atentos ante la primera señal”. Por su parte, el director municipal de salud, José René Paniagua, no cree que haya habido negligencia en este caso, aunque considera que pudo haber retraso a la hora de tomar medidas. Aseguró que la maternidad tiene suficiente material y equipos para una buena atención. </li></ul><ul><li>PROCEDIMIENTOS </li></ul><ul><ul><li>Lavado de manos cuando éstas se contaminan con sangre u otras secreciones corporales; al retirarse los guantes; y durante la atención entre paciente y paciente </li></ul></ul><ul><ul><li>Uso de guantes al contacto directo de sangre o secreciones </li></ul></ul><ul><ul><li>Para eliminar o disminuir la carga microbiana dentro de un hospital, el protocolo aconseja realizar: limpieza, descontaminación, desinfección y esterilización. </li></ul></ul><ul><ul><li>Las soluciones antisépticas recomendadas son los productos químicos, que eliminan microorganismos de la piel, actúan como desinfectantes y se deben usar después de limpiar la piel para asegurar su efectividad. También se aconseja el uso del jabón antiséptico. </li></ul></ul><ul><li>La bacteria </li></ul><ul><li>Tipo . Es del género Klebsiella neumonae y es agresiva. Ubicación . Puede estar en la vagina de la madre o en el tracto digestivo. El bebé al nacer, queda contaminado. Daño . Los niños infectados, de no ser atendidos en forma rápida, mueren en 24 horas. Ataca el hígado, riñón, cerebro y el sistema respiratorio, provocando neumonía. Transmisión . De una incubadora a otra, o por el personal de salud. </li></ul>                                                                                                 • STAFF   • COMENTARIOS   • CONTACTARSE    Portada                  Santa Cruz              Seguridad              Nacional                Internacional           Economía              Deportes                Sociales                Escenas                Editorial                 Opinión                  Lectores                Clima               Club de Lectores Ediciones Anteriores Nuestra Red La Prensa Los Tiempos Correo del Sur                                               Santa Cruz de la Sierra - Bolivia, Sábado 14, Agosto de 2004                                                Ocho bebés mueren por infección hospitalaria CLAUSURADO. La doctora Beatriz Durán muestra la sala de Neonatología que fue desinfectada y cerrada hasta el lunes <ul><li>Beatriz Ávalos </li></ul><ul><li>MATERNIDAD. Una bacteria provocó los decesos. La Unidad de Neonatología fue desinfectada y permanecerá cerrada hasta este lunes. Diez prematuros fueron trasladados, pero sólo dos están en riesgo </li></ul><ul><li>Cada hospital tendrá que demostrar vigilancia estricta </li></ul><ul><li>Ocho bebés prematuros que se encontraban internados en el Servicio de Terapia Intensiva de la maternidad Percy Boland murieron entre el viernes 6 y el lunes 9 de agosto por una infección intrahospitalaria provocada por una bacteria. La directora del nosocomio, Beatriz Durán, confirmó el deceso de los niños ayer y aseguró que la situación ya está controlada. Explicó que una vez que se supo lo que estaba ocurriendo en dicha sala se tomaron muestras para hacer los estudios de cultivo. El martes, cuando salieron los resultados, se confirmó que la bacteria del género klebsiella había contaminado el lugar. Frente a esta situación, dijo que se decidió trasladar a todos los bebés que se encontraban internados allí y reportar el hecho al Servicio Departamental de Salud (Sedes). De los diez niños que estaban bajo observación hasta ayer, cuatro fueron dados de alta, pero hay otros seis que están en riesgo, aunque sólo dos revisten mayor gravedad porque son prematuros extremos. Todos están siendo tratados con antibióticos. “Permanecerán el tiempo que sea necesario en el hospital, pero no por la infección, sino porque necesitamos controlarlos hasta que mejore su patología que es la de prematuro y en algunos casos la malformación”, sostuvo. También se hizo una desinfección de alto nivel a toda la unidad de neonatología, la cual permanecerá cerrada hasta este lunes, día en que se tiene previsto trasladar a los nuevos recién nacidos, pues se cree que el ambiente ya no representará un peligro para éstos. “Hemos habilitado tres áreas provisionales para no tener problemas de contagio”, comentó. Según Durán, un recién nacido, que fue dado a luz en un centro hospitalario de un distrito -cuyo lugar aún no se conoce- fue el que llegó a la maternidad con la infección. El niño, que falleció el día viernes, fue la primera víctima, luego le sucedieron los otros siete bebés, algunos de los cuales estaban con respiración asistida porque habían nacido después de sólo 5 y 6 meses de gestación en el vientre materno. Dijo que la población no debe alarmarse, porque las infecciones intrahospitalarias se dan en todos los nosocomios del mundo. Sin embargo, autoridades del Sedes y de la Dirección Municipal de Salud consideran que debe realizarse un estudio para conocer las causas de lo sucedido y si el hospital reaccionó a tiempo al detectar el problema. La norma sanitaria indica que el personal de salud debe lavarse las manos y utilizar los materiales necesarios como, por ejemplo, guantes para atender a cada paciente. Sin embargo, Durán admitió que en la maternidad, por la gran cantidad de pacientes que hay, algunas veces no se cumplen esas normas. Además, existe un problema de hacinamiento en el lugar. “Ese día teníamos 40 niños, y eso vuelve ‘locas’ a las enfermeras. Ellas se lavan las manos, pero si uno de los niños sufre un paro, inmediatamente van y lo atienden y no siempre se acuerdan de lavarse las manos”, manifestó. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), debe haber una enfermera por cada tres niños; sin embargo, en la maternidad hay una titular para ocho cunas. </li></ul><ul><li>Creen que pudo haber descuido sanitario </li></ul><ul><li>Tras las primeras indagaciones del Sedes, la jefa de acreditación de hospitales, Dolly Montaño, dijo que la muerte de ocho neonatos a causa de una bacteria está siendo investigada y será motivo para una auditoría. Sin embargo, sostuvo que al parecer el personal de la maternidad habría bajado la guardia y omitido cuidados contemplados en los protocolos. “Dicen que la falta de personal pudo haber influido, pero está demostrado que si se cuidan las normas, como el simple lavado de manos, se puede evitar el 80% de las infecciones. Hemos escuchado cosas como que no les da tiempo para lavarse y eso es inadmisible, es falta de ética”, indicó. Dijo que existe la posibilidad de que las familias de los niños fallecidos planteen una demanda al hospital y al Sedes, pero que hasta ahora no se ha dado esa figura. “Este caso nos debe servir para reflexionar sobre la importancia de tomar medidas. Si se hicieran controles periódicos y se mandaran cultivos y muestras de cada espacio, estaríamos atentos ante la primera señal”. Por su parte, el director municipal de salud, José René Paniagua, no cree que haya habido negligencia en este caso, aunque considera que pudo haber retraso a la hora de tomar medidas. Aseguró que la maternidad tiene suficiente material y equipos para una buena atención. </li></ul><ul><li>PROCEDIMIENTOS </li></ul><ul><ul><li>Lavado de manos cuando éstas se contaminan con sangre u otras secreciones corporales; al retirarse los guantes; y durante la atención entre paciente y paciente </li></ul></ul><ul><ul><li>Uso de guantes al contacto directo de sangre o secreciones </li></ul></ul><ul><ul><li>Para eliminar o disminuir la carga microbiana dentro de un hospital, el protocolo aconseja realizar: limpieza, descontaminación, desinfección y esterilización. </li></ul></ul><ul><ul><li>Las soluciones antisépticas recomendadas son los productos químicos, que eliminan microorganismos de la piel, actúan como desinfectantes y se deben usar después de limpiar la piel para asegurar su efectividad. También se aconseja el uso del jabón antiséptico. </li></ul></ul><ul><li>La bacteria </li></ul><ul><li>Tipo . Es del género Klebsiella neumonae y es agresiva. Ubicación . Puede estar en la vagina de la madre o en el tracto digestivo. El bebé al nacer, queda contaminado. Daño . Los niños infectados, de no ser atendidos en forma rápida, mueren en 24 horas. Ataca el hígado, riñón, cerebro y el sistema respiratorio, provocando neumonía. Transmisión . De una incubadora a otra, o por el personal de salud. </li></ul>Santa Cruz de la Sierra - Bolivia, Sábado 14, Agosto de 2004
  6. 12. < Anterior -  ^Arriba Portada | Internacional | Nacional | Santa Cruz   | Economía | Deportes | Sociales | Escenas Editorial |  Opinión | Contactarse | Staff © Copyright 2004, El Deber. Todos los derechos reservados. < Anterior -  ^Arriba Portada | Internacional | Nacional | Santa Cruz   | Economía | Deportes | Sociales | Escenas Editorial |  Opinión | Contactarse | Staff © Copyright 2004, El Deber. Todos los derechos reservados. Tragedia. Dos niños infectados con la bacteria Klebsiella no están fuera de peligro. Ya son nueve los fallecidos.                                                                                                  • STAFF   • COMENTARIOS   • CONTACTARSE    Portada                  Santa Cruz              Seguridad              Nacional                Internacional           Economía              Deportes                Sociales                Escenas                Editorial                 Opinión                  Lectores                Clima               Club de Lectores Ediciones Anteriores Nuestra Red La Prensa Los Tiempos Correo del Sur                                               Santa Cruz de la Sierra - Bolivia, Sábado 14, Agosto de 2004                                                Ocho bebés mueren por infección hospitalaria CLAUSURADO. La doctora Beatriz Durán muestra la sala de Neonatología que fue desinfectada y cerrada hasta el lunes <ul><li>Beatriz Ávalos </li></ul><ul><li>MATERNIDAD. Una bacteria provocó los decesos. La Unidad de Neonatología fue desinfectada y permanecerá cerrada hasta este lunes. Diez prematuros fueron trasladados, pero sólo dos están en riesgo </li></ul><ul><li>Cada hospital tendrá que demostrar vigilancia estricta </li></ul><ul><li>Ocho bebés prematuros que se encontraban internados en el Servicio de Terapia Intensiva de la maternidad Percy Boland murieron entre el viernes 6 y el lunes 9 de agosto por una infección intrahospitalaria provocada por una bacteria. La directora del nosocomio, Beatriz Durán, confirmó el deceso de los niños ayer y aseguró que la situación ya está controlada. Explicó que una vez que se supo lo que estaba ocurriendo en dicha sala se tomaron muestras para hacer los estudios de cultivo. El martes, cuando salieron los resultados, se confirmó que la bacteria del género klebsiella había contaminado el lugar. Frente a esta situación, dijo que se decidió trasladar a todos los bebés que se encontraban internados allí y reportar el hecho al Servicio Departamental de Salud (Sedes). De los diez niños que estaban bajo observación hasta ayer, cuatro fueron dados de alta, pero hay otros seis que están en riesgo, aunque sólo dos revisten mayor gravedad porque son prematuros extremos. Todos están siendo tratados con antibióticos. “Permanecerán el tiempo que sea necesario en el hospital, pero no por la infección, sino porque necesitamos controlarlos hasta que mejore su patología que es la de prematuro y en algunos casos la malformación”, sostuvo. También se hizo una desinfección de alto nivel a toda la unidad de neonatología, la cual permanecerá cerrada hasta este lunes, día en que se tiene previsto trasladar a los nuevos recién nacidos, pues se cree que el ambiente ya no representará un peligro para éstos. “Hemos habilitado tres áreas provisionales para no tener problemas de contagio”, comentó. Según Durán, un recién nacido, que fue dado a luz en un centro hospitalario de un distrito -cuyo lugar aún no se conoce- fue el que llegó a la maternidad con la infección. El niño, que falleció el día viernes, fue la primera víctima, luego le sucedieron los otros siete bebés, algunos de los cuales estaban con respiración asistida porque habían nacido después de sólo 5 y 6 meses de gestación en el vientre materno. Dijo que la población no debe alarmarse, porque las infecciones intrahospitalarias se dan en todos los nosocomios del mundo. Sin embargo, autoridades del Sedes y de la Dirección Municipal de Salud consideran que debe realizarse un estudio para conocer las causas de lo sucedido y si el hospital reaccionó a tiempo al detectar el problema. La norma sanitaria indica que el personal de salud debe lavarse las manos y utilizar los materiales necesarios como, por ejemplo, guantes para atender a cada paciente. Sin embargo, Durán admitió que en la maternidad, por la gran cantidad de pacientes que hay, algunas veces no se cumplen esas normas. Además, existe un problema de hacinamiento en el lugar. “Ese día teníamos 40 niños, y eso vuelve ‘locas’ a las enfermeras. Ellas se lavan las manos, pero si uno de los niños sufre un paro, inmediatamente van y lo atienden y no siempre se acuerdan de lavarse las manos”, manifestó. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), debe haber una enfermera por cada tres niños; sin embargo, en la maternidad hay una titular para ocho cunas. </li></ul><ul><li>Creen que pudo haber descuido sanitario </li></ul><ul><li>Tras las primeras indagaciones del Sedes, la jefa de acreditación de hospitales, Dolly Montaño, dijo que la muerte de ocho neonatos a causa de una bacteria está siendo investigada y será motivo para una auditoría. Sin embargo, sostuvo que al parecer el personal de la maternidad habría bajado la guardia y omitido cuidados contemplados en los protocolos. “Dicen que la falta de personal pudo haber influido, pero está demostrado que si se cuidan las normas, como el simple lavado de manos, se puede evitar el 80% de las infecciones. Hemos escuchado cosas como que no les da tiempo para lavarse y eso es inadmisible, es falta de ética”, indicó. Dijo que existe la posibilidad de que las familias de los niños fallecidos planteen una demanda al hospital y al Sedes, pero que hasta ahora no se ha dado esa figura. “Este caso nos debe servir para reflexionar sobre la importancia de tomar medidas. Si se hicieran controles periódicos y se mandaran cultivos y muestras de cada espacio, estaríamos atentos ante la primera señal”. Por su parte, el director municipal de salud, José René Paniagua, no cree que haya habido negligencia en este caso, aunque considera que pudo haber retraso a la hora de tomar medidas. Aseguró que la maternidad tiene suficiente material y equipos para una buena atención. </li></ul><ul><li>PROCEDIMIENTOS </li></ul><ul><ul><li>Lavado de manos cuando éstas se contaminan con sangre u otras secreciones corporales; al retirarse los guantes; y durante la atención entre paciente y paciente </li></ul></ul><ul><ul><li>Uso de guantes al contacto directo de sangre o secreciones </li></ul></ul><ul><ul><li>Para eliminar o disminuir la carga microbiana dentro de un hospital, el protocolo aconseja realizar: limpieza, descontaminación, desinfección y esterilización. </li></ul></ul><ul><ul><li>Las soluciones antisépticas recomendadas son los productos químicos, que eliminan microorganismos de la piel, actúan como desinfectantes y se deben usar después de limpiar la piel para asegurar su efectividad. También se aconseja el uso del jabón antiséptico. </li></ul></ul><ul><li>La bacteria </li></ul><ul><li>Tipo . Es del género Klebsiella neumonae y es agresiva. Ubicación . Puede estar en la vagina de la madre o en el tracto digestivo. El bebé al nacer, queda contaminado. Daño . Los niños infectados, de no ser atendidos en forma rápida, mueren en 24 horas. Ataca el hígado, riñón, cerebro y el sistema respiratorio, provocando neumonía. Transmisión . De una incubadora a otra, o por el personal de salud. </li></ul>                                                                                                 • STAFF   • COMENTARIOS   • CONTACTARSE    Portada                  Santa Cruz              Seguridad              Nacional                Internacional           Economía              Deportes                Sociales                Escenas                Editorial                 Opinión                  Lectores                Clima               Club de Lectores Ediciones Anteriores Nuestra Red La Prensa Los Tiempos Correo del Sur                                               Santa Cruz de la Sierra - Bolivia, Sábado 14, Agosto de 2004                                                Ocho bebés mueren por infección hospitalaria CLAUSURADO. La doctora Beatriz Durán muestra la sala de Neonatología que fue desinfectada y cerrada hasta el lunes <ul><li>Beatriz Ávalos </li></ul><ul><li>MATERNIDAD. Una bacteria provocó los decesos. La Unidad de Neonatología fue desinfectada y permanecerá cerrada hasta este lunes. Diez prematuros fueron trasladados, pero sólo dos están en riesgo </li></ul><ul><li>Cada hospital tendrá que demostrar vigilancia estricta </li></ul><ul><li>Ocho bebés prematuros que se encontraban internados en el Servicio de Terapia Intensiva de la maternidad Percy Boland murieron entre el viernes 6 y el lunes 9 de agosto por una infección intrahospitalaria provocada por una bacteria. La directora del nosocomio, Beatriz Durán, confirmó el deceso de los niños ayer y aseguró que la situación ya está controlada. Explicó que una vez que se supo lo que estaba ocurriendo en dicha sala se tomaron muestras para hacer los estudios de cultivo. El martes, cuando salieron los resultados, se confirmó que la bacteria del género klebsiella había contaminado el lugar. Frente a esta situación, dijo que se decidió trasladar a todos los bebés que se encontraban internados allí y reportar el hecho al Servicio Departamental de Salud (Sedes). De los diez niños que estaban bajo observación hasta ayer, cuatro fueron dados de alta, pero hay otros seis que están en riesgo, aunque sólo dos revisten mayor gravedad porque son prematuros extremos. Todos están siendo tratados con antibióticos. “Permanecerán el tiempo que sea necesario en el hospital, pero no por la infección, sino porque necesitamos controlarlos hasta que mejore su patología que es la de prematuro y en algunos casos la malformación”, sostuvo. También se hizo una desinfección de alto nivel a toda la unidad de neonatología, la cual permanecerá cerrada hasta este lunes, día en que se tiene previsto trasladar a los nuevos recién nacidos, pues se cree que el ambiente ya no representará un peligro para éstos. “Hemos habilitado tres áreas provisionales para no tener problemas de contagio”, comentó. Según Durán, un recién nacido, que fue dado a luz en un centro hospitalario de un distrito -cuyo lugar aún no se conoce- fue el que llegó a la maternidad con la infección. El niño, que falleció el día viernes, fue la primera víctima, luego le sucedieron los otros siete bebés, algunos de los cuales estaban con respiración asistida porque habían nacido después de sólo 5 y 6 meses de gestación en el vientre materno. Dijo que la población no debe alarmarse, porque las infecciones intrahospitalarias se dan en todos los nosocomios del mundo. Sin embargo, autoridades del Sedes y de la Dirección Municipal de Salud consideran que debe realizarse un estudio para conocer las causas de lo sucedido y si el hospital reaccionó a tiempo al detectar el problema. La norma sanitaria indica que el personal de salud debe lavarse las manos y utilizar los materiales necesarios como, por ejemplo, guantes para atender a cada paciente. Sin embargo, Durán admitió que en la maternidad, por la gran cantidad de pacientes que hay, algunas veces no se cumplen esas normas. Además, existe un problema de hacinamiento en el lugar. “Ese día teníamos 40 niños, y eso vuelve ‘locas’ a las enfermeras. Ellas se lavan las manos, pero si uno de los niños sufre un paro, inmediatamente van y lo atienden y no siempre se acuerdan de lavarse las manos”, manifestó. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), debe haber una enfermera por cada tres niños; sin embargo, en la maternidad hay una titular para ocho cunas. </li></ul><ul><li>Creen que pudo haber descuido sanitario </li></ul><ul><li>Tras las primeras indagaciones del Sedes, la jefa de acreditación de hospitales, Dolly Montaño, dijo que la muerte de ocho neonatos a causa de una bacteria está siendo investigada y será motivo para una auditoría. Sin embargo, sostuvo que al parecer el personal de la maternidad habría bajado la guardia y omitido cuidados contemplados en los protocolos. “Dicen que la falta de personal pudo haber influido, pero está demostrado que si se cuidan las normas, como el simple lavado de manos, se puede evitar el 80% de las infecciones. Hemos escuchado cosas como que no les da tiempo para lavarse y eso es inadmisible, es falta de ética”, indicó. Dijo que existe la posibilidad de que las familias de los niños fallecidos planteen una demanda al hospital y al Sedes, pero que hasta ahora no se ha dado esa figura. “Este caso nos debe servir para reflexionar sobre la importancia de tomar medidas. Si se hicieran controles periódicos y se mandaran cultivos y muestras de cada espacio, estaríamos atentos ante la primera señal”. Por su parte, el director municipal de salud, José René Paniagua, no cree que haya habido negligencia en este caso, aunque considera que pudo haber retraso a la hora de tomar medidas. Aseguró que la maternidad tiene suficiente material y equipos para una buena atención. </li></ul><ul><li>PROCEDIMIENTOS </li></ul><ul><ul><li>Lavado de manos cuando éstas se contaminan con sangre u otras secreciones corporales; al retirarse los guantes; y durante la atención entre paciente y paciente </li></ul></ul><ul><ul><li>Uso de guantes al contacto directo de sangre o secreciones </li></ul></ul><ul><ul><li>Para eliminar o disminuir la carga microbiana dentro de un hospital, el protocolo aconseja realizar: limpieza, descontaminación, desinfección y esterilización. </li></ul></ul><ul><ul><li>Las soluciones antisépticas recomendadas son los productos químicos, que eliminan microorganismos de la piel, actúan como desinfectantes y se deben usar después de limpiar la piel para asegurar su efectividad. También se aconseja el uso del jabón antiséptico. </li></ul></ul><ul><li>La bacteria </li></ul><ul><li>Tipo . Es del género Klebsiella neumonae y es agresiva. Ubicación . Puede estar en la vagina de la madre o en el tracto digestivo. El bebé al nacer, queda contaminado. Daño . Los niños infectados, de no ser atendidos en forma rápida, mueren en 24 horas. Ataca el hígado, riñón, cerebro y el sistema respiratorio, provocando neumonía. Transmisión . De una incubadora a otra, o por el personal de salud. </li></ul>Santa Cruz de la Sierra - Bolivia, Domingo 15, Agosto de 2004
  7. 13. < Anterior -  ^Arriba Portada | Internacional | Nacional | Santa Cruz   | Economía | Deportes | Sociales | Escenas Editorial |  Opinión | Contactarse | Staff © Copyright 2004, El Deber. Todos los derechos reservados. < Anterior -  ^Arriba Portada | Internacional | Nacional | Santa Cruz   | Economía | Deportes | Sociales | Escenas Editorial |  Opinión | Contactarse | Staff © Copyright 2004, El Deber. Todos los derechos reservados. Suspenden a la directora de la Maternidad El Ministro de Salud, dispuso la suspención de la Directora de la Maternidad,                                                                                                  • STAFF   • COMENTARIOS   • CONTACTARSE    Portada                  Santa Cruz              Seguridad              Nacional                Internacional           Economía              Deportes                Sociales                Escenas                Editorial                 Opinión                  Lectores                Clima               Club de Lectores Ediciones Anteriores Nuestra Red La Prensa Los Tiempos Correo del Sur                                               Santa Cruz de la Sierra - Bolivia, Sábado 14, Agosto de 2004                                                Ocho bebés mueren por infección hospitalaria CLAUSURADO. La doctora Beatriz Durán muestra la sala de Neonatología que fue desinfectada y cerrada hasta el lunes <ul><li>Beatriz Ávalos </li></ul><ul><li>MATERNIDAD. Una bacteria provocó los decesos. La Unidad de Neonatología fue desinfectada y permanecerá cerrada hasta este lunes. Diez prematuros fueron trasladados, pero sólo dos están en riesgo </li></ul><ul><li>Cada hospital tendrá que demostrar vigilancia estricta </li></ul><ul><li>Ocho bebés prematuros que se encontraban internados en el Servicio de Terapia Intensiva de la maternidad Percy Boland murieron entre el viernes 6 y el lunes 9 de agosto por una infección intrahospitalaria provocada por una bacteria. La directora del nosocomio, Beatriz Durán, confirmó el deceso de los niños ayer y aseguró que la situación ya está controlada. Explicó que una vez que se supo lo que estaba ocurriendo en dicha sala se tomaron muestras para hacer los estudios de cultivo. El martes, cuando salieron los resultados, se confirmó que la bacteria del género klebsiella había contaminado el lugar. Frente a esta situación, dijo que se decidió trasladar a todos los bebés que se encontraban internados allí y reportar el hecho al Servicio Departamental de Salud (Sedes). De los diez niños que estaban bajo observación hasta ayer, cuatro fueron dados de alta, pero hay otros seis que están en riesgo, aunque sólo dos revisten mayor gravedad porque son prematuros extremos. Todos están siendo tratados con antibióticos. “Permanecerán el tiempo que sea necesario en el hospital, pero no por la infección, sino porque necesitamos controlarlos hasta que mejore su patología que es la de prematuro y en algunos casos la malformación”, sostuvo. También se hizo una desinfección de alto nivel a toda la unidad de neonatología, la cual permanecerá cerrada hasta este lunes, día en que se tiene previsto trasladar a los nuevos recién nacidos, pues se cree que el ambiente ya no representará un peligro para éstos. “Hemos habilitado tres áreas provisionales para no tener problemas de contagio”, comentó. Según Durán, un recién nacido, que fue dado a luz en un centro hospitalario de un distrito -cuyo lugar aún no se conoce- fue el que llegó a la maternidad con la infección. El niño, que falleció el día viernes, fue la primera víctima, luego le sucedieron los otros siete bebés, algunos de los cuales estaban con respiración asistida porque habían nacido después de sólo 5 y 6 meses de gestación en el vientre materno. Dijo que la población no debe alarmarse, porque las infecciones intrahospitalarias se dan en todos los nosocomios del mundo. Sin embargo, autoridades del Sedes y de la Dirección Municipal de Salud consideran que debe realizarse un estudio para conocer las causas de lo sucedido y si el hospital reaccionó a tiempo al detectar el problema. La norma sanitaria indica que el personal de salud debe lavarse las manos y utilizar los materiales necesarios como, por ejemplo, guantes para atender a cada paciente. Sin embargo, Durán admitió que en la maternidad, por la gran cantidad de pacientes que hay, algunas veces no se cumplen esas normas. Además, existe un problema de hacinamiento en el lugar. “Ese día teníamos 40 niños, y eso vuelve ‘locas’ a las enfermeras. Ellas se lavan las manos, pero si uno de los niños sufre un paro, inmediatamente van y lo atienden y no siempre se acuerdan de lavarse las manos”, manifestó. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), debe haber una enfermera por cada tres niños; sin embargo, en la maternidad hay una titular para ocho cunas. </li></ul><ul><li>Creen que pudo haber descuido sanitario </li></ul><ul><li>Tras las primeras indagaciones del Sedes, la jefa de acreditación de hospitales, Dolly Montaño, dijo que la muerte de ocho neonatos a causa de una bacteria está siendo investigada y será motivo para una auditoría. Sin embargo, sostuvo que al parecer el personal de la maternidad habría bajado la guardia y omitido cuidados contemplados en los protocolos. “Dicen que la falta de personal pudo haber influido, pero está demostrado que si se cuidan las normas, como el simple lavado de manos, se puede evitar el 80% de las infecciones. Hemos escuchado cosas como que no les da tiempo para lavarse y eso es inadmisible, es falta de ética”, indicó. Dijo que existe la posibilidad de que las familias de los niños fallecidos planteen una demanda al hospital y al Sedes, pero que hasta ahora no se ha dado esa figura. “Este caso nos debe servir para reflexionar sobre la importancia de tomar medidas. Si se hicieran controles periódicos y se mandaran cultivos y muestras de cada espacio, estaríamos atentos ante la primera señal”. Por su parte, el director municipal de salud, José René Paniagua, no cree que haya habido negligencia en este caso, aunque considera que pudo haber retraso a la hora de tomar medidas. Aseguró que la maternidad tiene suficiente material y equipos para una buena atención. </li></ul><ul><li>PROCEDIMIENTOS </li></ul><ul><ul><li>Lavado de manos cuando éstas se contaminan con sangre u otras secreciones corporales; al retirarse los guantes; y durante la atención entre paciente y paciente </li></ul></ul><ul><ul><li>Uso de guantes al contacto directo de sangre o secreciones </li></ul></ul><ul><ul><li>Para eliminar o disminuir la carga microbiana dentro de un hospital, el protocolo aconseja realizar: limpieza, descontaminación, desinfección y esterilización. </li></ul></ul><ul><ul><li>Las soluciones antisépticas recomendadas son los productos químicos, que eliminan microorganismos de la piel, actúan como desinfectantes y se deben usar después de limpiar la piel para asegurar su efectividad. También se aconseja el uso del jabón antiséptico. </li></ul></ul><ul><li>La bacteria </li></ul><ul><li>Tipo . Es del género Klebsiella neumonae y es agresiva. Ubicación . Puede estar en la vagina de la madre o en el tracto digestivo. El bebé al nacer, queda contaminado. Daño . Los niños infectados, de no ser atendidos en forma rápida, mueren en 24 horas. Ataca el hígado, riñón, cerebro y el sistema respiratorio, provocando neumonía. Transmisión . De una incubadora a otra, o por el personal de salud. </li></ul>                                                                                                 • STAFF   • COMENTARIOS   • CONTACTARSE    Portada                  Santa Cruz              Seguridad              Nacional                Internacional           Economía              Deportes                Sociales                Escenas                Editorial                 Opinión                  Lectores                Clima               Club de Lectores Ediciones Anteriores Nuestra Red La Prensa Los Tiempos Correo del Sur                                               Santa Cruz de la Sierra - Bolivia, Sábado 14, Agosto de 2004                                                Ocho bebés mueren por infección hospitalaria CLAUSURADO. La doctora Beatriz Durán muestra la sala de Neonatología que fue desinfectada y cerrada hasta el lunes <ul><li>Beatriz Ávalos </li></ul><ul><li>MATERNIDAD. Una bacteria provocó los decesos. La Unidad de Neonatología fue desinfectada y permanecerá cerrada hasta este lunes. Diez prematuros fueron trasladados, pero sólo dos están en riesgo </li></ul><ul><li>Cada hospital tendrá que demostrar vigilancia estricta </li></ul><ul><li>Ocho bebés prematuros que se encontraban internados en el Servicio de Terapia Intensiva de la maternidad Percy Boland murieron entre el viernes 6 y el lunes 9 de agosto por una infección intrahospitalaria provocada por una bacteria. La directora del nosocomio, Beatriz Durán, confirmó el deceso de los niños ayer y aseguró que la situación ya está controlada. Explicó que una vez que se supo lo que estaba ocurriendo en dicha sala se tomaron muestras para hacer los estudios de cultivo. El martes, cuando salieron los resultados, se confirmó que la bacteria del género klebsiella había contaminado el lugar. Frente a esta situación, dijo que se decidió trasladar a todos los bebés que se encontraban internados allí y reportar el hecho al Servicio Departamental de Salud (Sedes). De los diez niños que estaban bajo observación hasta ayer, cuatro fueron dados de alta, pero hay otros seis que están en riesgo, aunque sólo dos revisten mayor gravedad porque son prematuros extremos. Todos están siendo tratados con antibióticos. “Permanecerán el tiempo que sea necesario en el hospital, pero no por la infección, sino porque necesitamos controlarlos hasta que mejore su patología que es la de prematuro y en algunos casos la malformación”, sostuvo. También se hizo una desinfección de alto nivel a toda la unidad de neonatología, la cual permanecerá cerrada hasta este lunes, día en que se tiene previsto trasladar a los nuevos recién nacidos, pues se cree que el ambiente ya no representará un peligro para éstos. “Hemos habilitado tres áreas provisionales para no tener problemas de contagio”, comentó. Según Durán, un recién nacido, que fue dado a luz en un centro hospitalario de un distrito -cuyo lugar aún no se conoce- fue el que llegó a la maternidad con la infección. El niño, que falleció el día viernes, fue la primera víctima, luego le sucedieron los otros siete bebés, algunos de los cuales estaban con respiración asistida porque habían nacido después de sólo 5 y 6 meses de gestación en el vientre materno. Dijo que la población no debe alarmarse, porque las infecciones intrahospitalarias se dan en todos los nosocomios del mundo. Sin embargo, autoridades del Sedes y de la Dirección Municipal de Salud consideran que debe realizarse un estudio para conocer las causas de lo sucedido y si el hospital reaccionó a tiempo al detectar el problema. La norma sanitaria indica que el personal de salud debe lavarse las manos y utilizar los materiales necesarios como, por ejemplo, guantes para atender a cada paciente. Sin embargo, Durán admitió que en la maternidad, por la gran cantidad de pacientes que hay, algunas veces no se cumplen esas normas. Además, existe un problema de hacinamiento en el lugar. “Ese día teníamos 40 niños, y eso vuelve ‘locas’ a las enfermeras. Ellas se lavan las manos, pero si uno de los niños sufre un paro, inmediatamente van y lo atienden y no siempre se acuerdan de lavarse las manos”, manifestó. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), debe haber una enfermera por cada tres niños; sin embargo, en la maternidad hay una titular para ocho cunas. </li></ul><ul><li>Creen que pudo haber descuido sanitario </li></ul><ul><li>Tras las primeras indagaciones del Sedes, la jefa de acreditación de hospitales, Dolly Montaño, dijo que la muerte de ocho neonatos a causa de una bacteria está siendo investigada y será motivo para una auditoría. Sin embargo, sostuvo que al parecer el personal de la maternidad habría bajado la guardia y omitido cuidados contemplados en los protocolos. “Dicen que la falta de personal pudo haber influido, pero está demostrado que si se cuidan las normas, como el simple lavado de manos, se puede evitar el 80% de las infecciones. Hemos escuchado cosas como que no les da tiempo para lavarse y eso es inadmisible, es falta de ética”, indicó. Dijo que existe la posibilidad de que las familias de los niños fallecidos planteen una demanda al hospital y al Sedes, pero que hasta ahora no se ha dado esa figura. “Este caso nos debe servir para reflexionar sobre la importancia de tomar medidas. Si se hicieran controles periódicos y se mandaran cultivos y muestras de cada espacio, estaríamos atentos ante la primera señal”. Por su parte, el director municipal de salud, José René Paniagua, no cree que haya habido negligencia en este caso, aunque considera que pudo haber retraso a la hora de tomar medidas. Aseguró que la maternidad tiene suficiente material y equipos para una buena atención. </li></ul><ul><li>PROCEDIMIENTOS </li></ul><ul><ul><li>Lavado de manos cuando éstas se contaminan con sangre u otras secreciones corporales; al retirarse los guantes; y durante la atención entre paciente y paciente </li></ul></ul><ul><ul><li>Uso de guantes al contacto directo de sangre o secreciones </li></ul></ul><ul><ul><li>Para eliminar o disminuir la carga microbiana dentro de un hospital, el protocolo aconseja realizar: limpieza, descontaminación, desinfección y esterilización. </li></ul></ul><ul><ul><li>Las soluciones antisépticas recomendadas son los productos químicos, que eliminan microorganismos de la piel, actúan como desinfectantes y se deben usar después de limpiar la piel para asegurar su efectividad. También se aconseja el uso del jabón antiséptico. </li></ul></ul><ul><li>La bacteria </li></ul><ul><li>Tipo . Es del género Klebsiella neumonae y es agresiva. Ubicación . Puede estar en la vagina de la madre o en el tracto digestivo. El bebé al nacer, queda contaminado. Daño . Los niños infectados, de no ser atendidos en forma rápida, mueren en 24 horas. Ataca el hígado, riñón, cerebro y el sistema respiratorio, provocando neumonía. Transmisión . De una incubadora a otra, o por el personal de salud. </li></ul>Santa Cruz de la Sierra - Bolivia, Lunes 16, Agosto de 2004
  8. 14. < Anterior -  ^Arriba Portada | Internacional | Nacional | Santa Cruz   | Economía | Deportes | Sociales | Escenas Editorial |  Opinión | Contactarse | Staff © Copyright 2004, El Deber. Todos los derechos reservados. < Anterior -  ^Arriba Portada | Internacional | Nacional | Santa Cruz   | Economía | Deportes | Sociales | Escenas Editorial |  Opinión | Contactarse | Staff © Copyright 2004, El Deber. Todos los derechos reservados. Fiscal investiga deceso de bebés en la maternidad SEPULTADOS. Dos de los 9 neonatos fallecidos fueron enterrados ayer                                                                                                  • STAFF   • COMENTARIOS   • CONTACTARSE    Portada                  Santa Cruz              Seguridad              Nacional                Internacional           Economía              Deportes                Sociales                Escenas                Editorial                 Opinión                  Lectores                Clima               Club de Lectores Ediciones Anteriores Nuestra Red La Prensa Los Tiempos Correo del Sur                                               Santa Cruz de la Sierra - Bolivia, Sábado 14, Agosto de 2004                                                Ocho bebés mueren por infección hospitalaria CLAUSURADO. La doctora Beatriz Durán muestra la sala de Neonatología que fue desinfectada y cerrada hasta el lunes <ul><li>Beatriz Ávalos </li></ul><ul><li>MATERNIDAD. Una bacteria provocó los decesos. La Unidad de Neonatología fue desinfectada y permanecerá cerrada hasta este lunes. Diez prematuros fueron trasladados, pero sólo dos están en riesgo </li></ul><ul><li>Cada hospital tendrá que demostrar vigilancia estricta </li></ul><ul><li>Ocho bebés prematuros que se encontraban internados en el Servicio de Terapia Intensiva de la maternidad Percy Boland murieron entre el viernes 6 y el lunes 9 de agosto por una infección intrahospitalaria provocada por una bacteria. La directora del nosocomio, Beatriz Durán, confirmó el deceso de los niños ayer y aseguró que la situación ya está controlada. Explicó que una vez que se supo lo que estaba ocurriendo en dicha sala se tomaron muestras para hacer los estudios de cultivo. El martes, cuando salieron los resultados, se confirmó que la bacteria del género klebsiella había contaminado el lugar. Frente a esta situación, dijo que se decidió trasladar a todos los bebés que se encontraban internados allí y reportar el hecho al Servicio Departamental de Salud (Sedes). De los diez niños que estaban bajo observación hasta ayer, cuatro fueron dados de alta, pero hay otros seis que están en riesgo, aunque sólo dos revisten mayor gravedad porque son prematuros extremos. Todos están siendo tratados con antibióticos. “Permanecerán el tiempo que sea necesario en el hospital, pero no por la infección, sino porque necesitamos controlarlos hasta que mejore su patología que es la de prematuro y en algunos casos la malformación”, sostuvo. También se hizo una desinfección de alto nivel a toda la unidad de neonatología, la cual permanecerá cerrada hasta este lunes, día en que se tiene previsto trasladar a los nuevos recién nacidos, pues se cree que el ambiente ya no representará un peligro para éstos. “Hemos habilitado tres áreas provisionales para no tener problemas de contagio”, comentó. Según Durán, un recién nacido, que fue dado a luz en un centro hospitalario de un distrito -cuyo lugar aún no se conoce- fue el que llegó a la maternidad con la infección. El niño, que falleció el día viernes, fue la primera víctima, luego le sucedieron los otros siete bebés, algunos de los cuales estaban con respiración asistida porque habían nacido después de sólo 5 y 6 meses de gestación en el vientre materno. Dijo que la población no debe alarmarse, porque las infecciones intrahospitalarias se dan en todos los nosocomios del mundo. Sin embargo, autoridades del Sedes y de la Dirección Municipal de Salud consideran que debe realizarse un estudio para conocer las causas de lo sucedido y si el hospital reaccionó a tiempo al detectar el problema. La norma sanitaria indica que el personal de salud debe lavarse las manos y utilizar los materiales necesarios como, por ejemplo, guantes para atender a cada paciente. Sin embargo, Durán admitió que en la maternidad, por la gran cantidad de pacientes que hay, algunas veces no se cumplen esas normas. Además, existe un problema de hacinamiento en el lugar. “Ese día teníamos 40 niños, y eso vuelve ‘locas’ a las enfermeras. Ellas se lavan las manos, pero si uno de los niños sufre un paro, inmediatamente van y lo atienden y no siempre se acuerdan de lavarse las manos”, manifestó. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), debe haber una enfermera por cada tres niños; sin embargo, en la maternidad hay una titular para ocho cunas. </li></ul><ul><li>Creen que pudo haber descuido sanitario </li></ul><ul><li>Tras las primeras indagaciones del Sedes, la jefa de acreditación de hospitales, Dolly Montaño, dijo que la muerte de ocho neonatos a causa de una bacteria está siendo investigada y será motivo para una auditoría. Sin embargo, sostuvo que al parecer el personal de la maternidad habría bajado la guardia y omitido cuidados contemplados en los protocolos. “Dicen que la falta de personal pudo haber influido, pero está demostrado que si se cuidan las normas, como el simple lavado de manos, se puede evitar el 80% de las infecciones. Hemos escuchado cosas como que no les da tiempo para lavarse y eso es inadmisible, es falta de ética”, indicó. Dijo que existe la posibilidad de que las familias de los niños fallecidos planteen una demanda al hospital y al Sedes, pero que hasta ahora no se ha dado esa figura. “Este caso nos debe servir para reflexionar sobre la importancia de tomar medidas. Si se hicieran controles periódicos y se mandaran cultivos y muestras de cada espacio, estaríamos atentos ante la primera señal”. Por su parte, el director municipal de salud, José René Paniagua, no cree que haya habido negligencia en este caso, aunque considera que pudo haber retraso a la hora de tomar medidas. Aseguró que la maternidad tiene suficiente material y equipos para una buena atención. </li></ul><ul><li>PROCEDIMIENTOS </li></ul><ul><ul><li>Lavado de manos cuando éstas se contaminan con sangre u otras secreciones corporales; al retirarse los guantes; y durante la atención entre paciente y paciente </li></ul></ul><ul><ul><li>Uso de guantes al contacto directo de sangre o secreciones </li></ul></ul><ul><ul><li>Para eliminar o disminuir la carga microbiana dentro de un hospital, el protocolo aconseja realizar: limpieza, descontaminación, desinfección y esterilización. </li></ul></ul><ul><ul><li>Las soluciones antisépticas recomendadas son los productos químicos, que eliminan microorganismos de la piel, actúan como desinfectantes y se deben usar después de limpiar la piel para asegurar su efectividad. También se aconseja el uso del jabón antiséptico. </li></ul></ul><ul><li>La bacteria </li></ul><ul><li>Tipo . Es del género Klebsiella neumonae y es agresiva. Ubicación . Puede estar en la vagina de la madre o en el tracto digestivo. El bebé al nacer, queda contaminado. Daño . Los niños infectados, de no ser atendidos en forma rápida, mueren en 24 horas. Ataca el hígado, riñón, cerebro y el sistema respiratorio, provocando neumonía. Transmisión . De una incubadora a otra, o por el personal de salud. </li></ul>                                                                                                 • STAFF   • COMENTARIOS   • CONTACTARSE    Portada                  Santa Cruz              Seguridad              Nacional                Internacional           Economía              Deportes                Sociales                Escenas                Editorial                 Opinión                  Lectores                Clima               Club de Lectores Ediciones Anteriores Nuestra Red La Prensa Los Tiempos Correo del Sur                                               Santa Cruz de la Sierra - Bolivia, Sábado 14, Agosto de 2004                                                Ocho bebés mueren por infección hospitalaria CLAUSURADO. La doctora Beatriz Durán muestra la sala de Neonatología que fue desinfectada y cerrada hasta el lunes <ul><li>Beatriz Ávalos </li></ul><ul><li>MATERNIDAD. Una bacteria provocó los decesos. La Unidad de Neonatología fue desinfectada y permanecerá cerrada hasta este lunes. Diez prematuros fueron trasladados, pero sólo dos están en riesgo </li></ul><ul><li>Cada hospital tendrá que demostrar vigilancia estricta </li></ul><ul><li>Ocho bebés prematuros que se encontraban internados en el Servicio de Terapia Intensiva de la maternidad Percy Boland murieron entre el viernes 6 y el lunes 9 de agosto por una infección intrahospitalaria provocada por una bacteria. La directora del nosocomio, Beatriz Durán, confirmó el deceso de los niños ayer y aseguró que la situación ya está controlada. Explicó que una vez que se supo lo que estaba ocurriendo en dicha sala se tomaron muestras para hacer los estudios de cultivo. El martes, cuando salieron los resultados, se confirmó que la bacteria del género klebsiella había contaminado el lugar. Frente a esta situación, dijo que se decidió trasladar a todos los bebés que se encontraban internados allí y reportar el hecho al Servicio Departamental de Salud (Sedes). De los diez niños que estaban bajo observación hasta ayer, cuatro fueron dados de alta, pero hay otros seis que están en riesgo, aunque sólo dos revisten mayor gravedad porque son prematuros extremos. Todos están siendo tratados con antibióticos. “Permanecerán el tiempo que sea necesario en el hospital, pero no por la infección, sino porque necesitamos controlarlos hasta que mejore su patología que es la de prematuro y en algunos casos la malformación”, sostuvo. También se hizo una desinfección de alto nivel a toda la unidad de neonatología, la cual permanecerá cerrada hasta este lunes, día en que se tiene previsto trasladar a los nuevos recién nacidos, pues se cree que el ambiente ya no representará un peligro para éstos. “Hemos habilitado tres áreas provisionales para no tener problemas de contagio”, comentó. Según Durán, un recién nacido, que fue dado a luz en un centro hospitalario de un distrito -cuyo lugar aún no se conoce- fue el que llegó a la maternidad con la infección. El niño, que falleció el día viernes, fue la primera víctima, luego le sucedieron los otros siete bebés, algunos de los cuales estaban con respiración asistida porque habían nacido después de sólo 5 y 6 meses de gestación en el vientre materno. Dijo que la población no debe alarmarse, porque las infecciones intrahospitalarias se dan en todos los nosocomios del mundo. Sin embargo, autoridades del Sedes y de la Dirección Municipal de Salud consideran que debe realizarse un estudio para conocer las causas de lo sucedido y si el hospital reaccionó a tiempo al detectar el problema. La norma sanitaria indica que el personal de salud debe lavarse las manos y utilizar los materiales necesarios como, por ejemplo, guantes para atender a cada paciente. Sin embargo, Durán admitió que en la maternidad, por la gran cantidad de pacientes que hay, algunas veces no se cumplen esas normas. Además, existe un problema de hacinamiento en el lugar. “Ese día teníamos 40 niños, y eso vuelve ‘locas’ a las enfermeras. Ellas se lavan las manos, pero si uno de los niños sufre un paro, inmediatamente van y lo atienden y no siempre se acuerdan de lavarse las manos”, manifestó. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), debe haber una enfermera por cada tres niños; sin embargo, en la maternidad hay una titular para ocho cunas. </li></ul><ul><li>Creen que pudo haber descuido sanitario </li></ul><ul><li>Tras las primeras indagaciones del Sedes, la jefa de acreditación de hospitales, Dolly Montaño, dijo que la muerte de ocho neonatos a causa de una bacteria está siendo investigada y será motivo para una auditoría. Sin embargo, sostuvo que al parecer el personal de la maternidad habría bajado la guardia y omitido cuidados contemplados en los protocolos. “Dicen que la falta de personal pudo haber influido, pero está demostrado que si se cuidan las normas, como el simple lavado de manos, se puede evitar el 80% de las infecciones. Hemos escuchado cosas como que no les da tiempo para lavarse y eso es inadmisible, es falta de ética”, indicó. Dijo que existe la posibilidad de que las familias de los niños fallecidos planteen una demanda al hospital y al Sedes, pero que hasta ahora no se ha dado esa figura. “Este caso nos debe servir para reflexionar sobre la importancia de tomar medidas. Si se hicieran controles periódicos y se mandaran cultivos y muestras de cada espacio, estaríamos atentos ante la primera señal”. Por su parte, el director municipal de salud, José René Paniagua, no cree que haya habido negligencia en este caso, aunque considera que pudo haber retraso a la hora de tomar medidas. Aseguró que la maternidad tiene suficiente material y equipos para una buena atención. </li></ul><ul><li>PROCEDIMIENTOS </li></ul><ul><ul><li>Lavado de manos cuando éstas se contaminan con sangre u otras secreciones corporales; al retirarse los guantes; y durante la atención entre paciente y paciente </li></ul></ul><ul><ul><li>Uso de guantes al contacto directo de sangre o secreciones </li></ul></ul><ul><ul><li>Para eliminar o disminuir la carga microbiana dentro de un hospital, el protocolo aconseja realizar: limpieza, descontaminación, desinfección y esterilización. </li></ul></ul><ul><ul><li>Las soluciones antisépticas recomendadas son los productos químicos, que eliminan microorganismos de la piel, actúan como desinfectantes y se deben usar después de limpiar la piel para asegurar su efectividad. También se aconseja el uso del jabón antiséptico. </li></ul></ul><ul><li>La bacteria </li></ul><ul><li>Tipo . Es del género Klebsiella neumonae y es agresiva. Ubicación . Puede estar en la vagina de la madre o en el tracto digestivo. El bebé al nacer, queda contaminado. Daño . Los niños infectados, de no ser atendidos en forma rápida, mueren en 24 horas. Ataca el hígado, riñón, cerebro y el sistema respiratorio, provocando neumonía. Transmisión . De una incubadora a otra, o por el personal de salud. </li></ul>Santa Cruz de la Sierra - Bolivia, Miercoles 18, Agosto de 2004
  9. 15. < Anterior -  ^Arriba Portada | Internacional | Nacional | Santa Cruz   | Economía | Deportes | Sociales | Escenas Editorial |  Opinión | Contactarse | Staff © Copyright 2004, El Deber. Todos los derechos reservados. < Anterior -  ^Arriba Portada | Internacional | Nacional | Santa Cruz   | Economía | Deportes | Sociales | Escenas Editorial |  Opinión | Contactarse | Staff © Copyright 2004, El Deber. Todos los derechos reservados. La falta de ítems y equipos no será excusa válida Reclamo. Un grupo de trabajadoras de la Maternidad bloqueó la calle en señal de protesta                                                                                                  • STAFF   • COMENTARIOS   • CONTACTARSE    Portada                  Santa Cruz              Seguridad              Nacional                Internacional           Economía              Deportes                Sociales                Escenas                Editorial                 Opinión                  Lectores                Clima               Club de Lectores Ediciones Anteriores Nuestra Red La Prensa Los Tiempos Correo del Sur                                               Santa Cruz de la Sierra - Bolivia, Sábado 14, Agosto de 2004                                                Ocho bebés mueren por infección hospitalaria CLAUSURADO. La doctora Beatriz Durán muestra la sala de Neonatología que fue desinfectada y cerrada hasta el lunes <ul><li>Beatriz Ávalos </li></ul><ul><li>MATERNIDAD. Una bacteria provocó los decesos. La Unidad de Neonatología fue desinfectada y permanecerá cerrada hasta este lunes. Diez prematuros fueron trasladados, pero sólo dos están en riesgo </li></ul><ul><li>Cada hospital tendrá que demostrar vigilancia estricta </li></ul><ul><li>Ocho bebés prematuros que se encontraban internados en el Servicio de Terapia Intensiva de la maternidad Percy Boland murieron entre el viernes 6 y el lunes 9 de agosto por una infección intrahospitalaria provocada por una bacteria. La directora del nosocomio, Beatriz Durán, confirmó el deceso de los niños ayer y aseguró que la situación ya está controlada. Explicó que una vez que se supo lo que estaba ocurriendo en dicha sala se tomaron muestras para hacer los estudios de cultivo. El martes, cuando salieron los resultados, se confirmó que la bacteria del género klebsiella había contaminado el lugar. Frente a esta situación, dijo que se decidió trasladar a todos los bebés que se encontraban internados allí y reportar el hecho al Servicio Departamental de Salud (Sedes). De los diez niños que estaban bajo observación hasta ayer, cuatro fueron dados de alta, pero hay otros seis que están en riesgo, aunque sólo dos revisten mayor gravedad porque son prematuros extremos. Todos están siendo tratados con antibióticos. “Permanecerán el tiempo que sea necesario en el hospital, pero no por la infección, sino porque necesitamos controlarlos hasta que mejore su patología que es la de prematuro y en algunos casos la malformación”, sostuvo. También se hizo una desinfección de alto nivel a toda la unidad de neonatología, la cual permanecerá cerrada hasta este lunes, día en que se tiene previsto trasladar a los nuevos recién nacidos, pues se cree que el ambiente ya no representará un peligro para éstos. “Hemos habilitado tres áreas provisionales para no tener problemas de contagio”, comentó. Según Durán, un recién nacido, que fue dado a luz en un centro hospitalario de un distrito -cuyo lugar aún no se conoce- fue el que llegó a la maternidad con la infección. El niño, que falleció el día viernes, fue la primera víctima, luego le sucedieron los otros siete bebés, algunos de los cuales estaban con respiración asistida porque habían nacido después de sólo 5 y 6 meses de gestación en el vientre materno. Dijo que la población no debe alarmarse, porque las infecciones intrahospitalarias se dan en todos los nosocomios del mundo. Sin embargo, autoridades del Sedes y de la Dirección Municipal de Salud consideran que debe realizarse un estudio para conocer las causas de lo sucedido y si el hospital reaccionó a tiempo al detectar el problema. La norma sanitaria indica que el personal de salud debe lavarse las manos y utilizar los materiales necesarios como, por ejemplo, guantes para atender a cada paciente. Sin embargo, Durán admitió que en la maternidad, por la gran cantidad de pacientes que hay, algunas veces no se cumplen esas normas. Además, existe un problema de hacinamiento en el lugar. “Ese día teníamos 40 niños, y eso vuelve ‘locas’ a las enfermeras. Ellas se lavan las manos, pero si uno de los niños sufre un paro, inmediatamente van y lo atienden y no siempre se acuerdan de lavarse las manos”, manifestó. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), debe haber una enfermera por cada tres niños; sin embargo, en la maternidad hay una titular para ocho cunas. </li></ul><ul><li>Creen que pudo haber descuido sanitario </li></ul><ul><li>Tras las primeras indagaciones del Sedes, la jefa de acreditación de hospitales, Dolly Montaño, dijo que la muerte de ocho neonatos a causa de una bacteria está siendo investigada y será motivo para una auditoría. Sin embargo, sostuvo que al parecer el personal de la maternidad habría bajado la guardia y omitido cuidados contemplados en los protocolos. “Dicen que la falta de personal pudo haber influido, pero está demostrado que si se cuidan las normas, como el simple lavado de manos, se puede evitar el 80% de las infecciones. Hemos escuchado cosas como que no les da tiempo para lavarse y eso es inadmisible, es falta de ética”, indicó. Dijo que existe la posibilidad de que las familias de los niños fallecidos planteen una demanda al hospital y al Sedes, pero que hasta ahora no se ha dado esa figura. “Este caso nos debe servir para reflexionar sobre la importancia de tomar medidas. Si se hicieran controles periódicos y se mandaran cultivos y muestras de cada espacio, estaríamos atentos ante la primera señal”. Por su parte, el director municipal de salud, José René Paniagua, no cree que haya habido negligencia en este caso, aunque considera que pudo haber retraso a la hora de tomar medidas. Aseguró que la maternidad tiene suficiente material y equipos para una buena atención. </li></ul><ul><li>PROCEDIMIENTOS </li></ul><ul><ul><li>Lavado de manos cuando éstas se contaminan con sangre u otras secreciones corporales; al retirarse los guantes; y durante la atención entre paciente y paciente </li></ul></ul><ul><ul><li>Uso de guantes al contacto directo de sangre o secreciones </li></ul></ul><ul><ul><li>Para eliminar o disminuir la carga microbiana dentro de un hospital, el protocolo aconseja realizar: limpieza, descontaminación, desinfección y esterilización. </li></ul></ul><ul><ul><li>Las soluciones antisépticas recomendadas son los productos químicos, que eliminan microorganismos de la piel, actúan como desinfectantes y se deben usar después de limpiar la piel para asegurar su efectividad. También se aconseja el uso del jabón antiséptico. </li></ul></ul><ul><li>La bacteria </li></ul><ul><li>Tipo . Es del género Klebsiella neumonae y es agresiva. Ubicación . Puede estar en la vagina de la madre o en el tracto digestivo. El bebé al nacer, queda contaminado. Daño . Los niños infectados, de no ser atendidos en forma rápida, mueren en 24 horas. Ataca el hígado, riñón, cerebro y el sistema respiratorio, provocando neumonía. Transmisión . De una incubadora a otra, o por el personal de salud. </li></ul>                                                                                                 • STAFF   • COMENTARIOS   • CONTACTARSE    Portada                  Santa Cruz              Seguridad              Nacional                Internacional           Economía              Deportes                Sociales                Escenas                Editorial                 Opinión                  Lectores                Clima               Club de Lectores Ediciones Anteriores Nuestra Red La Prensa Los Tiempos Correo del Sur                                               Santa Cruz de la Sierra - Bolivia, Sábado 14, Agosto de 2004                                                Ocho bebés mueren por infección hospitalaria CLAUSURADO. La doctora Beatriz Durán muestra la sala de Neonatología que fue desinfectada y cerrada hasta el lunes <ul><li>Beatriz Ávalos </li></ul><ul><li>MATERNIDAD. Una bacteria provocó los decesos. La Unidad de Neonatología fue desinfectada y permanecerá cerrada hasta este lunes. Diez prematuros fueron trasladados, pero sólo dos están en riesgo </li></ul><ul><li>Cada hospital tendrá que demostrar vigilancia estricta </li></ul><ul><li>Ocho bebés prematuros que se encontraban internados en el Servicio de Terapia Intensiva de la maternidad Percy Boland murieron entre el viernes 6 y el lunes 9 de agosto por una infección intrahospitalaria provocada por una bacteria. La directora del nosocomio, Beatriz Durán, confirmó el deceso de los niños ayer y aseguró que la situación ya está controlada. Explicó que una vez que se supo lo que estaba ocurriendo en dicha sala se tomaron muestras para hacer los estudios de cultivo. El martes, cuando salieron los resultados, se confirmó que la bacteria del género klebsiella había contaminado el lugar. Frente a esta situación, dijo que se decidió trasladar a todos los bebés que se encontraban internados allí y reportar el hecho al Servicio Departamental de Salud (Sedes). De los diez niños que estaban bajo observación hasta ayer, cuatro fueron dados de alta, pero hay otros seis que están en riesgo, aunque sólo dos revisten mayor gravedad porque son prematuros extremos. Todos están siendo tratados con antibióticos. “Permanecerán el tiempo que sea necesario en el hospital, pero no por la infección, sino porque necesitamos controlarlos hasta que mejore su patología que es la de prematuro y en algunos casos la malformación”, sostuvo. También se hizo una desinfección de alto nivel a toda la unidad de neonatología, la cual permanecerá cerrada hasta este lunes, día en que se tiene previsto trasladar a los nuevos recién nacidos, pues se cree que el ambiente ya no representará un peligro para éstos. “Hemos habilitado tres áreas provisionales para no tener problemas de contagio”, comentó. Según Durán, un recién nacido, que fue dado a luz en un centro hospitalario de un distrito -cuyo lugar aún no se conoce- fue el que llegó a la maternidad con la infección. El niño, que falleció el día viernes, fue la primera víctima, luego le sucedieron los otros siete bebés, algunos de los cuales estaban con respiración asistida porque habían nacido después de sólo 5 y 6 meses de gestación en el vientre materno. Dijo que la población no debe alarmarse, porque las infecciones intrahospitalarias se dan en todos los nosocomios del mundo. Sin embargo, autoridades del Sedes y de la Dirección Municipal de Salud consideran que debe realizarse un estudio para conocer las causas de lo sucedido y si el hospital reaccionó a tiempo al detectar el problema. La norma sanitaria indica que el personal de salud debe lavarse las manos y utilizar los materiales necesarios como, por ejemplo, guantes para atender a cada paciente. Sin embargo, Durán admitió que en la maternidad, por la gran cantidad de pacientes que hay, algunas veces no se cumplen esas normas. Además, existe un problema de hacinamiento en el lugar. “Ese día teníamos 40 niños, y eso vuelve ‘locas’ a las enfermeras. Ellas se lavan las manos, pero si uno de los niños sufre un paro, inmediatamente van y lo atienden y no siempre se acuerdan de lavarse las manos”, manifestó. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), debe haber una enfermera por cada tres niños; sin embargo, en la maternidad hay una titular para ocho cunas. </li></ul><ul><li>Creen que pudo haber descuido sanitario </li></ul><ul><li>Tras las primeras indagaciones del Sedes, la jefa de acreditación de hospitales, Dolly Montaño, dijo que la muerte de ocho neonatos a causa de una bacteria está siendo investigada y será motivo para una auditoría. Sin embargo, sostuvo que al parecer el personal de la maternidad habría bajado la guardia y omitido cuidados contemplados en los protocolos. “Dicen que la falta de personal pudo haber influido, pero está demostrado que si se cuidan las normas, como el simple lavado de manos, se puede evitar el 80% de las infecciones. Hemos escuchado cosas como que no les da tiempo para lavarse y eso es inadmisible, es falta de ética”, indicó. Dijo que existe la posibilidad de que las familias de los niños fallecidos planteen una demanda al hospital y al Sedes, pero que hasta ahora no se ha dado esa figura. “Este caso nos debe servir para reflexionar sobre la importancia de tomar medidas. Si se hicieran controles periódicos y se mandaran cultivos y muestras de cada espacio, estaríamos atentos ante la primera señal”. Por su parte, el director municipal de salud, José René Paniagua, no cree que haya habido negligencia en este caso, aunque considera que pudo haber retraso a la hora de tomar medidas. Aseguró que la maternidad tiene suficiente material y equipos para una buena atención. </li></ul><ul><li>PROCEDIMIENTOS </li></ul><ul><ul><li>Lavado de manos cuando éstas se contaminan con sangre u otras secreciones corporales; al retirarse los guantes; y durante la atención entre paciente y paciente </li></ul></ul><ul><ul><li>Uso de guantes al contacto directo de sangre o secreciones </li></ul></ul><ul><ul><li>Para eliminar o disminuir la carga microbiana dentro de un hospital, el protocolo aconseja realizar: limpieza, descontaminación, desinfección y esterilización. </li></ul></ul><ul><ul><li>Las soluciones antisépticas recomendadas son los productos químicos, que eliminan microorganismos de la piel, actúan como desinfectantes y se deben usar después de limpiar la piel para asegurar su efectividad. También se aconseja el uso del jabón antiséptico. </li></ul></ul><ul><li>La bacteria </li></ul><ul><li>Tipo . Es del género Klebsiella neumonae y es agresiva. Ubicación . Puede estar en la vagina de la madre o en el tracto digestivo. El bebé al nacer, queda contaminado. Daño . Los niños infectados, de no ser atendidos en forma rápida, mueren en 24 horas. Ataca el hígado, riñón, cerebro y el sistema respiratorio, provocando neumonía. Transmisión . De una incubadora a otra, o por el personal de salud. </li></ul>Santa Cruz de la Sierra - Bolivia, Miercoles 18, Agosto de 2004
  10. 16. < Anterior -  ^Arriba Portada | Internacional | Nacional | Santa Cruz   | Economía | Deportes | Sociales | Escenas Editorial |  Opinión | Contactarse | Staff © Copyright 2004, El Deber. Todos los derechos reservados. < Anterior -  ^Arriba Portada | Internacional | Nacional | Santa Cruz   | Economía | Deportes | Sociales | Escenas Editorial |  Opinión | Contactarse | Staff © Copyright 2004, El Deber. Todos los derechos reservados. Contradicciones y posibles omisiones en la Maternidad El fiscal que lleva el caso, afirmó que descubrió una canaleta abierta por donde los desperdicios salían de Neonatología al alcantarillado sanitario, poniendo en riesgo la salud de las criaturas                                                                                                  • STAFF   • COMENTARIOS   • CONTACTARSE    Portada                  Santa Cruz              Seguridad              Nacional                Internacional           Economía              Deportes                Sociales                Escenas                Editorial                 Opinión                  Lectores                Clima               Club de Lectores Ediciones Anteriores Nuestra Red La Prensa Los Tiempos Correo del Sur                                               Santa Cruz de la Sierra - Bolivia, Sábado 14, Agosto de 2004                                                Ocho bebés mueren por infección hospitalaria CLAUSURADO. La doctora Beatriz Durán muestra la sala de Neonatología que fue desinfectada y cerrada hasta el lunes <ul><li>Beatriz Ávalos </li></ul><ul><li>MATERNIDAD. Una bacteria provocó los decesos. La Unidad de Neonatología fue desinfectada y permanecerá cerrada hasta este lunes. Diez prematuros fueron trasladados, pero sólo dos están en riesgo </li></ul><ul><li>Cada hospital tendrá que demostrar vigilancia estricta </li></ul><ul><li>Ocho bebés prematuros que se encontraban internados en el Servicio de Terapia Intensiva de la maternidad Percy Boland murieron entre el viernes 6 y el lunes 9 de agosto por una infección intrahospitalaria provocada por una bacteria. La directora del nosocomio, Beatriz Durán, confirmó el deceso de los niños ayer y aseguró que la situación ya está controlada. Explicó que una vez que se supo lo que estaba ocurriendo en dicha sala se tomaron muestras para hacer los estudios de cultivo. El martes, cuando salieron los resultados, se confirmó que la bacteria del género klebsiella había contaminado el lugar. Frente a esta situación, dijo que se decidió trasladar a todos los bebés que se encontraban internados allí y reportar el hecho al Servicio Departamental de Salud (Sedes). De los diez niños que estaban bajo observación hasta ayer, cuatro fueron dados de alta, pero hay otros seis que están en riesgo, aunque sólo dos revisten mayor gravedad porque son prematuros extremos. Todos están siendo tratados con antibióticos. “Permanecerán el tiempo que sea necesario en el hospital, pero no por la infección, sino porque necesitamos controlarlos hasta que mejore su patología que es la de prematuro y en algunos casos la malformación”, sostuvo. También se hizo una desinfección de alto nivel a toda la unidad de neonatología, la cual permanecerá cerrada hasta este lunes, día en que se tiene previsto trasladar a los nuevos recién nacidos, pues se cree que el ambiente ya no representará un peligro para éstos. “Hemos habilitado tres áreas provisionales para no tener problemas de contagio”, comentó. Según Durán, un recién nacido, que fue dado a luz en un centro hospitalario de un distrito -cuyo lugar aún no se conoce- fue el que llegó a la maternidad con la infección. El niño, que falleció el día viernes, fue la primera víctima, luego le sucedieron los otros siete bebés, algunos de los cuales estaban con respiración asistida porque habían nacido después de sólo 5 y 6 meses de gestación en el vientre materno. Dijo que la población no debe alarmarse, porque las infecciones intrahospitalarias se dan en todos los nosocomios del mundo. Sin embargo, autoridades del Sedes y de la Dirección Municipal de Salud consideran que debe realizarse un estudio para conocer las causas de lo sucedido y si el hospital reaccionó a tiempo al detectar el problema. La norma sanitaria indica que el personal de salud debe lavarse las manos y utilizar los materiales necesarios como, por ejemplo, guantes para atender a cada paciente. Sin embargo, Durán admitió que en la maternidad, por la gran cantidad de pacientes que hay, algunas veces no se cumplen esas normas. Además, existe un problema de hacinamiento en el lugar. “Ese día teníamos 40 niños, y eso vuelve ‘locas’ a las enfermeras. Ellas se lavan las manos, pero si uno de los niños sufre un paro, inmediatamente van y lo atienden y no siempre se acuerdan de lavarse las manos”, manifestó. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), debe haber una enfermera por cada tres niños; sin embargo, en la maternidad hay una titular para ocho cunas. </li></ul><ul><li>Creen que pudo haber descuido sanitario </li></ul><ul><li>Tras las primeras indagaciones del Sedes, la jefa de acreditación de hospitales, Dolly Montaño, dijo que la muerte de ocho neonatos a causa de una bacteria está siendo investigada y será motivo para una auditoría. Sin embargo, sostuvo que al parecer el personal de la maternidad habría bajado la guardia y omitido cuidados contemplados en los protocolos. “Dicen que la falta de personal pudo haber influido, pero está demostrado que si se cuidan las normas, como el simple lavado de manos, se puede evitar el 80% de las infecciones. Hemos escuchado cosas como que no les da tiempo para lavarse y eso es inadmisible, es falta de ética”, indicó. Dijo que existe la posibilidad de que las familias de los niños fallecidos planteen una demanda al hospital y al Sedes, pero que hasta ahora no se ha dado esa figura. “Este caso nos debe servir para reflexionar sobre la importancia de tomar medidas. Si se hicieran controles periódicos y se mandaran cultivos y muestras de cada espacio, estaríamos atentos ante la primera señal”. Por su parte, el director municipal de salud, José René Paniagua, no cree que haya habido negligencia en este caso, aunque considera que pudo haber retraso a la hora de tomar medidas. Aseguró que la maternidad tiene suficiente material y equipos para una buena atención. </li></ul><ul><li>PROCEDIMIENTOS </li></ul><ul><ul><li>Lavado de manos cuando éstas se contaminan con sangre u otras secreciones corporales; al retirarse los guantes; y durante la atención entre paciente y paciente </li></ul></ul><ul><ul><li>Uso de guantes al contacto directo de sangre o secreciones </li></ul></ul><ul><ul><li>Para eliminar o disminuir la carga microbiana dentro de un hospital, el protocolo aconseja realizar: limpieza, descontaminación, desinfección y esterilización. </li></ul></ul><ul><ul><li>Las soluciones antisépticas recomendadas son los productos químicos, que eliminan microorganismos de la piel, actúan como desinfectantes y se deben usar después de limpiar la piel para asegurar su efectividad. También se aconseja el uso del jabón antiséptico. </li></ul></ul><ul><li>La bacteria </li></ul><ul><li>Tipo . Es del género Klebsiella neumonae y es agresiva. Ubicación . Puede estar en la vagina de la madre o en el tracto digestivo. El bebé al nacer, queda contaminado. Daño . Los niños infectados, de no ser atendidos en forma rápida, mueren en 24 horas. Ataca el hígado, riñón, cerebro y el sistema respiratorio, provocando neumonía. Transmisión . De una incubadora a otra, o por el personal de salud. </li></ul>                                                                                                 • STAFF   • COMENTARIOS   • CONTACTARSE    Portada                  Santa Cruz              Seguridad              Nacional                Internacional           Economía              Deportes                Sociales                Escenas                Editorial                 Opinión                  Lectores                Clima               Club de Lectores Ediciones Anteriores Nuestra Red La Prensa Los Tiempos Correo del Sur                                               Santa Cruz de la Sierra - Bolivia, Sábado 14, Agosto de 2004                                                Ocho bebés mueren por infección hospitalaria CLAUSURADO. La doctora Beatriz Durán muestra la sala de Neonatología que fue desinfectada y cerrada hasta el lunes <ul><li>Beatriz Ávalos </li></ul><ul><li>MATERNIDAD. Una bacteria provocó los decesos. La Unidad de Neonatología fue desinfectada y permanecerá cerrada hasta este lunes. Diez prematuros fueron trasladados, pero sólo dos están en riesgo </li></ul><ul><li>Cada hospital tendrá que demostrar vigilancia estricta </li></ul><ul><li>Ocho bebés prematuros que se encontraban internados en el Servicio de Terapia Intensiva de la maternidad Percy Boland murieron entre el viernes 6 y el lunes 9 de agosto por una infección intrahospitalaria provocada por una bacteria. La directora del nosocomio, Beatriz Durán, confirmó el deceso de los niños ayer y aseguró que la situación ya está controlada. Explicó que una vez que se supo lo que estaba ocurriendo en dicha sala se tomaron muestras para hacer los estudios de cultivo. El martes, cuando salieron los resultados, se confirmó que la bacteria del género klebsiella había contaminado el lugar. Frente a esta situación, dijo que se decidió trasladar a todos los bebés que se encontraban internados allí y reportar el hecho al Servicio Departamental de Salud (Sedes). De los diez niños que estaban bajo observación hasta ayer, cuatro fueron dados de alta, pero hay otros seis que están en riesgo, aunque sólo dos revisten mayor gravedad porque son prematuros extremos. Todos están siendo tratados con antibióticos. “Permanecerán el tiempo que sea necesario en el hospital, pero no por la infección, sino porque necesitamos controlarlos hasta que mejore su patología que es la de prematuro y en algunos casos la malformación”, sostuvo. También se hizo una desinfección de alto nivel a toda la unidad de neonatología, la cual permanecerá cerrada hasta este lunes, día en que se tiene previsto trasladar a los nuevos recién nacidos, pues se cree que el ambiente ya no representará un peligro para éstos. “Hemos habilitado tres áreas provisionales para no tener problemas de contagio”, comentó. Según Durán, un recién nacido, que fue dado a luz en un centro hospitalario de un distrito -cuyo lugar aún no se conoce- fue el que llegó a la maternidad con la infección. El niño, que falleció el día viernes, fue la primera víctima, luego le sucedieron los otros siete bebés, algunos de los cuales estaban con respiración asistida porque habían nacido después de sólo 5 y 6 meses de gestación en el vientre materno. Dijo que la población no debe alarmarse, porque las infecciones intrahospitalarias se dan en todos los nosocomios del mundo. Sin embargo, autoridades del Sedes y de la Dirección Municipal de Salud consideran que debe realizarse un estudio para conocer las causas de lo sucedido y si el hospital reaccionó a tiempo al detectar el problema. La norma sanitaria indica que el personal de salud debe lavarse las manos y utilizar los materiales necesarios como, por ejemplo, guantes para atender a cada paciente. Sin embargo, Durán admitió que en la maternidad, por la gran cantidad de pacientes que hay, algunas veces no se cumplen esas normas. Además, existe un problema de hacinamiento en el lugar. “Ese día teníamos 40 niños, y eso vuelve ‘locas’ a las enfermeras. Ellas se lavan las manos, pero si uno de los niños sufre un paro, inmediatamente van y lo atienden y no siempre se acuerdan de lavarse las manos”, manifestó. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), debe haber una enfermera por cada tres niños; sin embargo, en la maternidad hay una titular para ocho cunas. </li></ul><ul><li>Creen que pudo haber descuido sanitario </li></ul><ul><li>Tras las primeras indagaciones del Sedes, la jefa de acreditación de hospitales, Dolly Montaño, dijo que la muerte de ocho neonatos a causa de una bacteria está siendo investigada y será motivo para una auditoría. Sin embargo, sostuvo que al parecer el personal de la maternidad habría bajado la guardia y omitido cuidados contemplados en los protocolos. “Dicen que la falta de personal pudo haber influido, pero está demostrado que si se cuidan las normas, como el simple lavado de manos, se puede evitar el 80% de las infecciones. Hemos escuchado cosas como que no les da tiempo para lavarse y eso es inadmisible, es falta de ética”, indicó. Dijo que existe la posibilidad de que las familias de los niños fallecidos planteen una demanda al hospital y al Sedes, pero que hasta ahora no se ha dado esa figura. “Este caso nos debe servir para reflexionar sobre la importancia de tomar medidas. Si se hicieran controles periódicos y se mandaran cultivos y muestras de cada espacio, estaríamos atentos ante la primera señal”. Por su parte, el director municipal de salud, José René Paniagua, no cree que haya habido negligencia en este caso, aunque considera que pudo haber retraso a la hora de tomar medidas. Aseguró que la maternidad tiene suficiente material y equipos para una buena atención. </li></ul><ul><li>PROCEDIMIENTOS </li></ul><ul><ul><li>Lavado de manos cuando éstas se contaminan con sangre u otras secreciones corporales; al retirarse los guantes; y durante la atención entre paciente y paciente </li></ul></ul><ul><ul><li>Uso de guantes al contacto directo de sangre o secreciones </li></ul></ul><ul><ul><li>Para eliminar o disminuir la carga microbiana dentro de un hospital, el protocolo aconseja realizar: limpieza, descontaminación, desinfección y esterilización. </li></ul></ul><ul><ul><li>Las soluciones antisépticas recomendadas son los productos químicos, que eliminan microorganismos de la piel, actúan como desinfectantes y se deben usar después de limpiar la piel para asegurar su efectividad. También se aconseja el uso del jabón antiséptico. </li></ul></ul><ul><li>La bacteria </li></ul><ul><li>Tipo . Es del género Klebsiella neumonae y es agresiva. Ubicación . Puede estar en la vagina de la madre o en el tracto digestivo. El bebé al nacer, queda contaminado. Daño . Los niños infectados, de no ser atendidos en forma rápida, mueren en 24 horas. Ataca el hígado, riñón, cerebro y el sistema respiratorio, provocando neumonía. Transmisión . De una incubadora a otra, o por el personal de salud. </li></ul>Santa Cruz de la Sierra - Bolivia, Jueves 19, Agosto de 2004
  11. 17. < Anterior -  ^Arriba Portada | Internacional | Nacional | Santa Cruz   | Economía | Deportes | Sociales | Escenas Editorial |  Opinión | Contactarse | Staff © Copyright 2004, El Deber. Todos los derechos reservados. < Anterior -  ^Arriba Portada | Internacional | Nacional | Santa Cruz   | Economía | Deportes | Sociales | Escenas Editorial |  Opinión | Contactarse | Staff © Copyright 2004, El Deber. Todos los derechos reservados. Diputados pedirán inspección a hospitales PARO. Muchas personas llegaron a la Maternidad en busca de atención, pero se toparon con las puertas cerradas INFECCIÓN. Otros 20 funcionarios de la Maternidad serán llamados por el fiscal , que investiga la muerte de 10 bebés, a prestar sus declaraciones.                                                                                                  • STAFF   • COMENTARIOS   • CONTACTARSE    Portada                  Santa Cruz              Seguridad              Nacional                Internacional           Economía              Deportes                Sociales                Escenas                Editorial                 Opinión                  Lectores                Clima               Club de Lectores Ediciones Anteriores Nuestra Red La Prensa Los Tiempos Correo del Sur                                               Santa Cruz de la Sierra - Bolivia, Sábado 14, Agosto de 2004                                                Ocho bebés mueren por infección hospitalaria CLAUSURADO. La doctora Beatriz Durán muestra la sala de Neonatología que fue desinfectada y cerrada hasta el lunes <ul><li>Beatriz Ávalos </li></ul><ul><li>MATERNIDAD. Una bacteria provocó los decesos. La Unidad de Neonatología fue desinfectada y permanecerá cerrada hasta este lunes. Diez prematuros fueron trasladados, pero sólo dos están en riesgo </li></ul><ul><li>Cada hospital tendrá que demostrar vigilancia estricta </li></ul><ul><li>Ocho bebés prematuros que se encontraban internados en el Servicio de Terapia Intensiva de la maternidad Percy Boland murieron entre el viernes 6 y el lunes 9 de agosto por una infección intrahospitalaria provocada por una bacteria. La directora del nosocomio, Beatriz Durán, confirmó el deceso de los niños ayer y aseguró que la situación ya está controlada. Explicó que una vez que se supo lo que estaba ocurriendo en dicha sala se tomaron muestras para hacer los estudios de cultivo. El martes, cuando salieron los resultados, se confirmó que la bacteria del género klebsiella había contaminado el lugar. Frente a esta situación, dijo que se decidió trasladar a todos los bebés que se encontraban internados allí y reportar el hecho al Servicio Departamental de Salud (Sedes). De los diez niños que estaban bajo observación hasta ayer, cuatro fueron dados de alta, pero hay otros seis que están en riesgo, aunque sólo dos revisten mayor gravedad porque son prematuros extremos. Todos están siendo tratados con antibióticos. “Permanecerán el tiempo que sea necesario en el hospital, pero no por la infección, sino porque necesitamos controlarlos hasta que mejore su patología que es la de prematuro y en algunos casos la malformación”, sostuvo. También se hizo una desinfección de alto nivel a toda la unidad de neonatología, la cual permanecerá cerrada hasta este lunes, día en que se tiene previsto trasladar a los nuevos recién nacidos, pues se cree que el ambiente ya no representará un peligro para éstos. “Hemos habilitado tres áreas provisionales para no tener problemas de contagio”, comentó. Según Durán, un recién nacido, que fue dado a luz en un centro hospitalario de un distrito -cuyo lugar aún no se conoce- fue el que llegó a la maternidad con la infección. El niño, que falleció el día viernes, fue la primera víctima, luego le sucedieron los otros siete bebés, algunos de los cuales estaban con respiración asistida porque habían nacido después de sólo 5 y 6 meses de gestación en el vientre materno. Dijo que la población no debe alarmarse, porque las infecciones intrahospitalarias se dan en todos los nosocomios del mundo. Sin embargo, autoridades del Sedes y de la Dirección Municipal de Salud consideran que debe realizarse un estudio para conocer las causas de lo sucedido y si el hospital reaccionó a tiempo al detectar el problema. La norma sanitaria indica que el personal de salud debe lavarse las manos y utilizar los materiales necesarios como, por ejemplo, guantes para atender a cada paciente. Sin embargo, Durán admitió que en la maternidad, por la gran cantidad de pacientes que hay, algunas veces no se cumplen esas normas. Además, existe un problema de hacinamiento en el lugar. “Ese día teníamos 40 niños, y eso vuelve ‘locas’ a las enfermeras. Ellas se lavan las manos, pero si uno de los niños sufre un paro, inmediatamente van y lo atienden y no siempre se acuerdan de lavarse las manos”, manifestó. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), debe haber una enfermera por cada tres niños; sin embargo, en la maternidad hay una titular para ocho cunas. </li></ul><ul><li>Creen que pudo haber descuido sanitario </li></ul><ul><li>Tras las primeras indagaciones del Sedes, la jefa de acreditación de hospitales, Dolly Montaño, dijo que la muerte de ocho neonatos a causa de una bacteria está siendo investigada y será motivo para una auditoría. Sin embargo, sostuvo que al parecer el personal de la maternidad habría bajado la guardia y omitido cuidados contemplados en los protocolos. “Dicen que la falta de personal pudo haber influido, pero está demostrado que si se cuidan las normas, como el simple lavado de manos, se puede evitar el 80% de las infecciones. Hemos escuchado cosas como que no les da tiempo para lavarse y eso es inadmisible, es falta de ética”, indicó. Dijo que existe la posibilidad de que las familias de los niños fallecidos planteen una demanda al hospital y al Sedes, pero que hasta ahora no se ha dado esa figura. “Este caso nos debe servir para reflexionar sobre la importancia de tomar medidas. Si se hicieran controles periódicos y se mandaran cultivos y muestras de cada espacio, estaríamos atentos ante la primera señal”. Por su parte, el director municipal de salud, José René Paniagua, no cree que haya habido negligencia en este caso, aunque considera que pudo haber retraso a la hora de tomar medidas. Aseguró que la maternidad tiene suficiente material y equipos para una buena atención. </li></ul><ul><li>PROCEDIMIENTOS

×