La devaluacion en Honduras por : Marel Medina Bardales

1,689
-1

Published on

La Devaluacion en Honduras por el escritor olanchitense Marel Medina Bardales

Published in: Education
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
1,689
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La devaluacion en Honduras por : Marel Medina Bardales

  1. 1. Primera Parte CAUSAS QUE LLEVARON A HONDURAS A LA DEVALUACION1 1 Algunos artículos inicialmente fueron publicados por diario LA PRENSA del 15 al 22 de febrero de 1985, en la página trece de la Sección de Económicas. En diario TIEMPO en mi columna de la página editorial en 1988. El desarrollo de la devaluación y sus consecuencias reales a partir de 1989 son comentarios cuyas ideas fueron perfiladas en artículos publicados en diario TIEMPO desde junio de 1988 hasta diciembre de 1997. (1950–1989)BREVE RESEÑA HISTÓRICA La crisis económica hondureña ha ido desarrollándose paulatinamente,por lo que es necesario hacer un recorrido breve, desde hace algunos años atráshasta estos días sobre este fenómeno. Cuando el Banco Central de Honduras fue fundado en 1950, su director ypersonal técnico optaron por mantener una actitud prudente, independiente ymoderada sobre la política monetaria y las relaciones de crédito del Estado. Don Roberto Ramírez, primer presidente del Bantral, se opuso2tenazmente a que se provocara la más leve inflación monetaria y a que se abusaradel crédito interno entre el Banco Central y el Estado. Él no permitió que elgobierno emitiera papel moneda sin ningún respaldo de oro3 o de dólares, ni queéste tomara prestado «bajo la mesa» dinero depositado por la banca privada en lasarcas del Bantral. 2 Información proporcionada por el Lic. Carlos Manuel Zerón, clase de Teoría Económica CURN, San Pedro Sula, 1970 3 Las reservas monetarias hondureñas están respaldas en dólares. El Lempira se mantuvo estable por casi veinte años. Esos fueron aquellosaños cuando todo era muy barato4 debido al valor intrínseco del dinero y a laescasez del mismo en las manos de los hondureños.
  2. 2. La
devaluación
en
Honduras
 4 El maíz, el arroz, los frijoles, el azúcar, la harina y otros cereales no pasaban de los diez centavos la libra. Los salarios a nivel nacional oscilaban entre uno y dos lempiras por día, aunque las personas del interior ganaban un lempira o menos por día, a excepción de los salarios bananeros que se mantenían un poco más altos. En las primeras décadas del siglo XX el salario anual en el interior del país era de unos 78 a 80 lempiras mientras que en las bananeras el sueldo mensual era entre 60 lempiras por jornal diario y 200 lempiras mensuales por jornal al contrato. Un sueldo de la bananera TRRCo en 1950 para empleados administrativos en las fincas era de 300,oo lempiras mensuales. Esta diferencia de ingresos salariales produjo un éxodo migratorio de las áreas interioranas hacia los enclaves bananeros de los valles de Sula, Leán, Aguán y Sico. En 1967, hay unos noventa millones de lempiras en circulación, según fuentesoficiales5. Esos noventa millones se encontraban en los bancos en forma decuentas de cheques y en los bolsillos de los hondureños. 5 Obtenidas por gestión de don Rubén Carles, alto ejecutivo del Bancatlán y del Chase Manhattan Bank, ex ministro de Hacienda de Panamá y catedrático de Moneda y Banca, CURN. San Pedro Sula, 1970 En 1982, la revista anual: Honduras en Cifras publica una información asombrosa aldecir que en Honduras hay casi 400 millones de lempiras en circulación. Es decir, que enmenos de veinte años la masa monetaria en lempiras aumentó más de un 400 porciento.Este aumento no preocuparía ni asombraría si las operaciones de la balanza comercialhondureña no hubiesen sido deficitarias pues al tener exportaciones superiores a lasimportaciones es lógico que las divisas y la masa monetaria habrían aumentado. Pero se da el caso lamentable de que las exportaciones hondureñas, desdehace muchos años, nunca han sido mayores que las importaciones, entonces,¿por qué aumentó el circulante en Honduras en un 400 porciento en ese lapso? Los gobiernos de turno para cubrir la diferencia entre las exportaciones eimportaciones han recurrido al financiamiento6 externo para mantener, más omenos estables, sus reservas monetarias; pues como ya se sabe, las reservasinternacionales bajan cuando las exportaciones son menores que lasimportaciones. 6 Tradicionalmente Honduras no ha tenido superávit en sus transacciones comerciales, salvo durante los años finales de la Segunda Guerra Mundial cuando la producción de soga obtenida del abacá aumentó las exportaciones durante dos o tres años. Los cultivos de abacá se afincaron en la zona de Mezapa en el departamento de Atlántida y Urraco en el departamento de Yoro; este cultivo se canceló en las postrimerías de los 50. Honduras en algunos años ha tenido leves superávits debido a fluctuaciones de los precios mundiales de nuestros productos tradicionales, especialmente el café. 2
  3. 3. La
devaluación
en
Honduras
 Al abandonarse el convenio de Bretton Woods (1971) que mantenía un valorde 35,oo dólares la onza troy de oro, el valor del dólar se dejó flotante ante el oroy las demás monedas mundiales fuertes; como el lempira mantiene sus reservasen dólares, el gobierno hondureño decidió mantener la paridad de dos lempiraspor un dólar, aunque de hecho, el lempira se devaluó junto con el dólar. Esta fuela primera devaluación para Honduras. Por otro lado, el incremento del barril de crudo de dos a treinticuatro dólaressignificó un golpe catastrófico para la economía y vida de los hondureños: a) Aumentó el valor y el monto de nuestras importaciones de combustibles; b) La importación de los artículos necesarios tanto para la producciónnacional como para el consumo, provenientes de las zonas de influencia del yenjaponés, del marco alemán, del franco suizo y francés, de la libra esterlina, la liraitaliana, etc., tuvieron un aumento considerable debido a la pérdida de valor dellempira y el dólar7 ante esas monedas; 7 Estados Unidos abandonó el patrón oro para vender parte de sus reservas de oro a precios que llegaron a más de 500,oo dólares la onza troy. Las reservas estadunidenses de ese metal precioso aunque no conocidas totalmente fueron disminuidas en más de quince mil millones de onzas. c) Disminuyó también el precio de los productos de exportación tradicionales; ch) Este fenómeno aumentó el déficit de la balanza comercial; d) El gobierno hondureño ya estaba en la racha de endeudamiento queindirectamente afectaba al déficit fiscal. MUDAMIENTO EXTRAÑO DE LA BUROCRACIA CRIOLLA Asimismo, los gobernantes militares y civiles se embarcan en una crecienteinversión8y gasto público millonarios, que requieren de los fondos prestados delos banqueros internacionales a intereses flotantes según lo dicten el Banco de laReserva Federal estadunidense y los consorcios bancarios de ese país. 8 Uno de los mudamientos fue el aumento de los sueldos burocráticos a nivel intermedio y superior. Funcionarios de la CONADI devengaron sueldos hasta de 16.000 lempiras mensuales. En años anteriores el burócrata hondureño era considerado sobornable debido al sueldo muy bajo en relación con los pagados por la empresa privada. Ahora estos sueldos burocráticos de los niveles mencionados son dos o tres veces más altos que los de la empresa privada. Empero la corrupción sigue tan campante como siempre. Se observa, no obstante, que esa lluvia torrencial de millones se disipa ydiluye al tocar la tierra catracha, pues los gobiernos hondureños aumentan 3
  4. 4. La
devaluación
en
Honduras
increíblemente el gasto público en sueldos burocráticos jugosísimos, distribuyensinecuras a los asesores a diestra y siniestra, practican la exacción política ydespilfarran los fondos del erario nacional en prebendas, en proyectos deinversión pública alocada y en el gasto público. Aún así, en ese tiempo, los tecnócratas politizados expresan que Hondurastiene todavía una gran capacidad de endeudamiento y puede continuarcontrayendo compromisos multimillonarios para instituir el supuesto despegueeconómico nacional. Así que, el endeudamiento continúa, para febrero de 1985 la cifra oficialpublicada es de más de 5200 millones de lempiras, aunque al parecer, Hondurastenía (1985) una deuda pública externa e interna que bien sobrepasaba los 6 milmillones de lempiras; en 1994 la deuda es de 4040 millones de dólares o sean29896 (veintinueve mil ochocientos noventiséis millones de lempiras) a la tasa decambio de ese año. INFLUENCIA CULTURAL NEGATIVA Debido a la influencia del cine, la radio, la televisión y al deseo incontrolablepor el lucro, la empresa privada hondureña –en su sector dedicado a importarbienes de consumo, productos suntuarios y semisuntuarios– inicia una grancampaña para intensificar el consumo entre los hondureños. Esta campaña proconsumista produce un ascenso extraordinario en lasimportaciones de artículos personales que no son tan necesarios para nuestrodesarrollo económico ni para vivir normalmente; esto aumenta el déficit de labalanza comercial 9. 9 La balanza comercial comprende únicamente el resultado de las exportaciones nacionales y las importaciones internacionales; mientras que la balanza de pagos además de comprender la balanza comercial incluye el movimiento de servicios, las trasferencias de dinero u oro de nacionales y extranjeros de o hacia Honduras. Ocurre a la par, un fenómeno sociocultural negativo, cuando nuestra sociedadabre ciegamente sus brazos hacia los valores degradantes y alienados de lacultura estadunidense. Los promotores de esta importación de cultura alienante10 en su búsquedapor el lucro personal o empresarial, no les importa destruir la piedra miliar de lasociedad hondureña: ¡La familia!1 1 Este tema se trata ampliamente en el libro del autor titulado: HABLEMOS DE HONDURAS aparecido a mediados de 1993. 4
  5. 5. La
devaluación
en
Honduras
 10 ¿Quienes son estos promotores? No sólo son las empresas importadoras formalmente instituidas, sino centenares de empresas hormigas que emulan e importan modas, música, expresiones en otros idiomas especialmente el inglés que quieren infundir cultura y modernismo. A su vez la gente aumenta esta condición y quien no la practica parecerá anodino, anticuado y fuera del contexto social. Además, estamos aprendiendo un nuevo idioma: ¡El perruno! Pues al admirarnos decimos al estilo de los gringos: Guau, wow. Los valores morales, éticos, cívicos, filosóficos y tradicionales de nuestracultura, son despreciados y menoscabados para inclinarse hacia los valoresnegativos de la cultura occidental que se encuentra en crisis por la desuniónfamiliar, el alcohol, las drogas, el crimen, la prostitución, la violencia y el nihilismo.Se pierde el respeto a los padres, se abandona la disciplina, la tenacidad, la moraly el amor al trabajo. Actualmente todos queremos vivir muy bien, con todas las comodidadesposibles, con lujos, trajes finos exóticos e importados, zapatos elegantes y carosque dicta la efímera moda occidental, aparatos de sonido, videograbadoras,televisores, los playstations, perfumes, joyas, vehículos lujosos, viajes de placer yde turismo al exterior, la gente está adquiriendo un refinamiento sofisticado queapenas es una delgadísima capa de oropel cultural y social11. Empero nadie se esfuerza por mejorar nuestros métodos educativos desde elnivel parvulario hasta el universitario; nadie se esfuerza por dictar políticas queincentiven nuestra producción agropecuaria; nadie se esfuerza por desarrollar unaindustria competitiva que no esté solicitando llorosamente exenciones fiscales yproteccionismo para lograr riquezas fáciles y exorbitantes; nadie se esfuerza pororientar a nuestra juventud por senderos morales y éticos; nadie se esfuerza porescoger y elegir estadistas en vez de politicastros inescrupulosos, incapacitados eignorantes que se amparan en una inmunidad vergonzosa. 11 Ahora es común el besito de judas en la mejilla en todos los niveles de la sociedad; el adquirimiento de una xenofilia hacia el modo de vida estadunidense junto con las costumbres disolutas del sexo, el consumo de drogas y la violencia. RELACIONES NORTE  SUR Los países desarrollados y prestamistas han apoyado la política deendeudamiento de los países tercermundistas, con el aparente propósito deayudar a éstos a concretizar sus metas de desarrollo socioeconómico; pero enrealidad, estos préstamos multimillonarios son un jugoso negocio para los paísesprestamistas debido al acondicionamiento de cómo se dispondrá del dineroprestado, de los intereses flotantes y crecientes al cabo de ciertos años. Se ha enraizado mundialmente la teoría de que los países del tercer mundopara crecer y desarrollarse necesitan importar capital de los países ricos. Peroesta teoría no es totalmente cierta, ya que si los países ricos desearan el 5
  6. 6. La
devaluación
en
Honduras
desarrollo del tercer mundo, sólo tendrían que pagar precios justos por todos losproductos que los países subdesarrollados exportan a los países ricos eindustrializados, sean estos materias primas, minerales, productos agropecuariosy agroindustriales, manufacturas textiles, etc. Esto daría a los países pobres un flujo de capital mucho mayor que el queactualmente reciben por sus exportaciones, lo que les permitiría reinvertir un altoporcentaje de estos ingresos en su propio desarrollo sin necesidad de contraerempréstitos extranjeros. Este flujo de capital motivaría a estos países tercermundistas a procesar susexportaciones de productos semielaborados y materias primas en bienesacabados para su consumo directo en el mercado mundial. La realidad nos dice lo contrario. Se busca la pobreza de los paísestercermundistas para obtener la fabricación de productos con un costo de manode obra diez o veinte veces menor que los que se pagarían en Estados Unidos,Francia o Japón. Este fenómeno puede ser estudiado con gran claridad en laChina Continental, donde la gerontocracia china está abriendo las puertas dellitoral del mar Amarillo para la inversión extranjera sin abrir el camino democráticoen la política. El resultado es que los obreros chinos reciben pagas muy inferiores a los deHong Kong, Tailandia o Singapur; aunque estos pagos son superiores a losrecibidos del antiguo sistema económico chino. Empero si las masas chinascrecen económicamente, los capitales extranjeros crecerán exponencialmente. Sin embargo se comienzan a apreciar trastornos sociales en las ciudades chinas abiertas a las prácticas capitalistas: un aumento de millones de personas que buscan una mejor vida y encuentran oportunidades, miseria, abandono, enfermedad, explotación social, etc. Los países del grupo de los siete señala sólo el incremento de sus ventas en el consumo, más televisores, más vestuario de lujo, más consumo de los productos de comida rápida. Esta arma es esgrimida por los neoliberales al aducir que se mejora el sistemade vida donde entra el sistema de la oferta y la demanda, pero no dicen que es abase de la explotación de la necesidad humana de sobrevivir. NUESTRA PROPIA CULPA Debemos aceptar, también, que la culpa no es toda de los prestamistas, sinoque nosotros, los tercermundistas2, tenemos parte de ella, cuando somos 2 Con el derrumbe del segundo mundo representado por los países bajo el control de la URSS, llamar tercermundistas a los países pobres, fuera de ese mundo segundo es un anacronismo, pero se usará el término por inercia. 6
  7. 7. La
devaluación
en
Honduras
negligentes al elegir a políticos improvisados, corruptos y carentes de la visióndel estadista. Hemos elegido a politicastros que por salir del paso, o por obtenerriquezas y poder personal, hunden económica y culturalmente al país. Enajenan el futuro de nuestros hijos y el de los hijos de éstos, al endeudar elpaís de una manera ciega y obcecada; lo empobrecen inmisericordemente alpermitir y participar en la fuga de capitales hacia el extranjero, en 1985 estaestampida de capitales se debió por temor a la violencia social que vivían lospaíses vecinos12 centroamericanos. 12 La década de los 80 fue muy violenta interna, étnica y políticamente en Guatemala y El Salvador; Nicaragua con la revolución sandinista produjo un gran temor en Centroamérica porque se creyó que esta ideología se extendería por el resto de istmo; y en Honduras por la política de la seguridad nacional, los desaparecidos políticos y el apoyo ignominioso del gobierno hondureño a los Contra con el beneplácito de Estados Unidos. Esos políticos improvisados aceleraron, así, la crisis económica hasta llegar aesa situación angustiosa de «Sálvese el que pueda». Honduras había vivido desde la década de los 30 con una moneda estable, quepermitió a la ciudadanía vivir humildemente pero sin grandes sobresaltossocioeconómicos. A partir de 1980, países tan importantes como El Reino Unido, México yotros países americanos habían sucumbido a los mandatos del FMI y del BM devaluandomientras Honduras se resistía. Aunque al recibir el gobierno liberal de Suazo Córdova el poder político de lanación, ya existían presiones prodevaluadoras de estos organismos; Honduras,sin embargo, pudo resistir a ellas por la coyuntura de la revolución sandinista queno era del agrado de Estados Unidos. EUA decidió hacerle la guerra de frente, de espalda, limpia y suciamente algobierno sandinista, Honduras se prestó a las directrices estadunidenses pidiendoa cambio, además de la ayuda militar para el ejército hondureño, una sustancialayuda anual para fortalecer las reservas monetarias hondureñas. Esa fue la principal razón para que Honduras se mantuviera sin devaluar porcasi una década. No fue por la negativa activa de los presidentes Suazo y Azcona,sino por los 150 millones de dólares que anualmente fortalecían las reservasmonetarias hondureñas13, más la asistencia de AID que impidió la devaluaciónmonetaria. Los demás países de Centro América que no tuvieron esa posiciónideal durante la guerra EUA–Nicaragua devaluaron uno tras otro: Costa Rica,Guatemala, El Salvador, etc. 13 Cuando el FMI negó más créditos rotativos a Honduras al ingresar Suazo Córdova a la presidencia, Estados Unidos suplió ese vacío con las donaciones anuales entregadas 7
  8. 8. La
devaluación
en
Honduras
 entre los meses de marzo a mayo de cada año. Puede constatarse este dato leyendo los periódicos hondureños de esos meses. Generalmente entre febrero y mayo de cada año, en cuestión, se discutía públicamente la cantidad que el gobierno estadunidense donaría a Honduras para aliviarle sus reservas monetarias y apertrechar el ejército hondureño; y Honduras, a cambio, permitía la presencia de los Contra y sus ataques contra Nicaragua. Las fuerzas socioeconómicas nacionales, los politicastros y lastrasnacionales, no obstante, tras bambalinas diseminaban rumores de unainminente devaluación del lempira. De hecho, la demanda de dólares para convertir a los capitales hondureños endólares y para las compras de materias primas, alimentos y otros productosbásicos del extranjero hacía que en el mercado negro el lempira comenzara adevaluarse lenta pero inexorablemente: 2,10; a 2,30; 2,50; 2,70; 2,80 (1985 aprincipios); 3,00; etc. aunque en las transacciones a través del Bantral y la bancanacional la tasa permanecía a dos lempiras por un dólar, su venta era restringidafavoreciéndose a algunas empresas e individuos. año Lempiras por % dev dólar 1989 2,00 1990 5,70 2,85 1991 5,40 0,95 1992 5,83 1,08 1993 7,26 1,25 1994 9,40 1,29 1995 10,25 1,09 1996 12,82 1,25 1997 13,08 1,02 8
  9. 9. La
devaluación
en
Honduras
 14 Gráfica de la paridad Lempira-Dólar 12 1990-1997 10 8 6 4 2 0 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 Reflexionemos –pedí el 20 de febrero de 1985 en la página 13 de la columna deEconómicas de La Prensa– sobre el caso hipotético que Honduras sufriera unadevaluación monetaria en estos momentos y discurramos sobre lo que ocurriríade inmediato: El gobierno hondureño devaluaría al Lempira un fin de semana o antes de unfeiado bancario para debilitar el pánico entre la ciudadanía que posea cuentasbancarias de ahorros y de cheques, ya que si el aviso se publicara cualquier otrodía de la semana esta ciudadanía se volcaría hacia los bancos para sacar sudinero y convertirlo tarde e inútilmente en bienes de gran liquidez, tales como:terrenos urbanos, joyas, casas, vehículos, semovientes, propiedades ymercancías, o en oro u otras divisas fuertes disponibles en la zona. § Viéndolo restrospectivamente este fenómeno ocurrió sutil y discreto, pues al definirse la lonja arancelaria a 5,70 y posteriormente a 5,40 lempiras por un dólar, la ciudadanía puso su atención en las importaciones y no en la devaluación en sí. Hay que agregar que el lempira en el mercado de estraperlo ya se cotizaba casi a la paridad oficial de 1990. Esa vorágine humana volcándose hacia los bancos ocasionaría otro efectoeconómico crítico, pues forzaría a los bancos nacionales a declararse incapacesde cubrir todos los retiros de sus cuentahabientes. Los depositantes perderían dinero en proporción al porcentaje de devaluacióndel lempira; es decir, que si una persona tuviera depositados mil, o cien millempiras y el lempira se devaluase en un ciento por ciento14, ese depositante 9
  10. 10. La
devaluación
en
Honduras
hipotético, al retirar su dinero del banco recibiría sus mil o cien mil lempiras peroéstos sólo tendrían un valor de compra de apenas 500 o 50 mil lempiras. 14 En abril de 1990, el gobierno de Rafael Leonardo Callejas devaluó oficialmente al lempira a una paridad de 5,40 lempiras por un dólar, es decir, una devaluación de 270 por ciento. El gobierno se opuso a decir que era una devaluación, se empecinó en definir el proceso como un ajuste monetario arancelario. En mayo de 1993 el valor del dólar en el mercado negro pasaba de 6,35 lempiras. En 1996, en setiembre, el lempira se cotiza a 12,40 unidades por un dólar; el gobierno de Carlos Roberto Reina es incapaz de detener las microdevaluaciones por medio de subastas periódicas, en parte por la necedad de los hondureños a consumir cada día más y a producir cada día menos, mientras el gobierno mantiene un gasto público deficitario. En 1997 la paridad se mantuvo por varios meses a 13,08 en parte al refuerzo del precio excelente del café que fortaleció las reservas y a la disminución de la tasa del encaje que paulatinamene ha ido descendiendo desde 42 porciento a un 40%, 38% y se cree que llegará hasta un 25% en los primeros meses de 1998. Este porcentaje devaluado no es un cálculo exagerado, pues según informes,en los Estados Unidos el lempira se cotizaba a 0,22 (15) (veintidos centavos dedólar) o sea 4,54 lempiras lempiras por un dólar mientras que aquí en Honduras,en el mercado negro, se compraba hasta en 2,80 lempiras por un dólar. 15 Ciertos bancos importantes hondureños pusieron cajas de cambio en algunas ciudades estadunidenses donde los hondureños tienen más relaciones comerciales o sociales. Recuérdese que Costa Rica tenía una tasa de cambio de 8,40 colones por undólar en 1977 y en 1985 necesita 43 colones16 para comprar un dólar; Méjico, porsu parte, en el trascurso de meses devaluó al peso en un mil doscientos ochentapor ciento, al pasar de 12,50 a 25,00 pesos para catapultarse a más de 3.000,oo porun dólar. 16 En 1993 el colón se cotiza a 139 por un dólar y México a principios del 93 tuvo que dividir por mil la tasa de cambio para dejarla a 3 Nuevos Pesos por un dólar. Como la devaluación no ha sido posible detenerla en abril 6 de 1993 la tasa era de 3,11 Nuevos Pesos por dólar. Costa Rica, por su parte, cotiza su pecunia en 238 colones por dólar en setiembre de 1997. En 1997 el peso se cotiza a 7,78 por un dólar, después de devaluarse en enero de 1995 en más de un ciento por ciento. Mientras que el colón costarricense se cotiza a 230 colones por dólar. 10
  11. 11. La
devaluación
en
Honduras
 La devaluación del lempira significaría que el capital pecuniario hondureño enlempiras, sin haber sido arriesgado en ninguna transacción, aunque estuvieraseguro en las arcas de los bancos, escondido en los colchones de losatesoradores o sencillamente en los bolsillos de cada uno de nosotros habríamenguado su valor de compra, o como dicen los economistas, su poderadquisitivo. ¿QUIENES SERÍAN LOS PERJUDICADOS? Aunque aparentemente el perjuicio es contra el capital en efectivo y enlempiras, pero quien más daño recibe es el pueblo mismo, ya que todas aquellaspersonas que reciben salarios, jornales, sueldos, pensiones, jubilaciones,alquileres, renta e intereses a plazo fijo, sufrirán un gran impacto económico ensus ingresos personales. El capital puede rehacerse, además, tiene armas paradefenderse como, por ejemplo, imponiendo tasas de interés más altas pararecompensar la devaluación. Mientras que la miseria la vive el ser humano encarne viva y en su estómago. De la noche a la mañana, todos los hondureños observaremos cómo nuestrosingresos personales no serán suficientes para comprar alimentos, medicinas,vestuario, alquileres o para cubrir los gastos de educación de nuestros hijos. Los jornaleros que viven de un salario mínimo estarán en la pura miseria alquerer ajustar su salario ante el aumento de precios de las cosas. Algunos sonobligados a visitar los basureros para encontrar comida en descomposición uotros objetos que pueden ser lavados y revendidos. Este desbarajuste económico en el ingreso familiar a nivel nacional generaráfuertes presiones sociales y políticas. El gobierno de turno peligrará en su tronocarcomido y deleznable. Muchas cabezas rodarán por el suelo y chivos expiatoriosserán sacrificados por doquier pero las penalidades de los hondureños no podránser aliviadas durante mucho tiempo ya que la economía nacional se veráseriamente amenazada, casi destruida, pues las personas o empresas que tenganque importar materias primas o semielaboradas, alimentos, medicinas, maquinaria,vehículos, lubricantes, combustibles, repuestos y artículos para el consumopopular tendrán que utilizar más lempiras para comprar dólares al importar dichosbienes. Esta contracción obligada y la extrema escasez de las divisas, forzaría algobierno y a la empresa privada a recortar personal aumentando así el desempleoa niveles nunca alcanzados jamás.17 17 La mayoría de los gobiernos demagógicos tienden a emitir grandes cantidades de papel moneda para cubrir quiméricamente las necesidades inmediatas de sus gastos públicos internos, pero a la larga terminan con hiperinflaciones de carácter descomunal y crítico. El ejemplo de 1985, fue Méjico, que llegó a más de tres mil pesos por un dólar para descender después a unos 2.300 pesos pero con la salvedad de 11
  12. 12. La
devaluación
en
Honduras
 continuar devaluándose un peso diario, después 0,30 centavos diarios y en 1992 estaba nuevamente en más de tres mil pesos por dólar. También son ejemplo tradicionales los países del cono suramericano: Argentina, Bolivia y Brasil. Pero quien se llevó la palma fue Nicaragua (1989) cuando el sandinismo estaba a punto de caer y Violeta Chamorro tomar posesión. El dólar llegó a cotizarse a unos diez millones de córdobas. Este fenómeno ocurrió porque Nicaragua debido al bloqueo estadunidense emitió papel moneda sin valor durante la década sandinista para cubrir los gastos gubernamentales. Al abrirse las relaciones comerciales con Honduras, Costa Rica y El Salvador el exceso de moneda en papel nicaragüense obligó a que existiese una paridad de córdobas contra dólares, lempiras, colones ticos y salvadoreños exagerada. Argentina y Brasil se encuentran en 1996, en un periodo de estabilidad monetaria debido a su prudencia en la oferta y emisión de dinero. Argentina pasó por unas borrascas devaluativas e inflacionarias inauditas al grado de llegar a prestarse dinero al 20% diario y Brasil ha reducido su inflación de 5000 porciento a menos del 10%. Argentina y Brasil están entrando a una etapa de sobriedad monetaria después de estar en unas borrascas devaluadoras e inflacionarias inauditas. Argentina tuvo intereses al 20 porciento diario, pero ahora parece estar estabilizada debido a que se está respetando la oferta y la emisión de dinero. Brasil ha reducido su inflación de 5000 porciento a menos del 10% Los efectos son iguales para todas las naciones. Tarde o temprano el coloso de Estados Unidos sufrirá una hecatombre monetaria por su desmedido afán de imprimir dinero sin respaldo, tener un multimillonario déficit comercial y fiscal, un enorme gasto público y una expansión monetaria por todo el mundo. Cuando la masa sin valor de dólares sean insoportable el estrépito e impacto de la caída será enorme, descomunal y global; esto puede suceder por alguna fricción económica o política entre EUA y la CEE, o EUA y Japón, o una alianza entre la CEE y Japón contra EUA. Pereciendo tanto la economía estadunidense como las que giran alrededor del dólar. Ojalá no ocurra esto. CONDICIONES PREVIAS A UNA DEVALUACIÓN Y POSIBLES MEDIDAS PROTECTORAS A continuación se enumerarán algunas causas monetarias, económicas ysociales que son síntomas previos a una devaluación monetaria. Causas Monetarias: 1.- Un déficit crónico en la balanza comercial; 2.- Un déficit crónico en el presupuesto nacional; 3.- Reservas internacionales muy bajas; 4.- Una gran deuda externa; 5.- Incapacidad financiera para cumplir con los compromisos internacionales; 6.- Una gran masa de dinero en circulación que no guarda relación con losreservas monetarias existentes; 7.- Una alarmante y creciente gasto público; 8.- Una continua fuga de capitales al exterior. 12
  13. 13. La
devaluación
en
Honduras
 Causas Económicas: 9.- Inexistencia de políticas pragmáticas en pro de un desarrollo funcional anivel nacional; 10.- Precios decrecientes en los productos de exportación nacional; 11.- Muy pocos productos industriales para exportar; 12.- Contracción económica en todo el país; 13.- Una alta tasa de desempleo y subempleo a nivel nacional. Causas Sociales y Políticas: 14.- Descontento popular por la errática política gubernamental para resolverlos problemas sociales y políticos; 15.- Carestía y altos precios de los productos de la dieta popular; 16.- Falta de estadistas y líderes políticos que sepan guiar al país y quegobiernen para el futuro no para el momento; 17.- Corrupción administrativa pública y privada alarmante y en grandesproporciones. Se observará que la mayoría de las causas numeradas como síntomas de unadevaluación son pertinentes a la gestión estatal. Ello indica que es el gobiernoquien debe de adoptar una política congruente, objetiva, visionaria e histórica paradar una solución verdadera a la crisis monetaria y económica que está sufriendoHonduras. Evolución de la oferta y la emisión monetaria hondureña 6000 5000 4000 3000 2000 1000 0 Oferta 93 94 91 92 89 90 87 88 85 86 83 84 81 82 13
  14. 14. La
devaluación
en
Honduras
 Cuadro y Gráfica de la oferta y emisión monetaria hondureña3 Año Oferta Emisión 81 631,7 332,5 82 699,3 343,0 83 799,3 392,1 84 832,0 424,3 85 844,0 454,6 86 916,6 477,0 87 1080,4 540,9 88 1215,1 621,9 89 1462,1 739,7 90 1831,1 973,7 91 2139,3 1118,3 92 4420,0 1303,1 93 4772,1 1642,7 94 5541,8 2313,1 95 96 97 98 99 00 01 Mucha gente compara el gobierno de Callejas con el de Reina, y recuerda connostalgia el circulante que emanaba de las obras públicas y critica la pobreza enlas inversiones del gobierno del periodo 1994-1998. En realidad el endeudamiento del gobierno de Callejas fue de 6042 –seis milcuarentidos millones de lempiras, más el incremento de la oferta monetaria. Alentregar el mando ejecutivo a Reina, Honduras quedó con un déficit fiscal ypresupuestario enorme, a tal grado que ató las manos del nuevo gobernantedurante los primeros 15 meses de gobierno; Carlos Roberto Reina, a su vez, siguióel plan neoliberal por inercia o por necesidad. Abono a la deuda Nuevos préstamos Total Total en millones de lempiras en millones de lempiras abonos a la nuevos deuda préstamos1991 1992 1993 1994 1991 1992 1993 1994 millones millones 354 540 600 861 580 1535 2151 1776 2935 6042 Los pagos a la deuda externa por parte del gobierno de Reina representan másdel 30% del presupuesto nacional de la república y saltaron de 861 millones (tasa 3 Honduras en Cifras, Bantral 14
  15. 15. La
devaluación
en
Honduras
de 9,40 por dólar) en 1994 a 2589 millones en 1995 y 3042 millones (tasa de 11,50por dólar) en 1996. DEPENDENCIA 1996 % 1995 % Deuda Pública 3.042.904.617 31,33 2.589.121.582 31,59 DETERMINANTES DEL CIRCULANTE Esto nos conduce a las siguientes deducciones: Una, el gobierno incrementóla masa monetaria de 2139,3 millones a 4800 entre 1991 y 1992; otra, el gobierno haestado manipulando las cifras que publica para consumo de los cándidos desdehace algunos años; Y tercera, el gobierno es el culpable mayor por la inflaciónprovocada desde que los tecnócratas se devanaban los sesos entre obedecer alos amos monetarios o proteger a Honduras, es decir, a todos nosotros ¿Cuánto ha sido la verdadera oferta monetaria en los años anteriores? ¿Esque los gobiernos han ocultado la oferta monetaria o simplemente Rafael Callejasha utilizado, junto con la ayuda de Ricardo Maduro, la maquinita de hacer dinerosin valor y poniéndolo a circular? Hay tres razones que determinan el aumento del circulante con sus pro y suscontra. • En primer lugar, un país con una economía sana y creciente generalmente exporta más de lo que compra; esto le hace acumular divisas y por ende la masa monetaria en moneda nacional. Si el país continua con esta tendencia positiva el efecto repercutirá en la revaluación de su moneda. En estos tiempos de la posguerra mundial sólo ha ocurrido en dos países:Alemania y Japón. Honduras nunca ha tenido superávits sostenidos exceptodurante la segunda mitad de los años cuarenta cuando producía sogas del cultivodel abacá que la Tela Railroad Co., cultivaba y procesaba para suplir lasnecesidades de la marina estadunidense. Solo por dos o tres años Hondurasexportó más de lo que importaba. Generalmente ha vivido de la caridadinternacional y de los préstamos que el F.M.I., el Banco Mundial, el BCIE y otrasentidades internacionales de crédito le han facilitado para vivir tapando un hoyo yabriendo otro. • En segundo lugar, un país puede aumentar su masa monetaria si adquiere préstamos externos y los inyecta en la economía. Al ocurrir este fenómeno ese país, si las inversiones han sido sabias y visionarias, tendrá una economía creciente que ocupará de la masa monetaria creciente para equipararse con los precios según la famosa ecuación de precios, velocidad, dinero y tiempo de rotación. Honduras ha recibido préstamos para fortalecer las reservas monetarias, parainversiones de equipo y tecnología y un porcentaje menor se ha inyectado en la 15
  16. 16. La
devaluación
en
Honduras
economía por medio de la pecunia nacional. El crecimiento de la economía ha sidopequeño y el aparente aumento en los índices de consumo y de producción sedebe específicamente al aumento poblacional y no al verdadero aumento de laeconomía. Basta ver los ingresos per cápita del individuo de las clasesmayoritarias para saber que el desarrollo va en reversa. • En tercer lugar, un país puede aumentar su masa monetaria cuando los dirigentes políticos en el poder optan por la manera más fácil de llevar al país en contradesarrollo creyendo desarrollarlo o aviesamente para lograr otros propósitos de carácter demagógico, desarrollista o mesiánico. Sin embargo, en 1992, cuando triunfalmente el gobierno dijo que aliviaría laescasez de liquidez bajando un uno porciento al encaje bancario que en esemomento era de un 35 porciento de la masa monetaria y representaba según sepublicó en los cuatro diarios nacionales 48 millones de lempiras. Significa que el ciento por ciento de la masa monetaria era de 4.800 millonesde lempiras y no los dos mil y pico de millones que dice el librito oficial circulabanen Honduras en 1991. Visto este panorama es fácil identificar en qué sector se encuentra la política monetaria hondureña. Hay que reconocer que no ha caído en la hiperinflación hasta este momento. Sin embargo, por el movimiento del dólar en las casas de cambio, los bancos y el mercado negro, el lempira comenzó levemente a descender en relación al dólar y ha pasado de los 6,35 lempiras por dólar en 1993 a los 12,30 lempiras en los meses de agosto y setiembre de 1996. En 1997 el deslizamiento del lempira se notó más lento, para setiembre de 1997 se mantuvo a 13,08. La causa de esta detención deslizadora se debió a las ventas buenas de café; las inversiones hoteleras y de complejos turísticos en Tegucigalpa, San Pedro Sula, La Ceiba, Islas de la Bahía; los ingresos maquileros como pago de salarios a los operarios y operarias y al descenso programado del encaje bancario del 42% hasta un 25% para 1998. El exceso de circulante disminuirá los intereses activos y pasivos y por supuesto, si el gobierno, por medio del Bantral canaliza esos fondos hacia la producción, el PIB sin duda se elevará así como el crecimiento económico. 16
  17. 17. La
devaluación
en
Honduras
 L E C T U R A E S P E C I A L TRES CASOS DE CÓMO AFECTA LA DEVALUACIÓN A LOS DIFERENTES ESTRATOS DE LA SOCIEDAD CASO 1: A) UN CAPITALISTA QUE INVIERTE SU DINERO EN OTRA DIVISA O EN BIENES LÍQUIDOS. Muchos capitalistas que temieron por su dinero ante la devaluación del lempira comenzaron a comprar dólares a diferentes precios y a invertir en bienes líquidos y semilíquidos a tal grado que cuando se oficializó la catástrofe gran parte de sus capitales líquidos estaban convertidos en dólares, haciendas y ganado, terrenos urbanos, casas, vehículos, joyas, artículos de arte. La moneda hondureña en 1997 en setiembre tenía una paridad oficial de 13,08 lempiras por un dólar y de 13,30 en el mercado negro, esta circunstancia había favorecido a este capitalista previsor aumentándole el valor pecuniario de sus bienes conforme la tasa de cambio. Para lograr esto el capitalista de marras revalorizó sus bienes líquidos y semilíquidos a los precios devaluados, por ejemplo: A) Había comprado dólares a las tasas de 2x1; 2,50x1; 3,00x1; 5,00x1, etc.… yahora si desea reconvertir sus dólares los vende a 13,30. B) Las haciendas fueron revalorizadas sus áreas y sus inventarios desemovientes: Compró a dos mil lempiras o tres mil lempiras la manzana en lasáreas rurales y el ganado vacuno a cuatrocientos, seiscientos o mil lempiras elsemoviente, excepto ganado fino como los sementales o ganado pura sangreimportado. Al querer liquidar estos bienes los calcula una seis o siete veces másaltos que el valor al que los compró; C) Lo mismo ocurre con los demás bienes adquiridos antes de la devaluacióno en el proceso de devaluación, bienes como: los terrenos urbanos, las casas, losvehículos, las joyas, etc. En resumen, este capitalista previsor no fue afectado por la devaluación, más bien se ha enriquecido marcadamente. B) UN CAPITALISTA QUE NO INVIRTIÓ SU DINERO Y LO DEJÓ EN LOS BANCOS Los capitalistas —en este caso especialmente los bancos— que no tomaron ninguna decisión sobre sus bienes monetarios al momento del proceso devaluador; sus lempiras perdieron valor adquisitivo de conformidad con la tasa de cambio, pero se aumentó la tasa de interés activo y pasivo a medida que la moneda se deslizaba en relación al dólar, que como ya se expresó, es el patrón de referencia del lempira. Las tasas de interés bancario por depósitos a plazo fijo se elevaron hasta un 36% en algunos bancos y hasta casi el 40% en algunas financieras o instituciones de tarjetas de crédito. Entre más alto era el monto ofrecido a plazo fijo más alto el interés. 17
  18. 18. La
devaluación
en
Honduras
 Las tasas de interés para los préstamos bancarios se elevaron hasta un 44% máximo y 36% mínimo; los prestamistas agiotistas elevaron sus tasas de un 60% anual hasta un 120% anual. En resumen el capital líquido se defendió solo. La respuesta es muy evidente durante el proceso devaluativo los bancos aumentaron de dos a tres veces sus activos líquidos.CASO 2:A) UN PROFESIONAL INDEPENDIENTEProfesionales como médicos, arquitectos, ingenieros, etc., acomodaron sus ingresos de tal forma que la venta de sus servicios aumentó tomando como referencia la tasa de cambio vigente. Ellos por tener en su poder los medios de ajuste no han tenido problemas mayores durante el proceso de devaluación y por lo tanto se catalogan entre los hondureños y hondureñas que se han beneficiado de este fenómeno monetario. Baste citar un ejemplo: Las consultas médicas antes de la devaluación oscilaban entre diez y cincuenta lempiras la consulta; en 1997 las consultas tenía un rango entre cincuenta y trescientos lempiras.B) UN PROFESIONAL EMPLEADO POR EL GOBIERNOLos profesionales de nivel intermedio empleados en la burocracia gubernamental: maestros, médicos, abogados, administradores de empresa, ingenieros, agrónomos, etc., antes de la devaluación tenían sueldos entre 900 y 4000 lempiras mensuales. Las organizaciones gremiales defensoras de los derechos de los empleados públicos, presionaron automáticamente por aumentos salariales. Las organizaciones de la empresa privada como el Cohep, Andi, etc., se oponían a los aumentos porque auguraban una escalada de precios en el mercado disparando la inflación. Los aumentos recibidos durante los años que tiene Honduras de vivir devaluando su pecunia han sido calculados de acuerdo a la tasa de inflación y no de acuerdo a la tasa de devaluación. Robar —me es difícil poner otro sinónimo más aceptable— de los salarios y los sueldos a la gente no es un crimen para la empresa privada sino una circunstancia de las leyes del mercado que favorece al 20% de la población, en este caso la que domina los bienes y los servicios. Veamos ahora lo que acontece con el sueldo de una maestra divorciada en el nivel último del escalafón, con 28 años de servicio, trabajando en un área urbana: Olanchito y de segunda categoría. Tiene además tres dependientes, madre y dos hijos a un nivel de estudio universitario. SUELDO DE UN MAESTRO Lp¤$ lempiras dólares año Paridad 900,00 450,00 1989 2,00 900,00 450,00 1990 5,70 900,00 157,89 1991 5,40 900,00 166,67 18
  19. 19. La
devaluación
en
Honduras
 1992 5,83 960,00 164,67 1993 7,26 960,00 132,23 1994 9,40 1850,00 196,81 1995 10,25 2100,00 204,88 1996 12,82 2600,00 202,81 Esta persona en 1989 ganaba 900 lempiras por mes, es decir, 450 dólares. En 1990 cuando el Sr. Rafael Callejas instituye el ordenamiento de la economía, la moneda se devaluó de 2,00 lempiras por dólar a 5,70 por dólar. De inmediato el sueldo de dicha maestra se redujo a 157,89 dólares; en 1992 esta persona recibe un aumento de 60,00 lempiras sobre los 900 lempiras y su sueldo asciende a 164,67 dólares, pero en 1993 el lempira se devaluó a 7,26 por un dólar, bajando el sueldo de la maestra a 132,23 dólares. En 1994 se le mejora el sueldo a 1850 lempiras, en 1995 a 2100 lempiras y en 1996 a 2600 lempiras, es decir, un sueldo de 202,81 dólares. Para 1998 se aplica la tabla de aumentos salariales derivados del Estatuto del Docente y se espera asimismo que lo haga el Estatuto del Médico. Estas son respuestas que tienden a nivelar los ingresos de los profesionales a los sueldos que se tenían antes de la devaluación.CASO 3:UN JORNALERO Un jornalero tiene el ingreso reflejado en el cuadro inferior que expresa la paridad entre el lempira y el dólar según el año, el jornal devengado en ese año y el valor en dólares. Si hubiera habido un ajuste automático del jornal en relación con la devaluación el jornalero común estaría ganando entre 4 y 5 dólares diarios, es decir: 52,00 ó 65,00 lempiras al día, a la tasa de 13 lempiras por un dólar. Si comparamos el ingreso de: un jornalero, un maestro, un empleado público, un oficinista de la empresa privada, se sabrán las estrecheces diarias que estas personas pasan para comer y medio vivir. La empresa privada como genera producción, dinero y crecimiento económico se ha adaptado mucho mejor que el gobierno. Hay regiones como en el departamento de El Paraíso, La Esperanza e Intibucá que todavía hay jornales de diez lempiras diarios. Los empresarios expresan que si se pagará conforme a los porcentajes de la devaluación eso produciría una inflación increíble en espiral. El jornal no siempre ha sido aceptado por el trabajador quien lo rechaza cuando es muy bajo, de modo que el contratante tiene que ofrecer unos lempiras más sobre el precio del jornal oficial. MOVIMIENTO DEL SUELDO DE UN JORNAL OFICIAL ENTRE 1989 Y 1997 año Paridad jornal en $$ 1989 2,00 6,00 3,00 1990 5,70 8,00 1,40 1991 5,40 8,00 1,50 1992 5,83 10,00 1,72 1993 7,26 12,00 1,38 1994 9,40 15,00 1,60 1995 10,25 25,00 2,44 19
  20. 20. La
devaluación
en
Honduras
 1996 12,82 28,00 2,18 1997 13,08 28,00 2,14 La cruz de este jornalero, es que todas las cosas subieron de precio porque los dueños de los bienes y servicios – como no pueden perder!– ajustaron sus mercancías y sus ¡ servicios cada vez que el lempira se devaluaba a tal grado que ahora pagar entre 8 y 10 lempiras por libra de frijol, 20 por el queso, otro tanto por la carne, 2,50 por la cocacola, 3,00 por la botella de leche o 6,00 por el cartón de litro, ya es el tema de todo los días.¿QUÉ SE PUEDE HACER?El gobierno debe detener la devaluación gastando sólo lo que recauda de sus impuestos y otros ingresos no fiscales; detener las importaciones suntuarias e innecesarias aunque se disgusten los promotores del grupo de los siete u ocho; financiar con intereses apropiados las actividades del campo para todos los niveles de la producción: el campesino, el pequeño agricultor y las agro industrias; y al pueblo hay que motivarlo con civismo y pragmatismo a gastar menos en cosas superfluas, buscar productos sucedáneos baratos, no comprar tanto del extranjero, ahorrar e invertir en el país en micro empresas, pequeñas empresas y en sustituir las importaciones de productos que irreflexivamente todos compramos del extranjero como: dulces, refrescos, licores, galletas, pan, ropa, zapatos, perfumes, autos de lujo, etc. La educación debe apoyar a la producción nacional preparando a los jóvenes con las carreras técnicas cortas que dan un medio rápido y seguro de ganarse la vida honradamente. Hay muchos colegios que modesta y calladamente están preparando a la juventud con carreras como: sastrería, turismo, corte y confección, arte, belleza, mecánica, electricidad, soldadura, radio, televisión y electrónica, refrigeración, etc., en vez de carreras de bachilleres, peritos, maestros y secretarias que en su mayoría están mal preparados. El neoliberalismo ha empobrecido a todos los países de todos los continentes donde se han aplicado sus políticas neoliberales, sin embargo, quienes lo defienden sugieren paciencia, confianza en el sistema, que hay que esperar el rebalse de la actividad puramente económica para sentir el beneficio y la compensación social para las masas. Esas son simples promesas que no se cumplirán. El sistema neoliberal es cruel, injusto, egoísta y crudamente basado en el lucro, en invertir poco y ganar mucho; si hay algún plan que beneficie a las masas es porque hay alguna razón económica importante y oculta para ello. Y como todos los países están empobrecidos solo pueden aportar sus poblaciones famélicas y necesitadas para que acepten ganar menos y hacer más ricos a los ricos. Además el neoliberalismo ensimismado en el lucro se está quedando ciego pues parece no percibir el aumento de la globalización de la pobreza y la presión humana en la caldera de la sociedad, donde aparecen signos ominosos como los ataques de hordas enloquecidas y hambrientas en Brasil, Venezuela, Argentina, Santo Domingo, etc. ¿Vendrá acaso un gobierno mundial policiaco para andar apagando los incendios sociales por toda la aldea global; o terminar comiéndose los flacos a los gordos? 20
  21. 21. La
devaluación
en
Honduras
 MEDIDAS DE CONTROL Si el gobierno hondureño hubiera querido reducir el peligro de la devaluacióny a la larga evitarla debe tomar las siguientes medidas de inmediato, queinfortunadamente no hicieron ni Suazo ni Azcona, sino que se empecinaron enmalbaratar las dádivas estadunidenses y no hacer nada en cuanto a la cuestiónsocioeconómica: a.- Nivelar el gasto y la inversión públicas con los ingresos fiscales nacionalesreales y probados; b.- Restringir la inversión pública y enfocarla a los proyectos fundamentalescomo los de salud pública, educación nacional y los tendientes a apoyar laproducción, la comunicación terrestre y de microonda, y aumentar las fuentes dela energía; c.- Fomentar la producción nacional. Dándole énfasis a la industria quesustituya las importaciones de bienes que con un poco de tecnología yentusiasmo empresarial pueden producirse aquí ya que se cuenta con las materiasprimas locales; y a las agroindustrias nuevas con gran aceptación en losmercados internacionales; ch.- Retirar de la circulación el dinero inflacionario que el gobierno mismo haemitido para hacerle frente a los compromisos internos; d.- Reducción del encaje bancario para permitir a los bancos nacionalesaumentar sus carteras crediticias con fondos hondureños, promoviéndose así elahorro y la inversión nacionales; e.- Restringir en la balanza comercial la importación de productosinnecesarios para el desarrollo del país y para la vida diaria de los hondureños; f.- Vedar por algunos años, mientras se fortalece la economía, la importaciónde artículos suntuarios para detener el consumismo desastroso de estos días yencausar ese dinero hacia el ahorro y la inversión nacionales.19 19 Los últimos dos incisos son anatema para los defensores de las medidas neoliberales quienes por proteger los intereses de las minorías poderosas económicas y políticas son capaces de sacrificar a las mayorías débiles y pobres. La orden es abrir las puertas y ventanas de los países económicamente débiles para permitir la globalización de la economía. ¿Pero tendrán esos países la fuerza necesaria para competir? PRIMERAS PRESIONES PÚBLICAS DEVALUADORAS En 1985 el gobierno hondureño estaba fuertemente presionado para quedevaluara el lempira que algunos funcionarios diplomáticos estadunidenses 21
  22. 22. La
devaluación
en
Honduras
calificaban como una moneda sobrevaluada y que necesitaba ajustarse a lascondiciones de la oferta y la demanda del mercado. Las empresas navieras presionaron ilegalmente al exigir el pago de susservicios en dólares; y un sector empresarial exportador estaba ansioso para quese aprobara un mercado paralelo monetario o una devaluación monetaria. Si el gobierno accediese a esas demandas se beneficiaría a unas pocasempresas y se sacrificaría a todo el pueblo. En realidad quien debe de sacrificarsees únicamente al causante principal de esa situación económica y monetaria: Elgobierno hondureño. El gobierno hondureño debe reducir la burocracia, suprimir los entesautónomos que no estén dando los resultados para que fueron creados; suprimirel gasto público inoficioso y pervivir más humildemente. De 1985 hasta la toma de posesión del presidente Callejas en enero de 1990, eldeterioro de la moneda fue cada vez más evidente debido en parte al crecientemercado negro y a la falta de apoyo que el gobierno estadunidense fue retirando aHonduras a medida que la revolución sandinista agonizaba y Honduras dejaba deser un peón importante para el ajedrez estadunidense. Asimismo, las fuerzas económicas nacionales que se beneficiarían con ladevaluación comenzaron a presionar al gobierno y a quejarse de la dureza de lamoneda ante las demás monedas centroamericanas la competitividad se basabaen una moneda devaluada para competir con bajos costos económicos aunquehubiera explotación de las masas centroamericanas que recibían ingresos cadavez menores. El presidente Azcona se inmovilizó ante esta situación desconocida para lospolíticos hondureños y no supieron evadir los trastornos que acarriaría unadevaluación. Los políticos se contentaron en sacar dólares fuera del país, asegurarse su vigenciapolítica en el próximo gobierno fuera liberal o azul, e improvisar como tradicionalmente lohan hecho ante cambios inusuales en el panorama político o en el desconocido panoramamonetario. Honduras comenzó a sentir en carne viva la gran presión sutil y directa delFondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y AID a raíz de un informeprodevaluador en el mes de mayo de 1989. El documento en cuestión era un panegírico de la devaluación donde seenaltecían las virtudes de este fenómeno monetario y muy de pasada se hablabade sus efectos negativos en la población. En ese documento se loaba la facilidad que tendría Honduras para estimularsus exportaciones tradicionales y de nuevo cuño logrando con ello elmejoramiento económico del país; pero no se profundizó en el sacrificio delcampesino, del obrero o del asalariado que tendrán que hacer milagros para nomorir de hambre con sus respectivas familias. 22
  23. 23. La
devaluación
en
Honduras
 Las delegaciones del FMI y del BM insistían en que Honduras firmara una cartade intenciones que incluía un paquete de medidas monetarias, fiscales,administrativas y económicas que iniciaban, así, el camino hacia la solución delos problemas hondureños. Pero Gonzalo Carías Pineda, en ese momento presidente del Bantral, advertíaque «podía ser una trampa y que había que saber leer entrelíneas». 23
  24. 24. La
devaluación
en
Honduras
 L E C T U R A E S P E C I A L LA TRANSICIÓN DEL KEYNESIANISMO A LA TEORÍA MONETARISTA DE FRIEDMAN(4)LA MACROECONOMÍA KEYNESIANASegún esta macroeconomía el gobierno tiene una participación muy importante en las decisiones económicas. Hasta la década de los años ochenta los gobiernos de América basaban su política socioeconómica en los postulados del economista John Maynard Keynes que abogan por una participación activa del gobierno en las decisiones económicas de la nación y una ejecución notable en algunos negocios del bien común. Esos eran los deseos de los países dueños del BM y el FMI y prestaron dinero a manos llenas a los países pobres y sin industrias. En América Latina se vio cómo los gobiernos participaron en la ejecución, gestión y administración de enormes empresas estatales como: la energía hidroeléctrica, las telecomunicaciones, los servicios portuarios, los servicios de agua potable y alcantarillados, el control del bosque, el servicio postal, los servicios médicos, los educativos en todos los niveles, etc. La crítica contra estos negocios del estado se basa en que el gobierno es un mal administrador porque politiza la administración de los negocios públicos. Son muy raras las empresas estatales bien administradas. España privatizó casi toda sus empresas estatales, porque el conservadurismo de José María Aznar así lo exige, vendió las empresas muy rentables y que aportabann miles de millones de dólares al estado español. Las pocas empresas españolas en rojo no tienen postores por el momento, pero éstas son apenas un porcentaje muy bajo. El keynesianismo daba pauta a los gobiernos para dirigir la economía, levantar el nivel de vida de los pueblos con cierto paternalismo y por medio de obras y aplicaciones eminentemente sociales sin importar el costo económico. Pedía aumentar el gasto público en educación, salud, reforma agraria y una parcial sustitución de importaciones. Vimos entonces en Honduras, para citar como ejemplo, la aparición de una ley de reforma agraria que nunca se aplicó en sus fundamentos básicos, un código del trabajo, una ley de seguro social; la aparición de entes autónomos y semiautónomos como: Enp, Enee, Ina, Sanaa, Hondutel, Ihss, Cohdefor, etc. Estas empresas politizadas hasta el tuétano se convirtieron en entes captadores de cientos de millones de lempiras, pero para nada, pues apenas logra(ba)n sostenerse debido a la carga social que sostienen por los paracaidistas, derroches y las manos sucias en el manejo de los fondos.4 Tema presentrado a la consideración de los estudiantes de ciclo común por medio del texto de Estudios Sociales; segundo curso del ciclo común u octavo grado escolar; Marel Medina Bardales, Editorial El Jamo,1996 24
  25. 25. La
devaluación
en
Honduras
 Hondutel estaba en manos de los militares y se había convertido en la fuente de trabajo para las esposas, amantes, amigos, simpatizantes y seguidores del militarismo; se convirtió en un feudo militar; la Enee fue manejada por una argolla administrativa burocrática que quitaba y ponía gerentes y a saber que otras cosas más…MACROECONOMÍA MONETARISTA O NEOLIBERALLos conservadores a ultranza como Ronald Reagan y Margaret Thacher a la cabeza en las naciones como Estados Unidos e Inglaterra comenzaron a inclinarse por la posición monetarista basada en las ideas expuestas desde 1967 por el economista Milton Friedman, a esta nueva posición se le llama popularmente neoliberalismo. El monetarismo vuelve a los esquemas del liberalismo económico con nuevo vestido de seda, basado en que la economía privada tiene fuerzas autocorrectivas que han sido subestimadas y que la intervención gubernamental puede causar más daño que beneficios. En los países latinoamericanos el neoliberalismo sugerido por los organismos internacionales de crédito comenzó a ser aceptado desde 1982. Honduras cedió hasta abril de 1990 en el mes de abril cuando el presidente Callejas abrió sus brazos y su mente a los mandatos del FMI y el BM. Si Honduras no hubiese jugado un papel de aliado con Estados Unidos para atacar a los sandinistas, desde 1982 Suazo Córdova y Azcona hubieran sucumbido también. El error de estos dos expresidentes liberales fue creer que la situación sandinista duraría lo que ha durado el régimen cubano. Las principales medidas monetaristas o neoliberales son: la devaluación monetaria, la liberación de los precios, la reducción de los aranceles de la exportación e importación de bienes y servicios, la disminución a las políticas de protección social como: salud, educación y vivienda, menor participación del gobierno en las actividades económicas del país, la privatización de las empresas estatales; y condiciones favorables para las inversiones de capital extranjero en el país. El siguiente paso al liberalizar la economía y privatizar las empresas estatales, es la de formar bloques económicos regionales, subcontinentales y continentales en pro de la globalización de la economía desde el punto de vista neoliberal. Este punto de vista pretende que las economías mundiales se abran ante las fuerzas poderosas de las economías de los países que integran el G7 o grupo de los siete: Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Alemania, Italia, Canadá y Japón, quienes son los verdaderos dueños del Banco Mundial y el FMI. En 1997, Rusia ha sido admitida al club con ciertas limitaciones. Por medio del ofrecimiento de préstamos nuevos o la renegociación de las deudas viejas, los organismos financieros siguen las instrucciones de sus dueños al intervenir las estructuras gubernamentales y económicas de los países deudores. Todas esas condiciones son en desmedro de la riqueza, desarrollo y bienestar de los países solicitantes de préstamos. Ya está comprobado que el neoliberalismo con sus tratamientos de choque en el ordenamiento de la economía, empobrece a la mayoría de la población, hace tambalearse a la clase media y hunde en la miseria a la clase baja; asimismo de este tratamiento sólo salen beneficiados los miembros de las clases altas que controlan los negocios exportadores; las trasnacionales que exportan contínuamente productos 25
  26. 26. La
devaluación
en
Honduras
monopólicos y los bancos que desde 1990 han duplicado, por lo menos, sus capitaleslíquidos.Como la voracidad por el lucro es innegable en las economías occidentales o lasorientales de nuevo cuño, las medidas de choque también las han aplicado en lapoblación de los propios países capitalistas. Así vemos que en Europa hay 45 millonesde personas desempleadas y en Estados Unidos hay 45 millones de personas bajo lalínea de pobreza y están promulgándose otras leyes y medidas para desamparar aúnmás a los estadunidenses pobres, sin duda hispanos y negros; y ¿qué podemos decirde los pueblos ex soviéticos?Si este es el efecto inmediato, ¿cuál será el efecto a largo plazo? Los defensores delneoliberalismo sostienen que la empresa privada nacional –la que logre sobrevivir– seencargará de hacer más eficiente la economía y a los trabajadores, quienes al rendirmás ganarán más; y de una manera no muy clara aparecerá la riqueza para todos.(¿?) 26
  27. 27. La
devaluación
en
Honduras
LAS PROMESAS DE CALLEJAS El candidato azul, Rafael Leonardo Callejas, mantuvo una aparente posición debatalla por la protección de las mayorías. La situación económica hondureña eracrítica pero no desesperada. Callejas prometió una canasta familiar más barataque la que en esos momentos se vivía en comparación con la canasta popular delos demás países centroamericanos. Los frijoles eran un patrón de referencia. Desesenta u ochenta centavos la libra aumentaron a un lempira y hasta 1,20. En mayodel 93 los frijoles se compraban entre 2,60 y 3,00 la libra y en los primeros días dejunio en la capital alcanzaron el precio inusitado de Lps.30,oo la medida, es decir,Lps.6,oo la libra; ello obligó al gobierno a permitir la importación de frijolescostarricenses y estadunidenses -menos duros que los salvadoreños, parasolventar la crisis alimenticia que estaba provocando una violencia social estática.La inflación externa y la derivada de las importaciones con dólares comprados enel mercado negro aumentaba cada día. Sin embargo, Honduras tenía una tasa deinflación menor que las del resto de Centroamérica. Tales promesas sirvieron para motivar a los electores que los cambioscallejísticos eran los que la mayoría necesitaban y por ello los apoyarían. Cuandoen los últimos meses de 1989 AID retiró la ayuda sustancial a Honduras, lamoneda en el mercado negro se cotizaba hasta 5 por 1. El 28 de noviembre de 1989, los hondureños teníamos presidente electo:Rafael Leonardo Callejas. El triunfo arrollador del partido conservador, el partidonacional, dejó boquiabiertos a los liberales -quienes creían tener una victoria fácil-el pueblo hondureño en general también así lo esperaba; los mismosnacionalistas estaban asombrados; y la opinión internacional mostraba asombro,no por el triunfo de Callejas, sino porque Honduras por cuarta vez consecutiva enun lapso de diez años estaba demostrando una madurez política incuestionable.Aunque la madurez todavía no llega al nivel adecuado para seleccionarracionalmente a su gobernante. Muchos hondureños estaban interesados en conocer ese cambio, queindiscutiblemente estimuló a muchos electores a favorecer a Callejas. El primer gran reto al que se enfrentaría Rafael Leonardo —decía la masapensante— sería activar la economía nacional, combatiendo el desempleo,fomentar la agricultura, la ganadería, las agroindustrias, la artesanía, el sectorindustrial en todos sus niveles, estimular la sustitución de importaciones de todoslos productos que se pudieran procesar en Honduras, aumentar las exportacionesno tradicionales, obviar los trámites para expeditar la inversión nacional einternacional, restringir la importación alocada de bienes de consumo y fortalecerla balanza comercial, disminuir el gasto público innecesario, disminuir elpresupuesto nacional y mantenerlo tenazmente balanceado, restituir la confianzadel público en el sistema bancario nacional y permitir a la banca privada, lasempresas e individuos a mantener cuentas bancarias en dólares nacional einternacionalmente; controlar a los burócratas rapaces y aliviar la vida del 27
  28. 28. La
devaluación
en
Honduras
campesino, el obrero y todos los asalariados, acelerar las obras de infraestructuraestatal y facilitar el financiamiento necesario para el microempresario rural yurbano. Por su parte, Callejas durante su campaña electoral de más de siete añosexpresó que era partidario de la descentralización del gobierno, delreconocimiento, fortalecimiento e independencia del municipio hondureño y delgobierno municipal, de la reducción del déficit fiscal, de la cancelación de losentes descentralizados inoperantes y de un pago a la deuda externa serio yconstante. Monetariamente Callejas prometió textualmente que «la devaluación no seríapermitida porque no era la respuesta adecuada a las necesidades hondureñas». 28
  29. 29. La
devaluación
en
Honduras
 Segunda Parte LA DEVALUACIÓ N DEL LEMPIRA Y EL GOBIERNO DEL PARTIDO NACIONAL (1990 - 1993)E n marzo de 1990 el gobierno de Rafael Leonardo Callejas presentó al Congreso Nacional un paquete de leyes llamadas las Medidas del Ordenamiento Económico, aunque pomposamente el gobierno lo bautizó como Decreto Ley 18-90 del Ordenamiento Estructural de la Economía. El pueblo hondureño aguardaba con impaciencia las directrices del gobiernocallejista que se enfrentarían a la bancarrota nacional, al déficit fiscal, al déficitcomercial, a la hética producción agropecuaria, al consumismo popularexacerbado, a la pobreza extrema del pueblo, a la falta de pujanza de la industrianacional, al derroche de nuestros recursos, al despilfarro de los fondosrecaudados por el fisco y al pisoteo de la dignidad nacional. La deuda externa hondureña se encontraba en una situación delicada. Losorganismos internacionales de crédito habían declarado a Honduras como inhábilpara recibir préstamos financieros dedicados a la inversión pública y a fondosfrescos que fortalecieran las reservas monetarias debido a la mora e incapacidadgubernamental para cumplir con los compromisos vencidos, o por vencerse. Los gobiernos anteriores de 1982 a 1989 acostumbrados a recibir donacionespara cubrir las necesidades inmediatas del país fueron descuidando loscompromisos con el FMI y el BM, éstos se mostraban duros y exigentesinsistiendo en que Honduras devaluara. Ante las negativas de Suazo y Azcona,quienes supusieron que mientras durase el problema sandinista, Honduras podríamedrar con la asistencia estadunidense; el FMI y el BM decidieron esperar elcambio de gobierno y la caída del sandinismo para obligar a Honduras, por el pesodel dinero, a devaluar, dar las facilidades necesarias y entrar al juego neoliberal, envigencia desde el comienzo del gobierno de Reagan. Al conocerse las medidas del ordenamiento económico estas no fueron demomento rechazadas por los sectores que serían afectados debido en primerplano por el desconocimiento de los efectos sutiles y posteriores de la aplicaciónmonetarista; en segundo término a las promesas de subsidios temporales porunos cien millones de lempiras destinados al trasporte, la ayuda económicadirecta (PRAF)20 a las mujeres pobres con hijos de edad escolar(PMJF), alotorgamiento de alimento básico a los sectores más pobres (PBMI), el 29
  30. 30. La
devaluación
en
Honduras
ofrecimiento de un Banco de Tierras (¿?) y la creación del Fondo Hondureño deInversión Social (FHIS). 20 PRAF, Programa de Asignación Familiar; BMJF, Bono Mujer Jefe de Familia; PBMI, Bono Materno Infantil. [explicar las actividades del praf durante el gobierno de reina] Estas medidas de aparente apoyo social son dedicadas a las clasesdesposeídas de los departamentos más pobres de Honduras: Lempira, Intibucá,Copán, Valle, Choluteca, Cortés y Francisco Morazán. "Desde diciembre” -dice elpanfleto ilustrativo oficial- “de 1990 a diciembre de 1991, el proyecto ha distribuidoun total de 377.521 bonos PBMI lo que representa un subsidio de 7.550.420,oo delempiras (1.398.225,92 de dólares). (Un dólar = 5,40) Ello significó socialmente unaayuda para 9.882 madres y a 39.723 niños". La síntesis de 1991 fue de 80.909 madres y 125.728 niños, para un total de24.855.860 de lempiras. Algo así como una ayuda individual de: 120,oo lempirasanuales. Para 1992 se esperaba una ayuda similar. Mientras que el lucro de una sola empresa bananera representaba en un mesentre 8 y 10 millones de dólares, con un ahorro mensual de unos 8,5 millones delempiras derivados de la devaluación al reducir sus pagos de salarios devaluadosa los obreros bananeros. Standard Fruit de Honduras vendía 10 millones dedólares mensuales y pagaba unos 2,5 millones de dólares en salarios por periodo;al devaluarse el lempira los costos salariales fueron de apenas 920.000 dólares porperiodo de cuatro semanas. El programa social de Callejas fue en resumen una burla para el pueblohondureño y un menosprecio al entendimiento de los grupos pensantes. Con unaayuda anual de 120 lempiras una persona normal apenas tenía para comprar lacanasta familiar completa para una semana a los precios de la fecha. ¿Y lasrestantes 51 semanas? Además regalar paternalmente en vez de fortalecer lasfuentes de trabajo, la educación práctica y la salud del pueblo es más nocivo puesatrofia el deseo del ser humano para luchar por su bienestar familiar si tiene todaslas armas sociales arriba indicadas. La oferta de bajar los aranceles de los productos de consumo, de estimular laimportación de bienes y servicios para cubrir todos los deseos de consumo einversión, hizo pensar a muchos hondureños que volveríamos a vivir como hasta1970, cuando el dólar se compraba libre y sin límite a dos por uno. Se olvidaronque el país había duplicado su población y los problemas socioeconómicosaumentado logarítmicamente. Sin embargo, detrás de estas ofertas que estimulaban la necesidad deconsumo de los hondureños, el gobierno informó que para cuestiones devaloración aduanera la tasa de cambio se basaría a 5,40 lempiras por un dólar,apartándose del tradicional 2x1 que imperó por más de siete décadas. La tasa 30
  31. 31. La
devaluación
en
Honduras
oficial de cambio supuestamente se dejaría para cubrir la deuda pública externa.Sin duda esta desigualdad produce un efecto distorsionado en la economíanacional. De hecho el lempira estaba devaluado a 5x1 en el mercado negro. El procesodevaluativo entró en la economía nacional como una inflación importada. Noocurrió violentamente sino que en el transcurso de cuatro años las importacionesdel mercado negro ingresaban devaluadas lo que aumentaba el valor de las cosas. Cuando la devaluación se oficializó el impacto fue atenuado debido a que laciudadanía ocupaba gran parte de la oferta del mercado negro para susimportaciones. Las personas que desconocían este fenómeno sufrieron el impactodirecto en su vida diaria. Fue sin duda una excelente jugada de parte de los promotores de ladevaluación quienes se enriquecieron de la noche a la mañana con informaciónespecial y por medio de la exacción política. Actitud del Gran Capital ante la Devaluación En Honduras tres sectores poderosos enfrentaron la devaluación con lasarmas propias del capitalismo: 1.- El Sistema Bancario Nacional. La banca desde mediados de la década delos 80 comenzó a aplicar en sus préstamos a los usuarios intereses flotantes paracompensar los efectos negativos de la inflación y la devaluación boyante en elmercado de estraperlo; 2.- El Capital Nacional, se protegió sacando los fondos en dólares para elextranjero, o comprando bienes líquidos y semilíquidos o comprando tierrasrurales, urbanas, valores, semovientes, etc.; 3.- Las Trasnacionales 21 al hacer sus exportaciones en dólares reconvertíanmenor cantidad de divisa extranjera para cubrir los compromisos de susoperaciones mercantiles en Honduras. Las bananeras aprovecharon el boom de la agroindustria bananera con lasupuesta apertura de los mercados de Europa Oriental y ruso; más la ignoranciadel hondureño medio sobre el fenómeno de la devaluación, para comenzar acomprar tierras y cooperativas22 con vocación bananera a precios anteriores a ladevaluación en la mayoría de los casos. 21 Los exportadores, los empresarios, los grandes productores agroindustriales y los comerciantes importadores monopolistas se encontraron con una liquidez enorme debido a que el dólar ingresaba a Honduras con una tasa de cambio de 5,40 lempiras y los costos de pagos por salarios se seguían pagando a los precios antes de la devaluación. Urgía el ajuste salarial automático. 22 El colectivo de Raúl Ruben y Francisco Fúnez con las contribuciones de Rigoberto Sandoval Corea, Mario Ponce, Eduardo Baumeister y Ernesto Gálvez, titulado La 31
  32. 32. La
devaluación
en
Honduras
 Compra/Venta de Tierras de la Reforma Agraria, de la Editorial Guaymuras, marzo de 1993, enfoca fría y prolíjamente este fenómeno político y económico de la expansión bananera en las valiosas tierras de los valles Aguán y Sula especialmente -hubo compras en el valle de Leán y sectores de la gran llanura costera del Atlántico. Agradezo a Herr Ernesto Bucher funcionario de COSUDE/P–ONG, el ejemplar que me envió. La expansión fue apoyada por la política neoliberal del gobierno delpresidente Rafael Callejas con la pretensión de llevar a Honduras a un sistema delibre empresa sin considerar las condiciones de atraso de los dos tercios de lapoblación hondureña. Además Callejas depositó gran parte de su programa desarrollista en laproducción bananera, para cubrir: Parte del desempleo existente e incrementar alargo plazo la recaudación fiscal de las exportaciones bananeras. Todo esteoptimismo se basaba en la creencia del mundo occidental que la diferencia de losestándares de vida entre la Europa Occidental y la Europa Oriental era muypequeña. La realidad nos indicó otra situación: Un mayor atraso económico de EuropaOriental; un recrudecimiento de los nacionalismos europeos orientales que semantuvieron latentes mientras imperó el férreo control de la Hoz y el Martillo; lareaparición de cruentas luchas intestinas entre etnias y una virulenta luchareligiosa especialmente entre musulmanes y cristianos; Europa Oriental tenía,asimismo, que vivir por el doloroso proceso de transición de una economíasocialista centralizada a una economía de mercado supuestamente democrática. Todo esto fue un gran obstáculo a las inversiones bananeras que suponían losnuevos mercados de más de 300 millones de consumidores podrían llegar aconsumir 5 libras de banano percapita y un crecimiento constante hasta igualar almenos las 17 libras de consumo percapita europeo o las 25 libras estadunidenses. Por su parte, Honduras vivía una febril actividad de compras de tierras deprimera calidad para el cultivo del banano, compra de cooperativas bananeras enservicio activo y las medidas paralelas de Callejas en cuanto al OrdenamientoEconómico y la devaluación. La inversión bananera se nutrió –en detrimento del bienestar de las clasesmedia y baja– de la devaluación y las medidas neoliberales, siendo el sacrificio delpueblo el que en resumen financió la expansión de la inversión aparentementecon fondos extranjeros. Otros grupos capitalistas hondureños incrustados en la cumbre del poderpolítico y económico del gobierno de Rafael Callejas iniciaron compras de tierrasen los mejores sectores de la llanura Atlántica, el valle del Aguán y el valle deSula. Ellos proyectan sembrar palma africana, banano y otros cultivos de nuevocuño. 32
  33. 33. La
devaluación
en
Honduras
 El efecto social que sufrirá Honduras dentro de unos pocos lustros entre loscampesinos sin tierra –que ellos mismos vendieron– los terratenientes y lastrasnacionales bananeras será de consecuencias nefastas. 33
  34. 34. La
devaluación
en
Honduras
 L E C T U R A E S P E C I A L ¿QUÉ PASARÁ DENTRO DE ALGUNOS AÑOS EN EL AGRO HONDUREÑO? Nuestra historia desde los tiempos premayas nos enseña que el hombre mesoamericano provocó grandes trastornos ecológicos con su agricultura migratoria que todavía practica nuestro campesino: talar, quemar, sembrar, cosechar un par de años e iniciar el ciclo en un nuevo sitio. Ha existido la teoría que la agricultura extensiva de los mayas destruyó el hábitat mesoamericano, pero para poner más misterio en el enigma de nuestro pasado, satélites armados de rayos infrarrojos para detectar estructuras subterráneas han descubierto en la península de Yucatán drenajes sistemáticos que indican que los mayas utilizaron la irrigación. Por su parte, investigaciones desarrolladas por Arturo Gómez-Pompa (botánico y ecólogo de la universidad de California en Riverside) indican que los mayas utilizaron un sistema lógico de la explotación de los bosques. La población creciente y los intentos sociales por resolver los problemas socioeconómicos de la lucha por la tierra detuvo un poco la migración humana hacia nuevos terrenos vírgenes en las últimas reservas húmedas de pluviselva con que cuenta Honduras. El siguiente cuadro muestra a la altura de 1998 la condición de los bosques coníferos, latifoliados y mixtos en Honduras. Existencias de bosques hondureños por regiones(5), en las postrimerías del siglo XX.Regiones Forestales Área en Coní- Latifo Mangle Mixto Total millares de Has. feras liadosAtlántida 1398,7 50,0 510,6 4,5 55,3 620,0Comayagua 1077,2 370,9 86,8 0,0 82,2 539,9Copán 910,0 188,7 88,5 0,0 81,9 359,1El Paraíso 663,9 205,5 88,3 0,0 20,1 313,9Fco. Morazán 845,1 409,3 43,8 0,0 51,5 504,6La Mosquitia 1048,9 329,9 373,2 2,6 2,0 707,7Mosquitia Norocc. 894,7 144,9 98,9 0,0 56,2 300,0Olancho Este 1205,6 314,9 218,2 0,0 52,7 319,1Olancho Oeste 461,7 221,2 45,2 0,0 52,7 319,1Río Plátano 1424,5 74,1 1234,3 0,0 3,3 1311,7Yoro 652,9 173,3 70,7 0,0 45,6 289,6Zona Sur 666,0 29,5 5,0 47,2 4,6 86,3Total 11249,2 2512,7 2863,5 54,3 559,1 5989,6 Olancho, La Mosquitia, la biosfera del río Plátano, la planicie costera atlántica y el Bajo Aguán (desde Sabá hasta el mar), son en conjunto algo así como la tercera parte de Honduras, enriquecida con vegetación latifoliada, pinares, sabanas, ríos, humedad y tierras ubérrimas que no se pueden echar a perder en cuestión de un par de lustros 5 AFE-COHDEFOR; Administración Forestal del Estado 34
  35. 35. La
devaluación
en
Honduras
sólo porque los audaces entronizados en el gobierno quieran enriquecerserecolectando el fruto de nuestra foresta.Los pinares olanchanos sirven como el frente externo de esta joya ecológica nacionalque aunque no captan tanta humedad debido a que su mantillo es apenas de unaspocas pulgadas, sí ejecutan una gran labor ambiental al suavizar el clima y servir depreámbulo de la reserva de pluviselva que conforma la Mosquitia, la montaña de laEsperanza y parte del parque Pico Bonito.Nosotros debemos estar intransigentemente a favor de la prohibición de la tala de losbosques nacionales para motivos mercantiles o comerciales; y establecer una tabladisminutiva del corte de madera para leña a medida que las zonas aisladas reciban lainfraestructura eléctrica necesaria; cambiar a la electricidad o cualquier otro métodoalterno de captación de energía para cocinar y alumbrar a las comunidades aisladas.Esta posición radical obligaría a nuestros conciudadanos a proteger los bosques queson nuestros guardianes ambientales y a buscar alternativas para explotar los bosquescon amor hacia ellos y hacia nuestros hijos.Un organismo que detuvo en gran parte este proceso fue el controvertido InstitutoNacional Agrario y las dos primeras leyes de Reforma Agraria. El populismocívicomilitar hizo una redistribución manu militari de la tierra agrícola nacional. Elcampesino entró en posesión de tierras que no pudo cultivar por diversas razonessociales, educativas, culturales y políticas.Las personas que no apoyaron de ninguna manera las políticas gubernamentales delos años setenta buscaron las maneras más efectivas para entorpecer, detener yboicotear a los nuevos terratenientes cooperativistas y que no pudieran lograr susobjetivos básicos de progreso y desarrollo.En resumen, lo que la sociedad por medio del gobierno daba con la diestra, la mismasociedad por medio del mismo gobierno, quitaba con la siniestra. Sin embargo muchosde los ganaderos y campesinos individuales que no fueron amparados por la ReformaAgraria buscaron las tierras altas, laderas de cordilleras con buen mantillo y mezclaronla técnica maya con la moderna algunas veces. El aumento de población y la necesidadde sobrevivir indujo a la población rural a buscar leña, tierras y agua hasta en lasfuentes primarias de los ríos y vertientes.En la década de los 80 se comienzan a sentir los cambios climáticos indiscutibles quegritan silenciosamente que la naturaleza no puede restituir los bosques, la tierraerosionada y la retención de las aguas al paso que el hombre destruye el sistema yciclo ecológico y etológico que hace a nuestro entorno casi estable.En condiciones normales el proceso de pérdida del sistema es tan lento que el hombreno puede observarlo, pero ahora con la celeridad conque estamos destruyendo ycontaminado nuestra parte del planeta el proceso destructivo es evidente como la luzdel sol.Paralelamente el sectarismo político de los partidos tradicionales ha acelerado ladeforestación de los pinares y bosques latifoliados a tal extremo que Honduras sólocuenta con una reserva de bosque húmedo de menos del 30% de su territorio.Esta zona comprende la Mosquitia, el departamento de Colón, el extremo oriental deYoro, la región nororiental de Olancho y porciones de la gran faja de la llanura costeradel litoral norte que se extiende desde Tela hasta Gracias a Dios. 35
  36. 36. La
devaluación
en
Honduras
 Si se aprecia la campiña nacional en los meses de junio, julio y agosto la impresión es engañosa ya que por las lluvias obligadas de la estación lluviosa el país se cubre de un manto verde iridiscente y aterciopelado, pero sólo es por unas cuantas semanas. Si se visita Comayagua, Francisco Morazán, el Paraíso, Choluteca, Valle y algunas partes de Olancho en la temporada seca las conclusiones son obvias y fulminantes. Por el contrario los valles de Sula, el Aguán y la mencionada llanura atlántica en el verano se muestran con cierto verdor que envidian los sureños y lo demuestran por el paulatino traslado hacia las tierras del norte. La nueva ley de Modernización Agrícola despoja a los campesinos con tierras cooperarias de una forma sutil y pacífica: Permite al rico comprar las tierras en manos de ellos y cultivarlas con productos esencialmente de exportación: Carne, banano, azúcar, frutas y agroindustrias procesadoras de algunos rubros nuevos. Aparentemente el problema soluciona la crisis social porque da al campesino dinero devaluado que por un momento le hace pensar que tiene los fondos necesarios para comenzar de nuevo. La experiencia de 1990-1994 de la compra de tierras de las bananeras resaltan otra cosa. Un chispazo de fortuna en el campesinado y una pauperización sin esperanzas después. Los creadores de la ley de la Modernización Agrícola suponen que la inversión privada agroindustrial cubrirá la oferta de trabajo de las clases desposeídas, pero debido a la devaluación y a la inflación externa que obliga a levantar los costos de las empresas nacionales hará que éstas busquen maneras de abaratar sus actividades a tal grado que se irán desprendiendo de los asalariados y las masas quedarán a la deriva, sin tierras y sin empleo.En octubre de 1998, la naturaleza pide la palabra y nos critica despiadadamente, nos dice brutalmente que para ella no valen los sobornos, ni las componendas políticas. El emisario se llama Mitch.¿QUÉ HARÁN ESTAS MASAS DESESPERADAS?En primer lugar, las personas más agresivas e independientes buscaran los últimos reductos de tierra agrícola para sobrevivir. Estas tierras serán ocupadas pacíficamente especialmente las que se encuentren en lugares aislados, remotos y montañosos. Esta acción depredará aun más lo poco de reservas húmedas que tiene Honduras. Paulatinamente se verá cómo las laderas de las cordilleras serán deforestadas para cultivar granos, hortalizas y pastizales. Cuando esas reservas sean posesionadas, las masas sin tierra propugnarán por ocupar las tierras baldías o mal laboradas de dominio privado. Esta acción provocará una reacción del establecimiento por medio de la fuerza policial o militar que podría terminar en una explosión social de consecuencias inimaginables. Aunque la reacción del establecimiento sea violenta, las ideas del comportamiento humano están siendo inclinadas a la violencia, al irrespeto de las leyes y a la aplicación de la ley del más fuerte… un factor clave para exacerbar este comportamiento es la televisión, el cine y las canciones rocanroleras proadictivas. Este panorama apocalíptico no sólo tendrá repercusiones en Honduras, sino que en todos los países tercermundistas sobrepoblados, sin tierras para la mayoría y empobrecidos por las injustas relaciones económicas entre el norte y el sur. 36
  37. 37. La
devaluación
en
Honduras
Sólo será necesaria encender la chispa en la India, o China, o Brasil, o la Dominicana, oen Méjico o en cualquier parte en servidumbre social, para que todos los países ensituación similar estallen para buscar un equilibrio social.Pero, lo triste es que el daño a la superficie del planeta, al clima mundial y a la vidaanimal y vegetal podría ser muy tarde e irremediable. 37

×