1	
  
	
  
CURSO	
  ANUAL	
  DE	
  FORMACIÓN	
  PERMANENTE	
  –	
  Dimensión	
  Intelectual	
  
	
  	
  	
  	
  	
  	
  	
...
2	
  
	
  
	
   Quiero	
   compartir	
   con	
   ustedes	
   las	
   enseñanzas	
   de	
   la	
   Iglesia	
   sobre	
   la...
3	
  
	
  
Uruguay	
   es	
   el	
   primer	
   país	
   en	
   Latinoamérica	
   que	
   ha	
   decidido	
   despenalizar...
4	
  
	
  
Es	
  la	
  sentencia	
  de	
  muerte	
  a	
  todos	
  los	
  pueblos	
  cercanos	
  al	
  río,	
  ya	
  que	
 ...
5	
  
	
  
	
   La	
  vivencia	
  de	
  Dios	
  es	
  como	
  Presencia	
  y	
  la	
  Vida	
  como	
  don.	
  También	
  e...
6	
  
	
  
NOTA	
  IMPORTANTE:	
  	
  Destacar	
  el	
  amor	
  de	
  Dios	
  a	
  su	
  pueblo	
  y	
  como	
  se	
  dise...
7	
  
	
  
Buscaron	
  consolidar	
  el	
  yavismo	
  frente	
  a	
  los	
  ídolos	
  que	
  acechaban	
  al	
  pueblo,	
 ...
8	
  
	
  
Otros	
  temas	
  	
  	
  
Las	
  señales	
  de	
  la	
  Sabiduría	
  Divina	
  en	
  la	
  Naturaleza	
  	
  E...
9	
  
	
  
Para	
  ellos	
  la	
  temática	
  de	
  lo	
  social	
  es	
  algo	
  inherente,	
  esencial,	
  inseparable	
...
10	
  
	
  
- OTRO	
   elemento	
   estudiado	
   en	
   la	
   antropología	
   teológica	
   como	
   en	
   la	
   mora...
11	
  
	
  
	
   Antropólogos	
   sociales,	
   filósofos,	
   teólogos,	
   tecno-­‐científicos,	
   historiadores,	
   s...
12	
  
	
  
- 	
  	
  	
  rechazo	
  casi	
  instintivo,	
  de	
  todo	
  formalismo	
  y	
  de	
  toda	
  ´imposición´	
 ...
13	
  
	
  
	
   Entonces,	
   desde	
   esta	
   realidad	
   virtual	
   cada	
   uno	
   resolverá	
   en	
   cada	
   ...
14	
  
	
  
- Además,	
  podemos	
  visualizar	
  las	
  observaciones	
  que	
  hicieran	
  en	
  su	
  momento,	
  S.	
 ...
15	
  
	
  
Un	
  nuevo	
  sujeto	
  antropológico	
  desde	
  la	
  Cultura	
  Emergente	
  en	
  América	
  Latina	
  
¿...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Imdosoc Tlaxcala

567 views

Published on

CURSO ANUAL DE FORMACIÓN PERMANENTE – Dimensión Intelectual

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
567
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
125
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Imdosoc Tlaxcala

  1. 1. 1     CURSO  ANUAL  DE  FORMACIÓN  PERMANENTE  –  Dimensión  Intelectual                                                                                                              Tema:      EVANGELIZACIÓN  Y  CULTURA   Lic.  Ricardo  Belotti  Aguirre  SVD    -­‐  IMDOSOC                                                                Diócesis  de  Tlaxcala,  13  de  Agosto  de  2013         Estoy   entre   ustedes   como   hermano   y   discípulo   del   Señor.   Vente   años   llenos   de   experiencia   eclesial  latinoamericana  y  misionera  en  las  tierras  mexicanas.  Un  país,  México,  de  primeros  anuncios  de   la  Buena  Noticia  de  Jesús  y  de  larga  trayectoria  en  proyectos  misioneros.  En  el  espacio  y  en  el  tiempo,   Dios   revelaría   el   designio   Salvífico   para   nuestro   Continente   por   y   con   la   Iglesia,   pero   también   su   Sabiduría,   Amor   y   Bondad   quiso   manifestarse   a   través   de   la   Madre   de   Jesús,   Virgen   de   Guadalupe   Tonantzin.       El   acontecimiento   guadalupano   es   un   gran   ejemplo   de   evangelización   perfectamente   inculturada.  No  una  revelación  nueva,  sino  una  maravillosa  adaptación  de  la  misma  y  única  revelación   de  Cristo  a  la  cultura  de  nuestros  antepasados  indios,  y  tanto  más  maravillosa  cuanto  que  esto  lo  hizo   a  través  de  la  Iglesia  del  siglo  XVI,  con  sus  luces  y  sombras,  aciertos  y  limitaciones. 1     Tierra   de   Testigos   importantes   para   la   Iglesia   Universal   (Juan   Diego,   Bartolomé   de   Las   Casas,   “Tata”   Vasco,   mártires,   santos   y   santas   de   la   Cristera,   los   anónimos).   En   pequeños   poblados   de   los   cerros,  playas,  selvas  y  desiertos,  celebramos  la  fe  en  Jesucristo,  en  la  Iglesia,  en  el  hombre  creado  por   Dios  y  redimido  por  Jesús.  Creemos  que  Dios  nos  habla  en  donde  la  Vida  Humana  está  clamando,  como   en  las  épocas  de  los  esclavos  hebreos  y  de  Moisés,  Aarón  y  Myriam  (Ex  3,  7-­‐8),  en  donde  la  dignidad  de   las  personas  no  es  respetada  ni  valorada  ni  defendida.     Me  agrada  esa  palabra  “hermanos”  tan  frecuente  en  Nuevo  Testamento.  Casiano  Floristán  nos   comparte  en  su  texto  La  Iglesia,  Comunidad  de  creyentes2 :  tres  eran  los  nombres  para  referirse  a  los   seguidores  de  Jesucristo:  discípulos,  hermanos,  cristianos.  Y  la  voz  del  Espíritu  que  habló  a  las  Iglesia  de   América  Latina  y  El  Caribe  insiste  en  la  profunda  y  comprometida  vivencia  fraterna  sacerdotal,  como  los   “hermanos  del  Señor”  y  discípulos  del  Señor.  Nota  distintiva  testimonial  ad  intra  y  ad  extra  de  la  Iglesia.   Papa  Francisco  ha  señalado  este  aspecto  de  discípulos  seguidores  de  la  Cruz  de  Cristo,  para  no  convertir   a   la   Iglesia   en   una   ONG   más   de   la   ya   existentes   en   el   mundo.   Esta   es   una   línea   de   la   espiritualidad   sacerdotal  diocesana  y  religiosa  de  nuestro  cambio  de  época,  y  en  la  misma  de  profundos  y  acelerados   cambios.  Incluidos  los  laicos  y  laicas.       No   vengo   a   traer   ni   a   decir   nada   nuevo,   pero   si   recordar   lo   que   es   siempre   nuevo,   lo   que   permanece,  lo  que  es  perenne:  la    novedad  de  Jesucristo  y  del  Reino  de  Dios.                                                                                                                               1  Beato  Juan  Pablo  II,  Santo  Domingo,  12  de  octubre  de  1992.   2  Casiano  Floristán,  La  Iglesia.  Comunidad  de  creyentes,  Sígueme,  Salamanca  1999,  57.  
  2. 2. 2       Quiero   compartir   con   ustedes   las   enseñanzas   de   la   Iglesia   sobre   la   Persona   Humana.   Orientaciones  que  como  Iglesia  compartimos  a  través  de  la  experiencia  de  Dios,  Uno  y  Trino.  Dignidad   humana  que  se  concluye  del  dato  revelado  por  Dios  en  la  SE,  tarea  realizada  por  la  reflexión  teológica  de   varios   siglos   (aportes   del   cristianismo   en   el   mundo   greco-­‐romano,   del   Medioevo,   de   los   tiempos   modernos  y  postmodernos).       Dos   ejemplos:       Aparecida   es   como   el   A-­‐B-­‐C   del   cristianismo   matizado   con   la   reflexión   de   la   bondad  de  la  creación  y  la  dignidad  humana,  decía  el  Rector  de  la  Universidad  Pontificia  de  México3 .  El   otro  ejemplo:  La  persona  humana  y  su  dignidad  como  clave  hermenéutica  de  los  derechos  humanos   (1948)  y  de  muchas  legislaciones  en  los  Tratados  internacionales  y  de  los  países  mismos.     Quiero  también  reflexionar  con  ustedes  los  cuestionamientos,  impactos,  enfoques,  que  repercute   en  la  fe  cristiana  y  en  las  personas.  Y  quiero  expresar  mi  preocupación  y  porque  no  decirlo,  mis  temores,   compartido  con  muchos  sacerdotes:  hacia  dónde  se  encamina  la  humanidad,  hacia  dónde  apuntan  los   nuevos  rasgos  antropológicos  en  el  cambio  de  época.  Creo  que  es  capital  profundizar  en  las  preguntas   para  el  inicio  de  un  diálogo  entre  la  fe,  la  evangelización,  la  Cultura  envolvente  y  las  culturas  milenarias   de   Mesoamérica.   Estamos   obligados   a   ser   interlocutores   con   el   mundo,   aunque   nos   a   veces   nos   escudemos  en  la  trincheras  de  las  instituciones  eclesiales....somos  sujetos  responsables  del  momento   histórico.       Centralidad  de  la  persona  humana  ¿olvido  intencional?       Las   noticias   que   escucho   en   la   Televisión   o   que   leo   por   otro   medio   me   presentan   distintas   situaciones  que  viven  los  seres  humanos.  Por  un  lado,  percibo  la  importancia,  la  centralidad,  el  realce  a   la  persona  humana,  y  por  otro,  el  olvido,  el  desprecio,  el  rechazo,  del  mismo  y  de  su  propia  dignidad.  La   sensación,   los   sentimientos   (realidad   del   individuo   postmoderno),   los   pensamientos,   son   como   estar   atento   a   dos   caras   de   una   misma   moneda.   El   mismo   sujeto   de   modo   general,   enfocado   hacia   lo   “máximo”  en  logros,  metas,  realizaciones  científicas,  técnicas,  pero  después  es  “humillado,  atropellado,   no  es  tenido  en  cuenta”.  Nos  elevan,  y  nos  caemos.  Somos  lo  máximo,  para  luego  ser  poco  o  nada.   ¿Gran  paradoja  existencial  que  vivimos  hoy  los  humanos?   Unos  ejemplos:   - Escuche   varias   opiniones   y   he   leído   los   comentarios   sobre   la   legación   de   la   marihuana.   Todos   vierten   conceptos   sobre   las   ventajas,   los   beneficios,   la   panacea   en   términos   económicos,   de   control   de   parte   del   Estado,   políticas   sociales   de   salud,   etc.   Pero   nadie,   salvo   contadas   excepciones,   refieren   opiniones   sobre   la   persona   misma   y   los   efectos   que   implicaría   no   sólo   fumar   de   manera   pública   (no   penado   por   la   ley)   sino   de   adquirir   la   hojitas   de   la   Cannabis   o   marihuana.                                                                                                                                 3  Mario  Ángel  Flores  Ramos,  La  religiosidad  en  México  al  inicio  del  Siglo  XXI,  VIII  Coloquio  de  la  Unión  de   Instituciones  Teológicas  en  México,  México  2010,  88  
  3. 3. 3     Uruguay   es   el   primer   país   en   Latinoamérica   que   ha   decidido   despenalizar   el   consumo   de   marihuana,  pero  no  sabe  todavía  cómo  implementar  esa  misma  ley.    ¿Dónde  queda  el  sujeto   que   se   quiere   favorecer   con   tal   medida   legal?   Pienso   en   la   gran   franja   poblacional   de   adolescentes  y  jóvenes  que  hoy  acceden  al  consumo  de  marihuana  (por  gusto  o  por  adicciones)   y  son  vendidos  por  narcotraficantes.  Es  un  espacio  vulnerable,  sin  criterios  y  valores.  Pienso  en   una   sociedad,   en   que   la   mayoría   vive   ya   de   modo   habitual   sin   valores,   carente   de   sentido.   Conozco,   como   ustedes,   familias   muy   desintegradas   y   destruidas   por   el   fenómeno   de   las   adicciones  en  los  hijos  y  nietos.   ¿Cuáles  serán  los  criterios,  los  principios  y  leyes  que  regirán  y  sustentarán  la  nueva  legislación   de  despenalización  de  la  marihuana?   - Otro   tema   crucial:   despenalización   del   aborto.   Muchos   se   ha   hablado   del   infanticidio,   y   no   es   poco,  sino  nos  referimos  a  los  débiles,  indefensos,  pequeñitos  sin  derecho  a  la  vida.  Pero  nadie   habla   de   la   desesperación   y   angustia   de   la   mujer   que   ha   abortado,   del   quiebre   emocional   y   psicológico.   Experiencia   de   acompañar   a   mujeres   jóvenes   y   adultas   en   retiros   llamados   “los   Viñedos  de  Raquel”.  Proceso  espiritual  y  psicológicos  post  aborto.  Sufrimiento,  llanto,  dolor.  Los   sacerdotes  sabemos  de  escuchar  a  mujeres  en  estas  situaciones.   - Nuestros  Obispos  mexicanos  en  su  Carta  Pastoral  a  propósito  del  Bicentenario  nos  han  recordado   que  hoy  vivimos  un  cambio  de  época  en  el  que  los  grandes  referentes  de  la  cultura  y  la  vida   cristiana  están  siendo  cuestionados,  afectando  la  valoración  del  hombre  y  su  relación  con  Dios.   Estamos  ante  nuevas  expresiones  culturales  que  establecen  sus  criterios  de  decisión  apoyados  a   menudo  exclusivamente  en  respuestas  científicas  parciales  y  en  visiones  limitadas  de  la  realidad,   en  descrédito  de  toda  consideración  religiosa.  4           - Asistimos  a  un  falso  dilema,  decía  el  P.  Mario  Ángel  Flores:  ¿una  sociedad  sin  Dios  con  mucho   bienestar   pero   deshumanizante,   fría,   materializada,   sin   ningún   referente   de   trascendencia?   -­‐ sociedades  de  países  europeos  o  del  primer  mundo-­‐  ó  una  sociedad  con  muchas  expresiones   religiosas,   como   nuestros   países   latinoamericanos,   pero   con   mucha   violencia,   desorden   y   desigualdad  social?  5   - Atropellos  a  los  derechos  humanos  a  los  hermanos  indígenas  y  afroamericanos.  Despojo  de  sus   tierras,  por  ejemplo:  en  la  Patagonia  argentina,  los  indígenas  mapuches  expulsados  para  edificar   grandes  complejos  turísticos  y  comerciales  de  capital  nacional  y  extranjero.       - Ayer   leía   las   noticias   que   la   Sra.   Dilma,   la   presidenta   del   Brasil,   ha   dado   el   visto   bueno   a   la   construcción  de  una  planta  hidroeléctrica  enorme  (la  tercera  más  grande  del  Mundo).                                                                                                                               4  CEM,  Carta  Pastoral  Conmemorar  nuestra  historia  desde  la  fe,  para  comprometernos  hoy  con  nuestra   patria,  México  2010,  76.   5  Mario  Ángel  Flores,  o.c.,  82.  
  4. 4. 4     Es  la  sentencia  de  muerte  a  todos  los  pueblos  cercanos  al  río,  ya  que  la  presa  inundará  400.000   hectáreas   de   bosque.   Más   de   40.000   indígenas   no   tendrán   donde   vivir.   La   destrucción   del   hábitat  natural,  deforestación  y  la  desaparición  de  multitud  de  especies  es  un  hecho.   - Muchas  horas  nos  ocuparían  para  percibir  el  olvido  intencional  de  las  personas….Pero  también   otros  que  no  se  olvidan  de  ellas:  organizaciones  que  trabajan  a  favor  de  los  migrantes,  trata  de   blancas   (tráficos   de   seres   humanos   para   emplearlos   en   la   prostitución),   pequeños   emprendimientos   barriales   a   favor   de   la   salud   (niños,   mujeres,   jóvenes),   FORO   SOCIAL   “otro   mundo   es   posible”   –alternativa   económica   y   cultural   ante   el   capitalismo   salvaje.   Muchos   cristianos  anónimos  que  dedican  su  vida  por  el  otro.  S.S.  Benedicto  XVI  como  el  Papa  Francisco,   con  sus  palabras  y  gestos  nos  recuerda  la  importancia  y  la  centralidad  de  la  persona  humana.       - Y  para  finalizar  me  quedaría  unas  palabras  de  Fray  Carlos  Mendoza-­‐Álvarez  O.P.,  y  que  da  paso   inicio  al  siguiente  momento:  qué  criterios  retomamos  en  esta  hora  de  los  escombros:  luego  del   colapso  de  la  cristiandad  en  el  Occidente  y  de  la  modernidad  tardía;  en  medio  del  espiral  de  la   violencia   que   se   adueña   de   nuestros   barrios   y   ciudades   banalizando   tanto   la   vida   como   la   muerte…de  una  Iglesia  que  no  logra  ubicarse  en  el  mundo  desde  el  Concilio  Vaticano  II;  pero   sobre  todo,  y  de  manera  urgente,  escombros  de  una  sociedad  que  ha  diferido  la  esperanza  de   una  vida  plena  por  la  imparable  lógica  del  mercado  neoliberal,  la  soberbia  de  los  poderosos  y  la   inercia   de   las   masas   que   han   quedado   cegados   por   la   maquinaria   mediática…Es   el   momento   propicio  para  la  metanoia  o  la  conversión  de  todos,  para  la  revisión  de  nuestra  fidelidad  a  la   radicalidad  evangélica  de  la  misericordia.  Para  ello  es  necesario  volver  a  las  fuentes:  Jesucristo  y   la  Escritura  Santa.6       - Punto  de  encuentro  con  las  actuales  corrientes  humanistas  y  punto  de  re-­‐inicio:  la  persona  y  la   dignidad  humana  en  el  designio  de  Amor  de  Dios.  Visión  personalista  bíblico-­‐teológica  siempre   nueva  desde  OTRA  persona  y  desde  OTRO  rostro:  Jesucristo,  Hijo  de  Dios  y  Hermano  mayor  para   todos  los  seres  humanos.  Dignidad  Humana,  tema  principal  en  los  documentos  del  magisterio   eclesial  desde  el  Concilio  Vaticano  II,  de  la  DSI.                   EL  DESIGNIO  DE  AMOR  DE  DIOS  PARA  CON  LA  HUMANIDAD   Cercanía  de  Dios  en  las  búsquedas  humanas  de  salvación  eterna     Las   experiencia   religiosa   auténtica   en   las   tradiciones   culturales   intuye   el   “Misterio   divino   o   Realidad  de  realidades  o  el  Uno  o  Dios”.  Aspecto  antropológico  y  que  se  refiere  la  dimensión  espiritual:   dar  nombre  al  Infinito  que  le  rodea,  le  fascina.  El  ser  humano  es  sujeto  de  la  experiencia  religiosa  cuando   experimenta  lo  Sagrado;  lo  que  lo  Trasciende;    Valor  Supremo  (portador  de  los  valores  de  la  vida),  el   totalmente  Otro  (Rudolph  Otto);  Dios  monoteísta  o  Dios  Uno  y  Trino.                                                                                                                             6  Carlos  Mendoza-­‐Álvarez,  O.P.,  Mística  y  profecía  en  la  Iglesia  posmoderna,  VIII  Coloquio  de  la  Unión  de   Instituciones  Teológicas  Católicas  en  México,  México  2010,  136  -­‐  137.  
  5. 5. 5       La  vivencia  de  Dios  es  como  Presencia  y  la  Vida  como  don.  También  el  don  de  la  gratuidad  y  de  la   generosidad.  En  la  conciencia  religiosa  y  moral  del  hombre  encontramos  un  LLAMADO,  una  vocación:   administrar   armónicamente   y   responsablemente   los   dones   recibidos.   Tema   común   en   todas   las   religiones  antiguas.     Religiones  naturales  le  denominan  a  las  religiones  pre-­‐hispánicas.  Todas  poblaron  el  continente   pues  “descubierto”  por  los  españoles  a  finales  del  siglo  XV,  XVI.  Religión  natural  y  no  religión  revelada.   En  la  Universidad  InterContinental  hemos  fundado  el  Colegio  de  Estudios  Guadalupanos.         ANTIGUO  TESTAMENTO.    Dios  se  revela  hace  progresivamente  al  pueblo  de  Israel.     a)  Dios  es  un  Dios  de  las  Familias  Nómades      (Gn  12,  1ss)       Abraham  y  Sara;  Isaac  y  Rebeca;  Jacob  y  Lía.   Imágenes  de  Dios  7     Un  Dios  personal;  un  Dios  que  da  esperanza  (otorga  pastos  a  los  animales,  y  la  promesa  de  darles   una   tierra);   un   Dios   que   da   la   fecundidad   (era   fundamental   para   la   familia   nómade   el   tema   de   la   descendencia);  un  Dios  compañero  (Dios  les  promete  “estar  con  ellos”  y  ofrecerles  seguridad  que  ellos   necesitaban  en  su  mundo  donde  estaban  a  expensas  de  morir  de  hambre,  de  las  pestes,  del  ataque  de   los  bandoleros,  de  las  enfermedades);  un  Dios  que  bendice  (la  bendición  es  un  concepto  fundamental  en   la  antropología  hebrea.  Un  judío  no  podría  entenderse,  ni  él  ni  su  mundo,  sin  este  concepto.  Podríamos   decir  que  la  bendición  -­‐brk-­‐  indica  la  integración  de  todos  los  bienes  espirituales  y  materiales  que  puede   tener  un  hombre.  Un  dato:  de  398  veces  que  aparece  esta  palabra  en  el  AT,  88  veces  se  encuentra  en  el   Génesis  y  de  éstas,  82  en  las  historias  patriarcales).   Conclusión       La  relación  de  Dios  con  los  Patriarcas  nos  llevan  a  presenciar  la  frescura  de  la  revelación  divina   que  empezó  en  un  momento  de  la  historia  (concepto  la  Teológico  Fundamental:  tiempo  y  espacio,  no  es   un  dato  mítico  ni  legendario).  Con  los  Patriarcas  empezó  Dios  a  hablar  el  lenguaje  humano,  después  de   que  había  hablado  por  las  obras  de  la  creación  (según  el  orden  del  Libro  del  Génesis).       Podemos   decir   que   Dios   en   su   revelación   fue   aplicando   el   “encarnacionismo”.   Poco   a   poco   fue   develando  su  misterio  más  interno.  En  el  AT  se  redujo  a  explicitar  su  unicidad,  bondad,  misericordia  y   justicia.    Así  mismo,  la  elección,  el  amor  especial  a  un  pueblo  que  servirá  como  medio  de  salvación  para   el  mundo.  Y  algo  muy  importante,  hará  Dios  que  el  hombre  se  vaya  acostumbrando  a  vivir  con  Él,  a   experimentarlo  muy  cerca  de  Él,  pero  al  mismo  tiempo,  es  un  Dios  lejano,  es  el  Otro.  Dios  es  amigo  y   compañero,  pero  el  hombre  no  lo  puede  absorber  ni  manipular  mágicamente  como  lo  hacían  todas  las   culturas  que  le  rodeaban.                                                                                                                                   7  Raúl  Duarte  Castillo,  ¿Cómo  vieron  los  Patriarcas  a  Dios?,  Universidad  Pontificia  de  México,  México  1999.    
  6. 6. 6     NOTA  IMPORTANTE:    Destacar  el  amor  de  Dios  a  su  pueblo  y  como  se  diseñan  los  rasgos  antropológicos   queridos   por   Él.   La   paulatina   y   constante   pedagogía   divina   en   un   proceso   histórico.   Es   el   espejo   del   hombre   y   de   la   humanidad   misma   en   una   historia   de   gracia   y   pecado,   de   libertad   y   esclavitud,   de   misericordia   y   de   infidelidad.   Visión   unitaria   del   hombre   y   su   vocación.   Conceptos   de   totalidad   y   plenitud.     b)    Dios  en  la  experiencia  de  liberación  de  Egipto,  en  el  Monte  Sinaí  y  en  el  Desierto       Moisés,  Myriam  y  Aarón.  Pueblo  hebreo     La   intervención   de   Dios   en   Egipto   (esclavitud/liberación).   Mensaje   teológico   de   los   diez   mandamientos  del  Señor  (Éxodo  19-­‐24).  Contienen  una  expresión  privilegiada  de  la  ley  natural.  Ponen   de  relieve  los  deberes  esenciales  y  los  derechos  fundamentales  de  la  persona  humana.  Sugieren  la  moral   humana  universal.  Compromiso  de  fidelidad  al  único  Dios  verdadero,  y  de  las  relaciones  sociales  dentro   del  pueblo  de  la  Alianza.  Regulaciones  de  los  derechos  del  pobre.   Especificaciones  de  la  Ley  de  Moisés       Reconocimiento    de  la  propiedad  privada  “No  robarás  y  no  codiciarás  los  bienes  del  prójimo”    Ex   20,  15-­‐17.  Pero  también  se  estableció  fuertes  limitaciones  sociales  a  los  derechos  de  los  propietarios:   Ejemplos:          Año  Sabático,  cada  7  años  se  preveía  el  reposo  de  la  tierra  (descanso);  la  liberación  de  los   esclavos  y  esclavas;  el  perdón  de  todas  las  deudas        Ex  21,  2-­‐6;      23,  10-­‐11.    Año  Jubilar,  cada  50  años,  las   propiedades,  casas,  campos  regresaban  al  dueño  primitivo.  Era  indulto,  un  perdón  y  una  liberación  por   excelencia       Lev   25,   8-­‐17.   Diezmo   Trienal,   cada   tres   años   la   recolección   de   la   cosecha   era   para   el   beneficio  de  los  levitas  (que  no  tiene  herencias),  de  los  extranjeros,  de  los  huérfanos  y  de  las  viudas        Dt   14,  28-­‐29.  Condenación  de  la  usura  en  el  préstamo  de  dinero  o  de  bienes;  y  la  represión  avaricia  Ex  22,   25;    Nehemías  5,  1-­‐13   Espacio   del   campo   y   la   ley   de   espigueo.   No   debía   segarse   la   totalidad   del   campo;   dejar   los   fajos   o   manojos  de  trigo  (gavillas)  olvidadas  en  el  terreno;  no  recoger  en  el  huerto  los  frutos  caídos.  De  esta   forma  podían  alimentarse  los  pobres,  los  huérfanos,  las  viudas  y  los  extranjeros  migrantes.        Lev  19,  9-­‐ 10;    23,22;  Dt  24,  17-­‐21.   Conclusiones       La   legislación   procura   mantener   la   fidelidad   a   Dios   y   a   la   Alianza   como   Pacto.   Establecer   un   marco   doctrinal-­‐jurídico   de   no   explotación   ni   manipulaciones   al   interior   del   Pueblo.   Salto   ético-­‐moral   cualitativo  de  la  humanidad.  Bases  de  la  nueva  nación  hebrea.  Confederación  de  las  tribus  (unidad  y   cohesión).   c)    Profetismo  en  Israel     Elías   y   Eliseo   atraen   el   respeto   de   los   desvalidos   y   la   ira   de   los   poderosos.   Defensores   de   la   integridad  de  la  fe  yavista.    
  7. 7. 7     Buscaron  consolidar  el  yavismo  frente  a  los  ídolos  que  acechaban  al  pueblo,  invocando  la  historia  de  la   salvación  del  pasado.    Testigos  de  Dios,  se  hicieron  presente  en  el  ámbito  socio  político  destacando  una   escala  de  valores,  donde  la  justicia  fuera  el  soporte  de  la  religión  (la  justicia  que  engendra  amor)     Anunciaron  que  se  logra  salir  de  la  atracción/fascinación  de  los  ídolos,  cuando  el  pueblo  recupera   su  identidad  desde  la  histórica  intervención  de  Dios.  Librándose  del  hechizo,  se  logra  el  equilibrio,  donde   germina  la  paz  y  el  amor.   Profetas  del  Cautiverio.  Exilio  en  Babilonia   • La  magnífica  elaboración  doctrinal  de  los  profetas.  Que  ayudan  a  mantener  la  esperanza  en  medio   de  la  crisis  como  nación.  Desde  la  relectura  de  la  tradición  bíblica  analizan  los  principales  temas   teológicos  del  A.T.         • Consolidación  de  la  Ley  mosaica.  La  creación  de  una  literatura  profética  (escuelas  proféticas).   • Denuncia  de  un  culto  vacío,  hueco,  alejado  de  la  realidad.  También  de  la  injustica  social,  opresión,   explotación   • Pecado  personal  y  social.  Conciencia  del  mal  y  del  pecado  pero  también  generaron  la  conciencia   del  Dios  creador,  el  Dios  de  la  Historia  y  Dios  -­‐  redentor  (  go  él).  Expectativa  mesiánica.   • Profundizan   en   la   esperanza   escatológica:   Día   de   Yahvé;   día   de   la   gloria,   el   reino   davídico.   El   concepto  de  universalidad  de  la  salvación.     d)    Libros  Sapienciales.  Job,  Proverbios,  Eclesiastés,  Sabiduría,  Eclesiástico,  Salmos.     Otro  momento  histórico  muy  significativo  ante  la  ausencia  de  voces  proféticas  y  de  liderazgo.  La   sabiduría  popular  ocupará  un  lugar  destacado  de  enseñanza  de  generación  a  generación.  Valor  de  la   familia  y  del  espacio  socio-­‐religioso.  El  Pueblo  de  Dios  asume  la  tarea  de  comunicar  la  revelación  y  la   reinterpreta  con  sus  dichos  populares  y  de  expresiones  religiosas  llenas  de  sentido.  Nace  otra  institución   muy  respetada  junto  a  la  sacerdotal  y  a  la  profética:  el  sabio.     NOTA  IMPORTANTE:  Rescatar  la  sabiduría  (valores  y  significados)  del  pueblo,  de  la  gente,  de  los  grupos.   Unir  la  Fe  y  la  vida  cotidiana     El  marco  referencial  de  los  libros  sapienciales  se  mueve  en  la  perspectiva  de  una  teología  de  la   creación:  una  meditación  profunda  sobre  la  comunión  que  debe  existir  entre  Dios  y  el  hombre.  El  ser   humano  es  creado  a  imagen  y  semejanza  de  Dios,  y  Él  mismo  determina  un  orden  en  la  naturaleza  y  en  el   cosmos,   evitando   el   caos,   la   dispersión,   la   disgregación.   Dios   establece   principios   y   un   orden   en   la   naturaleza,  tal  como  están  reflejados  en  los  poemas  de  la  creación.            
  8. 8. 8     Otros  temas       Las  señales  de  la  Sabiduría  Divina  en  la  Naturaleza    Existen  varias  reflexiones  al  respecto  Job  28,  1-­‐28;  38,   1-­‐39;  Eclo  42,  15-­‐43,  33;  Prov  8,  22;  Salm  104.  Los  sabios  invitan  al  pueblo  a  contemplar  la  presencia  de   Dios  en  todas  las  cosas.   Las  señales  de  la  Sabiduría  Divina  en  la  Historia    El  Libro  del  Eclesiástico  ofrecen  un  largo  elogio  a  los   antepasados  (Eclo  44,  50).  El  libro  de  la  Sabiduría  hace  una  meditación  orante  sobre  el  Éxodo  y  las  plagas   de  Egipto  (Sab  10-­‐19).  Varios  salmos  rezan  el  pasado  y  sacan  lecciones  de  la  historia  (Salm  105,  106,  107).     Las  señales  de  la  Sabiduría  Divina  en  la  Ley    Cuando  el  pueblo  regresó  del  exilio  se  organizó  alrededor  de   la  lectura  y  la  meditación  de  la  Ley  (recordemos  a  Esdras  explicando  la  Ley  al  pueblo).  De  este  modo  la   identidad  como  pueblo  de  la  Antigua  Alianza.  Por  eso,  el  estudio  y  la  observancia  de  la  Ley  son  otras  de  las   fuentes  de  la  sabiduría  (Salm  19  y  119).     NUEVO  TESTAMENTO.  Dios  se  revela  en  la  persona  de  Jesucristo.  Cumple  el  designio  del  Amor  del   Padre.       Jesús,   el   Cristo:   Rasgos   de   Dios   hecho   Persona.   Vida,   acciones,   Pasión,   Muerte   y   Resurrección,   como  la  Ascensión  revelan  el  proyecto  de  humanización  y  de  divinización  de  la  humanidad.   Punto  de  partida  de  la  Antropología  Cristiana.  Hombre  nuevo  y  Nuevo  Adán.  Modelo  a  seguir  y  Norma   moral  y  ética.  Praxis  ético  -­‐  moral  de  las  primeras  comunidades  cristianas.     Cristo   revela   el   Amor   trinitario   y   la   vocación   de   la   persona   humana   al   amor   (CDSI   34).   Esta   revelación  ilumina  la  dignidad  y  la  libertad  personal  del  hombre  y  de  la  mujer  y  la  intrínseca  sociabilidad   humana   en   toda   su   profundidad.   Por   tanto,   la   persona   humana   no   puede   y   no   debe   ser   instrumentalizada   por   las   estructuras   sociales,   económicas   y   políticas,   porque   todo   hombre   posee   la   libertad  de  orientarse  hacia  su  fin  último  (CDSI  48).         PERSONA  Y  DIGNIDAD  HUMANA   a) Reflexión  teológica  en  los  santos  Padres.  Siglos  II  a  VIII.      Movimiento   teológico:   removió   las   estructuras   de   una   sociedad   basada   en   el   imperio   de   la   razón  y  de  la  violencia.  Nueva  propuesta:  que  dio  sentido  a  una  renovación  social,  que  permitió   la  conversión  del  Imperio  romano  a  la  fe  de  Jesucristo.     Iluminaron  con  su  palabra,  oración  y  ejemplo  circunstancias  de  la  vida  humana.  Concepto  clave:   Dignidad   humana   de   las   personas   porque   todos   somos   hijos   e   hijas   de   Dios   y   deben   ser   tratados/as  con  justicia.    
  9. 9. 9     Para  ellos  la  temática  de  lo  social  es  algo  inherente,  esencial,  inseparable  del  cristianismo.  El   hombre  y  la  mujer  son  creados  para  ser  imagen  de  Dios    y  constituidos  en  comunidad  con   valores  sociales.  El  hombre  es  un  ser  que  vive  con  normas  y  valores  existenciales.     La  actitud  antisocial  (=injusticia)  no  es  derivada  de  la  naturaleza  original  de  la  creación   sino  que  la  corrupción  es  consecuencia  del  pecado  original.    S.  Agustín   Las  relaciones  sociales  se  rigen  por  valores  que  ellos  califican  de  virtudes:  justicia,  concordia,   paz,  verdad.    Conceptos:  riquezas,  bienes  materiales,  trabajo,  limosna,  justicia  e  igualdad  de  la   condición  humana,  sientan  las  bases  para  el  desarrollo  posterior  de  los  criterios  fundamentales   de  la  economía,  la  política  y  lo  social  en  general  desde  el  punto  de  vista  cristiano.   b)Teología  contemporánea   El   recorrido   bíblico   y   teológico,   expongo   las   conocidas   consideraciones   de   la   Antropología   teología   fundamental   y   de   la   Teología   Moral.   Dos   disciplinas   teológicas   que   van   unidas,   y   algo   olvidadas   en   muchos   ámbitos   eclesiásticos   y   desconocidos   a   veces,   o   no   tomados   en   conciencia   responsable,   en   espacios   de   la   economía,   política,   cultura,   y   que   como   discípulos   del   Señor   debemos   comunicar   y   proclamar:   - Se   ha   recuperado   y   se   hace   mucho   hincapié   en   el   concepto   de   persona   humana   “Imago   Dei”.   Criatura  a  imagen  de  Dios  (Sal  139,14-­‐18;    Gn  1,27).    (DSI  insiste  en  que  la  persona  No  es  objeto   de  mercancía  ni  de  manipulación).   - Por  tanto,  goza  de  la  capacidad  de  conocerse,  darse  libremente  y  entrar  en  comunión  con  otras   personas.  El  hombre  no  es  un  ser  solitario,  es  un  ser  social,  y  no  puede  vivir  ni  desplegar  sus   cualidades,  necesita  a  los  demás  para  crecer  y  desarrollarse.  Por  ello,  Dios  creó  al  ser  humano   como  hombre  y  mujer.   - Mujer   y   Hombre:   misma   dignidad,   igual   valor,   diversidad,   reciprocidad,   complementariedad.   Pareja  humana  que  participa  de  la  creatividad  de  Dios.  Custodios  de  sus  vida  humana  y  de  la   creación.  Llamados  a  gozar  de  la  naturaleza  pero  sólo  como  administradores  sobre  el  mundo   requiere  el  ejercicio  de  la  responsabilidad,  no  es  una  libertad  de  explotación  arbitraria  y  egoísta.   Espíritu   de   dominio,   usurpación.   La   creación   tiene   el   valor   de   cosa   buena   -­‐Gn   1,10-­‐   ante   la   mirada  de  Dios.  Relación  de  responsabilidad  con  las  cosas.   - La  vida  humana  es  sagrada  e  inviolable.  No  matarás  -­‐Ex  20,13;  Dt  5,17-­‐    Valor  porque  sólo  Dios  es   Señor  de  la  vida  y  de  la  muerte.     - El  respeto  debido  a  la  integridad  de  la  vida  física  tiene  su  culmen  en  el  mandamiento  positivo:   Amarás  a  tu  prójimo  como  a  ti  mismo  -­‐Lv  19,18),  y  Jesucristo  nos  enseña  hacernos    cargo  del   prójimo  -­‐Mt  22,37-­‐40;  Mc  12,29-­‐31;  Lc  10,27-­‐28-­‐  
  10. 10. 10     - OTRO   elemento   estudiado   en   la   antropología   teológica   como   en   la   moral   es   el   “el   drama   del   pecado”.  El  pecado  afecta  a  la  naturaleza  humana  (origen/mal).  Pecado:  raíz  de  las  laceraciones   personales   y   sociales,   que   ofenden   en   modo   diverso   el   valor   y   la   dignidad   de   la   persona   humana.8   - Según  Pannenberg,  y  retomado  por  Juan  Luis  Ruiz  de  la  Peña,  el  concepto  de  persona  nace  de  la   experiencia  religiosa  del  ser  humano.  Autocomprensión  y  conciencia.  9     - La  biblia  no  posee  el  término  de  persona,  pero  sí  la  idea;  ésta  se  contiene  en  la  descripción  bíblica   del  hombre  como  ser  relacional.  De  sus  tres  relaciones  constitutivas:  Dios,  tú  humano,  mundo,   hay  una  que,  según  el  pensamiento  bíblico,  es  primera  y  fundante:  la  relación  a  Dios.     - Es  por  ello  que  el  hombre  encuentra  en  la  relación  con  Dios  un  Tú  absoluto,  total,  no  finito.  Y  Dios,   según   Ruiz   de   la   Peña,   encuentra   en   el   hombre,   el   tú   creatural.     La   Otroriedad,   el   Otro   manifiesta  la  voluntad  de  comunión  con  la  creatura,  el  hombre.   Conclusión   Dignidad  humana,  persona  y  relacionalidad  son  términos  que  expresan  aspectos  constitutivos  del  ser   humano.  Hacen  posible  la  comunión  con  Dios,  Uno  y  Trino.  Responsables  de  la  vida  del  otro  sujeto,  que   es  mi  prójimo,  y  del  mundo.  El  mundo  de  los  otros  no  es  una  amenaza  para  mí  ni  la  competencia,  sino  el   locus  theológico  de  la  manifestación  de  lo  divino.  Y  el  mundo  como  realidad  creada  es  otro  ámbito  de   hominización  junto  con  los  demás.                                              -­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐-­‐           Hombre,  Fe  y  Modernidad  tardía  o  Postmodernidad.  Enfoques,  impactos,  para  la  experiencia  de  fe  y   de  la  misma  persona.   DINÁMICA  GRUPAL                            ¿Cuáles  son  los  impactos  y  los  desafíos  que  descubro  en  mi  comunidad  parroquial  o                        en  el  ámbito  en  que  me  muevo?                      ¿En  qué  ayuda  a  la  comprensión  de  la  fe  y  que  compromisos  nuevos  surgen?                                      ¿En  qué  nos  afecta  ministros  ordenados  esta  la  nueva  cultura  envolvente?                                                                                                                             8  Ruptura  con  Dios  desemboca  dramáticamente  en  la  división  entre  los  hombres.  Pecado  contra  la  justicia,  los   derechos  de  la  persona  humana,  el  bien  común.  Alimenta  y  nutre  las  estructuras  de  pecado:  explotación  de  países   ricos  a  países  pobres,  lento  desarrollo,  IDOLATRÍAS:  estructuras  económicas  y  políticas  con  sed  de  poder,  afán  de   ganancias  y  dinero.      (CDSI    115)     9  Luis  Maria  Salazar  García,  Personas  por  amor,  Imdosoc,  México  2009,  198.    
  11. 11. 11       Antropólogos   sociales,   filósofos,   teólogos,   tecno-­‐científicos,   historiadores,   sociólogos,   y   demás   ciencias   sociales,   que   la   modernidad   con   sus   características   de   racionalidad,   positivismo   y   existencialismos  dialécticos-­‐materialistas  está  agonizando  o  ha  terminado.       Y   está   surgiendo   o   se   abre   paso   otra   Nueva   cultura,   denominada   de   postmodernidad.   Es   la   manifestación  de  la  Nueva  época.  Es  reaccionaria.  Llena  de  rechazos,  resistencias,  protestas  contra  la   cultura   de   modernidad.   Es   una   “contra-­‐cultura”   o   “contrarreacción”,   dijera   el   profesor   en   teología   dogmática,  Medard  Kehl10 .  Sin  embargo,  aunque  nos  pareciera  que  hay  un  corte  de  una  cultura  a  otra,   podemos  determinar  que  existe  un  cierto  continuismo  en  muchos  aspectos  del  paso  de  una  a  la  otra.   Aún   podemos   encontrar   algunos   pensamientos   e   ideologías,   en   los   ámbitos   socio-­‐político   y   tecno-­‐ científicos    que  realizan  acentuadas  referencias  a  la  Modernidad  de  los  siglos  XVIII  y  XIX.11       Rasgos  relevantes  de  los  sujetos  posmodernos:       - apertura  y  búsqueda  de  diálogo.  Respeto  a  los  derechos  de  la  persona,  a  los  grupos  minoritarios,   interrelación  de  lo  local  y  lo  universal,  dependencia  micro  y  macro  economía;   - tema  de  “las  redes”  es  relevante  desde  derrocar  a  un  régimen  autoritario  (Egipto,  Libia,  Túnez,   Siria)  hasta  8  millones  de  seguidores  del  papa  Francisco.  Ha  modificado  el  modo  de  concebir  la   fe  y  la  realidad  misma.     - aguda   conciencia   del   propio   “yo”;   de   la   propia   “dignidad   y   de   la   libertad   personal”,   que   mal   entendida  hace  caer  no  pocas  veces  en  el  individualismo  y  en  la  insolidaridad;   -      “debilidad   (¿pobreza?)   de   pensamiento,   el   sujeto   llega   a   carecer   de   convicciones   profundas;   inconsistencias   de   las   propias   ideas;   carencia   de   grandes   visiones   de   conjunto   (los   megarrelatos),  mediocridad;   -      predominio   del   “sentimiento   sobre   la   razón”,   de   la   intuición   sobre   la   lógica,   de   la   emoción   estética  sobre  la  verdad  y  la  realidad;   -      excesiva   dependencia   del   ambiente   exterior,   y   falta   de   verdadera   libertad   y   de   reciedumbre   interior;   -      cambio  de  vocabulario,  con  cierto  afán  de  usar  palabras  nuevas,  pero  sin  verdadera  ´conversión´   o  cambio  de  mentalidad  y  actitudes  vitales;   -      grave  confusión  en  la  escala  de  valores,  e  incluso  ausencia  total  de  ellos;   -      fragilidad  psicológica,  que  se  traduce  en  inconstancia  e  inestabilidad  afectiva;   -      fascinación   por   lo   nuevo,   con   pérdida,   a   veces,   del   sentido   de   origen   y   de   tradición   -­‐de   la   conciencia,  de  la  memoria  y  de  la  historia-­‐  y  por  lo  mismo,  con  un  cierto  ´desarraigo´  vital;                                                                                                                             10  Medard  KEHL,  <<  El  deseo  ¿Senda  hacia  Dios?>>,  Revista  Selecciones  de  Teología,  Vol  38,  n.  149,  Enero-­‐ Marzo  1.999,  29-­‐30.     11  Lo  más  significativo  que  marca  la  época  moderna  es  a  nivel  antropológico.  Quedan  atrás  siglos  de  una   realidad   teocéntrica:   Dios   en   todo   y   en   la   sociedad.   Ahora,   el   hombre   el   centro   del   cosmos.   El   lema   identitario  de  la  época  es  la  frase  liberal  muy  conocida:  igualdad,  fraternidad  y  libertad  de  la  Revolución  de   Francia.  La  tónica  es:  expansionismo,  autonomía,  subjetividad.  
  12. 12. 12     -      rechazo  casi  instintivo,  de  todo  formalismo  y  de  toda  ´imposición´  que  no  parezca  razonable  y   que  no  se  presente  suficientemente  razonada;   -      pragmatismo  utilitarista,  es  decir,  funcional  y  provechoso  a  intereses  mezquinos;   -      búsqueda  de  la  eficacia  visible  e  inmediata  y,  en  consecuencia,  debilitamiento  e  incluso  pérdida   del  sentido  de  gratuidad,  con  un  rebrote  del  espíritu  mercantil;     -      acento  dinámico,  que  todo  lo  mide  y  valora  en  términos  de  acción;     -      deseo  de  intervenir,  tomando  parte  activa  en  las  mismas  decisiones;   -      rasgos  de  preocupación  social  y  de  sentido  de  solidaridad;   -      tendencia   a   buscar   a   Dios   -­‐despertar   religioso-­‐   en   todo   lo   creado,   principalmente   en   las   relaciones   interpersonales;   y,   por   otra   parte,   un   vago   sentido   de   los   ´religioso´   y   una   recuperación  de  lo  ´sagrado´  -­‐neutro  e  impersonal-­‐,  con  un  lamentable  y  generalizado  desvío   hacia  la  superstición  y  hacia  lo  esotérico;   -      Inquietud-­‐  quizás  teórica  que  práctica-­‐  por  la  real  y  activa  presencia  en  el  mundo,  viviendo  los   mismos  problemas  de  los  otros  hombres.       Otros  aspectos  generales  del  fenómeno  y  de  la  cultura  de  la  postmodernidad.   Visiones  reduccionistas  y  pérdida  del  sentido  ético-­‐moral  y  religioso     - El   mundo   está   en   permanente   situación   de   cambio.   Como   expresa   E.   Marroquín,   misionero   claretiano:   En   nuestra   civilización   actual,   lo   único   estable   es   el   cambio.12   El   cambio   se   ha   convertido   en   una   nueva   categoría   antropológico-­‐cultural13 ,   nos   dice   Severino-­‐María   Alonso,   claretiano.         -      La  globalización  es  un  fenómeno  de  percepción,  hecho  posible  por  los  medios  electrónicos  de   comunicación.  14  Por  tanto,  la  comprensión  de  la  realidad  nos  viene  fragmentada,  interpretada,   procesada  y  mediada  por  los  mass  media  y  los  más  sofisticados  medios  electrónicos.15                                                                                                                                     12  Enrique  MARROQUÍN,  Dios  en  el  amanecer  del  Milenio,  Dabar,  1999,  45   13  Severino-­‐María  ALONSO,  Identidad  Teológica  de  la  Vida  Consagrada.  Lo  permanente  y  lo  mudable  en  el   seguimiento  de  Cristo,  Publicaciones  claretianas,  Madrid,  1998,  24.   14   Bárbara   ANDRADE,   Verdad,   percepción   y   discurso   sobre   Dios   en   el   contexto   de   la   globalización,   Conferencia   magistral,   Coloquio   Teológico   Internacional   “La   Vida   Religiosa   en   la   encrucijada   de   la   globalización”,  CUC-­‐Dominicos,  México,  D.F.,  2010     15   Son   los   jóvenes,   principales   protagonistas,   que   desconfían   de   todo   aquello   que   no   provenga   de   los   mencionados  medios  electrónicos,  a  los  que  elevan  “alabanzas”  y,  “veneran”  con  apasionado  entusiasmo.   Los  recientes  medios  electrónicos  con  sus  redes  sociales  son  los  “nuevos  y  pragmáticos  dioses”,  a  los  cuales   se   “sacrifican”   horas   de   descanso,   de   recreación,   de   deporte,   y   muy   poco   de   estudio   y   de   superación   personal.   Es   el   mundo   “imaginario”,   no   real.   Experimentan   la   “gloria   excelsa”   cuando   ingresan   a   las   llamativas   páginas   web.   Es   la   “panacea   del   gozo”,   efímero   y   hedonista.   Es   el   “paraíso   virtual”…el   “reino   creado  para  ellos/as”…la  nueva  y  atractiva  “adicción”…la  cautivante  “droga”…la  llamativa  “fuga  mundi”…la   “computadora-­‐mesías”  con  su  esperanzadora  redención.  
  13. 13. 13       Entonces,   desde   esta   realidad   virtual   cada   uno   resolverá   en   cada   momento   y   como   mejor   le   parezca   sus   dudas,   problemas,   generando,   un   perfil   humano   o   tipo   de   persona   individualista,   narcisista,  egóico,  centrada  más  en  sí  misma  que  en  los  demás.     Este  “nuevo  sujeto”,  nacido  del  vientre-­‐computadora,  no  se  compromete  a  fondo  con  nada  ni  con   nadie,   porque   nada   de   lo   que   existe   es   estable   y   seguro.   No   hay   compromisos   a   largo   plazo;   el   inmediatismo  lo  apremia  y  punto.     Aclaración:  no  satanizo  los  medios  electrónicos;  veremos  después  que  los  medios  se  han  convertido   en  fines.  Coloco  el  tipo  de  personas  que  se  está  gestando  en  estas  generaciones  y  las  del  futuro.       -      Nuestra  época  constituye  la  civilización  del  “fragmento”,  de  “partes”  rechazando  el  todo  o  la   totalidad.  Lo  que  ahora  importa  y  es  válido,  es  lo  que  cada  cual  se  construya  o  fabrique  (a  su   medida),  con  fragmentos  provenientes  de  antiguas  tradiciones  (de  cultos  esotéricos,  religiones   orientales,  etc.),  movimientos  vanguardistas,  de  grupos  pseudo  -­‐religiosos,  de  pseudo-­‐ciencias  y   de  todo  aquello  que  nutra  la  imaginería  e  influya  en  el  estilo  de  vida  a  asumir.     -      Otros   aspectos   de   la   realidad   de   globalización   se   relacionan   con   el   mundo   de   los   deseos   humanos.  Hoy  asistimos  a  una  promoción  globalizante  del  deseo.  Es  decir,  nos  hacen  participes   de  un  entorno  cultural  que  dimensiona  y  recrea  los  deseo  humanos,  a  través,  de  la  exaltación  de   la   belleza   física   y   natural.   Se   utilizan   los   recursos   más   sofisticados   de   la   publicidad   y   de   lo   mercantil,  para  provocar  e  introducirnos  en  los  deseos  más  sobresalientes  y  destacados  de  la   sociedad  neoliberal  y  capitalista:  éxito,  prestigio  social  y  placer  hedonista  en  la  potencia  sexual.16       - Se  podría  decir  que  es  un  regreso  permanente  (y  deseado)  a  los  mitos  de  inmortalidad  y  de  eterna   juventud  de  la  antigüedad  (Egipto,  Grecia,  Roma,  por  citar  algunos  ejemplos  de  imperios  que   cultivaron   estas   ideas).   Pero,   en   todo   caso,   por   este   camino   sólo   se   logra   potencializar   los   deseos  más  superficiales  del  ser  humano,  y  quedan  oscurecidos  los  deseos  más  profundos,  que   más   de   una   vez,   dejan   al   hombre   encerrado   en   un   narcisismo   envilecido,   que   no   le   permite   encontrar   su   vocación   y   destino   final   de   su   existencia,   menos   la   felicidad   y   el   bienestar,   que   tanto  prometen  ilusoriamente  los  que  promueven  la  mencionada  y  refinada  cultura  del  deseo  y   de  las  sensaciones.17       - El  despertar  de  un  nuevo  panorama  espiritual:  que  se  expresa,  por  un  lado,  en  la  sed  del  hombre   por  la  experiencia  espiritual  y  de  trascendencia,  agobiado  por  el  materialismo  y  existencialismo   ateo,  agravado  por  el  consumismo  desmedido  y  compulsivo;  y  por  otro,  el  creciente  secularismo,   que  ayudó  a  quitar  falsas  imágenes  del  Dios  de  los  cristianos.                                                                                                                               16  Ricardo  BELOTTI  AGUIRRE,  Deseo  humano  y  Experiencia  de  Dios.  Del  humano  deseo  al  deseo  de  Dios,  UPM,   México,  2009,  4   17  Idem,  o.c.,  4.    
  14. 14. 14     - Además,  podemos  visualizar  las  observaciones  que  hicieran  en  su  momento,  S.  Freud  y  C.  Jung:  la   decadencia   espiritual   y   psicológica   del   mundo   occidental.   Nuevas   enfermedades   del   siglo:   la   depresión  angustiante  y  la  pérdida  del  sentido  de  la  vida.18                   - El  relativismo  moral  y  de  la  verdad  misma.  Se  entiende  por  relativismo  moral  por  la  que  no  se   admiten  verdades  inmutables-­‐las  cuales  deberían  ser  reconocidas  por  todos    en  todo  tiempo  y   lugar-­‐,   sino   más   bien   se   promueve   la   existencia   de   un   sinnúmero   de   verdades   relativas,   que   configuran  afirmaciones  particulares,  todas  ellas  verdaderas  para  quienes  las  sostienen,  y  que   permitirán  consensuar  posteriormente,  decisiones  que  vulneran  la  dignidad  de  la  persona.  19       - Liberación  de  Eros  (dios  de  la  mitología  griega).  Vivimos  una  cultura  hipererotizada,  promovida   como  dijimos  por  el  consumismo  publicitario,  que  se  enfrenta  a  un  amoral  sexual  cristiana  que   parece  imponerse  desde  fuera  con  rigidez  y  es  peligrosa.  El  resultado  es  la  esquizofrenia  de  los   jóvenes,  que  reciben  una  moral  predicada,  pero  negada  de  hecho  por  el  hedonismo  de  la  vida   real.20     - El   milenarismo   que   anticipa   una   nueva   era.   Predicadores   que   anuncian   cambios   radicales   e   instantáneos   que   pone   fin   a   todos   los   males.   Se   comercializa   con   el   nombre   de   la   New   Age.   Penetra   en   los   hogares   por   los   mass   media   y   va   robando   los   valores   humanos   y   cristianos   tradicionales.     Resurgimiento   de   los   neopaganismos:   devoción   de   la   santa   muerte,   de   los   santeros,  de  las  curanderas,  de  películas  de  terror,  de  sugestión.  Unido  a  los  extraterrestre  y  a   objetos   no   identificados.   Las   sectas   secretas   y   satánicas.   La   predicación   del   panteísmo   y   del   gnosticismo.     - El  gigantesco  progreso  técnico-­‐científico  no  va  acompañado  de  un  progreso  humano  integral  y   armónico   entre   los   pueblos.   No   basta   progresar   sólo   desde   el   punto   de   vista   económico   y   tecnológico.   El   desarrollo   necesita   ser   ante   todo   autentico   e   integral.21   Ha   originado   que   lo   espiritual,  muchas  veces,  se  reduce  a  lo  psíquico,  a  lo  biológico;  lo  biológico,  a  lo  químico;     y  lo  químico,  a  lo  simplemente  mecánico.  El  hombre  queda  reducido  a  un  ser  material,  a  una   maquina  más  o  menos  perfecta  y  complicada,  y,  en  definitiva,  a  una  ´cosa¨,  aun  simple  ´objeto´,   que  se  puede  manejar  y  explotar  despiadadamente,  sin  mayor  escrúpulo.         En  esta  visión,  el  hombre  es  un  animal,  un  sistema  bioquímico  y,  en  último  término,  una  cosa.   Está  hecho  para  el  consumo,  la  obtención  del  máximo  placer  y  confort.  Su  horizonte  se  reduce  a  lo  que   pueda  acumular  y  disfrutar  en  el  momento  presente  sin  otra  perspectiva.                                                                                                                             18  Cfr  Idem,  o.c.,  40-­‐41.   19  Cuando  la  verdad  (=adecuación  entre  el  entendimiento)  se  vuelve  totalmente  subjetiva  (subjetivismo)  en   la  que  prima  el  parecer  de  cada  inteligencia  que  contempla  esa  realidad  a  través  de  un  prisma  personal,  la   vedad  se  relativiza.   20  Enrique  MARROQUÍN,  o.c.,  45.   21  S.S.  BENEDICTO  XVI,  Caritas  in  Veritate,  23.  
  15. 15. 15     Un  nuevo  sujeto  antropológico  desde  la  Cultura  Emergente  en  América  Latina   ¿Quién  es  este  nuevo  tipo  de  ser  humano  que  surge  de  la  cultura  emergente  desde  América  Latina?   ¿Qué  busca?  ¿Hacia  dónde  va?  Estas  preguntas  van  a  guiar  parte  de  nuestra  reflexión  en  torno  a  este   sujeto  antropológico  cuyo  punto  de  partida  está  caracterizado  por  una  emergencia  en  movimiento.   Y   como   hombre   y   mujer   emergentes   nos   vamos   a   referir   al   “ser   latinoamericano”   que   representa   a   todos   los   hombres   y   mujeres   -­‐situados   desde   América   Latina-­‐   de   cualquier   raza,   nación,   sexo,   etnia,   clase   social,   ingreso   económico,   cultura,   religión,   tendencia   política.   Desde   su   "estar   siendo   latinoamericano"   podemos   observar   la   gestación   de   una   racionalidad   comunicativa,   democrática   y   autogestionaria,  y  al  mismo  tiempo  comunitaria,  solidaria  y  pluralista.   Entonces  diremos  que  el  actual  desafío  del  nuevo  sujeto  antropológico  consiste  en  lograr  una  síntesis   vital  transformadora  entre  su  herencia  cultural  latinoamericana  y  lo  válido  del  progreso,  de  la  sociedad  y   de   la   cultura   adveniente.   Esta   síntesis   transformadora   ha   de   ser   creativa,   sin   que   sea   una   copia   de   modelos  externos  que  no  respondan  a  la  propia  idiosincrasia  cultural  y  al  sentido  humano.   El  sujeto  antropológico  emergente,  como  protagonista,  busca  una  actitud  vital  de  discernimiento  ante  lo   bueno  y  las  contradicciones  de  lo  adveniente  y  de  lo  propio.  Pero  para  asimilar  la  cultura  adveniente   también  tiene  que  haber  una  "apropiación"  -­‐una  identidad  de  lo  nuestro,  de  la  tierra,  de  uno  mismo-­‐   para  luego  asimilar  lo  que  venga  de  afuera.  Desde  la  "apropiación"  podremos  re-­‐descubrir  lo  símbólico  -­‐ la  plurisignificatividad  y  el  contacto  con  la  tierra-­‐  como  una  dimensión  del  hombre  que,  a  su  vez,  re-­‐ ubica  lo  adveniente.   Este  sujeto  responde  a  su  cultura  desde  su  cultura;  el  hombre  y  mujer  emergentes,  como  protagonistas   y   actores,   adoptan,   resisten   y   transforman   en   todos   los   niveles   social-­‐económico-­‐político-­‐religioso-­‐ educativo-­‐cultural  lo  "suyo"  y  lo  "extraño  para  sí.  Todo  esto  nos  lleva  a  pensar  en  un  nuevo  humanismo   desde   América   Latina   cuyas   características   sean   la   integración,   gratuidad,   creatividad,   participación,   libertad,  comunión,  diálogo,  comunicación,  afecto  por  lo  nuestro,  consentimiento,  concertación,  entre   otros.   Pero   muchas   veces   el   hombre   emergente   tiene   que   sobrevivir   frente   a   las   situaciones   límites,   de   pobreza   y   de   injusticia   cuya   causa   la   encontramos   en   los   modelos   estructurales   propuestos   por   lo   adveniente.   Su   capacidad   de   re-­‐vivir   frente   a   situaciones   de   muerte   lo   llevan   a   luchar   contra   las   amenazas,  y  a  su  vez,  a  buscar  respuestas  alternativas  desde  su  idiosincrasia  propia  que  le  permitan   sobre-­‐vivir  y  tener  "ganas  de  vivir".  Frente  a  los  momentos  extremos  surge  aquella  dimensión  originaria   propia   de   nuestras   culturas   tradicionales   no   sólo   como   re-­‐situadora,   sino   como   re-­‐vivificante   y   re-­‐ significadora  con  un  "plus"  de  sentido  de  la  vida  y  existencia  del  hombre  del  ser  humano.    

×