Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
Catequesis Benedicto XVI en México
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Catequesis Benedicto XVI en México

  • 474 views
Published

 

Published in Spiritual
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
474
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
8
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1.  2    
  • 2.   El Papa fortalecido con el EspírituSanto, es Cristo que nos acompaña en nuestro peregrinar hacia nuestro Padre Dios. 3   Que el Papa es el Vicario deCristo significa que hace sus veces enla tierra, que actúa en su lugar. El único fundamento de la Iglesia es Jesucristo. No hayotro Salvador sino Él, que merece todo el poder y la gloria: toda rodilla se doble en los cielosy en la tierra y en los abismos, y toda lengua confiese que -11).Sin embargo, Jesús como verdadero hombre, sabía que sumisión en la tierra estaba limitada por su humanidad, aunquecomo verdadero Dios tenía el poder de permanecer siempre Para estar con nosotros siempre como Él nos prometióenvió al Espíritu Santo, desde el seno del Padre. El EspírituSanto, es quien vivifica y hace presente a Jesucristo en mediode los suyos hasta el fin del mundo, y así continúa guiando asu Iglesia hasta la consumación de los tiempos. Este mismoEspíritu habita en nosotros. La Iglesia es la comunidad del(Jn 14,16) En la Iglesia, enriquecida por el Espíritu, Jesús se hacepresente de manera especial en los pobres (Mt 25, 35-40), enlos niños (Mt 18,5), en cada persona (Mt 10,40) y en cada  
  • 3.   comunidad que invoque su nombre (Mt 18,20); todas estas presencias nacen de la acción del Espíritu Santo. Cuando Jesús habitó con nosotros, de entre sus discípulos, eligió a doce apóstoles. A Pedro le dio el apelativo de roca y su encomienda sería la de ser el sostén de la fe de4   sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la muerte no podrá con ella. Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo y lo que desates -19. Después los mismos apóstoles, por la imposición de sus manos, gesto esencial de la transmisión de la autoridad apostólica, concedieron este servicio a sus sucesores, los obispos. De entre ellos, quien ha recibido la encomienda de ser punto de unión y de fraternidad por excelencia, es el Papa, obispo de Roma, sucesor del a todo: tú sabes que te quiero. Le dice Jesús: Apacienta mis Pedro fue a Roma para anunciar la buena nueva, murió mártir, en el circo de Nerón y fue sepultado en la colina del Vaticano. Desde entonces, a lo largo de los siglos en una sucesión sin interrupción, el Obispo de Roma, el Papa, es Pedro entre nosotros, el Vicario de Cristo.  
  • 4.   5  . Al recibir la visita de las reliquias del Beato Juan PabloII a nuestro país. La figura y herencia de Juan Pablo II ha sidorecordada por la prensa y la televisión, este acontecimiento seunió a la primera visita de S.S. Benedicto XVI a nuestro país yno han faltado las comparaciones entre las personalidades y los"estilos" de ambos pontífices. Juan Pablo II "tenía un enormetalento de comunicador, Benedicto XVI es más un pensador,pero las cosas que dicen son las algunos denosotros quizás para muchos de nosotros- el Beato Juan PabloII es el único Papa que hemos conocido, ya que se trata deltercer pontificado más largo en los dos mil años de historia dela Iglesia. Recordemos juntos algunas de las experiencias quevivimos con Juan Pablo segundo:¿Recuerdas algún mensaje del Beato Juan Pablo I I en susvisitas a México? ¿Cual fue? ¿Qué pensamientos ysentimientos te provocaron sus mensajes? Juan Pablo II es el testigo de la esperanza quetransformó la crisis postconciliar con el sencillo mandato: "Notengáis miedo". El Papa Benedicto XVI, que fue el másestrecho colaborador de nuestro fallecido Papa, ha expresado  
  • 5.   una experiencia similar: "Me parece ver sus ojos sonrientes y escuchar sus palabras, dirigida especialmente a mí en aquel momento: "No tengáis miedo". El fallecimiento del Santo Padre Juan Pablo II y los días subsiguientes fueron un momento extraordinario de gracia para la Iglesia y para el mundo entero. El profundo dolor de su muerte y el vacío que nos ha dejado a todos se ha mitigado por la acción de Cristo6   Resucitado, que se manifestó durante los largos días en la ola de fe, amor y solidaridad espiritual que culminó en su solemne funeral. Hemos llorado la muerte de este Vicario de Cristo porque su santidad es observadores esperan que el proceso oficial sea rápido. Casi todo el mundo reconoció la santidad de Juan Pablo aunque no compartieran su fe. Solamente aquellas almas infelices o con corazones que no conocen el amor son incapaces de apreciar el súper regalo de Dios que fue Karol Wojtyla. Sí, aun los envidiosos lo reconocen como el hombre más grande de nuestro tiempo, sabiendo que su legado permanecerá por mucho tiempo irresistible. Hemos sido atraídos hacia Juan Pablo porque era un santo, y ya ha sido canonizado al estilo de antes, por aclamación popular. Es más, diversos Una vez muerto Juan Pablo II, se buscabas el perfil del nuevo papa. Se quería tener un diseño casi en detalle, de la figura del que pudiera ser elegido. Saltaron las opiniones y las encuestas, las predicciones y los deseos. Al final, siempre el Espíritu Santo es el que busca lo mejor para la Iglesia. De nuevo Pedro ha puesto las manos de su sucesor en el timón de la Iglesia. Ahora se llama Benedicto XVI. El nuevo papa quiere ser la piedra en la que todos puedan apoyarse con seguridad. ¿Un programa Pastoral para el pontificado? En definitiva no es hacer mi voluntad ni seguir mis ideas, sino escuchar a la Iglesia y dejar que sea Cristo y la conduzca. (Benedicto XVI)  
  • 6.   Para conocer mejor a estos dos Pontíficesreflexionemos juntos la biografía de cada uno de ellos.Biografía de El Beato Juan Pablo II Karol Józef Wojtyla, nació enWadowice, Cracovia, el 18 de mayo de 7  1920. Era el segundo de los dos hijos Sumadre falleció en 1929. A los 9 años hizo laPrimera Comunión, y a los 18 recibió laConfirmación. Terminados los estudios sematriculó en 1938 en la UniversidadJagellónica de Cracovia y en una escuela deteatro. Cuando las fuerzas de ocupación nazi cerraron laUniversidad, en 1939, el joven Karol tuvo que trabajar en unacantera y luego en una fábrica química (Solvay), para ganarsela vida y evitar la deportación a Alemania. A partir de 1942, alsentir la vocación al sacerdocio, siguió las clases de formacióndel seminario clandestino de Cracovia. Tras la segunda guerramundial, continuó sus estudios en el seminario mayor deCracovia, nuevamente abierto, y en la Facultad de Teología dela Universidad Jagellónica, hasta su ordenación sacerdotal enCracovia el 1 de noviembre de 1946.En 1948 volvió a Polonia,y fue vicario en diversas parroquias de Cracovia. El 4 de juliode 1958 fue nombrado por Pío XII Obispo Auxiliar deCracovia. El 13 de enero de 1964 fuenombrado Arzobispo de Cracovia porPablo VI, quien le hizo cardenal el 26 dejunio de 1967.fue nombrado Papa desdeoctubre de 1978Ningún otro Papa se haencontrado con tantas personas como JuanPablo II: en cifras, más de 16 millones deperegrinos han participado en las más de  
  • 7.   1000 Audiencias Generales que se celebran los miércoles. Ese número no incluye las otras audiencias especiales y las ceremonias religiosas [más de 8 millones de peregrinos durante el Gran Jubileo del año 2000] y los millones de fieles que el Papa ha encontrado durante las visitas pastorales efectuadas en Italia y en el resto del mundo. Hay que recordar también las numerosas personalidades de gobierno con las que se ha8   entrevistado durante las 38 visitas oficiales y las 650 audiencias o encuentros con jefes de Estado y 212 audiencias y encuentros con Primeros Ministros Biografía del Papa Benedicto XVI Joseph Ratzinger nació el 16 de abril de 1927, pasaría la mayor parte de sus años de adolescente. Es aquí que inicia sus estudios en el Gymnasium de lenguas clásicas, donde aprende latín y griego. En 1939 entra al seminario menor en Traunstein, dando el primer paso en su carrera eclesiástica. En 1943, él y todos sus compañeros de clase son reclutados al Flak (escuadrón antiaéreo), sin embargo, les es permitido asistir a clases tres veces por semana. En septiembre de 1944, habiendo alcanzado la edad militar, Ratzinger es relevado del Flak y regresa a casa. los rigores propios de la vida militar. En la primavera de 1945, mientras se acercan las fuerzas aliadas, Joseph Ratzinger deja el ejército y regresa a su casa en Traunstein. Cuando finalmente llega el ejército americano hasta su ciudad, establecen su centro de operaciones en casa de los Ratzinger, identifican a Josef como soldado alemán y lo envían a un campo de prisioneros de guerra. El 19 de junio de ese mismo año. En noviembre, tanto él como su hermano mayor Georg, reingresan al seminario. En 1951, el 29 de junio, Joseph y su hermano Georg son ordenados sacerdotes.  
  • 8.   En marzo de 1977, es nombrado Arzobispo de Münich y Freising, su lema episcopal la frase de 1978 participó en el cónclave del 25 al 26 de agosto, que eligió a Juan Pablo I, En octubre de 9   ese año, participa en el Cónclave que elige a Juan Pablo II. En 1980 Ratzinger es nombrado por Juan Pablo II a presidir el Sínodo especial para loslaicos. Poco después, el Papa lo invita a encargarse de laCongregación para la Educación Católica. En 1981, en noviembre, acepta la invitación del Papapara asumir como Prefecto de la Congregación para laDoctrina de la Fe. Desde 1986 presidió la Comisión para lapreparación del Catecismo de la Iglesia Católica, que luego de6 años de trabajo (1986-92) presentó el Nuevo Catecismo alSanto Padre. Fue elegido Papa el 19 de abril de 2005,convirtiéndose en el Pontífice número 265, sucesor de JuanPablo I I "El Grande". Escogió el nombre de Benedicto XVI .  
  • 9.   ¿ É ¿ É El Papa Benedicto XVI estará en nuestro país del 23 al 26 de marzo10   de 2012. ¿A qué viene? El mismo lo dijo el 12 de diciembre de 2011, en la Basílica de San Pedro: un Viaje apostólico antes de la santa Pascua a México y Cuba, para proclamar allí la Palabra de Cristo y se afiance la convicción de que éste es un tiempo precioso para evangelizar con una fe recia, una esperanza viva ¿Qué esperamos de su visita? ¿Cuál ha sido su relación con nosotros? ¿Qué tanto nos conoce? ¿Qué nos ha dicho? Antes de ser llamado por Dios para el delicado servicio de Sucesor de Pedro, estuvo en Guadalajara, en el año 1997, cuando aún era Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Vino a una reunión de obispos de toda América Latina, a quienes convocó para dialogar sobre los principales asuntos doctrinales que en ese momento eran de particular interés. Desde entonces no se detuvo en la ciudad de México, porque sus médicos no le permiten estar en lugares altos. En el año 2005, recibió en Roma a todos los obispos de México, distribuidos en cuatro grupos geográficos, con ocasión de la Visita Ad limina, conforme a las provincias eclesiásticas como estaban antes de su modificación actual. A cada grupo le dirigió un importante discurso. En ese mismo año, al recibir las cartas credenciales del nuevo Embajador de México ante la Santa Sede, habló sobre la realidad del país, que conoce bien.  
  • 10.   Ofrecemos algunas de sus palabras, que hemos deprocurar reflexionar, para prepararnos espiritualmente a suvisita y sea provechosa. Al primer grupo de obispos, procedentes de lasprovincias de Chihuahua, Durango, Guadalajara y Hermosillo,les dijo: 11  Un país pluricultural en transiciónpueblos y culturas cuya fisonomía ha quedado marcada por lapresencia viva de Jesucristo y la mediación de María, «Madredel Verdadero Dios por quien se vive». La riqueza del«Acontecimiento Guadalupano» unió en una realidad nueva apersonas, historias y culturas diferentes, a través de las cualesMéxico ha ido madurando su identidad y su misión.   Hoy México vive un proceso de transicióncaracterizado por la aparición de grupos que, a veces demanera más o menos ordenada, buscan nuevos espacios departicipación y representación. Muchos de ellos propugnan conparticular fuerza la reivindicación en favor de los pobres y delos excluidos del desarrollo, particularmente de los indígenas.Los profundos anhelos de consolidar una cultura y unasinstituciones democráticas, económicas y sociales quereconozcan los derechos humanos y los valores culturales delpueblo, deben encontrar un eco y una respuesta iluminadora enla acción pastoral de la Iglesia.Formación, en especial para jóvenes y familias Se requiere una formación integral, que ayude a cadafiel a vivir el Evangelio en las diversas dimensiones de la vida.Esta formación es particularmente necesaria para los jóvenesque, al dejar de frecuentar la comunidad eclesial tras lossacramentos de iniciación, se encuentran ante una sociedad  
  • 11.   marcada por un creciente pluralismo cultural y religioso. Además, se enfrentan, a veces muy solos y como desorientados, a corrientes de pensamiento según las cuales, sin necesidad de Dios e incluso contra Dios, el hombre alcanza su plenitud a través del poder tecnológico, político y económico. Por eso se ve la necesidad de acompañar a los jóvenes y convocarlos con entusiasmo para que, integrados de nuevo en la comunidad12   eclesial, asuman el compromiso de transformar la sociedad como exigencia fundamental del seguimiento de Cristo. Asimismo, las familias requieren un acompañamiento adecuado para poder descubrir y vivir su dimensión de «iglesia doméstica». El padre y la madre necesitan recibir una de sus hijos; sólo así podrán realizarse como la primera escuela de la vida y de la fe. Pero el solo conocimiento de los contenidos de la fe no suple jamás la experiencia del encuentro personal con el Señor. Coherencia y creatividad para evangelizar La sociedad actual cuestiona y observa a la Iglesia, exigiendo coherencia e intrepidez en la fe. Signos visibles de credibilidad serán el testimonio de vida, la unidad de los creyentes, el servicio a los pobres y la incansable promoción de su dignidad. En la tarea evangelizadora hay que ser creativos, siempre en fidelidad a la Tradición de la Iglesia y de su magisterio. Poner el rostro de Cristo en el ambiente mediático requiere un serio esfuerzo formativo y apostólico que no puede postergarse, necesitando  
  • 12.   Al segundo grupo de obispos, de las provincias deMonterrey, Morelia y San Luis Potosí, les dijo:Grave error: separar fe y vidaestructuras sociales para que sean más acordes con ladignidad de la persona y sus derechos fundamentales. A esta 13  tarea están llamados a colaborar los católicos, que constituyenaún la mayor parte de su población, descubriendo sucompromiso de fe y el sentido unitario de su presencia en elmundo. Pues, de lo contrario, la separación entre la fe queprofesan y la vida cotidiana de muchos debe ser consideradacomo uno de los errores más graves de nuestro tiempo. Muchos bautizados, influenciados por innumerablespropuestas de pensamiento y de costumbres, son indiferentes alos valores del Evangelio e incluso se ven inducidos acomportamientos contrarios a la visión cristiana de la vida, loque dificulta la pertenencia a una comunidad eclesial. Aunconfesándose católicos, viven de hecho alejados de la fe,abandonando las prácticas religiosas y perdiendoprogresivamente la propia identidad de creyentes, conconsecuencias morales y espirituales de diversa índole.Problemas y alternativas Sigue siendo motivo de gran preocupación que enalgunos ambientes, por el afán de poder, se hayan deterioradolas sanas formas de convivencia y la gestión de la cosapública, y se hayan incrementado además los fenómenos de lacorrupción, impunidad, infiltración del narcotráfico y delcrimen organizado. Todo esto lleva a diversas formas deviolencia, indiferencia y desprecio del valor inviolable de lavida. También en México se vive frecuentemente en unasituación de pobreza.  
  • 13.   En muchos fieles se constata, sin embargo, una fe en Dios, un sentido religioso acompañado de expresiones ricas en humanidad, hospitalidad, hermandad y solidaridad. Estos valores se ponen en peligro con la migración al extranjero, donde muchos trabajan en condiciones precarias, en un estado de indefensión y afrontando con dificultad un contexto cultural distinto a su idiosincrasia social y religiosa. Donde los14   emigrantes encuentran buena acogida en una comunidad eclesial, que los acompaña en su inserción en la nueva realidad, este fenómeno es en cierto modo positivo e incluso favorece la evangelización de otras culturas. Sectas, catequesis y renovación pastoral La actividad de las sectas y de los nuevos grupos religiosos en América, lejos de dejaros indiferentes, ha de estimular a vuestras Iglesias particulares a ofrecer a los fieles una atención religiosa más personalizada, consolidando las estructuras de comunión y proponiendo una religiosidad popular purificada, a fin de hacer más viva la fe de todos los católicos. La catequesis, junto con la enseñanza de la religión y de la moral, ha de fundamentar cada vez mejor la experiencia y el conocimiento de Jesucristo a través del testimonio vivo de quienes lo han encontrado, con el fin de suscitar el anhelo de seguirlo y servirlo con todo el corazón y toda el alma. Sin embargo, es importante que lo que nos propongamos, con la ayuda de Dios, esté fundado en la contemplación y en la oración. El nuestro es un tiempo de continuo movimiento, que a menudo desemboca en el activismo, con el riesgo fácil del  
  • 14.   Todo ello implica, en la práctica pastoral, la necesidadde revisar nuestras mentalidades, actitudes y conductas, yampliar nuestros horizontes, comprometiéndonos a compartiry trabajar con entusiasmo para responder a los grandesinterrogantes del hombre de hoy. Como Iglesia misionera,todos estamos llamados a comprender los desafíos que lacultura postmoderna plantea a la nueva evangelización del 15  Continente. El diálogo de la Iglesia con la cultura de nuestrotiempo es vital Al tercer grupo de obispos, de las provincias de Jalapa,México, Puebla y Tlalnepantla, les expresó:Análisis de la realidadrealizáis un análisis constante de la sociedad mexicana,porque sois conscientes de que el ministerio episcopal osimpulsa a valorar las realidades temporales para iluminarlasdesde la fe. A este respecto, el Obispo contempla vigilante alos fieles y a toda la sociedad desde la perspectiva delEvangelio. Al escuchar "lo que el Espíritu dice a las Iglesias",sentís el deber de hacer un sereno discernimiento sobre lasdiversas circunstancias, las iniciativas o la pasividad, quelamentablemente afecta a veces al pueblo de Dios, sindescuidar tampoco los graves problemas y las aspiracionesmás profundas de la sociedad.Pastoral Urbana La vida urbana está marcada por la convivencia demúltiples culturas y costumbres de sus habitantes. En lasgrandes ciudades se encuentran importantes centros de la vidaeconómica, universitaria y cultural, así como las institucionespolíticas y legislativas, de donde irradian su influencia al restode la nación. Al mismo tiempo, en ellas la vida es compleja porlas diversas clases sociales a las que la pastoral diocesana  
  • 15.   debe atender sin discriminación, cuidando de manera prioritaria a quienes se encuentran en situación de gran pobreza, soledad o marginación. Todos estos grupos sociales forjan el rostro urbano y constituyen un continuo desafío para la tarea pastoral, cuya planificación debe atender también a los hermanos que emigran, cada vez en mayor número, del ambiente rural al urbano en busca de una vida más digna.16   Sembrar esperanza Os invito a proseguir sin desaliento en la función de enseñar y anunciar a los hombres el Evangelio de Cristo. El Obispo, al proponer la Palabra de Dios para iluminar la conciencia de los fieles, ha de hacerlo con un lenguaje y una forma apropiada a nuestro tiempo, que dé una respuesta a las dificultades y problemas que más oprimen y angustian a los hombres. En la sociedad actual, que da muestras tan visibles de secularismo, no debemos caer en el desánimo ni en la falta de entusiasmo en los proyectos pastorales. Ante un panorama cambiante y complejo como el actual, la virtud de la esperanza está sometida a dura prueba en la comunidad de los creyentes. Por eso mismo hemos de ser apóstoles esperanzados, que confían con alegría en las promesas de Dios. Él nunca abandona a su pueblo, sino que lo llama a conversión para que su Reino se haga realidad. Atención a los sacerdotes Tenéis que dedicar los mejores desvelos y energías a los sacerdotes. Por eso os aliento a estar siempre cerca de cada uno, a mantener con ellos una relación de amistad sacerdotal, al estilo del Buen Pastor. Ayudadles a ser hombres de oración asidua, tanto en el silencio contemplativo que nos  
  • 16.  aleja del ruido y de la dispersión de las múltiples actividades,como en la celebración devota y diaria de la Eucaristía y de laLiturgia de las Horas, que la Iglesia les ha encomendado parabien de todo el Cuerpo de Cristo. La oración del sacerdote esuna exigencia de su ministerio pastoral, porque para lacomunidad es imprescindible el testimonio del sacerdoteorante, que proclama la trascendencia y se sumerge en el 17  misterio de Dios. Preocupaos por la situación particular decada sacerdote animándolo a proseguir con gozo y esperanzapor el camino de la santidad sacerdotal, ofreciéndole la ayudaque necesite y fomentando también la fraternidad entre ellos.Que a ninguno le falten los medios necesarios para vivirdignamente su sublime vocación y ministerio. Cuidad tambiéncon particular esmero la formación de los seminaristas y Al cuarto grupo de obispos, de las provincias deVeracruz, Oaxaca y Yucatán, les dijo:Valores humanos y evangélicos La función episcopal de enseñar consiste en latransmisión del Evangelio de Cristo, con sus valores morales yreligiosos, considerando las diversas realidades y aspiracionesque surgen en la sociedad contemporánea, cuya situacióndeben conocer bien los Pastores. Es importante hacer un granesfuerzo para explicar adecuadamente los motivos de lasposiciones de la Iglesia, subrayando sobre todo que no se tratade imponer a los no creyentes una perspectiva de fe, sino deinterpretar y defender los valores radicados en la naturalezamisma del ser humano.Solicitud por los desprotegidos Los pastores de la Iglesia en México han de prestaruna especial atención, como se hacía en los primerascomunidades cristianas, a los grupos más desprotegidos y a  
  • 17.   los pobres. Ellos siguen siendo un amplio sector de la población nacional, víctimas a veces de estructuras insuficientes e inaceptables. Desde el Evangelio, la respuesta adecuada es promover la solidaridad y la paz, que hagan realmente posible la justicia. Por eso la Iglesia trata de colaborar eficazmente para erradicar cualquier forma de marginación, orientando a los cristianos a practicar la justicia18   y el amor. En este sentido, animad a quienes disponen de más recursos a compartirlos, como nos exhorta el mismo Cristo, con los hermanos más necesitados (cf Mt 25, 35-40). Es necesario no sólo aliviar las necesidades más graves, sino que se ha de ir a sus raíces, proponiendo medidas que den a las estructuras sociales, políticas y económicas una configuración más ecuánime y solidaria. Así la caridad estará al servicio de la cultura, de la política, de la economía y de la familia, convirtiéndose en cimiento de un auténtico desarrollo humano y comunitario. Hacia una fe sólida y madura El pueblo mexicano, rico por sus culturas, historia, tradiciones y religiosidad, se caracteriza por su alegría y un profundo sentido de la fiesta. Esta es una de las muestras del júbilo cristiano ya desde la primera evangelización, que da gran expresividad a las manifestaciones de la religiosidad popular. Corresponde a los Pastores orientar esta peculiaridad tan común en los fieles mexicanos hacia una fe sólida y madura, capaz de modelar una conducta de vida coherente con lo que se profesa con alegría. Ello avivará también el creciente impulso misionero de los mexicanos, que responden al mandato del Señor: «Id, pues, haced discípulos a todas las gentes».  
  • 18.  Dignidad y misión de la mujer En México, donde se manifiesta tantas veces el «genio»de la mujer, que asegura una fina sensibilidad por el serhumano en la familia, en las comunidades eclesiales, en laasistencia social y en otros campos de la vida ciudadana, se daa veces la paradoja de una exaltación teórica y una 19  depreciación práctica o discriminatoria de la misma. Por eso,tomando ejemplo de la delicadeza y respeto que Jesús mostróhacia ellas, sigue siendo un desafío de nuestro tiempo cambiarde mentalidad, para que sean tratadas con plena dignidad entodos los ambientes y se proteja también su insustituiblemisión de ser madres primeras educadoras de los hijos.Pastoral Juvenil Además, hoy es una tarea importante la pastoral conlos jóvenes. Ellos, con sus preguntas e inquietudes y tambiéncon la alegría de su fe, siguen siendo para nosotros unestímulo en nuestro ministerio. En muchos de ellos existe elfalso concepto de que comprometerse o tomar decisionesdefinitivas hace perder la libertad. Conviene recordarles, encambio, que el hombre se hace libre cuando se comprometeincondicionalmente con la verdad y el bien. Sólo así es posibleencontrar un sentido a la vida y construir algo grande yduradero si Al nuevo embajador de México ante la Santa Sede, leexpresó el 23 de septiembre de 2005:  
  • 19.   Laicismo y libertad religiosa práctica religiosa de sus ciudadanos, sin preferencias ni rechazos. Por otra parte, la Iglesia considera que en las sociedades modernas y democráticas puede y debe haber plena20   libertad religiosa. En un Estado laico son los ciudadanos quienes, en el ejercicio de su libertad, dan un determinado sentido religioso a la vida social. Además, un Estado moderno ha de servir y proteger la libertad de los ciudadanos y también la práctica religiosa que ellos elijan, sin ningún tipo de restricción o coacción. No se trata de un derecho de la Iglesia como institución, se trata de un derecho humano de cada persona, de cada pueblo y de cada nación. Ante el creciente laicismo, que pretende reducir la vida religiosa de los ciudadanos a la esfera privada, sin ninguna manifestación social y pública, la Iglesia sabe muy bien que el mensaje cristiano refuerza e ilumina los principios básicos de toda convivencia, como el don sagrado de la vida, la dignidad de la persona junto con la igualdad e inviolabilidad de sus derechos, el valor irrenunciable del matrimonio y de la familia que no se puede equiparar ni confundir con otras formas de uniones humanas. La institución familiar necesita un apoyo especial, porque en México, como en otros Países, va mermando progresivamente su vitalidad y su papel fundamental. Narcotráfico Una atención especial merece el problema del narcotráfico, que causa un grave daño a la sociedad. A ese respecto, hay que reconocer el esfuerzo continuo realizado hasta ahora por el Estado y algunas organizaciones sociales en la lucha contra esta terrible plaga que afecta a la seguridad y a la salud pública. No debe olvidarse que una de las raíces  
  • 20.  del problema es la gran desigualdad económica, que nopermite el justo desarrollo de una buena parte de la población,llevando a muchos jóvenes a ser las primeras víctimas de lasadicciones, o bien atrayéndolos con la seducción del dinerofácil procedente del narcotráfico y del crimen organizado. Porello, es urgente que todos aúnen esfuerzos para erradicar estemal mediante la difusión de los auténticos valores humanos y 21  la construcción de una verdadera cultura de la vida. La Iglesiaofrece toda su colaboración en este campo.Pueblos originarios Al considerar lahistoria de México seconstata la vastapluralidad de suspoblaciones indígenas,que durante siglos se hanesforzado por conservarsus valores y tradiciones ancestrales. Como expresó miquerido predecesor el Papa Juan Pablo II en la canonizacióndel indio Juan Diego en la Basílica de Guadalupe, "¡Méxiconecesita a sus indígenas y los indígenas necesitan a México!".En efecto, es preciso favorecer, hoy más que nunca, suintegración respetando sus costumbres y las formas deorganización de sus comunidades, lo cual les permita eldesarrollo de su propia cultura y les haga capaces de abrirse,sin renunciar a su identidad, a los desafíos del mundoglobalizado. Por ello, aliento a los responsables de lasinstituciones públicas a favorecer, desde una efectiva igualdadde derechos, la participación activa de los pueblos indígenasen la marcha y el progreso del País. Es una justa eirrenunciable aspiración, cuya realización fundamentará lapaz, que ha de ser fruto de la justicia.  
  • 21.   Proceso electoral y política Es de esperar que el proceso electoral contribuya a seguir fortaleciendo el orden democrático, orientándolo decididamente hacia el desarrollo de políticas inspiradas en el bien común y en la promoción integral de todos los ciudadanos, atendiendo especialmente a los más débiles y22   desprotegidos. La actividad política en México ha de continuar ejerciéndose como un servicio efectivo a la Nación, con el fin de promover y garantizar las condiciones necesarias para que los ciudadanos puedan desarrollar su vida en las mejores condiciones posibles. Se ha de fomentar el respeto a la verdad, la voluntad de favorecer el bien general, la defensa de la libertad, la justicia y la convivencia, en el marco del Estado de Derecho. Es largo el proceso a través del cual los pueblos se Esta es una selección de sus mensajes. Por ellos, podemos deducir que está bien informado de nuestra realidad. El Espíritu Santo le ilumina y sus asesores le ayudan para que su palabra sea siempre oportuna. Dispongamos nuestro corazón para escucharle ahora que nos visitará, sin distraernos en detalles secundarios. Oremos por él, para que su presencia en nuestro país sea una evangelización que nos lleve a recia, una esper .  
  • 22.   Ñ El Papa Benedicto XVI hará una visita pastoral a México del 23 al 26 de marzo de 2012, para 23   afianzar la convicción de que éste es un tiempo precioso para evangelizar con una fe recia, una esperanza viva y ¿Quién es este Papa?, ¿Qué tanto lo conocemos?¿Cuáles son los temas en que más ha insistido? ¿Qué piensasobre la situación cultural de nuestro tiempo? Una buena preparación para su visita es conocer sumagisterio, analizar lo que nos ha dicho sobre diversos puntosde actualidad. Ofrecemos aquí algunas de sus intervencionessobre la cultura, entendiendo ésta como "todo aquello con loque el hombre afina y desarrolla sus innumerables cualidadesespirituales y corporales, procura someter al mismo orbeterrestre con su conocimiento y trabajo, hace más humana lavida social, tanto en la familia como en toda la sociedad civil,mediante el progreso de las costumbres e instituciones;finalmente a través del tiempo formula, comunica y conservaen sus obras grandes experiencias espirituales y aspiraciones,para que sirvan de provecho a muchos; más aún, a todo elgénero humano" (Concilio Vaticano II, Gaudium et Spes 53). En otras palabras, la cultura no es sólo acumulación deconocimientos, sino la actitud ante la familia, ante los demás,ante la naturaleza. Cultura es el estilo de vida de las personas yde los pueblos. Cultura son las costumbres y las tradiciones.Cultura son las leyes y las normas de comportamiento. Culturason los valores y los criterios que rigen una sociedad. Cultura  
  • 23.   son las relaciones entre padres e hijos, entre hombres y mujeres. Cultura es la forma de relacionarse con Dios, que varía de un pueblo a otro. Cultura es la manera como se afrontan la enfermedad y la muerte. Este es un mensaje de esperanza, una esperanza que genera energía, que estimula la inteligencia y da a la voluntad24   todo su dinamismo. Esperar no es abandonar; es redoblar la actividad. La desesperación es individualista. La esperanza es comunión. Sed sembradores de esperanza. Tener esperanza no es ser ingenuo, sino hacer un acto de fe en Dios, Señor del (En su viaje a Africa: 19-XI-2011). Evangelización de la misma Iglesia preocupante de los fundamentos intelectuales, culturales y morales de la vida social, y un creciente sentido de desconcierto e inseguridad, especialmente entre los jóvenes, frente a los grandes cambios sociales. Los obstáculos para la fe y la práctica cristiana puestos por una cultura secularizada influyen negativamente en la vida de los creyentes. Inmersos en esta cultura, los creyentes a diario están turbados por las objeciones. Por las cuestiones inquietantes y por el cinismo de una sociedad que parece haber perdido sus raíces, por un mundo en el que el amor a Dios se ha enfriado en numerosos corazones. La evangelización, por consiguiente, se presenta no sólo como una tarea que es preciso realizar hacia fuera de la Iglesia. Nosotros mismos somos los primeros en necesitar evangelización. La respuesta definitiva sólo puede brotar de una autoevaluación rigurosa, crítica y constante, y de una (A obispos de  
  • 24.  Estados Unidos: 26-XI-2011), a difundir el respeto y la (Aestudiantes internacionales: 2-XII-2011).Ser testigos de Dios en la culturaque lo conocen: el camino hacia El pasa, de modo concreto, a 25  través de quien ya lo ha encontrado. Aquí es particularmenteimportante vuestro papel de fieles laicos. Estáis llamados adar un testimonio transparente de la importancia de lacuestión de Dios en todos los campos del pensamiento y de laacción. En la familia, en el trabajo, así como en la política yen la economía, el hombre contemporáneo necesita ver con suspropios ojos y palpar con sus propias manos que con Dios o (Al Consejo Pontificio para los laicos:25-XI-2011).ceguera del hombre, por sus ansias de poder y por interesespolítico-económicos que ignoran la dignidad de la persona ode la naturaleza. Hay demasiados escándalos e injusticias,demasiada corrupción y codicia, demasiado desprecio ymentira, excesiva violencia que lleva a la miseria y a lamuerte. La agresividad es una forma de relación bastantearcaica, que se remite a instintos fáciles y poco nobles.Utilizar las palabras reveladas, las Sagradas Escrituras o elnombre de Dios para justificar nuestros intereses, nuestraspolíticas tan fácilmente complacientes o nuestras violencias, esun delito muy grave. No privéis a vuestros pueblos de laesperanza; es necesario que seáis verdaderos servidores de laesperanza. La Iglesia no ofrece soluciones técnicas ni imponefórmulas políticas. Ella repite: ¡No tengáis miedo! Lahumanidad no está sola ante los desafíos del mundo. Diosestá presente.  
  • 25.   En el Documento de Puebla, elaborado después de la primera visita del Papa Juan Pablo II a México, se dice que en un pueblo, los hombres cultivan su relación con la naturaleza, entre sí mismos y con Dios. Es el estilo de vida común que caracteriza a los diversos pueblos. La cultura así entendida, abarca la totalidad de la vida de un pueblo: el26   conjunto de valores que lo animan y de desvalores que lo debilitan: las costumbres, la lengua, las instituciones y estructuras de convivencia social. Lo esencial de la cultura está constituido por la actitud con que un pueblo afirma o (DP 386-389). ¿Qué nos ha dicho el Papa Benedicto XVI sobre la cultura? Desde el inicio de su ministerio petrino, ha denunciado la que califica como dictadura del relativismo. Dice que se está imponiendo una forma de vida y de pensamiento en que parece que vale sólo lo que cada quien piensa, lo que quiere y decide cada persona, sin referencia a Dios ni a los demás, sin normas morales que valgan para todos. Cada quien se quiere hacer como un dios, como dueño absoluto de sí mismo y de la verdad, sin Dios, que es la Verdad. ¿Qué pensar de esta cultura relativista? ¿Cuál es la misión de la Iglesia, y por tanto de todos los creyentes, ante esta realidad? El Papa ha hablado muchas veces de esto; ahora sólo entresacamos algunas de sus intervenciones más recientes, para prepararnos mejor a su próxima visita a nuestro país. Una cultura sin Dios Dice el Papa: marcado por luces y sombras. Asistimos a comportamientos complejos: encerramiento en sí mismo, narcisismo, deseo de poseer y de consumir, sentimientos y afectos desliados de la  
  • 26.  responsabilidad. Muchas son las causas de estadesorientación, que se manifiesta en un profundo malestarexistencial, pero en el fondo de todo se puede entrever lanegación de la dimensión trascendente del hombre y de la (2-VII-2011). ce, el hombre cae en la esclavitud de 27   idolatrías, como han mostrado, en nuestro tiempo, los regímenes totalitarios, y como muestran también diversas ormas de nihilismo, que hacen al hombre dependiente de ídolos, de doración de Dios nodestruye, sino que renueva, transforma. Ciertamente, el fuegode Dios, el fuego del amor quema, transforma, purifica, peroprecisamente así no destruye, sino que crea la verdad de (15-VI-2011). técnica que domina al hombre lo priva de suhumanidad. El orgullo que genera ha hecho surgir en nuestrassociedades un economicismo intratable y cierto hedonismo,que determina los comportamientos de modo subjetivo yegoísta. El debilitamiento del primado de lo humano conllevaun desvarío existencial y una pérdida del sentido de la vida.De hecho, la visión del hombre y de las cosas sin referencia ala trascendencia desarraiga al hombre de la tierra y, más (9-VI-2011).naciendo de mujer como hombre perfecto, no sólo está enrelación directa con las expectativas expresadas en el AntiguoTestamento, sino también con las de todos los pueblos. Coneso, Él ha manifestado que Dios quiere encontrarse con  
  • 27.   nosotros en nuestro contexto vital. Por tanto, para una participación más eficaz de los fieles en los santos Misterios, es útil proseguir el proceso de inculturación en el ámbito de la celebración eucarística, teniendo en cuenta las posibilidades de adaptación. Para lograr este objetivo, recomiendo a las Conferencias Episcopales que favorezcan el adecuado equilibrio entre los criterios y normas ya publicadas y las28   nuevas adaptaciones, siempre de acuerdo con la Sede Apo (Exhortación Sacramentum Caritatis, 54). ¿Qué hacer? las penas y alegrías de sus hijos, quiere caminar a su lado en este período de tantos desafíos, para infundirles siempre esperanza y consuelo. El discípulo sabe que sin Cristo no hay (Discurso Inaugural en Aparecida: 13-V- 2007). fundamental en nuestra época y para el futuro de la humanidad y de la Iglesia. El hombre y la mujer no pueden alcanzar un nivel de vida verdadera y plenamente humano si no es precisamente mediante la cultura. Hoy, más que nunca, la apertura recíproca entre las culturas es terreno privilegiado para el diálogo entre quienes están comprometidos con la búsqueda de un auténtico humanismo, para que crezca una nueva generación capaz de diálogo y discernimiento, comprometida caracterizadas por la riqueza de sus valores humanos, espirituales y morales, sin dejar de purificar estas culturas, mediante una conversión necesaria, de lo que en ellas se opone a la plenitud de verdad y de vida que se manifiesta en Cristo Jesús. Esto también requiere anunciar y vivir la buena nueva, entablando sin temor un diálogo crítico con las culturas nuevas vinculadas a la aparición de la globalización, para que la Iglesia les lleve un mensaje cada  
  • 28.  vez más pertinente y creíble, permaneciendo fiel al mandato (A los obispos de Camerún: 18-III-2006).verdadero y puro en las culturas y en las civilizaciones; a loque alegra, consuela y fortalece nuestra existencia. San Pablo, 29  verdadero, de noble, de justo, de puro, de amable, dehonorable, todo cuanto sea virtud y cosa digna de elogio, todoCristo reconocen y acogen de buen grado los auténticosvalores de la cultura de nuestro tiempo, como el conocimientocientífico y el desarrollo tecnológico, los derechos del hombre,la libertad religiosa y la democracia. Sin embargo, no ignorany no subestiman la peligrosa fragilidad de la naturalezahumana, que es una amenaza para el camino del hombre entodo contexto histórico. En particular, no descuidan lastensiones interiores y las contradicciones de nuestra época.Por eso, la obra de evangelización nunca consiste sólo enadaptarse a las culturas, sino que siempre es también unapurificación, un corte valiente, que se transforma enmaduración y saneamiento, una apertura que permite nacer a (A laIV Asamblea Eclesial Nacional Italiana: 19-X-2006).tiempo, que, renunciando a cualquier referencia a lotrascendente, se ha mostrado incapaz de comprender ypreservar lo humano. La difusión de esta mentalidad hagenerado la crisis que vivimos hoy, que es crisis de significadoy de valores, antes que crisis económica y social. El hombreque busca vivir sólo de forma positivista, en lo calculable y enlo mensurable, al final queda sofocado. En este marco, lacuestión de Dios es, en cierto sentido, la cuestión de lascuestiones. Pero el desafío de una mentalidad cerrada a lo  
  • 29.   trascendente obliga también a los propios cristianos a volver de modo más decidido a la centralidad de Dios. No es menos urgente volver a proponer la cuestión de Dios también en el mismo tejido eclesial. ¡Cuántas veces, a pesar de declararse cristianos, de hecho Dios no es el punto de referencia central en el modo de pensar y de actuar, en las opciones (25-XI-2011).30   esperanzas, en el fondo está sin esperanza, sin la gran esperanza que sostiene toda la vida. La verdadera, la gran esperanza del hombre que resiste a pesar de todas las desilusiones, sólo puede ser Dios, el Dios que nos ha amado y que nos sigue amando «hasta el extremo», «hasta el total cumplimiento». Quien ha sido tocado por el amor empieza a (Encíclica sobre la esperanza, 27). Cuando las políticas no fomentan o promueven valores objetivos, el resultado moral es el relativismo, que, en lugar de conducir a una sociedad libre, justa y comprensiva, tiende a producir frustración, desesperación, egoísmo y la (Al Embajador de Inglaterra: 9-IX-2011). Familia y cultura 5   querido de esas nobles tierras. Se constata con dolor, sin embargo, cómo los hogares sufren cada vez más situaciones adversas provocadas por los rápidos cambios culturales, por la inestabilidad social, por los flujos migratorios, por la pobreza, por programas de educación que banalizan la sexualidad y por falsas ideologías. No podemos quedar indiferentes ante estos retos. En el Evangelio  
  • 30.  encontramos luz para responder a ellos sin desanimarnos.Cristo con su gracia nos impulsa a trabajar con diligencia yentusiasmo para acompañar a cada uno de los miembros delas familias en el descubrimiento del proyecto de amor queDios tiene sobre la persona humana. Ningún esfuerzo, portanto, será inútil para fomentar cuanto contribuya a que cadafamilia, fundada en la unión indisoluble entre un hombre y una 31  mujer, lleve a cabo su misión de ser célula viva de la sociedad,semillero de virtudes, escuela de convivencia constructiva ypacífica, instrumento de concordia y ámbito privilegiado en elque, de forma gozosa y responsable, la vida humana seaacogida y protegida desde su inicio hasta su fin natural. Poreste motivo, la pastoral familiar tiene un puesto destacado enla acción evangelizadora de cada una de las Iglesias (A las comisiones episcopales de la familia y dela vida en América Latina: 28-III-2011).Iglesia doméstica. En nuestro tiempo, como ya sucedió enépocas pasadas, el eclipse de Dios, la difusión de ideologíascontrarias a la familia y la degradación de la ética sexual,están vinculados entre sí. Y del mismo modo que están enrelación el eclipse de Dios y la crisis de la familia,así la nueva más aún, buscan el encuentro con otrasculturas, esperan alcanzar la universalidad en el encuentro yel diálogo con otras formas de vida y con los elementos quepuedan llevar a una nueva síntesis en la que se respete siemprela diversidad de las expresiones y de su realización culturalconcreta. En última instancia, sólo la verdad unifica y su pruebaes el amor. Por eso Cristo, siendo realmente el Logosencarnado, "el amor hasta el extremo", no es ajeno a culturaalguna ni a ninguna persona; por el contrario, la respuestaanhelada en el corazón de las culturas es lo que les da suidentidad última, uniendo a la humanidad y respetando a la  
  • 31.   vez la riqueza de las diversidades, abriendo a todos al crecimiento en la verdadera humanización, en el auténtico progreso. El Verbo de Dios, haciéndose carne en Jesucristo, se hizo también historia y cultura. La sabiduría de los pueblos originarios les llevó afortunadamente a formar una síntesis entre sus culturas y la32   fe cristiana que los misioneros les ofrecían. De allí ha nacido la rica y profunda religiosidad popular, en la cual aparece el alma de los pueblos latinoamericanos. Todo ello forma el gran mosaico de la religiosidad popular que es el precioso tesoro de la Iglesia católica en América Latina, y que ella debe proteger, promover y, en lo que fuera necesario, también purificar (Mensaje de Apertura de la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano, en Aparecida: 13-V-2007). La Iglesia ante las culturas de Cristo, se trata de hacer que el Evangelio penetre en lo más profundo de las culturas y las tradiciones de vuestro pueblo, que renegar de ese encuentro, sino que se ha de profundizar: ha creado la verdadera identidad de los pueblos de América (A los Nuncios Apostólicos en América Latina: 17-II- 2007). La fe en Dios ha animado la vida y la cultura de estos pueblos durante más de cinco siglos. Del encuentro de esa fe con las etnias originarias ha nacido la rica cultura cristiana de este Continente expresada en el arte, la música, la literatura y, sobre todo, en las tradiciones religiosas y en la idiosincrasia de sus gentes, unidas por una misma historia y un mismo credo, y formando una gran sintonía en la diversidad de culturas y de lenguas. En la actualidad, esa misma fe ha de afrontar serios retos, pues están en juego el desarrollo armónico de la sociedad y la identidad católica de sus pueblos.  
  • 32.   ¿Qué ha significado la aceptación de la fe cristianapara los pueblos de América Latina y del Caribe? Para ellosha significado conocer y acoger a Cristo, el Dios desconocidoque sus antepasados, sin saberlo, buscaban en sus ricastradiciones religiosas. Cristo era el Salvador que anhelabansilenciosamente. Ha significado también haber recibido, conlas aguas del bautismo, la vida divina que los hizo hijos de 33  Dios por adopción; haber recibido, además, el Espíritu Santoque ha venido a fecundar sus culturas, purificándolas ydesarrollando los numerosos gérmenes y semillas que el Verboencarnado había puesto en ellas, orientándolas así por loscaminos del Evangelio. El anuncio de Jesús y de su Evangelio no supuso, enningún momento, una alienación de las culturasprecolombinas, ni fue una imposición de una cultura extraña.Las auténticas culturas no están cerradas en sí mismas nipetrificadas en un determinado punto de la historia, sinoque están abiertas, evangelización es inseparable de la (Al Consejo Pontificio para la familia: 1-XII-2011). Jóvenes, cultura y Cristo miedo de plantearos las preguntas fundamentales sobre el sentido y el valor de la vida. No os quedéis en lasrespuestas parciales, inmediatas, ciertamente más fáciles enun primer momento y más cómodas, que pueden dar algunosratos de felicidad, de exaltación, de embriaguez, pero que nopeligro de quedar aprisionados en el mundo de la cosas, de loinmediato, de lo relativo, de lo útil, perdiendo la sensibilidadpor lo que se  
  • 33.   Aprended a reflexionar, a leer de modo no superficial, sino en profundidad, vuestra experiencia humana: descubriréis, con asombro y con alegría, que vuestro corazón es una ventana sas ilusiones producidas en el curso de la historia ha sido la de pensar que el progreso técnico-científico, de modo absoluto, podría dar respuestas y soluciones a todos los problemas de la humanidad. Y vemos34   ho sólo de una dimensión horizontal, sino que comprende también la dimensión vertical. En Cristo, podéis encontrar las respuestas a los interrogantes que acompañan vuestro camino, no de modo superficial, fácil, sino caminando con Jesús, viviendo con Jesús. El encuentro con Cristo no se limita a la adhesión a una doctrina, a una filosofía, sino que lo que él os propone es compartir su misma vida y así aprender a vivir, aprender lo que es el hombre, lo que soy yo. Vuestra vida encuentra significado en el misterio de Dios, que es Amor: un Amor exigente, profundo, que va más allá de la superficialidad. ¡En (A los jóvenes en San Marino: 19-VI-2011). contra corriente en medio de una sociedad donde impera la cultura relativista que renuncia a buscar y a poseer la verdad. Pero el Señor os ha enviado en este momento de la historia, lleno de grandes desafíos y oportunidades, para que, gracias a vuestra fe, siga resonando por toda la tierra la Buena Nueva de Cristo. Respondedle con generosidad y valentía, como corresponde a un corazón joven como el vuestro. Decidle: Jesús, yo sé que Tú eres el Hijo de Dios que has dado tu vida por mí. Quiero seguirte con fidelidad y dejarme guiar por tu palabra. Tú me conoces y me amas. Yo me fío de ti y pongo mi  
  • 34.  vida entera en tus manos. Quiero que seas la fuerza que mesostenga, la alegría que nunca me abandone. De esta amistad con Jesús nacerá también el impulsoque lleva a dar testimonio de la fe en los más diversosambientes, incluso allí donde hay rechazo o indiferencia. No sepuede encontrar a Cristo y no darlo a conocer a los demás.Por tanto, no os guardéis a Cristo para vosotros mismos. 35  Comunicad a los demás la alegría de vuestra fe. El mundonecesita el testimonio de vuestra fe, necesita ciertamente aDios. También a vosotros os incumbe la extraordinaria tareade ser discípulos y misioneros de Cristo en otras tierras ypaíses donde hay multitud de jóvenes que aspiran a cosas másgrandes y, vislumbrando en sus corazones la posibilidad devalores más auténticos, no se dejan seducir por las falsaspromesas de un estilo de vida sin Dios. Cristo os pide hoy que estéis arraigados en Él yconstruyáis con Él vuestra vida sobre la roca que es Él mismo.Él os envía para que seáis testigos valientes y sin complejos,auténticos y creíbles. No tengáis miedo de ser católicos, dandosiempre testimonio de ello a vuestro alrededor, con sencillez ysinceridad. Que la Iglesia halle en vosotros y en vuestrajuventud a los misioneros gozosos de la Buena Noticia. Ciertamente, son muchos en la actualidad los que sesienten atraídos por la figura de Cristo y desean conocerlomejor. Perciben que Él es la respuesta a muchas de susinquietudes personales. Os invito a que deis un audaztestimonio de vida cristiana ante los demás. Así seréisfermento de nuevos cristianos y haréis que la Iglesia despuntecon pujanza en el corazón de muchos. Llevad el conocimientoy el amor de Cristo por todo el mundo. Él quiere que seáis susapóstoles en el siglo veintiuno y los mensajeros de su alegría. ((A los jóvenes en la Jornada Mundial dela Juventud: 21-VIII-2011).  
  • 35.   Culturas Indígenas desempeñado la Iglesia católica en América Latina sigue siendo primario, también gracias a la feliz fusión entre la antigua y rica sensibilidad de los pueblos indígenas con el cristianismo y con la cultura moderna. Como sabemos,36   algunos ambientes afirman un contraste entre la riqueza y profundidad de las culturas precolombinas y la fe cristiana, presentada como una imposición exterior o una alienación para los pueblos de América Latina. En verdad, el encuentro entre estas culturas y la fe en Cristo fue una respuesta interiormente esperada por esas culturas. Por tanto, no hay Reflexión ¿Qué nos dicen estas palabras del Papa? La cultura de nuestra patria, su estilo de vida, sus costumbres y sus leyes, ¿reflejan a un pueblo católico, o es una cultura que denota una crisis de identidad cristiana? ¿Qué hacer, para que nuestra cultura, desde la familia, la escuela, los medios de comunicación, los grupos eclesiales, la política, la economía, sea más acorde con el plan de Dios? ¿Con qué actitud nos preparamos a la próxima visita de Benedicto XVI? Oración Dios nuestro, que en tu providencia quisiste fundar tu Iglesia sobre la roca de Pedro, el jefe de los Apóstoles, mira con bondad a nuestro Santo Padre Benedicto XVI, y ya que lo has constituido Sucesor de Pedro, concédele que sea para tu pueblo principio y fundamento visible de la unidad en la fe y de la comunión en el amor. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.  
  • 36.   Frecuentemente Benedicto XVI se refiere a la familia con términos -que ya son parte del magisterio de la Iglesia- 37   su concepción hasta su términoConcepciones equivocadas Señala las concepciones equívocas sobre Dios, sobre elhombre, sobre la libertad y sobre el amor humano, lasrelativismo ético, por los diversos flujos migratorios internos yexternos, por la pobreza, por la inestabilidad social y porlegislaciones civiles contrarias al matrimonio que, al favorecerlos anticonceptivos y el aborto, amenazan el futuro de los Discurso inaugural en Aparecida, 13 de mayo de2007), todo lo cual incide gravemente en la familia, cuyaque la familia, y también la vida misma, se ven constantemente Jornada Mundial de laPazataque a la familia amenazan la dignidad humana y el porvenir Discurso al Cuerpo diplomáticoacreditado ante la Santa Sede, 9 de enero de 2012). Por eso Familiaris consortio,  
  • 37.   Homilía en la santa Misa en Zagreb, Croacia, 5 de junio de 2011; Discurso al Cuerpo diplomático ante la Santa Sede, 9 de enero de 2012). Al indicar en Aparecida (13 de mayo de 2007) algunos campos38   palestra de valores humanos y cívicos, hogar en el que la vida a los derechos de la familia como sujeto social Verdadera identidad de la familia sentido también la necesidad de subrayar la relación entre Palabra de Dios, matrimonio y familia cristiana. En efecto, Iglesia revela a la familia cristiana su verdadera identidad, lo que es y debe ser Familiaris consortio, 49). Por tanto, nunca se pierda de vista que la Palabra de Dios está en el origen del matrimonio (cf. Gn 2,24) y que Jesús mismo ha querido incluir el matrimonio entre las instituciones de su Reino (cf. Mt 19,4-8), elevando a sacramento lo que eso, el Sínodo desea que cada casa tenga su Biblia y la custodie de modo decoroso, de manera que se la pueda leer y utilizar para la oración. Los sacerdotes, diáconos o laicos bien preparados pueden proporcionar la ayuda necesaria para ello. El Sínodo ha encomendado también la formación de pequeñas comunidades de familias, en las que se cultive la oración y la meditación en común de pasajes adecuados de la Escritura. Los  
  • 38.  una ayuda valiosa también en las dificultades de la vida Verbum Domini, 85). Repetidas veces Benedicto XVI ha mencionado que lafamilia está fundada sobre el matrimonio entre un hombre yprolongue en la aceptación de sus hijos; éstos, a su vez, den su la vida (cf. Encuentro festivo y 39  testimonial en el V Encuentro Mundial de las Familias enValencia, España, 8 de julio de 2006). Efamilias numerosas que, viviendo a veces en medio decontrariedades e incomprensiones, dan un ejemplo de Mensaje transmitido portelevisión en la Misa de clausura del VI Encuentro Mundial delas Familias en México, 18 de enero de 2009). A su vez, quelas familias no estén solas, sino que se apoyen unas a otras, quecolaboren los padrinos y madrinas de los diversos sacramentos.Es importante el acompañamiento de las parroquias, lasdiversas asociaciones eclesiales, especialmente las dedicadas ala pastoral familiar.La trasmisión de la fe     fe a los hijos, conla ayuda de otras personas e institucionescomo la parroquia, la escuela o lasasociaciones católicas, es unaresponsabilidad que los padres nopueden olvidar, descuidar o delegarllamada iglesia doméstica, porquemanifiesta y realiza la naturalezacomunitaria y familiar de la Iglesia en cuanto familia de Dios.Cada miembro, según su propio papel, ejerce el sacerdociobautismal, contribuyendo a hacer de la familia una comunidadde gracia y de oración, escuela de virtudes humanas y  
  • 39.   (Compendio del Catecismo de la Iglesia católica, 350). Y primeros responsables de la educación de sus hijos y los primeros anunciadores de la fe. Tienen el deber de amar y de respetar a sus hijos como personas y como hijos de Dios... En ib.,40   Junto con la transmisión de la fe y del amor del Señor, una de las tareas más grandes de la familia es la de formar personas libres y responsables. Por ello los padres han de ir devolviendo a sus hijos la libertad, de la cual durante algún tiempo son tutores. Si estos ven que sus padres y en general los adultos que les rodean viven la vida con alegría y entusiasmo, incluso a pesar de las dificultades, crecerá en ellos más fácilmente ese gozo profundo de vivir que les ayudará a superar con acierto los posibles obstáculos y contrariedades que conlleva la vida humana. Además, cuando la familia no se cierra en sí misma, los hijos van aprendiendo que toda persona es digna de ser amada, y que hay una fraternidad fundamental Encuentro festivo y testimonial en Valencia, España, 8 de julio de 2006). de la mujer, que asegura una fina sensibilidad por el ser humano (cf. Mulieris dignitatem, 30) en la familia, en las comunidades eclesiales, en la asistencia social y en otros campos de la vida ciudadana, se da a veces la paradoja de una exaltación teórica y una depreciación práctica o discriminatoria de la misma. Por eso, tomando ejemplo de la delicadeza y respeto que Jesús mostró hacia ellas, sigue siendo un desafío de nuestro tiempo cambiar de mentalidad, para que sean tratadas con plena dignidad en todos los ambientes y se proteja también su insustituible misión de ser madres y primeras Discurso al cuarto grupo de obispos  
  • 40.  mexicanos en visita ad limina apostolorum, Roma, 29 deseptiembre de 2005).La familia es la primera einsustituible educadora de la pazEn nuestra patria, marcada gravementepor la violencia, el crimen organizado y 41  la impunidad, anhelamosfervientemente la paz. Recordemos loque Benedicto XVI ha dicho en elMensaje para la Jornada Mundial de laPaz n unavida familiar sana se experimentan algunos elementosesenciales de la paz: la justicia y el amor entre hermanos yhermanas, la función de la autoridad manifestada por lospadres, el servicio afectuoso a los miembros más débiles,porque son pequeños, ancianos o están enfermos, la ayudamutua en las necesidades de la vida, la disponibilidad paraacoger al otro y, si fuera necesario, para perdonarlo. Por eso, lafamilia es la primera e insustituible educadora de la paz. Noha de sorprender, pues, que se considere particularmenteintolerable la violencia cometida dentro de la familia Lafamilia es también fundamento de la sociedad porque permitetener experiencias determinantes de paz. Por consiguiente, lacomunidad humana no puede prescindir del servicio que prestala familia El lenguaje familiar es un lenguaje de paz En lainflación de lenguajes, la sociedad no puede perder lareferencia a esa gramática que todo niño aprende de losgestos y miradas de mamá y papá, antes incluso que de suspalabras. uien obstaculiza la institución familiar, aunquesea inconscientemente, hace que la paz de toda la comunidad,nacional e internacional, sea frágil, porque debilita lo que, dehecho, es la principal « agencia » de paz.  
  • 41.   ara la paz familiar se necesita, por una parte, la apertura a un patrimonio trascendente de valores, pero al mismo tiempo no deja de tener su importancia un sabio cuidado tanto de los bienes materiales como de las relaciones personales...42   .. Una familia vive en paz cuando todos sus miembros se ajustan a una norma común: esto es lo que impide el individualismo egoísta y lo que mantiene unidos a todos, favoreciendo su coexistencia armoniosa y la laboriosidad orgánica. Jornada Mundial de la Paz, 1º de enero de 2008). esperanza ante todo en Dios, el único del que mana justicia y Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz del 1º de enero de 2012).  
  • 42.   La comunidad eclesial, enseña el Papa, debe renovarse siempre y rejuvenecer. La Palabra de Dios, que no envejece ni se 43   agota, es el medio privilegiado para conseguir este objetivo. De hecho, la Palabra de Dios, a través delEspíritu Santo, nos guía siempre de nuevo hacia la verdadEvangelio y encuentra siempre y de nuevo su orientación en élpara su camino. Es algo que tiene que tener en cuenta cadacristiano y aplicarse a sí mismo, sólo quien escucha la Palabrapuede convertirse después en su anunciador. No debe enseñarsu propia sabiduría, sino la sabiduría de Dios, que confrecuencia parece necedad a los ojos del mundo (Cfr. 1Cor 1, 1. La verdadera lectura de la Sagrada Escritura, laexégesis, no es solamente un fenómeno literario, no es sólo lalectura de un texto. Es el movimiento de mi existencia. Esmoverse hacia la Palabra de Dios en las palabras humanas.Sólo cuando nos conformamos al misterio de Dios, al Señorque es la Palabra, podemos entrar en el interior de la Palabra,podemos encontrar verdaderamente en palabras humanas laPalabra de Dios. Recordemos las palabras de Jesús que siguepalabra n                                                                                                                      1   -­‐   un   viernes   Benedicto   XVI   en   el   patio   de   la   residencia  pontificia  de  Castel  Gandolfo  a  los  de  400  participantes  en  el  congreso  internacional  «  La  Sagrada   Escritura   en   la   vida   de   la   Iglesia 14   al   18   de  septiembre  de  2005  con   -­‐  cilio  Vaticano  II  en  1965.    
  • 43.   escalera con la que podemos subir y, con Cristo, también bajar a la profundidad de su amor. Es una escalera para llegar a la 2 . En distintas ocasiones y foros le han preguntado lo que significa, para él, la Palabra de Dios y cómo hay que adentrase en el océano de las Escrituras. He aquí alguna de sus44   respuestas: En primer lugar, es preciso leer la Biblia no como un libro histórico o literario cualquiera, por importantes, hermosos o relevantes que sean sus contenidos y su autor. La Biblia hay que leerla como Palabra de Dios, es decir, entablando una conversación con Dios, que me habla y me llama a través de su Palabra. Hay que llamar a esta puerta, como afirmaba San Agustín, "he llamado a la puerta de la Palabra para encontrar finalmente lo que el Señor me quiere corazón, con apertura de la mente. En segundo lugar, la Sagrada Escritura nos introduce en la comunión con la familia de Dios. Por ello, no se puede leer a ráfagas y a ventoleras. No basta con una lectura individual, menos aún con una búsqueda y sensibilidad fundamentalista. Hay que dejarse ayudar por los grandes maestros de la Palabra de Dios que tienen experiencia de la fe, que han penetrado en el sentido de la Sagrada Escritura, y por los miembros de nuestras propias comunidades. Por supuesto, que es precisa una lectura personal de la Biblia. Pero lectura personal no significa hacerlo fuera de la comunión de la Iglesia. La comunión eclesial es la tercera clave para una lectura y una vivencia fecundas de la Palabra de Dios. La Sagrada Escritura tiene dos sujetos: el sujeto divino -Dios que habla y quiere implicar al hombre en su Palabra- y un sujeto permanente que es su Pueblo, su Iglesia y que nos muestra y nos reparte esta Palabra de salvación a través de la Liturgia y del Magisterio. Dios nos habla personalmente con su Palabra y lo hace a través de su Iglesia.                                                                                                                       2   ,  durante  la  celebración   de  la  hora  tercia  en  el  Aula  Sinodal  en  el  2009.  Cd.  del  Vaticano.    
  • 44.   El Papa viene como un misionero, que tiene la responsabilidad de fortalecer a sus hermanos en la fe. Sus palabras nos 45   marcarán porque vienen del misterio encomendado por Cristo para ser proclamado en su Iglesia.Cuando se escucha con fe, al Sucesor de San Pedro, Vicario deCristo, uno siente que se atiende al mismo Cristo. Aúnresuenan las palabras que pronunció al inicio de su pontificado:"¡No teman! ¡Abran, más todavía, abran de par en par laspuertas a Cristo!...quien deja entrar a Cristo no pierde nada,nada -absolutamente nada- de lo que hace la vida libre, bella ygrande. ¡No! Sólo con esta amistad se abren las puertas de lavida. Sólo con esta amistad se abren realmente las grandespotencialidades de la condición humana. Sólo con estaamistad experimentamos lo que es bello y lo que nos libera...¡No tengan miedo de Cristo! Él no quita nada y lo da todo.Quien se da a Él, recibe el ciento por uno. Sí, abran, abran depar en par las puertas a Cristo y encontrarán la verdaderavida". El evangelio no es una carga para nadie, y anunciarlono es colonialismo. Ya que Jesucristo es el único Salvador detodos los hombres y no podemos guardarnos esta verdad. Porel contrario hemos de anunciarla con alegría y respeto, sinarrogancia y sin exclusiones, para que todos, de cualquiercultura que sean, abran lo íntimo de su corazón y se encuentrencon Cristo. Cuando se predica el evangelio, las personas sinceras loreciben como algo que ansiaban desde tiempo. No se haceviolencia a nadie ni se quebrantan culturas. Al contrario, el  
  • 45.   evangelio enriquece lo bueno que hay en ellas y las purifica. Cultura que no deja entrar el evangelio, es cultura que se empobrece y poco a poco se aniquila. El Santo Padre no busca su propia gloria ni calla por respetos humanos. Fundamentado en la Palabra de Dios, tiene la valentía de anunciar la Buena Nueva en medio de46   sufrimientos e incomprensiones. A pesar de su avanzada edad nos presenta a un Dios siempre nuevo, con la novedad de la vida. Al Papa Benedicto XVI se aplican muy bien las palabras de Aparecida: "Aquí está el reto fundamental que afrontamos: mostrar la capacidad de la Iglesia para promover y formar discípulos y misioneros que respondan a la vocación recibida y comuniquen por doquier, por desborde de gratitud y alegría, el don del encuentro con Jesucristo. No tenemos otro tesoro que éste. No tenemos otra dicha ni otra prioridad que ser instrumentos del Espíritu de Dios, en Iglesia, para que Jesucristo sea encontrado, seguido, amado, adorado, anunciado y comunicado a todos, no obstante todas las . Éste es el mejor servicio - ¡su servicio!- que la Iglesia tiene que ofrecer a las personas y naciones" (No. 14). "Conocer a Jesús es el mejor regalo que puede recibir cualquier persona; haberlo encontrado nosotros es lo mejor que nos ha ocurrido en la vida, y darlo a conocer con nuestra palabra y obras es nuestro gozo" (No. 29). "Conocer a Jesucristo por la fe es nuestro gozo; seguirlo es una gracia, y transmitir este tesoro a los demás es un encargo que el Señor, al llamarnos y elegirnos, nos ha confiado" (No. 18). ¡Bienvenido  Santo  Padre!   Su  presencia  nos  confirma  en  la  fe,  alienta  nuestra  esperanza  y   robustece  nuestra  caridad.      
  • 46.   Oración  a  Nuestra  Señora  De  Guadalupe   compuesta  por  el  Papa  Benedicto  XVI   Virgen María de Guadalupe, Madre del verdadero Dios por quien se vive. En San Juan Diego, el más pequeño de tus hijos, tú dices hoy a los pueblos de América Latina: 47   ¿No estás bajo mi sombra? ¿No estás por ventura en mi Por eso nosotros, con profundo agradecimiento, reconocemos a través de los siglos todas las muestras de tu amor maternal, tu constante auxilio, compasión y defensa de los moradores de nuestras tierras, de los pobres y sencillos de corazón. Con esta certeza filial, acudimos a ti, para pedirte que, así como ayer, vuelvas a darnos a tu Divino Hijo, porque sólo en el encuentro con El se renueva la existencia personal y se abre el camino para la edificación de una sociedad justa y fraterna. que eres el rostro mestizo de América Latina y luminosamente manifiestas su identidad, unidad y originalidad, confiamos el destino de nuestros pueblos. A ti, Pedagoga del Evangelio de Cristo, Estrella de la nueva evangelización, consagramos la labor misionera del pueblo de Dios peregrino en América Latina. ¡Oh Dulce Señora!, ¡Oh Madre nuestra!, ¡Oh siempre Virgen María! ¡Tu presencia nos hace hermanos! Acoge con amor esta súplica de tus hijos y bendice esta amada tierra tuya  
  • 47.  48   con los dones de la reconciliación y la paz.