Cinturones de seguridad

  • 201 views
Uploaded on

 

More in: Healthcare
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
201
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
7
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. UNIDAD 7 Cinturones de Seguridad INTRODUCCIÓN Según las estadísticas de la industria petrolera, la caída es el tipo de accidente que ocupa el cuarto lugar; se clasifica generalmente en: a) caída en el mismo nivel; b) caída a diferente nivel. Asimismo, es un hecho comprobado que las caídas en el mismo nivel son las que se presentan con mayor frecuencia y causan el mayor número de lesiones leves; por el contrario, las caídas a diferente nivel, que ocurren con menor frecuencia, son las que ocasionan, por lo general, las lesiones más graves. La prevención de caídas de lugares elevados señala dos principios fundamentales a seguir: 1. Que los trabajadores tomen todo género de precauciones al subir a lugares elevados. 2. Que los trabajadores usen el equipo de protección personal que se les proporciona para evitar su caída. En numerosas ocasiones, no resulta práctico o posible proporcionar escaleras fijas o portátiles, andamios, plataformas, etc., para todos los tipos de trabajos en altura, pero, invariablemente, se debe encontrar la forma de llevar a cabo esas labores con toda seguridad. Por lo anterior, en los trabajos en los lugares elevados, se deben observar varias medidas de seguridad y utilizar dispositivos de protección personal, destacándose, entre estos últimos, por su importancia comprobada en la prevención de caídas, los cinturones de seguridad, cuya función protectora (tengan o no arneses o tirantes) sólo es efectiva cuando se utilizan con cabos salvavidas, bandolas o cuerdas de suspensión, cuyos extremos libres, a su vez, deben quedar bien fijos o sujetos en lugares que resisten el impacto que reciben cada cinturón o cuerda, al detener el peso de la persona que cae. El empleo de cinturones de seguridad se requiere, generalmente, en trabajos que se desarrollan: a) En lugares elevados. b) En lugares estrechos o cerrados, donde el aire puede ser irrespirable o tóxico. El cinturón únicamente se usará como precaución, en caso de emergencia. c) Donde exista el peligro de que la persona quede sepultada por deslizamiento de materiales sueltos. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LOS CINTURONES DE SEGURIDAD Las características generales de los cinturones de seguridad, arneses y cables salvavidas deben llenar los mismos requisitos de seguridad establecidos para cada tipo de trabajo y, al mismo tiempo, ser cómodos en su uso y proporcionar libertad de acción o de movimiento para el trabajador. Esto exige que pasen pruebas de resistencia a la tensión a la que deben ser sometidos, que tengan el menor peso posible y que posean cierta flexibilidad. Las partes 228
  • 2. principales de cualquier tipo de cinturón de seguridad y sus características generales son las siguientes: A. Banda o faja, que propiamente constituye el cinturón La banda o faja puede estar formada por una o varias capas de cualquiera de los materiales siguientes: 1. Cuero curtido: generalmente, impregnado con aceite. 2. Tejido de hilo de algodón (lona especial): en ocasiones, impregnado con cera o neoprene, para hacerlo resistente a los ácidos, solventes y hongos. 3. Tejido de fibras sintéticas: como el nylon, el dacrón, etc. Los cinturones deben ser resistentes a la abrasión, humedad y, en algunos casos, a los ácidos, solventes y hongos. Su longitud varía de 0,80 a 1,20 m, considerando las diferentes y más comunes tallas de los usuarios. El ancho y el grosor de los cinturones son muy variables, y dependen del material empleado y del uso para el que hayan sido diseñados. B. Costuras Las costuras pueden ser de empalme o sujeción de las capas que forman el cinturón, o bien, de sujeción de los arneses, herrajes metálicos y otros aditamentos. C. Herrajes 1. Cierre de cinturón El cierre de cinturón puede ser de cualquiera de los tres tipos siguientes: a) De “gancho” metálico, generalmente formado por una argolla o “anillo” metálico y un gancho metálico con cierre de seguridad y desconexión rápida. 229
  • 3. espigas metálicas, que penetran en los ojillos perforados o metálicos contenidos en el cuerpo de la banda de cinturones. c) De “hebilla” metálica tipo “fricción o deslizable”; esta hebilla sólo se utiliza en cinturones de lona o nylon. 2. Argollas metálicas en forma de “D” Las argollas metálicas en forma de “D” van sujetas a la banda del cinturón del tipo sencillo y en el cruce de la espalda, de los tirantes de los arneses y en los que se enganchan los cabos salvavidas, bandolas de seguridad o cables de suspensión. Generalmente, los herrajes son de acero forjado y galvanizado en caliente, para hacerlos inoxidables. Los remaches deben ser de cobre electrolítico; para casos especiales, se fabrican herrajes de aleaciones antichispa. Los ganchos, hebillas y argollas tipo “D”, generalmente, se fabrican en dos tipos: — Para garantizar una resistencia a la tensión de 680 Kg (1.500 lb). — Para garantizar una resistencia a la tensión de 2.300 Kg (5.000 lb). 3. Remaches metálicos Los remaches metálicos se utilizan para reforzar los puntos o partes más débiles de las bandas de cinturones y, al igual que las costuras, para sujetar los arneses, herrajes y otros aditamentos, tales como los porta-herramientas, porta-lámparas, etc. 230
  • 4. D. Arneses y bandas suspensoras Los arneses están formados por dos bandas o tirantes, que se colocan sobre los hombros del usuario, se cruzan por la espalda y están firmemente sujetos a la banda del cinturón, siendo, en la mayoría de los casos, del mismo material que el empleado en el cinturón. Los tirantes, en su cruce por la espalda, tienen un refuerzo en el cual, del lado exterior, está fuertemente sujeta una argolla metálica tipo “D”, para enganchar en ella los cables salvavidas y de suspensión. Existen dos tipos de arneses: 1. De tirantes fijos. 2. De tirantes ajustables. El ajuste se logra mediante una hebilla, colocada en cada uno de los tirantes y que puede ser del tipo de fricción o deslizable, o bien, del tipo de lengüeta y ojillos perforados. En los cinturones del tipo especial para mantener a una persona suspendida, el arnés es similar al de los paracaídas, o sea que, además de contar con los tirantes superiores, tiene una banda suspensora circular que sirve de asiento, o bien, lo que es más general, dos bandas suspensoras circulares en la parte inferior que, sujetas al cinturón, quedan colocadas en cada entrepierna del usuario. E. Cabos salvavidas, bandolas de seguridad y cables de suspensión 1. Cabos salvavidas Los cabos salvavidas son cuerdas o cables de diferentes longitudes, en cuyos extremos se tienen firmemente sujetos distintos tipos de herrajes; uno de ellos puede ser enganchado en una argolla tipo “D” de los cinturones, y el otro, para asegurarlo o sujetarlo en algún lugar o dispositivo especial, como las “patas” o “ganchos” de agarre o sujeción, que se colocan en los sitios de trabajo, en que deben asegurarse los cinturones de seguridad. a) Cuerdas o cables Los materiales de las cuerdas o cables salvavidas pueden ser: a,1) Cable de manila: generalmente, de 2 cm de diámetro. a,2) Cuerda de nylon: generalmente, de 1,5 cm de diámetro. a,3) Cable de acero: generalmente, de varios hilos entrelazados, para hacerlo más flexible y, en ocasiones, forrado de neoprene, para protegerlo contra los ácidos y la humedad. Este cable, por ser conductor de la electricidad, es poco recomendable para usarse en las instalaciones donde exista el peligro de ponerse en contacto con líneas o equipos eléctricos. b) Herrajes En cuanto a los “herrajes” colocados en los extremos de los cables o cuerdas salvavidas, se tienen las siguientes combinaciones: b,1) Gancho y argolla tipo “D”. b,2) Gancho y gaza: la gaza es la formada con el propio material de la cuerda o cable, empalmado fuertemente para evitar que llegue a abrirse. b,3) Dos ganchos: son ganchos de seguridad, de desconexión rápida en ambos extremos. 231
  • 5. b,4) Cable o cuerda tipo “V”: este tipo consiste en un cable de la longitud deseada, en cuyos extremos se tienen colocados ganchos de seguridad, de desconexión rápida, y en su parte central, se tiene formada una gaza del mismo cable, fuertemente asegurada y con una cubierta en su interior, de lámina de acero galvanizado, llamada rozadero. Existen cinturones de seguridad con arneses, cuyos cables o cuerdas salvavidas no pueden separarse o desengancharse de los arneses, al estar sujetos a las argollas tipo “D”, por medio de gazas cerradas y fuertemente empalmadas, formando, de hecho, una unidad. El extremo libre de estos cables o cuerdas puede contar con ganchos metálicos de seguridad, de desconexión rápida, argolla tipo “D”, gaza cerrada, o bien, quedar sin ninguno de los aditamentos mencionados, para poder ser amarrados por medio de nudos especiales. Es muy importante tener presente que el cable o cuerda salvavidas debe ser de longitud suficiente, que no impida los movimientos necesarios del usuario en determinado trabajo, pero que sólo permita una caída libre, lo más corta posible, es decir, de unos 4 decímetros. 2. Bandolas de seguridad Las bandolas de seguridad son unas correas o bandas especiales, diseñadas y construidas para usarse en combinación con los cinturones de seguridad, para electricistas linieros que ejecutan trabajos en los postes. Se construyen de cuero curtido e impregnado con aceite, de tejido de hilo de algodón, o bien, de fibras sintéticas, como el nylon y el dacrón. En cada uno de los extremos de la bandola, se tienen colocados ganchos metálicos, de acero galvanizado en caliente, con cierres de seguridad y desconexión rápida, para ser enganchados en cada una de las argollas tipo “D”, que tienen todos los cinturones para electricistas. Estas bandolas pueden ser de longitud fija y diferentes medidas, o bien, ajustables por medio de un doblez, en uno de sus extremos, que cuenta con una hebilla tipo lengüeta y sus correspondientes perforaciones. 3. Cables de suspensión Los cables o cuerdas de suspensión son de características y materiales (nylon y acero) iguales a los señalados para las cuerdas salvavidas; su diferencia consiste en que son de una mayor longitud, y su función, más que la de detener una caída a un nivel inferior, es la de mantener suspendida a una persona que ejecute un trabajo, ya sea que utilice un cinturón de seguridad, asientos o guíndolas. 232
  • 6. Pueden emplearse en aparejos de poleas y facilitan que, con poco esfuerzo, el propio trabajador y otro compañero realicen los movimientos verticales que sean necesarios. CINTURONES Y ARNESES Cinturón liniero Está compuesto por una banda de cintura, con hebilla de perno moleteado, regulable en el frente con argolla de toma en ambos lados de la cintura. Cinturón trepador Está formado por una banda de cintura, con hebilla regulable en el frente, y una en cada costado, donde se colocan bandas en cuyos extremos se ubican mosquetones. Sirve para cubrir sin riesgos tareas en: escaleras fijas, estructuras de edificios, torres, chimeneas, armado y desarme de andamios. 233
  • 7. Salvacaídas Son equipos que cubren riesgos de caída en ascenso y descenso de escaleras fijas, en torres, tanques, antenas, etc. En caso de caída, actúan en forma inmediata como freno y se traban en poca distancia, evitando así un accidente fatal. Existen dos modelos: a) El de acero inoxidable, que es acoplado a cualquier cinturón industrial de seguridad. 234
  • 8. b) Una cuerda de fibra sintética de 12 mm de diámetro, también acoplable a cualquier cinturón industrial de seguridad. c) d) Chaleco con perneras Es el más completo cinturón para operarios que trabajan en tareas muy riesgosas. Frente 235
  • 9. a una eventual caída, el chaleco distribuye la fuerza del impacto por todo el tórax, evitando la posibilidad de lesión en la cintura. También es un elemento de protección contra el frío, cuando se trabaja en regiones con climas de baja temperatura. 236
  • 10. Arneses Arnés simple: posee dos argollas de toma en la cintura, y una en el cruce de las bandas en la espalda. Asimismo, un cabo de amarre individual, de 1,50 m de largo, y mosquetones con doble traba de seguridad en cada extremo. Arnés completo Es apto para las más severas condiciones de trabajo. El cinturón está formado por bandas de cintura, con hebilla regulable en el frente. Tiene bandas accesorias en los hombros y piernas, con sus correspondientes reguladores, dos argollas de toma en la cintura, y una, en el cruce de las bandas en la espalda. Cuenta con un cabo de amarre individual, de 1,50 m de largo, y un 237
  • 11. mosquetón con doble traba de seguridad en cada extremo. Descensores La problemática compleja de establecer un operativo de evacuación de alturas, manteniendo un importante índice de seguridad, es uno de los temas que más preocupan a los especialistas en el área de higiene y seguridad; con más razón, para aquellas personas de profesión bomberil. Para una operación de evacuación de alturas, es necesario contar con los medios 238
  • 12. adecuados y seguros. Sistema piro-salva El sistema de salvamento con cuerdas para edificios de altura está compuesto por un arnés, un mosquetón de doble traba y un espiral adosado al arnés mediante doble costura. Este sistema nos permite descender de un edificio siniestrado a planta baja o a terrazas de otros edificios linderos. Existen dos modalidades operativas con este equipo: a) Autosalvataje: el auxiliado desciende por sí mismo. b) Salvataje secundado: el auxiliado es regulado o secundado por el operador de equipo. Descripción del equipo 1. Arnés de nylon de alta tenacidad. 2. Dos mosquetones de doble traba, fijados al arnés. 3. Un espiral de acero, denominado polea seca. 4. Dos hebillas regulables. 5. Dos cuerdas de nylon, de 50 m cada una. 6. Una valija portadora del conjunto del equipo. Características del equipo 1. Espiral o polea seca: es de acero común y pesa 750 g. 2. Cuerdas: son de nylon de alta resistencia. Su carga de trabajo es de 200 Kg; su carga de rotura, de 2.000 kg. Su peso es de 55 g por metro. 3. Correas: su carga de trabajo es de 180 Kg; su carga de rotura, de 1.800 Kg 4. Arnés: su peso es de 2,2 Kg 5. Peso total del equipo: 18 Kg Recomendaciones en el uso del equipo Este debe estar guardado en un lugar de fácil acceso, previendo que, en caso de siniestro, y agotados todos los medios convencionales de escape, deberá ser empleado. El personal debe estar capacitado para su correcta utilización, ya que un error puede ser fatal. Otras aplicaciones Para incendio en viviendas de propiedad horizontal, el descenso puede ser vertical u oblicuo, ya sea para eludir llamas o humo. La velocidad la controla el que opera el equipo. Para la industria, facilita la realización de reparaciones, sin necesidad de colocar andamios. 239
  • 13. Para los bomberos, constituye un equipo individual y 20 m de soga enrollada en la cintura, que les permiten el escape, cuando éstos se ven atrapados. Salvacaídas Es un equipo destinado a cubrir riesgos de caídas, ya sea en escaleras fijas, torres, tanques, antenas, etc. Este elemento se desliza sobre una rienda de acero, de Ø 8 mm, fijada en un lugar seguro, cerca de donde se está trabajando. En caso de caída, actúa en forma inmediata como freno, trabándose sobre el cable a corta distancia; éste puede ser acoplado a cualquier clase de cinturones, de tipo industrial, y está constituido de acero inoxidable. Descensor automático El descensor automático comienza el deslizamiento por un cable de acero cubierto de nylon trenzado, que está arrollado en un devanador. 240
  • 14. En cada extremo del cable se encuentra un cinturón. Opera por gravedad, y la velocidad de descenso es de 91 cm por segundo. Como con todo tipo de descensor, es importante tener práctica. Cuanto mayor sea el número de personas en cada piso, mayor será el número de descensores a colocar. Para este descensor automático, no existen límites de altura; comienza el descenso con sólo 5 Kg, y la carga máxima es de 130 kg. Debe ser instalado en distintos puntos, así, en caso de siniestro, se podrá optar por el más alejado. REDES DE SEGURIDAD Son elementos que se utilizan para evitar accidentes fatales o muy graves. Empleándolos debajo del área de trabajo del personal, evitan la caída al vacío. Se utilizan con frecuencia en construcciones civiles, puentes, viaductos, y en todo lo que sea de gran altura. No existen redes para una protección general, sino que cada red de seguridad se fabrica acorde al uso que se le va a dar. Clases de redes 1. Red de cinta. 2. Red de soga. 3. Redes tejidas de monofilamentos (polietileno de alta densidad). Para más información acerca de los mencionados descensores, recurrir a las siguientes normas: — IRAM 3.622. — Ley 19.587. Decreto 351/79. 241
  • 15. CAMILLAS Camillas para rescate y emergencia Existen distintos tipos de camillas de rescate y emergencia, las cuales varían según la clase de tarea, lugar y transporte. Entre ellas, tenemos las siguientes: Camilla de rescate vertical Este modelo tiene un formato rectangular, de 1.950 x 600 x 100 mm de alto. Posee tomas de enganche para rescate vertical y, en la parte inferior, para cuerda guía; en rescate de altura, apoya-pie rebatible hacia adentro. Su colchoneta está compuesta por dos piezas de espuma poliuretánica, forradas en cuerina; asimismo, por tres cinturones de seguridad ajustables, sujeción para las manos, de cinta con velcro, y enganche para cuatro vientos. — Bastidor: caños de hierro de Ø 1 1/2''. — Base: malla alambre de acero de Ø 3 mm; cuadros de 45 x 45 mm. — Terminación: pintura sintética horneada. Camilla de rescate deslizable Su formato es rectangular, y sus medidas son 1.950 x 600 mm, con bastidor. Este modelo permite deslizar la camilla sobre escaleras de boca de tormenta o estaciones subterráneas (O.S.N., S.E.G.B.A., Gas del Estado, EnTel, etc.). Sus componentes y terminación son iguales a los del modelo de rescate vertical. 242
  • 16. Camilla simple Esta camilla está compuesta por marcos de hierro con lona y tapones de goma en los extremos. Sus medidas son 1.950 x 600 x 150 mm de alto. Camilla inflable Este tipo de camilla es una nueva e ingeniosa ayuda en el transporte del paciente. La camilla inflable representa un importante avance en el transporte de pacientes críticos y accidentados. Se puede usar en forma de colchón, totalmente mullida cuando se abre el paso de aire y se instala al paciente sobre ella; en forma de férula, copiando la anatomía del paciente, y dejándolo absolutamente inmóvil, lo que facilita, de esta manera, su traslado, sobre todo, en pacientes con fracturas de extremidades inferiores; en forma de tabla, totalmente rígida, lo que permite la inmovilización de pacientes con fracturas de columna, entre otros casos. La versatilidad de esta camilla permite rebatir sus largueros, colocándola en forma de silla- camilla, lo que la hace sumamente cómoda para el traslado en ascensores o por escaleras. La camilla inflable consiste en una caparazón de aire, herméticamente cerrada y llenada en su interior con pequeñas esferas semicondensadas, de plástico. La caparazón tiene dos pasos de aire con tapones: uno para dejar entrar el aire, y otro equipado con una válvula, para dejar salir el aire de ella. Cubriendo la caparazón, hay un nylon, resistente, con presillas para colocar las barras y 243
  • 17. correas para atar al paciente. El aire puede ser evacuado de la camilla, utilizando una bomba de aspiración que viene en el interior de una de las barras. Sin lugar a dudas, es algo sumamente práctico, cómodo, liviano, seguro y efectivo. Sus medidas son 190 x 60 x 15 cm. LISTADO DE LOS COMPONENTES DE LA CAMILLA INFLABLE (DIMENSIONES Y PESOS) 244
  • 18. 245
  • 19. Camilla pala Permite levantar al accidentado sin moverlo. Es importante en caso de heridos con lesiones vertebrales; su condición de tijera permite que sea abierta hasta los 90 grados. La estructura es de caño pintado al horno, color naranja, y la sección de contacto es de aluminio anodizado. Posee tres cinturones de seguridad que amarran el torso, la cintura y las piernas, y una cinta de velcro para sujeción de la cabeza, teniendo cuatro agarraderas para su transporte manual. Puede ser izada o bajada, mediante cuatro tomas dispuestas para ese fin. 246
  • 20. Camilla de consultorio médico Este tipo de camilla, por sus características, es utilizado en consultorios médicos, hospitales, salas de primeros auxilios, enfermerías, etc. Presenta un formato rectangular; su colchoneta está adherida a la base y está compuesta por dos capas de poliuretano, revestidas en cuerina azul o negra que lleva una funda, generalmente, blanca o celeste. La cabecera se encuentra más elevada, con una tercera capa de poliuretano. Las medidas de esta camilla son: largo, 1,90 m; ancho, 0,60 m; alto, 0,70 m. Su base es de hierro pintado de blanco. Complemento para camillas Vientos regulables en cintas de nylon, con mosquetón en un extremo, para enganchar en los anclajes de las camillas, rematando en una argolla central. Poseen también una cuerda guía para rescate en altura. Gabinete guarda camilla Este tipo de gabinete es metálico y está compuesto por dos estantes; en el superior, contiene los elementos de botiquín de primeros auxilios, y en el inferior, la camilla (debidamente plegada). Sus medidas son las siguientes: alto, 1.467 mm; ancho, 695 mm; profundidad, 350 mm. Su terminación está hecha con pintura sintética horneada. 247
  • 21. Gabinete metálico amurado a la pared Contenido: 1. Camilla plegadiza con ruedas en un extremo, y en el otro, patas con tapones antideslizables. 2. Botiquín de primeros auxilios. 3. Manta de lana. 4. Fundas anatómicas inflables (brazos y piernas). CÓMO PROCEDER ANTE UN ACCIDENTE — No mueva a una persona herida (particularmente, si las heridas son resultado de una caída, un choque u otra circunstancia violenta), a menos que sea absoluta- mente necesario, para sal- varla de nuevos peligros. — Tranquilice a la víctima, y usted mismo trate de permanecer sereno. — Su serenidad puede disipar los temores y el pánico del herido, convenciéndolo, así, de que está dominada la situación. — Su confianza puede amino- rar el shock y apresurar la recuperación. — Por otra parte, se debe tener en cuenta que pueden causarse daños irreparables por mover a una persona herida gravemente. — No trate de alterar la postura de la víctima, hasta que conozca la naturaleza de las lesiones. 248
  • 22. — Si es necesario levantar al accidentado, no lo doble levantado; solamente, los pies y la cabeza. Sosténgale el cuerpo, de manera que lo levante sin encorvarlo. Ver figuras 1 y 2. MODO DE TRANSPORTAR A UN ACCIDENTADO ANTE LA AUSENCIA DE UNA CAMILLA ADECUADA — No intente transportar al accidentado en otra postura que no sea rectilínea o semiacostada. Ver figuras a, b y c. — Si es necesario transportarlo, improvise una camilla, de preferencia, con una puerta o una tabla ancha; a falta de éstas, haga una camilla con mantas y palos, o con chaquetas abotonadas con las mangas vueltas hacia adentro y los palos atravesados a lo largo de las mangas. Ver figuras d y e. — En caso de bajar a un herido por escaleras angostas, use una silla cargada por dos personas. MANTAS ANTIFLAMA 249
  • 23. Pueden ser usadas como medio efectivo para proteger al obrero cuyas ropas han prendido fuego, o para la rápida extinción del fuego en contenedores. Se usan también como pantallas para soldaduras. Descripción de distintos modelos de mantas antiflama 1. Mantas antiflama acordeón Nº 5360 - 60'' x 80'': son mantas de lana gruesa, doblada en forma de acordeón, con una anilla que permite al obrero sacarla rápidamente y envolverla alrededor de sí mismo. Están complementadas con un gabinete de metal rojo, de 70'' de alto. 2. Manta antiflama para toda vicisitud Nº 3405: es una manta revestida con una fibra vinílica de vidrio. Es plegable; se puede colgar de la pared, lista para su uso instantáneo. 3. Mantas antiflama standard Nº 5396 - 1,50 m x 1,80 m: es una manta de amianto. Nº 5396 W - 1,80 m x 1,80 m: es una manta de lana gruesa. Tirando de las cintas, se liberan las mantas para su uso rápido. Se complementan con un estuche de metal rojo. 4. Mantas antiflama compactas — Sirven para apagar y extinguir focos de fuego. 250
  • 24. — Tienen poco peso y son de fácil transporte. — Cada manta está contenida en una funda fluorescente de nylon. — Son ideales para amurarse a la pared; también pueden llevarse fácilmente en vehículos de emergencia, camiones, botes o estaciones de primeros auxilios. Nº TD2896-2897 - 57'' x 59''. Nº TD4088 - 54'' x 72''. Son mantas de fibra de vidrio, con fundas. No pueden derretirse ni humedecerse. Resisten sustancias químicas y solventes, y, además, poseen un revestimiento de neoprene que actúa como una barrera de vapor para retardar el fuego. Son ideales para ser usadas en laboratorios, hospitales, sanatorios, lugares de trabajo, escuelas, etc. Simplemente hay que tirar de las cintas, y se soltará la manta que se halla adentro del estuche. 251