Propósitos para el 2014

  • 37 views
Uploaded on

¡Excelente! recordatorio de las tan ansiadas metas que cada año nos proponemos y que ahora sí alcanzaremos contra viento y marea.

¡Excelente! recordatorio de las tan ansiadas metas que cada año nos proponemos y que ahora sí alcanzaremos contra viento y marea.

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
37
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
0
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. 1 Propósitos para el 2014 ¿Cuáles son los tuyos? Creo recordar, que el año pasado hice un post similar, algo sobre ir al gimnasio, estudiar…. Al final pedí lo de siempre, SALUD, y no me puedo quejar del todo, aunque hemos tenido una pérdida en la familia por culpa de una neoplasia .
  • 2. 2 En cuanto al gimnasio, este año algo tengo que hacer, que mi querida pareja se ha hecho con una bicicleta estática súper chachi guay, y ya no puedo tener escusa. Estudiar, sí sí, tengo que seguir a tope con el inglés, hacer oído, intentar ver la televisión en versión original. Y….por los lares cibernéticos, no parar de indagar y de empaparme de todo lo que pueda. Y de remate, encontrar un trabajo que me permita seguir criando a mis hijos; pido mucho…..Tener más paciencia y tomarme la vida con más tranquilidad. Y cómo no, SALUD, que sin eso, no se puede hacer nada de nada. He encontrado en Internet este calendario de propósitos, que me ha hecho muchísima gracia, porque es realmente, lo que a mí me suele suceder, jijiji… Asegúrate de Ser Productivo Persevera y no rompas la cadena
  • 3. 3 Las rutinasson un excelente aliado para potenciar la creatividad y perseverar en nuestro esfuerzo. El consejo de productividad que Jerry Seinfeld que le dio al desarrollador de software Brad Isaac revolucionó en su momento a la gente de Lifehacker. Es una idea sencilla pero que oculta un gran potencial para desarrollar el hábito de crear un momento para la generación de ideas, establecimiento de metas y llevarlas a cabo. Se le llama “No rompas la cadena”       Para utilizar esta metodología sólo necesitas: Un calendario Un marcador o un lápiz O puedes usar la versión Online dontbreakthechain.com creando una cuenta para guardar tu progreso Disciplina y perseverancia Primero te estableces un objetivo recurrente, por ejemplo, dedicarle un par de horas todos los días a tocar la guitarra y mejorar el punteo de tu nueva canción, escribir un par de párrafos de tu nueva novela o dibujar un par de horas lo que tanto te ha costado dibujar y así volverte más hábil. Una vez realizado el objetivo del día marcas en el calendario con una cruz. Así, en adelante, marcas el calendario todos los días que cumplas con tu objetivo recurrente, que puede ser diario, semanal, mensual, etc. formando una cadena con las marcas y cada vez que realices tu objetivo un nuevo eslabón será agregado a la cadena, procurando no quebrarla y no dejar un día sin un eslabón. Esta metodología puede ayudarte a adquirir cualquier nuevo hábito y lograr la realización de tus prospéctpos: desde hacer ejercicio hasta no comerte la uña, no es una panacea, es sólo una herramienta para encontrar la motivación para ayudarte a continuar a mantener un comportamiento en particular, sólo asegúrate de NO ROMPER LA CADENA. Pero tú objetivo recurrente tiene que tener una duración en aquel período y un tiempo determinado, donde nadie te interrumpa. Imagina que has concertado una cita contigo mismo y que no puedes faltar ni llegar tarde. Ingresa a tu agenda y bloquea el tiempo que tienes presupuestado dedicarle a tu nuevo objetivo. Digamos que agendaste una hora y media de trabajo en el nuevo post para tu blog. Agenda ese tiempo en tu calendario, silencia tu celular, bloquea Tumblr y Facebook y dedícate a tu tarea diaria. Trata este tiempo como cualquier otro compromiso que te pones normalmente: una salida con tus amigos, una cena con tu media naranja o una reunión de trabajo, es tiempo reservado e importante (recuerda por qué haces esto, es porque es tu pasión y nadie te va a regalar ese tiempo).
  • 4. 4 Estas metodologías no son posiciones mágicas ni soluciones instantáneas, son herramientas para marcar tu progreso, para que puedas visualizar lo que realmente le dedicas tu gran pasión y ayudarte a mantenerte motivado y llevado completamente por el momento. Con esto, tu cerebro se acostumbrará y entrará en “Modo creativo” sin ayuda en los momentos en que le has enseñado que debe ser creativo. Avanza un poco cada día y un día te darás cuentas que habrás llegado más lejos de lo que pensabas. Ese día, al terminar con tu tarea, no olvides marcar tu progreso en el calendario y no rompas la cadena. La Fórmula del hábito: H=N+F+C Hábito = Necesidad + Frecuencia + Conocimiento 1. Toma conciencia de la situación actual… ¡necesito cambiarla! 2. Elige y formula de forma concreta un hábito a adquirir, uno solo… 3. Deja las excusas a un lado, estudia tus “malos” hábitos que van a competir con el nuevo hábito. 4. Marca pautas de repetición. ¡crea liturgias! 5. Dedica a tu nuevo hábito por lo menos ¿X? minutos al día, cada día, todos los días. 6. Apóyate en otras personas, comparte tu intención con tu círculo íntimo. 7. Busca el entorno más adecuado para llevar a cabo las primeras acciones, póntelo fácil. 8. Registra tus acciones y contrasta tus avances y dificultades con tu círculo íntimo. 9. El condicionamiento clásico (Pavlov) funciona, y las endorfinas también… ¡Prémiate! 10. Y no te olvides de insistir, insistir, insistir… y repetir, repetir, repetir… en 66 días habrás creado un nuevo hábito.
  • 5. 5 Toma alrededor de 66 días para formarse un hábito y mantenerlo durante años. La sabiduría popular afirma que si deseamos formar un hábito basta con ejercitarnos. Pero… ¿durante cuánto tiempo? Evidentemente dependerá del tipo de hábito que deseemos formar pero existe un tiempo general que ha sido concordado por una buena parte de los psicólogos: 21 días. Aunque realmente la idea de los 21 días proviene de un libro de los años ’60 publicado por el especialista en cirugía plástica Maltz que se percató que cuando las personas sufren una
  • 6. 6 amputación necesitan una media de 21 días para adaptarse a los cambios y conformar nuevos hábitos. No obstante, una reciente investigación proveniente del UniversityCollege de Londres reclutó a 96 personas que estaban interesadas en formar nuevos hábitos muy sencillos como ingerir frutas en las comidas o correr 15 minutos al día. Aunque el experimento en sí es muy simple posee amplias repercusiones para nuestra vida cotidiana. A los participantes se les preguntaba diariamente cuán automatizados percibían que eran sus comportamientos; entendiendo como automatizados si sentían que la tarea “no era difícil de cumplimentar” y si lograban hacerla “sin pensar”. Como podrán imaginar, inmediatamente se evidenció una relación entre la práctica diaria y el grado de automatismo del comportamiento. Sin embargo, fue necesaria una media de 66 días para lograr consolidar el hábito. La práctica sin lugar a dudas facilita cierta automatización pero estos avances podrían perderse si la persona abandona el proyecto antes de los 60 días, donde el hábito finalmente se consolida. No obstante, para ser científicamente correcta también debo decir que no todas las personas necesitaron de 66 días; a unas pocas privilegiadas les bastó con 18 días mientras que otras necesitaron hasta 254 días, casi nueve meses para lograr consolidar el hábito. Por supuesto, todo depende del hábito que se desee formar y consolidar, beber un vaso de agua antes de desayunar puede convertirse rápidamente en un hábito pero hacer 50 abdominales antes de tomar el desayuno requiere más dedicación. Los investigadores además nos hacen notar algunos detalles que podrían sernos de utilidad para nuestra vida cotidiana: Saltarnos un día en el entrenamiento no reduce nuestras posibilidades de formar el hábito.
  • 7. 7 El hecho de necesitar más días para formar un hábito no indica que éste no se consolidará sino que somos personas más resistentes a la rutina. Para formar un hábito en los primeros días es imprescindible una fuerte motivación intrínseca y un elevado grado de persistencia. No obstante, antes de lanzarnos a formar un hábito debemos conocer que estos acarrean sus ventajas y desventajas. Dando un recorrido por la red he hallado varios sitios que abogan por la formación de hábitos, de manera indiscriminada diría yo. Una vez que nuestro comportamiento transcurre a nivel automático liberamos algunos recursos cognitivos que podemos comprometer en otras tareas; tal es el caso de la persona experta que conduce y a la vez puede fumar o conversar. Sin embargo, en ocasiones el hábito favorece un exceso de confianza que puede no ser muy útil en la vía. Así, antes de formar un hábito debemos preguntarnos si realmente es imprescindible y cómo nos facilitará la vida cotidiana, de lo contrario podríamos convertirnos en autómatas “eficientes”.
  • 8. 8
  • 9. 9
  • 10. 10 Y en una Web una recomendación para hacer estas listas de propósitos, de lo más interesante: La lista de propósitos será el plan de objetivos. Para definir los propósitos: 1) Piensa, como máximo, en 1 propósito u objetivo. Si la lista es muy extensa, puede ser abrumadora e invita a la procrastinación y el abandono. 2) Estos objetivos han de ser muy importantes y determinantes en tu vida. Hay que poner foco en lo importante y relevante, para evitar la dispersión o la distracción en propósitos que aportan menos a tu vida. 3) Han de tener cierta dificultad para que supongan un reto. Ante todo, han de ser realistas. El propósito es el motivo. La autosuperación y la mejora personal serán la motivación. 4) Han de ser medibles y cuantificables. Si no se puede medir o cuantificar no se puede conocer el grado de cumplimiento. 5) Deben ser alcanzables durante el año. Para crear la lista de propósitos: 1) Escribe la lista a mano, en un papel. Es como una firma de compromiso. La sentirás más tuya, más auténtica y personal. Quedará mejor grabada en tu mente. 2) Cada propósito ha de ser escrito en una o dos palabras. La lista ha de definir el
  • 11. 11 qué, no el cómo. Además, en un sólo vistazo se capta el propósito, en lugar de perderse en párrafos que invitan a la procrastinación y a la desidia. 3) El nombre del propósito ha de ser escrito en mayúsculas. Ha de resaltar y llamar la atención. 4) A ser posible, el nombre del propósito debe contener un verbo. Los verbos positivos motivan e invitan a la acción. Por ejemplo, si nuestro propósito es adelgazar y tener una vida sana, el nombre del propósito podría ser: "MEJORAR SALUD".
  • 12. 12 5) Definir hitos para cada propósito. Un hito u objetivo aporta concreción a la ambigüedad al propósito. Además, define la cuantía a conseguir. Las recomendaciones para definir hitos son las siguientes: 5.1) Definir un máximo de 10 hitos por propósito. 5.2) Han de ser lo más corto posible. Deben ser captados inmediatamente, pero también deben aportar significado y concreción. Un límite de 5 palabras sería suficiente. 5.3) A ser posible, introducir un verbo en el nombre. Preferiblemente, usar verbos directos positivos. 5.4) Es recomendable no escribir los hitos en mayúsculas. El foco más importante es el propósito. 5.5) Siempre que sea posible, añadir una fecha estimada para cumplir el hito. Esto facilita el compromiso y la motivación. 5.6) Ejemplo de objetivos: Para el propósito de "MEJORAR SALUD", se pueden definir los pasos a seguir para "Adelgazar 8 Kg. (del 30/01/14 al 30/11/14)" y "Realizar una dieta adecuada a mí. . Para facilitar la lectura y comprensión de la lista de propósitos, ésta puede redactarse a modo de esquema, es decir, definiendo primero el propósito (en mayúsculas), y debajo de éste cada uno de sus hitos. Por ejemplo: MEJORAR SALUD Adelgazar 8 Kg. (30/01/14 al 30/11/14) Realizar dieta de XXX calorías Correr 30 minutos 5 días semana ADQUIRIR CONOCIMIENTOS Aprender Inglés Nivel 1 (30/01/14) Aprender Inglés Nivel 2 (31/12/14) Sea cual sea el formato de la lista de propósitos, ES MUY IMPORTANTE, que ésta no
  • 13. 13 supere una página. La lista de propósitos ha de ser sencilla, breve, concisa, manejable y significativa. USO DE LA LISTA DE PROPÓSITOS Es muy motivador definir la lista de propósitos. Nuestros deseos surgen y nuestras expectativas son muy positivas. Ahora tenemos muchas ganas y energías para llevarlo a cabo. Pero, a medida que pasen los días y los meses, ¿cómo podemos conservar estas expectativas? La lista de propósitos es un plan con unos compromisos a cumplir en el próximo año. Para que el plan tenga éxito, es muy importante revisarlo constantemente para definir o ajustar el programa con las acciones que requieren llevarse a cabo. Después, sólo hay que ejecutar las acciones necesarias. No es difícil hacerlo: es sólo cuestión de actitud y de hábitos. He aquí algunas recomendaciones para utilizar con eficiencia la lista de propósitos: 1) Mantener siempre en lugar visible. Es importante que sea visible todos los días para siempre recordarlo: encima del escritorio, en la pared, en el espejo del baño... 2) Escribir en la agenda los hitos correspondientes. Cuando se abre la agenda se nos recuerda qué hemos de cumplir y cuándo. 3) Revisar frecuentemente la lista. Cuando sea posible, o programando un cuarto de hora un día concreto de la semana, revisar la lista para recordar qué propósitos hemos iniciado, qué hemos hecho, cuánto avance hemos desarrollado, calcular qué queda por cumplir, retroalimentar la motivación, identificar problemas y riesgos, definir estrategias, etc. Este punto es la clave para que la lista de propósitos deje de ser una lista para convertirse en resultados. La motivación se mantendrá si nuestra actitud y nuestro deseo de cumplir los compromisos son fuertes. La revisión debe ser el hábito que transformará lo escrito en papel en hechos.
  • 14. 14 4) Visualizar el futuro. Puede ayudar mucho el acompañar cada propósito o cada hito con una imagen, ya sea dibujada por nosotros, o extraída de Internet, sobre el resultado que queremos al final. Ver el futuro nos ayuda a desearlo aún más, lo que nos motivará para emprender las acciones que sean necesarias para alcanzarlo. 5) Actualizar el avance. En cada revisión, actualizar el avance de cada propósito. Por ejemplo, dibujar una tira de diez cuadrados, cada uno de los cuales representa un 10%, o una círculo dividido en varias porciones, representando también un porcentaje de avance. Cada vez que se avanza, se va rellenando un cuadrado o una porción. Este pequeño detalle motiva mucho, ya que se ve que hay resultados y que se acerca, poco a poco, a la resolución del objetivo. Vía Command: cat También existe una App muy chula my12: Descripción ¡Año nuevo, vida nueva! Todo inicio de año trae consigo la promesa de ser mejor persona: Dejar de Fumar, bajar de peso, ahorrar más, aprender un nuevo idioma… Cualquiera que sea tu propósito es momento de registrarlo en My12. My12 es una app con la que podrás llevar una lista de tus 12 propósitos de año nuevo y así siempre los tendrás presente todo el año, hasta que los cumplas. Así es que te recomendamos que desde ahora vayas planeando tus propósitos para cuando suenen las 12 campanadas tengas bien presente qué quiere y vayas por ello el siguiente año.
  • 15. 15 Características: - Diseño fresco y moderno. - Realiza un registro de tus 12 propósitos. - Controla el porcentaje de avance de cada uno de tus propósitos. - Fija una fecha para cumplirlos. - Comparte tus avances en Redes Sociales en un elegante micrositio. - Notificaciones semanales, para que nunca olvides realizar tus propósitos. - Y sobre todo una interfaz intuitiva y fácil de usar. Puedes descargar esta lista de propósitos en la página ¡The Great Moustache Es súper molona! Y terminamos el post con un poquito de HUMOR, ¡que no falte!
  • 16. 16 Metas para el año próximo 20??
  • 17. 17
  • 18. 18
  • 19. 19 Porque:
  • 20. 20