1. Título de la Experiencia Significativa:
CLUB APOLO DE ASTRONOMIA COLEGIO MARRUECOS Y MOLINOS
2. Descripción de la exper...
contexto extra escolar, al desarrollo de habilidades científicas, comunicativas y de
convivencia?
4. Objetivos de la Exper...
desde la reflexión de preguntas tales como ¿para qué educar?, ¿cómo se
aprende?, ¿qué se aprende?
Algunas de estas pregunt...
este sentido, exponerse a actividades y experiencias genuinas en un área de
conocimientos dada, puede ser de gran aporte p...
1. Actas de reunión del club APOLO: En las que se han consignado por ocho años
los procesos y decisiones que acontecen en ...
Se presento la idea a los directivos docentes y con su aval, en el año 2003, se
empezaron a realizar reuniones en contra j...
que para aprender astronomía se necesitan unos ciertos conocimientos previos.
Lo cual se constituye en el segundo gran hal...
otro, empezaron a entender que los conceptos científicos tienen por objeto
explicar fenómenos del mundo natural.
En las Se...
De otra parte, dentro del grupo de maestros que hacían parte del Programa de
Semilleros de Astronomía del Planetario y otr...
primer puesto para participar en la Primera Expedición Científica y Pedagógica
a los Observatorios Astronómico en Chile.
•...
 Kindergarten Through Eighth Grade.Center for Education, Division of Behavioral
and Social Sciences and Education. Washin...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Club apolo

636

Published on

Published in: News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
636
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Club apolo"

  1. 1. 1. Título de la Experiencia Significativa: CLUB APOLO DE ASTRONOMIA COLEGIO MARRUECOS Y MOLINOS 2. Descripción de la experiencia La experiencia con el club de astronomía lleva 8 años en los que se ha atravesado por distintas etapas de desarrollo. En general el grupo trabaja semanalmente en contra jornada, fines de semana, y días festivos. Cuenta con estudiantes desde tercero de primaria hasta once grado y con ex alumnos que se mantienen vinculados de forma activa a la institución, al paralelo de su formación profesional. Las actividades del club están organizadas en talleres que se secuencian de acuerdo a una programación que se organiza anualmente, entre las actividades se cuentan: • Talleres de manejo de instrumentos ópticos como telescopios y binoculares. • Construcción de maquetas a escala y modelos de transbordadores espaciales y cohetes. • Elaboración de artefactos tecnológicos como monoculares y relojes solares. • Sesiones de astrofotografía. • Concursos de cohetería. • Producción de material didáctico: juegos, rompecabezas y escaleras, ruletas, entre otros • Actividades de socialización y divulgación con otros miembros de la comunidad escolar. 3. Justificación de la Experiencia Pedagógica La sociedad moderna está inmersa en la tecnología y el conocimiento científico. Resulta difícil pensar en una actividad, un objeto o una herramienta que no los involucre de una u otra forma. Tanto en sus actividades intelectuales y artísticas como en las productivas, el hombre utiliza la tecnología y el conocimiento científico en forma cada vez más intensiva (Duschl, 2007). Las actividades científicas y tecnológicas, están mediadas por la posibilidad que tenemos de generar alfabetización científica y tecnológica. Es decir, solo es posible elevar la producción científica y tecnológica del país, si logramos apropiación social del conocimiento para la población en general. El ciudadano común debe construir conocimientos acerca de la naturaleza y los métodos de la ciencia, de manera que las decisiones sean tomadas desde abajo y no desde arriba (Klein, 2007). En este contexto, la apropiación del conocimiento, se convierte en un factor relevante del desarrollo Nacional, para esto, contamos con múltiples propuestas a fortalecer y masificar. Si lo que se busca es que los ciudadanos tengan alfabetización científica y tecnológica, es necesario que adquieran herramientas para modelar y apropiarse de modelos, que son la base de muchos de los adelantos científicos y tecnológicos de la modernidad (Furtak, 2007; Minstrell, 2000; Osborne, 2008; Scott, 1991). Para esto, se creó el club de astronomía APOLO, para avanzar en entender: ¿De qué manera contribuye el aprendizaje de la astronomía en un
  2. 2. contexto extra escolar, al desarrollo de habilidades científicas, comunicativas y de convivencia? 4. Objetivos de la Experiencia Pedagógica General: ¿De qué manera contribuye el aprendizaje de la astronomía en un contexto extra escolar, al desarrollo de habilidades científicas, comunicativas y de convivencia? Específicos: 1. Desarrollar capacidad para aprender astronomía. 2. Generar sus propias preguntas para dar soluciones reales. 3. Plantear hipótesis que permitan el desarrollo de habilidades 5. Marco teórico y su articulación con el PEI Acerca de la indagación en el aula de clases… hacia un modelo pedagógico. La indagación como propuesta de enseñanza se centra en que los estudiantes aprendan ciencia, haciendo ciencia, siguiendo actividades y procesos similares a los que siguen los científicos. Esta propuesta es consecuente con una idea de la ciencia como un proceso dinámico y flexible que produce conocimiento siempre en evolución, en ajuste, en cambio, y no como un proceso exclusivo de resolución de problemas a través de un método que produce resultados definitivos; Schwab, (1962) propuso que en las clases de ciencias se deben brindar a los estudiantes oportunidades para seguir el desarrollo de una investigación genuina en la cual las conclusiones no son el componente central, sino la ilustración de situaciones problemáticas que los estudiantes puedan resolver sin que se les diga qué hacer y qué esperar. De esta manera, enseñar ciencias vía indagación se enfoca en brindarles a los estudiantes la posibilidad de desarrollar capacidad para aprender, generar sus propias preguntas, plantear hipótesis, realizar predicciones, diseñar las estrategias para resolverlas o validarlas, observar, registrar, representar datos, encontrar patrones, identificar evidencias, proponer conclusiones, validarlas y compartirlas con otros. Preguntarse frente a cada afirmación o idea, cuales son las evidencias que las soportan. Siendo el aprendizaje por indagación una transposición al aula de clases de la labor del científico, es de esperarse que no exista tampoco una fórmula. Igualmente es de esperarse que existan múltiples abordajes a lo que se entiende por indagación en el aula y como promoverla. En este sentido existen muchas escuelas y propuestas relacionadas con la enseñanza de la ciencia basada en indagación. Acerca de la visión curricular que respalda el club de astronomía Podemos entender el currículo como la construcción permanente de los fines y los medios de una propuesta educativa (Posner, 1995), abordando su construcción
  3. 3. desde la reflexión de preguntas tales como ¿para qué educar?, ¿cómo se aprende?, ¿qué se aprende? Algunas de estas preguntas están mediadas por la naturaleza disciplinar del conocimiento, es decir, por lo epistemológico. “La epistemología se relaciona con cómo llegamos a saber cosas, la organización de ese conocimiento proporciona las bases para los cambios en el conocimiento… En matemática las ideas fundamentales serían axiomas básicos, en ciencias serían teorías o leyes generales y en otras disciplinas serían los conceptos centrales” (Posner, 1995). ¿Para qué educar? Dewey (2004) nos ayuda a pensar en esto cuando plantea que la educación busca el desarrollo del individuo y consecuentemente, de la sociedad. La educación verdadera según Paulo Freire (2003)"es praxis, reflexión y acción del hombre sobre el mundo para transformarlo". Consecuentemente, responder para qué educar, es un acto simplificador siempre. Sin embargo, en la actualidad es un consenso que la educación juega un papel principal en el desarrollo de las sociedades, parafraseando a Gaston Bachelard (Mosquera, 2000), podríamos decir que la educación permite construir modelos capaces de facilitarnos nuestra relación con otros y con nuestro entorno. Esto nos remite a la idea de generar capacidad en la toma de decisiones, actuar críticamente en la vida cotidiana y buscar de manera permanente y oportuna soluciones a nuestras propias problemáticas. ¿Qué se aprende? En general, podemos decir que es posible aprender conceptos y habilidades (Posner, 1995). El Ministerio de Educación Nacional (MEN) ha propuesto trabajar en la construcción de conceptos, procedimientos y actitudes. En la propuesta de Estándares del MEN, el estudiante va logrando mayores niveles de complejidad y especialización en diferentes dimensiones: •Procedimental: referente al hacer. •Conceptual: referente al desarrollo cognitivo. •Actitudinal: referente a las actitudes. ¿Cómo se aprende? Para responder esta pregunta es importante tener en cuenta que las neurociencias han mostrado que existen unos mecanismos de la actividad del sistema nervioso que permiten explicar cómo procesamos información y consecuentemente, cómo aprendemos. De manera general podemos decir que las funciones cognitivas se relacionan con estructuras cerebrales y sus funciones (Anderson, 1992). El procesamiento ocurre cuando los datos entran a través de nuestros cinco sentidos – lo que vemos, oímos, sentimos, olemos o degustamos. Cuando los datos sensoriales entran al cerebro, éstos se fragmentan y distribuyen en las regiones funcionales de acuerdo con el tipo de datos que cada región registra. En
  4. 4. este sentido, exponerse a actividades y experiencias genuinas en un área de conocimientos dada, puede ser de gran aporte para el individuo. Se infiere que la ruta más sencilla para construir explicaciones sobre experiencias, fenómenos, conceptos o habilidades complejas, es empezar por construir algunas más sencillas que luego permitan, al construir relaciones entre ellas, el aprendizaje más complejo. Esto corresponde con la idea de que aprendemos de lo simple a lo complejo e implica que hay habilidades, conceptos y procedimientos más complejos que otros (Pozo, 1995). Estas conexiones se crean cuando un individuo siente curiosidad acerca de algo y es libre de explorar esta curiosidad, en esos momentos, las células cerebrales desarrollan miles de nuevas conexiones dendríticas que crecen como ramas de un árbol. Hay algunos factores inhibidores de este proceso, principalmente ligados con la ausencia de curiosidad o motivación que interrumpen las conexiones dendríticas. Sumado a esto, si se generan nuevas conexiones, no son necesariamente permanentes, se pueden volver permanentes gradualmente si se revisitan repitiendo la experiencia, poniéndola en práctica, explorando la experiencia con variaciones, aplicando y reflexionando sobre la experiencia. Si las conexiones no se revisan, se pueden desintegrar y perder para siempre, sumado a esto, entre más conexiones se tengan, mayor es la habilidad de resolver problemas, pensar con claridad y entender eventos (Duschl, 2007). Partiendo de esto y si entendemos que la experiencia se desarrolla en la escuela y fuera de ella, todo el tiempo, podemos aseverar que aprendemos a partir de nuestras ideas previas que en la mayoría de los casos, no son coherentes con el saber establecido, pero que en cualquier caso, nos han permitido, interpretar nuestro entorno (Pozo, 1999). De esta forma, la construcción de un conocimiento se convierte en un acto en donde se exponen las concepciones, se analizan y se ponen a prueba para finalmente ser reestructuradas. Estos procesos permiten cada vez más, hacer abstracciones de la realidad, interactuando con ella de una mejor manera (Pozo, 1999). 6. Diseño Metodológico Metodología1 Investigación cualitativa en la que se documentan los procesos desarrollados en el club de astronomía APOLO, usando para su análisis categorías emergentes a partir de la triangulación de distintas fuentes: 1 Organizada según Hernández et al, 2007
  5. 5. 1. Actas de reunión del club APOLO: En las que se han consignado por ocho años los procesos y decisiones que acontecen en el club. Además, donde quedan consignadas las reflexiones acerca del proceso pedagógico del mismo. 2. Documentos escritos y visuales: que han sido elaborados en el club con la intención de documentar su proceso o que han sido producto del proceso del club, entre estos se cuentan diplomas, fotos, videos, reconocimientos, escritos y recortes de periódico entre otros. 3. Entrevistas semiestructuradas a miembros del club: con la idea de rescatar la experiencia de los distintos integrantes del club en el proceso, estas entrevistas parten de la idea de hacer un recuento etnográfico de la propia práctica. Para elevar el nivel de validez de la reconstrucción del proceso, los resultados fueron validados por los pares del club, de manera que se disminuya la posible parcialización de la información. Análisis de la experiencia pedagógica del club APOLO Dado que los resultados del proceso de reconstrucción, nos arroja información acerca de su proceso de desarrollo y sus resultados, se analiza la experiencia en distintas etapas y sin separar procesos de resultados por considerarlos indisolubles. Etapa 1: nace el club de astronomía APOLO La institución educativa distrital Marruecos y molinos, preocupada por sus bajos resultados en las pruebas de estado y reflexionando acerca de sus procesos pedagógicos decide en el año 2003, apoyar la labor pedagógica que desarrollan otros docentes de la Institución, con la implementación de una estrategia para la enseñanza de la Física, la creación de un Club de Astronomía. Inicialmente se pensó en un proyecto de aula que permitiera tomar los ejes temáticos de la Astronomía Fundamental y en torno a ellos desarrollar el curso de Física, como estrategia didáctica para motivar a los estudiantes hacia el aprendizaje de la Física. Se hizo una selección de temas y un plan de trabajo que permitiera abordar la Física, utilizando como “pretexto” la Astronomía. Al llevar la idea al aula, se dificultó la implementación por dos causas principales: 1. Los estudiantes traían muchas inquietudes relacionadas con la astronomía que requerían de un tiempo adecuado de trabajo, superior a la intensidad horaria de ciencias en la institución. 2. No todos los temas de la física tenían una relación aparente con la astronomía. Esto hacía que se perdiera el desarrollo de algunas ideas centrales para la física propias del currículo establecido Los tiempos de clase eran insuficientes para dilucidar aquellas inquietudes y menos aún para formalizar sobre alguno de ellos o hacer notar su relación con la Física, así que se decidió abrir un espacio pedagógico en contra jornada que ofreciera a los estudiantes la oportunidad de dialogar con otros compañeros sobre los temas que más les apasionaban relacionados con la Astronomía, de tal manera que la Institución sintiera que estaba aprovechando esas motivaciones personales y los estudiantes sintieran que había quien los escuchara.
  6. 6. Se presento la idea a los directivos docentes y con su aval, en el año 2003, se empezaron a realizar reuniones en contra jornada con los estudiantes de grado once, pensando que era necesario que los estudiantes que pertenecieran a este club debían traer conocimientos previos de Física, Matemáticas y Química. Hasta aquí hay un aprendizaje principal y es que las conexiones entre las ideas centrales de la física y los fenómenos astronómicos no son algo que se pueda contar sino que el estudiante debe tejer esa relación por si mismo, por medio de la exploración profunda de los fenómenos y la construcción de explicaciones basadas en los ejercicios de modelación y en la recolección de evidencias. Esto permitió empezar a pensar en el modelo pedagógico del club que como se verá en este momento, no está delimitado. Se empezó a convocar a los estudiantes de grado once que estuvieran interesados en el tema y junto con ellos en las primeras reuniones se establecieron los siguientes acuerdos: • La Filosofía del Club sería que todos aprenderíamos de todos; que el papel del docente no sería dictar clase, sino orientar las preguntas y los caminos para encontrar sus posibles respuestas. • Cualquier gasto económico sería asumido por lo integrantes ya que el colegio solo brindaría los espacios físicos para realizar las reuniones. • La asistencia era voluntaria y no tendría ninguna incidencia positiva en sus calificaciones. • La autorización de los padres era requisito para poder asistir a las reuniones. • Asistir al club no podría usarse como excusa para incumplir con asignaciones académicas. • El nombre del Club sería APOLO. Durante ésta primera etapa, se escogieron los temas de mayor interés, se hacían consultas bibliográficas, se observaban películas, se socializaban informaciones que cada uno tuviera provenientes en su mayoría de programas de televisión o prensa. Etapa 2: el club se vincula al planetario de Bogotá a través de la Secretaría de Educación Distrital En el año 2005, a través de la S.E.D, el Planetario de Bogotá inscribió al Club APOLO en el Programa de semilleros de Astronomía: dicha entidad empezó a visitar al colegio, ofreciendo talleres, conferencias y abriendo sus puertas a los integrantes del Club para visitar sus instalaciones y asistir a Proyecciones, Ferias de Astronomía, Campamentos Espaciales, Conferencias, Talleres y Encuentros de Clubes y encuentros con asociaciones de Astrónomos Autodidactas. Los estudiantes empezaron a representar la Institución ante otros colegios y en diferentes escenarios, lo que hizo que sus responsabilidades crecieran y se sintieran más comprometidos con el Club. Les permitió conocer a otros niños, niñas y jóvenes que como ellos gustaban de la Astronomía y hacían esfuerzos importantes por aprenderla. Esto empezó a promover el intercambio de saberes y promovió al tiempo, que estudiantes de distintos cursos pidieran poder asistir al club, venciendo la idea de
  7. 7. que para aprender astronomía se necesitan unos ciertos conocimientos previos. Lo cual se constituye en el segundo gran hallazgo del club. La participación en diferentes eventos exigió que los participantes vencieran el miedo de presentarse en público, mejoraran su oralidad para desempeñarse bien en el momento de hablar ante muchos compañeros y estudiaran mas para estar mejor preparados en el momento de sustentar sus trabajos. Los padres tuvieron que dejar a un lado sus temores de dejar salir a sus hijos por largo tiempo y en repetidas ocasiones y confiar en que ellos estaban lo suficientemente motivados como para no permitir que sus actividades en el club afectaran negativamente sus calificaciones. Aquí se empezaron a pensar en otras cosas para fortalecer el proceso: • La necesidad de un apoyo económico por parte de la Institución que permitiera adquirir los materiales necesarios para la elaboración de trabajos y transporte. • Involucrar a estudiantes de diferentes grados en el club. Para este año ya se involucraron alumnos desde grado séptimo; por cuestiones de seguridad a la hora de trasladarse de un lugar a otro no se aceptaron estudiantes más pequeños. Estos fueron los primeros inicios de una gran representación del Club por parte de los estudiantes a nivel Institucional y Local. Grandes y chicos participaban incansablemente en todos los eventos a los que fueran convocados y en las reuniones que semanalmente se hacían no había distinción de edad, curso o género; todos hablaban y escuchaban con respeto, encontrado a veces en las discusiones más preguntas que respuestas. Esto demostró que las habilidades sociales en el marco de la producción científica (Fourez, 1994), aportan a la construcción de ciudadanía y en general, de habilidades sociales, fue evidente que los estudiantes fortalecieron su capacidad para interactuar con otros en el marco del respeto por el otro y por ellos mismos. A comienzos del año 2007, empezaron a participar en dos proyectos Internacionales dirigidos por la NASA: “Project Ceres Scool” y “Rocks around the world”; los cuales demandaron de los estudiantes mayor uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC`s). El proyecto “Ceres Scool” exigía enviar por Internet un reporte de la Observación de las Nubes diario, también el manejo del inglés y conocimientos básicos sobre husos horarios, diferencia horaria, unidades de medida de algunas variables físicas, conversión de unidades y especialmente continuidad en las observaciones. El proyecto “Rocks around the world”, demandaba para su relativa comprensión algunas nociones de Química: características de algunos elementos de la Tabla periódica y sus propiedades; para su ejecución la realización de salidas a lugares apropiados en donde se pudieran hallar muestras de diferentes rocas. Es ahí donde empezaron a tejer las relaciones entre distintos conceptos científicos lo cual permitió empezar a profundizar en la naturaleza del conocimiento científico. De un lado, entendieron que explicar un fenómeno requiere del dominio y la relación entre distintos conceptos e incluso distintas áreas de las ciencias y de
  8. 8. otro, empezaron a entender que los conceptos científicos tienen por objeto explicar fenómenos del mundo natural. En las Semanas Culturales y Ferias Pedagógicas, se evidenció el progreso en la apropiación de las temáticas referentes a la Astronomía, el liderazgo y la autonomía; nunca hubo queja académica o disciplinar de algún estudiante; por el contrario, uno de ellos fue vinculado al Proyecto INVENTUDES, después de haber sido escuchado en una Feria Institucional por el Director Local de ese año. Los padres aunque aún rehaceos a dar muchos permisos aumentaban la confianza en sus hijos. En este momento los estudiantes de cursos superiores empezaron a cumplir el rol de monitores, acompañando a los más pequeños en algunas salidas, proponiendo y dirigiendo proyectos y explicando algunas cosas básicas sobre el uso de las TICS y consolidando así, una comunidad de aprendizaje y práctica (Jorgensen, 2008; Gergen, 2004). Por solicitud de la S.E.D, el Planetario de Bogotá hizo una evaluación muy detallada de la constancia y permanencia de los Clubes en el Programa de Semilleros de Astronomía para seleccionar a dos colegios que fueran a representar a Colombia junto con otros proyectos elegidos en la Feria Pedagógica Local a finales del 2007, en la Tercera Feria de Ciencia, Cultura e Innovación Tecnológica” en Posadas- Argentina. El club APOLO fue uno de los elegidos y en su representación asistieron acompañados por la docente líder del Club los estudiantes: Andrés Yesid Monroy y Miguel Alfonso Valbuena, de los cursos 10-01 J.M. y 901 J.M. respectivamente. Etapa 3: consolidación del club de astronomía APOLO En gran medida, los viajes, las actividades de socialización y en general la reflexión sobre el proceso del club, suscitó por parte de la comunidad educativa y de los integrantes del club, diferentes necesidades e inquietudes a las cuales se fueron dando respuesta paulatinamente: • Adquirir instrumentos para realizar observaciones astronómicas. • Involucrar a estudiantes y docentes de la jornada tarde y noche y de la sede B en el proyecto. • Empezar a realizar registros fotográficos, fílmicos y escritos de las actividades que se realizaban y que cada año se iban incrementando. El proyecto fue radicado y tenido en cuenta por el Consejo Académico y Directivo en la asignación de recursos económicos. Gracias a la adquisición de un telescopio y unos binoculares se empezaron a realizar jornadas de Observación Diurna y Nocturna para los miembros de la Comunidad Educativa de las dos sedes y tres jornadas. Con la colaboración de estudiantes que prestaban su servicio social dentro del club se empezaron a realizar los registros de evidencias y la sistematización de la experiencia; consolidando así la comunidad de práctica y aprendizaje.
  9. 9. De otra parte, dentro del grupo de maestros que hacían parte del Programa de Semilleros de Astronomía del Planetario y otras entidades, se fueron generando debates en torno a la enseñanza y aprendizaje de la Astronomía. Como parte de los resultados de debates y sus análisis, surgió la necesidad de empezar a hacer una reflexión más detallada entorno a la estrategia didáctica a utilizar en la enseñanza de la Astronomía, lo que de fondo se buscaba con el proyecto y cómo se iba a retomar el objetivo inicial de involucrar a los estudiantes en el aprendizaje de la Física. Este aspecto se vino a aclarar más adelante, en el 2009, con los cursos de maestría tomados en la Universidad de los Andes en ECBI (enseñanza de las ciencias basadas en indagación), Investigación Acción y Fundamentos de Investigación en enseñanza de las Ciencias y las Matemáticas, de tal forma que en este momento es clara la incorporación de la ECBI como estrategia didáctica para la enseñanza de la Física y la Astronomía dentro del Club APOLO y de la Investigación Acción como método que contribuye a la reflexión permanente de la labor pedagógica y de la misma incorporación de la ECBI. Es en este momento cuando se entiende que las actividades del club deben estar documentadas para poder hacer ciclos de mejoramiento continuos y que las actividades deben ser pequeñas investigaciones que redunden en el desarrollo de habilidades científicas, la construcción conceptual a partir de explicaciones basadas en evidencias y la comprensión de la naturaleza del conocimiento científico. De otro lado, esto permitió vincular al club a grupos de investigación nacionales (Pequeños Científicos en la Universidad de los Andes) e internacionales (el laboratorio de didáctica de las ciencias y las matemáticas André Revuz en París VII). La ejecución del proyecto y la permanente reflexión sobre el mismo, han facilitado la elaboración de dos trabajos escritos en los cursos de maestría tomados; una investigación – acción titulada “Determinando cuánto es un kilómetro” y la primera fase de la tesis de maestría “Concepto de masa en estudiantes de educación media”. Esto ha permitido que los estudiantes y docentes vinculados al club de astronomía, continúen con trabajos de divulgación del club, al tiempo que las actividades siguen permitiendo la construcción de aprendizajes en ciencias, particularmente, en astronomía. Entre otras actividades, se destacan: • Respondiendo a la convocatoria a docentes y estudiantes, hecha por el Planetario de Bogotá, de participar en las Olimpiadas de Astronomía, en los años 2008 y 2009, los integrantes del club se prepararon para participar en todas las etapas del proceso: escribir ensayos, aprobar exámenes y hacer reconocimientos del cielo nocturno. • En el año 2008, la docente líder del club ocupó el primer puesto y los estudiantes el primer, segundo y cuarto puesto, siendo seleccionado solo el
  10. 10. primer puesto para participar en la Primera Expedición Científica y Pedagógica a los Observatorios Astronómico en Chile. • En el año 2009 los estudiantes del Club ocuparon el primer y quinto puesto, obteniendo como reconocimiento ir a Rio de Janeiro en Brasil a representar a nuestro país en las Olimpiadas Latinoamericanas de Astronomía. • Otras entidades y estamentos acompañaron en algunos momentos al Club. Es el caso del Proyecto Ondas que asesoró y acompañó algunos trabajos de investigación permitiendo conocer otras rutas de investigación y contribuyendo con la adquisición de libros para el enriquecimiento de nuestra biblioteca. • El logro de tener jóvenes de nuestra Institución, que pudieran trascender las fronteras de Colombia y representaran a nuestro país ante otras naciones, ha sido motivo de orgullo y una razón para que se haya mencionado en diferentes espacios, que el Club es el proyecto bandera del colegio Marruecos y Molinos y que es uno de los que se resalta dentro de la Localidad 18 “Rafael Uribe Uribe”. • La experiencia también se ha tenido en cuenta para la toma de decisiones frente a la escogencia de la Educación Media Especializada. En este momento está decidido que es en Matemáticas y Astronomía y se va a desarrollar con el apoyo de la Universidad Sergio Arboleda. Conclusiones Esta innovación ha promovido, efectivamente, el deseo por el aprendizaje de las Ciencias Naturales, particularmente de la Física, al tiempo que ha permitido construir un modelo pedagógico en el que la motivación es fundamental para que el estudiante se acerque al estudio de la Física, por medio de su propia experiencia de construcción de conocimiento científico. Superando las expectativas iniciales, la experiencia ha permitido contribuir a la consolidación del proyecto de vida de sus integrantes. Sin embargo, aún quedan muchos retos que asumir, se espera avanzar en la implementación de la ECBI (enseñanza de las ciencias basadas en indagación) y generar procesos de sistematización que permitan la publicación de un libro que contenga las actividades que mejores resultados han tenido y que puedan servir a otros docentes que estén interesados en enseñar Astronomía y el desarrollo de investigaciones relaciones con el proceso de enseñanza aprendizaje de la Física y la Astronomía. Bibliografía  Anderson O.R. (1992), Some interrelationships between constructivist motiels of learning and current neurobiological theory, with implications fos science education. Journal of research in science teaching Vol 29 Nº 10, 1037- 1058  Dewey, J. (2004). Experiencia y educación. Madrid: Biblioteca Nueva.  Duschl, R., Schweingruber, H., Shouse, A. (2007) Taking Science to School:  Learning and Teaching Science in Grades K-8.Committee on Science Learning,
  11. 11.  Kindergarten Through Eighth Grade.Center for Education, Division of Behavioral and Social Sciences and Education. Washington,DC: The National Academies Press  Fourez G. La construcción del conocimiento científico, Filosofía y ética de la ciencia. Nancea, S.A. de Ediciones Madrid. 1994  Freire, P. (2003). Pedagogía del oprimido (17 ed.). Madrid: Siglo veintiuno de España editores.  Furtak, E., & Seidel, T. (2007) Recent experimental studies of inquiry-based teaching: a conceptual review and meta-analysis. In: The National Association of Research in Science Teaching Conference. Baltimore, Maryland  Gergen K. Dialogue: Life and Death of the Organization. The Sage Handbook of Organizational Discourse. D. Grant, C. Hardy, C. Oswick and L. Putnam. London, Thousand Oaks CA, New Delhi, Sage Publications: 39-59. 2004  Hernández, S. R., Fernández, C. C., & Baptista, L. P. (2007). Fundamentos de metodología de la investigación. Madrid: McGraw-Hill Interamericana.  Jogensen K, Keller H. Human Ressource Development, Identity and Learning –  The Contribution of Communies-of-Practice to Human Ressource Development – Learning as Negotiating Identities, Advancing Human Ressource Development, 10 (4). 2008  Klein, É. (2007). Les nouvelles questions posées á la science, Congés SFT - juin  2007.  Minstrell, J., & Zee, E. H. v. (2000). Inquiring into inquiry learning and teaching in science. Washington DC: AAAS.  Minstrell, J., & Zee, E. H. v. (2000). Inquiring into inquiry learning and teaching in science. Washington DC: AAAS.  Mosquera C J (2000). El cambio en la epistemología y en la práctica docente de profesores universitarios de química. Tesina Doctoral. Universitat de Valencia.  Osborne, J., & Dillon, J. (2008). Science education in Europe: Critical reflections: a report to the Nuffield Foundation. London: Nuffield Foundation.  Posner, G. J. (1995). Analyzing the Curriculum (2nd. ed.). New York: McGraw-Hill.  Pozo J. I., Procesos Cognitivos En La Comprensión De La Ciencia: Las Ideas De Los Adolescentes. Centro De Publicaciones Del Ministerio De Educación Y Ciencia. Madrid. 1991.  Pozo, J.I., Más allá del cambio conceptual: el aprendizaje de la ciencia como cambio representacional. Enseñanza de las ciencias, 1999. 1999(17): p. 3.  Schwab J J 1962 The teaching of science as enquiry The Teaching of Science ed J J Schwab and P F Brandwein (Cambridge, MA: Harvard University Press)  Scott, P. H.; Asoko, H. M.; Driver, R. H. (1991). Teaching for Conceptual Change: a Review of Strategies. In R. Duit, F. Goldberg, H. Niederer (ed.), Research in Physics Learning: Theoretical Issues and Empirical Studies. Proceedings of an International Workshop.

×