Torres-García: Grafismo magico.

703 views
606 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
703
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Torres-García: Grafismo magico.

  1. 1.     Joaquín Torres García: Grafismo Mágico (1938) Por Juana Arana (30/03/2012) ResumenJoaquín Torres García, uno de los grandes pintores del siglo XX con quien no solo Latinoamérica,sino la historia del arte en general están en deuda. A los 18 años viajó a España para ganarse lavida como pintor, descubrir parte de sus raíces y cambiar el rumbo de la pintura con suUniversalismo Constructivo. Creció como latinoamericano pero absorbió todo lo que Europa pudobrindarle. Desde el noucentisme catalán pasando por el cubismo, la experiencia parisina y elneoplasticismo de Mondrian, Torres-García volvió a su país de origen el año 1934 con la lecciónbien sabida, dispuesto a desarrollar su labor docente y a promover la abstracción entre losjóvenes.AbstractJoaquin Torres García, one of the greatest painters in the XXth Century, whith whom not onlyLatin America, but the whole art history is in debt. When he was eighteen years old he travelled toSpain to make his life as a painter, discover part of his roots and change painting’s way with hisConstructive Universalism. He grew up as a latin american, but absorbed everything that Europeoffered him. Since the catalán noucentisme, passing through cubism and the parisian experience,as Mondrian’s neoplasticism, Torres-García went back to his homeland in 1934, ready to develophis work as a teacher and to promote the abstraction among the youngest.
  2. 2. Grafismo MágicoComenzaremos la andadura de Torres-García en 1891, cuando éste se trasladó a Españacon la intención de convertirse en un gran artista.En sus inicios fue uno de los componentes del Noucentisme y uno de los principales miembros dela primera vanguardia catalana (con quienes ya exponía en 1904). Trabajó con artistas de la tallade Picasso, Julio González o Gaudí, pero pronto se dio cuenta de la necesidad de transmitir a lasociedad contemporánea su visión cósmica y particular del universo e inició su andadura porel mundo. Tras una breve y decepcionante experiencia neoyorquina de dos años, una parada enItalia donde se encuentra por primera vez con el cubismo y una espera en la Côte d’Azur, Torres-García llegó por fin a la capital del arte con ganas de comerse el mundo y de difundir sus ideas.Desde sus inicios hasta el final de sus días el principal objetivo del uruguayo fue el de crear unsimbolismo universal. Su preocupación no fue tanto la de la representación de la realidad sino lade la estructura subyacente de ésta, así como la de crear una unidad en la obra de arte. Lafunción de la pieza artística no es para Torres García la de describir o imitar, sino la de crear unorden ascético unificado, sin seguir ningún tipo de discurso ideológico. Las experiencias delcubismo y del neoplasticismo le permitieron desentrañar dos de las problemáticas principales parasus propósitos; la relación que se establece entre la bidimensionalidad del soporte y latridimensionalidad de lo representado en el plano se lo aportaba el cubismo y la integración de larepresentación y el simbolismo de ésta el neoplasticismo. Para aunar los dos idealesfigurativo/representativos Joaquín Torres-García da con un sistema ortogonal, una rejilla conintercalación de líneas verticales y horizontales en las que superpone figuras sintéticas yhieráticas. Para la parte figurativa de su pintura el uruguayo apela al subconsciente como fuentede creatividad, es el automatismo el encargado de llegar a la esencia de los objetosrepresentados en sus pinturas. Además de las tertulias y la revista Cercle et Carré los datos másimportantes que se deben extraer de su experiencia parisina son sin duda las visitas al Museo deTrocadero y la pasión que desarrolló por el arte y culturas primitivas, africanas así comoprecolombinas.Torres García descubrió América latina, y todo lo que ésta tenía para ofrecerle, a través deEuropa. Le impactaron sentimentalmente y revolucionaron su estilo, su simbología y universalidadle incitaron aún más a perseguir su ambicioso Universalismo Constructivo. El profundo estudioque realizó Joaquín Torres García de las culturas precolombinas no tenía ninguna intención decaer en lo folklórico o en lo nacionalista, como si harían otros movimientos indigenistas enLatinoamérica, sino que pretendía regresar a la forma metafísica de contemplar el mundo, comolo hacían los indios, constituir una cultura absoluta en la que lo particular y lo universal fueran unaconstante. Torres García “encontraba un paralelo entre la civilización indoamericana y la antiguacivilización mediterránea, por referirse ambas a la dimensión humana en su concepción delhombre como la medida del universo (Buzio de Torres 1991:23).” “Vengo a realizar algo concreto, algo que debe ser, que debe realizase por ley biológica, puesto que existe el fermento. Por la tradición que poseemos, por las cualidades de nuestro público, por nuestras virtudes latentes, lo milagroso no estaría en que diésemos algo grande sino en que no lo diésemos”. (Presentación de Torres-García, El Pueblo, 5 de mayo de 1934)
  3. 3. Tras una breve estancia de dos años en Madrid donde continuó su andadura por las artesprecolombinas, en aquel momento expuestas en el Museo Arqueológico Nacional, Torres-Garcíaregresó a Montevideo en 1934. Uruguay que había sido desde el inicio del siglo XX un ejemplo aseguir dentro de los países latinoamericanos, europeizado, moderno, de enseñanza laica, ley deldivorcio aprobada en 1907 y sufragio universal en 1931, frenó su crecimiento en la década de lostreinta por dos motivos principales; la Crisis Económica mundial iniciada en 1929 en EstadosUnidos y el Golpe de Estado de Gabriel Terra en 1933.Este es el panorama con el que se encontró el pintor nada más llegar a su tierra natal; un nuevogobierno represor de los movimientos progresistas que duraría hasta1938 y una población absolutamente desinteresada en la abstracción y en las culturasprecolombinas como referentes artísticos. En Uruguay apenas quedaban vestigios de las culturasautóctonas, los indios charrúas, minuanos y guaraníes, en un pasado tribus nómadas, en el sigloXIX fueron o bien digeridos por la población criolla o bien exterminados. A Torres García no lequedó otra opción más que la de orientar sus estudios hacia las culturas azteca, maya e incaicasprincipalmente, favoreciendo como ya había hecho en el arte de Europa los períodosprehistóricos. Sin embargo en la parte sur del continente comenzaba a extenderse esesentimiento de creación propiamente “americana” que Torres-García no compartió ni por sucarácter nacionalista ni por su eclecticismo (Buzio de Torres 1991). El uruguayo jamás entendiósu aportación como una simple decoración de símbolos americanos a las representaciones de lavanguardia europea. Lo que si sintió, sin embargo, fue la necesidad, de crear un estilo universalen el que por supuesto América también expresaría su identidad.Tras una primera exposición retrospectiva nada más llegar a Uruguay, realizó El MonumentoCósmico de 1935 en el Parque Rodó de Montevideo. Esta obra es la gran muestra de suproducción durante sus dos primeros años a la vuelta de Europa; lo inca y el lenguajeabstracto aúnan los conceptos de orden y símbolo, que conforman el lenguaje propio delUniversalismo Constructivo hasta el final de los días de Joaquín Torres García (Gradowczyk2001). “Así, la importancia del arte moderno reside no el hecho de ser novedoso sino en lo que tiene de universal, ya que logra plasmar dentro de lo moderno un lenguaje intemporal.” (Estructura 1935 Joaquín Torres-García)Las publicaciones del pintor también fueron muy numerosas en esta época: Manifiesto I (1934),Estructura de 1935, Manifesto II (1938) o Manifesto III(1940). Pero fue Círculo y Cuadrado, larevista que continuó a Cercle et Carré a partir de 1936, la encargada de hacer llegar elUniversalismo Constructivo de Torres-García a la población.Desde 1935 hasta 1945 Torres García se concentró en las témperas y óleos como técnica y enlos cartones y lienzos como formato. Una de las series de la etapa que fue de 1937 a 1942,Estructuras, la más interesante e innovadora de aquellos años, se ha convertido en una de lasmás característica. En ella el pintor va más allá de sus tradicionales rejillas ortogonales, y teje unaordenada amalgama de conos y tubos volumétricos que se entremezclan y no dan pie aincorporar ninguno de los símbolos incaicos. Con esta serie, el eterno inconformista consiguióconvertir “el contenido metafísico en forma” (Gradowczyk 2001:28), eran las propiascomposiciones anteriores las que le pedían a gritos aplicar volumen a sus estructuras.
  4. 4. Paralelamente a la realización de Estructuras, el pintor continuó ejecutando obras constructivistasde 1938 a 1943 que “son las más gráficas, más dibujadas, más abstractas y con más motivosindígenas de toda la carrera de Torres García (Rowell 2009:79)”. Dentro de este conjuntovariopinto se inserta nuestra obra de arte Grafismo mágico, la tercera pieza más cara delautor hasta la fecha (580,000€).Grafismo mágicoGrafismo mágico es absolutamente significativa dentro de la trayectoria del uruguayo. Conuna paleta neutra, el pintor se preocupa en intercalar una serie de símbolos incaicos, entre losque destaca una máscara Chancai. El hermetismo y la abstracción del objeto no solo aluden a laintemporalidad del arte latinoamericano, sino que gracias a la geometría se manifiesta loverdaderamente moderno de esta obra (Buzio de Torres 1992).Esta obra fue adquirida en Christie’s NY en la subasta Impressionist and Modern Art Evening Saleel 8 de noviembre de 2006 en el Rockefeller Plaza. El coleccionista ha preferido mantenerse en elanonimato y por lo tanto su identidad nos es completamente desconocida. Antes de llegar a estasubasta y a su actual dueño, la obra pasó por varias manos: En un principio perteneció a la hijadel pintor Ifigenia Torres, quien desempeñó un papel fundamental en la confección de uninventario de las obras de su padre hasta su muerte en 1994. Tras el fallecimiento de IfigeniaTorres, sus herederos Alejandra, Aurelio y Claudio Torres pasaron a ser los propietarios deGrafismo Mágico. Según la información que se aporta en la página web de Christie’s, una vez setraspasa la obra a los herederos de Ifigenia Torres ésta pasa a la propiedad de Jan Krugier(Ginebra), sin ninguna intermediario entre medias. He creído conveniente incluir la informaciónque Christie’s ha obviado y que demuestra una vez más el lado oscuro del Mercado del Arte.En pleno “Caso Malaya” salió a relucir información bastante interesante con lo que respecta aGrafismo Mágico. Parece ser que Juan Antonio Roca había adquirido el cuadro en 2005 por1.200.000€, mientras que en 2006 cuando éste llevaba ya siete meses en prisión, el actualpropietario lo adquirió por 580,000€ (744,000$).La obra formaba parte de un conjunto de siete pinturas de Joaquín Torres García, adquiridas porla sociedad “Gracia y Noguera” (una de las sociedades que Roca usó para sus negocios) pormedio de un contrato (incautado por la CNP) el 19 de mayo de 2005. La operación se cerró en untotal de 5.300.000 euros, siendo Grafismo Mágico la que alcanzó el precio más alto, laabrumadora cifra de 1.200.000€. En el contrato se estipuló que las obras se pagarían, por mediode cuatro villas en Palma de Mallorca; una de ellas valorada en 1.650.000€ y otras tresestimadas en 3.650.000 euros.Lamentablemente el turbulento Mercado del Arte y la Justicia española no han permitidocomprobar que Grafismo Mágico fuera realmente adquirido por Roca, pues no figuraba entre lasobras incautadas por la CNP, o al menos eso es lo que se nos ha comunicado a la opinión públicamediante la prensa. Como por arte de magia Grafismo Mágico aparecía en Christie’s el 8 denoviembre de 2006, para pasar a formar parte de su actual propietario desconocido.Entre las exposiciones en las que ha participado la obra en los últimos 20 años: -Marzo a Mayo de 2007 en la Fundación Caixa de Gerona “Torres-García y lo primitivo”
  5. 5. -Junio a septiembre de 2006 en la Galería Oriol de Barcelona “Torres-García: 30 pinturas de 1919 a 1949” -Noviembre 2003 a abril de 2004 en el Museu Picasso de Barcelona, “Torres- García” -Enero-febrero de 2001 en la Fundación Bilbao Vizcaya Kutxa de Bilbao, “Joaquín Torres- García: Dibujos”Anteriormente la obra se había mostrado en las siguientes exposiciones: -De noviembre de 1985 a abril de 1987, exposición itinerante “Torres-García: Grid- Pattern- Sign Paris-Montevideo 1924-1944” en London, Hayward Gallery; Barcelona, Fundació Joan Miró; Dusseldorf, Städtische Kunsthalle, Houston, Museum of Fine Arts; Miami, Center for the Arts, and New York, The American Federation of Arts -Marzo-Mayo de 1980 en Meredith Long Contemporary de NY y Boston, “Joaquín Torres- García. Paintings 1929-1943”
  6. 6. -Enero de 1975 en la Fundación Museo de Arte Contemporáneo de Caracas, “Joaquín Torres-García” -Octubre-Noviembre de 1974 en The University of Texas at Austin, Archer M. Huntington Gallery, “Joaquín Torres-García, The Family Collection” -Noviembre de 1964 en el Centro de Artes Visuales Insituto Torcuatto Di Tella de Buenos Aires “Joaquín Torres-García. Obras de Museos y Collecciones, Particulares de Montevideo y Buenos Aires” -Noviembre-Diciembre de 1955 Paris, Musée National dArt Moderne, “Joaquín Torres-García”Antes de la gran exposición que se realizó en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofíasobre Joaquín Torres García en el año 1992, en España no se valoraba aún en exceso la obradel uruguayo. Precisamente en el catálogo de dicha exposición, aparece la obra GrafismoMágico mencionada como referente fundamental de una época.No me gustaría concluir este trabajo sin mencionar brevemente la labor tan importante que elpintor uruguayo desarrolló como docente y maestro. Antes de su llegada a Uruguay, lavanguardia apenas se había asomado en esta región del Río de la Plata. El papel que JoaquínTorres-García desempeñó como promotor de las artes a lo largo de toda su carrera es digno deadmiración, y más si se tiene en cuenta lo mucho que fue criticado por la izquierda, la derecha,los surrealistas, los neoplasticistas… a pesar de ello jamás consintió en someterse al poder, nitraicionó sus principios, razón de más para que sus discípulos le guardaran el respeto yadmiración que él mismo se ganó. 6

×