Historia social de inglaterra

3,135 views
2,955 views

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
3,135
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
13
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Historia social de inglaterra

  1. 1. Claudio Andrés Araya Millán Universidad de Concepción Asignatura: Problemáticas históricas del mundo moderno. Curso: Tercer año. / Año Académico: Tercero. Profesor: José Manuel Ventura Rojas. George Macaulay TREVELAN: Historia social de Inglaterra, Fondo de cultura económica, México, 1984, páginas 222 - 267. La historia social de Inglaterra en el periodo de los Estuardo hasta el estallido de la Gran Rebelión es considerada por Trevelan como una tranquila y próspera extensión de la época Isabelina, es un medio ambiente de paz y seguridad principalmente, sobretodo en el ámbito rural al que ofrecía perspectiva e importancia, en cuanto a la industria y el comercio estos continuaban por las vías que habían determinado anteriormente los Tudor que fueron muy rentables y prósperas lo que produjo que Londres se engrandeciera. La unión de las coronas entre Escocia e Inglaterra tras la sucesión no llevó a ningún cambio significativo en este ámbito, siguieron tan separados y diferentes como antes, esto principalmente porque Escocia era muy pobre para atraer inmigrantes desde Inglaterra, sin embargo por el contrario fueron muchos los escoceses que decidieron migrar a Inglaterra en busca de oportunidades y fortuna. Las ideas de las políticas inglesas se centraron principalmente hacia Holanda, que hasta aquel entonces manejaba el comercio transatlántico y Ámsterdam tenía un desarrollo espectacular. Otro factor que imposibilita esta mirada hacia Escocia era la aún relación feudal existente, esas lealtades entre vasallo y señor pero que era igualitaria en la interrelación de clases, por todas estas cosas Escocia e Inglaterra fueron rivales en ultramar, existía una larga tradición de agresiones y venganzas desde Falkirk. Sin embargo esta época está marcada por una de las transformaciones más grandes que ha sufrido Inglaterra como lo fue la iniciación de su expansión tras fundar colonias en Virginia, Nueva Inglaterra y las Antillas, anteriormente habían fracasado en la guerra de los cien años al intentar anexionar a Francia como una provincia Inglesa. Esta vez los “Yeomen” (o granjeros libres) lo harían de manera honrada y no a través de las armas, formarían una nueva civilización en lugares semidesiertos, lo fundamental para el desarrollo de una empresa de este carácter es la estabilidad y la paz. En este sentido Jacobo I tuvo el mérito de firmar la paz en buenas condiciones tras el éxito que se había conseguido en la guerra. Esto claramente fue un esfuerzo mutuo entre la empresa privada y el gobierno, los primeros invertían en América buscaban un retorno a su inversión de carácter inmediato, pero como un objetivo de carácter 1
  2. 2. más largoplacista tenían el establecimiento de un mercado permanente para los géneros ingleses e intercambiarlos por productos del nuevo mundo. Quienes suministraban fondos muchas veces se inspiraban en motivos de carácter religioso tanto como patrióticos y quienes promovían esto eran principalmente nobles de la alta alcurnia, sin embargo, para los colonos era totalmente distinto, ellos no compartían estos intereses político religiosos, sino que más bien su interés era netamente económico, la consigna de parte de quienes promovían los viajes no obstante era de escapar de la “ira de los prelados” pues en Inglaterra se toleraba solo una religión y esta no era la puritana. A pesar de esto en las colonias se dieron dos respuestas diversas, la primera en Massachussets consistía en una República teocrática en la que los ciudadanos debiesen seguir la religión puritana, sin embargo hubo una escisión debido a que en otro sector de carácter más liberal deciden no gozar de libertad religiosa tan solo ellos mismos, sino que también dársela a los demás. Como se mencionó anteriormente los colonos no migraron por motivos religiosos, a pesar de que en el discurso de los promotores así era, estos más bien habían sido impulsados por su deseo de mejorar, algo muy común en el inglés, porque lo que se ofrecía era tierras libres, no religión libre. La Nueva Inglaterra en sus comienzos no tuvo como característica principal las grandes riquezas y fortunas, existió una repartición más o menos equitativa. Pero para todo esto también se requería de mano de obra por lo que el gobierno reclutaba a forzados de los prisioneros de las guerras civiles o jóvenes secuestrados de las empresas privadas quienes debían posteriormente trabajar para ser liberados, sin embargo más temprano que tarde se convino de forma tácita que fueran los negros de África quienes fueran comerciados como esclavos debido a su mayor productividad y fuerza de trabajo. Durante las guerras civiles entre Carlos y Cromwell disminuyó la migración voluntaria y las colonias se mantuvieron neutrales al conflicto y poco a poco la historia de Inglaterra se iría separando de la de América, esta última formará sus propias características pues los colonizadores fueron seleccionados de buena manera a diferencia de otras colonias como las de España, Francia, Portugal y Holanda, los ingleses que viajaron no eran de ciudad, no eran obreros especializados en una sola profesión por lo que eran más adaptables y el derecho de pobres les garantizaba de que no se morirían de hambre, así formaron de manera sólida las aldeas autárquicas, en Massachussets por ejemplo se inició lo más pronto posible la construcción de una universidad, similar a la Cambridge en Inglaterra, así poco a poco fueron obteniendo un alto grado de independencia, se convocaron asambleas para la totalidad de cada colonia a diferencia de las otras establecidas en América que se mantuvieron antidemocráticas, sujetas al gobierno y a la autoridad de la metrópoli. La diferencia según el autor radica en que las 2
  3. 3. colonias inglesas fueron netamente iniciativa privada, el estado solo colaboró con la mantención de la paz para el desarrollo del comercio, además los colonos y quienes propiciaron las migraciones llevaban consigo un espíritu de rebeldía tratando de sustraerse al gobierno eclesiástico de Inglaterra. Desde los comienzos por ejemplo en Virginia el gobierno era de una aristocracia ecuestre de colonos hacendados que se sustentaban con la posesión de esclavos negros. Otra diferencia fundamental que destaca Trevelan es la base religiosa con la que llegaron a América algunas colonias, sobre todo la religión católica y su política de evangelización que procedía ya sea de la Corona o de Roma mientras que en Nueva Inglaterra la única base en la que se fundamentaba el poder de la iglesia era en la opinión pública por lo tanto era de un carácter más congregativa que eclesiástica y sirvió como base para el espíritu democrático. La primera intervención del estado en cuestiones de colonia fue la adquisición de parte de Cromwell de la isla de Jamaica arrebatada a los españoles en 1655, posteriormente Carlos II en 1667 se hizo con las colonias holandesas que más tarde serían Nueva York, Nueva Jersey y Pensilvania, se utilizó la fuerza militar para el desarrollo del imperio, estas conquistas se orientaron al aumento del comercio inglés. Por otro lado, la política que marcó la actividad en Oriente se enfocó en que la guerra y el comercio eran incompatibles, los beneficios se obtendrían a partir del comercio pacífico. Los enemigos comerciales de Inglaterra eran los portugueses y el creciente poderío de los holandeses por lo que rápidamente desarrollaron su poderío naval, sin embargo este gran crecimiento benefició en su mayoría solo a Londres quien creció a expensas de otros puertos más pequeños. Durante tiempos de la reina Isabel se adoptó una medida que sería muy beneficiosa: exportar una cantidad de monedas con la condición de que en cada viaje se ingresara una cantidad equivalente en oro y plata. Sin embargo, luego los comerciantes mostraban su disconformidad con las medidas de Jacobo y Carlos I quienes habían concedido monopolios para la producción, esto fue decidido sin la aprobación del parlamento por lo que hubo mucho disgusto por letrados y gente común, los consumidores por el alza de precios y los comerciantes porque vieron restringido y perturbado el comercio, luego tras la guerra civil, una de las principales consecuencias tras la victoria del parlamento fue la eliminación de estos monopolios, esto fue un avance muy importante en comparación con el resto de los países de Europa que aún mantenían restricciones medievales que obstaculizaban el crecimiento. Sin embargo tras las prácticas de monopolios la riqueza derivada del comercio con oriente permanecía en muy pocas manos lo que produjo un clima de violencia entre los ingleses que se mantuvo durante la época de los Estuardo, era una competencia en el plano económico y político por la participación en el comercio con las 3
  4. 4. indias. Entonces surgió el problema político y económico de que hacer con el dinero de las rentas de este comercio, una era invertirlo y la otra era guardarlo, esto preocupó a todos los sectores sociales de Inglaterra a pesar de que las cuatro quintas partes de la población se dedicaban al cultivo de la tierra ya tenían pequeños negocios para invertir sus pequeños capitales de dinero, aumentó el número de pequeños patrones y comerciantes. Esto demuestra que la sociedad ya había abandonado la doctrina medieval que los regía durante los Tudor en la cual no era justo prestar dinero con interés, el préstamo en condiciones razonables había sido legalizado en el parlamento, pero a pesar de esto no existían bancos en Inglaterra, aunque sí habían personas que desempeñaban funciones de banqueros modernos, quienes tuvieron un papel importante en el desarrollo de la guerra civil cuando los adinerados de ambos bandos fundieron la plata para la confección de armas. La familia Rusell por ejemplo llegó a un gran patrimonio tras el saneamiento del “Fenland” (un pantano) a través de la construcción de diques, fue una inversión muy productiva. Con esto se comenzó a invertir en los pantanos del norte también, se consiguieron suelos muy productivos (el Fenland hasta hoy en día), esto demuestra que existía gran capital acumulado y gente que estuviera dispuesto a arriesgar estas grandes sumas y ser reembolsados unos veinte años después. Después los Russel se incorporaron a la compañía de las Indias Orientales, invirtieron en grandes navíos, las grandes familias tuvieron gran participación en el gobierno de la Inglaterra del siglo XVIII y habían hecho cosas para ganarse ese derecho. De vuelta a la generación que siguió a la muerte de la reina Isabel hubo una constante alza de precios producto del ingreso de la plata procedente de América Hispana que posibilito que Jacobo y Carlos I vivieran de sus rentas, se enriquecieron terratenientes y los yerman más emprendedores, y también los comerciantes, clases sociales que se convertían en opuestas a las monarquías, estas causas económicas ayudaron a desencadenar la guerra civil y su resultado. Otro aspecto importante en cuanto a política social y económica es el derecho de pobres que en tiempos de la Reina Isabel constituyó una partida a favor de la corona y del sistema de gobierno del consejo privado que apoyaba a los pobres en momentos de penuria causados por años de escasez, este derecho de pobres sobrevivió hasta la época del Parlamento, esta medida diferencia a Inglaterra del resto de Europa donde en las calles de las ciudades circulaban grandes masas de mendigos que hostigaban a la población, Trevelan señala que esta sería una de las causas de porqué el pueblo inglés siempre ha tenido costumbres pacíficas y ordenadas incluso sin la protección de una fuerza policial, nunca hubo una revolución violenta, sin embargo este orden claramente pasaba por alto la libertad personal de los pobres, durante el gobierno puritano inglés no correspondía a los tribunales eclesiásticos sino a los tribunales seglares la represión del pecado, esto producto del 4
  5. 5. fuerte espíritu anticlericalista que había sido la fuerza fundamental en la eliminación de la iglesia medieval en tiempos de Enrique VIII. Pero posteriormente tras el gobierno de Carlos I el clero de nuevo se posicionó en la vida social y política, ocuparon cargos en el estado como en la edad media, el mundo seglar dio la alarma y se le unió el puritanismo, en su momento culmine de influencia en el Parlamento. Trevelan señala que “la revolución Cromwelliana no fue ni social ni económica en sus motivos y causas, sino que fue el resultado del pensamiento y aspiraciones políticas y religiosas de hombres que no tenían el menor deseo de remoldear la sociedad o redistribuir la riqueza”. Existieron circunstancias sociales que claramente favorecieron el proceso, pero no había intereses ni fueron causas, existían señores y caballeros del lado del rey y yeomen y gente del pueblo de parte del parlamento, sin embargo las clases sociales tanto en campo y ciuedad estaban divididas entre uno y otro bando. Existía una poderosa burguesía, Gentry y clase de yeomen, liberados desde hace mucho tiempo del control eclesiástico y acostumbrados a participar en tareas de gobierno. Se dice que la revolución puritana fue un “pilgrim’s progress” (peregrinación), donde los individuos buscan su salvación sin otra cosa que la biblia en sus manos, este tipo de hombre disciplinado era una fuerza de enorme poder tanto constructivo como destructivo. En cuanto a las características de los campesinos de la república puritana, estos eran poco perturbados y tenían austeras aspiraciones, “los días se pasaban leyendo y trabajando, en la tarde cuidando a las ovejas a la sombra cantando baladas, nada les faltaba para ser las gentes más felices del mundo, salvo el saberlo” Por esto la reina Isabel señalaba que quería ser lechera en el mes de mayo, pues a pesar de que los campesinos padecían de mucho trabajo, pobreza y frío la sencillez y la belleza de la vida en naturaleza era impagable, los hombres de esta época no se habían educado tan solo con la biblia, sino que esta fue una época en que la poesía y la ciencia circulaban por el aire aliadas junto a la religión, toda la cultura estaba en el ambiente, es innegable que la mayoría de los yeomen, squires y comerciantes leían muy poco, pero muchos de ellos sí lo hacían y esto hizo que la guerra civil fuera una guerra de ideas más que de intereses o disputas entre familias aristocráticas mientras la mayoría de la población solo contemplaba, estas ideas se habían difundido mediante la imprenta y manuscritos y se convirtió en una lucha de ideas en cuanto a la Iglesia y al Estado, la gente tomaba partido basándose en motivos desinteresados y sin la menor coacción, pues la mayor parte de la población gozaba de una posición económica y social que les capacitaba para elegir con absoluta libertad, era la edad dorada tanto de squires como yeoman que gozaban de una independencia política, en las ciudades el individualismo tenía un auge sorprendente, pero tras 5
  6. 6. la guerra civil la mayoría se apodera del mando y encasilla a una minoría que buscaba seguir imponiéndose. Sin embargo en el campo la situación era diferente, el realismo claramente sería más fuerte donde los cambios económicos y sociales habían sido menos intensos y la gente apoyaba al rey y a la iglesia al estar alejados del mundo ultramarino donde el comercio era espectacularmente próspero. El puritano por el contrario ya sea de estrato alto o bajo había sido enseñado por su religión a idealizar los negocios, la iniciativa y el trabajo, buscaban aumentar sus riquezas mediante métodos capitalistas moderno, el caballero partidario del rey por el contrario era más despreocupado y alegre. Las ideas que surgieron de tipo nivelador, democráticas eran más políticas que sociales pues por ejemplo pedían el sufragio universal para la elección del parlamento, pero no la redistribución social de la propiedad, salvo una secta reducida como eran los “diggers” quienes proclamaban las tierras de Inglaterra del pueblo inglés. Finalmente estos “diggers” tenían razón ya que la revolución política no podía sostenerse si no tenía de base una revolución social. Una de las principales victorias tras la revolución fue la del Common Law por sobre los tribunales privilegiados, se impuso el derecho por sobre el poder ejecutivo, la guerra civil estuvo librada de motivos egoístas y materiales y llamó la puerta de todos para que se llevara a cabo una lucha de ideas y no de intereses. 6
  7. 7. la guerra civil la mayoría se apodera del mando y encasilla a una minoría que buscaba seguir imponiéndose. Sin embargo en el campo la situación era diferente, el realismo claramente sería más fuerte donde los cambios económicos y sociales habían sido menos intensos y la gente apoyaba al rey y a la iglesia al estar alejados del mundo ultramarino donde el comercio era espectacularmente próspero. El puritano por el contrario ya sea de estrato alto o bajo había sido enseñado por su religión a idealizar los negocios, la iniciativa y el trabajo, buscaban aumentar sus riquezas mediante métodos capitalistas moderno, el caballero partidario del rey por el contrario era más despreocupado y alegre. Las ideas que surgieron de tipo nivelador, democráticas eran más políticas que sociales pues por ejemplo pedían el sufragio universal para la elección del parlamento, pero no la redistribución social de la propiedad, salvo una secta reducida como eran los “diggers” quienes proclamaban las tierras de Inglaterra del pueblo inglés. Finalmente estos “diggers” tenían razón ya que la revolución política no podía sostenerse si no tenía de base una revolución social. Una de las principales victorias tras la revolución fue la del Common Law por sobre los tribunales privilegiados, se impuso el derecho por sobre el poder ejecutivo, la guerra civil estuvo librada de motivos egoístas y materiales y llamó la puerta de todos para que se llevara a cabo una lucha de ideas y no de intereses. 6

×