Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura

1,276 views
1,202 views

Published on

Seguir los pasos del lesbianismo en la literatura, no es tarea fácil; pero seguirlos en primera persona, lo es aún menos.

Mientras que en la literatura gay los textos se remontan a la Grecia clásica y continúan hasta la poesía y la novela contemporáneas, para las lesbianas, la tradición no va más allá de unos cuantos fragmentos de la poesía de Safo, que se salvaron del fuego redentor de la Iglesia.

Después de Safo, habrá que esperar casi hasta finales del siglo XIX.

Rescatar ese legado, que supone todo un cántico al amor entre mujeres, fue una tarea que iniciaron las lesbianas en el siglo XIX para establecer una genealogía; pero hasta llegar a esa época, salvo los fragmentos que nos quedaron de la poeta griega y algunos de otras escritoras, todo el soporte literario procede de la pluma y de la mirada de ellos.

Así pues, cabría afirmar que la ausencia de testimonios responde, fundamentalmente, a un silenciamiento de los mismos; a un falseamiento o interpretación erróneos, en el mejor de los casos, pues conocidas son las traducciones de los poemas de Safo, donde la destinataria del mismo era convertida en un oportuno o neutro destinatario, desvirtuando por completo el espíritu de la letra.

Published in: Lifestyle
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,276
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
373
Actions
Shares
0
Downloads
22
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura

  1. 1. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Ciudaddemujeres.com
  2. 2. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Índice Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com INDICE Introducción............................................................................. página 3 Hasta el Renacimiento .......................................................... página 6 Del Renacimiento al Siglo XVIII.......................................... página 21 Siglo XIX ..................................................................................... página 41 Siglo XX Parte I............................................................................... página 69 Parte II ............................................................................. página129 Parte III ............................................................................ página186 Índice Onomástico................................................................. página 248
  3. 3. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Introducción Ciudad de Mujeres 3 http://www.ciudaddemujeres.com INTRODUCCIÓN Seguir los pasos del lesbianismo en la literatura, no es tarea fácil; pero seguirlos en primera persona, lo es aún menos. Mientras que en la literatura gay los textos se remontan a la Grecia clásica y continúan hasta la poesía y la novela contemporáneas, para las lesbianas, la tradición no va más allá de unos cuantos fragmentos de la poesía de Safo, que se salvaron del fuego redentor de la Iglesia. Después de Safo, habrá que esperar casi hasta finales del siglo XIX. Rescatar ese legado, que supone todo un cántico al amor entre mujeres, fue una tarea que iniciaron las lesbianas en el siglo XIX para establecer una genealogía; pero hasta llegar a esa época, salvo los fragmentos que nos quedaron de la poeta griega y algunos de otras escritoras, todo el soporte literario procede de la pluma y de la mirada de ellos. Así pues, cabría afirmar que la ausencia de testimonios responde, fundamentalmente, a un silenciamiento de los mismos; a un falseamiento o interpretación erróneos, en el mejor de los casos, pues conocidas son las traducciones de los poemas de Safo, donde la destinataria del mismo era convertida en un oportuno o neutro destinatario, desvirtuando por completo el espíritu de la letra.
  4. 4. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Introducción 4 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com También se puede dudar, a veces, sobre la veracidad de los testimonios que ellos nos presentan, es decir, si siempre nos relatan hechos objetivos o si, en ocasiones, son sólo plasmaciones de sus fantasías sexuales. A esas razones habría que añadir la consideración, dentro de lo patológico, que la medicina y la ciencia tuvieron de las relaciones lésbicas. Acudiendo en ayuda del sistema patriarcal, situaron esta cuestión en la categoría de las enfermedades, aparte de la consideración moral de perversión o la cultural de decadencia femenina que ya le había sido asignado al lesbianismo por la iglesia y por los intelectuales, respectivamente. Este fenómeno provoca una autocensura en las propias mujeres o la proyección en su obra de una imagen totalmente negativa de su ser y estar lesbianos; un modelo de seres torturados, infelices, con un final oscilando, en ocasiones, entre la demencia o el suicidio, es el que heredan las mujeres lesbianas del siglo XX. Y ésa es una tarea que ellas irán desmontando, a la par que irán construyendo una identidad acorde con el concepto que hoy se tiene de las lesbianas: mujeres que gustan, aman física y emocionalmente a otras mujeres, como una forma más de amar.
  5. 5. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Introducción Ciudad de Mujeres 5 http://www.ciudaddemujeres.com Pero no es hasta los años setenta que el lesbianismo se articula como movimiento colectivo y que toda una generación de mujeres, silenciada y/o silenciosa, emerge, normaliza y visibiliza paulatinamente el hecho lesbiano, bajo mirada y voz propia y desde todos los ámbitos; uno de ellos, el que aquí nos ocupa, el de la literatura. Lo que aquí presentamos es una aproximación al lesbianismo a través de la literatura; desde Safo hasta nuestros días. Apuntar, sólo, que es un trabajo realizado con el objetivo de re/construir nuestra propia historia, ya que hasta ahora, y en palabras de Sheila Rowbotham, “Nos conocemos a nosotras mismas a través de mujeres hechas por los hombres”, hipervisibilizadas como objetos e invisibilizadas como sujetos. Decir también que este trabajo lo hemos elaborado mujeres no especialistas en las materias que aquí se abordan y, por tanto, susceptibles de hacernos eco y subsanar cualquier inexactitud.
  6. 6. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Hasta el Renacimiento 6 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com HASTA EL RENACIMIENTO Los primeros manuscritos que se atribuyen a lesbianas datan del IV milenio antes de nuestra era en Babilonia, escritos en lengua sumeria. No parece que fuera objeto de ningún tipo de sanción en aquella época el amor expreso entre mujeres, ya que estos textos nombran abiertamente el afecto lésbico. En la mitología griega también se encuentran referencias a la homosexualidad femenina en las relaciones que se producían entre Artemis o Atenea y algunas ninfas de su sequito. Igualmente hay versiones de los mitos de Zeus y Calisto y de Leucipo y Dafne, donde uno de los personajes se trasviste en hombre como medio de seducción del personaje femenino. También se hace alusión en episodios como el de las “Dionisiacas” de Nono de Panópolis donde Aura, una de las compañeras de Artemis acaricia los pechos de la Diosa y alaba su belleza. O en la historia ovidiana de los amores de Ifis e Iante, en las que se describe una pasión entre mujeres.
  7. 7. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Hasta el Renacimiento Ciudad de Mujeres 7 http://www.ciudaddemujeres.com Aunque los primeros testimonios con nombre propio nos llegan de Safo (630-560 a.d.n.e.), la poeta de la isla de Lesbos de quien Platón, dos siglos después de su muerte, dijo ser la décima musa. Safo, según un fresco de Pompeya Safo fundó una escuela literaria, en la que se impartía gimnasia, música y danza y donde las mejores familias enviaron a sus hijas para que fueran educadas. Escribió nueve libros de odas, epitalamios o canciones nupciales, elegías e himnos, pero apenas se conservan algunos fragmentos de todos ellos. Parte de esta lamentable pérdida cultural se la debemos a la Iglesia Católica, que mandó destruir en Roma y en Constantinopla, en el año 1073, todas las copias de sus poemas, lográndose recuperar tan sólo unos 650 versos, que fueron descubiertos en un papiro en el siglo XX. Los más bellos poemas de Safo son los consagrados al amor, pero también cantó la hermosura de la naturaleza y compuso himnos nupciales. Muchos de sus poemas eran monodias, canciones interpretadas por una sola voz con el acompañamiento de una lira. Esta
  8. 8. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Hasta el Renacimiento 8 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com prodigalidad y su profundo conocimiento de la música y de la danza le permitieron crear un verso conocido como la estrofa u oda sáfica (tres endecasílabos y un adónico final de cinco sílabas). Fragmento 23 P pues cuando te miro a la cara creo que jamás Hermíona fue tan bella y que no está mal que a la rubia Helena yo te compare.... Escribió en el dialecto de su isla, siendo siempre su fuente de inspiración Lesbos. En los poemas de su última época se describe a sí misma como una anciana que goza de una vida tranquila y en armonía con la naturaleza. Safo, como representante de la Antigüedad, ha tenido una importancia capital para las mujeres lesbianas. Se convirtió en un referente poético, un modelo de libertad sexual que alarmaba al patriarcado por el hecho de que una mujer fuera poeta y amara a otras mujeres. Igualmente inquietaba el que sus poemas destilaran relaciones igualitarias o lo que hoy denominamos, relaciones horizontales, basadas en un deseo y en una reciprocidad mutua.
  9. 9. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Hasta el Renacimiento Ciudad de Mujeres 9 http://www.ciudaddemujeres.com Nada que ver con las relaciones asimétricas patriarcales o verticales, donde encontramos el par -dominante/dominada-. Mientras que en la sociedad griega la homosexualidad masculina y en particular, la pederastia, estaba reconocida y considerada como una práctica corriente y necesaria en la asunción de los roles de dominante y dominado, “ceder al amante era una obligación de estado”, según afirma Roberto Calasso, ceder ante Safo no constituía obligación social ninguna. A la obligatoriedad del sometimiento del efebo ante el hombre adulto en las relaciones atenienses, Safo contraponía el respeto a la amada y la ayuda benévola de la diosa. En su Oda a Afrodita, Safo, intercede a la diosa los favores de su amada antes que obligar a la joven a mantener relación con ella. Oda a Afrodita ¡Tú que te sientas en trono resplandeciente, inmortal Afrodita! ¡Hija de Zeus, sabia en las artes de amor, te suplico, augusta diosa, no consientas que, en el dolor, perezca mi alma!
  10. 10. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Hasta el Renacimiento 10 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com Desciende a mis plegarias, como viniste otra vez, dejando el palacio paterno, en tu carro de áureos atalajes. Tus lindos gorriones te bajaron desde el cielo, a través de los aires agitados por el precipitado batir de sus alas. Una vez junto a mí, ¡oh diosa!, sonrientes tus labios inmortales, preguntaste por qué te llamaba, qué pena tenía, qué nuevo deseo agitaba mi pecho, y a quién pretendía sujetaras con los lazos de mi amor. Safo, me dijiste, ¿quién te agravia? Si te rehuye, pronto te ha de buscar; si rehúsa tus obsequios, pronto te los ofrecerá aunque no quiera ella. Si ahora no te ama, te amará hasta cuando no lo desees. ¡Ven a mí ahora también, líbrame de mis crueles tormentos! ¡Cumple los deseos de mi corazón, no me rehúses tu ayuda todopoderosa!.
  11. 11. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Hasta el Renacimiento Ciudad de Mujeres 11 http://www.ciudaddemujeres.com Me enamoré, Athis, de ti, hace mucho tiempo y me parecías sin gracia, como una pequeña niña. Sé que más tarde alguien se acordará de nosotras. Como el viento desenfrenado que en las montañas cae sobre los bosques, el amor estremece mi ser. No puedo decidir: hay en mí dos almas. Hiciste bien en venir, pues te anhelaba y desfallecía por este deseo que incendia mi alma. Otros poemas de Safo: A una amada Paréceme a mi que es igual a los dioses el mortal que se sienta frente a ti y desde tan cerca te oye hablar dulcemente y sonreír de esa manera tan encantadora. El espectáculo derrite mi corazón dentro Del pecho. Apenas te veo así un instante, me quedo sin voz. Se me traba la lengua. Un fuego penetrante fluye enseguida
  12. 12. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Hasta el Renacimiento 12 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com por debajo de mi piel. No ven nada mis ojos y empiezan a zumbarme los oídos, me cae a raudales el sudor. Tiembla mi cuerpo entero. Me vuelvo más verde que la hierba. Quedo desfallecida y es todo mi el aspecto el de una muerta... …lo que no pudo impedir la Iglesia es que la figura de esta poeta marcase dos mil años de amor entre las mujeres. Curiosamente la reina María Antonieta, durante la Revolución Francesa fue acusada de liderar un grupo denominado “las safistas”. Maria Antonieta Tras Safo, y durante un período de diez siglos, es escaso el soporte documental en que se hace referencia al lesbianismo, sucintamente en los archivos eclesiásticos (sermones, órdenes, etc.) y en los jurídicos (manuales penitenciarios, denuncias, etc.) será donde casi de forma exclusiva se puedan hallar algunas referencias.
  13. 13. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Hasta el Renacimiento Ciudad de Mujeres 13 http://www.ciudaddemujeres.com Y es que el lesbianismo ha sido tan silenciado e ignorado como silenciado e ignorado ha sido el hecho de que las mujeres puedan ser sujeto de deseo y que el objeto de las mismas, sean otras mujeres. Uno de los pocos epigramas donde explícitamente se refieren las prácticas tribádicas, es del poeta Marcial, donde narra la historia de la casta Basa, una mujer de cuya honestidad, nadie habría sospechado, ya que nunca se dejaba ver con hombres, y siempre estaba rodeada de mujeres, pero el poeta descubre la verdad, Basa es homosexual y mantiene relaciones con sus amigas como si fuera un hombre. “Como nunca te veía, Basa, junto a los tíos y como ningún chismorreo te atribuía un querido, sino que a tu alrededor siempre estaba a tu completo servicio una cuadrilla de tu propio sexo, me parecía que eras, lo confieso una Lucrecia. Pero tú, Basa, ¡horror! Eras el follador. ¿Te atreves a acoplar dos coños idénticos y tu prodigioso clítoris? (prodigiosa Venus) simula al hombre. Has inventado una monstruosidad digna del enigma tebano: allí donde no hay hombre, que haya adulterio” (Biblioteca Clásica Gredos, Madrid, 1997. Traducción de A. Ramírez de Verger y J. Fernández Valverde)
  14. 14. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Hasta el Renacimiento 14 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com Igualmente alguna referencia también se puede encontrar en textos de Aristófanes, Juvenal, Platón, Séneca, Plutarco y Luciano, los cuales de forma exagerada y con cierta burla, describen las prácticas amatorias entre mujeres. Es más que posible que esta falta de detalle y de realidad en sus relatos se deba más al desconocimiento que a la protección moral de sus lectores, ya que los prejuicios abiertamente misóginos y machistas asocian el disfrute sexual de la mujer única y exclusivamente a través del falo. En el Siglo III, San Agustín de Hipona en una carta a su hermana que se había hecho monja, le dice: “El Amor que os profesáis unas a otras no debería ser carnal, sino espiritual: porque esas cosas que practican mujeres indecentes, incluso con otra mujeres, a modo de bufonería y de juegos vergonzosos, no deberían hacerlo ni siquiera las mujeres casadas o las jóvenes que están a punto de casarse, y mucho menos la viudas o las castas vírgenes dedicadas por un voto sagrado a ser doncellas de Cristo.” En una epístola dirigida a una comunidad de mujeres cristianas, se exhortaba a sus fieles a abstenerse de los “juegos torpes”, en referencia a las prácticas amatorias, de unas con otras, en que suelen incurrir las mujeres.
  15. 15. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Hasta el Renacimiento Ciudad de Mujeres 15 http://www.ciudaddemujeres.com En el Siglo IV, San Crisóstomo declara: “nada más digno de vergüenza que las mujeres tengan este tipo de contacto puesto que deberían ser más modestas que los hombres”. En el mismo siglo, San Ambrosio afirma que: “esto es testimonio de que estando Dios enojado con la raza humana por causa de su idolatría pudo ver que las mujeres deseaban a otras mujeres para practicar una lujuria no santa”. Siglos después, San Anselmo en una Epístola a los Romanos manifiesta: “se ve a las mujeres atentar contra la naturaleza al cometer actos vergonzosos con otras mujeres”. Santo Tomás habla en su Suma Teológica de cuatro categorías de vicios contra la naturaleza, la masturbación, el coito con los animales, coito en una posición no natural, y cópula con el sexo indebido, macho con macho, hembra con hembra.
  16. 16. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Hasta el Renacimiento 16 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com No es extraño que sea en el ámbito religioso donde encontremos más testimonios de relaciones lésbicas, si tenemos en cuenta que durante la Edad Media, por un lado, los monasterios y conventos se convirtieron en la única alternativa de vida, aun faltas de vocación religiosa, de aquellas jóvenes de clase acomodada que rehusaban contraer matrimonio, y por otro lado, que estos establecimientos religiosos eran centros de instrucción y cultura, donde se recibía formación. En el Siglo VIII Carlomagno prohíbe a las monjas que compongan canciones de amor lo cual no impide que durante toda la Edad Media se popularicen los “Lais de María de Francia”, que son unos poemas amorosos cortos, como estos versos provenientes de dos monjas de Baviera “Cuando recuerdo los besos que me disteis y la forma con que tiernas palabras acariciasteis mis pequeños pechos, quisiera morir porque no os puedo ver” El obispo Buchard de Worms a principios del Siglo XI en su penitencial, conocido como Decretum, distingue entre la
  17. 17. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Hasta el Renacimiento Ciudad de Mujeres 17 http://www.ciudaddemujeres.com autoestimulación con instrumentos fálicos, el coito lésbico artificial, y la estimulación por fricción entre ambos sexos: "¿Has hecho lo que algunas mujeres suelen hacer, has fabricado algún aparato o artilugio a modo de miembro viril a tu medida, lo has atado con algunas ligaduras en tus partes pudendas o en las de una compañera y has fornicado con otras mujerzuelas u otras contigo, con el mismo instrumento o con otro? Si lo has hecho, cumplirás penitencia todas las fiestas de guardar durante cinco años. ¿Has hecho lo que algunas mujeres suelen hacer, has utilizado el antedicho aparato o algún otro artilugio para fornicar contigo misma a solas? Si lo has hecho, cumplirás penitencia todas las fiestas de guardar durante un año. ¿Has hecho lo que algunas mujeres suelen hacer, que, cuando quieren apagar el deseo que las atormenta, se juntan como si pudieran y debieran unirse, y juntan ambas sus sexos y frotándose así la una con la otra desean apagar su ardor? Si lo has hecho, debes cumplir penitencia todas las fiestas de guardar durante cuatro meses." Decretum, XIX 5 Las autoridades eclesiásticas conscientes del incipiente número de relaciones amorosas entre monjas pretenden sofocarlas mediante el señalamiento de todo tipo de órdenes. Así en el Siglo XIII, en los
  18. 18. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Hasta el Renacimiento 18 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com Concilios de París y Ruán se les prohibirá dormir juntas y se dispondrá que deban mantener una luz encendida durante toda la noche. Durante los Siglos XVI, XVII y XVIII las relaciones sexuales entre monjas será un tema recurrente en la literatura de la época. Sor Bernedetta Carlini (Siglo XVII) abadesa del convento de un pueblo italiano, detallará sus relaciones con otra monja, por lo que será juzgada y condenada, pasando por ello 35 años en prisión. En relación a los testimonios jurídicos se encuentran algunas referencias en el Ordenamiento jurídico penal, decretado por Carlos V en el año 1532, que en su artículo 116 dispone respecto de los homosexuales: "Siguiendo la costumbre común, hay que hacerlos pasar de la vida a la muerte mediante el fuego".
  19. 19. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Hasta el Renacimiento Ciudad de Mujeres 19 http://www.ciudaddemujeres.com Otro ejemplo es lo que se recoge del penalista Carlos Borromeo en el Siglo XVI: “Si una mujer fornica con otra mujer, le corresponderá dos años de penitenciaria” Específicamente dentro del ámbito literario, la poeta Bieiris de Romans, en el Siglo XIII, en sus composiciones habla del amor y el deseo hacía otras mujeres. María, mérito y sutil valor(…). Os ruego, si tenéis a bien, que fino amor, felicidad y dulce humildad puedan venirme de vos con la ayuda que me concedáis, hermosa señora, si os place, lo que yo espero es la máxima dicha; pues es en vos que yo he puesto mi corazón y mi deseo, y es por vos que poseo en mi todo lo de dicha que tengo, y por vos he suspirado muchas veces. Si tuviéramos que colorear el período abarcado, escogeríamos para hacerlo el blanco y el negro. Blanco para Safo, poeta luminosa, sensual, cantora del amor y de la amistad, en definitiva de la vida. Negro para la iglesia, representante del patriarcado en la figura del Inquisidor. Sombra que reprime, condena y excluye ateniéndose a su diferenciación de roles, las ideas disidentes en los hombres y el derecho a tenerlas y el goce en las mujeres.
  20. 20. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Hasta el Renacimiento 20 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com Biografía utilizada en este capítulo: Homosexualidad femenina en Grecia y Roma Artículo publicado en el número 2 del año 2000, de la revista “Orientaciones” Juan Francisco Martos Montiel (Universidad de Málaga) Les deux amies. Essai sur le couple de femmes dans l'art Paris, Editions Blanche, 2000 Marie-Jo Bonnet
  21. 21. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Desde el Renacimiento al Siglo XVIII Ciudad de Mujeres 21 http://www.ciudaddemujeres.com DESDE EL RENACIMIENTO AL SIGLO XVIII Es a partir del Renacimiento, en el Siglo XVI, cuando se empieza a denominar a las lesbianas mediante el uso de la palabra “tribadas”, vocablo que quiere decir “frotarse, entrefrotarse”, Anteriormente jamás habían sido designadas por un término que las significase. En Grecia, cuando Safo hablaba de sus amantes las denominaba “mi amiga”, “aquélla a quien amó”. Formula genérica que siguió siendo utilizada en la Edad Media. Como señala Marie Jo Bonnet, en relación al término “tribadas” con que se las comienza a distinguir, las lesbianas son denominadas en función de una técnica sexual que se interpreta como de imitación de la sexualidad fálica, considerada como la única verdadera y por lo tanto, lo que ellas practicarían sería de esta manera concebido como un simulacro de sexualidad. Esto explicaría la ausencia de represión propiamente sexual, como en el caso de los sodomitas. Sin embargo, lo que sí se castigó y por ello fueron colgadas tantas mujeres como hombres quemados por sodomía, fue el travestismo en las lesbianas, es decir, el vestirse de hombre para así poder acceder a otras mujeres.
  22. 22. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Desde el Renacimiento al Siglo XVIII 22 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com Un hecho un tanto curioso es que no encontramos en esta época alusión alguna de relaciones entre mujeres en la obra de Dante ni en la de Boccaccio. Sí en Agnolo Firenzuola, quien plantea la cuestión de la idoneidad de que una mujer ame a otra como forma de evitar cualquier riesgo a su castidad, pero termina afirmando que la naturaleza ha decretado que la belleza de los hombres inspira mayor deseo en una mujer que la de otra mujer. Primer manuscrito de “vida de las damas galantes” Igualmente encontramos referencias al lesbianismo en las palabras de Brantôme (1539-1614)), autor francés de “Vida de las damas galantes”, quien escribe: “últimamente las relaciones sexuales entre mujeres se han convertido en algo común tras la moda traída de Italia por una dama de alcurnia a quien no nombraré”. Será el primero en utilizar la palabra lesbiana y en su obra habla del tribadismo, del travestismo, de la promiscuidad como factor
  23. 23. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Desde el Renacimiento al Siglo XVIII Ciudad de Mujeres 23 http://www.ciudaddemujeres.com favorable al lesbianismo, de lo imperfecto del acto lesbiano, de la bisexualidad, los celos… Un extracto de su “Discurso sobre las damas que hacen el amor y sus maridos engañados” recoge: “Se dice que Safo de Lesbos ha sido una buena maestra en este oficio, incluso, se dice, que ella lo ha inventado, y que después las Damas lesbianas la han imitado en ello, y continuado hasta hoy, así lo dice Lucian: que tales mujeres son las mujeres de Lesbos, que no quieren soportar a los hombres y se aproximan a otras mujeres como los mismos hombres. Y estas mujeres que aman esta práctica y no quieren soportar a los hombres y se aproximan a otras mujeres como los mismos hombres, se denominan tribadas…” Sin embargo, la naturalidad con la que habla de las lesbianas no debe llevarnos a engaño, para este autor, la lesbiana es una imitación, una falsificación del hombre. Brantôme concluye su tratado afirmando que las mujeres se sirven de estos placeres como un divertimento que no tiene parangón con el placer proporcionado por los hombres.
  24. 24. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Desde el Renacimiento al Siglo XVIII 24 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com Louise Labé (1522-1565), fue una poeta francesa, a la que se denominó la Safo de su tiempo. Invitó en su salón lionés a toda la buena sociedad literaria y artística de su época. Louise Labé En su Epístola dedicada a su “humilde amiga la Señorita Cleménce de Bourges Lionesa” da prueba de un espíritu feminista, de una gran curiosidad intelectual y de independencia. En un tiempo marcado por las guerras de religiones, esta mujer dotada de gran talento fue tanto ensalzada por sus amigos poetas como censurada por el rumor público misógino. En el poema que mostramos a continuación, Louise refleja la pasión que enciende en ella su amada sin ser correspondida. Ô beaux yeux bruns, ô regards détournés, Ô chauds soupirs, ô larmes épandues, Ô noires nuits vainement attendues, Ô jours luisants vainement retournée !
  25. 25. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Desde el Renacimiento al Siglo XVIII Ciudad de Mujeres 25 http://www.ciudaddemujeres.com Ô tristes plaints, ô désirs obstiné, Ô temps perdu, ô peines dépendues, Ô milles morts en mille rets tendues, Ô pires maux contre moi destiné ! Ô ris, ô front, cheveux bras mains et doigts ! Ô luth plaintif, viole, archet et voix ! Tant de flambeaux pour ardre une femelle ! De toi me plains, que tant de feux portant, En tant d'endroits d'iceux mon coeur tâtant, N'en ai sur toi volé quelque étincelle. Traducción: Sonia Mabel Yebara ¡Oh bellos ojos negros, oh mirar distanciado, Oh cálidos suspiros, oh lágrimas vertidas, Oh las oscuras noches vanamente atendidas, Oh los días claros vanamente retornados!
  26. 26. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Desde el Renacimiento al Siglo XVIII 26 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com ¡Oh dolientes quejas, oh deseos obstinados, Oh tiempo malgastado, oh penas prodigadas, Oh mil muertes en mil celadas desplegadas, Oh peores males en mi contra destinados! ¡Oh brazos, manos, dedos, cabello, risa, frente, Oh voz, oh viola y arco, oh laúd doliente!: ¡Cuántas llamas para hacer arder a una mujer! De ti me quejo, que tanto fuego poseyendo, En tantos lados mi corazón fuiste encendiendo, Sin que un solo destello pudiera en ti caer. Entre la poesía de esta época también encontramos un largo poema de Pontus de Tyard (1521-1605), “Elegía de una dama enamorada de otra dama”. En este poema la dama habla de las virtudes de su sentimiento, de cómo esquiva el amor del hombre quien se burla a menudo del honor de la dama pero, “el amor ofendido” le tiende una trampa y ella, mujer, quién lo creería, se enamora de otra mujer.
  27. 27. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Desde el Renacimiento al Siglo XVIII Ciudad de Mujeres 27 http://www.ciudaddemujeres.com (…) Helas qui me croira! de si nouvelle flame Que femme il m'enamoure, Helas! d'une autre femme. (…) De cómo servirá su amor de eterna memoria en la historia francesa para probar el amor apasionado de mujer a mujer (…) Et que d'un seul exemple, en la françoise histoire Nostre Amour serviroit d'eternelle memoire, Pour prouver que l'Amour de femme à femme épris (…) De cómo el amor entre hombres es conocido, el de hombre a mujer tan extendido… pero como el de mujer a mujer, no se encuentra aún bajo el imperio del Amor, tesoro tan rico.. (…) Que l'Amour d'homme à homme entier s'est rencontré : De l'Amour d'homme à femme est la preuve si ample Qu'il ne m'est ja besoin d'en alleguer exemple :
  28. 28. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Desde el Renacimiento al Siglo XVIII 28 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com Mais d'une femme à femme, il ne se trouve encor Souz l'empire d'Amour un si riche thresor, (…) Sin embargo, la dama no es correspondida y arremete furiosamente contra su amada para acabar deseándole que llegue a enamorarse de un sujeto indigno y no ser en absoluto correspondida. (…) Tu puisses, d'un suject indigne consumée, Aimer languissamment, et n'estre point aimée (…) Se ignora si esta elegía fue un encargo de alguna noble enamorada o de la propia Louise Labé cuyo salón Pontus de Tyard frecuentó. En el siglo XVII se produjo en Francia un movimiento de contestación a la monarquía, la Fronda, manifestación palpable de la descomposición del Estado y de la sociedad francesa en el seno
  29. 29. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Desde el Renacimiento al Siglo XVIII Ciudad de Mujeres 29 http://www.ciudaddemujeres.com de una coyuntura económica deprimida y con graves problemas de organización política y de cohesión social que resolver y en el que participaron muchas mujeres. En aquel tiempo se vieron aparecer imágenes de amazonas, mujeres combatientes y pasiones amorosas entre ellas, liderado por el movimiento de Las Preciosas, cuyo exponente fue Madeleine de Scudéry, considerada la Safo de su época quien criticó la tiranía del matrimonio y el sometimiento de las mujeres al poder masculino. Escribió una novela Artamene o el gran Ciro, poniendo en boca de su heroína, curiosamente llamada Safo, esas opiniones, que recogemos precisamente en un dialogo entre la protagonista y Tisandro: Madeleine de Scudéry (…)"Je regarde le mariage comme un long esclavage. Vous regardez donc tous les hommes comme des tyrans? reprit Tisandre. Je les regarde du moins comme pouvant le devenir,
  30. 30. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Desde el Renacimiento al Siglo XVIII 30 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com réplique-t-elle, dès que je les regarde comme pouvant estre maris. (…) Traducción: Veo el matrimonio como una larga esclavitud ¿Veis pues a todos los hombres como tiranos? replicó Tisandro. Yo los miro al menos como con la posibilidad de convertirse en ello, responde ella, desde que los miro como maridos. Isaac de Bensérade (Normadia 1612 – 1691), fue otro escritor del Siglo XVII, que tocó el tema del lesbianismo, a través de la cómedia, convirtiéndose de esta forma su obra, “"Ifis e Iante", en una de las primeras que abordan el lesbianismo. Está inspirada en las metamorfosis de Ovidio y narra la boda de Ifis con la bella Iante, donde ambas mujeres expresan sin escollos ni cortapisas su amor, describiendo voluptuosamente su noche de bodas. Según señala con nombres propios, el cronista francés del Siglo XVII, Tallemant des Réaux, en “Pequeñas Historias”, fueron muchas las mujeres que convivieron juntas, como Mme d' Aiguillon, sobrina del cardenal Richelieu con Mme de Vigean, durante la época de la Fronda.
  31. 31. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Desde el Renacimiento al Siglo XVIII Ciudad de Mujeres 31 http://www.ciudaddemujeres.com En esta misma época se recoge como Madame LaFayette se dirigía a Madame Sevigné en términos afectivos: “creedme sois la persona que más he amado de verdad en el mundo” Madame LaFayette Madame de Sevigné La amistad romántica entre mujeres se generalizó y apareció en la literatura aunque sin ninguna connotación erótica o sexual. Este tipo de interpretación de relaciones entre mujeres, se mantendría hasta el siglo XIX. Sor Juana Inés de la Cruz (1651-1695, México) fue una mujer adelantada a su tiempo que prefirió entrar a formar parte de un convento donde cultivarse a someterse a un matrimonio.
  32. 32. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Desde el Renacimiento al Siglo XVIII 32 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com Ella misma expone: Sor Juan Inés de la Cruz Defendía el derecho de las mujeres a poder optar a una educación, que les posibilitase instruirse, como muestra en su carta “La respuesta”. En 1680, los virreyes, el Conde de Paredes y María Luisa, Marqueses de la Laguna se instalan en México y Sor Juana Inés forja gran amistad con María Luisa, la virreina. Esta amistad es reflejada amorosamente en algunos versos de la poeta, donde pasa a denominar a la virreina Maria Luisa como "Lysis" y a ella misma como "Julia". “esta era la opción más obvia y decente que pude tomar, por seguridad y mi salvación decidí vivir sola, no teniendo una ocupación obligada que interrumpieran mis estudios y la tranquilidad de mis libros".
  33. 33. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Desde el Renacimiento al Siglo XVIII Ciudad de Mujeres 33 http://www.ciudaddemujeres.com Mi divina Lysis Divina Lysis mía: perdona si me atrevo a llamarte así, cuando aun de ser tuya el nombre no merezco. A esto, no osadía es llamarte así, puesto que a ti te sobran rayos, si en mí pudiera haber atrevimientos. Error es de la lengua, que lo que dice imperio del dueño, en el dominio, parezcan posesiones en el siervo. Mi rey, dice el vasallo; mi cárcel, dice el preso; y el más humilde esclavo, sin agraviarlo, llama suyo al dueño. Así, cuando yo mía te llamo, no pretendo que juzguen que eres mía, sino sólo que yo ser tuya quiero.
  34. 34. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Desde el Renacimiento al Siglo XVIII 34 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com Yo te vi; pero basta: que a publicar incendios basta apuntar la causa, sin añadir la culpa del efecto. Que mirarte tan alta, no impide a mi denuedo; que no hay deidad segura al altivo volar del pensamiento. Y aunque otras más merezcan, en distancia del cielo lo mismo dista el valle más humilde que el monte más soberbio, En fin, yo de adorarte el delito confieso; si quieres castigarme, este mismo castigo será premio. ----------------------------------------------------------------------- Así cuando yo mía Te llamo, no pretendo Que juzguen que eres mía, Sino sólo que yo ser tuya quiero
  35. 35. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Desde el Renacimiento al Siglo XVIII Ciudad de Mujeres 35 http://www.ciudaddemujeres.com Sor Juana fue una mujer castigada por su inteligencia. El despotismo machista de la iglesia logró silenciarla. La Inquisición amenazaba por esos días y tuvo que firmar una abjuración, alejarse del mundo, deshacerse de sus libros, sus instrumentos musicales y científicos. Murió dedicada solamente a sus deberes religiosos. Yo, pues, mi adorada Filis, que tu deidad reverencio, que tu desdén idolatro y que tu rigor venero: bien así, como la simple amante que, en tornos ciegos, es despojo de la llama por tocar el lucimiento; como el niño que, inocente, aplica incauto los dedos a la cuchilla, engañado del resplandor del acero, y herida la tierna mano, aun sin conocer el yerro,
  36. 36. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Desde el Renacimiento al Siglo XVIII 36 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com más que el dolor de la herida siente apartarse del reo; cual la enamorada Clicie que, al rubio amante siguiendo siendo padre de las luces, quiere enseñarle ardimientos; como a lo cóncavo el aire, como a la materia el fuego, como a su centro las peñas, como a su fin los intentos; bien como todas las cosas naturales, que el deseo de conservarse, las une amante en lazos estrechos. Pero ¿para qué cansarse? Como a ti, Filis, te quiero; que en lo que mereces, este es solo encarecimiento. Ser mujer, ni estar ausente,
  37. 37. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Desde el Renacimiento al Siglo XVIII Ciudad de Mujeres 37 http://www.ciudaddemujeres.com no es de amarse impedimento; pues sabes tú que las almas distancia ignoran y sexo. «Poema a la Virreina» (fragmento) Obras selectas, Madrid, 1976, p. 403 También pertenece al siglo de Oro español este poema anónimo recogido en Poesía erótica del Siglo de Oro (VVAA, 1984, Ed. Crítica) “Hallándose dos damas en faldeta” que presenta a modo lúdico, un juego lésbico entre dos señoras. Hallándose dos damas en faldeta tratando del amor con mucha risa, se quitaron faldetas y camisa por hacer más gustosa la burleta. La una con la otra recio aprieta, mas dales pena ver la carne lisa. Entonces llegó Amor, con mucha prisa, y puso entre las dos una saeta. La una se apartó muy consolada por haber ya labrado su provecho, la otra se quedó con la agujeta.
  38. 38. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Desde el Renacimiento al Siglo XVIII 38 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com Y como se miró, viéndose armada, por el daño que el dómine había hecho le puso por prisión una bragueta. En Francia en el siglo XVIII algunas mujeres se permitieron el lujo de vivir abiertamente su amor hacía otras mujeres. Esta actitud es desarrollada únicamente por mujeres de “vida alegre”, es decir aquellas dedicadas al mundo del espectáculo cuya reputación ya había sido marcada y no tenían nada que perder. Diversos escritores las tomarían como inspiración para sus obras. Por vez primera y como, refiere Marie Jo Bonnet, harán apología del placer entre las mujeres e inventarán la historia de una secta, Anandryne, que tiene por objetivo iniciar a las mujeres en los placeres con otra mujer. Las lesbianas no serán vistas como pareja sino como grupos y sectas, evidentemente, secretos. También encontramos en la famosa obra de Choderlos Laclos “Las amistades peligrosas”, una carta donde la marquesa de Merteuil cuenta al conde de Valmont como ha seducido a la joven Cécile de Volanges, para mostrarle que el deseo de una mujer no tiene límites. “…Ella se abandonó en mis brazos, y sus lágrimas comenzaron a correr sin esfuerzo. ¡Dios qué hermosa era!”
  39. 39. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Desde el Renacimiento al Siglo XVIII Ciudad de Mujeres 39 http://www.ciudaddemujeres.com En Italia, el poeta Bafo (1694-1798), nacido en Venecia, escribió en relación a las relaciones lésbicas: A las mismas mujeres He visto dos mujeres que se divertían juntas, y no he podido entender nada. La una estaba extendida sobre un lecho, y la otra le lamía el coño. Los movimientos convulsivos que hacia la primera denotaban el placer que ella experimentaba y la agitación de sus piernas y de su culo indicaba que ella descargaba a cada instante. La que en un principio estaba activa devenía pasiva a su vez y las dos se lamían. Entre mujeres, ellas no podían hacer más, y para alcanzar su gozo completo, les hubiese bastado una verga larga de un palmo. Así pues, el amor entre mujeres se manifiesta en la Literatura de este período de una forma clara o velada, pero siempre cargada
  40. 40. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Desde el Renacimiento al Siglo XVIII 40 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com de lirismo y de intensidad. Desde la perspectiva de sus coetáneos masculinos, nos quedamos con dos ideas sobre la consideración y el tratamiento dados al lesbianismo durante estos siglos. Por un lado, la interpretación platónica de la relación entre mujeres, como seres asexuados y cuyos únicos vínculos son meramente afectivos. Por otro, la de interpretar sus relaciones cuando la obviedad se impone, como prácticas que simulan completamente la sexualidad masculina, único modelo y referente en el sistema patriarcal. Es decir, suponen que lo que las lesbianas ejecutan es un simulacro o una falsificación de la figura masculina. Biografía utilizada en este capítulo: Les deux amies. Essai sur le couple de femmes dans l'art Paris, Editions Blanche, 2000 Marie-Jo Bonnet Amores iguales. Antología de la poesía gay y lésbica Ed. La Esfera de los Libros, SL, 2002 Luis Antonio de Villena
  41. 41. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX Ciudad de Mujeres 41 http://www.ciudaddemujeres.com Siglo XIX El XIX es un siglo de grandes acontecimientos sociales y del que surgirán los movimientos emancipatorios de las mujeres tanto en Europa Occidental como en Norteamérica. En EEUU, estos movimientos estuvieron vinculados a los colectivos pro abolicionismo. En Inglaterra, donde la revolución industrial supuso un cambio en las estructuras económicas que abocó masivamente a las mujeres al mercado de trabajo, fundamentalmente solteras de clase media que no contaban con seguridad económica, las teorías que marcaron la pauta fueron las de Stuart Mill, Taylor y Owen. En Francia, las corrientes liberadoras vinieron de la mano de los reformistas fourieristas y sant-simonistas que diseñaron la idea de un “Nuevo mundo” en el que libertad y progreso social iban parejos y en el que eran incluidas las mujeres en general, y las lesbianas o “sáficas”, en particular. Dichas teorías supusieron un revulsivo para las mujeres que, tras la promulgación del Código Civil en 1804, habían sido definidas en función del lugar que ocupaban en la familia y que carecían de
  42. 42. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 42 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com autonomía personal, siendo sus bienes e ingresos administrados por sus maridos. Una vez más, desencantadas de todas las revoluciones en las que combatieron junto a ellos y que sólo ellas perdieron, continuaron infatigablemente su lucha abogando por el derecho al voto, a la educación y al divorcio. En la representación literaria, el amor entre mujeres había recibido hasta entonces el tratamiento de amistad romántica, fundamentalmente, sin ningún tipo de connotaciones sexuales. De ahí, cierta tolerancia generalizada hacia ese tipo de relación, pero cuando a su "emancipación amorosa" ellas trataron de sumarle su emancipación social, con unas reivindicaciones políticas concretas y teniendo en cuenta que durante el levantamiento de la Comuna de París fueron arrestadas muchas mujeres, constatándose que gran número eran lesbianas y que, por lo tanto, no sólo estaban en los burdeles sino que también estaban en las barricadas, en la calle, en el espacio público, la sociedad bienpensante y heterosexual se siente amenazada y hace aflorar su intransigencia. Y si en la Europa medieval y moderna, la Iglesia catalogó a las mujeres “diferentes” de brujas y herejes, en la era Moderna, y al relevo de la religión, la medicina y las ciencias vinieron en ayuda del patriarcado a diagnosticarlas -siguiendo las teorías de Krafft- Ebing y Havelock Ellis, como histéricas, invertidas, hombres
  43. 43. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX Ciudad de Mujeres 43 http://www.ciudaddemujeres.com atrapados en un cuerpo de mujer, en definitiva, enfermas que constituían un peligro para la sociedad, concepto antagónico al tenido en cuenta anteriormente puesto que las mujeres habían sido consideradas como seres asexuados. La lesbiana será definida por su actividad sexual únicamente. Esta nueva interpretación derivó en ofrecer de ella una imagen de “variante sexual” al servicio de la mirada voyeurista y concupiscente masculina que la recluye en espacios acotados por ellos, en alcobas, en prostíbulos como la inmortalizaría Toulouse Lautrec. Las dos amigas, 1895 Tolouse Lautrec La censura respecto de las relaciones entre mujeres, las desplazará, en su tratamiento en las artes, al género de la alegoría o al de la pornografía e irrumpirá como tema recurrente, siguiendo la tradición cristiana, la Eva del siglo XIX: “la mujer fatal”. El patriarcado intentará asociar feminismo con lesbianismo, provocando la ruptura del vínculo solidario entre ambos colectivos.
  44. 44. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 44 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com Lo que les inquietaba era que las lesbianas cuestionaban el universo fálico, se convertían en sujetos de deseo, convertían en objeto de deseo a otras mujeres y en definitiva, transgredían el rol social que les había sido asignado. Así pues, se advertirá a las mujeres de que si transgreden ese rol, se virilizarán. El patriarcado intentará que, lo que era un cuestionamiento de sus privilegios masculinos, sea visto como un rechazo de plano hacia los hombres por parte de ellas lo cual, les hace notar, tendría unas consecuencias “tan lamentables” como que las mujeres que se posicionasen ahí, dejarían de gustarles a ellos. Los escritores, también en ayuda de los valores masculinos, definirán como “decadencia” femenina la labor de aquéllas que se afanaban en la búsqueda de una genealogía, en el redescubrimiento de la figura de Safo, poeta que cantaba el amor y la amistad entre las mujeres y que hasta ahora había sido sólo patrimonio de la fantasía y de la interpretación de ellos. Safo, en el siglo XIX, vuelve a cobrar protagonismo por los descubrimientos arqueológicos de fragmentos de su obra.
  45. 45. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX Ciudad de Mujeres 45 http://www.ciudaddemujeres.com Estos fragmentos será traducidos y publicados en 1847 por Émile Deschanel en “La revue de deux mondes” como “Études sur l’Antiquité, Sappho et les lesbiennes”. Deschanel, no pudiendo ocultar su desencanto, escribe “Ella fue lesbiana en toda la extensión del término. Ciertamente, hubiésemos deseado que Safo, una poeta tan grande, estuviese exenta de esas mancillas, pero antes que el ideal, amamos la verdad…” Hasta entonces siempre se había sostenido que Safo se había suicidado al ser rechazada por un hombre más joven que ella, lo cual de alguna manera, la redimía. En Inglaterra, Swuiburne (1837-1909) invitaba al repudio de Safo. En Francia, Baudelaire, que deploraba los modales masculinos de Safo, llamaba a las lesbianas “mujeres condenadas”, es decir, excluidas. Afirma Marie-Jo Bonnet que Baudelaire confina también a las lesbianas (…) “su sexualidad (la de las lesbianas) no es liberadora, y Baudelaire se opone a la corriente de emancipación que concibe la integración de las mujeres en la Ciudad (término sinónimo al de
  46. 46. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 46 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com ámbito público) con un reconocimiento del amor sea del tipo que sea”. La imagen que se proyecta es la de mujeres infelices, torturadas, dignas de compasión o la contraria, perversas, que son causa de perdición de los hombres; nunca como una manera más de ser y estar en el espacio público. Mujer condenada, (óleo, Museo del Louvre) Anónimo atribuido a Octavio Tassaert (1800-1874) Mujeres condenadas Como un rebaño pensativo sobre la arena acostadas, entornan sus ojos hacia el horizonte marino, y sus pies que se buscan y sus manos enlazadas tienen dulces languideces, amargos estremecimientos. Las unas, corazones que aman las largas confidencias, en el corazón de los bosques y junto a los arroyos, van deletreando el amor de las tímidas infancias y marcan en el verde tronco los jóvenes arbolillos;
  47. 47. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX Ciudad de Mujeres 47 http://www.ciudaddemujeres.com otras, como hermanas, marchan lentas, graves, a través de las rocas llenas de apariciones, donde san Antonio vio surgir como lavas, el seno desnudo, a sus purpúreas tentaciones. Las hay que a la lumbre de resinas goteantes, en el hueco mudo de los viejos antros paganos, te llaman en socorro de sus fiebres aullantes, ¡oh Baco, adormecedor de remordimientos ancianos! Y otras, cuyas gargantas gustan de escapularios, que, ocultando un látigo bajo sus largas vestimentas, mezclan en el bosque oscuro y la noche solitarias espuma del placer a través de lágrimas de tormento. ¡Oh vírgenes, oh demonios, oh monstruos, oh mártires!, grandes espíritus negadores de la realidad, buscadores del infinito, devotos y sátiros, ora llenos de furor, ora llenos de llanto, vosotras, a las que en vuestro infierno mi alma ha perseguido, pobres hermanas, os amo tanto como os compadezco por vuestras dolorosas tristezas, vuestra sed no saciada, y las urnas de amor que colman vuestro corazón. Charles Baudelaire
  48. 48. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 48 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com Flora Tristán y George Sand, siguiendo también la estela de las avanzadas teorías fourieristas y saint simonianas, intentaron abrir una brecha luchando por los derechos civiles de las mujeres e identificando amor libre, en cualquiera de sus formas, como vector de emancipación social en el siglo XIX. George Sand, seudónimo de Aurora Dudevant, nació el 1 de julio de 1804, se casó a los 18 años y tuvo dos hijos. Se separó de su marido y se estableció en París. George Sand Su primera novela, Indiana (1832), narra la historia de una mujer infeliz que busca liberarse del sofocamiento del matrimonio, explícitamente denominado como una forma de esclavitud, la hizo de la noche a la mañana una celebridad. Con su novela Lélia (1833), escandalizó a la sociedad francesa al hablar por primera vez del deseo de una mujer por otra mujer. Lélia acaba de encontrar a su hermana tras una larga separación. Es una cortesana que “no vive nada más que para disfrutar” mientras que Lélia “sólo vive para desear”. Cansadas tras un paseo, se acuestan a la orilla del agua y se duermen, la una en brazos de
  49. 49. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX Ciudad de Mujeres 49 http://www.ciudaddemujeres.com la otra. El hecho de mirar a Lélia desencadena en su hermana el deseo y la empuja a satisfacerlo a través de un beso que hace abrir los ojos a Lélia… Jóvenes a orillas del Sena, c.1856-1857, óleo sobre lienzo, Musée du Petit Palais, París. Gustave Courbet Se ha querido reconocer en estos dos retratos a las hermanas de la novela de George Sand, Lelia George Sand mantuvo una relación lésbica con la famosa actriz, Marie Dorval a la que escribió “Eres la única que amo, Marie: la única que contemplo con admiración, con sorpresa. Tienes defectos que amo y virtudes que venero. Entre todas las que he observado atentamente, no has tenido nunca un instante de mezquindad o de mediocridad..” (Carta de 22 de junio de 1833, editada por G. Lubin y citada por M.J.Bonnet). Libros como The Companion of the Tour of France (1840) y Horace (1841) idealizaron los personajes de la clase trabajadora y denunciaron el materialismo burgués.
  50. 50. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 50 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com Activista infatigable, escribió novelas que alentaban las ideas revolucionarias francesas pero desilusionada por la vuelta del autoritarismo bajo el mando de Napoleón III, se confinó en Nohant para dedicarse exclusivamente a la literatura de revolución pacífica. Su novela más importante es Consuelo (1842 pero su obra maestra es Historia de mi vida (1854-55) y Cartas de un viajero (1834-36). Muere en junio de 1876. Flora Tristán , nació en París el 7 de abril de 1803. Muy joven empieza a trabajar como obrera. Se casa a los 17 años y tiene tres hijos, uno de ellos, Aline, será la futura madre del pintor Paul Gaugin. Flora Tristán Decepcionada del matrimonio y sofocada por una relación sórdida, comienza a trabajar como criada .Después vivió unos años terribles huyendo de las persecuciones de su marido, hasta que éste la hiere y es condenado a trabajos forzados. En 1835 publicó el folleto "Necesidad de dar buena acogida a las mujeres extranjeras”. En 1837 sale su segundo trabajo a favor del
  51. 51. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX Ciudad de Mujeres 51 http://www.ciudaddemujeres.com divorcio. En 1838 publica "Peregrinaciones de una Paria". En 1843, "La Unión Obrera." Deja una obra inédita, "La emancipación de la mujer", publicada en 1846. Muere en Burdeos, en 1844, a los 41 años. El siguiente extracto pertenece a una carta escrita por ella el 1 de agosto de 1839: “Sabed bien, desconocida, que vuestra carta me produce escalofríos de placer… decís que me amáis- que yo os magnetizo, que os pongo en éxtasis. Jugáis conmigo, tal vez? Tened cuidado- desde hace tiempo, deseo ser amada apasionadamente por una mujer. Oh! Quisiera ser un hombre para estar interesado por una mujer. Siento, querida Olimpia, que he llegado al punto en el que el amor de ningún hombre me bastaría –el de una mujer tal vez?.. La mujer tiene tanta fuerza en el corazón, en la imaginación, tantos recursos en el espíritu. Me diréis que la atracción de los sentidos no pudiendo existir entre dos personas del mismo sexo, este amor apasionado exaltado no podría tener cabida entre dos mujeres. Sí, y no. Llega una edad en que los sentidos cambian de lugar, es decir, que el cerebro engloba todo”
  52. 52. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 52 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com En el siglo XIX, un determinado tipo de relación monógama entre dos mujeres fue conocida por el nombre de matrimonio bostoniano. Su ámbito fue Estados Unidos y Gran Bretaña. Generalmente, eran parejas de mujeres de la alta sociedad, independientes económicamente a quienes su amistad con otras mujeres les permitía un margen de libertad y una alternativa al matrimonio heterosexual que las condenaba a un rol rígido y castrador. La aceptación de este tipo de relación se basaba en la creencia de que el vínculo entre ellas era puramente afectivo, puesto que la sexualidad sólo podía ser considerada como plena en relación al hombre. En la literatura el exponente de esta relación fue Henry James quien en su novela Las bostonianas (1886) narra la historia de amor de dos sufragistas, basada en la historia real vivida por la hermana del autor. Muchas de estas mujeres fueron las primeras universitarias de su época, las primeras que ocuparon pupitre en las universidades, las primeras feministas.
  53. 53. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX Ciudad de Mujeres 53 http://www.ciudaddemujeres.com Cydno de Mytilène (1840) Huérfana primero por parte de su madre, que es asesinada por su esposo de una brutal patada, y posteriormente de ambos, cuando al iniciar su pubertad, muere su padre en una de las bacanales que organizaba diariamente en su casa, sin tener en cuenta la presencia de su hija. Cydno cae en una profunda pesadilla, mezcla de repulsión por la vida y una extraña alucinación místico-erótica de la que sale gracias a los cuidados que le proporcionan en una casa de salud en la isla de Rodas. Recorrió Grecia, Francia e Italia en una cruzada sáfica, introduciéndose en los principales conventos de Europa y allí donde encontró un pequeño resquicio no dudo en introducir su doctrina lésbica. En su país de origen edificó hospederías donde se refugiaban muchachas de todas las clases sociales que huían de las tiranías masculinas, ya fuesen paternas o maritales.
  54. 54. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 54 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com Sin abjurar jamás de sus creencias, sin temor a ningún tipo de divinidades, que no fuesen la glorificación del cuerpo y del espíritu femenino y, con la certeza de haber desempeñado su misión, acabó sus días a bordo de su yate Artemisa, en el mar Egeo, un 23 de junio de 1910. Cydno es la autora de una serie de poemas que fueron hallados en un manuscrito en francia bajo el título de “Les tendres épigrammes”. En su versión castellana del francés, cotejada con el original griego y enriqueciza con el hallazgo de nuevos epigramas inéditos fue traducida por Juan G. Olmedilla como “Las canciones lesbianas”. En el prologo que hace el traductor se menciona que, al igual que paso con las canciones de Bílitis, de Pierre Louÿs, cuando se hallaron estos manuscritos se especuló con la posibilidad de que la autora fuese también fruto de la imaginación, cuestión que el Olmedilla desmiente.
  55. 55. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX Ciudad de Mujeres 55 http://www.ciudaddemujeres.com A una cristiana que se hizo sáfica Mi frágil tanagrilla, azucena cristiana, que guardas para mí, serena y sonriente, el dionisiaco ímpetu de mi Grecia lejana bajo el fervor católico de tu herencia creyente! ¡Dulce virgen pagana que temes un infierno y que aspiras a un cielo en premio a tu virtud, …pero que sufrirás, gozosa, el fuego eterno por deshojar tus nardos sobre mi juventud! ¡Tanagrilla cristiana de rubíes intactos como altivos blasones de tu clara pureza! Esta noche, tus ojos vendrán, estupefactos, cómo en tu altar sin mácula la ardiente misa oficio dulce sacerdotisa de la Naturaleza y abrirá en ti la rosa nupcial del sacrificio. Harén en el espejo Vibran en el hall los violines… Huyamos de su encanto. En tanto, embriágame del vino de tu boca,
  56. 56. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 56 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com ¡del champán de tu boca loca! Dale a la hiperestesia de mi sexo tu carne de jazmines y de Server; únete a mí en un dantesco nexo y hagan temblar las copas de cristal nuestras fiebres morbosas: La fiebre de tu anemia sensual y la de mi lujuria deshojando tus rosas. Ahógame en tus caricias, mientras la menta de tu olor aspiro en tus pálidas impudicias; mientras beso el rubí y el zafiro que en el oasis de tu sexo deja la luz con sus reflejos, y me hago un dogal con las guedejas de tus cabellos de oro viejo. Pero ¿por qué te alejas, Juliette mía?... Ven. Frente a este laberinto de múltiples espejos, te veré en ellos múltiple también
  57. 57. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX Ciudad de Mujeres 57 http://www.ciudaddemujeres.com como si fuera Safo, que tuviese cien vírgenes gemelas en su harén. Y, cuando ya inconsciente, quiera dormir, abismaré mi frente en tu húmero regazo palpitante; me estrechará el abrazo de tu cuerpo fragante -¡oh, la fragancia de tu cuerpo enfermo!, olor marino de molusco en la elegancia de un jarrón etrusco!-, y creeré que me duermo en la concha de Venus, bajo el nardo mortal o bajo el heliotropo austral… Y luego de abrasarme, inmolada de tu ara en el fuego, que me despierte el cascabel de tu risa jovial, ¡…aunque después venga Luzbel y nos lleve, en un vuelo, a su reino infernal!
  58. 58. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 58 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com Christina Rossetti Fue una poeta nacida en Londres en 1830. Su obra abarca una amplia variedad de estilos y formas. Lo mejor de su poesía es El mercado de los duendes (1862) y El viaje del príncipe y otros poemas (1866). Murió en 1894. Quizá el correlato perfecto del poema “Laura y Lizzie dormidas” sea el coetáneo cuadro de Gustave Courbet, “La siesta” (1866) Gustave CourbetLa siesta (Pereza y Lujuria) 1886
  59. 59. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX Ciudad de Mujeres 59 http://www.ciudaddemujeres.com Laura y Lizzie dormidas Sien dorada y rubia sien, cual dos palomas se ven; abrazándose en el nido de su cama con dosel. Son dos copos de aguanieve, doble copo de azahar, dos varas amarfiladas con oro puntidoradas para los reyes del mal. Luna y noche, estrella y luna no las dejan de mirar; viene una nana en el viento; y hasta el búho soñoliento se contiene de su vuelo. Ni un murciélago revuela sobre el nido donde están; seno y seno, sien con sien, guareciéndose en su nido las palomas de la miel.
  60. 60. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 60 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com Louise Ackermann, poeta francesa nacida en 1813, resumió su biografía en “Mi vida” de esta manera “Una infancia soporífera y triste, una juventud que no lo fue, dos cortos años de unión dichosa y veinticuatro de soledad voluntaria” Escribió “El positivismo o Prometeo” lo que le valió ser llamada la Safo del ateismo. En su “Primeras poesías” (1863), ensalza la pareja legendaria de poetas contemporáneos de Lesbos, Alceo y Safo. Murió en 1890. En 1951 apareció “La obra libertina del siglo XIX” (1951), recopilación poética donde se recogen los poemas de cuatro autores con temática La obra libertina de los poetas del siglo XIX
  61. 61. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX Ciudad de Mujeres 61 http://www.ciudaddemujeres.com lésbica. Théodore Hannon (1851-1916), autor del poema “Celos”, Albert Sémiane, autor del poema “Amor de Mujeres”, Joseph Méry (1798-1866), autor de “Noche lesbiana”, “Las Vírgenes de Lesbos” y “el Canto de las Bañistas” Noche lesbiana ¡ Adorable mezcla, y lucha encantadora, donde se agita, al tizón de la ardiente caricia, todo lo que el pudor al ojo casto prohíbe, todo lo que ama el amor, todo lo que redondea para abrazar nuestros senos, y devorar nuestras almas sobre los dos horizontes del cuerpo de las jóvenes! Los dos senos han mezclado su alabastro; las manos (…)
  62. 62. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 62 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com y Henri Cantel, autor de los poemas “El Clítoris” y “Las tribadas“. Las tribadas Las hijas de Lesbos duermen entrelazadas, Como dos jóvenes flores sobre una misma rama; Duermen!. Su seno resplandeciente y hermoso, Se hincha al recuerdo de sus pensamientos locos. De un amor mutuo sus labios acariciados Parecen dispuestos aún para un nuevo beso; Y mañana en ese lecho, tumba voluptuosa, El placer reabrirá sus fatigadas corolas. Su cuerpo no está rodeado de velo alguno celoso; Escucho suspirar su aliento, y me inclino Para contemplar mejor los contornos de su desnudez blanca. Pero yo sólo soy un hombre, y lloro de rodillas: Sobre ellas, para engañar mi fuego, Mi deseo vierte a raudales su ardiente rocío.
  63. 63. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX Ciudad de Mujeres 63 http://www.ciudaddemujeres.com Pierre Louÿs (1870-1925) Su obra más conocida son Las canciones de Bilitis que en una primera edición presentó como poemas traducidos pertenecientes a Bilitis, discípula de Safo, con la que la poeta griega habría mantenido relaciones sexuales. Intimidades ¿Por qué razón soy lesbiana te preguntas Bilitis? ¿Pero aquella regocijada flautista no lo es un poco? Soy pobre y no tengo lecho que me proteja Duermo en casa de la que me quiere y se lo agradezco con lo que tengo Desde pequeñas bailábamos ya desnudas esas danzas que tu conoces, querida mía; los doce deseos de Afrodita. Cotejábamos nuestras cuerpos desnudos y tan hermosas los encontrábamos! Y a lo largo de la noche el calor nos ha inundado, por el solo placer de ser espectadoras; y nuestro ardor no es fingido
  64. 64. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 64 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com y lo percibimos apenas una amiga estrecha a otra detrás de una puerta y esta consiente. ¿Cómo entonces amar al hombre que es grosero con nosotras? El nos toma como a sus hijas, y nos abandona ante el placer Tu, tú que eres mujer, tu sabes lo que yo siento, y arrebatas el placer para ti misma. Es también autor de Afrodita (1835) y en boca de su personaje Timón, pone las siguientes reflexiones: “(…) hay algo de encantador en la unión de dos mujeres jóvenes, a condición de que ambas quieran permanecer femeninas en todo, guardar sus largas cabelleras, descubrirse los pechos y no recargarse de instrumentos postizos, como si, por una inconsecuencia, envidiasen al sexo grosero que tan lindamente desprecian”.
  65. 65. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX Ciudad de Mujeres 65 http://www.ciudaddemujeres.com Como observa María Dolores Martínez Muñoz “el discurso de Louÿs sigue encerrando grandes dosis de machismo: el amor entre dos mujeres es encantador siempre que sea para la contemplación masculina. Conserven sus cabelleras, muestren sus pechos desnudos y permanezcan en todo momentos femeninas, y que bajo ningún concepto usen instrumentos que simulen al sexo masculino”. Van Male (Mediados del Siglo XIX) Es el siglo XIX un período prolífico en la visibilización de las relaciones lésbicas pero el tratamiento que se dará a las mismas irá siempre encaminado a alimentar el imaginario de los varones y, desde luego, nunca irán más allá de las alcobas o prostíbulos. Las prácticas entre lesbianas serán consideradas como “estériles”, puesto que la única sexualidad femenina a la que se otorga validez es la que tiene lugar en relación al hombre.
  66. 66. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 66 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com La denominada “mujer fatal” también será un tema recurrente en la literatura. Esa mujer, dominadora, perversa, que conduce a los hombres al abismo, a veces bajo el influjo de bebedizos. El término fue acuñado por Georges Darien en 1897, en su novela “Le voleur”. Novelas como “Mademoiselle de Maupin” (1835) de Théophile Gautier, “Nana” (1880) de Émile Zola, retratarán a estas mujeres. Zola retrataba de esta manera a Naná “(…)Naná engañaba a Satin igual que engañaba al conde, enfangándose en monstruosos caprichos, trayéndose a casa a ramerillas de por las esquinas. Cuando volvía en coche, a veces se enamoraba de repente de una chiquilla del arroyo, en pleno delirio de los sentidos y de la imaginación; y hacía subir a la muchacha, la pagaba y la despedía. Otras veces, disfrazada de hombre, armaba juergas en tugurios infames, espectáculos de desenfreno con los que mataba el aburrimiento. Y Satin, harta de que la engañara sin cesar, escandalizaba la casa con escenas atroces; había adquirido un dominio absoluto sobre Naná que la respetaba.” (…). Por un lado, tenemos a Naná, la mujer perversa que juega con los sentimientos de los demás y por otro, a Satin, la mujer que vive un amor tormentoso. No cabe en la perspectiva masculina una relación armónica ni con expectativas de que pudiera serlo.
  67. 67. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX Ciudad de Mujeres 67 http://www.ciudaddemujeres.com Concluiremos diciendo que, si bien en el siglo XIX emerge la figura de la lesbiana, no lo hace con mirada ni con voz propia. La lesbiana es cautiva del imaginario masculino, que la proyecta para consumo propio en una imagen poliédrica que contiene la perversa, la enferma, la prostituta, la desdichada, la castradora… Habrá que esperar a finales del veinte para que las lesbianas hablen con voz propia y se muestren por sí mismas. Biografía utilizada en este capítulo: Renée Vivien y la relectura de la mujer fatal y otros aspectos en Une femme m’apparut. La escritura contra el discurso patriarcal deminonónico Cuadernos de Trabajos de investigación del Centro de Estudios sobre la Mujer de la Universidad de Alicante María Dolores Martínez Muñoz Les deux amies. Essai sur le couple de femmes dans l'art Paris, Editions Blanche, 2000 Marie-Jo Bonnet
  68. 68. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 68 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com Las canciones Lesbianas Ediciones Espuela de Plata, 2003 Cydno de Mytilène (traductor: Juan G. Ilmedilla) Amores iguales. Antología de la poesía gay y lésbica Ed. La Esfera de los Libros, SL, 2002 Luis Antonio de Villena Documentación Online: Saphisme http://www.saphisme.com Aldarte http://www.aldarte.org Relatos Lesbicos http://www.relatoslesbicos.homestead.com
  69. 69. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XX Ciudad de Mujeres 69 http://www.ciudaddemujeres.com SIGLO XX El siglo XX ha sido una de las épocas más convulsas y complejas de la historia de la humanidad. Un extenso abanico de acontecimientos y de transformaciones sociales, culturales y tecnológicas moldea el pensamiento de mujeres y hombres de ese tiempo. Ningún otro siglo supera en violencia al siglo XX: guerras mundiales y locales, revoluciones, totalitarismos, genocidios, catástrofes ecológicas, hambrunas, migraciones, epidemias, terrorismo…; pero es también una época de grandes cambios económicos, tecnológicos y sociales: surgen movimientos que reclaman un mundo más justo y, gracias a los avances científicos y tecnológicos, amplias capas de población acceden a una mejor calidad de vida. Entre los hechos que jalonan su historia, destacan los siguientes: dos guerras mundiales e innumerables contiendas en distintas partes del planeta; revoluciones en Rusia, China y Cuba; totalitarismos, genocidios…; Guerra Fría; Declaración Universal de Derechos Humanos; movimientos sociales contra el racismo, el colonialismo…; decadencia europea, fin del colonialismo y traspaso del liderazgo mundial a EEUU.; Concilio Vaticano II y Teología de la Liberación; conflictos en Oriente Medio; influencia de las
  70. 70. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 70 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com religiones orientales en el mundo occidental y movimientos pacifistas; conquista del espacio; protestas estudiantiles; crisis del petróleo; catástrofes ecológicas, hambrunas, migraciones masivas…; fin de la Guerra Fría y desmembramiento de la Unión Soviética; expansión de los fundamentalismos y terrorismo; incremento del poder de los “mass media” y revolución de Internet; globalización y acentuación de las diferencias entre el mundo desarrollado y el subdesarrollado; progresos científicos y tecnológicos que mejoran la calidad de vida y, al tiempo, nacimiento de graves enfermedades, como el sida, o resurgimiento de otras; finalmente, lucha de algunos grupos de población, como mujeres y jóvenes, contra las estructuras tradicionales con el fin de subvertirlas. Ya desde finales del XIX se anuncia el siguiente siglo como una época de crisis de la racionalidad, crisis de la filosofía positivista con su dogma de la “inmutabilidad de las leyes naturales”, con su ideal determinista que dejaba fuera a mujeres y hombres como artífices de su realidad social. Con su teoría de la relatividad, Einstein demuestra la imposibilidad de describir la naturaleza como totalidad objetiva del mundo físico. Freud, por su parte, analiza el comportamiento humano en cuanto condicionado por “impulsos inconscientes”.
  71. 71. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XX Ciudad de Mujeres 71 http://www.ciudaddemujeres.com Se inicia una búsqueda de un “Dios desaparecido”, cuyo máximo exponente es Niestzche, y Heidegger trata de representar un destino del hombre sin Dios. En el orden social, como describe el filósofo francés Foucault, el poder se fragmenta en micropoderes, se ramifica: no todo el poder está en el Estado. Pero hay también voces de mujeres que han destacado en todos los ámbitos, aunque, una vez más, los cronistas hayan sido poco proclives, en general, a concederles la relevancia que han tenido. En el campo del psicoanálisis, tendremos que destacar a Anna Freud, Melanie Klein y Karen Horney. En el del pensamiento filosófico y político, a Lou Andreas Salomé, mujer de primer orden en la cultura europea de cambio del siglo, Clara Zetkin, Rosa Luxemburgo, Alexandra Kollontaï, Agnes Heller, Hannah Arendt, Simone de Beauvoir, ideóloga del feminismo moderno, Betty Friedan, Simone Weil… En el siglo XX toda una serie de eventos irá conformando el ideario de hombres y mujeres.
  72. 72. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 72 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com El pensamiento feminista de las primeras décadas, en un intento de reubicarse, oscilará entre las ideologías socialistas, comunistas, nacionalistas y fascistas. Surge una crisis de modelos y la identidad entre género y sexo se tambalea. Si el dominio ejercido sobre las mujeres se fundamenta en una representación de la diferencia de sexos, que otorga a cada sexo un género y a cada género un rol en la sociedad, la emancipación de aquéllas resquebrajará ese simbolismo: las mujeres comienzan a aparecer ya como sujeto de su emancipación sexual y simbólica. En un intento de frenar este avance, el patriarcado, alarmado ante el cuestionamiento de sus privilegios, esgrime argumentos del tenor de “lo que las mujeres desean es ser como los hombres, con lo cual pierden sus cualidades femeninas y se arriesgan a ser rechazadas por ellos”; no en vano, a las sufragistas se las definía como “mujeres que nunca han sido besadas”. Esta explicación recuerda un tanto a la freudiana de la “envidia del pene”: una argumentación que connota las reivindicaciones igualitarias de las mujeres con una frustración por carecer de los atributos masculinos asimilados al poder. De esa forma, todo activismo de liberación de las mujeres ha sido catalogado como una contienda por suplantar a los hombres en vez de una lucha entre pares por disfrutar de idénticos privilegios. Se confunde el
  73. 73. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XX Ciudad de Mujeres 73 http://www.ciudaddemujeres.com objetivo del movimiento feminista de subvertir el orden milenariamente establecido, que sólo tiene en cuenta a la mitad de la humanidad y mantiene subordinada a la otra mitad, con el de invertir, es decir, cambiar el poder de los hombres por el de las mujeres. A principios de siglo surge una figura de género ambiguo cuyo comportamiento y manera de vestir denotan elementos identificados, generalmente, como masculinos. Corresponde a un modelo propuesto por la clase médica que vincula lesbianismo con perversión, enfermedad, inversión y paranoia. Esta figura es el llamado “tercer sexo”, el alma de hombre atrapada en un cuerpo de mujer, tesis desarrollada por Havelock Ellis y Kraft-Ebing. La lesbiana, al igual que el dandi, se sitúa al margen de la cultura burguesa, negándose a acatar convencionalismos, tanto en el vestir como en los roles sociales. Susan Gubar dice que “el travestismo es un acto político que explota la retórica de la indumentaria para redefinir el yo femenino. Era a la vez una negación de lo femenino y un desdén de los aspectos formales de la autoridad del varón, de los cuales, la indumentaria era el más notorio”. La figura de la mujer artista travestida adquiere fuerza. Es un momento histórico en el que las feministas defienden la androginia y diseñadoras como Coco Chanel masculinizan la moda femenina.
  74. 74. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 74 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com Freud, en 1920, establece una relación causa-efecto entre feminismo y lesbianismo, y una simetría entre la sexualidad masculina y el lesbianismo. Esta asimilación del feminismo al lesbianismo produce una quiebra de la solidaridad entre ambos colectivos. La Guerra del 14 sirve para tomar conciencia de que, en ausencia de los hombres, las mujeres son capaces de ocupar sus puestos en la sociedad civil, en el espacio público, y mantener el país. El feminismo de esta primera parte del siglo XX se debate entre la defensa de la “esencia femenina” y la demanda de derechos económicos y políticos. Tras la revolución rusa hay un especial seguimiento en Occidente de la corriente igualitaria, defendida por los comunistas, que identifica socialismo con feminismo, aunque su filosofía sólo cuestionará factores políticos e histórico-culturales, dejando intacta la esfera privada que, en los años 70, harán saltar las feministas con su consigna de “lo personal es político”. Mientras tanto, el fascismo potencia la mujer esencialista, madre y patriota, y reina del espacio doméstico. En cambio, la Segunda Guerra Mundial supone un freno en el avance feminista. Se desarrollará toda una estrategia de vuelta al hogar y de perpetuación de los roles tradicionalmente asignados.
  75. 75. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XX Ciudad de Mujeres 75 http://www.ciudaddemujeres.com La lesbiana, esa figura de emancipación de los años 20, vuelve a la invisibilización y al encierro. Entre lo manifestado sobre las lesbianas por Natalie Barney, antes de la Primera Guerra Mundial, y por Simone de Beauvoir, tras la Segunda, media un abismo. En la primera mitad del siglo XX hubo dos puntos geográficos donde el lesbianismo dejó su impronta personal y artística: París y Londres. En los años 20 París acogió a expatriadas inglesas y norteamericanas, fundamentalmente, conocidas como “Mujeres de la Orilla Izquierda” o “Mujeres de Montparnasse”. Su estancia en la capital francesa concluye con la participación de Francia en la Segunda Guerra Mundial en otoño de 1939. En Londres, aunque el fenómeno es menos relevante por el número de sus componentes y por la trascendencia que tuvo, podríamos citar a las mujeres del “Grupo de Bloomsbury”, barrio londinense próximo al Museo Británico que, en los primeros años del siglo XX, se convirtió en el centro de la vida cultural de dicha ciudad. La figura más relevante de este grupo es Virginia Woolf.
  76. 76. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 76 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com Mujeres de la Rive Gauche o de Montparnasse Las llamadas “Mujeres de la orilla izquierda” eran veintidós escritoras, de las que trece eran lesbianas. Las más sobresalientes fueron: Gertrude Stein, Renée Vivien, Natalie Barney, Colette y Djuna Barnes; entre las demás, figuran: Hilda Doolittle, Solita Solano, Mina Loy… Aparte, si bien no perteneció al grupo de “La rive gauche”, podemos citar a Marina Tsvetáieva, poeta rusa que residió un tiempo en París y escribió “Carta a la amazona”, dedicada a Natalie Barney. Todas vinieron huyendo de la rigidez posvictoriana inglesa o estadounidense, de unos códigos alienantes y castradores, y a la búsqueda de una sociedad más liberal en todos los ámbitos. No sería exagerado decir que París se convirtió para ellas en la “habitación propia” que necesitaban para desarrollar su potencial. Gertrude Stein lo definió acertadamente cuando dijo: “Lo importante no fue lo que Francia nos dio, sino lo que no nos arrebató”.
  77. 77. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XX Ciudad de Mujeres 77 http://www.ciudaddemujeres.com En un principio, estas artistas americanas se dejaron seducir por los movimientos vanguardistas de la época, críticos con los principios de la moral burguesa imperante, pero pronto se sintieron desencantadas al comprobar que eran tan sexistas, misóginos, lesbófobos y, en definitiva, tan excluyentes como lo habían sido los entornos familiares y sociales de los que habían escapado. Shari Benstock sostiene que no es casual el que las comunidades de artistas se agrupasen alrededor de las lesbianas, puesto que sus compañeras heterosexuales estaban totalmente relegadas a un segundo plano, como sombras, en los círculos masculinos. Podríamos establecer distintas categorías entre estas mujeres, en base a la distinta y peculiar relación que establecieron con el entorno social en el que se desenvolvieron: por un lado, la de aquéllas que se hicieron un hueco en el mundo de los hombres, siguiendo sus mismas pautas, sus mismos códigos, como uno más -sería el caso de Gertrude Stein-; por otro, la de quienes optaron por el exilio interior, levantando una barrera entre ellas y ese mundo exterior en el que no se sentían ni integradas ni cómodas, como Djuna Barnes; por último, la de aquéllas que se hicieron un hueco propio en la sociedad que les tocó vivir, mostrándose libremente, sin ningún tipo de cortapisa, con una gran dosis de audacia, y tejiendo auténticas redes de apoyo hacia otras mujeres, como en el caso de Natalie Barney.
  78. 78. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 78 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com Gertrude Stein, escritora estadounidense, nació en Alleghany en 1874. Estudió Psicología y Medicina. En 1903 se instaló en París y convirtió su residencia en punto de encuentro de escritores (Apollinaire, Cocteau…) y pintores de vanguardia (Matisse, Picasso…), aunque, curiosamente, no desarrolló ninguna política de integración de las mujeres en la modernidad, como sí sería el caso del salón literario que lideró durante sesenta años la otra estadounidense, Natalie Barney. Gertrude Stein Retrato realizado por Picasso (1906) Amante del arte, reunió una importante colección de pintura moderna. En los años veinte ejerció gran influencia sobre los escritores estadounidenses de paso por Europa (Scott Fitzgerald, Hemingway, etc). Sus obras más notables son: “Tres vidas” (1909), “La hechura de los americanos” (1925), “Autobiografía de Alice B. Toklas” (1933), “París, Francia” (1940), “Las guerras que he visto” (1945) y “Las cosas como son” (1950).
  79. 79. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XX Ciudad de Mujeres 79 http://www.ciudaddemujeres.com Técnicamente, la escritura de Gertrude Stein es comparada al cubismo, es decir, el relato, al igual que la pintura, es reconocible aunque esté algo distorsionado: plasma rasgos de la personalidad, pero sin “caracterizarla”; esto puede deberse, en parte, a una necesidad o costumbre interiorizada de su ocultación como lesbiana. Se ha tachado su escritura de vacía y carente de sentido, sin embargo, la crítica literaria feminista la ha catalogado como innovadora, experimental: la escritora intenta desvincular la palabra del sentido único que le asigna el discurso patriarcal. Es lo que se denomina una “escritora para escritores” y para lectores con un cierto nivel. Pero, mientras su estilo al escribir fue completamente vanguardista, el de la relación que mantuvo con su compañera de toda la vida, Alice B. Toklas, siguió las pautas más obsoletas de la pareja heterosexual. Ambas formarían, en el número 27 de la calle Fleurus de París, una de las parejas lesbianas más emblemática y duradera de todos los tiempos.
  80. 80. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 80 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com También es autora de poemas, aunque éstos se publicaron póstumamente. Antes de que las flores de la amistad se marchitaran la amistad se marchitó Amo a mi amor con v porque así es amo a mi amor con b porque estoy cerca de aquello un rey. Amo a mi amor con a porque es una reina amo a mi amor y a es la mejor de ellos piénsalo bien y sé un rey, piénsalo más y piensa una vez más amo a mi amor con vestido y con sombrero amo a mi amor y no con esto o con aquello amo a mi amor con y porque es mi prometida ámola con una d porque está mi amor al lado
  81. 81. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XX Ciudad de Mujeres 81 http://www.ciudaddemujeres.com gracias por estar allí a nadie le ha de importar gracias por estar aquí porque no estás allí y con y sin mí lo que es y sin ella puede tardar y entonces y cómo y todo alrededor pensamos y descubrimos que es hora de llorar ella y yo. (Fragmento traducido por Rodríguez-Gaona para “Amores iguales. Antología de la poesía gay lésbica”.) En el más célebre, “Una rosa es una rosa es una rosa”, señala Marie-Jo Bonnet que Gertrude Stein “juega con la repetición con el objetivo de crear un estado mental particular que prepare la aparición del sujeto tabú, entiéndase “ella”, puesto que la frase se termina con “ella es mi rosa”, (ella) refiriéndose a Alice Toklas”. Murió en Neuilly-sur-Seine en 1946.
  82. 82. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 82 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com Renée Vivien, seudónimo de Pauline Mary Tarn, nació en Londres en 1877, pero se educó en Francia, país en el que, finalmente, se estableció y donde cambió su nombre por el de Renée Vivien que procede del latín y significa “vida renovada”. En 1901 su mejor amiga, Violette Shileto, le presenta a la también escritora Natalie Cifford Barney que, como otras mujeres intelectuales de la época, había escogido París para poder vivir con cierta comodidad su vida afectiva e intelectual. Ambas inician una relación sentimental que se tornaría leyenda. Pauline era una mujer tímida, callada, retraída, de las que, como apunta Suzanne Rodríguez, prefería “ser a hacer”, completamente opuesta a Natalie, mujer marcadamente social. Había vivido dos duras experiencias en su vida: la muerte de su padre y la enemistad con su madre que había intentado adueñarse de su patrimonio. Se sentía querida por su entorno más próximo, pero rechazada o tratada con indiferencia por los demás. Sentía cierta atracción por la muerte y su relación con Natalie fue el principio de un proceso autodestructivo, aunque también lo fue de una dedicación plena a la poesía.
  83. 83. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XX Ciudad de Mujeres 83 http://www.ciudaddemujeres.com En tiempos en que el lesbianismo era considerado una enfermedad, ambas hacen gala de valentía y audacia al mostrar su relación ante una sociedad permisiva, siempre y cuando se “mantuvieran las formas”: entiéndase por ello el que determinadas conductas no traspasaran los ámbitos privados, es decir, que permanecieran invisibles. Los perfumes, los colores, el mar, los paisajes, las flores, en particular las violetas (se dice que en recuerdo a su mejor amiga, Violette, y también por ser citadas frecuentemente en los poemas de Safo), forman parte de su obra. Renée representó el resurgimiento del safismo, rescatando la obra de la poeta griega de una interpretación completamente masculina; para conseguirlo, aprende griego y, junto con Natalie, alquila una casa en la isla de Lesbos y trata de seguir los pasos de Safo e incluso proyecta fundar una colonia femenina en la isla Mitilene. Desembarcando en Mitilene Del fondo de mi pasado yo vuelvo hacia ti Mitilene, a través de los siglos desemejantes trayéndote mi favor, la fe, la juventud
  84. 84. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 84 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com mi amor y la ofrenda de un presente perfumado Mitilene a través de los siglos desemejantes del fondo de mi pasado yo vuelvo hacia ti. Y encuentro las olas, los olivos, las viñas y su nítido azul donde me fundo y me disuelvo tus barcas y tus montes de nobles líneas las cigalas de gritos exasperados y locos. Bajo el nítido azul donde me fundo y me disuelvo encuentro las olas, los olivos, las viñas. (…) Lesbos de flancos dorados, retórnanos el alma antigua y haz que resuciten de nuevo las liras y cantos y las risas de otros tiempos y la alta melodía que los besos del pasado fueron más penetrantes. Tú que conservas el eco de las liras y los cantos Lesbos de flancos dorados, retórnanos el alma antigua. (…) Tras su ruptura con Natalie, quien siempre se mantuvo fiel a su infidelidad, algo que Renée no pudo sobrellevar, inicia una relación con la baronesa Hélène de Zuylen, catorce años mayor que ella, que le proporciona una gran estabilidad emocional,
  85. 85. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XX Ciudad de Mujeres 85 http://www.ciudaddemujeres.com aunque confesaría que nunca la amaría como a Natalie, puesto que ese tipo de sentimientos sólo podían darse una vez en la vida (“Ah, Natalie, si sólo me hubieras amado en lugar de destruir todas mis creencias y mis ilusiones, ¿cuántas lamentaciones nos hubieras ahorrado?”) Fue lo que se ha llamado un amor-amistad. Extracto de una carta dirigida a Natalie tras su ruptura: “He sufrido silenciosamente mucho de haberme visto obligada a rechazarte un encuentro pero sentía, querida mía de ayer, que me resultaba imposible que nos viéramos en este momento. Los recuerdos tristes están aún demasiado recientes y ni la una ni la otra hemos podido purificarnos de toda la amargura. Deja que el tiempo borre, difumine, apague, cure. No me arrepiento de haberte amado, tú has sido lo que ha habido de mejor y de más doloroso en mi existencia.” (18 de julio de 1902) (Extracto de una carta dirigida a Natalie tras su ruptura, tomado del libro "Natalie Barney. Corazón indómito" de Suzannne Rodríguez.)
  86. 86. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 86 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com Igualmente mantuvo una relación apasionada, aunque en la distancia, con la princesa turca Kerimée Turkhan Pachá, cuya ruptura en 1908 la sumirá en una profunda tristeza. “Me quedan diez minutos antes de partir, mi infinitamente dulce amante: aprovecho para garabatearte estas tiernas líneas... Mañana estaré lejos, ¡tan lejos de ti! Y qué tristeza cuando evoque el hogar entrañable donde te he amado, donde te encontré por primera vez. ¡Mi hermosa, mi tierna amiga, cuántos recuerdos ya entre nosotras! En la lejanía, mi deseo te buscará. Y sabrás que, con mi pensamiento, te poseo una vez más. Nunca fuiste tan bella ni tan adorable como en estos últimos días tan hermosos. Agradezco a la vida el haberme concedido tamaña dicha, tan extraordinario sueño. Jamás poeta alguno vivió nada tan delicioso: ninguna poeta habrá tenido una amante tan maravillosa. Te adoro” (Carta nº 29, Constantinopla, agosto de 1905) Renée no es la única en abordar el amor lésbico, pero sí lo será en hacerlo en primera persona. A cambio, tuvo que soportar la crítica despiadada sobre su obra que, antes de conocer su orientación sexual, era elogiada sin escatimar calificativos.
  87. 87. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XX Ciudad de Mujeres 87 http://www.ciudaddemujeres.com Monodia Final “La llama blanca de tu cuerpo quema en el fondo de mi soledad. Sólo para ti me he vestido y he adornado. He escogido joyas. ¿Tendrán la suerte de complacerte? Las mareas del mar se reflejan en tu vestido. Aquí contra mi carne, tu carne ardiente y desnuda. El anochecer está impregnado de sándalo y de nardo. Mi alma está toda perfumada por las rosas blancas de tu carne. Nuestras caricias son un melodioso poema. Tus cabellos son una lluvia de oro y de aroma entre mis manos. Fluidos insinuantes como las algas marinas (…) Como aquéllos que retornan de los viajes mis dedos han recorrido infinitos horizontes. Lentamente, ahora continúan, trémulos, la línea de tus caderas, la curva de tus costados, la espalda, el cuello, tus pechos de adormidera y magnolia. Clarividentes, mis dedos se entretienen en los pliegues de tu carne bajo la dulzura de la ropa de pétalo. Oh el pliegue de la nuca donde quemaba mi aliento, oh la sombra de la pelusilla reflejada en tus labios, oh la belleza de los labios iguales en un beso de amor. Nuestro corazón es semejante en nuestro sí de mujer, querida, nuestro cuerpo está idénticamente hecho. Un mismo destino abrumador ha pesado sobre nuestra alma. Soy más que tuya: soy tú misma. Traduzco la sonrisa y la sombra de tu
  88. 88. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 88 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com rostro. Mi dulzura iguala a tu gran dulzura. Aun la vehemencia agresiva y salvaje de todo deseo y tu latente crueldad, mi boca no sabría morder ásperamente tu boca. Escucha el suave murmullo de esta hora que quiere y que pasa y que huye y muere en un poema.” Mientras los escritores podían recrearse describiendo escenas lésbicas sin menoscabo alguno para su obra y para su vida, para las lesbianas suponía una reprobación y una estigmatización, a veces difíciles de sobrellevar, lo que incluso se reflejaba en su actividad artística posterior. Palabras a la amiga Soy mujer, y no tengo ningún derecho a la belleza. Me habían condenado a la fealdad masculina. Y tuve la inexcusable audacia de buscar el amor sororal hecho de suaves blancuras (…) Me habían prohibido tus cabellos, tus pupilas porque tus cabellos son largos y llenos de aroma y porque tienen tus ojos extraños ardores y se turban igual que las ondas rebeldes.
  89. 89. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XX Ciudad de Mujeres 89 http://www.ciudaddemujeres.com Con el dedo me han señalado en irritado gesto, porque buscaba mi mirada tu mirada tierna, y viéndonos pasar nadie quiso comprender que sólo con sencillez yo te había elegido. Considera la ley vil que transgredí y juzga mi amor que no conoce daño alguno, tan cándido, tan necesario y fatal como el deseo que junta al amante y la amada (…) (Texto perteneciente a su libro “A l’Heure des mains jointes”, traducido expresamente para la “Antología de la poesía gay y lésbica”.) Su obra consta de doce recopilaciones de poesía (en total, más de 500 poemas); dos obras de traducciones de poetas; siete volúmenes de prosa; una novela autobiográfica, “Una mujer se me apareció” (alegato feminista, muy avanzado para su época, en el que la autora denuncia la heterosexualidad como sistema de opresión de las mujeres); novelas cortas; y su correspondencia con Natalie Barney y Kérimé. Entre sus libros de versos más conocidos están: “Études et Préludes” (1901) y “A l’Heure des mains jointes” (1906).
  90. 90. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 90 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com Se deja morir, a la edad de 32 años, de inanición y minada por el alcohol, el 18 de noviembre de 1909, a las seis de la mañana. Mi alma ya se extasía, y se apacigua y se duerme, habiendo, por amor a la Muerte, perdonado este crimen, la Vida. ( Extracto de su epitafio) Está enterrada en el cementerio de Passy, en una capilla que mandó construir su última amante, Hélène de Zuylen. Natalie Clifford Barney, americana nacida en 1876, fue la lesbiana más desinhibida y activa del grupo de expatriadas que residieron en París. De las veintidós mujeres escritoras conocidas como de la Rive Gauche, mantuvo relación con trece, aunque su gran amor fue la poeta Renée Vivien, en la primera etapa de su vida, y la pintora Romaine Brooks, en los últimos cincuenta años. Retrato realizado por su madre, Alice Pike Barney en 1897 (Smithsonian Museum of American Art).
  91. 91. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XX Ciudad de Mujeres 91 http://www.ciudaddemujeres.com “La recuerdo en el balcón con todas las estrellas de la noche y la oscuridad del cielo en su cabello. Recuerdo cómo la tierra, cubierta de un manto de nieve, evocaba en mí el virginal lecho de amor y cómo todo parecía estar hecho para el recuerdo de nuestro amor... Recuerdo esas noches rojas, cuando nos devorábamos la una a la otra, con insaciable apetito.” (1910) Mujer adinerada y de una gran cultura, aunque no cursó estudios superiores, porque su única vocación era vivir, según ella misma confesaba, se volcó totalmente en promocionar la obra de otras mujeres, gracias a la creación de un salón literario que mantuvo durante sesenta años en el número 20 de la rue Jacob, donde se dieron cita personalidades del mundo de la cultura como Paul Morand, Isadora Duncan, Margarita Yourcenar, Colette, Pierre Louÿs, André Gide, Ezra Pound, Paul Valéry, Rabindranath Tagore, Sylvia Beach, Scott Fitzgerald, , D'Annunzio, Romaine Brooks, Djuna Barnes, Adrienne Monnier, Paul Claudel, James Joyce… Como Lillian Faderman manifiesta: “Lo que generalmente ha pasado inadvertido es hasta qué punto el círculo de Natalie Barney funcionaba como un grupo de apoyo, para hacer posible que las lesbianas pudiesen crearse”. En una época en que Grecia se puso de moda y la alta sociedad organizaba fiestas a las que acudía vestida con túnicas y a las niñas y niños se les imponía el nombre de Elena y Homero, Natalie creó
  92. 92. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XIX 92 Ciudad de Mujeres http://www.ciudaddemujeres.com el denominado “Templo de la Amistad” donde celebraba ceremonias sáficas en honor a la poeta griega como si de una diosa se tratara. Mujer transgresora y audaz para su época, escribió a su madre en cierta ocasión: “(...) Me parece que las que tienen el coraje de rebelarse a cualquier edad son las que hacen posible la vida... Son las rebeldes quienes amplían las fronteras de los derechos, poco a poco... quienes estrechan los confines del mal y los reducen a la inexistencia (...)”. Fue musa inspiradora para Colette en su “Claudine”, para Renée Vivien en “Estudios y preludios” y para Radclyffe Hall, en el personaje de Valerie Seymour, en “El pozo de la soledad”. Liane de Pougy, la cortesana más famosa y solicitada de la época, le reveló su amor en su “Idilio sáfico”, Marina Tsvietáieva le dedicó su “Carta a la amazona” y Lucie Mardrus la retrató en “El ángel y los perversos”. La amistad y el amor fueron las máximas de su vida. Su hermana Laura la definió como “una persona formada por una combinación, a partes iguales, de lo más placentero y lo más
  93. 93. Aproximación al lesbianismo a través de la Literatura Siglo XX Ciudad de Mujeres 93 http://www.ciudaddemujeres.com problemático, pero como lo más placentero es lo más raro de todo, es lo que queda en la memoria”. Era una mujer cosmopolita, un ser marcadamente social, a quien gustaba, contrariamente a Pauline, hacer más que ser. Sin ese sentido de culpa que atormentaba a sus compatriotas, que habían interiorizado un componente puritano, Natalie opinaba que no tenía que hacer gala de que era lesbiana, pero tampoco ocultarlo. Cautivó a hombres y mujeres de su círculo. El escritor francés Remy de Gourmont la llamó “La Amazona”, nombre que la identificaría el resto de su vida. Pierre Loüys, el autor de “Canciones de Bilitis”, que fue su gran amigo, la definió como “una joven de la Sociedad Futura”. Aunque fueron muchas las mujeres que pasaron por su vida y todas pertenecientes a la élite artística y social de la época como Liane de Pougy, Eva Palmer, Romaine Brooks, Colette, Elizabeth de Gramont…, su relación más emblemática fue la que mantuvo con Pauline Tarn, como prueban estas palabras de Natalie: “...no podía vivir ni con ella ni sin ella. No sé cuál era un castigo peor para mí, si nuestros infelices encuentros o nuestras separaciones… Quizá lo único que podía ponerle fin era la muerte.”

×