Cartilla tiempo de palabras

5,387 views
5,183 views

Published on

Cartilla del plan de lectura de las comuna 1, 2 y 8 de la ciudad de Medellín, resultado de la experiencia de talleres de animacion a la lectura y el concurso literario realizado en el marco de este proyecto en el año 2010.

Published in: Education, Sports
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
5,387
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
223
Actions
Shares
0
Downloads
50
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Cartilla tiempo de palabras

  1. 1. 1
  2. 2. 2
  3. 3. Tiempo de Palabras 3 Plan de Lectura de las Comunas 1, 2 y 8 de Medellín
  4. 4. 4
  5. 5. “Tiempo de Palabras” Plan de Lectura de las Comunas 1, 2 y 8 de Medellín 5 Primera edición Medellín, 2011 © Fernando Hoyos Salazar Lady Yurany Monsalve García Astrid Elena Alvarez Ruiz Orlanda María Agudelo Mejía Bibiana Álvarez Ruiz Verónica Gómez Arboleda Yuvey Flórez Mónica Cuartas Patricia Jaramillo Norfi Yamili Ocampo Molina Sandra Oquendo Joaquín Arley Orozco ISBN: 978-958-8493-74-9 Astrid Elena Álvarez Corrección de estilo Yurilena Velásquez López Diseño y diagramación Cocorota inc. publicidad Impresión Raúl Soto Rodríguez FotografíaEste proyecto se realiza con dineros públicos priorizados por las y los ciudadanos de lascomunas 1 -Popular-, 2 - Santa Cruz- y 8 -Villa Hermosa- con recursos del Programa dePlaneacion Local y Presupuesto Participartivo de la Secretaría de Cultura Ciudadana del Municipio de Medellín. Editado en Medellín - Colombia - SuraméricaProhibida la reproducción total y parcial con cualquier propósito o por cualquier medio, sin la autorización expresa de la Secretaría de Cultura Ciudadana de Medellín.
  6. 6. 6 ALCALDÍA DE MEDELLÍN Alonso Salazar Jaramillo Alcalde Luís Miguel Usuga Samudio Secretario de Cultura Cristina Daza Riabova Subsecretaria de Metrocultura Alejandro Ortiz Restrepo Coordinador PL y PP Margarita Villada Coordinadora Plan Municipal de Lectura Leonardo Montoya Peláez Lider de Proyecto Zulima Andrea Rodríguez Álvarez Interventora CORPORACIÓN CULTURAL DIÁFORA Lady Yurany Monsalve García Representante legal Fernando Hoyos Salazar Coordinador General
  7. 7. Contenido 7 9 -Tiempo de Palabras... para leernos en el mundo. 15 -Presentación. 19 -Ferias literarias comunitarias. 29 -Talleres literarios y promoción de la lectura. -Tiempo de palabras para el placer de la lectura y la escritura: 37 -Talleres literarios, murmullos entre palabras. 43 -Talleres con sordos, palabras en las manos. 47 -Lectura e infancia, dos territorios entre el tiempo y las palabras. 54 -Docentes y bibliotecarios, construcción de comunidades lectoras desde la escuela y la biblioteca. 59 -Adultos mayores, espacios y experiencias de inclusión. 63 -Escritoras y escritores en tiempo de palabras. 69 -Concurso literario Tiempo de palabras. 103 -Biografías lectoras en tiempo de palabras. 109 -Personas e instituciones en tiempo de palabras. 113 -Tiempo de palabras de los barrios a la ciudad. 125 -Los recomendados de Tiempo de palabras para leer en voz alta, en las pantallas, la ciudad y la red.
  8. 8. Fotografía: Juan Esteban Parra8
  9. 9. Tiempo de Palabras... para leer-nos en el mundo 9 “La lectura del mundo precede a la lectura de la palabra escrita.” Paulo Freire. Cuando nombramos las palabras Tiempo, Lectura y Palabras, entramos en una suerte de vértigo, pues nombramos parte del misterio de lo simbólico en el alma humana. La siguiente cita lo enuncia de una me- jor manera “Lo que determina la vida de los seres humanos, en gran medida, es el peso de las palabras o el peso de su ausencia. Cuanto más se es capaz de nombrar cualquier cosa, cualquier realidad, más apto se es para vivirla” (Petit, 1999). Fernando Hoyos Salazar Y es justamente esta urgencia de palabras, la cantada por el poeta chileno Pablo Neruda (1974) en el telúricoPromotor de lectura y docente poema La palabra, que compartimos con todos ustedes amados palabreantes. universitario Todo lo que usted quiera, sí señor, pero son las palabras las que cantan, las que suben y bajan... Me prosterno ante ellas... Las amo, las adhiero, las persigo, las muerdo, las derrito... Amo tanto las palabras... Las inesperadas... Las que glotonamente se esperan, se escuchan, hasta que de pronto caen... Vocablos amados... Brillan como piedras de colores, saltan como platinados peces, son espuma, hilo, metal, rocío... Persigo algunas palabras... Son tan hermosas que las quiero po- ner todas en mi poema... Las agarro al vuelo, cuando van zumbando, y las atrapo, las limpio, las pelo, me preparo frente al plato, las siento cristalinas, vibrantes, ebúrneas, vegetales, aceitosas, como frutas, como algas, como ágatas, como aceitunas... Y entonces las revuelvo, las agito, me las bebo, me las zampo, las trituro, las emperejilo, las liberto... Las dejo como estalactitas en mi
  10. 10. 10 poema, como pedacitos de madera bruñida, como carbón, como restos de naufragio, regalos de la ola... Todo está en la palabra... Una idea entera se cambia porque una palabra se trasladó de sitio, o porque otra se sentó como una reinita adentro de una frase que no la esperaba y que le obedeció... Tienen sombra, transparencia, peso, plumas, pelos, tienen de todo lo que se les fue agregando de tanto rodar por el río, de tanto transmigrar de patria, de tanto ser raíces... Son antiquísimas y recientísimas... Viven en el féretro escondido y en la flor apenas comenzada... Qué buen idioma el mío, qué buena lengua heredamos de los conquistadores torvos... Estos andaban a zancadas por las tremendas cordilleras, por las Américas encrespadas, buscando patatas, butifarras, frijolitos, tabaco negro, oro, maíz, huevos fritos, con aquel apetito voraz que nunca más se ha visto en el mundo... Todo se lo tragaban, con religiones, pirámides, tribus, idolatrías iguales a las que ellos traían en sus grandes bolsas... Por donde pasaban quedaba arrasada la tierra... Pero a los bár- baros se les caían de las botas, de las barbas, de los yelmos, de las herraduras, como piedrecitas, las palabras luminosas que se quedaron aquí resplandecientes... el idioma. Salimos perdiendo... Salimos ganando... Se llevaron el oro y nos dejaron el oro... Se lo llevaron todo y nos dejaron todo... Nos dejaron las palabras. La palabra canta la palabra, la palabra se hace herida, se fija al papel y nos convoca a la vivencia de leer, donde descubrimos nuestra naturaleza de seres de carne, hueso y verbo…Allí, en la comunión secreta con la palabras escritas, con las hermosas viajeras de tinta y viento, es donde mejor comprende el hom- bre que su verdadera morada son las palabras, vivimos en el tiempo de las palabras que intercambiamos con los otros moradores del lenguaje. Podemos afirmar con claridad que nuestra vida se hace vivible en tanto seamos capaces de entender nuestra verdad como seres humanos…esta verdad inclausurable: Somos Palabras.
  11. 11. Hoy, queremos recuperar la palabra, en este rio incesante del tiempo, retornamos a la morada amada y 11 verdadera, en la palabra de un hombre sabio, que habitó entre libros, lectores y bibliotecas. El bibliotecólogo y poeta William Álvarez (Medellín, Colombia), escribió el 16 de Abril de 2010 una carta para su amigo Alfredo Mires (Cajamarca, Perú), El dios terrible de la muerte decidió que fuera su última carta, William Álvarez fue asesinado dos meses después, el 30 de Junio de 2010. No hay palabras para el dolor…pero están sus palabras que cantan al tiempo, a la vida, esta carta nos permite leer-nos en el mundo, en estas palabras que recuperamos del olvido está evidenciado ese miste- rio del poeta… “entrar en la intimidad de la lengua es lo que hace que todo significado vaya acompañado de un sentido” (Pardo, 1996). Alfredo, qué sería de nosotros si no existieran los hábitos para aferrarnos al tiempo y no caer por sus acantilados: el mundo se tendría que crear todos los días. El tiempo tiene dos sentidos y está en las palabras de dos poetas milenarios japoneses: Las de los poemas de Hitomaro, que dice que “El Tiempo corre de la misma manera que lo hace nuestra vida diaria. El Tiempo fluye desde el eterno pasado hacia el eterno futuro. El ser humano es como una burbuja nacida fuera del agua; flota con la corriente, y se desvanece en alguna parte. El co- rrer de este Tiempo es a la manera del agua en un río, y lo llamamos kronos”; mientras que en los versos de Akahito se describe el otro tiempo, “El que no fluye, hecho de quietud imperturbable,Disfrutar de un buen libro nos abstrae del mundo. tranquilidad; y el cual nosotros, los occidentales, lo denominamos con la palabra griega: kairós”.Feria literaria del barrio Las Estancias, Comuna 8. El tiempo que nos domina a diario en Medellín es el kronos y que Cortázar cita en unos versos abrumadores: “No nos alcanza el tiempo, / o nosotros a él, / nos quedamos atrás por correr demasiado, / ya no nos basta el día / para vivir apenas media hora”.
  12. 12. 12 Es el tiempo que se recicla en el reloj y se convierte en castigo cuando llega el lunes, donde escasamente despuntan los arreboles porque se los tragan los papeles de las oficinas. Es el tiempo obediente, que acepta, hecho de rigor, que cumple órdenes y está domesticado; que se amarra a los calendarios como animales subordinados (como un can que custodia lo finito) que consume segmentos de vida y bocados de actos y que sale a perseguir a diario sin importar qué se persigue. Tiempo portátil, sin confín, de amaneceres con futuros conseguidos a crédito para vivir el presente por cuotas, y donde no vivimos nunca lo que a toda hora esperamos vivir. Tiempo que cuando a diario nos despertamos salimos a perseguir y cuando volvemos para dormir ya es él, el que nos persigue, con sus eslabones que nos separa del instante y la eternidad. En cambio, el kairós está hecho de lo sagrado, de lo que nos trasciende y nos da paz, fuera de las cosas que nos distraen, hecho con lo que nunca puede ser tocado, fuera de lo profano. Tiempo hecho sin agendas, donde el corazón piensa y el pensamiento siente; entonces, en él la eternidad puede ser la caída de una hoja, porque la eternidad cabe en un acto, en una intuición. El kairós se sitúa en nosotros en la expresión que parece un proverbio japonés: “La vida no es lo que a diario respiramos, sino aquello que nos quita el aliento”. Desde el Parque Biblioteca Belén, ahora envío para tu comunidad mensajes del Kairós que a diario con- templo en el Espejo del Agua donde he visto que el cielo y la tierra se unen en el fondo de su superficie; y que al contemplarlo siento que el mundo se desanda en el asombro, en lo sencillo, en lo innombrado, en lo invisible, como una acción sin hechos; y la vida dura más de media hora en el día. Referencias: -Neruda, P. (1974). Confieso que he vivido. Buenos Aires: Losada. Te envío mensajes para que tu vida siga siendo sabia; en la velocidad de la calma, de la pausa, detenién- -Pardo, J. L. (1996). La Intimidad. España: Editorial dose a cada rato como quien junta sus rincones; sin el ritmo de las horas, sino del corazón y el alma. Te Pre-textos. -Petit, M. (1999). Nuevos acercamientos a los jóvenes y envío mensajes en nombre de la dignidad humana y del derecho de vivir en paz. la lectura. México: Fondo de Cultura Económica.
  13. 13. Amados lectores…Somos hijos del tiempo. Kayros versus Cronos, tenemos en nuestro saber el sagrado 13fuego de la palabra para nombrar los misterios de la vida, para volver al vientre de lo sagrado en el len-guaje, es vital para seguir siendo en la aventura de ser humanos, emprender los múltiples viajes en cadanuevo día, tal como lo hiciera la viajera del tiempo de las palabras Emily Dickinson, quien nos lo recuerdaen una sentencia que nunca envejece “Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro”. Feria literaria. Barrio Los Mangos, Comuna 8
  14. 14. 14
  15. 15. Presentación 15 P ensar un plan de lectura en los barrios de Medellín, es pensar en acciones de lectura y escritura con propósitos claros y recursos fijos que permitan una visión a largo plazo y un impacto social a nivel de ciudad. El Plan de Lectura “Tiempo de Palabras” ejecutado en las Comunas 1, 2 y 8 por la Corporación Cultural Diáfora, con recursos del Programa de Planeación Local y Presupuesto Participativo del Muni- cipio de Medellín, es una apuesta por la democratización de la lectura y la escritura, el encuentro con la palabra, el acceso al conocimiento y la información, que permite visibilizar además, las acciones que hacen parte del Plan Municipal de Lectura y que plantea medidas para cualificar los proyectos que se Lady Yurany Monsalve García realizan desde las comunas.Directora Corporación Cultural Diáfora La situación actual de la lectura en la ciudad ha mejorado en los últimos años en relación a proyectos, pactos y acuerdos; muestra de ello es el Plan Municipal de Lectura “Medellín sí lee” llamado después “Medellín, una ciudad para leer y escribir”. Este plan creado desde el año 2005 ha integrado a las biblio- tecas públicas, populares, privadas y escolares, las cajas de compensación familiar, las organizaciones culturales, la empresa privada y la ciudadanía en general, para generar acciones de lectura y escritura con alto impacto social en todos los públicos. Uno de los programas bandera del Plan Municipal de Lectura es el de formación de una comunidad lecto- ra, el cual da prioridad a las actividades en promoción y animación a la lectura desde la línea de Cultura
  16. 16. 16 del Programa de Planeación Local y Presupuesto Participativo. Es así como a partir del año 2005 las Co- munas 1, 2 y 8 entre otras, conscientes de la importancia de la lectura y la escritura como herramientas de transformación de las comunidades, han convocado a bibliotecarios, docentes, formadores y demás a participar activamente para plantear programas y proyectos que le den prelación a estas prácticas. El Plan de Lectura “Tiempo de Palabras” abanderado con la frase de Paulo Freire: “La lectura del mundo, precede a la lectura de la palabra escrita”, se acercó a las comunidades para conocer los procesos y las organizaciones que estaban interesadas en hacer parte del plan, fue así como se crearon relaciones cercanas con bibliotecarios, docentes, formadores, madres comunitarias, adultos mayores, y comunidad en general, quienes ayudaron a replantear algunas estrategias de acuerdo a las particularidades de cada comuna. De esta forma se realizaron programas con poblaciones que hasta hace poco eran invisibles en los barrios como las personas sordas, y las madres gestantes, quienes se convierten en punto de referencia para acciones a futuro, pues todavía hay mucho camino por recorrer en temas de inclusión social con estos públicos. El plan realizó talleres de animación a la lectura con presencia en hogares comunitarios e infantiles, bibliotecas, instituciones educativas, hogares de la tercera edad, parques y canchas de las Comunas 1, 2 y 8. Así mismo la formación académica se centró en la realización de programas con clubes literarios, y encuentros con docentes. Los temas del plan estuvieron enfocados en los personajes clásicos y contem- poráneos de la literatura infantil y juvenil, estrategias de promoción y animación, la memoria y la palabra, los conceptos de cuerpo, ciudad y esperanza, y escritores de los cinco continentes. Gran cantidad de los productos de los talleres sirvieron de insumo para el concurso literario en las Comunas 1 y 8. Bienvenida al Plan de Lectura “Tiempo de Palabras” en la sede de la Corporación Cultural Nuestra Gente. Feria literaria Comuna 2. Este proyecto no hubiera sido posible sin la prioridad anual que le dan las comisiones de cultura desde el programa de presupuesto participativo, de igual forma hay que reconocer el apoyo de organizaciones que hoy son referente importante en el escenario local y nacional, tal es el caso de la Fundación Ratón
  17. 17. de Biblioteca, la Corporación Nuestra Gente, y la Corporación Cultural Diáfora, las cuales han recorrido un 17largo camino para acercar a las comunidades a la lectura y la escritura. Así mismo, las bibliotecas Nadino,Familia Villatina, Una Luz Hacia El Futuro, Biblioteca Barrial Santa Cruz, y el Parque Biblioteca España, hanaportado al crecimiento del plan. Sea está la oportunidad para presentarles toda la admiración.Esta revista es pues un reconocimiento a las acciones de lectura y escritura desde los barrios de laciudad, hace una reflexión sobre los procesos intervenidos, le da una mirada más cercana al proyectoa través de los registros fotográficos, permite la opinión de los ciudadanos acerca de la importancia delos planes de lectura, muestra los beneficiarios y las entidades vinculadas, y hace mención especial a losganadores del concurso literario realizado en las comunas 1 y 8, que dicho sea de paso, es la primeravez que se ejecuta con estos recursos y se convierte en un diagnóstico rápido sobre las prácticas deescritura en las comunidades.Es además una herramienta para públicos de todas las edades, permitiéndoles conocer lo que pasa ensu comuna con el plan de lectura, se convierte en memoria activa de los habitantes, y posibilita que semultipliquen las acciones planteadas. Como voz activa de las comunas, creemos que la lectura y la escri-tura deben convertirse en un derecho inalienable de los ciudadanos, producto del trabajo mancomunadode diferentes actores.El Plan de Lectura “Tiempo de Palabras”, puede y debe convertirse en un espacio permanente con proce-sos de larga duración, que permita la interacción, el diálogo y la reflexión entre los ciudadanos. Debe ade-más servir de estrategia de comunicación que permita encontrarnos, mirarnos y sentirnos a través de lasletras y la palabra, en un tiempo en el que nuestras voces buscan más que nunca, un lugar en el mundo.
  18. 18. 18
  19. 19. Ferias Literarias Comunitarias 19 El placer de encontrarnos en las páginas, en las calles abiertas, en las historias de los lectores y escritores del barrio “Lo admirable es que el hombre siga luchando y creando belleza en medio de un mundo bárbaro y hostil” Fernando Hoyos SalazarPromotor de lectura y docente Ernesto Sábato (Argentina, 1911- 2011) universitario El Plan de Lectura “Tiempo de Palabras”, en cada una de las tres comunas beneficiadas: Comuna 1 -Popular-, Comuna 2 -Santa Cruz- y Comuna 8 -Villa Hermosa-, adelantó la celebración de acciones de lectura de gran formato conocidas como ferias literarias comunitarias, consistentes en la realización de actividades culturales y de animación lectora y escritora que favorecen la apropiación social y cultural de la lectura y la escritura en espacios públicos como calles, placas deportivas y esquinas especiales en los barrios. Los asistentes pueden vivir la relación activa, creadora con el universo simbólico desde las artes representativas, las artes de la palabra vertidas en la cuentería, la palabra literaria y las acciones de lectura con diferentes públicos en la calle, la cancha, el auditorio, la biblioteca, la carpa y en el lugar más importante, ese primer territorio que constituye el cuerpo de cada lector.
  20. 20. COMUNA 120 Biblioteca Popular La Avanzada Barrio La Avanzada y barrios cercanos / 11 de Febrero de 2011 Esta primera feria literaria comunitaria fue concertada con el grupo de Amigos de la Biblioteca, que lo componen representantes del club de vida La Avanzada, grupo JET (Jóvenes Entrega Total), además de organizaciones comunitarias como el Parque Biblioteca España y el Programa de Paz y Reconciliación del Municipio de Medellín, además de la participación constante de la líder de enlace del proyecto Patricia Jaramillo. En las carpas de lectura del Plan de Lectura “Tiempo de Palabras”, los niños y jóvenes disfrutaron de diferentes actividades de animación de lectura como lectura en voz alta, conversatorios, talleres de manualidades y libros, entre otras acciones en esta valiosa fiesta de la lectura comunitaria, para resaltar tenemos que la tarde fue alegrada por la asistencia de las personas del grupo Manos para los sordos, el único colectivo de personas con discapacidad auditiva de toda la comuna 1, para ellos diseñamos una actividad especial de lectura en lengua de señas colombiana y dramatización entre los promotores del Plan de Lectura y del Parque Biblioteca España. Otras actividades realizadas fueron el encuentro con el autor y su obra, los asistentes disfrutaron de una amena conversación con el autor Javier Naranjo, poeta y creador del libro la Casa de las estrellas, también los habitantes de La Avanzada y barrios aledaños gozaron la presentación de la obra Burbulandia, que narra la historia de una princesita que viaja por los mundos de la fantasía a través de los libros. Para finalizar los niños y jóvenes asistentes tuvieron la oportunidad de escuchar la palabra hecha cuento en la voz del cuentero profesional Mauricio Patiño de la Corporación Vivapalabra para dar paso a la proyección de la película Alicia en el país de las maravillas del genial director norteamericano Tim Burton.
  21. 21. COMUNA 2 21 En las tres franjas en que está dividida la comuna 2, se realizaron, bajo la dirección del Comité de lectura de la comuna y en articulación constante con el Plan de Lectura “Tiempo de Palabras”, tres ferias litera- rias comunitarias que contaron con la masiva asistencia de niños, jóvenes, madres de familia, educadoras y adultos mayores. Cancha el Trompo del Playón de los comuneros Franja Uno: 2 de Diciembre de 2010 La feria literaria comunitaria fue planeada con el valioso apoyo del Centro de Desarrollo Comunitario CEDECOI de Fe y Alegría, y las siguientes organizaciones: Corporación Cultural Nuestra Gente, Biblioteca Público Barrial Santa Cruz de la red de Bibliotecas del Municipio de Medellín, Parque Biblioteca España e Instituto de Deportes INDER. También tuvimos la valiosa participación del grupo de jóvenes de la Corporación Espíritu y Sabiduría en Arte y Recreación –ESEAR-, coordinada por la líder de enlace Mónica Cuartas, estos jóvenes participaron de todas las ferias literarias comunitarias de las diferentes franjas de la comuna 2. En esta feria literaria comunitaria los niños y jóvenes pudieron disfrutar de diversos talleres con las promotoras de lectura del Plan de Lectura “Tiempo de Palabras” y de las promotoras de la Biblioteca Santa Cruz y del Parque Biblioteca España, quienes hicieron lectura en voz alta, convocando a todos losEn medio de lecturas, manualidades y diversión se asistentes alrededor de los personajes fantásticos de la literatura infantil creados por los escritores endesarrollaba cada Feria literaria. los diversos continentes del planeta azul. Los niños y jóvenes asistentes pudieron interactuar con Leonardo Muñoz, joven escritor y promotor de lectura de Magangué -Bolivar-, quien les compartió las historias del libro de cuentos Bajo el naranjo,
  22. 22. 22 y posteriormente participaron de un taller de escritura creativa donde pudieron dar cuenta de sus primeras inclinaciones literarias. Posteriormente los asistentes acudieron a la bellísima presentación de Sapo enamorado, teatro de títeres por parte del grupo Hilos de Arte de la Corporación Cultural Nuestra Gente, que sin duda alguna fue pro- picia para conocer la obra del escritor holandés Max Velthiujs, esta actividad fue ampliamente disfrutada por los niños y niñas de la Unidad Pedagógica de Apoyo (U.P.A) de la estrategia de trabajo con primera infancia Buen Comienzo del Municipio de Medellín. El programa cultural continuó con el mundo de los cuentos por parte de Mauricio Patiño, cuentero de la Corporación Viva Palabra, para finalizar esta tarde de lectura, artes y cultura, todos los niños del barrio pudieron disfrutar de la proyección de la película adaptada de la obra literaria del escritor Lewis Caroll en el salón principal del Centro de Desarrollo Comunitario CEDECOI…afuera mientras tanto seguía lloviendo. Casa Amarilla de la Corporación Cultural Nuestra Gente Franja Tres: 12 de Febrero de 2011 El Plan de Lectura “Tiempo de Palabras”, participó en la gran jornada de la fiesta del libro y de la feria literaria comunitaria, esta actividad contó con la participación del comité de lectura de la Comuna 2, integrado por la Corporación Cultural Nuestra Gente, Biblioteca Pública Barrial Santa Cruz de la red de Bibliotecas del Municipio de Medellín, Parque Biblioteca España e Instituto de Deportes INDER, y en cali- dad de institución invitada la Corporación Cultural Diáfora como operadora del Plan de Lectura ejecutado con recursos del Programa de Planeación Local y Presupuesto Participativo de la Alcaldía de Medellín. El escritor Javier Naranjo, comparte con los niños de la Feria literaria en la Corporación Cultural Nuestra Gente en Las actividades se desarrollaron entre las 10 de la mañana hasta las 5 de la tarde, en la calle de la Casa la Comuna 2. Fotografía: Juan Esteban Parra. Amarilla, con la presentación del bazar de los artistas, las carpas del trueque de libros y del Plan de Lec- tura “Tiempo de Palabras”, estas carpas hicieron parte de las diferentes actividades culturales.
  23. 23. En La Casa Amarilla de la Corporación Cultural Nuestra Gente, mas exactamente en el Auditorio, los niños 23presenciaron la obra de títeres Sapo enamorado del grupo Hilos de Arte, después los asistentes participa-ron del taller de escritura creativa a partir de los libros del escritor de Max Velthiujs con la mágica direc-ción de Javier Naranjo escritor y promotor de lectura de la ciudad. Finalizamos las actividades culturalesen el auditorio con la presentación de cuentería por parte de la Corporación Viva Palabra y la lectura defragmentos y proyección cinematográfica de la obra Alicia en el país de las maravillas.Casa de la Justicia Villa del SocorroFranja dos: 4 de Marzo de 2011Como en las anteriores ferias literarias comunitarias, esta fue la oportunidad de fortalecer los vínculos delcomité de lectura de la comuna y el Plan de Lectura “Tiempo de Palabras”, fue así como realizamos unaferia inolvidable en la plazoleta frente a la Casa de la Justicia del barrio Villa del Socorro.Como aspecto valioso a resaltar de esta jornada de intervención del Plan de Lectura, está la consolidaciónde la carpa de intercambio de libros leídos, una poderosa estrategia de trueque, buscando fortalecer laeconomía solidaria en la comuna, tuvimos la participación activa de los jóvenes de los centros educativosdel sector y de la comunidad que visita constantemente la Casa de Justicia Villa del Socorro.Las carpas de lectura fueron atendidas por las promotoras del Plan de Lectura de “Tiempo de Palabras”,de la Biblioteca Barrial Santa Cruz y del Parque Biblioteca España, además contamos con la participacióndel cuentero Mauricio Patiño de la Corporación Vivapalabra, la actuación del de títeres con la obra Burbu-landia grupo de teatro Artemis con malabares y trucos de juglar en plena plazoleta a la mejor manera delteatro comunitario en la calles de los barrios, los niños y niñas de las instituciones educativas aledañastuvieron la oportunidad de compartir un bellísimo taller del proyecto la máquina que canta del escritor ydifusor cultural Robinson Quintero.
  24. 24. COMUNA 824 Las tres ferias literarias comunitarias realizadas en la comuna Villa Hermosa, contaron con la participa- ción de diferentes instituciones que trabajan por el fortalecimiento de la presencia del libro, las bibliotecas y la lectura en los barrios de la comuna, de manera especial queremos resaltar la participación de la líder de enlace Yuvey Flórez en la construcción de valiosas iniciativas comunitarias. Placa deportiva Barrio Las Estancias 5 de diciembre de 2010 En esta feria literaria comunitaria como en las anteriores, los zanqueros de la Corporación Cultural Diá- fora, salieron por las calles a invitar a todos los habitantes para dejarse contagiar por la lectura y la escritura en la tarde lluviosa, al momento, padres y madres de familia, jóvenes y sobre todos niños y niñas aparecían para disfrutar de talleres de lectura orientados por las promotoras de la Corporación Cultural Diáfora para el Plan de Lectura “Tiempo de Palabras” del Programa de Planeación Local y Presupuesto Participativo de la Alcaldía de Medellín. Los habitantes del barrio Las Estancias disfrutaron de la obra de títeres Burbulandia del grupo de teatro Artemis, seguidamente las mujeres del club de lectura Littera pudieron conversar con William Rougue escritor y promotor de lectura invitado, esto ocurría en dos extremos de la cancha deportiva del barrio Las Estancias, mientras niños y niñas corrían entre las diferentes carpas de lectura, luego todas las familias del sector pudieron disfrutar de las actividades de narración oral del cuentero Walter García de la Corporación Vivapalabra.
  25. 25. 25 Cancha deportiva cercana a la Biblioteca Familia Villatina 5 Marzo de 2011 Esta feria literaria comunitaria coordinada por el Plan de Lectura “Tiempo de Palabras”, fue planeada Juliana Torres Sánchez Habitante del barrio La Mansión, Comuna 8 conjuntamente por las promotoras de lectura de Tiempo de Palabras y de la Fundación Ratón de Bibliote- ca. Además contamos con la participación especial del grupo de escritores comunitarios Expreso Literario de la Biblioteca Familia Villatina. Realizamos una feria literaria comunitaria inolvidable en la cancha deportiva cerca a, donde años atrás, un alud de grandes proporciones convirtió a Villatina en centro de todas las tristezas de la región y del mundo. En esta oportunidad contamos con la participación del cuentero Carlos Loaiza de la Fundación Ratón de Biblioteca, la escritora Berenice Pineda, cofundadora de la revista de poesía Quitasol del municipio de Bello, quien compartió con los jóvenes del grupo Expreso Literario sus reflexiones sobre la escritura literaria, seguidamente los niños y las madres del sector disfrutaron de la obra Burbulandia del grupo de teatro Artemis, y finalmente se realizó la proyección de la película del gran clásico de la literatura univer- sal Las mil y una noches. Como un sello distintivo de las ferias literarias comunitarias podemos igualmente resaltar la consolidación de la carpa de intercambio de libros leídos, una poderosa estrategia de economía solidaria en la comuna 8 de la ciudad, que busca hacer del libro un objeto de circulación en las manos de los lectores del barrio“El Plan de lectura es muy importante sobre todo para impidiendo que el libro se convierta en un objeto de exclusión por factores económicos, queremos recu-la Comuna 8, porque tenemos una población juvenil muy perar el valor de las prácticas solidarias alrededor de las lectura y la escritura en el sector comunitario.importante que en aras de la ola tecnológica, nos ha alejadode los libros. Es importante volver a retomarlos y resaltarla importancia que tienen en nuestro aprendizaje y nuestravida diaria”.
  26. 26. 26 Cancha deportiva contigua al Telecentro Los Mangos Marzo 27 de 2011 Esta fue la última feria literaria comunitaria dentro de las estrategias de acciones de lectura de gran formato, para esta ocasión contamos con la asistencia de la joven poeta Bibiana Restrepo, dos veces invi- tada al festival Internacional de Poesía de Medellín, además contamos con la líder comunitaria y cuentera profesional Liliana Zapata, quienes con la intervención de la obra de títeres Burbulandia del Grupo Artemis, lograron una atmosfera inolvidable en la tarde soleada del domingo de los Mangos. Esta feria contó con la asistencia de las promotoras de lectura de la Corporación Diáfora y del músico y promotor de lectura independiente Holmer Andrés Rodríguez, las lecturas estuvieron mediadas por la música, la gestualidad y el embrujo de las canciones. Uno de los aspectos más bellos a resaltar es el concierto de saxofón por Holmer Andrés en medio del recital didáctico de poesía ofrecido por la poeta Bibiana Restrepo, la invitada al encuentro con la escritora y su obra para este barrio. Para finalizar esta asombrosa feria literaria comunitaria realizamos la proyección de la película infantil lite- raria de la niña de los cabellos de oro, del conejo con reloj, del sombrerero loco y del oruga sabia, todos los personajes del mundo de la fantasía en Alicia en el país de las maravillas en el salón de la Junta de Acción Comunal los Mangos y sede del telecentro los Mangos, queremos resaltar la intervención especial en la sala de computadores del telecentro alrededor del tema de la lectura digital, para buscar la celebración de la cultura escrita en todos sus formatos, sabemos que esta acción en el futuro cercano generará continuas reflexiones en este y otros telecentros comunitarios de la ciudad. La lectura en voz alta fue una de las estrategias fundamentales para acercar a niños, jóvenes y adultos a la lectura dentro del Plan de Lectura “Tiempo de Palabras” de las Comunas 1, 2 y 8.
  27. 27. Una imagen con mucho de fantasía en el desarrollo 27de las ferias literarias comunitariasQueremos resaltar una imagen maravillosa que se da en la lógica de lo comunitario, esta es que cada vezque llegamos a las canchas deportivas y las calles de los barrios donde se desarrollarían las accionesde la feria literaria comunitaria, hay una imagen común a todas las comunidades como si se tratara deun cuento fantástico, de las casas enclavadas en calles coloridas salían nutridas tropillas de niños y niñasalegres, que iban detrás de los promotores de lectura, algo de esta imagen nos recuerda a las caravanasde circos en los barrios de la ciudad, o a una deliciosa lectura de una marcha de fantasías detrás de unflautista hipnotizador de algún cuento infantil.Pero debemos decir, siendo dignos de la vedad, que nosotros también llevamos domadores de fieras,mujeres barbudas que lloran por el príncipe que no vuelve de la guerra, también estaba el payaso delas sonrisas estridentes, y una nutrida delegación de enanos expertos en artes sorprendentes… todosestos personajes están esperando a que los lectores los encuentren en el secreto encanto de la lecturade los libros llevados en vistosas cajas viajeras que sabemos serán leídas ávidamente por los lectoresde imaginaciones sedientas.Estos niños vienen detrás de los promotores porque saben de alguna manera que ellos traen la promesade una tarde diferente en el barrio gracias a los libros y la lectura compartida en la feria literaria comuni-taria, esos libros que son una suerte de brújulas mágicas para hacerse al viaje de las mil y una historiasen ese pedacito de mundo en nuestros barrios.
  28. 28. 28
  29. 29. Talleres literarios y promoción de la lectura 29 Pactos entorno al descubrimiento de la palabra E l Plan de Lectura “Tiempo de Palabras” nos invita a develar la palabra, encontrar la palabra, definirnos en la palabra, habitarnos en la palabra, en medio de múltiples verbos para convocar un derecho, un de- seo, una necesidad entorno al lenguaje, que es la casa del ser como lo dijo Heidegger. Sin embargo en un contexto socio-cultural como el nuestro donde el otro se acalla desde la violencia, donde el pensamiento se encasilla en ideologías reduccionistas, donde la imaginación se oculta en el miedo a la autoridad, esa Astrid Elena Álvarez Ruiz casa del ser aprisiona y disminuye al sujeto, porque falta de nuevo descubrir en ella a la palabra liberado-Promotora de lectura y estudiante ra, esperanzadora, creadora de portales, ventanas, jardines, antejardines, que comuniquen a un sujetode licenciatura en humanidades y lengua castellana con otro sujeto, a una visión del mundo con otra visión del mundo, en un diálogo plural, atravesado por ideales, sueños, propuestas de transformación de las realidades existentes. Esa palabra es la palabra literaria. El encuentro pues del sujeto con ella desde la lectura y la escritura es hoy uno de los fines fundamentales de muchas instituciones como la escuela, las bibliotecas, las or- ganizaciones culturales, las instituciones gubernamentales, en fin. Pues hay un deseo, y más aun, una necesidad de propiciar nuevas significaciones del ser, del mundo, del otro, que le permitan a ese sujeto soñar, pensar, reflexionar, conocer, crecer, y sobre todo acceder a una palabra que rompa con la soledad, el acto violento y la indiferencia. La palabra literaria desde la creatividad, la imaginación, la sensibilidad y la libertad es la convocada a ser la mejor de las habitaciones de esa casa del ser, donde este puede
  30. 30. 30 ser plenamente. ¿Pero cómo llevar al ser a habitarla? ¿Cómo lograr que esas puertas que encierran la palabra literaria se abran o sean abiertas de manera definitiva? ¿Cómo propiciar finalmente el encuentro del sujeto con la literatura? Estos interrogantes, tan apremiantes en la época actual, son el fundamento de dos prácticas que han convergido en el deseo de generar un espacio de encuentro entre el sujeto y la palabra literaria: los talleres literarios y la promoción de la lectura, se han encontrado para abrir las puertas donde la palabra literaria reposa, invitándola a salir como la loca de la casa, para que en su enajenación y con sus poderes ancestrales convoque y posea al sujeto que la habita, en un acto de resignificación del mundo y de crea- ción de nuevas imágenes y palabras que re-inventen el soporte y el tejido en el que se encuentra inmerso. De este modo, el objetivo del presente texto es exponer la manera en que se han desarrollado ciertos pactos y encuentros entre la promoción de la lectura y los talleres literarios, develando las finalidades de dichos acercamientos, que giran en torno a propiciar en el sujeto el descubrimiento de la palabra literaria, bien sea leída, escrita o escuchada, en el deseo de intervenir en la construcción de su subjetividad. Dichos pactos han sido convenidos, como lo dije anteriormente, en primer lugar por un espacio que ge- neró y sigue generando encuentros significativos en torno a la literatura, como son los talleres literarios, espacios donde jóvenes y adultos se reúnen para leer, escribir, escuchar las producciones de autores o de los participantes, dirigidos generalmente por un escritor o sujeto con habilidades para escribir, leer, ana- 1. Con algunos antecedentes las acciones de promoción lizar, interpretar, comprender y transmitir, en el sentido del contagio. Y en segundo lugar, por un discurso del libro y la lectura pueden ubicarse en 1954 con la 1 creación de la Biblioteca Publica Piloto por la Unesco. relativamente nuevo, que va más allá de ser mero discurso para convertirse en práctica significativa de Para acercarse una cronología mas especifica ver: Bre- las acciones de lectura y escritura, como es la promoción de la lectura. Ambos, talleres literarios y pro- ve cronología de las principales acciones relacionadas con la promoción de la lectura en Medellín y su Área moción de lectura, se encuentran para compartir fines, combinar métodos y metodologías, en el diseño Metropolitana, con énfasis en la biblioteca pública. En: de propuestas que acerquen al sujeto a la lectura y la escritura, posibilitando espacios de apropiciación Yepes Osorio, Luis Bernardo (1997). La promoción de la lectura. conceptos materiales y autores. Comfenalco, de la palabra literaria. Antioquia.
  31. 31. Los talleres literarios son hoy la columna vertebral de los planes y programas de fomento a la lectura y la 31 escritura de nuestra ciudad, y la metodología más utilizada para llevar el libro y la literatura a diferentes ámbitos y poblaciones: calles, escuelas, grupos juveniles, organizaciones culturales, grupos itinerantes, en fin. ¿Pero cómo llegan estos espacios de talleres literarios, donde asistían de manera autónoma suje- tos que compartían un deseo por la lectura y la escritura, a convertirse en la estrategia fundamental para el fomento de la práctica lectora y de escritura dentro de los planes de lectura? ¿Cuáles son sus variacio- nes más esenciales? ¿De qué manera se configuran como espacios deseables para el descubrimiento de Giovanny Quintero Habitante de la Comuna 1 la palabra? Adentrémonos al interior del taller para develar sus virtudes, métodos y posibilidades. Aproximaciones al taller literario. Un poco de historia Según Figueroa Sánchez (2000): Los denominados talleres literarios tuvieron su boom, como la literatura latinoamericana, en la década de los sesenta, estimulados en gran parte por la espectacularización de la figura del escritor, cuyo quehacer públicamente reconocido, no solo se volvió deseable, sino posible a partir de la disciplina y el trabajo permanente. En aquel momento los talleres se concibieron como grupo de personas que periódicamente se reunían “a escribir, leer lo escrito, comentarlo,“Que venga una feria literaria significa mucho para mi y para criticarlo y eventualmente a corregirlo bajo la conducción de un escritor profesional” (Alvarado,mi comunidad porque es un acercamiento con todos los 1988:12). Bien entrada la década del setenta, se inaugura otra modalidad de taller – de escrituragrupos sociales que tenemos en nuestra comunidad. Y para e investigación teórica-, el cual ya no se centra en la figura de un escritor prestigioso, si no querecuperar espacios de convivencia y de participación comoen este caso la calle.” es coordinado “por alguien lo bastante capacitado como para proponer ejercitación motivadora, desmontar los mecanismos de producción de un texto y descubrir en él las más recónditas huellas del intertexto.” (p. 274). De este modo, el taller literario en ese segundo momento enunciado por el autor se configura en un es- pacio que procura desde la figura que lo coordina, estrategias que estimulen a la escritura, pero también
  32. 32. 32 al descubrimiento en el texto literario, de signos, huellas, que lo remitan a otras realidades textuales en las que pueda significar y resignificar-se así mismo en el texto, estos espacios proponían un ejercicio con- tinuado y disciplinado de lectura, escritura y comentario para quienes deseaban iniciarse en la escritura de textos. Para Flórez Villa (2000) el taller literario es: Un punto de encuentro de personas con preocupaciones comunes entorno al oficio de leer y escribir, la palabra que lo denomina (taller) suena a herramienta, en el sentido automotriz del término, nuestra herramienta es el lenguaje y es posible señalar que después del taller se termina engrasado de imágenes, adjetivos, verbos, y a veces nos sobran piezas, sustantivos y adverbios. Es un verdadero laboratorio de la libre expresión, complemento de la creación individual. (p. 34). Como asunto fundamental el taller se define como colectivo, donde la lectura y la escritura pasan a caracterizarse como eventos comunes, prácticas socializadas que requieren también del otro para ge- nerar experiencias con sentido en relación a la palabra. Leer y escribir deviene en estos espacios un ritual entorno a las posibilidades del lenguaje estético, a la manera de las tribus ancestrales reunidas para convocar desde la palabra los poderes necesarios para la satisfacción de necesidades materiales y espirituales. Como taller en su sentido literal, tal como lo menciona Flórez Villa, el taller literario es un espacio para la creación, que requiere del manejo de ciertas herramientas o piezas para la construcción de un objeto final, pero esta creación no es mecánica, como podría pensarse, el taller literario no dota de herramientas para aprender a escribir, leer o interpretar, este permite, a través de ciertas estrategias entablar un diálogo con la lengua, la cultura, desde el placer y el gozo estético, como lo reconoce Her- Los niños fueron los protagonistas del Plan de Lectura nando Motato (2000): “Tiempo de Palabras”. La palabra taller le suena a la gente como al lugar donde se reparan objetos o al lugar donde se Fotografía: Lizeth Palacio. hacen camas, mesas, etc. Lo último con lo que lo asocian es con la creación, con el quehacer es- tético del hombre. Aunque hoy, afortunadamente, este término ha ganado audiencia ya es común
  33. 33. en muchas ciudades decir: voy para el taller, estoy haciendo un taller o vamos a tallerear este 33 cuento. Y eso no implica que sea mecánico o carpintero; además, ha aparecido un nuevo verbo que muchos años después la Real Academia deberá aceptar. (p. 103).El taller literario, como lo menciona este autor, ha ganado como práctica de acercamiento del lector ala palabra y al mismo tiempo como estrategia de fomento a la lectura, en la medida en que propone lalectura y la escritura como actividades socializadoras, creadoras, comunicantes, generadoras de cultura,de reflexión, dadoras de voces colectivas e individuales, con sentidos para el sujeto participante, para eltexto leído, escrito y para el contexto en los que estos están insertos.Pactos y diálogos: El taller literario como estrategiapara el fomento de la lectura y la escritura.Desde el Plan de Lectura para la ciudad “Medellín, una ciudad para leer y escribir” y específicamentedesde el Plan de Lectura “Tiempo de Palabras” de las Comunas 1, 2 y 8, se ha evidenciado la estrategiadel taller como estrategia fundamental para tender puentes entre la comunidad y la palabra literaria. Sinembargo ¿Qué hay allí de los talleres literarios que iniciaron más como círculos de tertulia o talleres deescritores con un público específico y selecto? De estos espacios iniciales se conserva la idea de tallercomo espacio de creación y acercamiento a la lectura y la escritura desde los intereses de los partici-pantes, la metodología participativa, donde la voz de cada sujeto es valiosa, la dirección del taller desdela motivación a leer, escribir, y volver sobre lo escrito, ¿Qué varía entonces? la principal variación es queestos talleres se han convertido en estrategias móviles que no sólo llegan a quienes tienen un interésparticular para acercarse a la lectura y la escritura, sino también a aquellos que no han descubierto elvalor, las posibilidades y el poder de la palabra como elemento esencial para el conocimiento.
  34. 34. 34 De este modo, el taller es una estrategia motivadora en primera instancia, y en la medida en que es secuencial, que sería lo ideal, continuado, permanente, se transforma en un espacio deseable para la inventiva, la imaginación y la creatividad, para la construcción de nuevas subjetividades. Es así como quie- nes participan en él, en principio al saber de algún taller literario se rehusaban a asistir, pero ahora que han hecho parte de su dinámica y posibilidades expresivas, no pueden creer lo que se habían perdido. Es la magia del hábito, del vínculo o la domesticación como se describe hermosamente en el principito: Tú no eres para mí todavía más que un muchachito igual a otros cien mil muchachitos y no te necesito para nada. Tampoco tú tienes necesidad de mí y no soy para ti más que un zorro entre otros cien mil zorros semejantes. Pero si tú me domesticas, entonces tendremos necesidad el uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo, yo seré para ti único en el mundo. (Saint-Exupery, 1995). La promoción de la lectura ensancha las fronteras del taller literario, amplia sus metas y redefine dicho espacio para implementarlo como estrategia esencial del fomento de la lectura, de este modo el taller llega a todo grupo poblacional de las comunidades: niños, jóvenes, adultos, con el ánimo de generar encuentros con la palabra desde sus posibilidades lúdicas, creativas y reflexivas, movilizando, así mismo, la necesidad de leer para conocer y acceder a la información, la formación y la transformación, y de escribir para generar memoria, diálogos con la cultura y para el conocimiento de sí mismos, conocimiento fundamental para la definición de nuestro lugar en el mundo. Metodológicamente el taller como estrategia de promoción de lectura, se realiza en torno a algunas premisas: plantear un tema o seleccionar un texto para llevarlo al grupo de personas que participarán del taller; organizar alrededor del mismo una serie de actividades que lleven al participante a hablar, leer, escribir y crear; generar espacios de socialización y valoración de las percepciones y producciones del otro. Dicho plan de trabajo se desarrolla bajo tres momentos diferenciados, y a los que se les ha denomi-
  35. 35. nado generalmente en las acciones de promoción de lectura antes, durante y después, estos momentos 35 giran en torno a las lecturas o temas seleccionados. Hoy día el taller literario, como se concibió en sus inicios, ha devenido en algunos casos club literario, de escritura, o lectura o de ambos, y los talleres literarios en prácticas abiertas, estrategias y acciones in- tencionales de promoción del libro, la palabra, la lectura y la escritura. Pero ambos en general se definen en espacios posibilitadores y socializadores de la palabra literaria, “no para que todos sean artistas, sino para que nadie sea esclavo” como lo dice Gianni Rodari (1973) en ese hermoso texto, ruta de muchos talleres literarios: la gramática de la fantasía. La vivencia de los talleres literarios del Plan de Lectura “Tiempo de Palabras” donde participaron niños, jóvenes, adultos, instituciones educativas, grupos juveniles, grupos de tercera edad, maestros, madres comunitarias, madres en gestación, grupos de primera infancia, deja en claro la necesidad de que estos espacios de encuentro con la práctica de la lectura y la escritura se multipliquen, y lo hagan como es- cenarios para el reencuentro con la palabra dadora de humanidad y esperanza, de sabiduría y libertad, de criterio y solidaridad, de una palabra que nos comunica con el mundo al comunicarnos con nosotros mismos.Referencias:- Ministerio de Cultura. Dirección de Artes. (2000). Bi-tácora de los Talleres Literarios en Colombia. Colombia:Imprenta Nacional.- Rodari, G. (1973). Gramática de la fantasía. Barcelona:Reforma de la escuela.- Saint-Exupery, A. (1995). El principito. Colombia: Pa-namericana.
  36. 36. 36
  37. 37. Tiempo de palabras para el placer de la lectura y la escritura 37 1. Talleres literarios, murmullos entre palabras “La escritura comienza mucho antes del encuentro entre el papel y el lápiz. Comienza con sonidos, es decir, con palabras y grupos sencillos de palabras que los niños van convirtiendo en lenguaje. Si estas palabras son significativas y seductoras, la transición al lenguaje escrito se hará de manera más natura y tranquila.” Clifton Fadiman, Empty Pages Lady Yurany Monsalve GarcíaDirectora Corporación Cultural El Plan de Lectura “Tiempo de Palabras” ejecutado por la Corporación Cultural Diáfora, hizo una compi- Diáfora Fernando Hoyos Salazar lación de las estrategias que se implementaron en los talleres literarios, desde la puesta en marcha dePromotor de lectura y docente diversos ejercicios que guiaron el trabajo de escritura para motivar la participación de sus públicos en las universitario modalidades del concurso literario “Tiempo de Palabras” en la Comuna 1 -Popular- y 8 -Villa Hermosa-. En la Comuna 2 -Santa Cruz-, se procedió de la misma manera aunque allí no se realizó concurso. La ex- perimentación poética, el cuento y la escritura de crónicas urbanas fueron las temáticas orientadoras. Los talleres literarios se estructuraron en torno a la lectura, la escritura, y la creatividad de cada participante. A continuación presentamos las estrategias trabajadas por géneros, las cuales pueden ser de interés para que maestros, animadores de lectura, bibliotecarios y todos aquellos interesados en promover la lectura y la escritura las implementen en sus campos de acción.
  38. 38. Palabras y caminos para llegar al corazón de la poesía38 Para escribir poemas, se requiere disponernos al encuentro con lo oculto del lenguaje, ese misterio que habita en las palabras, el poema está en nosotros buscando emerger de nuestro amordazado interior, por ello, tomar papel y lápiz y sentarse a escribir en una calle, en un parque, bajo un árbol, en el salón de clase, o en la oficina, y afinar el oído, allí están las palabras, necesitando de nuestra escucha, lo que pasa fuera, lo que pasa dentro de nosotros mismos…aquietarse y escuchar la primera línea dictada por los dioses. Los juegos de palabras se convirtieron en la estrategia para crear una atmosfera cálida que motivo a la escritura poética, la cual da forma a lo que se siente, se piensa, se imagina, desde la subjetividad y particularidad de cada escritor. • Atención diga usted: Este es un juego recomendado para romper el hielo y pone a prueba las habilidades orales de los participantes, cada uno enuncia por ejemplo objetos que empiecen por la misma vocal siempre, por ejemplo con la a: ana, manzana, campana, campaña, etc. • Encadenar palabras: Un participante enuncia una palabra al azar, y los demás deben pronunciar otra que empiece por la última silaba de la que se dijo anteriormente. Por ejemplo: camisón, sonido, dormir, etc. • Deshojar palabras: Uno de los participantes escribe en un tablero una palabra. Se recomienda que esta sea de tres silabas o más. Los demás deberán deshojar la palabra mencionando las palabras que la escrita en el tablero contiene. Ejemplo: camisa, misa, casa, masa, cima. Leer: un buen plan en las Ferias literarias del Plan de Lectura “Tiempo de Palabras” de las Comunas 1,2 y 8. Los talleres de poesía con público infantil y juvenil se hicieron a través de ejercicios prácticos como una estrategia para sensibilizar, desarrollar la creatividad e imaginación de los asistentes. Cabe aclarar que
  39. 39. las estrategias pueden sufrir algunas modificaciones de acuerdo con el propósito del taller, sin embargo 39públicos diversos pueden disfrutar de las siguientes propuestas para construir poemas.Cadáver exquisitoUn participante comienza a escribir un verso en una hoja y luego la pasa a su derecha para que el si-guiente participante le de continuidad y secuencia y así con cada sujeto, se puede estimular la escriturade la poesía con imágenes. Al final se tendrá una única experimentación poética compuesta por múltiplessujetos lo que la hace un híbrido.Completación de poemas al inicio o al finalEsta técnica de creación es sencilla y práctica con jóvenes y adultos. Se extrae una frase o verso de unpoema: “Puedo escribir los versos más triste esta noche”, “Te espero cuando la noche se haga día”, paraque a partir de estos se le de continuidad a una creación propia.Palabras para contar nuestro cuentoLos talleres de cuento se convierten en una estrategia infalible para leer y crear con todos los públicos,pues permiten acercar a las comunidades a las raíces y el folclor de cada pueblo, promueven valores,estimulan la sensibilidad y la memoria, ayudan a combatir los temores y otras tantas pasiones. De ahíla razón por la que todavía siguen trasegando historias como las Mil y una noches, El Decamerón, loscuentos de Tomás Carrasquilla y otros con escritores como Gianni Rodari, Roald Dalh, Edgar Allan Poe,Mario Vargas Llosa, entre otros. Pequeños y grandes pueden disfrutar de las siguientes estrategias queincentivaron la escritura en los talleres en este género:
  40. 40. 40 Ensalada de cuentos Se sugiere a los participantes la indagación activa sobre los cuentos más conocidos y los personajes que más les llama la atención. Se mencionan y se concertan por lo menos tres textos, se entabla un diálogo sobre sus personajes y acciones, luego se propone realizar una ensalada de cuentos tomando de cada relato por lo menos un personaje y una situación para hacerlos aparecer en una nueva historia, respetan- do sus características originales. El resultado será un cuento individual, divertido y original. Del poema al cuento Generalmente se comienza esta estrategia con la lectura en voz alta de varios poemas que han tras- cendido en la literatura infantil y juvenil, invitando a los participantes a escuchar atentamente, buscando la comprensión alrededor de la idea de que hay poemas que esconden verdaderas historias. Una vez escuchado el poema se invita al público a reconstruir la historia completa. Cuentos de imágenes El mundo de las imágenes es fundamental en la literatura infantil. Con anterioridad en el salón estará expuesta una hilera de imágenes en un orden aleatorio. A cada participante se le entrega una imagen de un cuento ilustrado, a partir de la cual debe unirse a la creación colectiva de un cuento, el mediador introducirá algunos conectores que permitirán darle estructura (Erase una vez, entonces, un día, cuando de repente, sucedió…) Finalmente se realizará una comparación del cuento colectivo con el original. La cotidianidad de las palabras: la crónica urbana Se entiende por crónica, la historia detallada de un país, de una localidad, de una época o de una persona, escrita de manera subjetiva por un testigo ocular que ha registrado sin comentarios todos los pormeno- res que ha visto, y aún todos los que le han sido transmitidos.
  41. 41. Algunas reglas que se tuvieron en cuenta para la creación de la crónica: 41 • Usar un lenguaje sencillo, directo y personal. • Tener claridad sobre lo que se quiere decir. • El título debe ser atractivo para el lector. • Emplear verbos de acción y hacer referencia a la temporalidad. La metodología de los talleres se centró en la creación de biografías literarias las cuales permiten hacer un recorrido por las historias personales de los asistentes para integrarlas con las lecturas más signi- ficativas a lo largo de su vida. La autobiografía sirvió también como estrategia en otros espacios para conectar las emociones, recuerdos, sueños, percepciones individuales en un diálogo interior y con el mundo. Finalmente, las crónicas de micro ficción, tomadas de la “Agencia Pinocho”1 se convirtieron en la estrategia más utilizada con grupos de las Instituciones Educativas, pues la escritura a partir de situacio- nes cotidianas es un reto constante a la imaginación creadora. Álbum familiar Consiste en poner en palabras el poder revelador de la imagen guardada en los álbumes familiares, buscando construir los hilos del relato familiar, es decir de las mitologías propias de cada uno de los miembros de nuestras familias. Es un poderoso objeto de memorias, palabras e imágenes que ha sido empleado por escritores de trayectoria para reconstruir sus vidas y en particular sus obras. Cadena epistolar Esta técnica de producción escrita pretende motivar la escritura epistolar a partir de una secuencia de1. “Agencia Pinocho (A-Pin) “El diario de lo que no es cartas sobre un tema. En general se trabajan temas históricos, sobre un sentimiento en particular o unanoticia” es un proyecto editorial independiente creado vivencia general, todo es válido, incluso los consejos, las advertencias, y los mensajes de ánimo tienenen Medellín, Colombia, concentrado en contar historiassencillas de la vida cotidiana, fusionando las herramien- cabida en este género que se relaciona muy de cerca con las memorias y los diarios.tas del periodismo y la literatura con cualquier otraforma de arte”. Tomado de: http://agenciapinocho.com
  42. 42. 42 Micro ficciones En esta estrategia tomada de la propuesta de Agencia Pinocho, lo más importante es contar lo cotidiano con un estilo particular. El título debe resumir la historia que por demás nunca sería publicada por un diario serio. Para lograr un producto de calidad es necesario observar con detenimiento los lugares que frecuenta pues allí puede estar la noticia que llame su atención. Títulos como “Asisten a concierto cristiano por equivocación”, “Demora de modista le retrasa el viaje” o “Niño participa por primera vez en rifa”, es ejemplo de las situaciones usuales que lo pueden animar a escribir. La fecha y el lugar de los hechos juegan un papel clave en este tipo de noticias. Lo que cuentan las palabras desde los talleres literarios Las estrategias abordadas con el público infantil se enfocaron a la iniciación de la escritura, pues se en- contró un alto interés hacia las actividades propuestas, pero muy pocas prácticas de producción literaria. Los talleres realizados son un diagnóstico de la necesidad latente para promover la lectura comprensiva y la escritura como práctica cotidiana desde la niñez pues justamente en los primeros años es donde se instalan las bases para valorar la lectura y la escritura en etapas posteriores. Los talleres literarios con el público infantil deben convertirse en una apuesta educativa para propiciar prácticas de interacción entre docentes y alumnos, grupos literarios, y demás, que les permitan pensar y actuar de manera consciente en el mundo. En el trabajo con jóvenes y adultos encontramos una gran necesidad de expresar las experiencias perso- nales y las situaciones sociales de cada barrio. Las crónicas, los cuentos y las poesías se convirtieron en el reflejo del yo interior y las posiciones frente a temas personales y de ciudad. Escribir, se convirtió en la Desde el balcón de la Corporación Cultural Nuestra Gente se oportunidad para expresar las subjetividades, reconocer al otro y convertirnos en actores y espectadores aprecia la Feria literaria de la Comuna 2. de las creaciones. Las prácticas de escritura con estos grupos permiten volver ficción aquello que es real Fotografía: Juan Esteban Parra. o ideal, y esta es una opción que debe estar abierta como medio de comunicación y de relación individual y colectiva.
  43. 43. Las estrategias realizadas en los talleres literarios “Tiempo de Palabras” son sólo una pequeña mues- 43 tra de las actividades de escritura creativa que se pueden generar al interior de un aula de clase, una biblioteca, un grupo infantil, juvenil y de adultos. La lectura y la escritura están presentes en diferentes espacios, y situaciones, los talleres literarios se convierten en la oportunidad para sensibilizar, reflexionar, dialogar, escuchar y escucharnos. El camino en estos espacios está en permanente construcción, por eso consideramos que los talleres literarios deben convertirse en una práctica constante de dialogo con el texto y el contexto a partir de la escritura. 2. Talleres con sordos, palabras en las manos U no de los objetivos del Plan de Lectura “Tiempo de Palabras” ha sido posibilitar la visualización de grupos comunitarios que usualmente saben más del anonimato y de la incomunicación que de la vida en la cultura escrita. Enmarcado en el objeto general del plan, “Desarrollar estrategias de animación y promoción de la lectura dirigida a las poblaciones infantil, juvenil, adulto y adulto mayor”, esta meta se fue haciendo realidad no sólo por el desarrollo de actividades con poblaciones como grupos de ancianosOrlanda María Agudelo Mejía y de persona con otras capacidades, sino porque el encuentro con ellos, de verdad lo sentimos, allanó Promotora de lectura un pedazo más del camino de la inclusión, del proceso lento pero seguro que la ciudad va haciendo para re-conocerse en su diversidad. La Comunidad Sorda es sin duda una de las poblaciones que en la actualidad está ganando un lugar en el dibujo de las ciudades. Su propio esfuerzo ha conseguido situarle en un lugar significativo dentro de las políticas y los planes de desarrollo. En Medellín, la ejecución del Plan de Lectura en las Comunas 1, 2 y 8 deja más que el reporte de una serie de actividades con “grupos de discapacitados”, como suele llamárseles; muestra, ante todo, la voluntad de estas personas –con otras capacidades- de organizarse,
  44. 44. 44 de hacerse ver, de mostrar el acumulado cultural y el potencial que tienen para aportar al enriquecimiento de una sociedad en construcción. Es así como puede dar cuenta de la existencia de grupos como Manos para los Sordos, de la Comuna 1 (barrios La Avanzada, Santo Domingo, Carpinelo, Granizal, La Esperanza, Moscú, Popular), que desde tiempo atrás viene gestando procesos de inclusión y de reconocimiento de una comunidad que tiene, como las demás, derechos educativos y culturales, entre ellos, el de ser reco- nocida como una minoría lingüística con necesidades específicas en el campo del acceso a la información. Manos para los Sordos, es un grupo legalmente constituido ante la Cámara de Comercio de Medellín, que cuenta con estatutos y que además marca un hito ante las organizaciones de Sordos en el Área Metro- politana. Con este y con otros grupos que están en proceso de organización en las comunas 2 -Santa Cruz- y 8 -Villa Hermosa-, las acciones del Plan de Lectura no se limitaron al desarrollo de actividades de promoción y animación a la lectura. Más allá de poner en juego unas estrategias, métodos y materiales que acercaran a estas personas a una relación más directa y autónoma con la información, los encuen- tros dieron lugar a otras lecturas de la ciudad, de los sitios de referencia cultural y de participación que están abiertos al trabajo comunitario y al florecimiento de otros discursos, de otros modos de ver la vida que entre todos construimos, dispuestos a aprender otros lenguajes. Leer con los Sordos A la población Sorda, como al resto de las personas que disfrutan de la literatura, le interesa y le divierten las historias que hablan de familias, de amores, de sentimientos humanos y no humanos, de ciencias, de experiencias, de inquietudes. Y como los demás, las personas sordas tienen mucho qué decir de esas lecturas, del modo como se encuentran a sí mismas en cuentos, poemas, ensayos y noticias. Pero leer con y para personas Sordas exige unas condiciones adicionales a las que habitualmente se ponen en juego con personas oyentes.
  45. 45. Los Sordos, al no tener la posibilidad de conocer a fondo un lenguaje sonoro, desarrollan una forma de 45 comunicación viso-gestual que se conoce como Lengua de Señas, y que es tan complejo y completo como cualquier lenguaje oral. La ausencia de capacidad auditiva dispone a cualquier persona sorda para que, de modo natural, se comunique por medio de signos gestuales de sus manos, su rostro y todo su cuerpo. A partir del manejo del lenguaje corporal y gestual, las personas sordas pueden desarrollar todas las habilidades comunicativas y las posibilidades de la inteligencia humana. Por eso, en la medida en que se aprenda el Lenguaje de Señas a más corta edad –lo mismo que un niño oyente aprende a hablar hacia el primer o segundo año de vida-, más fácil será para un Sordo aprender cuanto le sea necesario para llegar a ser un sujeto autónomo. Por todo esto, queda claro que facilitar a los Sordos el acceso a la información requiere que se haga en su lenguaje natural, la Lengua de Señas. La planeación y ejecución de una jornada de lectura con Sordos, requiere pues que, en primer lugar, 1 contemos con un Intérprete de Lengua de Señas Colombiana, es decir, una persona oyente que conoce a fondo el lenguaje con el que se comunica la Comunidad Sorda a la que se va a leer o exponer una información específica. De este modo, habrá un lector que lea o exponga en voz alta y un intérprete que ponga en Lengua de Señas lo que el primero lee o dice. En este sentido, es importante que las entidades educativas y culturales den la importancia necesaria a la labor de apoyo que hacen los Intérpretes en 2 Lengua de Señas Colombiana, así como los Modelos Lingüísticos, en los procesos educativos y de partici- pación de la Comunidad Sorda: enseñar e interpretar en Lengua de Señas es más que poner un lenguajeNotas:1. Intérprete en Lengua de Señas Colombiana: persona (para nuestro caso el Castellano) en otro, o sea, no es traducir; implica conocer los pormenores de unaoyente especializada en el uso de la Lengua de Señas cultura distinta, con valores, tradiciones y prácticas específicas. Señar o signar para la Comunidad Sorda,Colombiana (lenguaje viso-gestual de la Comunidad Sor-da Colombiana), en su gramática y sintaxis, propias del exige una formación larga y compleja que debe ser valorada por las entidades que se disponen a incluircontexto cultural colombiano. a los Sordos en sus procesos, lo cual no debe ser visto como un gasto adicional en los programas para2. Modelo Lingüístico: persona Sorda cuyo dominio de la esta Comunidad, sino como el reconocimiento de uno de sus derechos.Lengua de Señas le habilita para enseñarla a otros Sor-dos y para apoyar la construcción de saberes y el for-talecimiento de la lengua de señas propia de una región.
  46. 46. Cómo hacer sesiones de lectura con personas Sordas46 1. Identificar las poblaciones sordas cercanas a centros educativos y bibliotecas. 2. Establecer contacto con asociaciones de Sordos o con líderes comunitarios que adelanten trabajos con esta población. Igualmente es importante que las familias de los sordos estén enteradas de la propuesta, enviarles comunicaciones, invitarlas a que participen de la sesiones y reflexionen acerca de la realidad del Sordo en nuestras comunidades. 3. Justificar la realización de este tipo de intervenciones: reflexionar acerca de ¿por qué leer con personas sordas?, ¿para qué sirve la lectura?, ¿por qué se habla de un “derecho a la Información”?, ¿qué relación hay entre leer, escribir y participar?, ¿pueden conducirnos estas reflexiones a una mayor relacionada con la construcción de la Ciudadanía? 4. Seleccionar materiales bibliográficos para lectores en proceso: donde se complementen texto e ilustra- ciones, que permitan un diálogo cercano a la cotidianidad de los Sordos (con temas sobre el entorno que habitan, los usos sociales que se hacen de vivienda, alimentación, relaciones interpersonales, etc.); textos documentales que apoyen o amplíen el universo literario trabajado; también material documental en video. 5. Desarrollar la actividad de animación a la lectura tomándose el tiempo necesario para que se hagan Lectura con sordos en la Feria literaria del barrio La Avanzada, devoluciones constantes: preguntar si es claro lo que se lee, interrumpir eventualmente la lectura para Comuna 1. invitarlos a participar opinando sobre el tema, nombrando y analizando los sucesos y personajes de la Fotografía: Juan Esteban Parra. historia, indagando por conocimientos previos o que de alguna manera amplíen el tema tratado, especial- mente relacionándolo con la experiencia vital de los asistentes a la actividad. 6. Cerrar las actividades de lectura propiciando una conversación en la que se intercambien impresiones, opiniones, dudas, sugerencias, tanto sobre el tema abordado como sobre la metodología y pertinencia de la actividad. Finalmente, generar un compromiso para que se le dé continuidad al proceso con miras a que se puedan adelantar acciones dirigidas a la escritura.
  47. 47. 3. Lectura e infancia, dos territorios entre el tiempo y las palabras 47 E s la lectura antes que un hábito, un modo de vida; una manera desde la que resolvemos asumir la realidad, entender a las personas e interpretar lo que pasa a nuestro alrededor. “El acto de leer es un acto de sensibilidad y de inteligencia, de comprensión y de comunión con el mundo” (Yunes, 1994), de interacción con lo real, que permite interpretar y comprender nuestra existencia a través de esos otros que se encuentran en los libros. Más que una práctica, la lectura es el tiquete de entrada para acceder a la información y al conocimiento -de sí mismos, de los otros y del entorno-, es el pasaporte ideal para comprender nuestro presente y cons- truir el futuro. “La lectura nos permite asomarnos por primera vez al mundo. Encontrar los códigos para descifrar el amor, la fraternidad, el coraje, la lealtad sin límites y las palabras más hermosas” (Wolf, 1999). Bibiana Álvarez Ruiz Quienes descubren y se dejan contagiar por la lectura y el placer de leer, saben de las múltiples sensacio- Promotora de lectura yestudiante de pedagogía infantil nes y posibilidades de conocimiento que genera, y en esta medida están en la obligación de posibilitar las condiciones para que otras personas se contagien y vivan este íntimo encuentro con la lectura. Es decir, quienes conocen el poder que tienen las palabras deberían hacer posibles los espacios, los ambientes y las estrategias para que los no lectores -aquellos que nunca han probado libros y que por ello no tienen sed- una vez tendido el puente, reconozcan en los libros uno de los mejores objetos que los pueden vincular con el mundo y el conocimiento. Lo anterior también quiere decir que el gusto y el goce por la lectura está estrechamente vinculado a la forma como se inicia cada persona en su descubrimiento, a partir de esto se hace necesario pensar que la lectura como proceso fundamental debe ser estimulado desde la primera infancia, desde el primer ho-
  48. 48. 48 gar de todo ser humano: el vientre materno. Desde esta perspectiva existen estudios neuropsicológicos y educativos que sustentan la importancia a nivel cognitivo y socio-cultural de la vinculación de un ser humano desde sus primeros años de vida con un libro. Muster (2003) afirma que los primeros años de vida pueden demarcar trayectorias en la salud, el apren- dizaje y la conducta e influir en las futuras etapas del desarrollo del niño. Las experiencias a las que se vea expuesto influirán directamente sobre su desarrollo cerebral, Muster lo afirma de la siguiente manera: “las experiencias no estimulantes y pobres del medio ambiente durante la infancia pueden llevar tanto a un coeficiente menor, a habilidades verbales y matemáticas pobres, a conductas antisociales, así como a problemas físicos y mentales en la vida adulta”. Igualmente afirma que durante las primeras etapas de la vida, nuestro cerebro, está compuesta por bi- llones de células llamadas neuronas, que elaboran una serie de conexiones o redes neuronales, llamadas sinapsis, mediante las cuales se transmiten los impulsos eléctricos que envían los órganos sensoriales (visión, oído, tacto) y llevan al cerebro todo lo que el niño ve, toca, muerde, chupa, acaricia y abraza. Argumenta además, que este proceso depende de la experiencia y se inicia muy temprano. A mayor estí- mulos del ambiente, mayores conexiones neuronales y mayor información del mundo. De este modo la lectura se convierte en una de las actividades que posibilita mayores conexiones neu- rológicas, pues compromete todos los órganos de los sentidos, ya que al principio de la vida para leer, se ve, se escucha, se toca, se muerde, se tira, se huele, experiencias éstas que le entregan al niño más imágenes, más sensaciones y más palabras para nombrar el mundo. Son entonces los primeros años de vida de todo ser humano definitivos en el desarrollo posterior de todas las dimensiones de su vida, y la lectura una de las mejores alternativas para acompañar su crecimiento. Al igual que la vida, la lectura tiene un principio; empieza en el vientre materno, desde allí el bebé comien- za a leer en el vaivén de la sangre, entre el ruido de la respiración y el paso del oxigeno, a su madre. Allí

×